31/12 ¡Último día del año, queridos habitantes del submundo! El Staff de Facilis Descensus Averni os desea una magnífica entrada de año y que os sucedan más cosas buenas que malas. ¡FELIZ 2019!


02/12 ¡Atención, atención! ¡Aquí os dejamos las noticias recién salidas del horno! ¡Pasaos cuanto antes para echar un ojo! Seguimos perpetrando maldades...


29/07 ¡Atención, atención! La limpieza por inactividad se realizará a partir de las 22:00 horas en adelante del 31 de julio. ¡Aprovechad los últimos momentos!


06/06 ¡Atención, atención! ¡El Staff os ha preparado una nueva sorpresilla curiosa! ¡Pasaos cuanto antes para echar un ojo! Seguimos perpetrando maldades...


01/05 ¡Atención, usuario! ¡El Staff os ha preparado una nueva Trama Global! ¡Pasaos cuanto antes para echar un ojo y apuntaros, adoradísimos habitantes del submundo! Las maldades vuelven a comenzar...

21 # 21
10
NEFILIMS
4
CONSEJO
4
HUMANOS
4
LICÁNTRO.
6
VAMPIROS
9
BRUJOS
3
HADAS
2
DEMONIOS
0
FANTASMAS
Últimos temas
» Feliz cumpleaños/ Artem
What do you want? / Privado EmptyHoy a las 1:37 am por Artem Yakow

» AMIGO INVISIBLE '19
What do you want? / Privado EmptyHoy a las 1:10 am por Cathleya

» ENCUENTROS EN LA PENUMBRA [LIBRE]
What do you want? / Privado EmptyHoy a las 12:32 am por Augustus M. Olivetti

» Bad idea || Syllia
What do you want? / Privado EmptyAyer a las 11:19 pm por Syllia Elvyre

» Cambiando de aires (-Trinity-)
What do you want? / Privado EmptyAyer a las 11:08 pm por Jorinde

» Registro de multicuentas
What do you want? / Privado EmptyAyer a las 7:09 pm por Arcángel Raziel

» Recuperación de color.
What do you want? / Privado EmptyAyer a las 7:07 pm por Emily Yates

» Correcaminos [Nixie]
What do you want? / Privado EmptyAyer a las 6:10 pm por Nixie Danvers

» Critical training / Augustus
What do you want? / Privado EmptyAyer a las 3:40 pm por Nixie Danvers

» I need some help (again) || ft. Einar Sørensen
What do you want? / Privado EmptyDom Dic 08, 2019 11:40 pm por Laila VanMaxwell

» Hyggelig å treffe deg?? / Nice to meet you?? - [Augustus M. Olivetti]
What do you want? / Privado EmptyDom Dic 08, 2019 11:16 pm por Augustus M. Olivetti

» Jingle Bells || LIBRE
What do you want? / Privado EmptyDom Dic 08, 2019 3:04 pm por Nixie Danvers

» BLOODLINE || Einar.
What do you want? / Privado EmptySáb Dic 07, 2019 11:21 pm por Winter J. White

» Wings Of Freedom (Einar Sørensen)
What do you want? / Privado EmptySáb Dic 07, 2019 10:32 pm por Irina Volkova

» La tétrica función [Winter]
What do you want? / Privado EmptySáb Dic 07, 2019 9:07 pm por Winter J. White


What do you want? / Privado

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

What do you want? / Privado Empty What do you want? / Privado

Mensaje— por Liliana Balfager el Sáb Ago 03, 2019 6:35 pm

What do you want?
→ Miércoles → 23:00 → Central Park → Despejado

Liliana:
What do you want? / Privado 5T7bsEd

Aquella noche tranquila de Nueva York solo se veía interrumpida por algún claxon furioso o por el sonido de un pájaro nocturno. La brasileña cerró los ojos e inspiró con fuerza, cargando sus pulmones del aire semi-limpio de la única zona verde decente en toda la gran manzana. Los abrió de nuevo, desde allí podía ver el enorme rascacielos que contenía su apartamento, había elegido un lugar tan cercano precisamente con el objetivo de que, si se veía en peligro, pudiera huir.

Sentada en el banco, observó el entorno en la oscuridad y miró su mano izquierda, camuflada bajo el glamour. Un hada, se encontraría aquella noche con una caprichosa, voluble y cruel hada. ¿Había raza más dañina en el submundo? Tal vez los hijos del ángel, pero hasta ellos parecían tener escrúpulos la mayoría del tiempo, no como el pueblo bello. Se imaginó con qué clase de espécimen esperpéntico se encontraría y por qué necesitaría, siendo de una raza tan orgullosa, la ayuda de una bruja.

En más de 400 años podía contar con los dedos de una mano las hadas a las que había vendido sus servicios y si había hecho una excepción había sido única y exclusivamente porque se lo habían pedido. Miró el reloj de su muñeca, ignoraba si eran seres puntuales o no, pero aquel estaba llegando tarde. Suspiró, terriblemente extrañada y se levantó del banco, alisó su falda oscura con cuidado, venía directamente del bufete y por eso iba tan elegante, pero en Nueva York nadie reparaba en la ropa de los demás.

Comenzó a caminar a paso lento, no estaba enfadada porque sus emociones eran algo que controlaba a la perfección, pero no pensaba esperar ni un minuto más. Justo había comenzado a caminar cuando de frente vio la silueta de una persona, era la primera que pasaba en toda la noche por aquella zona tan mal iluminada y suponía que se trataba del hada. Nadie más, en su sano juicio, se metía a caminar por Central Park de noche. Se quedó parada, esperando que llegara, con la oscuridad no discernía nada, pero sí que se trataba de un hada masculina.

Creo que mis servicios no te deben interesar tanto si has considerado que llegar tarde a nuestro primer encuentro es recomendable, si todo el mundo me hiciera esperar tanto como tú, la eternidad sería insufrible –dijo con tono mordaz y cargado de mala uva, dejándole claro que no se encontraría a una brujita adorable y pacífica.

Y de esa guisa se cruzó de brazos sobre el pecho, en una postura bastante auto-suficiente y calculada, en la que acompañó su palabra de taconeos molestos. Se quedó parada ahí esperando a que se acercase, preguntándose qué clase de enajenación mental le había dado el día que aceptó reunirse para vender sus servicios a un feérico. Esperó a que dijera algo, le daría la oportunidad de explicarse... Pero se negaría a ayudarle, lo había decidido ya.


Última edición por Liliana Balfager el Lun Ago 05, 2019 12:30 am, editado 1 vez


What do you want? / Privado ZPah9sj
Liliana Balfager
Mensajes : 112

Reliquias : 503

Temas : 2/5


Hoja de personaje
Inventario:
http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t10205-liliana-balfager-fichahttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t10224-relaciones-de-liliana#89842http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t10216-lili-balfager-cronologia
Hijo/a de
Lilith

Liliana Balfager
está

Volver arriba Ir abajo

What do you want? / Privado Empty Re: What do you want? / Privado

Mensaje— por Jensen Landvik el Dom Ago 04, 2019 11:42 am

WHAT DO YOU WANT?
→ MIÉRCOLES → 23:00 → CENTRAL PARK  → DESPEJADO

¡Lo siento! —exclamo, alzando ambas manos en señal de disculpa—. En realidad no, no lo siento.

¡Te voy a matar!

Y me echo a correr, dejando escapar un grito de júbilo en medio de las calles de Nueva York, siendo perseguido por un esposo celoso que nos ha pillado. ¡Menos mal que no ha sido de lleno en el ajo, sino después, cuando descansábamos! Habría sido toda una lástima dejar las cosas a medias. Sé que echaré de menos ese cabello rubio, largo y sedoso, pero ¿qué se le va a hacer?

No me cuesta mucho perder al hombre de vista. ¿Será mundano? ¿Será un cazador, un vampiro, un licántropo? Me da completamente igual. Tan sólo puedo dejar escapar una risa mientras me dirijo hacia mi próxima cita, a la cuál, por cierto, llego tarde.

Está bien, he de reconocer que en esta cita en particular no tengo intereses placenteros. La bruja a la que voy a ver puede ayudarme con lo que tengo. Pensaréis que estoy desesperado por hallar una cura para mi enfermedad. Porque es una enfermedad, ¿no? ¿Qué es? ¿Y qué no es?

Llego al Central Park, y me encorvo, apoyando las manos en las rodillas y retomando el aliento. Luego, me estiro cuán largo soy y echo mi cabeza hacia atrás para dejar escapar una risa sincera. Si hay algo que amo de haber dejado atrás el reino de las hadas... Bueno, todo ha ido mejor desde que lo hice. Pero una de las cosas que amo, si me permitís rectificar, es la libertad que siento aquí, en Nueva York. Creo que no tiene igual, no tiene precio.

Avanzo un poco más relajado, dando por sentado que nadie más me sigue. Sé que he perdido al marido de la rubia, o que lo ha atropellado un coche. Mientras no me manche las manos, el resultado es el mismo. No soy responsable de las decisiones que tomen otros seres. Puedo tomar la de contratar a un sicario para hacer el trabajo sucio, pero al final, la decisión de matar será de dicho sicario. No me sentiré jamás culpable por ello.

De frente, me encuentro con una mujer. Una preciosa mujer de cabello largo, de piernas...

De repente, desaparece. Frunzo el ceño y doy un paso adelante. Un leve, ligero dolor de cabeza hace que me lleve la mano a la sien y que frunza el ceño.

Miro atrás. Veo nieve, veo familias paseando tranquilamente, abrigadas. Una niña se me acerca y me coge de la mano. No me gustan nada los críos, y la expresión repleta de repugnancia en mi semblante lo muestra. Sin embargo, la chiquilla no parece amedrentada. Tira de mí y sonríe.

¿Quieres jugar conmigo? —me pregunta. Me tiene bien sujeto. Quiero liberarme, pero no puedo. No siento que sea por falta de fuerzas.

¿Qué?...

Recuerda, Jensen.

Cuando me vuelvo a girar, vuelvo a ver a la mujer de bellas piernas. Es de noche, no hay nieve. No hay nadie más excepto nosotros.

Intento que lo que acabo de ver no me descentre de lo que me traigo entre manos. Avanzo hasta la chica, quién lleva un hermoso vestido de color negro. Si no la conociera, habría pensado que es bruja sí o sí. Arqueo una ceja en cuanto se pone a hablar. Tenía pensado presentarme, pero veo que es... que eres un poco antipática.

¿Tanto te molesta que haya llegado tarde?

Has debido vivir mucho para saber qué es la eternidad —comento, divertido, sin descender mi ceja. Puedo ver que ese gesto irónico no te agrada en lo más mínimo—. Se te nota en las arrugas de la frente. —Esto lo digo con cierto aire pijo. Quiero reírme, pero prefiero mantenerme serio—. Decir que lamento llegar tarde sería mentir. Así que lo siento. —Soy un hada, ¿qué quieres?—. Estaba ocupado con una rubia. Aunque... —Miro hacia abajo y me fijo en tus caderas, en tus piernas. Es una lástima que no pueda perder el nombre de tu espalda—. Parece que la edad no ha bajado más de lo necesario.

Me río y miro a todos lados. Quiero asegurarme por enésima vez de que el marido celoso no me está siguiendo, o de que mi amante no ha decidido ir tras de mí. Así somos las hadas o, al menos, así soy yo. Mentirosas y manipuladoras.

Pero te equivocas en algo. Este encuentro, tus servicios... Sí que me interesan, y mucho. Hay algo que no funciona bien en mí. —Me duele decir esto, pero es cierto—. Me llamo Jensen Landvik. Es un placer. —Te ofrezco una mano que estrechar con cierta indiferencia—. Las paredes tienen oídos. Los árboles y la naturaleza también. Camina conmigo. Podremos hablar más tranquilamente.

Y emprendo una marcha que, supuestamente, es un paseo. Te dejo pasar delante para poder fijarme un poco más en tus piernas.

Jensen Landvik
Mensajes : 115

Reliquias : 475

http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t10206-jensen-landvik#89643http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t10222-relaciones-de-jensen#89832http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t10223-cronologia-de-jensen#89833
Hijo/a de
Lylic

Jensen Landvik
está

Volver arriba Ir abajo

What do you want? / Privado Empty Re: What do you want? / Privado

Mensaje— por Liliana Balfager el Lun Ago 05, 2019 1:01 am

What do you want?
→ Miércoles → 23:00 → Central Park → Despejado

Liliana:
What do you want? / Privado 5T7bsEd

Aquel hombre se dignó finalmente a hablar, aún no le podía ver pero su voz le llegó cuando pidió disculpas, y luego... dijo aquello, veneno puro por su boca. Osaba insultarla directamente a pesar de ser él quien necesitaba sus servicios, ¿a qué clase de juego pensaba estar jugando? Solo tendría que pensarlo y podría hacerle daño, mucho, atravesarle con hierro, hacérselo respirar, sería una muerte larga y desagradable para un hada.

Y por fin le tuvo de frente y su postura flaqueó levemente. Un hombre rubio, de ojos profundos, atractivo, hermoso... Un hada, al fin y al cabo. Las hadas siempre parecían tan irresistiblemente atractivas, como si hubieran nacido diseñadas para la seducción y el amor, como si las demás criaturas fueran abejas destinadas a rondarlas eternamente. Liliana no dijo nada, no pensaba ceder a sus palabras desagradables, porque en eso tampoco fallaba a su raza, crueldad.

Deseó darle un puñetazo en la cara en cuanto le vio alzar la ceja.– He vivido más de lo que un hada podría llegar a comprender jamás –contestó mordaz, aún cruzada de brazos. Escuchó todo aquello, ¿acababa de insultarla y luego piropearla en una misma frase? Le miró ceñuda, deseó golpearle por segunda vez en cosa de segundos, pero se contuvo con la práctica y la frialdad que solo los años te otorgan.– Si vuelves a insultarme, me marcharé y te garantizo que convenceré hasta al último brujo en Nueva York de que no te preste sus servicios, un comentario más fuera de tono y lo haré –amenazó con suma frialdad.

Le escuchó presentarse y le vio alzar la mano, pero no la estrechó. No quería hacerlo, no fue un gesto vengativo, sin embargo no se la dio porque quería dejarle claro en todo momento que la situación era de SU control y no del de él.– Liliana, te vale con saber mi nombre –dijo negándose a darle su apellido, cuanta menos gente conociese detalles sobre ella, más protegida estaría en el mundo de las sombras. Comenzó a hablar como todas las hadas lo hacían, de forma rimbombante.

Cerró el puño con fuerza, sintiendo bastante desagrado por su raza en general pero especialmente por el hombre que acababa de conocer, ¿cómo se había atrevido a llamarla vieja? Comenzó a caminar a paso tranquilo, percibió que se rezagaba pero le fue completamente indiferente que lo hiciera, no pretendía comprender el por qué y tampoco le interesaba. Deseaba comenzar a hablar cuanto antes, para decirle que no y marcharse a su casa.

Al final la mujer caminó hacia una parte oscura de Central Park y comenzó a abrir un portal en la naturaleza, una conexión que podrían usar para ir a otro lado, uno de seguridad para ella.– Aquí hago mis negocios, es un lugar seguro y nadie sabrá donde estamos. A la vuelta te dejaré en el parque, pero te aviso, mi tiempo es valioso y no voy a darte más de cinco minutos para que me digas qué quieres... Ah, cobro mucho. –Dijo la mujer, antes de girarse hacia el hada, su complexión aparentaba indiferencia y sus músculos se marcaban bajo aquella ropa fina.

Y sin mediar más palabras, entró en el portal marcha atrás, mirándole de forma desafiante y dejándole claro que no le veía capaz de meterse en un portal sin saber a dónde. Pero de él dependía la decisión, si se atrevía a cruzar y le echaba valor se plantearía ayudarle, por el contrario si prefería quedarse en la seguridad del parque, jamás volvería a verla.– Tu decides.



What do you want? / Privado ZPah9sj
Liliana Balfager
Mensajes : 112

Reliquias : 503

Temas : 2/5


Hoja de personaje
Inventario:
http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t10205-liliana-balfager-fichahttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t10224-relaciones-de-liliana#89842http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t10216-lili-balfager-cronologia
Hijo/a de
Lilith

Liliana Balfager
está

Volver arriba Ir abajo

What do you want? / Privado Empty Re: What do you want? / Privado

Mensaje— por Jensen Landvik el Lun Ago 05, 2019 1:53 am

WHAT DO YOU WANT?
→ MIÉRCOLES → 23:00 → CENTRAL PARK  → DESPEJADO

Entiendo que debe ser mucho tiempo para que un hada lo comprenda. Mira esas arrugas. —Esbozo una mueca de asco y me hago de hombros. Sé que el tema de la edad te ha molestado, tal vez en demasía. Es normal. Pero no te preocupes, es algo natural. Mejor ser joven y bello, ¿a que sí?

Alzo ambas manos en señal de inocencia cuando me amenazas. ¡Qué carácter! No esperaba menos por tu parte, en verdad. Todas las brujas tendéis a querer mostrar mala leche, como si quisiéseis quemar a todos los que tenéis delante. Supongo que, al deber absteneros de hacerlo, ese deseo interior crece con cada cretino con el que habláis. Pero no os creáis mucho mejores. Todos nos movemos por interés. El mío puede depender del día. A veces quiero sexo, a veces quiero reírme de una persona... Pero hay uno en concreto que nunca cambia.

Me hago de hombros cuando decides no estrechar mi mano. Tampoco es que me importune, pero bien es cierto que habría agradecido tener esa excusa para comprobar cuán cálido es tu tacto. Tendré oportunidades de hacerlo, no te preocupes. Estoy casi seguro de que esta misma noche caerás. Podríamos compartir mi lecho, o podríamos simplemente perdernos entre unos matorrales.

Liliana.

Sonrío al escuchar tu nombre. Es bonito, he de reconocerlo. Empiezo a pensar en un sinfín de apelativos cariñosos que sé que no serán cariñosos, del mismo modo que sé que entenderás qué pretendo al usarlos.

Camino a tu lado y coloco mis manos detrás de mi espalda, dando este paseo a la luz de la luna. Me gusta estar aquí, controlando la situación mucho más de lo que tú te crees. Te gustará estar en control, pero no tengo pensado perder este juego. Así que prepárate.

¿Estás invocando la fuente de la juventud? —He oído historias acerca de ella, desde que vivo en América. Sin embargo, no sé del todo qué es. Tengo cultura, pero no tanta—. "Nadie sabrá dónde estamos." Quieres llevarme a un lugar oscuro y apartado para pegarme y luego violarme. Lo sé, lo veo en tus ojos. —Son preciosos—. Cobras mucho... Creía que eras bruja, solamente. Pero tranquila, no tengo pensado pagarte. No tengo escrúpulos en hacerlo de costumbre, pero a veces es más satisfactorio ganarse el afecto de una mujer a pagar por él.

Frunzo el ceño y te veo avanzar hacia el portal, dándole la espalda. Hay desafío en tu mirada, hay hasta un atisbo de superioridad — uno que me saca de mis casillas. Doy de inmediato un paso al frente, pero en cuanto lo hago, todo a mi alrededor se detiene. Cambia nuevamente.

¿Cuándo estás?...

Sacudo la cabeza.

No me he dado cuenta de cuánto he avanzado, pero estoy a escasos centímetros de tu rostro. Nos miramos fijamente a los ojos.

Sonrío con picardía. Bajo una de mis manos a tu pierna descubierta, y la acaricio con la yema de los dedos, tentándote, provocándote... deseándote.

Llevo tiempo decidiendo, tesoro. Deja que te lo demuestre.

Pongo mis manos en tus hombros, y te empujo sin soltarte al interior del portal. Me adentro en él contigo.

Cuando pongo los pies sobre la tierra nuevamente, siento que me mareo, pero no te lo demuestro. Sigo agarrándote de los hombros. Me fijo en la sala que nos rodea y suspiro.

Me recuerda a una sala de interrogatorio que salía en una película sobre un cretino vestido de murciélago que jugaba a ser un héroe. ¿A que suena ridículo? Hay que tener mal gusto para ver eso. —Me sacudo, desinteresado, mientras me aparto de ti y me fijo en la sala. Hay cristales grandes, una mesa en el medio y dos sillas a cada extremo de la misma.

Aparto mi silla a un lado y me siento encima de la mesa. Luego, tiro de tu cadera para que te acerques, y aprovecho la excusa para mirarte a los ojos y perder mi otra mano en tu pierna.

Espero que no tengas pensado golpearme con una de ellas, abuela. Son fuertes. —¿Estoy siendo demasiado cretino? Me pregunto si te gustará—. Es fácil lo que quiero. No necesitarás ni cinco minutos... aunque, si hiciésemos otras cosas, no te librarías de mí en una hora, como poco. Es lo mínimo que tardo cada vez que interactúo con mujeres. —Qué seguro de mí mismo estoy, ¿verdad que sí? Pues no te miento. ¿O lo hago?—. Necesito tu magia. Llevo tiempo confundiendo el tiempo, Lili. Quiero decir, el espacio temporal. A veces camino y veo recuerdos que parecen ocurrir ahora, y de repente parpadeo y vuelvo a estar en el presente. Pero empiezo a pensar que soy incapaz de distinguir qué ocurre y cuándo.

Te tomo por un doctor. ¿Crees que te lo he desvelado todo? Bueno, he sido sincero con mi problema. Pero esto no es nada. Si quiero tu ayuda, debes saber qué síntomas sufro. Calculo perfectamente cuánta información te doy, créeme.

Jensen Landvik
Mensajes : 115

Reliquias : 475

http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t10206-jensen-landvik#89643http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t10222-relaciones-de-jensen#89832http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t10223-cronologia-de-jensen#89833
Hijo/a de
Lylic

Jensen Landvik
está

Volver arriba Ir abajo

What do you want? / Privado Empty Re: What do you want? / Privado

Mensaje— por Liliana Balfager el Lun Ago 05, 2019 1:17 pm

What do you want?
→ Miércoles → 23:00 → Central Park → Despejado

Liliana:
What do you want? / Privado 5T7bsEd

Volvió a insultarla por segunda vez aquella noche, pero esta vez no respondió. No tuvo la necesidad de hacerlo porque sabía que tarde o temprano y de alguna forma cruel, se lo haría pagar. Caminó en silencio hasta que por fin abrió el portal y le miró, nuevamente un comentario mordaz y sarcástico que en su mente debía sonar despectivo, pero la realidad era que solo parecía un niño que pataleaba con insistencia, con esa cara de joven imbécil y guapo. Probablemente estaría acostumbrado a que todo el mundo bailara a su son, pero no se hacía una idea de quién era ella.

Pero esa boca empezó a ser demasiado molesta, como un aguijoneo constante en la piel, picadura tras picadura. Aunque su ser estuviera calmado, aunque hubiera aprendido a ignorar y a serenarse a lo largo de los años. Se acercó a él disimuladamente cuando insinuó que era una prostutita, los ojos le brillaban con cierta malicia.– No soy puta pero si lo fuera, dudo mucho que tu pudieras siquiera llegar a pagarme, encanto –dijo antes de darle un rodillazo suave en sus partes nobles. No le hizo excesivo daño, pero el suficiente para dejarle claro que allí no iba a ganar ningún juego si seguía así.

Así que no sueñes, puede que te lleves una paliza, pero no me tocarás en tu vida –añadió la bruja con una evidente mala uva, sintiendo que él aceptaba el reto y avanzaba hacia el portal, con la claridad de la sala pudo ver que sus ojos eran más claros de lo que había pensado al principio y que su cara demostraba que debía ser un hada joven. Pero no solo no la tocó, se atrevió a llevar la mano desnuda a su pierna y a acariciarla, sintió sus manos suaves y cálidas en la zona.

Quiso hacerle daño por haberla tocado, pero a la vez no quiso que dejara de hacerlo y en ese baile de sentimientos contradictorios los dos se adentraron en la sala y el portal se cerró tras ella. En algún momento él había puesto sus manos en los hombros de ella y la mujer se zafó de un gesto, rompiendo todo contacto entre ambos. Había invocado una de las salas policiales que ella tanto había visitado cuando estudiaba un caso, quería apretarle, dejarle claro que debía tener cuidado.

Se apartó con aire digno y sin embargo Jensen decidió que aquel contacto atrevido y no consentido debía continuar cuando tomó su cintura y la acercó a él. Liliana se sorprendió, no recordaba la última vez que alguien había conseguida dejarla con esa cara de poker, porque ni corto ni perezoso volvía a tocarla– ¿Qué crees que estás haciendo, hada? –preguntó siseando y claramente molesta y se dijo que era suficiente, aquel hombre necesitaba una lección. No necesitó mover sus manos para comenzar a crear ilusiones.

Le hizo creer que ella seguía entre sus brazos y se separó. En la mente de Jensen, ella seguía con él, podía sentir el tacto de su cuerpo y de su piel como si fuera real y su clon habló.– Ah, ¿así que necesitaríamos más de una hora, no? Vaya, me has convencido, nunca he estado con un hada antes, me pregunto como será... –dijo, haciendo que su clon se acercara a él sugerentemente y llevara una mano a su bajo vientre, pareció que por un instante iba a introducir la mano debajo de su camisa, con zalamería pero cuando Jensen miró hacia la mano, esta no era tal.

Bajo su camisa había una enorme daga de hierro forjado, totalmente letal para las hadas. La daga no era real, solo le hacía imaginarla, pero supo que el pánico que le haría sentir si lo sería. Y deshizo la ilusión, su clon desapareció de su lado y ella se hallaba a unos metros de distancia, cruzada de brazos y bastante divertida por su miedo– No voy a ayudarte. Eres un ser prepotente, maleducado y creído, eres un digno ejemplar de tu raza y me repugnáis –dictaminó tajante y sin decir más se dio la vuelta, dispuesta a crear el portal que los llevaría a ambos de vuelta a Central Park. No pensaba seguir escuchando a alguien que la insultaba ni un momento más y aun así, durante un momento de vacile, se dijo que aquella caricia a su piel había sido bastante delicada.



What do you want? / Privado ZPah9sj
Liliana Balfager
Mensajes : 112

Reliquias : 503

Temas : 2/5


Hoja de personaje
Inventario:
http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t10205-liliana-balfager-fichahttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t10224-relaciones-de-liliana#89842http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t10216-lili-balfager-cronologia
Hijo/a de
Lilith

Liliana Balfager
está

Volver arriba Ir abajo

What do you want? / Privado Empty Re: What do you want? / Privado

Mensaje— por Jensen Landvik el Lun Ago 05, 2019 1:42 pm

WHAT DO YOU WANT?
→ MIÉRCOLES → 23:00 → CENTRAL PARK  → DESPEJADO

El rodillazo en la entrepierna me pilla por sorpresa. Parpadeo y me llevo la mano a la zona, dolorido. Eso no evita que después te toque la pierna con la mano y te empuje al nivel de los hombros al interior del portal. Bien es cierto que camino con cierta dificultad. No me has dado fuerte, pero un golpe en esa parte de la anatomía del hombre no sólo es terriblemente doloroso, sino que además es muy peligroso. Bueno, soy un hada. ¿Qué más dará?

De inmediato me tomo muchas confianzas. Adoro el toque lúgubre que has escogido para esta sala. Me recuerda a la película que menciono, a cualquier sala de interrogatorio en cintas de terror o en cualquier lado en los Estados Unidos. Veo tu sorpresa cuando tiro de ti, tocando tus caderas y tus piernas. Dioses, no tienes ni la más mínima idea de lo bellas que son tus piernas.

Alzo una mano para acariciarte después el rostro, dándote claros indicios de lo que podría ocurrir en esta misma mesa si te dejases. Me muerdo el labio. Mi otra mano sigue merodeando tu pierna, la derecha. Y, en cierto momento, me aferro a ella con cierta presión.

Ningún hada lo hace tan bien como yo, te lo puedo garantizar —te desvelo, muy seguro de mí mismo. En el fondo sé que eso es cierto. He participado en orgías y he visto qué clase de polvos echan los demás. Siempre hay mujeres insatisfechas hasta que se acercan a mí. Tengo experiencia, créeme. Y soy un egoísta, eso también lo sé. Pero siento extrema satisfacción sabiendo que soy un éxito entre todas esas mujeres, sean o no chicas de compañía.

Entreabro los labios. El calor en mi cuerpo se dispara justo cuando creo que me vas a tocar el vientre, que me vas a quitar la camisa y te vas a subir encima de mí para que te lo haga aquí mismo. Pero no ocurre. En lugar de tu mano, encuentro una daga. Frunzo el ceño, preocupado e inquieto. Incluso atemorizado.

¿Qué significa todo esto?

Y todo desaparece. La proximidad, la daga... Todo. Parpadeo y te miro, enteramente confuso. Mi cabeza da vueltas, demasiadas a estas alturas como para poder deshacerme de ellas. Siento pinchazos, siento que no estoy donde he de estar. ¿Qué estoy haciendo aquí?

No eres tú. No hablas tú. —Me encuentro en una nueva ilusión, ¿verdad? Sé que juegas con mi mente, pero dudo que fueses a rechazarme con semejante facilidad. Quieres dinero, debes necesitarlo.

Me levanto y te cojo de la muñeca. Siento una fuerte conexión entre nosotros, tan fuerte que me veo obligado a apartar la mano, como si se me hubiese chamuscado. Y, de nuevo, veo que desapareces, y que todo a mi alrededor cambia. ¿Es esto otra ilusión?

Sal de mi cabeza —te ordeno, apretando los dientes. Cuando alzo la mirada nuevamente hacia ti, me doy cuenta de que sigues apartada, mirándome mal. Me has amenazado con marcharte.

¿Es esto la realidad? ¿Cuándo estoy? No estoy seguro. Pero necesito tomar decisiones. Necesito una base. Supondré que lo es y, si me equivoco, sabré que estoy loco.

Espera, espera. ¿Tan pronto te acobardas? —En esta ocasión no tiro de tu muñeca para que me mires, sino de tus caderas. Me acerco a tu rostro y te miro con una ceja arqueada. Nuestros cuerpos se hayan juntos. Mis manos descienden un poco y se posan sobre tus piernas. Tengo un problema con ellas—. Puedo pagarte, en eso no te mentía. —Pero no he dicho que vaya a hacerlo, ¿verdad? Y aún diciéndolo, ¿qué más da? Soy un mentiroso—. Y también podemos pasar un buen rato, tú y yo, a cambio. No suelo venderme así, pero... Lo de la hora es cierto.

Sonrío, tan prepotente como me has acusado de ser. Lo soy, ¿qué quieres que le haga?

Entonces, mi rostro cambia de expresión. Te miro y me doy cuenta de lo que has hecho. Mi cabeza duele, ¡mucho! Me aparto de ti y me doy la vuelta, llevándole una mano a la cabellera.

Pero jugar con mi mente... Sabiendo lo que tengo... ¿Cómo te atreves? ¿Eres consciente de lo que significa? —Me estoy alterando, y no quiero hacerlo—. Suficientemente difícil es distinguir qué ocurre y qué no en este momento, Lila. No me lo pongas más difícil. —Te miro, enfadado, y aprieto los puños—. Está bien. Cedo. ¿Qué quieres a cambio de tu ayuda, bruja arcaica?

Tiro las pullas como mejor las siento. Pero quiero escuchar tus términos. ¡En qué mundo vivimos! ¡Soy yo el cliente! ¡Debería funcionar mucho más simplemente que así! ¡Yo te pago, y tú cumples con tu función, y ya está!...

Jensen Landvik
Mensajes : 115

Reliquias : 475

http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t10206-jensen-landvik#89643http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t10222-relaciones-de-jensen#89832http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t10223-cronologia-de-jensen#89833
Hijo/a de
Lylic

Jensen Landvik
está

Volver arriba Ir abajo

What do you want? / Privado Empty Re: What do you want? / Privado

Mensaje— por Liliana Balfager el Lun Ago 05, 2019 4:03 pm

What do you want?
→ Miércoles → 23:00 → Central Park → Despejado

Liliana:
What do you want? / Privado 5T7bsEd

Sintió sus caricias en el rostro y suspiró exasperada por aquella actitud, ¿por qué tenían que ser seres tan caprichosos? ¿Por qué cogían y tomaban lo que querían sin pensar en las consecuencias o en quién se llevaran por delante? Dañinas, atractivas, misteriosas... Ese era el problema, era imposible resistirse a algo así, era muy difícil no pensar en el contacto de sus manos cálidas y suaves por su mejilla o fijarse en esos ojos que parecían del color del cielo.

Apretó los dientes pero el contacto no se interrumpió.– Tal vez, pero te aseguro que todos estos años que tu me has echado en cara me han servido para acostarme con toda clase de personas y razas, dudo que ni siquiera estuvieras a la altura de algunos con los que he compartido el lecho, hada –dijo con mordaz desprecio, sabiendo que con esa clase de auto-amor no llevaría nada bien que se le comparase con otras personas, pero le importaba un pimiento, bastante compleja era ya su vida como para lidiar con un feérico aburrido que solo juega con las mujeres.

Y a pesar de todo eso, no había apartado su mano de nuevo, había ideado un tipo de tortura mucho más sofisticada y dañina para hacerle pagar todo lo que estaba haciendo. Y no sería la primera ni la última vez que utilizaría sus poderes con él o con nadie para defenderse. Observó toda la escena desde la distancia, su boca abierta, su deseo cuando creyó que ella le quitaría la camiseta allí mismo, ¿tan seguro estaba de que podía llegar a seducirla? Una parte de sí misma se enfadó mucho por aquello, consciente de que bien podría haber sido, pero la ocultó.

Observó su confusión, disfrutó con lo fácil que fue manipular su mente y con lo claro que tenía que ella tenía el control allí. Las hadas eran poderosas en un entorno natural, pero fuera de él... los brujos eran las criaturas con mayores dones y habilidades de todo el mundo sobrenatural, al margen de ángeles o demonios.– Lo que he hecho contigo es solo un aperitivo, una ínfima parte de lo que podría hacerte. Si lo deseara, te volverías tan loco que podría convencerte de que tú mismo te quitases la vida, tal vez podría entrar en tu mente, alimentar tus peores miedos y temores... –le amenazó, en un tono gélido, pero no volvió a entrar en su mente, disipó la visión.

Liliana se dio la vuelta para marcharse, de verdad ahora, pero de pronto sintió su agarre en sus caderas, una confianza que ningún otro ser al que hubiera conocido antes se había tomado. Se giró de forma lenta, premeditada. Otra vez esa mirada clara, esa boca prepotente, ese gesto osado.– ¿No te ha quedado claro que no estoy en venta, Jensen? –era la primera vez que usaba su nombre.– No es dinero lo que busco de ti, tengo más del que puedas imaginar. Busco un intercambio justo, si quieres que te ayude tendrás que ofrecerme información, quiero un topo en la corte Seelie. Pero piénsalo bien, niño, serías un traidor a tu raza –avisó ella.

Vio como el chico se apartaba de ella y se llevaba la mano a la cabeza, le había provocado dolor, meterse en la mente de alguien a menudo lo hacía, pero sinceramente, le estaba más que bien empleado.– Jugar con tu mente ha sido algo que tu mismo te has ganado, hada prepotente –dijo ella respondiendo a su "bruja arcaica"– Te gusta jugar, provocar y yo he hecho lo mismo contigo, aunque supongo que no hemos jugado en los mismos términos –y no había el más mínimo arrepentimiento en su voz, el fin siempre justificaba los medios para ella, nada más y nada menos.

De pronto fue ella la que se acercó a él, primero despacio pero al final de forma invasiva, justo como había sido él con ella. Estaba prácticamente debajo de él y tuvo que alzarse de puntillas, era bastante más baja, llevó una mano a su barbilla y le alzó la cara con dos dedos, de forma suave, no fue un gesto brusco o desagradable. Le miró fijamente cuando habló.– Te ayudaré, tu problema es complejo y necesitaré unos días para investigar, pero creo que algo podré hacer –dijo, sin retirar la mano de su barbilla.– Pero si se te ocurre jugármela, te arrepentirás profundamente de haberme conocido –amenazó, sus ojos brillaron al hacerlo, peligrosos y deseó besarle en la boca, demostrarle que no sabía jugar como ella.

Pero no lo hizo, a cambio se separó de él y se subió a la mesa de un salto, con las piernas cruzadas, esperando a que él tomara su decisión y determinara si estaba dispuesto a pagar el precio de su ayuda o no. Llevó las manos a la mesa y comenzó a hacer un ruido rítmico y lento con las uñas, dejándole claro que su tiempo estaba terminando.



What do you want? / Privado ZPah9sj
Liliana Balfager
Mensajes : 112

Reliquias : 503

Temas : 2/5


Hoja de personaje
Inventario:
http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t10205-liliana-balfager-fichahttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t10224-relaciones-de-liliana#89842http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t10216-lili-balfager-cronologia
Hijo/a de
Lilith

Liliana Balfager
está

Volver arriba Ir abajo

What do you want? / Privado Empty Re: What do you want? / Privado

Mensaje— por Jensen Landvik el Lun Ago 05, 2019 6:04 pm

WHAT DO YOU WANT?
→ MIÉRCOLES → 23:00 → CENTRAL PARK  → DESPEJADO

Eres tú quién no está a mi altura. Mira qué baja eres. —Mido tu talla con la mano, buscando la altura. ¿Dónde está? ¿La has perdido? Vaya.

Pero no puedo evitar enfadarme contigo. Siento desprecio hacia lo que has hecho con mi mente. Estás aprovechándote de mi enfermedad. ¿Te parece bonito? No es nada bonito, eh. Es más lícito lo mío: tocarte las piernas, mofarme de tu edad. Lo tuyo no es enfermedad. Son simples arrugas. Bueno, no tan simples. ¡Por el demonio! Son enormes.

Loco. ¿Crees que no lo estoy ya? —pregunto con cierta amargura, resoplando. Me hago de hombros. Te agradezco que me avises amenazándome. Es a lo que estoy acostumbrado. Peor para ti, tú te pierdes mi simpatía natural. Aunque hay mujeres a las que les gusta que me muestre enfadado en, bueno, en medio de la refriega.

Te agarro de las caderas para detenerte. No quiero que te marches. Necesito tus servicios. No los de cortesana. Por fortuna, y por muy buenas piernas que tengas, esos son opcionales. Un mero pasatiempo. Además, si me fuese a acostar contigo, estoy seguro de que no estarías a la altura de hacerme querer repetir. ¿Para qué?

Jensen. Oír cómo lo pronuncias me pone mazo. —Dejo escapar una risa y te señalo con picardía, como si te estuviese dando la razón en algo—. La corte See... Claro, claro que sí. Mejor que el dinero. No tengo tanto. Soy escritor, no gilipollas. —Me hago de hombros—. Las hadas somos traicioneras por naturaleza. Parece mentira que no lo sepas. Pero te ayudaré, en lo que quieras.

Ni de coña.

Dejé la tierra de las hadas hace mucho tiempo. Me encuentro con un pensamiento muy claro, y no es algo que sea precisamente frecuente en mí. Estoy como una cabra. No sé qué ocurre y qué no. ¿Estarás jugando todavía con mi mente? ¿Te estarás mofando de mí? ¿Seré yo, que no sé si esto es real? ¿Si es el futuro? ¿Si ya lo he vivido? Recordaría tus piernas...

No has hecho lo mismo. Has jugado con mi salud. Si fueses enfermera, que menos mal que no, te arrepentirías. —Aprieto los dientes—. Aunque no hace falta que crees ilusiones para ligar conmigo. Puedes acercarte, enredarme en esas piernas tuyas y...

Me callo cuando te acercas a mí, invasiva. Resoplo, porque el calor aumenta. Te miro fijamente, sin embargo. Hace falta más, mucho más para atraer mi atención.

Cariño, si lo que quieres es seducirme, puedes perder tu mano en mi bragueta ahora mismo, y aún así no te prometeré exclusividad. Una vez, un revolcón...

Vuelvo a callarme cuando alzas mi rostro. Me muerdo el labio inferior. Vibro, tiemblo. Me ayudarás. Sabía que lo harías. Sé muchas cosas acerca de ti. Más de las que te piensas. Y, cada vez que descubro una, sonrío. No puedo evitarlo.

En una hora, yo también puedo investigarte. —Te pongo ojitos, arqueo ambas cejas—. ¿Jugártela?

Te separas justo cuando me vas a besar. Te sientas en la mesa, y yo pierdo mi mirada en tus piernas cruzadas. Me quedo quieto un instante y las observo. Dios... No doy crédito a lo bonitas que son. Carnosas, fuertes, musculosas. Enrédame, bruja.

Esto es de vital importancia para mí. ¿Crees que te la voy a jugar? ¿Crees que me arriesgaría? —Sé que darte pena no va a funcionar, pero no es lo que pretendo. No es la estrategia.

Avanzo hacia ti, y apoyo mis manos en la mesa, a ambos laterales de tus caderas, muy cerca de tu trasero. Y te miro a los ojos. Aún así estamos a la misma altura. Pero soy mucho más alto que tú. Que no se te olvide.

Llevo mis manos a tus glúteos y tiro de ti, llevándolas después a tus piernas, para besarte en los labios. Creo que no te lo esperas, y estoy seguro de que quieres matarme. Pero el beso es largo, intenso, y te dejo sin aire. Yo, sin embargo, lo sigo manteniendo. ¡Ja!

Qué mal besas. Ya me arrepiento de haberte conocido —suelto, sonriendo sin apartar mis manos de tus piernas. Estrujo ligeramente la piel, buscando provocarte, evidentemente.

Vuelve a entrar en mi mente, si quieres.

Jensen Landvik
Mensajes : 115

Reliquias : 475

http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t10206-jensen-landvik#89643http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t10222-relaciones-de-jensen#89832http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t10223-cronologia-de-jensen#89833
Hijo/a de
Lylic

Jensen Landvik
está

Volver arriba Ir abajo

What do you want? / Privado Empty Re: What do you want? / Privado

Mensaje— por Liliana Balfager el Lun Ago 05, 2019 10:03 pm

What do you want?
→ Miércoles → 23:00 → Central Park → Despejado

Liliana:
What do you want? / Privado 5T7bsEd

Liliana no respondió a la puya sobre su altura, calzaba tacones de 12 centímetros a diario por algo, pero no le importaba que lo señalara. A pesar de la malicia con la que parecía tratar a todo el mundo, le costaba comprender que a alguien que ha vivido tantos años ya le han señalado sus defectos miles de veces y que al final la edad y el tiempo te otorgan indiferencia hacia ello. Le observó hacer el numerito de medirla y no dijo nada, consciente de que lo que más le debía joder en el mundo a alguien así sería que la gente no entrara al trapo de sus jueguecitos, menudo niño insufrible.

¿Has acabado? –preguntó, con un tono bastante neutro. Percibió su amargura y se preguntó hasta qué punto era grave su problema, ¿de verdad estaba tan desesperado como para recurrir a una bruja cuando evidentemente era un capullo orgulloso? Pues tenía que ser gravísimo entonces, sin ninguna duda, aunque no se lo estaba poniendo nada fácil.– No se si estás loco, pero tampoco me importa. No voy a ayudarte por piedad o porque seas mi buena obra del año, quiero algo a cambio y mi precio es el que es.

Dijo algo sobre que le ponía que dijera su nombre pero no añadió nada, aunque no le gusto nada lo que dijo. Sus manos seguían en las caderas de ella y se dio la vuelta amenazante.– Sois traicioneras, pero más te vale que no lo hagas conmigo si aprecias eso que tienes entre las piernas y que tanto te gusta usar –amenazó de nuevo. No es que solo se relacionara con la gente a base de amenazas, pero no él no tenía ganas de nada más en aquel momento, no se merecía más. Alzó una ceja. La corte, ¿eres un hada de la corte, no?

Preguntó sospechando, ¿y si había topado con un hada libre? ¿Y si realmente él no podía ofrecerle nada que le interesara? Había dado por hecho que pertenecería a esa corte porque allí todo eran hadas gilipollas, orgullosas y a las que solo les importa el sexo y el baile. Justo como parecía el tal Jensen. Otra vez con el mismo tema, es más, parecía realmente picado porque hubiera jugado con su mente y eso le provocó una leve mueca lateral, un intento de sonrisa que desapareció rápido.

¿He herido tus sentimientos, princesa? –preguntó en tono despectivo.– Te encantaría que te rodeara con ellas, ¿verdad? Pero en realidad te jode bastante que parezca inmune a tus encantos de hada, las mujeres se acercan a ti y se quitan las bragas en los primeros 10 segundos, pero yo no lo he hecho y eso te confunde, ¿me equivoco? –preguntó mordaz y venenosa, sabiendo que en realidad no debía andar muy desencaminada. Pero ya se lo había dicho, ella no es una puta a la que pagar, en ningún sentido.

Ah no, que no me prometes exclusividad... Vaya, ¿estas frases te funcionan? ¿De verdad se acuestan contigo? Tienen que estar jodidamente desesperadas –dijo ella nuevamente despectiva. En realidad era una verdad a medias, por supuesto que cualquier mujer metería la mano en esa bragueta que había mencionado encantada, era un hombre demasiado atractivo, demasiado guapo. Pero pobre de la gilipollas que tras hacerlo se hubiera colgado por él, eso seguro.

Le miró con evidente desdén desde encima de la mesa, sin embargo él, lejos de achantarse, volvió a acercarse a ella y depositó ambas manos a los lados de sus caderas, de forma nuevamente invasiva. ¿Es que las hadas ignoran lo que es el espacio personal? ¿Nadie se lo enseña? Sintió su aliento y su cercanía, iba a decirle algo con desprecio y se vio sorprendida por segunda vez aquella noche cuando llevó las manos a su trasero y la acercó a él para besarle.

Liliana jadeó contra su boca, mitad por la sorpresa y mitad por el placer de su boca. Era un hombre atractivo y ella no era ajena a ello y menos de la forma en la que osó besarla. Cuando se separaron le miró ceñuda, intentando recuperar el aliento perdido, había que tenerlos bien puestos para besar a alguien que podría destruirte con solo desearlo, admiraba la valentía, desde luego. Dijo que besaba muy mal y que se arrepentía, pero ella le dejó terminar y fue entonces quien le besó, llevando los brazos a su cuello para pegarle más aun a ella.

Introdujo la lengua en su boca, acariciando cada rincón y se permitió el lujo de saborear sus labios carnosos antes de morderle el inferior con fuerza y apartarse. Le había hecho sangre, se la relamió de la suya.– Si vuelves a besarme sin mi permiso, te torturaré durante horas –dijo ella aparentando indiferencia hacia el beso y supo que lo conseguía, años de práctica. Cuando apretó la piel de sus piernas ella llevó la mano a la bragueta de Jensen y dio un tirón de la zona.– Y ahora, apártate de mi. -ordenó.


What do you want? / Privado ZPah9sj
Liliana Balfager
Mensajes : 112

Reliquias : 503

Temas : 2/5


Hoja de personaje
Inventario:
http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t10205-liliana-balfager-fichahttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t10224-relaciones-de-liliana#89842http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t10216-lili-balfager-cronologia
Hijo/a de
Lilith

Liliana Balfager
está

Volver arriba Ir abajo

What do you want? / Privado Empty Re: What do you want? / Privado

Mensaje— por Jensen Landvik el Lun Ago 05, 2019 10:59 pm

WHAT DO YOU WANT?
→ MIÉRCOLES → 23:00 → CENTRAL PARK  → DESPEJADO

No me hace falta tu piedad. Tan sólo tu ayuda. Puedes sostener el motivo que quieras, puedes buscarle las tres patas al gato. Me da igual. Quiero tu magia para curar lo que me ha estado estropeando la vida durante demasiado tiempo ya. Necesito soluciones. Porque sí, empiezo a sentirme desesperado.

Las amenazas no te ayudan, créeme. Ni siquiera jugar con mi mente lo hace. Claro que me asusta, ¿y cómo no? Me considero lo suficientemente loco de por sí. Pero no quiero que se deteriore aún más, que la situación degenere. Me hago de hombros ante tu pregunta. Me has pillado, sí, y ya desconfías, así que decirte que sí o que no de poco servirá. Prefiero dejar que haya un poco de misterio en mí.

Claro que me encantaría. ¿Has visto las piernas que tienes? —te pregunto, fascinado, mordiéndome el labio inferior mientras me imagino lo divertido que debe ser estrujarlas y sostenerlas mientras tengo relaciones íntimas contigo—. Empiezo a pensar que te equivocas, sí. Veo más atracción por tu parte de la que te crees. No todo ha sido "fácil". Bueno, lo ha sido al final del día, pero muchas se han hecho las duras conmigo. Tú eres más duras que ellas, lo reconozco. Tus piernas también.

Parece que lo de la exclusividad te ha molestado. Te has picado. Entorno los ojos y me hago de hombros. En el peor de los casos, me da bastante igual. Lo importante es que muchas de esas mujeres no eran unas desesperadas. Muchas. El desesperado y necesitado ahora mismo soy yo, pero no quiero que puedas usarlo a tu favor. Aunque a veces me falle la memoria.

Te beso y acepto tu gemido en mi boca. Frunzo el ceño mientras tomo el aire, el cuál se me acapara o se me agota, no lo sé. Mis manos se aferran a tu cuerpo, a tus piernas. Y, cuando me separo, me mofo de ti.

Pero no te quedas atrás. Me besas tú a continuación, pillándome por sorpresa en un primer instante. Pronto me doy cuenta de que sabía que es justo lo que querías, de que caerías como todas las demás, y sonrío satisfecho. Me pierdo en tu tacto y escucho tus palabras.

Bien, entonces debo ir preparándome para sufrir —suelto, muy seguro de mí mismo. Me muerdo de nuevo el labio al sentir cómo tiras de esa zona baja, y de inmediato mi cuerpo reacciona para ti y para mí. Me río y me hago de hombros. Pongo una mano en tu rostro y hago que me mires a los ojos—. Eres una mujer con carácter. Impones. Me gusta que me den órdenes. Así puedo desobedecerlas con gusto.

Y corto mis palabras con un nuevo beso. Introduzco mi lengua en tu boca, cerrando los ojos, perdiéndome en el sabor de tus labios, de tu boca, de tu saliva. Y no me detengo ahí. Tiro de tus piernas para que las abras, y hago que me rodees con ellas. Luego, junto mi bajo vientre al tuyo. Sé que puedes sentir qué hay bajo el pantalón.

Vamos, tortúrame. Rodéame con esas piernas y estrangúlame, dréname la vida. Lo que quieras. —Recorro tus piernas, respirando con cierta dificultad, jadeando. Son fuertes, son...—. ¿Lo has hecho alguna vez en una sala de interrogatorio? ¿Verdad que no? Pues vuelve a ordenarme que me separe de ti, y hazme daño.

Me seco la sangre del labio con el dorso de la mano. Luego me acerco a tu rostro y muerdo con cierta fuerza, haciendo que se abra una pequeña herida de la que también surge sangre. Extraigo mi lengua y saboreo el líquido escarlata y vizcoso con su punta. Me siento como un vampiro, sediento de sangre.

Vamos, bésame sin permiso —te ordeno yo a ti.

Jensen Landvik
Mensajes : 115

Reliquias : 475

http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t10206-jensen-landvik#89643http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t10222-relaciones-de-jensen#89832http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t10223-cronologia-de-jensen#89833
Hijo/a de
Lylic

Jensen Landvik
está

Volver arriba Ir abajo

What do you want? / Privado Empty Re: What do you want? / Privado

Mensaje— por Liliana Balfager el Mar Ago 06, 2019 1:22 am

What do you want?
→ Miércoles → 23:00 → Central Park → Despejado

Liliana:
What do you want? / Privado 5T7bsEd

Liliana vaciló visiblemente cuando admitió con toda tranquilidad que le encantaría tener sus piernas a su alrededor y que le gustaban. Por supuesto que sabía que sus piernas eran increíbles, era una mujer atractiva y ella lo había utilizado a su favor durante muchos encuentros, pero no entendía como podía ser un imbécil prepotente y segundos después parecer tan encantador. Apretó los dientes, confusa, malditas hadas volubles y cambiantes que te hacen creer que realmente les gustas, ¿ese era su juego, no? ¿Ser la flor que se disfraza para atraer a la abeja?

¿Más atracción por mi parte? –preguntó, antes de soltar un bufido mitad-risa, mitad-desprecio.– Puedes soñar lo que quieras e imaginar que me atraes, pero la realidad es que el que ha babeado con mis piernas desde el minuto uno has sido tú, hadita –dijo y se paró un segundo antes de añadir.– Yo no soy como tus anteriores ligues, ¿podían ellas destruirte si lo deseaban? Oh, no lo creo –añadió con una clara falsa modestia y con el mismo tono peligroso de siempre, no dejaría de amenazarle mientras se sintiera insegura.

Aquel beso intenso y nada delicado tenía un propósito claro, dejarle nuevamente patente quien mandaba allí y nada más, nada de nada. Cuanto más desesperado estuviera él por sus servicios, más podría aprovecharse Liliana en su beneficio. Podría acostarse con él aquella noche, pero entonces le estaría concediendo la victoria, mientras no pudiera tenerla ella estaría en una situación clara de ventaja, por encima y ella siempre prefería estar por encima.

Si piensas que negarme a acostarme contigo es tener carácter, es que has estado con mujeres estúpidas –y para ella era cierto. Ceder al sexo o no, no era un indicativo de carácter. Pero para él no parecía haber nada más, ¿habría amado alguna vez? ¿Habría querido a alguien en su vida o eran las hadas incapaces de amar? Probablemente, pero le daba igual, ella si que lo era, su corazón estaba frío desde que supo que era la hija de un demonio, y jamás dejaría de estarlo.

Y no se rendía, era persistente, porque de nuevo tenía su lengua dentro de su boca, ¿es que un no era un sí en el mundo de las hadas? Pero no se apartó. La enredó con la propia, que le odiara no implicaba que no pudiera disfrutar de un contacto así. Jensen llevó sus manos a las piernas de Liliana y las abrió para que rodeara la cintura del chico, ella lo hizo y sintió su erección de inmediato. Vaya, no estaba mal dotado el hada, nada mal.

Esta sala es lo que yo quiero que sea, ni siquiera sabes dónde estás en realidad, no sabes si te estoy haciendo imaginar todo esto –insistió en una pausa, recuperando el aliento pero jadeando visiblemente. Su mirada era seria y su boca no se movió un ápice y supo que si la situación continuaba así, perdería el control que tanto le estaba consiguiendo obtener. Sintió de nuevo el calor de sus labios y una pequeña laceración, había sido mordida justo como había hecho ella.

Ni siquiera se inmutó, pero si cuando él lamió la sangre de sus labios con la lengua, momento en el cual se sintió muy excitada. Liliana obedeció, volvió a besarle con ansiedad, introdujo la lengua, recorrió cada hueco del lugar y recorrió sus labios con los suyos y con cada parte de la boca. Llevó la mano de nuevo abajo pero esta vez a su miembro, la puso ahí, le hizo pensar que lo había conseguido, que podrían tener sexo en esa misma mesa.

Pero en el último momento alzó la pierna y le clavó el tacón de aguja en el pecho. Ejerciendo fuerza con esas maravillosas piernas que él decía que tenía, la tensó y le indicó con el tacón que retrocediera, haciendo fuerza y clavándoselo si decidía no obedecer.– Se acabó el juego, Jensen, has perdido –dijo triunfal, había desdén en su voz, nada la delataba, solo un pequeño gesto hacía pensar que tal vez no era tan inmune a sus encantos como decía, su pecho subía con intensidad una y otra vez.


What do you want? / Privado ZPah9sj
Liliana Balfager
Mensajes : 112

Reliquias : 503

Temas : 2/5


Hoja de personaje
Inventario:
http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t10205-liliana-balfager-fichahttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t10224-relaciones-de-liliana#89842http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t10216-lili-balfager-cronologia
Hijo/a de
Lilith

Liliana Balfager
está

Volver arriba Ir abajo

What do you want? / Privado Empty Re: What do you want? / Privado

Mensaje— por Jensen Landvik el Mar Ago 06, 2019 2:02 am

WHAT DO YOU WANT?
→ MIÉRCOLES → 23:00 → CENTRAL PARK  → DESPEJADO

Supongo que no eres como mis anteriores rollos, no. No puedo jurar que ninguna tuviese piernas como las tuyas —y, aún si lo hiciese, no deberías fiarte de mí—, pero bien es cierto que lo que te diferencia de ellas es que a ti sí que te necesito. Pero eso no significa que tengas que hacerte ideas equivocadas. Pronto descubrirás a qué me refiero.

La proximidad entre nosotros se dispara, y la forma en que me besas desvela que quieres yacer conmigo. Seguramente más que yo contigo. Bueno, no quiero desvelar detalles antes de tiempo. Sigo hablando.

He estado con mujeres de todo tipo, encanto —te respondo simplemente, haciéndome de hombros. Mira, en esto no te miento.

No veo que me estés torturando por desobedecerte. Al menos, no todavía. Y si tienes pensado hacerlo, estoy dispuesto a sufrir tal dolor con tal de pasar un buen rato. ¿Qué más dará, dolor o placer, cuando ni siquiera sé en qué momento de mi vida me encuentro? ¿Cómo pensar en lo bueno y lo malo ahora que no sé si realmente vivo?

¿Y crees que me importa imaginar esto o no? Si no puedo distinguir, ¿qué más da? —Es triste que lo diga, pero es cierto. Si es imposible distinguir la realidad de la ficción, entonces más vale vivir feliz en un sueño que temer estar en una pesadilla.

Al sentir tu mano en mi entrepierna, dejo escapar un gemido contra tus labios. Vas a hacer que me atragante con tu lengua en mi boca. Son detalles como éstos los que me demuestran que, en verdad, sí te sientes atraída, y sí estás deseando que te haga el amor aquí mismo, en esta mesa. Pero eres demasiado cabezota. A veces basta con dejarse llevar por las emociones, por un deseo tan simple y basto como el de querer copular.

Te haces de rogar inútilmente. Y, al sentir el tacón en mi pecho, arqueo una ceja, mirándote con evidente indiferencia. Claro que me da miedo salir herido, pero...

¿Ah, sí? —Aparto tu tacón de un manotazo y vuelvo a colocarme entre tus piernas, sin necesidad de tirar de ellas. Pero ahora no te beso. Te miro fijamente, serio. Y coloco una mano en tu pecho. Bueno, sí, te estoy tocando teóricamente un seno, pero no es mi principal objetivo—. Tú misma te has delatado. Mira cómo respiras. Te falta el aire, quieres que lleguemos más lejos... y no te negaré que a mí me encantaría disfrutar de tu cuerpo, de tu trasero, de tus piernas aquí, en esta mesa.

>>Pero hay algo en lo que te equivocas. Si te crees que me voy a arrastrar por un polvo con una chica entre miles, estás muy equivocada. Lo único que te diferencia de todas las demás es poder ayudarme, no tus piernas, no tu pelo, no tu mirada. Ni siquiera el tamaño de lo más corriente de tu pecho. —Me hago de hombros y me acerco a tus labios—. Se acabó el juego, Liliana. Has perdido.

Y has perdido mucho, porque yo me habré quedado con las ganas, pero sé que tú más. Mucho más.

Me aparto y camino hacia el portal. Es hora de que nos pongamos manos a la obra, ¿no? Tenemos una enfermedad que curar.

Volvamos al Central Park. ¿Te importa si visito a una amiga rubia antes que nada? Necesito desfogar.

Jensen Landvik
Mensajes : 115

Reliquias : 475

http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t10206-jensen-landvik#89643http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t10222-relaciones-de-jensen#89832http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t10223-cronologia-de-jensen#89833
Hijo/a de
Lylic

Jensen Landvik
está

Volver arriba Ir abajo

What do you want? / Privado Empty Re: What do you want? / Privado

Mensaje— por Liliana Balfager el Mar Ago 06, 2019 2:33 am

What do you want?
→ Miércoles → 23:00 → Central Park → Despejado

Liliana:
What do you want? / Privado 5T7bsEd

A la brasileña le daba igual con quién hubiera estado, en 500 años necesitaría varias listas para enumerar sus propias conquistas, pero lo que la diferenciaba del hada es que no parecía alardear de su promiscuidad. No se le había olvidado eso de desobedecerla, pero tenía varias ideas en mente para torturarle y sabía que no era necesario que todo fuera aquella noche. Al fin y al cabo había aceptado el trabajo y se tendrían que ver más a menudo a partir de ese momento.

Las hadas os acostaríais con vosotras mismas si os fuera posible –dijo ella mordaz y buscando ser hiriente, todo el mundo sabía que eran caprichosas y egocéntricas. Volvió a mencionar que no era capaz de distinguir la realidad y no tenía claro qué narices podía tener. Tenía muchas ideas sobre qué podía originar su trastorno y estaba claro que se trataba de algo mágico, por lo que si alguien podía encontrar una cura, sin duda sería ella.– No lo estás imaginando –se limitó a añadir, enfadada con ella misma.

¿Por qué había decidido decírselo? ¿Es que de pronto se había vuelto blandita? No lo pensó mucho más, aquellos besos voraces que más parecían delatar que se quisieran comer el uno al otro no le permitían tener la mente clara. Por ello alzó su tacón directo al pecho, rompiendo el contacto, porque si no lo interrumpía en ese momento iba a ser demasiado tarde para hacerlo. Se fijó en su expresión confusa por un momento, pero no le duró mucho, apartó el tacón de un manotazo.

Deseó golpearle en esa cara de ángel que tenía, irónico que él pareciera un ángel cuando ella llevaba en su cuerpo la marca de un demonio. Volvió a invadir su espacio, pero esta vez no hubo ningún beso, solo tenía sus brazos de nuevo sobre la mesa a su alrededor y su erección entre sus piernas. Sintió su mano en el pecho, no fue un toqueteo, no, intentaba detectar la respiración. Apartó su mano de un manotazo, esta vez fue ella.

¿Quién se había creído que era? Y de nuevo volvió a insultarla, la llamó corriente, se metió con su cuerpo, incluso con sus pechos. Pero lo peor de todo no fue ser insultada, fue que usara sus mismas palabras, que dijera "Se acabó el juego, Liliana". Cerca de su boca, con esa actitud chulesca y altanera que llevaba mostrando toda la noche, como si él fuera lo mejor que ella podría conseguir en su vida y se lo había perdido.

Así que no lo pensó, cuando el chico se apartó y se dio la vuelta para encaminarse al portal, Liliana fue más rápida. Se levantó de un salto y se plantó frente a él, se puso de puntillas y alzó la mano veloz y le abofeteó. El sonido retumbó en la habitación, como si hubiera eco, el sonido de su mejilla al haber sido golpeada. Observó su mano, anonadada, hacía años que no perdía el control de sí misma de esa forma, ¿cómo había permitido que un niñato se lo arrebatara por el polvo que casi echan? Le tembló la mano levemente.

Eres un bastardo –siseó, intentando calmarse. La palma de la mano le picaba y con gusto le habría arreado otra igual, pero no lo hizo. No podía dejarse llevar por las emociones, las venganzas se sirven frías y para hacer daño a alguien, hay que mantenerse neutral y al margen en todo momento. Ese era su modus operandi, mantenerse al margen de todo y de todos.– Tienes suerte de que ya haya aceptado ayudarte, porque si no te marcharías de aquí con otra torta y sin respuestas –dijo, antes de cruzar el portal primero, dándole la espalda airada.



What do you want? / Privado ZPah9sj
Liliana Balfager
Mensajes : 112

Reliquias : 503

Temas : 2/5


Hoja de personaje
Inventario:
http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t10205-liliana-balfager-fichahttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t10224-relaciones-de-liliana#89842http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t10216-lili-balfager-cronologia
Hijo/a de
Lilith

Liliana Balfager
está

Volver arriba Ir abajo

What do you want? / Privado Empty Re: What do you want? / Privado

Mensaje— por Jensen Landvik el Mar Ago 06, 2019 11:56 am

WHAT DO YOU WANT?
→ MIÉRCOLES → 23:00 → CENTRAL PARK  → DESPEJADO

No lo estoy imaginando. Si lo hiciese, no querría despertarme, sólo por tus piernas. Todo se dispara tanto que, de ser por mí, te lo habría hecho justo en esta mesa. Tu tacón en mi pecho hace que sume un poco de atracción, de excitación. Tranquila, no me importará después para darte calabazas y dejarte con las ganas.

Me he dado la vuelta para dirigirme hacia el portal con la intencion de volver a Central Park. Supongo que te quedarás, boquiabierta, sentada en la mesa, con las piernas abiertas y el cuerpo temblando. He de reconocer que no esperaba que fueses a reaccionar con tanta rapidez. Cuando te encuentras frente a mí, arqueo una ceja y pienso en mofarme en ti.

Pero un bofetón me cruza la cara. El silencio que subsigue hace que todo sea más incómodo. Me arde la mejilla, y sé que ahí habrá una buena marca por un tiempo. Eres fuerte, física y psicológicamente. Tienes mucho carácter, y no estás dispuesta a que se rían de ti. Eso puedo entenderlo. En el fondo, yo también soy así. Es sólo que muestro desinterés para obtener reacciones como ésta, precisamente. Lo más gracioso de todo es que, por mucho que te niegues, sé que la ira te consume. Quieres estrangularme por haber pasado de ti.

Y tú eres preciosa —respondo, sobándome la mejilla. Sonrío. Sé que eso te gustará. Os gustará a ambas—. Siempre puedes cambiar de opinión. Pero no lo harás. ¡No lo harás!

Cruzas el portal y me dejas con la palabra en la boca. Aprieto los dientes, enfadado yo ahora, y lo cruzo también. Nos encontramos tal y donde habíamos abandonado el Central Park. Te barro el camino con mi cuerpo y tiro de tus caderas de nuevo.

No lo harás porque te atraigo, porque te vuelvo loco. Y que no te haya dado lo que querías de mí en esa sala, te has enfadado y te impones físicamente. Mentalmente, incluso, pero quieres hacerme daño. Sexo. Con tus piernas, claro que lo tendría contigo. Pero has perdido el vuelo.

Me río, te toco la nariz y te doy un nuevo morreo. En esta ocasión, me aseguro de sostenerte entre mis brazos. Te rodeo con ellos, para evitar que puedas evadirte o zafarte. Sé que usarás tus poderes de un modo u otro, si quieres que en verdad me aparte de ti. Pero algo me dice que no es lo que quieres.

Me separo de ti y recupero el aire. Te miro las piernas, me muerdo el labio y luego me doy la vuelta.

Ahora, si me disculpas, voy a acostarme con una rubia. —Empiezo a caminar en dirección del hogar de esa "amiga". Es la primera que se me ocurre. Hay tantas que tengo dónde escoger en Nueva York.

Este juego nuestro me está entreteniendo, mucho. Me pregunto qué pensarás tú. ¿Querrás matarme aquí mismo? ¿Me dejarás marchar? ¿Cederás? No tengo ni la menor idea. Y eso me gusta. No quiero conocerte. Todo lo contrario.

Quiero que me conozcas. Quiero que te obsesiones conmigo. Quiero que pretendas controlarme. Así seré yo quién lleve el control.

Jensen Landvik
Mensajes : 115

Reliquias : 475

http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t10206-jensen-landvik#89643http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t10222-relaciones-de-jensen#89832http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t10223-cronologia-de-jensen#89833
Hijo/a de
Lylic

Jensen Landvik
está

Volver arriba Ir abajo

What do you want? / Privado Empty Re: What do you want? / Privado

Mensaje— por Liliana Balfager el Miér Ago 07, 2019 11:32 am

What do you want?
→ Miércoles → 23:00 → Central Park → Despejado

Liliana:
What do you want? / Privado 5T7bsEd

La bruja deseaba golpearle con todas sus ganas, torturarle de maneras mucho peores y demostrarle quién era la que mandaba allí. Aquella hada, con su sonrisa preciosa y esa cara de niño bueno, la irritaba completamente. No era solo lo que salía por su boca, que era veneno puro, era también esa actitud de indiferencia, de chulería y esa auto-suficiencia que parecía guiar todos sus actos. Había actuado con poca cabeza aquella noche y supo que con él, iba a tener que controlarse mucho más de cara al futuro.

El fresco de Central Park la recibió, era una noche cerrada en la que el calor de verano había aflojado un poco. Odiaba el verano con todas sus fuerzas, estaba deseando que acabara de una vez. No había contestado nada, pero en su mente resonaba ese "Tu eres preciosa" con fuerza, chasqueó la lengua para desterrar eso, lo había dicho por joder, como todo lo que decía. Y aun así le costaba mucho dejar de pensar en ello, como si se hubiera quedado anclado a su mente.

Para que iba a cambiar de opinion, te vas con una rubia –siseó, más molesta de lo que pretendía mostrarse en realidad. Pero no lo pudo evitar, aun así echó a caminar por Central Park y cuando el hada hubo salido, cerró el portal con un simple gesto de la mano. Sintió un nuevo tirón en sus caderas, él la retenía para hablar con ella y aquello volvió a molestarla, nuevamente invadiendo su espacio vital. – Me gustaría saber qué te hace pensar que todo y todos quieren follar contigo, Jensen. Eres guapo, atractivo, pero eres uno más... –dijo, buscando ser dañina, sin esperar que volvería a llevarse un señor beso en la boca.

Su cuerpo la traicionó, respondió a aquel beso, se pegó contra su abrazo firme y cuando se separaron, sintió nuevas ganas de golpear, pero a sí misma por estar poniéndoselo tan fácil. Sintió ira de nuevo, una contenida, por aquella condescendencia con la que se atrevía a besarla y a tocarla, como si fuera de su propiedad, a ver si no era ella la que tenía que comenzar a hacer lo mismo.– Te contactaré la semana que viene cuando tenga información, no intentes buscarme mientras ni preguntes por mí. Yo te diré cuando y dónde volveremos a vernos –dijo, ignorando todo aquello sobre la rubia que se iba a tirar, le daba igual... o no tanto.

Y él hizo el ademán de marcharse, le encantaría que ella le detuviera. Que le dijera que no se fuera, que se acostarían en ese mismo parque contra un árbol, en ese momento. Pero no lo hizo, no quiso darle el placer de arrastrarse y aun así, tuvo que reconocer que la simple idea le gustó. Y se lo pudo imaginar, su cuerpo duro bajo la camiseta, sus manos apretándola contra el tronco y sus piernas rodeándole por la cintura mientras ambos pasaban un buen rato, mientras se acostaban en ese parque.

Apretó los puños y suspiró, invocó otro portal y se introdujo por él, sin mirar atrás de nuevo, enfadada. Cuando apareció en su frío y enorme piso, se dejó caer sobre el sofá y se masajeó las sienes. Se levantó y en la nevera sacó una botella de vino que pensaba beberse entera aquella noche.


What do you want? / Privado ZPah9sj
Liliana Balfager
Mensajes : 112

Reliquias : 503

Temas : 2/5


Hoja de personaje
Inventario:
http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t10205-liliana-balfager-fichahttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t10224-relaciones-de-liliana#89842http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t10216-lili-balfager-cronologia
Hijo/a de
Lilith

Liliana Balfager
está

Volver arriba Ir abajo

What do you want? / Privado Empty Re: What do you want? / Privado

Mensaje— por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
está

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.