31/12 ¡Último día del año, queridos habitantes del submundo! El Staff de Facilis Descensus Averni os desea una magnífica entrada de año y que os sucedan más cosas buenas que malas. ¡FELIZ 2019!


02/12 ¡Atención, atención! ¡Aquí os dejamos las noticias recién salidas del horno! ¡Pasaos cuanto antes para echar un ojo! Seguimos perpetrando maldades...


29/07 ¡Atención, atención! La limpieza por inactividad se realizará a partir de las 22:00 horas en adelante del 31 de julio. ¡Aprovechad los últimos momentos!


06/06 ¡Atención, atención! ¡El Staff os ha preparado una nueva sorpresilla curiosa! ¡Pasaos cuanto antes para echar un ojo! Seguimos perpetrando maldades...


01/05 ¡Atención, usuario! ¡El Staff os ha preparado una nueva Trama Global! ¡Pasaos cuanto antes para echar un ojo y apuntaros, adoradísimos habitantes del submundo! Las maldades vuelven a comenzar...

21 # 21
10
NEFILIMS
4
CONSEJO
4
HUMANOS
4
LICÁNTRO.
6
VAMPIROS
9
BRUJOS
3
HADAS
2
DEMONIOS
0
FANTASMAS

[Personal] Blood calls blood • Priv

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[Personal] Blood calls blood • Priv Empty [Personal] Blood calls blood • Priv

Mensaje— por Sivanna Gehring el Dom Mayo 05, 2019 5:58 am

Blood calls blood
Restaurante Taki's • 13:21 • Despejado
Y fue en el exacto momento en que vio esa figurita por el rabillo de su ojo cuando todo se fue a la mierda.

Bueno, más de lo que ya lo había hecho.

Su día había comenzado bien, todo tranquilo -dentro de lo que se podía considerar como tal en su situación- hasta había comido, el primer desayuno decente que había comido desde su pequeña estadía en el praetor. Solo que, desde su luna llena, las situaciones incómodas o peligrosas la seguían como un enjambre de avispas. ¿Quién diría que aquel iba ser uno más de esos días? Por el borrón blanquecino que podía distinguir en su campo de visión, podía deducir que una mujer de edad se cernía a su lado. No podía detectar su aroma, debido a la mescolanza de esencias que saturaban aquel lugar, y no era como si le interesara saberlo. Lo que quería era algo de privacidad, por lo que solo se dedicó a quitársela de encima de una vez.

¿Te puedo ayudar en algo? — le preguntó a la anciana, sin dejar el tipear en su móvil.

Para su desagrado, la ancianilla no captó sus señales y ocupó el asiento frente a ella. No hubo respuesta más que ella dejando su bolso a un lado y comenzando a quitarse uno de sus guantes de cuero. No se quitó los lentes, eso sí, solo siguió con su eterna parsimonia sin emitir palabra alguna.

No, lamentablemente no puedes hacer nada para ayudarme. Lo hiciste en su momento, pero no duró lo suficiente como para que hiciera algún bien.

Esta vez no quitó la mirada de la anciana, clavó sus ojos negros en aquellas gafas oscuras y dejó claro que no le agradaron aquellas palabras. Un gruñido, bajo y amenazador, vibró en su garganta, prueba de que la bestia en su interior estaba dispuesta a usar fuerza si llegaba a hablarle de esa manera otra vez.

Déjame darte un pequeño consejo, corazón. Es mejor que levantes ese pequeño y arrugado trasero tuyo de esa silla dentro de los siguientes 7 segundos. No estoy de humor para bromitas seniles.

La muy perra se dio el lujo de esbozar una pequeña sonrisita, dejando sus guantes frente a ella, para luego seguir con el retiro de su bufanda.

Una amenaza de poco gusto. Esperable de una criatura de baja cuna. — antes que pudiera siquiera escupir alguna respuesta mordaz, la anciana volvió a hablar.— No quiero más conversación inútil, Sivanna, quiero estar aquí tan poco como tú, por lo que la brevedad de esto depende solo de cuanto quieras cooperar.

Esas gráciles manos arreglaron algunos cabellos en su perfecto peinado y al fin fueron por las gafas que ocultaban su mirada. La morena se tensó visiblemente al encontrarse de frente con una mirada demasiado potente como para venir de una mujer como ella. En ese rostro aristocrático se hallaban unos ojos de un profundo y brillante carmín, dando la ilusión de ser fuego vivo encapsulado en una mirada felina.

Por lo que puedo observar no sabes quién soy, niña, así que procederé con las presentaciones. Soy Szilvana Böhm, tu abuela paterna.

Ni notó el leve toque de asco que se escondía en aquellas últimas palabras, mucho menos el desdén que brillaba en sus ojos ígneos, porque Sivanna estaba demasiado ocupada tratando de comprender qué demonios estaba pasando. Así que en completo silencio, aún con el celular en sus manos, la morena se dedicó a mirar a quien se hacía llamar a su supuesta abuela fallecida.


Lust & Violence


Wicked bitch:
[Personal] Blood calls blood • Priv CTsknnc
Sivanna Gehring
Mensajes : 134

Reliquias : 114

Temas : 3/3


Hoja de personaje
Inventario:
http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9723-gehring-sivanna-o-id#84750http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9728-red-lights-o-rs#84791http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9727-pick-your-poison-o-cr#84790
Personaje inactivo

Sivanna Gehring
está

Volver arriba Ir abajo

[Personal] Blood calls blood • Priv Empty Re: [Personal] Blood calls blood • Priv

Mensaje— por Cuenta NPC el Miér Mayo 08, 2019 4:19 am

Blood calls blood
Restaurante Taki's • 13:21 • Despejado
Que diferente parecía aquella muchachita ahora que al fin la tenía en frente. Muy distinto había sido observarla desde la lejanía, escuchar detalles de una nieta que no había vuelto a cruzarse más que en sus primeros años de vida. En ese entonces había sido solo una cría, nada lo suficientemente interesante como para gastar su tiempo; además, ella era el arma perfecta para Marianne. La cadena que ataba a su querido hijo contra un matrimonio destinado a fallar, pero para la humana era la seguridad de mantener sus adicciones y la vida de excesos que tanto amaba. Un tenue ramalazo de odio pareció florecer en sus ojos ígneos, al siquiera pensar en su querida nuera. Y su nieta era digno retrato de aquella mujerzuela, copia exacta de la mujer que aún marcaba el error fatal que había cometido por culpa de la avaricia.

Mantuvo su mirada en la muchacha, poniendo especial cuidado en que el odio que corroía en sus venas fuese visible en su rostro, consciente que ella parecía aún sorprendida por su presencia allí.

¿Qué eres? ¿Quién te envió? — preguntó entre dientes, Sivanna, sin quitarle los ojos de encima.— Mi abuela lleva fallecida más de treinta años, anciana. Así que es mejor que comiences a hablar, y rápido.

Oh, claro, aún eres nueva en este pequeño mundo de sombras. Soy un hada, hija de Lylic, y quizás has escuchado que nuestra gente nunca miente. Nos es imposible hacerlo, por lo que todo lo que diga será solo y nada más que la verdad. Y solo decidí aparecer cuando más me necesitas, solo porque quiero ayudarte.— Encogiéndose de hombros, siguió.— Tu padre decidió mantener en secreto que cierta parte de la familia posee sangre feérica. Eras humana, sin visión, por lo que de nada servía decirte que tu abuela es un ser longevo. Y que su supuesta muerte fue solo para legar el poder de la empresa a tu padre.

Una carcajada brotó de los labios de su nieta, mientras imitaba su posición. Quedando ambas frente a frente, con solo centímetros separándolas.

Nathaniel no tiene nada de hada. Es tan humano como alguna vez lo fui. Felicidades, dijiste tu primera mentira.

No me creas entonces. Solo vayamos a lo importante, si no es tanto problema. — Terminó por responder en un gruñido, exasperada por lo molesta que era aquella niñata. Buscando en su bolso, sacó una carpeta café, dejándola frente a ella para que la revisara. Con dedos torpes, la morena abrió el documento y, nuevamente, el silencio fue toda respuesta.— Llevo tiempo observándote, niña, desde tu pequeño intento de huida de casa. Considérame como un pequeño ángel de la guarda, si lo deseas, que no perdí rastro tuyo en ningún momento ¿Cuál sería mi sorpresa al saber que de un día para otro ya no estabas? Semana tras semana recibía la misma respuesta, que tu paradero era desconocido. Hasta brujos buscaron tu esencia, pero no había nada más que una pared de humo.

Jugando con uno de sus anillos, la dama hizo un gesto desdeñoso.

Luego apareciste tal y como te habías esfumado. ¡Puf! Viva y ahora con la maldición de la luna en las venas. En fin... Ahora solo queda enfrentar tu nueva vida, ¿no? Por lo que deseaba ofrecerte un pequeño trato. La oportunidad de comenzar de cero, una página nueva, a cambio de pretender tu muerte. Vamos, será aquello que tanto deseas, ¿no? Solo necesitas el dinero para hacerlo. — Una sonrisa felina curvó sus labios, al tanto que se inclinaba en el mesón y apoyaba su rostro entre sus manos.— Además, tu padre aún te busca, Sivanna. Sé que lo quieres lejos de ti, junto con la mujer que se hace llamar tu madre. No dejarán de buscarte, hagas lo que hagas... a menos que aceptes mi oferta; por lo que considéralo un regalo de mi parte.

No le pasó desapercibida la obvia desconfianza que exudaba la morena, mucho menos cómo su cuerpo se tensaba en preparación. Sin borrar su sonrisa, Szilvana prosiguió.

Te ayudaré a ocultar tu rastro, pretender tu muerte y guiarte fuera del país para que vivas tranquila. Incluso incluiré un monto de apoyo económico, lo suficiente como para que puedas asentarte y vivir cómodamente.

Esos ojos negros se entrecerraron y cerró la carpeta con rapidez.

¿Y qué ganas con eso? Te veo bastante interesada en que acepte y no repitas esa mierda de que solo es un regalo. Es cosa de olerte para saber que no hay gota de bondad en ti, anciana.

Era una chica inteligente, eso podía verlo. Entre la oscuridad de esos ojos, algo similar brilló, la prueba de que esa muchachita llevaba su sangre en las venas. Algo crudo y cruel se removía bajo la superficie y, para su sorpresa, se encontró sonriendo gustosa.
Cuenta NPC
Mensajes : 5

Reliquias : 11

Temas : oo

Personaje de
ambientación

Cuenta NPC
está

Volver arriba Ir abajo

[Personal] Blood calls blood • Priv Empty Re: [Personal] Blood calls blood • Priv

Mensaje— por Sivanna Gehring el Vie Mayo 10, 2019 5:25 am

Blood calls blood
Restaurante Taki's • 13:21 • Despejado
Una energía extraña fluyó en esos segundos luego de que terminase de decir esas palabras. Se le llegó a erizar el pelo en la nuca ante la carga vibrante que pareció crepitar alrededor de aquella anciana, lo que desencadenó que sus instintos se encendieran con fuerza. Gruñendo, enfrentó esa mirada cobriza, la bestia en su interior advirtiéndole que iba a presentar batalla si llegaba a hacer siquiera un movimiento en falso.

Alzando una ceja, la anciana tomó la carpeta que le había tendido y bufó.

Había pensado que estaba hablando con un ser pensante.— dijo, guardando el documento.— Olvidaba que ahora no eres más que un animal con rostro humano.

Esta vez no hubo hostilidad en la respuesta de Sivanna, solo rodó los ojos de tal manera que se tuvo que reír ante tal estupidez. Esa mujer podía todo lo hada que quisiera y tener los años que se le ocurriera, pero joder... pedía un tanto de originalidad con los ataques verbales.

¡Y allí está! ¡La primera mención de que soy un supuesto perro! Cariño, muchas gracias, creo que ahora al fin soy parte de los licántropos. Menuda iniciación con esas palabras, te debo una.— si el sarcasmo matara, a esas alturas ya estaría en una bolsa camino a la oficina forense.

Te diriges a mí con otro lenguaje, niña, o lo lamentarás...

¿Y ahora una amenaza? Vaya, si que estoy de suerte hoy. — Limpiándose la boca, luego de comprender que ella le había quitado el apetito, Gehring alejó su plato y se sacudió las manos para comenzar a buscar el dinero para pagar por la comida.

Bien, esta conversación fue todo un detalle. Szilvanna, o como sea que te llames, gracias por la oferta pero creo que no es lo mío el ir por el mundo con otra identidad, así que no. No tengo ni la más remota idea por qué quieres ayudarme o qué relación tienes con Nathaniel, pero no quiero tener nada que ver con ese par.— dejando el dinero en la mesa, la morena tomó su chaqueta y comenzó a ponersela.— ¿Sabes? De verdad me gustaría que fueras la verdadera Szilvana Böhm, porque me encantaría decirle qué maravilla de familia logró armar. Tengo una madre drogadicta, un padre ególatra y una abuela psicópata con aires de grandiosidad. Material de Disney, vamos.

Levantándose, la morena se pasó una mano por el cabello y suspiró, fijando su mirada en aquella mujercilla. Una sonrisa falsa se asentó en sus labios y ladeó suavemente su cabeza.

Todo un gusto conocerte al fin, abue, pero debo irme. Que tengas un lindo día y métete tus ofertas por donde más te quepan, que no quiero saber más de ustedes. Adiocito.

Girándose, a paso ligero, la loba se encaminó a la salida, escuchando el gritoneo enfurecido de la anciana tras ella.

¡Niñata malcriada! ¡¿Cómo te atreves?!

Sivanna, como una nieta obediente y buena que era, le levantó su bonito dedo del corazón mientras salía del local. No quería volver a siquiera ver a uno de aquellos enfermos que conformaban su familia sanguínea, aquellos que armaban esas malditas jugarretas y planes donde ella no era más que un peón para ser movido a gusto...

Hace bastante había decidido cortar toda esa toxicidad. No importaba ya qué nuevos secretos salían a la luz, ni mucho menos qué otras sorpresas traía su transformación. Todos ellos estaban muertos para ella y así se quedarían.



Lust & Violence


Wicked bitch:
[Personal] Blood calls blood • Priv CTsknnc
Sivanna Gehring
Mensajes : 134

Reliquias : 114

Temas : 3/3


Hoja de personaje
Inventario:
http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9723-gehring-sivanna-o-id#84750http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9728-red-lights-o-rs#84791http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9727-pick-your-poison-o-cr#84790
Personaje inactivo

Sivanna Gehring
está

Volver arriba Ir abajo

[Personal] Blood calls blood • Priv Empty Re: [Personal] Blood calls blood • Priv

Mensaje— por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
está

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.