16/02 ¡Atención, atención! Las subastas serán cerradas a las 11 p.m (hora española), así que ¡aprisa si queréis una cita!


02/01 El Staff de Facilis Descensus Averni os desea ¡FELIZ 2020! Estad atentos a las noticias estos días...


02/12 ¡Atención, atención! ¡Aquí os dejamos las noticias recién salidas del horno! ¡Pasaos cuanto antes para echar un ojo! Seguimos perpetrando maldades...


29/07 ¡Atención, atención! La limpieza por inactividad se realizará a partir de las 22:00 horas en adelante del 31 de julio. ¡Aprovechad los últimos momentos!


06/06 ¡Atención, atención! ¡El Staff os ha preparado una nueva sorpresilla curiosa! ¡Pasaos cuanto antes para echar un ojo! Seguimos perpetrando maldades...


01/05 ¡Atención, usuario! ¡El Staff os ha preparado una nueva Trama Global! ¡Pasaos cuanto antes para echar un ojo y apuntaros, adoradísimos habitantes del submundo! Las maldades vuelven a comenzar...

27 # 27
15
NEFILIMS
3
CONSEJO
5
HUMANOS
5
LICÁNTRO.
8
VAMPIROS
9
BRUJOS
6
HADAS
3
DEMONIOS
0
FANTASMAS

Night at the Museum [Thomas Kane]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Night at the Museum [Thomas Kane] Empty Night at the Museum [Thomas Kane]

Mensaje— por Arthur B. Fankhauser el Jue Dic 26, 2019 12:41 am

A story before us
→ Domingo → 20:45 → Central Park  → Frío
-Uhhh ¿Y qué es eso?- preguntó por undécima vez a su Parabatai. Desde su llegada a Nueva York, todo le había parecido nuevo y emocionante, claro que su compañero no parecía compartir el mismo entusiasmo. No podía imaginarse, al menos no por completo, lo que Thomas debía estar sintiendo. ¿Cómo sería para él? Volver a Bern, una ciudad llena de memorias, más malas que buenas, el hogar del fantasma inconsciente de Elías y Lena (no, se negaba a llamarlos "padre" y "madre"). Pero su compañero había sido feliz con su familia, lo sabía, eso debía ser aún peor.

-Nope, olvídalo, es solo un inconsciente sorprendentemente colorido- rectifico, notando que el bulto naranja y azul que le había llamado la atención parecía tener una respiración -Los indigentes de Nueva York están mucho más a la moda que los de Roma- concluyó, pensativamente, como si fuera alguna clase de gran descubrimiento. No podía negar, había algo que admiraba de la extraña vestimenta del hombre, claro que colores fuertes y brillantes no eran los más apropiados para un Cazador de Sombras. Aun así, se acercó a la masa inconsciente, dejando un billete de 20 en el sombrero que mantenía a su lado.

Llevaban caminando horas, y aunque era cierto que él había insistido a Thomas que le diera tour de sus lugares favoritos, nunca pensó que su amigo fuera a prolongar el misterio de a dónde se dirigían. ¡Rayos! Se supone que yo soy el exageradamente dramático. Claro que, adoraba el suspenso, algo que lastimosamente se imaginaba su amigo debía saber. Y por más ridículo que se viera, señalando hidrantes y hombres desmayados como si fueran reliquias sagradas, encontraba el paseo divertido, por lo cual se negaba a apresurarse. Al final era víctima de su propio invento.

Estos eran sus momentos favoritos: La noche, Thomas, la expectativa de todo. Se sentía como si estuvieran al borde del mundo, y de pronto todo era posible. Lo único que se podía imaginar mejoraría la noche sería una buena pelea, claro que, eso ya sería esperar demasiado, y podría arruinar la noche más calmada que habían tenido en meses. Resultaba imposible, creer que era el fin del mundo el que los mandaba a Nueva York, en especial en una noche como esta, tan calmada, tan… Ideal.

   
Arthur B. Fankhauser
Mensajes : 33

Reliquias : 72

http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t10315-arthur-b-fankhauser-id
Nefilim cazador/a

Arthur B. Fankhauser
está

Volver arriba Ir abajo

Night at the Museum [Thomas Kane] Empty Re: Night at the Museum [Thomas Kane]

Mensaje— por Thomas Kane el Jue Dic 26, 2019 4:26 am

Memories of Tomorrow
→ DOMINGO → 20:46 → CENTRAL PARK  → FRÍO

La memoria muscular del cuerpo siempre me ha parecido fascinante. Una vez interiorizas una técnica de pelea, si la practicaste lo suficiente, el cuerpo la recordará sin importar cuánto tiempo dures sin practicarla. No hace falta pensarlo mucho, pues el cuerpo mismo es el que toma las riendas y te mueve en el camino correcto. Era curioso cómo eso también funcionaba con los lugares. Hace siete años que no caminaba por este parque, y sin embargo parecía saber instintivamente por dónde ir.

Eso es porque aquí hay más vagabundos que en Roma” dije sin mirar el bulto colorido “Eso da más espacio para la variedad

Incluso en estos momentos, Arthur era capaz de sacarme una sonrisa. Cierto, con cualquier otra persona no hubiera soportado que me hicieran parar en cada momento a admirar algún ‘exótico hidrante neoyorquino’, pero con mi Parabati estaba dispuesto a hacer la excepción. Él estaba en un continente completamente nuevo, desconocido. No hay nada que le emocionara más que las nuevas experiencias, y aquí, todo era para él una nueva experiencia.

Por aquí” dije dando un giro hacia la izquierda, adentrándome cada vez más en el parque. Estaba mirando a mí alrededor con atención a cada pequeño movimiento, en parte porque como Cazador me acostumbré a siempre estar a la defensiva de cualquier ataque, pero también estaba en busca de algo, de alguien. Claro, traje a Arthur a este lugar porque era uno de los más significativos de mi infancia, pero si fue así de significativo para mí, lo más posible es que también hubiera sido así de significativo para mi hermano. Aunque bueno, eso sería suponer que le quedaba algún amor a nuestra familia, y toda esa posibilidad se esfumó en el momento que asesinó a nuestros padres. Era iluso suponer que él se fuera a encontrar aquí, en este preciso lugar, a esta precisa hora, pero no perdía nada en intentar. Ya había pasado un tiempo desde que llegamos a Nueva York y  no había recibido noticias de mi hermano y se me estaba agotando la paciencia. Aun así me sentía un poco mal con Arthur, se podría decir que lo estaba usando para mis metas, pero ese no tenía que ser el caso. ¿Por qué no podía ser que estaba matando dos pájaros de un tiro? Pasaba un buen rato con mi mejor amigo y buscaba a mi escoria de hermano. ¿Qué tiene eso de malo?

Thomas Kane
Mensajes : 15

Reliquias : 213

http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t10319-thomas-kane-id#90768
Nefilim cazador/a

Thomas Kane
está

Volver arriba Ir abajo

Night at the Museum [Thomas Kane] Empty Re: Night at the Museum [Thomas Kane]

Mensaje— por Arthur B. Fankhauser el Jue Dic 26, 2019 5:44 am

A story before us
→ Domingo → 20:48 → Central Park  → Frío
-Una gran variedad de vagabundos aún es una gran variedad de algo- afirmó, mientras seguía a su compañero. Aunque sabía lo ridículo que podía parecer a algunos, esa frase resumía de manera perfecta el encanto que Nueva York sostenía para él. Puede que no todo fuera precisamente "lindo", o incluso tan limpio como en Roma, pero había tanto, tanto de todo. Aunque era solo una ciudad, se sentía aún más grande que eso, como una ventana al resto del mundo. Era un centro, donde gente de todo tipo, de todo contexto, interactúa diariamente, se pasan sin volverse a mirar, sus mundos chocan sin siquiera darse cuenta. Era verdaderamente una ciudad construida de gente.

Más se adentraban en el parque, más parecía aumentar la tensión en los hombros de su amigo. Era una señal, invisible a cualquier otro, que no hubiera notado en la noche si no se tratara de Thomas. Años de mirarlo, de observar detenidamente, de lo que sentía como una vida juntos, había aprendido a leer los movimientos de su Parabatai. Sabía reconocer cuando acababa de comer basado en si estiraba los brazos, o si estaba de buen humor en cómo inclinaba la cabeza. Más allá de cualquier gesto, era casi como si pudiera sentir lo que él sentía, un libro abierto que no podía evitar leer. Se preguntaba si era igual para el otro, si lo podía entender de manera tan sencilla, tan vulnerable.

¿Pero que podía ser el problema ahora? La respuesta obvia, cualquier cosa, considerando su deber como Cazadores, y el hecho que era de noche en mitad de una zona desierta. Pero, tal vez era más que solo el riesgo subterráneo, tal vez era su culpa. ¿Lo había presionado demasiado? Ya debía ser lo suficientemente duro para Thomas volver a Nueva York, sin tener que visitar los lugares que solía disfrutar con su familia. En vez de ayudar a su amigo, de apoyarlo, lo estaba obligando enfrentar su dolor, y, ¿Qué si no estaba listo?

-Sabes, si no estás listo para volver a donde quiera que me estés llevando...-
empezó, con un toque al hombro de su guia -... esta bien, podemos volver al Instituto. No te debí presionar tanto con toda la idea del "tour", entiendo si volver a la ciudad ya es muy duro, después de todo. Lo debí haber pensado antes, lo siento- Cierto, había podido formar cualquier tipo de excusa para cancelar la salida, y evitar la posibilidad de un momento incómodo. Pero, así no era como hacia las cosas con Thomas. El muchacho era la única persona con la que sentía podía hacer esto, decir todo lo que pensaba, sin mentiras, sin trucos, solo la verdad.

   
Arthur B. Fankhauser
Mensajes : 33

Reliquias : 72

http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t10315-arthur-b-fankhauser-id
Nefilim cazador/a

Arthur B. Fankhauser
está

Volver arriba Ir abajo

Night at the Museum [Thomas Kane] Empty Re: Night at the Museum [Thomas Kane]

Mensaje— por Thomas Kane el Sáb Dic 28, 2019 2:20 am

Memories of Tomorrow
→ DOMINGO → 20:50 → CENTRAL PARK  → FRÍO

Por el farol oxidado de la esquina supe que nos estábamos acercando al lugar. Bueno, cuando yo venía de niño esa era solo un farol, pero no había duda de que era el mismo. Siempre, en este mismo lugar, James me tocaba el hombro y me retaba a una carrera. Lógicamente yo daba todo de mí al correr, pero eso no significa que mi hermano no hiciera lo mismo. Me ganaba, claramente, todas las veces. A muchos de los mundanos que nos veían pasar a toda velocidad les podía parecer injusto, pues James era mucho mayor que yo, pero a mí esto me parecía la mayor muestra de respeto. Cuando le ganara, iba a ser por mérito propio, y no por simple pesar. Siempre que perdía contra él, aprendía a nunca conformarme, aprendía que siempre iba a haber alguien mejor que yo, así que tenía que trabajar el doble de duro para superarlo. No podía esperar para encontrarlo, así le podía dar una paliza, mostrándole cómo me volví mejor que él, sin necesitar más ayuda que imaginarme su rostro siempre que golpeaba algo.

Me perdí tanto en mis pensamientos que casi olvido que estaba acompañado. Si no fuera porque Arthur me tocó el hombro, nunca me habría dado cuenta de que me estaba hablando.

Paré de caminar abruptamente cuando comenzó me di cuenta. “Para” dije poniendo un dedo fuertemente en su pecho, como si le estuviera dando una orden. “Lo estás haciendo otra vez. Te estás echando la culpa por algo que está fuera de tu control. Escucha, estoy bien. Sí, es difícil, pero estoy listo. Ahora, sigue caminando. Créeme, este lugar te va a encantar

Obviamente se había dado cuenta de que algo me estaba pasando, era mi Parabati, me conocía mejor de lo que yo me conocía a mí mismo. ¿Cómo esperaba esconderle mis intenciones a alguien que parecía saber lo que yo iba a pensar antes de que lo pensara? Quizás sería mejor simplemente decirle la verdad. Ya se estaba empezando a culpar a sí mismo. Yo lo estaba lastimando. Pero más lo pensaba más ridículo e imposible parecía. Vine a matar a mi hermano, Arthur. No. Él jamás estaría de acuerdo con eso. Dios, amaba a este niño pero él estaba demasiado convencido del poder del perdón y esas estupideces. Probablemente querría que hiciera las paces con mi hermano y viviéramos juntos como la familia que solíamos ser, pero eso jamás iba a pasar. E incluso si Arthur no me quisiera detener, no podía arriesgar la posibilidad. Tenía que asesinar a James. Tenía que limpiar el nombre de mi familia.

Ya estábamos a la vuelta del lugar. Mi corazón se sentía fuerte contra mi pecho. ¿Qué tal que lo hubieran quitado? ¿Qué tal que no fuera tan magnífico como lo recordaba? Pero no, ya había llegado hasta acá, no podía retractarme.

Cierra los ojos” le dije sonriendo. “Ya estamos llegando. Quiero que sea una completa sorpresa

Thomas Kane
Mensajes : 15

Reliquias : 213

http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t10319-thomas-kane-id#90768
Nefilim cazador/a

Thomas Kane
está

Volver arriba Ir abajo

Night at the Museum [Thomas Kane] Empty Re: Night at the Museum [Thomas Kane]

Mensaje— por Arthur B. Fankhauser el Sáb Dic 28, 2019 9:09 pm

A story before us
→ Domingo → 20:48 → Central Park  → Frío
De ser cualquier otra persona, se hubiera sentido indignado por el dedo que Thomas apuntaba a su pecho, como un niño pequeño recibiendo un regaño de sus padres. Pero, igual que la mayoría de las cosas, la acción tomaba un nuevo significado cuando venía de su Parabatai. Muchas veces se sentía como cristal, a punto de colapsar en mil pedazos por el peso de toda la culpa, de todas las responsabilidades, imaginarias y reales. Pero la fuerza de Thomas, era constante, firme, como el mismo suelo sobre el que ahora estaba parado. De repente, no sentía la misma presión de antes, el mismo remordimiento. Sabía que su amigo estaría bien, y si llegaba a no estarlo, entonces lo tendría a él para volverlo a levantar. Juntos, todo era posible, juntos, no se quebrantarían.

-Perdón... Digo, no perdón, anti perdón, es solo que, ya sabes, odio verte así- hizo un extraño gesto con las manos, que estaba seguro hubiera confundido a cualquier otro, pero confiaba Thomas entendía a la perfección -Odio todo el dolor, este es tu lugar de la infancia, mereces ser feliz en él- ambos merecíamos mejor era una verdad que compartían sin necesidad de mencionarla en voz alta. Su pasado era innecesariamente terrible, sus familias un completo fracaso, llorar al respecto ya no servía de nada. Pero esto, ellos, el futuro les pertenecía, aún podían reclamar estos pequeños espacios, hacerlos suyos de nuevo -Pero tienes razón, mejor disfrutemos la noche. Con todo el hype que le has hecho a este lugar, más te vale dejarme sin palabras, por imposible que pueda ser-

Mirando a su alrededor se preguntaba cómo habría sido para Thomas, haber crecido en este paraíso de nieve. Se imaginaba a su compañero como solía ser, antes de todo, como lo conoció por primera vez en Idris. Ese pequeño niño, obstinado, ambicioso, incluso cruel, disfrutando del parque con su hermano. Su corazón dolía, pensando en la pérdida de ese pequeño, de esa inocencia. Él nunca había tenido la más mínima oportunidad, pero Thomas, él había tenido una buena vida, antes de todo. Recordaba las noches que habían pasado juntos en Roma, metidos en problemas imposibles (la mayoría gracias a él), a pesar de todo lo malo, se habían dado una buena vida. Habían hecho su propia felicidad.

-Que dramático, has aprendido bien de mí- comentó con una sonrisa, antes de cerrar sus ojos. -¿Me estas llevando a una fiesta sorpresa? ¿Llena de globos y pastel? No sé cómo lo has logrado, pero me encanta- iba bromeando, mientras seguía su Parabatai a ciegas. Porque a donde tu vayas, yo iré... Hace dos años había hecho esa promesa a Thomas, y en ese tiempo, ni una sola vez se había arrepentido. En estos momentos, sabía con completa claridad que, a donde fuera seguiría a su amigo. Era un tanto aterrador, reconocer su verdadera dedicación a este juramento. Saber que, ni él entendía a qué límite no estaba dispuesto a llegar por el otro -¿Ya casi llegamos? ¿O es tu plan congelarme, y usar mi cuerpo para hacer un extremadamente guapo muñeco de nieve?-

   
Arthur B. Fankhauser
Mensajes : 33

Reliquias : 72

http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t10315-arthur-b-fankhauser-id
Nefilim cazador/a

Arthur B. Fankhauser
está

Volver arriba Ir abajo

Night at the Museum [Thomas Kane] Empty Re: Night at the Museum [Thomas Kane]

Mensaje— por Thomas Kane el Lun Dic 30, 2019 6:35 pm

Memories of Tomorrow
→ DOMINGO → 20:52 → CENTRAL PARK  → FRÍO

Le puse una mano en el hombro, para empezar a guiarlo. “Por eso te estoy llevando a este lugar” le dije a Arthur “Sí, fue el lugar de mi infancia y fui feliz con mi familia aquí alguna vez, pero quiero que este siga siendo el caso. Tenemos que aprovechar esta oportunidad para hacer nuevos recuerdos. Tú eres mi familia ahora, y quiero escribir buenos recuerdos encima de los viejos

A ninguna otra persona permitiría que me escuchase hablar de esta forma. Yo nunca he sido de esos que se dejan atrapar en las cursilerías, pero con Arthur era diferente. Con él ya no tenía que mantener esa imagen de tipo rudo que trataba de aparentar con el resto del mundo. Todas esas debilidades que escondía de los demás eran cosas que Arthur ya conocía, pero no solo eso, las aceptaba. Era la única persona que podía estar seguro que jamás las usaría en mi contra.

Dimos una última vuelta en la esquina mientras me reía un poco de su comentario. “Estás sorprendentemente cerca la verdad. Sí es una especie de fiesta. No voy a congelar tu cuerpo, aunque ahora que lo men—” Y ahí estaba, verlo otra vez me cortó el aire, como si me acabaran de dar un fuerte puño en el estómago.

¿Cómo era posible que no hubiera cambiado ni un poco? El monumento de Alicia en el País de las Maravillas. Esperaría que después de siete años el reloj que tenía el Conejo Blanco se hubiera caído de todos los niños que se colgaban de él, o que quizás lo fueran a reemplazar el lugar por alguna otra pista de hielo. Pero no. Por más que lo buscaba no había ni la más mínima diferencia. ¿Quizás se veía más nuevo? Como si eso fuera posible. Parecía que lo hubieran congelado en el tiempo, como si se hubiera quedado esperando hasta el día que estuviera listo para volverlo a visitar.

Sin darme cuenta ya le había quitado la mano del hombro de Arthur. “Ah sí, ya puedes abrir los ojos” dije sin ponerle atención.

Caminé a la banca que quedaba frente al monumento, de forma que quedábamos viendo a Alicia directamente a los ojos. “Completamente de bronce. Fue creada por José de Creeft en 1959, comisionada por George Delacorte…” Cuando me distraía este tipo de información me salía sin darme cuenta, como si acabaran de abrir una enciclopedia que no se podía callar hasta que acabara de escupir su información. Intentaba hablar de todo lo que sabía del monumento, todo para mantener mi mente alejada de la cantidad de recuerdos que estaban siendo bombardeados a mi cabeza. James y yo trepando el champiñón, Papá enseñándonos las fases de la luna, Mamá comparando el País de las Maravillas con Feéra... Todo estaba volviendo demasiado rápido para asimilarlo de una vez.

Thomas Kane
Mensajes : 15

Reliquias : 213

http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t10319-thomas-kane-id#90768
Nefilim cazador/a

Thomas Kane
está

Volver arriba Ir abajo

Night at the Museum [Thomas Kane] Empty Re: Night at the Museum [Thomas Kane]

Mensaje— por Arthur B. Fankhauser el Jue Ene 02, 2020 1:53 am

A story before us
→ Domingo → 20:53 → Central Park  → Frío
Ya no lo debería sorprender, considerando lo usual que se había vuelto, que su amigo terminara diciendo exactamente lo que acababa de pensar. Harían este lugar suyo, de la nueva familia que habían encontrado en el otro. Con Thomas, era de los pocos momentos en los que no se sentía definido por su pasado, o más preciso, el pasado de su familia. Con él, sentía que podía ser Arthur Benjamin, olvidar todo un legado de culpa. Veía un futuro, un futuro en blanco, donde podían retomar el mundo que les había sido robado. Y ahora, haría lo mismo por él, ayudarlo a salvar un pedazo, por más pequeño fuera, de lo que había sido su vida.

¿Enserio? ¿Estaba cerca? Acaso a donde lo estaba llevando Thomas. Esperaba que su amigo terminara para volver a preguntar, aunque sabía que sería un esfuerzo en vano. Pero entonces, nunca terminó, bueno, no precisamente. Dejó de hablar, eso era cierto, pero lo había hecho en medio pensamiento. Thomas no solía ser del tipo que detuviera un chiste a medio decir, por más tensión que quisiera crear. Aun así, seguía con los ojos cerrados, confiaba plenamente en su amigo, y sabía que si estuvieran en algún tipo de problema lo podría sentir de inmediato. Iba a preguntar qué sucedió cuando su Parabatai al fin le dio permiso de abrir los ojos, se moría por ver a donde lo había llevado.

-Thomas, es... Es...- no tenía palabras para describirlo, y aunque con alguien más se hubiera molestado en al menos terminar la frase, con Thomas no hacía falta. No necesitaba buscar palabras para intentar explicar lo que sentía en el momento, porque sabía que su amigo lo entendía de manera incluso más precisa sin necesidad de ellas. El monumento era un recordatorio, de la magia secreta que escondía el mundo Mundano, sin necesidad de ángeles y runas. Era como estar de repente en un cuento, una historia para niños vuelta realidad. Por primera vez entendió como esto no lo hacía solo por su amigo. Aunque recuperar un pedazo de su pasado aún era su prioridad, también lo hacía por sí mismo, por esas historia de infancia que nunca llegó a componer.

Ya estaba acostumbrado a la arquitecpedía de su Parabatai. Después de 7 años en Roma, donde todos los edificios tenían un diseño impresionante y al menos algo de historia, se había vuelto costumbre que Thomas entrara en estos pequeños trances de los que era imposible sacarlo. Pero esto era diferente, lo sentía. Normalmente, los monólogos estaban llenos de pasión, yendo a una velocidad que incluso si quisiera entenderlos era imposible. No, esto no era eso, era... ¿Miedo? Como cuando hablaba para intentar ignorar los escalofríos de una sombra al borde de la cama. Se volvió a su amigo y lo tomó de los hombros, mirándolo directo a los ojos -Está bien, estoy aquí contigo, nunca te dejare. Respira, déjalo entrar, déjalo doler- ... juntos, no se quebrantarían.

   
Arthur B. Fankhauser
Mensajes : 33

Reliquias : 72

http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t10315-arthur-b-fankhauser-id
Nefilim cazador/a

Arthur B. Fankhauser
está

Volver arriba Ir abajo

Night at the Museum [Thomas Kane] Empty Re: Night at the Museum [Thomas Kane]

Mensaje— por Thomas Kane el Sáb Ene 04, 2020 3:04 am

Memories of Tomorrow
→ DOMINGO → 20:53 → CENTRAL PARK  → FRÍO

¿Estaba temblando? Probablemente. Me gustaría poder decir que era por el frío, pero estaba seguro que era más que eso. Era como si mi cuerpo estuviera rechazando los recuerdos. Como si cada recuerdo feliz tan era extraño por todo lo que le iba a seguir en el futuro, que estaba intentando que se expulsarlos como un mecanismo de defensa. Para olvidar el dolor.

Fui un idiota. Podía ver cómo me trepaba en el monumento con mi hermano. Riendo, jugando, compitiendo. Qué iluso era. Mientras tanto, James estaba cultivando un odio por todo lo que mis padres estaban intentando enseñarnos, escupiéndole a su sabiduría, pisoteando su honor, todo a nuestras espaldas. ¿Y yo qué hice mientras tanto? Reírme a su lado. Admirarlo. Treparme con él en esta maldita estatua.

Respira. Decía una voz en mi cabeza. Luego me di cuenta que no estaba en mi cabeza. Era Arthur. Claro que era él. ¿Quién más iba a ser? Él siempre estaba ahí a mi lado cuando más lo necesitaba. No tenía nada de qué preocuparme. Pero ¿dejarlo sentir? Eso sonaba un poco más difícil. Para qué hacerlo, si escaparlo era mucho más sencillo, menos doloroso. Tal vez fue un error. Todo fue un error. Debimos habernos quedado en Roma, a salvo, cómodos, en el mundo que ya conocíamos. Pero ahí fue que recordé.

Eres un Kane. Me dijo mi padre una vez, en esa misma banca. Los Kanes nunca renunciamos. ¿Desde cuándo me daba miedo el dolor? No. Yo era más fuerte que esto. Volví aquí para vengar su muerte, y no iba a renunciar ante nada.

Sin darme cuenta ya había acabado de temblar. Gracias a Arthur.

Me levanté un momento, alejándome de mi parabati y acercándome un poco más al monumento. No me quería alejar de él, pero necesitaba acercarme a la estatua. Enfrentar mis miedos. “Aquí fue dónde vimos nuestro primer licántropo, ¿sabes?” le dije a Arthur sin mirarlo. No me había dado cuenta que mis ojos estaban aguados. “Mi padre nos sentó a James y a mí en este champiñón de bronce, diciendo que nos tenía una sorpresa. Esperamos todos en silencio por horas hasta que por fin escuchamos un aullido” me detuve un momento para respirar. Era como si lo estuviera viviendo todo otra vez. Mi hermano y yo mirándonos emocionados, expectantes. “Después de un rato apareció un lobo gigante. Nos quedamos sin palabras, e incluso cuando se fue nos quedamos mucho tiempo sin hablar. Absorbiendo lo que había acabado de pasar. Ahora que lo pienso el lobo debía ser un conocido de Papá, porque él nunca nos hubiera llevado ahí si sabía nos podía poner en peligro. Pero esa fue la primera vez que de verdad quise volverme un cazador

Thomas Kane
Mensajes : 15

Reliquias : 213

http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t10319-thomas-kane-id#90768
Nefilim cazador/a

Thomas Kane
está

Volver arriba Ir abajo

Night at the Museum [Thomas Kane] Empty Re: Night at the Museum [Thomas Kane]

Mensaje— por Arthur B. Fankhauser el Sáb Ene 04, 2020 7:22 am

A story before us
→ Domingo → 20:58 → Central Park  → Frío
No sentía miedo. Tristeza, nostalgia, incluso odio, pero no miedo. Estar ahí, para Thomas, aliviando la carga de su dolor, tal como su Parabatai había hecho por el ya tantas veces, se sentía natural, como el propósito de todo su sufrimiento. Sabía que en el momento, no habían palabras suficientes, así que solo esperó,  sosteniendo a su amigo de los hombros, mirándolo directo a los ojos, esperando que estuviera listo.

Supo cuando era momento de soltarlo, seguirlo a la estatua, asegurar que sintiera su presencia, siempre ha su lado. Escuchó, tal como había hecho tantas veces antes, sonriendo a la memoria de su felicidad, consciente de su inevitable final.

¿Cuánto tiempo? ¿Cuánto tiempo había pasado Thomas huyendo de esta memoria? ¿Huyendo de este lugar? Tal vez eso era lo que siempre estaban haciendo, en las peleas, aventuras, noches interminables de cacería. No se podía imaginar el valor, la fuerza, que debía tomar confrontarlo todo, al menos sabía que él no sería capaz, no estaba listo... Al menos no aún.

Para cuando terminó su historia estaba al frente de Thomas, y apenas dijo la última palabra, pasó a abrazarlo de inmediato. Era un abrazo como sabía sólo podía darle a él, completo, desprotegido, todo su ser enfocado en una única acción y momento. En ese instante, eran indestructibles, en ese instante, estaba bien sentir dolor, sentirlo todo, saber que no sería su fin.

-No me ruegues que te deje- fue lo único que susurró a su oído. Sabía que su amigo lo entendería, entendería todo lo que iba detrás de esa única frase, mejor que cualquier lo siento o intento de minimizar su dolor. Era la primera línea de una promesa, una promesa que ninguno jamás rompería, una promesa que unió sus almas como estaba destinado desde el primer momento que se dieron una oportunidad. En ella, ambos sabían que nunca volverían a estar de verdad solos, ahora su vida siempre estaría acompañada por la del otro.

Era entregar un pedazo de tu alma, arriesgarte a ser parte de alguien más, pero recibir a cambio el mismo sacrificio, el mismo amor.

Lentamente, con cuidado, abrió sus brazos, terminó el abrazo. Thomas estaba confrontando su pasado, todo lo que había perdido, todo lo que nunca volvería tener. Pero aún les quedaba todo un futuro, infinitas posibilidades, que solo se duplicaban juntos. Tomarían el mundo, sobrepasando el dolor de lo que fue, forjarían con él un mañana.

Sin pensarlo, antes de poderse arrepentir, en un salto escaló el primer champiñón. La nieve había dejado el metal resbaloso, por lo que tuvo que sostenerse de la cola del ratón para evitar caerse. Definitivamente no el movimiento preciso de un gran Cazador. Se terminó riendo de su propio casi desastre, sonriendo a su amigo, retándolo como sabía no podía resistir.

   
Arthur B. Fankhauser
Mensajes : 33

Reliquias : 72

http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t10315-arthur-b-fankhauser-id
Nefilim cazador/a

Arthur B. Fankhauser
está

Volver arriba Ir abajo

Night at the Museum [Thomas Kane] Empty Re: Night at the Museum [Thomas Kane]

Mensaje— por Thomas Kane el Dom Ene 19, 2020 5:34 pm

Memories of Tomorrow
→ DOMINGO → 21:02 → CENTRAL PARK  → FRÍO


Cerré los ojos, dándome permiso de hacer lo que desde pequeño siempre me había prohibido, dejando caer una única lágrima a través de mi mejilla. Incluso cuando murieron mis padres (No. No murieron. Fueron asesinados) me escondía de la gente cuando sentía venir las lágrimas. La mayor muestra de debilidad. El dolor del alma intentando salir físicamente del cuerpo. El que me viera en ese estado iba a estar presenciando la manifestación de mis mayores preocupaciones y miedos. Nadie era lo suficiente confiable para merecerlo… bueno, casi nadie.

El abrazo de mi parabati me llenó de calor a pesar del frío a nuestro alrededor. No era un calor físico como el que sentías al acercarte a una fogata. Era un calor que venía desde adentro. Un calor que venía de la confianza, de la comprensión. Del amor.

No me ruegues que te deje.

Era como si hubieran hecho ese juramento el día de ayer, pues sus palabras nunca habían perdido su significado. Retumbaban en su cabeza, en su corazón, siempre que estaba junto a su compañero. Si era posible, cada día la promesa cobraba más poder. Arthur era el único con el que me sentía libre de soltar, de ser débil, solo porque sabía que a su lado esto siempre se convertiría en fortaleza. Arthur me salvó la vida cuando mis padres murieron. Cuando me sentí perdido y solo, Arthur me ofreció esperanza y amistad. Le debía mi vida, y estaría hasta el último de mis días intentando devolverle el favor.

Pero no podía sentir que le estaba traicionándolo escondiéndole lo de mi hermano. Pedirle que me dejara… ¿no era eso exactamente lo que estaba haciendo escondiéndole la verdad? Tal vez era mejor contarle todo, dijera lo que dijera, mientras estuviéramos juntos no necesitaba nada más.

¿Me estás retando?” le dije con una mirada juguetona “Porque te estás metiendo con alguien con mucha más experiencia que tú, ¿sabes?

Me agarré de su camisa para jalarlo hacia abajo, usándolo como soporte para saltar al siguiente champiñón. Era más pequeño de lo que recordaba. Por un breve momento pensé que se había encogido hasta que me acordé rápidamente que era yo el que había crecido. El lugar se veía igual, pero se sentía diferente.

Era raro estar ganando en este juego, ya que mi contrincante siempre había sido mucho mayor que yo. Por fin era una pelea justa. La diferencia era que Arthur jamás me traicionaría, Arthur jamás haría algo para lastimarme, y por eso tenía que reclamar este  lugar como mío. Ya no sería el lugar de mi hermano, ni siquiera de mis padres, sería un lugar de nuevos comienzos, nuevas memorias que crearíamos Arthur y yo.

Claro, pero primero tenía que ganarle en esta competencia.

Thomas Kane
Mensajes : 15

Reliquias : 213

http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t10319-thomas-kane-id#90768
Nefilim cazador/a

Thomas Kane
está

Volver arriba Ir abajo

Night at the Museum [Thomas Kane] Empty Re: Night at the Museum [Thomas Kane]

Mensaje— por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
está

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.