07/08 - Estimados habitantes del submundo. ¡Aquí tenéis las noticias con las actualizaciones/nuevas propuetas/ideas del foro! ¡Pasaos cuanto antes a echar un ojo!


10/06 - Estimados habitantes del submundo. Ahora tenéis una forma de llevar el recuento de las habilidades especiales de vuestras armas. ¡Sólo tenéis que pasaros por este tema para tener al día el tiempo que os queda hasta la próxima recarga! ¡Pasáos cuanto antes!


04/06 - Estimados habitantes del submundo. Como habréis comprobado, la raza de los nefilim vuelve a estar abierta para todo el mundo <3 Y aunque aún no ha habido actualización de noticias... ¡no desesperéis! ¡Que antes de lo que podáis pensar estarán en vuestra bandeja de entrada ardiendo con el fuego celestial!


31/03 - Estimados habitantes del submundo. Como habréis comprobado, la raza nefilim tiene las letras en rojo en el censo del tablón. Eso indica que, hasta nuevo aviso, la raza está temporalmente cerrada por sobrepoblación. Sin embargo, antes de llevaros las manos a la cabeza definitivamente, esperad a tener un nuevo aviso por nuestra parte, pues estamos sopesando algunas cositas. ¡Un saludo! <3


07/03 - ¡¡Queridos habitantes del submundo!! ¡Aquí llegan las últimas noticias del foro! ¡Leedlas atentamente y no perdáis ni un solo detalle!


27/02 - ¡¡Queridos habitantes del submundo!! Queremos anunciaros que la limpieza de este mes de febrero se realizará entre los días 02 y 03 de marzo, para que tengáis tiempo de poneros al día. Así mismo, estimaremos que las noticias del mes saldrán esta misma semana, aunque sabemos que ya vamos con imperdonable retraso. ¡Perdón por las molestias y gracias por vuestra atención!


38 # 40
23
NEFILIMS
5
CONSEJO
11
HUMANOS
9
LICÁNTRO.
9
VAMPIROS
12
BRUJOS
5
HADAS
3
DEMONIOS
1
FANTASMAS

I want the world to stop. [Jackson Evans]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

I want the world to stop. [Jackson Evans]

Mensaje— por Invitado el Mar Mar 04, 2014 11:23 pm



La ciudad de Nueva York seguía siendo un auténtico misterio, en el poco tiempo que llevaba aquí no me había tomado un día o varios para recorrer sus calles, disfrutar de ese encanto que todo el mundo decía que tenía esta ciudad, en la cual, según comentaban, todo parecía más grande. La verdad es que, en contra de lo que me esperaba, Nueva York había conseguido sorprenderme, una parte de mí esperaba que al mudarse de Londres todo fuera de la misma manera, una ciudad igual pero con distinto nombre. Aunque no había sido así ni mucho menos...
En lo que más estaba tardando en acostumbrarme era al clima, ya me había hecho a la idea de las lluvias continuas de Londres, las que incluso me habían llegado a gustar bastante y empezaba a echar de menos.
Mientras caminaba de forma distraída por las calles de la ciudad, mirando sin mucho interés a la gente que pasaba por mi lado o los puestos de venta un repartidor de propagando me dio un folleto publicitario anunciando el acuario más famoso de todos y en el que se indicaban algunos datos interesantes, todos rodeados de fotos de peces exóticos y curiosos. Me quedé un momento mirando aquel papelito antes de decidirme a pasar lo que quedaba de día en un acuarío, lugar donde no había estado hasta entonces.

Me gustaría decir que llegué con total facilidad, que seguir las indicaciones de un pequeño mapa en un folleto no me costó casi dos horas, pero así fue y di gracias de no ir acompañada por nadie que tuviera que presenciar mis "grandes" dotes de orientación. Eran cosas que, si era posible, prefería mantener para mí.
Cuando llegué al acuario pagué la entrada y atravesé sus puertas, rodeada de una gran masa de gente, la mayoría niños y padres que iban a admirar todos aquellos peces. Huyendo de la gente busqué una zona del acuario más tranquila, no me gustaba el ruido que todas aquellas personas hacían y tampoco soportaba los gritos de emoción al ver unos simples peces mover sus aletas, por lo que encontré en una salita, algo apartada, un buen lugar en el que quedarme. Los escaparates de aquella sala no eran tan grandes como los que recorrían los pasillos o había en otras habitaciones, en estos únicamente se podía ver a peces de pequeño tamaño ir de un lado a otro.
Me acerqué a una de las cristaleras y me incliné hacia ella, con mis manos en los bolsillos de mi pantalón, observando con curiosidad los animalitos que iban de un lado a otro, persiguiéndose, bajando, subiendo y incluso acercándose al cristal.


Última edición por Abbie Lynn el Miér Mar 05, 2014 11:29 pm, editado 1 vez
avatar
Invitado
Invitado
está

Volver arriba Ir abajo

Re: I want the world to stop. [Jackson Evans]

Mensaje— por Jackson Evans el Miér Mar 05, 2014 4:25 pm

Fumaba con ansiedad por las calles de Nueva York, atravesaba la carretera rápidamente sin hacer caso de como los conductores enfadados tocaban el claxon por su imprudencia, Jackson les dedicaba un saludo regodeándose provocando que la ira del conductor  aumentara y arrancara el coche para seguir su camino sin antes lanzarle un insulto a través de la ventanilla entreabierta.

Pero eso le daba igual al hombre que continuaba su camino aparentemente sin rumbo, encendiéndose un cigarro y dando una gran calada. ¿Que importancia tenían los insultos si veía cada día que pasaba a la calle algún ser extraño, alado, con ojos completamente negros donde el blanco natural no existiera, o que decir de aquellos que poseen sobre sus cabezas pequeños cuernos, y algunos retorcidos que le causaban escalofríos solo de pensar en ellos, que les causa pesadillas. Era algo que jamas reconocería a nadie estando ebrio, el miedo, toda su vida siendo consciente de ese mundo y no terminaba acostumbrándose, sino que vivía con temor, con resignación, simulando que no existían, intentando vivir una vida normal y plena, pero no lo conseguía. Su vida era un caos. Alcohol, mujeres, diversión, drogas, todo que pudiera distraer una mente atormentada.

Así que ese día se dispuso ir al acuario de Nueva York. Cualquiera que conociera a Jackson preguntarían... ¿es coña, no?, ¡me estás vacilando!. Pues no,no vacilo,  él suele ir a sitios tranquilos para relajarse, como la playa para fijarse tan solo en el oleaje del mar y sentir la brisa marina, o en el lago pero la última vez que lo visitó no fue del todo tranquilo y temía regresar allí. Instintivamente mientras seguía su camino llevó sus manos a los bolsillos de su chaqueta encontrando aliviado el inhalador... aquel que perdió en el accidente. Así que ahora se dispuso a ir a un lugar público y tal vez algo caro pero tenía esperanza que mereciera la pena. Buscaría algún rincón del lugar. Con suerte estaría hoy tranquilo y que no hubiera ninguna excursión del colegio donde los niños no pararan de molestar y realizar preguntas estúpidas como porqué respiraban bajo el agua.
Dio otra profunda calada al cigarro antes de tirarlo al suelo y adentrarse en el acuario tras pagar la entrada. Pensaba quedarse allí dentro hasta la noche cuando tuviera que trabajar en el bar, un trabajo rutinario pero que le daba para seguir pagando el alquiler aunque ya llevaba atrasandolo semanas. Cruzó los amplios pasillos donde estaba rodeado de agua, estar entre ella, solo protegidos por un "tubo" y que nadie temiera porque algún día el cristal se quebrara.

Había algunos niños con sus padres y también parejas, los críos pegaban sus narices en el cristal para observar a los enormes peces que se contoneaban ante ellos como si  se regodearan por su belleza y su capacidad asombrar a los más pequeños a los que supuestamente se creen superiores a ellos. Jackson pasó mirando de reojo hasta que encontró una pequeña sala donde no había más visitantes que una joven, vio su figura quieta, observando los pequeños peces que todo el mundo solía ignorar porque no eran tan majestuosos y poco amenazadores... pero se equivocaban. Infravaloraban la belleza y sobretodo la tranquilidad que proporcionaba sus vaivenes, el brillar de sus pequeñas escamas y al armonía que desprendían con sus pequeñas danzas.

Dio un resoplido algo molesto porque pretendía estar solo pero bueno... al menos era una chica y a medida que se acercaba descubrió que estaba de buen ver, así que... ¿porque iba a molestarle?, a lo mejor le daba un toque de sosiego a la situación. Lo que le extrañó de ella es ver unas extrañas marcas que sobresalían especialmente sobre su pecho, que le iba hacer, sus ojos se habían dirigido a ese lugar en cuanto la vio. No era la primera vez que los veía, no sabía que significaba, tan solo se imaginaba que formaban parte de alguna secta o algo... pero no se llegaba a imaginar que se hacían llamar nefilim.

Se colocó  justo a un metro de ella, la miró de reojo y luego se fijó en los coloridos pececillos, siguiendo su viaje por el agua con su mirada allá donde fueran. Entonces le surgió una duda, la verdad es que no sabía los horarios de ese lugar, era la primera vez que iba y ni siquiera había mirado ni folletos ni horarios, tenía tantas ansias de encontrar la paz que ni prestó atención al tiempo que tendría. Prefería marcharse antes de que viniera algún empleado a echarlo.

- No sabrás por casualidad a que hora cierran esto, ¿no? - Preguntó llevándose las manos al bolsillo de su pantalón sacando la cajetilla de cigarros hasta que cayó en la cuenta que en el interior no podía fumar, volviéndolo a guardar con un resoplido y volviendo su mirada a los peces.



I Hate you, pelusilla ¬¬:
avatar
Mensajes : 578

Reliquias : 318


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t4552-jackson-evanshttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t4556-rs-jackson-evans#36615http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t4570-jackson-evans-cronologia
Mundano/a, con La Visión

Volver arriba Ir abajo

Re: I want the world to stop. [Jackson Evans]

Mensaje— por Invitado el Miér Mar 05, 2014 5:50 pm

Escuché unos pasos acercarse a la sala donde yo estaba y cómo alguien entraba en ella. No me giré para ver quién había entrado, seguí con mi mirada clavada en el cristal, observando aquellos peces que llegaban a hipnotizarte con sus tranquilos y fluidos movimientos. Con disimulo saqué mi mano izquierda de mi bolsillo, acercándola al lugar del cinturón donde reposaba uno de mis cuchillos bajo la ropa. Seguramente la persona que acababa de entrar no era más que un simple turista que había entrado por curiosidad ante lo vacío que estaba aquel rincón. En mi interior deseé que se marchara cuando descubriera los peces "poco extravagantes" que había, pero en contra de mis deseos aquella persona se acercó a mí, preguntándome sobre la hora a la que cerraba el acuario.

Me separé del cristal, dejando una marca de vaho cuando suspiré antes de girarme hacia el hombre que había entrado. Me crucé de brazos, dirigiendo mi mirada al bolsillo, donde volvió a guardar su cajetilla tras hacer el amago de ponerse a fumar. Le miré de arriba abajo antes de caminar hacia un banco que había en mitad de la sala, donde había dejado el folleto que llevaba conmigo y que me dieron en la calle, el que me había atraído a aquel lugar. Estiré el brazo, tendiéndole la información.

- ¿No eres un poco mayorcito para estar tú solo en un acuario? - pregunté levantando una ceja, antes de sentarme en el banco de forma circular en mitad de la salita, quedando frente a él. Estiré los brazos por detrás del cuerpo, apoyándome en ellos y crucé las piernas. Algo de conversación no me vendrá mal, pensé mientras examinaba al sujeto de nuevo, de arriba abajo.
- Las excursiones de niños pequeños están al final del pasillo - bromeé de forma macabra, haciendo un gesto con la cabeza hacia la puerta de salida de la sala. Pensé por un momento en lo extraño que había quedado eso, y en qué pensaría aquel chico de mí, aunque en realidad me dio bastante igual. Mi capacidad para ser sociable no daba para más, y tampoco es que la pusiera mucho en práctica, generalmente disfrutaba más con mi única compañía que con la de otra persona.

- Dicen que uno de los tiburones estrella del acuario ha tenido crías, ¿has venido por eso? - pregunté mientras me levantaba, caminando hacia él - No tienes pinta de amante de la naturaleza. Déjame adivinar... ¿fotógrafo? - murmuré, mientras me acercaba a él - mmmm, ¿profesor? no, no te pega, seguramente acabaría enseñando a los alumnos cómo trucar la máquina expendedora del colegio que enseñarles matemáticas - me acerqué más, quedando frente a él con la punta de nuestros pies rozándose - Bueno, puedes contarme a que te dedicas en un lugar más... privado - dije esa última palabra en un tono de voz algo más bajo, antes de deslizar con rapidez mi mano en su bolsillo del pantalón, sacando la cajetilla y separándome de nuevo de él - Ven, sé dónde está la puerta que da a la escalera de incendios, allí fuera podemos fumar - comento, ya con un tono de voz normal, dejando la especie de "juego" de antes. Hago un gesto con el hombro antes de sacar un cigarrillo de la cajetilla y colocármelo entre los labios, lanzandole de vuelta el objeto y dándome la vuelta, caminando hacia la puerta que le había dicho, pensando en que mi aburrimiento me llevaba a buscar conversación con un desconocido casi de forma desesperada. Tengo que encontrarme un hobbie pronto - pensé mientras abría la puerta de salida de emergencia.
avatar
Invitado
Invitado
está

Volver arriba Ir abajo

Re: I want the world to stop. [Jackson Evans]

Mensaje— por Jackson Evans el Miér Mar 05, 2014 8:46 pm

Por lo que pudo ver, a la chica no le hizo mucha gracia que interrumpiera su momento, se había enfrascado en la visión de los pequeños pececillos y un desconocido había asaltado al sosiego del que disfrutaba. Jackson la miró con gesto tranquilo, seguramente sin inmutarse de esas señales de fastidio pero sí que le extrañó que no le respondiese hasta que tras moverse a uno de los bancos que había en el centro de la sala para tomar un panfleto y se lo diese.

Cogió el panfleto para fijarse de forma automática en los horarios pero no tardó mucho en volverle a dirigir la mirada ante la atrevida pregunta de la rubia. El no pudo hacer mas que esbozar una divertida sonrisa, le había hecho gracia. Tenía una respuesta pero prefirió esperar. La vio sentarse en el banco de tal forma que pareciera una reina sobre su trono, él mantenía la misma sonrisa en sus labios. El siguiente comentario que hizo mencionando que la excursión de los críos estaba al final del pasillo lo hizo mirar hacia allá mientras  se mojaba  el labio inferior antes de responder.

- Podría preguntarte lo mismo, por lo que veo no eres ya una niña para andar por estos lares... - dijo doblando el panfleto y esta vez quedandoselo para él, metiendolo en el bolsillo trasero de su pantalón. Y prefirió no comentar que prefería la soledad antes que seguir a unos molestos niños fliparse por esos animales acuaticos, la actitud de la joven le había llamado la atención, lo había atraido y pensó que no había mejor forma de relajarse que echarse unas risas aunque fuesen internas aunque no tenía mucha fe en reprimirlas en algún momento dado.

Y ahora, para su sorpresa, mientras la rubia se levantaba y se iba acercando a él, trataba de psicoanalizarle y averiguar a que se dedicaba. El la miraba con una sonrisilla lobuna en su boca, notando que su presencia era mas cercana a cada mención de su posible profesión. Bufó un poco al pensar que podría ser un profesor pero la chica tenía buena intuición y descarto tal posibilidad, estaba en lo correcto, seguramente Jackson sería mas bien esa clase de tío que influiría fatal en los niños o en cualquier ser puro.
Iba abrir la boca para soltar un comentario ingenioso pero su voz se interrumpió con la de ella, su mente había desconectado cuando dijo "privado". Su ceja se arqueó y notó como la mano de la desconocida invadía su bolsillo para coger la cajetilla de cigarros. Debía reconocer que aunque no le disgustó en absoluto aquel hecho, le desconcertó bastante y la expresión de su rostro lo delataba pues sus cejas se alzaron con sorpresa.

Lo invitó a salir fuera con ella para fumar, aunque su sugerencia a el le había sonado con intenciones bien distintas pero era Jackson... ¿que iba a pensar él?, pero algo dentro de él descartaba esa posibilidad al olerse de que pie cojeaba la rubia, así que no se ilusionaría tan pronto y le seguiría el juego.

- Tienes buena intuición desde luego, pero la fotografía no es lo mío. Aunque siempre puedo intentarlo contigo, tienes un buen perfil entre otras cosas. - Dijo con una risotada, sin temer por su atrevimiento, al fin y al cabo esa era la clásica actitud de Jackson. Volvió a recuperar la cajetilla que guardó en el bolsillo después de sacar el encendedor.

Seguramente lo que hacían no es que estuviera muy bien visto, usar las escaleras de incendios para fumar, esa puerta que iban atravesar tenía otro objetivo pero ya que mas daba después de haber allanado un centro comercial, ¿verdad?.
Le siguió los pasos, aquellos que resonaban por todo el hueco de la escalera hasta que salieron al exterior donde nadie les impediría fumar o lo que sea.

Jackson caminó hasta que se apoyó en el barandal que estaba justo al lado de donde habían subido. Encendió su cigarrillo y le ofreció el encendedor a la muchacha.

- Soy camarero en un pub de por aquí, ¿y tú a que te dedicas?, podría invitarte a una copa si también añades tu nombre a tu respuesta. - Alzó las cejas y le sonrió con picardía. Y mejor darle solo esa profesión, no era plan de contarle sus tareas extras como camello. - Y porque no... ¿que hacías aqui tan sola?, no me digas que eras tu la que querías ver las crías de esos tiburones?... ummm... todo cobra sentido ahora. - Le devolvió la broma emitiendo una buena risotada.



I Hate you, pelusilla ¬¬:
avatar
Mensajes : 578

Reliquias : 318


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t4552-jackson-evanshttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t4556-rs-jackson-evans#36615http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t4570-jackson-evans-cronologia
Mundano/a, con La Visión

Volver arriba Ir abajo

Re: I want the world to stop. [Jackson Evans]

Mensaje— por Invitado el Miér Mar 05, 2014 11:25 pm

Le lancé una mirada por encima del hombro cuando piropeó mi perfil, aunque no pude evitar una media sonrisa. - Seguro que tú serías de esos fotógrafos que comienzan haciéndote fotos del perfil y acaban pidiéndote que te quites la chaqueta, luego la camiseta, los pantalones... y cuando te quieres dar cuenta estás en su cama, lo tienes entre tus piernas y la cámara está apagada. Sí, definitivamente pareces uno de esos - comento, con un tono de voz algo más alto para que me oiga, mientras camino dándole la espalda. Aquellla conversación, con toques de "flirteo" me sorprendía un poco, normalmente yo no era así, tan "bromista", sguramente si aquel chico me hubiera pillado en un día normal le habría ignorado completamente, o le habría hecho alejarse de mí con un comentario brusco, pero era un día en los que necesitaba desesperadamente la compañía de alguien, aunque no hablara, simplemente sentirme algo menos sola en el mundo.

Cuando salimos a la escalera de incendios el aire de la calle golpeó mi cara de forma brusca, pero me hizo despertar un poco. Me senté en el suelo, con mi espalda apoyada en las barandillas de sujeción y levanté la cabeza hacia el chico, cogiendo el encendedor que me ofrecía y prendiendo el cigarrillo. La primera calda que le di fue profunda y eso me hizo toser. No estaba acostumbrada a fumar, lo había hecho más veces pero no pasaba de los dos o tres cigarrillos cada uno o dos meses, servían para relajarme, pero no era un vicio que me gustaría coger, por lo que no solía hacerlo muy a menudo.
Le escucho mientras me cuenta que es camarero y esbozo una media sonrisa cuando me pide mi nombre después de preguntarme por mi profesión. Vuelvo a dar una larga calada, esta vez sin atragantarme, disfrutando del sabor amargo que deja en mi garganta el cigarrillo, antes de responder.

- No estoy aquí por las crías de los tiburones, ni si quiera estoy segura de que me acaben de gustar los peces... son bonitos pero extraños y viscosos a la vez - comento agitando un poco el cigarrillo entre mis dedos para hacer caer la ceniza - Y no voy a decirte mi nombre, prefiero mantenerlo en secreto. Ya sabes, el misterio es interesante - levanto la cabeza hacia él y sonrío levemente, colocando mi mano para hacer visera y cubrirme del Sol que me da en la cara, calentando mis mejillas. Con un suspiro me levanto del suelo y apoyo mi esplda contra la barandilla, estirando los brazos antes de volver a mirarle.

- Bueno, ¿qué profesión crees que tengo? o puedo no tener ninguna... a lo mejor soy la joven esposa de un viejo ricachón que ha conseguido escapar un rato de sus garras, y solo busca algo de diversión, algo de... carne joven - comento mordiendo ligeramente mi labio inferior, lanzándole una mirada de arriba abajo, aunque no puedo evitar reír y echo la cabeza hacia atrás. - Vale, ahora en serio, te daré alguna pista, pero debes adivinarlo tú y solo tienes tres intentos. Si gano yo me invitas a varios tragos en tu bar y me regalas tu cajetilla de cigarros. Y si ganas tú, no sé - me encojo de hombros con indiferencia - Tú pones el precio. ¿Te parece? - pregunto con una sonrisa divertida - Vale, una pista por cada intento. La primera pista es: voy siempre vestida de negro - le digo, sonriendo, sabiendo que jamás adivinará mi trabajo como nefilim porque simplemente no conocía que existiéramos.
avatar
Invitado
Invitado
está

Volver arriba Ir abajo

Re: I want the world to stop. [Jackson Evans]

Mensaje— por Jackson Evans el Vie Mar 07, 2014 4:13 pm

La sonrisa que Jackson dedicaba a la rubia delataba que sus palabras eran muy ciertas. En el caso de que hubiera sido fotógrafo desde luego que hubiera sido de esos tipos. Aquellos de los que de primeras las mujeres tendían a alejarse o participar solo porque buscaban lo mismo, un simple juego, diversión, un poco de "amor", una bocanada de aire fresco y desconexión total de aquel mundo cruel en el que  estaba envuelto. No hacía daño a nadie, solo disfrutar del momento, por lo que jamás se había sentido culpable por ello.

- Si surgiera... no sería yo quien dijera que no. - Bromeó encogiéndose de hombros  y terminaran en la calle sintiendo por fin el aire fresco, el aire de verdad y no aquello que entraba por los tubos de ventilación pero irónicamente habían subido a intoxicar sus pulmones con el humo del tabaco.

Jackson rodó los ojos manteniendo una sonrisa chulesca cuando escuchó su tos y se mantuvo en pie apoyándose de espaldas junto con sus codos en la baranda, dándole de vez en cuando caladas cortas a su cigarrillo. Prefirió callar y no comentar nada sobre que parecía que la muchacha no solía fumar.

Escuchándola hablar se iba dando cuenta que cada vez la veía mas rara, había acudido al acuario sin estar segura si le gustaban pero ganó puntos a eso de no querer darle su nombre tan fácilmente. Despertó aun mas el interés de Jackson que la miró con fijeza y con una reluciente sonrisa en sus labios, mostrando sus dientes, le siguió con la mirada cuando se levantó y continuó hablando proponiendole un trato aunque para él era mas que eso.

Mantuvo el cigarrillo en sus labios mientras la miraba con descaro de arriba abajo pensando en su posible puesto de trabajo. Si se tratara de una chica que ha cazado un vejestorio millonario era una gran perdida para la humanidad... pues era un total desperdicio pero interiormente descartó esa idea por la forma en la que hablaba la muchacha y estaba seguro que ella no aguantaría a un vejestorio. Pero tampoco le disgustaría la idea si quería desfogarse con carne fresca y de primera calidad, desde luego. Sus ojos azules estaban clavados en los de ella prestándole toda su atención y dando otra calada antes de que el cigarro se  consumiera solo al haberse quedado algo embobado.
Decía que siempre vestía de negro en su trabajo pero... actualmente también, y esas extrañas marcas mantenían el mismo color. La secta, estaba seguro ya que formaba parte de una pero no sabía de que se trataba, si adoraban a un ente demoníaco  o a un tipo  demasiado listo que les sacaba una gran cuota mensual cada mes... pero de todas formas ese era otro tema.

- Trato hecho... trato hecho. - Gran error, se sintió demasiado tentado en  proponerle alguna cita o quien sabe, un beso, ¡por lo menos!. Era paciente pero el pobre ingenuo no era consciente de que jamas de los jamases acertaría cual era la profesión de la chica al tener desconocimiento que a la gente como ella se les llamaban nefilim, aunque ese nombre lo había escuchado ya anteriormente, no sabía absolutamente nada mas.

- Si gano yo puedes premiarme con tu nombre y porque no, con un gesto cariñoso ¿mmm?. -sonrió de medio lado mientras pensaba un poco en la posible profesión de la rubia aunque en realidad si perdía tampoco era tan malo, aunque tuviera que pagar las copas que bebiese se volverían a ver así que... tampoco estaría nada mal el fracaso pero de primeras quería ganar.
- Pues tal vez... por tus pintas no parece que ahora estuvieras en tu puesto de trabajo... pero...¿En algún bar raro?, de estos góticos... donde suelen vestir de negro. - Se atrevió a decir y rápidamente se la imaginó enchaquetada también de autentico negro. - Porque no trabajaras en una funeraria ¿no?... eso debe dar un mal rollo pero no, no me lo tomes en cuenta. No parece que tengas mucho tacto. - se rió con ganas sin desviarle la mirada en ningún momento, se estaba divirtiendo.
- Esa será mi primera respuesta, en un bar de tipos duros. . - dijo expectante dándole una ultima calada a su cigarro que casi se había consumido solo.



I Hate you, pelusilla ¬¬:
avatar
Mensajes : 578

Reliquias : 318


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t4552-jackson-evanshttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t4556-rs-jackson-evans#36615http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t4570-jackson-evans-cronologia
Mundano/a, con La Visión

Volver arriba Ir abajo

Re: I want the world to stop. [Jackson Evans]

Mensaje— por Invitado el Sáb Mar 08, 2014 12:26 pm

Una sonrisa divertida se extendió por mi cara cuando aceptó el trato y se decidió a "jugar". Al parecer aquel humano iba a ser una distracción más divertida de lo que había pensado en un principio y le gustaba la personalidad de él, no mucha gente se habría quedado tan tranquila, siguiendo el juego, sin pensar que estaba loca. La gente normal era aburrida.

No pude evitar reír cuando puso sus condiciones por si él ganaba. Realmente estaba convencido de que iba a hacerlo. Asentí con la cabeza, riendo, haciéndome una idea de qué "gesto cariñoso" era el que tenía en mente, aunque no me importó. Me encogí de hombros, dando a entender que aceptaba el precio.
Me crucé de brazos mientras él intentaba adivinar cuál era mi trabajo, dando unas explicaciones que me impidieron aguantar la risa, sobre todo cuando dijo lo de la funeraria. La verdad es que en aquello tenía razón, yo no tenía mucho tacto para algunas cosas, además imaginarme día tras día consolando a viejas viudas que lloraban y moqueaban sobre mi hombro mientras me contaban lo bueno, generoso y paciente que era su marido, no es que fuera mi trabajo de ensueño. Además, seguramente acabaría gritando a alguna de aquellas viudas. No tenía mucha paciencia con la gente, y mucho menos cuando se ponían a llorar.

Negué con la cabeza, con una pícara sonrisa antes de dar la última calada a mi cigarrillo y lanzarlo por un lado de las escaleras de incendios, dejando que cayera hasta abajo del todo. Estiré los brazos, recogiendo el pelo que caía sobre mis hombros y me lo coloqué todo hacia un lado, sin apartar los ojos de él y sin dejar de sonreír, haciendo algo de tiempo antes de decirle la siguiente pista.

- Tengo curiosidad por una cosa - comento, antes de humedecer un poco mis labios con la punta de mi lengua ya que de sostener el cigarrillo se han quedado algo secos - ¿realmente quieres ganar? ganar te supondría conocer mi nombre y además obtener algo de mí - levanto una ceja, cruzándome de brazos - Pero ambos sabemos que si ganas no volveremos a vernos... ¿soportarás no volver a verme?
- pregunto, con una voz algo dramática, llevándome una mano al pecho, riendo levemente. - Además, yo tengo algo de sed y curiosidad por ver el lugar en el que te mueves, así que también quiero ganar. El juego va a estar interesante - comento.

- Vale, has perdido tu primer intento, te quedan dos. No soy ni camarera ni trabajo para una funeraria, pero te daré un par de pistas en vez de una solo porque me ha hecho gracia tu comentario - me apoyo contra la pared, frente a él, mirándole con diversión - ¿Preparado? utilizo armas en mi trabajo y protejo a personas como tú - hago un gesto con la barbilla, indicando que ahora le tocaba a él - Solo te quedan dos intentos, elige bien tus respuestas. ¿Cuántas ganas tienes de ganar? - pregunto divertida.
avatar
Invitado
Invitado
está

Volver arriba Ir abajo

Re: I want the world to stop. [Jackson Evans]

Mensaje— por Jackson Evans el Sáb Mar 08, 2014 8:22 pm

Él sonreía confiado y a la misma vez bastante satisfecho ya que si la chica no se estuviera divirtiendo no reiría y mucho menos seguiría en su compañía. Sabía que su presencia el era grata al igual que para él y desde luego estaba dispuesto a descubrir algo mas que parte de su misterioso carácter, quería al menos su nombre.

No le pasaba desapercibido ninguno de sus movimientos, todos parecían tan naturales y gráciles que los hacía tremendamente fascinantes como atrayentes, incluso lo más simple del mundo como apartar su caballera a un lado hacía que no pudiese apartar su mirada de ella. El motivo de esa fascinación podría ser que... era una chica... conociendo a Jackson solía resaltar bastante más su picardía y esconder un poco su rudeza.

Ladeó el rostro con una leve sonrisa en sus labios de los que no había desaparecido en ningún momento, la escuchaba interesado, sus ceño se frunció cuando se dedicó a pensar si realmente le interesaba ganar. Ganar... vencer al contrincante, al rival o a un simple juego siempre era bueno. Él era muy competitivo y no era de los que aceptaba muy bien las derrotas pero como había pensado con anterioridad, frente a la misteriosa rubia no le importaba porque en parte también vencería.

Se rió bastante ante sus palabras y movimientos que daba drama a la conversación, los ojos de Jackson se achinaban levemente por la gracia sincera que le hizo la chica, si al final iba a resultar graciosa y todo.
- Oh... vaya, si tienes sentido del humor y todo. - la pinchó un poco. - Lo siento pequeña, pero pienso ganar, quiero mi premio y además... a lo mejor eres tú quien no soporta no volverme a ver, suelo causar ese efecto en las mujeres.- Guiño un ojo con picardía sabiendo que lo que acababa de decir no era del todo verdad. Había chicas que se alegraban todos los días de no cruzarse en su camino después del primer encuentro pero eso no tenía porque contárselo ¿verdad?.- Así que... estoy de acuerdo contigo, el juego va a volverse interesante.

Escuchó que había fallado en su primera respuesta, la de la funeraria se la había perdonado. Genial, no era camarera pero le sorprendió eso de que usaba armas para proteger a los civiles, ¿en serio?. La cara de Jackson había cambiado un poco, tal vez un ápice de temor había en sus ojos. ¿Policía?, ¿en serio?, no podía tener relaciones con ningún defensor de la ley, no con su "otro trabajo" que era de todo menos legal. La miró de arriba abajo, parecía estar en buena forma por lo que no podía descartar esa posibilidad.

- ¿Eres policía?. - parpadeó aun sorprendido de que pudiera ser cierto. En el caso que lo fuese, ¿que haría?, despedirse rápidamente de ella?, no no... eso sería descarado... ¿y arriesgarse?... ¿porque no?, un poco de adrenalina no le vendría mal a su cuerpo el riesgo podía ser bastante interesante.
- Tiene que serlo porque no encuentro otra posibilidad. De negro que usar armas para defender a los ciudadanos. - dijo como si fuese lo mas obvio aunque en parte era "verdad" pero en un mundo muy distinto.- ¿Miembro del SWAT quizás?- sin quererlo, la chica había provocado que Jackson se interesara de verdad a lo que se dedicaba la joven, lo que desconocía es si la chica le delataría con la verdad.



I Hate you, pelusilla ¬¬:
avatar
Mensajes : 578

Reliquias : 318


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t4552-jackson-evanshttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t4556-rs-jackson-evans#36615http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t4570-jackson-evans-cronologia
Mundano/a, con La Visión

Volver arriba Ir abajo

Re: I want the world to stop. [Jackson Evans]

Mensaje— por Invitado el Sáb Mar 08, 2014 9:59 pm

Le saqué la lengua con un gesto infantil, nada propio de mí, cuando se burló de que tenía sentido del humor. Y aquel gesto me sorprendió, al igual que el haberme reído más de dos veces seguidas, yo no era así ni mucho menos, normalmente la gente me producía un instantáneo rechazo, pero aquel chico estaba resultando una distracción más que agradable.
Puse los ojos en blanco, sonriendo ante su comentario sobre su efecto sobre las mujeres. No dudaba de que lo tuviera, pero debía estar muy confiado si pensaba que yo iba a ser como una de sus estúpidas amantes, de esas mujeres que se pasaban el día pegadas al teléfono esperando que el hombre con el que habían pasado la noche las llamara y tener una idílica historia de amor. El amor era para los débiles y aburridos.

Mientras el chico dudaba sobre mi trabajo, proponiendo el de policía, dentro de mí dudé también si darle la victoria. Obviamente no iba a contarle la verdad sobre mi trabajo, por muy bien que me cayera jamás le rebelaría que era una cazadora de sombras, primero de todo porque sería estúpida si lo hiciera, y segundo porque seguramente me tomaría por una desequilibrada mental.
Pongo una pícara sonrisa mientras me despego de la pared, acercándome a él. No, no iba a contarle la verdad, y no contarle la verdad implicaba mentirle, así que ¿por qué no? seguro que una tonta victoria en este juego le hacía enorgullecerse... y la verdad es que no sabía qué contarle si no.
Me acerco, sin apartar mis ojos de los suyos, hasta que me inclino sobre él y acercando mi boca a su oído.

- Abbie - susurro - Me llamo Abbie - me separo de nuevo, aunque antes de alejar mi rostro del suyo acerco mis labios a su mejilla y la beso, muy cerca de la comisura de sus labios y mientras lo hago pienso que es mejor hacerle creer una mentira, hacerle creer que soy policía y no una joven mitad ángel mitad humana que se dedica a cazar subterráneos.

Separo mi cara de la suya, aunque no del todo, dejando nuestros rostros a escasos centímetros y le miro a los ojos mientras una pícara sonrisa se desliza por mis labios, los cuales comienzan a inclinarse hacia los suyos. Y en ese momento alguien abre la puerta detrás de nosotros y yo me aparto de él, girándome y mirando al guarda de seguridad que acaba de aparecer con cara de pocos amigos.

- ¿Se puede saber qué hacéis aquí, no sois mayores para estas tonterías? - yo bajo la mirada, apretando los labios y aguantando la risa mientras camino hacia la puerta para volver a entrar en el acuario - Si queríais algo de intimidad haber buscado un lugar sin cámaras de seguridad que os puedan delatar - comenta el guarda. Yo coloco de nuevo mi pelo con total naturalidad, recogiéndolo en una coleta, mientras le dirijo una mirada divertida el chico.

- Ha sido un placer conocerte, pero creo que debería irme - le digo, ignorando por completo al guarda de seguridad, y estoy a punto de añadir algo como "me he divertido mucho, podríamos repetirlo alguna vez", pero de mis labios no salen más palabras.
avatar
Invitado
Invitado
está

Volver arriba Ir abajo

Re: I want the world to stop. [Jackson Evans]

Mensaje— por Jackson Evans el Dom Mar 09, 2014 12:48 am

La misteriosa chica rubia no le respondió con palabras ante la respuesta de curioso hombre que ahora tenía el sentido del oido y de la vista clavados en ella. Con desconcierto alzó las cejas al notar un acercamiento por parte de ella fuera de lo normal, se tensó un poco y sus ojos le seguían hasta que perdió el contacto con los de ella al haberse colocado justo a su lado para susurrar su nombre. Le encantaba, no especialmente su nombre, sino esa sensación, ese juego de claro coqueteo y que hizo que por fin asomara por los labios de Jackson una amplia sonrisa desapareciendo por fin aquella expresión de desconcierto.

Abbie, así que ese era su nombre por lo que le habían proclamado vencedor. Ya la idea de que fuese policía como que ni le importaba en esos momentos tal vez cuando todo acabara comenzara a preocuparse pero solo un poco ya que aquel riesgo podía compensar con creces. Iba a responderle pero sus labios apenas se dedicaron a vocalizar palabra al sentir los de ella tan cercanos, le dedicó ese "gesto cariñoso" que él también había exigido por su victoria pero este se había dirigido a una zona que él no había querido pero no tenía porque despreciarlo, bien pudo haber sido una mano chocando contra su cara en vez de un beso. Se prometió a si mismo  que para la próxima vez iba a ser mas especifico... en el caso que hubiera una próxima vez.

Jackson fue bastante descarado, la miró fijamente con una sonrisa ladeada, desviando la mirada unos instantes hacia sus labios alternándola con sus ojos. No iba a tentar a la suerte de reclamar lo que él quería, prefería andarse con pies de plomo con Abbie, aunque le costara asimilarlo y admitirlo era mejor así, se disfrutaba mas después, del gran momento.

La entrada del guardia en escena logró que los ojos azules del hombre se despegaran de la chica para mirarle casi asustado, había estado tan embelesado que se asustó con su repentina llegada y su aviso. Rápidamente miró alrededor buscando esas cámaras antes de volverlo a mirar a él.

- Em... de acuerdo, ya lo tendremos en cuenta. - Dijo justo antes de ver como ella se iba marchando. ¿Ya?, ¿se acabó?, aquel encuentro le supo a poco pero no iba a detener su marcha, tendría cosas que hacer pero quería un proximo encuentro.

- Jackson, ese es mi nombre. ¡Ya nos veremos en el  "Please Don't Tell" si quieres alguna copa!. - Alzó un poco mas la voz y un brazo despidiendose de ella al ver que casi cruzaba la puerta devolviendole la misma mirada que ella le dedicó.

Cuando ya se fue dio un resoplido y también se iba dirigiendo a la salida, al final no se había relajado como había esperado pero obtuvo algo mejor.
- Lo tomaremos en cuenta la próxima. - Alzó las cejas hacia el guardia con una sonrisilla en los labios y se marchó también.
Esa noche trabajaría con el humor bastante alzado, esperaba que los clientes de esa noche no fuesen "raritos" y su estado anímico no descendiera.



I Hate you, pelusilla ¬¬:
avatar
Mensajes : 578

Reliquias : 318


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t4552-jackson-evanshttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t4556-rs-jackson-evans#36615http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t4570-jackson-evans-cronologia
Mundano/a, con La Visión

Volver arriba Ir abajo

Re: I want the world to stop. [Jackson Evans]

Mensaje— por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
está

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.