10/06 - Estimados habitantes del submundo. Ahora tenéis una forma de llevar el recuento de las habilidades especiales de vuestras armas. ¡Sólo tenéis que pasaros por este tema para tener al día el tiempo que os queda hasta la próxima recarga! ¡Pasáos cuanto antes!


04/06 - Estimados habitantes del submundo. Como habréis comprobado, la raza de los nefilim vuelve a estar abierta para todo el mundo <3 Y aunque aún no ha habido actualización de noticias... ¡no desesperéis! ¡Que antes de lo que podáis pensar estarán en vuestra bandeja de entrada ardiendo con el fuego celestial!


31/03 - Estimados habitantes del submundo. Como habréis comprobado, la raza nefilim tiene las letras en rojo en el censo del tablón. Eso indica que, hasta nuevo aviso, la raza está temporalmente cerrada por sobrepoblación. Sin embargo, antes de llevaros las manos a la cabeza definitivamente, esperad a tener un nuevo aviso por nuestra parte, pues estamos sopesando algunas cositas. ¡Un saludo! <3


07/03 - ¡¡Queridos habitantes del submundo!! ¡Aquí llegan las últimas noticias del foro! ¡Leedlas atentamente y no perdáis ni un solo detalle!


27/02 - ¡¡Queridos habitantes del submundo!! Queremos anunciaros que la limpieza de este mes de febrero se realizará entre los días 02 y 03 de marzo, para que tengáis tiempo de poneros al día. Así mismo, estimaremos que las noticias del mes saldrán esta misma semana, aunque sabemos que ya vamos con imperdonable retraso. ¡Perdón por las molestias y gracias por vuestra atención!


07/01 - ¡¡Queridos habitantes del submundo!! Queremos anunciaros que hemos recuperado el dominio del foro satisfactoriamente, de modo que podéis volver a utilizar la dirección anterior, www.cazadoresdesombras-rpg.com, sin ningún problema. Por otro lado, hoy se han realizado las limpiezas del foro. ¡Sigamos trabajando y pasándolo bien como hasta ahora, y perdón de nuevo por las molestias!


02/01 - ¡¡Feliz año nuevo a todo el mundo!! Con motivo de la llegada del ansiado 2017, hemos decidido daros un pequeño regalito. Si miráis en vuestra reserva de reliquias... ¡veréis que han aumentado considerablemente! Es un premio a todos los usuarios que se registraron antes del 01 del 01 por vuestro apoyo ^^Recordaros, además, que las limpiezas se realizarán al final de esta semana. ¡Apurad los últimos post para no perder vuestro color!


25/12 - ¡Por fin se ha abierto el panel de inscripción para moderadoras/es! ¡Apuntáos cuanto antes! Además, administración quiere dejar constancia de que, con motivo de las fiestas, la nueva limpieza por inactividad se realizará entre los días 03 y 04 de enero. ¡¡De nuevo, Felices Fiestas, submundis!!


19/12 - ¡Las noticias de final de 2016 están recién sacaditas del horno! ¡Felices fiestas!


04/10 - ¡Aquí llegan el inicio oficial de la Trama Global! Seguid este caminito de baldosas amarillas para saber dónde están vuestros temas, quiénes participan y decidir en cual entrar. ¡Esperamos que lo disfrutéis mucho!


06/09 - ¡Aquí llegan los cambios en la ambientación y la trama y las noticias de agosto y septiembre! No dejéis de leerlas, porque dentro hay muchos cambios importantes.


31 # 39
22
NEFILIMS
4
CONSEJO
9
HUMANOS
9
LICÁNTRO.
6
VAMPIROS
11
BRUJOS
4
HADAS
5
DEMONIOS
0
FANTASMAS
Últimos temas

Reencuentro interrumpido [Mishka & Aileen]

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Reencuentro interrumpido [Mishka & Aileen]

Mensaje— por Adeline Geller el Lun Dic 09, 2013 2:10 pm

No conocía demasiado a ese licantropo con el que se había topado fortuitamente en una vivienda hacía ya varios días ¿o tal vez hacía una semana? pero no estaba solo, lo conoció junto a otra mas, recordaba sus nombres al igual que sus rostros  que ya habían sido proyectados en papel con algunas anotaciones. Mishka y Rory, uno mas peculiar que la otra a los que les había entregado su numero de teléfono para que la llamaran por si tenían mas problemas aunque Adeline tenía pensado tenerlos vigilados.

Esa tarde le sorprendió recibir un mensaje del extraño y peculiar licantropo, la citaba en un edificio abandonado que se encontraba algo alejado de la ciudad. Mientras lo leía y releía fruncía el ceño extrañada puesto que no le daba muchos detalles del motivo por el que se iban a encontrar y mas aun en un lugar desértico. No sabia si preocuparse de que pudiera hacerle algo pero cuando Adeline recordaba como había reaccionado el chico frente al ataque de esos demonios menores negó con la cabeza a la vez que emitía un bufido. Huyendo / atrayendolo a la cocina tomando como arma una escoba y una sartén, como si se olvidara de que tuviera garras cuando le viniese en gana, pero no había porque exigirle mucho si era... al fin y al cabo, un novato.

Decidió ir en moto, esta vez no cometió la locura de salir corriendo del instituto como hizo aquella vez de la que no quería acordarse. La motocicleta no era suya, sino de su padre si recibía algún arañon tampoco le preocuparía. Durante el trayecto estuvo pensando si lo tenía todo. Sus brazos y si pecho tenían diferentes runas para fortalecerla si hubiera que pelear,  velocidad, fuerza, agilidad y resistencia principalmente. Y también estaba equipada con su inseparable cuchillo serafin, sus agujas, ademas de llevar consigo su estela por si tenía que realizar alguna runa especifica y la piedra mágica, no quería que si anochecía se quedasen a oscuras.

Tras aparcar la moto y desmontar fue caminando con tranquilidad hacia el edificio, ya se había fijado que estaba polvoriento y con escombros por todos lados, subió por las primeras escaleras que daba a la entrada con cuidado, apartando con el pie algunos trozos de roca y también madera. Al ser por la tarde aun había luz en el edificio, los rayos del sol se filtraba entre todas las columnas y vigas de la edificación. Adeline se fijo que había mas escaleras que subían hacia plantas superiores pero ella se quedó en la baja.

- Espero que no me hagas esperar... lobito- murmuró para si misma, mirando de vez en cuando a su alrededor, alerta de lo que pudiera pasar y preocupada de lo que pudiera contarle.



LOGROS:



GOATS TEAM:


My brother:



Regalitos:
" />
avatar
Mensajes : 607

Post de rol : 247

Temas : 3/3


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t4308-ficha-de-adeline-evanshttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t4317-relaciones-adeline-gellerhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t4316-cronologia-adeline-geller
Nefilim cazador/a

Volver arriba Ir abajo

Re: Reencuentro interrumpido [Mishka & Aileen]

Mensaje— por Invitado el Lun Dic 09, 2013 4:19 pm

       
 
~ Reencuentro interrumpido ~
→ Edificio abandonado / Por la tarde / Adeline y Aileen

 

Llevaba mucho tiempo dándole vueltas a lo mismo. No me quitaba de la cabeza todo lo que había ocurrido aquella noche en esa mansión que ni siquiera quería recordar. O más bien que no podía recordar, no la parte en la que me transformaba en lobo. Ahí radicaba mi mayor incertidumbre y preocupación. ¿Estaba Hele bien? ¿Y si estaba bien me odiaría? Probablemente sí...Antes de que se desatara el caos ella me había confesado ser una nefilim y sólo entonces yo fui capaz de decirle que era un licántropo. Le había mostrado la cicatriz de la mordedura y sin embargo no se había alejado de mi con miedo o desprecio. Me había dicho que no le importaba lo que fuera ni lo que hubiera hecho, incluso se había enfadado conmigo cuando le dije que si alguna vez intentaba hacerle daño se defendiera de mí. Y estaba seguro de que no había sido capaz de hacerme daño luego...cuando me convertí. La decepcioné, la influencia del lobo enfurecido pudo conmigo y no fui capaz de controlarlo. ¿Qué había pasado luego? Lo último que recordaba era a mi mismo sosteniendo un vidrio roto contra mi cuello amenazando con cortármelo si ella no se iba y se ponía a salvo. Después todo había sido muy precipitado.

Para cuando recuperé el poder de mi propio cuerpo, en mi forma humana, no había ni rastro de ella y no sabía donde encontrarla. Esperé a que se pusiera en contacto conmigo pero no lo había hecho. Esperaba que fuera porque tampoco me había encontrado, ahora que ya no vivía en nuestro antiguo piso...o porque no quisiera volver a verme nunca más después de lo que pasó. Por mucho que esta posibilidad me doliera la prefería antes que la otra...la más obvia...le había hecho daño, la había...¿matado? NO, eso no. Ella se había defendido de mi, o alguien la había protegido, ya que cuando "desperté" no estaba precisamente indemne.

De todos modos me negaba a creer que a Hele le había pasado algo malo. ¿Pero como lo descubría?
No conocía a ningún otro cazador hasta el episodio con los demonios en el piso de Rory. En ese momento no había caído, pero unos días después pensé que tal vez ella supiera algo. ¿Se conocían los cazadores entre ellos? ¿Vivían en un mismo lugar? No sabía cómo funcionaba aquello, pero Adeline era mi única posibilidad de saber algo de Helena. Así que le envié un mensaje, le pregunté si podíamos quedar esa tarde en un edificio abandonado de las afueras. No se me había ocurrido otro lugar para hablar de aquello y no me apetecía meterme en lugares con gente. Cuando le mandé el mensaje me arrepentí de haberle propuesto aquel lugar, pues lo mismo se pensaba que quería hacerle algo malo. Pero su confirmación de que iría sólo me reafirmó en lo evidente: yo no suponía ninguna amenaza para ella, probablemente no se fiara de mi pero sabía que si se daba el caso en que intentara hacerle daño podría deshacerse de mi con facilidad. Menuda imagen había dado enfrentándome a aquel demonio...

Tomé el autobús que me dejó a las afueras y después sólo tuve que andar media hora. Descubrí su moto en la entrada y sentí su presencia aún antes de entrar en la casa, la oí moverse y murmurar para sí.
-Una de las pocas cosas de las que puedo presumir es de ser puntual -le respondí encogiéndome de hombros.
-Hola -saludé luego en un tono totalmente casual, como si hubiéramos quedado en una cafetería para charlar sobre cualquier asunto "mundano".
No estaba seguro de si debía darle la mano o qué. Al final opté por sonreír a modo de saludo. Ese era el saludo más universal que existía.
-Gracias por venir. -le dije educadamente, y luego la miré sin saber por dónde empezar. La verdad es que aquello era demasiado raro y la idea me había parecido tan maravillosa en el momento que no me replanteé cómo iba a abordar el tema.
-¿Cómo va todo?
De alguna manera había que empezar la conversación, digo yo.
-¿Qué? En el mensaje te he dicho que si podías quedar para hablar...pues hablemos, ¿no?
Claro, claro, ella ya sabía lo que había, no le había mentido. Sin letra pequeña ni nada. "¿Podríamos quedar para hablar?", sin trampa ni cartón.

     
         
 
[/
avatar
Invitado
Invitado
está

Volver arriba Ir abajo

Adeline dio algunos pasos por el lugar ojeando de manera desinteresada su alrededor, aunque no pudo evitar dejar volar su imaginación observando ese lugar. En esos instantes estaba donde supuestamente estaría el salón, o eso creía ella, creyó ver en el suelo una bonita alfombra de color burdeos que cubría parte del pavimento de madera bien barnizada y brillante que se extendía hasta la entrada. Dirigió la mirada hacia un tabique medio derrumbado pudiendo ver a través de él lo que sería la vivienda de al lado, aquella estaba en tal estado que ni su buena imaginación podría reconstruirla. La verdad es que la idea de tener un hogar propio le parecería genial pero por desgracia por el momento eso no era posible.

No tardo mucho en salir de aquel ensimismamiento tras realizar ese comentario hacia Mishka, pues ya estaba allí y la había oído perfectamente. Se giró rápidamente hacia él encontrárselo a un metro y medio aproximadamente, saludándola con una sonrisa. No parecía tener intención de acercarse a ella, ¿ocurría algo?, ¿la temía?. Parpadeó confusa mientras lo miraba y escuchaba su agradecimiento por haber acudido.
Adeline consideraba que no merecía gratitud pues sentía que lo que hacía era por deber, así que tampoco considero decirle todo aquello, simplemente negó con la cabeza para quitarle peso. Pero la nephilim no pudo evitar esbozar una sonrisa incrédula al oírle preguntar por como le iba. Le hacía gracia puesto que prefería que si había acudido a ella por algún motivo, que fuera al grano y se dejara de cortesías. A parte de eso la rubia no le contaría como le iba igualmente, sus demonios se lo solía esconder para ella misma, ya cometió el error de exponerse una vez.

- Podemos ir al grano si y... eres tú quien me enviaste el mensaje, así que eres el que deberías hablar primero. - Dejo una breve pausa para observarlo con detenimiento, se le notaba inquieto y no precisamente por su presencia, o es lo que ella pensaba así que dio algún paso hacia él para acercarse. - Y te noto algo nervioso... Vamos habla, no soy yo la que muerde aquí. - se permitió el lujo de lanzar esa broma sin tener idea de que Mish estaba preocupado por eso mismo, de la posibilidad de que su amiga Helena hubiese sido victima de él.



LOGROS:



GOATS TEAM:


My brother:



Regalitos:
" />
avatar
Mensajes : 607

Post de rol : 247

Temas : 3/3


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t4308-ficha-de-adeline-evanshttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t4317-relaciones-adeline-gellerhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t4316-cronologia-adeline-geller
Nefilim cazador/a

Volver arriba Ir abajo

Re: Reencuentro interrumpido [Mishka & Aileen]

Mensaje— por Invitado el Lun Dic 09, 2013 7:16 pm

       
 
~ Reencuentro interrumpido ~
→ Edificio abandonado / Por la tarde / Adeline y Aileen

 

Me metí las manos en los bolsillos de los vaqueros y me encogí de hombros. Tenía razón, debería empezar a hablar, ir al grano. Ocurría que tenía miedo de lo que pudiera oír. Quizás Adeline ni siquiera conocía a Hele o tal vez la conocía pero me decía que no la había visto desde hacía tiempo. ¿Qué haría yo entonces?
Desvié la mirada cuando dijo que me notaba nervioso. Había intentado ocultarlo pero supongo que en situaciones así era un libro abierto.

Y por eso mismo mi expresión cambió completamente con el comentario inocente de Adeline. "No soy yo la que muerde aquí". Sentí una punzada de culpabilidad, a la vez que mi boca se deformaba en una mueca de desprecio hacia mi mismo. Lo de la aceptación personal, la autoestima y todos esos temas que a los psicólogos tanto les gustaba sacar no era, sin duda, mi fuerte.
-Si, bueno...-murmuré sonriendo e intentando disimular mi reacción. Vale, al grano, suéltalo ya.
-Oye, ¿cómo es la relación entre nephilim? ¿Os conocéis entre vosotros o...? ¿Vais por libre? Es que...es igual, en realidad era pura curiosidad-me encogí nuevamente de hombros como si lo que estuviera diciendo fuera lo más normal del mundo. Y por supuesto aquello no era ir al grano.- ¿Conoces a Helena Roux?
Eso ya era otra cosa. Tal vez demasiado repentino.
-Me preguntaba si...Está bien, ¿no?
Aunque en todo momento intentaba sonar casual y desinteresado lo cierto es que la conversación era tan rara que no podía definirse como "casual".
-Me refiero...¿la has visto bien? -Me refería a si la había visto bien de salud. Vamos, si tenía todos sus miembros en su sitio. Lo normal.

No le podía contar directamente lo que había pasado. Si se enteraba de que era un licántropo que no se controlaba entonces...me mataría. Era lo que me había dado a entender Hele esa noche, cuando supo que era un hombrelobo. Me había dicho que "a los suyos" no les temblaba la mano a la hora de matar. También sabía que había fanáticos que nos odiaban a los...al parecer la palabra era "subterráneos". Lo había vivido en propia carne cuando una nefilim me asaltó en un callejón, disparándome con una flecha y presionándome luego para sacarme información.
Miré a Adeline. Ella no parecía así. Si no supiera lo que era capaz de hacer y no la hubiera visto matando demonios con tanta destreza habría pensado de ella que era una niña dulce, y si me apurabas, indefensa. Las apariencias engañaban, eso era algo que me había quedado gravado para siempre en forma de cicatriz en el hombro...

     
         
 


Última edición por Mishka Henrik el Mar Dic 10, 2013 1:22 am, editado 2 veces
avatar
Invitado
Invitado
está

Volver arriba Ir abajo

Lo malo de Mishka y parecía que no se daba cuenta es que desprendía inseguridad por todos sus poros, las manos en los bolsillos, su mirada desviada y que alternaba con la de Adeline, esa sonrisa tensa... podría pasar desapercibido para cualquier persona pero para la nephilim no era así, había llegado a interrogar a muchos subterráneos y estaba acostumbrada a estudiar ese tipo de reacciones, si al menos lo disimulara mejor...

Luego se limitó a ir al grano, maquillando sus palabras como si se tratara de una conversación casual, de amigos, cuando él la había citado para algo en particular, le estaba preguntando por una tal Helena. Adeline estrechó la mirada dejando que hablara, quedándose callada analizando lo que le decía.

Estaba inquieto y muy preocupado,  no controlaba lo que decía, se estaba contradiciendo mucho al decir que lo preguntaba por curiosidad, Adeline no podía evitar esbozar una pequeña sonrisa en sus labios y porque no... sentir algo de pena hacia él, estaba realmente perdido, y eso podía ocasionarle muchos problemas, de haberle contado eso a otro nephilim ahora mismo estaría siendo forzado a ser él el que respondiera a unas preguntas y no de manera amistosa precisamente. Mish había confiado en ella sin conocerla, eso lo delataba, estaba desesperado y seguramente no tuviera a nadie mas al que preguntar. Pero cuando escucho el nombre de Helena Roux ella misma se cuestionó si tenia que preocuparse de él, lo miró entonces con el ceño fruncido.

- ¿Porque no tendría que estarlo, Mishka?. - Respondió a su pregunta con otra ahora acercándose mas a él hasta estar solo a un paso, mirándolo fijamente. - ¿Que es lo que ha pasado?, vamos chico... te empieza a brillar la frente de lo que estas sudando. - Exageró. - No me has traído aquí para preguntar "casualmente" ni por "curiosidad", estás preocupado, para la próxima vez que quieras disimular, hazlo mejor si no quieres meterte en lios. - Dijo queriendole dar una lección aunque Adeline podía hablar bruscamente, no era por otra intención.

Dio un suspiro y se cruzó de brazos ante él, aun sin haber separado su mirada de sus ojos en ningún momento.

- Tranquilo, la he visto de pasada por el instituto. Pero a cambio de haberte tranquilizado con la respuesta, creo que merezco una explicación ¿no? - No es que los nephilim tuvieran obligación de conocerse, solo los de la clave se hospedaban allí, pero algunos libres solían pasarse para echar un cable, o en algunas investigaciones. Adeline procuraba conocerlos a todos o al menos sus nombres y mas recién llegada en la ciudad, y Helena Roux fue una de las que recordaba aunque no había tenido trato con ella... pero después de esto tal vez eso cambiaría.



LOGROS:



GOATS TEAM:


My brother:



Regalitos:
" />
avatar
Mensajes : 607

Post de rol : 247

Temas : 3/3


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t4308-ficha-de-adeline-evanshttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t4317-relaciones-adeline-gellerhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t4316-cronologia-adeline-geller
Nefilim cazador/a

Volver arriba Ir abajo

Re: Reencuentro interrumpido [Mishka & Aileen]

Mensaje— por Invitado el Lun Dic 09, 2013 10:14 pm

El maldito humano se resistió una vez más. No quería que Aileen le chupase la sangre. Pero la pelirroja tenía mucha sed y necesitaba a alguien para alimentarse, cualquiera menos un vampiro, ya que aquellos seres no tenían sangre. --No... Por favor... Déjame...--Susurró con lágrimas en los ojos. La Starkwine esbozó una gran sonrisa. El mundano tonto se había creído su actuación. Ella hizo el papel de una niña tímida y que estaba completamente perdida a la perfección. Aileen quería parecer frágil al principio, pero luego no serlo. Siempre lo hacía con las personas a las que mordía. Hacía que se encariñasen con ella y luego les chupaba la sangre. Sus padres fueron unos actores y ella heredó aquel talento, el de la actuación, además estuvo yendo a clases de teatro siendo una simple mundana.
--Venga, tranquilo que no es nada cielo...--. La pelirroja empezó a acariciar el cuerpo del mundano. El olor a sangre y por lo tanto a gloria penetró por sus fosas nasales. El humano se estremeció y empezó a llorar de verdad. Vaya cobarde estaba hecho.
--¡Socorro! ¡Ayudaaaa!--. El mundano gritaba como si la vida le fuese en ello. Aileen le dio una buena bofetada y el humano se cayó por fin. La pelirroja le tenía pegado a la pared, sin ninguna escapatoria. Se relamió sus labios y el chico clavó sus ojos en los suyos, intentado que Aileen se sintiera culpable de sus actos. Los ojos del mundano eran de un azul claro. En cierto modo le recordó a su hermana Samantha. El chico tenía los ojos muy parecidos a los de ella. Además Aileen iba a matar al humano de la misma manera de la que mató a su hermana; bebiendo su sangre.

La Starkwine sintió una punzada de dolor al recordar a su hermana pero eso no le impidió morder al mundano. Enterró sus colmillos en el cuello del chico y bebió sangre hasta que sació por completo su sed. El mundano cayó al piso y Aileen lo miró con cierta indiferencia. El humano aparentaba 15 o 16 años como mucho y era muy feo de cara. Suspiró y se despidió del chico con la mano... Que pena, no me sabía su nombre...
La chica pelirroja bajó las escaleras, recordando como llegó a este edificio. Vino por la noche con su moto para cazar y además no abrasarse con los rayos del sol.

En el piso en el que se encontraba en ese mismo momento se podían escuchar perfectamente unas voces. Parecían venir de un chico y una chica. Aileen puso una mueca de diversión y vio a aquellas personas a lo lejos.
Había una chica rubia y bajita y otro chico mucho más alto y de pelo castaño y corto. Aquí faltan las palomitas.
--¿Interrumpo algo?--Preguntó casi gritando y llamando la atención de ambos. Se acercó hasta ellos con pasos ligeros.
avatar
Invitado
Invitado
está

Volver arriba Ir abajo

Re: Reencuentro interrumpido [Mishka & Aileen]

Mensaje— por Invitado el Vie Dic 13, 2013 11:28 am

       
 
~ Reencuentro interrumpido ~
→ Edificio abandonado / Por la tarde / Adeline y Aileen

 

Sin darme cuenta estaba conteniendo el aliento, esperando su respuesta. "Que esté bien, que esté bien..." pensaba.
Que Adeline se acercara a mi no me intimidó en absoluto pues seguía atento a su respuesta. Pero en vez de eso lo que obtuve fueron preguntas. Desconfiaba de mí, eso era obvio. Tal vez yo tendría que haber hecho lo mismo con ella. Si no fuera un tema tan peliagudo y realmente vivir en la ignorancia fuera peor que ser juzgado por una nefilim...entonces me lo habría pensado dos veces antes de concertar aquella pequeña reunión furtiva.
"Venga ya, ¡sólo di que está bien!"
Empezaba a notarse que me ponía más nervioso aún, y no era porque la cazadora me estuviera presionando. Era porque quería saber. Que sí, que debía aprender a disimular mejor, era un libro abierto, no podía hacerle nada.

En ningún momento apartamos la mirada el uno del otro, por lo que tuvo que darse cuenta del sutil cambio en mi expresión cuando dijo que la había visto por el "instituto". Sentí tal alivio, que ni me importó que después de aquello yo fuera el interrogado.
-Bien...-murmuré bajando la mirada. No me había comido a mi mejor amiga, esa era la mejor noticia del mundo. -Gracias.
¿Y ahora que explicación le daba yo a Adeline? La verdad no se la podía contar, no ya por mí, sino porque metería en problemas a Helena. Espera...tal vez ya la había metido en problemas.
-¿Interrumpo algo?
Me giré sorprendido para toparme de lleno con una vampiresa. Se acercaba a nosotros con pasos ligeros, lo que me hizo ponerme automáticamente en guardia. Había pasado del alivio a estar en tensión otra vez, y esta vez se debía a la presencia de esos seres que tanto odiaba.
-No te acerques más -repliqué lanzándole una mirada de advertencia. El olor de aquella en concreto me traía a la mente un recuerdo en blanco. No podía saber de que se trataba, sólo podía sentir rabia y odio. Se trataba de la misma sensación que sentías cuando veías o te ocurría algo que ya habías vivido en un sueño y no te resultaba desconocido del todo. Es decir que tal vez...sí, que me hubiera topado con ella siendo lobo era más probable que la teoría del sueño.

Me fijé en la sangre seca en sus labios y automáticamente mi mirada se dirigió a las escaleras que conducían al piso de arriba.
-Más bien parece que nosotros te hemos interrumpido a ti -dije con frialdad. Era inevitable, no podía ser agradable con ella.

     
         
 
avatar
Invitado
Invitado
está

Volver arriba Ir abajo

Re: Reencuentro interrumpido [Mishka & Aileen]

Mensaje— por Adeline Geller el Vie Dic 13, 2013 12:23 pm

Eso fue lo único que le importaba y el motivo por el que la había llamado para obtener solo la respuesta de si Helena estaba bien, Adeline sentía en sus adentros una gran curiosidad de la razón por la que preguntó pero a su vez crecía de igual manera su desconfianza pero no pudo evitar un poco alegría por el y envidia sana. Que alguien se preocupe así por otra persona, provocando que apenas le salga la voz, que casi le tiemblen los labios al hablar, cargando su cuerpo con tensión, con angustia... debía ser horrible para quien se preocupa, pero la otra persona se debe sentir muy querida. La nephilim se alegró de haberle dado la buena noticia que despreocuparía a Mishka pero eso no dejaba de que lo mirara con atención para que respondiera a sus preguntas.

Él por el momento musitó una simple palabra de gratitud y todo su cuerpo se relajó, tardaría unos minutos en aclarar su mente y responder a Adeline en el caso que quisiera o se le ocurriera algo que decir pero entonces una desconocida voz femenina interrumpió la conversación, Mishka y la nephilim se habían girado hacia su origen de forma veloz pero a diferencia del licántropo, Adeline se quedó callada y algo boquiabierta al ver a Aileen, sus ojos se habían abierto de par en par al ver que quien estaba allí acercándose a ellos era una vampiresa.

Escuchaba de forma muy lejana las palabras de advertencia del chico, Adeline sabría que quien hablaba era su instinto natural, el odio que se sentían los licántropos y los vampiros era algo que hasta los mundanos conocían de esas "historias de fantasía" pero no se sabía si sería suficiente si la vampiresa había acudido a ellos para hacer algo mas que molestar aunque sus labios estaban teñidos de rojo de haberse alimentado.
En esos momentos es cuando la nephilim se tuvo que haber arrojado a por ella y acorralarla en el suelo con su cuchillo serafín apuntando a su corazón para comenzar a interrogarla con amenazas, pero Adeline no podía moverse, lo único que se movía y de una forma alocada era su corazón, incluso casi hacía ruido al respirar por la boca por el terror que la había invadido.

Era toda una vergüenza, que un subterráneo provocara eso en una nephilim supuestamente preparada para todo, que ni siquiera un demonio le ocasionaba ese estado de puro pánico, pero todo estaba justificado por un hecho del pasado que la marcó desde hacía unos años, era ahora cuando estaba reviviendo ese hecho, era ahora cuando volvía a notar los colmillos hundirse en su carne. Y por fin se movió, iba arrastrando los pies por el suelo para retroceder con una mirada de inmenso horror en los ojos de la vampiresa. Deseaba que se marchara, que se acabara todo que los dejaran en paz y sobretodo que no se acercase a ella, que Miskha pudiese ahullentarla,  en esos instantes no pensaba de que estaba perdiendo mucha dignidad frente al licántropo con el que se había presentado siempre fuerte y segura.



LOGROS:



GOATS TEAM:


My brother:



Regalitos:
" />
avatar
Mensajes : 607

Post de rol : 247

Temas : 3/3


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t4308-ficha-de-adeline-evanshttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t4317-relaciones-adeline-gellerhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t4316-cronologia-adeline-geller
Nefilim cazador/a

Volver arriba Ir abajo

Re: Reencuentro interrumpido [Mishka & Aileen]

Mensaje— por Invitado el Sáb Dic 14, 2013 3:23 pm

Los dos chicos se giraron para ver a Aileen. Ella esbozó una gran sonrisa y se sintió el centro de atención, como muchas veces. Se acercó a ellos con pasos ligeros. A medida que se acercaba, olía más algo. Un olor sospechosamente conocido. El olor de un hombre lobo. El lobito la interrumpió. Entonces su atención la llamó él. Él era muy borde con Aileen, aunque en parte la vampiresa lo entendía. Azazel le contó historias sobre los hombres lobo. Aquella raza no se llevaba bien con los vampiros, pero a la pelirroja le daba igual, bueno... Aprovechando que el chico sentía odio hacia ella, podría sacarle más de quicio. Aquello la divertía mucho. A ella le daba igual que fuera un hombre lobo.
Puso una mueca de disgusto. --Hey, hey... Tranquilo lobito no te voy a hacer nada y tampoco a la chica. ¿No me ves? Ya he tomado mi almuerzo--Dijo con un tono de voz sosegado. Para no asustar a la niña rubia y no enfadar más al chico. Se acercó a él con cautela, tanto para tenerlo a centímetros. Aquella vez Aileen no llevaba tacones, sino botas militares. Tuvo que alzar la cabeza para mirarle a los ojos.

--Entonces me tendréis que pedir perdón, ¿no?--Dijo con una mueca divertida. Si los chicos la habrían interrumpido entonces tendrían que pedirle perdón. --Eres muy borde lobito, ¿qué te he hecho yo?---Dijo mirándole a los ojos y fingiendo una mueca de disgusto.
Se giro para ver a la chica rubia. Estaba aterrada, lo veía en sus ojos y en sus expresiones. Parecía que le iba a dar un infarto ahí mismo. La miró fingiendo una sonrisa amistosa. ¿Qué te pasa bonita?--. Quería asustar a la chica y si fuera posible también al lobo. Quería divertirse.
--Huele a miedo--Dijo dirigiéndose a la chica rubia. Seguro que eso la aterró más. ¿Lo hueles también lobito? Tú tienes mejor olfato que yo...--Dijo al lobo para sacarle de quicio y asustar más a la chica.

Se relamió los labios y se acordó de lo más importante, la presentación. --Huy... Perdonadme chicos, no me he presentado--Dijo con una sonrisa tímida y mirando al suelo, fingiendo estar avergonzada. --Yo soy Aileen--. Cogió una de las manos del lobo y se la estrechó. Hizo lo mismo con la chica --¿Cómo os llamáis vosotros?--Preguntó con una de sus mejores sonrisas, claro, estaba actuando. Algo de la chica le llamó la atención, tenía runas, así que sería una nefilim. Pensó en el nefilim que casi la mató con una estaca. Por otra parte, el chico lobo tenía un olor muy conocido para Aileen. No era el aroma que le identificaba como hombre lobo, sino otro, como si ya lo hubiese olido antes...
avatar
Invitado
Invitado
está

Volver arriba Ir abajo

Re: Reencuentro interrumpido [Mishka & Aileen]

Mensaje— por Invitado el Sáb Dic 14, 2013 6:59 pm

       
 
~ Reencuentro interrumpido ~
→ Edificio abandonado / Por la tarde / Adeline y Aileen

 

Tenía todos los sentidos alerta. Había tratado con una vampiresa antes y sabía, más o menos, a lo que me enfrentaba. Así era como había ido aprendiendo. Nadie me había contado, por ejemplo, que hay vampiros que tienen el poder de hacer que te sientas atraído hacia ellos, algo parecido a un canto de sirenas. Eso lo aprendí cayendo en la jugarreta de una chupasangre. Y básicamente, todo mi aprendizaje se podía resumir en un historial de rasguños, heridas, y momentos en los que había estado a un sólo paso de la muerte.
Lo que quería decir con esto es que, aunque era un novato, de cada situación había ido aprendiendo algo. Y esa vez no me iba a quedar paralizado y sin saber qué hacer como ocurrió en casa de Rory cuando se me abalanzó aquel demonio.
"Bueno, no adelantes acontecimientos" me dije a mi mismo. Cada vez que se daba un encuentro entre un licántropo y un vampiro no tenía por qué acabar en enfrentamiento, ¿no? Y además, no estaba yo solo...

Mi mirada se posó en Adeline y sólo entonces fui consciente del estado en el que se encontraba. Parecía tan aterrorizada que me costaba relacionarla con la chica que nos había salvado la vida a Rory y a mí. Sin embargo, mi atención volvió a centrarse en la vampiresa cuando esta volvió a hablar, dirigiéndose a mí como "lobito".
La tranquilidad con que dijo que se había tomado su almuerzo hizo que me hirviera la sangre. Ojalá me mordiera en esos momentos y se quemara la lengua y tuviera ampollas durante las próximas semanas y...Uff, tenía que controlar ese odio instintivo.
Puede que yo también hubiera matado como ella acababa de hacer, pero al menos yo me sentía culpable por ello.

Una mueca de desprecio se formó en mi rostro cuando dijo que debíamos pedirle perdón.
-No es nada personal...Pero si me sigues llamando "lobito" lo será-le dije sin borrar la mueca de desagrado.
Vi que se dirigía a Adeline y me moví a la par que ella inconscientemente, siempre haciendo de muro entre ella y la cazadora.
-Pues no...Apestas tanto que no me dejas oler nada más. -acompañé aquel comentario de un encogimiento de hombros como si estuviera diciendo algo que era más que obvio.

Me molestó sobremanera que tomara mi mano para estrecharla. Estaba claro que estaba haciendo puro teatro. La vampiresa se aburría y quería montar un circo de todo aquello, y además tenía la sensación de que Adeline mirándola aterrorizada sólo conseguía divertirla más aún.
-Mishka. Para nada un placer. -me presenté siguiéndole el juego por unos segundos y luego aparté la mano.- ¿Te largas tú o nos marchamos nosotros?
Cuanto más consciente era de que Adeline le tenía miedo a la vampiresa más me convencía de que debía sacarla de allí. Por otra parte si la tal Aileen se creía que podía jugar con nosotros la llevaba clara. No le iba a dejar pasar ni una.

     
         
 
avatar
Invitado
Invitado
está

Volver arriba Ir abajo

Re: Reencuentro interrumpido [Mishka & Aileen]

Mensaje— por Adeline Geller el Dom Dic 15, 2013 12:44 pm

Las palabras de la vampiresa eran atrevidas y se enorgullecía de lo que había hecho, de haberse alimentado por ello no iba hacerles daño a ninguno de los dos. En otras circunstancias, en las que el pánico no invadiese el cuerpo de Adeline... ésta se habría arrojado ya sobre la subterránea para atravesarle el corazón con su cuchillo serafín para borrarla del mapa.
Se había acercado aun mas, sin temor al licántropo quedándose a escasos centímetros implorando ahora el perdón de ambos y eso parecía que poco a poco comenzaba a irritar y a hervirle la sangre a Miskha que parecía haber cambiado su actitud totalmente, borrando inseguridad de un barrido.

La nephilim ya había dado algunos pasos mas hacia atrás hasta que sintió en su espalda una de las maltrechas columnas que aun sustentaban el edificio, no era capaz de echar a correr, su cuerpo directamente no hacía caso a sus instintos. El sonido de la conversación entre Miskha y la vampiresa parecían hacer eco en su cabeza hasta que la mirada de ella se dirigió hacia la aterrada nephilim a la que le preguntaba con diversión lo que le ocurría percatándose de lo evidente, de que desprendía tanto terror que olía a miedo. Adeline tragó saliva y apretó con fuerza la mandíbula quedándose totalmente en tensión, observó las intenciones del ser, de acercarse a ella pero el licantropo había interceptado su camino, bloqueándolo, impidiendo que le estrechase la mano también a ella.

Adeline sentía una fuerte impotencia, su conciencia estaba repartida en dos, y la de la cazadora estaba observando desde la lejanía lo que ocurría sin poder hacer nada. Aquello no se lo perdonaría jamás, esa debilidad debía quitársela algún día porque hacía que fuese una nephilim incompleta a pesar de que realmente nunca deseó ser lo que era pero si lo que debía. Y ahora tenía en frente, dandole la espalda en su defensa a Mishka, si todo salía bien le debería la vida.

La chica no iba a responder a la pregunta de Aileen, no se presentaría ni aunque pudiese. Sus labios se entreabrieron pero tan solo para dejar salir algo de aire, con ansiedad pero tratando de controlar su respiración, era inestable, agitada pero a medida que pasaban los segundos iba recuperando su estado normal, estaba concentrándose únicamente en ello para poder defenderse, debía controlar el miedo, entonces recordó la runa "sin miedo", así que poco a poco metió su mano en la funda que tenía en su lado izquierdo de la cadera para sacar la estela, necesitaría tiempo y también pulso, un pulso que en esos momentos no tenía.



LOGROS:



GOATS TEAM:


My brother:



Regalitos:
" />
avatar
Mensajes : 607

Post de rol : 247

Temas : 3/3


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t4308-ficha-de-adeline-evanshttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t4317-relaciones-adeline-gellerhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t4316-cronologia-adeline-geller
Nefilim cazador/a

Volver arriba Ir abajo

Re: Reencuentro interrumpido [Mishka & Aileen]

Mensaje— por Invitado el Dom Dic 15, 2013 4:13 pm

El hombre lobo hizo una mueca de desprecio cuando Aileen dijo que la perdonasen. Joder... Que era una broma... Que mala leche. Pensó en que el lobo se comportaba así por el simple hecho de que ella fuese una vampiresa. Suspiró pero quiso llamarle lobito muchas más veces para enfadarle más. Quería divertirse. --Vaya lobito... Yo quiero que seamos mejores amigos...--Dijo haciendo hincapié en "lobito" y con una mueca de disgusto.
Cuando Aileen se dirigió a la chica rubia, el chico se puso de barrera entre las dos. A la pelirroja le molestó un poco. No quería que el tonto ese se pusiera en medio. Quería asustar a la chica y nadie se lo iba a impedir. --Quítate. Quiero hablar con ella--. Se puso entre los dos de barrera, como había hecho antes el lobo con ella y la rubia. Miró a los ojos de la niña, con una sonrisa tranquilizadora. --Háblame, no muerdo... En teoría si pero...--. Hizo una pausa, pensando en que decir para no estropear nada. --Déjalo cariño, no me hagas caso--Dijo con una mueca de diversión. --¿Sois amigos o algo por el estilo? Este guapetón te defiende mucho. Yo no lo dejaría ir--. Sólo le guiñó un ojo. Tenía pensado en darle un codazo amistoso, pero había que mantener las distancias. El lobo podría hacerla cualquier cosa por tocar a la niñita rubia, que en cualquier momento podría darle un infarto.

Se dio la vuelta para mirar al lobo. Abrió los ojos y parpadeó varias veces. Lo que había dicho el lobo de ella le había pillado por sorpresa. Sabía que los lobos tenían el sentido del olfato muy agudo. Pero... Ella no apestaba. Aunque Aileen fuera un vampiro se echaba colonia. No siempre lo hacía pero aquel día lo hizo. Aileen no utilizaba colonias caras, para ser más concretos se echaba  de chicle. A lo mejor para el lobo no era de su agrado. --¿En serio?--Dijo y acto seguido rebuscó en sus bolsillos. A ver si tenía el bote pequeño de la colonia. No se acordaba de si llevaba con ella el bote. --¡Ajá!--Exclamó mientras enseñaba el perfume a los dos. Cogió uno de los brazos del lobo y le echó colonia. Ah... Que bien que huele. Cuando era una mundana me encantaba. Podrían hacer colonia de sangre para los vampiros... No estaría mal... --¿Esto apesta? ¿En serio?--Dijo alzando una ceja. --¿Quieres colonia chica?--Dijo dirigiéndose a ella. Le ofreció el bote. Esperó que no se le cayera del miedo que tenía. --Es un chico con olfato de chucho... Qué más quieres...--Dijo a la chica y encogiéndose de hombros. A los chicos no les gustaban las colonias de las chicas y los lobos tenían el olfato muy desarrollado. Se juntaban las dos cosas.

El Mishka ese apartó la mano, pero a Aileen le dio absolutamente igual. Él se lo perdía. No iba a conocer a una chica tan divina como ella. A la pelirroja le pareció un nombre muy raro. A saber si se lo había inventado. --Que nombre... ¿Tus padres te odiaban o qué?--Dijo alzando una ceja y riéndose internamente. A ella le encantaba sacar de quicio a las personas.

No se tomó a mal lo que le dijo Mishka. --Este... Mish... Mish... Mmm Mish algo. Sé que hemos empezado con mal pie pero podemos ser grandes amigos. Lo sé--. Fingió no saberse el nombre del hombre lobo. Se rió a carcajadas cuando se dio cuenta de la aquella tontería que había dicho. La más grande del mundo. El sonido de las carcajadas resonó por todas las paredes.
avatar
Invitado
Invitado
está

Volver arriba Ir abajo

Re: Reencuentro interrumpido [Mishka & Aileen]

Mensaje— por Invitado el Lun Dic 16, 2013 11:29 pm

       
 
~ Reencuentro interrumpido ~
→ Edificio abandonado / Por la tarde / Adeline y Aileen

 

Y seguía con lo de lobito...¿Acaso la llamaba yo chupasangre a ella? Sabía que estaba intentando provocarme, pero yo estaba haciendo todo lo posible para no ceder. ¿A quién debía pedirle paciencia ahora que no creía en Dios?
Lo mejor era repetirme a mi mismo que entrar en su juego lo único que haría era ponerme a su nivel. Y aunque me tuviera en muy poca estima, me consideraba por encima de esas provocaciones. Aunque mi parte lobuna no estuviera de acuerdo con ello.
-Puedes hablar con ella desde ahí. Si es que te quiere escuchar, claro...-puse los ojos en blanco y no desistí de mi intento de hacer de barrera entre la vampiresa y la cazadora. Sin embargo, no pude evitar echarle otro vistazo a esta última. ¿Qué le pasaba? ¿Le tenía miedo a Aileen por algo en especial o era sólo animadversión a los vampiros? Supuse que aquello no debía ser propio de una cazadora pero qué podía decir yo...precisamente yo.

Volví a entornar los ojos ante el comentario de la vampiresa. Era cierto que la estaba protegiendo demasiado, lo había hecho sin pensar, impulsado probablemente por el miedo que transmitía la nefilim. Por supuesto no respondí a aquel comentario, no había razón para hacerlo. Y en cualquier caso lo que hizo después me desconcertó tanto que no tuve tiempo de quejarme.
-¡No me eches esa porquería!-exclamé apartando la mano al sentir la colonia. La verdad es que el olor de la colonia era demasiado fuerte y empalagoso, pero yo no me refería sólo a eso. Todos los vampiros despiden un olor característico que, a mi olfato, era como un repelente.
-No, no quiere colonia. Prefiere un spray de pimienta, ¡déjala ya! -dije apartando la colonia de la trayectoria hacia Adeline. Me sacaba de quicio, en serio.

Como no tenía suficiente con burlarse de nosotros, la tal Aileen pasó a la fase de meterse con mi nombre. A aquello no pude por menos que encogerme de hombros y responder de la forma más natural posible:
-Bueno, siempre pensé que me querían un poquito más que a mi hermana. Pero ahora me haces dudar.
Le dediqué una sonrisa falsa que quería decir: "si quieres sacarme de quicio tira por otro lado", aunque lo cierto es que ya era lo bastante irritable como para sacar de quicio a cualquiera.
Y me demostró que llevaba razón cuando siguió hablando. ¿Mish..algo? ¿En serio? ¿Grandes amigos? Y la muy loca se empezó a reír a carcajadas. Negué con la cabeza lentamente, como si estuviera tratando con alguien con demencia.
-Primero: no tenemos tanta confianza como para que me llames por mi diminutivo -le dije, aunque sabía que me había llamado Mish para fingir que no se acordaba de mi nombre. O tal vez no se acordara de verdad, ya nada me sorprendería.
-Segundo: si alguna vez tengo una amiga como tú...me suicido.
Volví a sonreírle. Vaya, me tenían que dar el premio a la mejor sonrisa falsa.

Me giré para quedar frente a Adeline y coloqué una mano sobre su hombro. Le hice un gesto con la cabeza para que comenzara a caminar hacia la salida.
-Pero si sigues insistiendo en lo de que seamos mejores amigos...inténtalo otro día si eso -dije a modo de despedida.

     
         
 
avatar
Invitado
Invitado
está

Volver arriba Ir abajo

Re: Reencuentro interrumpido [Mishka & Aileen]

Mensaje— por Adeline Geller el Mar Dic 17, 2013 12:08 pm

Mishka continuaba siendo de muro entre la nefilim y la vampiresa mientras ésta trataba de inscribir en su brazo la runa pero le temblaba de sobremanera la mano haciéndose incluso mas daño. Por el rabillo del ojo notaba como el licantropo le había dedicado alguna que otra mirada, parecía estar intrigado por su forma de reaccionar cosa a la que tendría que dar explicaciones ye so era lo que detestaba.

Adeline por el momento ya había controlado su respiración y podía sentirse algo mas segura al tener ahí a Mishka, sentía que él no permitiría que se la acercara y la protegería... quien lo diría, confiar en él después de haberle visto defenderse de un demonio menor armado con una escoba y una sarten. El grito del chico hizo que diera un pequeño salto cayendosele la estela en el suelo que rapidamente recogió alzando la mirada hacia los dos. La paciencia se le estaba agotando o eso parecía pero aun mantenía la compostura.

El comportamiento de la vampiresa comenzaba a resultar infantil y demostraba una seguridad inmensa, pero sin elegancia, su soberbia la hacía practicar la chulería de una forma que si Adeline no tuviese miedo la insultaría diciéndole que era ridícula, pero era algo que era incapaz de decir en esos momentos.

No podía creer como podría ofrecer aquel perfume y hablando como si fuesen conocidos de toda la vida, despues de ser conscientes de que acababa de matar para alimentarse. Si ya de por si los vampiros podían ser seres inestables, aquella vampiresa lo era aun mas, la locura los podía hacer mas peligrosos. Los ojos de la chica estaban clavados en ella, fijamente habiéndose detenido a la hora de hacerse la runa que estaba a medio hacer, entonces notó como alguien poso su mano en su hombro y dio otro pequeño bote dirigiendo la mirada rápidamente hacia Miskha, había sido él y con un gesto la fue indicando que saliese de allí.

- No... no dejes que... se acerque, te lo ruego... - Susurró a Mishka antes de darse la vuelta para caminar, que triste era rogar a las personas, una cosa era pedir por favor, pero un "te lo ruego" o un "te lo suplico" para Adeline era más que patético. Adeline fue caminando con aparente tranquilidad pero cuando comenzó a ver las escaleras que daban a la salida del edificio abandonado sus pasos se convirtieron en zancadas  y casi empezó a correr.



LOGROS:



GOATS TEAM:


My brother:



Regalitos:
" />
avatar
Mensajes : 607

Post de rol : 247

Temas : 3/3


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t4308-ficha-de-adeline-evanshttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t4317-relaciones-adeline-gellerhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t4316-cronologia-adeline-geller
Nefilim cazador/a

Volver arriba Ir abajo

Re: Reencuentro interrumpido [Mishka & Aileen]

Mensaje— por Invitado el Jue Ene 09, 2014 10:21 pm

Y seguía la burra al trigo. El hombre lobo de las narices seguía con el jueguecito de ponerse entre la chica rubia y Aileen. Ella estaba algo mosqueada, frunció los labios, pero sin parecer enfadada. No quería darle ese gusto al lobo.
--¿Y tú que sabes? ¿Tienes telepatía o adivinación? Deja a la chica que hable. A ver si me quiere escuchar--Dijo muy seria y entonces se dio cuenta de que sonaba muy enfadada. --Lobito...--Dijo después para suavizar la situación. Quería parecer indiferente como antes, aunque por dentro estuviese enfadada. Sabía que aquel mote le molestaba al lobo, lo veía en sus ojos.

El lobo apartó la mano y se quejó cuando la pelirroja le echó la colonia. Ella esbozó una sonrisa divertida. La sonrisa desapareció cuando la colonia se cayó al suelo, después de haberle ofrecido el frasco a la rubia. No sabía por qué, si la había tirado el lobito o ella misma. Dio un pequeño gruñido. La colonia de chicle se había reducido a pedazos. Suspiró y se agachó para ver los trozos de cristal. --Sería interesante que un mundano se cortase con los trocitos, ¿no chicos?--Dijo mirando a ambos alzando las cejas y con toda naturalidad. Cogió uno de los trozos que había en el suelo, se levantó y se encogió de hombros. Quería parecer tranquila, aunque estaba muy pero que muy enfadada. Sus fosas nasales la delataban, se estaban dilatando. Amaba aquella colonia y su olor. Sus padres siempre le compraban muchas colonias, pero la que le cautivó por completo fue la de chicle. --No, lobito, en serio, no me mires así, tengo más frascos de esta colonia, no te preocupes--Dijo mirándole a los ojos, esbozando una gran sonrisa.
Juraría que ha sido el idiota este.

El lobo le había dedicado una sonrisa muy falsa. Seguro que estaba harto de Aileen, su sonrisa la decía que se fuese a molestar para otro lado. Le devolvió la sonrisa, respondiendo: no me quiero ir de aquí, te jodes.--Lo siento, se lo duro que es que tus padres no te quieran... Tal vez quieren a tu hermana mucho más que a ti...--Dijo encogiéndose de hombros y poniendo una mano alentadora en el hombro del lobo. Vaya imbécil que estaba hecho ese. Tal vez sus padres no le querían... Quien sabe, aunque prefiero no hablar de padres.

El Mishka ese negó con la cabeza, gesto que molesto considerablemente a la pelirroja.
¿Qué Mishka y ella no tenían tanta confianza como para llamar al lobo por su diminutivo? Por favor, Aileen se había llevado a la cama a tíos que acababa de conocer, con los que no tenía confianza alguna. Esbozó una sonrisa burlona.
--Ala... Mish, lobito Mish, no lo hagas por favor, no te suicides... Yo solo quería ser tu amiga y también de ella...--Dijo con una mueca de disgusto y señalando a la rubia. Las lágrimas cayeron de sus ojos, de tanto actuar, había cogido práctica.

--No lobo, de aquí no se va naaadie--Dijo abriendo los ojos. Utilizó su poder de control mental contra Mishka. Hizo que el lobito se quedase, no hacía falta controlar a la rubia, que de un momento a otro podría caer muerta por el miedo.
--Aquí te quedas cielo...--Susurró al lobo y este se puso rígido sin moverse. Se iba a quedar con Aileen... Siempre.

OFF: Ya está :)
avatar
Invitado
Invitado
está

Volver arriba Ir abajo

Re: Reencuentro interrumpido [Mishka & Aileen]

Mensaje— por Invitado el Vie Ene 10, 2014 6:18 pm

       
 
~ Reencuentro interrumpido ~
→ Edificio abandonado / Por la tarde / Adeline y Aileen

 


Podía decir lo que quisiera, no la iba a dejar acercarse a Adeline, lo tenía más que claro. Así que todo lo que dijo para intentar disuadirme de que lo hiciera, fueron un gasto de saliva innecesario.
Al igual que su intento de hacerme enfadar con lo de "lobito". Si apreciaba su vida más le valía a ella no llegar a ver al "lobito" de verdad, porque entonces no lo contaría. Con sumo gusto me habría transformado y habría acabado con ella pero eso habría llevado otros daños colaterales, como matar a Adeline también. O que ella me matara a mí, porque si bien tenía un miedo extraño a los vampiros, me daba que no le temblaría la mano con los licántropos.

Cuando la colonia cayó al suelo di un respingo por culpa del sonido del cristal al romperse. El olor a chicle me golpeó como si me acabaran de dar una bofetada y arrugué la nariz observando escéptico el charco de colonia en el suelo. ¿Había sido culpa mía?
-Te lo has buscado...-murmuré con más rabia aún cuando dijo que un mundano podía cortarse con aquello, lo que me hizo recordar que ella acababa de matar a uno.
"No eres nadie para juzgar" repitió mi voz interior , y tuve que resignarme a su juicio.

No hice caso a los comentarios sobre cuánto me querían o no mis padres en comparación con mi hermana. Era una estupidez que me enfadara por eso, y de todos modos cuando Adeline se dirigió a mí suplicándome no pude pensar en otra cosa que no fuera protegerla.
-Tranquila...-murmuré intentando mostrarle que estaba segura conmigo. Aunque me daba a mi que después del episodio con los demonios en esos momentos estaría pensando de todo menos que yo podía protegerla.
Sin hacer caso a la patética actuación de la vampiresa con sus lágrimas de cocodrilo seguimos caminando hacia la salida, aunque hubo un momento en que Adeline empezó a correr y yo también tuve que hacerlo para seguirle el paso.

Y de pronto, sin saber por qué, me detuve en seco. Oí la estúpida voz de Aileen gritando que no se iría nadie. Me sentí controlado por no poder moverme, aquello me recordó demasiado a mi primer encuentro con una vampiresa, cuando hizo que me comportara de una manera que no era propia en mí, manipulándome contra mi voluntad.
Aquello me enfureció mucho más que todas esas gilipolleces que había dicho antes para intentar hacerme enfadar.
-¡¡No hagas eso!! Búscate a otros para jugar...¡joder! -gruñí, y nada más decir eso salió un gruñido real de mi garganta.

Miré a Adeline, como buscando ayuda, pero fue solo un acto reflejo. De aquella tenía que salir yo solo y además sacarla a ella.
Cerré los ojos buscando de algún sitio la fuerza que contrarrestara los poderes de la vampiresa. Abrí los ojos y arremetí contra ella, empujándola contra la columna que tenía detrás de ella, con una fuerza fuera de lo normal.
Mi intención al principio no había sido hacerle daño, tan sólo quería poder moverme sin que ella controlara mi voluntad. Pero había tenido que sacar las fuerzas para aquello de la ira que sentía en esos instantes.
-Podrás controlar como te de la gana a los mundanos, pero conmigo es distinto -dije con una seguridad que en realidad no sentía. Seguía presionando con las manos sus hombros contra la sólida superficie, sin dejarla moverse.
     
         
 
avatar
Invitado
Invitado
está

Volver arriba Ir abajo

Re: Reencuentro interrumpido [Mishka & Aileen]

Mensaje— por Adeline Geller el Sáb Ene 11, 2014 9:00 pm

Adeline apenas podía estar atenta a las pocas palabras que tanto Mishka como la vampiresa compartían, pero si podía escuchar el tono con el que conversaban y va actitud y voz del licántropo le sorprendía después de haberlo conocido, pero en un día no se conocía a nadie, ni tampoco por una reacción equivocada, parecía que la chica rubia había encasillado a Miska de una manera y en esos precisos momentos le estaba demostrando lo contrario.

Desde la situación en la que se encontraba podía sentir el olor de la colonia que se había estrellado en el suelo dejando un olor más que azucarado en el ambiente, un olor que aunque en pequeñas dosis podía ser agradable ahora en sus fosas nasales se acumulaba un aroma demasiado empalagoso como para querer respirarlo. Pero apenas le dio importancia a eso, Adeline estaba mas preocupada por salir de allí lo antes posible pero no le pasó desapercibido el hecho de que la vampiresa hubiera cogido uno de los cristales rotos y hubiese lanzado una amenaza directa. La nephilim cerró con fuerza los puños justo antes de haber rogado a su compañero que no permitiera que se acercara a ella, sintiendo a continuación el total apoyo de él y así, tratar de ignorar a esa criatura de la noche y comenzar a salir de allí. Notaba los pasos de Miska a su espalda que aceleraban el paso a medida que Adeline ganaba más velocidad porque el deseo de escapar de allí la estaba invadiendo pero entonces se notó sola,  y escuchó en la lejanía el grito del licántropo quejándose, fue entonces cuando la nephilim se giró hacia atrás deteniéndose por unos instantes.

Miró a los ojos oscuros de él cuando interceptó su mirada, parecía que buscaba ayuda con ellos, una ayuda que no parecía venir por parte de la rubia, estaba aterrada y aun mas al ver como el licantropo no podía moverse, la vampiresa había usado su poder contra él.
Se sintió mal e impotente, al ver que frente a ella existía un muro impenetrable que impedía acercarse, ese muro no consistía en ningún poder sobrenatural que había emergido de la vampiresa, sino que había sido generado por la propia Adeline, y no era mas que el sentimiento del miedo. Se sentía mediocre, estaba fallándose a si misma y a Miskha, aquel chico que aun aterrado frente a los demonios que atacaron en el piso de su amiga, había reaccionado con tal de ayudar. Fallaba también a la Clave por no ser capaz de realizar su deber.

- ¡No!, ¡déjale en paz!. - Gritó con fuerza, con tanto que sentía como se hacía daño en la garganta, era la manera de expulsar el temor y la frustración. Entonces presenció como el licantropo se abalanzó contra la vampiresa habiendo salido de su embrujo y estampandola contra una de las columnas del edificio. La chica abrió los ojos de par en par, eso podría ser el inicio de una batalla en la que no se sabía cual era el vencedor, pero podría ser distinto si Adeline hiciese algo, pero era incapaz. Se sintió tentada en dar media vuelta y echar a correr, pero no, si ya se sentía tremendamente mal por no poder hacer nada, aun peor si huía dejando atrás a quien la había defendido.

- ¡Déjalo en paz y vete!, ¡otros nephilim podrían venir de camino!. - Gritó  alzando su teléfono móvil para dar entender que iba a llamar, iba hacerlo, tenía que hacerlo si la situación no se  solucionaba pronto, y tendría que enfrentarse a una reprimenda bien gorda, pero era una consecuencia ridícula en comparación de la perdida de Mishka.



LOGROS:



GOATS TEAM:


My brother:



Regalitos:
" />
avatar
Mensajes : 607

Post de rol : 247

Temas : 3/3


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t4308-ficha-de-adeline-evanshttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t4317-relaciones-adeline-gellerhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t4316-cronologia-adeline-geller
Nefilim cazador/a

Volver arriba Ir abajo

Re: Reencuentro interrumpido [Mishka & Aileen]

Mensaje— por Invitado el Dom Ene 12, 2014 11:32 pm

¿Cómo que me lo he buscado? Aileen alzó las cejas incrédula después de que el chico lobo murmurase aquellas palabras con rabia.
El ambiente tenía un olor azucarado y empalagoso. Normal, la colonia se había caído y esparcido. La pelirroja recordó que su madre le decía que no tenía que abusar de la colonia. Solo tenía que echarse tres gotas. Una vez en el instituto se echó diez gotas y todos los de su clase se apartaban de ella. Aileen en este momento se sintió como los compañeros antiguos de su clase.

Apartó la mirada del hombre lobo y se concentró en la chica rubia, que estaba cerrando los puños con fuerza después de que Aileen dijese aquello relacionado con los cristales y los mundanos. Podía ver que la rubia tenía miedo. La pelirroja sabía muy bien lo que era el miedo; haber sido mordida por Azazael, su transformación, la luz del sol... No podía sentir compasión por la nefilim, la rubia simplemente era una niñata con tatuajes raros que se ocultaba bajo las faldas de un patético hombre lobo. Vaya par de dos...

Se sintió grande y poderosa cuando utilizó su poder y controló a Mishka. El chico intentó huir, pero Aileen no se lo permitió. Tampoco dejó irse a la chica, aunque no la controlase sabía que no se iba a ir de ahí sin Mishka. Sin él la niñata rubia estaría perdida.
Sonrió con autosuficiencia cuando Mishka exclamó aquello. A Aileen le pareció muy maleducado cuando dijo la palabra "joder". Miró de reojo a la rubia y sonrió de nuevo al escuchar lo que aquella decía. Imbéciles...

Inesperadamente, Mishka se abalanzó contra Aileen y la empujó hacia una columna que había detrás suya. La pelirroja abrió los ojos de par en par como la rubia, cuando Mishka reaccionó así. El impacto no le dolió en absoluto por la adrenalina. Quería darle un puñetazo en todos los morros al lobo, pero este la tenía inmovilizada, apretando sus manos contra los hombros de Aileen.

Ella gruñió y sacó los colmillos con la esperanza de dar un buen mordisco a Mishka. Aquello era imposible, el lobito estaba demasiado lejos de ella y estaba inmovilizada por completo por culpa del lobo.
--¡Suéltame!--Exclamó en una especie de ruido entre jadeo y gruñido. Soltarse de él era imposible, podía suplicarle que la soltara, pero suplicar era muy penoso y más para Aileen, que ella era muy orgullosa. Entonces se dio cuenta de que el trozo de cristal que venía de la colonia, se lo había guardado en el bolsillo del pantalón. Una risa histérica creció dentro de Aileen. No tenía mucho tamaño el trozo de cristal pero podría servir para algo. Aileen tenía un plan en mente.

La voz de la rubia la asustó o al menos Aileen fingió que lo hizo. Miró de reojo al teléfono móvil de la chica. No estaba nada mal.
--¡Que me deje él a mí, yo no le he agredido físicamente y él a mi si!--Exclamó con fuerza. Sonrió para sus adentros al ver que la rubia hablaba. Vaya... Parecía que le había comido la lengua el gato.

Aileen miró fijamente a los ojos de Mishka. Eran más bonitos de lo que creía. Aquellos ojos demostraban que los ojos marrones no siempre eran feos. --Me gustan tus ojos--Dijo con una sonrisa sincera, esperando a que el chico se acercase a ella. La sonrisa era muy sincera, sus ojos eran muy bonitos y penetrantes, un color muy bonito sí.
Con la esperanza de que Mishka se acercase a ella, Aileen esbozó una sonrisa débil y no tuvo otra cosa que hacer que inclinarse hasta sus labios y besarle, poniéndose de puntillas, Tenía que escapar de cualquier manera. Alomejor al besarle conseguiría ser soltada. Quien sabe...
avatar
Invitado
Invitado
está

Volver arriba Ir abajo

Re: Reencuentro interrumpido [Mishka & Aileen]

Mensaje— por Invitado el Lun Ene 13, 2014 11:54 pm

       
 
~ Reencuentro interrumpido ~
→ Edificio abandonado / Por la tarde / Adeline y Aileen

 


No es que me agradara haberla empujado de aquella manera, pues aunque fuera una vampiresa odiosa, a fin de cuentas la veía como una niña. Y la idea de "a las niñas no se les pega" estaba muy arraigada en mi cabeza, aunque esas niñas tuvieran colmillos y mordieran. Pero esa mentalidad se había ido consumiendo cuando me convertí en licántropo y empecé mi cruzada contra el resto del mundo. No obstante eso no quitó que sintiera un pequeño remordimiento cuando la vampiresa gritó que la soltara.

Miré de soslayo a Adeline que gritaba a Aileen que me dejara en paz. Sabía el esfuerzo que suponía para la chica hacer frente a la vampiresa así que no pude evitar mirarla con agradecimiento. Aunque sólo se trataran de palabras, comprendía la situación en la que se encontraba.
-Me has agredido de otra manera...-mascullé, volviendo a sentir rabia por lo anteriormente vivido. No aparté la mirada de la vampiresa, buscando en sus ojos sus intenciones, para poder anticiparme. Pensé en soltarla pero no sabía cómo reaccionaría. Era más inestable que yo los días antes de la luna llena. Tal vez pudiéramos llegar a un acuerdo, sin sangre de por medio.
"Me gustan tus ojos"
Enarqué una ceja sin saber cómo interpretar ese comentario. ¿Se estaba riendo de mí como había hecho antes con mi nombre?
Abrí la boca para hablar y entonces Aileen hizo algo que no me esperaba para nada y que me reafirmó en la idea de que era un ser completamente impredecible. Me besó. Y había aprovechado el maldito momento en que yo me inclinaba para hablarle.
Mi sorpresa duró unos segundos, luego volví a empujarla para que se apartara de mí y retrocedí como si me hubiera dado un calambrazo. La fulminé con la mirada.
-Te has pasado, vampiresa-dije advirtiéndole con la mirada de que no se moviera de donde estaba. -No tendrías que haber hecho eso.
Por lo visto últimamente estaba de moda besarme en contra de mi voluntad. Como había hecho la estúpida Sybille en la fiesta donde todo se había ido a la mierda (de nuevo). Aquello me hizo pensar en Helena, en el alivio que suponía saber que estaba bien. Aunque aquel alivio hubiera sido efímero, ya que justo después había parecido Aileen para presentarse a su manera particular.

-Mira, ya sé que estás aburrida y te va a costar...sobre todo porque te has encariñado conmigo, parece ser...pero te propongo que dejes que nos vayamos y como se suele decir...nadie saldrá herido. Especialmente porque si vienen los amigos de Adeline tú tienes las de perder. Es un cadáver lo que tienes en el piso de arriba, ¿verdad? Considérate muerta si te cogen -sonreí de manera maligna. No disfrutaba con eso , no era un sádico. Pero era así como demostraba el odio irracional que sentía por la vampiresa, y el odio no tan irracional, el que ella misma había estado cosechando en mí haciendo una detrás de otra.

De cualquier modo, había dado un gran paso reprimiendo mi ira y pasándome al diálogo. Tenía muy presente que Adeline seguía allí, en la puerta, que estaba deseando salir de lo que para ella debía ser una larga pesadilla. Tal vez por eso me hubiera contenido un poco para no montar una batalla campal en la que tal vez se habría visto obligada a intervenir...
     
         
 
avatar
Invitado
Invitado
está

Volver arriba Ir abajo

Adeline se encogía al escuchar a la vampiresa gritar con fuerza que la soltase pues Mishka la tenía presa y arrinconada en una de las columnas del edificio. La nephilim apenas se acercó, se quedó ahí parada observando lo que ocurría pero sosteniendo su teléfono móvil que estaba dispuesta a usar. Aun sentía la angustia en su pecho que la golpeaba con mas fuerza cada vez que los afilados ojos de la vampiresa se dirigían hacia ella, ¿como podía sentirse tan vulnerable ante su presencia?, se había enfrentado haría una semana contra un demonio realmente amenazador que seguramente fuese mas poderoso que Aileen, y con creces, pero aunque sintiese miedo hacia él fue empujada a luchar contra él por su deber, cosa que con la vampiresa se bloqueaba de forma rotunda sin que existiese una posibilidad de que pudiera deshacerse de ese pavor.

Tragó saliva al oir la penosa justificación de la vampiresa. "Si... pero has asesinado y alimentado de un mundano que estaba en el piso de arriba, pensó en sus adentros con algo de lástima, los humanos eran a los que había que proteger a toda costa a pesar de que mucha fe en ellos no tenía.

Entonces la vampiresa cambió de tema y de actitud en un abrir y cerrar de ojos, ahora se limitaba a halagar los ojos del licántropo, unos ojos que Adeline se había fijado con anterioridad y que le habían parecido un oscuro pozo sin fondo siendo fácil perderse en ellos, pero en esa situación no había que pensar en ello y no tenía la menor idea de porqué Aileen los había mencionado hasta que descubrió el motivo en su siguiente movimiento. Lo besó.

Si la nephilim estuviese en su estado tranquilo no dudaría en vocalizar sin emitir ningún sonido un "WTF". Sus ojos se volvieron a abrir de par en par y abrir la boca en un gesto de total desconcierto y de su cuerpo se apoderó una ola de bochorno y vergüenza por sentir ese terror por aquella vampiresa tan solo por serlo.

El licántrolo rápidamente reaccionó empujándola y así liberarla, seguramente el motivo por lo que ella hizo eso. Él parecía estar muy crispado y por sus palabras delataba si estado de enfado hacia ella. Pero Adeline se preguntaba el motivo por el que no se había transformado ya y la hubiera reventado de arriba abajo, Aileen merecía morir de forma cruel por lo que había hecho, y apostaba que el humano de arriba no era el primero que perecía por ella.

- Mátala...- Murmuró pero luego se atrevió a gritar. - ¡mátala!. ¡A matado a un mundano y a saber cuantos mas habrán muerto en sus manos, Mishka!. Voy a llamar ahora mismo. - Dijo la nephilim comenzando a marcar con las manos temblorosas, tendría que inventarse un motivo por el que aun la vampiresa no estaba muerta.



LOGROS:



GOATS TEAM:


My brother:



Regalitos:
" />
avatar
Mensajes : 607

Post de rol : 247

Temas : 3/3


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t4308-ficha-de-adeline-evanshttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t4317-relaciones-adeline-gellerhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t4316-cronologia-adeline-geller
Nefilim cazador/a

Volver arriba Ir abajo

Re: Reencuentro interrumpido [Mishka & Aileen]

Mensaje— por Invitado el Mar Ene 14, 2014 11:13 pm

Era verdad. Mishka tenía razón. Aileen le había agredido de otra manera; psicológicamente. Pero unas palabras de un lobo idiota no tenían importancia alguna o al menos eso se dijo para no enfadar más. El lobo tenía razón y Aileen lo sabía, eso era lo que más le molestaba de todo. Muy en el fondo se quería ir de allí y perder de vista a esos imbéciles.

La cara de el lobo después del beso fue épica. Aileen sonrió con los dientes y no pudo contener una carcajada. Para la pelirroja el beso no había sido nada especial y segura que para el lobo fue asqueroso e inesperado. La sonrisa se fue cuando Mishka empujó a Aileen. Ella recordó otra vez su cara y se tuvo que aguantar las ganas de reírse. Era como cuando Aileen hacía trastadas de pequeña en casa y sus padres se enteraban y le preguntaban sobre ello, Aileen intentaba disimular pero siempre se le escapaba una sonrisa. Con el tiempo y la actuación, aprendió a mentir a sus padres.
El lobo dijo que Aileen se había pasado. "Me habré pasado pero te ha encantado" quiso decir, pero la cara del chico y la de la chica no inspiraba mucha confianza. Mishka estaba furioso, se le notaba y la chica parecía estar muy sorprendida. La pelirroja estaba enfadada porque el lobo se había apartado muy rápido de ella en el beso y no le había dado tiempo a clavarle el trozo de cristal una y otra vez en algún sitio. Sacó el trocito de cristal del bolsillo del pantalón y lo tiró al suelo mientras fruncía los labios.

Escuchó detenidamente las palabras de Mishka y entonces se le ocurrió algo para utilizar a favor suya. Ella no quería morirse, aunque en teoría ya estaba muerta. --Yo...--Dijo interrumpida por las palabras de la rubia. Se puso rígida y miró al suelo. El enfado y la rabia pasó al miedo. ¿Cómo iba a tener miedo de dos tipos así? Aileen estaba muy avergonzada.
--¡No, espera! Yo me tengo que alimentar de algo y ese algo es la sangre. Ninguno de los dos sabéis bien como se siente un vampiro al ver la sangre. Lo siento por todo los mundanos, pero no quiero morir de hambre y no sé de que otra manera conseguir sangre--Dijo con una voz sosegada, casi no era propio en ella. Una voz dulce con la que siempre se dirigía a su hermana pequeña.
--Yo no elegí ser un monstruo y tampoco matar a personas inocentes--Dijo mirando a Mishka, seguro que él lo comprendía.--Tú me entiendes, ¿verdad Mishka? Seguro que en tu forma lobuna has matado a gente--Dijo mirándolo y con una sonrisa para sus adentros. Seguro que había matado a alguien, a parte de los ciervos y animalitos del bosque.
--Yo... Yo solo quería hacer mi carrera de arte dramático como mis padres...--Dijo encongiéndose de hombros y con una sonrisa débil. Ella nunca eligió la vida de un vampiro, al principio de sus días como vampiro, fue difícil aceptar su condición. No podía salir a la luz y tampoco se podía alimentar de cosas normales.
--Anda iros. ¡Ya!--Gritó a los dos, como si les estuviera haciendo un favor. Quería que saliesen de allí cuanto antes y quedarse ella sola a observar el cuerpo del chico que mató antes.
avatar
Invitado
Invitado
está

Volver arriba Ir abajo

Re: Reencuentro interrumpido [Mishka & Aileen]

Mensaje— por Invitado el Miér Ene 15, 2014 1:17 am

       
 
~ Reencuentro interrumpido ~
→ Edificio abandonado / Por la tarde / Adeline y Aileen

 

Sus carcajadas me sacaron de quicio. Había conseguido salirse con la suya, dejarme en ridículo con aquel gesto tan inesperado como fuera de lugar. Yo había actuado tal y como ella había planeado que lo hiciera, dándole un empujón y apartándome. Dejándola libre, a fin de cuentas. Pero decidí no darle más importancia. Al menos esta no me había manipulado para que hiciera cosas indecorosas como había hecho Elizabeth.

Le propuse aquel "trato", por decirlo así. Ella nos dejaba en paz y nosotros a ella. Vive y deja vivir. Pero entonces Adeline comenzó a gritarme que la matara y aquello me dejó completamente paralizado. La miré con los ojos muy abiertos y luego mi mirada se posó en la vampiresa. Era cierto que hasta el momento no había hecho más que fastidiar, tanto que matarla me había parecido una buena opción. Pero de pensarlo a hacerlo...
Lo que estaba claro es que a la hora de la verdad, yo, Mishka Henrik, era incapaz de matar a nadie. Ni siquiera a un ser odioso. O como se suele decir: "perro ladrador, poco mordedor". Chistes fuera.
-P...pero...-empecé a murmura y me di una bofetada mental por mostrarme tan inseguro.
Fue entonces cuando olí, incluso por encima del olor de la colonia, el miedo de la vampiresa. Mis palabras, o las de Adeline, habían surtido efecto en ella. Veía que no tenía opción. Y se puso a hablar apresuradamente. Esta vez no estaba usando el tono de burla, tan desquiciante, que había empleado hasta el momento.
-Espera, ¡no llames!- grité a Adeline.

Sentí rabia cuando dijo que se alimentaba de mundanos pero lo cierto es que nunca me había planteado si podían alimentarse de otra manera. Bueno, estaban las vacas, ¿no? Estaba a punto de increparle aquello pero siguió hablando, y lo que dijo a continuación hizo que se removiera algo dentro de mí.
"Yo no elegí ser un monstruo y tampoco matar a personas inocentes"
Involuntariamente me vi reflejado en aquellas palabras, porque era exactamente como yo me sentía casi siempre. Visto de ese modo, y dejando de lado el odio irracional que sentía hacia su raza...No era ninguna conclusión a la que no hubiera llegado antes, en mi encuentro con Elizabeth. La conclusión de que no éramos tan diferentes.

Sin embargo, cuando Aileen fue un paso más allá, diciendo que en mi forma de lobo seguro que había matado a gente, estreché los ojos y la miré mal. Puede que fuera la intuición, o el sentido común, en cualquier caso sentí como si estuviera intentando manipularme usando las palabras adecuadas. Apreté los puños con fuerza.
Pero detrás de esta ira, y seguramente mucho más visible, estaba la vergüenza. Como siempre que alguien mencionaba aquello me sentí avergonzado por no poder controlarme. El rubor había cubierto mis mejillas y la única manera de acabar con aquel sentimiento odioso fue acercándome a la vampiresa y empujándola de nuevo contra la pared pero esta vez solo con una mano. Alrededor de su cuello.
-A lo mejor es verdad que he matado, pero no hay ni un sólo día en el que no me sienta culpable por eso...¿Tú te sientes culpable?
No llegué a hacerle daño ya que, tan pronto como le dije aquello en un tono de rabia contenida, la solté.

Nos había dado vía libre para que nos fuéramos. Con paso seguro me dirigí hacia donde estaba Adeline, a tan sólo unos metros de la puerta.
-Vamos -murmuré sin atreverme ni siquiera a mirarla a los ojos, consciente de lo que acababa de decir.

A pesar de lo turbado que me encontraba, mis sentidos estaban puestos detrás de mí, atento a los movimientos de Aileen. Abrí la puerta y dejé salir a Adeline primero y entonces eché un último vistazo dentro. Mi mirada se cruzó con la de la vampiresa y sin saber por qué bajé la mirada al suelo y le dije:
-Lárgate de aquí.
Aunque apenas fue un murmullo supe que lo había oído porque los vampiros tenían tan buen oído como los licántropos. O incluso mejor que un licántropo en forma humana.
En resumidas cuentas lo que le estaba diciendo era que se pusiera a salvo, porque no podía asegurarle que no fueran a llegar otros nefilim para matarla. No le debía nada y sin embargo...

En fin, lo que fuera que se me pasó por la cabeza para hacer aquello no llegué a averiguarlo. Ahora tenía otro problema encima que era mi propia supervivencia.
Caminé a la par que Adeline, alejándonos de aquel maldito edificio en ruinas. Me atreví a mirar a Adeline de reojo solo un segundo.
-Estás...¿estás bien? -le pregunté en voz baja.


Off: Adeline, el último párrafo lo he puesto por avanzar, pero si prefieres no moverte entonces obvialo y cuando postees lo edito ;)
     
         
 
avatar
Invitado
Invitado
está

Volver arriba Ir abajo

Re: Reencuentro interrumpido [Mishka & Aileen]

Mensaje— por Adeline Geller el Miér Ene 15, 2014 11:30 pm

Adeline estaba en completa tensión, sentía como de forma involuntaria apretaba los dientes haciendolos rechinar por el roce y como tenía los brazos casi entumecidos al igual que el cuello donde cada vez se le iba acumulando la tensión. Sus ojos abiertos de par en par estaban atentos a la escena que protagonizaban Mishka y Aileen donde ahora había dado comienzo el drama de la vampiresa que de pronto cambió de actitud y comenzó a lamentarse.

Aunque el miedo que podía reflejarse en la reacción y la expresión de la vampiresa fuese verdad, Adeline no la creía, quería que su existencia acabase, había hecho atrocidades en su no-vida y eso había que zanjarlo, no solo porque fuese nephilim sino porque era el modo de pensar de la muchacha. Con lo que no contaba fue con la perturbación del muchacho que parecía que la estaba creyendo pues sus garras aun no se habían clavado en el cuerpo de la vampiresa hasta dejarla inerte.

Ademas de que la petición de Adeline no surtiera efecto, viendo que para colmo él titubeaba le pidió que no llamara, la rubia no sabía como reaccionar, ya había marcado realizándose así, la llamada. Estaba tan sorprendida que ni había colgado, cosa que iba hacer pero... ¿porque?, ¿porque iba hacer caso al licantropo?, un cumulo de indecisiones se introdujeron como un tornado dentro del alma de la chica que no hacía mas que sentirse mas y mas confundida.

- ¿Adeline?, ¿¡estas ahí?!, ¡¿Que ocurre?!.
- ¿Que pasa?.
- Es Adeline, no responde. ¡¿Adeline, estás ahí?!, ¡Responde?!.
- Ese ultimo grito fue el unico que despertó a la nephilim de su estado colgando de pronto y nerviosa el telefono para arrepentirse al instante. Con los pocos nephilims con los que había tenido contacto sabían, y de sobras, que ella nunca solía llamar si no fuese por algo urgente, por eso la ansiedad de ellos al responder al teléfono y su preocupación de que no recibieran ningún tipo de contestación.

Su respiración se congeló cuando un comentario que la muchacha no había tomado en cuenta de Aileen por pensar que fuese una triste justificación, hizo mella en Mishka, tanto que en parte le dio la razón, que él también había matado a gente añadiendo que se sentía arrepentido. Tomó aire apresurada y sorprendida aunque no sabía porqué. Era un licantropo y conocía que en muchos casos en un principio les costaba adaptarse y controlar su bestia interior cometiendo... involuntarios asesinatos, ¿era por eso el motivo por el que la llamó?, ¿para averiguar que Helena estaba bien?... ¿o era todo pura casualidad?.

Mishka no sabría controlarse a sí mismo, pero había controlado la situación y a Aileen por lo que ahora tenían la oportunidad de marcharse, de hecho fue la vampiresa la que lo pidió entre gritos. Adeline dio un pequeño respingo cuando él se acercó a ella para decirle que se marcharan,  buscó con su mirada la de él cosa que no consiguió ya que la evitaba.

Salieron de allí, y aunque hacía mas o menos el mismo frío a causa de las aperturas en las paredes del viejo edificio, notaba como su cuerpo temblaba, ya no por el miedo que había sufrido, sino porque su cuerpo se había cortado totalmente por todo lo acontecido, se abrazaba a sí misma y fijó su mirada ahora en su moto, pensando como iba a conducir en su estado. La voz de Mishka preguntandole si estaba bien la hizo volverse hacia él y mirarle a esos ojos que se dirigían a ella con temor. Él no tenía ni idea de la lucha interna que se estaba cociendo en su interior, él era un peligro para quien se cruzase en su camino cuando era lobo, cosa que había que arreglar de alguna manera, porque de no ser así sería perseguido, de hecho si Adeline no le debiese la vida y no estuviera agradecida por como la había protegido, posiblemente por su deber, más que por sus principios le hubiera dado caza para consultar su destino con el resto, un destino que seguramente no habría sido beneficioso para él.

- No... - dejó salir como si se tratara de un susurro. - no lo estoy, y tú... se que tampoco. - Tragó costosamente saliva, sintiéndose la garganta seca. - Debiste haberla matado... no...No puedes sentir compasión por ella... no parecía arrepentida. - Dijo con voz temblorosa y apretando los puños aunque estuviese de brazos cruzados por el deseo de haber querido haberla visto muerta o al menos matado por ella misma si el miedo no la hubiese paralizado. - No es como tú. Pero debes solucionar eso Mishka... porque puede que yo no te de caza y ahora mucho menos, pero se de otros que si lo harán sin contemplaciones. - confesó bajando la mirada y echándose una mano a la cara pasándosela por toda ella para tratar que el frescor de ellas la hiciera reaccionar mejor y no con esa actitud que tanto odiaba. - Gracias, de no ser por ti esto hubiera acabado de una forma muy distinta, solo te pido un último favor... no hablaremos de esto con nadie, será mejor que nos protejamos mutuamente... - Dijo recuperando poco a poco la compostura por lo que sus ojos lastimeros que momentos antes estaban mirando a los de Miskha, se desviaban sintiendo ahora la ardiente vergüenza sobre ella que  la hacía mirar nerviosa  hacia el edificio, alternándolo con la moto sin atreverse a volverlo a mirar.
Se había dado cuenta de que, ni Mishka era tan cobarde,  ni ella tan valiente.



LOGROS:



GOATS TEAM:


My brother:



Regalitos:
" />
avatar
Mensajes : 607

Post de rol : 247

Temas : 3/3


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t4308-ficha-de-adeline-evanshttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t4317-relaciones-adeline-gellerhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t4316-cronologia-adeline-geller
Nefilim cazador/a

Volver arriba Ir abajo

Re: Reencuentro interrumpido [Mishka & Aileen]

Mensaje— por Invitado el Sáb Ene 18, 2014 12:41 pm

Conforme nuestros pasos nos alejaban del edificio, más irreal se me antojaba todo lo que acababa de ocurrir ahí dentro. Una nefilim que tenía miedo de un subterráneo, una vampiresa bipolar y yo, confesando lo inconfesable.
Mi cabeza bullía de sentimientos que iban alternándose entre la vergüenza, el miedo, el arrepentimiento, esperanza, preocupación...No le deseaba a nadie estar en mi mente en esos momentos. Y sin embargo, Adeline probablemente estuviera mucho peor que yo.

Nos detuvimos al llegar a la moto en la que había venido la nephilim. Respondió a mi pregunta en voz baja y cuando dijo que sabía que yo tampoco estaba bien, simplemente asentí. Tenía la mirada fija en los neumáticos de la moto, por no ser capaz de mirar a los ojos de Adeline. Pero lo hice cuando oí lo que dijo a continuación.
-¡No!-dije negando con la cabeza una y otra vez, casi de manera compulsiva. - Si mato también cuando soy consciente de mis actos, entonces...no me quedarán excusas para no considerarme un asesino.
Tragué saliva y sostuve la mirada de Adeline, aunque mi expresión se había tornado triste, culpable, como siempre que salía a relucir aquel tema. No quería mostrarme débil ante ella. No quería mostrarme débil, en realidad, ante nadie. La debilidad me la guardaba para mí mismo, salvo en situaciones en las que era imposible fingir.
-Lo sé...ya intentaron cazarme una vez. Seguro que mi nombre está por ahí, en alguna lista negra...-intenté sonreír al decir esto, pero no me salió tan creíble como esperaba. Rememorar mi encuentro con la cazadora no era de mi agrado. Entonces había estado cerca de no contarlo.

Me encogí de hombros cuando me dio las gracias, quitándole importancia. Se la debía, ella me había salvado de morir estrangulado por un demonio menor. Y aunque se podría decir que ya estábamos en paz, volvería a protegerla otra vez si estaba en peligro.
-Tienes mi palabra -respondí. Se podría decir que no tenía otra alternativa. Pero aún cuando la nefilim no hubiera descubierto mi secreto, yo le habría guardado el suyo, lo tenía claro.

Dudé un instante. Adeline miraba nerviosa de un lado a otro. Yo fijé la mirada en el suelo y finalmente hablé.
-Aunque tal vez la opinión de un licántropo no te importe mucho...Para mí sigues siendo valiente. Si hubieras sido una cobarde habrías salido corriendo cuando tuviste la oportunidad, pero te quedaste ahí para no dejarme solo e intentar ayudarme.
Le sonreí, con agradecimiento.

Luego, señalé con un gesto de la cabeza hacia su moto.
-¿Puedo llevarte?-pregunté inseguro, aunque convencido de que Adeline no estaba en condiciones de conducir. Como sabía que la chica era orgullosa como yo mismo, pensé a toda prisa y añadí:-Así me ahorras también todo el camino que he hecho a pie... Cuando lleguemos a la ciudad te invito a un café, te tranquilizas y luego vuelves tu sola. Umm..de hecho, tendríamos que haber quedado directamente en la cafetería. Las reuniones clandestinas en edificios abandonados no acaban bien en las películas. He descubierto que en la realidad tampoco.
Me encogí de hombros. Si decía aquellas estupideces era para intentar que Adeline no se mostrara tan tensa.
De pronto me sentía un poco más cercano a ella. A lo mejor tenía algo que ver el que hubiéramos confiado el uno en el otro, aunque nuestros secretos se hubieran revelado en contra de nuestra voluntad.
avatar
Invitado
Invitado
está

Volver arriba Ir abajo

Re: Reencuentro interrumpido [Mishka & Aileen]

Mensaje— por Invitado el Sáb Ene 18, 2014 4:22 pm

Aileen estaba asustada. No podía morir, no de esa manera. Morir a manos de una nefilim era penoso y a manos de un subterráneo aún más. Algo extraño hacía que se le revolviese la tripa y le dieran ganas de vomitar. Nadie está preparado para la muerte. Respiró hondo y se preparó mentalmente para salir corriendo y huir de allí.

Espera, ¡no llames!. Las palabras del lobo le tranquilizaron por completo. Una sensación de paz y de tranquilidad invadió el cuerpo de Aileen. Aún así se tenía que mantener alerta. Por un momento creía que se iba a reunir con sus padres y su hermana en el cielo o más bien en el infierno. Gracias a Dios. Alzó la cabeza y miró al techo. Se suponía que Dios tenía que estar en los cielos. Su familia nunca fue creyente y ella tampoco, pero había oído muchas historias de aquello.

Mishka empujó contra la pared a Aileen con una sola mano, si que era fuerte. --¡Eh!--Chilló mientras apartaba la mano del lobo, esta se encontraba en su cuello.
El chico preguntó que si la pelirroja se sentía culpable por alguno de los que había matado. Tragó saliva y miró al suelo. Luego volvió a mirar a Mishka.  
--Sí, y no sabes cuanto--Contestó esbozando una sonrisa débil. Notaba los ojos húmedos, pero no se podía permitir llorar. --Todos los días me siento culpable de la muerte de tres personas--. Papá, mamá y Sam. --Al levantarme cada noche los recuerdo y no es agradable pensar que están muertos por tu culpa--Dijo recordando a su familia y recordando las pecas y la cara de angelito que tenía su hermana. Quería hablar más y desahogarse, pero no quería contarle nada de su vida a aquellos desconocidos. Las penas se las tendría que guardar para dentro. Sacudió la cabeza y miró fijamente al suelo. ¿Qué podía hacer Aileen? A las personas no se las podía resucitar o tal vez sí. Una vez, la pelirroja habló con un ángel, un chico muy hermoso y le dijo que los ángeles primero tenían que morir y luego bajaban a la tierra para salvar a las personas. A lo mejor Sammy podría ser un ser de luz. Su hermana siempre fue una chica inocente, buena y caritativa. La condición de ser ángel podría resaltarle su belleza y sus pecas. Quien sabe, a lo mejor está en la tierra buscándome. La esperanza es lo último que se pierde.

La chica rubia, de la que nunca supo su nombre Aileen y Mishka, se dirigieron hasta la puerta, pero antes el chico murmuró una cosa que la pelirroja entendió con total claridad.
--Gracias Mishka. Me has salvado la vida--Murmuró con la esperanza de que el chico le oyese. Según Azazel, los hombres lobo tenían muy buen oído. A ver si era verdad.

Los dos salieron del edificio y Aileen se echó al suelo con lágrimas en los ojos. Recordó las palabras del lobo y se dirigió hasta la puerta y la abrió con un suspiro. Por suerte, no era de día y no había sol. Se fue a por su moto para irse a casa de Azazel. Aquel era el único lugar en donde podía estar a salvo. Y tranquila...
avatar
Invitado
Invitado
está

Volver arriba Ir abajo

Re: Reencuentro interrumpido [Mishka & Aileen]

Mensaje— por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
está

Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.