02/01 El Staff de Facilis Descensus Averni os desea ¡FELIZ 2020! Estad atentos a las noticias estos días...


02/12 ¡Atención, atención! ¡Aquí os dejamos las noticias recién salidas del horno! ¡Pasaos cuanto antes para echar un ojo! Seguimos perpetrando maldades...


29/07 ¡Atención, atención! La limpieza por inactividad se realizará a partir de las 22:00 horas en adelante del 31 de julio. ¡Aprovechad los últimos momentos!


06/06 ¡Atención, atención! ¡El Staff os ha preparado una nueva sorpresilla curiosa! ¡Pasaos cuanto antes para echar un ojo! Seguimos perpetrando maldades...


01/05 ¡Atención, usuario! ¡El Staff os ha preparado una nueva Trama Global! ¡Pasaos cuanto antes para echar un ojo y apuntaros, adoradísimos habitantes del submundo! Las maldades vuelven a comenzar...

24 # 27
14
NEFILIMS
4
CONSEJO
4
HUMANOS
6
LICÁNTRO.
7
VAMPIROS
9
BRUJOS
4
HADAS
3
DEMONIOS
0
FANTASMAS

El juicio /Einar

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

El juicio /Einar Empty El juicio /Einar

Mensaje— por Trinity Britt Expósito el Dom Dic 01, 2019 3:31 pm

El juicio
→ Lunes → 10:30 → juzgados  → Soleado→ Outfit  Outfit 2—  

 Tenía que admitir que estaba un poco nerviosa. Aquel era el gran día, el día en que por fin tenía la oportunidad de tener una vida por su propia cuenta, de salir del orfanato que tan malos recuerdos le traía y, sobretodo, olvidarse de las casas de acogida. Odiaba cada vez que le decían que que tenía que irse con unos putos desconocidos que iban a cuidar de ella que, en teoría, eran buenas personas por tener semejante voluntariado. La verdad solía ser muy distinta. La mayoría eran unos hijos de la grandísima puta, unos borrachos o pervertidos o cualquier disparate. ¿Cómo era posible que engaran así al estado? En fin, se iba a acabar. Era su mantra en ese momento mientras contemplaba aquel enorme lugar desde la cera de enfrete. Se tenía que acabar, no podía soportarlo más.

Cogió el valor suficiente para entrar, acercándose a la trabajadora social que ya estaba allí. Tenía muy claro que no iba a dejar que se saliera con la suya tan fácilmente, pero vamos, iba a luchar con garras y dientes por eso. La mujer le sonrió y empezó a preguntarle como había estado y ese montón de parafernalias... Como si realmente le interesase. ¿No podían haberle puesto a una que le cayera bien? Ah, no, que tenía que ser la gilipollas del orfanato. No es más falsa porque no puede esta tía. Entonces recordó lo que dijo Jannicke mientras la otra no dejaba de hablar consigo misma.

Se sentía extraña por ese pensamiento y no pudo evitar mirar hacia la puerta a ver si la veía. Nunca se imaginó que ese encuentro con su familia biológica podría afectarla así, había estado con la cabeza en otro mundo todo el fin de semana. Sobretodo cuando los pequeños preguntaban por Einar, queriendo que volviera a llevarlo porque querían jugar con él. Eso le hizo pensar aun más e incluso sentirse culpable. Quería pensar que no todos los hombres eran iguales, incluso había visto cosas buenas mientras estuvo allí en su casa, pero solía ser superior a sus fuerzas.. Por más que lo intentara el miedo no se iba y, por una parte, tampoco quería que se fuera. Así estaba más a salvo, sin fiarse de nadie.

Cuando tuvieron que entrar le indicaron a ella su sitio frente a la jueza y la gilipollas de la Trabajadora social al otro. Como en las putas pelis, solo que parecía yo la acusada y ella el fiscal que quería mandarla a la cárcel o ejecutarla. ¿Que tenía bajó la manga esa tipa? Miedo el daba, pero fue ver entrar a la jueza para ponerse ahí arriba y cambiársele la cara. Con esta no te saldrás con la tuya... Pero igual yo tampoco. Menuda mierda.

-Sentaos.- No lo dudaron un instante, ni ella misma que se estaba cagando en todo. ¿Es que no tenía días libres? ¿Por qué siempre le tocaba la misma? - Veamos... -La jueza empezó a repasar unos documentos. No, aquello no era como en las películas, pero tendrían tiempo para hablar ambas.- He revisado este caso a conciencia. Trinity Britt Expósito quiere salir del orfanato...-dijo mientras se ajustaba las gafas para ver mejor algunos de los papeles que tenía sobre la mesa: Los historiales estaban al lado.- para ser autodependiente.- Sin dudarlo un momento me miró como incrédula.- Señorita Expósito, tengo aquí su petición pero voy a pedirle que se levante y nos lo explique con sus propias palabras.

En ese momento no sabía quien estaba en la Sala. Había visto de reojo a la hermana Mary Clarence, pero como para no verla y creía que solo había policias. ¿Quién querría ir a ver eso de todas formas? Se levantó con traquilidad, iba preparada para ese momento, sabía que podía conseguirlo.

-Verá señoría, durante todo este tiempo he conseguido ahorrar tres mil dolares que tengo en una cuenta del banco, algo que se puede comprobar en los papeles que están ahí adjuntados.- Toma ahí petarda, ¡esa no te la esperabas! Casi sonrió y todo al ver de reojo la cara de la trabajadora social.- Con ese dinero podría alquilar un piso e irme del orfanato.

-Aquí pone, según sus informes médicos que tiene un soplo en el corazón.- Eso no se lo esperaba.- Esto requiere una operación... También tengo aquí adjudicadas tus notas del instituto, ¿tienes intención de dejarlo?

-No, me gustaría terminar el bachillerato.

-¿Y tu plan para después del bachillerato? Además, ¿cómo piensas mantenerte sin un trabajo? Tres mil dolares no te dan para toda la vida.

- Se puede trabajar y estudiar al mismo tiempo, solo tengo que encontrar un trabajo. Quiero entrar en la escuela de baile, las pruebas son en verano.

- ¿Con un soplo en el corazón? -La jueza se masajeó los ojos unos instantes para acto seguido hacerla sentar con un gesto y girarse a la trabajadora social. Sus exposiciones fueron muy claras sobre la conducta que solía tener, más tirando a agresiva a la hora de hablar, aportando también que el dinero que tenía no podía mantenerla durante mucho tiempo y exponiendo traumas que hacían necesario que ella socializara con el psicólogo e incluso con un psiquiatra que había pedido tiempo atrás. La cara de odio que le lanzó fue poca. Ella no necesitaba un psiquiatra, estaba hasta los cojones, hasta la jueza la miró como si se estuviera pasando.-Bien, de acuerdo.- Nos miró a ambas.- Señorita Expósito, no tiene trabajo pero si he visto que tiene una herencia que no puede recibir hasta los diciocho años. También pone que la ha rechazado. No voy a preguntarle porqué ya que lo pone aquí bien claro, pero no puedo dejar que una adolescente sin recursos para mantenerse solventemente salga de una institución donde es tratada y cuidada. Así que, a no ser que tengas un adulto que se responsabilice de ti, la respuesta es que no.

Ese no había acabado ahí, esa jueza tenía mucho más que decir que por algún motivo sabía debía mantenerse callada por ahora. Tendría otra oportunidad de hablar y quitarle esa estúpida sonrisa de la cara a la trabajadora social. Cada vez estaba más cabreada, ¡¿cómo no podían valer tres mil dolares para irse de allí?! ¡¿Tanto esfuerzo para nada?! No, no, no. Ni de coña. Ella salía de ese orfanat como fuera.

-Por otra parte... -la jueza prosiguió.- Me parece una vergüenza que teniendo un problema cardíaco que se soluciona con una operación, las encargadas de que esto se lleve a cabo, vease la señorita Williams como trabajadora social, no se hayan encargado de que esa operación se realice. -Su tono se volvió tan serio que si Trinity hubiera sido ella, estaría muerta de miedo.- Creo que esto es motivo de inspección. Habrá que buscarle una casa de acogida para el tiempo de postoperatorio y pienso asegurarme personalmente de que se lleve a cabo antes de que cumpla los dieciocho años.

-¡Espere! -Se quedó helada un segundo.- Quiero decir, señoría, ¿casa de acogida? Quiero irme del orfanato, ¡tengo dinero para mantenerme!

- ¿Y trabajo? ¿O alguien se haga cargo de ti? ¿Tienes a alguien que pueda cuidarte si te operan? Tres mil dolares no es suficiente. Y a no ser que tengas algún recurso más duro mucho que esto dure mucho más. Lo siento, pero creo que no eres consciente de lo que significa ser autosuiciente.
 


El juicio /Einar HMQqXbF

Gracias Alyssa

EL BAÑO DE ARTHUR ES UN LUGAR SAGRADO Y SIN TÍOS
Trinity Britt Expósito
Mensajes : 107

Reliquias : 235


Hoja de personaje
Inventario:
http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t10061-trinity-britt-exposito-id
Mundano/a, sin la Visión

Trinity Britt Expósito
está

Volver arriba Ir abajo

El juicio /Einar Empty Re: El juicio /Einar

Mensaje— por Einar Sørensen el Lun Dic 02, 2019 11:48 pm

El Juicio
→ Lunes → 10:30 → Juzgados → Luna nueva a creciente, Soleado


Un auténtico coñazo, exactamente igual que un jodido dolor de muelas, así era como se había estado comportando mi hermana desde que volvió de llevar a Trinity al orfanato tras su repentina aparición en nuestras vidas. Como si de una auténtica taladradora humana se tratase, mi querida hermana no había hecho más que torturarme en todo momento con el maldito tema del juzgado y de nuestro deber para con la pequeña. Tanto había sido así de cansina que incluso pasé gran parte del domingo en la sede del Praetor, huyendo de las comeduras de tarro de mi hermana. Algo que no puede evitar que sucediera en cuanto puse un pie en la casa el domingo a la noche.

Finalmente la alianza Jannike-Damian habían conseguido ganar la batalla, haciendo que, a última hora de la noche, levantase mis manos en claro gesto de derrota y aceptase ir al día siguiente al dichoso juicio, puesto que mi hermana no había podido tomarse las horas libres necesarias para ir.

Vistiéndome más o menos para la ocasión, so pena de recibir una reprimenda por parte de mi hermana, había dejando a mi sobrino en el colegio antes de encaminarme, conduciendo de forma prudente, hasta el edificio de los juzgados. Era curioso, pero al aparcar mi moto en la zona habilitada para ello, no pude evitar mirar de soslayo la mole que se levantaba delante de mi, sintiendo un cierto cosquilleo molesto en mi nuca, pues, a pesar de que se trata de un sitio en donde los mundanos creen que se imparte justicia, algo que dista mucho de la realidad, no debe diferir mucho de los lugares en donde los cabrones cazadores se divierten creando sus estúpidas leyes para intentar convencernos de que somos malos, malísimos, sin darse cuenta de que ellos son mucho peores que nosotros.

Tan sumido ando en mis pensamientos que se me olvida dejar el casco en la moto, por lo que me veo obligado a regresar a ella para dejarlo ante la negativa de los seguratas del edificio en dejarme pasar con él, haciendo que pierda demasiado tiempo, pues al regresar me encuentro con un grupo de jodidos asiáticos de visita turística - "¿En serio? ¡Hay que joderse!, ¿Pero quién coño en su sano juicio querría visitar un puto juzgado en plan turista?” – no puedo sino pensar, gruñendo claramente ante la cola que me veo obligado a hacer antes de conseguir pasar el control de seguridad y poder dirigirme hasta la sala de audiencias en donde ya debía de haberse iniciado el puñetero juicio.

Como me temía en cuanto abro la puerta de la sala y entro, me encuentro con una sala casi completamente vacía, en la que se hayan poco más de cinco personas, por lo que decido sentarme en la última fila para no molestar más de lo necesario, sobretodo porque es justo el momento en el que mi supuesta sobrina está diciendo que tiene unos tres mil dólares ahorrados - "Vaya con la mosquita muerta… y parecía que no sabía lo que se hacía” – no puedo evitar pensar mientras termino de aposentar mis posaderas en el viejo banco de madera.

En silencio me convierto en un mero espectador de lo que se va desarrollando en la sala, llegando incluso a reclinarme lo más cómodamente posible que puedo en aquel jodido asiento de madera, - "Unas palomitas no me vendrían nada mal ahora mismo…” – me permito ironizar ante lo que me parece que no es más que una especie de rencilla entre jueza, trabajadora social y la adolescente.

- "Vaya… se pone interesante la cosa” – pienso jugueteando con el palillo que llevo apoyado en mis labios cuando veo que la jueza empieza a masajearse los ojos, haciendo que la joven se siente y dirigiéndose a la trabajadora social, la cual parece no estar muy contenta con el discurso que ha soltado Trinity. - "¿Una herencia?... ah claro, estúpido debe ser de su madre… aunque hay que ser realmente estúpido para rechazarla… ¿en qué cojones estabas pensando pequeña?” – no puedo evitar pensar según voy escuchando a la jueza, la cual va enumerando datos que no conocía en absoluto. Pero es cuando suelta lo de la operación, que tiene que ser sufragada por los servicios sociales al encontrarse bajo su tutela, lo de la casa de acogida, pero sobretodo el estallido de pánico que parece haberse apoderado de la rubia cuando protesta con tanta energía lo que hace que me incline hacia delante, apoyando mis manos en la mesa, dispuesto a hacer aquello que me ha exigido mi hermana, a pesar de que ni yo, ni mi lobo, queremos hacerlo.

- Nei, no es consciente de lo que significa ser autosuficiente – suelto con tono serio en cuanto la jueza termina hablar, levantándome finalmente del banco - Pero es lo suficientemente lista como para pedir ayuda cuando la necesita – añado como quien no quiere la cosa, sacando el palillo de mis labios y comenzando a caminar con paso tranquilo pero seguro hacia el pasillo central que conecta el estrado con la puerta, notando todas las miradas clavadas en mi.


El juicio /Einar Oshp9h
Einar Sørensen
Mensajes : 357

Reliquias : 1937

Temas : 6/10


Hoja de personaje
Inventario:
http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9644-einar-srensen-idhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9661-quien-es-quien-segun-einar-einar-sine-relasjonerhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9662-dette-er-mitt-liv-cronologia-einar-srensen#84238
Hijo/a de
la Luna

Einar Sørensen
está

Volver arriba Ir abajo

El juicio /Einar Empty Re: El juicio /Einar

Mensaje— por Trinity Britt Expósito el Mar Dic 03, 2019 10:08 am

El juicio
→ Lunes → 10:30 → juzgados  → Soleado→ Outfit  Outfit 2—  

Eso no iba bien, no iba nada bien. Por lo menos no solo para ella, la trabajadora social no iba a volver a querer ver a esa jueza en la vida y era normal, la misma Trinity había estado rezando todo el fin de semana para que fuera otra persona. Curiosamente no le caía mal. Había tratado muchas veces con ella y era una persona bastante graciosa a su manera, especialmente cuando no se está metiendo contigo. Ese era el problema, que no era contra otros. De una manera o de otra solía salirse siempre con la suya, era una jodida maestra en ello. Y esa tía no quería que se fuera del orfanato... También quería que fuera operada antes de los dieciocho, algo que, en parte, estaba a su favor.

En ese momento se estaba cagando en todo, porque no tenía con que convencerla para que la diera la emancipación y así de repente y gratuitamente, apareció el troglodita. El rostro de la adolescente se giró para contemplarlo mientras se acercaba, al principio pasmada luego con una cara de terror y rabia. ¡¿Qué estaba haciendo?! Empezó a negarle con la cabeza, como si eso pudiera impedir que siguiera hablando. ¡¿Qué cojones hacía él ahí?! Ay Dios mío, ¿a que la caga? ¡Que esta tipeja es capaz de cualquier cosa! ¡Pírate joder! Y entonces... Espera, ¿me ha insultado y dicho algo positivo de mí en una frase? ¿Este es tonto?.

La jueza se bajó las gafas para contemplar a Einar y Trinity no pudo hacer otra cosa que llevarse las manos a la cara soltando un "ogh" totalmente exasperando. La trabajadora social parecía no entender nada y la policía se acerco levemente como en señal de aviso. Mandaba huevos que estuviera en esa situación. ¿No sabe levantar la jodida mano? Esta me la paga.

-No sé muy bien quien es usted, pero quédese ahí quietecito que yo no le he dado permiso para acercarse al estrado.- Fue entonces cuando su mirada fulminante se pasó sobre la adolescente.- ¿Me puede explicar esto, señorita Expósito? - No, no podía.

-Pues... - Volvió a soltar una queja mientras se levantaba. Si ya la repateaba estar allí, eso había sido el colmo.- Es Einar Sørensen, quien firmó los papeles del cese de derechos sobre mí en nombre de su hermano.- Algo le decía que esto no iba traerle nada buena y la sonrisa de la jueza lo corroboró. Hizo una seña a los policias y en menos de un segundo ya había otra silla en la misma mesa que la suya. ¿Qué le había hecho ella al mundo?

-Por favor, siéntese.- de repente la trabajadora social, asi porque si, le llevó otros papeles que la jueza no tardo en revisar rápidamente mientras su sonrisa iba increscendo. Que mal rollo le estaba dando todo eso.- Señor Sørensen... Así que es tu tío biológico por parte de padre. En este informe pone que estuviste en su casa el viernes para pedir el cese de derechos para así conseguir la emancipación... Aquí pone que le dijiste a la hermana Mary Clarence, que te habían dado una buena bienvenida, que la mujer... Imagino su hermana.- DIjo mirando por un segundo a Einar mientras Trinity se tensaba y ponía tan roja como un cangrejo. Traicionada por la única monja que quería. Menudo golpe bajo. Eso no podía estar pasando.- Era agradable y dulce. ¡Anda mira! - Cada vez que sonreía se encogía un poco más en el asiento.- También dijiste que tuviste tus prontos con el señor aquí presente pero que después te pareció una buena persona y que te encantó la forma en la que jugo con los niños en el orfanato, además de otras cuantas cosas positivas que se van a quedar aquí... Voy a mirar otra cosa....- Empezó a buscar entre la infinidad de papeles de su caso, hasta que se topó con lo que quería.- Esta son las cartas a Papá Noel. Veamos... "Quiero una mamá buena y dulce" etcetc " y un papá grande y fuerte que me proteja. Y que tenga un perro grande con el que pueda jugar" Algo que se repite año tras año en todas las cartas. Es lo único que pedías todas las navidades.- En cuanto terminó de leer eso posó una mirada divertida en la adolescente.- Tu tío es grande y fuerte, ¿no? Lo del perro no lo sé, pero eso es secundario. - Volvió a dejar los papales para juntar sus manos y mirar a Einar.- Señor Sørensen, los papeles que usted firmó eran para desentenderse de ella oficialmente, lo que me lleva a preguntarle, ¿qué hace usted aquí?

Trinity no se atrevía ni a levantar la mirada. Tenía la cara escondida entre los brazos, totalmente apoyada en la mesa con un gesto total de derrota. Iba a volver al orfanato, a tomar por cula su liber.... Espera, ¿cómo que Einar es grande y fuerte? El pánico se apoderó de ella en el mismo momento que las palabras de la jueza fueron amueblándose en su cabeza. No sería capaz. De esa tía se creía cualquier cosa.
 


El juicio /Einar HMQqXbF

Gracias Alyssa

EL BAÑO DE ARTHUR ES UN LUGAR SAGRADO Y SIN TÍOS
Trinity Britt Expósito
Mensajes : 107

Reliquias : 235


Hoja de personaje
Inventario:
http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t10061-trinity-britt-exposito-id
Mundano/a, sin la Visión

Trinity Britt Expósito
está

Volver arriba Ir abajo

El juicio /Einar Empty Re: El juicio /Einar

Mensaje— por Einar Sørensen el Jue Dic 05, 2019 11:16 pm

El Juicio
→ Lunes → 10:30 → Juzgados → Luna nueva a creciente, Soleado


Con una amplia sonrisa en mi rostro continúo mi lento avance hacia el estrado comprobando por la expresión de Trinity que no le hace ni pizca de gracia mi presencia en la sala - "Lo siento, pero te vas a tener que joder y soportarme” – pienso mientras le dedico la más amplia de mis sonrisas a la rubia. Aunque me detengo en cuanto la jueza así me lo pide, esperando a ver qué contesta mi nueva sobrina.

- Ja, ése soy yo – comento en cuanto hace la presentación, manteniendo la sonrisa de autosuficiencia en mi rostro al tiempo que cruzo mis brazos sobre mi pecho, a la espera de ver qué será lo que suceda a continuación. La verdad es que nunca antes había estado en un juicio mundano real, y tenía muchísima curiosidad por ver cómo funcionaba, así que, de una forma un tanto retorcida, estaba consiguiendo satisfacer esa curiosidad.

- Å, Så vennlig!, Takk. – le agradezco a la jueza el que me ofrezca sentarme junto a la mesa en donde se encuentra la adolescente, sonriéndole esta vez a ella una vez los policías han puesto una silla para mi - "Hay que ver lo majos que son los policías cuando no te buscan para tocarte los huevos…” – pienso mientras les agradezco el detalle de la silla, terminando de sentarme cómodamente en ella, apoyando ahora mis codos sobre la mesa, a la espera de ver qué dirá la jueza, quien parece muy interesada en los papeles que la asistenta social le acaba de entregar.

- Eso parece, señoría – le digo en cuanto me nombra para comentar que soy el tío biológico de la chica - "A falta de la prueba de paternidad que confirme la historia que nos ha contado la chica, claro está” – añado mentalmente sin expresarlo abiertamente manteniendo en todo momento una expresión jovial en mi rostro, sin mirar en ningún momento a la rubia.

En silencio, escucho divertido lo que va diciendo la jueza, asintiendo cuando hace el comentario de que la mujer debe ser mi hermana, sintiendo esa punzada de cariño hacia Jannicke cada vez que alguien habla bien de ella y mordiéndome la lengua para no soltarle una respuesta mordaz al comentario, aunque no tardo en arrepentirme de no haberlo hecho en cuanto habla de mi - "Prontos dice… más bien encontronazos diría yo…” – pienso sin perder mi gran sonrisa dejando caer definitivamente el palillo que aún mantenía en la mano al suelo - "Vaya, vaya, vaya… qué interesante… así que soy buena persona, me gusta jugar con los niños y otras cosas buenas… ¿serán esas cosas buenas todo aquello que me dijo en la calle?, ¿cómo fue?... ¡ah, sí!, Troglodita, gorila descerebrado, alcohólico, maltratador, violador, pederasta… sí, toooodo cosas bonitas” – no puedo evitar pensar con sorna al oír todo eso, sintiendo cómo mi lobo se enfurece al recordarlas, pues para nada me esperaba que ella hubiera dicho todo eso en el orfanato, más bien al contrario, estaba casi seguro de que hablaría pestes de mi, lo cual no deja de ser curioso bastante curioso.

Aprovechando que la jueza comienza a rebuscar entre los papeles que tiene sobre el estrado, ahora sí que giro mi cabeza clavando mi clara mirada en Trinity, enarcando una ceja a modo de interrogación por dichas palabras para, seguidamente, guiñarle un ojo y volver a centrar mi mirada en la jueza, quien ya parece haber encontrado lo que buscaba.

- "¿Cartas a Papá Noel?, ¿en serio?, ¡No me jodas!” – pienso divertido imaginándome el bochorno que debe estar sintiendo la pobre antes de escuchar lo que pedía en ellas. Está claro que era la petición a Santa más rara que jamás había escuchado en mi vida, pues, aunque yo dejé de escribirle en cuanto hui con mi madre y hermana, a una edad demasiado temprana para ser honestos, no había oído de nadie que pidiera una familia, con perro, pero una familia a fin de cuentas. Y, por mucho que su relación con mi hermano y lo que ello significa para mi, me hagan ser muy reticente a mostrarme amable o comprensivo con ella, no puedo dejar de sentir cierta conexión con ella, con esa petición de tener una familia que solo aquellas personas que la hemos perdido podemos llegar a valorar tanto.

Como consecuencia de estos últimos pensamientos, la sonrisa se desvanece un poco de mi rostro, aunque no totalmente, y a mis oídos me llega la voz de la jueza desde la lejanía, o más bien llegan palabras sueltas, algo así como tío, grande, fuerte, perro, pues estoy más pendiente de lo que estoy pensando que de lo que me están diciendo y, cuando estoy así a veces mi cerebro desconecta e incluso deja de traducir lo que me digan en cualquier lengua que no sea la materna. - Ja? – pregunto en cuanto mi cerebro procesa la voz de la jueza nombrándome, volviendo a centrar mi mirada en ella y reactivando mi sonrisa al instante - ”Muy buena pregunta, ¡sí señor!” – no puedo evitar pensar ante la pregunta de la jueza, una pregunta realizada con toda la lógica del mundo. Carraspeando ligeramente antes de responder, ladeo ligeramente la cabeza sin apartar mi mirada de la jueza - Eso mismo me pregunto yo – le suelto sin más levantando las dos palmas de las manos hacia arriba y encogiéndome ligeramente de hombros - Porque yo estaba muy tranquilo ¿sabe? – empiezo a explicarme, llevando mi diestra hacia mi cabeza, comenzando a rascarme el lateral de la cabeza, por encima de la oreja - Allí en aquel bosque siberiano, alejado del bullicio de la ciudades, de las muchedumbres y de toda esa mierda, ¿no se si me entiende?, viviendo tranquilamente en una pequeña comunidad muy tranquila – dejo de rascarme la cabeza para hacer lo propio con la nariz - quizás demasiado tranquila y aislada… así están mis modales… – digo esto último como si fuera un pensamiento dicho en voz alta más que una frase propiamente dicha adoptando una expresión pensativa durante unos segundos - bueno, que eso, que yo estaba tranquilamente cuando me entero que ha muerto mi cuñado – continúo diciendo, empezando a rascarme la oreja esta vez - y claro, ¿cómo iba a dejar a mi pobre hermana sola con un crío pequeño en esta monstruosidad de ciudad? – dejo de rascarme para volver a juntar las manos sobre la mesa - Así que me dije, Einar, mueve tu culo a Nueva York que tu hermana te necesita y así vine aquí – vuelvo a elevar las palmas de mis manos al aire - Y, entonces, es cuando me entero de que tengo otra sobrina. ¿se lo puede creer? ¡Dos sobrinos de golpe!. Vamos una locura – me exclamo poniendo cara de sorpresa - y claro, si mi sobrina me pide que le firme los papeles, ¿Quién soy yo para negarle algo?, nei?. Pero luego, hablando con mi hermana, me dice pero está sola en la ciudad, y no podemos dejar que le pase nada malo, porque nosotros siempre cuidamos de los nuestros – aprieto los labios tras decir esto y afirmo varias veces con la cabeza, juntando nuevamente mis manos - Una putada vamos. Así que aquí estoy, para hablar en favor de Trinity y entregarle estos papeles – termino de decirle al tiempo que me incorporo y, con paso firme y tranquilo me acerco al estrado sacándome un sobre del bolsillo del pantalón, entregándoselo a la jueza. Un sobre dentro del cual hay un contrato de trabajo de media jornada como auxiliar administrativo de una escuela de baile.



El juicio /Einar Oshp9h
Einar Sørensen
Mensajes : 357

Reliquias : 1937

Temas : 6/10


Hoja de personaje
Inventario:
http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9644-einar-srensen-idhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9661-quien-es-quien-segun-einar-einar-sine-relasjonerhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9662-dette-er-mitt-liv-cronologia-einar-srensen#84238
Hijo/a de
la Luna

Einar Sørensen
está

Volver arriba Ir abajo

El juicio /Einar Empty Re: El juicio /Einar

Mensaje— por Trinity Britt Expósito el Vie Dic 06, 2019 12:13 am

El juicio
→ Lunes → 10:30 → juzgados  → Soleado→ Outfit  Outfit 2—  


¿No podía hablar en su idioma? ¿En serio? ¿Es que acaso le costaba tanto usar palabras que entendiera todo el mundo en la sala? Si ya estaba cabreada, desde luego eso no ayudaba en absoluto. Parecía más bien que se estaba burlando de ella con esas sonrisas. Tío, que sé que no me soportas. ¡No seas tan falso! Le estaba hirviendo sangre. Sabía que su presencia iba a joderlo todo o, como mínimo, a empeorarlo lo máximo posible. ¿Por qué no podía haber ido Jannicke? Ella era agradable, en cambio el troglodita la ponía de los nervios.

Se quedo quieta, tirada prácticamente sobre la mesa, sin observa a nadie ante la derrota desesperada que sabía tenía. ¡Pero claro! La jueza hizo una pregunta que hasta ella misma se preguntaba. Le ha obligado ella a venir. Seguro. Aun así, la respuesta de Einar fue... Inesperada. Conforme mas escuchaba más se cabreada, hasta que al final alzó la cabeza para mirarle totalmente incrédula. ¿Pero que coño estaba haciendo? ¿Quería acabar en el puto calabozo? Bueno, eso no estaba del todo mal. Por lo menos ella no tendría la culpa de ese asunto, la tendría él solito por su vocabulario.

-Venga, no me jodas. ¿El puede hablar mal y yo no? - Una mirada de la jueza fue suficente para que se callara, haciendo un gesto con los bazos de pura exasperación.

-A ver si me he enterado.- Se cruzó de brazos. Estaba molesta. ¿O divertida? Ay, no tenía ni idea.- Vivía en un bosque, de donde proceden supuestamente sus modales casi nulos... Y vino a la ciudad porque murió su cuñado. Y de repente tiene dos sobrinos.- Ni siquiera miró los papales. Durante unos segundos observó atentamente a Einar con una cara tan sombría que ni Trinity se atrevía a mandarlo a la mierda. Y, de repente, sonrió.- Vuestra relación debe ser muy divertida, ¿no? A la señorita Expósito tampoco le van mucho las fórmulas de cortesía. Aunque de ahora en adelante, en este juzgado, le recomiendo que las tenga si no quiere acabar en el calabozo durante una noche entera.- Menos mal. Un poco de cordura. - Empecemos por el principio, ¿de acuerdo? - Volvió a revolver entre los papales. Estaba ya harta de tanto papelito.- La madre de Trinity la entregó hace diecisiete años... Cuando se le preguntó por el padre, mencionó a su hemano, y por lo que pone aquí era imposible que hubiera otra opción. Por lo que sí, dos sobrinos, menudo golpe de suerte, ¿no? -La jueza era irónica hasta más no poder y en esos momentos es cuando se veía que iba a tirar a lo grande.- Quitando su vida en mitad del bosque, que no me importa en absoluto, quiero que me cuente los factores que yo voy a preguntarle.- Dicho eso, notándose su cabreo, se quedó mirando el papelito.

-¿Qué cojones haces? -Trinity le susurró, mirándole realmente cabreada. Más que la jueza, desde luego.- ¿Te das cuenta de que esto no es un bar? ¡No lo estropeés mas!

-Que interesante.- Rápidamente se cayó al escuchar esas palabras y posó los ojos en la jueza. Tardó más de un minuto levantar su mirada y posarla en ellos. Bueno, más bien en Einar.- Está claro que no le tiene simpatía a su sobrina.- Sabía que lo decía por fastidiarle a él, pero la palabra sobrina también le jodía a ella. Una familia era quien te cría, no él.- Señorita Expósito, ¿podría decir, por favor, delante de su tía el motivo por el que ha denegado la herencia de su madre? - ¿Qué le había hecho ella al mundo? Suspiró. Total, ya que mas daba.

-Porque no quiero nada de mi familia biológica, señoría. Si me dió en adopción cuando era pequeña y se desentendió de mi, ¿por qué iba a querer su herencia? No es mi madre ni nada mío. No quiero nada de una desconocida, no lo necesito.

-Si que lo necesita sí... - Se quedó en silencio mientras miraba los papeles, estaba pensado y es era raro en esa jueza. Solía tener las cosas muy claras.- De verdad que es interesante, nunca había visto esto.- Se incorporó y la miró fijamente.- El señor Sørensen acaba de entregarme un contrato de trabajo a tiempo parcial en una escuela de baile.- Trinity se quedó blanca, muda... No tenía palabras, en su cabeza no entraba. ¿Qué?- Algo que hace que me cuestione varios asuntos... Desgraciadamente, lo tengo decidido y este papel no va a hacerme cambiar de opinión. Por lo menos por ahora.- Entonces se puso seria y se dirigió esta vez a todos los presentes.- La operación de la joven va a ser de aquí a pocos meses, pienso seguir el progreso de cerca para asegurarme de que esto pase. En cuanto a usted, señorita Expósito, no está capacitada para valerse por si misma. Quiero que coja este trabajo que su familia ha conseguido para usted. Iremos viendo como le va para evaluar su caso de emancipación.- Y entonces sonrió.- Pero no va a volver al orfanato.

-¿Me va a mandar a una casa de acogida? Por favor, prefiero quedarme en el orfanato. No me haga esto.

-Verás, has estado en seis casas de acogida en el último año. Seis. Esta claro que no vas a quedarte en un lugar pacíficamente, por eso, enohorabuena.- Esta vez su mirada se giró a Einar.- Le doy a usted la custodia legal provisional de su sobrina.

-¡¿CÓMO?! - La jueza no le hizo ni caso.

-Voy a explicarle en que consiste: Vivirá con usted, es su responsabilidad, como su hija solo que los servicios sociales tras usted. Vamos a estar muy pendientes de como va la cosa y de que tenga las medidas adecuadas para ella. Eso significa entrevistas con trabajadoras sociales constantes y... Bueno, puede imaginárselo.- Casi parecía que estaba partiendo de la risa.-  En cuanto a usted, señorita Expósito.  Sabe como va la cosa, pero al ser familia de sangre no puede mandar a nadie a paseo en dos meses, tiene que esperar más. Además, aunque no esté de acuerdo con la opinión de la señorita Williams en base a sus fobias y la necesidad de un psiquiatra, si voy a hacer que vea a uno una vez cada dos semanas. Hasta ahora se le habían asignado casas donde, dadas sus condiciones especiales, la responsable era una mujer, así que prefiero prevenir su ansiedad para asegurarme de que va mejorando en vez de en aumento. En cuanto a la herencia vamos a ignorar su decisión y vamos a posponerla hasta que tenga la edad suficiente. Creo que es algo que debe pensar mejor, porque no se sabe como van a acabar las cosas. ¿Tienen algo que decir antes de que termine la sesión?

Y parecía feliz la tía. Trinity estaba tan en shock que era incapaz de manarla a la mierda, o de protestar, o de algo... Incluso la trabajadora social no sabía que decir. La aparición de Einar había fastidiado todo. ¿Qué no iba a conseguir salir del orfanato? Pues había quedado bien claro que no, pero de ahí y acabar con ese como tutor... ¡No! ¡¿Por qué?! ¡¿Qué le he hecho yo a esta mujer?! Pasó rápidamente de estar sorprendida y agradecida por lo del trabajo, a volver a detestarle con toda su alma.


El juicio /Einar HMQqXbF

Gracias Alyssa

EL BAÑO DE ARTHUR ES UN LUGAR SAGRADO Y SIN TÍOS
Trinity Britt Expósito
Mensajes : 107

Reliquias : 235


Hoja de personaje
Inventario:
http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t10061-trinity-britt-exposito-id
Mundano/a, sin la Visión

Trinity Britt Expósito
está

Volver arriba Ir abajo

El juicio /Einar Empty Re: El juicio /Einar

Mensaje— por Einar Sørensen el Vie Dic 06, 2019 2:09 pm

El Juicio
→ Lunes → 10:30 → Juzgados → Luna nueva a creciente, Soleado


Tras, lo que considero una explicación bastante buena, vuelvo a la silla que me habían colocado tan amablemente los policías reclinándome en ella con mis manos en mi regazo, no sin antes sonreír a la adolescente al ver su cara de desespero, algo que queda patente ante su comentario sobre que yo pueda hablar mal o no - ”Ventajas de no ser más que un simple testigo” – le digo a la chica mentalmente guiñándole el ojo antes de tomar asiento.

Con una media sonrisa dedicada totalmente a la jueza, voy asintiendo con la cabeza según va explicando lo que ha entendido - Ja, Høyre, totalmente cierto – le digo sin borrar la media sonrisa de mi rostro a pesar de la expresión sombría con la que me mira antes de volver a hablar - Æsj.. – suelto en cuanto me da a entender que debo mantener unos modales si no quiero acabar en el calabozo - ”¿Un calabozo mundano?... si eso es como estar en una fiesta… mis queridos ancianos del Praetor sí que saben cómo imponer su autoridad guapa” – no puedo dejar de sentir como un escalofrío recorre mi cuerpo al recordar aquella temporada pasada en la celda de la base del Praetor y lo apunto que estuve de perder completamente la cabeza encerrado allí.

- Ja, por supuesto, Señoría – le digo mirándola aún sonriente en cuanto dice que va a empezar por el principio tras revolver nuevamente aquellos papeles. - Ni se lo puede llegar a imaginar – suelto sin morderme la lengua como debería en cuanto dice lo del golpe de suerte en ese tono tan irónico que me hace responderle de igual forma - Ya sabe lo que dicen, si Dios no te da hijos, el diablo te da sobrinos – añado asintiendo con la cabeza, obviando claramente el hecho de que los dioses sí que me otorgaron una hija hace ya muchos años. Una hija que yo mismo maté al poco de contagiarme y convertirme en el subterráneo que soy ahora y cuyo recuerdo me atormenta muchas noches. - Por supuesto, señora jueza, a eso he venido a explicarle lo que necesite saber – le digo utilizando ahora un tono menos burlón, aunque sin abandonar la expresión feliz, relajada y tranquila de mi rostro.

La pregunta de Trinity, susurrada aprovechando que la jueza vuelve a estar inmersa en sus papeles - ”¿No le saldría más a cuenta tenerlo todo informatizado…” – consigue captar mi atención, por lo que dirijo mi sonriente rostro hacia ella, respondiéndole con un simple pero característico gruñido antes de responderle con ironía- Tranquila, no voy a romper ningún bolígrafo sobre los papeles – le digo rememorando el momento en el que manché la primera copia de los papeles que trajo a casa.

La voz de la jueza nos hace dejar aquel inicio de conversación entre ambos para volver a centrarnos en la mujer, quien finalmente clava su mirada en mi, una mirada que no me gusta un pelo pero que no consigue borrar la felicidad que muestro en mi rostro, pero sí que consigue arrancarme un gruñido cuando comenta que no le tengo simpatía a mi sobrina, algo que es cierto y que sé que no debería sentir hacia ella, pues ella no es mi hermano por mucho que sea hija de ese malnacido.

Lo que no me esperaba era que le pidiera que explicase los motivos por los que había renunciado a la herencia de su madre, algo que solo ayuda a acrecentar mi opinión sobre la poca inteligencia de la rubia, una opinión basada en los prejuicios que siento hacia su progenitor y que extiendo a ella. - ”Vaya… eso sí que lo puedo llegar a entender perfectamente, de hecho yo actuaría igual en su lugar…” – empiezo a pensar, llevando mi mano diestra a mi barba, mesándomela mientras le doy vueltas a lo que acaba de decir, permitiendo que un suave gruñido, a penas si audible más allá de la mesa, salga por mis labios, los cuales van abandonando la sonrisa pues mi rostro poco, a poco, va adoptando una expresión más pensativa - ”Eso sería más mi forma de ser que la de mi hermano… sí… de eso no me cabe duda…” –.

Aprovechando el silencio que se cierne en la sala mientras la jueza parece estar dándole vueltas a algo, hago lo propio con este último pensamiento dejando que mi mano empiece a rascar mi nuca, pues esa forma de actuar no creo que fuera capaz de tenerla mi hermano, y sí Jannicke o yo. Bueno, mi hermana tampoco actuaría con tanta cabezonería.

El sonido de la voz de la mujer vuelve a sacarme de mis pensamientos, centrándome nuevamente en sus palabras, aquellas que explican claramente lo que contiene la carta que le he entregado un simple contrato. Por lo visto, durante el viaje de regreso al orfanato mi hermana había estado interesándose por las inquietudes de la rubia, por lo que había decidido hablar con varios conocidos suyos y con algún que otro compañero de trabajo para lograrle ese puesto de trabajo. Un puesto que le permitía claramente entrar de lleno en contacto con lo que parecía ser su ilusión para el futuro, aprender a bailar en una escuela de danza, algo que me pareció más que curioso, pero totalmente respetable. Por desgracia, y pese a poder disfrutar de la cara de sorpresa de Trinity por el rabillo del ojo, la jueza no parece querer dejar a un lado sus intenciones iniciales por lo que continúa hablando dejando bien claro que es ella quien tiene la autoridad y espera que su sentencia se acate sí o sí.

La verdad es que no puedo dejar de sonreír, como estaba haciendo hasta hace unos minutos, mientras jueza y adolescente van hablando. Asintiendo con fuerza con la cabeza cuando escucho eso de que no está capacitada para valerse por si misma, pero sintiendo cierta admiración por la determinación de la jueza a que se realice la cirugía, algo que ni mi hermana ni yo podríamos costear, antes de permitirle alzar el vuelo lejos del orfanato.

Lo que pasa a continuación no me lo esperaba lo más mínimo. Así, con su última frase borra de un plumazo la sonrisa de mi rostro. Es más, siento como si me hubiera dado la mayor ostia de mi vida, algo que se refleja perfectamente en mi rostro, el cual adquiere una expresión de sorpresa - Hva?!!!! – suelto al mismo tiempo que Trinity también se exclama, seguramente tan sorprendida como lo estoy yo - ”¿Pero…? ¡¿De qué va esta tía?!, ¿Está loca o se ha chutado algo?” – clavo mi mirada atónita en la mujer mientras no puedo evitar que mis manos y mis piernas me impulsen levantándome de golpe con tanta fuerza que escucho lejanamente el sonido que hace la silla al caerse. Sintiendo como mi boca se va abriendo más y más según la mujer se va explicando - ”¿Qué yo qué?, ¿qué tengo que cuidar de ella?, ¿qué es mi hija legalmente? ¡Los cojones!” – niego con la cabeza intentando aclararme, llevando mis puños a mis ojos para frotarlos con fuerza en un intento por salir de este estado de conmoción en el que me encuentro. Encontrándome con la expresión divertida de la jueza, la cual parece que está pasándoselo en grande ante mi reacción - ”Pedazo zorra…” – no puedo dejar de pensar, sabiendo que me ha devuelto la jugada, al tiempo que recojo la silla en cuanto se dirige a la chica para sentarme nuevamente, empezando a dejar que la rabia, el enfado por lo que ha hecho la maldita mundana se vaya apoderando de mi, notando perfectamente al lobo gruñendo peligrosamente dentro de mi.

- ”¡¿Qué si tengo algo que decir?!, ¡¿Qué si tengo algo que decir?!, pues claro que sí maldita zorra, ¿quieres oír lo que tienen que decir mis colmillos antes de que te destroce, te descuartice y me coma tus entrañas mientras aún estás viva?” – siento ganas de gritarle con fuerza, notando perfectamente como todo mi cuerpo se tensa, preparándose para el cambio, para dejar que el lobo tome el control y se lance directamente sobre la yugular de la mujer sin importarme lo más mínimo las consecuencias que ello tenga para mi. - Nei – mascullo entre dientes, con un tono que parece más un gruñido animal que unas palabras humanas, luchando con fuerza por no perder el control y permitir que el lobo campe a sus anchas, que disfrute de la deliciosa carne que seguramente se oculta detrás de esa toga negra - ”Einar… ahora no… ahora no… Jannicke y Damián te necesitan y le prometiste que te comportarías… sé bueno Einar, sé bueno por tu hermana…” – me repito mentalmente sintiendo cómo mis dedos se clavan con tal fuerza en la madera de la mesa que se llega a astillar bajo su presión respirando agitadamente sin apartar mi fría y peligrosa mirada de la jueza, la cual parece estar gozando de mi reacción al recordarme de esa forma que la que manda es ella y que, me guste o no, tengo que obedecer, sin haber tenido en cuenta que odio que me den órdenes y que siempre hago todo lo que puedo para saltármelas o retorcerlas en mi beneficio, algo que, desgraciadamente ahora mismo no puedo hacer si no quiero romper la promesa que le he hecho a mi hermana, una promesa que me obliga a cerrar la boca y permanecer callado.


El juicio /Einar Oshp9h
Einar Sørensen
Mensajes : 357

Reliquias : 1937

Temas : 6/10


Hoja de personaje
Inventario:
http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9644-einar-srensen-idhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9661-quien-es-quien-segun-einar-einar-sine-relasjonerhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9662-dette-er-mitt-liv-cronologia-einar-srensen#84238
Hijo/a de
la Luna

Einar Sørensen
está

Volver arriba Ir abajo

El juicio /Einar Empty Re: El juicio /Einar

Mensaje— por Trinity Britt Expósito el Vie Dic 06, 2019 3:56 pm

El juicio
→ Lunes → 10:30 → juzgados  → Soleado→ Outfit  Outfit 2—  

No podía creerse lo que estaba ocurriendo. Einar parecía tan seguro de si mismo, divertido incluso por la situación o las contestaciones que le daba a la jueza... Como se notaba que no la conocía de nada. Esa tipeja disfrutaba cuando le seguían el rollo y eso demasiado peligroso. Y encima se sentía como si ambos la estuvieran vacilando. Si hubiera sido por ella les hubiera tirado a ambos la silla a la cara. Por lo menos a Einar en algún que otro momento, quizá con el guiño de ojo o cuando dijo " si Dios no te da hijos, el diablo te da sobrinos". Con Dami no, pero que iba a ser ella el demonio lo tenía clarinete por imbécil. Desde luego el calificativo de troglodita empezaba a venirle al pelo.

Contra la jueza más hablaba más detestaba aquella situación. Pero lo último... Lo último fue el colmo. ¿Cómo se le ocurría dejarla con él? Nunca se imaginó que pedir una firma se convirtiera en tener que rendir cuentas a alguien. Ella no quería una familia, lo había dejado bien claro, y mucho menos la biológica. Que sí, que sabía que Jannicke y Einar no tenían la culpa de nada, pero es que éste último le ponía los pelos de punta. Y ya no por miedo, sino que le ponía de una hostia que pocas personas podían imaginarse. Por eso, cuando escuchó su negación ante la pregunta de la jueza... Simplemente saltó. Saltó, porque él era el adulto, porque él no quería tenerla a su cargo. ¡¿Es que no va a defender lo que piensa?! A mi con este no me dejan.

-¿Nei? ¡¿Nei?! ¡¿Estás tonto o que te pasa?! - Se había levantado de golpe, mirándole con pura rabia para luego contemplar a la jueza, que parecía contener la sonrisa mientras contemplaba la escena.- ¡No puede dejarme con él! Puede que haya dicho cosas positivas, ¡pero eso no significa que lo tolere! ¡Me odia! Además, yo no quiero conocer a su hermano. ¡Yo no quiero una familia! ¡¿Cómo puede dejarme con ellos?! Esto no va a salir bien, no nos aguantamos. ¡¿Es que no lo ve?!

Por el rabillo del ojo pudo ver a la hermana Mary Clarence que había pasado de sonreír, probablemente contenta con como se habían dado las cosas, a llevarse las manos al rostro como si estuviera decepcionada por su actuación repentina. Pero a la mierda, todos sabían como era ella, la misma jueza era consciente y bien creía que se había pegado todo aquel rato intentando provocarla. Además, a la monja, a tomar por culo. Había sido una traidora. ¡¿Cómo cojones se había atrevido a contarle eso a la trabajadora social?! Si no fuera porque le habían puesto de tutor a Einar esa habría sido la gran pena del día.

-Señorita Expósito, he visto muchas cosas en este ratito que hemos estado aquí y puedo asegurarle que creo que la compenetración entre ambos puede ser maravillosa.- La miró incrédula.- Considero que, al haber dicho cosas positivas de un hombre, es el adecuado para quitarle su fobia. Y el que haya venido y se haya molestado en buscarle un trabajo para ayudarla, dice mucho a su favor. Aunque solo haya sido el mensajero. Ha venido hasta aquí, ha interrumpido y ha intentado ayudarla. ¿Quiere que prosiga? Podría volver a las cartas de Papá Noel o los informes psicológicos si lo prefiere.-Santa zorra... Si seguía por ese camino iba a acabar peor, así que simplemente se calló, volvió a sentarse y se puso la gorra. Así, dándolo como finalizado.- ¡Bien! Pues esa es mi decisión. Doy la sesión por terminada.- Entonces, después de dar con ese martillito de mierda y levantar, sonrió hacia la joven adolescente.- Feliz cumpleaños.

Ni la miró para matarla con la mirada. No merecía la pena para nada. Estaba agotada, enfadada, enrabietada... Pero no podía hacer absolutamente nada. Le había tocado la peor jueza de todas, pero una cosa era eso y otra mandarla con Einar. De verdad que no conseguía comprenderlo, su mente estaba colapsada por los sucesos y ni siquiera prestó atención cuando la trabajadora social se acecó a su mesa, delante de la hermana Mary Clarence que parecía interesada en la situación.

- Deberías ir a recoger tus cosas del orfanato, hoy han cancelado las clases en tu instituto así que deberías apovechar.- Hasta la tipeja esa parecía no saber que decir en esa situación.- Estaremos en contacto, ¿de acuerdo? -Le hizo un gesto con la mano, a ver si así la dejaba en paz.

Ambas se alejaron y al cabo de unos segundos, ya sin contener su mala leche, le dio una patada a la mesa y se levantó de golpe. La justicia era una mierda y eso no tendría que haber ocurrido. Se giró hacia Einar, ya hasta los cojones, pero quizá hasta ese momento no se dio cuenta de que él también estaba cabreado. Suspiró con pura pesadez y entonces se le ocurrió.

-Esto es culpa tuya. A esta jueza hay que tratarla con pies de plomo, siempre hace lo que le da la gana.- Se masajeó los ojos, como intentando controlar su mala leche.- Da igual, vamos a tener que soportarnos como mínimo hasta que termine el postoperatorio, así que tenemos tiempo para idear un plan en que podamos librarnos el uno del otro. ¿Te parece bien? Porque dudo mucho que estés de acuerdo con esto. No quiero que seas mi tutor legal, ni siquiera creo que estés capacitado para hacerte cargo de alguien tú solito.- respiró hondo.- Pero gracias... Por tu intervención desde luego que no, pero si por lo del trabajo. Eso puede crear un cambio de opinión de esta tipeja en unos meses. - Ni le miró a la cara, le costaba agradece las cosas porque no estaba acostumbrada a tener que hacerlo. Pero debía reconocer que había sido un detalle genial. No solo tener un trabajo que pueda hacer que se mantenga, sino que era en una escuela de danza. Eso si había sido un bonito regalo de cumpleaños.




El juicio /Einar HMQqXbF

Gracias Alyssa

EL BAÑO DE ARTHUR ES UN LUGAR SAGRADO Y SIN TÍOS
Trinity Britt Expósito
Mensajes : 107

Reliquias : 235


Hoja de personaje
Inventario:
http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t10061-trinity-britt-exposito-id
Mundano/a, sin la Visión

Trinity Britt Expósito
está

Volver arriba Ir abajo

El juicio /Einar Empty Re: El juicio /Einar

Mensaje— por Einar Sørensen el Vie Dic 13, 2019 2:24 pm

El Juicio
→ Lunes → 10:30 → Juzgados → Luna nueva a creciente, Soleado

Seamos realistas, me estaba costando la vida no destrozarlos a todos allí mismo. La sentencia de la jueza me había caído como un mazazo, como si me hubiera golpeado con el que tanto se les ve utilizar en las películas y series para pedir calma a la gente. Pero escuchar a la rubia explotar y preguntarme si estoy tonto es la gota que faltaba para colmar el vaso. Pero sobretodo porque sé que tiene razón, sé que no era la respuesta que debía darle a esa maldita zorra, debería haberle respondido de alguna otra forma pero, me joda lo que me joda, sé que a mi hermana le encantará la noticia. De hecho ya me puedo imaginar perfectamente sus gritos de alegría al enterarse de que la jueza ha ordenado que viva en su casa, puesto que yo no tengo ninguna otra residencia oficial en el país mas que la casa de Jannicke.

Gruñendo todavía enfadado, sintiendo como mis dedos van abriéndose paso en la dura madera de la mesa, me obligo a morderme la lengua mientras la chica estalla nuevamente, ahora contra la jueza, soltando cosas en las que estamos totalmente de acuerdo, sobretodo en una, en la falta absoluta de ganas de ver a mi hermano. Pero también equivocándose completamente en otras, como que no quiere una familia y que la odio. Porque realmente, en el fondo, sé que no la odio, simplemente odio a lo que representa, su relación con mi hermano y sobretodo el miedo que me provoca tenerla demasiado cerca, la angustia de tener que verla cada día, como un recuerdo viviente de cómo habría podido ser la relación con mi hija.

Consciente por primera vez de los motivos reales que me hacen tratarla de forma tan poco respetuosa, me obligo a dejar de apretar la mesa, retirando mis engarrotados dedos de la misma al tiempo que clavo una gélida mirada en la jueza, la cual retoma la palabra respondiendo a la adolescente. Una respuesta que deja en claro su firmeza ante su decisión y los motivos que le han llevado a dictaminarla, unos motivos con una base real y que me indican que, por muchas objeciones que hubiera podido expresarle no le habrían hecho cambiar de parecer de ninguna forma.

El sonido del martillo al golpear la base de madera, me recuerda perfectamente al sentimiento que antes he sentido, aunque su última frase, aquella en la que felicita a la joven, me deja bien claro que realmente se preocupa por ella, que, aunque ninguno de los dos hayamos sido capaces de verlo, la jueza sí que está velando por los intereses de Trinity, nos guste al resto o no. Quizás por eso, siento un ligero, muy ligero, respeto hacia ella ya que es de admirar que alguien de su categoría se preocupe realmente por el bienestar de otras personas que no son ni familia, cumpliendo impecablemente con su trabajo.

Con mirada fría observo a la jueza empezar a ordenar el montón de papeles que permanecían esparcidos sobre su mesa mientras me parece escuchar lejanamente la voz de una mujer, quien supongo será la asistenta social, decirle no sé qué a Trinity sobre recoger sus cosas y demás. Su rostro, su forma de moverse, todo me hacen ver lo equivocado que estaba con ella, lo lista que es, tanto que hasta me permito olfatear mejor el ambiente en búsqueda de cualquier olor que me indique que no es nada más que la mundana que aparenta, que no es un jodido subterráneo, siéndome imposible distinguir ningún olor que me diga lo contrario.

Lo que sí capto al instante es el sonido de la mesa al moverse tras ser golpeada con violencia, haciendo que me tense al instante, dispuesto a atacar, mientras giro mi rostro hasta el lado por el que ha sido golpeada la mesa, encontrándome con la cara de la rubia, quien no deja de mirarme claramente enfadada. Con un gruñido, respondo a su primera frase, a aquella que no hace sino recordarme lo estúpido que he sido con ella al dejarme engatusar con su juego, frunciendo cada vez más el ceño según continúa hablando, gruñendo nuevamente cuando me suelta que ”no estoy capacitado para hacerme cargo de alguien yo solito, apretando los puños inconscientemente mientras noto perfectamente el lobo revolverse agresivamente en mi interior, deseando tomar el control y acabar con ella. - Considéralo un regalo de cumpleaños y agradéceselo a tu tía y tu primo… en cuanto a mi… luego hablamos – le digo saliendo rápidamente de donde estoy para cortar el paso a la jueza, quien acaba de levantarse dispuesta a abandonar la sala, antes de que los policías me detengan - Disculpe, señoría – le digo sin quitar la expresión de enfado de mi rostro - pero… ¿Está dispuesta a entregar la custodia de una adolescente americana a un extranjero?, porque yo no poseo la nacionalidad – le pregunto serio, manteniendo mis manos quietas para que los policías no actúen como unos estúpidos y me ataquen cuando solo quiero hablar con la jueza - ¿Realmente se preocupa tanto por su bienestar? – añado finalmente, en un claro tono de curiosidad, en una pregunta que me servirá para encasillarla perfectamente en un tipo u otro de persona.


El juicio /Einar Oshp9h
Einar Sørensen
Mensajes : 357

Reliquias : 1937

Temas : 6/10


Hoja de personaje
Inventario:
http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9644-einar-srensen-idhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9661-quien-es-quien-segun-einar-einar-sine-relasjonerhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9662-dette-er-mitt-liv-cronologia-einar-srensen#84238
Hijo/a de
la Luna

Einar Sørensen
está

Volver arriba Ir abajo

El juicio /Einar Empty Re: El juicio /Einar

Mensaje— por Trinity Britt Expósito el Vie Dic 13, 2019 4:26 pm

El juicio
→ Lunes → 10:30 → juzgados  → Soleado→ Outfit  Outfit 2—  


¿Estaba pasando de ella? Literalmente, ¿estaba pasando de ella? Pues empieza bien como tutor legal. Se volvió a sentar en la silla, dejando que Einar se fuera a donde le diera la gana. Ocultó su rostro entre sus brazos, como si aquello fuera un escudo que le dejara intimidad. Durante todo esa rato habían predominado los sentimientos de la rabia y la ira, pero poco a poco, al sentirse sola otra vez, estaban saliendo otros a flote: La angustia, el dolor, la desesperación porque nunca iban bien las cosas... Ya había habido muchos cambios, el conocerlos era demasiado para Trinity, ¿y ahora debía vivir con ellos? Le daba miedo encariñararse otra vez, como cuando era pequeña y casi la adoptaron, pero luego decidieron devolverla. Era lo que ocurriría, además de todos los problemas que podría haber detrás. No solo era Einar, sino su hermano, la incapacidad de la adolescente en disgustar a Jannicke o Dami. No queria sufrir más.

La jueza, que estaba a punto de abandonar la sala, se quedó quieta al escuchar a Einar dirigerse hacia ella. Por algún motivo no le sorprendía para nada, al contrario, hasta le agradaba que tuviera interés. Por eso, las preguntas que tenía le resultaran hasta tiernas. Alzó la ceja antes de responderle y rápidamente hizo una señal a los policías para que se alejaran de ambos. Prefería que esa conversación se quedara entre ellos.

-Mírela.- Dijo señalando a Trinity con la cabeza, mientras abrazaba esa cantidad de papeles que disponía el caso de la adolescente.- ¿Cómo no va a preocuparme su bienestar? Señor Sørensen, sé que la joven le enseñó unos documentos a través de la hermana Mary Clarence. Esa niña necesita algo más, no estar sola.. - Durante un segundo se quedó callada, pero al final dejó los papeles en una mesa y volvió a ponerse las gafas mientras buscaba algo entre estos.- La cartas que he leído a Papá Noel son a partir de los seis años. ¿No le parece curioso? En todas pide una familia, pero es a partir de esas edad, a partir de lo que le hizo el cura que ella pide un padre que la proteja.- Al final sacó las carta para tendérselas, también había dibujos que mostraban una familia, pero en ellas se veía claramente como a partir de esas edad se dibujaba a sí misma cerca del padre. SIempre al lado.- Le entregaría la custodia a cualquiera que realmente pueda llegar a entenderla y a hacerla sentir segura. Desgraciadamente eso no pasa nunca por el miedo que tiene.- Volvió a señarla justo en el momento en el que Trinity se levantaba y salía de la sala a toda velocidad. Tenía los ojos rojos y acuosos, por lo que iba a esperar a Einar en la puerta del juzgado, tomando el aire.- ¿Sabe? La conozco muy bien, he discutido con ella cientos de veces... Suelo ir los domingos de voluntaria para ayudar en el orfanato. Allí hay niños de todas las razas, ¿qué importa que usted no tenga la nacionalidad para ser un buen padre? - Entonces sonió burlona.- Trinity necesita a alguien como usted, porque puede parecer fuerte pero no es verdad. Y quien sabe, quizá a usted le venga bien tenerla a su cargo. - Volvió a mirar los papeles, esta vez cogiendo una carpeta gordísima y se la tendió.- Como tutor legal puede leer todo esto. Asi nos ahorramos el mensajero.- Le miró a los ojos, frunciendo levemente el ceño a modo de un intento de comprensión.- ¿Qué le preocupa exactamente? Piense que si es sincero conmigo podremos crear medidas para hacerlo todo más fácil para ambos. Aunque yo que usteed me iría preparando, probablemente al principio vaya a ir la joven a desquiciarle. Y creame, se la da bien. Asi que, si tiene algo más que decirme es su momento.



El juicio /Einar HMQqXbF

Gracias Alyssa

EL BAÑO DE ARTHUR ES UN LUGAR SAGRADO Y SIN TÍOS
Trinity Britt Expósito
Mensajes : 107

Reliquias : 235


Hoja de personaje
Inventario:
http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t10061-trinity-britt-exposito-id
Mundano/a, sin la Visión

Trinity Britt Expósito
está

Volver arriba Ir abajo

El juicio /Einar Empty Re: El juicio /Einar

Mensaje— por Einar Sørensen el Dom Dic 15, 2019 12:53 pm

El Juicio
→ Lunes → 10:30 → Juzgados → Luna nueva a creciente, Soleado

La expresión que acude al rostro de la jueza ante mis preguntas consigue que un pensamiento se forme con rapidez en mi cabeza - "Esta tía es la leche" –, pues parece como si ya esperara ésa reacción por mi parte, incluso como si le agradara que lo hubiera hecho, casi como si mi jodida reacción era justo lo que necesitaba para convencerse de que su dictamen había sido el correcto, como si, al igual que yo necesitaba oír la respuesta a esas preguntas para lograr encasillarla en un lugar u otro, ella hubiera hecho exactamente lo mismo conmigo - "Pero qué lista que eres, cabrona…" – no puedo evitar decirme entre admirado y divertido por lo bien que ha sido capaz de llevarme hasta donde ella quería.

Dirigiendo mi mirada a la chica en cuanto la jueza me dice que la mire, escucho su explicación observando el rostro desolado de la chica, sin poder dejar de empatizar ligeramente con ella, pues a ninguno de los dos nos hace nada de gracia la situación actual, pero sobretodo porque todas sus esperanzas se habían truncado de forma inesperada en cuestión de pocos minutos.

Volviendo a centrar mi mirada en la jueza, asiento con la cabeza, pues de sobras leí los documentos en los que está la clave de su rechazo al contacto con varones, así como ese detalle tan curioso del ataque de aquel lobo, algo que captó completamente mi atención y en lo que tengo que investigar más. Algo que da sentido a que empezase a pedir eso al viejo gordo navideño, pues seguramente sentía la necesidad de protección por parte de un padre, una madre cariñosa y un perro - "Y, como bien habrá pensado la jueza al verme, yo soy grande y fuerte… mi hermana es muy cariñosa con ella… y encima soy un puto perro, salvaje, pero un puto perro… vamos que ni pintado… le ha venido como anillo al dedo a la jodida" – razono encontrando ahora la lógica que debe haber seguido la mujer para terminar dando ésa sentencia.

Tomando las cartas, centrando mi mirada en ellas mientras las sostengo en la mano, empiezo a ser consciente de que es normal que todo esto haya terminado así, de que, realmente, me guste o no, es la solución más razonable y lógica para el problema. - Entiendo… – murmullo casi más para mi que para ella, sin apartar la mirada de las cartas, pese al inequívoco sonido de unos pies que salen a la carrera de la sala, seguramente pertenecientes a Trinity.

Pero son sus siguientes palabras, aquellas en las que hace alusión a mi capacidad de ser un buen padre, las que me golpean con tanta fuerza como la sentencia, aquellas que hacen que me apriete con fuerza mis mandíbulas y tienda de regreso las cartas a la jueza al tiempo que el dolor se refleja perfectamente en mi mirada - "No importa para nada la nacionalidad, cierto, pero sí importa, y mucho algo que no sabe, ¡porque no tiene ni puta idea de que yo maté a mi hija!" – estoy tentando a gritarle a echarle en cara - "¿me daría la custodia sabiendo eso?, ¡no joder!. ¿Es que no se da cuenta de que tenerla a ella en casa, verla cada día, tener su custodia legal es como tener que vivir con el jodido recuerdo de mi pequeña?" – pienso desesperado, sintiendo cómo mi pulso se acelera, como vuelve a revolverse mi lobo, exponiendo claramente, aunque sea mentalmente, el auténtico motivo que me impide ser amable con la chica, por el doloroso recuerdo que su aparición ha traído de vuelta a mi vida.

Viendo cómo me tiende la carpeta con los documentos, a pesar de que sé que el dolor que se refleja en mis ojos no le está pasando para nada desapercibido, me siento obligado a quedarme con las cartas y la carpeta, escuchando su pregunta, aquella que es fruto de la expresión que se refleja en todo mi rostro y que, obviamente, no le ha pasado para nada desapercibida. - "¿Qué qué me preocupa?... joder… ¡pues eso ostias!, ¡el no ser capaz de soportar el tormento del recuerdo!" – me preparo para decirle, para explicarle finalmente, respondiendo así a su pregunta de forma sincera y directa, haciéndola conocedora de un secreto que solo tres personas en el mundo conocen. - Encariñarme de ella – me oigo decir a mi mismo, sorprendiéndome doblemente por no haber expresado los motivos reales y por haber dicho algo tan cierto como la vida misma - Odio a mi hermano, y ella es su hija… – continúo tras soltar un profundo suspiro sincerándome demasiado con ella - sé que ella no tiene nada que ver con él, pero su presencia no hace sino recordarme a él. Lo sé, es una estupidez, algo que lograré controlar, así que supongo que no hay nada más que decir – añado finalmente encogiéndome de hombros y luciendo una sonrisa de circunstancias - Un placer, jueza. Ya se pondrá en contacto conmigo para lo que quiera que tenga que pasar a continuación – me despido finalmente de ella, guardando las cartas dentro de la carpeta mientras me dirijo hacia la salida de la sala.

Recobrando la compostura mientras alcanzo la puerta de los juzgados, no dejo de pensar en lo contentos que se van a poner en casa cuando se enteren de la noticia, algo que sé que me importa, pues quiero hacer felices a mi hermana y sobrino, y que me ayuda a no pensar en aquello que me va a atormentar nuevamente, el recuerdo de lo que hice.

En cuanto llego a la puerta me encuentro con Trinity, cuyos ojos dejan bien claro que ha estado llorando más de la cuenta. Suelto un profundo suspiro, elevando momentáneamente mi rostro al cielo, dejando que el sol lo caliente tímidamente - Bueno… – empiezo a decirle con una duda clara en mi voz - pues tenemos un pequeño problema… he venido con la moto… y no sé yo si querrás ir conmigo en ella – le comento intentando parecer tranquilo, disimulando lo mucho que me cuesta comportarme de forma normal con ella por todo lo que representa, a mi hermano y mi hija. Esperando que me diga si se atreve a subirse conmigo o si preferirá ir en taxi al orfanato, pues está claro que debe pasarse por allí para recoger las cosas.


El juicio /Einar Oshp9h
Einar Sørensen
Mensajes : 357

Reliquias : 1937

Temas : 6/10


Hoja de personaje
Inventario:
http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9644-einar-srensen-idhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9661-quien-es-quien-segun-einar-einar-sine-relasjonerhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9662-dette-er-mitt-liv-cronologia-einar-srensen#84238
Hijo/a de
la Luna

Einar Sørensen
está

Volver arriba Ir abajo

El juicio /Einar Empty Re: El juicio /Einar

Mensaje— por Trinity Britt Expósito el Dom Dic 15, 2019 11:33 pm

El juicio
→ Lunes → 10:30 → juzgados  → Soleado→ Outfit  Outfit 2—  


La jueza observaba atentamente a Einar, intentando comprender los pensamientos del hombre que tenía frente a sus ojos. Al final, ante la respuesta recibida, sonrió de pura satisfacción. Sabía que había tomado una buena decisión y en ese momento, si hubiera podido tener alguna duda al respecto, se le quitó de golpe. Ya tenía en mente hablar con las trabajadoras sociales sobre el tema y desde luego pensaba ayudar en ese caso como fuera posible, como en todos los que le llegaban a las manos. Ella misma fue quien eligió encargarse del orfanato. Y tenía muchas cosas que hacer como encargarse de hablar con los médicos también, consiguiendo que dejaran de posponer la operación.

-Recuerde que ella puede pensar igual que usted. - Sonrió antes de despedirse.- Cuente con ello.

Trinity, por su parte, estaba en las escaleras de los juzgados. Se había derrumbada nada más salir, por lo que intentaba que la gorra cubriera su rostro lo máximo posible. No tenía ni idea de como había llegado a esa situación. ¿Acabar en esa casa? ¿Con Einar de tutor? Debía hacer algo al respecto. Le habían truncado todo por lo que llevaba tantos años luchando. ¿Acaso se pensabas que ahorrar tres mil dólares era fácil para una huérfana? Pues no. Le había costado muchísimo, como tener que aguantar en casas de acogida mucho más de lo que le gustaría. Tanto esfuerzo... ¿Para nada?

Entre esos pensamientos, que la tenían con un humor totalmente lúgubre, escuchó la voz de Einar. Ya ni siquiera estaba enfadada, solo quería meterse a la cama y no salir en días de allí. Espera, ¿tendría cuarto? Esa era otra. ¿Qué iba a hacer en esa casa? Estaba lejos de su instituto, el lugar de las peleas diarias, donde que haya una apuñalamiento o una rendecilla entre bandas era algo normal. Se apostaba cualquier cosa a que había sido ese uno de los motivos por los que habían cancelado las clases. Menuda mierda... En ese instante sentía que el mundo se le venía encima, que no podía con todo, que no podía más.

Alzó el rostro para mandarle a la mierda con lo de la moto, pero cambió de opinión al contemplar su rostro. Entonces rememoró lo que le acabab de decir en su cabeza, sorprendiéndose por ese tono tan... Tan poco malhumorado. Miedo le daba lo que podría haberle dicho la jueza, pero estaba claro que se había salido con la suya. Entonces se fijo en esa carpeta que llevaba en las manos. Aun en silencio, se quedó así durante unos segundos para después sentarse en las escaleras. Eso era su jodido historial. Estaría a disposición de Einar y podía saber absolutamente todo de su vida. Si pensaba por algún casual que iba a tener algo de intimidad o de secretos, se habían evaporado al instante.

- Pensaba que estarías más enfadado.- Miraba al frente y su voz no detonaba molestia, simplemente cansancio. Quizá neutralidad. Se quitó la gorra y empezó a jugar con ella entre sus manos.- Una vez casi me adoptan. Debía tener unos nueve o diez años, aun creía en Papá Noel.- El recuerdo que la jueza había traído a su mente la desquiciaba. Porque sabía por donde habían ido los tiros, pero sobretodo porque dejó de creer en el mismo momento que dejó de confiar en cualquiera que no fuera Jory. Dejó de creer en los adultos.- Estaba muy contenta pero... Me devolvieron al quedarse ella embarazada. Es curioso como... Los niños son como los objetos. Si no te gustan, o encuentras algo mejor, puedes devolverlos a la tienda...- Al final alzó la mirada y con la mano que sontenía la gorra le señaló el informe.- Lo pone ahí. Fue mi última carta.

No tenía muy claro porque le había contado eso. Quizá porque con él no iba a poder tener secretos. Daba igual el no querer dar pena a nadie por su pasado porque iba a saberlo todo... Y por algún motivo se sentía más cómoda si se lo contaba ella. Mejor eso que lo leyera en unos papeles y luego fuera a preguntarle y tuviera ideas equivocadas de como pudiera sentirse al respecto. No quería un trato diferente. Aunque dudaba que él fuera a dárselo.

- Me gustan las motos. Mark siempre me lleva en la suya.- Se quedó mirando la moto. Era chula, pero nunca podría aprender a conducir... A, espera, quizá ahora que le habían conseguido un trabajo sí podría. Una ventaja nueva.- Mis cosas siempre están preparadas en una maleta. Puedo pasame mañana después del instituto y ahora ir a dar la noticia. Llevo un pijama en la mochila, pensaba irme a dormir a casa de unos amigos esta noche para celebrarlo- ¡Viva! Pensó irónicamente. No podía celebrar nada, que triste. Espera, ¿tendría que empezar a pedir permiso para hacer cosas? Nah- ¿Me prometes conducir para que no me de un infarto? Asi nos evitamos insultos sin sentido.- Le sonrió, recordándole tooodo lo que le dijo la otra vez... Si, se había pasado, pero esperara no condujera como un loco aquella vez.




El juicio /Einar HMQqXbF

Gracias Alyssa

EL BAÑO DE ARTHUR ES UN LUGAR SAGRADO Y SIN TÍOS
Trinity Britt Expósito
Mensajes : 107

Reliquias : 235


Hoja de personaje
Inventario:
http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t10061-trinity-britt-exposito-id
Mundano/a, sin la Visión

Trinity Britt Expósito
está

Volver arriba Ir abajo

El juicio /Einar Empty Re: El juicio /Einar

Mensaje— por Einar Sørensen el Vie Dic 20, 2019 10:30 am

El Juicio
→ Lunes → 10:30 → Juzgados → Luna nueva a creciente, Soleado

Por una fracción de segundo creo que la adolescente va a estallar, de la misma forma que estalló cuando la llevé del orfanato a casa, soltando toda aquella mierda sobre mi y los hombres en general, algo que no he olvidado y que pasará mucho tiempo antes de que lo haga porque, a pesar de que ahora entiendo los motivos que le llevaron a actuar así no me sirven de excusa. De hecho es una máxima que siempre cumplo en mi vida, porque yo soy el primero que me dejo llevar por mis impulsos, sean producidos por mi lobo o porque desde que nací tengo una parte rebelde. Pero siempre, siempre he aceptado las consecuencias de dichos brotes, aguantándolas tanto si me gustan como si no y es eso lo que espero de ella, que sea consciente de que todas sus decisiones tienen consecuencias que ha de estar dispuesta a aceptar quiera o no.

Sin embargo, y contra todo pronóstico, la joven no solamente no estalla, no deja salir a relucir esa rabia contenida, sino que empieza a hablarme sobre su infancia, en un tono de hastío que no pasa para nada desapercibido, como si hubiera aceptado una derrota y, cansada de la lucha, decidiera soltarlo todo. Observándola en silencio, sin que nuestras miradas se lleguen a cruzar en ningún momento, meto mis manos en los bolsillos delanteros de mis pantalones, de forma que, para cualquiera que nos esté viendo, parecemos un par de extraños hablando tranquilamente en la puerta de los juzgados, algo que no dista mucho de la realidad, pues, por mucho que tengamos un vínculo de sangre no dejamos de ser dos extraños.

- "¡Ohhhhh!... ¡qué pena!... pobrecita que la han tratado como un objeto…" – estoy a punto de soltar por mi boca en cuanto me suelta eso de que los niños son tratados como objetos - "¡Los cojones!, ¿Es que te crees que todos hemos tenido una infancia feliz?, ni te imaginas todo lo que tuve que soportar con el borracho de mi padre, y después de eso, cuando ves impotente morir a tu madre y quedas solo en un país extranjero a la merced de las bestias… eso sí que es ser tratado como un simple objeto" – pienso furioso, notando como el lobo gruñe en mi interior, un gruñido que sí que brota de mis labios, mientras aprieto los puños escondidos dentro de los bolsillos de mi pantalón, haciendo crujir la carpeta que ella está señalando al apretarla entre mi brazo y costado.

Por suerte continúa hablando, descubriendo aquella mentira que nos había soltado cuando dijo que le daban miedo las motos, algo que mi olfato ya había detectado como falso al estar impregnada con el típico olor a combustible y aceite de moto, cosa que no llega a apaciguar el creciente cabreo.

Aprovechando que se gira para mirar mi preciosidad negra, permito que el semblante sombrío se refleje en mi rostro mientras me obligo a respirar profundamente varias veces, ordenando al lobo que se esté quieto en su prisión para no soltarle una buena ahí mismo. - "Está claro que va a ser una auténtica prueba de fuego para tu autocontrol…" – me recuerdo sacando la mano del bolsillo para poder sujetar bien la carpeta con los papeles, volviendo a soltar un quedo gruñido ante su comentario del infarto - "No caerá esa breva…" – pienso llevado por el enfado, a pesar de que sé que la chica no se merece eso ni por asomo.

- Ok, bra, te llevo al orfanato para que lo prepares todo y mañana ya te iremos a buscar para hacer el traslado, así también nos da tiempo a nosotros para preparar tu cuarto – me obligo a decirle manteniendo el tono tranquilo, a pesar de que me está costando horrores, empezando a caminar hacia la moto deseando conducirla y conseguir que el viento en mi rostro me calme lo suficiente como para no liarla - Ah… claro… y así podrás celebrar tu cumpleaños con ese tal Mark y tus amigos – se me ocurre añadir mientras saco el pequeño casco que utiliza mi sobrino cuando va conmigo en la moto y que suelo llevar entre semana conmigo - Por cierto, gratulerer med dagen – le felicito por su cumpleaños ofreciéndole el casco antes de ponerme el mío y acomodarme sobre mi Dyna Low Ryder S 2017.


El juicio /Einar Oshp9h
Einar Sørensen
Mensajes : 357

Reliquias : 1937

Temas : 6/10


Hoja de personaje
Inventario:
http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9644-einar-srensen-idhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9661-quien-es-quien-segun-einar-einar-sine-relasjonerhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9662-dette-er-mitt-liv-cronologia-einar-srensen#84238
Hijo/a de
la Luna

Einar Sørensen
está

Volver arriba Ir abajo

El juicio /Einar Empty Re: El juicio /Einar

Mensaje— por Trinity Britt Expósito el Dom Dic 22, 2019 1:00 am

El juicio
→ Lunes → 10:30 → juzgados  → Soleado→ Outfit  Outfit 2—  

 Trinity era observadora por lo que no le pasaron por alto las reacciones de Einar. ¿Pero por qué se cabreaba tanto? Parecía que solo presencia le creará urticaria o algo. Que a ella tampoco le gustaba la situación, y mucho menos él, ¿pero tan malo era hablar? Se arrepintió mucho antes de que abriera la boca, pero estaba claro que su actitud era la gota que colmó el vaso de la rubia. Quería que fuera su tutor... Y no le importaba con quien iba a pasar la noche. Al contrario. No podía creérselo.

-Soy estúpida... ¡Madre mía! - Estaba sonriendo mientras se llevaba las manos al rostro. Llorar era de débiles, pero no podía hacer nada en esa situación. En el orfanato tenía a Jory y a la traidora de la hermana Mary Clarence, ¿pero a quién tenía en ese lugar? ¿A Einar el troglodita que no la soportaba? - No me lo puedo creer... - Aunque pudiera oirla cualquiera, todas esas palabras eran para ella. Pues no dejaba de repetirse lo estúpida que había sido por confiar por un segundo en él. Tendría que haberlo mandado a la mierda como iba a hacer antes de verle la cara. Einar no era nada para ella, aunque fuera familia de sangre. Solo un imbécil sin jodidos escrúpulos. Aunque por una parte eso estaba bien. No le gustaba dar pena y a él no se la daba, aunque era más bien cebado.

Volvió a ponerse la gorra y se levanto mochila al hombro, aun con una sonrisa en el rostro mientras sus ojos volvían a estar rojos por la rabia que estaba sintiendo en ese momento. Si la jueza estuviera allí en ese mismo instante, ¿de verdad le seguiría pareciendo buena idea dejarla a su cargo? Quien sabe, esa es capaz de cualquier cosa con tal de salirse con la suya Por un segundo miro hacia el juzgado pensando en entrar y contárselo, luego se dio cuenta de que era una chorrada ir como un bebé diciendo "mira lo que ha hecho" ya que solo parecería una niña encabronada. Si quería salir de esa sitación tenía dos opciones: La primera, aprovechar la situación y cambiar de estado esa misma noche o... Ser una grandísima hija de puta para que el troglodita suplicara que se la quitaran de encima. Se va a acordar de este día para siempre. Solo tengo que pasarme mil pueblos para acabar rapidito de vuelta en el orfanato... Lo malo es involucrar solo a este imbécil y no a Jannicke o Dami... ¡Encima me ponen complicado el fastidiarle! Ya me las ingeniaré de alguna manera, porque no pienso aguantar eso.

- ¿Sabes qué? -Dijo encarando a Einar importándole una mierda que viera sus ojos acuosos o las ganas que tenía de darle un bofetón. Además, con lo grande que era seguro se hacía más daño ella que él.- Ve a tu casita con tu motito. Y de camino igual deberías llamar a la policía porque hay riesgo de fuga.- Santo gilipollas.- Sería un buen comienzo. Seguro a la jueza le encanta.- Oh, podía cabrearse como una mona y no solo con ella.- Bien. Te veré mañana después del instituto - Le sonrió con superioridad y a la vez con una mala hostia que habría acojonado a cualquiera de sus amigos.- O no, ya veremos como se me da la noche. Canadá no está tan lejos.- Se giró dándole la espalda. Dispuesta a largarse. Cada vez tenía más ganas de mandar a todo el mundo a tomar por culo.
 


El juicio /Einar HMQqXbF

Gracias Alyssa

EL BAÑO DE ARTHUR ES UN LUGAR SAGRADO Y SIN TÍOS
Trinity Britt Expósito
Mensajes : 107

Reliquias : 235


Hoja de personaje
Inventario:
http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t10061-trinity-britt-exposito-id
Mundano/a, sin la Visión

Trinity Britt Expósito
está

Volver arriba Ir abajo

El juicio /Einar Empty Re: El juicio /Einar

Mensaje— por Einar Sørensen el Jue Dic 26, 2019 11:51 am

El Juicio
→ Lunes → 10:30 → Juzgados → Luna nueva a creciente, Soleado

La jueza ya me había advertido de que tuviera paciencia con la chica, de que los inicios iban a ser duros y complicados, algo que me queda bien claro con su reacción. Con la misma facilidad que tendría cualquier licántropo en cambiar radicalmente su estado de ánimo en pocos segundos, la rubia pasa de estar en un estado conciliador, incluso de haberse abierto a mi contándome algo tan personal y profundo para ella, a un estado de ira que me hace darme cuenta de lo que debe sentir alguien que no sea licántropo ante nuestros repentinos cambios de humor, aquellos que nos dan la merecida fama de impulsivos.

- "¿Pero qué cojones le pasa a esta?, ¿ahora por qué narices se enfada?, ¿Qué he dicho?" – me la quedo mirando sujetando el casco que le estoy ofreciendo con una mano mientras veo cómo se coloca la gorra y la mochila dispuesta a largarse, no sin antes mirarme con el rostro cubierto por lágrimas de rabia, dejándome como un estúpido al no tomar el casco.

Pero la expresión idiota que ha adoptado mi rostro pronto muda nuevamente en cuanto sus palabras comienzan a abandonar sus labios. - "¿Cómo?, ¿me está desafiando?, ¿a mi?" – pienso soltando un gutural gruñido de advertencia mientras noto mis dedos aferrar con demasiada fuerza el casco, el cual protesta con un audible crujido, dejando que hable, que expulse su ira sin darse cuenta de que tal como brota de su cuerpo el mío la absorbe ansioso, alimentando al lobo que se está empezando a cansar de dar vueltas en su prisión y que pronto se lanzará furioso contra los barrotes de ésta en un intento por tomar el control, algo que me costará impedir debido a todo lo que ha pasado hasta ahora y eso que quedan todavía semanas para la próxima luna llena, momento en el que es más fuerte y más astuto.

Sintiéndome completamente desafiado por esa sonrisa superior y esas palabras cargadas de ira y prepotencia, dejo que mi rostro se torne sombrío, entrecerrando los ojos y despegando ligeramente los labios, dejando entrever mis dientes entre ellos al tiempo que un gruñido más animal que humano surge de mi garganta, recordando perfectamente al de un lobo dispuesto a atacar en segundos.

Llegados a este punto mi reacción no dista para nada de la reacción de un lobo en manada. Ahora mismo me siento como si un omega de la manada, porque no puedo considerar que la chica sea un beta, me hubiera desafiado. Un desafío típico dentro de las manadas para establecer la jerarquía, un desafío que no pienso perder pues considero que mi posición es mucho más elevada que la de la cachorra y que ya me he cansado de dejarla jugar, es hora de marcarla, de recordarle cual es su posición dentro de la manada y de instarle a obedecer. De hecho, si estuviera en mi forma lobuna, ya me abría lanzado sobre ella atacándola hasta que adoptara una posición de sumisión que aceptaría al instante, terminando así con esta discusión estéril, pero al estar en forma humana, la cosa no es tan sencilla.

- Velding bra… – empiezo a decirle con un tono tan frío como el aire polar al ver cómo me da la espalda - ¿Es así como me agradeces que te deje celebrar tu jodido cumpleaños con tus amigos? – añado sin variar el tono, liberando el casco de mi agarre el cual cae sonoramente sobre el asfalto, dejándole claro con esa frase que mi intención era darle plena libertad para celebrar aquella noche con quien quisiera, como si fuera un nuevo comienzo en su vida, pero que ella ha desdeñado como si fuera una tontería - Creo que tus deseos para Navidad se acaban de cumplir… y como siempre dicen… cuidado con lo que deseas porque se puede cumplir – le recuerdo aquella famosa frase, la que nos advierte de que nuestros deseos se pueden cumplir aunque de forma que no nos tiene porqué gustar, bajándome de la moto con toda la rapidez y agilidad que me proporcionan mi condición de licántropo para colocarme justo a su espalda, pegando mi pecho contra la mochila y acercando mis labios a su oreja, dejando que note el calor de mi aliento en ella - Amapola y manzana verde… conozco tu olor, puedo rastrearte hasta el jodido corazón de Canadá, intenta fugarte o joderme mientras estés bajo mi tutela y te aseguro que te encontraré y aprenderás a las malas qué significa desafiar a tu far – le susurro al oído en ese tono gélido, terminando la frase con un fuerte gruñido fruto de la sorpresa que me produce el haber utilizado la palabra padre en mi idioma materno con ella - Así que se ha terminado el intento de conciliación. A partir de ahora vas a saber lo que es estar bajo la tutela de un adulto y convivir en familia, se acabaron las tonterías y el ir por libre, por lo que vas a mover tu jodido culo hasta la moto, vas a ponerte el puto casco y vamos a ir al orfanato en silencio y sin más incidentes sino quieres que me cabree de verdad, y te aseguro que no quieres eso, ¿verdad? – termino de advertirle, separándome de ella y colocándome un par de pasos detrás suyo, dejándole vía libre para que obedezca y se encamine hasta la moto, opción que sería la más correcta.


El juicio /Einar Oshp9h
Einar Sørensen
Mensajes : 357

Reliquias : 1937

Temas : 6/10


Hoja de personaje
Inventario:
http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9644-einar-srensen-idhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9661-quien-es-quien-segun-einar-einar-sine-relasjonerhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9662-dette-er-mitt-liv-cronologia-einar-srensen#84238
Hijo/a de
la Luna

Einar Sørensen
está

Volver arriba Ir abajo

El juicio /Einar Empty Re: El juicio /Einar

Mensaje— por Trinity Britt Expósito el Jue Dic 26, 2019 1:52 pm

El juicio
→ Lunes → 10:30 → juzgados  → Soleado→ Outfit  Outfit 2—  

Una adolescente normal estaría acojonada de miedo simplemente por el cabreo que llevaba aquel quien debía llevar las riendas en esa relación familiar. Hincharle los cojones a tu tío o padre, o quien fuera, nunca era algo agradable para las personas de aquella edad. Pero había muchos factores que hacían la reacción de la joven complicada. Por una parte, obviamente se acojonó ante el rostro y comportamiento de Einar. Nunca había sido alguien tan jodidamente autoritario con ella y eso consiguió que se sintiera pequeñita cual canica. Pero no por eso iba a encogerse de hombros. Por otra parte, estaba tan enfadada que quería girarse y ponerse a gritar como una energúmena. Una opción poco inteligente dada las circunstancias. Pero no era solo eso. No. Había mucho más.

Cuando dijo lo de celebrar su cumpleaños se sintió por un instante como una mierda porque en ningún momento pensó que fuera por algo tan simple y benevolente. Y seguía sin pensarlo, que cojones. Creía fervientemente que era una manera más de pasar de su cara y tener una noche de calma sin su presencia. Pero lo gracioso de ésto, algo que ella se había dado cuenta en ese mismo segundo, es que la molestia era que le diera igual. Como si una parte de ella quisiera tener que rendir cuentas a alguien. Fue un momento de shock, pero se recompuso rápido. No iba a darle el gusto. Aunque quizá si tendría que admitir que había reaccionado de manera estúpida. En realidad no iba a fugarse. No por él, sino por Jannicke y Dami. Una reacción así por su parte podían ser problemas bastante graves y no era tan tonta como para hacer algo así.

Pero tampoco pudo reaccionar a eso. ¿Deseo de navidad? ¿Qué me estás contando? Le hubiera mirado acojonada si no lo tuviera de espaldas. Menuda suerte que no le viera la cara en ese momento. Yo no tengo padres. Él no es mi padre, ¡no puede actuar como tal! Aunque teniendo en cuenta lo que había hecho la jueza era consciente de que sí podía. Se hubiera arrepentido de las cartas, pero en realidad no era algo viable. Los deseos de la Trinity niña seguían existiendo aunque renegara de ellos. Era un poco una encrucijada moral. Por una parte no puedes repudiar lo que siempre has querido, pero por la parte más actual lo que quieres es expulsarlo antes de que acabe en una horrible tragedia.

Le había costado un poco, pero por fin estaba lista para girar y responderle cuando escuchó lo de amapola. ¿Pero qué cojones...? Le costó entender, amueblar en su cabeza lo que estaba diciendo. Una persona no podía rastrear a otra sin un perro. Un perro... Se quedó blanca mientras en su cabeza volvía aquella imágen en el campamento. Esos ojos humanos antes del lobo gigante. Sin pensarlo se llevó la mano al costado, donde estaba la cicatriz de las garras. ¿Un humano normal... puede rastrear a una persona? Esa pregunta tan tonta fue como un bofetón en su pecho, en su mente, en todo su ser. El miedo pasó a puro pánico mientras su lado racional le instaba a recordarle que todo el mundo le dijo que habían sido imaginaciones suyas por el golpe en la cabeza. No era real. ¿Pero entonces que coño le estaba contando el troglodita ese?

- ¿Qué? -Se giró para mirarle. No había escuchado lo último que había dicho, vagamente le había entrado en la cabeza. Algo de tutela e intentar no cabrearle. Probablemente algo fácl de contestar, pero ella tenía otra cosa más importante en la cabeza. Algo que reflejaba por completo en su rostro una mezlca de pánico y angustia.- ¿Rastrear? ¿Cómo un lobo? - Por un instante se fijo en sus ojos, analizándolos bien para descartar rápidamente los que vio de niña. No era la misma persona, algo que la tranquilizó mucho más de lo que se hubiera imaginado. Pero estaba temblando y no casi capaz de moverse.- Un humano no puede rastrear a una persona, no tenemos ese sentio del olfato... - Le daba miedo seguir hablando de ese tema porque por mucho que hubiera podido ver, quería creerse aquello de que era su imaginación. Cerró los ojos para calmarse y empezó a respirar hondo. EL pecho la iba a matar.- ¿Far es padre? -Estaba haciendo todo lo posible por distraer su mente de aquella imagen de su pasado, intentando rememorar lo que Einar había dicho antes de esa locura de rastrearle y de que olía a... Amapola y manzana verde. Joder, demasiado concreto.- Deberías informarte de como son mis amigos antes de dejarme ir con ellos. Pensaba que te habría avisado la jueza.- cogió el casco a desganana y se lo quedó mirando. Parecía sumisa y todo, aunque no iba a ponerlo tan fácil. En ese momento, el pensar en subirse a una moto con él le volvía a crear ansiedad.- No me veo capaz de subir ahora... Me duele el pecho...



El juicio /Einar HMQqXbF

Gracias Alyssa

EL BAÑO DE ARTHUR ES UN LUGAR SAGRADO Y SIN TÍOS
Trinity Britt Expósito
Mensajes : 107

Reliquias : 235


Hoja de personaje
Inventario:
http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t10061-trinity-britt-exposito-id
Mundano/a, sin la Visión

Trinity Britt Expósito
está

Volver arriba Ir abajo

El juicio /Einar Empty Re: El juicio /Einar

Mensaje— por Einar Sørensen el Dom Dic 29, 2019 6:40 pm

El Juicio
→ Lunes → 10:30 → Juzgados → Luna nueva a creciente, Soleado

Estoy muy cabreado con ella, demasiado cabreado por todo lo que está pasando. Verme obligado a tener que verla cada día es una tortura por los recuerdos que no puedo evitar que regresen a mi mente. Afortunadamente la luna aun se encuentra muy lejos de su máximo esplendor, cosa que no puedo dejar de agradecer pues si estuviéramos cerca del plenilunio seguramente el lobo ya habría tomado el control de mi cuerpo. Es curioso ver cómo hay gente que tiene un don especial para conseguir alterarme, del mismo modo que hay otras que consiguen apaciguarme de igual manera.

Pero es tras terminar de hablar seriamente con la adolescente cuando su cuerpo delata todo aquello que sus palabras callan. Algo que aprendí siendo un simple mundano y que completé al convertirme en licántropo, pues los animales utilizan su cuerpo para comunicarse entre ellos, un lenguaje no verbal que ahora conozco a la perfección. Es por eso que, pese a haberme dejado llevar por el cabreo, no me ha pasado desapercibido cómo su cuerpo se ha tensado, como se ha llevado la mano a un costado en un intento por proteger una zona en concreto, algo que solemos hacer inconscientemente cuando hemos sufrido un gran dolor o lesión en dicha zona. Como tampoco el rápido cambio en su respiración y, seguramente, en su frecuencia cardíaca. Todo ello me demuestra que he conseguido mi objetivo que es demostrarle su posición en la manada, recordarle que no es el alfa, sino más bien un omega, un cachorro que debe ser protegido pero sobretodo educado - "Y si ya piensas en ella en esos términos es que ya la has aceptado como parte de tu familia mundana…" – algo que me pese lo que me pese es totalmente cierto.

En cuanto se gira, su cuerpo me sigue hablando, pues, dejando a un lado el tono de urgencia con el que empieza a hablarme, la lividez de su rostro y sobretodo la mirada que tanto se asemeja a la de un animal asustado no hacen sino cerciorarme de que he logrado mi objetivo, aunque, al analizar el contenido de sus palabras me doy cuenta, demasiado tarde, de que quizás he hablado demasiado.

Reprimiendo un gruñido permito que me mire fijamente a los ojos, una acción que nada tiene que ver con un acto de desafío o de rebeldía, sino más bien como si estuviera buscando respuestas a preguntas que se están formulando en su mente. Preguntas que no deben ser muy agradables para ella por el visible temblor que recorre su cuerpo.

- O como el perro que pedías en tus cartas – con una sonrisa lobuna respondo a su comentario sobre la incapacidad de los humanos de rastrear a las personas. - ¿Tan segura estás? – le pregunto seguidamente sin borrar esa sonrisa en mis labios utilizando un tono intencionadamente enigmático - ¿No serías capaz de reconocer a tu novio por su olor?, porque me extraña mucho que no sepas cuándo alguien ha pasado hace poco por un lugar tan solo oliendo el rastro a su colonia favorita que deja – decido explicarle, dando a su mente mundana una explicación lógica a mis anteriores comentarios, a pesar de saber perfectamente que su inconsciente ha captado lo que podría ser la auténtica verdad.

- "Definitivamente la has acojonado" – no puedo evitar extrañamente contento por haberme impuesto a ella - "Y ahora llega el típico cambio de tema para no reconocer una verdad que nos sería realmente incómoda…" – pienso erradicando el toque lobuno de mi sonrisa para dejar una sonrisa más natural en mi rostro al escuchar aquella pregunta que no es más que un intento por cambiar de tema - Ja, far es padre – le explico por increíble que pueda llegarle a parecer a ella. Pero una vez he conseguido colocarla en su sitio no voy a ser tan necio como para mantenerle acojonada y más cuando voy a tener que convivir con ella - "Confirmado… machote, si piensas así es que ya la has aceptado como familia" – no puedo evitar decirme sabiendo que sería una tontería negar lo evidente.

- Jeg? Supongo que es mucho más fácil y entretenido que me pongas tú al día mientras vamos de camino al orfanato – le comento retomando un tono más agradable en cuanto me sale con que la jueza debería haberme advertido sobre informarme sobre sus amistades, asintiendo afirmativamente en cuanto veo como recoge el casco del suelo mirándome de una forma mucho más comedida que antes, sin rastro alguno de su anterior aire desafiante. - El pecho… – le comento no sin antes gruñir ligeramente ante su comentario - No logro entender por qué la cabrona de tu asistenta social no se encargó de que te operaran antes, ¿De verdad se preocupa por sus tutelados o solo le interesa cobrar a final de mes? – suelto visiblemente cabreado sorprendiéndome a mi mismo de que me enfade el que no la hayan operado antes - Anda ven – añado después de dejar brotar de mis labios un profundo suspiro, dirigiéndome hacia la terraza de un bar que queda justo pasada mi moto, escogiendo una mesa vacía desde la que puedo vigilar a mi preciosidad antes de sentarme, para tomar asiento y llamar la atención de la camarera con un gesto mientras espero que la rubia tome el asiento que más le apetezca de los tres libres que quedan en la mesa.


El juicio /Einar Oshp9h
Einar Sørensen
Mensajes : 357

Reliquias : 1937

Temas : 6/10


Hoja de personaje
Inventario:
http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9644-einar-srensen-idhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9661-quien-es-quien-segun-einar-einar-sine-relasjonerhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9662-dette-er-mitt-liv-cronologia-einar-srensen#84238
Hijo/a de
la Luna

Einar Sørensen
está

Volver arriba Ir abajo

El juicio /Einar Empty Re: El juicio /Einar

Mensaje— por Trinity Britt Expósito el Lun Dic 30, 2019 3:18 pm

El juicio
→ Lunes → 10:30 → juzgados  → Soleado→ Outfit  Outfit 2—  

Demasiada información repentina para su cabeza. No podían quitársele las palabras que había pronunciado Einar sobre su olor, y eso provocaba que la ansiedda ganara la batalla a cualquier otro sentimiento o lógica. Los recuerdoso que la inundaban fueron del peor día de su vida, y eso que tenía para elegir sobradamente. Aun así, ¿cómo se puede olvidar ese detalle? Mil veces se había replanteado que si realmente hubiera sido su imaginación jamás lo recodaría de una manera tan nítida. Esos malditos ojos la perseguían noche tras noche, pero a diferencia del día a día, no era eso lo que la despertaba de puro pánico. Ese lobo la salvó, por muy herida que saliera. Y aun así era imposible verlo como un salvador.

Prestó atención a las palabras de Einar, más para centrarse en otra cosa que porque le interesara. Aunque desde luego no le convencían nada sus palabras, quería pensar de verdad en que su imaginación le jugaba una mala pasada. Los humanos no podían tener un sentido del olfato tan desarrollado como para encontrar a alguien, pero por un segundo le pareció que él mismo quería también darle a entender algo diferente a lo que había dicho antes. Se aferró a esas palabras como un clavo ardiendo, incluso aunque fuera a refutarlas. Era curioso, pues intentó por unos instantes pensar si era verdad lo que le estaba diciendo. Y no, para ella no. No tenía sentido lo que le decía con lo que había dicho.

-¿Vamos a adoptar un perro? - Sonió, porque sería una uténtico puntazo. Y eso le daría todo el sentido del mundo a eso de rastrear a alguien. Pero no a lo de Amapola y manzana verde... - Pues no, no sería capaz.- Se encogió de hombros, aun un poco en shock por las cosas que tenía en la cabeza.- No me acerco al género masculino más de lo necesario, ni a mi novio, y mucho menos ahora que es un imbécil...- Centrar su rabia y todos los sentimientos en sus amigos, en su pandilla, era una buena opción. Mejor que mandar a la mierda a Einar desde luego.- No creo que pudiera distinguir su colonia. Pero puede que la de mi mejor amiga si.- estuvo a punto de decir hermana, pero no quería tampoco que le diera un infarto pensando que había otra. Por un segundo sonrió pensando en eso. Le daría algo.

Cuando contestó a su pregunta, él parecía más tranquilo. Su sonisa ya no le daba escalofríos y por algún motivo se sintió tranquila a su lado. Maldita jueza de mierda. Si es que en parte tiene razón, a su lado no me da miedo quien tenga alrededor. Aunque eso no quitaba el miedo que podía darle él. Era grande y fuerte, como un gorila. De un bofetón me manda a urgencias este tío... Y encima tiene tan mala leche como yo. Eso le sorprendió, pues por un segundo creyó que se parecían. Desde luego se parecía más a Einar que a Jannicke. Ni siquiera sabía si podía ser dulce o agradable, pues hacía mucho tiempo que dejo de ser una niña encantadora para convertirse en la borde desquiciante que era.

-No pienso llamate far, ni padre.- Su tono era visiblemente mucho más sumiso y bajo que anteriormente, pero no por eso iba a hacer lo que le diera la gana. Trinity no fue con intención de buscar una familia y dudaba mucho que Einar pudiera verla como tal. Para ella, el concepto de querer estaba distorsionado y huía rápidamente de cualquier persona que le creara duda. Por eso quizá vivir con ellos era tan peligroso. No quería encariñarse y volverse a quedar sola. No cuando ya estaba acostumbrada.

La verdad era que no tenía muy claro si debía o no contarle sobre sus amistades. Obviamente si debía hablarle de Jori, ¿pero del resto? Algo le decía que le prohibiría salir de casa y eso no lo llevaría nada bien. Puede que fueran unos desgraciados que se había metido en una banda, pero fue una forma de encontrar una familia... Lo que ellos no veían, es que esa familia que habían encontrado les pedía mucho a cambio. Traficar para conseguir cariño no era la mejor forma de vivir. Y entonces apareció la sorpresa. Trinity contempló el rostro de Einar, sorprendiéndose al verse tan enfadado por algo que le ocurría a ella. ¿Qué estaba pasando? Hacía unos minutos, en el juzgado, casi parecía que iban a matarse o les daría un infarto por tener que vivir juntos. ¿Y de repente se preocupaba por ella? Odiaba eso. Lo odiaba porque entonces era incapaz de hacer que se desquiciara. Era como su criptonita. Si alguien se preocupaba por ella...

-Es una mandada. Junta eso con que no me sorporta y, ¡poom! ¡Se convirtió en chocapic! -Casi se ríe al recordar ese anuncio mientras le seguía, soprendida hacia un bar. Se sentó frente a él para no tenerlo demasiado cerca. La verdad es que el pecho ultimamente no le daba un respiro y empezaba a ser una auténtica mierda.- Me hicieron muchas pruebas de niña, pero hasta los catorce no vieron que era un soplo. Si lo piensas bien contra más tiempo lo pospongan más fácil es que llegue a los dieciocho y se libren de operarme.- Se encogió de hombros, como si no importara mucho.- Además están las monjas... Tienes ahí tantas escabechinas que no sabría ni por donde empezar a contar.- Por eso la odiaban, porque pasaba jodidamente de sus normas desde que ocurrió lo del cura. Solo se fiaba de la hermana Mary Clarence porque fue quien la protegió después de eso. Dejó el casco sobre su regazo y con un suspiro mió a Einar a la cara otra vez. - ¿Qué quieres saber de mí? ¿Y cómo sabías que tenía novio? -De repente se dio cuenta de ese detalle. Ella no se lo había dicho en ningún momento.



El juicio /Einar HMQqXbF

Gracias Alyssa

EL BAÑO DE ARTHUR ES UN LUGAR SAGRADO Y SIN TÍOS
Trinity Britt Expósito
Mensajes : 107

Reliquias : 235


Hoja de personaje
Inventario:
http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t10061-trinity-britt-exposito-id
Mundano/a, sin la Visión

Trinity Britt Expósito
está

Volver arriba Ir abajo

El juicio /Einar Empty Re: El juicio /Einar

Mensaje— por Einar Sørensen el Dom Ene 12, 2020 1:02 pm

El Juicio
→ Lunes → 10:30 → Juzgados → Luna nueva a creciente, Soleado

- "Mierda… no me acordaba" – maldigo mentalmente al oírla hablando de su incapacidad de acercarse a los hombres, pues al momento me viene a la memoria lo que leí en casa, en aquel primer encuentro entre nosotros, cuando ella misma me dejó ojear unos papeles en los que se detallaba el ataque de un licántropo, pues estoy jodidamente seguro que se trataba de un congénere. - "¡Por eso se protegía el costado!, le hirió ahí… aunque no acabo de entender porqué no se transformó… por eso le ha afectado tanto… le he dicho cual es su olor característico para mi, aquel que la distingue de cualquier otro ser vivo en la jodida tierra. Fijo que la muy pilla debe estar dudando ahora mismo" – no puedo dejar de pensar, sabiendo que al dejarme llevar por mi instinto, por mi jodida naturaleza impulsiva he revelado cierta información que podría acarrear ciertos problemas - "¿Acaso me importa?, si cree que soy un monstruo mejor… así no será tan tocahuevos y me dejará tranquilo" – me digo no sin cierta diversión al pensar en que quizás se mantenga alejada de mi cuando estemos en casa.

- Nei, si quieres un perro te lo compras cuando te emancipes – le respondo a su pregunta sobre el perro, obviando todos mis pensamientos anteriores sobre su encuentro con el licántropo. Encuentro del que, por cierto, no he hallado más datos en mis primeras pesquisas sobre el tema, pero eso no quita que más adelante no le interrogue seriamente sobre el tema a la chica. - "A parte que ya hay un lobo feroz en casa, preciosa…" – no puedo evitar decirle mentalmente con burla, con sorna, pero guardándome ese comentario para mi, sonriéndole tras la negativa a tener animales de compañía en casa.

- No te equivoques, no te he pedido que me llames así – le espeto secamente tras soltar un gruñido molesto en cuanto le oigo negar que me va a llamar padre, pues ella no es mi hija por mucho que haya un papel que me de su tutela. A parte que mi Nadia nunca me llamó así, pues mi pequeñita siempre me llamaba папа, en su ruso natal. Ese comentario me ha molestado profundamente y no me importa que sea consciente de ello por lo que no me he reprimido nada en hacérselo saber tanto con el tono que he usado para hablarle como para el gruñido que le he soltado.

Pero más me había molestado la actitud de la asistenta. Y es ella la que finalmente acaba convirtiéndose en el objeto de mi ira actual pues, por más que le de vueltas, no consigo entender el motivo que le ha llevado a dejar que la chiquilla vaya creciendo con esa deficiencia en su cuerpo, algo que seguramente le habrá condicionado a no haber tenido una infancia normal, algo que ya de por sí no lo era. Por eso, cabreado como estoy, paso por alto eso del ”chocapic”, comentario que no tengo ni pajotera idea de a lo que se refiere pero que eludo hasta que tomamos asiento en la terraza de aquel bar.

En silencio, con el rostro ensombrecido por el enfado que siento hacia la otra mujer, escucho sus palabras, asintiendo levemente según va explicando los motivos por los que están dejando pasar el tiempo. Soltando finalmente otro gruñido molesto cuando termina diciendo que al cumplir los dieciocho se librarán de intervenirla. Una explicación con una lógica tan fría y sin sentimientos que no ayuda en lo más mínimo a que la rabia deje de circular por mis venas, comenzando a sentir la necesidad urgente de romper algo, de golpear algo para descargarla antes de que el lobo la use para tomar el control.

Mirándola fijamente a los ojos, con un azul frío, pálido casi casi plateado en los míos, signo inequívoco de la cercanía de lo que estoy de perder el control, me tomo unos minutos antes de obligar a mis mandíbulas a separarse para hablar y responder a sus preguntas. - Mark – le suelto buscando centrarme en otro tema para tranquilizarme, diciéndole el nombre del que estoy seguro que es su novio - Es con el único hombre con el que me has dicho que vas en moto, así que está claro que tienes que tenerle cariño para agarrarte a él. ¿es él, ikke sant? – me explico lentamente, respirando profundamente, obligándome a controlar la rabia mientras le hablo - Porque sé que no tienes hermanos, así que debe ser tu novio – añado justo antes de que aparezca una camarera para tomarnos nota.

- Una jarra de cerveza, bien fría para mi – le dijo a la camarera con voz seria pero más calmado mientras espero la respuesta de Trinity a mi comentario sobre lo del novio - Y una tila para ella – añado, sin dejar que la rubia pueda pedir nada, pues no estoy dispuesto a dejar que se pida alguna bebida alcohólica o con excitantes por el bien de su corazón,



El juicio /Einar Oshp9h
Einar Sørensen
Mensajes : 357

Reliquias : 1937

Temas : 6/10


Hoja de personaje
Inventario:
http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9644-einar-srensen-idhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9661-quien-es-quien-segun-einar-einar-sine-relasjonerhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9662-dette-er-mitt-liv-cronologia-einar-srensen#84238
Hijo/a de
la Luna

Einar Sørensen
está

Volver arriba Ir abajo

El juicio /Einar Empty Re: El juicio /Einar

Mensaje— por Trinity Britt Expósito el Jue Ene 16, 2020 5:59 pm

El juicio
→ Lunes → 10:30 → juzgados  → Soleado→ Outfit  Outfit 2—  


Y la poca esperanza de tener algo que realmente deseaba se fue por la borda tan rápidamente como le que le costó a Einar pronunciar esa frase. Ese era el plan de todas formas: Independizarse y coger un perrito que la necesitara. Pero no, tenía que aparecer en el juzgado para fastidiar todo lo que ella quería. Vale, aun así no hubiera salido como ella quería, pero desde luego era mejor que tener que rendirle cuenta a una familia. Aun no podía creerse que estuviera en aquella situación, algo que se demostraba bastante con su dolor de pecho. Demasiada información repentina. Demasiados sentimientos de golpe.

- Maravilloso. Estamos de acuerdo en algo.- Aunque no entendía el comentario ahora del far. ¿Pero a quien le importaba? Estaba empezando  a estresarse con los cambios de humor del troglodita. Y luego las monjas decían de ella. En serio. A veces es agradable, otras da un miedo que lo flipas... ¡No hay por donde cogerlo!

De todas formas, por más que intentaba prestar atención y así, intentar comprenderle, no había manera. Cambiaba de objetivo de sus gruñidos tan rápido como ella misma podía decir una frase. Suspiró, ya creyendo que era mejor no entender nada de nada. Tampoco es que su cabeza estuviera plenamente centrada. Estaba demasiado ocupada intentando distraerse con cualquier tipo de información relevante para quitarse lo del jodido olor de la cabeza. Pero es que era demasiado complicado. Las imágenes de ese humano y luego lobo no dejaban de aparecer en fugaces flashes. Siempre había sido así. Incluso en sus pesadillas. Había una parte que no conseguía terminar de visualizar... Primero veía los ojos. Después el saltó del lobo. Pero sabía que había algo más que por algún motivo no recordaba nunca, y cuando a veces se acercaba se despertaba de golpe o un dolor de cabeza horrible le prohibía seguir indagando en su cabeza.

Entonces dijo el nombre de Mark y volvió a centrarse en la conversación presente. Eso, eso. Nombra algo que me deje en la tierra. Fue inevitable que sonriera ante su explicación. A ver, era normal que llegara a esa conclusión, de la misma forma que era coherente que no tuviera ni idea de su vida. Asintió mientras apretaba los labios, sorprendiéndose de pronto cuando al llegar la camarera le pidió una tila. Todo rastro de diversión se fue para mirarle con una intensidad extraña, como si intentara leer dentro de él. Algo que hacía claro, porque no entendía de repente esa preocupación. Fue un gesto tonto, pero que para ella fue importante. No quería pedir nada, porque no deseaba que nadie le pagara nada pero... Necesitaba esa tila para tranquilizarse. De hecho es lo que habría pedido si él no hubiera abierto la boca antes.

-¿Qué es ikke sant? - Por una parte que hablara en su lengua le ponía muy nerviosa, porque no entendía la mitad de la conversación. Por otra le resultaba hasta adorable. No iba a admitirlo, pero le gustaba mucho el acento que tenía, sobretodo cuando hablaba en su idioma... Y no era gritando, claro.- Debería decir que si... Pero mejor te digo que no, porque en cuanto lo vea se acabó. Lo haría por mensaje para evitarme demorarme mucho, aunque sé que no está bien, pero no tengo móvil.- No quería problemas. No más. Y eso de las bandas estaba empezando a afectarla a ella personalmente.- Él estuvo cuando lo del cura.- Se llevó lo más disimuladamente que pudo la mano al pecho e intentó respirar hondo para evaluar el dolor.- Desde entonces siempre me ha protegido, por lo que le tengo cariño. Más bien... Sé que el jamás me haría daño. Aunque empiezo a dudarlo un poco, la verdad.- Intentar explicar su relación con los pocos chicos con los que se llevaba era como poco complicado. Había como categorías, o bases que ni siquiera ella sabría explicar a nadie.- No suelo hablar de esto, ¿sabes? No me gusta. - Entonces llegó la camarera con su tila y la cerveza del troglodita. Aprovechó para sacar las pastillas y meterse dos a la boca mientras con la otra mano preparaba la bolsita esa de las hiervas y a la vez pensaba en como formular la pregunta que tenía en su cabeza.- Einar... ¿De verdad vas a hacer caso a la jueza? No entiendo el porqué. Para ti es un marrón enorme... -Solo esperaba que no se cabreara. Intentaba hacerlo con el mayor cuidado posible.- No quieres hacerte cargo de mi.


El juicio /Einar HMQqXbF

Gracias Alyssa

EL BAÑO DE ARTHUR ES UN LUGAR SAGRADO Y SIN TÍOS
Trinity Britt Expósito
Mensajes : 107

Reliquias : 235


Hoja de personaje
Inventario:
http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t10061-trinity-britt-exposito-id
Mundano/a, sin la Visión

Trinity Britt Expósito
está

Volver arriba Ir abajo

El juicio /Einar Empty Re: El juicio /Einar

Mensaje— por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
está

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.