31/12 ¡Último día del año, queridos habitantes del submundo! El Staff de Facilis Descensus Averni os desea una magnífica entrada de año y que os sucedan más cosas buenas que malas. ¡FELIZ 2019!


02/12 ¡Atención, atención! ¡Aquí os dejamos las noticias recién salidas del horno! ¡Pasaos cuanto antes para echar un ojo! Seguimos perpetrando maldades...


29/07 ¡Atención, atención! La limpieza por inactividad se realizará a partir de las 22:00 horas en adelante del 31 de julio. ¡Aprovechad los últimos momentos!


06/06 ¡Atención, atención! ¡El Staff os ha preparado una nueva sorpresilla curiosa! ¡Pasaos cuanto antes para echar un ojo! Seguimos perpetrando maldades...


01/05 ¡Atención, usuario! ¡El Staff os ha preparado una nueva Trama Global! ¡Pasaos cuanto antes para echar un ojo y apuntaros, adoradísimos habitantes del submundo! Las maldades vuelven a comenzar...

27 # 29
11
NEFILIMS
6
CONSEJO
6
HUMANOS
6
LICÁNTRO.
12
VAMPIROS
8
BRUJOS
5
HADAS
2
DEMONIOS
0
FANTASMAS
Últimos temas

Hello! Am... Unkown people / Einar

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Hello! Am... Unkown people / Einar  Empty Hello! Am... Unkown people / Einar

Mensaje— por Trinity Britt Expósito el Miér Feb 27, 2019 11:29 pm

Hello! Am... Unkown people
 Viernes → 11:30  


Habían pasado demasiadas cosas y su cabeza no parecía querer aclararse. Primero aparece la mujer el óvulo, porque no pensaba llamarla madre ni de coña, y le da información sobre su familia biológica. La cual, por cierto, era una puta mierda. ¿A que fin quería ella saber todo aquello? Fue... no tenía ni la más remota idea del motivo por el que había ido al hospital, pero al final la curiosidad mata al gato o algo así.

La cosa era que su muerte no la sintió. Durante unos días pensó mucho, estaba muy abstraida con sus cosas y entonces fue cuando vio la solución. Buscó información, los papeles, habló con la estúpida trabajadora social que había por las tardes en el orfanato para que le explicara bien como iba todo aquello. Pero la mirada de desconfianza siempre estaba puesta en ella y no dudó en recordarle que no valían las firmas falsas. Menuda gilipollas.

La cosa es que al final, con cierta intranquilidad, acabó llamando al hombre del esperma. Su mejor amiga había puesto muchas pegas, pues si la había abandonado con tres días... ¿A qué fin sería capaz de hacerle un favor? ¿Y su familia? Después de lo que le había contado su madre, ¿realmente ellos harían algo así para que fuera feliz? No, ella tenía razón, pero debía intentarlo por todos los medios. ¡Era la única oportunidad que tenía para poder salir de ese lugar infernal!

Por eso, cuando salieron para ir al instituto, ambas se dirigieron a casa de su novio. Allí llamó a la hermana del hombre del esperma, el cual le había entregado su número y concertaron quedar para más tarde. Durante un rato, tanto Mark como Jorin, decían que era una imbécil, ¿que qué coño pintaba ahí con unos desconocidos? Desconocidos que jamás la habían querido, que la habían abadonado cuando era un bebé. En realidad dijeron muchas cosas más, pero al cabo de varias contestaciones bordes y dejarles claro que pensaba ir para poder mudarse, tuvieron que aceptar que no le harían cambiar de idea.

Media hora antes de la hora acordada decidió que era el momento de irse, Mark la llevó en motó hasta allí. Era extraño. Cuanto más se acercaba al lugar más le molestaba el pecho, más dudas le entraban y más ganas tenía de volver a ese apartamento de mierda donde siempre se había encontrado protegida. Bueno, desde que Mark se había hecho con él cuando al cumplir los dieciocho años se fue del orfanato. Menuda mierda, a ella aun le quedaba un año entero allí o en alguna casa de acogida de a tomar por culo. No podía permitir aquello, no quería que la separasen de su amiga. Otra vez no.

- Estaré cerca por si acaso, ¿vale? - La sonrisa de su chico no le hacía sentir tranquila precisamente, hacía ya un tiempo que su presencia no le daba calma.

- No te preocupes.- Se giró hacia él, respirando hondo un momento.- Tengo que hacer esto... Tengo que hacerlo, no pasará nada.

-No. No tienes que hacerlo. Trin...- cogió su mano y con la otra hizo que le mirara a los ojos.- Volvamos a casa. No quiero que entres y te lleves un chasco.

-No lo haré. Solo quiero que me firmen los papeles. Lo sabes.- Pero, ¿por qué se sentía así?

Al final Mark volvió con Jorin al apartamento, luego la vería a ella en el orfanato así que no habría ningún problema. Tenían que escaparse esa noche para irse a una discoteca. Respiro hondo muchas, muchas veces. Al final llamó a la puerta, encontrándose segundos después con una mujer razonablemente joven y bonita. Sonrió apretando los labios mientras se ponía bien la mochila en el hombro y alzó la mano como señal de saludo.

La mujer le hizo entrar. Miró su alrededor con curiosidad, totalmente incómoda por la situación. Necesitaba la firma del mayor, ¿no estaba? Por lo poco que sabía de la relación entre la familia del hombre del esperma, imaginaba que esa situación sería muy violenta. Pero tampoco sabía que había pasado exactamente... Y tampoco le importaba una mierda, ¿para que mentir? La mujer le ofreció sentarse, pero con la mayor educación posible reclinó la oferta. Estaba más cómoda de pie, más cerca de salir por patas si lo necesitaba. Pero no iba a hacerlo, por lo menos todavía. Necesitaba esa firma.


Hello! Am... Unkown people / Einar  HMQqXbF

Gracias Alyssa
Trinity Britt Expósito
Mensajes : 46

Reliquias : 111


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario
Mundano/a, sin la Visión

Volver arriba Ir abajo

Hello! Am... Unkown people / Einar  Empty Re: Hello! Am... Unkown people / Einar

Mensaje— por Einar Sørensen el Dom Mar 03, 2019 1:02 pm

Hello am… Unknown people
→ Viernes → 17:30 → Apartamento de los Redcreeks  → Luna nueva, despejado, templado


Era extraño que Jannike me hubiera pedido que fuera a buscar a Damian a la escuela este día, puesto que es el día que ella podía ir a recogerlo sin problemas, algo que sé que al pequeño le encanta, aunque por la expresión que ilumina su rostro cuando me ve en la puerta del colegio, sé que también le gusta que sea yo quien aparezca en la puerta. Realmente, cada vez que le veo mirarme con esa expresión en su rostro, una parte de mi siente el quedo dolor de la pérdida de mi propia hija, aunque mi instinto me insta a cuidar de él como si de mi propio cachorro se tratase. Es por eso que negar que no disfruto esperándolo en la puerta, sintiendo esa ansiedad por verle bajar las escaleras de la entrada corriendo para sentir su fuerte y tierno abrazo, es una somera gilipollez.

Como de costumbre me había hecho dar un gran rodeo por la ciudad en vez de ir directos a casa, disfrutando así de sus contados paseos en moto, algo que a su madre no le acaba de hacer gracia del todo pero que permite por la alegría que provocan en su retoño. Y, obviamente, habíamos parado en su heladería preferida para tomarnos un agradable y fresco helado de camino a casa. Una parada obligatoria en cada salida con el pequeño de la familia.

Finalmente habíamos llegado a nuestra calle y, como de costumbre, había terminado con mi sobrino sobre mis hombros, montado a caballito como suelen decirse, mientras abandonábamos el garaje donde guardo mi preciada moto y caminaba con un alegre Damian jugando a despeinar al tito mientras saluda educadamente a todos y cada uno de los transeúntes con los que nos cruzamos, que no son pocos la verdad.

Tras conseguir abrir la puerta con la llave y guardármela en el bolsillo, agachándome lo suficiente como para que el pequeño no se golpee la cabeza con el marco superior de la puerta, me detengo al instante al encontrarme con una desconocida parada justo a un par de pasos de la entrada, lanzando un pequeño gruñido ante la inesperada visita, aunque relajándome al momento tras notar el olor a mundano que emana de la jovencita, - "Amapola y manzana verde…" – pienso grabándome ése olor tan personal de ella para siempre en mi memoria.


-¡Hola chicos!, ¿cómo ha ido la escuela Dami? – escucho la voz de mi hermana, notando un cierto tono nervioso que no se me escapa al oírla mientras bajo al pequeño de mis hombros, fijándome en el rostro de mi hermana por si detecto el más mínimo signo de miedo, o de preocupación, cosa que haría que no tardara ni dos segundos en lanzarme sobre la joven, detectando una expresión nerviosa, como su voz, en su rostro, algo que provoca que mi expresión se torne suspicaz y vuelva a mirar a la extraña, dejando que el pequeño se lance a los brazos de su madre - Ha ido muy bien mami, la señorita Perkins no ha venido porque está malita, pero ha venido una maestra nueva que nos ha enseñado muchas fotos de animales - la voz alegre de mi sobrino inunda la estancia, explicándole a su madre lo mismo que me ha contado a mi mientras disfrutábamos del helado - ¿Ah si?, pues luego me lo cuentas todo, que tenemos visita. Mira esta chica tan guapa se llama Trinity, ¿no vas a saludarla? – le dice mi hermana lanzándome una significativa mirada, como si se avergonzara de algo o temiera algo, algo que por la forma de mirarme y el nerviosismo que noto sé que tiene que ver con mi posible reacción, algo que aumenta mi suspicacia sobre lo que está pasando y que provoca que me cruce de brazos sin moverme de mi sitio. - ¡Sí mama! - dice el pequeño antes de acercarse a la joven y darle un besito en la mejilla, - Hola Trinity, soy Damian, me gusta tu nombre, ¡suena a nombre del Oeste! - exclama emocionado - ¿Vienes de allí?, ¿De Texas?, ¿De California?, ¿Eres vaquera?, ¿Tienes caballos?, ¿Por qué te llamaron así?, ¿Has venido a vernos?, ¿Quieres ver mi colección de cromos de jugadores de béisbol? - empieza a acribillarla a preguntas sin parar - Damian, deja a Trinity, que tiene que hablar con mamá y el tito, ve a hacer los deberes a tu cuarto que luego iré a ayudarte con ellos – acude en su ayuda la siempre atenta de mi hermana, apartándolo de ella con delicadeza y consiguiendo que el pequeño se marche a su cuarto un tanto defraudado.

En cuanto el crío cierra la puerta de su cuarto mi hermana se acerca a la chica con una gran sonrisa amable en su rostro, evitando deliberadamente mirarme -Por favor, pasa, no te quedes aquí, acompáñame al comedor – le invita a pasar, desapareciendo con ella al interior del apartamento, permitiéndome colgar mi chaqueta de cuero en la percha de la entrada antes de seguirlas, no sin curiosidad, hacia el interior, encontrándome con una bandeja con pastelitos, tres tazas con sus cucharillas, una jarra con café, otra con leche y otra con agua sobre la mesa, vamos lo que era claramente una muestra de cortesía hacia la visita -Trinity Expósito, te presento a tu… quiero decir, a mi hermano, Einar – dice con una sonrisa nerviosa - "¿Qué cojones está pasando aquí?" – pienso mosqueado ante la situación -
Por favor, tomad asiento – añade Jannike manteniendo la sonrisa nerviosa mientras ella hace lo propio en una de las sillas, dejando las dos que quedan enfrentadas libres, para que quedemos la extraña y yo cara a cara.

Antes de seguir las indicaciones de mi madre, sin embargo, no dudo en estrechar la mano de la joven, sabiendo que el excesivo calor que desprendemos los licántropos no pasará desapercibido a la joven sonido - Hyggelig å treffe deg – la saludo cordialmente justo antes de ver el gesto de negación y oír el suspiro de cansancio de mi hermana, cosa que me hace darme cuenta que he utilizado nuestra lengua materna y que, obviamente, la invitada no habrá entendido nada, algo que ya me aclara que no pertenece a la comunidad escandinava de la ciudad, puesto que había pensado que quizás se tratase de alguna estudiante a la que hubiera invitado mi hermana para ofrecerle alojamiento o cualquier otra cosa. - ”Hola, Señorita Expósito, buenos tardes” – rectifico, intentando saludarla en español, un idioma del que sé las pocas palabras que he oído por la calle y que se me da fatal, pero que por su apellido debe ser el suyo, esperando que, con este gesto apacigüe un poco la desesperación de mi hermana ante mi manía de soltar palabras y frases en noruego durante mis conversaciones.

Tras soltar su mano, tomo asiento en la silla, lanzándole una mira interrogativa a mi hermana la cual aparta su mirada de la mía al instante para dirigirla a la joven -¿Té o café? – le ofrece a la joven educadamente, mientras quedo a la espera de que alguien me explique qué es lo que está pasando.


Hello! Am... Unkown people / Einar  Oshp9h
Einar Sørensen
Mensajes : 283

Reliquias : 1360

Temas : 6/10


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9644-einar-srensen-idhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9661-quien-es-quien-segun-einar-einar-sine-relasjonerhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9662-dette-er-mitt-liv-cronologia-einar-srensen#84238
Hijo/a de
la Luna

Volver arriba Ir abajo

Hello! Am... Unkown people
 Viernes → 11:30  


Bueeno, pues ahí estaba. En una casa extraña con una desconocida. ¿Qué coño estaba haciendo? En cualquier situación normal ni siquiera habría entrado en ese lugar, pero estaba claro que no pensaba con claridad. Eran demasiadas cosas en la cabeza como para ser coherente, además de que quería tenerla contenta. O sea, no quería ser una maleducada con la mujer para alejarla como hacía con todo el mundo, para empezar porque necesitaba la firma de los papeles y para continuar... Porque se sentía muy extraña. Realmente era su familia, su familia biológico y no esos estúpidos padres de acogida borrachos o sobones.

No sabía que decir, estaba incómoda y confusa, pero entonces se abrió la puerta. Trinity se giró, encontrándose con un hombre enorme y un niño a sus hombros. ¿El hombre el esperma también sería así? Porque con lo bajita que era ella, midiendo raspado un metro sesenta, no entendia muy bien de donde habían salido sus genes. De todas formas apartó rápidamente la mirada de la escena que se le tornaba delante. Le estaba haciendo daño. Durante toda su vida se había estado preguntado como serían sus padres, simplemente el hecho de como sería tenerlos, y verlos tan felices con el niño... Ojalá hubiera tenido esto. Miró hacia el techo para no llorar, no podía hacerlo, no se lo permitiría nunca cuando había gente delante. Era debilidad, una forma para que te hicieran daño o vieran por donde ganarte. Y mientras estaba pensando como era posible que el hombre el esperma se hubiera alejado de personas así, que se veía que querían a su familia, por un alcohólico de mierda. No tendría que haber ido, sus amigos tenían razón, no estaba preparada para esto. Pero una vez allí no le quedaba otra que afrontarlo, y era muy necesario.

Bajó los ojos cuando el niño se acercó a ella, correspondiendo el beso en la mejilla de la misma forma y una sonrisa por esas innumerables preguntas. Estaba claro que era feliz el pequeño y que tenía mucha curiosida. Se rió un poco, tapando los labios con la mano. Estaba acostumbrada a tratar con niños, en el orfanato había un montón y cuidaba de ellos, sobretodo de las niñas por la noche. Todos solían tener pesadillas y no era raro que durmiera con algunas de las mas pequeñas para que pudieran conciliar el sueño tranquilas. Observó como la madre la salvaba del interrogatorio.

-Eh, Damian.- Miro al chico antes de irse.- Mi jugador favorito es Aaron Judge, el otro día ganaron gracias él.-le guiñó el ojo antes de que se alejara para el cuarto. No creía que fuera a ver sus cromos precisamente y no quería que se fuera triste.- En el orfanato hay chicos y curas que les gusta el beisbol, así que me ha tocado tragarme muchos partidos.- Aunque para ser sincera prefería el baloncesto con diferencia, pero bueno.

Acompañó a Jannike al comedor, observando lo que había preparado. Abrió los ojos sorprendida para luego mirarla a ella, preguntándose porqué había preparado esto. O sea, no era su intención quedarse mucho rato precisamente y no estaba acostumbrada a que alguien se tomara las molestias de tener preparado cosas del té o café. Se masajeó los ojos, cansada ya por toda la presión que sentía en el pecho y la mente. Joder, esto era demasiado complicado.

Al ver que el hombre le tendía la mano no pudo hacer otra cosa que corresponder, con la mano tensa y lo más alejada de él posible. Nadie sabía lo difícil que le estaba resultando aquel gesto sin apartarle de un manotazo y sin poner caras de desprecio, pero se mantuvo impasible como pudo. Joder, está ardiendo.. Pero eso se olvidó rápido cuando le habló en otro idioma... Y luego en español. ¿Tenía cara de española? ¿En serio? Miró a Jannike y luego a él.

-Soy neoyorkina.- Así para que no siguiera hablando en un idioma desconocido. Se pensó mucho si sentarse o no, pero respirando hondo acabó dejando en el suelo la mochila y haciendo caso a la mujer. Su incomodidad se tenía que notar a la legua. Que putada.- No quiero molestar, de verdad. Además como llegue habiéndome tomado un café a las monjas les dará algo.- Que gracioso, no quiero molestarles pero se me da puta madre dar por culo a la gente.

Durante unos segundos, mientras se quitaba el gorro de tela gris de la cabeza, pensó en como abordar la situación. Imaginaba que Jannike estaría más o menos informada, aunque la conversación con el hombre del esperma fue corta. Joder, no quería saber nada de ese hombre realmente, ni de la mujer del óvulo en paz descanse, ni de la familia que fuera. La abandonaron cuando tenía tres días. Menuda panda de imbéciles, si hubieran firmado lo que tenian que firmar ella no se vería en ese situación.

- Bueno, yo... - directamente abrió la mochilla del institut y sacó los papeles. Iba a ser más fácil ser directa.- No sé si tu...¿usted? -Ay mierda, no quería liarla nada más empezar. Suspiró.- Bueno, no sé si sabéis la situación y creo que es mejor ir directa al grano.-Tenía miedo, su pecho le iba a estallar.-  Veréis, no quería molestar a nadie pero quiero pedir la emancipación. Dentro de unas semanas cumplo diecisiete y voy a tener una vista para ver si me la dan, y desgraciadamente no pueden darme nada por el hombre del esperma no firmo el cese de derechos sobre mí.- Se masajeó la sien, estaba hablando suave y calmada para no parecer brusca, pero no sabía como hacer esa situación más llevadera. Y para que mentir, ese hombre le daba miedo.- Lo he hablado con la trabajadora social y como vosotros, sus hermanos, estáis en Nueva York y sois el pariente más cercano... Me sirve vuestra firma, concretamente del que sea el mayor de los dos.- Que algo le decía que era el hombre.- Oye, no quiero nada de vosotros, ni que me reconozcáis como sobrina, ni dinero, ni nada... Solo necesito la firma para emanciparme y que no me lleven a casas de acogida para aguantar a mujeres borrachas u hombres que te tocan el culo cuando no mira su esposa. - Les enseñó los papeles para que vieran que no mentía.- Os prometo que cuando salga por esa puerta no sabréis nada más de mí, pero necesito esa firma. Tengo la vista en unos días y sin esto no me van a dar la emancipación.


Hello! Am... Unkown people / Einar  HMQqXbF

Gracias Alyssa
Trinity Britt Expósito
Mensajes : 46

Reliquias : 111


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario
Mundano/a, sin la Visión

Volver arriba Ir abajo

Hello! Am... Unkown people / Einar  Empty Re: Hello! Am... Unkown people / Einar

Mensaje— por Einar Sørensen el Dom Mar 03, 2019 11:07 pm

Hello am… Unknown people
→ Viernes → 17:30 → Apartamento de los Redcreek  → Luna nueva, despejado, templado

Por lo visto la había juzgado mal de buenas a primera, puesto que, a pesar de llevar ése apellido tan hispano parecía que su padre no lo era, algo que realmente saltaba a la vista por los rasgos demasiado alejados a los que luciría un descendiente latino, con un color de pelo y una tonalidad de iris más adecuada a un germano o incluso nórdico, pero que contradecía el apellido que llevaba - "Y como siempre, señoras y señores, el Gran Einar demostrando su falta de cortesía tras vivir demasiado años en el bosque como un jodido troglodita… ¡aplausos por favor!" – pienso sarcástico sabiendo que, a pesar de llevar ya unos pocos años en la ciudad todavía tenía oxidadas mis antiguas buenas costumbres de comportamiento en sociedad - "Con lo fácil que es olerle el culo al otro y ya…" – no puedo evitar bromear con la forma tan natural y sencilla que tienen los cánidos para saludarse.

-No digas tonterías, Trinity… ¿Puedo tutearte verdad? – le responde mi hermana son esa gran sonrisa en su rostro que dedica a todas las personas que le importan - Estoy encantada de poder conocerte al fin – añade con un tono de esperanza en su voz que me mosquea aún más llevaba - "En serio que no entiendo nada de nada" – pienso terminándome de acomodar en la silla antes de servirme yo mismo un café, buscando encontrar la mirada de mi hermana con la mía sin conseguirlo puesto que ella se emperra en esquivarla.

La voz de la desconocida hace que dirija mi rostro y mi mirada hacia ella, observándola con detenimiento mientras saca unos papeles de la mochila que portaba a la espalda y que ahora descansa tranquilamente en el suelo junto a la mesa. Por la forma de titubear y de no acabar las frases se nota que está nerviosa, tanto como mi hermana diría yo llevaba - "Eso, eso, ve al grano y aclárame que cojones pasa aquí" – la animo mentalmente a que suelte de una jodida vez ya lo que tenga que decir terminando así con esta espera que me inquieta.

Según empieza a explicarse centro mis claros ojos en su rostro, buscando cualquier gesto en él que contradiga o afirme lo que va diciendo, enarcando una ceja en cuanto habla de emanciparse y dando un pequeño respingo en cuanto menciona a un tal ”hombre del esperma” llevaba - "¡Alto ahí!, ¿Esperma?, ¿No creerá mi hermana que esta chica es hija mía?, ¡¿Pero qué chorrada es esa?!" – pienso sorprendido al oírla hablar, soltando un gruñido en cuanto se toma una pausa para masajearse la sien, suponiendo que mi hermana se ha creído el cuento de que ella es mi hija, algo totalmente imposible porque debe tener la misma edad que tendría mi Nadia si siguiese con vida.

Pero si creía que la cosa no podía volverse más surrealista me equivocaba al doscientos por ciento, ya que seguidamente suelta una bomba que hace mi corazón se dispare, mi lobo se lance contra los barrotes de su prisión y mis mandíbulas se aprieten con tanta fuerza que el sonido de mis dientes al rechinar es claramente audible en la sala llevaba - "¿Sus hermanos?, ¡¿Ha dicho sus hermanos?!, ¡No me jodas que esta es una de las hijas del hijo de puta de Tobias!... aunque… juraría que no me suena que tuvieran ese nombre… ¿y el apellido?... ¡Joder, pero de qué va todo esto!" – pienso confundido cada vez más, notando cómo mi ceño se frunce peligrosamente y mi cuerpo se prepara para atacar, según la rabia que siento cada vez que pienso en el traidor de mi hermano se va apoderando de mi.

Gruñendo audiblemente busco ahora con una mirada cargada de enfado a mi hermana, la cual me la devuelve con una súplica en sus ojos - Du visste det, og du har få meg til å komme, selv om du visste at jeg ikke vil vite noe om den bastarden – le digo realmente cabreado a mi hermana, echándole en cara que me haya engañado para que viniera y conociera a alguien que tiene que ver con el cabronazo de mi hermano, algo que ella sabe que me jode, que odio, que no soporto que me hablen de él o del malnacido de mi padre, mientras coloco las palmas de mis manos sobre la mesa, levantándome con rabia al instante, ignorando a la chica para centrarme ahora mismo en mi hermana - ¡Einar Sørensen!, ¡¿Quieres hacer el favor de dejar esos odios sin sentido por una vez en tu jodida vida?! – la orden de mi hermana me pilla tan de sorpresa que me quedo quieto mirándola desafiante, apretando dolorosamente mis mandíbulas mientras el lobo me anima a atacar, a demostrarme que no se me puede engañar así y no sufrir las consecuencias  -¿Es que no te das cuenta que es tú sobrina?, ¿Es que no te cabe en esa cabezota tan dura que tienes que ella no es culpable de los problemas que tengas con tú hermano?. ¡Sí, Einar!, es hija de tu hermano, tú sobrina, aunque él no lo sabía. ¡Le dijeron que había abortado!, así que yo no sabía nada hasta que Tobias me lo contó y me pidió que la ayudara, Forstår du det?. Así que pienso ayudarla, y como no firmes los papeles, te aseguro que me enfadaré de verdad contigo – me suelta, manteniéndome la mirada, demostrándome que realmente es mi hermana y que, al igual que yo, que todos nosotros, no tenemos miedo a enfrentarnos a lo que sea con tal de defender aquello que consideramos justo.

Obligándome a controlarme, pero demostrando en mi expresión y en mis movimientos bruscos el cabreo que ahora mismo siento, voy a la nevera, tomando el bolígrafo que siempre tenemos ahí para apuntar la lista de la compra para regresar a la mesa y apoyar la punta del mismo sobre la hoja dispuesto a rubricarla con mi firma, pero deteniéndome antes de realizarlo, dejando caer el bolígrafo sobre la mesa antes de hacer lo propio sobre la silla para dirigir mi mirada enfadada primero a la joven y luego a mi hermana - No puedo firmarlo, cambié el apellido, no le servirá que lo firme yo. Deberías hacerlo tú, aunque te casaras tu apellido de soltera sigue siendo el mismo que el de tu hermano – le digo serio, remarcando con mi voz el hecho de considerarlo hermano de ella, no mío.


Hello! Am... Unkown people / Einar  Oshp9h
Einar Sørensen
Mensajes : 283

Reliquias : 1360

Temas : 6/10


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9644-einar-srensen-idhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9661-quien-es-quien-segun-einar-einar-sine-relasjonerhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9662-dette-er-mitt-liv-cronologia-einar-srensen#84238
Hijo/a de
la Luna

Volver arriba Ir abajo

Hello! Am... Unkown people
 Viernes → 17:30  


Madre mía, esa mujer era puro amor. ¿Cuántas veces soñó de niña tener una madre así? Aun recordaba todas las cartas a papá noel, donde solo pedía una familia que la quisiera, una madre bonita y cariñosa, un padre grande y protector que la abrazara. Y que la llevaran a Disneywold. Y que le compraran un perrito... Mientras el resto de niñas pedían juguetes, ella solo buscaba amor. Se reían de ella cuando lo decía en clase, por lo que aprendió a dejar de soñar como una tonta. Además, nadie la adoptaría con un problema en el corazón. Quedó demostrado, de hecho.

-Claro.- Tengo diecisiete años, lo raro sería que me trataras de usted.- Gracias...- No podía decirle que ella también estaba encantada, porque sería mentir. O sea, no es que no fuera agradable, era jodidamente adorable, pero no quería conocerla realmente. ¿O si? Quizá una parte de ella, pero no iba a admitirlo.- Eres muy amable.- Esa sonrisa que tiene se le hacía extraña y ablandaba algo en su interior. Así era como debería ser una madre.

Pero bueno, explicó la situación lo más calmada posible, dejando bien claro que no quería meterse en sus vidas y que no volverían a verla si no querían, y entonces él explotó. Sin nada de disimulo se echó hacia atrás con silla incluida. Son todos iguales. Panda de trogloditas agresivos. Si ya de por si no le gustaban los hombres, mucho menos los que se ponían así de fieros. Joder, había oído los dientes rechinarle y encima gruñía. Se cree un animal, ¿o qué coño le pasa? No sabía que había dicho, pero estaba segura de que no era nada bueno. Y de repente, la voz dulce de la mujer se transformó en... Pues todo lo contrario.

Miro la escena, asustada en el fondo, preguntándose si debía irse de allí o no. Que putada que no pudiera hacerlo. De todas formas se quedó en silencio, escuchando la regañina de Jannike a su hermano. Que cojones tiene, con el miedo que da. Pero lo que más le impacto fue que la llamó sobrina. Fue como un mazazo en el pecho y fue inevitable que bajara la mirada. No quería problemas ni involucrarse con personas ajenas a su pequeño círculo. Sus amigos eran su familia, Jory era lo más importante que tenía. ¿Por qué se sentía así entonces por ese apelativo? Oh, que putada.

De todas formas siguió en silencio mientras Einar se iba a la cocina y volvía. Bueno, conseguiría la firma que era a por lo que había ido hasta allí, el motivo por el que había contactado con esas personas. Y entonces tuvo que abrir la boca haciendo que pusiera inevitablemente los ojos en blancos. Menudo lerdo.

-Los apellidos se cambian constantemente en Estados Unidos. Así que mientras seas su hermano y el mayor, me sirve.- Por lo menos eso esperaba. Y entonces su boca empezó a hablar.- Entiendo que me odies.- Posó los ojos en él, sonriendo un poco con tristeza y una pizca de rabia que pensaba había superado hace tiempo.- Parece que los padres biológicos se arrepienten de cosas cuando van a morir, y la mujer del óvulo me contó que os abandonó. Como a mi... Porque aun que no supiera que nací, se desentendió de esa mujer y no comprobó si era cierto. Fue una mierda saber que a quien debería llamar padre es un desgraciado. Pero bueno.- Bajó la mirada, esperando no haber cabreado a nadie. Y encima ya no sabía que decir, ni para arreglarlo, ni para que él estuviera menos cabreado.- Como te he dicho no tienes que saber nada de mí si no quieres, para que te quedes tranquilo. He vivido casi diecisiete años sin una familia y sin nadie que me quisiera, he aprendido a estar solita.- Eso salió más irónico de lo que pensaba.- La vista es el lunes a primera hora y de verdad la necesito.


Hello! Am... Unkown people / Einar  HMQqXbF

Gracias Alyssa
Trinity Britt Expósito
Mensajes : 46

Reliquias : 111


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario
Mundano/a, sin la Visión

Volver arriba Ir abajo

Hello! Am... Unkown people / Einar  Empty Re: Hello! Am... Unkown people / Einar

Mensaje— por Einar Sørensen el Mar Mar 05, 2019 10:22 pm

Hello am… Unknown people
→ Viernes → 17:30 → Apartamento de los Redcreek  → Luna nueva, despejado, templado

Dicen que cuando piensas que ya no puede salir nada peor, pasa algo que lo empeora aún más. Y justamente es lo que pasa en cuanto la chica abre la boca recordándome que, por mucho que me joda, soy hermano de ese bastardo. En cuanto lo dice, no tardo ni dos segundos en cambiar el objeto de mi ira, pasando mi mirada, de una forma realmente lenta, fría y calculada, de mi hermana a la joven, centrando mis claros ojos, que ahora deben de lucir un azul gélido en los suyos, sabiendo que la cicatriz que luce mi rostro favorecerá mi expresión de cabreo y de persona peligrosa - "No… si al final voy a tener que agradecerle a la zorra mi nuevo y agresivo look" – pienso cabreado. - "Está claro que es hija de ese cabrón…" – pienso tras su comentario, puesto que, nada más oírlo me viene a la cabeza la forma de hablarme que tenía mi hermano, siempre tratándome como si fuera un estúpido o un inútil, sobretodo delante de mi padre, como si disfrutara haciéndome quedar mal delante de ese borracho, consiguiendo que éste me exigiera hacerlo mejor y mejor cuando yo sólo deseaba que me dejara en paz y que se fuera a tocar las narices a otra persona.

Su afirmación sobre mis sentimientos hacia ella va muy mal encaminada, puesto que ahora mismo estoy tan enfadado y tan sorprendido que realmente no sé qué pensar de la chica. Dejándola hablar no puedo evitar fijarme en que hay rasgos que me son vagamente familiares, como si pudiera reconocer algo en ella, pero que no acabo de ver con claridad, sobretodo porque desconozco a la madre, a quien quizás se parezca más que al padre.

 - No digas eso, Trinity, no te odia… – la tierna voz de mi hermana hace que suelte otro gruñido, puesto que ahora mismo sé que mi hermana espera que diga algo, que me exprese y que niegue que la odie, pero en vez de eso, simplemente continúo mirándola, soltando otro gruñido, aunque menos sonoro y entrecerrando más los ojos dejando que vuelva a hablar sin interrumpirla. Según va hablando noto como mi enfado sigue aumentando, puesto que me siento engañado por mi hermana y eso me duele demasiado. Ella siempre ha sabido que no quiero saber nada de nuestra familia, de nuestro padre y de la familia de nuestro hermano, para mi ninguno de ellos existe y, si bien es cierto que sé que le ha comentado que estoy viviendo con ella, siempre ha tenido el detalle de no hablar de él delante de mí, y decirme en todo momento que, el día que su él venga a visitarlos, me avisará por si no quiero verle, algo que agradeceré y que haré sin dudarlo.

Pese al enojo que siento, sus palabras consiguen colarse en mi mente, dándome a entender que la chica se ha enterado de la identidad de sus padres tras la muerte de la madre y, por lo visto, sus sentimientos hacia mi hermano no son muy amables que digamos - "¿Por qué no me extraña que las abandonara el cabronazo ese?... es un cobarde, un jodido y patético cobarde de mierda" – pienso, puesto que en vez de huir con nosotros el muy cretino se quedó con nuestro padre, lo cual fue un duro golpe para mi, puesto que él es el mayor, el que tenía más probabilidades de conseguir trabajo y mantenernos, de cuidar de nosotros - "y sin embargo se quedó con el borrachuzo, sentenciándonos al resto a malvivir lejos de nuestro hogar, avanzando la muerte de nuestra madre" – me recuerdo, rememorando la traición de mi propio hermano.

- Å!, qué pena… la pobre criaturita se ha criado solita en un orfanato… – le respondo con todo el sarcasmo que puedo dar a esas palabras tras escuchar su ironía - Tranquila, que te firmaré los putos papeles para que te largues y hagas lo que te salga del coño – le escupo más que le digo dejándome llevar por mi cabreo, tomando el bolígrafo de la mesa con fuerza - ¡Einar!, ¡Cómo puedes ser tan imbécil!, ¡Discúlpate ahora mismo! – escucho el grito de mi hermana justo antes de que el sonido de sus manos al golpear con fuerza la mesa llene el ambiente, haciendo que vuelva a dirigir mi mirada a mi hermana, encontrándome con una expresión de enfado que pocas veces había visto en su rostro y que me confirma que he ido demasiado lejos con el comentario.

La exigencia de mi hermana provoca que mi lobo se revuelva con furia en mi interior, haciendo que mi respiración se agite y que mi corazón se acelere peligrosamente, sintiendo la necesidad de transformarme, de atacar, de romper algo, de morder, de desgarrar, de destripar - "¿De volver a repetirlo?" –. Por suerte este pensamiento, junto a imágenes fugaces sobre lo que pasó consiguen frenarme antes de que me transforme, pero no elimina el enfado que siento, la necesidad de gritar o de pegarle a alguien, por lo que no soy muy consciente de lo que hago hasta que no siento quebrarse el bolígrafo en mi mano como si de tratase de un huevo, sintiendo la tinta manchar mis manos mientras veo como la expresión de mi hermana se trasforma en una de alarma y sorpresa, por lo que dirijo mi mirada hacia la mesa para ver cómo la tinta del bolígrafo ha creado una gran mancha oscura sobre los papeles, emborronando el documento y dejándolo totalmente inservible.

- ¡¿Pero qué haces?!...¡Ay la que has liado…! – escucho la voz de mi hermana menos agresiva mientras la observo retirar con rapidez los papeles en un vano intento por evitar lo inevitable  - Es que… es que… no puede ser… no puede ser… ¡Qué paciencia, señor!... ¡Qué paciencia…! – sigo escuchando la voz de mi hermana mientras toma unas servilletas y empieza a limpiar la mesa Sujetándome seguidamente la mano con las suyas para intentar eliminar los restos de tinta de mi piel  - Ahora sí que has metido la pata, ahora sí… – me va diciendo mientras niega repetidamente con la cabeza, consiguiendo que me sienta mal con el simple roce de sus manos sobre la mía, sintiendo ese incómodo sentimiento de culpa hacia ella, pues es de las personas que más quiero en el mundo  - Anda, lávate con alcohol las manos, y luego vienes y te disculpas – me dice con un tono de regañina y de impotencia en la voz que consigue que me aparte de la mesa y me encamine hacia el baño, escuchando por el camino la voz de mi hermana  - Trinity, yo lo siento, de verdad. Es un cabetoza de cuidado, pero en el fondo tiene un gran corazón… ¿crees que puedes conseguir otros antes del lunes?, porque de verdad que… – dejo de oírla en cuanto entro en el baño y cierro la puerta, gruñendo cabreado a la imagen que me devuelve el espejo.


Hello! Am... Unkown people / Einar  Oshp9h
Einar Sørensen
Mensajes : 283

Reliquias : 1360

Temas : 6/10


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9644-einar-srensen-idhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9661-quien-es-quien-segun-einar-einar-sine-relasjonerhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9662-dette-er-mitt-liv-cronologia-einar-srensen#84238
Hijo/a de
la Luna

Volver arriba Ir abajo

Hello! Am... Unkown people
 Viernes → 17:30  


Aquella mujer era puro amor. Los ojos de la adolescente se posaron en ella inevitablemente cuando dijo que no la odiaba, pero todo en ese hombre le decía lo contrario. A ver, no es que le importara realmente, Trinity solo había ido hasta allí para conseguir su firma y poder largarse del orfanato de una vez por todas. Era realmente un suplicio para ella seguir allí, muchísimo más que el conocer a la familia que debería haber tenido si no la hubieran abandonado. Aunque realmente, ¿los hubiera conocido? El hombre del esperma los dejó tirados... Que mierda. Contra más rato pasaba ahí más se daba cuenta de que no pintaba nada con aquellas personas.

Iba a decir algo cuando Einar habló. Cerró la boca de golpe y el dolor que sintió por esas palabras fue realmente sorprendente. Estaba acostumbrada a gilipollas que no le gustaban los huérfanos, y ¿para que mentirse a si misma? Siempre le habían dolido ese tipo de palabras hasta que fue creciendo y fue contestando. Pasó de ser una niña tierna y dulce, a una experta en tocar los cojones. Pero no se pudo esperar la reacción de su pecho ante aquello. ¿Pero por qué? ¿Porque se que es familia? ¡No tiene sentido! ¡Solo es un puto desconocido de mierda! ¡Debería darme igual joder! No pudo responder por varios motivos. El primero porque había bajado la mirada para controlarse, para que ese puto dolor desapareciera rápido y no mostrara debilidad. El segundo porque necesitaba esa firma y tenía miedo de que si le contestaba no la obtuviera.

Y entonces dio un brinco en su sitio. ¡Pero que carácter! ¡Como mola esta mujer! Contempló a Jannike y luego a Einar. No entendía nada de lo que estaba suciendiendo realmente, pero al ver los papeles se cagó en la puta madre de todo el mundo. ¡No me jodas! ¡¿Y ahora que cojones hago?! Se llevó las manos a la cara, ocultándola de los dos. Eso había sido un error. No tendría que haber venido. Estaba siendo como su pequeño infierno personal. ¿Qué opciones le quedaban? Necesitaba la maldita firma. Bajó las manos para visualizar la reacción del hombre. No era su intención claro, pero se sorprendió del cambio tan rápido. De un cabreo monumental los dos a cuidarse. ¿A que venía todo aquello? ¿Eso era normal en una familia? Estaba confundida, pero ganaba la frustración a otra cosa.

Observó en silencio como Einar se marchaba, pensando que si él era así y el hombre del esperma era el malo... ¿Cómo cojones debería ser? Pero entonces la voz de Jannike la distrajo de esos desagradables pensamientos. Sonrió a la mujer un poco, joder ella era adorable, ¿acaso se había quedado ella todo lo bueno? Pero entonces vino a su cabeza la imagen de minutos antes de Einar con el niño y suspiró, dándose cuenta de que no, el problema era ella, su presencia. Menuda mierda.

- No te preocupes, estoy acostumbrada a ese tipo de palabras.- Aunque duelan como un demonio. Se sorprendería la de veces que lo dicen los adolescentes normales. Y la de veces que había aparecido a los colegios para buscar a algunos niños que habían ido llorando el día anterior porque les habían tratado mal por ser huérfanos. Era habitual.- Pues...- Poder podía conseguirlos, el problema era tener tiempo para ir hasta allí otra vez.- Mañana viene una especie de voluntaro a darme clases particulares.- y sabiendo lo bien que se llevaban le iba a ocupar toda la tarde.- Y el domingo tengo que cuidar a los más pequeños, no vienen muchos voluntarios ese día.- se masajeó la sien un momento. Tenía que pensar.- Imagino que podría ir ahora hasta allí y volver, pero probablemente para cuando vuelva estaréis durmiendo. Me cuesta más de una hora ir con los autobuses.- Eso era una mierda, porque en moto o en coche eran como quince minutos. Puff... Había tardado una semana en reunir el valor para llamarla y había salido todo fatal.- Perdóname. Nunca fue mi intención crear una situación así. Si no hubiera sido necesario no os hubiera llamado, lo siento de verdad.- En realidad entendía que era un follón todo esto, aunque Einar le parecía un cabronazo. En cuanto consiguiera la firma se desentendería de todo otra vez. La necesitaba para el lunes, el lunes le darían la emancipación estaba convencida de ella y le daba igual llegar al orfanato de madrugada si con eso conseguía huir de allí el año que le quedaba.- Será mejor que vaya a por ellos. Podría dejaroslo en el buzón y vosotros mandármelos al orfanato. Así no hace falta que me vea la cara otra vez.- Santo gilipollas.


Hello! Am... Unkown people / Einar  HMQqXbF

Gracias Alyssa
Trinity Britt Expósito
Mensajes : 46

Reliquias : 111


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario
Mundano/a, sin la Visión

Volver arriba Ir abajo

Hello! Am... Unkown people / Einar  Empty Re: Hello! Am... Unkown people / Einar

Mensaje— por Einar Sørensen el Vie Mar 08, 2019 10:39 pm

Hello am… Unknown people
→ Viernes → 17:30 → Apartamento de los Redcreek  → Luna nueva, despejado, templado

Me centro durante unos largos minutos en frotar mi mano manchada de tinta con la toalla impregnada en alcohol sanitario, intentando así calmar mi rabia. A pesar de los años que habían pasado no había perdonado la traición de mi hermano, era algo que jamás entenderé puesto que él era testigo de lo que pasaba en casa cada día, estaba de acuerdo en venirse con nosotros, en huir y dejar al viejo solo, pero a la hora de la verdad prefirió quedarse en casa con él, abandonándonos a nuestra suerte. Es por eso que no lo soporto y que cualquier cosa relacionada con él me asquea y cabrea, por eso estaba tan rabioso ahora mismo, porque aquella adolescente, pese a no haberme hecho ni merecerlo, era parte de mi hermano, y mi sentimiento de odio hacia él es mucho más fuerte que mi sentido común, aquel que me dice que la rubia no tiene culpa de nada.

Tan centrado estoy en la limpieza de mis manos que no soy consciente de que la puerta se ha abierto hasta que la voz de mi sobrino llama mi atención, consiguiendo que desvíe la mirada hacia él - Onkel…. ¿por qué discutís tú y mamá? - la pregunta realizada en un tono triste y preocupado hace que me dé cuenta de que he alzado la voz demasiado y que el pequeño ha podido oírlo todo desde su cuarto, cosa que le ha asustado puesto que creo que muy pocas veces hemos discutido - "Y siempre por culpa del cabrón de Tobias…" – no puedo evitar recordármelo. - Tranquilo Dami… no pasa nada, es que mamma y yo no siempre pensamos igual – le digo esbozando una sonrisa, sorprendiéndome a mi mismo de la facilidad con la que el pequeño consigue amansarme. - ¿Es por la chica?, ¿ella es mi prima Onkel? - la ilusión que veo en sus pequeños ojos hace que se me haga un nudo en el pecho puesto que no había pensado en que el pequeño estaría contento por conocer a un nuevo miembro de su familia, porque sí que tenía primos por parte de su difunto padre, pero por parte de su madre sólo sabía que tenía primos en el extranjero y poco más, así que era normal que estuviera ilusionado por tener a una prima, una prima que a más inri vivía en la misma ciudad que él, puesto que el resto de sus primos viven en otras ciudades del país. Sintiéndome culpable por culpa del pequeño, no dudo en agacharme para poner mi mirada a su altura - Eso dice ella, pero yo no lo sé seguro, habría que preguntarle a tu tío. Pero tranquilo que mamma hablará contigo ante de cenar y te lo explicará todo, ¿vale? – le digo alborotándole el pelo con una mano y esbozando una sonrisa finalmente, a lo que él responde con una expresión ilusionada en su rostro antes de salir a mi lado del aseo, dirigiéndose hacia su cuarto mientras yo me vuelvo a encaminar para enfrentarme de nuevo mi hermana y a la chica.

- ¡Ah, no!, Eso sí que no, no voy a permitirlo, de eso me pienso encargar yo misma – escucho la voz de mi hermana antes de hacer acto de presencia en el comedor, sabiendo que seguramente mi hermana, como de costumbre, se habría estado disculpando por mi absurdo y estúpido comportamiento, llamándome de mil formas posibles pero asegurando que ladro mucho pero muerdo poco y demás, algo totalmente falso puesto que ella no sabe las cosas que he llegado a hacer - "Y por su bien será mejor que siga así…" – me recuerdo consciente de lo mucho que le podría afectar a mi pobre hermana conocer la parte más oscura de mi vida.

Nada más entrar en el salón lo recorro con la mirada, comprobando que no me he equivocado al pensar lo que habría estado pasando ahí durante mi ausencia, puesto que mi hermana tiene esa cara dulce que tanto la caracteriza y la adolescente continúa en la sala, por lo que estoy seguro de que mi hermana ya ha arreglado de alguna forma la situación.

- Supongo que habrás recapacitado sobre lo que has hecho, ¿verdad? – me regaña mi hermana, pero usando un tono suave, demostrándome que sabe que no es fácil para mi esta situación, y que me entiende pero que debo pensar con la cabeza y no con el corazón, arrancándome un gruñido con esas palabras. - Mira, le decía a Trinity, que le vas a firmar los papeles hoy mismo, pero como la pobre no tiene vehículo y depende del transporte público… y ya sabes lo que lento que es eso, ¿verdad Einar?. Pues como no le daría tiempo a ir y volver antes de que tenga que acostar a Damián, pues estaba a punto de decirle que tú puedes acercarla. Lo haría yo, pero tengo que terminar un escrito para el trabajo y, como tú has sido el causante de que tenga que ir a por otros papeles, estoy segura de que no te importará llevarla y así disculparte por tu torpeza – me ordena de forma sutil y educada, usando su melosa voz, pero dejando bien claro qué es lo que quiere y que no aceptará una negación como respuesta - "¿Encima tengo que llevarla yo?. ¡Los cojones!" – me preparo a responder a mi hermana mirándola fijamente a los ojos - Ja, selvfølgelig. Voy por los cascos… espero no te den miedo las motos… – me oigo decir en tono resignado, sabiendo que discutir con mi hermana ahora mismo no nos llevaría a ninguna parte y que solo conseguiré quitarme a la chica de encima firmándole los putos papeles.


Hello! Am... Unkown people / Einar  Oshp9h
Einar Sørensen
Mensajes : 283

Reliquias : 1360

Temas : 6/10


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9644-einar-srensen-idhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9661-quien-es-quien-segun-einar-einar-sine-relasjonerhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9662-dette-er-mitt-liv-cronologia-einar-srensen#84238
Hijo/a de
la Luna

Volver arriba Ir abajo

Hello! Am... Unkown people
 Viernes → 17:30  

Trinity entendía a medias lo que ocurría en aquel lugar. Estaba claro que Einar odiaba bastante al hombre del esperma y para qué mentir, si ella ya de ante mano tenía cierto rencor a sus supuestos padres biológicos, al enterarse de lo que ese hombre había hecho a su familia pasó ese sentimiento a un leve odio. Y al entrar en esa casa y conocer a Jannike se había profundizado un poco más. Pero era normal. La adolescente se había pegado la vida sola, deseando, rezando y llorando por conseguir una familia hasta que se dio cuenta que eso jamás ocurriría. Para un huérfano como ella... Eso lo era todo. Y más teniendo una hermana así. ¿Cómo había sido capaz de abandonarlos? No conseguía comprenderlo, ella desde luego no la cambiaría por un borracho. Había convivido con hombres así y sabía lo repugnantes que eran.

¿Pero que le responder cuando dice que va a encargarse ella misma? Trinity no sabía que responderle, no estaba acostumbrada a personas que se preocuparan, aunque fuera mínimamente, por ella. No le agradaba porque le costaba alejarlas como al resto de gente que conocía. Desde luego a Jannike jamás le hablaría mal ni le pondría una distancia, pero imaginaba que después de aquel día no volvería a verla a no ser que fuera casualidad. Era su intención, la firma y punto.

Para cuando Einar entró en la estancia, Trinity tenía muchas cosas en la cabeza, para empezar se estaba cagando en la madre de todo el mundo por tener que volver a por esos papeles. Se quedó mirando la situación, atendiendo especialmente al tono de ambos. No solía estar con familias y se tornaba bastante incómoda allí, más sabiendo que eran su sangre. Era extraño, confuso en parte. Un largo suspiro salió de sus labios mientras se replanteaba si tendría que haber ido con Jori, aunque igual hubiera sido más violento ella se hubiera sentido mucho más cómoda. Pero si pensaba que la cosa no podía ir peor, se equivocaba de arriba abajo.

- ¡NO! -Se levantó de golpe, poniéndose tras el sofá para meter algo de por medio entre Einar y ella aparte de la distancia. Sus ojos estaban abiertos de par en par y le miró con puro pánico. No podía, la moto significaba estar demasiado cerca, ella no podía estar tan cerca de los hombres. El recuerdo del cura apareció en su mente martilleándola y fue inevitable que se abrazara a si misma, cubriéndose, protegiéndose mientras se daba cuenta de que estaba temblando. Era consciente de que no todos los hombres eran así y aunque muchas veces pudiera controlarse, había otras que reaccionaba de golpe.- Yo...- trago sáliva, dándose cuenta de que la había liado. Miró a ambos preocupada y luego intentó forzar una sonrisa aunque se notara que estaba acojonada.- Las motos... Lo siento, no puedo con ellas.- Miró hacia el suelo para evitar posar los ojos aterrorizados sobre Einar, esperando que fuera una escusa coherente. O sea, él lo había dicho, esperaba que no le dieran miedo. Era lo fácil. Y esperaba que Jannike no la hubiera visto llegar, porque su chico la había traído en moto. Ay, joder. Menuda mierda. No quiero que sepan a que tengo miedo de verdad.


Hello! Am... Unkown people / Einar  HMQqXbF

Gracias Alyssa
Trinity Britt Expósito
Mensajes : 46

Reliquias : 111


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario
Mundano/a, sin la Visión

Volver arriba Ir abajo

Hello! Am... Unkown people / Einar  Empty Re: Hello! Am... Unkown people / Einar

Mensaje— por Einar Sørensen el Dom Mar 10, 2019 9:49 pm

Hello am… Unknown people
→ Viernes → 17:30 → Apartamento de los Redcreek  → Luna nueva, despejado, templado

El grito de la chica nos toma por sorpresa a Jannike y a mi por igual. Mi hermana no puede evitar dar un ligero respingo mientras que yo vuelvo a adoptar una expresión más peligrosa, entrecerrando los ojos y notando como todo mi cuerpo se ha tensado en un segundo dispuesto a lanzarme sobre ella al momento, dejándome llevar por mi lobo que ahora se remueve inquieto en mi interior. Lanzando un gruñido bajo, la observo atentamente desde su nueva posición, parapetada detrás del sofá mientras me mira con una expresión de auténtico pavor, algo que no me esperaba para nada, como tampoco su reacción.

El silencio se prolonga durante unos minutos, confirmándome de esta forma que mi hermana está igualmente sorprendida y que parece que de quien se ha intentado proteger es de mi, más que de ella. Por los casi inaudibles pasos que escucho detrás de mí sé que mi sobrino también ha oído el grito y que seguramente está asomado por la puerta, intentando averiguar el motivo que ha llevado a su supuesta prima a gritar con tanta fuerza. Con los ojos entrecerrados espero pacientemente a que hable, aprovechando para cruzar mis brazos sobre mi pecho, controlando así mejor mi cuerpo y evitando apretar los puños, algo que podría asustarla todavía más - "¿A qué coño ha venido eso?" – no puedo evitar preguntarme mientras la escruto con mi clara mirada.

En cuanto empieza a hablar dirijo mi mirada a mi hermana, quien también la mira sorprendida, aunque no tarda en recobrar su amabilidad natural, sonriéndole al tiempo que se acerca a ella - Tranquila Trinity, no pasa nada… no sabía que te daban miedo las motos – empieza a hablarle mi hermana en un tono apaciguador, sin dejar de esbozar esa agradable sonrisa en su rostro. - "¿Miedo a las motos?, ¡Y una mierda!... si apestas a humo y aceite de moto… ¡A mi me la vas a dar!" – pienso sabiendo que miente descaradamente puesto que ese ligero olor que la delata como usuaria de una de ellas no pasa desapercibido a mi agudo olfato.

Su reacción y sobretodo su clara mentira hacen que desconfíe totalmente de ella, poniendo en duda todo lo que nos ha contado. Sé que, aunque me joda, tendré que hablar con mi hermana sobre la conversación que mantuvo con ese cabrón que tenemos por hermano pero para ello tenemos que estar a solas. - "La pregunta es… ¿Si todo esto es falso?, ¿Qué cojones quieres realmente?" – no puedo evitar preguntarme. Está claro que es una mundana, que no pertenece al mundo de los subterráneos y dudo mucho que tenga la visión siquiera, puesto que sino ya me habría detectado. El hecho de que no sea una subterránea me tranquiliza bastante, puesto que, cualquier cosa que esté buscando realmente no será peligrosa de verdad para mi hermana y sobrino, como mucho puede intentar estafarnos de alguna forma, seguramente haciéndose pasar por alguien que no es, pero tampoco me sorprendería mucho que el imbécil de mi hermano dejara preñada a una chica y se desentendiera después. La cuestión es que no voy a dejarla sola con Jannike, y mucho menos con Damián. - No pasa nada. Einar, llévala con mi coche – intenta tranquilizarla mi hermana - ¿Con tu coche?, tardaremos mucho, es hora punta y seguro que hay atasco – refunfuño volviendo a centrar mi atención en mi hermana - Mejor, así tendréis de qué hablar y verá que no le odias – me suelta mi hermana con esa sonrisa que ahora mismo le arrancaría a golpes pues lo último que me apetece es estar encerrado en un vehículo con esa chica - ¿Eso no te da miedo verdad que no? – le pregunta sonriente, mientras suelto un gruñido resignado y me dirijo al armario en donde mi hermana guarda las llaves de su vehículo no sin antes mirar fijamente a mi sobrino, quien, efectivamente, está medio escondido junto a la puerta y que pone cara de circunstancias cuando se ve descubierto, para salir corriendo de nuevo a su cuarto.


Hello! Am... Unkown people / Einar  Oshp9h
Einar Sørensen
Mensajes : 283

Reliquias : 1360

Temas : 6/10


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9644-einar-srensen-idhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9661-quien-es-quien-segun-einar-einar-sine-relasjonerhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9662-dette-er-mitt-liv-cronologia-einar-srensen#84238
Hijo/a de
la Luna

Volver arriba Ir abajo

Hello! Am... Unkown people
 Viernes → 17:30  

Mierda, mierda, mierda.... Menuda cagada. ¡Soy mejor que esto, joder! ¡¿Dónde coño están los putos diez años de autocontrol?! No podía creerse que hubiera reaccionado así y tampoco comprendía cual era el motivo. O sea, le tenía miedo a los hombres en su mayoría y no dejaba que la tocaran excepto contadas excepiones, ¿pero para ponerse así? Sentía que había retrocedido años de golpe, pero le pasaba siempre que reaccionaba de forma exagerada con ese tipo de temas. Más de una vez las monjas se habían desesperado por esto, pero Trinity quería ser fuerte. Ellas lo veían siempre.

Fue entonces cuando se dio cuenta de un detalle. Observó de reojo a ambos, arrepintiéndose bastante de como se estaban dando las cosas, pero no podía ir con él en moto. Sonrió levemente a Jannike, evitando la mirada de Einar lo máximo posible. Debía calmarse antes de entrar en un coche con él. Menuda putada, a solas en un sitio tan pequeño. Se pondría en el asiento de detrás para meter más distancia. Las monjas fliparían... Lo que le llevó a pensar que debía avisarlas para no darles más disgustos innecesarios. Menudo problema.

- Eh...- Miró a la mujer, sin saber bien que responderle. Si, le daba miedo, pero era mejor que la moto.- No, claro que no.- Entonces sacó de la mochila uno de esos móviles viejos del año la tana. Pesaba más que un puto ladrillo y si fuera por Trinity lo hubiera tirado a la cabeza de alguno de sus compañeros de clase. En el orfanato no tenían artefactos como los móviles, y daba gracias de que hubiera unos pocos ordenadores para hacer trabajos. Y el internet iba fatal, pero desde hacía unos días una de las monjas le había dado el suyo, que menudo pingo, para que si pasara algo relevante a mi familia biológica pudiera avisarla. ¿Quién coño le diría que iba a necesitarlo de verdad? - Debería llamar al orfanato... Es un momento.- Se alejó solo unos pasos de ellos mientras marcaba el número del lugar. Esperó y suspiró al oir su voz.- Hermana Mary Clarence. Soy Trinity... Si, si, tu zapato móvil sigue vivo... Que si... ¡Joder hermana que esto no se muere ni tirándolo desde un rascacielos! - Estaba realmente preocupada y no dejaba de hablar. Trinity miro a ambos poniendo los ojos en blanco. Y entonces preguntó donde estaba. Suspiró.- Hermana, ¿recuerda lo de la mujer del óvulo verdad? - "¡Tu madre, Trinity! ¡Tu madre!" - Ya... Una m... -Entonces recordó que había un niño en la casa.- No, no lo es. De todas formas, al final he contactado con la hermana de ese hombre.- ¡Ay por el señor cariño! ¡Eso es maravilloso! ¡¿Y cómo es?! Y ahi iba la cotilla.- Hermana, no sé como lo verá, pero paga usted esta llamada.- Ay si, cariño. Perdóname. ¿Y que ocurre? - Los papeles de la emancipación se han... Bueno, dejémoslo en que ya no valen. Así que voy a ir al orfanato. Van a llevarme en coche... Voy con el hermano del hombre del esperma, ¿vale? - "Tu padre, Trinity. Tu padre... Espera. ¿Es un hombre? Ay, dios mío, ay dios mío... ¿Estás bien? ¿Les has contado tu miedo..." - ¡No! Y no lo haré. De todas formas pues eso, que voy para allí con él. Intenta que la trabajadora Social no esté por ahí, no me apetece aguantar su sermón. La adoro, hermana.

Colgó rápidamente antes de seguir aguanto quejas o preguntas de cotilleo. Adoraba realmente a esa mujer, pero la madre superiora la odiaba con toda su alma. Suspiró y recogió los papeles, metiéndolos en la mochila y poniéndosela al hombre. Pues bueno, ahí estaba, enfrentándose a tener que ir al orfanato con una especie de gorila. Cojonudo todo. Se giró hacia Jannike con una sonrisa, la parte de conocerla había sido agradable la verdad. Le agradaba esa mujer.

-Muchas gracias por tu hospitalidad y siento muchos las molestias que os estoy acarreando hoy.- Suspiró antes de girarse a Einar.- ¿Vamos? Seguro las hermanas está preparando pastas y té, así que deberás huir de ellas. Son cotillas.- Sonrió ladina, divertida por esa parte de su vida. De todas formas solo quería montarse en la parte de atrás del coche para llegar ahí pues se sentiría más cómoda con diferencia.


Hello! Am... Unkown people / Einar  HMQqXbF

Gracias Alyssa
Trinity Britt Expósito
Mensajes : 46

Reliquias : 111


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario
Mundano/a, sin la Visión

Volver arriba Ir abajo

Hello! Am... Unkown people / Einar  Empty Re: Hello! Am... Unkown people / Einar

Mensaje— por Einar Sørensen el Lun Mar 11, 2019 9:26 pm

Hello am… Unknown people
→ Viernes → 17:30 → Apartamento de los Redcreek  → Luna nueva, despejado, templado

Mientras busco las llaves escucho la conversación que la chica mantiene con alguien del orfanato. - "¡Alto ahí!... ¿Hermana?... ¡Venga ya!... ¿un orfanato de monjas?, mi hermana quiere que la acompañe a un orfanato lleno de monjas, ¡Hay que joderse!" – no puedo evitar pensar en cuanto escucho el nombre de su interlocutora. No es que tenga nada en contra de las monjas, es más, respeto su gran labor con los ancianos, enfermos y niños de los que cuidan incansablemente, pero no puedo evitar recordar los últimos momentos de vida de mi madre y como me cabreé con Dios, a parte que ahora mismo soy uno de esos seres demoníacos de los que tanto habla la iglesia. Por eso no me hace ni pizca de gracia tener que ir a ese lugar, pero tampoco podía negarme sino quería tener que soportar a mi hermana con sus charlas y regañinas constantes, por lo que no me quedaba más remedio que morderme la lengua, llevarla, traerla y seguramente volver a llevarla, porque mi hermana empezará a decir que se ha hecho tarde y todo eso.

Con las llaves en la mano me acerco a mi hermana, dejando que la chica vaya hablando por teléfono - Vi snakker seriøst, du og meg – le susurro serio a mi hermana, haciéndole saber que luego pienso hablar seriamente con ella. - Claro que hablaremos, pero debes entender que ella no es él – me responde ella también usando un tono bajo, pero hablando en inglés para que la adolescente pueda entender lo que dice, algo que me deja bien claro que mi hermana no va ceder, que está dispuesta a ayudarla y que no me queda más remedio que bajar las orejas y obedecer, sí o sí - "Con lo bien que estaba yo en mis bosques siberianos…" – pienso resignado mientras creo sentir a mi lobo mofarse de mi, algo realmente extraño y terriblemente inquietante.

En cuanto deja de hablar por teléfono mi hermana vuelve a dirigir su mirada a ella, con esa sonrisa tan dulce y tierna que consigue sacarme casi cualquier cosa - "En eso te gana tu hijo… ese bribón sí que consigue de mi todo lo que se propone…" – no puedo evitar pensar, puesto que mi sobrino tiene la extraña capacidad de conseguir que le de cualquier cosa que me pida, como si supiera qué hacer en todo momento para llevarme a su terreno - "Está claro que como adiestrador de perros es un fenómeno el muy…" – pienso divertido pero sin borrar la expresión seria de mi rostro.

- ¿Molestias?, ¡Para nada, cielo!, si estamos encantados de conocerte – le dice mi hermana, lanzándome una mirada significativa - "Vale, vale… ya lo capto… pórtate bien o te las tendrás conmigo…" – traduzco mentalmente la mirada de mi hermana, lanzando un gruñido molesto en cuanto la joven me suelta que las monjas me estarán esperando para someterme a un interrogatorio en cuanto lleguemos. - Espera, Trinity, como se hará tarde cuando vuelvas, ¿Te quedarás a cenar con nosotros? – escucho la voz de mi hermana lanzar esa pregunta, esa oferta que me sienta como una auténtica patada en la boca del estómago y que me hace soltar otro gruñido  - Tengo Roast Beef, con guarnición de verduras hervidas para cenar, pero si te apetece cualquier otra cosa te lo preparo sin problemas – le dice en tono ilusionado esperando su respuesta antes de girarse hacia mi  - Tranquilo, que a ti te tengo preparado tres bistecs de ternera, muy poco hechos, por las molestias… – me suelta sonriente - "Ya… el premio… solo te ha faltado decir eso de perrito bueno y acariciarme la cabeza… " –  pienso molesto al sentirme tratado como un auténtico perro.


Hello! Am... Unkown people / Einar  Oshp9h
Einar Sørensen
Mensajes : 283

Reliquias : 1360

Temas : 6/10


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9644-einar-srensen-idhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9661-quien-es-quien-segun-einar-einar-sine-relasjonerhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9662-dette-er-mitt-liv-cronologia-einar-srensen#84238
Hijo/a de
la Luna

Volver arriba Ir abajo

Hello! Am... Unkown people
Viernes → 17:30

Bueno, pues nada, asunto arreglado. Las monjas estaban informadas de que habría un invitado al cual iban a recibir con los brazos abiertos. No había que equivocarse, a Trinity no le hacía ni puta gracia aquella situación. No quería meter a esas personas en su vida, esperaba que fuera simplemente un ratito corto y punto, pero el destino siempre era un toca pelotas con ella haciendo que le saliera todo al revés. De todas formas intentaría evitar por todos los medios a la madre superiora, la cual seguro estaba soñando ya con su marcha, una que se empañaba en decir que no ocurriría todavía. La conocían demasiado bien y sabía que no era la mejor idea llevar a Einar allí. Con el carácter que había mostrado, ¿cómo sería si su hermana no estaba cerca? Tendría que meter una distancia mientras hacía esfuerzos sobre humanos en esquivar a todo el mundo. Menuda mierda.

Jannike era adorable, ya lo había pensado varias veces. Era como la madre que todo huérfano desea y eso que la conocía solo de un ratito, pero era dulce, agradable y encima tenía carácter. No estaba acostumbrada a que se mostraran así con ella, por lo que le costaba mucho llevarle la contraria, algo que se vio claramente cuando la invitó a cenar. La adolescente se quedó impresionada porque no se lo esperaba. Miro al gorila y luego otra vez a la mujer. No estaba acostumbrada a que la trataran así, pero cuando alguien lo hacía... Era incapaz de alejarlas aunque fuera lo que deseara.

-No quiero molestar...- ¿Roast beef? No lo había probado en su vida, pero solo con verlo en su mente le entraba el hambre. - Claro, si es lo que quieres me quedaré a cenar.- Y ahí estaba rectificando. Lo que realmente quería decirle es que no lo veía buena idea. Más que nada porque seguro Einar estarái de mal humor toda la velada y ella no se sentía para nada cómoda con él. Pero esa carita... Joder, le podía. ¿Cómo se le dice que no a esta mujer? - Pero no podré irme muy tarde.- Seguro me tocará volver andando... Ya verás.

Y ahí estaba, habiéndose comprometido a cenar con ellos sin salida posible. Seguro que la hermana Mery Clarence se moriría del gusto. Lo bueno que tenía es que no solía cotillear de sus cosas personales con el resto de monjas, algo que había hecho que le tuviera confianza y soliera contarle según que cosas. Pero eso tenía sus puntos malos también, por suerte era comprensiva y la ayudaba en todo lo posible. ¿Quién lo diría? Echaría de menos a alguien del orfanato. Pero bueno, dejó esos pensamientos a un lado y suspiró con pesadez mientras acarciaba la cruz de madera que colgaba de su cuello que le otorgaron cuando hizo la confirmación. Solía tranquilizarla.

- Bueno... ¿Vamos entonces? -Evitó mirar a Einar mientras se ponía el gorro. Tenían que irse ya para no llegar demasiado tarde y así pudiera volver... Bueno, para que pudiera pillar un autobus de vuelta.- Tranqui, que evitaremos a las monjas. Aunque espero te gusten los niños, a ellos no podremos evitar tan bien.- No se le había pasado por alto lo del gruñido al nombrar lo de las pastas. Pero vamos, que era muy probable que eso pasara.- Pues... Hasta luego.- Sonrió a Jannike y rapidamente se dirigió a la entrada de la casa para salir. Solo quería montarse en la parte de atrás del coche y acabar con ese día lo antes posible.


Hello! Am... Unkown people / Einar  HMQqXbF

Gracias Alyssa
Trinity Britt Expósito
Mensajes : 46

Reliquias : 111


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario
Mundano/a, sin la Visión

Volver arriba Ir abajo

Hello! Am... Unkown people / Einar  Empty Re: Hello! Am... Unkown people / Einar

Mensaje— por Einar Sørensen el Miér Mar 13, 2019 10:15 pm

Hello am… Unknown people
→ Viernes → 17:30 → Apartamento de los Redcreek  → Luna nueva, despejado, templado

Estaba claro que la chica no iba a poder negarse a la invitación de mi hermana. Es algo que no entiendo, puesto que no recuerdo que de pequeña tuviera esa capacidad de caer bien en la gente, de tratar a todo el mundo con esa educación, cercanía y dulzura que la caracterizan, algo que me sorprendió mucho cuando nos reencontramos después de largos años separados. Pero me gustaba, ya que me recordaba a nuestra madre, siempre preocupándose por los demás y soportando al cabrón de mi padre sin rechistar.

- "¡Puta madre!... hoy tendremos invitados para dormir…" – no puedo evitar que ese claro pensamiento aparezca en mi mente en el mismo instante en el que la chica comenta que no podrá irse muy tarde, puesto que tengo muy claro mi hermana insistirá para que después de cenar se quede a charlar y como será tarde le ofrecerá quedarse a dormir con nosotros - "Ya me veo durmiendo en el Praetor esta noche…" – me planteo sabiendo que allí tengo un cuarto para vivir, pero en el que solo suelo estar cuando ando por allí sin tener nada que hacer, ya que prefiero dormir en mi verdadera casa con mi hermana y sobrino.

Finalmente se decide a acompañarme hacia la puerta, no sin antes soltarme su comentario sobre los niños, al que respondo con un gruñido escueto puesto que noto perfectamente la mirada de mi hermana clavada en mi nuca, advirtiéndome de las consecuencias de no portarme de la forma educada que se supone que me he de comportar.

Tras cerrar la puerta empiezo a descender las escaleras que nos llevaran hasta la calle en donde tiene aparcado su vehículo mi hermana. Mientras realizo el recorrido no me giro ni una sola vez para comprobar si me sigue, puesto que mi agudo oído capta el sonido de sus pasos, por lo que sé perfectamente que no se ha perdido y que va detrás de mi.

En cuanto llego al vehículo lo abro, esperando ahora sí a la chica para que monte en él, permitiéndole que escoja el asiento, llamándome la atención que se monte en el asiento trasero, concretamente en el que queda más alejado de mi, algo curioso, pero que no me sorprende demasiado puesto que es normal que no se fie de mi, igual que yo no me fío de ella. Por suerte para ella se trata de un coche familiar, por lo que es amplio y espacioso, aumentando así la distancia entre ambos a pesar de estar encerrados en el mismo habitáculo - ¿Me indicas o pongo el GPS? – le pregunto en tono neutro antes de arrancar el motor, puesto que no tengo ni la menor idea de la dirección de su orfanato.


Hello! Am... Unkown people / Einar  Oshp9h
Einar Sørensen
Mensajes : 283

Reliquias : 1360

Temas : 6/10


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9644-einar-srensen-idhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9661-quien-es-quien-segun-einar-einar-sine-relasjonerhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9662-dette-er-mitt-liv-cronologia-einar-srensen#84238
Hijo/a de
la Luna

Volver arriba Ir abajo

Hello! Am... Unkown people / Einar  Empty Re: Hello! Am... Unkown people / Einar

Mensaje— por Trinity Britt Expósito el Miér Mar 13, 2019 11:12 pm

Hello! Am... Unkown people
 Viernes → 17:30  

Aquel tipo solo sabía dirigirse con gruñidos, pues ok. Ella tampoco tenía muchas ganas de hablar con él por lo que esperaba un viaje en silencio y tranquilito, una auténtica pena que no le hubiera pedido a la hermana Mary Carmen su mp3. Joder, si es que estás mujeres no acababan modernizándose nunca, pero bueno, solían dejarle ese tipo de artefactos y muchas veces tenía que ser ella quien los actualizara, ya fuera buscando y poniéndoles canciones como explicándoles que tenían que ir a la tienda porque no era mecánica. Era gracioso a veces la convivencia con ellas, pero la falta de intimidad y de... todo en general era una mierda.

Cuando localizó el coche no dudó en sentarse en la parte trasera, lo más lejos de él. Era espacioso y eso le daba muchas ventajas a la hora de mantener una distancia. Un coche familiar. Un largo suspiró salió de sus labios mientras se ponía el cinturón de seguridad. Cojonudo, ¿y ahora qué? Menos mal quel el viaje sería corto y se conocía atajos para no pasar por avenidas principales, ¿pero como se lo explicaba al gorila ese?

- Yo te guío. Sigue recto por esa avenia y luego metete en la segunda boca calle a la derecha.- Intentó recordar un momento, no fuera que la liara para llegar. ¿Te imaginas? Ahora vamos y nos perdemos por mi culpa.- Justo al fondo, a mano izquierda hay un instituto de mierda y te obliga a pasar por delante, por lo que te tienes que meter por allí y seguir recto hasta que leas un cartel grande donde pone orfanato... Se ve de lejos, es un edificio bien grande.- Hablado parecía que era un trayecto de diez minutos, pero las calles por las que se metería eran bien largas. Además, si usaba el otro atajo se la jugaba a no llegar nunca. Y meterse por la calle principal... Ni de coña.- Cuando aparques intenta que sea en la puerta principal.- No iba a decirle que el barrio era una mierda y que era probable que, si lo dejaba en las calles secundarias, podrían rallárselo o pintárselo. Por el contrario los coches que estaban en la entrada estaban en frente de un parque y solían respetarlos.

Se acomodó en el asiento, mirando por la ventana mientras el coche seguía. A veces le recordaba, por si acaso, por donde meterse pero no hacía falta una conversación. Ella no la quería y pensaba que él tampoco. Para cuando llegaron se bajó rápido del coche, esperando a Einar en la acera. El orfanato era un sitio grande de color blanco, con una entrada que llevaba a un espacio abierto donde se podían visualizar unos pocos árboles, rodeado por unas vallas que realmente eran un poco mierda. Pues se saltaban demasiado fácil en cuestión de práctica.

- Oye... -Dudó unos segundos antes de hablar. Quería decir aquello, pero otra parte de ella no estaba segura si hacerlo. Se llevó la mano a la nuca, pensando un instante como ser suave en sus palabras.- Entiendo que yo no te guste, ¿vale? Pero... ¿Podrías ser un poco más suave aquí dentro? Quiero decir... Estos niños no tienen nada, algunos son huérfanos de siempre pero otros han perdido a sus padres, y cuando ven a un adulto suelen ir corriendo a buscar cariño. Intentaré que no molesten, pero no quiero que sufran por mi culpa. Cualquier tipo de desprecio les hace mucho daño. - Y no pienso consentirlo Trinity era muy protectora con los niños de allí. Incluso alguna vez había ido a buscarlos para hablar con madres de sus compañeros para asegurarse de que dejaran de meterse con ellos.

Pasó entonces por la primera puerta, asumiendo que el gorila la estaba siguiendo. Cuál fue su sorpresa al encontrarse con una de las niñas subida a uno de los árboles y a otro mirando hacia arriba preocupado. Sin pensarlo mucho se acercó rápidamente y cogio a la pequeña de seis años para alejarla de las alturas.

-¡¿Se puede saber que estáis haciendo?! ¡Te podrías caer y hacerte mucho daño! ¡¿Dónde está vuestro voluntario?!- La niña la miró sorprendida y rápidamente la abrazó, llorando por algo que no comprendía ¡La pelota se ha colgado! Trinity miró hacia arriba y suspiró.- Solo es una pelota, Amaia. - Pero... Sin ella no podemos jugar... Solo queda esa... volvió a mirar a lo alto, calculando hasta que punto podía recuperarla ¿Quién es? ¡¿Eres un papa?! En ese momento la adolescente se giró rápidamente, sintiendo como la  niña también lo hacía, cambiándosele la cara al instante con las pequeñas lágimas aun recorriéndole las mejillas.- No, no. Él es... -¿Y quién coño decía que era? Eran demasiado jóvenes para explicarles la situación. Soy Tomas. alzó los brazos hacia él. ¿Juegas a superman? Trinity rápidamente lo apartó de él como modo de defensa agarrándole la manita.- Os cojo la pelota y os váis, ¿vale? Las hermanas estarán ya con la cena. -Soltó a la chica y se apresuró a subir por el árbol, cogiendo la pelota rápidamente y bajando de un saltó. Para ella no estaba tan alto.-Tomad. Y ahora para dentro. Decirle a la hermana Mery Clarence que como no me quedo a cenar os de mi parte, ¿vale? Pero que no lo sepan las demás hermanas.- Los niños se quedaron sonrientes con su pelota, pero no se fueron como ella planeaba. Por el contrario la pequeña Amaia cogió la mano de Einar, haciendo qu la adolescente se tensara al instante. ¿Te quedas a cenar con nosotros?


Hello! Am... Unkown people / Einar  HMQqXbF

Gracias Alyssa
Trinity Britt Expósito
Mensajes : 46

Reliquias : 111


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario
Mundano/a, sin la Visión

Volver arriba Ir abajo

Hello! Am... Unkown people / Einar  Empty Re: Hello! Am... Unkown people / Einar

Mensaje— por Einar Sørensen el Jue Mar 14, 2019 10:29 pm

Hello am… Unknown people
→ Viernes → 17:30 → Apartamento de los Redcreek  → Luna nueva, despejado, templado

El sonido juvenil de su voz me llega casi al mismo momento que lo hace el suave ronroneo del motor del coche. Dirigiendo mi mirada al espejo retrovisor interior, para así verle el rostro mejor, escucho las indicaciones pertinentes que van saliendo de su boca, asintiendo con mi cabeza según las va dando, haciéndome un mapa mental de por donde quiere que vayamos - "Vale… así que sabes callejear ¿eh?, como lo haría alguien en moto… ¿y me tengo que creer que te dan miedo?. ¡Venga ya!... ¿Qué ocultas?, ¿Qué narices quieres realmente?" – no puedo evitar preguntarme, mientras inicio la marcha siguiendo la avenida como me acaba de decir, tomándome la libertad de sacar un palillo de mi bolsillo, el cual coloco en mi boca, empezando a jugar con él tranquilamente mientras me adentro en el ya abarrotado tráfico de la ciudad.

Bajando la ventanilla para poder apoyar mi codo izquierdo en la puerta y sujetando el volante con solo una mano, dejo salir de mis labios un profundo suspiro de resignación en cuanto me veo obligado a detener el vehículo por estar metidos de lleno en el habitual atasco de la tarde. Una de las cosas que más echaba de menos de mi Europa natal, eran los jodidos cambios manuales. Por muy cómodos que fueran los automáticos para este tipo de situaciones, siempre echaré en falta el poder sobre el motor que te conceden los cambios manuales, el poder sentir cómo el motor te pide cambiar la marcha, el juego de pies en los pedales, la excitación de la conducción… algo que desde que llegué a América y descubrí que todos los vehículos son automáticos ha perdido toda su gracia - "Por eso prefiero mi moto… bueno… y porque es más rápida para llegar a cualquier sitio" – pienso aburrido, esperando llegar a la siguiente bocacalle para poder continuar la ruta que ella me ha marcado.

Según vamos avanzando, tras varios comentarios más por su parte sobre la dirección a seguir, empiezo a recordar esta zona de la ciudad. Una zona bastante problemática, en la que muchos subterráneos se divierten a costa de los mundanos, por no decir que es zona habitual de alimentación de las jodidas sanguijuelas. Por suerte todavía queda una hora de luz más o menos, por lo que no creo que nos encontremos con ninguno que pueda venir a joder.

Finalmente llegamos al orfanato, por lo que dejo el coche lo más cerca posible a él, delante de un bonito parque en el que había atrapado a un neófito que estaba causando más problemas de los normales con mis compañeros del Praetor haría poco más de unos meses. Su voz hace que vuelva a llevar mi mirada al retrovisor, viéndola poner su mano en la nuca, antes de hablarme. - "¡Manda huevos!... ¿Pero qué clase de monstruo se cree que soy?" – no puedo evitar pensar tras escuchar su pequeño discurso enarcando una ceja interrogativamente - "Definitivamente es como su padre… siempre dando lecciones de comportamiento…" – me recuerdo a mi mismo tras asentir con la cabeza, soltando un ligero gruñido molesto por el comentario, parando definitivamente el motor. Mientras me apeo del mismo y cierro la puerta, comenzando a seguirla hasta la puerta del orfanato no puedo evitar recordar cuando mi hermano me decía cómo debía comportarme en ciertas situaciones para no quedar mal. Pero claro, por aquella época, él era mi ídolo, mi ejemplo a seguir y siempre intentaba esforzarme para parecerme a él, aunque no entendía el porqué siempre me miraba con una especie de brillo de rabia, de enfado, como si yo le molestara o hiciera cosas que él no aprobaba.

La escena que me encuentro nada más traspasar la entrada al patio delantero del edificio hace que todos esos recuerdos queden atrás, puesto que soy testigo de cómo la rubia, mostrando su lado más cariñoso, se pone a ayudar a dos pequeños cuya pelota estaba en un árbol. Portando todavía el palillo en mis labios, observo la escena desarrollarse con rostro tranquilo y relajado, esbozando una ligera sonrisa cuando veo al pequeño acercarse hacia mi, a pesar de ser apartado con rapidez de lado por la chica, quien no tarda en encaramarse al árbol para bajarles la pelota - "Sí… igualita que su padre… él también solía ayudar a los niños más pequeños…" – me sorprendo pensando, volviendo a recodar los años en los que todavía quería a mi hermano, en los que todavía tenía un hermano.

En cuanto noto cómo algo sujeta mi mano, no tardo ni un segundo en dirigir mi mirada hacia ahí, descubriendo a la pequeña valiente que se quería recuperar la pelota mirándome sonriente y lanzándome una invitación para quedarme a cenar. Relajando mi rostro y sonriéndole ampliamente, me agacho para quedar a su altura para que ella no tenga que levantar la vista hacia mi - Nei, no puedo. Me encantaría pero estoy trabajando – empiezo a hablarle con voz tierna - Soy el taxista de la Señorita Expósito, y he de llevarla a donde me ha pedido – continúo hablándole, viendo cómo su alegría se desvanece un poco ante mi negativa - Pero mientras ella va a buscar unos papeles muy importantes… ¿Quién quiere jugar a pelota? – pregunto en voz alta, para que los chiquillos lo puedan oír bien, tomando a la pequeña entre mis manos y llevándola a mi espalda, sentándola en mis hombros, notando cómo ella ríe y se aferra con fuerza a mi cabeza, sabiendo que pronto me veré rodeado de niños contentos por poder jugar a pelota con una persona ajena a su vida diaria.

Realmente no me importa jugar con ellos, sino al contrario, me gusta, me hace recordar a cuando tenía una hija, a lo mucho que disfrutaba jugando con ella, sintiendo su risa, sus comentarios graciosos y su felicidad. A pesar de que todavía siento ése dolor seco, ése peso en el pecho por su ausencia, ya no me siento incapaz de estar rodeado de pequeños, pudiendo así disfrutar durante unos momentos de todo aquello que yo mismo me arrebaté. Es por esto que pienso quedarme fuera, con ellos, dejando que ella haga lo que tenga que hacer, sin importarme si me ve haciendo el tonto con ellos, o de si quedo mal con las monjas por no entrar en el edificio.    


Hello! Am... Unkown people / Einar  Oshp9h
Einar Sørensen
Mensajes : 283

Reliquias : 1360

Temas : 6/10


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9644-einar-srensen-idhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9661-quien-es-quien-segun-einar-einar-sine-relasjonerhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9662-dette-er-mitt-liv-cronologia-einar-srensen#84238
Hijo/a de
la Luna

Volver arriba Ir abajo

Hello! Am... Unkown people
 Viernes → 17:30  

Aquella situación no le gustaba un pelo. Tendría que haberse limitado a firmarlo, pero no, aquel gorila debía joder los malitos papeles y tenía que haber vuelto hasta el orfanato para poder conseguir otros. La idea era salir de esa casa y se acabó. No quería que entrara en su vida, no quería que supieran de ella nada más que lo justo para que firmaran. ¡¿Cómo había acabado así?! La frustración que sentía iba poco a poco en aumento.

Y en ese momento, en el que los niños se adentraron en la alegría de lo nuevo, pasaron dos cosas en la joven rubia. Por una parte, se sorprendió del trato que Einar tenía hacia los niños, siendo muy diferente a como se había mostrado con ella. Siendo franca se sintió aliviada por esa parte, pero rápidamente se sustituyó por pánico. Trinity era protectora y sobretodo, tenía miedo a los hombres, por lo que él hecho de que cogiera a la pequeña en hombros la puso istérica pues no lo dio tiempo a apartarla, ni siquiera tenía tiempo para asumirlo. Para ella, menos un par de excepciones, eran todos iguales. Y aunque hubiera intendado pensar de otra manera, aunque de normal pudiera ser mas coherente, la situación la estaba superando más de lo que se llegó a pensar.

-Bájala.- Estaba tensa, con las manos cerradas en puños y con una mirada realmente enfadada.- ¡Bájala ahora mismo! - Su voz sonó en grito y acto seguido la hermana Mary Clarence apareció. Había visto la escena mientras buscaba a los pequeños y la conocía lo suficientemente bien para saber lo que iba a ocurrir. "Trinity, cielo, tranquila... Respira hondo e inspira" La adolescente miró a la monja. Era una mujer de estatura media, bastante gordita pero con una cara amigable y divertida, adorable y tierna. "Yo estoy aqui, ¡y mira que grande soy!" el rostro de la joven, mientras era obligada a mirar los ojos de la hermana, se fue relajando levemente "¿Qué te parece si yo me quedo jugando con los peques y tu invitado? Así te lavas la cara y te das cuenta de esa reacción que has tenido y vuelves a pedir perdón." Los niños la miraban en silencio. Ella posó los ojos de los pequeños a Einar y a la monja repetidas veces. ¿Había dicho pedir perdón? Se quedó incrédula, enrrabietada por esa defensa hacia otra persona. "Trinity..." Respiró hondo y sin decir nada se alejó de todos, dirigiéndose hacia dentro del orfanato. ¡¿De que coño iba?! "Perdónela, a veces se deja llevar por sus sentimientos" La pequeña Amaia abrió la boca entonces "Hoy se ha enfadado mucho... Mañana jugaré con una chica..." La hermana Mary Clarente sonrió a la pequeña y miró significativamente al hombre, pensando como decir algo sin decirlo "A Trinity no le gustan los chicos" La voz de Tomas se adelanto al de la mujer y una enorme sonrisa se posó en sus labios. "¡Bueno, bueno! He oído que ibais a jugar a la pelota. Así que..." cogió entonces la pelota que tenía el pequeño niño y echó a correr de una forma graciosa, como de un lado a otro más que hacia delante "¡A ver quien la coje!"


Hello! Am... Unkown people / Einar  HMQqXbF

Gracias Alyssa
Trinity Britt Expósito
Mensajes : 46

Reliquias : 111


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario
Mundano/a, sin la Visión

Volver arriba Ir abajo

Hello! Am... Unkown people / Einar  Empty Re: Hello! Am... Unkown people / Einar

Mensaje— por Einar Sørensen el Dom Mar 17, 2019 4:53 pm

Hello am… Unknown people
→ Viernes → 17:30 → Apartamento de los Redcreek  → Luna nueva, despejado, templado

El grito exigente de Trinity hace que pose mis claros ojos en su joven rostro, mostrando la misma interrogación en mi mirada como la que adopta mi rostro - "Y ahora, ¿Qué cojones le pasa a esta?" – pienso mientras el silencio se apodera de la zona, pues hasta los chiquillos se quedan callados y dirigen sus miradas llenas de incomprensión hacia ella. La misma incomprensión que ahora mismo siento ante su reacción, puesto que no entiendo a qué viene todo esto si minutos antes de que llegara me pidió que fuera amable con los niños - "Sí… igualita que su padre… diciendo que va a huir con vosotros y luego quedándose con el viejo… diciendo blanco y luego haciendo negro… sin duda es hija de Tobías" – confirmo mentalmente que tiene comportamientos iguales que los de mi hermano.

La irrupción de quien, sin el menor lugar a dudas se trata de una monja ya que ninguna mujer en su sano juicio vestiría con ésos hábitos, hace que mi mirada abandone el rostro de la adolescente para centrarse en la regordeta mujer que avanza con el miedo en sus ojos hacia nosotros. Por suerte apesta a mundano, por lo que sé que no es ninguna amenaza para mi, así que, mientras escucho cómo la tranquiliza con un tono de voz realmente agradable y relajante, llevo mis manos al torso de la pobre niña que tan felizmente estaba sentada en mis hombros para llevarla con sumo cuidado al suelo, depositándola ahí como me había exigido su hermana mayor del orfanato, manteniéndome atento a la conversación gracias a mi agudo oído, pero sin apartar mi mirada de la pequeña y esa expresión de tristeza que cubre su pequeño rostro al verse de nuevo en el suelo, sintiendo una fuerte punzada en mi corazón al no poder evitar sentir lo mucho que me dolía cuando mi propia hija me miraba de esa forma, con la tristeza y la desilusión marcadas en sus inocentes miradas.

El sonido de sus airadas pisadas al alejarse me indican que va a obedecer a la monja y que irá dentro para buscar los papeles y regresar, evitándome así el tener que acompañarla al interior y convertirme en el centro de atención de toda la congregación, así como del resto de huérfanos del lugar.

Dirigiendo de nuevo mi atención a la hermana, niego ligeramente con la cabeza, mientras aprieto ligeramente los labios, dándole a entender que no me ha molestado su reacción al tiempo que la vocecilla de la pequeña, esbozando automáticamente una sonrisa al ver su inocente rostro escuchando su extraño comentario sobre jugar con una chica. - "¿Es que una niña no puede jugar con niños?, ¿Tan machista es?, porque no lo entiendo…" – empiezo a pensar ante la extrañeza de su comentario, justo antes de que uno de los niños añada algo que esclarece el anterior comentario y la reacción de la rubia - "¿Qué no le gustan los chicos?... Vale.. es lesbiana…" – pienso con toda la lógica tras la aclaración del pequeño, aunque no puedo evitar que un segundo pensamiento, mucho más oscuro se forme en mi mente al unir su orientación sexual con su exigencia de que dejara a la pequeña en el suelo - "Y encima es una feminista radical de esas que demoniza a todos los hombres y por eso no quiere que juegue con chicos y que hombres las toquen" –  reflexiono lanzando un ligero gruñido ante este último pensamiento, antes de ver cómo la monja sale corriendo con la pelota dando el pistoletazo de inicio al griterío de los niños, los cuales no tardan en salir corriendo detrás de ella intentando arrebatarle la pelota.

Durante unos minutos me quedo estático en mi sitio, observando a los pequeños reír mientras van unos detrás de otros, quitándose la pelota entre ellos, jugando, siendo felices, notando cómo mi rostro se entristece ante los duros recuerdos de mi pequeña Nadia jugando con otros niños en el Parque Gorki, sintiendo la humedad llenar mis ojos, antes de notar como una suave y tierna mano me agarra de uno de mis dedos, logrando así captar mi atención, encontrándome con el dulce rostro de un niño de pocos años el cual tira de mi dedo intentando que lo acompañe hacia el resto de sus compañeros, lo cual no dudo ni dos segundos en hacerlo, uniéndome al juego con ellos, aprovechando para comprobar sus olores, para asegurarme de que no haya ningún subterráneo entre ellos, incapaz de dejar de lado mi instinto de Praetor, de localizar a los jóvenes subterráneos antes de que hagan daño a los mundanos o a sí mismos, pero fundiéndome con los pequeños en el juego, riendo a pleno pulmón mientras ellos se lanzan encima mío placándome tan eficazmente que termino en el suelo, con varios de los pequeños encima mío, arrancándome más carcajadas, mientras me tumbo boca arriba bajo el tranquilo cielo del atardecer neoyorquino.  


Hello! Am... Unkown people / Einar  Oshp9h
Einar Sørensen
Mensajes : 283

Reliquias : 1360

Temas : 6/10


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9644-einar-srensen-idhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9661-quien-es-quien-segun-einar-einar-sine-relasjonerhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9662-dette-er-mitt-liv-cronologia-einar-srensen#84238
Hijo/a de
la Luna

Volver arriba Ir abajo

Hello! Am... Unkown people
 Viernes → 17:30  

La situación se había tornado un poco extraña por culpa de la adolescente, y aunque todos comprendían, aunque no supieran la historia, la reacción de la joven, había sido un tanto violento. La hermana Mary Clarence era consciente de ello pero antes de pensar en otras cosas había que volver a traer la alegría a los niños. Por eso el juego empezó corriendo pues sabía perfectamente que el ejercicio provocaba endorfinas, y así para cuando la cena estuviera terminada, no solo estarían hambrientos, sino que encima dormirían como rosas.

Trinity entró mientras al orfanato, pasando por los pasillos sintiendo el peso de los acontecimientos dentro de ella. Estaba enfada, obviamente, porque no pensaba pedir perdón a ese gorila que minutos atrás en su casa la había hecho sentir como una mierda. Aquel era su territorio, ¿y encima no podía cabrearse libremente? De todas formas la coherencia iba entrando en su cabeza, sabiendo que su reacción había sido exagerada y que se estaba portando bien con Amaia, justo como le había pedido. No había sido justo por su parte el haberle gritado de esa manera.

Cuando entró en el despacho de la trabajadora social cerró la puerta. Se permitió derrumbarse durante unos minutos, sintiendo como esa situación la superaba. Normalmente se controlaba y estaba empezando a asumir que el hecho de saber que era su familia le hacía sentirse extraña. Sobretodo el rechazo que Einar tenía hacia ella. ¿Pero que se esperaba? Siempre había sabido que no la habían querido por lo que no tendría que esperar nada de esa gente.

Al cabo de unos minutos acabó relajándose y se limpio la cara lo más rápido posible. Los papeles estaban en el mismo sitio de siempre y después de cogerlos volvió el trayecto hacia la entrada. Entonces recordó lo que había dicho el hijo de Jannike y se paró en seco. Con un enorme suspiro volvió a girarse para meterse por otros pasillos. Entró en su habitación, cambiando la mochila del instituto por un bolso grande, donde metio los papeles en su carpeta, monedero y unos cromos de beisbol que le había regalado uno de sus antiguos compañeros de orfanato hacia unos años. Seguro le gustarían. También cogio los papeles que su madre la había dado, fue entonces cuando por fin salió hacia fuera. Tensándose al momento de ver a todos los niños felices y riendo cerca de Einar.

La hermana Mary Clarence, que estaba disfrutando de ese momento mientras analizaba al invitado, se dio cuenta de la salida de la adolescente, momento que aprovechó rápidamente para acercarse al hombre lo más disimuladamente posible. Era fácil, estaría tan pendiente de los pequeños que de lo que haría ella "¡Madre mía, cuanto lo quieren! Debería venir más amenudo a visitarnos." se giró hacia los pequeños con una enorme sonrisa "¡Todos al comedor! Que ya va siendo hora de la cena." Trinity en ese momento empezó a acercarse a los pequeños, entreteniéndolos como si eso fuera a calmarla un poco. Se podía ver como cogía a uno en brazos y su sonrisa volvía a su joven rostro. "Es muy buena niña aunque no lo parezca, ¿sabe?" aprovechó la hermana, disfrutando de esa imagen "Siempre cuida de todos y nos hace de niñera muchas veces... Pero debería saber algo que ella no quiere que sepa. ¡Pero es que si lo desconoce tiene que ser una locura tratarla!" esta vez se puso seria y se giró cara a la chica, pues ya estaba viniendo hacia ellos "Tiene miedo a los hombres. Por eso su comportamiento para con usted puede ser raro... Cuando era niña le hicieron mucho daño, esta todo en su expediente por si desea leerlo. ¡Trinity cariño!" la cara de la hermana cambió a una enorme sonrisa al verla llegar "¿Qué te ha pasado? ¿No me digas que te has vuelto a caer de morros por un juguete de Dean?" La adolescente puso los ojos en blanco, al ser tan blanquita sabía que se le notaba cuando había llorado. Pero mejor que piensen eso a que había sido por todo.

-Deberíais requisarle los juguetes durante una semana.- La monja se rió y cogió su rostro para darle un montón de besos en la mejilla. Al principio puso mala cara, pero acabó riéndose porque no la soltaba.- ¡Joder, hermana! ¡Que me llena de babas!- "Uy babas... Ya verás el domingo cuando te toquen los bebés" sonrió con cieerta malicia divertida y luego se giró a Einar "¡Ha sido un placer conocerle! Y espero vuelva pronto, hay pastas esperándole. ¡Y el té de la hermana Maravillas es increible!" Se alejó dando saltitos, metiendo a los pequeños que quedaban dentro. Trinity aun no se atrevía a mirarle a la cara.- Perdón... Por lo de antes.- Apretó los labios.- Puedo enseñarte esto si quieres ahora que no hay niños.- Entonces sacó del bolso los cromos y alargando todo el brazo, pues había metido una buena distancia entre ellos, se los tendió.- Son para tu sobrino. Los tengo ahí muertos del asco asi que seguro el les da más provecho.


Hello! Am... Unkown people / Einar  HMQqXbF

Gracias Alyssa
Trinity Britt Expósito
Mensajes : 46

Reliquias : 111


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario
Mundano/a, sin la Visión

Volver arriba Ir abajo

Hello! Am... Unkown people / Einar  Empty Re: Hello! Am... Unkown people / Einar

Mensaje— por Einar Sørensen el Lun Mar 18, 2019 10:07 pm

Hello am… Unknown people
→ Viernes → 17:30 → Apartamento de los Redcreek  → Luna nueva, despejado, templado

La voz de la monja hace que me vuelva a centrar un poco, puesto que me había dejado llevar por los niños, olvidándome por completo de dónde estoy y de que se supone que tengo una edad como para estar haciendo según qué cosas, pero no había podido evitar el unirme a ellos en sus carreras y demás. Sí, lo estaba disfrutando y en en fondo me jodía que me interrumpieran, pero sé perfectamente para lo que he venido. Por eso, en cuanto la hermana se dirige a mi no puedo evitar soltar un gruñido molesto al tiempo que retiro con toda la suavidad y ternura de la que soy capaz a una pequeña que ha quedado tendida sobre mi pecho, levantándome del suelo mientras ella los llama para que regresen al interior del edificio para cenar. - "Puta madre… te has puesto la ropa echa un auténtico asco… ya verás el sermón que te va a caer en cuanto llegues a casa…" – pienso empezando  a palmearme los pantalones, en un vano intento por limpiarlos de la cantidad de suciedad que ha quedado en ellos tras haber estado tanto rato revolcándome en el suelo con ellos.

Dejando por imposible la tarea de limpieza de mi ropa, dirijo mi mirada a la monja, siendo testigo de cómo la rubia se detiene unos momentos para hablar con los niños, tomando uno de ellos en brazos, con una gran sonrisa en sus labios. - Todos los padres dicen lo mismo de sus hijos – le suelto a la hermana en cuanto me dice que Trinity es buena aunque no lo parezca, cruzando mis brazos sobre mi pecho de nuevo y dirigiendo mi mirada hacia la adolescente, en donde ahora mismo tiene puesta la suya la religiosa, dejando que continúe hablándome - "¿Si desconozco el qué?, ¿Qué es lesbiana?, Como si eso me importara una mierda…" – no puedo evitar pensar, sabiendo que seguramente a ella sí que le costaría entender ése tipo de relaciones entre personas debido a su adoctrinamiento religioso.

En cuanto sigue explicándose me doy cuenta de que estaba equivocado, que no tiene nada que ver con su orientación sexual sino con un problema de malos tratos - "Joder… como si fuera la única. Todos lo pasamos mal de pequeños, pero eso no es excusa para ciertos comportamientos" – pienso decirle a la monja, pero ella lo impide lanzando una exclamación con su nombre y acercándose a ella - "¿Su expediente?, como si realmente me importara… Si no ha querido decírmelo en persona es porque le importamos tanto como ella a mi…" – no puedo evitar pensar puesto que, a pesar de que ahora entiendo su extraño comportamiento, sus gritos de terror cuando le comenté lo de ir en moto, o cuando aupé a la niña, incluso su mentira sobre las motos, podría habérselo contado a mi hermana si conmigo no se sentía cómoda. Seguramente entonces Jannike la habría acompañado ella misma y yo me habría mantenido lo más alejado posible de ella - "Como si eso fuera un problema para mi…" – continúo pensando fijándome perfectamente en el enrojecimiento de los ojos de la chica, así como en el ligero olor a sal que me llega de ella, confirmándome así que ha estado llorando.

En silencio escucho la breve conversación que mantienen las dos quedándome bien claro que están muy unidas, o al menos que se tienen gran confianza entre ambas. La verdad es que le hermana no parece la típica religiosa firme en sus creencias y en sus enseñanzas, una educadora recta incapaz de tolerar la indisciplina. Sino que más bien parece una mujer realmente afable y tranquila, una persona con la paciencia y el saber estar suficientes como para cuidar de un grupo de niños faltos de cariño y atención.

Con un leve movimiento de cabeza me despido de la monja, la cual se dirige hacia el interior del edificio dando cómicos saltitos tras dirigirme una mirada significativa, con la que supongo que busca mi comprensión hacia la rubia. El sonido de su voz hace que vuelva a centrar mi atención en ella, posando mi mirada en su rostro de nuevo, comprobando que mantiene la suya baja, incapaz por lo visto de mirarme mientras habla, en un intento de disculparse por su reacción anterior - Takk pero no tenemos tiempo, nos esperan para cenar – le digo serio, pero en un tono menos agresivo que antes, declinando su ofrecimiento para enseñarme el orfanato - Otro día, si eso – añado, puesto que en el fondo no me importaría venir otra vez con mi sobrino, para que aprenda lo afortunado que es por tener a su madre que cuide de él y la valore más de lo que ya hace habitualmente. Frunciendo ligeramente el ceño en cuanto la veo llevarse la mano al bolso espero a ver qué es lo que saca sorprendiéndome al verla ofreciéndome unos cromos de béisbol, algo que sé que le encantará al pequeño de la casa - Nei dáselos tú ahora cuando lo veas, le hará más ilusión – le digo puesto que sé perfectamente que Dami se pondrá muy contento si ella se los entrega y así tendrán tema de conversación y mi hermana se alegrará de que empiecen a establecer unos lazos que, me joda o no, está claro que quiere crear.

Conociendo ahora su problema con los hombres, empiezo a caminar hacia el coche, dejando un buen espacio entre ambos, sin mediar palabra para no incomodarla más de la cuenta, dejando que se vuelva a sentar en el asiento más alejado de mi antes de regresar a casa - No hace falta que me indiques ahora, sé cómo volver, no es la primera vez que estoy en esta parte del barrio – le digo una vez arranco el motor - Si quieres música, pongo la radio, ya me dirás qué emisora prefieres – le pregunto en cuanto me incorporo al tráfico, sabiendo que el trayecto de vuelta va a ser mucho más lento por culpa de la gran cantidad de vehículos que circulan a esta hora en la misma dirección.      


Hello! Am... Unkown people / Einar  Oshp9h
Einar Sørensen
Mensajes : 283

Reliquias : 1360

Temas : 6/10


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9644-einar-srensen-idhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9661-quien-es-quien-segun-einar-einar-sine-relasjonerhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9662-dette-er-mitt-liv-cronologia-einar-srensen#84238
Hijo/a de
la Luna

Volver arriba Ir abajo

Hello! Am... Unkown people
 Viernes → 17:30  

No se sentia muy cómoda en ese momento. No estaba acostumbrada a pedir perdón, excepto a la hermana Mary Clarence, por lo que se le tornaba difícil decir aquellas palabras. Pero joder, su reacción había desmesurada. El problema erradicaba en que sentía que volvía hacia atrás, que todos los pasos que daba hacia delante para superar el miedo se evaporaban rapidamente con cualquier descuido como aquel. Aunque bueno, esta vez había sido más cebado que las anteriores. No entendía bien como se sentía en aquella situación, pero desde luego no era algo positivo. Era como si de repente el mundo se le cayera encima.

Trinity alzó la mirada, mirándole sorprendida ante sus contestaciones. De repente estaba más suave y eso hizo que se relajara levemente. Sonrió un poco pues por algún motivo achacaba eso al los niños del orfanato. Ella sentía que esos pequeños demonios tenían el don de hacerte olvidar y de ver las cosas de otra manera. A veces incluso de darle le vuelta a la tortilla. Muchas veces era como su propia medicina. Además los peques habían pasado un buen rato con el hombre y eso se lo tenía que agradecer.

-¿Estás seguro? Si se los das tu te adorará.- Había muchos cromos, era un mazo grande y sabía que había alguno de esos raros. Los había estado guardando por haber sido un regalo de uno de los chicos mayores que cuidaron de ella, pero con uno le bastaba. Tener el resto era estúpido y el pequeño los iba a disfrutar más. De todas formas los guardó sin insistir mucho.

Sin decir más la adolescente lo siguió hasta el coche, notando que había algo distinto en aquella situación. Volvió a sentarse en la parte trasera, apoyándose con un enorme suspiro porque se sentía agotada. Aquel día estaba siendo una pesadilla extraña, pero no le quedaba otra que asumirlo y ver que ocurría. Fue mientras pensaba en eso cuano volvió a escuchar la voz de Einar y le miró sorprendiada y confusa. ¿No había gruñidos? ¿Le estaba hablando bien? Lo conocía desde hacía bien poco para ya eso se le hacía extraño.

- Genial, espero te sepas los atajos entonces.- Le dijo acto seguido una emisora de radio, donde ponían todo tipo de música. Se acomodó unos segundos escuchando la letra de Heathen de Twenty one Pilots, poco duró pues se incorporó segundos después un poco hacia delante, apoyando las manos en el asiento de delante para mirarlo mejor.- ¿De verdad vendrías otro día? -Le miró con confusión y una pizca de duda, pues no tenía muy claro como tratar con él.- Pensaba que no querías saber nada de mí.- Y a ver, ir al orfanato significaba verla si o si. De todas formas se había dado cuenta de un detalle. Esta vez era él quien ponía distancia, ¿quizá se lo estaba imaginando? Probablemente su comportamiento de mierda había conseguido eso, pero también estaba más suave. Su mirada se torno suspicaz mientras enterrecerraba los ojos y analizaba un poco la situación.- Por cierto, ¿qué idioma es el que hablas? Me refiero a las palabras sueltas y cuando hablas con Jannike. ¿Qué es Takk o tank? Lo has dicho antes. -Fue entonces cuando llegó el estribillo de la cancion y una enorme sonrisa se aposentó en sus labios. Lo cierto era que ese grupo el encantaba.- All my friends are heathens, take it slow. Wait for them to ask you who you know... Please don't make any sudden moves. You don't know the half of the abuse ¡Me encanta! ¿La conoces?

song:


Hello! Am... Unkown people / Einar  HMQqXbF

Gracias Alyssa
Trinity Britt Expósito
Mensajes : 46

Reliquias : 111


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario
Mundano/a, sin la Visión

Volver arriba Ir abajo

Hello! Am... Unkown people / Einar  Empty Re: Hello! Am... Unkown people / Einar

Mensaje— por Einar Sørensen el Mar Mar 19, 2019 10:14 pm

Hello am… Unknown people
→ Viernes → 17:30 → Apartamento de los Redcreek  → Luna nueva, despejado, templado

Aunque me joda tengo que reconocer que me había sorprendido gratamente al aparecer con aquel montón de cromos para mi sobrino, es por eso que no dudo en asentir con la cabeza cuando ella me pregunta si realmente estoy seguro de que se los de ella - Ya me adora, no necesito sobornarlo con juguetes para conseguir su cariño – no puedo evitar soltarle, con un tono ligeramente sarcástico, aunque reprimiéndome el serlo totalmente, encogiéndome de hombros.

La verdad es que de pequeño pronto aprendí que cuando ciertas personas te regalan algo es simplemente un soborno, como mi padre, quien solamente tenía esos detalles conmigo cuando conseguía ganar un premio o una pelea, pero nunca me regaló nada por el simple hecho de quererlo, de sentirlo, sino siempre como medio para conseguir que me esforzara más y más o cuando debía quedar bien delante de otras personas. Es por esto que yo nunca regalo nada si no es porque me apetece puesto que considero que no es necesario un motivo para hacer un regalo a quien aprecias.

Ya en el coche, nada más oír su primera respuesta a mi comentario sobre que no hace falta que me indique tengo que hacer un gran esfuerzo por no gruñir de nuevo, puesto que ése comentario en concreto me molesta bastante - "Pero… ¿de qué va la tía esta?, si le digo que conozco el barrio es que lo conozco ¡joder!" – no puedo evitar pensar cabreado, notando como el enfado vuelve a crecer en mi interior con la rapidez que tanto nos caracteriza a los licántropos.

Por suerte consigo centrarme en el camino, en adentrarme en el tráfico buscando la emisora de radio que me dice, colocando de nuevo el codo sobresaliendo por fuera de la ventanilla, sosteniendo el volante con la otra mano, no sin antes haberme llevado un palillo a la boca, con el que no tardo en empezar a jugar, buscando así distraerme del largo rato que me separa de casa.

El sonido de un movimiento en la parte de atrás, segundos antes de que vuelva a hablarme, me indica que se ha reclinado, por lo que dirijo mi mirada al espejo retrovisor interior, encontrándome así con su juvenil rostro, con esos ojos azules tan característicos de una parte de la familia y una piel tan blanca como la de mi hermana. - ¿Por qué no? – le respondo a su pregunta sobre si volveré o no al orfanato comprobando como un extraño brillo aparece reflejado en sus ojos, un brillo que parece que sea de confusión, algo que supongo tendrá mucho que ver con las miles de promesas rotas de ese tipo que seguramente habrá oído anteriormente por parte de otros adultos - "Siempre y cuando no se trate de una maldita bruja que quiera jugar con mi mente…" – me digo burlón recordando a aquella maldita bruja de las peleas, cosa que hace que aparte la mirada del retrovisor para centrarla en el vehículo que nos precede, esbozando una expresión sombría en mi rostro ocasionada por dicho recuerdo - Y yo pensaba que en cuanto entregues los papeles dejarás el orfanato… – no puedo evitar mascullar entre dientes burlón, puesto que no sé qué relación tiene el que vuelva al orfanato con el verla a ella si una vez tenga los papeles el juez le permitirá abandonar el centro.

Por lo visto, el sonido de la música de la radio impide que ese comentario llegue claramente a sus oídos, ya que no tarda en soltarme la tan acostumbrada pregunta sobre el idioma en el que están palabras que suelo soltar mientras hablo en inglés, algo que es una seña de identidad tan mía como los gruñidos. Afortunadamente se pone a cantar el estribillo de la canción, arrancándome un gruñido de lo más profundo de la garganta, puesto que empieza a hablar demasiado para mi gusto - Nei, no la conozco, pero ya veo que tú sí – articulo después del gruñido, centrando mi atención en conseguir avanzar metro a metro por la atestada calle.

Realmente sé que me estoy comportando como un auténtico necio con ella, puesto que en el fondo ella no tiene la culpa de nada, de hecho ni tan siquiera conoce a mi hermano, por lo que es tan desconocido para ella como lo podría ser para cualquiera de las personas que caminan por las aceras a nuestro alrededor. Pero no puedo dejar de pensar en el cabrón de mi hermano y que ella es hija suya.

- Agárrate – le digo habiendo soltado otro gruñido molesto tras dar un pequeño frenazo por culpa del vehículo que nos precede. Colocando la mano libre sobre el volante y girándolo con fuerza acelero bruscamente abandonando la calle para tomar una estrecha callejuela que sé que nos conducirá tres calles más adelante, en donde podré tomar la avenida en sentido contrario al abundante tráfico y de ahí cruzar una pequeña plaza que me llevará a la calle paralela a la nuestra - Puedes cantar, no me molesta, pero no te quites el jodido cinturón de seguridad – le indico empezando a conducir lo más rápido que puedo, sabiendo que mis reflejos impedirán que tengamos un accidente por muy rápido que vaya - "Una de las grandes ventajas de ser licántropo” – me recuerdo sonriendo, empezando ahora a disfrutar de la sensación que me produce la adrenalina al desplazarse por mis venas.


Hello! Am... Unkown people / Einar  Oshp9h
Einar Sørensen
Mensajes : 283

Reliquias : 1360

Temas : 6/10


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9644-einar-srensen-idhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9661-quien-es-quien-segun-einar-einar-sine-relasjonerhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9662-dette-er-mitt-liv-cronologia-einar-srensen#84238
Hijo/a de
la Luna

Volver arriba Ir abajo

Hello! Am... Unkown people
 Viernes → 17:30  

¿Sobornarlo? Una sonrisa se aposentó en sus labios, una sonrisa que denotaba lo que pensaba: Que era un gilipollas. No quería sobornar a nadie, ¿de que coño iba ese gorila sin sentimientos? Pero claro, ese gilipollas habái tenido cosas y no comprendía lo que signifcaba para un huérfano dar algo. Por cualquier cosa que sea. De hecho, ¿por qué quería dárselos al pequeño? Bah, es que ni quería pensarlo, los niños eran su debilidad y punto. ¿Para que darle más vueltas? Y sobretodo, ¿para que contestarle? Que pensara lo que le diera la gana.

Una vez en el coche se había relajado lo suficiente para intentar mantener una leve conversación, pensando quizá que podrían hablar aunque fuera un poco después de lo que había pasado en el orfanato. Pero obviamente se volvía a equivocar. Era cierto, su intención era que le otorgaran la emancipación el lunes y así no volve jamás. Bueno, no volver a vivir allí y así no pasar por según que partes del edificio. Los recuerdos eran una mierda.

- Es verdad. Espero que el juez sea mas agradable que tú.- Volvió a su sitio, cruzándose de brazos para volver a mirar a la ventana. Ya ni música ni hostias, ¡¿qué coño le pasaba a ese retrasado?! Ella por lo menos lo había intentado. Todos los hombres son iguales. No hay que fiarse de ninguno. Y en ese momento le vino a la cabeza. Bueno, siempre hay excepciones joder. Viktor me protegió, sé que puedo fiarme de él. ¿Pero este idiota? Puff...

La verdad es que no tenía muy claro que esperarse, ya lo había visto en su casa antes. Joder, pero encomparación estaba siendo amable. Y ahí fue cuando todo dio un giro de ciento ochenta grados. Le miró confusa cuando dijo que se agarrara y como no lo hizo, sintió el frenazo en su pecho por el puto cinturón de seguridad. ¡¿Pero que cojones...?! Miró a su alrededor, notando la velocidad y luego sus ojos se posaron sobre el hombre, aun sin creerse lo que estaba pasando. ¡¿Pero a que velocidad iba?!

-¡¿Qué coño estás haciendo?! - Su voz era casi un grito mientras miraba con angustia a su alrededor, a la calle que se veía jodidamente borrosa. Obviamente, se agarró, al asiento de delante, a donde coño pudiera. ¡¡Está loco!! ¡O quizá quiere matarme! ¡Yo que sé!  . Cerró los ojos con fuerza, sintiendo el puto mareo y el dolor de pecho que se acrecentaba por la puta ansiedad. En cuanto notó estabilidad, que el coche había parado no dudó ni un triste segundo en quitarse el cinturón y bajar rápidamente de allí, cayéndose de rodillas al suelo. El puto pecho.- ¡¿De que coño vas, pedazo de troglodita?! ¡¿Sabes que hay más gente en el mundo?! ¡Podrías haber matado a alguien, gorila descerebrado! ¡Todos los putos hombres sois iguales! ¡Alcohólicos, maltratadores, violadores, pedarastas... Solo pensáis en vuestro propio culo, joder! - Era una adolescente, y los adolescentes no miden sus palabras. Ella desde luego no solía hacerlo y en ese momento de puro enfado descumunal, y más creyendo que tenía razón, no pensaba medir. Cerró los ojos con fuerza para evitar el mareo, como si eso pudiera calmar el dolor o algo. Sin pensarlo sacó de su bolso un blister de pastillas y se metió una a la boca. Era Lorazepam, recetado por el médico para casos así y evitar que el soplo no se agrandara. Menuda chorrada.


Hello! Am... Unkown people / Einar  HMQqXbF

Gracias Alyssa
Trinity Britt Expósito
Mensajes : 46

Reliquias : 111


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario
Mundano/a, sin la Visión

Volver arriba Ir abajo

Hello! Am... Unkown people / Einar  Empty Re: Hello! Am... Unkown people / Einar

Mensaje— por Einar Sørensen el Jue Mar 21, 2019 10:58 pm

Hello am… Unknown people
→ Viernes → 17:30 → Apartamento de los Redcreek  → Luna nueva, despejado, templado

Por lo visto mis habilidades al volante y mis reflejos parecen no gustarle demasiado a la rubia, puesto que no tardo en escuchar su grito a los pocos segundos de adentrarme por la estrecha callejuela a buena velocidad - Pues… llevarte por los atajos, ¿qué si no? – respondo a la pregunta que me ha hecho a pleno pulmón en mi tan característico tono burlón, esbozando una sonrisa socarrona al tiempo que me permito disfrutar de la agradable sensación de la velocidad, a pesar de estar encerrado en la prisión metálica de un vehículo de cuatro ruedas, porque personalmente prefiero ésa sensación en mi moto, sintiendo el aire en el rostro, o incluso en mi forma animal, corriendo todo lo rápido que puedo sobre mis patas, disfrutando de la anhelada sensación de libertad que tanto cuesta sentir en las malditas ciudades.

Así, siendo recibido por el sonido estridente de los cláxones de varios vehículos con los que me cruzo a gran velocidad, y espantando a ratas y gatos callejeros cada vez que me adentro por las callejuelas, aquellas nada transitadas y cubiertas de desechos, basura y otras cosas lo suficientemente feas como para que no se permitan ser expuestas en las calles más anchas de la ciudad, sigo a toda velocidad el mapa mental que me he creado para llegar a casa lo más rápido posible, evitando el atasco de estas horas a pesar de tener que hacer un ligero pero efectivo rodeo.

La diosa de la fortuna, además, me sonríe al tenerme reservada una plaza de parking justo a pocos metros del portal del edificio en el que vivo junto a mi hermana y sobrino, por lo que ni tan solo tengo que dar una vuelta para poder estacionar el coche de mi hermana cerca de casa.

El sonido de una de las puertas de atrás al abrirse hacen que gire mi rostro hacia la parte trasera, encontrándome con que la chica ya ha abandonado el vehículo a pesar de que no consigo verla fuera del mismo, por lo que, quitándome el cinturón con rapidez, me apeo también yo, encontrándome con que se encuentra arrodillada cerca de la puerta, con la tez completamente pálida, el rostro completamente desencajado, respirando agitadamente y con una mano en el pecho, más o menos a la altura del corazón, expresando la viva imagen del terror - "Vaya, vaya… parece que le da miedo la velocidad… y yo que pensé que cuanto menos tiempo estuviera encerrada dentro conmigo mejor… en fin…” – pienso enarcando una ceja ante su visión, notando claramente cómo varios de los transeúntes que nos rodean nos dirigen sus miradas curiosas.

Es entonces cuando estalla, porque lo que hace es eso mismo, estallar más que hablar. En el mismo instante en el que pongo el segundo pie sobre la sucia acera comienza a gritarme a pleno pulmón, consiguiendo que los mirones se paren y empiecen a congregarse a nuestro alrededor mientras que mis labios se ensanchan en una divertida sonrisa ante la cantidad de insultos que suelta por su juvenil boca a pesar de estar dirigidos a mi persona - "La leche… menudo vocabulario que tiene la chica… en eso sí que no se parece en nada a Tobias…” – pienso divertido mientras va despotricando. Sin embargo, su última frase, aquella que engloba a todo el género masculino en un mismo saco, un saco cuyo máximo representante es mi jodido padre hacen que mis labios abandonen la sonrisa que hace escasos segundos han adoptado, para convertirse en dos finas líneas al tiempo que mis mandíbulas se juntan apretando con tanta fuerza que pronto siento dolor por ello y, sobretodo, consigue que mis ojos se tornen fríos, de un azul tan pálido que se confunde con la típica aureola plateada de todos los hijos de la luna. En menos de dos segundos la chica consigue que la sangre me hierva de ira, de rabia, que mi lobo arremeta con fuerza contra la prisión en la que lo tengo encerrado, que mis puños se cierren con fuerza y que un profundo y largo gruñido de rabia brote de lo más profundo de mi garganta, una amenaza clara y sobretodo un aviso de la proximidad de mi cambio, de la pérdida de control.

Es increíble como el odio que siento hacia mi propio hermano y todo lo que tenga que ver con él consiguen llevarme al borde de la pérdida total del control sobre mi cuerpo y mente, pues he de repetirme contantemente que ella es una mundana, que, a pesar de ser hija de mi hermano, no lo conoce ni tiene nada que ver con él para no transformarme ahí mismo e iniciar una auténtica carnicería en medio de Brooklyn. De hecho, si no me hubiera cabreado de tal manera al compararme con ciertos hábitos de mi maldito padre, me habría preocupado al verla tomarse una pastilla, algo que, en mi estado actual de cabreo infinito pasa totalmente desapercibido por culpa de las ganas de destriparla ahí mismo.

Con todo el cuerpo en tensión, luchando con toda mi fuerza de voluntad para no perder el control en este mismo momento, obligo a mi brazo a moverse, a mi puño a abrirse para cerrar la puerta del coche con un fuerte portazo, el cual produce tal sonido sordo que muchos de los que nos rodean dan un claro y audible respingo. Tras cerrar el coche, casi aplastando la llave con mi mano y sin dejar de mirarla glacialmente, obligo ahora a mis mandíbulas a separarse para poder hablarle - Si ya has terminado de dejarte en ridículo delante de toda esta gente vamos al apartamento a que te firme los putos papeles de una jodida vez – le digo en un tono tan frío como mi expresión antes de girarme y dirigirme al portal, el cual abro con fuerza, adentrándome en el interior del edificio dejando la puerta abierta, comenzando a subir las escaleras con rapidez, gruñendo ligera pero continuamente según voy subiendo, evitando tomar el ascensor para no estar en un espacio tan pequeño tan cerca de quien mi lobo quiere degollar con sus propios colmillos.

Con ese aspecto me presento de nuevo ante mi hermana, tras abrir la puerta y entrar, sin esperar a saber si me ha seguido o no. - ¿Ya estáis aquí?, ¿Cómo ha ido? – escucho su voz darme la bienvenida junto con esa sonrisa tan agradable que parece haber sido creada para su bello rostro - ¡Estás hecho unos zorros! – añade sorprendida al verme con la ropa manchada por culpa de haber estado tirado por los suelos al jugar con los huérfanos - ¿todo…? – la pregunta muere en sus labios en cuanto sus cariñosos ojos se posan en mi rostro, entendiendo perfectamente que todo ha ido mal, muy mal - Einar Sørensen, Hva på jorden har du gjort ?!!! – me grita horrorizada al ver mi expresión, pero sobretodo el rostro de la chica, quien no tarda en aparecer detrás de mí, haciendo que gire mi rostro hacia ella, volviendo a clavar mi dura mirada en ella - Pegarle, maltratarla, violarla – empiezo a decir en tono frío, con mi mirada completamente centrada en la rubia, enumerando las cosas que dijo en la calle sobre los hombres, haciéndolo en inglés, dándole a entender perfectamente a mi hermana con ese tono que no pienso aceptar ninguna réplica o comentario - Y ahora iré a cambiarme de ropa, le firmaré los putos papeles, para que pueda mover mi jodido culo a algún bar en donde emborracharme como hacemos todos los putos hombres – añado pasando mi mirada de la joven a mi hermana, quien adopta una expresión sorprendida ante mis palabras. Encaminándome a mi habitación, cerrando la puerta con un fuerte portazo escuchando los pasos presurosos de mi hermana seguramente acercándose hacia la adolescente escasos segundos antes de que su voz preocupada me llegue con claridad gracias a mi agudo oído - Trinity… Cariño… ¿Qué ha pasado?, ¿Estás bien?, ay Dios… estás pálida, ¿Qué te ha hecho mi hermano? –.


Última edición por Einar Sørensen el Dom Mar 24, 2019 2:11 pm, editado 1 vez


Hello! Am... Unkown people / Einar  Oshp9h
Einar Sørensen
Mensajes : 283

Reliquias : 1360

Temas : 6/10


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9644-einar-srensen-idhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9661-quien-es-quien-segun-einar-einar-sine-relasjonerhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9662-dette-er-mitt-liv-cronologia-einar-srensen#84238
Hijo/a de
la Luna

Volver arriba Ir abajo

Hello! Am... Unkown people
 Viernes → 11:30  

Trinity se estaba cagando en todos sus muertos en ese momento. El dolor del pecho estaba siendo fuerte y tenía que luchar contra ello para no caer desfallecida como ya le había pasado otras veces. Hacía tres años habían conseguido, por fin, sacar que lo que tenía en el corazón era un soplo. Un puto agujero, vamos, y eso había sido gracias a que de repente se había ampliado. Pero desde entonces no dejaba de crecer y los síntomas iban en puto aumento. Lo detestaba, era debilidad, y encima estaba segura de que antes de los dieciocoho no la operarían.

De todas formas, en ese momento estaba pasando del puto gorila, le daba igual como se hubiera tomado sus palabras porque estaba pendiente de ese dolor. Pero su contestación no relajó precisamente la cosa. Estaba claro que ese impresentable no podía ser agradable. ¡Joder, es que ni siquiera la estaba esperando para subir! Tuvo que hacer un esfuerzo sobre humano para levantarse en ese momento y seguir sus malditos pasos.

De todas formas, una vez llegaron, tuvo tiempo para calmarse un poco mientras le maldecía internamente. La preocupación que podía observar en el rostro de la mujer la volvió a ablandar y ante la contestación de Einar fue invitable que se sintiera culpable. Llevaba años trabajando su miedo, ¿cómo había llegado esto? Aquel día había sido un descontrol por su parte en todos los aspectos y no se sentía precisamente orgullosa de si misma, más bien estaba cabreada. Ya no tenía que ver con el compartimiento de troglodita de Einar, sino con el suyo propio. Se quedó observando como se iba y se encogió ante aquel portazon, que la verdad es que entendía perfectamente. Pero que no se quejara tanto, que él había sido también un cabrón con ella. Respiró hondo al observar a Jannike y suspiró largamente.

- Pues...- Mierda, no quería meter al gorila en un embrollo. En realidad no quería ser la culpable de ningún malentendido entre ellos.- No me ha hecho nada, bueno a ver...-Joooder, ¿y ahora qué le digo? - Ha conducido... Demasiado rápido y... -Al final suspiró, a la mierda.- Tengo un soplo en el corazón, así que cuando hemos bajado me dolía mucho y no he pensado en mis palabras.- Que le den, que ha sido un borde todo el rato.- En realidad... Debería ir a disculparme.- Y a darle una explicacion. Se dirigió directamente a esa puerta que estaba segura recibía muchos portazon como el que había escuchado, porque tela con el carácter que tenía el hombre. ¿Y de verdad se iba a poner a hablar con él? Joder... Llamo a la puerta un par veces.- Einar... ¿Podemos hablar, por favor? - Siendo sincera se sentía bastante mal por lo último que había dicho.- Mi última frase no ha sido justa, lo siento. Deja que te lo explique.- No podía creerse lo que iba a hacer.- Quiero enseñarte algo.


Hello! Am... Unkown people / Einar  HMQqXbF

Gracias Alyssa
Trinity Britt Expósito
Mensajes : 46

Reliquias : 111


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario
Mundano/a, sin la Visión

Volver arriba Ir abajo

Hello! Am... Unkown people / Einar  Empty Re: Hello! Am... Unkown people / Einar

Mensaje— por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
está

Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.