31/12 ¡Último día del año, queridos habitantes del submundo! El Staff de Facilis Descensus Averni os desea una magnífica entrada de año y que os sucedan más cosas buenas que malas. ¡FELIZ 2019!


02/12 ¡Atención, atención! ¡Aquí os dejamos las noticias recién salidas del horno! ¡Pasaos cuanto antes para echar un ojo! Seguimos perpetrando maldades...


29/07 ¡Atención, atención! La limpieza por inactividad se realizará a partir de las 22:00 horas en adelante del 31 de julio. ¡Aprovechad los últimos momentos!


06/06 ¡Atención, atención! ¡El Staff os ha preparado una nueva sorpresilla curiosa! ¡Pasaos cuanto antes para echar un ojo! Seguimos perpetrando maldades...


01/05 ¡Atención, usuario! ¡El Staff os ha preparado una nueva Trama Global! ¡Pasaos cuanto antes para echar un ojo y apuntaros, adoradísimos habitantes del submundo! Las maldades vuelven a comenzar...

35 # 32
13
NEFILIMS
7
CONSEJO
6
HUMANOS
10
LICÁNTRO.
12
VAMPIROS
11
BRUJOS
6
HADAS
2
DEMONIOS
0
FANTASMAS

Sombras de un ayer, disipadas en el tiempo (Irina y Zhenya)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Sombras de un ayer, disipadas en el tiempo
→ Casa de Irina→ Miércoles → 22:15→ cielo gris

El tiempo no es mas que un concepto y siempre lo primero en desvanecerse... pero son los recuerdos los que consiguen hacer que el tiempo pasado se vuelva a veces una obsesión o una tortura. En mi caso y en el de Irina, nuestro pasado nos atormenta de formas distintas, aunque conectamos en ciertos puntos y son estos puntos los que necesito que vuelvan a ver la luz. Le había prometido a la rusa ayudarle a recuperar sus recuerdos, pero a pesar de haber tratado de cumplir con mi promesa, siempre hay algo que se interpone en nuestro camino.
Después de nuestro reencuentro, pensé en la bruja Odette D'auvergne. Una bruja poderosa y líder de un grupo de subterráneos que se dedicaban a la pirateria... Conocía sus poderes y la había visto en acción haciendo que uno de sus compañeros recuperase la memoria. Además, era de las pocas personas que no deseaban mi muerte y se divertían conmigo.
Ambas acudimos a Odette, pero dado que ella no disponía de demasiado tiempo que brindarnos, sus sesiones no fueron suficientes... y por si fuera poco, la canadiense sería asesinada por un demonio mayor como si el mismo Drakkar hubiese sabido de mis intenciones, aunque seguramente sería causa de un ajuste de cuentas conociendo la mala fama de Odette.
Desde entonces, No he dejado de visitar asiduamente a Irina tratando de formar nuevos recuerdos hasta dar por fin con alguien que pudiera ayudarnos. Mi frustración ha ido en aumento a medida que han pasado los meses y mi impotencia nunca antes había sido mayor.
Fue a principios de este mes cuando coincidí con una bruja cuyas capacidades eran bastante interesantes, sobre todo cuando se desataba y dejaba de lado su apariencia de chica buena. Zhenya... no sabía si accedería a ayudarme después de lo ocurrido en la discoteca aquella noche en compañía de Artem, pero estaba desesperada. Al igual que Irina, Nya era rusa y tal vez su amor por su patria y un poco de piedad hacia mis deseos le harían convertirse en una nueva aliada.

-¿Por qué no dejas de atormentarme ''sacerdotisa del mal''?- Me dije mientras me observaba en el espejo.

Desde el momento en que mis labios probaron por primera vez los de mi querida zarina pelirroja, no he podido dejar de preguntarme por qué hago las cosas que hago por esa vampiresa. Pienso en mi pasado y en cómo reaccionaría ante esta situación si aún continuase siendo Furude Yukine, aquella niña revolucionaria que quería ser algo mas que un mero instrumento demoníaco. ¿Era a ella a quien hacía caso cuando estaba con Irina? ¿Trataba de actuar como lo habría hecho si siguiese teniendo alma por el mero hecho de recordar cómo fui?

-¡Me has hecho débil...! o quizás a su vez... ¡Me has hecho aún mas fuerte!- Grité golpeando el espejo con fuerza haciendo que este se rompiera en mil pedazos.

Solo junto a ella soy yo misma por el mero hecho de desearla... Puede que esté desesperada porque recupere sus recuerdos, pero lo cierto es que lo que busco no son solo los suyos, sino los míos. Una mundana pudo hacer que me arrastrase ante un miserable vampiro. Una mundana consiguió darme un objetivo mas allá de los que me habían programado desde que nací... y entonces... la perdí...

Haz que el alma recuerde:
-Irina... La eternidad es tan cruel que a veces no se si alegrarme por tenerte de nuevo a mi lado o maldecir este mundo por haberte hecho sufrir aún mas tiempo del que hubiese deseado. ¿Qué eres para mi... si un demonio no puede amar?- Susurré desplegando mis alas y mis colas observando estas extremidades que me caracterizaban como demonio.

No... no podía amar, pero nunca olvidaré aquel día en que al fin acepté mi derrota ante Drakkar y supe que te perdí. Mi sangre de demonio mancillaba el blanco impoluto de la nieve rusa, mientras lo que parecía ser una lágrima... ¡UNA LÁGRIMA! Se congelaba en mi mejilla mientras mi rostro no dejaba ver expresión alguna, únicamente sintiendo que tu imagen se desvanecía lentamente en la oscuridad de mis ojos.  Jamás antes como demonio había llorado. Ni siquiera se si fue real... y jamás después de ese día volví a hacerlo.

---------------------------------------------------------------------

Me puse seria y miré mi rostro desfigurado de nuevo en un espejo roto, antes de desaparecer de mi casa y aparecer en un abrir y cerrar de ojos frente a la puerta de la cabaña de Irina. No había tiempo para perderme en mis recuerdos, pues era momento de recuperar los de ella.

-Irina, soy yo, ¿puedo entrar?- Dije tocando a su puerta, pues no quise aparecer de pronto en el interior de su casa y sobresaltarla.

No había nada que nos garantizase que Zhenya nos ayudaría, pero era una bala que debía utilizar antes de dejar que se oxidara en la recámara.
La nieve cubría el suelo diciendo que estaba próximo el invierno... La nieve que siempre parece querer marcar mi destino como si formase parte de mi. Deseaba verla y sabía que en cuanto abriera la puerta, mi rostro se iluminaría deseando unir mis labios a los suyos.

-Hoy me recordarás...-Dije en un susurro esperando en su portal.


Sombras de un ayer, disipadas en el tiempo (Irina y Zhenya) 634f7285f63b37117f95daf8d9f7f68fo
Hablo Japonés  Hablo Inglés Hablo Ruso  Hablo Alemán  Hablo Chino  hablo koreano
Kitsune:
Sombras de un ayer, disipadas en el tiempo (Irina y Zhenya) B640cdb962bf64af802de9c02af48822o
Furude Yukine
Mensajes : 160

Reliquias : 81


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t10057-furude-yukine-la-miko-kitsune-fichahttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9689-el-puzle-social-de-yukine#84431http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9688-cronologia-de-furude-yukine#84429http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t10081-herederas-del-antiguo-shirakawa-0-2#88242
Hijo/a de
Lilith

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.