31/12 ¡Último día del año, queridos habitantes del submundo! El Staff de Facilis Descensus Averni os desea una magnífica entrada de año y que os sucedan más cosas buenas que malas. ¡FELIZ 2019!


02/12 ¡Atención, atención! ¡Aquí os dejamos las noticias recién salidas del horno! ¡Pasaos cuanto antes para echar un ojo! Seguimos perpetrando maldades...


29/07 ¡Atención, atención! La limpieza por inactividad se realizará a partir de las 22:00 horas en adelante del 31 de julio. ¡Aprovechad los últimos momentos!


06/06 ¡Atención, atención! ¡El Staff os ha preparado una nueva sorpresilla curiosa! ¡Pasaos cuanto antes para echar un ojo! Seguimos perpetrando maldades...


01/05 ¡Atención, usuario! ¡El Staff os ha preparado una nueva Trama Global! ¡Pasaos cuanto antes para echar un ojo y apuntaros, adoradísimos habitantes del submundo! Las maldades vuelven a comenzar...

21 # 19
9
NEFILIMS
4
CONSEJO
5
HUMANOS
2
LICÁNTRO.
7
VAMPIROS
8
BRUJOS
3
HADAS
2
DEMONIOS
0
FANTASMAS
Últimos temas

The hunter, hunted [Libre]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

The hunter, hunted [Libre] Empty The hunter, hunted [Libre]

Mensaje— por Michael Stenberg el Vie Ago 30, 2019 3:16 pm

The hunter, hunted
→ Viernes → 22:42 → Húmedo
A veces creo que tenemos lo que nos hemos buscado en esta puñetera vida de mierda que nos ha tocado vivir a cada uno. Yo no elegí nacer, desde luego, ni venir al mundo en la familia en la que me tocó nacer, y muchas veces me he preguntado, sobre todo en la época en la que ácido era lo más suave que me metía en el cuerpo, si habría querido existir si me hubiesen dado la oportunidad de elegir si permanecer en el limbo o caminar por la tierra como los mortales.

Sí, elucubraciones completamente estúpidas y absurdas, pero es lo que tiene ir drogado hasta las cejas para no pensar en el suicido de tu hermana menor.

Hacía ya mucho tiempo que no me planteaba dudas semejantes porque eso no servía de una puta mierda. Sólo provocaba un dolor ajeno a ti mismo que no te podías sacar del pecho ni aunque intentases apuñalarlo desde fuera o desde dentro, porque eran pensamientos nocivos que te provocaban asfixia y nada más. Nada productivo. Nada suculento. Y Dios, si es que de verdad existía algo semejante en el universo, sabe que hace años que abandoné lo metafísico para centrarme meramente en lo práctico. La filosofía para los filósofos, y la vida llena de mierda, de sangre y de tripas de demonio destrozando tu chaqueta preferida para los que tenemos que ganarnos la vida de alguna manera con las habilidades que nos ha otorgado. O que se nos ha obligado a desarrollar, en mi caso.

Aunque en ese momento la metafísica del ¿por qué yo? ¿por qué a mí? me acompañaba a todas partes.

La herida que lucía en el costado perdía más sangre de la que me habría gustado. No ya por los pinchazos que me provocaba la carne abierta, sino porque iba dejando un reguero bastante perceptible para mi perseguidor. Qué forma más estúpida de acabar aquella vida mía; sin luchas épicas, sin redención... Si quiera sin poder mirar a Victoire una última vez a los ojos para decirle que la quería, a pesar de que estaba convencido de que ella lo sabía porque esa maldita mujer había aprendido a leer en mí como quien lee las instrucciones del horno que se acaba de comprar. Al menos moriría luchando con la espada en la mano, no acobardado en un rincón esperando final seguro. Sólo a mí se me había ocurrido meterme en aquellos túneles para intentar acabar un encargo. Y es que un tipo anónimo me había contratado para intentar acabar con la vida del asesino de su hijo, que aparentemente se estaba escondiendo en el subsuelo. Janik me había dicho que aquello apestaba a trampa, y lo cierto es que no olía bien desde el principio, no sólo por el hedor propio del lugar. Pero, ¿quién querría tenderme una trampa a mí? Menuda estupidez, ¿no? Quiero decir, aquellos malditos vampiros ya se habían vengado de mí haciéndome beber su sangre para torturarme y yo pensé que habríamos pasado página al respecto. Ah... No soporto ser tan popular...

No sé exactamente cuánto rato estuve dando vueltas por la zona, por debajo de la Ciudad que Nunca Duerme, ajeno a los sonidos de la superficie para centrarme en lo que me rodeaba. Roedores. Cucarachas. Mi propia respiración... Los pasos perseguidores habían cesado hacía tiempo, pero eso no me había hecho bajar la guardia, aunque me indicó que quizás era momento para detenerme un segundo y recuperar algo del aliento que había perdido nosecuantos metros atrás. Jadeaba. Por primera vez en mi vida deseé tener una maldita estela a mi disposición... Y entonces los escuché de nuevo. Alguien avanzaba, no por mi espalda, como antes, sino justo de frente... Enarbolé la katana como pude antes de esconderme en una intersección, con los dedos de la mano izquierda apretando el corte sangrante que no dejaba de chillarme en el costado. ¿Cuándo demonios me volví tan confiado...?


The hunter, hunted [Libre] 28aqal2
You're my sin and we both know it:
The hunter, hunted [Libre] Whatsa10

Everything made by the precious Victoire C. Wintercloud
Michael Stenberg
Mensajes : 118

Reliquias : 1220

Temas : 3/4


Hoja de personaje
Inventario:
http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8246-michael-stenberg-id#71144http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8247-lista-de-contactos-de-michael-stenberg#71145http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8248-michael-stenberg-s-chronology#71146
Mundano/a, con La Visión

Michael Stenberg
está

Volver arriba Ir abajo

The hunter, hunted [Libre] Empty Re: The hunter, hunted [Libre]

Mensaje— por Einar Sørensen el Dom Sep 01, 2019 12:21 pm

The hunter, hunted
→ Viernes → 22:42 → Húmedo


Los rumores sobre una extraña actividad en una zona concreta de la ciudad no habían tardado en llegar a los ancianos del Praetor. Estaba claro que últimamente todo se estaba desmadrando demasiado, pero para alguien como yo, que tampoco llevo mucho tiempo en la ciudad y que desconozco cómo era todo antes, pues no le veo gran diferencia. Lo que no me esperaba, ni por asomo, era que me enviaran a investigarlo, ya que, por culpa de mis últimas cagadas como que estaba siendo vigilado con lupa, por lo que el ser convocado y asignado para dicha misión me había sorprendido bastante.

Me habían emparejado con otro miembro del Praetor al que poco, o nada, conocía, pero la verdad es que eso me importaba bien poco. Estaba claro que hubiera preferido ir mil veces antes con Scarlett, pero no había podido ser, por lo que tendría que apañármelas junto a un tío que sólo conocía de oídas. Y la verdad es que habíamos empezado mal, realmente mal la noche, sobretodo porque el muy cretino se había emperrado en llevarme en su jodido todoterreno, algo que me había molestado ya que siempre prefiero ir con mi preciada moto pero tampoco estaba en posición de exigir nada. Por si eso no fuera suficiente parecía que mi compañero estaba más que dispuesto en sacarme de mis casillas, algo que estaba consiguiendo a una velocidad sorprendente y que tendría mucho que ver con mis últimas acciones y logros, por llamarlos de alguna manera.

Pero bueno, la cuestión es que estaba más que cabreado y no solo por la compañía, sino por esa extraña debilidad que parecía acompañarme desde el jodido accidente de moto, algo que no lograba comprender con claridad pero que para el caso tampoco importaba demasiado.

Sentir detenerse el vehículo fue todo un alivio, y más aun el poder apearme de él definitivamente y alejarme de este gilipollas. Aunque he de reconocer que en cuanto comienza a hablar y a sugerir que podríamos separarnos para abarcar más terreno siento un ligero aprecio hacia él, puesto que así no hace falta que sea yo quien proponga el no permanecer ni un segundo más a su lado. Así, sin responderle verbalmente, simplemente con un asentimiento de cabeza, me transformo allí mismo, abrazando de forma curiosa el dolor que ello conlleva, pero un dolor que ahora mismo me alivia pues me hace sentir vivo, para dirigirme siguiendo su sugerencia, porque si me lo hubiera ordenado lo habría mandado a la mierda, hacia la entrada de lo que parecía una especie de túnel o pasadizo subterráneo.

Mientras me adentro en la oscuridad, caminando con cautela sobre mis cuatro patas, utilizando mi aguzada visión lobuna para orientarme, no dejo de tener la certeza de que me estoy metiendo de cabeza en problemas. Todo mi instinto me dicta que no debo entrar solo ahí dentro, que si realmente toda esa actividad tiene que ver con demonios no podré hacer mucha cosa, pero, hasta el momento a mi olfato no llega ni un ligero aroma demoníaco, solo el característico olor a la sangre y a mundanos, por lo que continúo avanzando lentamente, dando por sentado que estando en la zona de la ciudad en la que estoy el olor se deberá a algún pobre desgraciado al que han atacado, esperando que mi instinto se equivoque y que no me esté metiendo para nada en una pequeña trampa mortal.


The hunter, hunted [Libre] Oshp9h
Einar Sørensen
Mensajes : 315

Reliquias : 1723

Temas : 6/10


Hoja de personaje
Inventario:
http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9644-einar-srensen-idhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9661-quien-es-quien-segun-einar-einar-sine-relasjonerhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9662-dette-er-mitt-liv-cronologia-einar-srensen#84238
Hijo/a de
la Luna

Einar Sørensen
está

Volver arriba Ir abajo

The hunter, hunted [Libre] Empty Re: The hunter, hunted [Libre]

Mensaje— por Michael Stenberg el Miér Sep 25, 2019 12:25 pm

The hunter, hunted
→ Viernes → 22:42 → Húmedo
Cerrar los ojos. Tomar aire. Expulsarlo de forma tan suave que ni siquiera el viento podría percibirlo.

A tranquilizar la respiración fue lo primero que me enseñó mi padre cuando comenzaron los entrenamientos, a su curiosa manera, por supuesto, entre torturas y desgañites que harían zozobrar el ánimo hasta del militar mundano más preparado, o incluso del nefilim más galardonado. Por eso, mientras aguardaba expectante a mi perseguidor me centré únicamente en eso, ya que con respecto al olor a sangre y sudor no podía hacer nada en ese momento. Por mucho que me hubiese apartado de la corriente de aire el hedor seguía ahí, presente, y aunque no me estuviese ocultando en la intersección, quien quiera que fuese que me estaba siguiendo se detendría allí igual, mareado incluso por todo.

Así que, ¿por qué no aprovechar el susto?

El tiempo pareció empezar a moverse todavía incluso más despacio, con cada movimiento que mi pecho hacía al llenarse y al liberar la carga de aire que había tomado. Me relamí los labios, resecos con el sabor de la sangre impregnándolos por todas partes. Sólo un poco más. Sólo unos metros más y podría lanzarme sobre él y acabar con su puta y patética vida de una maldita vez. Sólo esperaba que las sombras no lo ocultasen lo suficiente como para impedirme acertar en su asqueroso cuello y rebanarle la cabeza.

Entonces llegó.

Salté hacia la criatura.

Pero ella me esquivó con gracia, enseñándome sus colmillos y sus ojos amarillentos, brillantes y furiosos.

Un lobo.

Un jodido lobo.

Espera.

¿Un lobo?

Enarqué una ceja mientras, al ver en la tensión de los músculos de sus patas la clara intención de abalanzarse sobre mí, dejaba la espada en el suelo y alzaba la única mano libre que me quedaba. ¿Qué cojones hacía un lobo ahí abajo? No había visto demasiado bien a mi atacante en un principio, pero estaba bastante seguro de que no se trataba de un bicho peludo que apestaba a perro mojado. Así que, ¿qué demonios estaba haciendo en ese maldito subterráneo justo mientras yo intentaba salir con vida de allí? Bueno, a lo mejor alguien lo estaba enviando en mi ayuda, para variar. Salvemos el culo a Michael, que tampoco se merece toda la mierda que le sucede a lo largo de su vida. Tragué lentamente, esperando que mi gesto fuese suficiente como para darle a entender que no le deseaba ningún mal.

Mira —me atreví a hablar— no sé quién eres ni qué haces aquí, pero te agradecería que si sólo estabas de paso me dejases en paz. Ya sabes. Yo no te he visto. Tú no me has visto. —Giré el rostro en todas direcciones, intentando percibir si había algo oculto—. De hecho es un lugar terrible para andar por aquí ahora mismo porque hay un bicharraco oculto por ahí que me estaba siguiendo, así que lo mejor que puedes hacer es desaparecer y santas pascuas.


The hunter, hunted [Libre] 28aqal2
You're my sin and we both know it:
The hunter, hunted [Libre] Whatsa10

Everything made by the precious Victoire C. Wintercloud
Michael Stenberg
Mensajes : 118

Reliquias : 1220

Temas : 3/4


Hoja de personaje
Inventario:
http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8246-michael-stenberg-id#71144http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8247-lista-de-contactos-de-michael-stenberg#71145http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8248-michael-stenberg-s-chronology#71146
Mundano/a, con La Visión

Michael Stenberg
está

Volver arriba Ir abajo

The hunter, hunted [Libre] Empty Re: The hunter, hunted [Libre]

Mensaje— por Einar Sørensen el Dom Sep 29, 2019 1:59 pm

The hunter, hunted
→ Viernes → 22:42 → Húmedo

Según voy avanzando de entre el hedor a sangre, sudor, excrementos, me empieza a llegar un olor más sutil, más característico, un olor que hace que detenga mis pasos unos segundos y eleve mi testa al aire viciado de aquel conducto, olfateándolo en un claro intento por terminar de detectar ése olor tan peculiar, un olor mezcla de tabaco, alcohol y… ¿perrito caliente? - "¡No me jodas Einar!, es imposible que huela a comida basura aquí dentro… a no ser que alguien haya tirado su almuerzo por la zona” – me permito evadir mis pensamientos unos segundos para bromear sobre lo insólito de aquella mezcla de olores, aunque sabiendo perfectamente que quizás se trate del olor característico de un individuo en concreto.

Es curioso que, tras contagiarme y convertirme en un jodido cánido rabioso, comencé a identificar a cualquier ser con el que me encuentro mediante su olor, un olor especial, característico y único que parece desprender, un olor que me permite rastrearlo y distinguirlo entre la multitud como si de un dispositivo de geolocalización se tratase. El problema es que normalmente ése olor me llega cuando tengo a la persona delante, al menos la primera vez, porque muchas veces cuesta saber si es un olor ambiental o el propio del individuo. Como pasa en este momento, puesto que, si no fuera por lo absurdo que me parece que es oler a un jodido perrito caliente, con su mostaza y kétchup, pensaría que es un olor ambiental y no haría demasiado caso.

Y es dicho olor, el que hace que extreme mis precauciones al volver a dar el primer paso, retomando mi marcha sobre mis patas con el mismo cuidado que antes, pero agachando ligeramente la cabeza y pegando mis orejas a ella, preparándome para lo que esté por llegar, pues quizás la procedencia de dicho olor diste mucho de una salchicha desechada en el suelo. Consiguiendo así, gracias a él, que detecte a la criatura que se abalanza sobre mi, con claras intenciones de atacarme.

Con un instintivo rápido y ágil movimiento logrado tras años de cacerías y peleas, consigo esquivar a mi atacante, el cual parece tener ciertas dificultades de movilidad, puesto que su ataque a parte de inefectivo parece bastante limitado. Dejando que sea ese instinto el que tome el control de mi cuerpo, me giro con rapidez, encarándome hacia mi agresor, abriendo mis fauces para mostrar mis afilados colmillos, erizando todo el pelaje de mi lobo y lanzándole un claro gruñido de advertencia, mientras comienzo a reclinar mis patas, dispuesto a lanzarme sobre él al instante.

Por suerte para él, el gesto que hace al levantar una de sus manos, lo tomo como un acto de rendición, pues en vez de revolverse sobre sí mismo para tomar una posición más defensiva u ofensiva, queda tumbado boca arriba en el mugriento suelo, elevando esa mano mientras la otra se sujeta un costado, por el que no deja de emanar sangre. A eso se le suma su discursito, un discurso con el que me deja bien claro que se trata de un mundano de esos que son capaces de captar a los subterráneos, uno de esos pobres desgraciados que han sido maldecidos con el poder de la verdad sobre este patético mundo.

Dejando que hable, me quedo mirándolo, sin mutar ni un ápice todo mi lenguaje corporal, aquel que dice claramente un gesto y te destrozo, observándole atentamente sin que el gruñido que brota de mi garganta, semejante a un motor, cese. Comprobando por el movimiento que hace con su cabeza, y que no pasa para nada desapercibido a mi aguzada vista lobuna, confirme sus palabras, pues está claro que realmente huye de algo, claro causante de sus heridas.

Tras oírle y verle tengo claras tres cosas. La primera es que es el origen de aquella curiosa mezcla de olores, una mezcla de olor que ya siempre identificaré con él a pesar de no conocer ni su nombre. La segunda es que está huyendo realmente de algo y que por eso me ha atacado, seguramente pensando que era yo su perseguidor. Y la tercera, aquella que más cabreo me procesa es ése ligero acento danés que tan bien conozco y que no tardo ni dos segundos en reconocer.

- "Einar, tranquilo, relájate. Recuerda a los vejestorios del Praetor, recuerda el calabozo… el calabozo Einar, recuerda el puto calabozo…” – me obligo a tranquilizarme, a acallar ese instinto que me anima a atacar, a demostrarle que nadie me ataca sin sufrir las consecuencias aunque haya sido por un terrible error, a mantener al lobo encerrado un rato más. Cesando finalmente el gruñido para permitir que el dolor, el fuerte dolor de la transformación se apodere de mi cuerpo, notando cómo todos mis sentidos se embotan, por decirlo de alguna manera, adoptando la forma humana, en la que todos ellos pierden parte de su agudeza, pero que es la que necesito ahora para poder comunicarme con el mundano.
- Con gusto dejaría que te destrozara lo que sea que te está persiguiendo – le digo en danés, en cuanto estoy en mi forma humana, mirándolo con cara de pocos amigos y eligiendo cada una de mis palabras para demostrarle que no me fío un pelo de él - pero luego tendría que dar cuentas a esos jodidos medio-ángeles. Así que, te voy a sacar de aquí para ver si así tu cariñoso amigo se deja ver, y pueda enfrentarse a alguien de su tamaño… – añado, explicándole mis intenciones antes de acercarme a él, dispuesto a cargarlo a hombros y sacarlo de ahí, pues está claro que el ser que nos han enviado a investigar seguramente es el mismo que ha atacado a este pobre desgraciado.


The hunter, hunted [Libre] Oshp9h
Einar Sørensen
Mensajes : 315

Reliquias : 1723

Temas : 6/10


Hoja de personaje
Inventario:
http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9644-einar-srensen-idhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9661-quien-es-quien-segun-einar-einar-sine-relasjonerhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9662-dette-er-mitt-liv-cronologia-einar-srensen#84238
Hijo/a de
la Luna

Einar Sørensen
está

Volver arriba Ir abajo

The hunter, hunted [Libre] Empty Re: The hunter, hunted [Libre]

Mensaje— por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
está

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.