31/12 ¡Último día del año, queridos habitantes del submundo! El Staff de Facilis Descensus Averni os desea una magnífica entrada de año y que os sucedan más cosas buenas que malas. ¡FELIZ 2019!


02/12 ¡Atención, atención! ¡Aquí os dejamos las noticias recién salidas del horno! ¡Pasaos cuanto antes para echar un ojo! Seguimos perpetrando maldades...


29/07 ¡Atención, atención! La limpieza por inactividad se realizará a partir de las 22:00 horas en adelante del 31 de julio. ¡Aprovechad los últimos momentos!


06/06 ¡Atención, atención! ¡El Staff os ha preparado una nueva sorpresilla curiosa! ¡Pasaos cuanto antes para echar un ojo! Seguimos perpetrando maldades...


01/05 ¡Atención, usuario! ¡El Staff os ha preparado una nueva Trama Global! ¡Pasaos cuanto antes para echar un ojo y apuntaros, adoradísimos habitantes del submundo! Las maldades vuelven a comenzar...

21 # 19
9
NEFILIMS
4
CONSEJO
5
HUMANOS
2
LICÁNTRO.
7
VAMPIROS
8
BRUJOS
3
HADAS
2
DEMONIOS
0
FANTASMAS
Últimos temas

Wings Of Freedom (Einar Sørensen)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Wings Of Freedom (Einar Sørensen) Empty Wings Of Freedom (Einar Sørensen)

Mensaje— por Irina Volkova el Lun Jul 22, 2019 10:40 pm

Wings Of Freedom
 
EINAR SØRENSEN  


¿Quién le iba a decir que aquella bruja acabaría atormentándola con un truco tan simple?

Pues desde luego lo había conseguido, llevaba días o más bien semanas inquieta e irritada ya que ni siquiera podía cerrar los ojos sin que la escena que tanto quería eliminar de su mente se repitiera, haciéndole ver que efectivamente era tan mala como su creador siempre se había molestado en conseguir que fuera. Se veía así misma y aunque las primeras veces se había gritado e incluso intentado detener, en todas acababa igual, despertándose sobresaltada y soltado un bufido molesto al notar la tensión cada vez más en sus hombros y columnas.

Tras el último encuentro se había dedicado a matar a los peones de Drakkar, por el simple arte de molestarle y cabrearle, sabiendo que todo eso acabaría en mucho dolor; para ella claro. Sino lograba huir antes, plan que estaba trazando con máximo cuidado y destreza. Si llamaba suficiente la atención de su creador, se olvidaría de Einar y en el fondo, que ella estuviera condenada no significaba que çel también. Por una vez en toda su inmortal vida, se la iba a jugar para proteger y salvar a alguien. Quién seguramente cuando recordara lo que la bruja había bloqueado, volvería a repudiarla como siempre había hecho. Suspiró largo y pesado, dándose cuenta de lo doloroso y repulsivo que era eso de los sentimientos y reconociendo que no había estado tan mal vivir sin ellos.

Había pasado días enganchada a los recuerdos que tenía de Einar y la mayoría eran agridulces. Primero el encuentro en el bar, donde se había dado cuenta que aunque le jodiera, tenía razón, las cosas podían haber terminado de manera muy distinta. Después de como lo había llevado hasta los subterráneos dejando que lo metieran en aquella jaula para después pelear por su vida, solo para su propio beneficio y aunque había ayudado de forma discreta, le había obligado a luchar en contra de su voluntad. Incluso recordaba cuando le había estado mirando mear en el árbol cerca de su cabaña, después de sacarle de los subterráneos y evitar que lo tuvieran como perro de peleas, sabiendo desde ese mismo momento que su vida le importaba más de lo que podía ver o reconocer.

Después está cuando pelearon en el bosque y... El encuentro en la cabaña donde el lobo consiguió su ansiada venganza y ella ver al lobo poseer al humano, mostrándose tan fiero y agresivo como sabía que era. Y el doloroso momento donde le había amenazado con matarla si volvían a verse. Rió para sus adentros recordando la idea de Winter sobre haberlo invitado a cenar, quizá algo tan simple habría bastado. Pero Irina era de todo menos simple. Y por supuesto solo sabía actuar en base al dolor y la violencia.

Valhalla había encontrado un dueño al fin, uno con el que compartía mucho. Por eso la pelirroja pese a que le echaba de menos, extrañamente les echaba de menos, no había contactado con ninguno. Y se había asegurado de que su olor no llegara al fino olfato de los lobos. Sabiendo que al menos el cachorro si acudiría a su encuentro, pero sabiendo que podía salir mal herido por los enemigos que ahora tenía a sus espaldas.

A lo lejos vio una nube de humo negro cerca de la zona donde se encontraba su cabaña y maldijo mientras echaba a correr en dirección a lo que siempre había considerado su hogar. Pues era donde se había ocultado siempre que había necesitado un respiro la maldita inmortalidad. Conforme fue llegando aminoró la marcha mientras veía las lenguas de fuego destruir su preciada cabaña, los pequeños estallidos del fuego hicieron que guiara sus ojos a donde sabía que estaban sus pocas pertenencias, las cuales ahora, ya habían sido destruidas. Se quedó de pie observando el fuego y como arrasaba con todo. Frunció los labios y reprimió el llanto que quería salir en ese momento, apretando los puños mientras la tristeza se empezaba a convertir en claras ganas de venganza.

La noche que Einar la había tomado en su cabaña, había visto a su creador, aunque creía que había sido su imaginación, ya que la miarada de odio del lobo y sus palabras la hacían sentirse tan mal como cuando Drakkar la obligaba y forzaba. Pero ahora le quedaba claro que había estado, aunque sin entender el porque no había hecho nada, pero en el fondo agradeciendo que no hiciera daño al chucho que necesitaba proteger aunque siguiera luchando por admitirlo.

Se subió a una rama del árbol cercano y se sentó allí apoyando despacio su cabeza en la corteza mientras observaba como su cabaña acababa siendo reducida a cenizas, pero con la venganza creciendo en su interior a cada instante que pasaba.



Última edición por Irina Volkova el Lun Ago 26, 2019 11:35 pm, editado 1 vez


Wings Of Freedom (Einar Sørensen) 2po88l3

Teme a quién no tiene que perder, jamás se rendirá:

Wings Of Freedom (Einar Sørensen) Tumblr_o3q97jIei31s52b4co7_r2_250
Wings Of Freedom (Einar Sørensen) Tumblr_lr85n2NYqI1qjauldo1_400
Wings Of Freedom (Einar Sørensen) 1AB
Wings Of Freedom (Einar Sørensen) Tumblr_ntnmx6ycuH1tvrvcio1_500

Full Moon:
Wings Of Freedom (Einar Sørensen) Giphy
Wings Of Freedom (Einar Sørensen) RcmeRnc

Irina Volkova
Mensajes : 240

Reliquias : 465

Temas : 10/ ?


Hoja de personaje
Inventario:
http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9646-irina-volkova-idhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9667-small-sweet-words-made-for-silence-irina-relationships
Hijo/a de
la Noche

Irina Volkova
está

Volver arriba Ir abajo

Wings Of Freedom (Einar Sørensen) Empty Re: Wings Of Freedom (Einar Sørensen)

Mensaje— por Einar Sørensen el Dom Ago 25, 2019 12:16 pm

Wings of Freedom [Irina Volkova]

Hay momentos en tu vida en los que parece que todo funciona maravillosamente bien, en los que todo parece ir a la perfección, en los que realmente la vida te sonríe aunque solo sea por unos escasos minutos. Y, por suerte o desgracia, yo mismo he aprendido a disfrutar de esos momentos, de ese preciado descanso que te otorgan los dioses, los astros, o cualquier chorrada de esas que simplemente te permiten descansar y disfrutar de un agradable y simple placer.

Esta vez ése pequeño respiro, ese pequeño placer no era más que una simple barbacoa en el bosque. No una de esas multitudinarias barbacoas de aire festivo en el que toda la familia, incluso vecinos y conocidos se unen para dar de comer grasienta carne asada a todo el que se aproxime. No, esta era mi barbacoa, íntima, tranquila y relajada, de esas que tiene uno mismo cuando busca escapar de las obligaciones, de las quejas, protestas y tristezas que rodean al resto de las personas con las que te toca convivir durante demasiado tiempo. Bueno… quizás no tan íntima, puesto que el lobezno no ha dejado de dar vueltas a mi alrededor demostrándome con sus movimientos la incomprensión de lo que estoy haciendo. Cosa que entiendo perfectamente, sobretodo porque cualquiera que me hubiera visto desde el otro lado del cristal de la ventana pensaría que parecía un loco hipnotizado, o incluso un auténtico autista cuyo único interés es la llama que brillaba trémula en el zippo que sostenía en mi mano.

Es realmente curiosa la capacidad que tiene el fuego de atraer la atención humana, de cómo nos hipnotiza con su cambiante danzar mientras va devorando, consumiendo aquello que encuentra a su paso, provocando una mezcla de horror y fascinación que nos atrapa por igual. Supongo que por eso nos gustan tanto las hogueras, las barbacoas de leña, no esas mierdas de carbón, porque nos permiten contemplar las llamas a la par que nos dan la falsa seguridad de poder controlarlas, algo que dista mucho de la realidad.

Claro está que eso fue hace ya rato, antes incluso de que encendiera aquella pequeña ramita de pino la cual me serviría, instantes después para encender mi barbacoa. Una barbacoa que estaba seguro que no tardaría mucho en atraer a esos curiosos visitantes que siempre aparecen sin ser llamados, atraídos por el aroma de la carne asada, o de la madera quemada cual polillas a la luz en plena noche. Claro que las polillas también aparecerían en breve, así como cualquier otro insecto que guste de la claridad, pues mi pequeña hoguera pronto empezaría a iluminar la oscuridad del bosque.

Ahora mismo, la hoguera arde ya con fuerza, regalándome un agradable calor que extrañamente encontraba reconfortante, algo raro en una persona como yo, que ama el frío más que el calor. Pero ese fuego tenía un gran significado para mi.

Para ser sinceros el olor que empieza a percibir mi olfato largo rato después de prender fuego a las viejas maderas ni me extraña ni me molesta. Más bien al contrario, hace que una sonrisa acuda a mis labios y que mi diestra deje de acariciar el peludo lomo del cachorro, levantándome del suelo para recoger la bolsa que yace medio olvidada junto a nosotros mientras mi lobo brinca de regocijo en su prisión.

Así, con paso desenfadado, cargando la bolsa a la espalda y con una gran sonrisa socarrona en mis labios, sin soltar el palillo con el que llevo jugando en mi boca desde hace horas, permito que Valhalla salga alegre en pos de su dueña, de aquella mujer que lo había salvado extrañamente y que su presencia era lo único que faltaba para que la noche fuera perfecta.

No me cuesta nada encontrarla encaramada a la rama de un árbol, observando fijamente cómo las llamas de mi pequeña hoguera lanzan cambiantes sombras sobre la vegetación que la rodea, sabiendo que su oculto rostro debe mostrar la expresión completamente opuesta a la mía, casi con la certeza de que lágrimas de sangre deben estar recorriendo su hermoso rostro al ver cómo su amada cabaña es pasto de las llamas.

Comenzando a tararear una vieja canción, que no llega a salir del todo bien por culpa del trozo de madera que sostengo entre los dientes, con toda la calma del mundo, sin importarme su reacción, salgo de entre la maleza depositando la bolsa en el suelo a la distancia necesaria para que el calor que desprende el fuego no sea excesivo, percibiendo por mi oído cómo el lobezno ladra y salta de alegría alrededor del tronco en cuyas ramas se encuentra la que cree su madre.

- Hola Irina, llegas a punto para la barbacoa, ¿crees que habrán suficientes ascuas para asar un poco de carne? – digo en un alto tono completamente burlón al tiempo que comienzo a sacar la carne que he traído especialmente para el momento. - "¿Qué te pensabas maldita zorra? ¿Creías que te ibas a librar de mi tan fácilmente después de nuestro último encuentro?, pues no encanto, de eso nada" – pienso triunfal, sintiendo la alegría de mi lobo, sabiendo que ésta era la mejor forma de volver a encontrarme con la zorra pelirroja, con aquella vampiresa que había trastocado mi vida desde hace tantos años y que había desaparecido de mi vida tras aquella extraña noche en la que me regaló unas últimas palabras con mi difunta esposa. Sí, la muy cabrona me había vuelto a utilizar para acostarse conmigo, algo que ahora sé que ambos deseábamos, como bien me había dicho mi amada Anna, pero que yo me negaba a ver. Ella había conseguido que cerrara un capítulo importante de mi vida y ahora me tocaba a mí ayudarle a hacer lo propio con la suya - "Vale, lo reconozco no ha sido la forma más ortodoxa de volver a encontrarla, pero con esta maldita chupasangre lo ortodoxo nunca funciona" –.


Wings Of Freedom (Einar Sørensen) Oshp9h
Einar Sørensen
Mensajes : 315

Reliquias : 1723

Temas : 6/10


Hoja de personaje
Inventario:
http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9644-einar-srensen-idhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9661-quien-es-quien-segun-einar-einar-sine-relasjonerhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9662-dette-er-mitt-liv-cronologia-einar-srensen#84238
Hijo/a de
la Luna

Einar Sørensen
está

Volver arriba Ir abajo

Wings Of Freedom (Einar Sørensen) Empty Re: Wings Of Freedom (Einar Sørensen)

Mensaje— por Irina Volkova el Mar Ago 27, 2019 12:35 am

Wings Of Freedom
 
EINAR SØRENSEN  


Donde las dan las toman preciosa.

Tan ensimismada estaba viendo las llamas reducir a nada su cabaña, que no fue hasta que Valhalla estaba debajo del árbol que se percató de la presencia de Einar y el que siempre consideraría su cachorro. Miró despacio hacia abajo, encontrándose con un alegre y ansioso Val, que intentaba trepar y llegar hasta ella. Siempre con esa felicidad al verla, por mucho rechazo que siempre le había demostrado, el lobezno la seguía mirando como si fuera lo más importante para él. Es por eso que verle ahí abajo tan contento como siempre fue extrañamente reconfortante. - Mi pequeño... - Le susurró, para que solo lo oyera él.

Había sido su única compañía fiel y leal los años posteriores a su escapada y por lo tanto, añorada libertad.

Fue entonces cuando el olor de Einar le llegó claro y arrugó la nariz como solía hacer cuando le golpeaba las fosas nasales, hasta que poco a poco acababa acostumbrándose. Aunque no se giró para mirarle, hubieron varias cosas que no le pasaron desapercibidas. El sonido seco de algo al caer al suelo, que enseguida supo que se trataba de carne y segundo, el tono burlón y soberbio que solía utilizar contra ella cuando le devolvía el golpe donde sabía que más le dolería.

Al oír su pregunta agachó la cabeza y sus labios se curvaron en una sonrisa. Taaaan soberbio. ¿Pero qué esperaba? Al escucharle entendió que no había sido su creador, quién había sido su primer pensamiento en cuanto había visto las llamas devorar su hogar. Notando como la ansia de venganza crecía en su interior, porque cuando se trataba de Drakkar todos los sentimientos eran malos y dañinos. Había pensado que era una advertencia de su creador para enseñarle que sabía donde se había escondido todo ese tiempo. Lo único que se preguntaba es porque había tardado tanto en mandarle un mensaje tan original, como solía hacer.

Pero la frase de Einar le dejó claro que su creador no había tenido nada que ver. Lo que le hizo pensar que ya habría recordado probablemente lo que  le había pasado la última vez. El porque al despertarse había estado en la habitación de un motel de mala muerte. Porque se había sentido tan dolorido y agotado. Lo habían torturado y luego ella, lo había rematado, literalmente. El brillo de sus ojos había estado a punto de apagarse si esa necesidad de salvarle no la hubiera invadido.

- Hola chucho. Llegas a tiempo...  - Saludó refiriéndose a Einar, sabiendo que no le molestaría, más bien al contrario.

También sabía que la jugarreta de Selina al borrarle el recuerdo, era solo para joderla. Ya que era obvio, que iba a querer vengarse y más tratándose de ellos, que siempre estaban en la constante lucha por ver quién mandaba más sobre el otro.

- Serán suficientes. Al menos hasta que lleguen los Nefilim. - Le respondió todavía sin mirarle, pero moviendo los pies despacio, aún entretenida en las llamas.

Se sorprendió así misma aún sentada en el árbol, sintiendo una especie de tranquilidad que la confundía, pero que, le hizo darse cuenta que esa cabaña era lo único material que la ataba a ese sitio. Ahora no tenía un hogar al que ir, pero no le importaba, conocía sitios de sobra donde ocultarse si lo necesitaba. La Irina de antes ya se habría bajado a patearle el culo a ese saco de pulgas, pero la de ese momento estaba tranquila, porque simplemente era una cabaña.

Seguía confundida por como se había disipado tan rápido esas ganas de venganza tras la presencia de los lobos. Reconociendo por primera vez, que había sido ella quién le habia hecho y estas eran las consecuencias. Se sentía rara, ya que siempre había solucionado todo con violencia y a base de imponerse. Y no era que eso hubiera cambiado de un día para otro o que ya no fuera así. Simplemente en ese instante, no iba a pelear con Einar. Ya habían sido demasiadas veces y no porque no al divirtiera, patearle el culo al lobo siempre era divertido y reconfortante. Siempre quería quedar por encima suya, a él le molestaba y eso le encantaba.

Con un ágil salto descendió del árbol para caer al lado de Valhalla, con elegancia y sin despeinarse. Notando al instante la tierra y la hierba en la planta de sus pies, sintiendo como el pequeño se acercaba a su mano esperando que acariciara su cabeza como tantas veces había hecho. - Muy buena aparición. No dejas de sorprenderme. Pero era hora de cambiar de hogar. - Habló mirando al cachorro mientras se giraba y volvía a contemplar el fuego.

- Ya he cenado, pero adelante, las llamas acabarán atrayendo a todo bicho viviente. - Idiota. Ahí si lo pensó aunque no lo dijo en voz alta. Pero a quién se le ocurría hacer una algo así. Sabiendo todo lo que se ocultaba en ese maldito bosque y no era precisamente nada amistoso.

Esperó en silencio, dándole la espalda y componiendo una ladina sonrisa, sabiendo que las respuestas burlonas no tardarían en llegar, esperando por donde iba a salirle el rubio. Comportándose de una manera extraña y aunque sentía ganas de lanzarse contra él, se mantuvo quieta esperando la reacción del contrario. Experimentando el poder controlar cuando la rabia y el enfado se apoderaba de ella y acababa solucionando las cosas de manera, como siempre decía, poco ortodoxa.

Las fotos de cuando era humana, de su vida hace años cuando solo era una niña inocente, eran pasto del fuego. Su diario, ropa, absolutamente todo había desaparecido. Todo lo material con su vida pasada acababa de desaparecer.

El fuego purifica.

Y en su caso le había dado una sensación de libertad, que no había experimentado nunca. Pues nunca había tenido valor para deshacerse de esas cosas, ahora simplemente ya no estaban. Volvió a curvar sus labios en una sonrisa. Sabiendo que quizá su actitud podía irritar a Einar, pero le daba igual. Inesperadamente, le acababa de dar alas, haciéndole un favor aunque no lo reconociera y no llegara a ser consciente de ello.



Wings Of Freedom (Einar Sørensen) 2po88l3

Teme a quién no tiene que perder, jamás se rendirá:

Wings Of Freedom (Einar Sørensen) Tumblr_o3q97jIei31s52b4co7_r2_250
Wings Of Freedom (Einar Sørensen) Tumblr_lr85n2NYqI1qjauldo1_400
Wings Of Freedom (Einar Sørensen) 1AB
Wings Of Freedom (Einar Sørensen) Tumblr_ntnmx6ycuH1tvrvcio1_500

Full Moon:
Wings Of Freedom (Einar Sørensen) Giphy
Wings Of Freedom (Einar Sørensen) RcmeRnc

Irina Volkova
Mensajes : 240

Reliquias : 465

Temas : 10/ ?


Hoja de personaje
Inventario:
http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9646-irina-volkova-idhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9667-small-sweet-words-made-for-silence-irina-relationships
Hijo/a de
la Noche

Irina Volkova
está

Volver arriba Ir abajo

Wings Of Freedom (Einar Sørensen) Empty Re: Wings Of Freedom (Einar Sørensen)

Mensaje— por Einar Sørensen el Vie Ago 30, 2019 7:41 pm

Wings of Freedom [Irina Volkova]

Sabía que terminaría acudiendo a su cabaña, a aquella construcción de madera que le había servido como escondite durante tantos años. Porque estoy seguro de que lleva muchos años escondiéndose aquí de su creador, ése hijo de la gran puta que me jodió la vida y con el que tengo unas cuantas cuentas pendientes. Pero no tenía demasiadas ganas de estar esperando ahí noches enteras. De buena tinta sé que es muy difícil dar con la cabrona, sobretodo cuando no quiere que nadie la encuentre y, sí, podría haber utilizado al pequeño para dar con ella pero… eso sería demasiado rastrero. Además, ¿a quién le molesta una barbacoa?.

La cuestión es que incendiando su casa estaba claro que la vería. Algo que, obviamente, he conseguido. Ahora solo faltaba comprobar cual sería la reacción de la vampiresa, algo que siendo completamente sincero, ardo en deseos de conocer.

- "ohhhh… ¡qué lástima!... no se ha abalanzado contra mi" – pienso sintiendo una ligera decepción al no poder divertirme un rato con una buena pelea ahora que ya estoy recuperado casi al cien por cien de aquel estúpido accidente. - "Ostia puta, Einar… ¿es que te tiene tan pillado la muy zorra que estás tan ansioso por revolcarte de nuevo con ella?" – escucho una vocecilla irónica en mi cabeza, aquella que insinúa que quizás la decepción se deba más al hecho de no volver a sentir su cuerpo contra el mío, ese frío intenso que quema mi piel a cada caricia antes de que mi calor lo temple, que al hecho de que no nos peleemos físicamente.

- Å!, Jøss! – me exclamo adoptando una expresión de sorpresa en mi rosto mientras lo dirijo por primera vez hacia ella, esbozando una sonrisa socarrona sin soltar el palillo de mis labios, antes de hablarle en su ruso natal - ¿Llego a tiempo? ¡Esto sí que no me lo esperaba!. ¡La escurridiza Irina Volkova esperándome!, ¿tanto me echas de menos, encanto? – no puedo evitar soltarle socarrón tras su comentario - Y no te preocupes por los Cazadores, creo que hay un demonio por ahí entreteniéndolos, así que podemos disfrutar de esta pequeña barbacoa – añado, dejándole bien claro que no creo que nadie venga a interrumpirnos esta noche.

Volviendo a dirigir mi atención a las llamas que ya han consumido gran parte de la vieja madera que conformaba aquella antigua cabaña, me siento sobre la hierba empezando a buscar dentro de la mochila un par de bolsas de sangre que he tomado prestadas de la Mansión White - "Acuérdate de reponérselas a Winnie la próxima vez que vayas a su casa. Que por cierto… ¿cuándo cojones tienes pensado explicarle lo que pasó aquella noche maldito perro sarnoso?" – me recuerdo a mi mismo, pues he estado un par de veces en la casa de Winter con la intención de explicarle el extraño último encuentro con la rusa. Pero, por suerte o desgracia, mi amiga paliducha no se encontraba en su casa en ninguna de las ocasiones.

- Cierto, esa cabaña era demasiado solitaria para una sanguijuela – respondo a su comentario sobre cambiar de hogar - Estoy seguro que disfrutarías más en un apartamento en pleno Manhattan – enseñándole una de las bolsas sin mirarle a los ojos, a pesar de que justo en ese momento me dice que ya ha cenado - Lástima, yo que te había traído algo de tu agrado – le digo encogiéndome de hombros antes de dejar las bolsas de sangre sobre el suelo, a mi derecha - Y no te preocupes por lo que pueda verse atraído por las llamas… cuantos más seamos más reiremos ¿no? – le termino de decir burlón, sabiendo que hay una posibilidad de que alguien aparezca para fastidiarme la noche - ¡Venga ya Volkova!, ¿es que tienes miedo de las criaturas de la noche? – le suelto burlón, incapaz de callarme - Anda, siéntate al lado del chucho… – le invito con palabras a la vez que hago lo mismo con gestos, golpeando con la palma de mi mano derecha el suelo que hay junto a mi, justo detrás de donde he dejado las bolsas de sangre.

Aparentando ésa tranquilidad que solo la absoluta seguridad sobre uno mismo otorga, continúo sin dirigir mi mirada a la vampiresa, sabiendo que su carácter explosivo podía llevarla a atacarme en cualquier momento, pero siendo muy consciente de un cambio en ella hacia mi, pues no sólo no me había atacado nada más aparecer sino que incluso me había saludado, e incluso entablado una conversación más o menos tranquila, algo novedoso en mi relación con ella. Sin embargo, no dejaba de ser la zorra pelirroja, por lo que, pese a colocar tranquilamente mis mano sobre mis rodillas y centrar mi mirada en el fuego, mantengo el oído atento a cualquier sonido, a cualquier cosa que me indique que inicia un ataque para responderle. Un ataque que fastidiaría en parte lo que tenía pensado para hoy, pero que tampoco sería muy de extrañar por su parte - "¿Qué me dices, lobito?, ¿podré hablar civilizadamente con ella o tendré que dejarte salir de nuevo para hacerme oír?" – le pregunto a mi lobo, notando su excitación ante la mera posibilidad de poder tomar el control de nuevo, algo que no me gustaría pero que, llegado el momento, pienso dejar que suceda.


Wings Of Freedom (Einar Sørensen) Oshp9h
Einar Sørensen
Mensajes : 315

Reliquias : 1723

Temas : 6/10


Hoja de personaje
Inventario:
http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9644-einar-srensen-idhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9661-quien-es-quien-segun-einar-einar-sine-relasjonerhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9662-dette-er-mitt-liv-cronologia-einar-srensen#84238
Hijo/a de
la Luna

Einar Sørensen
está

Volver arriba Ir abajo

Wings Of Freedom (Einar Sørensen) Empty Re: Wings Of Freedom (Einar Sørensen)

Mensaje— por Irina Volkova el Vie Sep 06, 2019 11:48 pm

Wings Of Freedom
 
EINAR SØRENSEN  


Hogar, una palabra simple pero con mucho afecto en ella. Pues la pelirroja sabía que tener un sitio al que llamar hogar era algo muy reconfortante, aunque al ver como su cabaña ardía entendió que solo había sido su escondite. Jamás sería su hogar, ni esa cabaña ni nada mientras siguiera en ese pueblo o donde su creador la pudiera encontrar. En ese momento tuvo más claro que nunca que aquella noche no fueron imaginaciones suyas, su creador estuvo ahí. Lo que no entendía era porque había dejado que Einar la violara, el Drakkar que conoció mientras estaba cautiva a su lado habría entrado a la cabaña de una forma salvaje y furioso, pero sin embargo se limitó a observar y marcharse. Cosa que le asustaba aún más que si entraba haciendo acto de presencia, pues significaba que tenía planes, contra ellos, pero sobretodo contra ella.

- ¿Miedo? Si vienen, habrá pelea, sangre y muertos. Y todo eso te aseguro que no me da miedo. Lo que no entiendo es porque arremeter contra la pobre cabaña... - Puso cara de niña buena, pero ambos sabían que de eso no había nada en ella. - ¡Ah ya entiendo! Querías deshacerte del lugar del crimen eh. - Bromeó mientras centraba su vista de nuevo en el fuego, viéndolo tan hermoso como peligroso.

Bromeó.... Su cabaña ardiendo y la vampiresa encima se le ocurrió bromear. Ahí había sido donde la había hecho suya por primera vez, aunque el recuerdo para ella era bastante doloroso en ese momento, pues en sus ojos y en su rostro se veía todo tipo de sentimientos pero sobretodo asco y odio hacia su persona. Antes le habría dado igual pero ahora le importaba, no obstante, no iba a demostrarlo, se lo guardaría bien en el fondo de su ser dejando que su ego y orgullo lo enterraran y lo dejaran bien oculto. No iba a dejar que el lobo lo viera y encima se creciera aún más porque le entrarían unas ganas terribles de quitarle esa sonrisa sobrada de un guantazo.

Actitud que le ponía demasiado y en ocasiones también la enfurecía.

- Me preguntaba cuanto tardarían en volver los recuerdos a tu mente... No estaba segura de que había hecho Selina, pero desde luego, no los borró para siempre, no.... - Suspiró. La que había sido algo parecido a una amiga para ella se la había jugado y bien jugada, bloqueando los recuerdos de Einar y teniendo el poder de devolverlos cuando quisiera para que se vengara por haberle apuñalado, venganza que entendía. No sabía exactamente el motivo de su actitud más o menos relajada y comprensiva, pero se sentía así.

Escuchó su invitación y vio como le indicaba que se sentara a su lado después de enseñarle las bolsas de sangre. Que asco le daba tener que beber de ahí. Irina era una cazadora, una depredadora, no había nada mejor que beber directamente del cuerpo humano. Arrugó la nariz al acercarse y notar el olor a animal, ni siquiera era humana. - No gracias - La rechazó. Estaba harta de que los vampiros bebieran sangre de animal, quizá porque prefería a los animales antes que a los humanos eso desde luego. Pero si alguno osaba tocar a Valhalla o tener una leve idea de alimentarse de su sangre, conocería el infierno en la maldita tierra.

Al ver la escena recordó la frase de Winter; ¿No has pensado en invitarle a cenar? Y justo ahora parecía que eso iba a ser lo más parecido. Casi quiso reír amargamente, pues la primera vez que se habían visto en el bar, sin duda habría dicho que si a una cena con él. Pero Irina era más complicada y especial, por eso lo sedujo, drogó y lo llevó a luchar contra otros seres por su vida. Ocultando también que verlo luchar le había puesto demasiado.

Estaba tan distraída que ni siquiera se había dado cuenta de que Valhalla había ido a otro árbol cercano y había desenterrado algo que en su momento le pareció divertido enterrar. Se acercó a donde estaba y se agachó para coger la caja de música que su creador le había regalado cuando aún era humana. Pasó la mano para quitarle la tierra y la sacudió un poco. - Eres muy travieso tu... Pero al menos has salvado algún recuerdo de las llamas. - Sonrió ladina.

La abrió despacio y empezó a sonar la nana que tiempo atrás le había cantado a Einar para hacerle daño, ya que era la que le cantaba a su hija para que se durmiera, sabiendo que esa nana lo atormentaría y destruiría en ese momento. Casi disfrutándolo y esmerándose en hacerlo lo mejor posible. Una pequeña muñequita empezó a dar vueltas mientras leía lo que ponía. Reconociendo la elegante letra de Drakkar. "Mi pequeña pesadilla, por tus dieciocho cumpleaños."

Sintió como se tensaba al observar su caligrafía mientras seguía sonando la nana de fondo y se quedaba mirando la muñeca, recordando el momento justo cuando había quitado el papel de regalo y había visto que al fin le había regalado lo que le había pedido durante tiempo. Se le revolvió el estómago al leer el mote cariñoso por el que a veces la llamaba. Y allí se quedó sumida en sus pensamientos durante unos minutos mientras la madera de la cabaña crujía al ser pasto de las llamas.



Wings Of Freedom (Einar Sørensen) 2po88l3

Teme a quién no tiene que perder, jamás se rendirá:

Wings Of Freedom (Einar Sørensen) Tumblr_o3q97jIei31s52b4co7_r2_250
Wings Of Freedom (Einar Sørensen) Tumblr_lr85n2NYqI1qjauldo1_400
Wings Of Freedom (Einar Sørensen) 1AB
Wings Of Freedom (Einar Sørensen) Tumblr_ntnmx6ycuH1tvrvcio1_500

Full Moon:
Wings Of Freedom (Einar Sørensen) Giphy
Wings Of Freedom (Einar Sørensen) RcmeRnc

Irina Volkova
Mensajes : 240

Reliquias : 465

Temas : 10/ ?


Hoja de personaje
Inventario:
http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9646-irina-volkova-idhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9667-small-sweet-words-made-for-silence-irina-relationships
Hijo/a de
la Noche

Irina Volkova
está

Volver arriba Ir abajo

Wings Of Freedom (Einar Sørensen) Empty Re: Wings Of Freedom (Einar Sørensen)

Mensaje— por Einar Sørensen el Dom Sep 08, 2019 9:47 pm

Wings of Freedom [Irina Volkova]

Por el momento parece como si el ataque no llegara, como si realmente se estuviera controlando, algo curioso siendo su cabaña la que estaba ardiendo. Además, por su respuesta, parece que realmente está tranquila, pues no capto ningún leve rastro de ira o rabia en su voz y sí mucha de esa burla que tanto le gusta. Sobretodo cuando insinúa que lo que he hecho ha sido eliminar no sé qué pruebas de un crimen. - "¿De qué puñetas habla? ¿Qué coño dice de un crimen?" – pienso al momento, sin apartar mi mirada del fuego o bajar la guardia. Realmente no recuerdo que yo haya cometido algún crimen en aquel lugar. Lo máximo que hice fue perder el control frente al lobo y dejar que se divirtiera un rato con ella, pero ella lo quería, ella lo había buscado y lo había logrado aunque como siempre, cuando consigues lo que tanto deseas no siempre es como lo imaginabas. No sé que era lo que quería conseguir al hacerme perder el control como aquella noche, pero está claro que no calculó bien las consecuencias y podría haber sido su última noche de existencia en este jodido mundo.

Sus siguientes palabras me sacan de mis anteriores pensamientos, unas palabras que no llego a comprender y que consiguen que aparte mi mirada de las danzarinas llamas para centrarla en aquel marmóreo rostro enmarcado por aquella cabellera roja como la sangre. - ¿Pero de qué cojones hablas? – le pregunto divertido pues recuerdo perfectamente lo que hizo Selina en aquella cabaña - Du er gal… – suelto en mi noruego natal, tratándola de loca mientras sacudo negativamente mi cabeza - ¡Pues claro que recuerdo!, ¡¿Cómo cojones quieres que me olvide de aquella bazofia que me obligaba a tragar la jodía?!... ¡Sí todavía siento el puto regusto de esa mierda que me daba! – añado, no sin soltar un gruñido final, pues tengo muy presente los días que pasé recuperándome en la cabaña después de que me usara para sus intereses en aquellas jodidas peleas. - Ya me gustaría haberlo olvidado ya… – remugo entre dientes, mirando al suelo del que tomo una pequeña piedra que no dudo en lanzarla hacia las llamas, escuchando el relajante crepitar de la madera al ser devorada por las llamas.

Su negativa a aceptar la sangre o sentarse a mi lado tampoco es que me sorprenda demasiado, está claro que con ella hay cosas que rara vez funcionan. Y esta vez no podía ser menos, así que no dudo en levantarme del suelo, impulsándome con mis manos para dirigirme hacia el árbol más cercano a mi posición, mientras el sonido del cachorro al regresar trotando alegremente me llega claro como el del fuego. Escuchando de nuevo su voz, esta vez dirigida al lobezno, al tiempo que recojo una rama del suelo y la examino atentamente, comprobando que tiene la forma perfecta para servirme como palo en el que asar la carne.

Justo antes de que vuelva sobre mis pasos, el tan conocido sonido de la vieja nana rusa inunda el claro con su extraña y tétrica melodía, consiguiendo paralizarme durante unos segundos. Segundos en los que el punzante recuerdo de mi hija muerta, de aquellas frías noches moscovitas en las que le cantaba la nana para que se durmiera, me asalta impunemente, haciendo que durante esos momentos ni tan siquiera sea capaz de respirar.

Curiosamente, el mismo ser que había utilizado aquella nana para herirme más profundamente aquella maldita velada, había sido el mismo que había conseguido que hiciera las paces con mi pasado. Algo que me estaba costando aceptar, pero que ahora sabía que estaba en el camino correcto a la redención por aquellos pecados cometidos en mis primeros momentos como licántropo, cuando más débil y confuso estaba.

Tras esos escasos segundos de dolorosos recuerdos, vuelvo a obligarme a respirar con normalidad y a caminar de vuelta al claro, encontrándome con la curiosa imagen de la vampiresa sosteniendo entre sus gélidas manos una pequeña caja de música, en la que danza en un círculo interminable una pequeña bailarina. Enarcando una ceja curioso me agacho para ensartar un buen trozo de carne en la rama, colocándola junto a unos rescoldos que se hayan a una distancia prudencial del fuego principal, bien clavada la punta en la tierra para evitar que la carne caiga completamente dentro del fuego.

- Deberías aceptar mi obsequio… si no quieres el de la sangre, pues el otro que encontrarás dentro de la bolsa – le digo como quien no quiere la cosa, mientras me quedo acuclillado junto a la rama, notando el incómodo calor del fuego calentar mi rostro, pensando en si la curiosidad la llevará a comprobar qué es lo que guardo en la bolsa, o si permanecerá impertérrita sosteniendo ésa pequeña caja entre sus manos.


Wings Of Freedom (Einar Sørensen) Oshp9h
Einar Sørensen
Mensajes : 315

Reliquias : 1723

Temas : 6/10


Hoja de personaje
Inventario:
http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9644-einar-srensen-idhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9661-quien-es-quien-segun-einar-einar-sine-relasjonerhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9662-dette-er-mitt-liv-cronologia-einar-srensen#84238
Hijo/a de
la Luna

Einar Sørensen
está

Volver arriba Ir abajo

Wings Of Freedom (Einar Sørensen) Empty Re: Wings Of Freedom (Einar Sørensen)

Mensaje— por Irina Volkova el Miér Sep 11, 2019 12:34 am

Wings Of Freedom
 
EINAR SØRENSEN  


Recordaba cuando era humana y había sostenido ese mismo trozo de madera, aunque no con el pesar que cargaba sobre sus hombros que tenía ahora, ni tampoco con esa libertad de poder estar lejos de su creador. Quién en ese momento era más bien como un padre, hasta que pasó a ser un ser cruel y controlador. Valhalla había enterrado la caja, por lo que la había salvado de ser devorada por las llamas, pero a ella le traían recuerdos demasiado y es por eso que tras unos segundos, y con toda la fuerza que pudo, la lanzó hacia el fuego observando como las llamas la recibían y desaparecía para terminar siendo polvo, igual que el resto de su cabaña.

Gracias a su agudizado oído pudo escuchar el débil gruñido de Valhalla al ver como se deshacía de lo que le había entregado tan alegremente hacía solo unos segundos. En otras circunstancias la habría guardado como un tesoro, pero su cabaña estaba ardiendo y tenía delante a Einar, quién se había encargado de quemar lo que consideraba su hogar y aunque debería estar furiosa y lanzándose ya sobre él en busca de pelea, reconocía que ella se la había jugado muchas más veces y de peores formas, por lo que se quedó plantada unos segundos observando el fuego, dándose cuenta de que le relajaba más de lo que le gustaría reconocer.

Alzó una ceja al escuchar su respuesta, como siempre, tan soberbio; y como siempre, le encantaba. - Veo que eso si lo recuerdas a la perfección. - Aunque se moría de ganas por preguntarle que le había dicho su difunta, no lo hizo. Ni se le ocurriría preguntarle en ese momento, ni en ningún otro momento, pues aparte de que sabía que el lobo no le daría una respuesta porque era un recuerdo doloroso y triste, la pelirroja no estaba segura de querer oírlo.

Entrecerró los ojos observándolo, intentando averiguar así si se estaba burlando de ella, si todo era una trampa y acabaría lanzándola al fuego también. - ¿Tu obsequio? ¿Ahí dentro tienes una daga para clavarme en mi negro corazón? -Le preguntó irónica, pero un tanto a la defensiva. Einar si era rival y por eso sabía que en una pelea podría perder perfectamente, aunque antes se lo haría pasar bastante mal, obviamente, se trataba de Irina.

El olor a la sangre embolsada le llegó a las fosas nasales y compuso una mueca de asco. - No, gracias. Prefiero pasar de la sangre animal, devuelvesela al vampiro vegano al que se las hayas quitado. - Le soltó, pues había vampiros que solo se alimentaban de sangre animal. Ella por el contrario tenía otros métodos y medios y la humana, siempre potenciaba mucho más sus habilidades, además de que era su pura naturaleza, lo quisieran aceptar o no, ella desde luego lo aceptaba.

En ese momento sintió como se le encogía el estómago, al ver realmente en el rostro del lobo que no recordaba nada, pues solo hacía referencia a la vez que había estado en la cabaña durante cerca de dos semanas, mientras Selina se encargaba por orden de la pelirroja de que se recuperara del todo y pudiera volver a su casa. Mientras tanto la vampiresa eliminó uno a uno a cualquier interesado en el lobito que había ganado todas las rondas aquel día. ¿Y si había sido un sueño? ¿y si Selina había jugado también con su mente y nada había sucedido? ¿¡Y si no le había apuñalado y no tenía porque sentirse como se sentía?!

Se acercó a Einar y puso una mano en su hombro para que se pusiera de pie. Llevó sus manos a su cintura, notando al instante el calor que el lobo desprendía y coló una de ellas por debajo de la tela, rozando su piel despacio con la yema de sus dedos. - Tengo que comprobar algo. - Le dijo mientras llevaba subía su camiseta despacio buscando así la respuesta que tanto necesitaba.




Última edición por Irina Volkova el Jue Sep 19, 2019 11:10 pm, editado 4 veces


Wings Of Freedom (Einar Sørensen) 2po88l3

Teme a quién no tiene que perder, jamás se rendirá:

Wings Of Freedom (Einar Sørensen) Tumblr_o3q97jIei31s52b4co7_r2_250
Wings Of Freedom (Einar Sørensen) Tumblr_lr85n2NYqI1qjauldo1_400
Wings Of Freedom (Einar Sørensen) 1AB
Wings Of Freedom (Einar Sørensen) Tumblr_ntnmx6ycuH1tvrvcio1_500

Full Moon:
Wings Of Freedom (Einar Sørensen) Giphy
Wings Of Freedom (Einar Sørensen) RcmeRnc

Irina Volkova
Mensajes : 240

Reliquias : 465

Temas : 10/ ?


Hoja de personaje
Inventario:
http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9646-irina-volkova-idhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9667-small-sweet-words-made-for-silence-irina-relationships
Hijo/a de
la Noche

Irina Volkova
está

Volver arriba Ir abajo

Wings Of Freedom (Einar Sørensen) Empty Re: Wings Of Freedom (Einar Sørensen)

Mensaje— por Einar Sørensen el Miér Sep 11, 2019 12:43 pm

Wings of Freedom [Irina Volkova]

- ”Vivas o muertas no hay quien entienda a las mujeres" – pensamiento que me queda bien claro en cuanto veo arrojar a las llamas la pequeña caja de música, escuchando perfectamente el alegre crepitar con el que las llamas la acogen como si de una ofrenda a los antiguos dioses se tratase.

Aquella reacción escapaba a mi comprensión, puesto que parecía que dicha caja tenía un significado muy especial para ella. Todo en su forma de sostenerla en las manos, como si de un preciado tesoro se tratara parecía indicarlo y, sin embargo, no ha tenido el menor reparo en lanzarla lejos de sí, en un acto tan incomprensible que hasta el pobre Valhalla ladea la cabeza en un claro intento de descubrir el porqué se ha desecho de lo que había guardado para ella. - ”Vamos que si lo llegamos a saber no nos tomamos tantas molestias y dejamos que todo arda, ¿verdad pequeño?" – le digo mentalmente al cachorro, el cual ha centrado toda su atención en mi buscando quizás una explicación de la que yo también carezco.

Antes de quemar la cabaña había dejado que el pequeño se paseara por su interior, esperando pacientemente a que me indicara un lugar en concreto, aquel lugar en el que la zorra pelirroja guardaba sus más preciadas posesiones. Está claro que todos guardamos algo que nos une a una parte de nuestra vida, nos guste o no, pues forma parte de lo que somos, de en qué nos hemos convertido. Y ella no podía ser menos, la hija de la noche no podía estar exenta de algo que la uniera a su largo y tortuoso pasado, a un pasado del que parecía no querer huir y que mi principal intención al quemar su cabaña era darle fin, o al menos darle el empujoncito necesario para que tomara la decisión de dar un paso más allá de todo eso, igual que estaba haciendo yo desde nuestro último encuentro. Por eso esperé hasta que el lobezno me lo mostró, aquel tablón del suelo, bajo el cual se encontraba una caja llena de sus más preciados recuerdos. Recuerdos que no tuve el menor problema en ojear impunemente, consiguiendo hacerme una ligera idea del pasado de esta curiosa criatura.

Su pregunta me saca de mis pensamientos, consiguiendo que dirija mi mirada hacia ella, enarcando una ceja burlona ante lo estúpido de su pregunta. - Nei, no recuerdo nada… du vil være en idiot… – respondo burlonamente a sus preguntas - Por eso quería volver a verte, porque no me quedó claro si tus gemidos eran reales o fingidos – añado, ahora sí mostrando una mueca totalmente irónica. Obviamente recordaba nuestro último encuentro en el motel, el regalo que me había hecho y con el que pude despedirme tranquilamente de mi difunta esposa, pudiendo cerrar definitivamente una parte importante de mi pasado y consiguiendo que aquellas profundas heridas comenzasen a sanar lentamente. - ”Y lo que pasó después también jodido… mira que tirártela delante del cachorro… es que ya no tienes sentido del decoro" – ironizo mentalmente, sabiendo que nunca me ha importado eso que digamos.

Lo que es intrigante es la insinuación por su parte de que no me acuerdo de algo, o al contrario, de que ya me acuerdo de algo que ella no ceja en su empeño de que debería saber. Pero claro, es Irina, y tratar de entenderla es la cosa más difícil del mundo. Aunque sabía que no iba a aceptar la sangre de Winter, pues está claro que esta sanguijuela solo sabe alimentarse de sangre mundana, algo que le acarreará grandes problemas en un futuro no muy lejano, pero que ella misma se habrá buscado.

- Ååhhh… vaya… ¿y a qué quieres que huela la sangre? ¿o es que las plantas también tienen sangre?... porque yo que sepa solo los animales tienen sangre… Jøss!, ¡¡¡¿¿¿no me digas que los mundanos son plantas???!!! – no puedo evitar responderle burlón, terminando la frase llevándome las manos a la cara en una clara imitación de una expresión de sorpresa y miedo, como si acabara de descubrir algo que desconocía. Obviamente soy muy consciente de que, con su comentario, se refiere a que no es sangre mundana, pero acabo de descubrir que disfruto mucho provocándola y burlándome de ella.

Sin responder a su comentario sobre el obsequio y con la duda aún sobre si la abrirá o no, espero a que dé su siguiente paso. Algo que no tarda en suceder y que se compone en una invitación a que me incorpore, cosa que hago sin esfuerzo alguno quedando de pie, cara a ella, manteniendo mi medio sonrisa burlona sin dejar caer el palillo de entre mis labios - ¿Corazón?, ¿desde cuándo tienes tú de eso? – le respondo con la misma ironía que acaba de utilizar ella para hablarme.

Al momento veo como su brazo inicia un movimiento con la intención de tocar mi abdomen. Movimiento que podría haber evitado fácilmente puesto que en ningún momento he bajado la guardia a pesar de mi actitud burlona y sobrada, pero una parte de mi anhela extrañamente su gélido roce. Pronto noto cómo sus manos se aferran a mi cintura, cosa que dejo que haga con total libertad manteniendo mis brazos caídos a los lados de mi cuerpo, empezando a notar ese helor que provoca su tacto sobre mi ardiente piel en cuanto desliza su mano por debajo de mi camiseta.

A pesar del escalofrío que recorre mi cuerpo ante el frío contacto, me obligo a permanecer impasible, pues verla morderse disimuladamente el labio inferior de forma tan sensual no hace sino aumentar más mi sonrisa socarrona, provocando que un destello divertido cruce mi clara mirada, la cual sigue atenta al bello rostro de la vampiresa. - ”¿Así que quieres jugar, eh?, pues veamos hasta donde eres capaz de llegar" – pienso divertido dejando que su mano continúe su recorrido, permitiéndole que vaya levantando mi camiseta lentamente, notando poco a poco como el frescor del aire se une al frío de su piel para acariciar mi vientre. Dejando que lo haga durante un momento hasta que, finalmente, la sujeto de la cintura con una de mis manos, atrayéndola con fuerza contra mi cuerpo hasta notar cómo sus senos chocan mi pecho y el avance de su mano queda detenido por el contacto de nuestros cuerpos - Creo que lo que buscas está hacia abajo y no hacia arriba – le digo casi en un susurro mientras acerco mi nariz a su rostro, olfateándola profundamente, dejando que su olor, ese olor a jazmín y lavanda que tanto la define inunde mis fosas nasales, cerrando los ojos unos instantes para disfrutar de su olor antes de llevar el dedo índice de mi brazo libre a sus labios y colocarlo vertical contra ellos - Nei…ikke enda – le susurro tras un gruñido antes de repetírselo en su ruso natal - Aún no… primero quiero cenar, que tengo hambre – le suelto como quien no quiere la cosa, apartándola de mi, sin importarme su reacción ni sus palabras, alejándome de los pocos pasos que me separan del espeto de carne, cuyo olor provoca un sonoro rugido de mis tripas.


Wings Of Freedom (Einar Sørensen) Oshp9h
Einar Sørensen
Mensajes : 315

Reliquias : 1723

Temas : 6/10


Hoja de personaje
Inventario:
http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9644-einar-srensen-idhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9661-quien-es-quien-segun-einar-einar-sine-relasjonerhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9662-dette-er-mitt-liv-cronologia-einar-srensen#84238
Hijo/a de
la Luna

Einar Sørensen
está

Volver arriba Ir abajo

Wings Of Freedom (Einar Sørensen) Empty Re: Wings Of Freedom (Einar Sørensen)

Mensaje— por Irina Volkova el Miér Sep 18, 2019 11:04 pm

Wings Of Freedom
 
EINAR SØRENSEN  




Aquella simple caja significaba mucho sobre el pasado de Irina, ya que había sido un regalo que le había hecho Drakkar justo el día antes de escaparse con Alphonse. Por lo que, tenía un recuerdo muy amargo sobre ese momento donde supo que ese regalo significaba dar la bienvenida a su nueva vida inmortal. Y aunque había intentado librarse de ese destino, las cosas no habían salido ni remotamente como ellos habían planeado. Alguien había sufrido por su culpa y al final, tuvo que aceptar que jamás escaparía de él, pues movería cielo y tierra para encontrarla.

En varias ocasiones le había dicho lo débil que era, cambiando rasgos de su personalidad a base de humillaciones y golpes. Noches enteras sin dormir, días enteros haciendo una cosa tras otra planeada con mucho mimo por Drakkar. Eligiendo hasta casi lo que comía, la ropa que se iba a poner e incluso como llevaría el pelo. Lo que era una muestra de una clara obsesión insana, donde ella se llevaba la peor parte. Todo eso, había despertado en ella una simple caja y tirarla a las llamas había sido jodidamente liberador. Ojalá su creador lo hubiera visto, su cara de enfado habría alegrado aún más la noche.

Rechazó la sangre de inmediato, pues además le daba un ligero olor a alguien conocido pero no llegaba a tener claro quien. Pero no la aceptaría, sabiendo que alimentarse de sangre humana acabaría con cazadores detrás de ella y con muchos enemigos intentando eliminarla. Al fin y al cabo mataba inocentes, aunque últimamente su morbo por atrapar y jugar con humanos, como una viuda negra enredándolos en su telaraña esperando a que alguno se atreviera a plantarle cara, a morir con algo de honor, aunque a nadie le importara y el final fuera el mismo. Llevaba semanas alimentándose de una morgue cercana, a la cual tenía acceso muy fácil. La sangre aún seguía caliente y no levantaba sospechas ni llamaba la atención, pues su creador estaba buscándola y ella seguía en su eterna huida.

- No recuerdas nada, ¿eh? - Contuvo una risilla, aún de espaldas. - Mis gemidos veo que sí quedaron grabados en tu memoria. - Tras decir eso se giró sonriendo ladina. Reconociendo por dentro que esa actitud le gustaba más de lo que jamás admitiría y mucho menos, le admitiría a él.

- Yo si recuerdo todo lo que pasó antes, porque... Eres un jodido lobo y estabas en un estado lamentable... Vamos, sé que te has preguntado como es que estabas tan malherido, y yo sé la respuesta. Porque una cosa si cierta, no recuerdas nada. - Sentenció intentando llamar así su atención, dándole a entender que tendría que indagar si quería respuestas.

Ella si conseguiría la suya, aunque sabía que era muy probable que la frenara o la alejara, porque no era la primera vez que lo hacía.

Pero tenía claro que no mencionaría a su difunta mujer ni a su hija, no quería hacerle daño con ese tema. No entendía ni como había disfrutado tanto burlándose de como las había matado. Quizá porque empezaba a ver más allá del lobo y estaba viendo al humano que había debajo y que había sufrido convertirse en un hijo de la luna sin haberlo decidido. Como ella. Que tampoco lo había decidido y había terminado siendo una hija de la noche, con todo lo que ello acarreaba.

Se cruzó de brazos molesta sobre su burla con la maldita sangre. - Eres un jodido idiota, ¿lo sabes no? - Te odio, te odio, maldito lobo. Se repitió mentalmente mientras le daba de nuevo la espalda para no ver esa jodida sonrisa que le daban ganas de quitarle de un tortazo seguido seguramente de un apasionado beso.

Soltó un gruñido por lo bajo y lo miró de reojo.

Suspiró mientras miraba a su pequeño cachorro y después se acercó a Einar, dispuesta a descubrir si tenía esa cicatriz en su vientre. Necesitaba saber si la tenía, porque con ello comprobaría que no había sido un maldito sueño y todo habría ocurrido de verdad. Entreabrió los labios cuando la acercó contra su cuerpo, sorprendida por ese gesto, pero sintiéndolo muy reconfortante, casi queriendo abrazarle y tirarse a sus brazos. Pero no, la pelirroja jamás haría eso. Al menos no tan desesperada, ¿no? Ya ni lo sabía.

Esta vez no contuvo la risa ante su respuesta. - Si, eres un idiota Einar. - Dijo en un susurro mientras llevaba una mano a su boca y le quitaba el palillo de los labios tirándolo después, simplemente para molestarle. - Sé perfectamente donde está. - Le guiñó un ojo componiendo una mueca divertida. Por eso su siguiente gesto la sorprendió cuando la alejó de repente de él. Haciendo que abriera los ojos mientras la echaba hacia atrás poniendo un dedo en sus labios, gesto que no era la primera vez que le hacía, cuando quería separarse de ella.

Por lo que entrecerró los ojos mientras veía como se acercaba a la carne. Me da igual que tengas hambre, yo necesito respuestas. Se acercó de nuevo, sorprendiéndolo al llevar la mano a su hombro para ver si tenía sus iniciales grabadas. Sabiendo que era otra marca que le había hecho y podía confirmarle lo mismo. Lo que no estaba segura de la siguiente reacción del lobo, pero tenía que intentarlo. Además, sin contar con la sensación de nervios que tenía en el estómago al necesitar sin saber bien porque estar cerca suya.

- Tengo que ver algo. - Le avisó mientras tiraba del cuello de la camiseta con fuerza, intentando romperla si hacía falta, aprovechando para volver a tenerle cerca. Sin pasarle desapercibido como antes se había acercado a ella de una manera totalmente nueva, ya que no había sido con su característica mirada de enfado o su voz irritada. Esta vez estaba viendo a Sørensen de una forma que le sorprendía, y debía notarse en su cara ya que ella misma había notado como sus ojos se abrían de sorpresa cuando la había acercado contra su cuerpo, tenido claro que de tener corazón sin haberlo querido, se habría acelerado.

- ¿Porque juegas conmigo Sørensen? - Le espetó confusa, pues tenía la sospecha de que recordaba lo que había pasado o al menos lo recordaría y no quería echar de menos ese acercamiento que acababan de tener. Pero ahora era la pelirroja quién lo había vuelto a atraer, acercando ahora su cuerpo al de él.

Pasando disimuladamente los dedos por el cuello, rozándolo suavemente, hasta llegar a donde quería y tirar de la tela para ver si tenia sus iniciales grabadas en su piel. Unas que había marcado con tanto mimo y esmero había grabado en su piel. ¿Si las tenía como no se había dado cuenta?

- ¡¡¡Porque me haces esto!!! ¿Como no puedes recordar lo que pasó ese día? - Alzó la voz deseando oír algo por su parte de aquel día, deseando en el fondo oír que la perdonaba como ya le había dicho en el motel y donde se había contenido mucho de no romper a llorar ahí mismo. Pues había sido cruel y mezquina y Sørensen le había dado una lección al perdonarla y encima agradecerle lo que había hecho al ayudarle a despedirse de su mujer.

Era como si el lobo hubiera entrado en su vida, para quedarse en ella. Aunque fuera odiándose, ella no quería eliminarlo, ni cuando se lo había pedido de la forma más honesta. Se había negado en rotundo, porque no concibía no volver a verle jamás y ese sentimiento la confundía y asustaba, porque sabía que no iba a ser correspondida. Había hecho demasiado daño y le había causado demasiadas cicatrices -de forma literal- como para que aquello terminara bien.

- Yo... te... -Le miró a los ojos casi suplicando que le fuera sincero y dejara de hacerse el tonto, sin poder terminar la frase. - Quise terminar con todo, pero luego... Luego te saqué de allí... - Su voz se volvió un susurro.

Se alejó unos pasos, confusa y aturdida, esperando que el lobo hablara de una maldita vez. Manteniéndole la mirada aunque esa vez le estaba costando más que nunca... Aún con el calor que su cuerpo había dejado contra el suyo, el cual había unido casi con desespero, pero como siempre intentando ocultar lo que quería o necesitaba.





Wings Of Freedom (Einar Sørensen) 2po88l3

Teme a quién no tiene que perder, jamás se rendirá:

Wings Of Freedom (Einar Sørensen) Tumblr_o3q97jIei31s52b4co7_r2_250
Wings Of Freedom (Einar Sørensen) Tumblr_lr85n2NYqI1qjauldo1_400
Wings Of Freedom (Einar Sørensen) 1AB
Wings Of Freedom (Einar Sørensen) Tumblr_ntnmx6ycuH1tvrvcio1_500

Full Moon:
Wings Of Freedom (Einar Sørensen) Giphy
Wings Of Freedom (Einar Sørensen) RcmeRnc

Irina Volkova
Mensajes : 240

Reliquias : 465

Temas : 10/ ?


Hoja de personaje
Inventario:
http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9646-irina-volkova-idhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9667-small-sweet-words-made-for-silence-irina-relationships
Hijo/a de
la Noche

Irina Volkova
está

Volver arriba Ir abajo

Wings Of Freedom (Einar Sørensen) Empty Re: Wings Of Freedom (Einar Sørensen)

Mensaje— por Einar Sørensen el Dom Sep 22, 2019 1:33 pm

Wings of Freedom [Irina Volkova]

Por curioso que pudiera llegar a parecer, aquel encuentro estaba siendo realmente extraño. Ya no por el hecho de que acababa de quemar el único refugio que se suponía seguro para la vampiresa, sino que estaba demasiado tranquilo preparando una barbacoa, como si de una tranquila acampada en el bosque se tratase, como si aquello no fuera más que una reunión de viejos conocidos. Lo realmente extraño, aquello que parecía salido de otra dimensión, o de una realidad paralela, era el comportamiento de la sanguijuela. Estaba claro que se había producido un cambio profundo en su forma de tratarme, en su forma de mirarme, de hablarme. Era como si una persona completamente diferente a la cabrona que conozco se hubiera apoderado de su cuerpo. Y lo curioso del caso es que dicho cambio, no era una cosa que estuviera presenciando ahora por primera vez, sino que ya lo había visto antes, en nuestro último encuentro. Si bien es cierto que antes de eso ya había demostrado cierta preocupación hacia mi persona, algo que chocaba con sus ganas de manipularme, de usarme para sus propósitos sin importarle una mierda mi bienestar, fue en aquel motel que denotó este extraño e interesante cambio por primera vez. Brindándome la oportunidad de despedirme de mi esposa, de poder enfrentarme a ella y pedirle perdón por la atrocidad que cometí, algo imperdonable y que me acompañará toda mi vida, pero que ahora acepto y doy por cerrado. Y terminando en un interesante encuentro sexual, algo que sé perfectamente que ambos deseábamos, con la misma intensidad que desearía arrancarle aquí mismo la ropa y poseerla sin mediar palabras. Pero esta vez no va a pasar, esta vez tengo otra intención y no va a conseguir que me desvíe de mi objetivo principal.

Estaba claro que no dejaba de repetirme hasta la saciedad que debo recordar algo, algo que la implica a ella de una forma directa y que, por su forma de decirlo, de actuar, espera una reacción violenta por mi parte. Aunque sé por experiencia que a ella le gusta provocarme, sacarme de mis casillas y que el lobo tome el control, como si eso la excitara, como si fuera lo que más le atrae de mi, mi parte más oscura y salvaje, aquella que intento mantener controlada en todo momento, pero que ella tiene ésa jodida habilidad especial para destrozar todo ese autocontrol y que la bestia tome las riendas. Pero, lo mejor del caso, es que no tengo ni idea a que se refiere, qué es lo que se supone que no recuerdo y que debe enfadarme tanto, puesto que sé perfectamente los motivos por los que estoy en tan baja forma, porqué estaba tan malherido en aquel motel y porqué aún no me he recuperado del todo, y ella, por mucha que le gustara, no tuvo nada que ver - ”Lo siento encanto, pero tú no eres el centro de mi mundo, ni mucho menos la única capaz de dañarme" –.

Lo que sí que no ha cambiado es su reacción a mis respuestas irónicas, pues que me llame de idiota es algo que ya hacía la antigua chupasangre, aquella que me trataba de loco por no querer luchar, por dejar que una jodida bruja estuviera a punto de matarme al hacerme creer que era mi difunta hija. Por eso no puedo dejar de esbozar una sonrisa cada vez más irónica ante su respuesta y su desesperación por que recuerde algo que no pasó.

Contadas personas me habían quitado el palillo, o cualquier objeto con el que estuviera jugando en mi boca, y no habían padecido las consecuencias. Pero en la situación que me encuentro ahora mismo, con el frío tacto de sus manos sobre mi piel y habiéndole soltado aquel comentario sobre la dirección correcta que debería estar tomando su mano, prefiero dejarlo pasar, pues es más divertido ver su reacción cuando la rechazo, apartándola de mi tras callarla con un solo dedo.

Al final, la antigua vampiresa, aquella que antepone sus deseos a los de cualquier otro ser que la rodea, vuelve a aparecer, agarrándome del hombro en un gesto que no me sorprende demasiado, puesto que estoy seguro de que ella busca otro encuentro sexual, algo que le acabo de negar al separarme de ella. Tensando el cuerpo, dispuesto a atacarla si es preciso, suelto un profundo gruñido de advertencia mientras le permito girar mi cuerpo, encarándonos nuevamente para oír ese comentario. - ”¿Qué es eso que te llama tanto la atención?, ¿qué cojones tienes que ver?" – pienso mientras clavo mi fría mirada en la suya, advirtiéndole que no voy a permitirle según que cosas a pesar de dejarle sujetarme de semejante manera.

Por culpa de la excesiva fuerza con la que sujeta el cuello de mi camiseta, puedo percibir perfectamente, al mismo tiempo que escucho, cómo el tejido de algodón cede ante la presión, rasgándose irremediablemente dejando a la vista parte de mi pecho escasos momentos antes de que me atraiga hacia ella con esa nueva expresión en su cara tan ajena a ella como un vestido de lentejuelas.

Con todo el cuerpo en tensión, de una forma que nada tiene que ver con la que la había atraído hacia mi hace escasamente unos minutos, permito que nuestros cuerpos se vuelvan a juntar, dejando que sus dedos acaricien la piel que ha quedado descubierta por culpa de tu tirón, permitiendo así que puedan explorar una parte de mi cuerpo que estaba protegida por el trozo de tela. Con la mirada dura clavada en ella y mis brazos caídos a lo largo de mi cuerpo, demostrándole que no estoy conforme a este acercamiento actual, noto como el helor de sus dedos recorren mi piel hasta detenerse en una de mis nuevas cicatrices, una que luzco cercana al hombro y que tiene la curiosa forma de dos números romanos según se mire contra el espejo o no, un IV o VI y que es el resultado de la imprimación de esa cifra en mi piel tras el accidente de moto, en el que una placa de con un escrito en latín fue la causante de dicha herida.

- Estás loca – le digo en un tono completamente tranquilo y sereno como respuesta a su repentino grito sin mudar ni un ápice la expresión de mi rostro. - ”¿Qué demonios quieres que te diga?, ¿qué esperas que diga sobre aquel día que no te dijera en su momento? ¿qué coño quieres ahora, maldita zorra?" – no puedo evitar preguntarme seriamente mientras dejo que siga con su retahíla, con aquella expresión de súplica tan aliena a ella como todo su comportamiento actual, con aquellas palabras apenas susurradas antes de separarse de mi cuerpo nuevamente.

- Hmmmm… – dejo escapar por mis labios mientras cruzo mis brazos sobre mi pecho, sin apartar mi mirada de la suya, la cual tiene un brillo de ansiedad de desespero que consigue suavizar la dureza de la mía, consiguiendo que el azul de mis ojos se vaya volviendo más intenso, menos frío lentamente. - Ya te di las gracias por todo, por intentar proteger a mi familia, por permitirme despedirme de mi esposa – empiezo a hablarle con tono calmado, aunque con un matiz de incomprensión que no deja de reflejar mi incapacidad por saber qué quiere que le diga - No sé que cojones quieres que te diga. Recuerdo perfectamente todo lo que pasó aquel día, aquella tarde y noche para ser más exactos – continúo diciéndole relajando mi cuerpo y mi mirada - Recuerdo el accidente, la llegada de la ambulancia, tu llegada, cómo me llevaste a aquel motel en vez de al hospital, el gran regalo que me hiciste al invocar a mi esposa, cómo terminamos follando como dos perros en celo y la promesa que te hice – paro unos segundos para negar con la cabeza mientras descruzo los brazos y los elevo al aire en un gesto inequívoco de incomprensión - ¡¿Qué quienes que recuerde, joder?! – no puedo evitar explotar finalmente, mostrando con mi expresión y mis palabras mi total desconocimiento hacia aquello que quiere que le diga - Joder Irina, por el amor de todos los dioses, ¿Tú me qué?, ¿Con qué querías terminar? Porque ya sé que me sacaste de allí, ¿o es que te refieres a cuando me sacaste de las peleas? – le pregunto en un genuino todo de desconcierto - Jeg vet bare ikke hva du snakker om – le digo incapaz de entender qué quiere - No sé de que me hablas y mucho menos qué quieres que te diga – termino de decirle dejando caer mis brazos a lo largo de mi cuerpo, negando con mi cabeza, demostrándole que realmente no tengo ni idea de qué me está hablando.        


Wings Of Freedom (Einar Sørensen) Oshp9h
Einar Sørensen
Mensajes : 315

Reliquias : 1723

Temas : 6/10


Hoja de personaje
Inventario:
http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9644-einar-srensen-idhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9661-quien-es-quien-segun-einar-einar-sine-relasjonerhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9662-dette-er-mitt-liv-cronologia-einar-srensen#84238
Hijo/a de
la Luna

Einar Sørensen
está

Volver arriba Ir abajo

Wings Of Freedom (Einar Sørensen) Empty Re: Wings Of Freedom (Einar Sørensen)

Mensaje— por Irina Volkova el Miér Sep 25, 2019 12:29 am

Wings Of Freedom
 
EINAR SØRENSEN  


El Diablo no existe, existe la maldad y está en nosotros.
Wings Of Freedom (Einar Sørensen) Irinad10
Jamás es excusable ser malvado, pero hay cierto mérito en saber que uno lo es.

Tendría que encajar las cosas por ella misma, pero la inquietud que más le agobiaba era saber que Selina se había vuelto muy astuta, su creador lo era y había pasado tiempo con la bruja, por lo que, a veces veía un claro reflejo en el comportamiento de la chica que le recordaba a Drakkar y por ello, sabía que debía temerle, pues siempre había tenido mucho talento y la pelirroja la veía como una rival fuerte. Su magia sería capaz de matar a la vampiresa sin ningún esfuerzo y para cuando se diera cuenta del como lo había hecho, seguramente ya estaría en su lecho de muerte.

Había otro detalle que Einar no sabía y que Irina no le iba a contar y había sido la promesa que le había hecho a Selina, incumpliendola totalmente... Pues le había jurado no volver a acercarse al lobo. A diferencia de la pelirroja, la bruja siempre había dejado bien claro que el bien habitaba en ella, mientras que Irina no había podido decir lo mismo, pues sentía una maldad recorrer su cuerpo que era imposible de describir o explicar. Claro que, Selina nunca había sido objetivo de los planes de Drakkar y, no había estado cerca de él, por suerte para ella. Su sire había sido un fiel siervo de Drakkar y eso era lo que ella había tenido de contacto con el vampiro, además de las historias que el brujo hubiera contado de su gran señor, cosa que por desgracia, si había calado en la sabia mente de la bruja.

Le había prometido no hacer más daño al lobo, pues Selina después de pasar esas dos semanas curando sus heridas y asegurándose de que quedara lo más entero posible, se había encariñado, pues veía un hombre bueno que cargaba con un terrible recuerdo que lo marcaría hasta el final de sus días. Irina siempre había entendido que había sido su condición de licántropo lo que había matado a su esposa e hija, pues tenía claro que el Einar humano, habría dado su propia vida antes de que alguna sufriera un mínimo rasguño; lo había visto.  Tenía algunas cosas muy claras sobre el lobo y una de ellas siempre sería que había sido un buen padre y marido.

Es por ese motivo, y haciendo por primera vez en su vida algo bueno por el prójimo sin ningún interés para ella, que había acudido a una bruja que conocía de oídas, para que le ayudara a contactar con su difunta. Sabiendo que necesitaba cerrar ese capítulo y quitarse esa culpa que lo acompañaba todos los días, y que era tan intensa que hasta ella lo había sentido en su propia carne. Desconocía lo que le habría dicho, pero su reacción la había hecho llorar, ya que pese a todo el sufrimiento que le había causado, la recibió con los brazos abiertos estrechándola en un abrazo. Esperaba que le hubiera quedado claro que, de haber sido humano, eso jamás habría pasado y que, al haber pasado, su lobo era el único culpable y responsable. Uno al que ahora mantenía a raya, habiéndole dejado claro anteriormente que el humano no era para nada débil como ella si creía.

Es por eso que, sintió como las piernas le temblaban levemente al ver sus iniciales grabadas en su piel, hubiera dado lo que fuera por no ver esa I, V que hace semanas había marcado con tanta diversión y... si, con tanto placer. Pues decir que no lo había disfrutado era mentir. Lo había disfrutado y no solo por el hecho de causarle dolor sino, de que de ese modo quedaba con una marca para toda la vida, sintiéndose dueña en ese momento del lobo que le dedicaba una mirada llena de odio y asco. Una mirada que a ella solo le divertía e incrementaba sus ganas de molestarlo aún más, pues eso le gustaba demasiado, más de lo que quisiera admitir.

Negó con la cabeza, pues estaba claro que algo no iba bien. Pero le inquietaba que no recordara nada y lo peor de todo, es que Einar la había perdonado, su temor era cuando recordara. Pues lo único que vería en ella, es que había vuelto a hacerle daño. Y es que Irina tenía una parte malvada dentro de sí, que disfrutaba y necesitaba dañar a los demás. Pues el caos y la destrucción eran parte de ella. Adoraba causar el terror y ver el miedo en los ojos del contrario. Por ello, eran más los enemigos que los amigos, pero el lobo la había sorprendido y hacerse sentir de una forma, dándole a su vez una lección, al perdonarla y tenerla entre sus brazos durante un rato.

- Es más poderosa de lo que creía, pero tengo claro que no es malvada... Tuve que chantajearla para que te drogara en nuestro primer encuentro. Básicamente iba a matar a su amante sino me ayudaba y contra su voluntad, lo hizo. Por eso y porque le juré que no sufrirías daño alguno, cosa que obviamente no cumplí. - Hizo una pausa- Después volví a... requerir de sus servicios, cuando las peleas magullaron tu cuerpo entero y la volví a obligar a que te recuperaras sufriendo lo menos posible. Estabas lleno de huesos rotos, fracturas, pérdida de sangre y el amargo trago de haber creído que tenías a tu hija delante de ti. - Suspiró.- Me hizo prometerle que dejaría de cruzarme en tu vida, porque solo causaba dolor y era mi naturaleza... - Le explicó, para que entendiera que la causante de que no recordara era Selina, pero no podía ponerla de malvada, porque Selina no atacaría a Einar, no, se reservaba su magia solo para la pelirroja.

Todos necesitamos esa seguridad de la cercanía de alguien que te tranquiliza y te da... esperanza. Que sin entender muy bien porque, necesitas proteger y que por mucho que quieras arreglarlo, una parte de ti terminaba fastidiándolo todo. Era por ello, que sus caminos era mejor que estuvieran separados y más cuando le soltara la bomba de lo que había pasado. Con suerte no la lanzaba a las llamas, junto a lo que era su preciado hogar.

Agachó la cabeza cuando le hizo un resumen de lo que él recordaba que había sucedido aquel día, tomándolo como el karma, pues la promesa era que la iba a ayudar, le pidió exactamente que dejara que la ayudara y le prometió estar a su lado. Después de tanto mal, él solo seguía haciendo el bien y ella le había agradecido aquello, causándole más mal...

Negó con la cabeza mientras se armaba de valor, pues por primera vez, le estaba costando realmente, pero tuvo que refugiarse en la Irina sin escrúpulos para no derrumbarse ahí mismo, ni ante nadie. ¡¡¡Quería volver a ser la misma de siempre!!! Pues así todo era mucho más sencillo. - Einar, olvida que follamos como perros y olvida todo lo que pasó en el motel, pues fue mucho antes. Justo en medio de todo lo que me has dicho. - Se explicó.

Justo cuando fue a volver a hablar para decirle que tras la llegada de la ambulancia, unos tíos le habían secuestrado y ella había sido la que se lo había encontrado ahí atado y apaleado como un perro, nunca mejor dicho. Viendo como la intención del brujo era ver con sus propios ojos como le mataba, para luego ir corriendo a Drakkar y corroborar que lo había zanjado. Y la pelirroja lo había intentado, casi lo tenía, pero de repente, dejó de pensar con la cabeza y empezó a actuar algo más poderoso. Haciendo que matara a los otros dos de la forma más cruel y sangrienta posible, mientras notaba como el enfado la invadía por la paliza que le habían dado a Einar. Algo que chocaba con lo que ella había hecho, que había sido apuñalarle y asegurarse de desgarrarle para que no sobreviviera.

Pero antes siquiera de poder pronunciar la primera palabra, un grito escapó de su garganta mientras se llevaba las manos a su vientre y caía de rodillas. - ¿Qué? - Se miró la palma de la mano que estaba cubierta de sangre y empezó a notar un agudo dolor, el mismo que seguramente debió sentir el lobo cuando ella giró la hoja en su interior. Abrió la boca y escupió al suelo, viendo como la sangre brillaba sobre la tierra. Intentó ponerse de pie, en un fallido intento, que aumentó el dolor que sentía haciendo que cerrara los ojos y llevara una mano al suelo para intentar así sentirse más estable.

Si el lobo no entendía nada, ahora lo entendería menos. Pero estaba claro que la bruja quería silenciarla y castigarla, pues por primera vez y actuando diferente a como solía hacer, quería decirle ella misma lo que le había hecho y quién sabe, quizás habría pedido perdón a su manera, sin que pareciera un perdón, pero le había quitado esa posibilidad para que sufriera por sus actos.




Wings Of Freedom (Einar Sørensen) 2po88l3

Teme a quién no tiene que perder, jamás se rendirá:

Wings Of Freedom (Einar Sørensen) Tumblr_o3q97jIei31s52b4co7_r2_250
Wings Of Freedom (Einar Sørensen) Tumblr_lr85n2NYqI1qjauldo1_400
Wings Of Freedom (Einar Sørensen) 1AB
Wings Of Freedom (Einar Sørensen) Tumblr_ntnmx6ycuH1tvrvcio1_500

Full Moon:
Wings Of Freedom (Einar Sørensen) Giphy
Wings Of Freedom (Einar Sørensen) RcmeRnc

Irina Volkova
Mensajes : 240

Reliquias : 465

Temas : 10/ ?


Hoja de personaje
Inventario:
http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9646-irina-volkova-idhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9667-small-sweet-words-made-for-silence-irina-relationships
Hijo/a de
la Noche

Irina Volkova
está

Volver arriba Ir abajo

Wings Of Freedom (Einar Sørensen) Empty Re: Wings Of Freedom (Einar Sørensen)

Mensaje— por Einar Sørensen el Dom Sep 29, 2019 1:03 pm

Wings of Freedom [Irina Volkova]

Desde que entré a formar parte del Praetor Lupus he tenido la gran oportunidad, y digo gran en tono completamente irónico, de enfrentarme a gente cuya estabilidad emocional deja mucho que desear. - ”Sobretodo cuando te enfrentas a un polluelo recién eclosionado… malditas sanguijuelas… no acaban de salir de su tumba que ya están dando por saco." –, por eso no es que me tome por sorpresa los desvaríos de la hija de la noche, porque está claro que ahora mismo su integridad mental dista mucho de estar en su mejor momento, sobretodo con esa obsesión en que recuerde algo que se supone que debo saber pero que no me da ni una jodida pista sobre qué cojones quiere que recuerde exactamente.

- ”Y volvemos a la carga con lo mismo… ¡Por los Dioses!, ¿es que no se va a cansar nunca de repetir lo mismo?" –, empiezo a pensar en cuanto vuelve a hablarme, empezando a referirse a una persona sin llegar a decir su nombre, lo cual complica si cabe aun más que pueda tener la menor idea sobre lo que se refiere, consiguiendo que siga mirándola con expresión de no tener ni idea de lo que me está hablando mientras vuelvo a cruzar mis brazos sobre mi pecho.

Según va hablando, explicándome lo que le hizo a una persona para que la ayudara en contra de su voluntad, me va quedando claro a quien se refería, a la bruja que me estuvo cuidando tras las peleas. Aquella que me obligaba a beber aquel maldito mejunje que sabía a rayos. - ”Y que te drogó en el bar… vaya… no sabía que había sido ella…" – pienso durante unos instantes, sintiendo como mi lobo se revuelve malhumorado y como un ligero cabreo recorre mis venas al saber quién fue la encargada de administrarme el jodido somnífero, - ”Aunque fue la zorra pelirroja quien la coaccionó para que lo hiciera… y sabes que es una auténtica cabrona cuando lo hace" – no puedo evitar recordarme que la pobre Selina no tuvo grandes posibilidades de negarse ante las amenazas de la chupasangre.

Con un profundo gruñido molesto, respondo a su explicación de cómo había obligado a la pobre bruja a ayudarme, sin que ella pudiera negarse al principio, pero confirmando por las propias palabras de Volkova que no es un ser maligno, que simplemente se vio obligada a ayudarla y que incluso le hizo prometer a la pelirroja que no se volvería a acercar a mi, algo que a la vista está que no ha llegado a pasar, y no solamente porque yo no me haya querido mantener alejado de ella, sino que incluso ella ha venido a buscarme en varias ocasiones.

- ”¡Esto sí que no me lo esperaba!" – pienso sorprendido en cuanto la veo agachar la cabeza, en un claro acto de vergüenza, o mejor dicho, de sumisión. Una expresión tan ajena a ella como todo su comportamiento en esta jodida noche, pero que no hace sino sorprenderme y que mi lobo aúlle de placer al verlo, pues es un espectáculo realmente digno de admirar el ver a la altiva vampiresa bajando la mirada al suelo, sin que ni tan siquiera haya tenido que decirle nada. Es por ese motivo que mis labios no tardan en elevarse formando una sonrisa burlona, irónica y totalmente triunfal, pues, si mal no recuerdo, es la primera vez que la veo en semejante posición sin que yo le haya obligado a hacerlo.

Con esa expresión de satisfacción triunfal, no puedo evitar soltar otro gruñido, esta vez divertido, un inicio de risa que no llega a surgir de mi interior ante su expresión y sobretodo ante sus siguientes palabras con las que intenta decirme que me olvide de lo que pasó en la habitación del motel. - ¿Olvidar lo que pasó en el motel?, nei, ni en sueños guapa, ¿No me digas que ahora me vas de mojigata que quiere que la gente no se entere de que se bajó las bragas ante el primer macho que se le puso delante? – no puedo evitar soltarle burlón, pues es una petición totalmente ridícula, sobretodo viniendo de ella, y más que parece que pasó algo mucho antes de que nos encontráramos en el hotel y que supongo que es a lo que se refiere que tengo que recordar. - ”Ay encanto… han pasado taaaaantas cosas desde que salí de tu cabaña y nos encontramos el otro día que a saber a cual de todas ellas te refieres…" – aunque está claro que, en vista de su comportamiento, es como si quisiera darme a entender que el cambio de actitud de ella hacia mi persona fue ocasionado por algo que pasó, y que yo no me di cuenta, por lo que no sería importante para mi - ”a no ser que se refiera a cuando la torturé en la cabaña… lo mismo le va el sado duro… ¿o quizás fue cuando la rescaté aquella misma noche para que no muriera achicharrada por el sol" –, sea como fuera sus palabras no consiguen arrojar ningún tipo de luz sobre sus intenciones reales, algo a lo que me tiene más que acostumbrado y que no es nada nuevo para mi.

El agudo grito que brota de sus labios repentinamente zanja al instante mis pensamientos, consiguiendo que enarque una ceja ante el súbito cambio de los acontecimientos, borrando la sonrisa triunfal de mi rostro para mostrar una más curiosa, pues lo que pasa a continuación me sorprende de la misma forma que llama mi atención. Pues, sin venir a cuento, tras gritar, se lleva sendas manos a su estómago, como si le hubieran dado un fuerte puñetazo en la boca del mismo, cayendo automáticamente de rodillas y miraba incrédula la sangre que había brotado y manchado la palma de sus manos sin venir a cuento. - Faen Irina!, deja de hacer el tonto, que cualquiera diría que te acabo de pegar un puñetazo mental… ¿o es que todo esto no es más que una encerrona en plan club de la lucha y ahora aparecerán un montón gente y me acusarás de haberte golpeado? – le suelto entre sarcástico y divertido ante su gran interpretación de mujer agredida.

Escupiendo más sangre al suelo la veo intentar ponerse de pie, sin éxito, pues no tarda en colocar una mano en el suelo para mantenerse estable, mientras sigue apretándose con fuerza el estómago con la otra. Algo que divierte y complace enormemente a mi lobo, pues verla sufrir le encanta demasiado. Si lo que estaba era interpretando un papel, estaba claro que lo hacía demasiado bien, pero algo en su expresión me indicaba que no era una obra de teatro, que algo no marchaba realmente bien - ”Venga ya Einar… ¿En serio crees que tiene tales dotes interprentativas que es capaz de fingir algo así?, además, ¿es que no te has dado cuenta que no hueles a nadie más cerca? ¿Qué sentido tendría interpretar que la estás golpeando si no hay testigos cercanos" –, empiezo a pensar seriamente, comenzando a barajar la posibilidad de que real lo que le está pasando y no una mera invención suya. Por eso, tras continuar mirándola divertido durante unos largos segundos, me acuclillo delante suyo, separando los brazos de mi pecho para tomar su barbilla con los dedos de una mano y elevar su rostro, pudiendo constatar así su mirada de genuino dolor y sorpresa ante lo que le está ocurriendo. - ¿Qué pasa Volkova?, ¿Estás bien?, ¿te han envenenado? – le pregunto finalmente, sin soltar su barbilla, con un tono realmente preocupado en mi voz.    


Wings Of Freedom (Einar Sørensen) Oshp9h
Einar Sørensen
Mensajes : 315

Reliquias : 1723

Temas : 6/10


Hoja de personaje
Inventario:
http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9644-einar-srensen-idhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9661-quien-es-quien-segun-einar-einar-sine-relasjonerhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9662-dette-er-mitt-liv-cronologia-einar-srensen#84238
Hijo/a de
la Luna

Einar Sørensen
está

Volver arriba Ir abajo

Wings Of Freedom (Einar Sørensen) Empty Re: Wings Of Freedom (Einar Sørensen)

Mensaje— por Irina Volkova el Miér Oct 02, 2019 11:59 pm

Wings Of Freedom
 
EINAR SØRENSEN  


¡Qué fanfarrón era!

Soltó un bufido ante su frase y al llamarla mojigata, ella no se arrepentía de haberse acostado con él, sino de lo que había pasado antes. Aunque en esos momentos casi volvería a hacerlo por borrarle esa sonrisa de sobrado de la cara. Le irritaba y gustaba a partes iguales, pero ahí residía su maldito encanto.

- Por favor... Siempre tan caballeroso... - Le respondió y después puso los ojos en blanco.

Claro que toda la cháchara que siempre se dedicaban el uno al otro, en una pelea verbal por ver quién era más ingenioso, borde y sarcástico, se acabó cuando sintió como le retorcían las entrañas, terminando por escupir sangre un par de veces y sentir como el vestido se llenaba de su propia sangre. Abrió los ojos como platos, al notar ese intenso dolor que le hizo cerrar los ojos y caer de rodillas al suelo. Sabiendo al momento quién era la culpable del dolor que estaba sintiendo. Dándose cuenta de que todo era para silenciarla, como si supiera que acabaría dando el paso de contarle ella misma a Einar lo que había pasado y lo que le había hecho. Reconociendo que estaba arrepentida aunque eso significara que tendría una baza para recordarle cada vez que quisiera.

Apretó los labios y después los dientes al no poder ponerse de pie. Y escuchó la voz del lobo totalmente ignorante a lo que le estaba sucediendo, creyendo que lo estaba fingiendo, algo que desde luego le gustaría más que seguir con ese dolor insoportable que finalmente logró que soltara un quejido lastimero mientras ponía también la otra mano en el suelo.

Había cometido un grave error y había sido subestimar a Selina, quién se la había jugado astutamente. Por unos segundos sintió miedo y el propio Einar pudo verlo en sus ojos cuando por fin, pareció darse cuenta de que no estaba fingiendo. Al abrir los ojos para mirarle varias lágrimas recorriendo su pálido rostro dejando unas líneas rojas. - No... - Logró decir con un hilo de voz mientras volvía a quejarse.

Intentó de nuevo hablarle pero volvió a sentir arcadas y casi terminó vomitando. Se levantó el vestido como pudo observando como la herida donde Einar la había apuñalado meses atrás se había vuelto a abrir y esta vez no sanaba. No sabía si la mataría, aunque se sentía tan mal que estaba deseando desmayarse. No podía decírselo hablando por lo que llevó un dedo a la tierra e intentó escribir algo, pero entonces el dolor también se extendió a su hombro. Donde dos letras se grabaron a fuego en su fina piel, E S.

Solo la bruja sabía lo que había pasado y había visto las iniciales de la pelirroja en la piel del lobo, lo que le dejó bien claro que era ella haciéndole pagar de su propia medicina lo que le había hecho a Einar. Seguramente debió sentir lo que ella ahora cuando metió sus dedos en su vientre para esparcir el ungüento en la herida causada por el cuchillo de plata, para que su condición como licano pudiera hacer que empezara a sanar y así recuperarse.

Valhalla se acercó a la pelirroja lloriqueando al verla en ese estado, impotente por no poder hacer nada. Irina sintió como su cuerpo se debilitaba y acabó cayendo de espaldas al suelo. Quiso decirle algo a Einar, en concreto lo que estaba pasando, pero una nueva oleada de dolor la inundaba de pies a cabeza, haciendo que comenzara a temblar mientras por primera vez, y aún siendo inmortal, la pelirroja intentaba recuperar el aliento, uno que ahora sentía robado.

Buscó con la mirada a Einar, intentando comunicarse así. Dejando que viera lo asustada que estaba y demostrarle que no estaba fingiendo. Lo que parecía que iba a ser una bonita velada de confesiones, alguna discusión y posible sexo salvaje, había terminado con un dolor agonizante para la pelirroja y un más aún confundido Einar ante lo que estaba pasando.

Sabía que se daría cuenta de las marcas de su hombro, pero por si acaso llevó una mano a su hombro. Intentando decirle así que tenía relación con las suyas y esperando que se diera cuenta que esa I V eran las iniciales de la vampiresa.



Wings Of Freedom (Einar Sørensen) 2po88l3

Teme a quién no tiene que perder, jamás se rendirá:

Wings Of Freedom (Einar Sørensen) Tumblr_o3q97jIei31s52b4co7_r2_250
Wings Of Freedom (Einar Sørensen) Tumblr_lr85n2NYqI1qjauldo1_400
Wings Of Freedom (Einar Sørensen) 1AB
Wings Of Freedom (Einar Sørensen) Tumblr_ntnmx6ycuH1tvrvcio1_500

Full Moon:
Wings Of Freedom (Einar Sørensen) Giphy
Wings Of Freedom (Einar Sørensen) RcmeRnc

Irina Volkova
Mensajes : 240

Reliquias : 465

Temas : 10/ ?


Hoja de personaje
Inventario:
http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9646-irina-volkova-idhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9667-small-sweet-words-made-for-silence-irina-relationships
Hijo/a de
la Noche

Irina Volkova
está

Volver arriba Ir abajo

Wings Of Freedom (Einar Sørensen) Empty Re: Wings Of Freedom (Einar Sørensen)

Mensaje— por Einar Sørensen el Vie Oct 04, 2019 10:50 am

Wings of Freedom [Irina Volkova]

A cada segundo que pasaba, me iba dando cuenta de que la vampiresa no estaba fingiendo, sino al contrario que realmente el dolor que estaba mostrando lo sentía de verdad y, lo peor de todo, es que eso solo podía significar que alguien o algo se lo estaba provocando.

Soltando su barbilla de entre mis ásperos dedos, elevo ligeramente la cabeza, olfateando el ambiente en busca de algún olor, de algo que desvelara la presencia de cualquier otro ser capaz de herirla de semejante forma. Quizás algún hada, o brujo con la capacidad suficiente como para herirla sin necesitar del contacto físico para hacerlo. Pero en el ambiente los únicos olores que detecto son los típicos del bosque, de la cabaña ardiendo y de los tres únicos seres que estamos delante del fuego, algo realmente inquietante. - ”A no ser… Joder… ¿podría ser que el tal Drakkar tuviera tanto poder? " –. La pregunta aparece en mi mente como por arte de magia, de la nada, pero albergando una posibilidad incómoda y muy preocupante.

Para ser sinceros no conozco de nada a ese tal Drakkar. Y si no fuera por la explicación que me dio Volkova sobre él, estoy seguro que jamás en mi vida habría llegado a conocer de su existencia. Y eso a pesar de que, según la Hija de la Noche, el muy cabrón había puesto su muerta mirada en mi. Recordar este simple hecho, el saber que mi destino como mundano estaba más que decidido, no hace sino que un escalofrío recorra mi cuerpo, que mi lobo se revuelva incómodo en mi interior y que mi mirada preocupada vuelva a posarse en la cara marmórea de la vampiresa.

Cuando estoy a punto de pronunciar el nombre de su mentor, de aquel que la había moldeado hasta convertirla en el ser oscuro que es ahora mismo, mi mirada capta un movimiento por su parte que hace que descienda hacia su pecho para descubrir cómo ha reaparecido la herida en su abdomen, la herida que yo mismo le provoqué como premio por conseguir su objetivo de que el lobo tomara el control. No es que esté orgulloso de lo que hice, puesto que si así fuera estaría disfrutando de ver cómo la sangre vuelve a manar de la herida, algo que mi lobo sí que está haciendo, pero tampoco me arrepiento. Lo hice porque perdí el control y si algo he aprendido en esta jodida vida es que tienes que aprender a convivir y aceptar las consecuencias de tus actos. Si de algo me arrepiento realmente de lo que pasó aquella noche fue de haber perdido el control, de que ella ganara aquel pulso y el lobo se liberara, sacando la parte más oscura de mi ser.

Aquella herida lo cambiaba todo, ya que no tenía sentido que su propio creador le hiciera eso, a no ser que fuera un recordatorio para ella de lo que yo le había hecho, como si fuera una advertencia de que no se fiara de mi, de que soy peligroso, algo que no negaré a pesar de tener la certeza de que ya no quiero hacerle sufrir ni dañarla. Cada vez estaba más claro que está pasando algo preocupante y que ella sabe de lo que se trata. Cosa que me queda bien clara cuando veo que intenta escribir algo en el suelo, algo que no llego a ver con claridad pues, el lobezno, alterado por el olor a sangre y el sufrimiento que desprende su dueña, no tara de dar vueltas a su alrededor, gimoteando con desespero al tiempo que me lanza miradas suplicantes para que la ayude.

Es entonces cuando un nuevo grito y gesto de dolor se apodera de Volkova, llevándose una mano al hombro sobre el que aparecen, perfectamente delimitadas dos letras, ES. - ”¿ES?, ¿pero qué cojones significa ES?" – empiezo a pensar con rapidez, buscando una explicación lógica aquellas dos letras. Una combinación curiosa para la lengua inglesa, porque no habían aparecido en cirílico, ya que pocas palabras comienzan con esas dos letras en ése idioma. Y si no estaban en el alfabeto de su ruso natal, significaba que poco o nada tenía que ver con su creador. - ”A no ser, claro, que quiera confundirme…" –.

Soltando un gruñido profundo, creado de lo más profundo de mi garganta, me incorporo con rapidez, agarrando la mochila con toda la comida que había traído y lanzándola a los restos agónicos de la cabaña, la cual ya no es más que un montón de ascuas ardientes insuficientes como para poder provocar un auténtico incendio forestal. Sin pensarlo mucho, tomo una de las bolsas de sangre que he traído y, sin esperar a que lo acepte o no, la rasgo con mis manos, vertiendo su contenido en la boca de la chupasangre, pues sé que su naturaleza vampírica la usará para comenzar a sanar esas heridas.

Una vez me he asegurado de que se ha tragado gran parte del contenido, vuelvo a agacharme, para sujetarla entre mis brazos y levantarla del suelo, comenzando a caminar con ella en brazos, a paso rápido, buscando alejarme lo más posible de aquel lugar con la esperanza de poder cortar de alguna manera lo que quiera que sea que le esté afectando.

Mi intención aquella noche era destruir su cabaña para atraer su atención y después llevarla a un lugar en el que quería que volviera a comenzar, que pasara página, ayudándola de la misma forma que ella misma me ayudó a mi al permitirme hablar con mi difunta esposa. Pero en vista de lo que estaba sucediendo, sería un grave error llevarla directamente a ése lugar, por lo que, decido llevarla hacia una pequeña gruta, un lugar en el que ella misma me llevó cuando me sacó de aquel motel tras ser atacados por aquellos tipos, los esbirros de su creador, según me confesó más tarde.

La cuestión era que necesitábamos llegar a un lugar más tranquilo, un lugar lo bastante protegido como para que no pudieran sorprendernos, en el que pudiera pararme a pensar tranquilamente sobre lo que estaba pasando, sobretodo un lugar en el que pudiera entender de qué iba todo eso y que demonios significaban esas dos jodidas letras en su hombro.


Wings Of Freedom (Einar Sørensen) Oshp9h
Einar Sørensen
Mensajes : 315

Reliquias : 1723

Temas : 6/10


Hoja de personaje
Inventario:
http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9644-einar-srensen-idhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9661-quien-es-quien-segun-einar-einar-sine-relasjonerhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9662-dette-er-mitt-liv-cronologia-einar-srensen#84238
Hijo/a de
la Luna

Einar Sørensen
está

Volver arriba Ir abajo

Wings Of Freedom (Einar Sørensen) Empty Re: Wings Of Freedom (Einar Sørensen)

Mensaje— por Irina Volkova el Sáb Oct 05, 2019 1:18 am

Wings Of Freedom
 
EINAR SØRENSEN  


No podía culparle... Estaba claro que después de haber fingido ser una inocente damisela que solo buscaba la cercanía y calor de un hombre, que acabó llevándolo a luchar por su vida, el lobo nunca terminaba por creerse todo lo que le decía. O al menos siempre reaccionaba con la duda en su rostro y una parte de ella, lo entendía. Habían sido muchas las veces que lo había engañado solo para divertirse y lo peor, es que volvería a hacerlo, porque esos momentos la hacían sentirse viva. Por no hablar de lo mucho que se divertía provocando al lobo. El cual le encantaba en su pleno apogeo y era tan cruel y despiadado, que había tomado el cuerpo del humano para forzarla, claro que su atracción por Einar había aflorecido en ese momento, haciéndolo más raro aún, al disfrutarlo como podía.

La atracción física hacía que siempre acabaran buscándose, o al menos eso parecía, ya que varias veces pudo sentir el odio por parte del lobo hacia ella con total claridad. Su oportunidad de preguntarle que le había dicho su difunta que al volver había cambiado su comportamiento con ella se desvaneció. Y más cuando se le pasó por la mente contarle lo que había sucedido, buscando un posible nuevo perdón, o al menos quitarse esa maldita culpabilidad que la estaban matando. Momento en el que se dio cuenta que Sorensen llevaba años cargando con la culpabilidad sobre sus hombros, viendo ahora a un Einar fuerte y un gran rival. Pues ella había conseguido borrar todo sentimiento de su mente y su frío corazón, olvidando lo que era sentir. Y ahora que volvían... le estaba costando saber llevarlo.

Cualquier palabra o letra que hubiera podido escribir en el suelo habría sido una pista. Pero sabía que el castaño no tenía ni idea de nada de lo que estaba pasando, pero al menos ahora la creía, pues al fin la preocupación acudió a su rostro, algo que pese a lo jodido de la situación agradeció. Irina era buena actriz, pero hasta el momento no sabía hacer que las heridas aparecían solas en su cuerpo por arte de magia. Sentía como hurgaban en sus tripas y se preguntó si eso sintió el lobo mientras ella intentaba salvarle la vida. Ya que en ese momento le daba igual lo que sintiera, tenía que hacerlo por muy desagradable que fuera.

- ¡¡¡Haz que pare!!! - Le gritó en tono de súplica, buscando su ayuda.

Sabiendo que una buena venganza y hasta lo justo, sería que la dejara ahí tirada. Ya que sería cuestión de tiempo que los curiosos se acercaran y dieran con ella. Y dado el estado en el que se encontraba, no podría ni defenderse. Le asustaba el no saber como pararlo. ¿Ese dolor sería permanente?

Le sorprendió que mientras se hacía una bola en el suelo intentando así aplacar el dolor se encontraba pensando que se merecía aquel momento, que era lo más parecido a una cita. Y tenía que preguntarle porque había quemado su cabaña. Pues la cabaña y Valhalla era lo único bueno que Irina tenía y una había servido de hogar mientras se recuperaba de sus heridas y la otra, seguía sus pasos con cariño, respeto y adoración.

Valhalla se acercó a la pelirroja nervioso por verla en ese estado, le dedicó una mirada triste que el lobo le devolvió con un gimoteo. Hasta día de hoy, seguía preocupándose por ella. Cachorro tonto.... Y leal, sobretodo leal. Mucho más en su corta vida que ella su larga y agonizante inmortalidad.

El olor a hierro le inundó las fosas nasales y por primera vez, reaccionó obediente cuando le acercó la sangre, pensando también que podían ser una posible solución para que parara lo que fuera que le estaba pasando. Sabiendo que había empezado cuando habia intentado contarle la verdad a Einar.

Casi necesitando el contacto cálido como el respirar para quién lo haga claro, se agarró al lobo, pasando sus brazos por su cuello. Mientras se creaban pequeñas perlas de sudor en su frente y su rostro lucía blanco y más muerto que nunca. Miró por encima del hombro de Einar para asegurarse que Valhalla los seguía, quién los seguia muy de cerca. Aunque ella nunca sentía frío en ese instante si comenzaba sentirlo, una sensación nueva y extraña a partes iguales.

Pero pese a eso, se sentía segura. Algo curioso teniendo en cuenta que estaba en los brazos de Einar, a quien había puteado tanto y que le había enseñado el poder de que era el saber perdonar y olvidar para poder seguir adelante. Claro que Irina sabía que conseguir que pudiera despedirse de su difunta no era suficiente en comparación por todo lo que le había hecho pasar, pero era un comienzo para su camino a la redención con él.

Cansada, apoyó su cabeza en el hueco de su anatomía entre el hombro y el cuello. Esperando que la sangre hiciera efecto, pero sin entender porque seguia bajo lo que quiera que estuviera, teniendo la sospecha de que la sangre no iba a ser algo a su favor, pero teniendo la seguridad de que el lobo encontraría la forma. Agudizó su oído, para escuchar su enérgico corazón, que ahora iba acelerado, quizá por el estrés de la situación. Algo que le demostró que realmente estaba preocupado por ella, un detalle que no le pasó desapercibido y que agradeció poder tener esos datos, ya que podía saber mucho a través de ellos.

- Einar. - Cogió fuerzas y pronunció su nombre, en un intento por saber donde la llevaba. Aún notaba el escozor por las iniciales marcadas en su hombro, por lo que decidió tirar por ahí para que el lobo empezara a dar con respuestas. - Tus iniciales. - Su voz no llegó a salir ya que otra oleada de dolor le llegó clara, sabiendo que tendría que conseguir parar aquello o en unas horas podría morir. Incluso los vampiros tenían un límite del dolor, incluso los que se habían acostumbrado a sentirlo durante toda su vida inmortal.



Wings Of Freedom (Einar Sørensen) 2po88l3

Teme a quién no tiene que perder, jamás se rendirá:

Wings Of Freedom (Einar Sørensen) Tumblr_o3q97jIei31s52b4co7_r2_250
Wings Of Freedom (Einar Sørensen) Tumblr_lr85n2NYqI1qjauldo1_400
Wings Of Freedom (Einar Sørensen) 1AB
Wings Of Freedom (Einar Sørensen) Tumblr_ntnmx6ycuH1tvrvcio1_500

Full Moon:
Wings Of Freedom (Einar Sørensen) Giphy
Wings Of Freedom (Einar Sørensen) RcmeRnc

Irina Volkova
Mensajes : 240

Reliquias : 465

Temas : 10/ ?


Hoja de personaje
Inventario:
http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9646-irina-volkova-idhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9667-small-sweet-words-made-for-silence-irina-relationships
Hijo/a de
la Noche

Irina Volkova
está

Volver arriba Ir abajo

Wings Of Freedom (Einar Sørensen) Empty Re: Wings Of Freedom (Einar Sørensen)

Mensaje— por Einar Sørensen el Dom Oct 06, 2019 6:22 pm

Wings of Freedom [Irina Volkova]

Mi plan se había ido al traste, simple y llanamente al puto traste. Pero lo pero de todo no era que se hubiera torcido de aquella manera tan extraña, tan incongruente, o que la vampiresa, cuyo cuerpo cargo con total facilidad, hubiera hecho alarde de cualquiera de sus encantos habituales, obligándome a cambiarlos. No, lo peor de todo era el desconocimiento de lo que estaba sucediendo.

Ese desconocimiento, esa ansiedad de no entender lo que está pasando, de necesitar alguna respuesta no deja de acompañarme mientras continúo avanzando sobre mis dos piernas. Gruñendo de tanto en tanto por no poder avanzar más rápido al tener que sostener a la vampiresa, pero no por su peso o la frialdad de su cuerpo, sino porque a cuatro patas lo haría a mayor velocidad.

Los agudos ladridos del pequeño que rompen el silencio de la noche, me indican claramente que nos sigue como siempre, por lo que sé que no tengo que preocuparme por él y que, en el caso de que detectara algo, me avisaría al instante. Pero estaba claro que nadie nos seguía, nadie nos esperaba agazapado detrás de algún árbol o grieta del terreno. Los olores que llegaban a mi nariz eran los típicos que desprende el bosque en esta época del año, nada fuera de la común, nada que me indique un peligro, nada de nada.

Escucho mi nombre apenas susurrado llegar claro a mi oreja, aquella cercana al hombro sobre el que reposa la cabeza de la vampiresa. - Tranquila, Irina, pronto llegamos – le digo antes de dar un pequeño salto para esquivar unas gruesas raíces que entorpecen el camino, siento como si de sus labios surgiera alguna frase, algo que no acaba de pronunciar correcta, o quizás no sea más que un suspiro, provocado por el leve impacto de mis pies al golpear el suelo tras el salto, pero que por el tono apenas audible con el que ha pronunciado mi nombre no me deja la menor duda de que se encuentra realmente jodida.

Por más que le doy vueltas al asunto, sin dejar de avanzar por el bosque, no consigo entender lo que está pasando. Seguramente todo tiene una explicación lógica, o sencilla, pero ahora mismo no se me ocurre cual puede ser. Podía descartar cosas, puesto que los vampiros no padecen de ese tipo de enfermedades o lo que quiere que sea, está claro que no tiene nada que ver con su naturaleza. Como tampoco con la de mis congéneres, pues ninguno de nosotros sería capaz de infligir semejantes heridas a distancia. No había rastro alguno de azufre, o de cualquier rastro de demonio por la zona, por lo que todo se reduce a que sea obra o de magia, o de algún veneno.  - ”¡Maldito estúpido!, ¡Claro!, ¡Eso es!" – me increpo mentalmente, pues ahora recuerdo su comentario sobre que ya se había alimentado aquella noche. - ”Se ha alimentado de sangre envenenada o hechizada" – pienso, sintiendo que es la única posibilidad factible para lo que está sufriendo. Si de eso se trataba, de haber consumido sangre contaminada por alguna cosa necesitaría de la magia para poder curarla, porque seguramente no sería algo pasajero.

Ahora que ya creo saber lo que le pasa, centro todos mis sentidos en el camino que debo seguir, moviéndome ágilmente entre los árboles, arbustos, rocas y algún riachuelo que aparece en mi camino, consiguiendo finalmente llegar a la entrada de una gruta, la cual ella misma me había enseñado cuando me sacó de aquel motel la última vez que nos encontramos. Deteniéndome a escasos metros de la entrada, giro la cabeza a ambos lados, escudriñando los alrededores, buscando algún indicio visual, olfativo o audible que delate la presencia de cualquier ser en la zona. Tras unos segundos en los que confirmo que no hay nadie más a parte de nosotros tres y un ratón de campo, termino de recorrer la distancia que nos separa de la cueva, introduciéndome en ella con cuidado, el mismo con el que deposito el maltrecho cuerpo de la hija de la noche sobre la fría roca, permitiendo finalmente que el lobezno se acerque a ella y comience a lamer su cara con desespero.

- ¿De qué te alimentaste Irina?, ¿Quién te dio la sangre? – le digo tras arrodillarme junto a ella, sujetándole la cara con mis ardientes manos para que se centre en mi, a pesar de las protestas que recibo por parte del pequeño - Te han envenenado, la sangre estaba contaminada Irina, ¿lo entiendes? – le digo con tono apremiante, esperando a que me diga cual era la procedencia de la sangre para poder buscar la forma de terminar con su sufrimiento.


Wings Of Freedom (Einar Sørensen) Oshp9h
Einar Sørensen
Mensajes : 315

Reliquias : 1723

Temas : 6/10


Hoja de personaje
Inventario:
http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9644-einar-srensen-idhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9661-quien-es-quien-segun-einar-einar-sine-relasjonerhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9662-dette-er-mitt-liv-cronologia-einar-srensen#84238
Hijo/a de
la Luna

Einar Sørensen
está

Volver arriba Ir abajo

Wings Of Freedom (Einar Sørensen) Empty Re: Wings Of Freedom (Einar Sørensen)

Mensaje— por Irina Volkova el Sáb Oct 12, 2019 2:16 am

Wings Of Freedom
 
EINAR SØRENSEN  


Para Irina los mejores rivales eran de los que aprendías algo, o en cierto modo acababan dándote una lección. Además de los que estaba a la altura y eso lo hacía mucho más complicado, haciendo que en ciertas ocasiones tuvieras que esforzarte. De Einar había tenido claro lo segundo, ya que cuando su creador se fijó en él, acabó descubriendo algunos secretos, datos y demás información. Pero siempre había sabido que era un adversario muy duro, con el cual iba a tener que usar métodos poco ortodoxos y mucho juego sucio. El lobo en cierto modo seguía su corazonada que le hacía mantenerse digno y honorable, pero la pelirroja por el contrario era una manipuladora sin escrúpulos.

El cambio en su comportamiento hacia el lobo se había dado sin que la pelirroja fuera consciente realmente, pues jamás hubiera pensado que Einar le diría unas palabras como las que le dijo en el motel. En el fondo de su ser ella jamás podría perdonar a quién le hiciera las cosas que ella le había hecho a Einar. Por lo que, que lo hiciera de esa forma tan sincera, real e inesperada consiguió de una vez por todas derrumbar las murallas que siempre había tenido protegiéndola de todo y de todos, eso le incluía.

Mientras se dejaba llevar, comportándose como antes no se habría imaginado, porque pese a estar tan mal se habría resistido hasta quedar inconsciente seguramente, su mente va divagando sobre que tenía que hacer para que aquello parara. Estaba segura de que era un claro mensaje hacia la vampiresa, uno que le haría sentirse aún peor y no por que acabaran de apuñalarla y retorcerle las entrañas. Algo peor estaba preparado y esperándola.

Podía escuchar los gimoteos de Valhalla, quién los seguía con una agilidad que veía por primera vez, pues ahora que se daba cuenta, había crecido. Ya no era el cachorro descuidado de antes, quizá si seguía siendo descuidado, pero su anatomía lo mostraba más grande y con el pelaje de un color más oscuro e intenso. Además los seguía sin ningún problema, y el Valhalla de antes es posible que hubiera tropezado ya alguna vez en su carrera.

Abrió los ojos para ver donde le llevaba y entonces reconoció la cueva que había usado para esconderse cuando salieron del bar, antes de acabar en el motel. Poco a poco sus labios se curvaron en una sonrisa, pues ese sitio le había parecido curiosamente acogedor y ahora que no tenía su preciada cabaña, habría sido cuestión de tiempo que se le hubiera ocurrido ir allí. - Te acuerdas de la cueva, estabas muy mal cuando te traje aquí. - Aunque habló en voz baja, sabía que le oiría sin problemas.

Justo cuando sintió como la apoyaba en el suelo o eso le pareció ya que tampoco podía fijarse mucho, pero en ese momento quiso hacerse un ovillo y abrazarse las piernas hasta que el nudo en su estómago fuera desapareciendo. Desconocía como pararlo y cuanto duraría, lo único que sabía es que el dolor era más intenso e insoportable cuando intentaba comunicarse con Einar sobre lo ocurrido, cuando quería confesarse, buscando quitarse un peso de encima, que ella realmente desconocía que llevara, pero tenía la necesidad de contárselo aunque la volviera a odiar y quizás le pidiera que se marchara de su vida de forma definitiva.

Frunció el ceño al notar como Valhalla lamía su cara, era algo que nunca le había gustado y ahora aunque estuviera en ese estado, seguía sin gustarle, pero no se encontraba con fuerzas para apartar al cachorro, aunque más que eso tenía ganas de que se tumbara a su lado hasta que todo pasara.

El calor que sintió en su cara fue lo que la hizo centrarse en Einar, quién le decía algo de sangre envenenada. Apretó los labios sin saber bien que decir, pero sabiendo que podía ser una opción. Aunque no lograba recordar cuanto hacía o donde había sido. Le costaba demasiado mantenerse concentrada. Por eso en un acto reflejo volvió a subir su vestido hasta la cintura, para mirar si aún tenía la marca del cuchillo o había desaparecido. Aún notaba el escozor de las dos letras en su hombro y se moría de ganas por darle alguna pista, pero Einar no entendería nada y menos en el estado de preocupación que se encontraba.

- No lo recuerdo. - Le miró a los ojos y luego suspiró.

En teoría si la habían envenenado con la nueva sangre que Einar le había dado solo era cuestión de tiempo que su cuerpo se recuperara. Que fuera eliminando la que le estaba haciendo encontrarse tan mal. Volvió a pensar como decirle o hacerle entender algo pero en lugar de decir nada se puso de lado, encogiéndose un poco. Notaba el sudor frío en su frente y en la nuca. Qué gracioso le parecía que justo Einar la hubiera traído a ese lugar en sus quizás últimos momentos, si. Tenía su gracia.

La cueva, Valhalla, y Einar.

- Así es como acaba nuestra cita a la luz de mi cabaña ardiendo... - Hizo acopio de sus fuerzas para tomarle el pelo. - Pero, ¿Porque la has quemado? - Le preguntó pues en ese momento si que tenía curiosidad por saber porque había arremetido contra su cabaña y no directamente contra ella. Y si no tenía nada contra ella, ¿porque quemar la cabaña?

Pese a estar de lado, veía a Einar y a Valhalla perfectamente, casi con la misma expresión. Seguro que Einar en su forma lupina tendría una expresión muy parecido al lobo, que parecía fruncir el ceño en señal de disgusto, mientras un confuso y preocupado Einar la observaba con atención esperando que le dijera algo que encajara en su mente con lo que podía ser el motivo de que estuviera así.



Wings Of Freedom (Einar Sørensen) 2po88l3

Teme a quién no tiene que perder, jamás se rendirá:

Wings Of Freedom (Einar Sørensen) Tumblr_o3q97jIei31s52b4co7_r2_250
Wings Of Freedom (Einar Sørensen) Tumblr_lr85n2NYqI1qjauldo1_400
Wings Of Freedom (Einar Sørensen) 1AB
Wings Of Freedom (Einar Sørensen) Tumblr_ntnmx6ycuH1tvrvcio1_500

Full Moon:
Wings Of Freedom (Einar Sørensen) Giphy
Wings Of Freedom (Einar Sørensen) RcmeRnc

Irina Volkova
Mensajes : 240

Reliquias : 465

Temas : 10/ ?


Hoja de personaje
Inventario:
http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9646-irina-volkova-idhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9667-small-sweet-words-made-for-silence-irina-relationships
Hijo/a de
la Noche

Irina Volkova
está

Volver arriba Ir abajo

Wings Of Freedom (Einar Sørensen) Empty Re: Wings Of Freedom (Einar Sørensen)

Mensaje— por Einar Sørensen el Dom Oct 13, 2019 11:14 am

Wings of Freedom [Irina Volkova]

Estaba claro que la vampiresa estaba bien jodida. Pues nada más entrar en la cueva comienza a hablarme sobre la primera vez que me trajo a esta misma cueva. - ”Como si no me acordara de eso…" – pienso ligeramente molesto ante sus palabras, pues en vez de darme alguna pista, algún dato útil sobre lo que le está sucediendo comienza a divagar sobre recuerdos, algo que también es preocupante teniendo en cuenta que eso le suele pasar a los mundanos cuando están a las puertas de la inconsciencia. Está claro que si la he traído a este lugar es porque lo conozco perfectamente, sí, no deja de ser algo paradójico que la segunda vez que nos encontramos los dos en la misma cueva sea estando uno de los dos heridos, como exactamente la otra vez, aunque en esta ocasión los papeles se encuentren invertidos, por decirlo de alguna forma. La cuestión es que no puedo conducirla hasta mi objetivo real de aquella noche, no en este estado y menos aún ante la certeza de que alguien, o algo, nos puede estar vigilando - ”Y sería un completo insensato si la llevara directamente allí…" – me recuerdo mientras permito que Valhalla limpie la cara de su dueña, a pesar de la clara expresión de disgusto que aflora a su excesivamente marmóreo rostro.

Con un gruñido de profunda decepción acojo su escueta pero contundente respuesta a mis desesperadas preguntas. - ”¡¿Cómo que no lo recuerda?!, ¡será….!" – estallo malhumorado en mi mente, sabiendo que es totalmente ridículo que no sepa cuándo ni de quién o qué se ha alimentado. Y más cuando me dijo claramente que no iba a beber de las bolsas que le ofrecía porque ya se había alimentado antes.

Su anterior divagación, unida a esta absurda respuesta por su parte, no hace sino que preocuparme más todavía, pues sea lo que coño sea que le esté pasando, le ha afectado demasiado, y empiezo a tener serias dudas sobre la veracidad de cualquier cosa que pretenda decirme. De hecho, si me permito la posibilidad de perder tiempo pensando en ello, analizando todo lo que ha dicho desde nuestro último encuentro cada vez tengo más claro que no está bien, que no es la Irina Volkova, la zorra pelirroja, que conozco, si es que se puede llegar a conocerla de verdad claro. Es por eso que empiezo a sospechar que algo le está afectando al juicio y que su insistencia, rayando lo enfermizo, de que recuerde algo que no recuerdo no deje de ser fruto de lo que quiera que la haya llevado hasta el estado en el que se encuentra actualmente.

Lo curioso del caso es que realmente había aparecido una herida en su estómago, y otra en su hombro. Unas heridas que dejarían de estar adornando su delicada y tersa piel en cuanto volviera a la normalidad, puesto que los vampiros, al igual que los de mi especie, tenemos esa gran ventaja a la hora de recuperarnos de cualquier herida, a no ser, en nuestro caso, que tal herida se haya producido con la jodida plata, como ha sido mi caso, tanto con la cicatriz que adorna mi rostro, y que no deja de ser un permanente recordatorio de lo que es capaz de hacer la chupasangre, como esos números romanos que adornan mi hombro, causados por la mala suerte y la mera coincidencia en el accidente de moto que tuve justo la tarde antes de acabar con ella en esta misma cueva. - ”La vida es realmente irónica, la muy cabrona… aunque está visto que la no-vida también…" – me permito bromear unos instantes mentalmente sin que la preocupación por Volkova desaparezca de mi rostro.

Manteniendo el silencio unos minutos, permito que se ladeé ofreciéndome su espalda, una espalda que disfruté acariciando y apretando aquella noche en el motel, antes de que tuviéramos que salir por piernas del mismo y terminar en esta jodida cueva. Escuchando su intento de parecer irónica con el hecho de haber reducido a cenizas lo que hasta hace escasas horas era su hogar, su refugio, su lugar más sagrado y del que ya no debía quedar más que unas cuantas ascuas ardientes. - Æsj… menuda pregunta más estúpida, Volkova. Pues para hacer una buena barbacoa, ya sabes que a los chuchos nos encanta hacerlo todo a lo grande, además que necesitaba una pequeña reforma… Entre tu y yo, apestaba demasiado a muerto… – le suelto, en un tono burlón, intentando seguir la supuesta conversación irónica que ella ha iniciado, en lo que seguramente no deja de ser un intento por su parte de demostrarme que todo va bien, aunque en el fondo es todo lo contrario.

En cuanto termino de soltarle eso me doy cuenta de un pequeño detalle, de algo que quizás no deje de ser una coincidencia o un hecho aislado, pero parece como si al ser irónica, su voz pareciera menos afectada, como si el dolor remitiera ligeramente, algo extraño a la par que curioso. La cuestión es que tengo que tomar una decisión, pues sé que la mejor manera de que se recupere es alimentándola con sangre mundana. Así que debo elegir entre ir a buscársela dejándola sola en la cueva o quedarme junto a ella y esperar a ver cuánto tarda en desaparecer el veneno, acompañándola mientras la veo sufrir atormentada, algo que mi lobo está entusiasmado en ver y que sé que disfrutaría de cada segundo de su agonía.



Wings Of Freedom (Einar Sørensen) Oshp9h
Einar Sørensen
Mensajes : 315

Reliquias : 1723

Temas : 6/10


Hoja de personaje
Inventario:
http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9644-einar-srensen-idhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9661-quien-es-quien-segun-einar-einar-sine-relasjonerhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9662-dette-er-mitt-liv-cronologia-einar-srensen#84238
Hijo/a de
la Luna

Einar Sørensen
está

Volver arriba Ir abajo

Wings Of Freedom (Einar Sørensen) Empty Re: Wings Of Freedom (Einar Sørensen)

Mensaje— por Irina Volkova el Vie Oct 18, 2019 11:35 pm

Wings Of Freedom
 
EINAR SØRENSEN  


Al encontrarse de nuevo en la cueva tuvo la sensación de que el tiempo no había pasado, le parecía curioso como cambiaban las personas y las circunstancias mientras aquel sitio seguía pareciendole acogedor como la primera vez que llevó a Einar para esconderse y que nadie los encontrara. Hasta le pareció el sitio perfecto si es que se acababa muriendo, que a ese paso no sería una idea demasiado loca. Pues en un intento de desesperación volvió a mirarse el vientre esperando no ver la herida en su piel que le indicaba que seguía bajo lo que fuera que le había hecho Selina.

Pero un quejido lastimero surgió de sus labios cuando no solo la vio sino que al pasar los dedos, volvió a escozerle y a dolerle. Las marcas en su hombro apenas dolían, pero notaba también un ligero picor que le indicaban que estaban ahí. Y entonces se vio envuelta en un cúmulo de sentimientos y cosas que decir, pero sin saber por donde empezar ni como decirlo.

- No ha sido la sangre Einar. - Volvió a ponerse mirando hacia arriba.- No es eso... - Cerró los ojos, sin intentar esta vez decirle realmente lo que era, porque estaba a nada de convertirse en un cadáver más e incluso podría aprovechar y usar los restos de su cabaña para dejarla allí. Al fin y al cabo, ese era su hogar y ya no está.

- Mi sofá olía a chucho mojado, por lo que... Si, necesitaba una reforma... Aunque con quemar el sofá me habría bastado... A Valhalla le encantaba ir allí... - Suspiró.

En ese momento se sorprendió recordando a la hija de Einar, pues tiempo atrás se había dado cuenta que para lo pequeña que era, sabía observar mucho más y mejor que los adultos. Pues con la pelirroja acertó de pleno con cada cosa que le decía cuando se veían a escondidas. Además de que nunca tuvo miedo de la vampiresa, como si supiera que Irina no la haría su objetivo, ni siquiera para usarla contra el lobo, el cual si lo era. - Me caló desde el primer momento... Siempre quiso venderme a su padre como mi salvador, porque era bueno y fuerte y podía ayudarme. - Le miró sonriendo ladina, pues por primera vez no buscaba hacerle daño con sus palabras.

- Pese a lo pequeña que era me daba la sensación de que veía más allá de la superficie. Pues nunca me tuvo miedo, me intentaba convencer para que hablara con su papi y siempre me esperaba en la ventana. A lo lejos podía verla, noche tras noche, buscándome en la oscuridad. - Entonces una pregunta le rondó la mente pero no la pronunció, no porque haría daño al lobo, a ella se lo estaba haciendo. Pero, no podía evitar preguntarse que pensaría cuando su adorado padre perdió el control y quién consideraba su protectora esa noche no apareció. ¿Habría pensado en ella? La habría llamado para que la ayudara. Nunca antes se había parado a pensarlo, ya que prefería grabarse a fuego que había pasado y ya. No había marcha atrás y ella había estado impedida, de lo contrario, aquella noche todo habría sido muy distinto.

- No es la maldita sangre, esto es algo más peligroso y te voy a dar un consejo. - Hizo una pausa e intentó incorporarse llevándose la diestra al vientre, intentando así aliviar un poco el dolor. - Vete con tu família, con tu manada, o lo que sea que te quiera y aprecie. No me debes nada Einar. - Miró a Valhalla y apretó los labios para luego volver a hablar. - Salvarle de morir congelado ha sido lo mejor que hice desde que escapé del castillo. - Tu hermana y sobrino te necesitan. - Asintió y le miró esperando que entendiera porque le decía eso.

Aunque bien sabía que el lobo era tan cabezota o más que ella. Lo más honesto que podía hacer por él era liberarlo de toda esa situación. Y si para ello tendría que usar las pocas fuerzas para conseguirlo, lo haría. Soltó un quejido cuando consiguió sentarse y apoyó los pies en el suelo. - Iros. Ahora. - Cerró unos segundos los ojos mientras notaba ese sudor frío recorrerle la espalda y la nuca. - ¡¡¡Márchate!!! No puedes ayudarme. Quiero que te vayas con tu familia. Olvida todo lo que pasó y sigue con tu vida Einar. Y cuida de Valhalla. - Volvió a apretar los labios mientras se apoyaba en la piedra buscando así un punto de apoyo.



Wings Of Freedom (Einar Sørensen) 2po88l3

Teme a quién no tiene que perder, jamás se rendirá:

Wings Of Freedom (Einar Sørensen) Tumblr_o3q97jIei31s52b4co7_r2_250
Wings Of Freedom (Einar Sørensen) Tumblr_lr85n2NYqI1qjauldo1_400
Wings Of Freedom (Einar Sørensen) 1AB
Wings Of Freedom (Einar Sørensen) Tumblr_ntnmx6ycuH1tvrvcio1_500

Full Moon:
Wings Of Freedom (Einar Sørensen) Giphy
Wings Of Freedom (Einar Sørensen) RcmeRnc

Irina Volkova
Mensajes : 240

Reliquias : 465

Temas : 10/ ?


Hoja de personaje
Inventario:
http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9646-irina-volkova-idhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9667-small-sweet-words-made-for-silence-irina-relationships
Hijo/a de
la Noche

Irina Volkova
está

Volver arriba Ir abajo

Wings Of Freedom (Einar Sørensen) Empty Re: Wings Of Freedom (Einar Sørensen)

Mensaje— por Einar Sørensen el Mar Oct 22, 2019 9:38 pm

Wings of Freedom [Irina Volkova]

La decisión entre quedarme y marcharme es bastante complicada para tomarla a la ligera. Por un lado, mi lobo me dice que me quede allí para deleitarse con su sufrimiento, un sufrimiento que poco tiene que ver con el que me obligó a soportar a mi con todas sus jugarretas y golpes bajos. Pero hasta el lobo también duda en la otra opción, la de dejarla ahí sola para que sufra, aunque claro, él no regresaría con sangre. - ”O puede que regresara… como en la película esa… como cojones se llamaba… ¡Ah sí!, El paciente inglés… cuando regresa a la cueva y ya está muerto… ¿o era muerta?... mierda Einar que poco prestaste atención a la jodida película…" – me sorprendo a mi mismo haciendo bromas, recordando vagamente la imagen de aquella avioneta en el desierto, regresando con uno de los dos protagonistas en busca del otro, al que había abandonado para ir en busca de ayuda, encontrándoselo muerto cuando por fin regresa a la cueva - ”¿Será una señal?" – me pregunto, puesto que tampoco encuentro el motivo por el que me haya venido a la cabeza ése fragmento de película, y menos cuando estaba más pendiente de los pechos de mi, por aquel entonces novia, que de la película en si.

Las palabras de la sanguijuela hacen que vuelva a centrar mi atención en ella, dejando de lado aquella extraña idea que se había comenzado a gestar en mi cabeza. Soltando un gruñido suave, respondo a sus palabras, mientras espero a que por fin se digne a darme una explicación. La verdad es que no entiendo mucho lo que está pasando, porque según ella ya se ha alimentado, pero no recuerda de qué, algo inaudito en un ser que se alimenta de sangre y más que, en el caso de haberlo hecho de sangre mundana, las consecuencias de alimentarse de semejante manera son nefastas.

Por desgracia, igual que todas las veces que le he preguntado con anterioridad, ella no es capaz de responderme, sino que incluso intenta parecer irónica, sacando de repente ese comentario sobre el olor de su sofá y que el cachorro disfrutaba allí. Algo que consigue que vuelva a gruñir, esta vez más enfadado, pues me siento bastante incapaz de hallar la solución a lo que está pasando y ella no ayuda en nada con sus cambios de tema y su negación a responder a mis preguntas.

- ”Y volvemos al ataque…" – pienso entre desesperado y cansado de sus desvaríos, porque no acaba de hablar del lobezno que empieza a decir que el cachorro le había ”calado desde el primer momento”. Aunque lo que añade no tiene nada de sentido, pues dudo mucho que el lobezno pudiera comunicarse con ella de esa forma, a parte que es absurdo pensar que su padre podría ser el salvador de ella. - ”Bueno, está claro… ya está delirando, así que o te das prisa en tomar una decisión o finalmente el tiempo lo hará por ti" – sentencio finalmente, levantándome con ayuda de mis manos dispuesto a hacer lo que creo que debo hacer mientras veo su sonrisa, esa sonrisa tan suya que antes me sacaba tanto de quicio, pero que ahora encuentro realmente atrayente.

Sus siguientes palabras consiguen que arquee una ceja y me la mire como si realmente estuviera al lado de una persona que ha perdido completamente el juicio. Pues parece que su mente le está haciendo mezclar comentarios de Valhalla con la de alguien que conoció tiempo atrás y con la que solía hablar por lo visto muy a menudo. Pero pronto vuelve al tema de la sangre, cambiando de nuevo de tema sin aviso, divagando de una cosa a otra como suelen hacer las personas enfermas, aquellas que son presa del delirio, o de los efectos alucinógenos de alguna sustancia - ”Exacto Einar, ahí lo tienes, la han envenenado, y con un veneno realmente potente… así que ya sabes lo que tienes que hacer" – me digo a mi mismo, sabiendo que ha llegado el momento de actuar, de pasar a la acción y hacer lo que creo que es más correcto.

Gruñendo nuevamente, pero ahora con un gruñido más de cansancio que de otra cosa, vuelvo a arrodillarme a su lado, permitiéndole que continúe hablando, que continúe desvariando e incluso echándonos de malas maneras, como haría cualquier persona en sus últimos momentos, cuando sabe que la vida se le está escapando de entre las manos y no quiere que nadie la vea en un aspecto deplorable. Dejando que se apoye sobre la piedra, buscando una posición más cómoda, me mantengo a su lado, serio, aunque sin poder evitar que mis labios se curven de forma casi imperceptible en una sonrisa burlona y un brillo divertido aparezca en mis ojos - Shhh… ya… ya… ya está, ya está… tranquila… deja que Einar te ayude… ¿verdad que vamos a ayudarla Val? – le comento a ella con voz calmada, dirigiendo mi mirada al cachorro que no se ha separado ni un instante de su dueña - Ja.. vi kommer til å hjelpe henne… – le digo en el mismo tono al cachorro, guiñándole un ojo cómplice antes de volver a posar mi mirada en ella.

Es justamente entonces cuando, sin previo aviso, cierro mi mano derecha formando un puño, que no dudo ni un segundo en estrellar con todas mis fuerzas contra su cabeza, por encima de la nariz para no partírsela, pero descargando toda mi fuerza en ese golpe seco y directo contra la parte frontal de su cráneo. - Sólo para asegurarme… – vuelvo a decir en voz alta antes de descargar otro puñetazo de igual intensidad en el mismo sitio, asegurándome de dejarla inconsciente ante el ladrido de sorpresa que brota del lobezno - For faen! Ikker se på meg på den måten… de ter det beste for henne – añado, diciéndole en mi idioma materno al pequeño que no me mire con esa cara, que es lo mejor para ella.

Sintiendo la mirada de reproche del cachorro clavada en mi nuca, me agacho pasando mis brazos bajo el cuerpo inconsciente de la rusa, elevándola al tiempo que me incorporo para llevármela de nuevo a otro lugar, de hecho al lugar al que tenía pensado llevármela tras haber compartido aquel intento de barbacoa nocturna que estaba terminando francamente mal.

En silencio, seguido muy de cerca por el cachorro, ahora que sé perfectamente que no hay nadie que nos siga, vuelvo a adentrándome en el bosque, alejándome de la cueva y de los restos carbonizados de su cabaña. Dirigiéndome al noreste, alejándome más de la Gran Manzana para adentrarme en el interior de Long Island, dejando atrás el bullicio de las zonas periféricas e introduciéndome cada más en el profundo bosque hasta llegar a el que se iba a convertir en el nuevo hogar para la vampiresa.

Durante un instante, cuando me detengo con ella ante la puerta no puedo evitar pensar en que, ahora mismo, somos la viva imagen de una pareja de recién casados entrando de forma tradicional al que va a ser su hogar, por lo que no puedo evitar soltar un gruñido divertido, antes de abrir la puerta y adentrarme en aquella cabaña que había encontrado semanas atrás, la cual había estado reparando y preparando para la llegada de su nueva inquilina. Con cuidado, subo la empinada escalera que lleva a la parte de arriba, aquella pequeña buhardilla resguardada de la luz del sol, tumbándola sobre la mullida cama que he traído especialmente para ella, dejándola con ternura sobre ella, cubriéndola con las sábanas y dejando su cabeza apoyada de lado, hacia la mesita de noche, sobre la que descansa un pequeño marco que adorna una de las fotos que saqué de su escondite secreto, puesto que no me atreví a quemar su pequeño cofre, en el que guardaba lo que, sin lugar a dudas eran sus únicos y más preciados tesoros.

En cuanto estoy seguro de que está descansando cómodamente, bajo las escaleras dirigiéndome a la pequeña nevera de la que saco un par de bolsas de sangre humana, gentileza de uno de los hospitales de Nueva York y que no tardo en llevar junto a ella, abriéndole la boca y vertiendo su contenido en su interior, sabiendo que no se va a atragantar y que ésa sangre, limpia de cualquier tóxico, le ayudará a recuperarse. Tras desechar la bolsa en la papelera, no dudo ni un instante en sentarme junto a la cabecera de la cama, encendiendo una vela, dispuesto a velar por su sueño hasta que se mejore, mientras permito que el cachorro se acueste junto a sus piernas.  


Wings Of Freedom (Einar Sørensen) Oshp9h
Einar Sørensen
Mensajes : 315

Reliquias : 1723

Temas : 6/10


Hoja de personaje
Inventario:
http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9644-einar-srensen-idhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9661-quien-es-quien-segun-einar-einar-sine-relasjonerhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9662-dette-er-mitt-liv-cronologia-einar-srensen#84238
Hijo/a de
la Luna

Einar Sørensen
está

Volver arriba Ir abajo

Wings Of Freedom (Einar Sørensen) Empty Re: Wings Of Freedom (Einar Sørensen)

Mensaje— por Irina Volkova el Miér Oct 30, 2019 1:03 am

Wings Of Freedom
 
EINAR SØRENSEN  


De haber tenido algo más de fuerzas, ella misma les había empujado hasta la salida, para que se marcharan. Pero obviamente Einar se quedó ahí parado mirándola como si hubiera perdido el juicio. Una reacción que no le sorprendía por parte del lobo. Pero que la pelirroja no entendía, puesto que en el motel le había contado algo sobre su creador y él le había dicho que la ayudaría, aunque ella se había negado rotundamente. Para Irina estaba clarísimo que estaba diciéndole que era libre, que esa batalla no tendría porque lucharla. Que la lucha por su vida a la que ella le había obligado daba a su fin. Que era libre, de ella. - ¡¡¡Porque no me haces caso Einar!!! - Le gritó desesperada, mirándole a los ojos para que no la siguiera viendo como una jodida loca.

Escuchó al lobo intentando consolarla, haciendo que se tensara incómoda, pues aunque su voz sonaba suave y tranquila, sus ojos le mostraban lo contrario y esa sonrisa que percibió porque le conocía mejor de lo que él esperaba, le conocía mejor incluso de lo que ella podía imaginar; esa sonrisa le delató. Por eso al recibir el primer puñetazo intentó hablar pero inmediatamente pensó que había llegado la hora, donde Einar se cobraría su venganza por lo que le había hecho. Por casi matarlo y por meter luego la mano en sus entrañas para salvarlo, sabiendo que aquello le provocaría un dolor y agonía inimaginables, pero desesperada por salvarle y extrañamente deseando que viviera para poder seguir teniéndole a su lado, aunque la odiara, era mejor eso que no tenerle.

Un quejido de dolor brotó de sus labios tras el segundo golpe que pudo con ella, estando tan débil y agotada, casi agradeció que por fin reaccionara, pues que se preocupara por ella y su estado de ánimo era algo que estaba sorprendiendo, pero esa sonrisa cargada de picardía y los siguientes golpes en su cabeza al fin le dieron la señal de que su venganza estaba en camino, algo que realmente le provocaba un gran miedo.

Pese a que estaba acostumbrada a la frialdad de su cuerpo y de su ser, al caer de nuevo sobre la roca, un frío desolador la recorrió mientras lo último que veía era el rostro de Einar, antes de irremediablemente arrojarse a la oscuridad para dejar de sentir, era lo único que quería en ese momento, dejar de sentirse culpable, un desconcertante estado de desesperación y arrepentimiento la invadía, haciendo que los sentimientos "humanos" se le hicieran realmente insoportables y un coñazo.

Sabía que estaba inconsciente y seguramente estaría soñando, pero se sentía como en una nube, completamente agotada. Como quién toca fondo y se queda sin fuerzas para levantarse. Al menos ella notaba que no podía ni moverse. Las lágrimas recorrían su rostro y ni siquiera podía secarlas con su mano, las dejó recorrer su blanquecina piel, notando ese cosquilleo que le provocaban.

Tristeza, arrepentimiento, dolor, rabia, desesperación, miedo. Eran solo unos cuantos sentimientos que sentía desde hacía unas semanas, unos sentimientos que había encerrado y que sinceramente, hubiera deseado no recuperar nunca. Sin duda, tenía claro que soportaba mucho mejor el dolor físico, incluso la tortura psicológica, pero ahora que estaba en un estado constante de confusión, sabía que era débil. No tenía la misma fortaleza y eso la hacía sentir insegura y por lo tanto, desprotegida. Pues siempre había pensado que nadie mejor que ella misma iba a ayudarla a terminar con su creador. Hasta el día que Einar le prometió que iba a ayudarla, sin tener ninguna obligación y después de que ella se burlara de él, lo cabreara e incluso torturara un poquito. Agradeciendo el gesto que la pelirroja había tenido querido ayudarle a cerrar esa etapa de su vida con su mujer e hija que le hacían sentirse tan infeliz y desgraciado. Un gesto que había hecho sin dudar, contactando con una bruja que realizaba el hechizo necesario a la perfección, consiguiendo lo necesario para el ritual y asegurándose de que Einar tuviera la oportunidad de despedirse, del que seguramente habría sido el amor de su vida y madre de su única hija.

Tuvo que pestañear varias veces antes de poder abrir los ojos del todo. Fijó la vista en el techo de madera y tardó unos segundos en recomponerse mentalmente y recordar lo último que había sucedido y donde estaba. ¿Su cabaña? Recordaba que Einar la había quemado. Pero el techo se le hacía jodidamente familiar. Aunque le dio miedo moverse porque sabía que ese dolor insoportable, que también recordaba a la perfección, volviera a invadirla, temiendo que esta vez fuera ella quién le suplicara al lobo que acabara con su vida.

Pronto un lametón en su mano hace que mueva los dedos reconociendo ese suave pelaje, agudizando el oído para escuchar los latidos del corazón de Valhalla, percibiendo dos corazones latir en esa habitación y el otro no era el suyo precisamente. ¿Y si ahora iba a torturarla como ella había hecho con él? Quizá podía salir por la ventana y escapar. Estaba más paranoica que nunca. Justo entonces reparó en la foto que había en la mesita de noche y su mente disipó todas aquellas preguntas y conjeturas. Cogió el marco con cuidado mientras se incorporaba y pasaba dos dedos por la foto, añorando por primera vez esos tiempos. Cuando era humana y la humanidad y felicidad recorrían su cuerpo. - Es mi favorita. - Dijo en voz alta al notar que Einar estaba sentado a su lado, mirándola. Incapaz de mirarle y mucho menos mantenerle la mirada.

En la sonriente una sonriente niña de unos once años posaba en el jardín del castillo del que consideraba su padre. Junto a una de sus flores favoritas, meses antes le había pedido a Drakkar que por favor plantaran jazmín, pues el olor y color siempre le habían gustado y la idea de poder verlas y tocarlas todos los días se le hacía tentadora. Su creador accedió a su petición y la joven de cabellos rojizos posaba feliz rodeaba de la naturaleza que tenía dentro del castillo. En su sitio favorito, el jardín, con un vestido blando que resaltaba el tono verdoso de sus ojos.

- Mi creador me la hizo cuando tenía once años... - Comentó sin dejar de mirar la foto y luego dio un largo suspiro mientras cerraba los ojos unos segundos y la dejaba en su sitio.

¿Había conservado esa foto? Se levantó de la cama, comprobando que se sentía mucho mejor, podía decirse que estaba recuperada y sin poder evitarlo, como acto reflejo subió su vestido para mirar su vientre, comprobando de nuevo que la herida que había en su piel había desaparecido, al igual que las iniciales de Einar en su hombro. En ese momento y sin entender nada, se armó de valor y clavó sus ojos esmeralda en los azulados del lobo. Los cuales en ese momento se le antojaban jodidamente bonitos, junto al aspecto de "tío duro" y que tanto le encantaba, que le otorgaba la cicatriz en su rostro. - Einar, ¿Qué es esto? ¿Que hacemos aquí? Esta no es mi cabaña. - Le preguntó confusa y tanteando la actitud del lobo hacia ella.

Miró a su alrededor reparando en la cama sobre la que había descansado y tenía una colcha de color lavanda... Y en el par de mantas que había debajo. Valhalla la seguía por la habitación contento por verla caminar de nuevo.

Estaba confusa.

Pasó la mano por la cómoda que había enfrente y después se acercó a la ventana abriéndola y asomándose, respirando aire puro, uno que no necesitaba realmente, pero que le venia bien en ese momento. Viendo que se encontraba en la parte de arriba de una cabaña. Frunciendo el ceño durante unos segundos, pero espectante a las palabras de Einar. Y sin encontrar ellas las que expresaran la sorpresa y confusión que la invadían en ese momento, pues el lobo la había llevado allí, la había acostado en la cama, había conservado una de sus fotos que había tratado con sumo cuidado y se había quedado a su lado. Después de todas las putadas que ella le había hecho. Sin duda, Einar le estaba dando la mayor lección que había recibido en su vida...

Miró de nuevo al lobo mientras se giraba y se sentaba en el marco de la ventana, la cual era lo suficientemente grande como para que no se diera en la cabeza, al acomodarse allí. El tenue olor a hierro llegó a sus fosas nasales y supuso que le habría dado sangre mientras ella estaba inconsciente, recordando como le había pegado y la había llevado allí. Su naturaleza desconfiada luchaba por salir e Irina deseaba que hubiera otra explicación, se moría de ganas porque hablara y comprobar que había otra explicación.


Wings Of Freedom (Einar Sørensen) 2po88l3

Teme a quién no tiene que perder, jamás se rendirá:

Wings Of Freedom (Einar Sørensen) Tumblr_o3q97jIei31s52b4co7_r2_250
Wings Of Freedom (Einar Sørensen) Tumblr_lr85n2NYqI1qjauldo1_400
Wings Of Freedom (Einar Sørensen) 1AB
Wings Of Freedom (Einar Sørensen) Tumblr_ntnmx6ycuH1tvrvcio1_500

Full Moon:
Wings Of Freedom (Einar Sørensen) Giphy
Wings Of Freedom (Einar Sørensen) RcmeRnc

Irina Volkova
Mensajes : 240

Reliquias : 465

Temas : 10/ ?


Hoja de personaje
Inventario:
http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9646-irina-volkova-idhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9667-small-sweet-words-made-for-silence-irina-relationships
Hijo/a de
la Noche

Irina Volkova
está

Volver arriba Ir abajo

Wings Of Freedom (Einar Sørensen) Empty Re: Wings Of Freedom (Einar Sørensen)

Mensaje— por Einar Sørensen el Dom Nov 03, 2019 11:42 am

Wings of Freedom [Irina Volkova]

Sé que tardará bastante en despertar por la pérdida de sangre, el dolor y mis golpes. Al menos hasta que vuelva a anochecer, cosa que me deja bastante tiempo para terminar de arreglar un par de cosas antes de que recobre la consciencia. Así que no dudo en dejarla en la cama unas horas con cachorro al cargo de su cuidado mientras yo aprovecho para terminar de arreglar ciertas cosas en la planta de abajo y, de paso, echar una cabezadita en forma lobuna en la puerta de entrada. Habría preferido volver a la ciudad y traer más sangre para ella, pero me tengo que conformar con la que guardo aquí y en hacer un par de llamadas para tranquilizar a mi hermana y dar un par de explicaciones al Praetor. También intento localizar a Winter, sobretodo para que me aclare un poco qué puede haber causado la aparición de dichas heridas y la forma más correcta de tratarla, pero por desgracia me es imposible contactar con ella.

A media tarde subo las escaleras de la que espero que se convierta en el nuevo hogar de Irina. Había encontrado esta cabaña por casualidad, en uno de mis salidas por el bosque. De esas salidas que suelo realizar cuando no puedo soportar más el agobiante ambiente de la ciudad y la necesidad de estar alejado de cualquier mundano, de sus edificios, de sus ruidos y sus vehículos me impulsan a adentrarme en el bosque y a mantenerme bien alejado de cualquier cosa que tenga que ver con ellos.

La cabaña era más grande que la que tenía anteriormente, de hecho esta consta de dos plantas, aunque la segunda no es más que una buhardilla la cual he adaptado para que sea una buena habitación, con una única ventana bien cerrada para evitar que la luz pueda llegar a dañar a su inquilina durante el día. La planta de abajo es tan sencilla como la de la otra cabaña, con poco más que una cocina, una habitación y un baño, algo inútil si tenemos en cuenta que ella no necesita ir al baño o cocinar, pero que le da ese encanto rural, sobretodo por el fuego a tierra de unos de los rincones.

En cuanto termino de subir la escalera de madera que sirve de acceso para la habitación, veo como el cachorro me observa en estado de alerta, cosa que hace que una sonrisa aparezca en mi rostro, puesto que me demuestra que realmente está dispuesto a cuidar de la sanguijuela y que puedo confiar en él a pesar de su corta edad y tamaño.

Acercándome lentamente, sin hacer ruido para no despertarla puesto que el sol aún no ha terminado de ocultarse, me fijo en lo relajada que se le ve, en la expresión plácida que muestra su rostro y en lo bien que le queda ése rostro enmarcado por la larga cabellera pelirroja. Y así, sentado en una silla apoyada en la pared a un lado de la cama, me quedo esperando a que pasen las horas mirando su rostro, el cual he de reconocer que es muy atractivo, de una belleza diferente a la de Scarlett pero atrayente, demasiado atrayente y que, aunque me pese reconocer, me gusta. Tanto es así que debo vencer la tentación de tumbarme junto a ella y hundir mis dedos en su cabellera, disfrutando del frío helador de su piel y del sedoso tacto de sus cabellos entre mis manos.

Poco después de que el sol se haya ocultado definitivamente y la oscuridad nocturna se haya hecho la ama y señora del bosque, el suave lamer del lobezno consigue provocar que se inicie un leve pero claro movimiento en la cama, el cual, junto a la apertura lenta e intermitente de sus ojos, confirma que ya se ha despertado.

Sabía que debajo de las viejas tablas de madera de su antigua cabaña la rusa guardaba aquello que realmente le importaba en la vida, pues todos tenemos recuerdos que nos negamos a desechar, como las monedas que porto colgadas de la cadena de mi cuello y el anillo de boda de mi mujer, aquel mismo que la chupasangres me robó para poder realizar el ritual de invocación de Anna y permitirme iniciar mi reconciliación con mi tormentoso pasado. Es por eso que me había encargado de colocar cada una de aquellas cosas en diferentes puntos de su nueva cabaña, esperando de esta forma que la acepte y que entienda los motivos que me llevaron a quemar su anterior hogar. Y también ése es el motivo que hace que no me sorprendan sus palabras, aquellas con las que indican que la vieja foto es su favorita, pues es un bello retrato de una época más feliz para ella, seguramente de la época en la que su yo real, el auténtico todavía habitaba en esa carcasa que se niega a aceptar la muerte antes de que fuera eliminada por el monstruo de su creador.

Verla levantarse por su propia iniciativa es un claro ejemplo de que, sea lo que sea que le estaba pasando, ha quedado atrás, por lo que mi rostro se relaja al saber que el peligro parece haber remitido. Algo que ella parece también querer comprobar pues no duda ni un segundo es alegrarme la vista al dejar al descubierto partes de su cuerpo en busca de aquellas misteriosas heridas que surgieron espontáneamente en su cuerpo, como si estuvieran provocadas por arte de magia. Cosa de la que ya estoy totalmente seguro que es cierta y que la magia ha tenido mucho que ver en su aparición.

Finalmente sus ojos se fijan en los míos y las obvias preguntas brotan de sus labios. - Bien, bien… no hay daños cerebrales considerables… la próxima vez golpearé más fuerte – le respondo burlón en un primer momento permitiendo que una sonrisa franca se dibuje en mis labios - Es cierto, no es tú cabaña, pero puede serlo si tu quieres – añado seguidamente más tranquilo, sin el menor rastro de sorna o burla en mis palabras o rostro, quedándome callado unos minutos antes de seguir, permitiéndole que se levante tranquilamente y se acerque a la ventana, la cual no duda ni un instante en abrir dejando que una fresca brisa inunde la estancia. - Irina, ya es hora que te devuelva el favor que mi hiciste – vuelvo a hablarle manteniendo un tono amable mientras la observo sentarse en el alfeizar de la ventana, permitiendo que la luz de la luna ilumine su rostro mientras la brisa juega caprichosamente con sus cabellos - Tú me has ayudado a empezar a cerrar el pasado, a centrarme en el presente y poder pensar en un futuro diferente. Y yo quiero que hagas lo mismo, quiero que también empieces a cerrar tu pasado, y para ello tenía que obligarte a dar un paso que te negarías a hacer. Y la única forma que se me ocurría era quemando tu casa y ofreciéndote un hogar nuevo en el que volver a empezar – le explico con franqueza, comprobando la suspicacia que brilla en su verdosa mirada, sabiendo que me va a costar convencerla de que no quiero hacerle daño, pero con la certeza de que ella me conoce lo suficiente como para saber que si quisiera hacérselo no habría despertado. Por eso permanezco sentado en la silla, con las manos juntas y mis codos apoyados despreocupadamente sobre mis muslos, ligeramente inclinado hacia delante en la silla, tranquilo, sin mostrar el más mínimo indicio de agresividad hacia ella, por mucho que mi lobo esté deseando saltarle a la yugular.


Wings Of Freedom (Einar Sørensen) Oshp9h
Einar Sørensen
Mensajes : 315

Reliquias : 1723

Temas : 6/10


Hoja de personaje
Inventario:
http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9644-einar-srensen-idhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9661-quien-es-quien-segun-einar-einar-sine-relasjonerhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9662-dette-er-mitt-liv-cronologia-einar-srensen#84238
Hijo/a de
la Luna

Einar Sørensen
está

Volver arriba Ir abajo

Wings Of Freedom (Einar Sørensen) Empty Re: Wings Of Freedom (Einar Sørensen)

Mensaje— por Irina Volkova el Miér Nov 06, 2019 11:46 pm

Wings Of Freedom
 
EINAR SØRENSEN  


¿No había daños cerebrales? Alzó una ceja al oírle y después dibujó una sonrisa mientras bajaba la cabeza para que no le viera. Pero tras sentarse dirigió una sonrisa traviesa y le respondió. - Necesitas algo más que un par de golpes para lograr eso. - Su voz sonó burlona, pues no iba a reconocerle que solo había necesitado dos puñetazos para dejarla ko. Claro que, había sabido donde darle, y estaba ya bastante mal herida.

El gesto por su parte de ponerle la foto tan cerca había sido agridulce para ella, pues era un gesto demasiado bonito por su parte y era un recuerdo que no quería perder, pero por otro lado, era doloroso, ver algo que le recordaba cuando aún era humana y pensaba que podía escapar de su trágico destino. Cuando aún era una niña inocente y vulnerable, a la que más tarde moldearían a gusto y antojo.

Lo raro de todo era que la había alimentado y cuidado, porque si la quería muerta era tan fácil como rematarla al dejarla inconsciente. Pero había despertado y para su sorpresa lo había hecho en unas condiciones que para nada esperaba. En unas que en todos sus años de vida inmortal, nadie se había tomado tantas molestias. Y tampoco había tenido oportunidades de que nadie hiciera algo así, puesto que no se había atado a nadie.

- ¿Mía? Me gustaba mi otra cabaña. Era el sitio donde me ocultaba cuando quería estar sola. El primero donde me escondí sintiéndome segura al escaparme de mi creador y tú... lo has destruido... - Le miró, notando como su pelo caía por su espalda. - Lo has quemado todo reduciéndolo a cenizas. - Le dijo sin entender muy bien lo que había hecho. - No me ataba a mi pasado, me recordaba que había escapado y había conseguido por primera vez, encontrar un sitio donde sentirme en casa. - Le explicó.

Soltó un largo suspiro, pues sabía que estaba siendo injusta y solo viendo esa habitación se notaba que el lobo se había tomado muchas molestias para que se sintiera agusto y le gustara. Y lo cierto es que aunque solo había visto ese cuarto, le encantaba. No podía decirse que tuviera muchas cosas, pero Irina siempre había vivido con justo y necesario, pese a que su creador había tenido de todo. Le había hecho a aprender a ganarse cada maldita cosa que quería desde que se había convertido en vampiresa. Obviamente dificultándole bastante la ardua tarea.

- Es un gesto precioso. - Le reconoció finalmente cerrando unos segundos los ojos. - Entiendo el porque lo has hecho, peor yo no lo hice para que te sintieras en deuda. - Hizo una pausa- Si, me habría negado y de no haber sido porque también llegué tarde seguramente te habría dado una paliza por querer quemar mi cabaña. -

Había vuelto a llegar tarde...

Tal y como la noche donde Einar perdió el control y su lado animal tomó el mando decidiendo acabar con las dos personas que conformaban su família. Y la pelirroja le había confesado que su creador se había tomado las molestias de hacer poco a poco que Einar perdiera el control, haciendo que incluso deseara atacarlas. Porque Drakkar corrompe todo ser que se cruza en su camino y solo una vez te ha corrompido y has tocado el infierno eres capaz de darte cuenta de lo que has hecho y querer escapar de esa pesadilla. A Einar le había pasado al ser consciente de que había matado a su esposa e hija y a Irina al darse cuenta de que no había podido salvarlas y salvarle de él mismo. Además, del confuso pero doloroso momento donde estuvo a punto de morir e incluso le suplicó porque le matara ella misma.

- No me debes nada Einar. - Empezó diciendo mientras se levantaba alejándose de la ventana y acercándose despacio al lobo. - Debiste haberme hecho caso... No quiero que te involucres... Más... - Intentó hablarle calmada - Incluso con todas las atrocidades que he hecho bajo sus órdenes, no me imaginé que pasaría esa noche y para colmo, no pude intervenir. Porque de haberlo hecho te aseguro que uno de los dos habría acabado muerto. - Se sinceró.

Había algo que le había rondado por la cabeza y que su creador con intención de apiadarse del dolor de la vampiresa acabó confesándole. Pues ella había establecida una relación con la pequeña de Sorensen, aunque no se hubiera dado cuenta cuando esa relación ya no podría seguir más. - Nadia no se dio cuenta de nada Einar... Me lo confesó a las pocas semanas, ya que fue testigo de todo lo que ocurrió aquella noche. Le pregunté si había sufrido... Y me respondió que dormía cuando ocurrió. - Dejó de hablar al notar como su labio inferior temblaba ligeramente y como unas cálidas y espesas lágrimas rojas resbalaban por sus mejillas.

Sabía que Einar podía tomarse eso como un ataque o de forma equivocada, pero en el fondo solo buscaba consolarle al igual que ella sintió consolada al saber que la niña se metió en su cama para dormir y ya no despertó jamás. No fue consciente de lo que su padre, quién debía cuidarla y protegerla, estaba haciendo esa noche.

- Ojalá hubiera podido hacer que te despidieras de ambas, pero eso no era posible. - Lo había intentado, pero era un hechizo costoso y tuvo que decidir entre una u otra. Sabiendo que despedirse de su mujer era la mejor opción.

Terminó poniéndose delante suya, a tan solo unos pasos, clavando sus ojos en los del lobo. Admirando el tono azulado que tenían los contrarios, perdiéndose en ellos unos segundos. - Yo.. no puedo aceptarlo. - Se refería a la cabaña, ya que le parecía que no se lo merecía después de todo. - No puedo. Lo mejor es que me aleje Einar... - Realmente no quería, pero era lo mejor para ambos. - No sabes de lo que mi creador es capaz, no parará hasta encontrarme y llevarme con él. Tengo que huir y esconderme. Es lo único que hago desde que me escapé. Sabe donde estoy, no puedo perder más tiempo. - Por primera vez, tras esas palabras, dejó que viera el miedo en sus ojos. Sabiendo que jamás podría excusar todo lo que hizo ni en lo que se había convertido, pues que fuera una víctima no justificaba todo el mal que había hecho. Pero había vivido un constante infierno desde que su creador había decidido decidir por ella cada maldita cosa.

- Cambiaría algunas cosas de las que he hecho, pero no es posible. - Le dijo mientras llevaba la diestra a su cara y limpiaba las lágrimas, aunque seguía llorando. - Yo jamás quise convertirme en esto... Pero decidió por mi. - Tras esa declaración un sollozo escapó de sus labios y retrocedió unos pasos.

Se había pasado años viviendo llena de rabia, ira y frustración. Sintiéndose bien solo haciendo el mal. Y no estaba seguro que eso segundo fuera a cambiar de la noche a la mañana, pues en su interior habitaba una parte muy oscura, de la que no podía escapar y sentía parte de ella.

Recordó lo que le había pasado a Alphonse cuando intentó ayudarla, lo lejos que llegaron huyendo, pero como acabaron encontrándolos. Pasaron días, semanas, meses, torturando al mago y obligando a mirar y ser testigo de su dolor y su sufrimiento, pues su creador encontraba un gran placer en eso. Había sido el único en jugarse la vida para salvarla de su destino mientras aún era humana y ella se arrepentía de haber creído que podían conseguirlo, pues de haberse negado, él no habría muerto por su culpa. Si Einar la ayudaba como le había dicho en el motel... Volvería a suceder y no podía volver a pasar por lo mismo. No iba a dejar que Einar acabara de esa forma, no iba a permitir que sufriera más por su culpa.



Wings Of Freedom (Einar Sørensen) 2po88l3

Teme a quién no tiene que perder, jamás se rendirá:

Wings Of Freedom (Einar Sørensen) Tumblr_o3q97jIei31s52b4co7_r2_250
Wings Of Freedom (Einar Sørensen) Tumblr_lr85n2NYqI1qjauldo1_400
Wings Of Freedom (Einar Sørensen) 1AB
Wings Of Freedom (Einar Sørensen) Tumblr_ntnmx6ycuH1tvrvcio1_500

Full Moon:
Wings Of Freedom (Einar Sørensen) Giphy
Wings Of Freedom (Einar Sørensen) RcmeRnc

Irina Volkova
Mensajes : 240

Reliquias : 465

Temas : 10/ ?


Hoja de personaje
Inventario:
http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9646-irina-volkova-idhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9667-small-sweet-words-made-for-silence-irina-relationships
Hijo/a de
la Noche

Irina Volkova
está

Volver arriba Ir abajo

Wings Of Freedom (Einar Sørensen) Empty Re: Wings Of Freedom (Einar Sørensen)

Mensaje— por Einar Sørensen el Dom Nov 10, 2019 1:58 pm

Wings of Freedom [Irina Volkova]

Desde que comencé a trazar este pequeño plan en mi cabeza supe, con toda certeza, que sería un auténtico desafío el poder convencerla de que la destrucción de su guarida, de su santuario, era por su propio bien. Por eso no me sorprende lo más mínimo su reacción ni sus palabras. Así que permanezco cómodamente sentado en la silla, disfrutando de la belleza de su rostro al ser bañado por la luz de la luna, la cual le otorga un aspecto sacado de otro mundo por el juego de luces y sombras que forma en él, mientras que la suave brisa no deja de acariciar sus sedosos cabellos haciéndome sentir cierta envidia de no poder estar haciéndolo yo con mis rudos dedos.

- Claro que te ataba a tu pasado – digo tras soltar un gruñido, en un tono que deja claro que yo tengo razón tras dejar que hable, que se explaye durante un buen rato, sin que yo haga otra cosa que admirar su rostro, la belleza de sus labios al moverse, al pronunciar cada palabra y preguntándome sinceramente qué habría pasado si la hubiese conocido antes, si hubiera sido ella con quien me hubiera encontrado y no con Anna, qué hubiera pasado de haber coincidido siendo humanos los dos - "Pues que la habríais liado parda…" – me respondo a mi mismo, dejando que la gracia de éste comentario se refleje en mi rostro, permitiendo que la sonrisa asome a él mientras llevo mi mano diestra a mi cabeza, rascándome un poco la zona de la nuca, antes de pasarla por mi pelo, revolucionándolo ligeramente.

- No, está claro que no entiendes porqué lo he hecho – niego con la cabeza desplazando la mano de mi cabeza a mi barba, comenzando a acariciarme la barba mientras continúo explicándome - Esa cabaña no era más que el lugar en el que te refugiaste de tu pasado, en el que te escondías por culpa de él. ¿Es que no te das cuenta que la cabaña te unía a ese pasado de tal forma que no te permitía avanzar? – termino diciéndole con un tono ligeramente crispado ante lo que para mi modo de ver es lo más obvio mientras la veo levantarse y apartarse del alféizar de la ventana, caminando lentamente hacia mi. - ¿Es que no te das cuenta que sigues sin querer dejarlo atrás?, ¡ostia puta Irina espabila de una puta vez ya, joder! – estallo completamente exasperado por sus palabras levantando ambas manos con las palmas hacia arriba mientras niego con la cabeza, incorporándome finalmente de la silla. - ¿Ves? Es que no te das cuenta que ya vuelves a lo mismo… – tomo nuevamente la palabra, mientras me aparto de la silla comenzando a caminar en lo que terminará convirtiéndose en un círculo de pasos mientras no dejo de negar con la cabeza, escuchando sus palabras, aquellas que hacen referencia a la fatídica noche en la que mi vida dio el último giro drástico.

Negando con la cabeza, lanzando quedos gruñidos casi seguidos, revolviéndome el pelo con fuerza con una mano mientras no dejo de caminar en círculos, voy escuchando sus palabras, aquellas que va diciendo con un tono de sinceridad genuino diciéndome claramente que lo que ella está diciendo es lo que realmente cree. Pese a haber pasado tantos años, de haberlo intentando olvidar, de recordarlo una y otra vez, de derramar hasta la última de mis lágrimas por lo que pasó aquella noche, siento aún como se me atenaza el corazón y, como bien dijo ella, los gritos de terror de mi esposa e hija inundan mi cabeza haciendo que mi corazón comience a latir con fuerza en su prisión, que mi respiración se acelere y que el lobo pugne por tomar el control, por apoderarse de mi cuerpo, por lanzarse sobre la maldita sanguijuela que no hace sino remover uno de los dos momentos más dolorosos de mi vida.

- Hold munn! – estallo finalmente deteniendo en seco mi caminar, soltando un profundo gruñido de advertencia mientras aprieto con fuerza mis puños y le lanzo una mirada fría, glacial, una mirada que demuestra que puedo transformarme en cualquier momento. Encarándome a ella ahora que la tengo justo delante de mi - Som du lyver! – le escupo las palabras en mi idioma materno, uno que nunca solía usar cuando hablaba en ruso, y mucho menos cuando hablo con la Hija de la Noche, señalándola con el índice de mi mano - ¿Por qué mientes? – le digo ahora en ruso, ladeando ligeramente mi cabeza sin dejar de señalarla y de posar mis ojos, de un azul tan frío como el tono de mi voz, en su rostro, el cual luce manchado por varias líneas rojas signo inequívoco de las lágrimas que han brotado de sus ojos - Claro que se dio cuenta de todo – voy hablándole en tono frío, sintiendo como mis mandíbulas se aprietan tras cada palabra al igual que lo hacen mis puños - Yo estaba allí, yo lo vi todo, yo las maté Irina, maté a mi mujer, maté a mi hija, las arrinconé, me abalancé sobre ellas y sacié mi sed con su sangre, con su carne, devoré sus hígados Irina, así que no me digas que ella no se enteró de nada – le suelto cada una de las palabras en un tono hueco, vacío de sentimiento alguno terminando con soltar un profundo gruñido - Y nada de lo que haga puede cambiar eso. Me importa una mierda que lo que tú puedas o no puedas aceptar. Pero como que me llamo Einar Sørensen que voy a hacer que te entre en esa jodida cabezota que tienes que el pasado pasado está – añado respirando profundamente, bajando el dedo acusador y apretando con fuerza las mandíbulas, obligándome a controlar al lobo, a mantenerlo a raya, a disminuir la rabia que hierve ahora mismo por todas mis venas.

Soltando un nuevo gruñido, alargo la misma mano con la que le había acusado para posarla sobre su gélida mejilla, limpiando el reguero de sangre que brota de sus profundos ojos de jade con mi rugoso pulgar - No se puede cambiar aquello que se ha hecho, pero se puede luchar porque no vuelva a pasar – le digo en un tono más tranquilo, más conciliador, mientras mi lobo gruñe con furia en mi interior al notar como obligo a mi corazón a calmarse, a mi respiración a relajarse, llevando mi otra mano hacia la otra mejilla de la vampiresa, sosteniéndola gentilmente entre mis rudas manos - Él eligió por ti, él intentó elegir por mi… – le empiezo a susurrar sin dejar de calentar sus mejillas con el ardor de mis manos, limpiándolas de restos de lágrimas de sangre con mis pulgares - … claro que conmigo no lo consiguió… – sonrío socarrón sabiendo que eso había jodido sobremanera a su creador, quien, por lo visto, quería transformarme a mi también en una de sus marionetas - …¿es que no lo ves, Irina? – continúo hablando dando un paso hacia ella, reduciendo la distancia que nos separa - ¿Es que no ves que no puede controlarlo todo? – le pregunto con media sonrisa en mis labios mientras mi cabeza comienza a acercarse a la suya - ¿No estás cansada de jugar a su juego? – vuelvo a preguntarle dejando que mi frente se apoye sobre la suya, centrando mis ojos, de una azul ahora más intenso, tan intenso como el azul del cielo del verano tras una tormenta - ¿No estás cansada de vivir bajo su sombra?, ¿bajo la sombra del pasado? – le digo casi en un susurro sin dejar de mirarla fijamente a sus ojos - Ya es ahora de que seas tú quien tome las riendas de tu vida, de que saques tus alas y vueles libremente. Irina, despliega tus wings of freedom, tus alas de libertad – sentencio firme, separando lentamente mi frente de la suya, liberando su rostro de mis manos sin romper la unión de nuestras miradas en ningún momento, retrocediendo un par de pasos mientras espero que entienda las últimas palabras.

- Aquella cabaña te unía a tu pasado, a su juego. Sabes que incluso estuvo allí, hasta puede que él quisiera que estuvieses allí. ¿Entiendes por qué tenía que quemarla? – le continúo hablando en tono sereno, tranquilo, esperando que entienda lo que quiero decirle, lo que quiero hacerle ver - Huiste de su anterior nido y encontraste otro que te mantenía atada a él, a su miedo, a su presencia. Pero ya es hora de que vueles libre y te busques tu propio nido, tu propio presente, que empieces a forjar tu futuro. Quédate la cabaña o destrózala, haz lo que te plazca, pero hazlo porque tú lo deseas, no porque nadie te lo diga. Somos libres Irina, libres de hacer lo que queramos, pero si aceptamos esa libertad debemos aceptar también sus consecuencias. ¿Estás dispuesta a volar libre o quieres permanecer bajo la sombra de Drakkar durante toda tu jodida existencia? – termino de decirle, lanzándole ése último desafío con la mirada y con mis palabras.

Durante toda su vida estaba claro que ella había sido una pieza en el juego de su creador, de un ser poderoso pero que no era todopoderoso, no era un Dios, y se le podía combatir. Con la quema de la cabaña quería obligarla a que volara libre, a que comenzara a tomar las riendas de su vida, a que se labrara su futuro y no el que alguien le ordenase, le encaminara. De igual manera que yo he aprendido a amar mi libertad, a hacer aquello que deseo, a asumir las consecuencias, quiero que ella haga lo mismo. Sé que el dolor por mi atroz asesinato nunca me abandonará, forma parte de mi, pero tras haber podido despedirme del fantasma de mi esposa, tras haberle podido pedir perdón iniciando así el camino a mi redención, sé que nunca más volverá a pasar, que nunca más volveré a matar a nadie que considere familia, ni manada. Drakkar tendría grandes planes para mi, pero se le adelantaron y pienso seguir recordándole con mi existencia, con mis acciones que no es invencible, que no puede jugar con todo el mundo y que, tarde o temprano, su juego terminará y no será el ganador.


Wings Of Freedom (Einar Sørensen) Oshp9h
Einar Sørensen
Mensajes : 315

Reliquias : 1723

Temas : 6/10


Hoja de personaje
Inventario:
http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9644-einar-srensen-idhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9661-quien-es-quien-segun-einar-einar-sine-relasjonerhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9662-dette-er-mitt-liv-cronologia-einar-srensen#84238
Hijo/a de
la Luna

Einar Sørensen
está

Volver arriba Ir abajo

Wings Of Freedom (Einar Sørensen) Empty Re: Wings Of Freedom (Einar Sørensen)

Mensaje— por Irina Volkova Ayer a las 10:50 pm

Wings Of Freedom
 
EINAR SØRENSEN  


Tras escuchar sus propias palabras y ver la reacción de Sørensen tuvo claro que por primera vez, no quería discutir, porque si ella perdía los nervios y acababan discutiendo, se marcharía y no la volvería a ver más. Aunque no estaba segura de poder hacer que la entendiera, ya que sus habilidades sociales en cuanto a ser ella misma se refiere, eran bastante verdes, decidió intentarlo.

- Einar mi pasado no me dejará seguir con mi futuro, ¿no lo ves? - Le miró escudriñando su rostro, no hacía falta que le respondiera a la pregunta, estaba claro que no lo veía y se lo iba a explicar.

Agachó la cabeza al oír su respuesta, sintiéndose una imbécil, pues su creador le había dicho que la pequeña dormía, que la única que fue consciente de todo, fue su esposa. Era una mentira piadosa que ella misma había creído todo este tiempo, como la imbécil que era y siempre la engañaba. Por lo que intentó suavizar ese tema y el daño que obviamente le había hecho volviendo a sacarlo a la luz. - Yo.. No buscaba herirte sacando el tema, solo... Hmmm, creo que intentaba convencerme a mi misma. Me afectó más de lo que nunca he querido ver y mucho menos aceptar... - Soltó un largo y pesaroso suspiro.

- Mi inmortalidad no está siendo amable conmigo, pero la vida tampoco lo fue contigo. Incluso desde el primer encuentro, supe y tuve claro que fue tu lobo quién hizo aquello. El humano jamás habría puesto una mano encima, no después de desvivirse como lo hacía para que no les faltara de nada. Y tampoco si te fijabas un segundo en como las miraba al llegar a casa, sabiendo que para él eran lo más bonito que tenía. Yo solo esperaba el momento donde poder terminar mi misión, pero esas cosas no pasan desapercibidas. - Y con esas palabras quería zanjar el tema y dejarlo lo mejor posible, dándole a entender que viniendo de ella eso sería lo más amable que podía ser y que tenía claro que no era un asesino.

Todos cometemos errores.


- La última noche en tu cabaña, antes de que te fueras. Sentí la presencia de mi creador, estuvo allí y nos tuvo a los dos a tiro de piedra. Pero no llego a entender porque solo quiso hacerme saber que me había encontrado, y no se dejó ver. Quizás quería atormentarme y disfrutar así del miedo ante la sensación de saber que me ha encontrado. O tal vez, nunca pierde mi pista y yo solo pierdo el tiempo como una idiota de un lado para otro. - Dijo pensativa.

Cuando el lobo puso sus cálidas manos en sus mejillas, ella por acto reflejo y queriendo así algo más de contacto físico, puso sus manos encima de las suyas. Mientras notaba como le limpiaba las lágrimas, pero sin éxito ya que seguían cayendo. Demasiados años sin llorar, ni mostrar sentimiento por nada. Ahora todo quería salir de su cuerpo y quitarse ese peso que se siente cuando has estado años aguantando el dolor y sufrimiento.

Notó como incluso le temblaba el labio inferior al escuchar sus preguntas. ¡Pues claro que lo quería! Ella no vivía atada al pasado porque quisiera, sino porque su pasado no la dejaba huir. Drakkar no la dejaba libre.

- Pues claro que quiero ser libre y no estar huyendo toda mi jodida inmortalidad. No soporto la idea de volver a estar a su lado. Es el mismo infierno, te consume y corroe. Destruye todo lo bueno que hayas tenido y acaba jugando con tu mente para que sientas que no hay escapatoria. - Hizo una pausa - Él tiene mis alas, Einar. Pero yo sigo teniendo mis piernas para moverme. Ahhhhhh ser libre... Suena tan bonito e imposible a la vez, que no sabría ni como hacerlo. Pero creo que lo estoy haciendo, justo ahora. ¿Quién es libre realmente si debe esconderse para que no la encuentren? Claro que puede ser libre al esconderse pues así esta segura y lejos de ese mal... - Dijo pensativa, pues le había hecho pensar y dudar con sus palabras.

En su rostro se podía ver claramente que las palabras de Sørensen le habían abierto los ojos, haciendo que se planteara varias cosas.

Y sin saber porque empezó a hablar queriendo contarle algo que pasó hace muchos años. - El día que cumplí 18 años mi querido padre organizó una fiesta íntima, con solo unos pocos invitados. Quitando la pomposidad con la que hacía la mayoría de las cosas... Meses antes conocí a un buen hombre, un brujo sofisticado y generoso, al cual recibí una mañana mientras mi creador terminaba unos asuntos. Desde ese momento, aquel brujo se compadeció de mi y me miró con tristeza, algo que me molestaba bastante. - Le miró a los ojos para que entendiera lo siguiente que iba a decirle. - Yo era una humana que se había quedado huérfana, era solo una niña inocente e infantil, a la cual Drakkar iba a convertir en vampiro, única y exclusivamente para su propio gozo y disfrute. Muchos lo sabían, tenían trabajos y negocios con él. Me conocían. La muñequita de porcelana del gran vampiro, ni siquiera la mires o te arrancará la cabeza. - Volvió a suspirar.

El final de la historia era desagradable, por lo que se agachó para acariciar a Valhalla, cogiendo fuerzas con ese pequeño gesto y al ver como el lobo la correspondía acudiendo a su lado rápidamente. - Consiguió sacarme del castillo, conseguimos huir... Eso despertó su ira, una mayor de la que yo había visto y ... Que destruyó a todo el que encontró, hasta llegar finalmente al brujo y a mí. Intenté salvar su vida yendo con él, pidiendo perdón, solo para que ese buen hombre, que había sido el único que se había interesado en mi; en conocerme; en pararse a pensar que soy una persona que siente y padece... - Hizo una pausa- Lo mató delante de mí, recordándome lo que le pasaría a cualquiera que intentara ayudarme.... Porque era imposible escapar de él. -

Las lágrimas volviendo a caer, lenta y silenciosamente. - Escapé si, pero ojalá me hubiera matado en el intento. Ojalá se le hubiera ido la mano en vez de este maldito juego del gato y el ratón. Pero... no volveré con él. No me da miedo morir. Ese es mi plan antes que volver a estar encerrada y sometida. - Dijo con seriedad.

Valhalla lloriqueó por lo bajo al verla a ella llorar y la pelirroja abrazó sus rodillas buscando calmar así el mal trago que estaba pasando en ese momento, al recordar como había muerto el único ser que se había parado a conocerla y ayudarla. Queriendo también compensarle el haber sacado el tema de su família, sacando ella uno que de veras le dolía.

Pero temiendo más aún que Sørensen pudiera acabar igual, ya que su creador se lo dejó bien claro. Y por miedo a que quien decidiera ayudara sufriera un destino tan trágico, se juró morir antes que permitir que pasara de nuevo.

Irina Volkova
Mensajes : 240

Reliquias : 465

Temas : 10/ ?


Hoja de personaje
Inventario:
http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9646-irina-volkova-idhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9667-small-sweet-words-made-for-silence-irina-relationships
Hijo/a de
la Noche

Irina Volkova
está

Volver arriba Ir abajo

Wings Of Freedom (Einar Sørensen) Empty Re: Wings Of Freedom (Einar Sørensen)

Mensaje— por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
está

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.