31/12 ¡Último día del año, queridos habitantes del submundo! El Staff de Facilis Descensus Averni os desea una magnífica entrada de año y que os sucedan más cosas buenas que malas. ¡FELIZ 2019!


02/12 ¡Atención, atención! ¡Aquí os dejamos las noticias recién salidas del horno! ¡Pasaos cuanto antes para echar un ojo! Seguimos perpetrando maldades...


29/07 ¡Atención, atención! La limpieza por inactividad se realizará a partir de las 22:00 horas en adelante del 31 de julio. ¡Aprovechad los últimos momentos!


06/06 ¡Atención, atención! ¡El Staff os ha preparado una nueva sorpresilla curiosa! ¡Pasaos cuanto antes para echar un ojo! Seguimos perpetrando maldades...


01/05 ¡Atención, usuario! ¡El Staff os ha preparado una nueva Trama Global! ¡Pasaos cuanto antes para echar un ojo y apuntaros, adoradísimos habitantes del submundo! Las maldades vuelven a comenzar...

35 # 32
13
NEFILIMS
7
CONSEJO
6
HUMANOS
10
LICÁNTRO.
12
VAMPIROS
11
BRUJOS
6
HADAS
2
DEMONIOS
0
FANTASMAS

Those who are heartless once cared too much [FB] [Privado]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Those who are heartless once cared too much
Through you I see me, and through me you see
yourself, such a great scene


El presente

Una tormenta como Calem no había visto en mucho tiempo sacudía las calles de la ciudad, golpeando las ventanas con toda su furia y haciendo temblar la casa completa con el sonido de los truenos. Suga estaba escondido en algún rincón de la sala de estar, completamente aterrado por los rayos que surcaban el cielo como si se tratara de algún tipo de castigo divino, y el viento que soplaba en todo su esplendor con un silbido espeluznante que le hubiera puesto los pelos de punta a más de uno.
Pero no a Calem; no, él estaba demasiado abstraído, con los ojos fijos en un punto distante y los pensamientos vagando por tiempos lejanos. Aquel clima infernal le traía recuerdos de una noche similar, décadas en el pasado, en la que otro tipo de tormenta había arrasado con su vida como la conocía hasta el momento...

100 años atrás


Estaba sumido en un abismo de completa angustia e inevitable desesperanza. No era de extrañar, apenas comenzaba a comprender y dominar sus poderes, aún despreciaba desde lo más profundo de su alma su naturaleza subterránea, se culpaba y odiaba por ser el responsable directo de la muerte de su madre y estaba solo en un país extranjero, sin nadie en quién fiarse lo suficiente como para confiar sus inseguridades y dudas.  
Llevar viviendo casi cien años en aquel país de las Américas no servía de ninguna ayuda en su caso, ya que el muchacho era un ser absolutamente desconfiado por naturaleza, y salvo algunas pocas excepciones (brujos principalmente) rehuía del contacto con otros seres vivos, y se había recluido en su vieja y algo destartalada casa, luchando para ganarse una vida en aquella sociedad en la que usualmente se desconfiaba de los novatos y prefería acudir a brujos veteranos, de confianza, para hacer sus encargos. Y aún así Calem era incapaz de considerar un trabajo humano para seguir adelante, la sola idea le llenaba de espanto. No, su fe en la humanidad hacía mucho que estaba perdida, y por culpa de su padrastro no le resultaba agradable la idea de tener que convivir entre ellos, como si todos fueran culpables de los mismos crímenes que aquel cruel hombre. Tendría que conformarse con vivir del dinero que había conseguido vendiendo con mucho dolor algunas de las viejas joyas de su madre y de la paga de Joshua Harries, que era en esos momentos su único cliente constante, y solo los dioses sabían por qué se empeñaba en alentarlo y pedirle encargos y hasta cuando le duraría la misericordia.

Todos esos desmoralizadores pensamientos, y muchos más, acompañaban a Calem esa noche mientras caminaba por las semi vacías calles de Nueva York, completamente ajeno a la poderosa tormenta que se había estado armando sobre su cabeza en los últimos minutos. Podían oírse los truenos acercándose poco a poco, y los relámpagos que comenzaban a verse en la lejanía se retorcían en el cielo como queriendo llamar su atención, pero el brujo no alzó la cabeza ni salió de su triste ensimismamiento ni por un solo segundo, demasiado ocupado hundiéndose en su propia amargura como para dejarse interrumpir por ningún fenómeno de la naturaleza.
Solo se dignó a alzar un momento la cabeza en cuanto sintió la humedad de la lluvia deslizarse por sus ropas, empapándolas poco a poco. Le dirigió una lánguida mirada al paraguas que llevaba en la mano (pues había estado lloviendo también cuando salió de su casa, temprano en mañana) y poco después volvió a bajar la mirada y procedió a seguir caminando sin molestarse en cubrirse de la tempestad.  ¿Qué sentido tenía, si ya estaba mojado de todas formas? Además, estar calado hasta los huesos iba muy acorde a su estado de ánimo en esos momentos. Si estaba lidiando con su sufrimiento interno, por qué no también con el externo, después de todo...


Cronología || Móvil || Relaciones
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


Caught in a lie... Take me out of his hell, I can’t free myself from this pain. Save the me who’s being punished
Calem McLean
Mensajes : 176

Reliquias : 1305

Temas : 3/3


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8684-calem-mclean-id#75304http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8717-when-a-friend-is-in-pain-it-hurts-more-than-when-im-in-pain-relaciones-calem-mcleanhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8696-my-heart-makes-time-run-cronologia-de-calem
Hijo/a de
Lilith

Volver arriba Ir abajo

Those who are heartless once cared too much
Through you I see me, and through me you see
yourself, such a great scene


100 años atrás

Sus delicadas manos, teñidas por completo de un color rojo carmesí, temblaban violentamente, transmitiéndose también por su cuerpo hasta sus piernas al punto de apenas poder mantenerse en pie, mientras sus ojos observaban desorbitados la escena del crimen atroz y brutal que ella misma había cometido de una forma tan salvaje y fría que se le hacía imposible que aquello hubiera sido obra suya. Pero una fuerza superior ajena a ella había tomado su completo control, manejándola con la misma facilidad que se manipula una muñeca de trapo, como una simple marioneta. Un hombre completamente despedazado y sin vida yacía en el suelo delante de ella y su sangre humana, aún corriendo, se fundía en los charcos de lluvia formados por una tormenta como las que pocas veces había visto antes. ¿Eso era en lo que se había convertido ahora? ¿Un ser tan repugnante que se alimentaba de la destrucción y de las vidas ajenas e inocentes? Se había convertido en un monstruo salido del mismo infierno.

Pero eso no era lo que Enzo le había prometido. Él le había prometido una vida juntos en América. Le había prometido ser su esposo, le había prometido una familia nueva y le había prometido que estaría a su lado por siempre. Y ahora, lo único que había a su lado era un cuerpo inerte y moribundo de un desconocido, oculto en la oscuridad de la noche pero no por ello menos presente en la consciencia de la rubia.

Las últimas noches, desde que había llegado a Nueva York, se le habían hecho eternas. Ni bien llegar a tierras desconocidas no había encontrado más que dolor y sufrimiento. Más que perdida y más que completo asco y repulsión por si misma. Había sido dejada a su suerte, sola y desamparada, lejos de su hogar y de sus padres, de los cuales siquiera se había despedido cuando partió de Italia siguiendo un sueño demasiado bueno para que acabara haciéndose realidad. Y lo que era peor aún, las manos de la muerte le habían arrebatado al amor de su vida justo frente a sus ojos y la imagen de Enzo muriendo en sus brazos le apuñalaba en el pecho cada vez que se recordaba a si misma, que las últimas palabras de él habían sido que su única salvación sería que encuentre a Camille. Enzo sabía el tipo de ser en el que él la había convertido. Y por ello, entre la amargura y la angustia de su perdida, por todo lo que podrían haber sido, también ardía un sentimiento de traición e impotencia. Impotencia por no poder cambiar su nueva naturaleza. Por no tener ni la menor idea de qué hacer.

Quién era ella para tomar algo tan valioso como la vida de otra persona como si fuera algo totalmente insignificante. Otra persona que si podía tener una familia esperando en casa. Cómo podía ser posible que de un momento a otro la invadiera el más intenso deseo y fervor por sangre humana y que no hubiera forma racional de detenerlo.

Ella no pidió ser lo que era. Ella no había querido ser una asesina.

Retrocedió apenas lo suficiente para alcanzar apoyo en el muro del callejón y se dejó caer, con la espalda deslizando sobre la superficie resbalosa hasta que su cuerpo terminó sentado en el suelo, justo sobre un charco de agua que la gruesa tela de su gastado vestido no se tardó en absorber. La lluvia golpeaba con fuerza sobre ella y lo único que quería era que toda aquella pesadilla se acabara. Quería regresar a su hogar, estar en los brazos de sus padres y su hermana y retractar absolutamente todo lo que había hecho. Pero ahora, un océano la separaba de lo que quizás podría haber vuelto a hacerla feliz. Después de todo, Bianca no era más que una niña, sola y sumida en el más completo abismo de profunda tristeza.

Se suponía que se había convertido en una criatura que ya no podía sentir, pero en ese momento, mientras la lluvia torrencial seguía cayendo sobre su cabeza gacha sin descanso, fundiéndose con las lágrimas carmesí que corrían a raudales por su rostro, su mirada reflejaba la más completa desesperanza y agonía.



Última edición por Bianca Salvatore el Jue Ene 31, 2019 6:15 pm, editado 1 vez


she wears strength and darkness equally well:

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Bianca Salvatore
Mensajes : 156

Reliquias : 1336


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8691-bianca-salvatorehttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8715-if-you-mess-with-them-you-mess-with-me#75583http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8719-from-here-to-eternity#75592
Hijo/a de
la Noche

Volver arriba Ir abajo

Those who are heartless once cared too much
Through you I see me, and through me you see
yourself, such a great scene


100 años atrás

La lluvia continuaba cayendo insensiblemente, empapando de forma indistinta todas las superficies, Calem incluido. Aunque en este caso el brujo estaba de lo más agradecido por la fría lluvia, ya que mojaba tanto sus mejillas que era casi imposible distinguir las lágrimas que estaban cayendo también por ellas. El por qué estaba llorando de repente no lo sabía. ¿Impotencia? ¿Nostalgia, soledad? ¿Una mezcla de las tres?

Y entonces, Calem la vio. Tenía un aspecto incluso más desgraciado e impotente que él mismo, si eso era posible, y todo en ella gritaba "problemas".
La chica estaba rodeada de un charco de sangre que emanaba de un cuerpo inerte que yacía cerca de ella en una posición claramente antinatural, y la lluvia también le golpeaba en la cara desnuda sin que pareciera importarle. No le fue difícil sumar dos más dos y adivinar por lo que la chica estaba pasando, tanto física como psicológicamente.

En cualquier otro momento, bajo circunstancias diferentes, Calem hubiera seguido caminando, pretendiendo que no había visto absolutamente nada. Pero ese día alguna misteriosa fuerza del universo lo impulsó a acercarse a la desconocida con cautela. La parte racional de su cerebro lo atribuía al miedo hacia los Nefilims. ¿Y si por algún motivo se enteraban de su presencia allí y lo asociaban con el crimen? ¿O si la chica perdía el control de nuevo y le atribuían la culpa a él por no hacer nada para evitarlo? No, no estaba seguro de poder confiar plenamente en ellos. Por más que Joshua Harries insistiera en que querían lo mejor para todos, él no se lo creía del todo. Nada les impedía utilizar su poder en propio beneficio e inculpar a alguien sin pruebas.
Pero, muy en el fondo, Calem sabía que aunque los Nefilim jamás hubieran existido él se habría detenido lo mismo en dirección al callejón aquel día de lluvia torrencial, pues no podría ser otra cosa que el mismo destino quien puso a Bianca en su camino esa noche.

Sin perder su gesto de amargura, se acercó todavía más a ella, impasible, haciendo un buen trabajo en ocultar el miedo que de laba acercarse a un vampiro neonato (aunque la empatía por su sufrimiento era definitivamente mayor que su miedo, no podía negar que los recién convertidos podían ser muy peligrosos, ¡y aquella chica claramente acababa de matar a un hombre!) y abrió el paraguas con total parsimonia, extendiendo su brazo en dirección a donde la chica se encontraba para que éste la cubriera de la lluvia.


Cronología || Móvil || Relaciones
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


Caught in a lie... Take me out of his hell, I can’t free myself from this pain. Save the me who’s being punished
Calem McLean
Mensajes : 176

Reliquias : 1305

Temas : 3/3


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8684-calem-mclean-id#75304http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8717-when-a-friend-is-in-pain-it-hurts-more-than-when-im-in-pain-relaciones-calem-mcleanhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8696-my-heart-makes-time-run-cronologia-de-calem
Hijo/a de
Lilith

Volver arriba Ir abajo

Those who are heartless once cared too much
Through you I see me, and through me you see
yourself, such a great scene


100 años atrás

Y cuando el tormento de sus propios sentimientos fue tan fuerte como para poder seguir soportándolo, cuando todo dentro de ella se derrumbó e incluso el cielo comenzó a caerse a pedazos, el dolor acabó de quebrarla. Así como la lluvia que caía sobre ella, la angustia y la infelicidad le calaron hasta los huesos hasta que aquella pequeña voz en su consciencia que le decía que tenía que mantener un mínimo de compostura y fortalecerse se apagó y se rompió en más trozos de los que alguna vez sería capaz de volver a juntar. Totalmente abatida, sus sollozos, hasta el momento amortiguados en una lucha de orgullos, se dejaron vencer por un llanto desconsolado y profundamente afligido. Se sentía completamente rota. Rota e irreparable.

Así fue como, entre lagrimas, perdió la pista del tiempo, hundida en su propia miseria… aunque qué le hacían un par de minutos desperdiciados en lo que, según había entendido, sería una vida eterna. Porque además estaba eso; se suponía que debía aceptar una nueva realidad que ella no había pedido, que no se encontraba ni nunca se encontraría lista. Debía vivir eternamente y alimentarse únicamente de sangre por el resto de su existencia, cobrándose vidas de inocentes en el acto. Ya no podría tener su propia familia, su condición no se lo permitía y además vería morir a todos aquellos que alguna vez le hubieran importado. Tarde o temprano volvería a estar sola, pasando por la mismo desgracia por la que estaba pasando en ese momento. Estaba maldita y condenada al sufrimiento eterno. Y lo que era peor aún, era demasiado cobarde como para ponerse fin a ella misma.

Lloró hasta que su cuerpo se quedó sin lágrimas. Lagrimas que no eran humanas y cuyas marcas rojizas que quedaban luego de caer sobre su piel, sobre sus manos y brazos, no hacían otra cosa que aterrarla aún más. Porque a esas alturas era evidente que a Bianca también la invadía un terrible miedo de si misma y de lo que podía llegar a hacer. Sin embargo, para cuando, a pesar de la lluvia, escuchó un par de pasos acercarse, la nueva vampiresa no tuvo energía suficiente para advertirle. Para avisarle que se alejara de ella, que algo malo podría sucederle. Mucho menos tuvo fuerzas para levantarse e irse de allí por cuenta propia. Así que en su lugar, simplemente se quedó allí, inmóvil, intentando ignorar una presencia ajena a la cual no le dirigió la mirada con el temor de ver el horror en sus ojos.

Sus hombros aún temblaban, todo ella temblaba en la lucha de ahogar los sollozos. Sabía que aquella persona no había entrado a aquel callejón de pasada, sabía que posiblemente la estuviera observando a ella y al cadáver del hombre a tan solo unos pasos de distancia, pero creyó que si no hacía nada, si lo ignoraba todo, aquella persona solamente se iría y volvería a estar sola. Pero de pronto la lluvia cesó sobre ella. Solamente sobre ella.

Muy lentamente, la vampiresa alzó la mirada, viendo como a su alrededor la lluvia seguía cayendo de forma torrencial. Fue entonces que miró aun más arriba para encontrarse con un joven que sostenía un paraguas, pero solo encima de ella. Incrédula, se quedó observando al muchachito sin pupilas por un instante. Pero no habían sido sus ojos lo que le había impresionado, sino su gesto.

Grazie respondió en su idioma natal, el único que sabía, en cuanto fue capaz de articular palabra, en lo que consiguió hablar aún a pesar de que sintiera un nudo en la garganta del tamaño de una piedra.



she wears strength and darkness equally well:

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Bianca Salvatore
Mensajes : 156

Reliquias : 1336


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8691-bianca-salvatorehttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8715-if-you-mess-with-them-you-mess-with-me#75583http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8719-from-here-to-eternity#75592
Hijo/a de
la Noche

Volver arriba Ir abajo

Those who are heartless once cared too much
Through you I see me, and through me you see
yourself, such a great scene


100 años atrás

Calem seguía sin estar seguro de qué le había impulsado a actuar de esa manera, pero cuando se atrevió a bajar la mirada para fijarla en la de la contraria y adivinó las lágrimas que habían rodado por sus mejillas fue cuando decidió que no iba a dejar a esa chica desamparada llorando bajo la lluvia con su paraguas como única protección, a pesar de que esa había sido su intención original. Simplemente no podía. Él mejor que nadie sabía lo que era sentirse desgraciado, y pensaba hacer por esa desconocida lo que le hubiera gustado que hicieran con él en su momento: ofrecerle un sitio donde pasar la noche y todos los consejos que tuviera en su poder. Sí; él, Calem McLean, iba a ayudar a una desconocida.
¿Se arrepentiría de ello? Probablemente, pero que pasara una noche en su casa y se diera un baño caliente no le haría daño a nadie, y creía tener la ventaja de la experiencia de su lado si acaso las cosas se salían de control.

Reconoció el idioma apenas escuchó los sonidos salir de los labios de la muchacha, y agradeció en silencio todos años de excesivo tiempo libre que había vivido hasta el momento.
Cuando se marchó de su tierra natal no sabía leer más que algunos números a los que reconocía grabados en papel con algo de dificultad, pero en cuanto descubrió su naturaleza inmortal había puesto todo su esfuerzo por aprender a leer, no solo para descubrir más sobre su condición y el mundo del que formaba parte, sino también porque era consciente de que probablemente los libros serían su mayor compañía a lo largo de los años. Y cuando comenzó a aprender, fue difícil hacerlo parar. Lo que comenzó como simple curiosidad por entender el idioma inglés impreso en el papel se transformó en una pasión, y pronto Calem se descubrió a sí mismo aprendiendo distintos idiomas, italiano entre ellos, para poder descifrar viejos manuscritos de otros países que contenían historias maravillosas o enseñanzas del submundo por igual.
Y, por supuesto, luego de aprender los idiomas se había dedicado a viajar para poder ponerlos en práctica fuera de la literatura, por lo que afortunadamente estaba bastante capacitado para mantener una conversación decente con cualquier nativo.
—Ni lo menciones— respondió tambien en italiano, con tono bastante evasivo. No estaba acostumbrado a hacer gestos de amabilidad con extraños, y por lo tanto tampoco estaba acostumbrado a recibir agradecimientos de parte de éstos.

El joven permaneció en silencio unos cuantos minutos, mirando de reojo a la chica sin saber muy bien qué decir para no sonar sospechoso con su ofrecimiento (¡Qué un extraño la invitara a su casa! No había forma posible de hacer sonar casual eso en ningún contexto, la verdad. Siempre parecería que se tenía un motivo oculto).
—No puedes quedarte aquí— se decidió a hablar finalmente, siempre en italiano para asegurarse de que la muchacha lo entendiera —Alguien va a encontrarte, y la gente no suele tratar bien a lo que no comprende— eso él lo sabía demasiado bien. Después de todo, una de las principales razones por las cuales había huido de sus tierras era para evitar ser sentenciado por brujería.
—Mi casa está cerca, no es la gran cosa pero al menos se está mejor que aquí fuera. No voy a dejarte sola estando así— a pesar de haber pronunciado eso en voz alta, el brujo se lo estaba diciendo más bien a sí mismo, para convencerse de que estaba haciendo lo correcto.

—Soy Calem McLean— se presentó (era lo menos que podía hacer antes de invitarla a su casa después de todo), tendiéndole su mano libre para ayudarla a levantarse mientras con la otra seguía sosteniendo el paraguas sobre la cabeza de la muchacha.


Cronología || Móvil || Relaciones
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


Caught in a lie... Take me out of his hell, I can’t free myself from this pain. Save the me who’s being punished
Calem McLean
Mensajes : 176

Reliquias : 1305

Temas : 3/3


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8684-calem-mclean-id#75304http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8717-when-a-friend-is-in-pain-it-hurts-more-than-when-im-in-pain-relaciones-calem-mcleanhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8696-my-heart-makes-time-run-cronologia-de-calem
Hijo/a de
Lilith

Volver arriba Ir abajo

Those who are heartless once cared too much
Through you I see me, and through me you see
yourself, such a great scene


100 años atrás

La mirada confundida de la vampiresa se quedó sobre el muchacho durante un largo instante. La sorpresa por el hecho de que le hubiera respondido en italiano de pronto había logrado aplacar una parte de toda su pena. No era el tipo de italiano al que ella estaba acostumbrada, al de un locatario, pero era la primera vez en días, desde que Enzo había muerto, que se podía comunicar con alguien. Bianca había llegado a los Estados Unidos sin tener la menor idea sobre el idioma inglés. Había contado con que Enzo estaría allí para ayudarla a aprender y a traducirle todo lo que necesitara. Así que además de estar perdida y sola, también se sentía aislada. Había intentado un par de veces preguntar por la tal Camille, pero si quiera había podido mantener una conversación con sentido y ni siquiera comprendía qué era lo que le decían. Y todo eso sin contar el terrible miedo que sentía con el solo hecho de salir a la calle y exponer a otro inocente a una muerte horrible. Se había sentido atrapada, no podía salir pero allí afuera, en algún lugar, se encontraba su salvación. Entonces, cuando a fin de cuentas no tenía más remedio que enfrentar la realidad, también acababa viéndose cubierta de sangre, habiendo fallado completamente en su tarea en un ciclo que no parecía tener fin.

Y a pesar del silencio y con algo tan simple como que alguien le hubiera hablado o que haya tenido un gesto de reducir al menos un poco de su miseria parándole la lluvia que le caía encima, Bianca se sintió momentáneamente acompañada, por más de que el muchacho fuera un perfecto desconocido.

La rubia suavizó el modo en que sus brazos habían estado rodeando sus rodillas y dejó que sus piernas se posaran de lado, aún flexionadas, sobre el suelo mojado. El agua del charco sobre el que se encontraba trepó un poco más por la tela de su vestido, pero no pareció importarle mientras usaba la zona limpia el dorso de su mano para limpiarse las mejillas. Fue entonces que el muchacho volvió a hablar y por más que para ese entonces Bianca ya había experimentado en carne propia cómo alguien podía acercarse a ella con intenciones ocultas bajo lo que parecía un gesto de amabilidad, algo en todo él le decía que se encontraba tan roto como ella. Algo le decía que él hablaba desde el dolor propio y sincero. Y lo cierta era que después de todo, Bianca ya no tenía nada más que perder.

Así que a pesar de que en un principio la rubia había quedado un poco descolocada, finalmente estiró uno de sus delgados brazos hacia arriba para tomar la mano ajena. Yo soy Bianca. Bianca Salvatore. — Murmuró en respuesta. Su voz aún sonaba un poco quebrada.

Bajo el amparo de un pequeño paraguas, con la tormenta aún rugiendo con fuerza sobre ellos, abandonaron a la par la oscuridad del callejón, dejando atrás el cuerpo sin vida y recorrieron unas pocas calles más hasta llegar a la entrada de una casa estrecha entre otras dos exactamente iguales. El agua de la lluvia y el viento golpeaba contra la fachada, provocando pequeños ríos que caían en vertical desde lo alto de la construcción y que luego de deslizaban escalones abajo hacia el asfalto. Junto al umbral de la entrada, Bianca esperó a que el brujo le abriera la puerta de su hogar. Un relámpago iluminó el cielo en su totalidad sobre la ciudad y una vez que Calem le permitió entrar antes que él, la rubia dio un paso hacia el interior.

El presente


La puerta principal se abrió al mismo tiempo que un trueno estallaba en algún punto lejano de la ciudad, pero no por ello menos monstruoso. La vampiresa se apresuró a cerrar su paraguas y dejarlo a un costado, aún chorreando agua. Al brujo probablemente no le haría mucha gracia pero no era precisamente el momento para preocuparse por eso. Bianca mantuvo abierta la puerta el tiempo suficiente y cuando finalmente la cerró, dejando la lluvia y la tormenta afuera, ya no eran solamente un par de pasos los que se escucharon crujir sobre la madera del suelo. La rubia se giró hacia el interior de la casa, sabiendo que el brujo se encontraba allí, en algún lado.

— ¿Calem? Ya estoy en casa... he venido con alguien.




she wears strength and darkness equally well:

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Bianca Salvatore
Mensajes : 156

Reliquias : 1336


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8691-bianca-salvatorehttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8715-if-you-mess-with-them-you-mess-with-me#75583http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8719-from-here-to-eternity#75592
Hijo/a de
la Noche

Volver arriba Ir abajo

Contenido patrocinado
está

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.