07/08 - Estimados habitantes del submundo. ¡Aquí tenéis las noticias con las actualizaciones/nuevas propuetas/ideas del foro! ¡Pasaos cuanto antes a echar un ojo!


10/06 - Estimados habitantes del submundo. Ahora tenéis una forma de llevar el recuento de las habilidades especiales de vuestras armas. ¡Sólo tenéis que pasaros por este tema para tener al día el tiempo que os queda hasta la próxima recarga! ¡Pasáos cuanto antes!


04/06 - Estimados habitantes del submundo. Como habréis comprobado, la raza de los nefilim vuelve a estar abierta para todo el mundo <3 Y aunque aún no ha habido actualización de noticias... ¡no desesperéis! ¡Que antes de lo que podáis pensar estarán en vuestra bandeja de entrada ardiendo con el fuego celestial!


31/03 - Estimados habitantes del submundo. Como habréis comprobado, la raza nefilim tiene las letras en rojo en el censo del tablón. Eso indica que, hasta nuevo aviso, la raza está temporalmente cerrada por sobrepoblación. Sin embargo, antes de llevaros las manos a la cabeza definitivamente, esperad a tener un nuevo aviso por nuestra parte, pues estamos sopesando algunas cositas. ¡Un saludo! <3


07/03 - ¡¡Queridos habitantes del submundo!! ¡Aquí llegan las últimas noticias del foro! ¡Leedlas atentamente y no perdáis ni un solo detalle!


27/02 - ¡¡Queridos habitantes del submundo!! Queremos anunciaros que la limpieza de este mes de febrero se realizará entre los días 02 y 03 de marzo, para que tengáis tiempo de poneros al día. Así mismo, estimaremos que las noticias del mes saldrán esta misma semana, aunque sabemos que ya vamos con imperdonable retraso. ¡Perdón por las molestias y gracias por vuestra atención!


07/01 - ¡¡Queridos habitantes del submundo!! Queremos anunciaros que hemos recuperado el dominio del foro satisfactoriamente, de modo que podéis volver a utilizar la dirección anterior, www.cazadoresdesombras-rpg.com, sin ningún problema. Por otro lado, hoy se han realizado las limpiezas del foro. ¡Sigamos trabajando y pasándolo bien como hasta ahora, y perdón de nuevo por las molestias!


02/01 - ¡¡Feliz año nuevo a todo el mundo!! Con motivo de la llegada del ansiado 2017, hemos decidido daros un pequeño regalito. Si miráis en vuestra reserva de reliquias... ¡veréis que han aumentado considerablemente! Es un premio a todos los usuarios que se registraron antes del 01 del 01 por vuestro apoyo ^^Recordaros, además, que las limpiezas se realizarán al final de esta semana. ¡Apurad los últimos post para no perder vuestro color!


38 # 50
26
NEFILIMS
6
CONSEJO
13
HUMANOS
11
LICÁNTRO.
8
VAMPIROS
13
BRUJOS
5
HADAS
5
DEMONIOS
1
FANTASMAS

Lugar equivocado, momento equivocado // Jackson Evans

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Lugar equivocado, momento equivocado // Jackson Evans

Mensaje— por Invitado el Miér Abr 16, 2014 1:35 am


Lugar equivocado, momento equivocado
→ Sabado→ 19:45 → Subterraneos → Templado  



No era la primera, y estaba seguro de que tampoco seria la ultima vez que había oído hablar de los magníficos subterráneos de aquella ciudad. Y ya no solo por la estupenda arquitectura que supuesta mente tenían, si no también por las cosas que podías encontrar y esconder.
Habían llegado a mis oídos que secretos un tanto escabrosos se solían esconder en lugares como aquellos , aunque claro...hasta que no lo viese con mis propios ojos no tenía intenciones de fiarme o dejarme engañar con tanta facilidad. Ya que por otro lado había oído que los subterráneos eran el lugar favorito de escritores, fotógrafos y pintores...y para ser sinceros no sabía que información era la correcta y si lo eran amabas debía de admitir que había una "fauna" muy diversa en un lugar tan recóndito como aquel.

Decidí que la mejor hora para ir seria por la tarde, a una hora mas o menos intermedia donde podría encontrar todo tipo de personas. Tal vez mas del segundo tipo, pues las del primero seguramente llegarían a horas mas...¿indecentes?. El caso es que tampoco me apetecía llamar en exceso la atención, así que las ocho de la tarde era una buena hora para "cotillear" aquel sitio sin ser demasiado sospechoso. Al fin y al cabo como dueño de una tienda de antigüedades el arte antiguo me llamaba la atención ¿verdad? ¿y que había mas antiguo que los arcos y estructuras de aquel lugar? o al menos las que decían que habían.

Cerré la tienda temprano y vestido con mi apariencia humana, traje chaqueta y bastón fui directo a aquel lugar, comprobando que , al menos , era ciento eso de que los fotógrafos se sentían atraídos por dicho lugar. Pues no tardé mas de cinco minutos en dar con un joven que transportaba una polaroid de las antiguas sacando fotos instantáneas de algunos de los arcos que había en dicho lugar.
Por otra parte también había algún que otro turista, atraído seguramente al igual que yo por la curiosidad del lugar, lo cual me daba un camuflaje bastante bueno para indagar mas allá de lo que veían los ojos humanos.

Camine y esquivé a un par de personas, y después de quince minutos o media hora acabé un poco aburrido de recorrer dicho lugar. Si bien era cierto que la estructura era hermosa y bien diseñada, no había nada de verdadero interés para mi. Todo era bastante normal y hasta cierto punto aburrido...aunque también era cierto que era bastante temprano como para opinar de lleno sobre los subterráneos, así que dándole una segunda oportunidad camine a un poco mas de profundidad alejándome de todo posible turista, fotógrafo o curioso. Con la esperanza de encontrar algo mas interesante, algo mucho mas tentador, algo por lo que si hubiese merecido la pena bajar allí abajo.
avatar
Invitado
Invitado
está

Volver arriba Ir abajo


NADA SALE COMO LO PLANEAS . . .
→ Sábado → 19:55 → Subterráneos → templado  


Se sentía eufórico, se encontraba en una situación en la que la parte de su celebro racional se desactivó por completo mientras la creativa comenzó a expandirse como la peste por toda su cabeza haciéndole imaginar echos futuros que esa noche... no sucederían. ¿Y porqué de aquello?, pues porque en esos precisos momentos estaba conduciendo su Harley... que tampoco lo era... y de paquete llevaba a una morenaza que quitaría el hipo a cualquiera. Pelo ondulado, ojos... no lo sabía, ¡pero tenía unos pechos enormes!, ¡y que curvas!. Y eso si que era real y no producto de su imaginación, solo que no acabaría con ella en su cama como creía.

Su temperatura corporal iba en aumento a medida que sentía como las manos de la muchacha se colaban por debajo de su camiseta mientras éste conducía y le comenzaba a acariciar todo el torso, incluso haciendo algo de presión con sus  finas uñas que lejos de hacerle daño le excitaba cada vez más, tanto que sin quererlo aumentaba cada vez más la velocidad dirigiéndose hacia uno de los túneles mas largos de la ciudad.

- Aquí, para... aquí... seamos traviesos... - Le susurró al oído con una melosa voz y acabando con  un pequeño mordisco en el lóbulo de la oreja que lo volvió débil de voluntad comenzando a aminorar la marcha hasta que fue aparcando a un lado, asegurándose que estaba algo alejados del gentío que solía formarse mas adelante por arte callejero que él no entendía o de no se que de la construcción del túnel, je... era un puto agujero bajo tierra, nunca entendió que era lo que veían pero eso ahora mismo no importaba, tenía frente a él a una hermosa mujer que lo empujaba y lo hacía chocar contra un rincón del lugar, arrinconado mientras de una forma veloz y apasionada lo besaba mientras seguía recorriendo su cuerpo con sus manos.

- Perfecto... un nuevo lugar que añadir a mi lista. - Dijo con una sonrisa triunfadora y pícara sintiendo como la mujer besaba ahora su cuello, entonces sus manos decidieron sobarla un poco comenzando con ese firme trasero.
- Un nuevo iluso que añadir a mi lista~~. - Su voz ya no le sonaba tan dulce como hacía unos segundos.
- ¿Que?

Fue lo único que pudo vocalizar cuando notó como algo se enterraba con fuerza sobre su cuello que lo hizo gritar, un grito que fue aplacado a medias por la mano de la mujer, ¿pero que mujer?, ¡resultaba ser una puta vampiresa!. En esos momentos fue cuando se arrepintió de pensar con el pequeño teniente que con la razón, a sabiendas que vivía en un mundo repleto de esos seres y que no todos podía identificar como querría. Jackson luchó por evadirse de ella, zarandeando su cuerpo, tratando de forcejear pero era inútil pues la fuerza de la subterránea era superior hasta que algo la distrajo unos instantes, algo que habría oído que para oídos humanos era imposible. Los ojos de Jackson estaban abiertos de par en par, asustados, clavados en el rostro de la vampiresa cuyo labios aun estaban manchados de su propia sangre. Pero lo que le llamó la atención fue la cara de horror que puso y se marchó de allí a gran velocidad, dejándolo ahí.

No tenía idea de lo que la había espantado pero él se sentía aliviado, iba a vivir un día mas. Se llevó una mano al cuello con gesto dolorido caminando hacia su moto cuando después de haber salido de esa esquina pudo ver a un hombre de mediana edad caminando hacia su dirección, había algo raro en él pero en esos momentos no le dio mayor importancia después de lo que le acababa de ocurrir.

- Eh!, ¿ha visto eso?!.- Dijo acercándose al hombre con esperanza de que hubiera visto a la vampiresa salir corriendo a una velocidad inhumana. - ¡Putos perturbados del demonio!. - Dijo ofuscado y muy enfadado, por la situación pero en especial consigo mismo. Se estaba dando cuenta que no podía ignorar su condición...





I Hate you, pelusilla ¬¬:
avatar
Mensajes : 576

Reliquias : 316


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t4552-jackson-evanshttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t4556-rs-jackson-evans#36615http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t4570-jackson-evans-cronologia
Mundano/a, con La Visión

Volver arriba Ir abajo

Re: Lugar equivocado, momento equivocado // Jackson Evans

Mensaje— por Invitado el Miér Abr 16, 2014 1:01 pm


Lugar equivocado, momento equivocado
→ Sabado→ 20:02 → Subterraneos → Templado  



Y hubiese desistido de no ser porque sintió la presencia de un subterráneo merodeando por allí. Algo que tampoco era digno de celebración, ya que la ciudad estaba plagada de todo tipo de seres y los subterráneos abundaban casi mas que los propios humanos (al menos sumando todas las razas que mal convivían en Nueva York), aun así el demonio decidió seguir caminando en la dirección en la cual suponía que se encontraría dicho ser. ¿Con que intención? ninguna en especial pero se estaba aburriendo , ligeramente, de que aquel lugar fuese , casi, el mas tranquilo de la ciudad ¿irónico verdad?, eso mismo pensaba el.

Según se fue acercado pudo escuchar un ruido, para ser mas exactos un grito o alarido, proveniente del acompañante de lo que parecía ser una vampiresa.
Rodo ligeramente los ojos al ver que lo único que había encontrado era a una vampira y su cena. No pudo evitar sentirse un poco decepcionado...pero así eran las cosas. Aquel lugar no tenía nada fuera de lo común, al menos por ahora.

Dietrich siguió caminado hacia ambos individuos, aunque solo fuese por el hecho de incordiar un poco a la subterránea, no es que fuese algo personal, simplemente estaba aburrido y algo irritado por el hecho de estar perdiendo su preciado tiempo en aquella cloaca bien diseñada.

La muchacha, al sentir la presencia del demonio alzo la cabeza y cuando esta le miró de lleno a los ojos, el demonio no pudo evitar dibujar una ligera sonrisa de soslayo. En muchas ocasiones no le hacia falta mostrar su verdadera naturaleza para intimidar a algún que otro ser, sobre todo cuando ya se había topados con ellos en alguna ocasión...y deba la casualidad de que Dietrich conocía a aquella joven en concreto. Y al igual que muchos otros, habían tenido trato con el.
No izo falta mucho mas para ver como su gesto desafiante cambiaba a uno de profundo horror, algo que divirtió aun mas al sujeto en cuestión. Le encantaba regodearse del miedo que evocaba en algunos seres y por alguna extraña razón el verla huir le subió un poco el animo.

La cara del humano era todo un poema, ya que parecía completamente confundido uno precisamente por la presencia de la joven o por las marcar de su cuello, lo cual le dio a entender al demonio que aquel chico ya había tenido alguna que otra experiencia con el entorno "sobrenatural" de la ciudad. Y al igual que casi todos los humanos eran...débiles cuando una mujer hermosa se les ponía delante...

A los pocos segundos cuando el chico pretendió huir por donde había venido se topo con el causante de que aun siguiese con vida.

-¿Ver el que?- pregunto mientras dibuja una expresión de sorpresa en el rostro. - ¿la muchacha que acaba de salir corriendo? si, la he visto- se fijo un poco en la herida que tenia en el cuello el humano y entrecerró ligeramente los ojos -¿esta bien? casi da la impresión de que alguien le ha hincado el diente.-no pudo evitar decir y aunque intentó mantener la seriedad no pudo evitar dibujar una media sonrisa en el rostro. Dietrich camino un poco mas hacia el haciendo uso de su bastón y apoyando parte de su peso sobre el mismo- ven conmigo, será mejor que te curemos esa herida

Sin duda aquello iba a ser lo mas interesante de la noche, por norma general el demonio no solía ser tan amable con los seres de aquella ciudad y cuando lo era siempre pedía alguna cosa a cambio, pero en aquel momento no tenía cabida hacerlo y nunca estaba de mas conocer caras nuevas.
avatar
Invitado
Invitado
está

Volver arriba Ir abajo


NADA SALE COMO LO PLANEAS . . .
→ Sábado → 20:07 → Subterráneos → templado  


El hombre jadeante y sin haber pensado con la cordura suficiente, se había acercado a aquel de mediana edad que caminaba ayudándose de un bastón para no decirle otra cosa que "¿has visto eso?", dando por sentado que se había dado cuenta de la existencia de la vampiresa. La cara del hombre reflejaba una confusión que fue seguida por unas palabras de la misma índole que demostraban que no tenía idea de a lo que se refería Jackson. Eso lo frustraba cantidad, acababa de cometer un error por culpa de su desesperación, de aquel miedo repentino que se había apoderado de su razón... ahora lo tomaría por loco o que se había metido alguna sustancia ilegal.
Lo que le extrañó de su reacción fue que bromeara respecto la mordida que tenía en el cuello, ese comentario lo había vuelto un poco loco pues lo dijo de forma tan natural que no pareciera raro, porque para que mentirnos... ¿cual normal era tener dos pequeños orificios en el cuello?. En fin, prefirió no pensar en ello porque se estaba dando cuenta que comenzaba a emparanoyarse y también meter a ese pobre cojo en el mismo hoyo.

- Si... esa muchacha, em... creo que no le ha gustado el plan que le propuse. - Se excusó de mala manera para salir del paso y tratar de arreglar el estropicio que cometió su desesperación.

El hombre del bastón le ofreció ayuda para curarse esa herida incitándole a seguirlo, Jackson dudó pero echándole una rápida mirada de arriba abajo pensó que no podría ser una amenaza aquel que necesitaba de un palo para caminar y la idea de ir a un hospital con eso la descartó totalmente porque parecería una broma de mal gusto.

- ¿Y con que vas a ayudarme?, ¿tienes un botiquín por ahí guardado?. - le siguió los pasos con lentitud para no adelantarse pero tampoco para quedarse atrás.

Durante el trayecto Jackson lo miró de reojo le sorprendía que no le pareciera rara la situación y mucho menos la herida que tenía, se lo tomaba con tanta normalidad que al joven le empezaba a inquietar.
- Je... desde luego que pareces un hombre bastante experimentado como para tomarte el asunto con normalidad. - comentó tratando de obtener algo de mas información aunque no era demasiado sutil.

Y hablando de sutilezas, cuando Jackson dirigió la mirada hacia una de las paredes del túnel en el que un grafitero estaba haciendo una particular firma se fijó que a su lado se encontraba una hada, pues sus alas oscuras la delataron. Estaba cubierta por el glamour por lo que el pobre artista ignoraba su presencia. La subterránea tomó uno de los sprays para asustar al chico escribiendo "morirás" en la pared.
Jackson apartó la mirada para seguir a lo suyo, no quiso saber si esa hada iba a cometer alguna atrocidad a ese humano como hizo la ultima que vio cuando estaba acompañado por Abbie. Jamás olvidaría como aquel ser había hecho lo que sea que hiciera para que  el muchacho casi se arrancara los ojos de cuajo al intentar rascarse.
Tragó saliva y trató de volver al presente para prestar atención solo y únicamente al hombre que le prestaría ayuda.

- Gracias por echarme un cable, no es muy común encontrar esta clase de amabilidad. y menos de un desconocido.- Dijo volviéndolo a mirar de soslayo. No es que desconfiara de él abiertamente solo que... había aprendido hacerlo con todo el mundo aunque con las chicas por lo que se puede apreciar le costaba un poco mas.



I Hate you, pelusilla ¬¬:
avatar
Mensajes : 576

Reliquias : 316


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t4552-jackson-evanshttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t4556-rs-jackson-evans#36615http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t4570-jackson-evans-cronologia
Mundano/a, con La Visión

Volver arriba Ir abajo

Re: Lugar equivocado, momento equivocado // Jackson Evans

Mensaje— por Invitado el Dom Abr 20, 2014 3:22 pm


Lugar equivocado, momento equivocado
→ Sabado→ 20:15 → Subterraneos → Templado  



Por unas razones o por otras, al final el joven humano decidió seguirlo, al fin y al cabo ¿que mal le podría causar un hombre que necesita un bastón para andar?. Lo que el chico no sabía, es que aquel hombre no era del todo lo que aparentaba ser y aquel "disfraz" le había proporcionado , en muchas ocasiones, una ventaja bastante grande en el mundo de los humanos. Sobre todo para pasar desapercibido y a veces para encontrar información que un subterráneo no podría obtener.

-Las mujeres son complicadas- añadió al comentario que había hecho el chico con una leve sonrisa, casi invisible con la poca luz que había en aquel lugar.-aunque, que no le gustase su plan, no quiere decir que le deje una herida como esa. Aunque prefiero no meterme en asuntos ajenos, la verdad-reconoció. Al fin y al cabo sabía de sobra cuales eran los planes de la vampira para con aquel humano.-simplemente me voy a limitar a ayudarte con la herida.

Andaba con cierta dificultad por algunas zonas del subterráneo, ya que no todo el camino eran tan liso como cabía esperar.

-Mi tienda no se encuentra muy lejos de aquí y allí si tengo un pequeño botiquín para las cosas que puedan pasar. Ya sean pequeños cortes o heridas en general. Nunca se sabe lo que le puede pasar a un cliente despistado o a mi mismo a la hora de restaurar algunos objetos- de hecho el demonio en mas de una ocasión había sufrido alguna quemadura por usar ácidos para limpiar los objetos metálicos. Aunque por suerte para el se podía curar con rapidez.-y en cuanto a heridas-volvió a sonreír-si mas o menos tengo algo de experiencia-no revelaría el porque de esa experiencia, al menos no hasta que no conociese un poco mejor al humano. Si algo no le gustaba a Dietrich era exponer todas sus cartas antes de tiempo.

Caminando por uno de los túneles, ya llegando a la salida de los mismos, una escena curiosa se volvió a presentar ante sus ojos. Un Hada y un Humano haciendo pintadas en la pared y como siempre las hadas con su peculiar sentido del humor.
Apartó la mirada como si solo hubiese visto a dos Mundanos haciendo una pequeña gamberrada y siguió hacia delante.
Si bien era cierto que Dietrich no tenía una relación demasiado buena con las hadas, debido a su forma tan...peculiar de ser.


-No es necesario que me des las gracias-comentó una vez estuvieron fuera del túnel. Se paró unos segundos dándose cuenta de un pequeño detalle y se giró hacia el joven con una sonrisa dibujada en el rostro.-a todo esto, con las prisas no me he presentado-extendió la mano en señal de saludo-me llamo Adalbert Steinner.

No es que ese dato fuese a hacer todo mas "familiar" o cercano, pero sabía que el dar un nombre con el cual se pudiese referir a alguien, siempre era mas sencillo y daba algo mas de confianza a los demás.

-Mi tienda se encuentra a unos minutos de aquí. Allí encontraremos todo lo que necesitamos para curar tu herida.

avatar
Invitado
Invitado
está

Volver arriba Ir abajo


NADA SALE COMO LO PLANEAS . . .
→ Sábado → 20:23 → Subterráneos → templado  


Pues como si todo volviera a la normalidad, Jackson siguió los pasos de aquel desconocido hombre con el que se sentía más seguro, básicamente porque parecía alguien normal y sin saber muy bien porqué le transmitía cierta tranquilidad pero a la vez intriga y... no supo que cosa más, pero era extraño. Su ansiedad fue disminuyendo gradualmente y para colaborar en ello metió la mano dentro del bolsillo de su chaqueta sacando de ahí el paquete de tabaco, en su interior también se encontraba el encendedor por lo que no tardó nada en dar su primera calada.

- Espero que no te moleste mucho que fume. - Dijo suprimiendo lo que ya se sabía, que lo necesitaba en esos instantes como el comer o el beber, como el respirar. - No debería hacerlo pero ya sabes... Todos tenemos algún que otro vicio, ¿verdad?. - Le dirigió una mirada tratando de encontrar complicidad ante sus palabras pero si no lo encontraba tampoco importaba.

- Y oye, no te creas que las mujeres son tan complicadas, ¿eh?. Solo hay que saber jugar a la psicología inversa, y ya las tienes en la palma de tu mano. - Se rió un poco, de forma natural demostró la pizca de machismo que que no tenía, pero estaba nervioso y ahora tenía que dar la imagen del hombre que "controlaba".

A medida que caminaban y veían el final del tunel, Jackson miraba de vez en cuando el bastón, la pierna con la que cojeaba y luego fue subiendo su mirada nuevamente hacia el rostro del tipo sin mostrar mucho disimulo, dejando que el humo entrara en el interior de los pulmones y saliese por su nariz.

- Así que una tienda... No debe ser muy emocionante trabajar allí, suena demasiado tranquilo. - comentó queriendo aparentar no querer estar en el lugar de su acompañante, pero la realidad era bien distinta. En realidad más quisiera estarlo, vivir una vida tranquila encargándose de una tienda con los clientes justos para seguir adelante y sobretodo sin tener la maldición que tenía encima en la que cada día podía ser un caos. - ¿O no?. - hizo un pequeño gesto con la mano señalando su pierna. - A lo mejor me equivoco, pero dudo que lo que te ocurriera en esa pierna ocurriera en tu puesto de trabajo. - separó el filtro del cigarrillo de sus labios para en esta ocasión soltar el humo por su boca, ladeando el rostro a un lado para no molestar al hombre que al fin de cuentas iba a ayudarle.

Cuando salieron del túnel se detuvo en seco cuando él lo hizo para volverse hacia él, no tuvo tiempo de poner cara de confusión cuando comprendió que no se habían presentado. Jackson alzó las cejas ante tal despiste, se notaba que eso lo hacía de primeras con las chicas, o al menos casi siempre porque en muchas ocasiones le gustaba mantenerse misterioso, ¡a ellas les encanta!.

- Ah, cierto, cierto. - Con su mano libre estrechó con firmeza la mano del llamado Adalbert. - Mucho gusto Adalbert, porque puedo llamarte por tu nombre de pila, ¿verdad?. - dijo de forma desenfadada. - Yo soy Jackson Evans. - Asintió con la cabeza con la misma firmeza que con la que le había dado el apretón de manos y le siguió los pasos (cosa que no le costaría nada de trabajo debido a su cojera) en dirección a la tienda, a la cual no tardaron más que unos minutos. Se apresuró en acabarse el cigarro al ver su fachada muy antigua pero a no desagradaba a la vista y parecía bien cuidada.
Jackson se aproximó a la puerta junto a Adalbert pero se desplazó un poco a un lado para ojear a través del escaparate pero en cuanto escuchó el sonido del cerrojo abrirse volvió a su lado para adentrarse dentro del local cuando éste le diese acceso con algún gesto.

Una vez allí dentro, no quiso hacer caso a la extraña sensación de que nada era lo que parecía porque pensaba que se estaba volviendo un paranoico con el paso de los años al cargar con "la visión", aun así, una parte de él no se fiaba mucho pero por el momento no estaba demostrandoselo al propio Adalbert ya que actuaba con normalidad, con su descaro de siempre pero sin darle la espalda en ningún momento.

- Hey... pues no está nada mal. - Dijo dando un rápido vistazo a su alrededor antes de cruzar su mirada con la suya.




I Hate you, pelusilla ¬¬:
avatar
Mensajes : 576

Reliquias : 316


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t4552-jackson-evanshttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t4556-rs-jackson-evans#36615http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t4570-jackson-evans-cronologia
Mundano/a, con La Visión

Volver arriba Ir abajo

Re: Lugar equivocado, momento equivocado // Jackson Evans

Mensaje— por Invitado el Mar Abr 22, 2014 6:16 pm


Lugar equivocado, momento equivocado
→ Sabado→ 20:35 → Subterraneos → Templado  



Muchas veces un acto aparentemente desinteresado, hacía que las personas confiasen en ti y mas o menos eso es lo que estaba haciendo aquel demonio con el humano. Ya que muy pocas veces hacía cosas por el estilo sabiendo que, tal vez, no ganaría nada a cambio. Pero también era cierto que la noche había sido mucho menos fructífera de lo que hubiese deseado y aquel joven era lo único interesante que había encontrado en aquel subterráneo del mal a muerte. Y nunca se sabía cuando podría hacer falta tener a alguien de "confianza". En aquella ciudad Dietrich había tratado con pocos humanos fuera de su negocio y nunca había entablado una conversación de mas de media hora con uno a no ser que fuese relativo a un objeto que estaba apunto de vender.

-Descuida-comentó cuando Jack se encendió el cigarro y le preguntó si le molestaba- estamos en plena calle y ademas el humo no me da de forma directa, así que-sonrió.- aunque espero que te lo hayas acabado antes de llegar a mi puesto de trabajo, allí tengo objetos que son algo inflamables y no me gustaría tener perdidas. Pero si, lo entiendo, como bien dices todos tenemos algún vicio-volvió a reír. Aunque en realidad no es que se pudiesen enumerar los vicios que tenía aquel demonio, de hecho había tan pocos que serian fácil contarlos con la palma de una mano y aun así sobrarían casi cinco dedos.

Al tema de las mujeres se limito a sonreír sin decir nada al respecto. Las pocas experiencias que había tenido con ellas habían sido...bueno, algo parecido a una tragedia ya que siempre había pasado alguna cosa que había hecho que terminase de la peor manera posible. Aunque también era cierto que nunca había sentido nada real por nadie, salvo una vez y era algo que ya no importaba demasiado.

-Realmente las tiendas de antigüedades no es que sean emocionantes, pero los objetos que suelen haber en ellas cuentan muchas historias que pueden llegar a ser de verdadero interés. Ahora es verdad que no suele haber mucha acción-admitió con una una sonrisa mientras caminaba a paso ligero aun teniendo la molestia del bastón.-y lo de la pierna...-comentó al ver como Jack hacia referencia a su bastón con una simple mirada y un gesto-es una larga historia que pasó hace mucho tiempo. Digamos que una herida mal curada-para ser exactos esa historia tenía aproximadamente unos 700 años, tal vez mas cuando Dietrich aun era humano y tenía que ver con una batalla que se libro sobre esa época una "tara" que le había quedado cuando adoptaba aquella forma humana, mas débil que su estado real.

-Como te sea mas cómodo, por norma general la gente me llama mas por el apellido que por el nombre. Tal vez porque les es mas sencillo de pronunciar.-estaban llegando ya a la tienda y Dietrich sacó las llaves de uno de los bolsillos de su chaqueta y buscando la llave exacta se acerco a la puerta para abrirla y dejar paso al joven humano.-y no, no esta tan mal, de hecho es uno de los lugares donde suelo pasar mas tiempo, ya sea trabajando o arreglando algún que otro objeto cuando lo puedo arreglar yo mismo.-caminó hacia el interior de la tienda hasta llegar a un cuadro de luces, encendiendo solo los focos centrales para dar la luz justa y dejar ver que la tienda no estaba abierta al publico en aquel preciso momento.

-Ven por aquí, en mi despacho tengo un pequeño botiquín con lo que podre curarte esa herida que tienes en el cuello- camino con paso algo mas lento hacia la trastienda donde se encontraba dicho despacho.

El sitio en si estaba un poco mas desorganizado que la tienda en si, había figuras, relojes y antiguallas medio desmontadas sobre una mesa y en las estanterías había varios objetos que aun estaban por clasificar.

-Toma asiento-Dietrich fue hacía una parte de la tienda y de las puertas de un mueble de aspecto antiguo sacó un botiquín normal y corriente.-veamos que podemos hacer con eso-dijo señalando ligeramente el cuello ensangrentado del Jack.
avatar
Invitado
Invitado
está

Volver arriba Ir abajo


NADA SALE COMO LO PLANEAS . . .
→ Sábado → 20:40 → Subterráneos → templado  



Fumaba con tranquilidad asintiendo a las palabras de Adal aunque se fumaría el cigarrillo con calma, solo apuraría en el caso de llegar antes de tiempo a la tienda. Se preguntaba que clase de objetos inflamables tendría en esa tienda suya y que ademas fuese una antigualla, de todas formas no solo era un peligro porque todo pudiera salir por los aires en una explosión, sino porque el humo también solía estropear los muebles o los libros que ya tuvieran una gran cantidad de años a sus espaldas.

Suspiró ante el interés que tenía el hombre hacia los objetos antigüos, que si cada uno cuenta una historia pasada y bla bla bla. Jackson no lo consideraba como tal, pensaba que esas cosas eran muy aburridas pero claro, eso era porque él era incapaz de ver cual satisfactorio era poseer una reliquia que hubiera formado parte incluso de la historia de la humanidad, cualquier artefacto antiguo había contribuido a ello. Lo que si le interesó fue la historia de la pierna, llamemosle curiosidad o incluso morbo, pero sea cual fuese no se vio satisfecho pues Adal no contó la historia.

- Ohh vamos, las heridas de guerra o las mal curadas como bien dices también cuentan una historia- lanzó una risotada al utilizar su frase para que le contase un poco más sobre ello sin caer que eso pudiera despertar malos recuerdos en el hombre.

- Lo cierto es que Adalbert es algo raro, ahora porque lo tengo fresco pero no te aseguro que mañana lo recordaré. En cualquier caso aun estoy a tiempo de cambiar mi forma de llamarte, así que Steinner mejor. -Dijo sin cortarse un pelo, Jackson era de los que les gustaba tomar el camino más fácil para todo. Ya sea en el alcohol y drogas o en las chicas para evadirse de sus problemas.

Una vez adentro tomó asiento cuando se lo ofreció Steinner, el lugar tenía un olor raro para Jackson, no sabía si a rancio o a que pero encajaba a la perfección con el tipo de local en el que se encontraba, olor a viejo.
Le siguió con la mirada viendo como abría uno de los muebles emitiendo un leve quejido por las viejas bisagras, sacando de ahí un botiquín. Mientras regresaba los ojos curiosos de Jackson volvieron a recorrer la estancia. Relojes de salón, comodines de al menos el siglo pasado, y le pareció ver también un sofá con esa misma edad. Eso le hacía pensar que la estética de entonces era realmente bonita y sobretodo elegante. Ahora la mayoría de la gente compraba muebles de Ikea que no eran más que cajas sin ningún tipo de forma y de colores planos.

- Todo esto debe costar un ojo de la cara por su antigüedad. Estaba pensando que esto si que era mobiliario no lo que hay ahora, que son cajas de cartón con forma. - se rió al acordarse de su propia mesa de noche, blanca y con la forma básica, sin ninguna ornamenta. Aunque bueno... tampoco es que le fuera demasiado el diseño pero cuando algo era bonito a la vista había que valorarlo, como cuando ves a una mujer bonita.

Ladeó el cuello para hacerle mas fácil a Steinner a curarle la herida. Se sentía algo incómodo mostrandole ahí toda la yugular a alguien desconocido que desprendía algo que le hacía desconfiar de él, pero claro... después de haber sido tan amable, demostrárselo habría sido  propio de un desagradecido.

Se le ocurrió sacar algo de conversación pues llevaban casi un minuto sin hablar y aquello ampliaba esa extraña sensación que poco a poco iba invadiendo el ambiente.

- ¿Y tienes por ahí algún reloj de bolsillo antiguo?. No soy de antiguallas pero la verdad es que siempre me interesó tener uno, pero de los de verdad, no esas burdas imitaciones que anuncian por la tele y que venden por fascículos en los periódicos. - Sus ojos estaban inquietos por lo que se movían de un lado a otro mirando a su alrededor y de vez en cuando tratando de verle el rostro a Steinner.




I Hate you, pelusilla ¬¬:
avatar
Mensajes : 576

Reliquias : 316


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t4552-jackson-evanshttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t4556-rs-jackson-evans#36615http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t4570-jackson-evans-cronologia
Mundano/a, con La Visión

Volver arriba Ir abajo

Re: Lugar equivocado, momento equivocado // Jackson Evans

Mensaje— por Invitado el Miér Abr 23, 2014 7:27 pm


Lugar equivocado, momento equivocado
→ Sabado→ 20:35 → Subterraneos → Templado  




El hecho de que insistiese sobre como se había lastimado la pierna no le hizo demasiada gracia, pues la curiosidad mató al gato y la historia de como se había hecho aquello no era una de las historias que mas le gustaban recordar, al fin y al cabo había sucedido mucho y no es que fuese una de sus mejores historias, ya que gracias a esa lesión su vida se había visto completamente truncada. Ademas en aquella época los huesos no sanaban de la misma manera que lo hacían ahora, los pocos medios que había hacían que una persona que tuviese una rotura, se viese marcada de por vida ya que la recuperación se hacia lenta, dolorosa e incompleta. Por alguna razón los huesos no volvían al mismo estado en el cual habían estado.

-Es un tema del que no me gusta demasiado hablar, la verdad-comentó dibujando una sonrisa algo forzada-espero que lo entienda.-a Dietrich no le gustaba para nada hablar de su pasado y menos de los temas mas escabrosos del mismo.

Al final después de la charla que habían tenido camino a la tienda, Jackson admitió que su nombre era un tanto...complicado. Por lo que decidió hacer lo mismo que todo el mundo, llamarle por el apellido.

La tienda estaba practicamente igual desde que había salido de allí hacia apenas unas horas, inlcuso el calor de los clientes seguia presente en cada uno de sus rincones, haciendo que el ambiente fuese un poco mas calido que en el exterior.
El olor a madera, barniz y metal lo impregnaba todo haciendo que fuese un lugar relativamente agradable para el demonio, al fin y al cabo era el lugar mas familiar que tenía en aquel momento, aparte de su casa, claro estaba.

Cuando volvió a acercarse a Jack con el pequeño maletín en la mano, dejo el mismo sobre la mesa de su escritorio y se sentó en una silla contigua a la del humano, dejando el bastón apoyado sobre uno de los laterales de dicha mesa.
Jack ladeo el cuello dejando ver la sangre, ya algo reseca, de su cuello y con un paño limpio y alcohol comenzó a limpiarla con cuidado, dejando ver el mordisco que le había hecho la joven vampira minutos antes.
Por suerte para el joven la herida no era demasiado profunda ni demasiado grabe pero cabria la posibilidad de que hubiese sido infectado con los antígenos de los vampiros y si era así en tan solo unas horas o unos días se acabaría convirtiendo en uno de esos mosquitos de tamaño descomunal.

-Esta claro que las compañías que se busca no son las mas adecuadas señor Jackson-dijo poco después de que el joven rompiese el largo silencio que se había creado al centrarse en limpiar aquel estropicio en la piel del humano-y si-afirmó dejando la gasa impregnada con su sangre sobre la mesa y cogiendo otra limpia , solo que esta vez en lugar de alcohol uso otra cosa, una sustancia algo mas viscosa que quemaba al contacto con la piel-tengo algunos relojes del bolsillo. Sujete la gasa y presiones contra la herida-se puso en pie y en cuanto que Jack hizo caso de sus indicaciones prosiguió hablando-puede que le duela un poco, pero eso le ayudara a cicatrizar.

Antes de decir nada mas ,cogiendo de nuevo su bastón, fue hacia otra estantería y en las puertas que había en una de ellas sacó lo que parecía ser un botecito con un liquido de color rojizo en su interior. Dietrich se quedo mirando dicho recipiente durante unos segundos antes de girarse y volver hacia la mesa.

-Le aconsejo que se tome esto-dejo el recipiente sobre la mesa a la altura de la mano del humano- por si acaso-sonrió dándole a entender a Jackson que sabía exactamente de que era la herida.

Después de eso fue hacia otra mesa que había al final de sala, de la cual cogió una caja de madera antigua, con un color oscuro tirando casi a negro. Volvió con Jackson, se sentó y abrió dicha caja dejando ver relojes de bolsillo de distintas clases y tipos, casi todos ellos de plata y oro, con filigranas adornándolos. También había algún que otro reloj mas sencillo pero menos llamativo.

-Estos relojes que ves aquí datan , su mayoría, del siglo XV para ser mas exactos de Francia.-dibujo una fina sonrisa en su rostro mirando los relojes y recordado los detalles de cada uno de ellos y como los había conseguido. Algunos los había obtenido el otros se los habían traído clientes de fuera hacia unos meses.-¿Hay alguno que llame su atención?

avatar
Invitado
Invitado
está

Volver arriba Ir abajo


NADA SALE COMO LO PLANEAS . . .
→ Sábado → 20:50 → Subterráneos → templado  


Llegó a incomodar a Steinner con su insistencia frente a la herida de la pierna, lo notó en su mirada y también en sus palabras que aunque fueron educadas, denotaba molestia. Jackson simplemente asintió con la cabeza repetidas veces dándose por enterado y prosiguió con su cigarro hasta que se encontraron ya en el interior de su tienda.
En realidad no buscaba molestar a nadie, bueno... le gustaba burlarse un poco de la gente entre bromas para echarse unas buenas risas pero nunca ante una desgracia. Era bastante pesado el pobre cuando quería saber algo, se dejaba llevar por la curiosidad, por el morbo y si en la historia había una chica de por medio con más insistencia.

En fin, cuando llegó el momento de las curas, el hombre no pudo evitar soltar algún que otro resoplido y quejido al notar que Steinner untaba en la herida algo que estaba desinfectando la herida por lo que era normal que escociera. Si fuese una mujer ya le habría pedido que le soplara sobre la herida para calmar el dolor, pero ante ese hombre de mediana edad y  la sola imagen de imaginárselo así , lo hacía estremecer...

- Tsssssshhh, joder, como escuece. - se quejó y trató de no removerse demasiado. - Y ya lo se, ¿pero que quieres que te diga?, soy débil cuando se trata de mujeres, además... ¿como iba a saber que...?. Que... ¿que le iba ese rollo?, joder, no hay termino medio en esta ciudad. - Dijo estando apunto de cagarla aunque ya el hecho de que tuviese dos orificios en el cuello dejaba claro de que era la herida. - Estas fans incondicionales de "Crepúsculo"... ¡están locas!. - se excusó malamente aunque no estaba del todo seguro de que ese hombre fuese un total ignorante de todo lo que le rodeaba.

Hizo caso a las indicaciones de Steinner y apretó la gasa en el cuello mientras este se alejaba dándole a entender que si que tenía relojes de bolsillo. A Jackson no le gustaba mucho deber nada a nadie, así que podría pagarle su gesto en la compra de uno de esos relojes.  Pensó que el hombre había ido a buscarlos pero lo primero que hizo fue sacar un frasco con un contenido color rojo sangre y regresó a la mesa donde Jackson estaba mirándolo con un rostro confuso.

Lo siguiente que le dijo fue lo que lo dejó totalmente tieso, sus hombros se tensaron al igual que su mandíbula, la apretaba tanto que  le dolían los dientes. Sus ojos azules no miraron el extraño frasco, sino los ojos de Steinner sin pasarle desapercibido aquella sonrisa que delataba conocimiento. Jackson se sorprendió de su propia reacción, no hizo nada. Aun estaba asumiendo lo que estaba ocurriendo sin darse cuenta que mientras miraba en el frasco, el dueño de la tienda se había desplazado nuevamente hacia uno de los muebles, abriendo uno de sus cajones.

Como si nada, el tipo regresó y  se sentó otra vez al lado del humano, abriendo la caja delante de él para mostrarle varios relojes de bolsillos, como si lo que le había dejado entender previamente fuese de lo más normal.
Escuchaba su voz muy lejana, hablaba sobre los relojes, su antigüedad y su origen. Los ojos de Jackson apenas captaron el color del material del que estaban creados o los relieves que lo adornaban. Simplemente parpadeó, arrastró la silla hacia atrás violentamente y se levantó con la mirada fija en el hombre pero esta vez no con curiosidad o trato cordial, sino con desconfianza y exasperación.

- ¡¿Qué sabes tú?!, !¿y quien coño eres?!. - preguntó con la voz alzada y nervioso, parecía enfadado pero eso era porque los nervios lo habían dominado y había adoptado una actitud hostil. Steinner no podía ser mas que un humano con el mismo "don" que Jackson, pero lo primero que pensó es que fuese una amenaza. Ya le habían engañado muchas veces, aun a  algunos seres del mundo de las sombras le costaba identificar porque a pesar de que el glamour no los escondía, si no demostraban las características que los delataban, parecían simples humanos. - ¡¿Qué coño es eso?!. ¡Responde!- Señaló con violencia el frasco y se retiró la gasa del cuello ya con la paranoia de que también le fuese a perjudicar, estaba acojonado.



I Hate you, pelusilla ¬¬:
avatar
Mensajes : 576

Reliquias : 316


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t4552-jackson-evanshttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t4556-rs-jackson-evans#36615http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t4570-jackson-evans-cronologia
Mundano/a, con La Visión

Volver arriba Ir abajo

Re: Lugar equivocado, momento equivocado // Jackson Evans

Mensaje— por Invitado el Jue Abr 24, 2014 6:15 pm


Lugar equivocado, momento equivocado
→ Sabado→ 20:40 → Subterraneos → Templado  




La reacción que tuvo el humano después de todo aquello, fue bastante mejor de lo que hubiese esperado Dietrich. Tal vez por el hecho de que solo era un humano y no tenía ningún poder en especial, si no, seguramente ya le abria atacado para sonsacarle la información que le estaba pidiendo.

-Tranquilo-dijo haciendo un gesto con la mano para que bajase la voz- no hace falta alzar la voz para que te conteste tus preguntas-por el contrario el demonio parecía bastante tranquilo y hasta cierto punto seguro de si mismo. A pesar de que le había desvelado al humano que no era del todo normal. Aun así Dietrich tenía un as guardado en la manga, como casi siempre que se encontraba en situación tan tensa como aquella.

Sentado aun en su asiento con los relojes sobre la mesa y mirando al humano a los ojos dibujo una tenue sonrisa mientras se apartaba un mechón de pelo que le caía sobre los ojos, dificultando ligeramente su visión.

-Eres un muchacho bastante listo y estoy seguro de que tienes las suficientes luces como sacar la respuesta tu sólito. Pero...¿supongo que sabrás que no eres el único humano en el mundo que tiene la capacidad de ver mas allá de lo que tiene ante sus narices?-ladeo un poco la cabeza mirando al muchacho- se podría decir que tengo la capacidad de ver, al igual que tu. Y "eso"-hizo un gesto con la mano señalando el frasco con liquido rojo- es lo que evitará que te transformes en una seguidora de "crepúsculo" como bien has llamado a la vampira que te a mordido.
-se recostó un poco contra el respaldo de la silla viendo como la venda estaba sobre la mesa, aun algo machada de sangre, pero al mirar al cuello del joven vio que este había dejado de sangrar por completo.-Tomatela o no, eso ya no es asunto mio. De hecho, puede que ni siquiera te transformes la mordedura es muy superficial y puede que tengas suerte...o puede que no. Yo desde luego no te voy a obligar

Los humanos, siempre le habían fascinado por alguna extraña razón. Y el hecho de que estuviese ayudando a aquel muchacho no era porque tuviese un buen corazón, de hecho muchos pensaban que Dietrich carecía de el. Pero lo que si se sabía es que nunca desaprovecha una buena oportunidad de conocer a gente nueva y tal vez interesante. Aun tenía del todo claro donde clasificar al muchacho, pero lo que si sabía es que si se ganaba su confianza tendría mas que ganar que de perder y si no lo conseguía...bueno, su vida no iba a cambiar tampoco mucho por ello.
avatar
Invitado
Invitado
está

Volver arriba Ir abajo


NADA SALE COMO LO PLANEAS . . .
→ Sábado → 20:55 → Subterráneos → templado  


Jackson sabía de sobras que no hacía falta alzar la maldita voz para que ese tullido lo escuchase, es mas, ¡le importaba un carajo!. Sentía la extrema necesidad de gritar, enfurruñarse,  de ponerse en esa postura ya que su cuerpo reaccionó así al miedo, así que esa actitud ofensiva fue en acto reflejo, como si quisiera infligir temor a su interlocutor y no ser él el asustado. Pero no iba a lograrlo con Steinner, este se mostraba tranquilo, tanto que no aparentaba estar enfadado por la actitud del joven que había atrevido a alzarle la voz en su propia "casa".

- Tranquilo dice... Que no grite... - Murmuró para sus adentros, tan bajo que sería muy difícil de escuchar a no ser que tuviese un oído bien fino. El mundano se volvió a sentar en la silla y se llevó una mano al rostro, mostrándose superado por la situación, con un agobio encima que no podía con él. Su respiración se había agitado pero poco a poco la iba controlando porque no quería recurrir al inhalador.

Dejó que hablase y le dijera todo lo que tenía que decirle, Jackson no opuso resistencia. Normalmente en esos casos solía comportarse como un niño que no quiere escuchar. Era de los que en esos momentos se tapaba sus oídos, sus ojos y su boca , como los monos esos de la leyenda china y así evadirse de todo. Pero ahí se quedó, callado y con las manos cubriendo sus ojos... pero nada evitaría escuchar.
Levantó muy levemente su cabeza y su mirada, donde por un hueco entre  su dedo indice y pulgar, su ojo izquierdo se había clavado en Steiner. Logró llamar su atención que fuese un humano mas, capaz de sortear como Jackson el Glamour. Se imaginó que no estaría solo en ese mundo pero nunca había encontrado  a alguien como él, solo seres con la misma capacidad pero porque eran "monstruos".

Aún en silencio dirigió la mirada al frasco, aquello que lo salvaría, según Steinner, de una inminente transformación en vampiro. Solo que el hombre le dio una pincelada de humor al asunto devolviendole el chiste sobre "Crepúsculo", muy agudo Steinner...
Con la mano libre tomó el frasco y se lo quedó mirando de cerca, inspeccionándolo como si pudiese adivinar que su verdadero efecto era lo que le decía su acompañante. Pensaba que en realidad no tenía porque convertirse, se encontraba bien. Bueno... "bien" quitando el disgusto que tenía encima, ¿pero tendría que arriesgarse?. ¿Y si de pronto... a la mañana siguiente le ruge el estomago en vez de darle un bocado a la tostada, se lo da al casero en cuanto le pida el pago del alquiler?.

Aquel pensamiento hizo que utilizara las dos manos para abrir el frasco y llevárselo a la nariz para olfatearlo. No sabía que hacer, la desconfianza que sentía hacia Steinner no desaparecía a pesar de que le estaba ayudando. ¿Pero era real o era aparente?. Le había curado la herida del cuello y confesado que también es portador de la visión... ¿que mas quería?. Bah, la desconfianza no iba a desaparecer aun pero si quería que se esfumara cualquier posibilidad de convertirse en un Edward Cullen. Cerrando los ojos se bebió del tirón el contenido del frasco.

- Eres como yo entonces... - Habló por fin, en un tono algo mas relajado pero con precaución, no se sentía ya seguro de sus palabras. - un vampiro no tendría este "antídoto". - Dio por por seguro. - Y no pareces nefilims... esos están cubiertos de tatuajes. - Pensó inmediatamente en Abbie una vez mas, aquella que le había contado gran parte de su sociedad y que sabía que no debía compartirlo con nadie. Con Steinner no le iba a decir mucho más, pero si se trataba de un semejante... a lo mejor ya no tenía porque vagar solo en aquella pesadilla.
- ¿Qué más sabes?. - preguntó oliéndose que por su edad y en especial experiencia supiera mucho más que él en aquel mundo. Tal vez tuviese algún truco para identificar al resto de criaturas de las sombras como los vampiros o los licántropos que no presentaban ninguna característica anormal que los delatara. Igual que los Ángeles o los Demonios.




I Hate you, pelusilla ¬¬:
avatar
Mensajes : 576

Reliquias : 316


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t4552-jackson-evanshttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t4556-rs-jackson-evans#36615http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t4570-jackson-evans-cronologia
Mundano/a, con La Visión

Volver arriba Ir abajo

Re: Lugar equivocado, momento equivocado // Jackson Evans

Mensaje— por Invitado el Mar Abr 29, 2014 7:12 pm


Lugar equivocado, momento equivocado
→ Sabado→ 21:00 → Subterraneos → Templado  



Escuchó un leve murmullo que no llego a entender del todo, o mas bien , quizás no quiso entender del todo. Al fin y al cabo se suponía que no era mas que un mero humano ¿verdad? no podía tener el oído mas fino que ellos y mucho menos con la edad que aparentaba tener. Así que simplemente se quedo mirando a Jack con paciencia y atención, esperando que el joven entrase ligeramente en razón y se tomase aquella poción que había dejado sobre la mesa, siendo aquella la única ayuda que le podría proporcionar en aquel momento contra lo que podría estar "incubando" en su interior, al fin y al cabo si se manifestaba algún síntoma, aquello no era como un resfriado si no que era mucho peor y una proceso mas lento y doloroso.

Las razones por las cuales Dietrich estaba ayudando al humano eran solo suyas, ya que por norma general aquel ser no era tan buen samaritano como le estaba haciendo creer al muchacho. Tal vez había algo en el que le interesaba a la larga, alguna información, algún...favor. Pero para ello primero se debía ganar su confianza, afianzarla y cuando llegase el momento Steinner le pediría algo a cambio, lo que Jack no sabía es que aceptando su ayuda estaba asumiendo una pequeña deuda de gratitud con el y lo que tampoco sabía el humano, es que debido a esa "confianza" no pondría trabas o quejas a dicho favor. Pero para eso aun quedaba tiempo ya que en aquel momento no había especifico que el demonio pudiese requerirle, así que sin mas se mantuvo amable y cordial, tal vez como se hubiese comportado un padre en aquella situación, salvando el detalle de los vampiros claro estaba.

Cuando al fin Jack se tomó la poción Dietrich no pudo evitar dibujar una sonrisa en el rostro y pensar:

-Chico listo.


Al fin y al cabo la desconfianza en aquel momento no le hubiese salvado de convertirse en vampiro ¿o si?, como bien había dicho, la mordedura era superficial y seguramente insuficiente como para que las toxinas pudiesen manifestarse con virulencia en el cuerpo del humano...pero nunca se sabe. Digamos que Dietrich se aprovechaba muchas veces de un dicho humano "mas vale prevenir que curar" y siempre daba la casualidad de que el estaba cerca cuando ese dicho se podía en manifiesto en alguna persona ¿y como iba a pasarle desapercibido?.

-Ya veras como en unas horas te encuentras mucho mejor y si...me temo que soy como tu, salvando algunas pequeñas diferencias, como puedes ver-argumento señalándose a si mismo.-y los vampiros por norma general no suelen tener este tipo de antídoto, porque no es efectivo con los que ya se han transformado o con aquellos que tienen los primero síntomas, por así decirlo , esa poción solo sirve si la tomas poco después de que un vampiro te haya mordido si esperas a que el "virus", por llamarlo de alguna manera, se asiente en tu cuerpo, ya no hay nada que te pueda liberar de esa maldición, como mucho el sol y aun así no es un final del todo agradable. Supongo que sabes por que.-guardó silencio unos segundos antes de continuar- ese antídoto se lo compre a una poderosa bruja, en uno de los mercados de la ciudad-aquella información no era del todo verdad, pero al menos seria la mas creíble en aquel momento-supongo que sabes de la existencia de los llamados subterráneos. En cuanto a lo que se...me temo que como humano mi información es limitada,aunque si eres un poco mas especifico tal vez pueda contestar esa pregunta con un poco mas de....precisión. Por conocer conozco las distintas razas que hay desperdigadas por la ciudad y mas o menos las características de cada una, pero como comprenderás ninguna deja que un humano se acerque demasiado a ellas como para hacer un estudio del todo exhaustivo.

Dietrich pudo notar que el joven aun seguía alerta con el, algo que sin duda era del todo prudente después de lo que acababa de ver, por eso se mostraba abierto con el tema de conversación, tal vez si veía que el le contaba aquello que quería saber vería que no tiene "nada" que esconder.
.
avatar
Invitado
Invitado
está

Volver arriba Ir abajo


NADA SALE COMO LO PLANEAS . . .
→ Sábado → 21:05 → Subterráneos → templado  



Sus ojos se quedaron clavados en los de Steinner como si en ellos quisiera encontrar las respuestas que él le estaba ofreciendo. Se percató de que había cambiado rotundamente su estado y su actitud, de estar furioso a estar ahora con una curiosidad inmensa. Aquel hombre tullido, encargado de esa aburrida tienda, con aspecto vulnerable, era el que le podría proporcionar las respuestas, aquellas  que él había estado buscando en su interior pero a conciencia las había enterrado dentro de su ser para lapidar esa realidad, la realidad que lo atormentaba en forma de pesadillas. Supuso que el subconsciente ya estaba lleno y estaba hasta los cojones de que Jackson no tuviera los huevos los suficientemente gordos como para afrontarlo.

El sabor del contenido del frasco era raro y no sintió nada cuando lo tomó, solo se le quedó un sabor amargo en el paladar que parecía que lo iba acompañar varias horas, menos mal que ya no le esperaba ninguna cita. Se limpió los labios con el dorso de la mano volviendole a mirar con atención para atender lo que decía. Fue bastante instructivo la información que le dio sobre los vampiros y el modo en el que se transformaban, en especial cuando el antídoto ya no servía de nada. El resto ya lo sabía por las leyendas sobre los vampiros...

- Pues me vendría bien la receta de esta pócima... o saber quien es el que te lo administra. Aunque imagino que su coste debe ser alto. - tomó el frasco y lo olfateó, tratando de saber de que estaba hecho. Entonces Steinner volvió a hablar. Mientras se había tomado unos segundos entre respuesta y respuesta Jackson se había adelantado a ciertas explicaciones y entre ellas, la del origen del frasco. Se lo había comprado a una bruja. "Perfecto", ya estaba claro que si quería mas tendría que gastarse una buena pasta.

- Tendrás que presentarme a esa bruja. - Dijo seguro de si mismo. Mira que no quería saber nada de todo ese asunto, pero vamos, ya no podía seguir escondiéndose en su cueva y a lloriquear por lo que el destino le preparó. Tenía que aceptarlo, además... pensándolo fríamente, todo lo que le ocurría era debido a que su madre era nefilim. Ja... vaya herencia te habían dejado, ¿eh campeón?.

- Pues me interesaría saber donde se esconden algunos subterráneos. Si...-  asintió pensativo antes de proseguir. - Supongo que existirán los nidos, ¿no?. Nidos de vampiros, donde se suelan reunir en familia como buenos hijos de puta. - No se cortó un pelo en insultarlos, él no conocía que también los hubiera buenos, los vampiros eran malignos de toda la vida en su creencia. - No quisiera pasar por ese lugar y ser su cena. Porque nosotros no podemos defendernos, ¿cierto?. ¿Que puede hacer un humano frente a vampiros, lciantropos u hadas que están como una puta cabra?. Los nefilims tienen esos tatuajes que le otorgan super poderes pero nosotros no llegamos a nada, ni siquiera con armas de fuego y mucho menos con un arma blanca- una cutre navaja era lo que Jackson tenía para defenderse y descansaba en el interior de uno de los bolsillos de su pantalón.
- Te pregunto todo esto porque ya he desechado la posibilidad de deshacerme de esto que me hace ver. Ya me han dicho varias veces que la solución es la muerte pero... eso no entra dentro de mis planes. Ya va siendo hora de echarle huevos, ¿no?. Al menos para aceptarlo, no pienses que quiero convertirme ahora en la versión masculina de "Buffy". Aunque no lo se... eso tampoco estaría mal pero es demasiado irreal. - Negó con la cabeza rotundamente y dio un amplio suspiro, caminó alrededor de la tienda porque ya no podía quedarse mas tiempo ahí anclado en la silla, aun se sentía un poco nervioso.
- Es duro saber tanto de este mundo sombrío y ser a la vez tan vulnerable a el, ¿sabes?... quisiera... - pensó bien en lo que deseaba, algo que cualquiera en su situación anhelaría. - quisiera poder hacer algo más. No ser el mero espectador de mi propia muerte pues se que somos el objetivo de muchos de ellos, ya sea por su propio divertimento o alimento. - se detuvo agachando la cabeza y volviendo a dar un suspiro pero este lleno de pesar. - ¿Crees que para nosotros eso es posible?. - Formuló aquella pregunta sin siquiera mirarle, ahora sus ojos estaban puestos en el suelo.





I Hate you, pelusilla ¬¬:
avatar
Mensajes : 576

Reliquias : 316


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t4552-jackson-evanshttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t4556-rs-jackson-evans#36615http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t4570-jackson-evans-cronologia
Mundano/a, con La Visión

Volver arriba Ir abajo

Re: Lugar equivocado, momento equivocado // Jackson Evans

Mensaje— por Invitado el Sáb Mayo 03, 2014 12:35 pm


Lugar equivocado, momento equivocado
→ Sabado→ 21:15 → Subterraneos → Templado  



Aquel gesto de oler el contenido del frasco antes de beberlo o después de hacerlo era algo que había visto en muchas ocasiones a lo largo de su vida, y no solo en humanos si no en seres de todo tipo. Denotaba cierta desconfianza, lo cual era normal, al fin y al cabo el humano no conocía a Dietrich de nada y después de aquella "pequeña" revelación la desconfianza era mucho mas acentuada, solo que el joven había pensado que era mejor arriesgarse a tomar aquella pócima antes que tener la posibilidad de convertirse en un vampiro.

Su fija mirada no le incomodó en exceso, el demonio estaba acostumbrado a casi cualquier tipo de mirada, y aquella no era una de las menos corrientes, mas bien todo lo contrario. Todos aquellos que empezaban a conocerle, de verdad, le miraban con aquellos ojos llenos de desconfianza, resquemor y hasta cierto respeto, aunque solo fuese infundido por el miedo que algunos seres o personas le tenían. ¿Tenia aquel humano que meterle también?. Tal vez no del todo, pero ¿tenia que temer por su vida?. De lo que si estaba seguro es que Dietrich se intentaría ganar la confianza de aquel humano para sus propios fines, al fin y al cabo los humanos pasaban desapercibidos con mas facilidad que los demonios ¿verdad? y había cosas que por el mismo, Dietrich, no podía conseguir.

-Si necesitas mas pociones como esas, es mejor que vengas a mi-dijo mientras señalaba con la cabeza ya el frasco vacio.- la bruja de la que te hablo no es especialmente sociable y no es que tenga muy buena relación con los humanos, a mi me costó lo mio conseguir un trato con ella. Pero si, es un objeto bastante caro, así que procura tener cuidado con tu cuello o en general con tu sangre para no tener que hacer abuso de ella, porque la próxima vez me temo que deberé cobrarte el contenido del mismo.-aquello lo dijo con una pequeña sonrisa para hacer que sus palabras no sonasen demasiado duras, lo ultimo que quería era enfurecer aun mas al chico y hacer que se pudiese ir de su tienda antes de tiempo.-casi todas las pociones de ese tipo son exageradamente caras, pero es la única persona que sabe realizarlas. Suelo tener casi siempre una pequeña reservar, por si acaso, nunca se sabe con que o quien te puedes encontrar.

La información que Jack le estaba pidiendo era sencilla de dar, o al menos relativamente sencilla, pues no todos los subterráneos dejaban claro sus escondites. Las grandes manadas, nidos o grupos estaba relativamente localizados, pero no siempre se mantenían estables en un mismo lugar si eran descubiertos.

-Hay un hotel abandonado en la ciudad. Lo reconocerás por el hecho de que todas las posibles entradas de luz están tapidas. Ademas que es de los pocos edificios que lleva años abandonado sin que nadie lo reclame. Es lugar es un nido bastante grande de vampiros, pero he de avisarte que si un vampiro te tiene como objetivo, el hecho de que evites los lugares que ellos frecuentan no te va a salvar de que te acaban cogiendo.- se acomodó un poco mas en su silla y miró al chico con tranquilidad- te pasa lo mismo con lobos, hadas, demonios...intenta solo no cabrear a nadie demasiado y no deberías tener problema con ninguno de ellos. Y como bien dices, la visión es algo que no se pierde por mucho que te intentes esforzar, al menos que yo sepa, no hay nada que haga que dejes de ver.-cogió uno de los relojes de bolsillo que había dejado hacia algunos minutos sobre la mesa y lo observo con detenimiento, pasando la yema de los dedos sobre los grabados de dicho objeto, recordando donde lo había adquirido y como lo había conseguido. Una historia que habría sido de los mas instructiva como ejemplo de que no es tan fácil librarse de un demonio...pero aquella historia no venia a cuento en aquel momento.

-La defensa y protección contra esos seres es complicada, pero no imposible.-alzo la vista unos segundos-pero es cierto que las armas normales y corrientes apenas les dañan, al menos que seas todo un experto en la lucha con armas blancas o a distancia. Casi siempre son mas efectivas las armas "mágicas" ya que cada ser tiene algún tipo de debilidad. Los vampiros y las estacas en el corazón no son muy amigos, por ejemplo. En los cuentos y mitos puedes encontrar muchas de las respuestas a tus preguntas, ya que en la mayoría de los casos son ciertas. Aunque tampoco es que sea un experto en como cazar a esos seres. En mi estado es complicado-rió- para mi no es tan fácil enfrentarme a uno de esos seres, seria un estorbo o una presa demasiado fácil, así que simplemente intento no meterme en muchos problemas. Supongo que mi vida no es la mas emocionante, pero al menos sigo con vida y es un consejo que no te vendría mal seguir.

Dietrich dejó el reloj sobre la mesa en su sitio y se puso en pie ayudándose con su bastón.

-¿Quieres beber algo?, no es que tenga una variedad muy amplia de productos, pero te puedo ofrecer un té, café o agua. Yo por lo menos me voy a preparar un té



.
avatar
Invitado
Invitado
está

Volver arriba Ir abajo


NADA SALE COMO LO PLANEAS . . .
→ Sábado → 21:20 → Subterráneos → templado  


Aun estaba inquieto, su cuerpo no parecía relajarse ni estando seguro al cien por cien de que no iba a convertirse en uno de esos asquerosos chupasangres. El frasco pudo haber resultado o no, eso nunca lo sabría, lo que sí sabía es que le había dejado un regusto asqueroso que no había forma de quitárselo por eso trataba de salivar todo lo posible para limpiarse todo resto de  mejunje de la boca.
La idea de depender de Streinner en cualquier otro altercado con otro vampiro no le gustaba pero esperaba no tener esa necesidad, ya sería muy mala suerte o volver a ser igual de incauto. Pero era una maldita jodienda porque siempre bajaría la guardia si se trataba de una mujer, en fin, tendría que obligarse a ver mas allá de las apariencias.

- A lo mejor a mi me cuesta menos que a ti hacer tratos con ella. - Dijo con picarda, a pesar de su preocupación no podía evitar soltar ese tipo de comentarios ingeniosos aunque en realidad esa era señal de que poco a poco se iba relajando.
- Pero está bien, no me gustaría acabar convertido en sapo o aun peor.

Simplemente se encogió de hombros ante la posibilidad de que en el caso que lo necesitase tuviera que pagar. Estaba de acuerdo, mejor quedarse a dos velas que terminar dependiendo de la sangre para seguir viviendo su vida eterna. Le llamó la curiosidad eso que dijo de que siempre solía tener reservas, eso significaba de que alguna vez tuvo alguna desagradable visita.

- Has tenido problemas con vampiros en en pasado, ¿no?, ¿también algún mordisquito?. - Preguntó con una pequeña sonrisa en los labios mientras caminaba con lentitud alrededor de la tienda pero sin darle la espalda a su acompañante. Se cruzó con un globo del mundo giratorio que debía ser por lo menos del siglo XVII y lo hizo girar con el dedo. Siguió su camino continuando con aquel circuito viendo y palpando artefactos como mobiliarios que no contuvieran ningún tipo de aviso de "no tocar", aunque ni tentaba aquellos que parecían mas anticuados, aquellos aun sin reformar  pareciendo mas frágiles.

La información que recibió a continuación se lo grabó en la memoria, le sonaba el hotel que Steinner le estaba mencionando. Habría pasado por allí en alguna ocasión mientras callejeaba pero por suerte con su moto y nunca le había parecido sospechoso, solo eso, un hotel abandonado. Se preguntaba qué era bajo el velo del Glamour.

- Oh... vaya, ahora me siento mas aliviado. - bromeó aunque de verdad sonó preocupado. El hecho de que conocer el nido no le serviría de mucho para protegerse no ayudaba a calmar sus temores pero oye, al menos sabía que estar lejos de ese lugar era mucho mejor. - No creo me añadan a esa lista de objetivos jamás. Vamos... sería un desperdicio para la humanidad. - Alardeó siempre con aquel timbre divertido que camuflaba sus propios nervios de que fuese verdad esa posibilidad, ¿y si esa vampiresa volvía a por él?. - Aunque qué mas les dará a ellos la humanidad... ahora que lo pienso. - Murmuró eso ultimo  mas para él que para su acompañante.

Se detuvo en aquel caminar curioso para apoyarse en uno de los escasos huecos vacíos que hubiera en la pared para volverlo a mirar de frente pensando en sus palabras. Lo cierto es que nunca había visto a ningún demonio, pero al resto de criaturas ya los había visto exceptuando a los elfos, cuya existencia desconocía.

- Ya, ya... si yo suelo evitarlos, de hecho cuando estoy en el curro y veo alguno trato de disimular. Al menos cuando los identifico, cuando no me doy cuenta de lo que son directamente... me es mas fácil, obviamente. - se encogió de hombros. - Trato de llevar mi vida lo mas normal posible pero, ¿qué le hago si todo esto está infectado?.- resopló y volvió a caminar dando un rodeo por el local para ir acercándose a donde Steinner estaba sentado.
- En el tema de la defensa la llevo clara, no se nada de defensa personal. Solo llevo una simple navaja y en las únicas pelea que me he visto envuelto es en las típicas de bar. Pero bueno, me lo apunto, estacas para los vampiros y plata para los licantropos, pero para el resto de criaturas me veo en paños menores, je... jejejejeje. - se le escapó una risa nerviosa pero se lo tomaba ya con resignación, total, había sobrevivido todo ese tiempo y aquel hombre aun mas que parecía doblarle la edad. Como dijo, su truco era pasar desapercibido y no meterse en ningún lío. Vida aburrida pero segura, si, desde luego. ¿Podría Jackson vivir la suya así?... entre tú y yo... lo dudo.

- Ohh- añadió con desilusión. -¿El café no puede ser Irlandés?. Preguntó bromista ante la necesidad de beber alcohol, pero el café solo le valdría para quitarse el sabor de boca que tenía aunque la cafeína haría estragos en su sueño que ya de por sí le costaba conciliar. - Si, de acuerdo, café estará bien. - Asintió con la cabeza con gratitud.

- Aun no he tenido el "placer" de ver a ningún demonio, imagino que si son como cuentan las películas o directamente como cuentan en las gestas bíblicas, serán seres oscuros, la maldad personificada  y los Angeles todo lo contrario aunque... si te soy sincero... conocí a una que... no se, no la consideraba yo muy "de la luz" , ¿sabes?. - Bufó y sonrió al acordarse de ella. Hacía tiempo que no la veía, ¿un mes?, ¿dos?, no sabría decirlo con exactitud pero en esos momentos de dificultad debía reconocer que se la echaba de menos... aunque le diese la brasa. - Supuestamente es mi "guardiana", una misión de no se que Arcangel le impulso... ni idea... Ahora que lo pienso bien, me da hasta lástima. Vaya marrón le ha caído. - Reconoció pues sabía que era difícil aguantarlo. - Puede que ya no lo sea, hace demasiado que no la veo, tal vez porque me consideren un caso perdido ya. - se rió un poco pero con resignación. La verdad es que su primer y último encuentro fue bastante desagradable, para él y para ella. Ambos cometieron errores, una por haber sido tan directa al decirle ciertas cosas, pero que no dejaban de ser verdad. Y él... él simplemente por dejarse llevar por sus emociones negativas, sus impulsos, sobretodo el miedo, cosa que provocó haberle soltado tanta mierda.




I Hate you, pelusilla ¬¬:
avatar
Mensajes : 576

Reliquias : 316


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t4552-jackson-evanshttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t4556-rs-jackson-evans#36615http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t4570-jackson-evans-cronologia
Mundano/a, con La Visión

Volver arriba Ir abajo

Re: Lugar equivocado, momento equivocado // Jackson Evans

Mensaje— por Invitado el Sáb Mayo 10, 2014 4:46 pm


Lugar equivocado, momento equivocado
→ Sabado→ 21:30 → Subterraneos → Templado  



Todo estaba saliendo mucho mejor de lo que el demonio hubiese esperado o deseado. Al final aquel pequeño "paseo" a los subterráneos no había sido tan perdida de tiempo, si no , todo lo contrario. Nunca estaba demás contar con la confianza de alguien entre tantos seres que desconfiaban de tí. Ahora solo hacía falta que Jack siguiese creyendo de Dietrich no era mas que un humano ya mayor que no era una amenaza para nadie y no solo por la edad que parecía aparentar el demonio con aquel aspecto, si no por el hecho de que ademas estaba tullido. En mas de una ocasión, aquella apariencia le habían sido una gran ayuda y cuartada, salvo para aquellos que ya le conocían, aunque en su mayoría eran demonios o seres con los que había tenido alguna clase de trato "cordial"

-Me temo que no es la clase de bruja que tu crees-dijo con una ligera risa-esa mujer, si es que se la puede considerar como tal ,te mataría a no ser que le dieses una razón de peso para no hacerlo y créeme que no es del todo fácil y en cuanto a edad...digamos que yo a su lado padezco un infante joven y sin experiencia que acaba de conocer el mundo, por lo que no veo que interés podrías tener en ella. Pero si así lo deseas puedo darte su dirección...solo que no me hago responsable de como puedas acabar. Por alguna extraña razón los "subterráneos" o como quieran hacerse llamar, son algo hostiles en esta ciudad...no se como serán los de fuera, pero tampoco tengo claro que lo quiera comprobar


El demonio esperaba así disuadir aquella idea, pues en realidad no existía tal bruja. Cierto era que si conocía a alguna que otra mujer relacionada con la magia negra y por alguna extraña razón siempre terminaba chocando con ellas. Sin aún así el muchacho insistía no tendría mas remedio que presentársela...pero de un modo poco común que podría poner en peligro su cuartada si algo salia mal. Aunque por si acaso prefería no descartar la idea demasiado pronto.

-En cuanto a los vampiros...bueno ¿quien no ha tenido problemas con alguno?. Y la verdad es que tuve la suerte de encontrarme en el sitio adecuado cuando aquello pasó. Por alguna razón daba la casualidad de que el vampiro que me atacó estaba siendo perseguido por un grupo de cazadores, que le dieran caza antes de que me pudiese siquiera morder. Pero desde entonces he preocupado estar bien provisto, por si volvía a pasar. De todas formas, si lo piensas detenidamente, ¿quien en esta ciudad no ha sufrido un ataque de algún subterráneo?, ya sea por activa o por pasiva siempre acaba pasando algo, por lo que...es mejor prevenir que curar.

Había maneras para disuadir a aquellos seres, vampiros, hadas, lobos, elfos...demonios. Pero eran formas que un simple humano no podía saber, así que simplemente no las dijo, aunque eran formas o acciones que podrían salvar a aquel chico de un futuro ataque o agresión par parte de los demás seres que había en la ciudad, no se podía arriesgar a echarlo todo a perder en aquel momento, así que simplemente aparentó ser un humano normal y corriente con algo de información adquirida con el paso de los años y la experiencia propia, lo que en años humamos suponía muy poco.

Cuando le preguntó sobre si quería tomar algo, la respuesta del humano hizo reír de nuevo al demonio.

-No se si tendré para hacer un café irlandés, pero lo puedo mirar. No soy muy aficionado al alcohol como imaginaras.-Dietrich se ayudó de su bastón para ir a preparar un café u el té que el tenía en mente.

La referencia sobre los demonios hizo que este frunciese ligeramente el ceño cuando se dio la vuelta y Jack no le pudo ver. Aun así sabía que en realidad no tenía porque preocuparse, su aspecto no delataba nada que le pudiese identificar con un demonio, aun así le resulto un poco irónica la situación en aquel momento con aquel comentario.

-Los demonios son seres que se escapan a la compresión de todos nosotros. Al igual que los ángeles-comentó mientras se giraba ligeramente para mirar al muchacho al decir aquello, para acto seguido volver a su labor.-es mejor que nunca tengas el "placer" de cruzarte en tu camino con uno. Nunca sabes lo que te podrían llegar a hacer, el vampiro que hoy te a atacado parecería un caniche bien amaestrado en comparación con uno de esos seres.-y no mentía, aunque tampoco lo decía por el exactamente. Dietrich no era de los peores, o al menos el no se consideraba así. Había demonios mucho mas antiguos que el con bastante peor humor.

Por el contrario, la revelación de que tenía un ángel guardia hizo que se girase casi de lleno, aunque ya con el café y el te en las manos.
Caminó con cuidado hacia la mesa, cojeando con cierta dificultad hasta llegar y dejar las bebidas sobre la misma.

-Me temo que es un café normal-sonrió y se sentó frente al muchacho otra vez- así que ¿un ángel guardián?. Nunca he visto un ángel en todo mi vida, he de suponer que eres un joven afortunado por tener a alguien que te proteja...

-Aunque hoy no estaba ella para protegerte de la vampira-pensó.


-¿como es ella?-pregunto sin falta de curiosidad en su voz. Quería saber quien o como era para evitar tener que cruzarsela o se vería en un pequeño problema, pues un ángel si podía notar la presencia de un demonio por muy bien disfrazado u oculto que esté.
avatar
Invitado
Invitado
está

Volver arriba Ir abajo


NADA SALE COMO LO PLANEAS . . .
→ Sábado → 21:35 → Subterráneos → templado  


El ignorante Jackson clavó sus enormes ojos azules en los de Strinner cuando éste le fue dando algo de mas información sobre esa bruja. Se la imaginaba bella y esbelta tal y como se solían presentar ocultando su verdadero rostro. ¿A él qué más le daba?, con tal que su apariencia fuese bonita le importaba poco los años que tuviera o que en realidad fuese un troll, o las típicas brujas con una nariz enorme y una horrenda verruga en ella.

Se pensó durante unos segundos el ofrecimiento de Steinner de darle  la dirección de la bruja sin pensar en los riesgos que correría si aceptaba pues ya le había avisado que no era lo que Jackson se estaba imaginando, como siempre... pecando de insensato, pensando antes con el pequeño soldadito que con su cabeza.

- Vale, vale, vamos a olvidarlo. - alzó las manos mostrando rendición con una pequeña sonrisa traviesa en sus labios. - Tienes razón, cómo se me ocurre... - se sinceró, lo cierto es que debía alejarse de todo ese mundo sobrenatural y en el caso que no poder por su condición, no meterse en su territorio.

A medida que le iba explicando su aventura con cierto vampiro el mundano no pudo hacer otra cosa que ir asintiendo con la cabeza, qué decir, tenía toda la razón del mundo. Él mismo se había visto en vuelto en un ataque y no necesariamente porque se lo buscara. En una ocasión ocurrió en  su lugar de trabajo con una maldita hada que casi le sacó los ojos a un humano, menos mal que estuvo Abbie para evitarlo y él, por supuesto, al final le salvó la vida. ¡Eso no podía callarselo!

- Desde luego que la gran mayoría lo hemos sufrido con la diferencia que sólo unos pocos sabemos realmente lo que está pasando. Como en una ocasión en la que una hada hizo de las suyas y una nephilim la detuvo pero en medio de la lucha tuvo algunos inconvenientes que casi le arrebatan la vida. ¡Pero oye!. - Se dio una palmada en el pecho. - Ahí estaba yo para troncharle esas alitas de mariposa a esa hada del demonio. - Sonrió con orgullo, escondiendo tras esa faz el miedo que pasó y la necesidad que tuvo de usar el inhalador para no ahogarse por el sofoco.
- Pero ya está, ya he llenado el cupo de heroicidades de aquí al 2020- rió nervioso.

Jackson seguía contándole lo que conocía mientras Steinner se disponía a preparar el té y el café que al final no iba a ser ni Irlandes, ni Sueco. Era un poco aburrido ese hombre, ni fumaba, ni bebía... y supuso que mucho menos de lo mejor de ese mundo. ¿Para qué vivía si no disfrutaba de los pocos placeres que le ofrecía la vida?, unos placeres que servían a Jackson de placebo.

No estuvo muy de acuerdo a que los ángeles fuesen igual que complejos que los demonios, a él no le pareció que Inocence lo fuese pero no ignoraría el consejo de alejarse de los demonios, es que Jackson pensaba que un encuentro con esos seres lo llevaría a una muerte segura y llena de dolor pues se imaginaba que éstos no permitían que sus presas murieran instantáneamente, sino que se deleitaban de su sufrimiento, como si eso les alimentara.

- Eso espero yo también pero desgraciadamente  no es algo que yo pueda evitar. Su apariencia debe ser totalmente humana como la de los ángeles así que... como el cáncer, es una lotería el cruzarmelo o no. Pfff... ya sería mala suerte.

Miró con desilusión el café que le había servido el humano, suspiró y luego negó con la cabeza para restarle importancia, no podía ser desagradecido después de todo. No se percató de la sorpresa de Steinner ante las revelaciones del humano, ya que estaba totalmente seguro que era igual que él.

- Afortunado o no, depende de como se mire. Esto es como el que cree en Dios y le atropella un camión cisterna, ¿sabes?. ¿Dónde está su Dios entonces?. ¿Dónde ha estado mi ángel cuando me han echo un piercing en el cuello?. - lanzó varias preguntas retoricas con indignación. - Supongo que no puede estar en todos lados, estará ocupada o como dije antes, ya no soy su protegido. -Se encogió de hombros como si no le importara pero en el fondo ya no le disgustaba tanto que un ente superior le protegiese.

Sonrió desganado a Steinner cuando le preguntó sobre el ángel, sintió en sus ojos la curiosidad que siente alguien que nunca había visto uno o eso creyó. Jackson le dio un pequeño trago al café, estaba fuerte y caliente justo como le gustaba, al menos ya no tendría sabor de la pócima asquerosa en la boca.

- Te sorprenderá saber que no es alguien que destaque, ni tiene brillos celestiales ni nada por el estilo. - se rió  y dio otro sorbo. - Quiero decir... parece una humana y  para serte sincero, estaba bastante buena. Era rubia ojos claros... o eso creo, ummmm y croe que tenía un pequeño lunar  en un pómulo. - se rió con mas ganas comprobando como se había quedado bien con su cara. - Tenía muy buenas intenciones pero no tenía mucho tacto. - resopló y lo miró.

- ¿Qué?, ¿la irás a buscar por si se ofrece como tu guardiana?. - bromeó creyendo que Steinner solo lo preguntaba por curiosidad. Con gesto distraído cogió uno de los relojes de mano que continuaban en la mesa, el que más le llamaba la atención. - Mmmm ¿a cuanto lo vendes?. - Preguntó sin intención de evadirse de la conversación, sino porque ya había recuperado la calma. Cuando abrió el reloj para ver su interior se dio cuenta de la hora, no es que fuese demasiado tarde pero debería volver pues ahora tenía una responsabilidad en casa y era Sándor, un perro abandonado que acogió.

-  Tsk... voy a tener que marcharme ya porque tengo un chucho al que cuidar... quien me mandaría a mi... - refunfuñó



I Hate you, pelusilla ¬¬:
avatar
Mensajes : 576

Reliquias : 316


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t4552-jackson-evanshttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t4556-rs-jackson-evans#36615http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t4570-jackson-evans-cronologia
Mundano/a, con La Visión

Volver arriba Ir abajo

Re: Lugar equivocado, momento equivocado // Jackson Evans

Mensaje— por Invitado el Lun Mayo 12, 2014 8:31 pm


Lugar equivocado, momento equivocado
→ Sabado→ 21:45 → Subterraneos → Templado  



-Esa, es una buena determinación, no todos los brujos y brujas de esta ciudad son tan sociables o amables como parecen...en general los subterráneos siempre ocultan mucho mas de lo que muestran, pero supongo que eso es algo que tu ya ha aprendido por su propia cuenta.-el demonio dio largo sorbo a su taza de té mientras cerraba ligeramente los ojos paladeando el sabor amargo de dicha bebida y aunque estaba bastante caliente, Dietrich, aguantaba bastante bien las temperaturas altas.

Al escuchar el siguiente comentario del humano, abrió los ojos escéptico mirándole y dibujando una pequeña sonrisa para acto seguido comenzar a reír y hacia tiempo que no reía con tal veracidad. No tenía muy claro si era por el hecho de que el humano parecía pretender ser mas fuerte de lo que era, o por el hecho de que una hada hubiese sido atacada y vencida por una nefilim y su compañero humano. Pero sin duda lo que mas le agradaba era el hecho de que la hubiesen podido vencer, si algo despreciaba el demonio, casi mas que aun ángel era a las hadas. Quitando si acaso a una pequeña "protegida" que tenía y que tenía un trato con él, el cual tendría que saldar en algún momento y la cuenta no iba a ser para anda barata.

-¿Enserio le arrancaste las alas a un hada?-suponía que hablaba en sentido figurado, pero aun así preguntó como si fuese una pregunta veraz- bueno supongo que tanto como arrancarles las alas no, pero sin duda es toda una proeza que hayas sido capaz de vencer a un hada...tengo entendido que son unos seres siniestros y engañosos...yo alguna vez me he cruzado con alguna en mi infancia...pero por aquel entonces apenas prestaba atención a todas estas cosas sobrenaturales...ahora por el contrario procuro mantenerme alejado de ellas...por lo que pueda pasar-al menos aquel dato era cierto.- y bueno, por lo que veo tienes relación con los cazadores. Interesante ¿que te parecen? son una especie peculiar ¿verdad?-una raza que ni odiaba ni apreciaba, siempre y cuando no le molestasen el no les molestaba a ellos, por decirlo de algún modo tenían una relación...a distancia y con pocas visitas. Ademas de que los nefilim con los que había tratado no conocían su aspecto humano de hecho muchos de los que había conocido, ya estaban muertos, por lo que no le preocupaba demasiado que le pudiesen identificar.

-Y los demonios...bueno, la verdad es que no he conocido a muchos, pero estoy seguro de que serias capaz de identificarlos con facilidad, son seres...bastante peculiares y no es que destaquen por sus buenas acciones-señaló.

Dejó la taza sobre la mesa unos segundos mientras escuchaba algunas cosas sobre los ángeles y su "Dios" sin poder evitar volver a dibujar esa sonrisa sarcástica que le caracterizaba.

-Me temo que esa respuesta no la tenga...no es que sea creyente, de hecho siempre me ha costado mucho creer en los seres y cosas sobrenaturales, pero supongo que si hay demonios y ángeles, en algún sitio debe de estar ese Dios del que tanto se predica...solo que parece estar tomándose unas vacaciones excepcionalmente largas o simplemente no es tan bueno como nos quieren hacer creer-se encogió de hombros-pero no tengo ni idea de cual de esas ideas pueden ser ciertas. De hecho tal vez ninguna lo sea.-guardó silencio otros segundos antes de añadir.-pregúntale a tu ángel, ella debe de tener muchas mas respuestas a ese tema que yo.

Toda aquella charla estaba siendo...excepcional en cuanto a información y bastante fructífera. Por alguna razón aquel joven le podría ser de utilidad, mas de lo que hubiese pensado al verle en aquel túnel cuando la vampira le estaba atacando y en aquel momento no se arrepentía de haber espantado a la chupa sangre. Pero tendría que tener cuidado de no cruzarse con su ángel o su identidad se vería vulnerada, ya que su "magia" era fuerte, pero nunca la había puesto en practica contra los ángeles y había un alto numero de posibilidades de que la muchacha le pudiese identificar, y no podía arriesgarse a tal cosa o tendría que...quitar de el medio a ambos y no seria una tarea demasiado fácil.

Cuando cogió uno de los relojes sonrió. El reloj que Jack tenía en sus manos había sido una de sus primeras posesiones o al menos en cuanto a relojes de bolsillo se refería y sin duda el muchacho tenía buen ojo.

-Nada, es tuyo- argumento con una sonrisa mientras hacia un gesto con la mano para que se lo guardase- solo pido que tengas cuidado con el, que no lo rompas ni pierdas y que si necesita una reparación lo traigas aquí. Los mecanismos de estos relojes son algo complicados y no todo el mundo los puedes reparar-antes de que pudiese añadir algún tipo de queja o contradicción añadió- hacia tiempo que no tenía una charla tan interesante con alguien, eso me sirve como pago.-de hecho el dinero no era algo que el demonio necesitase, al fin y al cabo había vivido el tiempo suficiente como para hacerse con un capital considerable. De hecho apreciaba mucho mas la información que el dinero y aquellas cosas que aquel muchacho le había rebelado valían bastante mas que ese reloj, sobre todo porque podría sacar partido.

Miró un reloj de pared comprobando que el chico tenía razón, era algo tarde, las diez de la noche.

-El tiempo pasa volando cuando se charla tranquilamente...espero volver a verte en algún otro momento y disfruta del reloj
-comentó apurando su té y poniéndose en pie para acompañar al muchacho a la puerta.

avatar
Invitado
Invitado
está

Volver arriba Ir abajo


NADA SALE COMO LO PLANEAS . . .
→ Sábado → 21:55 → Subterráneos → templado  


Con una simple mirada Jackson confirmó que ya sabía que no todos parecían tan amables como se mostraban. Aunque tampoco se había topado con tantos; que él supiera, claro. Por ejemplo, delante suya tenía a un demonio y no se percataba de ello, ¿por qué no le podría haber ocurrido con otros tantos?. Seguramente le haya pasado con anterioridad pero los subterráneos y otros seres del mundo de las sombras no solían dejarse identificar. Ya sea para evitar problemas, porque quisieran llevar una vida mundana o para dar la dentellada en el momento preciso como en el caso de la vampiresa que mordió a Jackson.

Arqueó una ceja ante la repentina risotada de Steinner, ¿tanta gracia le hacía?, o más bien no se creía una palabra cosa de la que no podía culparle.
No, no, a ver, no se las arranqué, solo se las doblé mientras tiraba de ella para que se alejara de la nephilim— aclaró viendo que poco a poco se iba revelando que tampoco hizo gran cosa —. la alejé y ya está, pero oye, le salvé la vida y seguramente ella después a mi.
Sobre los nephilims... qué decirte, al principio pensé que se trataban de unos sectarios al verlos con esos tatuajes extraños que llaman runas hasta que me aclaró lo que eran, pero si te soy sincero...
— se inclinó sobre la mesa como si quisiera soltar un secretillo —. a mi me lo siguen pareciendo. Es un grupo que luchan contra los demonios, que protegen a los humanos, qué se yo, son cosas que aún hoy día intento asimilar. Y con la jerarquía que siguen no puedo catalogarlos de otra forma.

Siguió bebiendo del café que en un par de tragos más se lo acabaría, así hacía tiempo para que Steinner le siguiese contando todo lo que supiera sobre otros subterraneos y sobretodo los demonios que eran los más peligrosos. La lección mas importante es que con ellos jamas de los jamases debía tener contacto, cuanto más lejos mucho mejor.

Pues amigo, si ahí arriba hay un Dios, es un cacho de cabrón— dijo sin cortarse un pelo—. ya le preguntaré al ángel si, si la vuelvo a ver.

Que le dejara el reloj de mano sin cobrarle nada le sorprendió gratamente aunque no pudo evitar mirarle con gesto confuso. En su vida había aprendido que no se daba nada sin conseguir algo a cambio, él mismo lo hacía. No se trataba egoísmo pero tampoco es que fuese muy generoso.

Solo por una charla... sabía que mi presencia podía ser gratificante pero no tanto— dijo riendo un poco y dejándole saber que le extrañaba— pero está bien, no te diré que no ya que me gusta. Seguramente me vaya pasando por aquí para que sigamos hablando de nuestros nuevos encuentros si los tenemos, así nos informamos mutuamente y aprendemos de ello. Lo mismo me llevo media tienda de paso.— se rió bromista a la par que se levantaba y era acompañado por Steinner hacia la puerta.

Seguro que si, ¡nos vemos!. — echó un rápido vistazo al reloj antes de guardarlo en el bolsillo de la chaqueta y marcharse hacia donde había dejado la moto.
Apretó bastante el paso hasta encontrarla, se montó algo inseguro mirando a su alrededor por si la vampiresa había regresado para continuar lo que dejó pero por suerte no fue así. Aceleró su moto y fue adelantando algunos vehículos que obstaculizaban su camino, era tarde y seguramente Sandor estaría un poco desesperado al haber estado tanto tiempo solo.



I Hate you, pelusilla ¬¬:
avatar
Mensajes : 576

Reliquias : 316


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t4552-jackson-evanshttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t4556-rs-jackson-evans#36615http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t4570-jackson-evans-cronologia
Mundano/a, con La Visión

Volver arriba Ir abajo

Contenido patrocinado
está

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.