31/12 ¡Último día del año, queridos habitantes del submundo! El Staff de Facilis Descensus Averni os desea una magnífica entrada de año y que os sucedan más cosas buenas que malas. ¡FELIZ 2019!


02/12 ¡Atención, atención! ¡Aquí os dejamos las noticias recién salidas del horno! ¡Pasaos cuanto antes para echar un ojo! Seguimos perpetrando maldades...


29/07 ¡Atención, atención! La limpieza por inactividad se realizará a partir de las 22:00 horas en adelante del 31 de julio. ¡Aprovechad los últimos momentos!


06/06 ¡Atención, atención! ¡El Staff os ha preparado una nueva sorpresilla curiosa! ¡Pasaos cuanto antes para echar un ojo! Seguimos perpetrando maldades...


01/05 ¡Atención, usuario! ¡El Staff os ha preparado una nueva Trama Global! ¡Pasaos cuanto antes para echar un ojo y apuntaros, adoradísimos habitantes del submundo! Las maldades vuelven a comenzar...


33 # 35
16
NEFILIMS
6
CONSEJO
5
HUMANOS
10
LICÁNTRO.
11
VAMPIROS
11
BRUJOS
6
HADAS
3
DEMONIOS
1
FANTASMAS

Con cariño desde Moscú - Einar Sørensen

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Con cariño desde Moscú - Einar Sørensen

Mensaje— por Irina Volkova el Lun Feb 11, 2019 11:25 pm

Con cariño desde Moscú
 
EINAR SØRENSEN → Medianoche → Alrededores  → Clima Frío → Viernes 


Había necesitado unos días de descanso para recuperarse, pero gracias a la sangre que había ingerido el proceso de curación había sido más rápido. Puso los ojos en blanco tras escuchar a la bruja echarle el sermón, no eran amigas ni nada por el estilo y sabía que le ayudaba porque mientras lo hiciera la pelirroja mantendría bien lejos al que es su mayor pesadilla, manteniéndola a salvo a cambio de favores como este o como encargarse de Einar y mantenerlo con vida y escondido hasta que pudiera irse por él mismo. - Pero no lo hizo, es un cobarde. No quiero seguir hablando de ese maldito tema. Tengo cosas más importantes de las que encargarme, ¿no crees? Que por cierto, también te afectan. -Acabó respondiendo cansada de hablar del mismo tema. Ya se encontraba bien. - Iré allí. Sé que puede estar por ahí escondido, necesito saber con quiénes cuenta. -Le explicó a la bruja cuando abrió la boca para preguntar.

El ser que tanto había evitado y mantenido lejos de ella había estado cerca en todo momento, le ponía los pelos de punta saber que quizá había visto todo lo que Einar le había hecho aquella noche. Aunque aún no estaba segura de si realmente había sido real cuando escuchó la voz de su creador y sintió su olor y su presencia. Había sido tan intenso que no podía ser su imaginación. Lo que le quedaba claro es que podía haber matado al lobo y habérsela llevado esa misma noche y no lo había hecho. Tenía un plan... Y pronto sabría que estaba tramando, que cartas jugaría, porque así era él. Hacía que no vieras el peligro hasta que te daba en las narices.

- Tengo que irme. Tú solo sigue haciéndolo como hasta ahora. No tiene ni idea de donde estás y sigo ayudándote, por mutuo acuerdo, pero así ganamos las dos. -Se encogió de hombros. Sacó la piedra que le había dado y se la enseñó. - ¿Para qué sirve? -Abrió los ojos al oír la explicación y la volvió a guardar en el pequeño bolso que llevaba a la cintura de cuero negro. El cual pasaba desapercibido. Llevaba unos pantalones negros ajustado, una blusa de manga corta a juego con unas botas, dejando así como siempre que su pelo resaltara entre tanta oscuridad.

Volver a Rusia le hacía un nudo en el estómago pero allí podía encontrar quiénes su creador creía tener como aliados que siempre le tendían una mano a la pelirroja. "El enemigo de mi enemigo es mi amigo".

Habían sido semanas o meses, lo importante era que la información había llegado hasta ella y gracias a eso sabía por donde moverse. Su regreso se había adelantado cuando en uno de sus encuentros uno de sus aliados en tierras moscovitas había sido asesinado por los parásitos que trabajaban para su creador. No sabía donde se escondía Drakkar, había llegado tarde para conseguir su ubicación, pero al menos sabía uno de sus planes. Aunque no tenía ni idea de como haría para lograr su objetivo; matarle.

No había contactado con nadie de momento, y mantendría su anonimato un tiempo más. Pasear por aquellas calles le trajo muchos recuerdos, pero no sabía si eran buenos o malos, la nostalgia nunca le había gustado, le hacía sentirse rara. Incluso ni ahí se sentía libre ni tranquila, ya que el motivo por el que había ido no era precisamente por placer o el simple hecho de ir y disfrutar de las calles moscovitas. Incluso allí tenía enemigos muy peligrosos, no le convenía que la vieran mucho, tenía que pasar desapercibida. Su estancia terminó con más dudas aún y la angustia de que su creador, como siempre, iba pasos por delante.





Teme a quién no tiene que perder, jamás se rendirá:






Irina Volkova
Mensajes : 162

Reliquias : 273

Temas : 10/ ?


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario
Hijo/a de
la Noche

Volver arriba Ir abajo

Con cariño desde Moscú [Irina Volkova]

Por increíble que pudiera parecer tenía toda una tarde por delante para mi solo. Desde hacía unos meses mi vida se había visto realmente tranquila tras zanjar el asunto con aquella puta sanguijuela pelirroja. Había dado fin a mi enfermiza obsesión con encontrarla y terminar con su vida, consiguiendo volver a centrarme en mi rutina diaria, en mis obligaciones con los Praetor y, sobretodo, en disfrutar de la compañía de mi familia y de aquellas personas que habían logrado hacerse un hueco en mi corazón, como la pequeña cachorrita, Laila, a quien intentaba aconsejar como si de una auténtica hija se tratase. La agente White, con quien no tenía problemas en colaborar y que se había ganado el puesto de una de una auténtica amiga a pesar de ser una jodida chupasangres y, como no, de mi compañera de manada, Scarlett, aquella con quien compartía mucho más que el trabajo y la amistad. Pero hoy parecía que los astros se habían alineado para conseguir que todas esas personas estuvieran ocupadas. Mi hermana y sobrino estaban en una fiesta de cumpleaños en Jersey, Laila estaba ocupada haciendo algo con su amigo Ronny, Scarlett estaba de visita con su hija en casa de unos amigos y era demasiado pronto para que Winter pudiera salir, así que definitivamente tenía toda la tarde y principio de la noche para hacer lo que quisiera. Durante el momento que tardo en montarme en la mi querida Harley, tengo el impulso de llamar a Sivanna, a quien le estoy ayudando en su búsqueda personal, e incluso a la extraña chupasangre nórdica, Fa’har, con la que todavía no estoy muy seguro de definir el tipo de relación, pues nuestro primer encuentro distó mucho de ser cordial - "Claro… como si tus encuentros con los malditos chupasangres fueran agradables… ¿o es que ya no recuerdas como jodiste al pobre Andreas?. Además que ya tienes demasiadas relaciones con esos cadáveres ambulantes como para que el resto de licántropos te miren raro con toda la razón del mundo…" – me recuerdo mientras me coloco el casco y arranco el motor, sabiendo que el hecho de tener a una hija de la noche como mejor amiga no ha gustado demasiado a ciertos miembros de la comunidad licántropa de la ciudad - "¡Que se jodan!, no pienso cambiar de amistades por gilipolleces como esas" – me afirmo en mi convicción de no dejar que los comentarios de otros lobos influyan en lo que quiero o no quiero hacer, dejando que el rugido y posterior ronroneo del motor se una al resto de sonidos de la movida tarde neoyorquina.

En cuanto se habían ido mi hermana y sobrino no había tardado ni dos minutos en subirme a mi moto y dirigirme hacia el Bronx, deteniéndome en la carnicería donde solemos comprar la carne para casa de camino a mi destino final, que no es otro que el Parque Pelham Bay, en donde sé que me espera impaciente cierto lobezno. El jodido cachorro, había seguido las órdenes de quien había sido su dueña y no había dudado en seguirme después de nuestro último encuentro. Había barajado la posibilidad de llevarlo conmigo a casa, pero no quería que acabara convirtiéndose en un simple lobo domesticado, a parte de que mi hermana habría metido el grito en el cielo por tener al pobre animal encerrado en nuestro modesto hogar. Así que opté por esconderlo en el parque, un lugar lo suficientemente retirado de la ciudad como para que pudiese pasar desapercibido, pero lo suficientemente cerca de ella para poder ir a visitarlo diariamente.

Tras comprar las chuletas que tanto le gustan al pequeño y conducir por las calles de Manhattan, no tardo en dejar la isla para internarme en el Bronx cruzando el puente de la Avenida Madison. Sin saber muy bien el motivo, quizás por la tranquilidad de disponer del tiempo necesario, decido adentrarme por las calles del barrio, sin tomar las vías rápidas que me llevarían con mayor rapidez a mi destino.

La tarde estaba siendo realmente agradable, era fría, cosa que me encantaba, y todavía se podían ver restos de la última nevada en algunos callejones y edificios. Seguramente el lobezno estaría disfrutando de la nieve o escondido en aquella pequeña cueva que se había convertido en nuestro refugio particular. Pensar en el cachorro me provoca una sonrisa, que no puedo evitar que aflore a mis labios mientras me detengo en un semáforo. El sonido de otra moto al pararse a mi lado hace que gire mi cara hacia la derecha, encontrándome con otro motorista que también me está mirando, aunque con una sonrisa que nada tiene que ver con la mía, una sonrisa que hace que mi lobo se remueva en mi interior y que los pelos de su cuello se ericen, soltando un leve pero continuo gruñido semejante al rugir de mi moto. Es entonces cuando, sin previo aviso, el sonido de una puerta corredera al abrirse a mi lado hace que gire rápidamente mi rostro hacia la izquierda, siendo testigo de cómo cuatro brazos salen disparados del lateral de una furgoneta situada a mi izquierda dispuestos a agarrarme. Por puro instinto, dejándome llevar por el impulso animal de mi lobo, retiro el pie del suelo girando con fuerza la mano, acelerando mi moto al máximo mientras inicia el movimiento, consiguiendo así esquivar las manos por escasos milímetros e iniciando la marcha saltándome el semáforo en rojo.

Al momento el estallido de adrenalina inunda todo mi cuerpo, al igual que el sonido de los neumáticos al chirriar inundan todo a mi alrededor, puesto que en cuanto arranco la otra moto me imita indicándome que no me equivocaba al desconfiar del motorista y que estoy en el inicio de una persecución en toda regla. Con toda al agilidad de la que soy capaz, obligo a mi caballo metálico a realizar un quiebro forzoso hacia la derecha, en un intento por esquivar al coche que amenaza con arrollarme, consiguiéndolo milagrosamente sin recibir más que un ligero roce por parte del vehículo. Sin dejar de acelerar y, volviéndome a hacer con el control de la moto, continúo con la carrera pasando entre los coches que circulan en mi misma dirección, no sin llevarme algún que otro retrovisor con mi alocada carrera, mientras puedo ver por los míos como el motorista me persigue - "Puta madre… ¿y ahora qué cojones pasa?" – me permito pensar mientras esquivo una furgoneta antes de girar bruscamente la moto para colarme por un estrecho callejón, esperando poder dar esquinazo al motorista.

Para mi mala suerte el motorista es jodidamente bueno, por lo que no consigo quitármelo de encima con la maniobra, pues no tardo en escuchar el ruido de su motor tras de mi, mientras esquivo como puedo las bolsas de basura del suelo y espanto a un par de ratas que merodeaban tranquilas por el lugar antes de llegar a la otra boca del callejón, en donde me veo obligado a girar bruscamente de nuevo para no terminar empotrado en un deportivo, aunque esta vez el giro lo hago en la dirección equivocada, por lo que sin buscarlo me veo conduciendo en una calle realmente transitada en dirección contraria, haciendo que todos los conductores empiecen a pitarme con furia y a insultarme por mi temeridad.


Einar Sørensen
Mensajes : 174

Reliquias : 1036

Temas : 6/10


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9644-einar-srensen-idhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9661-quien-es-quien-segun-einar-einar-sine-relasjonerhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9662-dette-er-mitt-liv-cronologia-einar-srensen#84238
Hijo/a de
la Luna

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.