31/12 ¡Último día del año, queridos habitantes del submundo! El Staff de Facilis Descensus Averni os desea una magnífica entrada de año y que os sucedan más cosas buenas que malas. ¡FELIZ 2019!


02/12 ¡Atención, atención! ¡Aquí os dejamos las noticias recién salidas del horno! ¡Pasaos cuanto antes para echar un ojo! Seguimos perpetrando maldades...


29/07 ¡Atención, atención! La limpieza por inactividad se realizará a partir de las 22:00 horas en adelante del 31 de julio. ¡Aprovechad los últimos momentos!


06/06 ¡Atención, atención! ¡El Staff os ha preparado una nueva sorpresilla curiosa! ¡Pasaos cuanto antes para echar un ojo! Seguimos perpetrando maldades...


01/05 ¡Atención, usuario! ¡El Staff os ha preparado una nueva Trama Global! ¡Pasaos cuanto antes para echar un ojo y apuntaros, adoradísimos habitantes del submundo! Las maldades vuelven a comenzar...

25 # 23
9
NEFILIMS
3
CONSEJO
7
HUMANOS
5
LICÁNTRO.
9
VAMPIROS
10
BRUJOS
4
HADAS
1
DEMONIOS
0
FANTASMAS
Últimos temas

Te encontré-Privado +18

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Te encontré-Privado +18 Empty Te encontré-Privado +18

Mensaje— por Sandra E. Evans el Lun Jul 15, 2019 5:38 pm

Te encontré
→ Miércoles → 15:00h - Universidad.

OUTFIT:
Te encontré-Privado +18 Sandra-hellberg-sandrah
¿Cuántas veces tecleó un Hola, soy Sandra? Muchas, incontables, demasiadas...y todas esas veces terminaban en un, mensaje borrado. No iba a llamarlo, ni sabría qué decir, se le daba fatal relacionarse con nadie ¿cómo iba a saber qué decir en una llamada telefónica? Y justo, le llamaba su padre, casi se le cae el móvil de las manos, cogió la llamada a casi los seis tonos y casi cuando iba a colgar, la voz de su padre al otro lado. Los ladridos de Rex le arrancaron un largo suspiro, le echaba de menos y contaba los segundos para tener a su mejor amigo durmiendo a los pies de su cama, recibiéndola y hacerle la mayor de las compañías.

En Nueva York apenas tenía amigos, apenas no...ninguno así que en su tiempo libre, hacía deporte o ver películas de esas románticas, películas que negaría haber visto. La vida real no tenía nada que ver a esos cuentos de hadas, la que más le gustaba era Sabrina de Audrey Hepburn. Sabrina y sus amores, le encantaba y la veía mil y una veces, pero la que se llevaba la palma era la de Desayuno con diamantes, el beso en el callejón lloviendo con el gato entre sus brazos. Una cursilada , como ella misma admitiría pero esa ternura, ese amor creado de la nada y forjado, como el de sus padres... tan limpio y puro, parecía tan real.

Tras la conversación con su padre a temprana hora de la mañana, aún ni había amanecido. El hombre se despertaba muy temprano y corría unos kilómetros para no perder la rutina y hacer un poco de ejercicio, hábito que le había infundado a ella desde pequeña. Suspiró, negando con la cabeza al colgar, al hacerlo y no desaparecer la llamada, volvió a insistir para colgar cuando sin querer, dio llamada al último teléfono al que mandaba el mensaje...a Scott. No sabía si dio llamada o no por lo que colgó enseguida, el corazón comenzó a latirle tan deprisa que rezaba mentalmente sin descanso para que todo hubiese sido un error y él no se lo devolviese. ¿Por qué no era más valiente y le llamaba directamente?

Lo mejor sería ir a su puesto de trabajo, tomarle el teléfono como prueba de un delito y hacerlo desaparecer pero entonces se verían, no sabría qué excusa poner y terminaría haciendo aún más el ridículo. Una vez en su moto, pidió a una de sus compañeras la dirección de aquel detenido, el tal Headland, le darían las direcciones tanto de su casa como de su trabajo así que tras mandar la ubicación de ambas, armándose de valor se puso el casco y siguió las indicaciones del navegador. El corazón iba a salirse del pecho y el móvil...terminó apagándolo por si acaso.

Cuando llegó a dicha universidad, observó la puerta de entrada aún sin quitarse el casco, un lugar en el que sin duda había elegido para sus estudios. Una media sonrisa le acompañó hasta el despacho de dirección, mostró su placa  para que nadie se andase con rodeos y le llevasen donde deseaba, ante él. Uno de los profesores le indicó donde se encontraba su despacho, a esa hora tendría que encontrarse en clase. Pidió que le llevasen a donde impartía clase, abrió con cuidado la puerta para no hacer ruido pero fue irremediable, algunas miradas se posaron en ella, y ella...buscó la mirada de él, tomando asiento en última fila, sin perderle mirada en ningún instante.

La sirena dio fin a la clase de hoy, ella no se movió, esperó pacientemente a que todos saliesen de allí. Permaneció sentada, como una alumna más.



Última edición por Sandra E. Evans el Mar Ago 06, 2019 5:04 pm, editado 1 vez


Te encontré-Privado +18 8iBvgNR
Is this the real life? Is this just fantasy?:
Te encontré-Privado +18 Giphy
Sandra E. Evans
Mensajes : 45

Reliquias : 117

Temas : 4

Mundano/a, sin la Visión

Sandra E. Evans
está

Volver arriba Ir abajo

Te encontré-Privado +18 Empty Re: Te encontré-Privado +18

Mensaje— por Scott A. Headland el Lun Jul 15, 2019 10:14 pm

TE ENCONTRÉ
→ MIÉRCOLES → 15:00H - UNIVERSIDAD DE COLUMBIA

OUTFIT:
Te encontré-Privado +18 WjWXDNm

Scott llevaba una mañana de perros, entre que habían tenido el examen hacía una semana y los idiotas de sus alumnos no habían dado ni una y que el decano le había tocado las pelotas, estaba de un humor de perros. No es que eso fuera raro, el 90% del tiempo se lo pasaba cabreado con el mundo y el 10% que solía estar alegre era el tiempo que veía rugby o estaba con su hermano y su sobrino Ian. Sin embargo le tocaba clase aquel día y por muy mongolos que fueran los estudiantes a veces, le gustaba su profesión.

Su forma de ser tan pedante y auto-suficiente a veces, le llevaba a pensar que pocos estudiantes eran capaces de seguirle realmente, pero cuando encontraba a los que lo hacían, le daban ganas de ponerse a aplaudir como un loco. Estaba de pie sobre su atril mientras los estudiantes entraban en Teoría del pensamiento II, la materia que le había tocado impartir ese semestre. La clase de aquel día sería más práctica que otra cosa, quería debatir algunos puntos sobre Wilfred Bion con sus alumnos.

Él lo tenía claro ya, Bion solo fue el antecedente, la base para que los pensadores de verdad construyesen algo que valiera la pena, pero el psicoanalista entraba en el currículo y tenía que respetarlo. Cuando todos los alumnos se hubieron sentado ya, Scott comenzó la clase sin perder un momento. Le gustaba jactarse de la enorme participación que tenía en comparación a otras materias pero claro, un profesor universitario que hace debates, se sienta con sus alumnos y usa tacos, no es muy común y él llamaba la atención de los alumnos por eso.

-Buenos días, cabezas de chorlito -comenzó, directo al grano, se escucharon risas generalizadas.- Hoy vamos ha hablar sobre Wilfred Bion, sí, ya se que era un inútil, pero vamos a analizarle desde las perspectivas de la base, os elaboraré un esquema en la pizarra y el resto de la hora debatiremos sobre sus apasionantes charlas sobre la frustración en la infancia, así que sacad los cuadernos y poneros a hacer algo -los jóvenes obedecieron y la clase comenzó a funcionar rápidamente. Estaban ya a 10 minutos de acabar, los estudiantes levantaban la mano para añadir opiniones.

Scott estaba centrado en la clase, sin embargo cuando la puerta del fondo se abrió, se preguntó que pequeño tarado osaba llegar tarde a su clase más de 50 minutos y por qué narices entraba. Sin embargo, cuando vio quien era se quedó en blanco y dejó de hablar. Una alumna pelirroja lo miraba extrañada.- Profesor Headland, ¿está bien? Le estaba preguntando qué opina usted sobre los problemas de mentalización -el licántropo sacudió la cabeza, terriblemente distraído, le costó volver al hilo de la clase pero al final contestó a la muchacha.

No había visto a cualquier persona, quién había aparecido allí y se había sentado en una de las sillas del fondo era nada menos que la preciosa Sandra. Un par de post-adolescentes pajilleros comenzaron a mirarla y a cuchichear entre ellos así que con un golpe en la mesa Scott puso silencio.- ¿Algo que comentar sobre la clase, caballeros? Si no es así, cerrad el pico -exclamó de mala forma y entonces sonó el timbre, fin de la clase. Toda la muchedumbre comenzó a recoger y él se quedó mirando a aquella silla, esperando que ella se acercase, ¿qué hacía allí ycomo le había encontrado?



Te encontré-Privado +18 ZE5ctDg

YOU:
Te encontré-Privado +18 Giphy


Will+Scott:
Te encontré-Privado +18 Giphy


My two forms:
Te encontré-Privado +18 LlwgbYO
Te encontré-Privado +18 S2EdS56


Scott A. Headland
Mensajes : 51

Reliquias : 117

http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9973-scott-anthony-headland-fichahttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t10226-mis-relaciones-scott#89859http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t10179-cronologia-scott#89362
Hijo/a de
la Luna

Scott A. Headland
está

Volver arriba Ir abajo

Te encontré-Privado +18 Empty Re: Te encontré-Privado +18

Mensaje— por Sandra E. Evans el Lun Jul 15, 2019 11:54 pm

Te encontré
→ Miércoles → 15:00h - Universidad.

OUTFIT:
Te encontré-Privado +18 Sandra-hellberg-sandrah
La Universidad, recuerdos en los que se sumergió a medida que iba adentrándose entre los pasillos detrás de uno de los profesores que muy servicial le indicó donde se encontraba dando clase el señor Headland. Y no pudo evitar el hecho de imaginárselo, con esa sonrisa tan caracteristica suya, esos gruñidos, esa forma de ser tan infinitamente complicada, su risa... recordar la manera natural de cómo se reía, lo que consiguió con tan solo estar cerca...sentirse segura y protegida. Deseada y a cada encuentro, aún más curiosidad le causaba aquel hombre rudo de ojos claros que tanto se parecían y chocaban al mismo tiempo.

Los murmullos al otro lado de la puerta le alertaban que la clase no había dado su fin por lo que procuró ser muy cautelosa pero quién la llegaban a conocer, no, no era nada delicada a pesar de su aspecto tan sofisticado y elegante. Su manera de moverse y desenvolverse no tenía nada que ver con la rudeza con la que a veces se comportaba, y eso fue cuando se dejó caer prácticamente en una de las sillas. Y desde allí, la mirada clara de la criminóloga se centró en el debate... intercambiando una mirada con Scott, alzando la barbilla y mostrar una breve sonrisa, ese acababa de ser su saludo silencioso.

Y agradeció llegar antes de que acabase la clase, verle en el papel de profesor era nuevo para Sandra quién no perdió detalle de esos 10 minutos que no tenían desperdicio. Cuando se quedó sin saber qué decir, contemplándola, entre esa sonrisa se mezcló un sonrojo aún más notable que el de la última vez de la comisaría, la miraba tan intensamente...como si fuese una aparición divina y la verdad, era al contrario. No había faceta que no le gustase de ese hombre, tan serio y determinante regañando a sus alumnos, una breve risa se escapó de los labios de Sandra que captó la atención de dichos alumnos quién ya comenzaban a hacer comentarios muy poco...agradables.

-Espero que hayáis aparcado bien y sean vuestros los coches, podría arrestaros por faltarle respeto a un policía -deslizó las yemas de sus dedos por su cintura, mostrando su placa, lo había dicho de manera tan seria que a esos idiotas no se le escucharon más. La sirena avisó de que ya era hora de salir, ella no se inmutó, observó como alguna que otra alumna le preguntaba dudas al respecto y coqueteaban de paso, era obvio que levantase pasiones en las jovencitas de ver un profesor atractivo con ese carácter tan peculiar. Le hizo bastante gracia, ella se quedó sentada hasta que la última persona salió y el murmullo se quedó fuera de aquella aula.

Se levantó de su asiento, bajando las escaleras muy despacio, sus tacones hacían eco a cada paso de bajada, no llegó a bajar hasta el final, se quedó a un par de escalones antes de llegar hasta la mesa del profesor. Si estaba dando clase, aún no habría mirado el teléfono y quizás su propia llamada estuviese registrada, volvió a sonrojarse ligeramente porque ¿cómo pudo ser tan idiota?

-Así que Bion... interesante. Me gustan los debates y escuchar lo que otros quieren exponer, piensan.. otra perspectiva. -ni un hola, ni el porqué se encontraba allí ¿de paso? ¿por que quería verle? ¿por qué él no cumplió ese “te buscaré”? Fuera lo que fuese, ahora se encontraban frente a frente, no admitiría que fue a verle, desengañarse y así poder seguir...porque él no tenía nada de especial... o eso quería pensar y creer. “Muy bien, Sandy. ¿Y ahora? ¿le golpeas y lo dejas inconsciente porque no sabes ni qué decir?”.

-Y tus esquemas son dignos de ver -se terminó de acercar, pasando por su lado y quedar de espaldas a él, leyendo palabra por palabra lo escrito en la pizarra, dibujándose sin querer una breve sonrisa, una que tintó de rosado sus mejillas...y un post it pegado, le recordó a cuando su hermano le dio el teléfono. -Se nota que te gusta a lo que te dedicas. Y yo,...sólo pasaba por aquí,  a tu hermano se le olvidó el recibo -pero no lo llevaba encima porque era una tremenda trola, algo tenía que decir. Había sido una soberana estupidez haberse colado en la universidad, plantarse en la clase...y lo peor, quedarse a solas con él, rememoraba cada momento pasado y no le hacía bien, esa maldita sensación de sentirse bien...en paz cuando él se encontraba cerca.

-Tendrá que preparar clases y... yo casos que resolver. No le quito más tiempo, señor Headland, su... recibo -buscó entre sus cosas, y gracias a que tenía uno de esos, lo rellenó rápidamente y se lo tendió evadiendo cualquier contacto tanto visual como tacto... -No le leí todos sus derechos pero supongo que eso ya no importa -una frase con doble filo, con remordimiento y culpa... porque no debía pasar.



Te encontré-Privado +18 8iBvgNR
Is this the real life? Is this just fantasy?:
Te encontré-Privado +18 Giphy
Sandra E. Evans
Mensajes : 45

Reliquias : 117

Temas : 4

Mundano/a, sin la Visión

Sandra E. Evans
está

Volver arriba Ir abajo

Te encontré-Privado +18 Empty Re: Te encontré-Privado +18

Mensaje— por Scott A. Headland el Mar Jul 16, 2019 5:01 pm

TE ENCONTRÉ
→ MIÉRCOLES → 15:00H - UNIVERSIDAD DE COLUMBIA

OUTFIT:
Te encontré-Privado +18 WjWXDNm

El licántropo siempre se había sentido muy cómodo impartiendo clase, le parecía una gran experiencia aunque en muchas ocasiones sus alumnos le decepcionaran constantemente. Por eso cuando por fin pudo pasar de profesor adjunto a titular, pudiendo elegir sus materias y horario, intentó coger aquellas que más le costaban al alumnado con el objetivo de levantar la nota y los conocimientos y que no llegaran tan perdidos a las clases de sus compañeros.

Si alguien le preguntaba por esto, jamás lo admitiría y negaría haberlo hecho por el bien de los estudiantes, Scott tendía a querer ocultarle al mundo lo mejor de sí mismo y generalmente intentaba que esa clase de cosas no llegaran a oídos de nadie. La interrupción de Sandra en su clase había sido como si un ángel le visitase en el momento que más lo necesitaba y por ello los 10 minutos restantes no la perdió de vista ni un instante, no quería darle la oportunidad a dicha visión de desaparecer.

El timbre anunció el final y los chavales recogieron para ir a otra clase, él se quedó en su mesa ordenando papeles. Unas cuantas alumnas se acercaron con dudas demasiado tontas, ¿acaso no se enteraban de nada? Las despachó con cansancio, pensando que no tenían remedio y sin ser consciente de que era un profesor demasiado popular entre el ámbito femenino, porque bueno, él sabía que estaba de buen ver, pero, su carácter compensaba esa imagen inicial de chico adorable.

Cuando la chica comenzó a bajar por los escalones, se permitió el gusto de contemplarla. Con aquella ropa oscura y marcada, era más deseable qué nunca y le encantaba oírla taconear. Se apartó de la mesa del profesor y se acercó a ella, entre los tacones y los escalones estaban casi a la misma altura, solo dos y estaría con él. Scott no se lo pensó mucho subió uno de ellos y cogió a Sandra por la cintura, como si fuera el gesto más natural del mundo.

-Los debates son mi especialidad, no es como si no pudiera pasarme 1 hora dándoles toda clase de fundamentos sobre el inútil de Bion, pero si no les hago pensar, ¿cómo van a aprender? -dijo al aire, muy pagado de sí mismo y evidentemente orgulloso de su argumento. Sandra seguía ahí, pero ya no estaba lejos, las manos de Scott rodeaban su cintura con mucho descaro.- Pensaba que tardaríamos en volver a vernos -dijo, llevando la vista a la pizarra cuando habló de sus esquemas.

Era una clara ironía, porque aquello era demasiado caótico pero bueno, su alumnado tenía que aprender a hacer su propia esquematización, así que. Se encogió de hombros aún sin soltarla. Cuando ella quiso ir a ver el esquema, le soltó las caderas y se apartó para que pudiera acercarse a la pizarra. Pensaba que había venido a verle, que había buscado dónde trabajaba él justo como había hecho la semana anterior, pero cuando le dijo que solo había ido por el recibo, se sintió un poco decepcionado.

-Vaya, menuda cabeza tiene Will -dijo mordaz, sacó el teléfono móvil para echarle la peta y vio una llamada perdida de un teléfono que no tenía registrado, ¿quién sería? Preguntaría luego. Lo guardó distraído antes de volver a Sandra. Ella rebuscó en el bolso y rellenó el papel, parecía realmente dispuesta a entregárselo y marcharse corriendo y se lo enfadó un poco, si pensaba que podría escaparse, iba lista. Cogió el recibo y lo dobló.- En mi despacho tengo café, no puedo beber nada más en la universidad, pero supongo que si has venido desde la comisaría hasta aquí puedes perder unos minutos, ¿verdad?

Esperaba que ella dijera que sí, porque si no conseguía retenerla con algo, se acabaría por marchar y seguía sin tener forma humana de contactar con ella. Le dijo que la buscaría, pero claro... ¿Dónde? Lo único que sabía, que era donde trabajaba, ya se le había agotado y nuevamente estaba más perdido que nunca. Abrió la puerta de la clase y la invitó a salir, indicándole la dirección al despacho, se quedó un poco rezagado, intentando disfrutar de la vista de su voluptoso cuerpo mientras caminaba en tacones.


Te encontré-Privado +18 ZE5ctDg

YOU:
Te encontré-Privado +18 Giphy


Will+Scott:
Te encontré-Privado +18 Giphy


My two forms:
Te encontré-Privado +18 LlwgbYO
Te encontré-Privado +18 S2EdS56


Scott A. Headland
Mensajes : 51

Reliquias : 117

http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9973-scott-anthony-headland-fichahttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t10226-mis-relaciones-scott#89859http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t10179-cronologia-scott#89362
Hijo/a de
la Luna

Scott A. Headland
está

Volver arriba Ir abajo

Te encontré-Privado +18 Empty Re: Te encontré-Privado +18

Mensaje— por Sandra E. Evans el Mar Jul 16, 2019 11:14 pm

Te encontré
→ Miércoles → 15:00h - Universidad.

OUTFIT:
Te encontré-Privado +18 Sandra-hellberg-sandrah
El simple gesto de tomarla de la cintura, como si fuese el gesto más natural del mundo, le pareció tan sumamente tierno hasta que sintió las yemas de sus dedos, ese calor que sin darse cuenta... había echado de menos. El corazón de Sandra comenzó a latir tan acelerado que creyó le faltaba la respiración, volvía a estar tan cerca como tan lejos, una mezcla tan extraña que la aterrorizaba. Él aseguró que sería suya, la buscaría hasta que así fuese ¿y después? Nada, porque todo era pasajero y ambos sabían jugar al mismo juego.

Pequeños grandes gestos, para ella los más significativos. Como siempre, su cabeza pretendía dar por sentado que era un juego, uno muy peligroso en el que ya estaba metida y aún no había ganador ni perdedor. Sin dejar de mostrar una breve sonrisa, se apartó de él como si quemase, con el movimiento más sútil, aprovechando quedar ante la pizarra y tomar aire, calmarse y no parecer una colegiala insegura que acaba de ver al chico más popular y la ha mirado de casualidad.

-Y yo pensaba que... volverías a buscarme.-mostró una breve sonrisa al girarse y volver a tenerle frente a frente, justo cuando sacó su teléfono móvil, esperó su reacción pero no parecía que hubiese nada fuera de lo común, por lo que se tensó, mordiéndose el labio inferior dubitativa... ¿tenía su teléfono en silencio? ¿y si estaba esa llamada que la condenaba y llamaba? Enrojeció hasta la raíz del cabello y buscó su mirada, tan clara como un amanecer despejado... comprendía que tuviese su club de fans al terminar sus clases, gustase a las mujeres y se preguntó con cuántas tenía el mismo juego. ¿Acaso importaba? No era nada suyo, no eran nada más que dos personas que se habían conocido y encontrado unas ¿tres veces? Si ella no contaba esas cosas... y menos le daba la importancia que merecía. Entonces ¿por qué una parte de ella esperaba que respondiese a la llamada perdida?

-El mejor café del mundo es el de mi Dory -murmuró con un tono muy dulce, como el de una niña que recuerda a su abuela y en gran parte, para Sandra, esa mujer lo parecía. -No he encontrado un sitio donde hagan la tarta de manzana que me gusta, no hablemos del horrible café de mi departamento... quizás es que me guste más lo amargo -habló en voz alta, olvidándose de que no se encontraba sola, paseó la punta de la lengua por su labio inferior en un gesto distraído y cuando despertó de su breve letargo, volvió a encontrar su mirada azulada volviendo a sentir esa sensación de vértigo.

La palma de su mano, acarició de forma involuntaria su vientre plano, intentando ordenar sus pensamientos, emociones, sensaciones y sentimientos. Él le provocaba curiosidad, deseo y... nada más. Siguió sus pasos hasta el pasillo, temblaba y no entendía porqué ¿ella? Oh vamos, era un hombre más ¿de qué tenía tanto miedo?.

-Lo cierto es que... creo que debería irme, el café deberá esperar para otro día -dio un par de pasos hacia atrás, no quería volver a sentir esa maldita sensación de perdida y frustración, como si el destino le presentase la tarta de manzana más dulce de todas y no poder ni tan siquiera olerla porque le era prohibida -Señor Headland -carraspeó mostrando su mano, para estrecharla, puro formalismo que intentó que el gesto de su cara mostrase, era inevitable mirarle a los ojos y perderse en ellos, sentirse niña y mujer al mismo tiempo. -Gracias por el viaje -susurró bajito, aquel viaje había supuesto un antes y un después en todo. -Y no, no soy como cualquier otra que te perseguiría agarrada a tu cuello, ni una historia pasajera. -”cállate y huye”, se dijo a sí misma, hizo amago de volver sus pasos hacia donde se encontraba su moto, volviendo a sentirse vacía. Porque aunque ya lo había admitido sin darse cuenta, esa noche del viaje, había sido la mejor en toda su vida.



Te encontré-Privado +18 8iBvgNR
Is this the real life? Is this just fantasy?:
Te encontré-Privado +18 Giphy
Sandra E. Evans
Mensajes : 45

Reliquias : 117

Temas : 4

Mundano/a, sin la Visión

Sandra E. Evans
está

Volver arriba Ir abajo

Te encontré-Privado +18 Empty Re: Te encontré-Privado +18

Mensaje— por Scott A. Headland el Vie Jul 19, 2019 12:28 am

TE ENCONTRÉ
→ MIÉRCOLES → 15:00H - UNIVERSIDAD DE COLUMBIA

OUTFIT:
Te encontré-Privado +18 WjWXDNm

Cuando ella le dijo que pensaba que volvería a buscarla, se rascó la cabeza confundido. Ya lo había intentado, la había buscado y no había vuelto a encontrarla, ¿por qué se molestaba por algo así? Además, no le importaba pensar que también ella quería verle, a ver, no va a ser siempre el hombre el que haga todo, ¿no?- Sandra, sabes que lo hice, pero en tu comisaría no pude volver a entrar aunque pagué la multa, no se dónde vives, volví al bar en el que nos conocimos y tampoco te habían visto. Solo soy un humilde profesor, muñeca -mintió, profesor y "licántropo".

Pero no, los lobos no tienen una red de contacto extensa como esos niñatos de los medio-ángeles, para él no era fácil encontrar a una persona y menos en una ciudad con millones de habitantes como Nueva York.- Mi café es solo decente, pero te puedo ofrecer mi compañía -le dijo con una suave sonrisa, cuando quería podía ser realmente encantador y era consciente de ello, no por eso dejaba sus maneras rudas, pero algo es algo. Se dio cuenta de que ella parecía esquiva y se preguntó que había podido hacer para ofenderla o que se mostrase así.

Scott miró a la chica realmente confuso, ¿de verdad había ido hasta allí solo para darle la factura? Empezó a pensar que tal vez se había equivocado completamente, que ella realmente no tenía ya ningún interés en él y era algo meramente por cumplir su trabajo. Aquel pensamiento lo enfadó, porque haber, ¿cómo no iba a gustarle? Él había sentido algo, se habían entendido, había deseo, curiosidad, ¿por qué ahora quería apartarle? No llegaba a entenderlo.

Cuando la chica le dio la mano para despedirse, aún muy serio, Scott se la estrechó.- Señorita Evans -dijo él, lo ponía en su placa de policía y ella sabía su apellido por su ficha policial. Pero el licántropo no pensaba dejar que las cosas quedasen ahí y mucho menos cuando ella le dijo que no era una historia pasajera o una cualquiera, ¿pero y quién había dicho que lo era? Bien es cierto que ambos buscaban pasárselo bien y pensaba que era lo que ella quería, pero desde luego Scott no iba tonteando con nadie más.

Así que en un gesto muy arriesgado, cuando Sandra se daba la vuelta para marcharse, agarró su muñeca con firmeza pero con suavidad para darle la vuelta.- Por supuesto que no eres cualquier otra -dijo con voz seria y la miró a los ojos, con intensidad, intentando penetrarla y hacer que sus palabras calaran en ella.- Y no espero que lo seas porque no he conocido a ninguna mujer como tú -siguió, pausado pero sin soltarle la mano.- Así que si de verdad quieres marcharte, no seré yo quién te lo impida, pero no creo que hayas venido hasta aquí solo por el recibo.

Y aprovechando que nadie pasaba por allí, tiró de su brazo para cogerla entre los suyos y besó su boca con pasión y ardor. Aquel beso expresaba todo, deseo, pero no solo por su cuerpo, por toda ella. No la veía como un objeto o un polvo de usar y tirar y necesitaba que ella lo comprendiese. Exploró la boca de la joven con su propia lengua y aferró las manos a la parte baja de su espalda, pegándola todo lo que pudo a él. Al final se separó, sin soltarla.- Y ahora, tu verás, puedes venir conmigo a mi despacho o puedes irte y no volver a verme.



Te encontré-Privado +18 ZE5ctDg

YOU:
Te encontré-Privado +18 Giphy


Will+Scott:
Te encontré-Privado +18 Giphy


My two forms:
Te encontré-Privado +18 LlwgbYO
Te encontré-Privado +18 S2EdS56


Scott A. Headland
Mensajes : 51

Reliquias : 117

http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9973-scott-anthony-headland-fichahttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t10226-mis-relaciones-scott#89859http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t10179-cronologia-scott#89362
Hijo/a de
la Luna

Scott A. Headland
está

Volver arriba Ir abajo

Te encontré-Privado +18 Empty Re: Te encontré-Privado +18

Mensaje— por Sandra E. Evans el Vie Jul 19, 2019 6:21 pm

Te encontré
→ Miércoles → 15:00h - Universidad.

OUTFIT:
Te encontré-Privado +18 Sandra-hellberg-sandrah
¿Podía resultarle más encantador? El simple hecho de haberla buscado y lo admitiese, le resultaba un pequeño gran gesto. ¿Quién busca a alguien para tan sólo pasar un buen rato? Pero Sandy, se fiaba tan poco de los demás, terminaba poniendo esa barrera que nadie traspasase. Sonrió tímidamente por sus palabras, quería creerle, volver a perderse en su mirada, compartir un café y le hablase más de sí mismo, volver a oír esa risa que no había parado de resonar en su cabeza.

Se arrepintió de haberle juzgado, de sacar conclusiones. Cerró los ojos un instante cuando oyó que por supuesto no era como cualquier otra, quería de verdad creerle, ser valiente por una vez en su vida. Hasta ahora, no había conocido nadie como él pero ¿y si volvía a llevarle al desengaño? Scott desde el primer segund encajó con ella a la perfección, era tan fácil ser ella misma sin pensar en qué pensará, sin esconderse y eso no le había ocurrido con nadie. Pero estaba también la otra parte, la conciencia la cual le gritaba que se alejase, centrarse en su trabajo porque no había más cabida en su corazón que su padre y Rex.

Nunca se había enamorado, sólo pasar una noche de diversión y ni siquiera saber el nombre de la otra persona, satisfacer la necesidad física. Pero Scott la hacía vibrar entre sus brazos, la deseaba de igual manera que ella a él, le gustaba, le encantaba verle sonreír y observarle en silencio. Y de nuevo, volvió a sorprenderla, no le dio tiempo a decir nada...ni siquiera a pensar. Volver a sentir la presión de su boca la calmó de golpe, consiguió olvidarlo todo y perderse en ese beso que tanto había ansiado, ¿podía resultarle aún más delicioso que los anteriores?

Se lo devolvió, con deseo, ese deseo que no se puede describir con palabras. Cuando él se separó, lo admiró en silencio, totalmente perdida en ese instante, dio un paso más hacia él como si eso fuese posible y se liberó de su agarre, solo una mano la cual acarició los nudillos de la mano ajena, dedos enredados en una efímera caricia, explorándole en silencio mientras su mirada buscaba con urgencia la del profesor. Sonrió, de una manera tan pura e inocente, y es que... a nadie la había sonreído de esa forma. Su nariz buscó acariciar la ajena, en un gesto muy tierno, dejando un efímero beso en sus labios, uno muy tierno, un beso que dio paso a un sin fin más, provocando una risa en Sandra.

Apoyó la frente en la ajena, buscando un simple contacto visual mientras la mano que ambos tenían a la espalda de la criminóloga se iba deshaciendo en una caricia mutua en donde Sandra buscó enredar sus dedos entre los suyos, afianzando el agarre. La otra mano buscó acunar la mejilla del licántropo, acariciándole el pómulo con su suave pulgar y enterrarlo en su vello rubio como el sol. Le gustó ese tacto, no quería romper ese momento, ni soltarlo, descubrir más cosas y dejar de escuchar a su conciencia.

-Acabo de recordar que le di el recibo, quisiera probar tu café presentable...-se mordió el labio inferior nerviosa, aprovechando que lo tenía agarrado de la mano, tiró hacia sí para acercarlo aún más y ser ella quién lo besase de esa forma necesitada, deseosa con esa pizca tan dulce de besar la comisura de su labio inferior. -Vamos-se apartó de él para tirar de su mano y la llevase hacia aquel lugar donde estaba segura que volvería a caer presa de sus ojos azules.


Te encontré-Privado +18 8iBvgNR
Is this the real life? Is this just fantasy?:
Te encontré-Privado +18 Giphy
Sandra E. Evans
Mensajes : 45

Reliquias : 117

Temas : 4

Mundano/a, sin la Visión

Sandra E. Evans
está

Volver arriba Ir abajo

Te encontré-Privado +18 Empty Re: Te encontré-Privado +18

Mensaje— por Scott A. Headland el Lun Jul 22, 2019 12:15 am

TE ENCONTRÉ
→ MIÉRCOLES → 15:00H - UNIVERSIDAD DE COLUMBIA

OUTFIT:
Te encontré-Privado +18 WjWXDNm

Scott se dio cuenta de que estaba bastante tenso, no era algo que le gustase demostrar o admitirse a sí mismo pero la reacción de la chica le había pillado absolutamente por sorpresa y necesitaba saber que aún tenía alguna esperanza. La miró en silencio, esperando su reacción, para él no era nada fácil leer a los demás y mucho menos a una mujer, ¿en qué estaba pensando? ¿Es que no pensaba decir nada? Scott se atusó las manos en los pantalones, inquieto.

Con aquel beso supo que se la había jugado, era una carta con la que pretendía ganar, que ella no se fuera y no volvieran a verse, pero... ¿Y si lo hacía? ¿Y si el beso no era lo que esperaba y de todas las formas le dejaba ahí plantado y se marchaba para siempre? En el fondo, aunque le gustaba dar la imagen de tipo duro, Scott tenía sentimientos y aunque intentara enterrarlos en lo más hondo de su pecho, a veces salían sin ser invitados.

Cuando ella respondió al beso, se relajó notablemente, se lo estaba devolviendo e interpretó aquello como una gran señal. Cuando se separaron ella se soltó del agarre pero igualmente frotó su nariz contra la de él y le dio un último pico, le pareció un gesto muy bonito y le dieron ganas de volver a besarla en la boca. Carraspeó para que ella no notara que se había visto sorprendido y le dedicó una sonrisa amplia de dientes blancos.

La chica no se separó, juntaron sus frentes y acabó por cogerle la mano. Scott se permitó el lujo de cerrar los ojos unos instantes y respirar, aquel tacto de su mano por su barba le resultó agradable. Cuando abrió los ojos la miró, todavía había deseo en su cuerpo, pero ahora algo más... admiración, por aquella mujer enigmática y preciosa de la que a penas sabía nada. ¿No se estaría colgando un poco de ella? Pensó ligeramente molesto.

-Me alegra que le des una oportunidad a... -y no añadió nada más, porque ella tiró de su mano aún entrelazada. No habría podido moverle sola, pero el licántropo se acercó y dejó que lo besara. Alzó la mano y la llevó a la parte baja de su espalda, pegándola más a él y saboreando cada parte de su boca de forma desesperada, necesitaba demasiado a esa mujer. Cuando por fin se separaron fue él quien tiró de su mano.- Vamos anda -dijo antes de que echaran a andar hasta su despacho.

Avanzaron por el pasillo, Scott no dijo nada, pronto llegaron a un despacho en cuya placa figuraba su nombre. Sacó la llave y abrió la puerta, soltando la mano de Sandra. Hizo un gesto para dejarla pasar primero, las damas siempre van antes. El despacho era un lugar acogedor pero grande, con un par de sillones, una sala con libros, un enorme escritorio, un ordenador e incluso un pequeño baño.- ¿Te gusta? Cosas de ser ahora profesor titular, este despacho es del tamaño de un piso en el que viví.


Te encontré-Privado +18 ZE5ctDg

YOU:
Te encontré-Privado +18 Giphy


Will+Scott:
Te encontré-Privado +18 Giphy


My two forms:
Te encontré-Privado +18 LlwgbYO
Te encontré-Privado +18 S2EdS56


Scott A. Headland
Mensajes : 51

Reliquias : 117

http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9973-scott-anthony-headland-fichahttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t10226-mis-relaciones-scott#89859http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t10179-cronologia-scott#89362
Hijo/a de
la Luna

Scott A. Headland
está

Volver arriba Ir abajo

Te encontré-Privado +18 Empty Re: Te encontré-Privado +18

Mensaje— por Sandra E. Evans el Lun Jul 22, 2019 12:44 pm

Te encontré
→ Miércoles → 15:00h - Universidad.

OUTFIT:
Te encontré-Privado +18 Sandra-hellberg-sandrah
La atracción era innegable, cuando se encontraban a apenas escasos centímetros, esa necesidad de sentir al otro se había vuelto incluso urgente, al menos por su parte. Por ello se recreó en acariciar su barba de unos días, buscar esa sonrisa que cuando floreció de los labios del licántropo, provocó en ella una sonrisa amplia en la que mostró sus bonitos dientes perlados.

Rió como una niña la cual acaba de hacer la mayor de las travesuras, obligándole a caminar hacia aquel despacho, algunos de los estudiantes y personas del centro que pasaban de casualidad por el mismo lugar en el que se encontraban ellos, los miraban de reojo como si se hubiesen vuelto locos y ese juego que sólo conocían los dos y eran partícipes, conseguía que lo demás careciese de sentido y desapareciese. Así lo sentía Sandra, ese hombre lo anulaba todo, como si su sola presencia la atrapase, la curiosidad aumentase y ese deseo y atracción se le fuese de las manos, incapaz de controlarlo.

Enarcó una ceja al ver el letrero con sus nombre en letras plateadas, no esperaba menos y es que verle en acción ejerciendo de profesor había sido de lo más excitante, una cara desconocida que sin duda la había sorprendido gratamente. Se apresuró a entrar la primera, observándolo todo a su paso. Sus pasos le llevaron a una de las estanterías donde libros perfectamente colocados se mezclaban con algunas carpetas entre medias, documentación histórica...trabajos. Desde luego la impresionó, Sandra paseó el índice por la segunda fila de libros, tomando el primero que le llamó la atención y hojearlo, estaba nerviosa y necesitaba tener algo entre las manos o... sí, sus propias manos tomarían vida propia y acabaría con la tortura y la pregunta de cómo sería desnudo sobre la mesa del despacho.

Negó con la cabeza, dejando escapar un risa. Una risa de lo más traviesa pues sus pensamientos le estaban jugando una muy mala pasada. Se apresuró a tomar asiento en uno de los brazos del cómodo sillón negro, parecía cómodo y más ella en aquel lugar que pisaba por primera vez, extraño pues sentía como si ya hubiese estado allí.

-Si me sirves un café solo presentable... serías muy amable-dejó el libro sobre la mesa, era de Platón, lo hojeó sin perderle de vista ni un segundo, aprovechando que se giraba para recorrerlo con la mirada. No hacía falta ir trajeado, su imaginación volaba a tal altura que se imaginó a ella misma quitándole cada prenda de ropa y dejarla caer a sus pies, momento en el que se mordió el labio inferior tomando el café, el cual casi se le cae sobre el libro.

-Bonito despacho -pero lo miraba a él mientras le daba un largo sorbo al café, al estar sentada en uno de los brazos, él podía tomar asiento en la silla con ella al lado, olía de maravilla a café recién hecho, a tabaco y... a él -No está mal...el café -se relamió dejándolo sobre la mesa, cruzándose de piernas... dejando caer su cuerpo ligeramente sobre el de él -Espero hayas echado el pestillo, si nos pillan hablando sobre Platón y esa gente muerta...-bromeó acercandose a él peligrosamente, hablándole bajito, volviendo a acariciar pero esta vez con el índice su pronunciada mandíbula... atreviéndose a pasear muy despacio sobre su labio inferior -No voy a dejarte pasar ni una multa -sonrió, sin perder detalle de sus ojos azules.


Te encontré-Privado +18 8iBvgNR
Is this the real life? Is this just fantasy?:
Te encontré-Privado +18 Giphy
Sandra E. Evans
Mensajes : 45

Reliquias : 117

Temas : 4

Mundano/a, sin la Visión

Sandra E. Evans
está

Volver arriba Ir abajo

Te encontré-Privado +18 Empty Re: Te encontré-Privado +18

Mensaje— por Scott A. Headland el Miér Jul 31, 2019 11:52 pm

TE ENCONTRÉ
→ MIÉRCOLES → 15:00H - UNIVERSIDAD DE COLUMBIA

OUTFIT:
Te encontré-Privado +18 WjWXDNm

Scott caminaba sabiendo que tenía muchas ganas de perderse con Sandra. Era una necesidad física muy comprensible debido a su atractivo pero sabía que no era solo su físico lo que le tenía tan pesado. La miró fijamente mientras la chica observaba cada detalle de su despacho y le agradó ver que parecía interesada, no muchas mujeres lo hacían, a la mayoría solo les interesaba que el hombre tuviera dinero y coche y el licántropo solía pasar de salir con personas así.

Para él, la inteligencia y el carácter eran igual de deseables y sexies que el físico y a su parecer Sandra lo cumplía todo. La observó tocar todo en su despacho, incluidos los lomos de los libros y se mordió el labio imaginándose lo que sería estar con ella en ese mismo despacho. Al final la chica acabó por sentarse sobre el reposa-brazos de su sofá y suspiró disimuladamente, tenía demasiadas ganas de ella y lo que no quería era asustarla con su intensidad.

Scott se giró para preparar café, tenía una cafetera en el despacho así como una pequeña neverita. Tenía hecho de aquella mañana pues el lobo bebía café como si fuera agua y más por placer que porque verdaderamente le espabilara. Se agachó a la nevera.- Solo tengo leche desnatada, ¿cómo te gusta el café? -le preguntó dándose la vuelta, antes de reparar en el tomo sobre Platón que tenía entre las manos, le dedicó una sonrisa llena de dientes.- Platón no estaba mal, pero fue Sócrates el precursor de la mayoría de posteriores teorías de pensamiento -le explicó.

Al final el lobo le tendió el café con la leche y el azúcar y le permitió que fuera ella misma la que se lo pusiera a su gusto, así lo hizo. Scott se sirvió otro para él, solo y con azúcar mientras se sentaba en el otro lado del apoyabrazos del sofá, mirando a Sandra fijamente. Ella comentó algo sobre el pestillo, no hacía falta porque había echado la llave por dentro. A veces algunos estudiantes u otros profesores adjuntos decidían dar la lata y llamaban a la puerta, pero sabían que cuando echaba la llave, era igual a no molestarle.

-Esa gente muerta... -dijo divertido, antes de mirar a Sandra cuando alzó el dedo y comenzó a pasearlo de forma sugerente por su mandíbula y finalmente por los labios. Scott tragó saliva de forma visible, excitado por aquel gesto y cada vez más envalentonado. Tomó el dedo índice de su mano y se lo llevó a la boca, depositando un beso suave pero provocador en la yema de su dedo.- No creo que debieras pasarme ni una multa más ni un descaro más -respondió provocador.

Se bebió su café de un sorbo y lo depositó sobre la mesa, observó a la chica beber el suyo y en cuanto terminó, atento, se lo retiró de la mano y lo dejó en la mesita auxiliar. La miró con absurdo y evidente deseo.- Sandra, no aguanto más esto... Te deseo -le dijo con voz ronca, se había hartado del juego del gato y el ratón entre ambos.- Si tu me deseas igual esta vez no va a haber nada que me pare, pero necesito saber que es así -dijo acercándose peligrosamente a ella, que estaba sentada sobre el brazo del sofá. Y repitió su mismo gesto, llevó su índice por su cuello hasta sus labios y se inclinó para besarla.


Te encontré-Privado +18 ZE5ctDg

YOU:
Te encontré-Privado +18 Giphy


Will+Scott:
Te encontré-Privado +18 Giphy


My two forms:
Te encontré-Privado +18 LlwgbYO
Te encontré-Privado +18 S2EdS56


Scott A. Headland
Mensajes : 51

Reliquias : 117

http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9973-scott-anthony-headland-fichahttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t10226-mis-relaciones-scott#89859http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t10179-cronologia-scott#89362
Hijo/a de
la Luna

Scott A. Headland
está

Volver arriba Ir abajo

Te encontré-Privado +18 Empty Re: Te encontré-Privado +18

Mensaje— por Sandra E. Evans el Vie Ago 02, 2019 4:13 pm

Te encontré
→ Miércoles → 15:00h - Universidad.

OUTFIT:
Te encontré-Privado +18 Sandra-hellberg-sandrah
-Café solo con un poco de leche y una de azúcar-respondió demasiado deprisa, dudaba que él le hubiese entendido pero esa mirada del licántropo la había vuelto a atrapar, su corazón latía sin control. Se acomodó en el brazo del sofá, sonriendo por ese pequeño beso, ese gesto que volvía a ser tan significativo y esa sonrisa que le llevaba de cabeza, por un segundo pensó en lo estúpida que parecería mirándole embobada como cuando se mira el primer amor apenas cuando eres una niña. Una dulce mirada que no podía apartarse de él.

-Puedes hablarme de toda esa gente muerta, el café estaba... simplemente delicioso -mostró una sonrisa adornada con sus bonitos dientes perlados, se sentía bien y relajada, a sus sentidos volvió a llegar el aroma de su colonia y tabaco, tan diferente a cómo sabían los labios del profesor, tan cálidos y jugosos, sabor a fruta salvaje.

Bajó la mirada negando con la cabeza, esa caballerosidad... aún le sorprendía lo caballeroso y cortés, lo sumamente atractivo y deseable que le resultaba ese hombre por segundos. Rió como una niña, sin esperar aquella declaración que ambos sentían, esta vez la sorpresa se reflejó en sus ojos azules aunque ya supiese el deseo que despertaba en él, como si le pidiese permiso... ¿por qué tenía que ser tan encantador... tan sumamente sexy?

-Scott... -fue a hablar cuando el sonido de un relámpago le sobresaltó, sin querer lo empujó hacia el sofá, cayendo sobre él, aferrándose a su camiseta con su mano derecha, con la otra, la apoyó en su mejilla acariciándole el pómulo muy despacio, buscando su mirada y perderse en ella, responderle sin palabras. La lluvia comenzó a golpear los cristales, una soberana tormenta descargaba su furia y ella, se mordió el labio inferior, la presión de su cuerpo bajo ella le hizo temblar, sin poder evitar mover el voluptuoso cuerpo de Sandra sobre él, buscando aún mayor contacto... la respiración entrecortada, los labios entreabiertos, sedientos del manantial de la boca del lobo.

-Es así, te deseo -susurró mirándole a los ojos, atreviéndose a ser ella quién buscase su boca y se fundiesen sus labios, su lengua rozó la ajena, buscándola y bailasen dentro de sus bocas, sonrió al morder el labio inferior ajeno, tirar de él y volver a atrapar sus labios con deseo, con gula.

Lo deseaba, era un hecho, su cuerpo lo buscaba, sus manos comenzaron a perderse por sus anchos hombros, sus brazos, el calor que desprendía le perdía, ¿qué no le gustaba de él? Sólo el hecho de imaginarle haciéndole el amor la excitaba, su cuerpo vibraba de deseo... de que la tocase, la recorriese, sentirle... se había convertido en una droga.


Te encontré-Privado +18 8iBvgNR
Is this the real life? Is this just fantasy?:
Te encontré-Privado +18 Giphy
Sandra E. Evans
Mensajes : 45

Reliquias : 117

Temas : 4

Mundano/a, sin la Visión

Sandra E. Evans
está

Volver arriba Ir abajo

Te encontré-Privado +18 Empty Re: Te encontré-Privado +18

Mensaje— por Scott A. Headland el Sáb Ago 03, 2019 1:16 am

TE ENCONTRÉ
→ MIÉRCOLES → 15:00H - UNIVERSIDAD DE COLUMBIA

OUTFIT:
Te encontré-Privado +18 WjWXDNm

Scott estaba bastante nervioso a pesar de que lo disimulaba con la maestría que te da años de indiferencia. Sandra, allí sentada con su café en los labios, se antojaba una visión divina que quería poder tocar y disfrutar. Y a pesar de todo, de su cautela, estaba esperando la más mínima señal para poder hacer sus fantasías realidad, que Sandra le diera luz verde para que los dos pudieran disfrutar con intensidad de lo que había entre ellos, de esa electricidad y esa chispa.

Un enorme rayo retumbó fuera y se estremeció, no porque el sonido le asustara sino porque la chica acabó más pegada a él. Ya podía sentir su cuerpo y cuando ella dijo su nombre, sonó muy agradable y tierno en su boca.- Sandra -respondió el a su vez, con la boca reseca. Tragó saliva mientras acariciaba suavemente sus brazos y toda la piel que tenía al alcance. Cerró los ojos cuando se besaron, de forma intensa pero nada brusca, no como habían sido otros de los besos que se habían dado, en aquel solo tenía cabida la pasión.

Solo necesitó que ella lo dijese, escuchó que le deseaba y fue la frase que estaba esperando, el permiso que buscaba y que deseaba obtener de ella. Sus bocas se fundieron de forma apasionada, el lobo aprovechó para acariciar la lengua de ella con la suya y llevó de inmediato sus fuertes brazos a su cuerpo, para rodearla. Aumentó la proximidad entre ellos y enredó una mano en su cabello castaño y largo, ese que le estaba volviendo loco.

Sin esperar nada más, porque ya habían esperado demasiado para estar juntos, llevó las manos a su cintura y con mucha facilidad la alzó en volandas y llevó sus piernas a su cintura para que le rodeara. En esa postura era exclusivamente suya, podía tenerla a su merced. Con ella encima la condujo hasta la mesa y de un manotazo tiró los utensilios de papelería que le molestaban para sentarla sobre el escritorio. En ningún momento rompió el momento con su boca.

Cuando Sandra pudo estar acomodada en el escritorio, bajó la boca de sus labios a su mandíbula, depositando suaves pero intensos besos y de esa forma bajó nuevamente a su pálido cuello. Su piel era fina y deseable bajo su boca, la recorrió con sus labios y a momentos con su lengua, intentando aprender como era de pe a pa. Sus manos aprovecharon entonces para recorrer su suave espalda, todavía no bajó más pero acarició la zona con mimo, demostrándole que sabía ser delicado también.

La animó a que se acercara más a ella, le permitó también rodear su cuerpo duro antes de acercarse a su oído de forma sugerente, quería hacerla enloquecer aquella tarde, que se pudieran perder el uno en el otro.- Yo también te deseo, Sandra, aquí y ahora, como llevamos tiempo esperando los dos... -dijo antes de llevar la boca al oído al que había hablado, depositó un beso bajo su oreja y luego otro en el lóbulo, sugerente, antes de volver a besarla en la boca con un gruñido de necesidad.


Te encontré-Privado +18 ZE5ctDg

YOU:
Te encontré-Privado +18 Giphy


Will+Scott:
Te encontré-Privado +18 Giphy


My two forms:
Te encontré-Privado +18 LlwgbYO
Te encontré-Privado +18 S2EdS56


Scott A. Headland
Mensajes : 51

Reliquias : 117

http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9973-scott-anthony-headland-fichahttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t10226-mis-relaciones-scott#89859http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t10179-cronologia-scott#89362
Hijo/a de
la Luna

Scott A. Headland
está

Volver arriba Ir abajo

Te encontré-Privado +18 Empty Re: Te encontré-Privado +18

Mensaje— por Sandra E. Evans el Sáb Ago 03, 2019 7:55 pm

Te encontré
→ Miércoles → 15:00h - Universidad.

OUTFIT:
Te encontré-Privado +18 Sandra-hellberg-sandrah
Tembló entre sus brazos al oír su nombre, su caricia la calmó al instante, le hacía tanto bien tenerle cerca... como un bálsamo que aliviaba su dolor, su pesar y sus preocupaciones, volvía a sentirse protegida y cuidada. Era la primera vez en su vida que se encontraba bien, alejada de las preocupaciones y sólo pensar en recorrer cada centímetro y parte de su piel, necesitaba que ocurriese era algo que no había podido quitarse de la cabeza desde la primera noche.

-Sandy... puedes llamarme así si quieres, Scott -le gustaba decir su nombre, provocar en él una y mil sonrisas, perderse en el sonido de su risa, en su profunda mirada, en no tener miedo y ser valiente... en ¿admitir algo que no era consciente todavía? Él le gustaba, la forma en la que caminaba, su voz ronca, la faceta de profesor, los acercamientos, su gusto por la cerveza, su viejo coche... era tan diferente a cualquier hombre con quien había estado y eso le provocaba incertidumbre, miedo y temor... que se desvanecían cuando las manos del licántropo la tocaban.

La mirada clara de la criminóloga, se dulcificó al tomarla en volandas de las piernas hasta el escritorio. El sonido de los enseres caer de encima de la mesa, le arrancó una natural risa que escapó de sus labios ligeramente por los besos que aún ansiaban más, muchos más... volvió a temblar de puro deseo cuando sintió la cálida y húmeda boca del lobo recorrer su cuerpo, como acto reflejo, abrió las piernas y las enredó entre sí, atrayéndole hacia sí... sus cuerpos volvían a estar en contacto absoluto y ella, se aferró a sus anchos hombros donde hundió las yemas de los dedos aún sobre la camiseta.

-Aqui y ahora... -susurró perdida, cerrando los ojos y entreabrir los labios, su piel se erizó, su cuerpo le reclamaba... y ella no dudó en bajar las palmas por su espalda y buscar el borde de la camiseta para alzarla y poder quitársela, un gemido se le escapó al él tener que apartar los labios de la piel de la mundana. Se incorporó, apoyando la frente en la ajena, mirarle a los ojos y estar segura de querer hacerlo, de por fin entregarse a él. -Oh vaya... -rió divertida al desviar la mirada hacia su pecho, el cual dibujó con los dedos, desde su pecho, delineando su abdomen... deleitándose en su tacto, era un hombre muy atractivo y ya no sólo eso, ¿podía haberle gustado más esos pequeños gestos que tuvo con ella?

Fue ella quién le besó, buscando morder su lengua, gemir entre besos y beber de él una vez más, la deliciosa boca de Sandra se desvió a su cuello, delineando la barbilla del lobo con los dientes y pequeños besos hasta llegar a su oído, sus manos danzaron por toda su espalda... hasta llegar a un lugar por el que había esperado e imaginado en su mente. Delineó con los índices el borde del pantalón ingeniándoselas para introducir las manos por dentro de la prenda y acariciar la piel de su trasero, hundiendo los dedos, obligarle a caer sobre ella, hacer presión de su cuerpo, sentir la dureza de su intimidadd... el calor de la propia.

Abrió los ojos para admirarle, sonriendo entre besos, buscando su boca... con más ganas de él.


Te encontré-Privado +18 8iBvgNR
Is this the real life? Is this just fantasy?:
Te encontré-Privado +18 Giphy
Sandra E. Evans
Mensajes : 45

Reliquias : 117

Temas : 4

Mundano/a, sin la Visión

Sandra E. Evans
está

Volver arriba Ir abajo

Te encontré-Privado +18 Empty Re: Te encontré-Privado +18

Mensaje— por Scott A. Headland el Lun Ago 05, 2019 8:54 pm

TE ENCONTRÉ
→ MIÉRCOLES → 15:00H - UNIVERSIDAD DE COLUMBIA

OUTFIT:
Te encontré-Privado +18 WjWXDNm

Cuando ella le dijo que podía llamarla Sandy, sonrió entre sus labios, era bonito pero Sandra le gustaba también y se dijo que usaría el que más prefiriese ella.- Te llamaré como tu quieras que lo haga -respondió complaciente y con voz ahogada, necesitaba tener sus besos y cada parte de su anatomía entorno a la de él, en ese momento las palabras sobraban y estaba convencido de que ella pensaba igual, porque uno se estaba entregando al otro sin retorno ya.

Scott no fue despacio cuando la llevó a la mesa y se preguntó si estaba yendo todo demasiado rápido, pero ella le disuadió de esa idea cuando las abrió y rodeó su cintura. Era tan agradable su cabello en sus manos, el tacto de su espalda y sus piernas largas y preciosas. Se decía a sí mismo que no había nada más, pero Sandra le hacía sentir cosas que ninguna otra mujer había logrado antes, no solo físicas, también a nivel sentimental. Y lo sabía, cada vez era mas consciente de que aquello no se limitaba a algo físico.

Ella le quitó la camiseta y Scott colaboró, dejándose hacer, aunque le molestó tener que separar los labios de su cuello por esos instantes, deseaba recorrerlo sin parar y mucho más, no solo el cuello, pero comenzaría por aquello. Sandra se separó y dijo "oh vaya" mientras recorría su pecho esculpido con los dedos, él sonrió en respuesta, gruñendo de placer por su tacto en su cuerpo.- Oh vaya, espero que no te decepcionen las vistas -dijo zalamero mientras ella apoyaba su frente en la de él.

Cerró los ojos con fuerza cuando Sandra le besó con ansia y es más, comenzó a bajar la boca por su barbilla firme y dura y luego por su espalda y volvió a gruñir, encantado, su excitación le delató. Cuando sintió sus manos introducirse en su pantalón se dejó hacer durante unos segundos, antes de separarla levemente. Cogió la camiseta de ella y la subió por encima, dejándola en sujetador. Admiró sus curvas, sus pechos grandes y preciosos y supo que querría perderse entre ellos.

Acarició el borde de su sujetador, con un dedo, no fue tosco al hacerlo y luego bajó los dedos a su vientre plano y bonito.- Eres preciosa -farfulló casi como si a él mismo le sorprendiese haber dicho algo así, él, que siempre estaba buscándole las cosquillas a las demás, que era tosco y desagradable aun así encontraba a Sandra la mujer más bonita del planeta. Y bajó la bajo y la perdió en la parte alta de sus pechos, primero con el sujetador, depositando besos en la parte que se veía y deseando adentrarse en la oculta.

Llevó una diestra mano a la parte trasera de su sujetador mientras con la otra seguía sujetándola de la cadera. Ella estaba sobre la mesa, la postura era ideal, le permitía observarla completamente, tenerla a su merced, pero supo que a momentos era él quien estaba a la de ella, que se creía poseedor de un control que no tenía. Y de un gesto rápido y efectivo, uno que denotaba que no era la primera vez que lo hacía, soltó su sujetador. No lo dejó caer, siguió besando la parte alta de sus pechos antes de bajar.


Te encontré-Privado +18 ZE5ctDg

YOU:
Te encontré-Privado +18 Giphy


Will+Scott:
Te encontré-Privado +18 Giphy


My two forms:
Te encontré-Privado +18 LlwgbYO
Te encontré-Privado +18 S2EdS56


Scott A. Headland
Mensajes : 51

Reliquias : 117

http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9973-scott-anthony-headland-fichahttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t10226-mis-relaciones-scott#89859http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t10179-cronologia-scott#89362
Hijo/a de
la Luna

Scott A. Headland
está

Volver arriba Ir abajo

Te encontré-Privado +18 Empty Re: Te encontré-Privado +18

Mensaje— por Sandra E. Evans el Mar Ago 06, 2019 5:03 pm

Te encontré
→ Miércoles → 15:00h - Universidad.

OUTFIT:
Te encontré-Privado +18 Sandra-hellberg-sandrah
Te llamaré como tú quieras que lo haga.

La delicadeza con la que comenzaba a devorar cada centímetro de su piel, cada uno de sus besos sabía incluso aún mejor que el anterior. Le dedicó una sonrisa cuando se separó de él el instante en el que le quitó la camiseta, su frente en la ajena, las yemas de sus dedos recorriendo cada músculo definido, cada centímetro de su piel que aún no había recorrido. Ese gesto provocó un escalofrío general, un cosquilleo en su estómago cuando ambas miradas se encontraron, los labios entreabiertos de Sandra, la respiración entrecortadas.

La imagen que el lobo tenía de la mundana era simplemente increíble, de fondo el gran ventanal del despacho, definía la imagen de Sandra, totalmente y dispuesta entregada. Se sonrojó visiblemente al comprobar cómo la miraba, sintiéndose completamente desnuda aún con la ropa que le quedaba. Las manos de Sandra se enredaron en el cabello rubio de su nuca, hundiendo las yemas en su cuero cabelludo y acercarle aún más hacia sí, la calidez de su boca le erizó la piel, abriendo inconscientemente las piernas, arqueando la espalda para dejarle total acceso.

Un gemido escapó de sus labios, echando hacia atrás la cabeza y la prenda íntima bajase por sí sola dejando a la vista sus pezones que reaccionaron endureciéndose al notar la libertad y las caricias que el lobo le profesaba. Se relamió, apartando la mano de la nuca del lobo para apoyarla en la mesa, la otra la enredó en el cabello de Scott, atrayéndole y guiándole hacia sus colmados pechos que lo reclamaban. Gimió sin control, estaba totalmente fuera de sí.

-Scott -le reclamó mirándole a los ojos, acomodándose en la mesa y dejarse caer hasta que su espalda tocó la fría mesa, lo que provocó en él un nuevo escalofrío. La melena castaña de la mundana se esparció por la mesa de trabajo del lobo, las manos a cada lado de su cabeza, total y absolutamente ofrecida para él -Quítamelo todo -susurró con voz ronca, quería que la admirase, hiciese con ella lo que desease pues estaba deseando que la devorase, sentir su boca por cada centímetro de su cuerpo... ¿cómo se sentiría al ser suya? Sentirle dentro, disfrutar de ese momento de placer.

Ambos se lo darían todo, estaba deseando que ocurriese... verle completamente desnudo.


Te encontré-Privado +18 8iBvgNR
Is this the real life? Is this just fantasy?:
Te encontré-Privado +18 Giphy
Sandra E. Evans
Mensajes : 45

Reliquias : 117

Temas : 4

Mundano/a, sin la Visión

Sandra E. Evans
está

Volver arriba Ir abajo

Te encontré-Privado +18 Empty Re: Te encontré-Privado +18

Mensaje— por Scott A. Headland el Miér Ago 07, 2019 10:54 pm

TE ENCONTRÉ
→ MIÉRCOLES → 15:00H - UNIVERSIDAD DE COLUMBIA

OUTFIT:
Te encontré-Privado +18 WjWXDNm

Afuera la tormenta comenzó a desatarse y con otro rayo, empezó a llover. El licántropo estaba completamente excitado y cada vez que Sandra paseaba los dedos por sus músculos se excitaba y estremecía un poco más, no pudo evitar relamerse. Cuando la contempló ahí en la mesa, entregada a él, se sintió como si realmente fuera le lobo preparado para comerse a Caperucita, como en el cuento infantil, realmente tenía ganas de comerse a Sandra en todos los sentidos y lo haría...

-Uhmmm... Sandra... -el licántropo gimió contra su piel cuando sintió que ella abría las piernas solo para él, complaciente y adorable. Siguió acariciando la piel de sus pechos con la boca mientras con las manos exploraba sus suaves brazos y a momentos paseaba los dedos por su vientre. La prenda se deslizó hacia abajo y Scott sonrió, satisfecho y terriblemente complacido por la belleza de sus pechos, redondos, firmes, perfectos y en su sitio.

No tuvo que llevar la boca allí, fue la propia muchacha la que enredó la mano en su nuca y le llevó a sus pechos. Scott los tomó con la boca, con suavidad, jugó con su parte más vulnerable, alternando momentos más intensos con otros más calmados. Buscaba darle placer, pero él también estaba disfrutando saboreándolos, escuchó su nombre pero no separó la boca de la zona, quería que siguiera gimiendo su nombre y que se retorciera para él. Su erección respondía en consonancia al estado de ella, urgente.

La dejó apoyarse sobre el escritorio que ambos habían despejado de forma agónica. La volvió a mirar, su parte de arriba desnuda y su cabello desparramado por la mesa, era preciosa, con esos labios carnosos... Bajó y la besó en la boca, llevando su mano a sus pechos de nuevo, para mimarlos, disfrutarlos. Y escuchó aquello, asintió sonriente, deseaba complacerla así que desabrochó con suavidad sus pantalones y comenzó a tirar hasta que se los quitó.- Eres perfecta -murmuró sobre su piel, sobraban las palabras.

La observó en la mesa, en braguitas, casi desnuda a su merced. Se arqueó sobre ella para besarla de nuevo y llevó las manos de la mujer a su pantalón, indicándole que desabrochara los botones, su erección era ya demasiado intensa. Se quitó los pantalones y él mismo se quedó en ropa interior, dejándola ver ya su cuerpo completo. Scott llevó las manos a sus muslos suaves y desnudos y los acarició, después movió la mano despacio hasta su sexo y lo acarició igual por encima de la ropa interior, preparándola para lo que vendría, haciéndola disfrutar pero también a él.

Movió dos dedos en círculos con suavidad, acariciando la zona, sintiéndola arquearse en consonancia y viendo como sus manos desesperadas buscaban algo a lo que agarrarse. Él volvió a gruñir complacido, comenzaba a perder la paciencia, sentía demasiadas ganas de hacerla suya, ya, no sabía cuanto más aguantaría. De un movimiento, bajó sus braguitas con delicadeza y se las quitó, tirándolas al suelo. Ella estaba ya desnuda y se paró a mirarla, era absolutamente impresionante, casi se le quedó la boca abierta. Nunca había tenido a una mujer tan hermosa para él.

Y volvió a acariciar su sexo, pero esta vez sin tela de por medio. Fue suave, fue delicado, no tenía por qué acelerarse o ser brusco, sabía que lo femenino requería de paciencia y mimo, que no era necesario nada más. Introdujo un dedo en su interior con mucha suavidad, poco a poco, tanteando su humedad. Su cuerpo reaccionaba para él, ya estaba lista, supo que era el momento. Así que él mismo bajó su ropa interior y ya nada se interponía entre ellos. Le dejo ver su virilidad y la miró a los ojos, necesitaba saber que estaba lista y que lo deseaba, una sola señal y la haría suya.


Te encontré-Privado +18 ZE5ctDg

YOU:
Te encontré-Privado +18 Giphy


Will+Scott:
Te encontré-Privado +18 Giphy


My two forms:
Te encontré-Privado +18 LlwgbYO
Te encontré-Privado +18 S2EdS56


Scott A. Headland
Mensajes : 51

Reliquias : 117

http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9973-scott-anthony-headland-fichahttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t10226-mis-relaciones-scott#89859http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t10179-cronologia-scott#89362
Hijo/a de
la Luna

Scott A. Headland
está

Volver arriba Ir abajo

Te encontré-Privado +18 Empty Re: Te encontré-Privado +18

Mensaje— por Sandra E. Evans el Mar Ago 13, 2019 5:47 pm

Te encontré
→ Miércoles → 15:00h - Universidad.

OUTFIT:
Te encontré-Privado +18 Sandra-hellberg-sandrah
No quería ni parpadear, desde su posición, la imagen del licántropo se le antojó la más perfecta y sensual pues con cada gesto y mirada del hombre, el deseo y la excitación aumentaba a cada segundo. La respiración de la joven se entrecortó al oírle pronunciar su nombre, retorciéndose de placer bajo su cuerpo al sentir cómo la lengua de él probaba cada centímetro de sus pechos, provocando ese cosquilleo en su bajo vientre, lo que provocó que sus piernas se abriesen un tanto más. Y allí estaba la caricia esperada, aún sobre la ropa, Sandra se arqueó buscando aún más contacto, imaginándose que en vez de sus dedos, era la lengua que torturaba sus pechos, la sola imagen en su cabeza le arrancó un sonoro gemido, humedeciéndose aún más... la urgencia de sentirle dentro nublaba sus sentidos.

Gimió de impotencia al notar como cesaba en su caricia para desnudarla completamente, lo miraba totalmente absorta, desnudándole con la mirada y alarga la mano para enredar las yemas de sus dedos en su cabello rubio. Quería sentirle cerca, volver a besar su boca, el roce de su cuerpo... tan cálido, tantas ganas de sentirlo completamente... suyo. Y allí estaba, cuando se le cayó la última prenda a Scott, le observó mordiéndose el labio inferior, paseando sus ojos azules por cada centímetro de su cuerpo, la luz de la tormenta lo iluminaba como si de un sueño se tratase, era tan atractivo... le atraía demasiado y ya no sólo eso, por la intensidad en que ambos se miraban, se conocían de otro modo... estaba claro que entre ellos había química.

Le dedicó una sonrisa, incorporándose en la mesa del despacho, apoyando los codos. Sentada en el borde, rodeó la cintura del profesor con ambas manos para atraerle hacia sí, como punto de apoyo, su frente se apoyó en el centro de su bien formado pecho, sus besos comenzaron a delinear cada músculo, esperando a que los contrayese y perderse en la sensual y agradable sensación de tenerle entre sus brazos. Los besos se intercalaron con mordiscos, besos y lamidas que fueron bajando hasta casi rozar su miembro, al cual tomó entre sus dedos y comenzó a darle atenciones, los carnosos labios de Sandra bordearon su cintura...muy lentamente, ella también comenzaba a inquietarse.

Su boca regresó por sus abdominales, hasta buscar refugiarse en su pecho, donde dejó un mordisco seguido de una risa, lo había notado temblar de excitación contra ella. Qué hermosa imagen, tenerle entre sus brazos suponía tanto. Su mano tomó su envergadura, notando como crecía bajo sus dedos, quería que lo hiciera, era el momento y al besar su barbilla, lo miró a los ojos. Se acomodó abriendo las piernas, guiando ella misma el miembro del licántropo para que se hiciese paso en su sexo, antes de que entrase, frotó su punto de placer para empaparlo con sus propios fluidos y entrase muy despacio.

-Scott... te necesito -susurró muy bajito, sorprendiéndose a sí misma por lo que acababa de decirle, a medida que iba sintiendo como entraba del todo, se acomodó entre sus brazos, esperando el inicio de un momento esperado y necesitado por ambas partes. Sonrió frente a sus labios, enredando las dos manos a su cuello a medida que se iba recostando en el escritorio, aventurándose a buscar su boca y ahogar un gemido entre sus labios. Sonrió, se sentía totalmente plena y feliz, estaba tan excitada que ella misma comenzó a mover las caderas aún en esa posición... no iba a cerrar los ojos, tenía que verlo volverse loco por ella.


Te encontré-Privado +18 8iBvgNR
Is this the real life? Is this just fantasy?:
Te encontré-Privado +18 Giphy
Sandra E. Evans
Mensajes : 45

Reliquias : 117

Temas : 4

Mundano/a, sin la Visión

Sandra E. Evans
está

Volver arriba Ir abajo

Te encontré-Privado +18 Empty Re: Te encontré-Privado +18

Mensaje— por Scott A. Headland el Vie Ago 16, 2019 1:32 am

TE ENCONTRÉ
→ MIÉRCOLES → 15:00H - UNIVERSIDAD DE COLUMBIA

OUTFIT:
Te encontré-Privado +18 WjWXDNm

Scott se tomó su tiempo para degustar los preciosos y turgentes pechos de Sandra, que le atraían y le llevaban de cabeza por el camino de la perdición. Los dedicó atenciones mientras con la mano recorría partes de su espalda o de su vientre, alternando las atenciones a todas las partes de su cuerpo que podía alcanzar con las manos y con su boca. Ella lo disfrutaba, la sentía gemir bajo su cuerpo y eso era como música para sus oídos, especialmente porque el licántropo se consideraba un amante más que decente y quería que Sandra lo disfrutara mucho.

Al final los dos acabaron ya completamente desnudos y preparados para lo que iba a ocurrir. Scott la miró con deseo, lujuria y con ganas de comérsela entera, de todas las formas posibles. Su intimidad palpitaba, le gritaba que quería estar dentro de Sandra pero se concedió unos segundos para observarla, casi pareciera que ella hacía lo mismo. Se inclinó sobre la muchacha para besar su boca, aventuró su lengua de forma fiera y la enredó en la de ella, quería estar así, pegado a su cuerpo, sin dejar ni un hueco entre ambos.

Cuando ella se incorporó y lo atrajo, soltó la boca de la muchacha y se dejó besar y tocar por el pecho, sintiendo que podía enloquecer. Sus manos eran expertas, hábiles y cálidas, pero es que lo de sus labios carnosos era algo de otro nivel, no sabía si podría aguantar mucho más sin empotrarla y hacerla suya contra la mesa. Cuando tomó su miembro entre sus manos, Scott cerró los ojos con fuerza y dejó escapar todo el aire que estaba conteniendo de golpe, se le escapó un suave gruñido de exitación y de aceptación, sus manos estaban rozándole de forma perfecta.

-Eres la cosa más preciosa que he visto en mi vida, tu cuerpo, todo de ti... No puedo aguantar más -farfulló el licántropo, preguntándose como era siquiera capaz de articular palabras en ese momento de deseo, de placer y de locura. Se iba a perder con ella en un sitio tan morboso como su despacho y es que había esperado tanto tiempo, tantas semanas para tenerla con él que pensaba hacer que mereciera la pena la espera, para los dos. Ella guió la situación, agarró el miembro del hombre y lo excitó lo suficiente antes de entrar.

Scott contuvo el aliento, el interior de Sandra era húmedo y cálido, se aferró inconscientemente a su cabello y tiró un poco hacia atrás de él, con suavidad, para tener acceso directo a su cuello. Lo lamió y entró en ella despacio, tanteando primero. Luego sacó casi del todo su miembro, esperando que ella estuviera cómoda. Despacio, el lobo, sin moverse aún, la recostó contra la mesa y alargó ambas manos para atrapar sus pechos turgentes en ellas, deseaba tocarla y acariciarla, rozó la piel de sus pezones con cuidado y entonces comenzó el baile.

Al principio se introdujo despacio, una y otra vez, buscando la intensidad por encima de todo. Se mordió el labio y cerró los ojos en una de las embestidas, embriagado por el placer y así comenzó a acelerar un poco más, lentamente. Se recostó sobre ella, apoyando parte de su peso sobre la mesa, separó las manos y las colocó a los lados del cuerpo de la chica y abrió los ojos de nuevo y la observó moverse sobre la mesa, disfrutar juntos, hacer lo que debían haber hecho hacía demasiado tiempo.

Scott clavó las manos contra la barrera cuando comenzó a ser más y más intenso en sus penetraciones, no pudo evitar gruñir más de una vez de puro gusto. Intensificó las embestidas antes de cambiar de postura, se recostó sobre la joven y sin parar de entrar en ella la aupó un poco sobre su cuerpo para que estuvieran más pegados, antes de volver a besar y lamer su cuello pálido y perfecto, lo quería todo para él, todo suyo.- Se mía -le pidió, conciso.


Te encontré-Privado +18 ZE5ctDg

YOU:
Te encontré-Privado +18 Giphy


Will+Scott:
Te encontré-Privado +18 Giphy


My two forms:
Te encontré-Privado +18 LlwgbYO
Te encontré-Privado +18 S2EdS56


Scott A. Headland
Mensajes : 51

Reliquias : 117

http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9973-scott-anthony-headland-fichahttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t10226-mis-relaciones-scott#89859http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t10179-cronologia-scott#89362
Hijo/a de
la Luna

Scott A. Headland
está

Volver arriba Ir abajo

Te encontré-Privado +18 Empty Re: Te encontré-Privado +18

Mensaje— por Sandra E. Evans el Vie Ago 16, 2019 4:16 pm

Te encontré
→ Miércoles → 15:00h - Universidad.

OUTFIT:
Te encontré-Privado +18 Sandra-hellberg-sandrah
Temblaba de deseo, de sentimientos que no comprendía, sensaciones encontradas. Sonrió entre gemidos cuando la boca de Scott la recorría, jadeando al notarla en sus pechos, en los lugares ocultos de su piel que nadie se había atrevido a explorar, nadie lo había hecho como él. El pellizco en el estómago, el vuelo de un sinfín de mariposas en su interior cuando sus miradas se encontraban, cuando el deseo ya dejaba paso a la desesperación, a la lujuria, a las ganas de él... de que ese momento no acabase y sí al mismo tiempo.

No esperó las palabras de Scott, ni tampoco una declaración por su propia parte, acababa de decirle que le necesitaba y él... no pudo ser más claro y tierno en aquel momento cumbre. Se derritió entre sus fuertes brazos al sentir como entraba en ella, despacio, muy despacio dejándose ambos embriagar por esas sensaciones, disfrutando de ese momento de intimidad que por ambas partes era tan esperado. Los dedos de Sandra se enredaron nuevamente en su cabello rubio, dejándole el hueco de su cuello expuesto para que que él se perdiese, la devorase pues ella quería ser su presa, ser devorada por él.

El encuentro de sus bocas acalló los gemidos, bebiendo del otro, desesperándose, no era suficiente. El baile comenzó más rápido y placentero, las caderas de Sandra se movían inconscientemente buscando más y más, mordió el labio inferior ajeno a medida que sus largas y torneadas piernas lo enredaban para acercarle hacia sí, para que entrase del todo dentro y observarle en silencio, le pareció el hombre más sexy que había conocido jamás, la necesidad iba aumentando, Sandra disfrutaba de cada embestida, de sus caricias y besos robados uno al otro. Rió al notar como su trasero impactaba con las piernas de él, haciendo tope y volver a sentir como se perdía entre sus piernas, más y más acelerado, estaba disfrutando al máximo.

Ella se arqueó al sentir el placer, aquel juego íntimo que ninguno de los dos deseaba ganar o perder, sólo alcanzar la cumbre juntos, cumplir el deseo de los dos. Sonrió al volver a abrir los ojos y mordisquear su barbilla, su labio inferior, susurrar su nombre entre gemidos y su nombre contra su deliciosa boca. Fue ella quien apoyó las palmas en la mesa para ayudarse a bajar y no perder el tiempo, antes de girarse y ofrecerse, besó sus labios con una sonrisa prometedora... quería sentirlo en todos los sentidos.

Se inclinó hacia adelante, sus turgentes pechos se encontraron con la madera fría arrancándole un jadeo, abrió las piernas, dejándole a la vista su bonito y suculento trasero. La excitación era visible, la humedad en su sexo la delataba, estaba deseosa que acabase con aquella tortura. Quería que entrase en ella, ser torturada por él, la sonrisa traviesa de Sandra al mirarle por encima de uno de sus hombros le reclamaba, le observó desde su posición totalmente excitado y apuntándole con su erecto miembro, se veía tan delicioso por entero... necesitaba más y estaba segura que ambos se lo darían.

-Sé mío-volvió a ser ella quién tomase con determinación su miembro y guiarlo a su sexo en aquella posición, movió las caderas para acomodarse y dejar sentir como volvía a entrar en ella, notar como el cálido cuerpo de Scott la envolvía de nuevo. -No sé lo que me has hecho pero quiero más -susurró perdida en el deseo, en aquella locura... los truenos seguían danzando fuera y ella sólo quería ser suya, todo el tiempo que desease... por fin tenerlo sólo para ella.



Te encontré-Privado +18 8iBvgNR
Is this the real life? Is this just fantasy?:
Te encontré-Privado +18 Giphy
Sandra E. Evans
Mensajes : 45

Reliquias : 117

Temas : 4

Mundano/a, sin la Visión

Sandra E. Evans
está

Volver arriba Ir abajo

Te encontré-Privado +18 Empty Re: Te encontré-Privado +18

Mensaje— por Scott A. Headland el Dom Sep 01, 2019 1:02 pm

TE ENCONTRÉ
→ MIÉRCOLES → 15:00H - UNIVERSIDAD DE COLUMBIA

OUTFIT:
Te encontré-Privado +18 WjWXDNm

El licántropo era incapaz de pronunciar ni una sola palabra más, perdido en aquel contacto físico, en aquella locura que los estaba conduciendo a ambos hacia el punto de placer máximo. Se dedicó a aferrarse con las manos a la piel pálida y suave de Sandra, no haciéndola daño, solo buscaba intensificar aquel movimiento rítmico y tan primitivo, era una absoluta necesidad estar dentro de ella y con cada embestida se sentía un poco más cerca del placer absoluto, esperaba que ella también estuviera cerca.

Sus pechos preciosos y perfectos lo llamaban, bajó la mano derecho y se aferró a uno, sujetándolo, acariciándolo, mientras con su espalda y su trasero hacía la presión y la fuerza necesaria para seguir entrando dentro de ella. La chica colaboraba, se impulsaba con las manos y como resultado del esfuerzo de ambos la intensidad era todavía más grande y la penetración estaba siendo mas pegada y más certera. Scott devolvió aquel beso en la boca aventurando su lengua con fiereza, enredándola en la lengua de la chica y sintiéndose aún más excitado si era posible.

El vaivén continuó con fuerza y el lobo siguió gruñiendo, incluso se permitió cerrar los ojos unos instantes para disfrutarlo, arqueando la cabeza hacia atrás entre penetración y penetración, encantado, maravillado por poder hacerla suya de una vez por todas. El chico la dio la vuelta para cambiar de postura, ella se reclinó sobre la mesa y pudo apreciar su trasero, su sexo, su espalda pálida y arqueada, toda ofrecida para él era como un ángel. La sintió coger su miembro e introducirlo dentro de ella y Scott ahogó otro gruñido, moviéndose dentro, al principio despacio.

Se aferró a las caderas de la chica, a su trasero y comenzó a moverse de nuevo, esta vez más frenético. Deseaba hacerla encontrar el climax, que se pudiera abandonar a la sensación con él. Se perdió un rato en aquel movimiento antes de descender sobre la espalda de ella, recargando su peso contra el suyo y depositando besos en su nuca pálida, apartó el cabello, al final se inclinó más aún y ladeó su cabeza para poder acceder a uno de los laterales de su cuello, lugar que volvió a besar antes de lamer la zona y comenzar a succionar, alternándolo con mordiscos.

Los minutos pasaban y cada vez la embestida era de mayor intensidad y rozamiento, apretó más aún sus caderas para que sus piernas cerradas le proporcionaran un mayor rozamiento. Aun apollado sobre su oído, exhaló con dulzura.- Córrete Sandra, hazlo para mí, por favor -le susurró el chico en el oído, esperando que ella entendiera, que comprendiera que podía abandonarse y dejarse ir al placer, que él haría todo lo posible para que su placer fuera importante. Scott no era un hombre rudo en el sexo, buscaba que la mujer tuviera lo mismo o más que él y era más que evidente.

Depositó un último beso en su cuello y se levantó de ella, poniéndose recto de nuevo. Con la mano derecha siguió aferrado a su cadera con fuerza, sin embargo con la izquierda, que apartó de la zona, comenzó a acariciar su trasero y luego la parte de los muslos en la que no estaba él, antes de bajar un poco más y comenzar a acariciar su clítorix por la cara externa. Sabía que las mujeres podían ser estimuladas de dos formas diferentes como sabía que con aquello conseguiría su orgasmo. Así que uso los dedos de forma suave pero certera y siguió estimulando la zona con la izquierda.


Te encontré-Privado +18 ZE5ctDg

YOU:
Te encontré-Privado +18 Giphy


Will+Scott:
Te encontré-Privado +18 Giphy


My two forms:
Te encontré-Privado +18 LlwgbYO
Te encontré-Privado +18 S2EdS56


Scott A. Headland
Mensajes : 51

Reliquias : 117

http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9973-scott-anthony-headland-fichahttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t10226-mis-relaciones-scott#89859http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t10179-cronologia-scott#89362
Hijo/a de
la Luna

Scott A. Headland
está

Volver arriba Ir abajo

Te encontré-Privado +18 Empty Re: Te encontré-Privado +18

Mensaje— por Sandra E. Evans el Mar Sep 03, 2019 5:17 pm

Te encontré
→ Miércoles → 15:00h - Universidad.

OUTFIT:
Te encontré-Privado +18 Sandra-hellberg-sandrah
Quería más.

Sentirlo totalmente dentro de ella, más intenso, más fuerte... volverse aún más loca. Él había sido delicado y considerado, dándole atenciones y colmando sus pechos, perderla en el absoluto y completo deseo. Porque lo deseó desde el primer instante en el que aquella noche se encontraron en el que no se arrepentía en absoluto de haberse evadido de todo, darse el capricho de beber una buena cerveza y hacer el viaje más extraño de toda su vida.

No podía dejar de mirarle, la forma en la que se movía era absolutamente deliciosa y por ello le pidió más, dejarse abandonar por el placer. Y la torturó cuando comenzó a entrar en ella lentamente, haciéndola suplicar por lo bajo más, estremeciéndose cuando por fin volvió a sentirlo dentro de golpe. Arqueó la espalda buscando el contacto de su pecho contra su espalda envolviéndola, sonrió al girar el rostro, verle completamente perdido, deseándola como nunca antes nadie la había deseado porque no, no era como ningún otro.

Intentó aferrarse a la madera de la mesa, con las yemas de sus dedos, buscando su boca a tientas por encima de su propio hombro, quería besarlo, quería y necesitaba sentir como gemía su nombre, que la calidez de su aliento golpease sus propios tentadores labios. La tormenta seguía sin control, al igual que los movimientos del profesor. Era increíble la forma en la que se compenetraban, estaba casi al límite, sentía ese pellizco en el estómago, estaba al borde de abandonar al clímax cuando la voz ronca del licántropo le pidió que se corriese para él. Le bastó ese susurro y cómo frotaba su punto de placer para culminar un severo orgasmo que se expandió por todo su cuerpo, estallando sin control... abriendo aún más las piernas, dejándose vencer a la par que sus dedos se hundían en el cabello perlado de sudor de Scott.

Gritó complacida, entregada, mirándole deseosa y ser ella quien lo buscase para fundirse en un beso entre gemidos y jadeos, apremiándole con un mordisco en su labio inferior cuando intensificó el ritmo tanto de sus dedos como de sus caderas, provocando que el orgasmo se alargase. Y necesitaba complacerlo, él llegase y juntos alcanzar el deseo que se había profanado en ambos por lo que sin dejar de mirarle a los ojos, con sus labios entreabiertos y suplicantes...

-Hazlo, pierde el control, sé mío. Córrete para mí -sonrió apoyando las palmas en la mesa y unirse a su baile, moviendo las caderas para volverle loco, que le desease aún más, buscando aquel orgasmo que estaba a punto de suceder. Un momento íntimo y sí, muy especial para ella. Sentirlo fue la cumbre, ver la imagen provocadora de Scott reflejada en el cristal empañado de gotas de lluvia, desnudo y perdida en ella, dándole un placer absoluto, extremo. Buscó la mirada en el cristal, sonriéndole, no se arrepentía, ambos deseaban que ocurriese.


Te encontré-Privado +18 8iBvgNR
Is this the real life? Is this just fantasy?:
Te encontré-Privado +18 Giphy
Sandra E. Evans
Mensajes : 45

Reliquias : 117

Temas : 4

Mundano/a, sin la Visión

Sandra E. Evans
está

Volver arriba Ir abajo

Te encontré-Privado +18 Empty Re: Te encontré-Privado +18

Mensaje— por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
está

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.