29/03 ¡Atención, atención! La limpieza por inactividad se realizará a lo largo del día 31 de marzo. ¡Aprovechad los últimos momentos!


16/02 ¡Atención, atención! Las subastas serán cerradas a las 11 p.m (hora española), así que ¡aprisa si queréis una cita!


02/01 El Staff de Facilis Descensus Averni os desea ¡FELIZ 2020! Estad atentos a las noticias estos días...


02/12 ¡Atención, atención! ¡Aquí os dejamos las noticias recién salidas del horno! ¡Pasaos cuanto antes para echar un ojo! Seguimos perpetrando maldades...


29/07 ¡Atención, atención! La limpieza por inactividad se realizará a partir de las 22:00 horas en adelante del 31 de julio. ¡Aprovechad los últimos momentos!


06/06 ¡Atención, atención! ¡El Staff os ha preparado una nueva sorpresilla curiosa! ¡Pasaos cuanto antes para echar un ojo! Seguimos perpetrando maldades...


01/05 ¡Atención, usuario! ¡El Staff os ha preparado una nueva Trama Global! ¡Pasaos cuanto antes para echar un ojo y apuntaros, adoradísimos habitantes del submundo! Las maldades vuelven a comenzar...

22 # 27
12
NEFILIMS
3
CONSEJO
7
HUMANOS
7
LICÁNTRO.
7
VAMPIROS
9
BRUJOS
1
HADAS
3
DEMONIOS
0
FANTASMAS

Quieto parao', no te arrimes. [[ Simon]]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Quieto parao', no te arrimes. [[ Simon]] Empty Quieto parao', no te arrimes. [[ Simon]]

Mensaje— por Lucky Rose Le Blanc el Lun Dic 30, 2019 10:38 pm

Quieto parao', no te arrimes.
→ Miércoles → 21:00 → Callejón  → Frío
 El espíritu navideño se había adueñado por completo de la ciudad que nunca duerme. Ya nada quedaba de la nostalgia romántica del otoño, pues en ese preciso momento lo único que parecía embriagar los corazones de los neoyorquinos era el esplendor y los villancicos. Los copos de nieve descendían de los cielos, meciéndose en una danza serena y armónica, como miles de plumas de ángel. Las luces de Navidad invadían cada una de las calles y en cada esquina, había algún pintoresco Santa Claus haciendo sonar alegremente su campana.

Lucky se recolocó el abrigo antes de salir del Seraph Bakes, impidiendo que la helada brisa se colara por los huecos. Sonrió tras la enorme y colorida bufanda que protegía la delicada piel de su cuello y le proporcionaba cel calor necesario para no ir dando tiritones por todo Nueva York. Aún le faltaban comprar algunos regalos, aunque no es cómo que no hubiera dilapidado ya el suficiente dinero. Pensó en comprarle algo a su compañera de trabajo, una bruja de sonrisa dulce y ojos chocolate. ¿Qué podría ser? ¿Una chaqueta gordoncha de lana? ¿Una bufanda verde?

Caminó entre la desesperada marabunta hasta que tanto ajetreo la agobió lo suficiente como para desear mandarlos todos a tomar viento, y cambiar de calle. Haciendo gala de esa desconfianza que tanto la caracterizaba, se asomó por la boca del callejón que más cerca le pilló, corroborando que efectivamente se encontraba correctamente iluminado y de que la llevaría a su destino. No había ni dado tres pasos cuando algo captó su atención. Era una persona que se hallaba tirada sobre otra. Lejos de parecer una escena romántica, le recordó más al relato de una de las novelas de Agatha Christie. - Su puñetera madre...- Murmuró la bruja al punto del paro cardíaco. El ser, que estaba sobre lo que Lucky dedujo que era una muchacha, alzó la vista hasta ella y bufó como un gato. Como un gato grande y peligroso, con colmillos muy puntiagudos.

- Quieto parado. - Reaccionó ella, alzando las manos para crear una barrera que enjaulase al hijo de la noche. - No te arrimes.- Dudaba que la chica siguiera con vida pero por si acaso, se fue acercando a ella sin apartar la vista del chiflado al que mantenía a raya. Cuando sus pies pisaron el blandito tejido del abrigo rosa, Lucky se agachó para ver si aún respiraba. Casi llora de felicidad cuando notó como el pecho subía y bajaba. - Esto no se hace, ¿sabes? Tú no tienes derecho a arrebatarle la vida a otra persona. Eso sólo puede hacerlo Yahvé. - Las chispas doradas seguían manando de sus dedos como pequeñas hojas de oro que se reagrupaban a modo de esfera alrededor del vampiro.

Unos pasos sonaron tras ella, demasiado cerca para su gusto. Rezaba porque fuera un hijo del ángel dispuesto a ayudarla y no otro subterráneo loco.



Quieto parao', no te arrimes. [[ Simon]] I3OK7cF
Lucky Rose Le Blanc
Mensajes : 44

Reliquias : 31

http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t10016-the-lucky-one-lucky-rose-s-story
Hijo/a de
Lilith

Lucky Rose Le Blanc
está

Volver arriba Ir abajo

Quieto parao', no te arrimes. [[ Simon]] Empty Re: Quieto parao', no te arrimes. [[ Simon]]

Mensaje— por Simon Lewis el Miér Feb 26, 2020 12:38 pm

Quieto parao', no te arrimes.
→ Miércoles → 21:00 → Callejón  → Frío
Quería a Clary con toda su alma, pero ciertamente había días que no sabía si mandarla a la mierda o qué.

Con un gemido exasperado, Simon guardó el móvil antes de apretar el paso por las calles de la ciudad, preguntándose en qué momento su amiga había pasado de ser una persona inteligente a un ser controlado por los corazoncitos que parecían manar de sus párpados cada vez que Jace estaba cerca. Rodó los ojos con desgana mientras esquivaba a transeúntes y se esforzaba un poco en aparentar que el frío que gobernaba el ambiente realmente le afectaba por no llevar bufanda ni guantes, y no que le era absolutamente indiferente, como todo lo que tuviese que ver con la temperatura en general. La nieve que caía nunca llegaría a estar tan helada como su piel muerta, así que...

Que no es como si él no supiese lo que era querer a alguien, joder, pero no recordaba haberse vuelto estúpido. Amores arriba, amores abajo, sintiese lo mismo que él o no, tenía claro que Izzy le quería lo suficiente, y tampoco se había vuelto tonta de remate. Vale, no es que Clarissa fuese tonta de remate, pero joder... ¡Se sabía que había dado lo mejor de sí mismo para intentar ayudarla a encontrar algo para ese imbécil pero nada parecía convencerla! Se detuvo en frente de un escaparate lleno de cosas que no le importaban una mierda, pero necesitaba pensar. Soltó un bufido mientras reflexionaba que tampoco estaba siendo justo con ella; Clary en realidad no era así y él lo sabía, pero últimamente todo se estaba yendo a la mismísima mierda y los humores estaban caldeados. Y simplemente era difícil saber si al día siguiente estarían vivos para poder decirse 'te quiero' una vez más, aunque fuese mediante un estúpido regalo.

Parpadeó un par de veces más antes de darse cuenta de que llevaba cinco minutos observando de forma ida lencería femenina. Gruñó para sus adentros antes de marcharse a toda prisa por el siguiente callejón que encontró a mano izquierda, sin saber, como siempre, que iba de cabeza a meterse en algún tipo de problema. Sangre.

Eso sólo puede hacerlo Yahvé.

El nombre se le atragantó en la garganta incluso aunque no había sido él quien lo había pronunciado. Se preguntó si algún día podría volver a decirlo...

«Céntrate, Simon.»

Una joven estaba al lado de una muchacha tirada en el suelo, vestida con un abrigo rosa que apestaba increíblemente bien a sangre fresca. Apretó los ojos, intentando controlar la sed que de pronto se pronunciaba en su garganta; afortunadamente había bebido hacía unas pocas horas, por lo que se encontraba lo suficientemente lleno como para evitar la creciente tentación. Se relamió los labios, intentando analizar más de cerca la situación; el vampiro al otro lado no conseguía llegar hacia donde estaban ellas, por lo que debía de tratarse de una bruja que había hecho algo -una barrera, ¿quizás?- para impedirlo, porque otra cosa no se le hacía ningún sentido. Soltó un aire que no necesitaba y avanzó hacia donde estaban las dos, colocándose entre ellas y el vampiro que abrió los ojos increíblemente al reconocerle. Por supuesto que lo hizo. ¿Quién no?

Diurno —siseó entre dientes de forma desconfiada.

Mis amigos me llaman Simon —bromeó con sorna, antes de girarse ligeramente hacia la muchacha—. Asegúrate de cerrarle la herida. Yo me aseguraré de que no se aproxime a vosotras... si no quiere saltar por los aires, por supuesto. —En su frente, la Marca de Caín ardió. No todos la conocían, pero por la apariencia que tenía el que estaba frente a él, sabía que sí. Eso cerraba el círculo entorno a él—. ¿Eres del aquelarre de Maureen?

Silencio. Bien, desde luego iba a ser un encuentro entretenido...
Simon Lewis
Mensajes : 87

Reliquias : 989

Temas : 2/3


Hoja de personaje
Inventario:
http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8182-simon-lewis-idhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8183-simon-lewis-relationships#70633http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8185-una-serie-de-catastroficas-desdichas-simon-lewis#70672
Líder de los vampiros

Simon Lewis
está

Volver arriba Ir abajo

Quieto parao', no te arrimes. [[ Simon]] Empty Re: Quieto parao', no te arrimes. [[ Simon]]

Mensaje— por Lucky Rose Le Blanc el Sáb Feb 29, 2020 2:12 pm

Quieto parao', no te arrimes.
→ Miércoles → 21:00 → Callejón  → Frío
 Después de tantos años, Lucky podía asegurar fervientemente que las cosas jamás salían como ella quería. Tenía tan mala suerte en las cosas más tontas del día a día, que ya ni se sorprendía de cómo algo podía torcerse tanto. Como que ya se había hecho la idea de que hiciese lo qué hiciese, estaba condenada al fracaso. ¿Dramático? Posiblemente. ¿Exagerado? También.

Así que cómo no podía ser de otra forma, el recién llegado no era un hijo del ángel. Aunque, Lucky debía admitirlo, últimamente el término nephilim no era sinónimo de justicia. Ni mucho menos seguridad. Con recelo observó al recién llegado interponerse entre el vampiro y ellas, y por un segundo quiso alzar las manos al cielo y gritar “Aleluya”.

- ¿Diurno?- Repitió Lucky, con el ceño fruncido. Juraría que recordaba haber escuchado eso antes. Trató de hacer memoria, escudriñando todos los recovecos de su memoria hasta toparse con la voz de su tía.

- Sólo puedo salir por el día porque tengo un amuleto. Ningún vampiro puede, a excepción del niño Lewis, claro. Él es el vampiro diurno.

Pero por la boca del muchacho salió otro nombre al que Bianca le había dicho. Simon. Lucky parpadeó confusa ante la revelación, tardando un par de segundos en entender que el Diurno estaba hablando con ella. - ¡Ah!- Exclamó bajando las manos de golpe para dirigirlas a la garganta de la muchacha. Apartó el grueso abrigo, que había absorbido gran parte de la sangre, y ojeó la herida. Pintaba fatal. Horrible. Inspiró profundamente en un intento de recuperar la compostura que hacía rato que había salido corriendo. No era tan difícil, Calem le había enseñado a hacerlo. Sintió como su magia comenzaba a mecerse al compás de su respiración, recorriendo su cuerpo en armónicas ondas hasta serpentear por los dedos extendidos.

Lucky trató de volcar su atención el aquello que estaba llevando a cabo, pero le era prácticamente imposible no captar retazos de la conversación que los dos inmortales llevaban a cabo. Cuando el chiflado asesino confirmó ser del clan de Maureen, ella abrió los ojos como platos. - ¿La loca de Brown?- Preguntó en apenas un susurro. Esa tipa estaba chiflada. Ella y todo su clan. De hecho, a la bruja le sorprendía que los cazadores de sombras no hubieran intervenido ya, erradicando el clan por completo. Claramente estaban violando los Acuerdos, no entendía a qué demonios jugaban.

La herida había sido sellada en una fea cicatriz rosácea. Ojalá pudiera hacer más por ella. La respiración de la muchacha se había vuelto regular y pausada, volviendo poco a poco a la normalidad.


Quieto parao', no te arrimes. [[ Simon]] I3OK7cF
Lucky Rose Le Blanc
Mensajes : 44

Reliquias : 31

http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t10016-the-lucky-one-lucky-rose-s-story
Hijo/a de
Lilith

Lucky Rose Le Blanc
está

Volver arriba Ir abajo

Quieto parao', no te arrimes. [[ Simon]] Empty Re: Quieto parao', no te arrimes. [[ Simon]]

Mensaje— por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
está

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.