08/03 ¿Recordáis nuestra Trama Global? ¡Quien esté todavía interesado/a, rezagado/a tiene una última oportunidad para apuntarse desde hoy, día 08/03 hasta el 15/03! ¡Vamos, no os lo perdáis!


31/12 ¡Último día del año, queridos habitantes del submundo! El Staff de Facilis Descensus Averni os desea una magnífica entrada de año y que os sucedan más cosas buenas que malas. ¡FELIZ 2019!


02/12 ¡Atención, atención! ¡Aquí os dejamos las noticias recién salidas del horno! ¡Pasaos cuanto antes para echar un ojo! Seguimos perpetrando maldades...


29/07 ¡Atención, atención! La limpieza por inactividad se realizará a partir de las 22:00 horas en adelante del 31 de julio. ¡Aprovechad los últimos momentos!


06/06 ¡Atención, atención! ¡El Staff os ha preparado una nueva sorpresilla curiosa! ¡Pasaos cuanto antes para echar un ojo! Seguimos perpetrando maldades...


01/05 ¡Atención, usuario! ¡El Staff os ha preparado una nueva Trama Global! ¡Pasaos cuanto antes para echar un ojo y apuntaros, adoradísimos habitantes del submundo! Las maldades vuelven a comenzar...

35 # 31
13
NEFILIMS
7
CONSEJO
7
HUMANOS
10
LICÁNTRO.
11
VAMPIROS
10
BRUJOS
5
HADAS
2
DEMONIOS
0
FANTASMAS
Últimos temas
» Hold on to memories - Zhenya Zhemkova
Ayer a las 10:44 pm por Irina Volkova

» Hello! Am... Unkown people / Einar
Ayer a las 8:50 pm por Trinity Britt Expósito

» ¿Quién es el cazador? / August
Ayer a las 7:07 pm por Augustus M. Olivetti

» Words... how little they mean when you're a little too late. || Ems ♥
Ayer a las 5:22 pm por Winter J. White

» Det er for vanskelig å be om hjelp / It is too hard to ask for help [Winter J. White]
Ayer a las 3:54 pm por Winter J. White

» You're not a saint, that's easy to tell. But guess what, honey? I am no angel. || Irina.
Ayer a las 3:50 pm por Winter J. White

» Con cariño desde Moscú - Einar Sørensen +18
Sáb Mar 23, 2019 4:17 pm por Einar Sørensen

» SOMETHING SWEET [LUCKY ROSE]
Sáb Mar 23, 2019 6:08 am por Arai Bloodrose

» Una serie de catastróficas desdichas (Alyssa Olivetti, Viktor Matheakis, Trinity Exposito)
Sáb Mar 23, 2019 2:48 am por Viktor H. Mattheakis

» Herederas del antiguo Shirakawa 0/2
Vie Mar 22, 2019 8:42 pm por Furude Yukine

» Girl's Night! +Priv
Vie Mar 22, 2019 8:40 pm por Jorinde

» Hyggelig å treffe deg?? / Nice to meet you?? - [Augustus M. Olivetti]
Vie Mar 22, 2019 6:44 pm por Einar Sørensen

» I knew you were trouble when you walked in. || Alistair
Vie Mar 22, 2019 1:08 pm por Alistair A. Blackwood

» You can't win if you don't really try || Priv.
Vie Mar 22, 2019 12:45 pm por Lillwelyn Cynwrig

» ALGO BUENO EN UNA SEMANA MALA [PRIVADO / SANDRA]
Jue Mar 21, 2019 11:55 pm por Sandra E. Evans


Una serie de catastróficas desdichas (Alyssa Olivetti, Viktor Matheakis, Trinity Exposito)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Una serie de catastróficas desdichas
→Bosque→ Martes → 23:00→ Nieve

Aclaraciones:
Muy bien, para poder rolear en este juego de la mansión, hay que tener en cuenta las siguientes cosas:
-En el primer post, diremos cómo hemos llegado hasta la mansión, así como el por qué hemos ido hasta allí, por lo que nos encontraremos todos en la entrada (Debido a que Trinity ha dicho anteriormente que ella aparecerá allí por causa de secuestro, en mi primer post, escribiré que he ido siguiendo al secuestrador hasta dar con el lugar).
-Podéis atacar al secuestrador de triny si queréis, ya que es un cobarde y huirá dejándola libre xD
-Lo primero que veremos será una pequeña cabaña, pero cuando entremos nos daremos cuenta de que no tiene suelo, sino que es un espacio cuadrado vacío por el que descenderemos a un hall de lo que será una mansión subterránea.
-Disponemos de un mapa de la mansión en el cual podemos ver todas las habitaciones disponibles (Las puertas rojas son aquellas que están cerradas. Las puertas naranjas son las que están abiertas. Las puertas moradas, no son puertas en sí, sino pasajes que se descubrirán una vez entremos en el pasillo.)
-A medida que vayamos entrando, desbloquearé cada habitación y mostraré el contenido de esta, haciendo así que el mapa vaya actualizándose según vamos avanzando.
-Yo seré un pj más del juego, pero como imaginaréis, yo se todas las respuestas, así que haré a su vez de master. Esto quiere decir, que yo iré dando las pautas en spoiler y en el caso de que nadie adivine el acertijo que se plantee, seré yo quien lo resuelva cuando el turno regrese a mí.
-Según lo dicho en el punto anterior, podéis tener mis post como referencia a la hora de escribir los vuestros.
-Cada uno de vosotros podrá usar un solo arma y en el caso de Trinity, que es mundana, podrá escoger algo que encuentre en la primera habitación. (podrá elegir lo que mas le plazca, siempre y cuando tenga en cuenta que es algo que se pueda encontrar en una casa normalmente: un bate de baseball, una espada que estuviese decorando la pared, un cuchillo...)
-Para que un demonio muera, necesitaremos que los 4 consigamos un acierto en el dado y si fallamos 2 veces, seguidas, se interpretará que el demonio nos ha dañado y tendremos que esperar heridos ese turno. (Si eso ocurre y de 4 aciertos, sin contar con quien haya perdido turno, tenemos 3, el siguiente en postear derrotará al demonio sin lanzar dado.)
-En el caso de que nuestros personajes hayan sido derrotados 2 veces por un demonio, este ya no podrá continuar el juego y deberá esperar en zonas seguras ya despejadas para recuperarse
-De momento creo que eso es todo, espero que nos salga un tema entretenido. Como Viktor está de ausenca, podemos dejar que él sea el cuatro en postear ^^

Llevaba ya un par de días un poco frustrada con un trabajo que se había vuelto de lo mas complejo. Había aparecido en la ciudad alguien que se estaba dedicando a raptar chicas jóvenes y en menos de una semana ya había escuchado hablar a los nefilims sobre la desaparición de unas 11 mundanas con características similares. Todas ellas eran huérfanas o malvivían en las calles, además solían ser rubias y entre los 15 y 18 años de edad. Lo primero que se me había venido a la mente era la figura de un vampiro inteligente y con unos gustos peculiares, pues no sería la primera vez en mi vida que me topaba con un ''gourmet sanguíneo'' incapaz de controlar sus ansias de beber su licor carmesí favorito. También pensé en algún demonio cuyos negocios se basasen en la trata de blancas y que procurase no tener padres ni familiares de por medio buscando y maldiciendo la desaparición de su pequeña. La policía había empezado a investigar también estas desapariciones a pesar de que las muchachas no provenían del estatus social mas favorecido, pero quizás por esta razón su velocidad a la hora de seguir las pistas no era la mas apropiada, pues ellos tienen ya entre manos muchos asuntos mas complejos y de mayor preocupación directa con el ciudadano neoyorkino.
Hoy había dado con un sospechoso y después de seguirlo durante algunas horas, pude ver cómo aparecía junto a una chica a quien metía a la fuerza en un coche. Tenía que ser él... la chica encajaba en la descripción que había sacado de los nefilims y por si fuera poco, me encontraba ante un vampiro afro americano con unas pintas de lo mas raras que contrastaban con el frío que había en la calle... estos al final suelen ser lo peores.
Decidí pues seguir en un taxi al vampiro de los tirantes, que no se si pretendía seguir una de estas extrañas modas modernas y poco a poco me fui dando cuenta de que nos alejábamos cada vez mas de la ciudad hasta llegar a los bosques, donde dejó su coche y continuó a pie cargando con la chica usando su fuerza sobre natural. No me quedaba otra que seguirle a pie a una distancia considerada, pues no sabía si podría salir algún otro vampiro de entre los árboles si se enteraba de que le estaba siguiendo.
Por fin llegué a verlo a lo lejos subida en un árbol, llegando a una especie de cabaña.

-Así que es aquí donde escondes a tus chicas...- Dije mientras observaba a mi sospechoso detenerse ante la puerta portando a la chica como si fuese un saco de harina.

Observé bien aquella chabola en el bosque y esto me hizo hecho perder la esperanza de que las otras secuestradas siguiesen aún con vida, pues no veía probable que mantuviese a una docena de ellas en un espacio tan reducido. Me dispuse a actuar por fin, bajando del árbol, pero justo cuando iba a atacar saliendo de entre las sombras, escuché sonidos que me indicaban que no estaba sola... ¿Serían mas aliados vampiros o quizás los nefilims también habían encontrado el lugar?


Hablo Japonés  Hablo Inglés Hablo Ruso  Hablo Alemán  Hablo Chino  hablo koreano
Furude Yukine
Mensajes : 145

Reliquias : 86


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t10057-furude-yukine-la-miko-kitsune-fichahttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9689-el-puzle-social-de-yukine#84431http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9688-cronologia-de-furude-yukine#84429http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t10081-herederas-del-antiguo-shirakawa-0-2#88242
Hijo/a de
Lilith

Volver arriba Ir abajo

Una serie de catastróficas desdichas
Outfit → Martes → 23:00→ Nieve  

Tenía muchas cosas en la cabeza y necesitaba hablar con alguien. Alguien adulto. Obviamente Jory sabía la situación, como había reaccionado, lo mal que se había sentido... Pero había algo más, un sentimiento que no conseguía comprender ni analizar. La hermana Mary Clarence había estado intentando hablar con ella desde que había conocido a Einar, pero la adolescente se las había ingeniado para conseguir evitarla todos aquellos días de una manera u otra. Para ese tipo de situaciones, los peques venían de perlas.

La cosa era que necesitaba contárselo a Viktor. ¿Por qué? Pues no lo tenía muy claro, pero necesitaba verle y volverse a sentir protegida, una sensación que se había evaporado en los últimos días. Él le daba tranquilidad y raciocinio y, sobretodo, no tenía que estar pensando constantemente en mantener una distancia. Era el único hombre con el que se sentía cómoda del todo, la única persona que con su mera presencia le hacía sentirse feliz y segura. Por ese motivo estaba allí tan tarde.

En la comisaría no había mucho movimiento, pero no dudó en preguntar a un agente si el inspectos estaba allí, teniendo una respuesta positiva. Solo tenía que esperar a que apareciera porque era tarde y no creía que tardara mucho. Pero hacía tanto frío que cada minuto que pasaba le hacía congelarse un poquito más. Ademas llevaba su vestido nuevo, el único que tenía. Jory se lo había comprado por su cumpleaños e imaginaba como había conseguido el dinero, así que era super importante para ella. Y los zapatos habían sido cosa de las hermanas. Sonrió mientras pensaba en ese día, fue la primera vez que ese día fue especial de verdad. Y por eso mismo llevaba el vestido, quería que Viktor lo viera, porque se sentía preciosa y especial con el puesto. ¡Ah, ya empezamos pensando en eso! ¡Ya vale! Y de repente, un dolor agudo se aposento en su cabeza para acto seguido perder el conocimiento.

------------------------

La joven adolescente abrió los ojos al sentir un movimiento extraño, como un bamboleo. Al pincipio le costaba enfocar la mirada y sentía un fuerte dolor en la cabeza que se fue acrecentando. Incluso podía decir que notaba ahí los latidos de su corazón. ¡¿Qué coño pasa?! . Para cuando empezó a ser consciente de lo que le rodeaba se dio cuenta de que no podía mover las manos... bueno, en general no se podía mover. Y... ¿Eso eran piernas? El tiempo estaba siendo su guía conforme a lo que pasaba y entonces el pánico le entró de golpe. Empezó a agitarse en los brazos de su raptor y dio un fuerte grito, esperando que alguien les oyera. ¡No me jodas! ¡Estaba en frente de la puta policia!

-¡Suéltame! ¡SUELTA! ¡AYUDA! -Era un hombre. ¡Un puto hombre la habia secuestrado! Ella no lloraba... ¿Pero quien no llora de desesperación en esos momentos mientras patalea como una loca? Obviamente, lo hizo. ¿Pero dónde estaban? Joder, eso no era la ciudad, ¿no? - ¡VIKTOR! - Asi, como si pudiera oirla. Pero agente del FBI, ¿no? Igual...



Gracias Alyssa
Trinity Britt Expósito
Mensajes : 31

Reliquias : 69

Ver perfil de usuario
Mundano/a, sin la Visión

Volver arriba Ir abajo

Una serie de catastróficas desdichas
Grupal — Bosque  — 23:00
La regla de oro que muchos habían aprendido a la hora de tratar con Viktor era una simple y breve, pero podía salvarle el pellejo a cualquiera.

No era bueno hacerlo enojar.

Si bien era paciente a la hora de cobrar ofensas, no se podía negar que el brujo tenía sus límites; y aquellos límites estaban allí por una buena razón. Era un ser antiguo, de aquellos que siguen la regla de "Ojo por ojo, diente por diente" al pie de la letra. Añadiendo el hecho que el sadismo estaba patente en su sangre demoniaca, en cada fibra de su cuerpo. Lamentablemente, muchos habían subestimado el silencio del brujo estas últimas décadas. Transformando su silencio en debilidad, cuando la realidad distaba mucho de eso. Y aquella noche el sabueso infernal había sido provocado de la peor de las maneras. Habían tocado algo importante para él. Intentando arrebatarle aquello que consideraba propio, alguien bajo su protección.

Y, maldita sea, quería sangre.

La agente Edwards le había informado de lo ocurrido, siendo testigo ocular del hecho. Mattheakis no perdió tiempo a sabiendas de que la vida de Trinity estaba en peligro en manos de un hijo de la noche, por lo que cuando encontró un rastro de aquel que se la había llevado, el brujo trazó el camino que el malnacido había hecho. Hasta dar con el auto en el que se habían movilizado. Luego de eso no le fue difícil encontrar el camino que el vampiro había recorrido, dando al fin con aquel bastardo. El grito desesperado de la muchacha fue lo que dio inicio a su jugada.

Su sombra se extendió rápida por el suelo, serpenteando sobre la nieve, estirándose hacia el captor. Ya poco le importaba que aquel hijo de puta sintiera su presencia, puesto ya no había salida para él. Con un movimiento de sus manos, el suelo cedió bajo él, enterrándolo hasta las rodillas. De espaldas a él, Viktor se vio forzado a pretender una vez más. El amenazante chasquido de un arma siendo cargada fue toda advertencia que el brujo dio, apretando el cañón contra la cabeza de la sanguijuela.

Suéltala, suavemente.— Era una orden, simple y llana.

A estas alturas estaba claro que el vampiro había olido su sangre demoniaca, descubriendo que aquel que lo amenazaba podía hacer mucho más que volarle los sesos en esos momentos. Lentamente el vampiro bajó a Trinity, hasta que sus pies al fin pudieron tocar suelo. Alzando su brazo, en una silenciosa orden que viniese a él, el brujo buscó con la mirada algún signo de que estuviese herida. El alivio de sentirla cerca, segura de nuevo, fue arrollador. Había llegado a tiempo. Apretándola contra él, intentando tranquilizarla y al mismo tiempo convenciéndose de que ella estaba bien, el brujo retrocedió un par de pasos. Atrapado entre lo que su mente quería y lo que su instinto reclamaba, Viktor mantuvo el arma dirigida hacia la cabeza del hijo de la noche.







Hellhound:
Viktor H. Mattheakis
Mensajes : 66

Reliquias : 184

Temas : 5/3 *dead*


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9776-hellhound-viktor#85184http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9788-eclipse-rs#85317http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9789-hellgate-cr#85318http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t10089-baja-de-actividad-ausencia
El sabueso
infernal

Volver arriba Ir abajo

Contenido patrocinado
está

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.