31/12 ¡Último día del año, queridos habitantes del submundo! El Staff de Facilis Descensus Averni os desea una magnífica entrada de año y que os sucedan más cosas buenas que malas. ¡FELIZ 2019!


02/12 ¡Atención, atención! ¡Aquí os dejamos las noticias recién salidas del horno! ¡Pasaos cuanto antes para echar un ojo! Seguimos perpetrando maldades...


29/07 ¡Atención, atención! La limpieza por inactividad se realizará a partir de las 22:00 horas en adelante del 31 de julio. ¡Aprovechad los últimos momentos!


06/06 ¡Atención, atención! ¡El Staff os ha preparado una nueva sorpresilla curiosa! ¡Pasaos cuanto antes para echar un ojo! Seguimos perpetrando maldades...


01/05 ¡Atención, usuario! ¡El Staff os ha preparado una nueva Trama Global! ¡Pasaos cuanto antes para echar un ojo y apuntaros, adoradísimos habitantes del submundo! Las maldades vuelven a comenzar...


33 # 35
16
NEFILIMS
6
CONSEJO
5
HUMANOS
10
LICÁNTRO.
11
VAMPIROS
11
BRUJOS
6
HADAS
3
DEMONIOS
1
FANTASMAS

Hyggelig å treffe deg?? / Nice to meet you?? - [Augustus M. Olivetti]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Hyggeling å treffe deg?? / Nice to meet you??
→ Cabaña abandonada → 7:45 → Mañana despejada → Media luna

Todavía no me creía que la mala suerte volviera a salir a mi encuentro, pero ahí estaba de nuevo, metido en un follón del que tendría que dar parte de nuevo a mis compañeros del Praetor y, seguramente, a la Clave por mi estupidez.

Hacía ya un par de horas que había encontrado por mera casualidad aquella cabaña en medio de los bosques del interior del estado. Como hacía desde que me recuperé completamente de mi primer encuentro con cierta sanguijuela rusa, me dedicaba a buscarla incesantemente, en una venganza personal que el destino parecía querer retrasar demasiado para mi gusto. Esa obsesión enfermiza por dar con ella había provocado que dejara en que se largara una joven licántropo, la cual había conseguido frenar antes de que matara a un pobre desgraciado, pero que permití que me tomara el pelo y no esperara a que regresara a por ella el día siguiente - "Una gran cagada cuyas consecuencias tienes ante tus jodidas narices" – me recuerdo a mi mismo mientras poso, por enésima vez, mi mirada en los restos de un hombre, los cuales presentan los inequívocos signos de haber sido atacado por uno de los míos.

Cuando entré a la cabaña me llevé una desagradable sorpresa al encontrarme al pobre tipo, pero más aún al notar en el ambiente el tenue pero inconfundible olor de la licántropo. Desde que me convirtieron en lo que soy, he aprendido a reconocer a las personas por su olor, un olor tan característico para mi como sus huellas dactilares para la policía, por lo que no me cabe la menor duda de que ella estuvo aquí y es la responsable de su muerte.

Sé perfectamente que tendré problemas, y no creo que esta vez lo solucionen encerrándome unos días por saltarme alguna norma, sino que está claro que no les va a gustar que cometa un desliz otra vez. Es por este motivo por el que he estado rondando por la vieja cabaña una hora, asegurándome de que mi olor lo impregne todo, ocultando así el olor de la cachorro antes de dar aviso a mis compañeros del Praetor, esperando que cuando se presenten sólo detecten mi olor y así poder encargarme de solucionar el problema por mi cuenta, ya que ahora voy a tener que aparcar urgentemente mi venganza personal para centrarme en localizar a otra mujer - "Vamos que cambias una mujer por otra, ¡Y encima no las buscas por sexo!... Hay que joderse…" – pienso burlón mientras me dirijo a la puerta de la cabaña, apoyando mi espalda contra ella y llevando un palillo a mi boca, con el que empiezo a jugar tranquilamente, pasándolo de un lado al otro mientras espero a que llegue alguien que me ayude a enterrar el cuerpo y a crear algún tipo de rumor o falsa noticia que explique a los mundanos la muerte del desgraciado.

Así, disfrutando del cambio de luminosidad que aporta el amanecer en aquella zona boscosa, oyendo el alternar de los sonidos nocturnos a los diurnos y jugueteando con el palillo en mi boca, permanezco apoyado tranquilamente en la puerta, atento a cualquier movimiento y sobretodo a evitar que algún excursionista mundano aparezca por la zona y descubra algo que, por su bien, más vale que no descubra.


Einar Sørensen
Mensajes : 174

Reliquias : 1036

Temas : 6/10


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9644-einar-srensen-idhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9661-quien-es-quien-segun-einar-einar-sine-relasjonerhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9662-dette-er-mitt-liv-cronologia-einar-srensen#84238
Hijo/a de
la Luna

Volver arriba Ir abajo

Nice to meet you?
→ Cabaña abandonada → 7:45 → Mañana despejada → Media luna
El instituto de Nueva York se alzaba glorioso y eminente en el horizonte, insertándose en la marea matutina de blancas nuves como si llegase hasta el mismísimo cielo. Su madre le había explicado muchos años atrás que los Institutos tenían esa apariencia altiva y peculiar porque los shadowhunters tenían que honrar al ángel con la debida monumentalización del espacio sagrado que acoge a tan ilustre raza. Augustus, quien se había criado en una ciudad tan artística como Roma, sólo se creía la mitad de todo eso. Sí, en parte seguramente se debería a eso pero él pensaba que había más tras ello. Siglos atrás los mundanos habían erigido las catedrales góticas para parecer que llegaban hasta dios, ¿por qué los cazadores de sombras no podrían haber buscado esa conexión directa con el ángel que los creó? Es más, también pensaba que los Institutos eran tan excelsos y soberbios para amedrentar al resto de razas, dejándoles claro lo pequeña que era su existencia comparada con la de los Nephilim.

Sin embargo, tan sólo hacía falta echarle un rápido vistazo a la caótica situación en la que se encontraba sumido el submundo para ver que toda jerarquía de poder se había desmoronado por completo.  Augustus tenía la firme creencia que era, en gran medida, culpa de la Clave: primero por haberse mostrado tan reticente al creer que uno de los suyos podía enloquecer y tratar de derrocar todo el sistema establecido, y segundo, por darles la oportunidad a los subterráneos para regirse por sí mismos... y en consecuencia a esa anarquía, había nacido el desastre. No entendía el porqué no se mantenía un riguroso registro de cada ser y ente que caminaba entre las sombras, de esa forma sería mucho más fácil localizarlos y saber en qué andan metidos. Pero no, dejaron que los aquelarres fueran dirigidos por líderes crueles y sanguinarios, que el Praetor, cada vez más laxo y más inútil, tomara las riendas de los lobos y que las hadas pulularan como Pedro por su casa entrando y saliendo de la Corte Seelie. Y se iba a ahorrar el comentario sobre los brujos... Menudo lío.

Questo è un fottuto disastro. Pensó el moreno mientras miraba por la amplia ventana del Overgorund. Ya se encontraba en las afueras de la ciudad, calculó, seguramente no tardaría en llegar. ¿De verdad que tenía que andar cangureando a hombres hechos y derechos del bendito Praetor? ¡Qué vergüenza! La voz femenina del transporte indicó la próxima parada y el primogénito de los Olivetti se puso de pie con un grácil movimiento. Llevaba la runa de glamour para no alarmar a los neoyorquinos, al fin de cuentas no es buena señal ver a un tío armado hasta los dientes caminando tranquilamente por la ciudad. Seguramente la policía mundana se le echaría encima. Chasqueó la lengua molesto. Inútiles. Ni siquiera se habían percatado de que tenían demonios en sus filas.

La parada de tren estaba prácticamente rodeada de árboles, lo único que rompía el verde paisaje eran un par de llamativas casas y varias granjas de aspecto pintoresco rodeadas por tierras de cultivo. El aire era frío y limpio, impregnado con el olor a tierra húmeda. Augustus inspiró profundamente mientras sacaba la estela de su bolsillo y se grababa un par de runas más. El hedor a carne quemada mancilló momentáneamente el ambiente, mas no duró más que apenas los segundos en los que el moreno tardó en guardar nuevamente su estela. La Clave lo había enviado tras ser informada de varias incidencias por parte de algunos miembros del Praetor y el cazador podía asegurar que lo que menos le apetecía era perseguir a lobos descarriados con aires de grandeza. Obviamente, no estaba de acuerdo con las persecuciones de antaño cuando se asesinaba a subterráneos casi por pestañear... pero de ahí al punto de libertad absoluta que entonces reinaba, había un gran trecho.

Se introdujo en el bosque, sorteando arbustos y árboles con tendencias asesinas. Su diestra se alzó hasta tomar la empuñadura de Crocea Mors, la reliquia familiar que su padre le había cedido un par de años atrás. Desenvainando la espada, se agazapó preparado para cualquier ataque. La runa de sigilo le permitía ser cauteloso aunque sabía que los vampiros eran capaces de oler su sangre y escuchar el latir desenfrenado de su corazón. Se adentró en la maleza hasta llegar a un pequeño claro, donde se alzaba una cabaña de madera. Un corpulento hombre custodiaba la puerta, mordiendo un palillo de la forma más casual. Entrecerró los ojos, fijando su mirada en el rostro del sujeto. El tenue círculo ambas que relucía en el prominente azul lo delató. ¡Bingo! Acortó la distancia, bajando ligeramente en arma (no iba a guardarla ni por asomo). Era de conocimiento público el poco aprecio que los hijos de la luna sentían por los nephilim, siendo ligeramente menor al odio que les procesaban a sus eternos rivales, los vampiros. - ¿Eres Sørensen?- preguntó en inglés pero con un marcado acento italiano. - Vengo en nombre de La Clave.



I'd sacrifice this world to hold you.:

Augustus M. Olivetti
Mensajes : 39

Reliquias : 293

Temas : 2/3


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9894-augustus-olivetti-fichahttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9907-vos-vestros-servate-meos-mihi-linquite-mores-relas-de-augustushttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9906-hold-on-to-the-memories-they-will-hold-on-to-you-augustus
Nefilim cazador/a

Volver arriba Ir abajo

Hyggelig å treffe deg??
→ Cabaña abandonada → 7:45 → Mañana despejada → Media luna

El olor a Nephilim me llegó antes de que cualquier otro sonido delatase la llegada del cazador, algo que no era para nada raro, puesto que toda esa panda de creídos, prepotentes se tatuaban con esas runas el cuerpo para conseguir lo que, por otros medios, no podrían. No es que yo tuviera nada en contra de los tatuajes, lo que sería una incongruencia cuando luzco unos pocos y llamativos en mi propia piel, pero sí que hayan mancillado algo tan sagrado como para mis ancestros maternos como son las runas para luchar contra todos los que consideran inferiores a ellos - "Ósea, cualquier otro ser vivo… ya sea subterráneo o mundano" – pienso mientras dirijo mi mirada hacia el lugar por donde finalmente aparece una figura - "¡No me jodas!, ¡Si es un puto crío!" – gruño al verlo, pues no me esperaba para nada que enviaran a alguien tan joven.

Según se va acercando todo él, todo su lenguaje corporal, desprende una agresividad que me indica que no va a ser un encuentro para nada agradable, por lo que, inconscientemente adopto una actitud cautelosa pero dejando que mi rostro muestre una expresión socarrona, abiertamente desafiante y hostil hacia el moreno.

Tras su escueta presentación, me permito cambiar de lado el palillo mientras dirijo mi mirada hacia la espada que porta para luego volver a posarla en sus ojos verdes, escupiendo entonces el trozo de madera hacia el suelo, concretamente a escasos milímetros de sus zapatos italianos de diseño - "Y aquí tenemo al nuevo capo de Little Italy… ¡Bellisimo!" – no puedo evitar ironizar mentalmente al quedarme bien claro el origen italiano del chico y no solo por el fuerte acento que desprende al hablar - Ja, soy Sørensen – le respondo en tono serio y acentuando expresamente mi acento noruego para molestarle un poco - ¿Ya tienes edad suficiente como para que te dejen jugar con esas cosas? – le suelto sin más, con una sonrisa tan sarcástica como el tono que uso - No me gustaría que te hicieras daño y luego me acusaran por tu torpeza – añado sin importarme lo más mínimo si le va a sentar mal o no, puesto que no se trata de una reunión amistosa ni mucho menos, antes de apartarme de la puerta de la cabaña y entrar en su interior delante de él, para que vea que no se trata de una trampa, emboscada o cualquier otra paranoia que se le pueda pasar por la cabeza.

He de reconocer que, personalmente, no he tenido grandes problemas con los hijos de Raziel, puesto que solo he tenido pequeños encuentros con ellos y todos con temas relacionados con el Praetor. Pero eso no quita que no los conozca, que no sepa que se creen superiores a todos y que son como la SS, la CIA o la KGB del mundo de los subterráneos, unos estúpidos con ínfulas de superioridad que se emperran en mantener a todos los subterráneos sometidos a sus normas y leyes, aunque luego hayan sido ellos mismos los que hayan roto todas sus tonterías y provocado el caos actual - "Pero claro… somos los licántropos los culpables de todos los males del jodido mundo…" – y puede que sea verdad que, de entre los subterráneos seamos nosotros los más impredecibles y difíciles de controlar, pero ellos son muchísimo más crueles que una manada junta, como bien descubrí la primera vez que tuve constancia de ellos - "Oh… pobrecito licántropo… mira acaba de asesinar a su familia en el plenilunio, ¿Qué podemos hacer para castigarle?. Pues mira, como no es culpa tuya porque no sabes todavía nada de tu nueva realidad, hemos pensado que lo mejor es perdonarte y permitirte seguir viviendo, ¿por qué ahora ya sabes lo que pasa cuando pierdes el control verdad, lobito?... ¡Hubiera sido mucho más piadoso matarme, joder!" –. Sí, porque así había sido, en vez de acabar con mi vida por lo que había hecho decidieron que era mejor que continuara viviendo cargando con la culpa y los remordimientos en vez de acabar con todo esto de una puta vez - "Pero aprendí, ¿no?, aprendí a controlarlo, a usarlo a mi favor y, al menos, aún puedes cuidar de lo que queda de tu familia" – no puedo evitar recordármelo, puesto que en el fondo, pese a todo, había logrado sobrevivir a todo aquello y ahora podía intentar hacer algo bueno en mi vida.


- Di con la cabaña esta madrugada por casualidad, y cuando entré me encontré con eso, así que di el aviso a La Clave, como debemos hacer – le digo una vez dentro en tono más neutro, señalando el cadáver y colocándome en una de las paredes, cruzándome de brazos, para dejar que él haga lo que tenga que hacer y no estorbarle en su trabajo.


Einar Sørensen
Mensajes : 174

Reliquias : 1036

Temas : 6/10


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9644-einar-srensen-idhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9661-quien-es-quien-segun-einar-einar-sine-relasjonerhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9662-dette-er-mitt-liv-cronologia-einar-srensen#84238
Hijo/a de
la Luna

Volver arriba Ir abajo

Contenido patrocinado
está

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.