07/08 - Estimados habitantes del submundo. ¡Aquí tenéis las noticias con las actualizaciones/nuevas propuetas/ideas del foro! ¡Pasaos cuanto antes a echar un ojo!


10/06 - Estimados habitantes del submundo. Ahora tenéis una forma de llevar el recuento de las habilidades especiales de vuestras armas. ¡Sólo tenéis que pasaros por este tema para tener al día el tiempo que os queda hasta la próxima recarga! ¡Pasáos cuanto antes!


04/06 - Estimados habitantes del submundo. Como habréis comprobado, la raza de los nefilim vuelve a estar abierta para todo el mundo <3 Y aunque aún no ha habido actualización de noticias... ¡no desesperéis! ¡Que antes de lo que podáis pensar estarán en vuestra bandeja de entrada ardiendo con el fuego celestial!


31/03 - Estimados habitantes del submundo. Como habréis comprobado, la raza nefilim tiene las letras en rojo en el censo del tablón. Eso indica que, hasta nuevo aviso, la raza está temporalmente cerrada por sobrepoblación. Sin embargo, antes de llevaros las manos a la cabeza definitivamente, esperad a tener un nuevo aviso por nuestra parte, pues estamos sopesando algunas cositas. ¡Un saludo! <3


07/03 - ¡¡Queridos habitantes del submundo!! ¡Aquí llegan las últimas noticias del foro! ¡Leedlas atentamente y no perdáis ni un solo detalle!


27/02 - ¡¡Queridos habitantes del submundo!! Queremos anunciaros que la limpieza de este mes de febrero se realizará entre los días 02 y 03 de marzo, para que tengáis tiempo de poneros al día. Así mismo, estimaremos que las noticias del mes saldrán esta misma semana, aunque sabemos que ya vamos con imperdonable retraso. ¡Perdón por las molestias y gracias por vuestra atención!


07/01 - ¡¡Queridos habitantes del submundo!! Queremos anunciaros que hemos recuperado el dominio del foro satisfactoriamente, de modo que podéis volver a utilizar la dirección anterior, www.cazadoresdesombras-rpg.com, sin ningún problema. Por otro lado, hoy se han realizado las limpiezas del foro. ¡Sigamos trabajando y pasándolo bien como hasta ahora, y perdón de nuevo por las molestias!


02/01 - ¡¡Feliz año nuevo a todo el mundo!! Con motivo de la llegada del ansiado 2017, hemos decidido daros un pequeño regalito. Si miráis en vuestra reserva de reliquias... ¡veréis que han aumentado considerablemente! Es un premio a todos los usuarios que se registraron antes del 01 del 01 por vuestro apoyo ^^Recordaros, además, que las limpiezas se realizarán al final de esta semana. ¡Apurad los últimos post para no perder vuestro color!


36 # 39
21
NEFILIMS
6
CONSEJO
12
HUMANOS
9
LICÁNTRO.
9
VAMPIROS
10
BRUJOS
4
HADAS
3
DEMONIOS
1
FANTASMAS

Happy Birthday [Mishka]

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Happy Birthday [Mishka]

Mensaje— por Adeline Geller el Dom Mayo 18, 2014 9:57 pm

Se podía apreciar la figura de Adeline frente a la ventana de su habitación, muy quieta y a medio vestir. Sus pies lucían descalzos y una de sus piernas a medio cubrir con unas finas medias. Su torso estaba cubierto únicamente por su sostén y su cabello caía sobre sus hombros húmedos pues acababa de salir de la ducha. Una cohibida risotada surgió de su boca.

Gracias. . . . Sí, estoy bien aunque os hecho mucho de menos. ¿Tú cómo estás? . . . . ¿Y el abuelo? . . . . — asintió con la cabeza en un gesto cargado de alivio — él está bien... como siempre . . . . . Sí... lo intento. Pero no lo pone fácil, ya lo conoces. . . . . . ¿Planes para hoy?... bueno, yo... — sintió una repentina culpabilidad por haber hecho planes en ese día tan señalado, sentía como si hubiese fallado aquella especie de "luto anual" por el fallecimiento de Susan, se sentía egoísta. Asentía con la cabeza ante lo que su madre le decía, también notando como sus hombros se tensaban. Su madre la conocía y a pesar de la distancia notaba que Adeline no se encontraba bien emocionalmente —. Ha sido un momento, se me pasará, estaré bien, de verdad. Se... se lo que quieres decir... pero... — dio un suspiro pues sus palabras fueron interrumpidos por su madre — vale, vale, sí... tienes razón. Debo... debo recordarla con una sonrisa y todo eso... ya. Yo... no sé como lo haces —. Ahogó un gemido lastimero colocándose la mano sobre su boca, agachando la cabeza y asintiendo con la cabeza a las palabras que su madre le dedicaba. En realidad sí que sabía como Clarisse seguía adelante ya que superar la muerte de un hijo era algo imposible, nunca se superaba. Simplemente dejó de castigarse, de lamentarse por algo que jamás recuperaría y decidió que la mejor manera de honrarla, de homenajearla era ser feliz, rememorarla con una sonrisa en la cara y mantenerla viva en sus adentros —. Vale. Sí, vale, de verdad. — suspiró ante la insistencia de su madre — lo prometo, no te preocupes — se pasó el dorso de su mano por sus ojos borrando así algunas lágrimas que se habían derramado y a la vez emitió una risa incrédula — ¿En serio me estás preguntando eso?. . . . .  sí, es un chico . . . . .  Mamá... no me hagas colgarte— su cuerpo tuvo que moverse movido por los nervios. Con una mano cogió la otra pernera de la media para no tropezarse. Era una imagen algo cómica verla caminar desvestida y algo torpe por la media a medio poner —. Sí, puedes estar segura. Es muy buen chico. . . . . . Mamá... ya vale . . . . . . Ohh por Raziel, venga vale, sí, ¿contenta? . . . . . . . sí, ya lo suponía — se rió un poco pasándose la palma de la mano por  la cara y resoplando — ah... ahora si te vas, ¿no?, muy lista . . . . .  ¿ah?... — miró la hora en el despertador que se encontraba sobre su mesa de noche — Oh... pues sí, ya tengo que dejarte que aun no he acabado de vestirme . . . . . . noooo... no voy de neg . . . . . .  sí, ya te enviaré una fo . . . . . . que sí, prometido — volvió a reír dejando como rastro una sonrisa — yo también y mucho. Adiós mamá... dale recuerdos al abuelo.

Cuando colgó se quedó mirando el teléfono móvil un momento con esa sonrisa que terminó deformándose en un gesto de sorpresa, tenía que darse prisa si no quería llegar tarde. Se sentó a los pies de la cama para terminarse de subir las medias color piel que difuminarían un poco las runas que tenía en sus piernas y que no habían terminado de desaparecer. Volvió a levantarse para dirigirse al armario y tomar el vestido verde  que había seleccionado para la ocasión. Era de encaje con motivos florales que se trasparentaba de forma muy leve en sus brazos y sobre el pecho pudiéndose apreciar, aunque sutilmente las runas de la zona. No era demasiado corto pues le llegaba un poco más abajo de la mitad del muslo. Se calzó sus zapatos de escaso tacón del mismo tono o al menos lo más parecido y tras eso se dirigió al baño para peinarse. No se complicó demasiado pues no iban a ir a ningún lugar especial, sólo al cine. Se recogió el cabello de forma algo desenfadada con algunos mechones cayendo en un lado y otro, del maquillaje se olvidó, no quería usarlo.
Se apresuró a salir tomando un pequeño bolso de color negro donde tenía su monedero y ahora su teléfono. Esperó que Mishka no lo tomara en cuenta como vestir de negro, al fin y al cabo no tenía otro, además que era sólo un complemento.

El primer problema se lo encontró cuando quiso montar sobre su moto. Se colocó el casco, y tomó asiento notándose altamente incomoda. Cerró sus piernas con fuerza y  se aseguró que el trayecto fuese corto pues iba acelerar bastante. Así lo hizo, cuando estaba conduciendo y sentía cortar el viento se acordó que se había olvidado de la chaqueta pero bueno, era por la tarde y si por la noche refrescaba aguantaría como buena nephilim.

Al aproximarse a la zona de encentro; el cine para ser exactos,  aparcó en las cercanías colocando bien la cadena anti-robo agachándose como una "señorita" aunque al no acordarse casi se agachaba de una forma poco... elegante. Nada, tras eso y a paso ligero se dirigió hacia la entrada del cine donde comenzó a mirar alrededor por si Mishka había llegado antes, pues con la tontería ella se había atrasado un poco. Debía admitir que mientras le buscaba con la mirada... se notaba nerviosa pero sabía que una vez que lo viese se relajaría, era el efecto que Mishka hacía en ella (normalmente claro, cuando había un bizcocho entre los dos la cosa cambiaba).



LOGROS:



GOATS TEAM:


My brother:



Regalitos:
" />
avatar
Mensajes : 611

Reliquias : 985

Temas : 3/3


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t4308-ficha-de-adeline-evanshttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t4317-relaciones-adeline-gellerhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t4316-cronologia-adeline-geller
Nefilim cazador/a

Volver arriba Ir abajo

Re: Happy Birthday [Mishka]

Mensaje— por Invitado el Lun Mayo 19, 2014 3:17 pm


Happy birthday
→ ..  


Esta vez no me puse la tirita de dinosaurio después de ducharme. Qué pena, a la cajera del supermercado le hacía mucha gracia y siempre me trataba mejor que al resto de los clientes. Debía pensarse que era retrasadillo. Ahora volvería a estar en el colectivo de clientes a los que les tiraba la bolsa de mala manera.
Me miré la pequeña cicatriz que me había quedado encima de la ceja y que todavía tardaría algunos días en desaparecer, como el resto. Habría necesitado dos semanas en curarme de aquella paliza siendo humano. Pero en la condición de licántropo, tan sólo necesité cuatro días para estar del todo bien. Conn esperaría una semana más antes de llamarme para que volviera a entrenar, aunque me llamaba día sí , día no, para preguntarme cómo me encontraba.
Casi me sentía culpable al decirle que me dolían las costillas cuando en realidad se me habían curado ya. Pero no podía decirle la verdad porque solo conseguiría desconcertarlo ante mi pronta recuperación.

Justo estaba acabando de vestirme cuando caí en la cuenta de que...tenía que desvestirme. Me había puesto una camiseta negra, había estado a punto de incumplir la única condición que yo mismo había impuesto para la ci...quedada. Quedada de cumpleaños. "Suena a celebración de niños en una piscina de bolas".
En fin, dejando de lado tecnicismos...Me puse a buscar en el armario como un loco, pero no tenía mucha ropa formal y tampoco quería ir de blanco insípido cual fiesta ibicenca. Así que terminé poniéndome una camiseta blanca con una blusa a cuadros encima, unos vaqueros oscuros y unas zapatillas grises. Cogí la chaqueta, las llaves, la cartera y...estaba pensando en dejar los regalos allí para luego, pero no pude evitarlo y me guardé el pequeñito en el bolsillo para dárselo antes.
-¡¡Me voy!!-grité a Rory. Sin embargo, antes de poder irme tuve que pasar el "control". En cuanto a mi amiga le pareció que iba guapo, me dejó salir.
Había estado toda la tarde haciendo cosas y al final apenas había tenido media hora para ducharme y vestirme. Aún así cogí el metro a tiempo y en un rato estuve en el cine.

Miré la hora, tan sólo me había retrasado tres minutos. Busqué con la mirada a Adeline y esta vez si que la reconocí al instante. Había hecho caso a la "norma" e iba de verde, lo que hacía que la notara bastante distinta pues en todas las ocasiones en las que nos habíamos visto, sin excepción, había ido de negro.
Me acerqué a ella con una pequeña sonrisa que se ensanchó cuando su mirada se cruzó con la mía.  
-¡¡Felicidades!! -exclamé por todo saludo y le di un gran abrazo. Ya la había felicitado por teléfono y de paso confirmar la hora en la que íbamos a quedar, pero no era lo mismo en persona.
Cuando nos separamos mi sonrisa se había tornado ligeramente tímida.
-Estás guapísima -dije sin pensar.-Bueno, lo eres...Y...tenía razón con lo del verde, y eso que ahí todavía no estaba ni borracho.
Me reí por lo bajo. Joder, sí que había empezado yo fuerte...
Hice ademán de quitarme la chaqueta y saqué del bolsillo el regalo que me había guardado antes de salir y que Rory había envuelto mientras yo me duchaba.
-Para ti -dije tendiéndole el pequeño bulto.- En realidad no lo compré expresamente por tu cumpleaños...Es que lo vi y...
No hacía falta que continuara la frase diciéndole que me acordé de ella, porque en cuanto lo abrió se dio cuenta de eso. Era un llavero de un mini-mono Amedio .
-Creo que no tenías ningún llavero para las llaves de la nueva moto... -dije conteniendo una pequeña risa.
avatar
Invitado
Invitado
está

Volver arriba Ir abajo

Re: Happy Birthday [Mishka]

Mensaje— por Adeline Geller el Mar Mayo 20, 2014 2:26 am

Cuando sus ojos se toparon con los de Mishka su boca se estiró en una enorme sonrisa justo como él, a la par y en la misma medida, la alegría que compartían se culminó con un fuerte abrazo. El subterráneo la felicitó ahora en persona, la estrechó entre sus brazos al igual que ella le rodeó el cuello con los suyos, dejando escapar una tímida risotada.

Gracias — estaba emocionada, MUY emocionada porque ese día era especial. Había dado el paso que su madre siempre había esperado y por supuesto ella misma, sólo que hasta ahora se había sentido sola aunque nunca lo estuvo, pero no hacía falta estar rodeados de personas para sentirse así, ¿verdad?.

Reparó en que las heridas de su rostro casi habían sanado, la que se mostraba más clara era la de su ceja a la que centró su mirada y sin pretenderlo, sonrió. "Su cicatriz de tipo duro", pensó por un  segundo hasta que escuchó su halago provocando en ella que apartara levemente la mirada y se lo agradeciera sólo con un gesto con la cabeza. ¿Por qué?, no sé, tal vez porque no quería volver a repetirse, aunque lo más probable era porque no estaba acostumbrada a que le dijeran ese tipo de cosas, no era muy común entre los nephilims. Sólo el imaginárselo daba risa: "Eh, ¡estás guapísima!, vamos a cortar cabezas demoníacas"...

Sí... ya tenía la idea del verde pero aquel comentario terminó por animarme — le pasó la mano por el brazo tocando su camisa a cuadros — tú también estás muy apuesto ¿sabes?, además esa cicatriz en la ceja te da ese toque de malote que querías — bromeó sobre lo que hablaron hacía tiempo en el parque a la vez que hacía un gracioso gesto con el ceño fruncido imitando a un tipo duro. Era extraño pero a la vez gratificante comportarse de esa manera tan... normal. Mishka no había hecho ningún cambio  en su forma de vestir pero lo veía algo diferente, no sabía describirlo pero supuso que era por los días que habían estado sin verse, aunque no perdieron el contacto entre tanto gracias al teléfono móvil.

Se sorprendió al ver un pequeño paquetito que el licántropo le ofrecía y que tomó con ambas manos. Alzó la mirada hacía él con las cejas alzadas antes de volver a fijarse en el paquete y comenzó a romper el papel, aguantó como pudo una sonrisa por lo que sus labios se tensaron  convirtiéndose así en dos finas líneas blanquecinas.

Mish... gracias, no hacía falta que... ya sabes... — le agradaba de sobremanera que aquél presente había sido pensado incluso antes de saber que su cumpleaños se acercaba. Entonces lo descubrió, el cuerpecito pelón de un minipeluche del mono Amedio que en realidad se trataba de un  llavero, aquello la hizo abrir los ojos como platos. "No puede...ser...", "no que va, y tanto que SI ha sido capaz". Se llevó una mano a la boca para aplacar una carcajada de la gracia que le había hecho, alternaba la mirada entre el llaverito y Mishka manteniendo la risotada hasta que pudo hablar, eso sí, un poco ruborizada. Él no perdía la oportunidad de hacer énfasis en lo pequeñita que ella era.

Muy apropiado desde luego. — se mordió el labio inferior y le propinó un pequeño  golpe en el hombro, suave, sin que pudiera ocasionarle si quiera un balanceo, la había hecho reír, algo que le hacía muchísima falta en ese día —. lo viste y no pudiste evitar acordarte de mi, ¿no?. Eres un primor — le dio un suave pellizco en la mejilla — gracias, es un buen detalle pues no tenía ninguno para las llaves de la moto — abrió el bolso para sacarlas  e ir metiéndolas dentro del aro del llavero — vamos entrando, supuestamente la sesión empieza en quince minutos así que la sala estará abierta — a su lado se adentró dentro  del edificio pudiendo observar en primer instancia una gran sala donde por una parte se encontraban las taquillas para comprar las entradas y en otro lado apartado, casi en el lado adverso los mostradores para pedir las palomitas. Ambos pudieron sentir el dulzor olor de las que estaban embadurnadas de miel, tenían pinta de ser muy empalagosas pero en fin, se iba a endulzar como nunca.

Repentinamente Adeline tomó de la mano a Mishka y lo llevó a paso ligero hacia las taquillas cruzando algunas personas que se les pusieron por delante. La muchacha compró ambas entradas para una película de acción en 3D, en la cual no faltarían tiros, sangre falsa por doquier y coches explotando en el aire porque sí. Del mismo modo que antes con esa divertida carrera se dirigía hacia el mostrador de las palomitas. La sesión de cine lo pagaba ella pero Mishka la había convencido para que él se encargara de las palomitas.

Uno de esos cubos enormes — se ponía de puntillas para susurrarle — si, palomitas caramelizadas y una coca cola grande para mi. Tú pide lo que quieras. ¡Ah!, el cubo enorme es para los dos ¿eh? — se rió un poco ante lo que Mishka pudiera pensar y antes de que él se pidiera otra.
Cuando pagó Adel prefirió llevar los dos refrescos pues ella llevando todo ese cubo quedaría un tanto ridículo. Cuando llegaron hacia los tipos a los que entregar la entrada se las apañó con buen equilibrio para sustentar las bebidas en un brazo para dárselas y que se la rompieran en parte. Quería guardarlas como recuerdo.

Y así fueron dirigiéndose hacia la sala 4 que estaba por el pasillo de la izquierda a unos cinco metros.

Justo a tiempo , nunca hay que perderse los trailers — dijo felizmente cargando con las bebidas, ésta vez cada una en una mano donde ella ya comenzó a succionar por la pajita de uno de los vasos. Y mientras caminaban le acercó el refresco de él para que diese un trago mientras reía por la situación.



LOGROS:



GOATS TEAM:


My brother:



Regalitos:
" />
avatar
Mensajes : 611

Reliquias : 985

Temas : 3/3


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t4308-ficha-de-adeline-evanshttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t4317-relaciones-adeline-gellerhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t4316-cronologia-adeline-geller
Nefilim cazador/a

Volver arriba Ir abajo

Re: Happy Birthday [Mishka]

Mensaje— por Invitado el Mar Mayo 20, 2014 4:17 pm


Happy birthday
→ ..  


Me metí las manos en los bolsillos del pantalón y sonreí con timidez cuando me devolvió el cumplido. Aunque lo que más ilusión me hizo fue lo del toque de malote de la cicatriz en la ceja. Al parecer no era el único que se acordaba de los detalles más tontos de nuestras conversaciones. Ese en concreto tenía que ver con la noche en que me hicieron un pequeño corte en el labio.
-¿Verdad? Y creo que esta no se va a borrar -dije exagerando el orgullo por la cicatriz para hacerlo un poco más cómico. -Fíjate que en el autobús la gente se sentaba lejos de mí.
Eso ya sí que era broma. Ni con una cicatriz en la cara resultaba especialmente amenazador. Pero oye, las apariencias engañaban. No me cansaba de decirlo y de usar como ejemplo a Adeline.

Cuando vi su cara al abrir el regalo, mi sonrisa se hizo aún más amplia. Tan sólo era un pequeño llavero pero le había hecho tanta ilusión que sólo por eso ya merecía la pena habérselo comprado. Era una especie de pulla por llamarla "mono titi", pero desde el cariño, claro.
-Eso pensé cuando lo vi -dije riendo por lo bajo cuando comentó que era muy apropiado. Asentí a sus palabras y me encogí de hombros sonriendo cuando me dio las gracias junto con un pellizco en la mejilla. -No es nada...Me alegro mucho de que te haya gustado, significa que ya vas asumiendo el apodo.
Apreté los labios, conteniendo una risa. Le di un toquecito en el hombro como había hecho ella antes, dando a entender que bromeaba, aunque eso ya lo sabía.

En cuanto Adeline acabó de colocar el llavero mencionó que era hora de comprar las entradas. Llevaba un rato oliendo las palomitas y sólo con el olor se me hacía la boca agua. Pero lo primero era lo primero, las entradas. Noté que Adel me agarraba de la mano e hice lo propio, siguiéndola hasta las taquillas entre la gente que iba, venía y se marchaba. Como le había dicho, sería ella misma la que eligiera la película que íbamos a ver, puesto que era la cumpleañera. Una de acción me pareció aceptable y si dejé que pagara ella fue por el acuerdo que teníamos...Aunque insistí en ser yo el que pagara las palomitas y los refrescos. La miré enarcando una ceja cuando pidió el cubo gigante de palomitas y sonreí al aclarar que era para los dos. Me habría preocupado que se comiera todo aquello ella sola.
-Vale, pues...Unas palomitas caramelizadas, la más grande. Y dos coca-colas. -pedí.
Había estado sosteniendo la mano de Adeline mientras pedía las palomitas y no hice ademán de soltarla hasta que tuve que sacar la cartera para pagar.

En el trayecto a la sala tuve que hacer acopio de toda mi fuerza de voluntad para no probar las palomitas antes de tiempo. Pero sí lo hice con el refresco cuando la nefilim me ofreció.
-Lo malo de tragarse los trailer es que cuando empieza la película ya te has comida la mitad de las palomitas -repliqué, hablando por propia experiencia. -Haz los honores, abre la boquita -le dije como si fuera una niña pequeña, lo que me hizo soltar una pequeña risa y le ofrecí unas cuantas palomitas.
Mientras tanto andaba buscando la fila a tientas, pues los números estaban escasamente iluminados. Hice pasar a Adeline primero y tras sentarse ella, yo me puse en el asiento de al lado. Coloqué las palomitas sobre el regazo de Adel y estiré la mano para coger un buen puñado que me llevé a la boca.
Expresé en voz alta lo buenas que estaban, pero acababan de empezar los trailer así que no se me oyó.

Me incliné hacia Adeline para que me escuchara.
-Para cuando empiece la película -le dije dándole sus gafas 3D. -Si hace tanto que no vienes al cine eso significa que no has visto nunca una película en 3D, ¿no?
Me daba a mí que aquello iba a ser divertido.
-Si vienen objetos volantes hacia ti con quitarte las gafas es suficiente. No intentes contraatacar con cuchillos -dije casi aparentando seriedad, pero me eché a reír al ver su cara.-Porque aunque no vayas de negro estoy seguro de que vas armada, ¿a que sí?
Miré su bolso con una expresión inocente y me comí otro puñado de palomitas e intenté prestar atención a la pantalla. Oooh, un trailer de una peli de dibujitos. Unos cuantos trailer después por fin empezó la película, con la típica escena del protagonista de buen ver y torturado por su día a día, que de pronto es atacado en una calle de noche.
-Tsss, aficionados -murmuré.

avatar
Invitado
Invitado
está

Volver arriba Ir abajo

Re: Happy Birthday [Mishka]

Mensaje— por Adeline Geller el Miér Mayo 21, 2014 3:52 pm


HAPPY BIRTHDAY


Una risotada se desbordó por su boca en un intento vano de acallarla, y es que cuando escuchó que en el autobús se alejaban de él por su aspecto de malote, lo hacía con tal orgullo que parecía un gallo de lo que hinchaba el pecho. Le hizo más gracia su expresión que el mismo chiste aunque había que reconocerlo, también tenía su gracia. Mishka no era de los tipos que daban miedo sólo de mirarlo aunque lo intentase poniendo caras. Adeline no estaba del todo segura si él lo anhelaba, de saberlo trataría por todos los medios de quitarle esa idea de la cabeza porque le gustaba tal cual.

Uy si, y también las ancianas estarían susurrando unas a otras lo criminal que debías ser — comentó sin poder remediarlo antes de toparse con el detallito del llavero. Cuando Mishka le dijo que haberlo aceptado era señal de que asumía su apodo de "mono titi", no le respondió, al menos no con palabras ya que le echó una mirada que habló por ella con un "ya te vale". Pero sonrió, no era capaz de aparentar enfado porque con él era imposible.

De camino a la sala podían parecer perfectamente una pareja por como actuaban el uno con el otro. Una dándole de beber del refresco y el otro ofreciéndole unas palomitas que al instante coló dentro de la boca de la muchacha cuando ésta la abrió en cuanto pudo, deseosa de probarlas. No se cortó un pelo al demostrar cuanto le gustaron emitiendo un leve gemido de placer.

Una vez sentados en sus respectivos asientos Adeline cogió otro par de palomitas y miró la enorme pantalla con gesto sorprendido pues de pronto se sintió como si hubiera viajado al pasado, por esa sensación tan familiar que sentía, por imaginarse que de pronto vería al pequeño Nemo nadar junto con Doris por el inmenso océano. Por todo ello un sin fin de recuerdos se agolparon  en su cabeza quedándose un poco aturdida hasta que el susurro de su amigo la sacó de ese pequeño trance. Algo despistada cogió las gafas que le había dado y se las quedó mirando un rato, eran de pasta gruesa de color negro al igual que los cristales. Negó con la cabeza en respuesta a la suposición de Mishka de no haber visto nunca una película en 3D y le echó una mirada afilada ante su broma.

Já...já...já, muy gracioso. Tranquilo sabré controlarme, sólo saldré corriendo de la sala con las manos en alto, sacudiéndolas y gritando como una histérica — exageró un "poco" la situación mientras reía y colocaba su refresco en circular hueco pensado para ello — llevo el cuchillo serafín en el bolso por si las moscas aunque el pobre está a presión... — se quedó en silencio unos segundos mientras de fondo  dejó de sonar la música de espera  para dar paso a la presentación de los trailers, igual que la luz de la sala iba apagándose poco a poco.

Estos trailers no fueron nada del otro mundo, cuando era cría los recordaba con más ilusión ya que era un recorrido de todas las maravillosas películas que estaban por estrenarse pero... ¿qué demonios era eso?, ¿un coche haciendo una carrera junto a un tanque?, ¿un caracol que soñaba con ser un coche de carreras?. Adeline se quedó algo pillada, miraba a Mishka de reojo por si le pasaba igual pero no, él parecía estar acostumbrado al cine de hoy en día por el gesto de comer palomitas con mirada pasiva.

El comienzo de la película fue algo caótica pero Adeline no se quejó por la presentación del protagonista al que le filmaron todos los músculos de su cuerpo antes que a su cara, la nephilim no dudó en ajustarse bien las gafas.
Eso del 3D no está nada, nada mal — murmuró con una traviesa sonrisita y continuó viéndola. La escena del ataque le llamó la atención, los puñetazos y técnicas que usaban estaban super medidas, obviamente se trataba de una coordinación para que los actores no resultaran con el ojo morado.
Oye... que tal vez esos mafiosos sean extraterrestres o algo similar, no los menosprecies... — susurró en respuesta del comentario que había hecho anteriormente Mishka.

La película seguía en su línea, musica pastillera, planos en la que se veía al protagonista con poses totalmente antinaturales pero mostrándose lo sexy que era y el momento estrella... la presentación de LA CHICA.
Una despampanante rubia con cinturita de avispa y con unos enormes pechos como melones. Por supuesto su cabello era de color rubio platino casi del mismo tono de la propia Adeline que casi se sintió ofendida por ello. "¿Por qué, Raziel, por qué?".

La susodicha se hacía llamar Evangeline, un nombre en clave, por supuesto, ya que esa tipa que ni siquiera cumplía los 30 era principalmente espía que trabajaba para esos mafiosos que perseguían al prota por no sé qué tratos turbios, además de eso era científica, experta en informática y una ingeniera del copón, pues había manipulado el motor del vehículo del protagonista para que tanto su velocidad como aceleración aumentaran el triple de su capacidad. ¡Y solo con el contenido de su set de maquillaje!.

¿Pero qué?...¿Cómo ha hecho eso?, ¿qué sentido tiene? — preguntó bajito pero incluso así no pudo evitar elevar la voz por lo que las personas de su alrededor, en especial el que tenía detrás siseó para que se callara. Adeline dio un suspiro, comió de las palomitas y se inclinó un poco más hacia Mishka para seguir susurrándole pero esta vez controló su voz.

Creo que voy a dejar mis agujas de plata a un lado y equiparme pestañas postizas que lanzaré cual estrellas ninja, demostrado está que son más eficaces — se llevó una mano a la boca para no reír y  escupir las palomitas.




LOGROS:



GOATS TEAM:


My brother:



Regalitos:
" />
avatar
Mensajes : 611

Reliquias : 985

Temas : 3/3


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t4308-ficha-de-adeline-evanshttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t4317-relaciones-adeline-gellerhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t4316-cronologia-adeline-geller
Nefilim cazador/a

Volver arriba Ir abajo

Re: Happy Birthday [Mishka]

Mensaje— por Invitado el Miér Mayo 21, 2014 6:09 pm


Happy birthday
→ ..  


Me reí al imaginar la escena que me describía Adeline, con ella corriendo como una loca con los brazos en alto.
Miré de reojo su bolso, comprendiendo a qué se refería con que llevaba el cuchillo metido a presión. Era raro, pero a aquellas alturas ya ni siquiera me inmutaba ante la idea de ir al cine armado. En cualquier momento y en cualquier lugar, podía ocurrir alguna desgracia. Eso lo tenía más que comprobado. Pero no quise pensarlo justo en ese momento.
"Hoy no", me dije. A ser posible, que la acción quedara limitada a la película que estábamos a punto de ver.
-Debo ser de los pocos que no salen armados a la calle...-dije. Tal vez debería plantearme llevar algo yo también. Ya le preguntaría a Adeline si el agua bendita hacía daño a los vampiros...

Conversaciones sobre armas, fuera. Aquella era una noche mundana cualquiera, y sólo por la manera de comenzar la película esta también estaba resultando de lo más mundana. Miré a Adel al escuchar su comentario sobre el 3D y hasta que no volví a mirar a la pantalla no me di cuenta de a qué se refería. Volví a mirarla haciéndome el ofendido.
-Qué rápido cambias de "tabletita"...-murmuré mirando al frente y bebiendo de mi coca-cola.

Me llevé un puñado de palomitas a la boca, asintiendo con la cabeza cuando dijo que lo mismo los mafiosos eran extraterrestres.
-Todo es posible en Hollywood.
Y como no podía ser de otra manera, ahí estaba la rubia despampanante.
-Es que algunas no se conforman con llevar solamente un cuchillo en el bolso -respondí tranquilamente a la indignación de Adeline. Me reí con la sugerencia de las pestañas ninjas, lo que hizo que esta vez me llamaran la atención a mí.
-Y no olvides el pintalabios-spray de pimienta, imprescindible en el kit de la espía.

Pasado el mal rato inicial del protagonista y el encuentro con la rubia, la siguiente escena mostró una vuelta a la normalidad con la típica conversación con su compañero de trabajo. Como no podía ser de otra manera este era un muchacho de etnia negra que le daba el toque de humor y quitaba importancia a todos los tormentos del protagonista. Humor fácil y con chispa que tanto les gustaba a los americanos. "¿De dónde has sacado a esta preciosidad?" "Ahora no, Mike". "Así que Mike, ¿eh?". Si la rubia no calentaba también al amigo, la película no tenía sentido.

Menos mal que no tardaron en aparecer los malos de nuevo. Disparos, sangre, disparos, mesas volcadas por el suelo, drama por todos lados. "¡Mike, agáchate!". La típica broma de Mike en mitad del tiroteo: "Mi mujer tenía razón, tío. Este trabajo no está bien pagado". "Vamos, ¡tenemos que largarnos!".
Previendo lo que estaba por venir se me ocurrió la idea de coger un puñado de palomitas. Tal y como esperaba, conforme los "buenos" salían por la puerta, el edificio reventó, con artefactos voladores viniendo hacia nosotros. Yo aproveché esos efectos especiales para tirar el puñado de palomitas a Adeline y estallar en carcajadas luego.
-Ssssssssssshhhhhhhhhhhhh.
Oh, Dios. Pero si la película era de risa sin estar catalogada en "comedia". Lo raro era que el resto no se estuviera riendo también.
-Lo siento, tenía que hacerlo...-me ..¿justifiqué?

avatar
Invitado
Invitado
está

Volver arriba Ir abajo

Re: Happy Birthday [Mishka]

Mensaje— por Adeline Geller el Miér Mayo 21, 2014 9:41 pm


HAPPY BIRTHDAY


Adeline lo miró de reojo, pensando en decirle algo que tal vez ya se lo había dicho en otra ocasión así que no quería repetirse, el arma de Mishka era él mismo pero eso podía caerle mal aunque fuese verdad. Su poder recaía en sus puños y sobretodo en el lobo que llevaba dentro el cual si lo controlaba, no le haría falta ningún cuchillo para defenderse. No es que le hiciera falta ahora protegerte de nada, los mundanos no eran ninguna amenaza pero sí que lo era cualquier ser sobrenatural que lo iguale o lo supere en fuerza. Pero bueno, ¿qué hacía pensando en esas cosas?, ¡a ver la película!, sé que costaba mucho seguirle el hilo de lo tópica que era pero habían venido a eso.

Ante su comentario mencionando su cambio de "tabletita" no le quedó otra que mirarle de reojo aguantando una risa por lo que la cara de sapo hizo aparición. Mishka había clavado su mirada en la pantalla con una muy mala e increíble cara de indignación.
No, no puedo cambiar un Lindt por marca blanca — le respondió también mirando a la pantalla y dejando ese asunto ahí, en el aire. Por suerte fue fácil ya que la presentación de la rubia no fue para nada discreta. Era horrible, le causaba vergüenza ajena y para colmo la tipa en escenas de persecución o saltos lo hacía con esos tacones de agujas finísimas y de diez centímetros por lo menos. ¡Claro que sí, Evangeline! ¿quién sabe?, puede que sea prima de Julia Plecher.

Los ojos de Adeline no se despegaban de la pantalla, su cabecita se un lado a otro de forma sutil dejándose llevar por las imágenes en 3D que la hacían sentir que estaba entre los protagonistas y por tanto trataba de echar la cabeza hacia atrás cuando había un primer plano de la rubia, o mas bien a sus asiliconadas tetas.
Sí, sí, pintalabios-spray de pimienta que también servirá como desodorante. Aquí no se conforman con el 2 en 1.

Bueno, bueno, bueno la película aún tenía mucho que ofrecerles, la aparición del muy mejor amigo, gracioso, con mujer y encima de etnia negra hacía suponer lo que pasaría al final. Pero claro, para Adeline todos esos tópicos eran nuevos así que no se esperaría el triste destino de Mike. Soltó un bufido y rodó los ojos al presenciar la escena de colegueo en la que el nuevo integrante picaba al prota por la chica que se había convertido en el centro de atención, en el centro de sus preocupaciones cuando una panda de mafiosos—entre ellos un asiático — querían borrarlos de la faz del planeta.

Justo cuando se encontraban en un pequeño bar comenzaron a haber tiroteos desde el exterior, provocando que todos comenzaran a gritar y se cubriesen con las mesas , por supuestísimo que el prota cubría a Evangeline rodeándole los hombros con su musculado brazo. La enorme cristalera como decenas de botellas se rompieron por los disparos mientras el dueño gritaba al cielo el por qué le sucedía de nuevo en lo que llevaba de mes, pobrecillo.
Todo fue muy caótico, Adeline estaba totalmente metida en la escena, por fin algo interesante que la llenó de tensión y curiosidad por saber qué sería lo que ocurriría. Pues como no, una gigantesca explosión que no se supo de donde vino. A eso se sumó unos efectos especiales extras, cortesía del graciosillo de Mishka que le había arrojado a la pobre muchacha un puñado de palomitas. En ese momento ella estaba apunto de sorber de su pajita cuando dio un repentino bote en su asiento y emitió un grito por el susto que le había dado. Allí se escuchaba de todo, múltiples siseos, algunas carcajadas e inclusos aplausos. Adeline se puso rojísima de pronto por la vergüenza y se inclinó hacia Mishka para darle algunos golpes a los que no ejercía mucha fuerza, no quería hacerle daño, ¿o sí?.

¡¿Cómo que tenías?! — su cuerpo se convulsionó levemente en una repentina risotada que le dio al darse cuenta de como había reaccionado. Así que escondió durante unos segundos en su asiento, encogida.
Se lo estaba pasando genial, se estaba riendo como nunca y Mishka también aunque en esos instantes fuese a costa de ella, le agradaba porque era señal de que también estaba disfrutando.
—  Mira que al final nos van a echar, condenado. Ya te lo haré pagar — le decía dedicándole una mirada cómplice y aún sin haberse recuperado del todo volvió a sentarse en condiciones para prestar atención a la película.

Ésta proseguía ahora dando paso a la parte "romántica" que no se alejaba de la tensión sexual entre Evanteline y el prota donde abundaba el tonteo estúpido y las pullas juguetonas. Se sintió un poco avergonzada porque se había sentido algo identificada con algunas de ellas. La escena se llevaba a cabo en la playa donde ella tenía una casa allí para pasar los veranos y que se la había ofrecido al maromo para esconderse momentáneamente. Pero a ver, un momento,  ¿no lo espiaba?, ¿ahora se cambiaba de bando?.
¿Cómo es el dicho de "dos tetas tiran más que dos carretas" pero a la inversa?... porque esto es el claro ejemplo — le comentó previendo lo que iba a pasar.

Después de un juego de manos tonto, de críos de 15 años vamos , casualmente cayeron al suelo sobre la arena blanca que amortiguó la caída.  Llegó el momento de las miradas fijas, primer plano del par de ojos de cada uno antes de que se fundieran en un suave y romántico beso, con el atardecer de fondo cuando el plano se iba alejando... todo muy sensiblero que contrastaba salvajemente con lo que pasaría a continuación . . .
En eso que se escuchó por ahí la voz de una señora haciendo un comentario que la hizo aguantar la risa, "Ains... pues a mi no me gusta esa pelandrusca para él". Adeline miró de reojo a Mishka sosteniendo la sonrisa y asintiendo con la cabeza con énfasis como dándole la razón a la señora.




LOGROS:



GOATS TEAM:


My brother:



Regalitos:
" />
avatar
Mensajes : 611

Reliquias : 985

Temas : 3/3


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t4308-ficha-de-adeline-evanshttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t4317-relaciones-adeline-gellerhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t4316-cronologia-adeline-geller
Nefilim cazador/a

Volver arriba Ir abajo

Re: Happy Birthday [Mishka]

Mensaje— por Invitado el Jue Mayo 22, 2014 12:16 am


Happy birthday
→ ..  


Sonreí sutilmente cuando Adeline hizo la comparación entre chocolate Lindt (mi tabletita), con marca blanca (la del tonto de la película). Y estuve tentado a soltar una pullita tipo: "si quieres tabletita en 3D tienes una muy realista aquí mismo". Pero si me contuve fue porque lo pensé antes de decirlo en voz alta y me dio un poco de vergüenza. Menos mal que de vez en cuando pensaba antes de hablar. Mejor dar por concluida esa conversación con el comentario de Adeline.

Seguí comiendo palomitas, aunque ya quedaban menos. La película habría sido tediosa de no ser por los comentarios que intercambiábamos Adeline y yo que, junto con las palomitas, era lo único que la salvaban. Aunque lo mejor de todo, con diferencia, fue la reacción de la nefilim cuando le tiré las palomitas. El salto y el grito fueron lo más, y creo que en algún momento empezó a pegarme, pero me había dado tal ataque de risa que no fui del todo consciente de eso. Me costó unas cuantas llamadas de atención calmarme, aunque por dentro me estaba aguantando.
-Nos echan de los pub, nos echan del cine...¿Qué clase de gentuza somos? -murmuré poniendo cara de sapo por el esfuerzo de aguantar la risa.

Con la cosa de la escenita de Adel, me había perdido varias secuencias, pero aún así pude coger el ritmo de la película rápidamente. Alerta, momento moñas prota-tía buenorra en tres...dos...uno. Oh, venga ya. Ahora resulta que todos los americanos tenían la típica casa en la playa.
-Yo creo que ese dicho no existe. Normalmente suele ser al contrario -respondí encogiéndome de hombros.
La música y el paisaje ya nos iba introduciendo en lo que iba a pasar a continuación.
-Momento beso -anuncié, como si Adeline no estuviera prevenida. No podía faltar esa escena en toda buena película americana, pero eso significaba que detrás venía una escena de sexo.
Miré a Adel cuando me sentí observado por ella. Sonreía por el comentario que había hecho una señora. Yo puse los ojos en blanco para darle a entender lo que pensaba de los dos protagonistas. "Matarlos" vocalicé para que me entendiera sin necesidad de alzar la voz y despertar rencores entre los asientos contiguos.

Volví la mirada a la pantalla donde de pronto estaban en la habitación de la rubia, de esas con un gran ventanal desde el que se ve el cielo nocturno, el mar, y la luna. Tan ideal todo. ¿El culo de la tía estaba en 3D o yo estaba flipando? Bueno, las tetas sí lo estaban, eso podía afirmarlo.
Apoyé el codo en el brazo del asiento y me tapé la cara en un gesto más bien cómico. Me había colocado las gafas sobre la cabeza y aunque me tapaba los ojos, separé los dedos un momento para mirar a Adeline.
-Estoy empezando a sentirme cohibido -dije medio en broma medio...vale, sí, medio en serio. Ver ese tipo de escenas en compañía hacían que me tensara, como supongo que le pasaba al ochenta por ciento de las personas.

Me coloqué las gafas nuevamente cuando llegó a su fin la musiquita hortera y me recibió la típica escena mañanera post-polvo. Todo sonrisas y carantoñas. Y eso que no era una película romántica. Llamaron por teléfono al protagonista, era su amigo Mike diciéndole que iban a por ellos, que sabían su paradero. Oh dios mío, como no se vistiera rápido los iba a pillar en pelotas.
Pero no los pilló desprevenidos en ese aspecto, si en el otro. Y es que los "malos" esta vez resultaron ser no los mafiosos sino los compañeros de la rubia. "¿Me espiabas? No puedo creerlo..." "Déjame explicarte..." , "No, márchate".
-Es su casa, imbécil. Márchate tú -dije en voz baja. "Puedo explicarlo". "No, no puedes. Me has estado engañando". "¡No es cierto!"
-Lo que siento por ti es real -dije imitando la voz de la tía adelantándome a lo que iba a decir, que fue bastante parecido a mis palabras. Al menos la esencia la tenía. -Empecé espiándote pero al final...me enamoré de ti.
Las palabras de Barbie habían calado muy hondo en Ken.
-Reconciliación en tres...dos....uno...Uyyyy...

Me equivoqué. El protagonista salió de la casa todo confuso y atormentado, volviendo a sus orígenes. Al menos había comprendido que el que se tenía que largar era él. "Me voy. Vuelvo a Los Ángeles", dijo.
Me incliné hacia Adeline para decirle:
-Ahora se reunirá con Mike y empezará la parte chunga de tiros. Mike morirá porque es el papel que le ha tocado, y su muerte hará de puente para la reconciliación. ¿Apostamos algo?

avatar
Invitado
Invitado
está

Volver arriba Ir abajo

Re: Happy Birthday [Mishka]

Mensaje— por Adeline Geller el Jue Mayo 22, 2014 2:06 am


HAPPY BIRTHDAY


Por cada nueva risotada y comentario en voz alta nuevos siseos retumbaban la sala pero casualmente por la zona donde Adeline y Mishka se encontraban. No le preocupaba demasiado hasta que pensó que como en el pub aquél pudieran expulsarlos del cine, y Adeline no quería eso porque se lo estaba pasando demasiado bien -y no por al película precisamente. Miró fijamente a su compañero sorbiendo un trago de su coca cola.

De lo peor... de lo peor — respondió a su pregunta volviendo a atender la pantalla mientras Mishka le iba preparando para lo que iba a pasar a continuación. Es verdad que Adeline no había visto muchas películas pero era obvio que aquellos dos se enrollarían. Lo miró de reojo justo antes cuando "predijo" el beso el cual observó con cara de pasividad hasta que algo que acaparó toda su atención ignorando así a la pareja, una gaviota que sobrevolaba la zona para darle el último toque elegante a la escena, se quedó ahí como una tonta admirando al animal en 3D hasta que un cambio de escena radical hizo que ahora viera a la pareja en pelota picada y haciendo salvajemente el amor, hasta pegó un pequeño bote y todo de la impresión.
Se sintió tremendamente avergonzada, hasta sucia por la intensidad de la secuencia y notó cierto movimiento en Mishka que cuando lo miró, sintió algo de alivio al comprobar que no era la única incomoda pues se tapó la cara pero en cuanto vio que estaba separando los deditos para mirarla volvió a la pantalla, tensa, no fuera a pensar que lo estaba mirando por razones equivocadas.
Adeline no era muy dada a ver esa clase de escenas y menos en 3D pudiéndose ver con todo detalle ciertas partes de la anatomía humana que deberían quedarse para ellos mismos y no causar un trauma temporal.
Como si hubiera superado un mal momento típico de películas de terror y al acabar la dichosa escenita digna de series HBO sintió la necesidad de dar un largo suspiro.

Yo ya lo estaba — respondió al rato y no tuvo mas remedio que reírse de buena gana para desahogar toda la tensión acumulada.
Ahora tocaba el momento del drama, la pelea de los enamorados já no habían durado ni 24horas y ya tenían su primera crisis. Tapó su boca para no reír abiertamente ante las imitaciones de Mishka a la hora de adivinar los diálogos que aunque no eran idénticos se asemejaban mucho.

Me has fallado... — ella también quería participar en aquel juego — me lo hubiera esperado de cualquiera, pero nunca de ti — se llevó la pajita a la boca para sorber pero sopló a causa de una repentina risotada acabando por hacer burbujitas en el refresco. Si es que Mishka había fallado en su intuición de que acabarían reconciliándose allí mismo. Cuando salieron de la playa y tal, en una de estas escenas panorámicas Mish seguía insistiendo en adivinar lo que iba a ocurrir.

Te equivocas, aunque Mike tiene pinta de no acabar bien, algo me lo dice... — cogió un par de palomitas y abandonó la idea de seguir comiendo, más que nada porque casi no quedaban y también porque si seguía así no tendría hambre para la hora de la cena... y hablando de ella...

Venga, si aciertas absolutamente todo te ayudaré en la preparación de la cena. Con delantal incluido, es más, me ocuparé de cortar la cebolla, en el caso que la uses — la verdad es que le hacía ilusión ayudar en la cocina así que lo haría aunque Mishka perdiera la apuesta.

Pero por el momento estaba teniendo razón, el prota con el corazón herido se reunió con Mike contándole todo lo ocurrido dejándole caer que había pasado la noche con la rubia. Se encuentran en una terraza en medio de la calle, ahá, lógico, parece que no recuerdan que los buscan para matarlos y fue entonces cuando el simpático Mike va a contar un chiste, para darle mas dramatismo se silencia en media frase y su rostro se desencaja. ¡Le han disparado!, ahí teníamos el tiroteo que Mish había dicho que pasaría. "¡Mike no me dejes!" - mientras los tiroteos seguían pero ahí estaba el prota como si tuviese una cúpula protectora a su alrededor. "¡por favor!, aún tenemos que hacer ese viaje a Las Vegas, ¿recuerdas?". Su pobre amigo antes de cerrar los ojos no pudo responderle otra cosa que: "Cuida... a... Tommy" y seguidamente se desplomó al suelo y justo en ese momento la cúpula tuvo que desaparecer pues hirieron en el hombro a nuestro protagonista.

¿Quién será Tommy? — le preguntó con la ceja arqueada pero sin perder de vista a la película pues de pronto, cuando el hombre estaba acorralado detrás de unos contenedores de basura llegó la ayuda sobre dos ruedas, pues ahí apareció la rubia potentorra en una Harley Davindson - uff menos mal, ya pensé que sería sobre patines -  con las dos manos hacia adelante con dos Desert en cada una disparando como una loca. En teoría debian tener cada arma 8 o 9 balas, Adeline contó por lo menos 20...

Quiero a esa chica en el Instituto para que nos haga unos arreglillos en nuestro arsenal... — dijo de pronto y sin pensar con los ojos abiertos como platos igual que su boca se abrió por esa escena tan surrealista. Por el momento Mishka había adivinado el transcurso de los acontecimientos pero... ¿estará realmente muerto Mike?, ¿quién es Tommy?, más a continuación...




LOGROS:



GOATS TEAM:


My brother:



Regalitos:
" />
avatar
Mensajes : 611

Reliquias : 985

Temas : 3/3


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t4308-ficha-de-adeline-evanshttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t4317-relaciones-adeline-gellerhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t4316-cronologia-adeline-geller
Nefilim cazador/a

Volver arriba Ir abajo

Re: Happy Birthday [Mishka]

Mensaje— por Invitado el Jue Mayo 22, 2014 10:22 pm


Happy birthday
→ ..  


Parecía que sólo estaba callado cuando comía palomitas y bebía refresco, aunque este último ya se había acabado y de las palomitas quedaba solo el fondo que prefería dejarle a Adeline. Así que no pude dejar de comentar la película, además de porque así era más divertido. Puesto que Adel se había unido a mi juego de adivinar lo que venía a continuación, no tuve remordimientos por estar estropeándole la película. Seguro que la de la peli de animación de los caracoles de carreras era mucho más impredecible que aquella.

-Mike no acabará bien -corroboré. Puede que no muriera y sólo se quedara en coma, pero estaba claro que una escena dramática tenía que haber ahí y el objetivo era Mike. Adel aceptó la apuesta, así que le estreché la mano, sellando así el pacto. Todo tan formal que resultaba hasta cómico, pues estábamos apostando sobre la vida del pobre Mike.

De momento resultó que estaba pasando todo lo que yo había previsto. Dispararon a Mike, momento que aproveché para darle un toquecito con el codo a Adel. Pues expresión de estar sufriendo por un amigo muerto, alzando el puño cerrado.
-"No puedes morir, Mike. No ahora...cuando más te necesitaba"-dije poniéndole todo el sentimiento que podía. "Cuida a Tommy", dijo el iluso. Mi actuación magistral había sido mucho mejor que la de él.

Escuché a Adel preguntar quién era Tommy y supuse que debía de haberlo mencionado en alguna parte de la película pero nosotros no habíamos estado prestando atención. Que yo supiera Mike no tenía hijos.
-No sé...¿su "mujer"? ¿Será gay? -pregunté frunciendo el ceño. A lo mejor tampoco nos habíamos enterado de eso. Eso explicaría las miraditas que le echaba al protagonista y el poco interés en la rubia más allá de las bromitas tontas.

Contuve la risa ante el último comentario de Adeline. No entendía de armas (y eso que a mi padre le gustaba coleccionarlas), pero estaba seguro de que tantas balas juntas sin recargar la pistola no debía ser muy realista. La Barbie había vuelto a la carga para salvar a su atormentando amante.
Me acerqué nuevamente a la nefilim.
-Tú tienes más estilo peleando -le dije, y me sorprendí a mí mismo pensando que Adel le daba dos mil vueltas a esa tía. La miré de reojo, volviendo rápidamente la vista al frente cuando en algún momento nuestras miradas se cruzaron.

En la pantalla habían cesado los disparos, no había explosiones y Barbie estaba consolando al protagonista.
-Creo que he ganado la apuesta -le dije para disimular mi pequeño lapsus. -Habíamos dicho que tenías que ayudarme a hacer la cena sólo con el delantal puesto, ¿no?
Me reí al ver la cara de Adeline y me aparté un poco por si me llovían los golpes de nuevo.

-Oh dios, se han cargado al coreano. No me lo esperaba.
Y entonces...sorpresa, sorpresa....Tommy resultó ser un bulldog francés y la mujer de Mike...bueno, tampoco se diferenciaba mucho del perro.
-Por favor, que resuciten a Mike. Ese perro lo necesita -exclamé indignado, pensando que si sus últimas palabras habían sido que cuidara del perro era que su mujer era muy hija de puta.

Escena de beso...otra vez. Pero en esta ocasión fue más fugaz porque un doctor los interrumpía. Estaban en un hospital, y el médico les decía: "tu amigo ha preguntado por ti". "¿Está vivo? Oh dios mío, es un milagro"
-¡Noooo! -exclamé. Mike me acababa de hacer perder en la apuesta.
-Sssssssshhhhh.

avatar
Invitado
Invitado
está

Volver arriba Ir abajo

Re: Happy Birthday [Mishka]

Mensaje— por Adeline Geller el Vie Mayo 23, 2014 1:48 pm


HAPPY BIRTHDAY



Adeline recorrió con el dorso de su mano sus secas mejillas,  haciendo como la que se limpiaba lágrimas invisibles y a su vez amargas por la posibilidad de que nuestro querido amigo Mike pereciera. Eso lo hacía en compañía al dramático diálogo que Mishka expresaba de una manera sobreactuada.

Déjame aquí, seguid vosotros, ¡huid insensatos! — prosiguió  con al imaginaria y típica escena dramática a al vez que se llevaba las manos al pecho dolida por su inminente muerte en solitario, pero lo hacía por su gran amigo por lo que no existía el miedo ni el dolor. Una carcajada se desbordó por su boca por lo que tuvo que acallarla con ambas manos, al final iba a llorar de verdad pero de risa. Se echó hacia atrás en el asiento escuchando más siseos acusadores provenientes de todos sus flancos, si esas protestas fuesen cuchillas Adeline y Mishka serían dos coladores.

¿Gay? — apenas se le escuchó preguntar pues aún tenía la boca tapada pero sus ojos lo miraban inquisitivamente. Volvió mirar hacia la pantalla mirando a Mike estudiándolo en busca de algún tipo de "señal" que delatase su homosexualidad, vaya sandez.
Tras la aparición repentina de la heroína, la nephilim la miró con el labio superior algo levantado mostrando indignación y estupefacción, la escena no podía ser más estúpida, ni más surrealista. ¿Pero de qué se sorprendía después de haber visto más de 1 hora y media de disparates?.

Se giró rotundamente hacia él al oírle decir eso de que ella tenía más estilo peleando. Aun con su rostro apuntando al de Mishka, sus ojitos se movieron hacia la pantalla para escanear a la mujer tetuda y luego hacerlos regresar a los del licántropo. Notó en él cierto apuro como si se le hubiese escapado ese comentario pero no logró entender el motivo porque...¡porque desde luego que tenía más estilo!.
Claro que sí, faltaría más, en eso y en más cosas — dijo pavoneándose de ello, sin mostrar la escasa inseguridad que nació en ella ante la comparación. ¿Sólo la superaba el estilo de lucha?... emm... estaba claro que por lo menos en busto no lo hacía. En fin, no quiso darle más importancia de la que tenía realmente, no era momento para ello porque ahora se aproximaba la escena final en la que determinaba si Adeline había perdido o no la apuesta.

Mishka se confiaba de sobremanera alegando que la había ganado, por tanto Adel tenía que cumplir, y cómo... Muy lentamente la muchacha giró su cabeza hacia él con todos los músculos de su rostro flácidos por eso de que lo ayudara en la cocina, SÓLO con el delantal puesto. Hombres... solo oyen lo que quieren oír, una vez más.
Observó como trataba de cubrirse ante la posible amenaza de los puños de Adeline pero ésta ni se movió, solo afiló su mirada y continuó viendo la película aunque con los colores un poco subidos solo de imaginársela "vestida" así. Sintiendo el airecillo en su desnudo trasero mientras cortaba las verduras...

Ni se te ocurra imaginártelo porque... ya lo estoy haciendo yo. Y dije "delantal incluido", listo. Me parece a mi que muchas veces te haces el despistado con algunos términos del idioma — dijo mirándolo de reojo y aprovechando que se hubiese relajado para darle un pequeño codazo sólo para que diese un bote, jamás para hacerle realmente daño —. y espérate que aún no ha terminado.

Y así era, no había terminado y para su fortuna ¡Mike seguía vivo!, por tanto había ganado la apuesta. Sin ser capaz de evitarlo la muchacha subió los brazos y emitió un alarido de alegría que volvió a llamar la atención de algunos espectadores ya directamente con abucheos y otros con risas al confundir el ímpetu de Adeline por ganar la apuesta con alegrarse de que Mike siguiese con vida, es que incluso dio algunas palmadas.

¡Siiiiii! — replicó a la negativa que había hecho Mishka, una negativa totalmente lastimera y de película —. pero no dijiste tú lo que hacías si perdías — se inclinó un poco hacia él para señalarle muy cerca con el dedo índice que agitaba levemente para hacer mas énfasis. Pero bueno, igualmente Adeline tenía intención de ayudarle en la cocina ganara o perdiese la apuesta.

Como escena final demasiado feliz  y tópica. Al protagonista le otorgaban un premio por su valentía y por liberar a la ciudad de los mafiosos. Por supuesto Mike también recogía el premio sentado en una silla de ruedas y con el brazo enyesado, ¿por qué si había recibido un disparo en el pecho?. En fin... la mujer tetuda estaba aplaudiendo eufórica desde la primera fila provocando que sus ubres rebotaran una con la otra y a su lado, también sentado muy educadamente estaba un perro que resultó ser Tommy para la sorpresa de todos.
"Este premio no lo hubiera logrado sin vosotros... sois mi inspiración, mi motivación para haber salvado a esta ciudad junto a mi fiel amigo Mike y... también por una persona muy especial con la que sé que compartiré mi vida por siempre"
Tocó el momento de las miraditas estúpidas de uno a otro y como última secuencia los tres abrazaditos con el perro dando saltos alrededor y fin, la imagen se congeló y dio paso a los créditos con la canción mas hortera que jamás se había oído.

Adeline se quedó algo impactada, no sólo por el desenlace de la película sino por todo en conjunto, hizo un repaso mental de todas las absurdas y tópicas escenas haciéndo que volviese a reír, había sido una experiencia insólita, desde luego.  El resto de las personas se iban levantando para salir de la sala mientras ella se giró para mirar a Mishka con una amplia sonrisa, se retiró las gafas en el momento justo que encendieron las luces repentinamente obligándola a cerrar los ojos y quejarse por ello.

Ah... no recordaba esto... casi me queman las retinas — exageró abriendo los ojos poco a poco y suspiró a la vez que se relajaba en su asiento. Ahora iba a levantarse, prometido, sólo que necesitaba unos segundos más antes de marcharse de la sala,  le daba pena que ya hubiera acabado porque se lo había pasado genial. A pesar de que la película había sido más mala que un dolor de muelas, la invadió una enorme sensación de bienestar de la que no quería despegarse y se imaginó de dónde provenía, al igual que se imaginaba que sólo se le escaparía una vez se despidiese de su amigo, pero como dije anteriormente... para eso quedaba.

No se cuando pero esto tendremos que repetirlo algún otro día, pero sin 3D, que esto ha mareado un poco — se rió a la vez que frotaba sus ojos con las manos antes de levantarse de su asiento sosteniendo el cubo de palomitas casi vacío. Coló en su interior los refrescos vacíos para cuando bajaran tirarlo todo a la papelera — en fin, ¿qué has aprendido de la película?, ¿alguna moraleja? — bromeó mientras cargaba con el enorme cubo vacío moviéndose junto a Miska a la salida.



Última edición por Adeline Geller el Mar Mayo 27, 2014 1:16 pm, editado 2 veces



LOGROS:



GOATS TEAM:


My brother:



Regalitos:
" />
avatar
Mensajes : 611

Reliquias : 985

Temas : 3/3


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t4308-ficha-de-adeline-evanshttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t4317-relaciones-adeline-gellerhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t4316-cronologia-adeline-geller
Nefilim cazador/a

Volver arriba Ir abajo

Re: Happy Birthday [Mishka]

Mensaje— por Invitado el Lun Mayo 26, 2014 12:10 am


Happy birthday
→ ..  


Casi me daban pena los que estaban viendo la película en serio, concentrados en ella. La interpretación paralela que hacíamos Adeline y yo era lo único que la hacía, al menos, divertida. ¿Por qué no habíamos mirado las críticas antes de venir a verla? Supongo que porque nos daba un poco igual y porque tampoco esperábamos que nos fuéramos a topar con una película tan mala, como estaba demostrando ser. Casi podía visualizar el final, una entrega de premios, o un funeral con discurso emotivo, con bandera americana ondeando detrás y musiquilla emotiva.

Asentí cuando Adeline dijo que superaba a la Barbie en más cosas. Puede que se pavoneara de ello medio en broma, pero yo lo creía en serio. La nefilim no podía hacerse una idea de lo mucho que la admiraba. Y no sólo porque me hubiera salvado la vida alguna vez, sino por el conjunto de todo lo que representaba ella para mí. Aunque había partes en las que prefería no profundizar, por miedo tal vez.
Y no porque ella me diera miedo, claro está. Ni cuando esperaba represalias porque acababa de tergiversar las condiciones de la apuesta me dio por otra cosa que por reírme.
-No me lo estaba imaginando -repliqué haciéndome el ofendido. Pero justo en el momento en que dije aquello, mi mente fue por libre, imaginando aquella imagen peculiar...que rápidamente intenté quitarme de la cabeza.
Di un bote cuando Adel me dio un codazo, pues estaba tan sumido en estos pensamientos que no me había esperado aquello.
-Ya sabes que no domino perfectamente el idioma...-dije encogiéndome de hombros.

Lo que si entendí bastante bien fue que había perdido la apuesta cuando Mike resultó no estar muerto Mi exclamación fue más por el hecho de perder en el juego que por la recompensa misma. De todos modos no pensaba poner a Adel a cocinar en la noche de su cumpleaños y después del atracón de palomitas tampoco es que fuéramos a necesitar una super cena.
-Umm...déjame pensar-murmuré recordando que efectivamente, no habíamos hablado de lo que yo debía hacer si perdía. Claro, estábamos tan entusiasmados con la película que no habíamos caído en eso. -¡Ya sé! Una invitación para ver la segunda parte de esta película...
Me mantuve serio pero finalmente terminé por reírme.
-No, ahora en serio te dejo decidir el pago por perder la apuesta. Privilegios de cumpleañera -sentencié.

Después de aquello, no tuvimos más remedio que tragarnos el final, ya que habíamos llegado hasta allí...Pero tampoco fue nada sorprendente, sino que se asemejó bastante al final que yo esperaba. Para lo que no estaba preparado era para la bandera americana en 3D.
Cuando acabó la película y salieron los créditos yo seguía en shock, mirando la pantalla, cual alma inocente traumatizada, negando con la cabeza con una expresión de incredulidad máxima.
Adeline rompió el silencio con una risa, que me hizo girar la cabeza hacia ella y finalmente unirme a la carcajada. Dejé las gafas a un lado, escuchando a la gente comentando animadamente la película. Yo lo habría hecho de no ser porque llevaba dos horas comentándola con Adel. Y menos mal.
-Mejor...así a lo mejor eres inmune a las miradas de odio que nos está lanzando la gente ahora que no nos oculta la oscuridad -le dije riendo por lo bajo cuando mi mirada se cruzó con la del señor que se había sentido a tres asientos de nosotros. Volví a mirar a Adeline y mi sonrisa se ensanchó al ver que ella también sonreía.
-Pues sí. Y si quieres...puedes venirte a la "movie night" que hacemos Rory y yo en casa-respondí a su sugerencia de repetir. Aunque lo de "movie night" sonaba muy friki, pero nos habíamos acostumbrado a llamarlo de aquella manera.

Me estiré un poco y opté por levantarme antes de que llegara la legión de limpiadoras y nos sacaran de allí a punta de fregona. Adel se me adelantó al coger los refrescos vacío, así que fui saliendo yo primero.
-¿Moraleja? ¿Pero la película tenía de eso? Oh, bueno sí. La moraleja, como siempre, es: Dios bendiga America, tierra de héroes -dije con gesto solemne mientras salíamos de la sala. Fuera el ambiente estaba menos caldeado y se oían las conversaciones de la gente en las colas para entrar. Pobres insensatos que entrarían a ver aquella película.
-Creo que aprendí más de nuestra noche de borrachera, por ejemplo. Aunque hoy he descubierto que eres una buena compañía para ver películas malas. De no ser por ti habría probado a cortarme las venas con una cuchilla de plata.
Sonreí, y tuve que obligarme a mirar al frente para no chocar con alguien, pues me costaba apartar la vista de Adeline ahora que no tenía que prestar atención a la película.
-¿Y tú? Te aferraste a las palomitas para sobrevivir a la película , ¿verdad? -dije poniéndome dramático a propósito.
avatar
Invitado
Invitado
está

Volver arriba Ir abajo

Re: Happy Birthday [Mishka]

Mensaje— por Adeline Geller el Mar Mayo 27, 2014 1:16 pm


HAPPY BIRTHDAY


"No me lo estaba imaginando" dijo Mishka y al instante una mirada cargada de sospecha fue directa hacia él, con ojos muy entrecerrados. Adeline se fijaba muy bien en los de él, si se inclinaban hacia arriba era señal de que estaba pensando, por lo que tendría que darle una buena tunda para que no lo hiciese.
Pero en fin, tendría que darle un voto de confianza y descartar la posibilidad de que su mente se imaginase esa imagen tan perversa que la hiciera parecer una "pornochacha".

Se rió un poco al pensar que hubiese una segunda parte de la película y Mishka la invitase a verla, eso no la beneficiaría en absoluto, casi prefirió perder la apuesta. Pero fue una falsa alarma, le pasaba a ella el poder de decisión de cómo podía pagarle por perderla. Irremediablemente lo miró, sonrió y se sonrojó. Seguramente el muchacho estuviese sospechando lo que la muchacha se estaba imaginando, le quería devolver la broma y que fuese él el que portara en la cocina sólo y únicamente el delantal. ¡Pero bueno!, ¿desde cuando tenía esas ideas tan indecentes?, todo por culpa de Mishka, desde luego... él empezó con esas sugerencias...

No, ahora en serio — imitó el comienzo de la frase de su amigo — cuando acabe te cuento que puedes hacer, no es algo que se deba pensar a la ligera — le guiñó un ojo para que temiese lo que en su cabecita pudiera idearse, porque cuando Adeline pensaba en algún precio, en como podían pagarle una deuda, podría ocurrírsele de todo pero seguramente fuese benevolente con Mishka, cómo no hacerlo con esa cara que le ponía.

Cuando acabó la película por fin podían descojonarse libremente — no porque no lo hicieran antes, claro...— y hasta se animó a aplaudir entre risas.

¿Inmunne?, ja ja ja, que va, si siento como me están taladrando la nuca— miró a un lado y a otro, pudiendo observar que no se equivocaba, varias personas la miraban con malos ojos y balbuceaban palabras que no era capaz de oír entre tantos murmullos — ¿Qué?, ¿"movie night"? — preguntó algo confundida al no haber escuchado bien entre la gente y la música hortera que aún resonaba durante los créditos. Entonces comprendió la invitación de unirse a ellos para ver más películas en conjunto, una gran sonrisa atravesó toda su cara sin ocultar que le hacía ilusión, pero le daba bastante apuro interrumpir una velada entre amigos, Rory iba a odiarla si se metía tanto entre ellos... ¿no?.  Prefirió preguntarle eso mismo pero de una forma más sutil...
¿Puedo?,  no quisiera importunar en  vuestra noche. — se lo quedó mirando y seguramente éste la miraría algo indignado al pensar eso, al fin y al cabo la había invitado él—. bueno... si Rory está conforme con ello podría apuntarme alguna noche... en la que esté ella claro, casi no me acuerdo de su cara — bromeó para chinchar un poco más a Mishka antes de ir bajando las dichosas escaleras de la sala.

La moraleja en que pensó Adeline había estado presente durante toda la película pero esperó a que Mishka le dijese la suya. Asintió con la cabeza y rió al oírle —. ¡Si, Dios bendiga America! — alzó el puño al aire de tal forma que casi se le caía el cubo de palomitas junto a los vasos vacíos pero entre risas  lo evitó  —. La moraleja que yo he entendido es: "A veces se escoge muy mal en la vida" — dijo refiriéndose a la película, que parecía que había elegido a la peor de todas —. Ohhh, siento mucho que haya sido tan mala pero lo hemos pasado bien, tú también eres buen compañero para estos casos, como para jugar en el parque, beber... y practicar el dialecto bizcochil.

Por fin salieron del cine junto el resto por lo que estaban metidos dentro de una marabunta de gente. Adel se detuvo tratando de aguantar del brazo a Mishka para que la gente se marchara y ellos pudieran decidir su siguiente movimiento.

Mmmmm las palomitas han sido ese sustento que ha ayudado a soportarla, sí, pero tu apoyo moral ha sido superior a ellas, te lo garantizo — le dedicó una cómplice mirada antes de mirar a su alrededor buscando algo, Mishka no lo sabía pero Adeline estaba apunto de pedirle el pago—.  Ya que me debes algo, quiero que volvamos en metro o en autobús a tu casa ¿qué te parece? , será divertido, ¡vamos!— no permitió que se negase, aquello le hacía ilusión por lo que se olvidaba de su moto que iría a recoger al día siguiente, pero...¿cómo iba a volver al instituto esa noche?. Daba igual, ya estaba tirando de Mishka hacia un subterráneo pensando que se trataba del metro,  error... no le dio por leer un cartelito que había sobre sus cabezas que dejaba bien claro que se trataba de un parking.




LOGROS:



GOATS TEAM:


My brother:



Regalitos:
" />
avatar
Mensajes : 611

Reliquias : 985

Temas : 3/3


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t4308-ficha-de-adeline-evanshttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t4317-relaciones-adeline-gellerhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t4316-cronologia-adeline-geller
Nefilim cazador/a

Volver arriba Ir abajo

Re: Happy Birthday [Mishka]

Mensaje— por Invitado el Miér Jun 04, 2014 1:21 pm


Happy birthday
→ ..  


Vi que Adel se sonrojaba ante la posibilidad de decidir cómo debía pagar por la apuesta. Al principio no entendí el por qué, pero su sonrisa me lo dijo todo. Alcé las cejas, indignado.
-¡Eh! -exclamé creyendo adivinar lo que estaba pensando. Sí que iba a dar de sí la imagen porno del delantal. Aunque era más divertido cuando era yo quien me la imaginaba a ella y no al revés. Es que lo pensaba y…¡qué vergüenza!

Por suerte cambió de tema. Aunque su comentario me hizo mirarla con sospecha, conformando una ligera mueca. Culpa mía, a fin de cuentas había sido yo quién le había sugerido que podía elegir libremente el pago por perder la apuesta.
-Empiezo a arrepentirme de haberte dado libre elección. ¿Puedo rectificar? –pregunté, y mis labios terminaron por curvarse en una sonrisa divertida.
Sonrisa que se amplió aún más al ver la ilusión que parecía haberle hecho a Adel la invitación a la “movie night”. Que pensándolo bien…habría sido mucho menos friki si al menos no le hubiéramos dado un nombre.
-¿Nuestra noche? Si nos vemos casi todas las noches…-dije riéndome por lo bajo. Cuando Adeline comentó que no se acordaba de su cara, me vi obligado a continuar la frase:  -excepto cuando tú vas de visita.  
Me encogí de hombros. Ya era casualidad, sí, pero no lo hacíamos a propósito.

Asentí cuando la nefilim mencionó la moraleja que ella había sacado. Seguramente habíamos escogido la película más mierda de toda la cartelera pero yo me lo había pasado bien. Una película buena no habría dado tanto de sí.
-Habrías acabado antes diciendo que soy buen compañero para todo –bromeé para no pensar en lo del dialecto bizcochil, que sólo recordar aquella confusión me hacía replantearme ciertas cosas en las que prefería no pensar.
 
La multitud nos entretuvo un instante. Mientras buscaba la salida por la que hubiera menos gente, apoyé una mano sobre la espalda de Adeline para que no se me perdiera entre la gente.
La miré, sonriendo por el comentario del apoyo moral. Pero lo que me sorprendió fue lo que me pidió a continuación. Para mí era tan común coger el metro o el autobús casi a diario, que aquella petición me resultó rara. Pero no me negué, al contrario.
-Vale, pero no quiero que te lleves una decepción, así que te aviso que el metro no hace “chú chú” como las locomotoras –le dije para chincharla como si se hubiera quedado atrapada en el siglo pasado, por eso de no tener mucha idea de las cosas mundanas…Aunque bueno, ella tenía una moto, lo que quería decir que algo modernizados estaban los nefilim.

Con eso de meterme con ella no me había dado cuenta de hasta donde me había arrastrado, y cuando presté atención a lo que había a mi alrededor me di cuenta de que estábamos en el parking. Dirigí a Adel una mirada inquisitiva, pero ella estaba tan normal. Apreté los labios conteniendo una risa.
-Acuérdate de lo que nos ha enseñado la película. Los parking son escenario propio de escenas de abuso sexual o de tiroteos. ¿Para qué me has traído al parking? –pregunté entrecerrando los ojos. Me reí por lo bajo y le hice un gesto para que me siguiera. El caso es que yo no recordaba por donde habíamos venido, así de empanado estaba antes…Pero sabía que en algún momento tendríamos que toparnos con alguna puerta con unas escaleras que llevaran fuera.

Después de unos minutos en los que insistí en que mi sentido de la orientación solía ser el mejor…nos topamos con el famoso acceso al exterior. Un chico negro salía en ese momento y yo no pude evitar exclamar:
-¡Mike!
Se suponía que iba a ser una broma secreta para con Adeline, pero el chico se volvió y me miró extrañado.
-¿Te conozco? -preguntó.
-No creo…
-¿Cómo sabes mi nombre entonces?
Miré a Adeline con la ya famosa cara sapo. Como abriera la boca iba a empezar a reírme y no quería que Mike segundo se pensara que nos estábamos cachondeando de él.
avatar
Invitado
Invitado
está

Volver arriba Ir abajo

Re: Happy Birthday [Mishka]

Mensaje— por Adeline Geller el Vie Jun 06, 2014 1:47 am


HAPPY BIRTHDAY


La muchacha se rió de buena gana ante la "queja" de Mishka cuando entendió que también se lo imaginaba llevando sólo el delantal y pensó que iba a proyectar una parodia sobre ese momento en su bloc de dibujo; los dos con las oscuras gafas de 3D, y comiendo palomitas imaginándose el uno al otro sólo con el dichoso delantal ; y añadir el sonrojo en sus mejillas.

Luego negó exageradamente con la cabeza, ni de coña le permitiría echarse atrás a su propuesta de ser ella la que mandara esa noche, que lo hubiese pensado antes. Además se aguantó otra de sus risotadas cuando le escuchó eso de que veía a Rory casi todas las noches, estuvo tentada en preguntarle que si estaba seguro, por chincharle un poco, pero lo dejó pasar mostrando únicamente la cara de sapo, no quería repetirse más de la cuenta como para hartar a su amigo aunque en el fondo sabía que eso jamás pasaría pues le consentía demasiado.

A la vez que se dirigía hacia la salida sintiendo a toda la multitud aglomerada a su alrededor, rodó los ojos con gesto fastidiado frente esa especie de corrección a lo que dijo previamente. ¿Qué mas daba cómo acabase antes?, quería detallar en todo lo que era buen compañero, y debía reconocer que también se lo imaginaba de compañero en otras situaciones que sobrepasaban la línea de la amistad, aquella que sentía cada vez más y más cercana, casi pudiendo rozar la punta de sus zapatos.

Llegó el momento en el que por accidente se metió en uno de los parking de la ciudad que se situaba no muy lejos del cine, con la ímpetu se le había ido totalmente la cabeza y lo había arrastrado hacia lo que creía el metro. Al detenerse se quedó con una cara de tonta con la que no pudo cargar por mucho tiempo, se sonrojó un poco al sentirse muy confusa mirando de un lado a otro y para colmo llegó a sus oídos aquel ingenioso comentario,  haciéndole entender que iba a abusar sexualmente de él, porque pistola para un tiroteo no llevaba.

Anda calla y vayámonos, ¡si es que no me guías y me pierdo! — le culpó vilmente de su despiste y mala orientación, escondiendo tras esa regañina la vergüenza que sentía. Lo cierto es que a su lado pasaba esos momentos en los que desearía meter la cabeza bajo tierra, que lo mataría con la mirada por sus sugerentes bromas a pesar de que la mayoría de ellas surgieran en defensa propia. Pero era incapaz de ni siquiera echarle una mala mirada ni en broma, pues le miraba a esos oscuros ojos;  esos que lejos de parecerles inquietantes le resultaban enternecedores, poseían tal control sobre ella que terminaba permitiéndole cualquier cosa.

De nuevo prosiguió su camino siguiéndole, tratando por todos los medios no cavilar sobre ese tema en el que se sentía un poco débil y vulnerable. Se sabía que había ciertos subterráneos con el poder de controlar la voluntad de otros, de embelesarlos con sus encantos y nublarles el juicio. Ese era el poder que Mishka ejercía sobre Adeline sin tener idea de ello y eso que ella supiese los licántropos no poseían ese tipo de embrujo. ¿Y si él no fuese el culpable? ¿y si fuese ella la que se producía a sí misma esa fascinación? precisamente por la percepción que tenía de él; la que se le escapaba de las manos como la arena entre sus dedos y volvía del revés todo lo que su padre le había inculcado.

El grito de Mish la sacó de esos pensamientos encontrándose de cara con un hombre de etnia negra, espera... ¿le había llamado Mike?. Los ojos de la nephilim se abrieron de par en par y se llevó la mano a la cara aguantando estallar en una carcajada. ¡Y más difícil resultó cuando ese chico de verdad se llamaba así!, Mishka se quedó igual de sorprendido que ella mientras el muchacho le preguntaba el cómo conocía su nombre. El subterráneo no le respondió, sólo se limitó a girarse hacia Adeline con esa cara de sapo reteniendo lo mismo que ella. ¡Le estaba pasando el marrón de responder!, ¡tenía que responder rápido! ¡decir cualquier cosa mínimamente coherente!.

Ohh lo siento, lo siento... le suplico que lo disculpe — se apresuró a mirarle con apuro y agarrarse al brazo de Mishka. Se acordó de una escena de Aladin que la ayudaría a salir del paso en esos momentos aunque a su amigo podría no gustarle mucho lo que diría —. gracias por haberlo detenido, no lo alcanzaba — dirigió una molesta mirada — ¿cuantas veces te he dicho que no te separes de mi? — volvió su atención a Mike 2 que los miraba con sospecha — es mi hermano... está algo loco...

Pero si me ha llamado por mi nombre... — entrecerró sus ojos mirando de arriba abajo a Mishka.

Si se cree que todo el mundo se llama Mike — suspiró — a toda persona que ve le llama así... no me extraña que algún día acertase, lo siento de veras. Me lo llevo ya, !disculpe! — y jaló del brazo de Mishka hacia la salida del parking subiendo las escaleras y cuando ya se encontrasen al menos a cinco metros no pudo evitar escupir por fin la risa, lo había hecho pasar por loco al pobre pero es que no se le ocurrió otra.

¿Qué te ha parecido eso, mi Jasmine? — se volvió a reír ignorando que si Mishka caía en que había representado una escena de la película de Aladdine, le soltaría alguna pullita como que hubiera desempeñado mejor el papel del mono.

Entonces a lo lejos pudieron divisar como un autobús que acababa de detenerse en la parada, hubiese sido ideal si no estuviese a  por lo menos quince metros de distancia por lo que tendrían que correr para llegar.




Última edición por Adeline Geller el Vie Jun 06, 2014 4:50 pm, editado 2 veces



LOGROS:



GOATS TEAM:


My brother:



Regalitos:
" />
avatar
Mensajes : 611

Reliquias : 985

Temas : 3/3


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t4308-ficha-de-adeline-evanshttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t4317-relaciones-adeline-gellerhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t4316-cronologia-adeline-geller
Nefilim cazador/a

Volver arriba Ir abajo

Re: Happy Birthday [Mishka]

Mensaje— por Invitado el Vie Jun 06, 2014 3:53 pm


Happy birthday
→ ..  


Ya era casualidad, nada más salir de la película encontrarnos con un negro llamado Mike. Pero el tío no se limitó a mirar y luego seguir adelante sin apartar la vista, como hacía todo el mundo. No, él se empecinó en que le explicara cómo sabía su nombre. Pero yo estaba al borde de la risa como para explicarle que simplemente se trataba del amigo tonto del protagonista de una película que acabábamos de ver.
Así que le pasé el muerto a Adeline que fue lo primero que se me ocurrió hacer. Y a ella no se le ocurrió otra manera de salir del paso que ponerme de hermano tonto. Agaché la cabeza y me tapé un poco la cara ante la regañina, haciendo como que estaba avergonzado cuando en realidad estaba conteniendo la risa por culpa de la ocurrencia de la nefilim.
-Es que...quería saludar a Mike -dije intentando poner tono de arrepentimiento, justificando que me hubiera escapado.
Él insistió en que lo había llamado por su nombre, como acababa de hacer en ese momento. Pero la teoría de mi amiga (ahora hermana) fue que yo llamaba Mike a todo el mundo.
-Noooo...Quería seguir hablando con Mike...-me quejé cuando Adeline me agarró del brazo y tiró de mí, dejando a un impactado Mike que nos miraba como si los dos estuviéramos locos por igual. -Adiós Mike -me despedí de él moviendo la mano que tenía libre.

Cuando nos hubimos alejado lo suficiente estallé en carcajadas, y Adel no se quedó atrás. Era muy probable que con el eco de las paredes, Mike estuviera escuchando nuestra risa.
-Idiota...-murmuré en un vano intento de hacerme el indignado, cuando era más que obvio que yo había disfrutado siguiéndole la corriente a Adel.
-¿Jasmine? -Aquello no lo pillé, ¿esa no era una princesa Disney?
Lo dejé pasar de todos modos, por no quedar mal.
-Me ha parecido que lo de hermanos ha sido muy apropiado...tenemos el mismo tono de piel, nadie podría dudar que seamos hermanos, por favor...
Me reí, seguro de que Mike no se había preguntando si éramos hermanos de verdad, sino si éramos o no peligrosos.

Iba a añadir algo más cuando vi, a lo lejos, el autobus. Miré a Adel y le hice un gesto hacia la parada.
-¡Corre, ahora o nunca! -grité porque me encantaba soltar expresiones dramáticas en cualquier momento, incluso en uno tan cotidiano como correr detrás de un autobús. Fue justo eso lo que hice, agarrando a Adeline de la mano y echando a correr aunque no tan deprisa como debiera. Sabía que con vestido y zapatos, aunque no tuviera mucho tacón, no podía correr tanto, así que casi di por perdido el autobus cuando este arrancó de nuevo.
Pero se ve que algún alma caritativa nos vio y le dijo al chófer que parara. Eso sí, la carrera que nos dimos no nos la quitaba nadie y, sobre todo yo después de unas semanas sin entrenar notaba que tenía menos fondo que una lata de anchoas.
-Gracias...-murmuré cogiendo aire cuando entramos y sacando la tarjeta para pagar el ticket de los dos.
-De nada. Pero mira como llevas a tu novia...
¿Mi novia? No me dio tiempo a sonrojarme -como era propio en mí -cuando me entró la risa tonta mezcla de aquella situación con el hecho de ver a Adeline toda despeinada por la carrera...Bueno, tampoco tanto. Pero los tres o cuatro mechones fuera le daban una apariencia graciosa.
-¿Ves? No ha dicho " mira como llevas a tu hermana"...-dije de broma, para quitarle hierro al comentario del señor. ¿No nos podía tomar como amigos y ya?
Solté su mano para agarrarme a una barra mientras buscaba un asiento libre. Vale, tal vez fuera por el detalle de la manita...



Última edición por Mishka Henrik el Dom Jun 08, 2014 4:41 pm, editado 1 vez
avatar
Invitado
Invitado
está

Volver arriba Ir abajo

Re: Happy Birthday [Mishka]

Mensaje— por Adeline Geller el Dom Jun 08, 2014 3:50 pm


HAPPY BIRTHDAY


La actuación de Mishka fue sublime al haber usado aquella expresión y voz de total arrepentimiento, agachando la cabecita cual perrito cuando es regañado, que irónico ¿verdad?. Ella usó toda su voluntad para no estallar en carcajadas, se concentró para mantener un rostro sereno e incluso preocupado, enfocando con la mirada al tal Mike pues temía que si miraba a su amigo todo se iría al traste. Así que comenzó a jalar de él para salir de allí, no había que tentar a la suerte.

No, no, no, deja al pobre hombre en paz—  le dio otro fuerte tirón cuando lo escuchó despedirse de él, y a medida que subían sentía que su cuerpo estaba apunto de reventar, como si en su interior hubiese un bomba con un contador que terminó explotando en forma de risas a la par que la de Mishka. Unas pocas personas que pasaban a su alrededor se los quedaban mirando, unos confusos,  seguramente pensasen que sufrían un brote psicótico por la exageración de sus carcajadas. Otros más empáticos, no podían esconder una leve sonrisa, mientras el resto tan solo les dirigía una mirada de reojo.

Idiota, decía... JA. Adeline lo miró con ojos achinados por la risa que no terminaba de salir a borbotones por su boca. El que había hecho el idiota delante del mundano era él, se lo iba a decir pero cuando preguntó sobre “Jasmine” fue ella la que lo miró con gesto ofendido ¡¿cómo era capaz de no saber quién era?!, eso era herejía.

¿Me lo preguntas en serio?. Jasmine... Aladdin, el genio de la lampara, ¿te sonará ahora más, no?. Cuidado que nuestra relación puede cambiar según tu respuesta —  dijo con una expresión seria pero que no tardó en transformarse en una sonrisa. —  Claro que sí, además de tener el mismo color de piel, el poseer el mismo tono del blanco de los ojos y los dientes nos delata como hermanos, es más, como mellizos sólo que yo salí encogida— . dijo con ironía, nadie se creería que lo fuesen, de hecho... hasta le molestaría una pizca si eso pasase, pobre... ignoraba lo que pasaría en unos minutos...

En aquellos que transcurrieron antes de que viesen como el autobús estuviese a punto de seguir su ruta, había que correr como alma que lleva al Diablo. El grito heroico de Mishka le hizo motivarse más, lo necesario como para ignorar las molestias que sufría con los dichosos zapatos, aunque más le costó tolerar que el vestido se le fuese levantando a cada zancada, teniendo que bajarse la falda con su mano libre, la otra estaba tomada por el subterráneo que tiraba de ella al correr con mayor velocidad. Por suerte llegaron a tiempo de subir al vehículo pero Adel estaba totalmente despeinada, los mechones le caían por ambos lados de la cara, algo que no pasó desapercibido para el Chofer, el cual no dudó en expresar sus pensamientos en voz alta,  ¿¡su novia!?. La nephilim no abrió el pico, se limitó a apretar los labios y mirar de reojillo a Mishka, el cual lejos de sonrojarse, le quitaba la razón a quienes pensasen que eran hermanos gracias al comentario del conductor.

La muchacha se agarraba a los asientos a medida que avanzaban por el pasillo porque a la pobre le costaba llegar a la alta barra. Por fin encontraron un asiento casi al final y trató de colarse por delante de Mishka para sentarse al lado de la ventana.

Es que quien lo piense está mal de la cabeza —  soltó sin poder remediarlo pero realmente tendía a ignorar lo que pensara el resto. Se soltó los cabellos para volver a recogérselos — . por cierto... —  echó una mirada por el ventanal y luego le miró a él — seguro que este nos llevara a tu casa ¿no?, no vaya a ser otro que tome otra ruta... Volveríamos a nuestras aventuras —  sonrió sólo de imaginarse que podrían terminar en la otra punta de la ciudad. En eso que un chiquillo que no llegaría a los cinco años se volvió de su asiento delante de donde se encontraban Adeline y Mishka. Éste se los quedó mirando fijamente con una sonrisilla en los labios mientras jugueteaba con un cochecito entre sus manos. Sus enormes ojos color miel se trasladaban de la mirada de la muchacha, a la del chico. — . ¿por qué nos mira así?...—  murmuró en voz baja y con los ojos fijos en el crío, como si fuese alguna criatura a la que temer, no la culpaba, no estaba acostumbrada a tratarlos y le parecían todo un misterio — . Casi me da miedo...— le susurró a Mishka antes de agitar la mano al niño en forma de saludo pero él no la correspondió del mismo modo, sólo sonrió —  Ho...hola... niño.—  dijo con una pésima gracia y con cautela, deseando con todas sus fuerzas que el viaje acabase YA.



LOGROS:



GOATS TEAM:


My brother:



Regalitos:
" />
avatar
Mensajes : 611

Reliquias : 985

Temas : 3/3


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t4308-ficha-de-adeline-evanshttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t4317-relaciones-adeline-gellerhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t4316-cronologia-adeline-geller
Nefilim cazador/a

Volver arriba Ir abajo

Re: Happy Birthday [Mishka]

Mensaje— por Invitado el Dom Jun 08, 2014 11:13 pm


Happy birthday
→ ..  


Adel se empeñó en explicarme a qué se refería con "Jasmine". No había ido desencaminado al acertar el personaje, pero no relacionaba eso con lo que acababa de ocurrir. Y aunque intentaba hacer memoria sólo recordaba que iba de un ladrón que se encontraba una lámpara mágica, con un genio dentro. Este le concedía tres deseos y como el ladrón estaba enamorado de la princesa, uno de esos deseos fue conquistarla o...sí, conquistarla haciéndose rico. Algo así...Oh, ¡y había un mono! De eso si me acordaba. Habría hecho la broma, pero se me ocurrió una mejor en respuesta al comentario de Adel.
-Me acuerdo de la película, sí. Pero no caigo...Ten en cuenta que mi época Disney acabó hace diez años, no puedo competir contra tí que acabas de salir de ella...
Le sonreí divertido, pero también con esa expresión de desafío que la instaba a contraatacar a aquello. Tampoco es que fuera mentira, yo era seis años mayor, ella lo tenía más reciente.

Asentí seriamente, dándole la razón en que nos parecíamos un montón en el blanco de los ojos y en el blanco de los dientes. Si no fuera porque el chófer lo desmintió, podríamos habernos llegado a creer que pasábamos por hermanos. Todo era ironía y claro está. Y en lo que sentimentalmente se refería, aunque sentía ese instinto protector hacia Adeline, junto con los piques y las tonterías...no la veía como a una hermana pequeña. Cosa que no me ocurría con Rory, por ejemplo, que era como una hermana para mí.

Dejé de darle importancia al asunto fraternal-afectivo y me aparté para que Adel pasara antes y se sentara. Yo me senté a continuación. Sonreí debido a su comentario pero no dije nada, sino que me quedé viendo cómo se soltaba y volvía a recogerse el pelo mientras miraba por la ventana. Cuando se dirigió a mí aparté la mirada rápidamente, como si me acabara de pillar haciendo algo malo. Me costó unos segundos más procesar su pregunta.
-Seguro -repliqué para nada seguro, dándome cuenta tarde de que no había mirado qué línea era. Simplemente me había lanzado a la carrera cuando vi el autobús en la parada en que se detenían cuatro líneas distintas. Ahora estábamos a merced de la suerte, porque me daba vergüenza admitir que no me había dado cuenta de aquel detalle.
Dicho sea de paso, eso no solía ocurrirme nunca, pero con Adeline...Por ejemplo ahora, me había quedado embobado mirándola porque sí.
Últimamente me pasaba mucho, y era preocupante. Además, cuando Adeline no estaba...igualmente me quedaba empanado pensando en ella. Me daba cuenta porque cada vez que me ocurría eso le escribía cualquier chorrada por el móvil y me quedaba tan tranquilo.

La voz de Adeline me sacó de mis inquietantes divagaciones. Al alzar la mirada me topé con la de un niño pequeño que nos observaba sonriendo. Parpadeé y sonreí automáticamente, porque era mi reacción natural a los críos. Al menos a los críos sonrientes. Los llorones no me inspiraban tanta ternura.
-Porque...es un niño, los niños son curiosos. Y además no se les tiene en cuenta si miran descaradamente -la miré de reojo al decir esto. A mi si se me tenía en cuenta eso, ¿verdad?

Volví a mirar al niño, empezaba a ser inquietante. No hacía ningún gesto, sólo sonreía y nos miraba, y un poco de cara de gremlin tenía. Contuve la risa cuando Adel dijo que tenía miedo y al oír la forma en que lo saludaba no pude aguantarme más y me reí.
-No es un extraterrestre-le dije cuando conseguí calmarme. La madre estaba sentada en el asiento de al lado pero parecía demasiado concentrada hablando por teléfono. Miré a Adeline.-¿Matas demonios y te dan miedo los niños?
De nuevo sonreí burlón.
-Aunque este...bien podría necesitar un exorcismo -reconocí. La verdad es que la mirada del niño, llegaba un punto en que resultaba penetrante, incómoda e inquietante. Me sentía expuesto. Era peor que cuando Adel y yo nos habíamos imaginado mutuamente cocinando sólo con el delantal.
-¿Mata demonios? -preguntó el niño de pronto señalando a Adeline, cambiando su sonrisa neutral por una de asombro. Vaya mierda, se había quedado con lo que le interesaba.
-Sí. ¿A que no lo parece? -le seguí el juego. Total, era un niño pequeño.
Negó con la cabeza mirando a Adel con los ojos muy abiertos y agarró a su madre de la manga y empezó a tirar de ella con insistencia.
-Mami, ella mata demonios.
La madre que acababa de colgar a su interlocutor se volvió para dirigir una mirada primero a Adel y luego a mí. Me salió una risa nerviosa y me apresuré a decir:
-Qué mono...
Miré a Adel pidiéndole perdón en silencio y cuando miré por la ventana...Oh, genial. Ahora si que le iba a tener que pedir perdón, pero en voz alta.
Me acerqué a ella porque me daba vergüenza que medio autobus se enterara de lo inútil que era.
-Oye, que...creo...me parece que me he equivocado de autobus...estas calles no me suenan -murmuré. -Es que vas muy guapa y me distraes, no me fijé en el número -añadí poniendo cara de cachorrito, la típica de no haber roto un plato. Intentaba hacerle la pelota para que no se enfadara por mi despiste pero...tampoco es que le hubiera mentido.
avatar
Invitado
Invitado
está

Volver arriba Ir abajo

Re: Happy Birthday [Mishka]

Mensaje— por Adeline Geller el Lun Jun 09, 2014 2:36 am


HAPPY BIRTHDAY


Lo que Mishka le hizo a Adeline se podría llamar de muchísimas maneras como por ejemplo: "¡Zas en toda la boca!", "¡co-co-combo breakeeeer!", "game-over", "¡fatality!". Sí, su relación pudo cambiar a partir de ese momento, pudo  levantarse de su asiento, recorrer el pasillo del autobús con toda la dignidad que le quedase, y pudo haber pedido a gritos que abriesen las puertas, pero no lo hizo. Al menos físicamente, porque durante el tiempo que se quedó muda, se había imaginado a sí misma largándose de allí, recogiendo de paso los pedazos de su corazón. Y es que a Adeline le había caído como una patada en la boca del estómago, se sintió minúscula, pequeña, diminuta, como si para él se le representase como una cría. Pero quiso pensar que eso se debía a su propia inseguridad ya que Mishka lo había dicho sin pensar o... bueno, pensar el muy condenado lo pensó, pero jamás con esas intenciones.  No logró articular palabra a causa de la vergüenza y también de la confusión. Hacía unos días la miraba de una forma que nada tenía que ver con lo que había insinuado con ese comentario, con esa broma. ¿Le estaba dando demasiadas vueltas a la cabeza? , por supuesto que sí pero no podía evitarlo por el simple hecho de que  todo lo que salía por su boca, contrastaba con lo que veía en su mirada. Tampoco  pudo contraatacar, porque quiso pensar que no lo había dicho en serio aunque... en realidad era una verdad a medias, eran seis años de diferencia al fin y al cabo, a los once alternaba los entrenamientos con las películas Disney... y él con diecinuev..e. ¡por los bigotes de Iglesia!, ¡era peor pensar en la diferencia de edad cuando se echaba la mirada atrás!.

Se dio cuenta de que se puso roja al sentir las orejas ardiendo, por lo que prefirió dejar ese asunto a un lado a pesar de que se notó visiblemente que ese comentario la había aturdido un poco,  tirando a bastante. Parpadeó, tomó aire y lanzó la pregunta de si estaba seguro de que se habían subido al autobús correcto y así por fin pasar del tema. La seguridad que derrochó Mishka en su respuesta, corta y precisa la asustó un poco, como si hubiese sentido ese "sexto sentido" que le decía que no estuviese tan segura. Ya lo conocía y destacaba en muchísimas cosas maravillosas, ¿pero en seguridad en sí mismo?, iba a ser que no. Pero una vez más, Adeline prefería quedarse en el mundo de piruleta y pensar que por una vez tuvo un arranque de confianza.

Asintió con la cabeza satisfecha con la respuesta, mirando de vez en cuando por la ventanilla porque le encantaba la ciudad, todo le parecía inmenso, fantástico y llamativo aunque fuese algo tan normal como los semáforos, pero echaba mucho de menos a su madre y a su abuelo. Al salir de esos pensamientos y toparse con los ojos del subterráneo se percató del modo en la que la miraba, ¿veis? ¡a eso se venía a referir unos párrafos atrás! ¡la confundía!. No tuvo más remedio que bajar la mirada y hacer como si no hubiese notado como se le removía algo en el estomago, y no eran las palomitas.

Cuando pensó que la situación no podía ponerse más tensa se cruzó con la mirada de ese niño que la había enfocado como si no existiese otra cosa en el mundo, hasta que también le dio por mirar a Mish. El subterráneo sí que lo saludó con mas naturalidad y le explicó a Adel que los críos eran curiosos por eso el modo en el que se fijó en los dos. Ignoró lo de la mirada descarada.
Rodó los ojos cuando le dijo que no era un extraterrestre, desde luego que Mishka no perdía la oportunidad para reírse de ella, sanamente y todo lo que vosotros queráis, pero se reía. Pero no podía culparle, ¿no?, al fin y al cabo ella no se quedaba atrás, pero es que en esos momentos estaba un poco fuera de combate.

Y claro que no le daban miedo los niños, esa comparación con los demonios fue totalmente absurda, pero lo suficientemente llamativa como para que el crío en cuestión preguntase directamente a Adeline si mataba demonios. Su cara se descompuso como cuando se sufría retortijones de barriga con la única diferencia de que no se necesitaba ir corriendo al baño. Lentamente, muy lentamente giró su rostro hacia Mishka para mirarle con los ojos abiertos de par en par, culpándolo con sus verdes ojos. Una de las primeras normas de los nephilims era no inmiscuir a los mundanos en su mundo, sólo los protegían, y ahora tenían a un siniestro niño con tal información aunque en realidad no había porqué preocuparse, al fin y al cabo era un crío, ¿qué iba a pasar?. Pues que ahora se lo comentaba a la madre y ésta se giró repentinamente mirándolos de arriba abajo. En el tiempo que Mishka confesó a Adeline que se equivocó de autobús, la mujer junto a su hijo desaparecieron del asiento de delante y se fueron a uno de los primeros, el niño se preocupó en despedirse con la mano que sostenía el cochecito.

Las palabras no fluían por su boca para poder reprender su despiste , pero sí que mantuvo un ceño fruncido hasta que se excusó con que la confusión era debida a que ella iba muy guapa, tócate los c@~&3, ahora iba a ser culpa de ella. Se tuvo que maldecir a sí misma por haber caído en ese rastrero peloteo, sus halagos cumplieron con su objetivo al igual que esa miradita de niño bueno.

Ah... genial, pues si tú no sabes donde estamos, ni yo tampoco, a ver qué hacemos... Pensemos hasta que lleguemos a la...

Ultima parada — dijo el chofer habiendo interrumpido lo que iba a decir la nephilim, se bajaban en la misma parada que la madre y el niño, los cuales ya estaban pegados a la puerta para que cuando la abriese saliesen pitando de allí.

Mierda, mierda... Abajo— murmuró agachándose y tratándose de ocultar tras el asiento delantero. Bajó a Mishka jalándole del brazo pero él era tan largo que le resultaba más complicado ocultarse. Entonces el autobús frenó repentinamente dando fin al viaje, provocando que por tal brusco movimiento la muchacha terminase  apoyada sobre  el pecho de él. Al levantar el rostro lo tenía ahí, peligrosamente cerca, demasiado, tanto que le llegaba el olor de su aliento y casi podía verse reflejada en sus negros ojos. Adeline se quedó en silencio y totalmente paralizada hasta que la tensión se rompió a causa del griterío del Chofer.

¡¿No habéis oído?!, ¡última parada, tortolitos!.

Ella reaccionó por fin, removiéndose un poco para levantarse pero necesitaba que Mishka lo hiciese primero , estaba encajada. Salió rápido del autobús y echó un vistazo a su alrededor sin poder orientarse. Adeline siempre se había movido por la misma zona y aquella le era totalmente desconocida. Se giró hacia Mishka y lo miró con las cejas alzadas como si esperase algo de él.

Genial, ya nos han echado de un Pub y ahora de un autobús. — dio algunos pasos alrededor tratando de ver si había algún taxi cercano, de no ser así tendrían que hacer una llamada telefónica. El sol se fue escondiendo poco a poco por lo que la luz del día apenas se divisaba.
Sacó su teléfono móvil del bolso y marcó un numero, se lo puso en la oreja mirando a Mishka unos instantes, tenía una carita de culpabilidad total y ella trató de restar importancia a lo que había pasado con una sonrisa, que mas da, ¡otra aventurita más!.
La nephilim se alejó un poco para buscar por las calles el nombre de la misma y así darle una dirección cuando la atendiese, lo cual no tardó demasiado. Cuando acabó cerró su teléfono y lo volvió a guardar a medida que se acercaba a su amigo.

Así que seguro, ¿eh? — se metió un poco con él, al menos para devolverle un poco toda la vergüenza que la había hecho pasar, ya fuese consciente o no de ello — la próxima vez... tendrás que distraerte menos con... conmigo. Esto no te había pasado nunca, no me digas que... ohh... — colocó sus manos sobre su cara, como en el cuadro "El grito"— ¿falta poco para la luna llena? eso que te revoluciona las hormonas—. quiso burlarse un poco aunque la verdad es que desconocía si la luna llena le afectaba también de esa forma —.cuidado que acabo de salir de mi época Disney — sí... se la debía.





LOGROS:



GOATS TEAM:


My brother:



Regalitos:
" />
avatar
Mensajes : 611

Reliquias : 985

Temas : 3/3


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t4308-ficha-de-adeline-evanshttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t4317-relaciones-adeline-gellerhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t4316-cronologia-adeline-geller
Nefilim cazador/a

Volver arriba Ir abajo

Re: Happy Birthday [Mishka]

Mensaje— por Invitado el Lun Jun 09, 2014 6:17 pm


Happy birthday
→ ..  


La expresión de Adeline me dejó claro que no había hecho bien en "revelar" su condición al niño. La verdad es que se lo había dicho sin pensar y no lo había creído peligroso porque a fin de cuentas sólo era un crío. Incluso cuando la madre fue partícipe de aquello tampoco me preocupó. Los niños tienen muchas fantasías en la cabeza. Fantasías que por cierto, eran ciertas en este caso. Pero eso no era algo que la madre fuera a tener en cuenta. Cuando se levantó y alejó a su hijo de allí, supuse que había pensado que éramos dos personajes extraños que le metían cosas raras a su hijo en la cabeza.
Pero a Adeline sí que le había afectado aquello.
Algo más de lo que sentirme culpable, junto al desafortunado percance de subirnos al autobús que no era. Parecía que me estaba luciendo esa noche, y no precisamente para bien.

Suspiré y asentí con la cabeza a las palabras de Adel, pero antes de que pudiéramos pensar nada dio la casualidad de que habíamos llegado a la última parada.
-¿Qué...? -no me dio tiempo a reaccionar cuando Adeline tiró de mí para que me agachara junto a ella. Pero el hueco entre los asientos era bastante estrecho. Para ella estaba bien, pero yo tenía la sensación de que hacía bulto suficiente para que el chófer nos pillara.
Un frenazo en seco me empujó contra el asiento de delante y contra la nefilim. Tal vez ahora si que pasara desapercibido, porque notaba como si me hubieran compactado cual maleta de mano en el portaequipajes de un avión.
Cuando abrí los ojos, después del impacto, tenía a Adel tan cerca que no se me aceleró el corazón de golpe. No me extrañaría que lo hubiera escuchado, aunque...no, eso no podía ser.
Me pregunté qué estaría pasando por la cabeza de la nefilim. Al menos esta vez no tenía ningún trozo de bizcocho a mano para metérmelo en la boca.
Yo no me había movido ni un milímetro, y tenía la mirada fija en ella. Pero mientras ella no la apartara yo tampoco me veía capaz de hacerlo.

Por un uno o por otro...En cualquier caso fue el chófer el que rompió el momento. Me aparté, saliendo de ahí como pude, para que Adeline pudiera hacer lo mismo. Mientras salíamos del autobus no me atreví a mirarla, y cuando estuvimos definitivamente fuera y en un lugar que no me sonaba de nada, me di de lleno con la realidad que no era otra que le estaba fastidiando la noche de su cumpleaños.
-Si también nos hubieran echado del cine habríamos hecho pleno -añadí, aunque no estaba con el mismo humor que unos momentos antes. Menos mal, porque ya había metido la pata un par de veces. Y eso, que yo fuera consciente...Seguro que había alguna más.

Di un par de pasos alrededor, mirando los edificios. Pero si no me habían sonado a primera vista, no significaba que los fuera a reconocer mirándolos por segunda vez. Nunca me había aventurado por aquella zona de la ciudad y eso que tampoco nos habíamos alejado excesivamente del centro. ¿O sí?
Finalmente me atreví a mirar a Adeline, que me sonrió. Yo no pude corresponder igual, pues aunque era obvio que no había hecho aquello a propósito me sentía muy culpable. ¿Y qué estaría pensando de mí? Que era un desastre, como mínimo...Pero eso era algo que ya debió haber pensado desde que me conoció. Ahora no me hacía ninguna gracia que volviera a tener esa imagen de mí.

Vi por el rabillo del ojo que Adeline se acercaba. Alcé la mirada.
-Lo siento -me apresuré a decir. Pero ella se burló de mí, lo que al menos indicaba que no estaba enfadada.
Me ruboricé cuando dijo que tendría que distraerme menos con ella. Que aquello no me había pasado nunca...cierto. Y lo de la luna llena...iba a preguntarle que qué tenía que ver eso, pero ella respondió sola, haciendo que notara con más intensidad el calor en las mejillas. La luna, ya...
A pesar de todo, enarqué una ceja cuando mencionó que acababa de salir de su época Disney, repitiendo las palabras que yo le había dicho hacía un rato. Pues sí que me la había guardado...Esperaba que no me hubiera tomado en serio porque yo...pues era así de idiota.
-No es la luna llena...Eres tú.
Sólo cuando dije aquello en voz alta me di cuenta de que no había empleado el tono de broma que había estado usando Adeline conmigo. No, lo había dicho con tanta franqueza que yo mismo me había quedado sorprendido. Sin darme cuenta me había expuesto no solo ante mi mismo, sino también ante ella.
Podría haberme reído como para quitarle importancia al comentario, pero ya no colaría, eso seguro.
Miré a Adeline, observando su reacción. Mi inseguridad se podía percibir, era algo inherente en mi persona. Y en ese tipo de situaciones se ponía mucho más de manifiesto.

-Y lo de la "época Disney" era una de las tantas tonterías que digo. No te la habrás tomado en serio, ¿verdad? Porque no te veo como una cría ni nada de eso... -pregunté ligeramente culpable y avergonzado porque sólo de pensar que se lo hubiera tomado en serio me hacía reafirmarme en la idea de que era un bocazas.
Me acerqué a Adeline unos pasos, indeciso. Era como un imán, no lo podía evitar. Igual que tampoco podía evitar mirarla cuando ella miraba hacia otro lado. Pero si me dejaba llevar y hacía lo que estaba pensando hacer, a lo mejor la cagaba y se iba al traste lo que tenía con Adeline. No sería la primera vez que me ocurría algo así...
Aquel pensamiento me hizo vacilar, y me quedé con cara de idiota ahí de pie.
-Que...siento que hayamos acabado aquí por mi culpa -dije porque me vi obligado a disimular aquel momento incómodo que acababa de crear. Aunque ya...de perdidos al río (y más perdidos no podíamos estar en ese momento). No se podía decir que no avisé, porque mi cara era un libro abierto. Me incliné, mirándola a los ojos unos segundos como pidiéndole permiso, y tras unos segundos de indecisión, terminé por besarla en los labios con timidez. Sentí un cosquilleo en el pecho y el corazón me latía tan deprisa que estuve seguro de que si Adeline se apartaba de mí en ese momento, me estrellaría irremediablemente, como un coche sin frenos.




Última edición por Mishka Henrik el Mar Jun 10, 2014 12:35 am, editado 1 vez
avatar
Invitado
Invitado
está

Volver arriba Ir abajo

Re: Happy Birthday [Mishka]

Mensaje— por Adeline Geller el Mar Jun 10, 2014 12:33 am


Culpable


Adeline continuaba haciendo la llamada cuando escuchó de boca de Mishka que casi hacían un pleno, totalmente de acuerdo, estaba segura de que les faltó el canto de un duro para que lo hubiesen conseguido. En ese punto habrían cogido complejo de Jazz en El príncipe de Bel-Air.
Eso la hizo sonreír, había que ver el lado bueno de las cosas por lo que quiso ampliar esa sonrisa para que Mishka se la viese y no se preocupase de lo que acababa de pasar, tampoco es que estuviesen perdidos. Pero su gesto no fue correspondido, el semblante del subterráneo expresaba abatimiento y Adel sabía el porqué. Se preocupaba al milímetro de que ella estuviese bien, de no cometer ningún error que la afectase. Era propenso a sentir el peso de la culpabilidad aunque no le correspondiese, encima para una tontería sin importancia como el haber acabado en un lugar aleatorio de la ciudad.

Cuando colgó el teléfono se acercó a él para intentar animarle, y antes de que pudiera decirle nada, Mishka ya se había disculpado. Ella soltó un amplio suspiro y ladeó el rostro con sus ojos fijos en los de él, con esa mirada tan cargada de pesar que la obligó a bromear y devolverle el golpe. Pensó que así se olvidaría del asunto ya que todo estaba igual que antes, sólo había que esperar a que el taxi llegase. Mientras, disfrutó de la vista cuando sus dos mejillas se encendieron tanto que casi abarcaron toda su cara , lo que no se imaginaba es que ella también se encendería por completo, hasta las raíces del cabello.

Sus pasos se detuvieron cuando escuchó tal revelación. Aquella que la hacía culpable de sus distracciones;  como que su mirada obsidiana se quedase fija en toda ella, embelesado de una forma que Adeline no creía posible; o como el sonido de su voz, que aunque fuese en un sutil susurro, para él se antepusiera ante el resto. Mishka no estaba de broma, su rostro serio lo confirmaba y eso la asustó, no, en realidad le agradó, o tampoco, era una extraña mezcla que hacía que su corazón se sacudiese en rápidos latidos.

La expresión de la nephilim era de incredulidad. Era una chica muy segura de sí misma en el ámbito profesional, pero cuando entraban en el social... incluso en el sentimental, la cosa cambiaba. Pero no importaba, porque en los ojos  de Mishka se encontró con ese mismo sentimiento, lo compartían.
Sin poder evitarlo desvió la mirada unos segundos al mencionar sobre la época Disney, se avergonzaba porque el que lo hubiese mentado era debido a que la notó turbada por ese motivo.

Tranquilo... sé que no lo dijiste con esa intención. Soy yo — dijo viendo que se acercaba acompañado de ese aire preocupado, inseguro. Lo miró y lo escuchó disculparse, culpabilizándose una vez más. Esa palabra, o mas bien ese concepto iba a repetirse en este fragmento de la historia tanto que, terminaría llevando ese nombre.
Quiso negar con la cabeza levemente, entre abrir su boca para pedirle que dejase de pedir disculpas, pero le fue imposible. Dejó que los segundos pasasen, y que ese fuese el permiso que le ofreció a Mishka para besarla. Por pura inercia, cerró sus ojos para que el sentido de la vista no restase atención al placentero estremecimiento que sentía, de pies a cabeza.

Al final tenía que darle la razón a Mishka, era culpable. Era responsable de hacerla sentir de una forma que ni ella misma sabía explicar, sólo entendía que era extremadamente agradable y delicioso, como el sabor de sus labios. Aquellos a los que acarició levemente con los suyos ya que no le dio tiempo a más,  por la sorpresa y por la brevedad del momento. Cuando notó que se separó de ella aún estaba atontada, con los ojos cerrados y la boca entreabierta, como si su cabeza no hubiese procesado que sus labios ya se habían separado.

¿Qué fue eso?, pregunta obvia, un beso, pero no era en ese concepto a lo que se refería. Sus ojos se abrieron tras un par de rápidos pestañeos y antes de mirar a Mishka, miró la punta de sus zapatos. No encontró ninguna línea delante en ellos.
Tenía un bloqueo mental considerable , y eso hacía que el subterráneo dudase de si lo que acababa de hacer era un error o un acierto.

De lo único de lo que eres culpable es de... no saber en que lugar de la ciudad me has besado — y justo en el momento en el que se ponía de puntillas para repetir, pues notaba que su cuerpo se lo reclamaba, una masculina voz la detuvo.

Pues estáis en Brownsville, así que podréis contárselo a vuestros nietecitos — dijo el taxista a unos metros, con la ventanilla bajada.

¿Pe...pe... pero desde cuando está aquí? — preguntó una ruborizada Adeline que había separado sus ojos de Mishka para mirar al taxista. Era un hombre de mediana edad, de piel más bien morena, ojos y pelo oscuros y con un diente de oro en su traviesa sonrisa.

Desde hace un rato. Soy todo sentimental — estiró la sonrisa aún más, pudiéndose observar que tenía otra pieza de oro por diente — ¿Subís?.

Adeline se dirigió al taxi junto a Mishka, aún no le había mirado a la cara directamente después de ese inesperado regalo que le había dado, y tenía que reconocer que le había gustado bastante más que el llavero del mono Amedio. Ahora estaba siendo presa de la timidez, y conociendo a Mishka, también le ocurriría lo mismo, o no, estaba claro que ya se había llevado una sorpresa con él.

Esperó a que el licántropo dijese su dirección al taxista, y cuando éste arrancó, se atrevió a volverle a mirar, directamente aunque insegura al no saber en que punto estaban, a lo mejor le estaba dando más importancia de la que él le daba... por eso se sentía tan extraña.

Bueno... di... dije que te ayudaría en la cocina, ¿no? — la boca le tembló al acordarse de una cosa y se apresuró en añadir — con ropa, delantal y eso, ya sabes, lo normal en esos casos cuando uno se pone a cocinar — la risotada que emitió el taxista se escuchó por lo menos hasta Central Park.



LOGROS:



GOATS TEAM:


My brother:



Regalitos:
" />
avatar
Mensajes : 611

Reliquias : 985

Temas : 3/3


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t4308-ficha-de-adeline-evanshttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t4317-relaciones-adeline-gellerhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t4316-cronologia-adeline-geller
Nefilim cazador/a

Volver arriba Ir abajo

Re: Happy Birthday [Mishka]

Mensaje— por Invitado el Miér Jun 11, 2014 5:53 pm


Happy birthday
→ ..  


Fue un beso corto, inseguro, pero no por ello menos intenso. Tenía dentro de mí una mezcla de emociones, todas ellas agradables. Excepto el miedo al rechazo que seguía presente, también de manera palpable. La inseguridad no era algo con lo que se pudiera acabar de la noche a la mañana.
Puede que fuera por eso o tal vez porque me sentía intimidado por todo lo que acababa de sentir. El caso es que me separé de ella. Despacio, porque en realidad no quería apartarme, lo que quería era seguir besándola. Abrí los ojos y me encontré con que Adel había agachado la cabeza. En ese momento no pude saber si había hecho bien o mal, sólo que la había pillado desprevenida, eso seguro.

Había estado conteniendo la respiración hasta que Adeline reaccionó y habló. Podía cargar con la culpabilidad de aquello, sí. Lentamente mis labios se curvaron en una sonrisa y volví a acercarme a ella cuando vi que se ponía de puntillas...pero el momento beso fue interrumpido por un hombre anónimo que resultó ser el taxista. Yo había estado tan inmerso en la situación que ni siquiera había oído el motor del coche al aproximarse. Y lo mismo le había ocurrido a Adeline. Así que nos quedamos mirando al taxista como si se tratara de una aparición del más allá que nos decía que estábamos en Brownsville. Lo cierto es que podría haberme dicho que estábamos en cualquier otro sitio y me lo habría creído, pues todavía estaba...que no estaba. Con la cabeza en otro lado.
Miré a Adel y luego miré al taxista.
-S-sí -reaccioné al fin cuando preguntó si íbamos a subir. Dejé que pasara la nefilim y antes y luego subí yo, indicándole la dirección al inoportuno chófer.

Me eché hacia atrás y me acomodé en el asiento, mirando al frente en silencio. Fue entonces cuando empecé a darme cuenta de lo que había hecho y a preguntarme cómo había sido capaz. Volví a ruborizarme debido a estos pensamientos y me atreví a mirar a Adeline de soslayo. ¿Qué estaría pensando ella?
Justo en ese momento empezó a hablar. Yo por el contrario parecía que me había quedado mudo. Asentí cuando dijo que me ayudaría en la cocina, pero cuando siguió me quedé mirándola, a punto de sonreír por lo gracioso de la aclaración. Cómo no, el taxista se me adelantó y se rió por mí (y por todos mis compañeros).
-Claro, con ropa -murmuré apartando la mirada. El señor entendió mal mi comentario o mi expresión. Lo mismo se pensó que estaba decepcionado en vez de abochornado por la situación, porque añadió:
-Mi mujer también era de las que me ponía las cosas difíciles. Hasta la octava cita no me dejó que la cogiera de la mano...Pero claro, también eran otros tiempos. Hoy en día los jóvenes sois de otra manera, que en la primera cita ya...todo.
Yo miraba al taxista, incrédulo. No podía ser verdad aquello...
-Si es que...Yo sé de lo que hablo. Más de una vez he llevado a cada uno...a las dos de la mañana, borrachos, teniendo que parar para que vomitaran fuera.
-Qué juventud...-repliqué haciéndome el indignado y mirando hacia fuera para ocultar una sonrisa. Al taxista le sentó bien que le diera la razón y siguió hablando. Pero yo había dejado la mente en blanco, o más que en blanco seguía pensando en lo que había pasado hacia un momento.
Asentía cuando el hombre se dirigía a mí, pero ni idea de a qué estaba diciendo que sí...

Cogí el móvil un segundo para mandar un mensaje y alcé la mirada justo cuando nos deteníamos. Pagué al taxista, con mucho gusto por quitármelo de encima al fin, y casi salí corriendo del taxi antes de que le diera por darnos algún otro consejo. Lo único que nos dijo fue: "suerte".

Sin embargo, cuando se marchó, quedamos Adel y yo a solas de nuevo y aquello provocó que me sonrojara y sonriera con timidez. ¿Ahora qué? Ya no era como antes del beso, porque había quedado algo pendiente. Pero tampoco me veía sacando el tema así de pronto. ¿Entonces?
-Al menos del taxi no nos han echado...pero porque hemos aguantado como unos campeones. Hubo un momento en que me entraron ganas de abrir la puerta y tirarme -comenté en broma. -¿Vamos? -Tomé su mano y saqué las llaves del bolsillo para abrir. No dije nada mientras subíamos, aunque tenía mil preguntas rondando por mi cabeza. Me aguanté, porque no era el momento, y abrí la puerta de casa esperando que Rory estuviera lista como habíamos acordado. Aunque después de todo el margen de tiempo que le había dado...como para no estarlo.
Antes de abrir la puerta miré a Adeline y le sonreí.


Última edición por Mishka Henrik el Miér Jun 11, 2014 6:03 pm, editado 1 vez
avatar
Invitado
Invitado
está

Volver arriba Ir abajo

Re: Happy Birthday [Mishka]

Mensaje— por Invitado el Miér Jun 11, 2014 5:59 pm


HAPPY BIRTHDAY

A pesar de que Adeline no es amiga mía, más que nada porque tan solo hemos coincidido en dos ocasiones y ambos encuentros fueron más bien breves, en cuanto Mishka me comentó su idea de invitar a la chica a casa tras la salida al cine que tenían planeada me puse contentísima. Puede resultar todo lo raro y extraño que uno quiera, pero por todas las cosas que he escuchado acerca de la rubia no tengo dudas en que se trata de una muchacha de lo más íntegra –exceptuando su pequeño intento por ayudar a Mishka a controlar su lobo interior, que no salió como ella esperaba y que debo confesar me molestó bastante aunque no se lo hiciera saber a mi amigo– además, llevo pensando bastante tiempo que Adeline le ha hecho mucho bien a Mishka, puede incluso que más que yo aun cuando soy yo la que se encuentra en la misma situación que él. La cuestión es que me alegré tanto que empezaron a ocurrírseme cosas para hacer en la casa con motivo del cumpleaños de la nefilim y entre mis ideas y las del chico planificamos alguna que otra cosa que, aunque no fuese espectacular, esperábamos que agradara a la joven.

Y aquí estoy yo, en medio del salón pensando por dónde empezar ahora que Mishka se ha ido al cine con su amiga. No es que haya mucho por hacer puesto que la tarta ya la hemos hecho esta mañana juntos, solamente decorar un poco el salón para que quede más bonito el recibimiento y la cena. Obviamente la cena la prepararé mucho más tarde, ya que no es plan de que cuando lleguen esté fría así que realmente tampoco hay mucho por donde elegir porque lo único que puedo hacer en estas aproximadamente tres horas es inflar los globos y colocar las guirnaldas y aun todavía me sobrará tiempo, pero más vale que sobre y no que falte. Al menos así no me agobio pensando en que llegaran a casa antes de que haya terminado los preparativos y puedo tomármelo con un poco más de calma. Así pues, me dirijo a mi habitación que es donde guardé la bolsa con todas las cosas de decoración, la saco y la dejo sobre la mesita que hay dispuesta en medio del salón. Primero despliego las tiras de guirnaldas y con ayuda de una silla las voy colgando en el techo de la estancia, incluso coloco una que lleva letras que componen las palabras HAPPY BIRTHDAY y que no pude evitar comprar para la ocasión. Después me dedico a inflar unos cuantos globos de diferentes colores y los dispongo en diferentes puntos del salón y la cocina, ya que ambos espacios están conectados, dejándolo todo de manera bien curiosa. Contemplo el trabajo hecho para darle el visto bueno y miro la hora en el reloj de cocina, como todavía queda bastante para que lleguen aprovecho para tomarme una ducha y cambiarme de ropa.

Después de eso me dedico a matar el tiempo leyendo y haciendo un poco de zapping en la televisión, pero a pesar de ser una persona bastante paciente la verdad es que se me está haciendo eterna la espera, ¿por qué tardan tanto? Las películas no suelen ser muy largas así que ya tendrían que estar de camino, pero Mishka todavía no me ha avisado de ello por lo que todavía están por ahí. Entonces se me ocurre que tal vez Adeline haya sugerido alguna cosa y Mishka ha accedido para que no se note que quiere volver a casa y que la nefilim sospeche algo, pues digamos que el chico no es muy bueno contando mentiras. Vuelvo a mirar la hora y decido empezar a preparar la masa para la pizza –Mishka tuvo la idea de hacer pizza casera para comer esta noche– para ir adelantando cosas, además que luego la masa tiene que reposar bastante tiempo.

Al cabo de un buen rato que oigo un sonido procedente de mi teléfono móvil que me avisa de que alguien e ha mandado un mensaje. Nada más leerlo no puedo evitar llevarme una mano a la frente en el típico gesto de facepalm.– Lo dicho Mishka. Lo que no te pase a ti, no le pasa a nadie –¡Han cogido la línea de autobús equivocada! Menos mal que el chico lleva la cabeza pegada al cuerpo porque si no estoy segura de que también la dejaría por allí perdida, y menos mal que se me ha ocurrido comenzar con la cena porque si no, no sé qué habríamos hecho. Dejo el móvil a un lado y termino de poner el resto de ingredientes en la pizza para luego meterla ya en el horno. Seguidamente saco el pastel de la nevera y coloco las velas en ella, preparada ya para la visita. Y bien que he hecho, pues a los pocos minutos oigo cómo Mishka introduce las llaves en la puerta y hace girar el cerrojo. Enciendo las velas de la tarta con un mechero que dispuse sobre la encimera y camino con cuidado hacia el salón para encontrarme con los chicos. En el momento que nos topamos, cruzo una mirada con Mishka y empezamos a cantar– Cumpleaños feliz, cumpleaños feliz. Te deseamos los dos, cumpleaños feliz
avatar
Invitado
Invitado
está

Volver arriba Ir abajo

Re: Happy Birthday [Mishka]

Mensaje— por Adeline Geller el Vie Jun 13, 2014 1:25 am


HAPPY BIRTHDAY



El momento post-beso se presentó un tanto extraño, incluso incómodo, pero esto último se debía a la timidez que ambos sufrían en esos precisos momentos en los cuales sus mejillas parecían dos faroles chinos, incandescentes. La aparición del taxista fue de lo más oportuna y ayudó a romper ese momento aunque la nephilim había tenido  pensamiento de repetir ese beso. A pesar de que el trayecto fue bastante largo, hubo algo de charla, al menos Mishka y Adeline cruzaron algunos comentarios relacionados con al preparación de la cena, cosa que harían con ropa, claro está, no hacía falta especificar aquello pero es que a la muchachita aún le rondaba en la cabeza la imagen flotante del licántropo con sólo el delantal.

El taxista empezó a hablarles de su mujer y lo que se le permitía hacer o no en las citas. Adeline enterró un poco la cabeza entre sus hombros y se hundió un poco más en el asiento, sintiendo la vergüenza escalar por su cara una vez más. Qué les importaba a ellos lo que hacía o dejaba de hacer, pero lo peor fue cuando generalizaba referente a los jóvenes y sus primeras citas insinuando que ya... bueno, como él dijo... todo. Pero eso no era una cita, ¿o sí?, ya no sabía qué pensar. Tenía pinta... lo que pasa es que no lo habían llamado así, en fin, agradeció que volviese a hablar para dejar de pensar en eso.

Miró de reojo a Mishka que se dedicó a seguirle la corriente al hombre con indignación hacia los jóvenes, Adeline por su parte soltó un pequeño bufido, apretando los labios para no echarse a reír. Ellos mismos pecaron de terminar una vez como una cuba y echar la pota, lo que no recordaba es cómo habían llegado a casa del subterráneo, supuso, por lógica, que fue también en taxi.
Por fin llegaron a su destino, por lo que la nephilim salió casi disparada del taxi reprimiendo las ganas de preguntarle el motivo por el que le deseaba suerte, ¿qué pensaban que iban hacer?, no dijo ni una palabra, no, pero le echó una mirada de esas que dicen que matan.

En cuanto sintió que la mirada de Mishka se posaba en ella, también lo miró. Se sentía algo conmocionada por su propia actitud, por la propia expresión que su cara mostraba de forma involuntaria, una cara de tonta absoluta. ¡Qué vergüenza! cuando ella era una chica dura, inmutable, capaz de enmascarar sus propias emociones, pero con él era imposible y más aún en esas condiciones. Sonrió apartando la mirada por la gracia que hizo, sí, tirarse del taxi en pleno trayecto hubiese sido fascinante para anotarlo en sus aventurillas pero pensó que por hoy habían tenido suficiente. Asintió con la cabeza sin ser capaz de mediar palabra, al menos con una cierta fluidez para que no la hiciese parecer una anormal. La tomó de la mano y lo siguió escaleras arriba hasta encontrarse la puerta de su casa de frente, una vez más. Decidió no darle significado a todo lo que estaba ocurriendo; al beso, a sus manos entrelazadas sin que fuese realmente necesario y al cosquilleo de su estómago. Al menos por el momento, porque prefería prestar su total atención a lo que quedaba de noche.

En cuanto abrió la puerta y atravesaron el portal,  se toparon con la gran oscuridad que habitaba en la enorme sala. Pero sólo fue un momento, pues un resplandor hizo que los ojos de la muchacha se dirigiera a el. Su boca se entreabrió y sus ojos se abrieron aún más, en ellos podían verse reflejados las pequeñas llamas que flotaban sobre las velas de la preciosa tarta de cumpleaños. Su mirada subió un poco más hasta encontrarse con un rostro conocido, ahora anaranjado por la iluminación que proporcionaba las velas, se trataba de Rory. Tomó aire profundamente, se mordió el labio y por puro instinto, por la grata sorpresa, apretó con más fuerza la mano de Mishka. Entonces empezaron a cantarle "Cumpleaños Feliz". Normalmente eso solía causar vergüenza a la gran mayoría de la sociedad, pero Adeline no se vio afectada por ello, sino por la emoción. Nunca se esperó algo así, si la intención de ambos licántropos era sorprenderla, lo habían conseguido, y con creces.

Tragó saliva, mirando a uno y a otro como si no se lo creyese aún. Luego pasó sus ahora ojos brillantes por el salón, haciendo un recorrido pudiendo ver las guirnaldas que colgaban de un lado a otro de la estancia, se cruzaban unas con otras, como también vio aquella que también la felicitaba . Terminó por suspirar y sonreír levemente,  en un intento de no ponerse a llorar como una nena. Aquello era muy importante para ella, la última vez que sopló las velas... fue hace cinco años, con su hermana, su madre, su abuelo, e incluso su padre. Momentos muy felices que quedaron en el pasado, pero que ahora mismo estaba reviviendo junto a Miskha y Rory. A ella no la conocía mucho, por eso valoraba muchísimo las molestias que se había dado preparando todo aquello, supuso que su compañero de piso tuvo mucho que ver.

Gra... gracias... ¿cómo... — alzó y giró el rostro hacia Mishka como queriendo saber cómo se le había ocurrido montar todo eso para ella, aquello no haría más que revelar cual importante empezaba a ser la nephilim para el subterráneo, y eso la embriagaba de sobremanera. Cerró los ojos en una repentina y amplia sonrisa, a continuación sopló las velas sin olvidarse antes pensar en un deseo. Costumbre que perdió al no volver a celebrar su cumpleaños. ¿Qué deseo pidió? eso no se contaba amigos, debía mantenerse en secreto para que se cumpliese. Tras apagar las velas, Mishka se ocupó de encender la luz.

Gracias, de verdad... no... no me lo esperaba — se acercó a Rory para saludarla, posó su mano sobre el brazo de ésta dándole un pequeño apretón sin poder hacer nada más ya que la chica sostenía la tarta —. pensé que no estarías aquí. Como las últimas veces parecía que Mishka te escondía de mi... — bromeó con los ojos aún brillantes, desde luego que si pensó que esa noche no la olvidaría jamás, en esos instantes con más razón se quedaría grabado en su memoria. Se volvió a Mishka para darle un fuerte abrazo, así, directamente, sin ningún tipo de reparo. Se dejó llevar por el momento, al separarse de él le ofreció una de sus mejores sonrisas, de la más sincera y emotiva.
Gracias Mish, esto significa muchísimo para mi "puede que algún día pueda contártelo" pensó para sus adentros. — No sé, no sé como poder agradecerlo, en serio, el despejar esta casa de demonios menores ahora me parece toda una pamplina. — volvió a bromear dejando escapar de su boca una pequeña carcajada y pasó  una mano por la cara, tratando serenarse del todo — las guirnaldas están geniales, la tarta tiene un aspecto delicioso y la sorpresa... sin palabras. No debisteis haberos molestado tanto— dijo algo apurada, se sentía realmente especial. — ¿Y qué es eso que huelo? — olfateó un poco al notar un apetitoso olor, algo se cocía en el horno. Les miró a uno y a otro — ¿no me digáis que no voy a poder cumplir con la promesa de ayudar en la cocina?




LOGROS:



GOATS TEAM:


My brother:



Regalitos:
" />
avatar
Mensajes : 611

Reliquias : 985

Temas : 3/3


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t4308-ficha-de-adeline-evanshttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t4317-relaciones-adeline-gellerhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t4316-cronologia-adeline-geller
Nefilim cazador/a

Volver arriba Ir abajo

Re: Happy Birthday [Mishka]

Mensaje— por Invitado el Dom Jun 15, 2014 12:40 am


Happy birthday
→ ..  


Tal y como habíamos planeado, allí estaba Rory con la tarta y las velas ya encendidas. Le sonreí nada más verla, riendo levemente cuando Adeline me apretó la mano y, a la luz de las velas de la tarta, aprecié su cara de sorpresa. Aquello me confirmaba que la nefilim no había sospechado absolutamente nada. Tampoco es que yo le hubiera dado ninguna pista, salvo escribir un mensaje de vez en cuando en el móvil, tan disimuladamente que juraría que ni se había dado cuenta.

-Cumpleaños feliz, cumpleaños feliz. Te deseamos todos, cumpleaños feliz -canté junto con Rory, aunque ella dijo "los dos" (mucho más apropiado) y yo dije "todos". Es que si no la liaba, incluso al cantar el cumpleaños feliz, no le daba ese toque característico a la situación.
Me encogí de hombros sonriendo cuando Adeline dio las gracias. La verdad es que yo estaba tan ilusionado como ella y había estado deseando que llegara aquel momento para ver su reacción. Ahora me alegraba de haber montado aquello junto con Rory. No es que le hubiéramos montado una superfiesta, pero muchas veces tampoco hacía falta algo desmesurado para sorprender a alguien.

Solté su mano y fui a encender la luz cuando apagó las velas.
-Ya te dije que no vivía solo...-repliqué cuando la oí decir a Rory que yo la escondía de ella. La verdad es que si esa noche tampoco hubiera estado Rory presente ya habría empezado a ser sospechoso. Sin duda podría dar la sensación de que le pedía a Rory la casa para nosotros solos, cuando las veces anteriores había sido mera coincidencia...

De pronto, sin esperármelo siquiera, se volvió hacia mí y me abrazó con fuerza. Correspondí su abrazo y cuando se separó de mí me topé de lleno con su sonrisa radiante y llena de agradecimiento. Aquello hizo que me sonrojara y que me quedara mirándola con esa sonrisa tonta que empezaba a ser tan normal cuando estaba con ella. Aparté la mirada rápidamente, algo cohibido por este pensamiento.
-No es nada...Te lo mereces -dije con sinceridad. La nefilim había hecho más por mí de lo que podía imaginarse. Y por supuesto, cuando propuso que quedáramos durante su cumpleaños, no podía ser indiferente a eso. ¡Qué menos que una tarta de cumpleaños!

No podía dejar de sonreír mientras Adel alababa la sorpresa. Olfateé el aire, captando el característico olor a pizza. Dirigí a Rory una mirada entre agradecida y algo apurada. Le debía un gran favor.
-Se suponía que íbamos a hacer la cena entre Rory y yo...Pero le mandé un mensaje para que fuera adelantando algo de trabajo, porque como nos habíamos equivocado de autobús...
Me ruboricé y aparté la mirada de Rory, como si ella pudiera leerme la mente. No era muy difícil, en realidad, mi rostro era bastante expresivo de por sí. Pero dudaba mucho que llegara a imaginarse el por qué de mi rubor. Bien se podía interpretar como que el episodio de equivocarme de línea de autobús me avergonzaba.

-¡Ah! ¡Hay una sorpresa más! -dije recordando algo de pronto. -Un segundo.- me disculpé para ir a mi habitación a por el regalo.
Volví con un pequeño paquete y se lo tendí para que lo desenvolviera.
Puse cara de sapo cuando Adel descubrió un libro infantil para colorear.
-No voy a decir que eso es de parte de los dos porque tiene claramente mi sello...Lo otro sí...-le señalé lo que había junto al librito antes de que quisiera matarme por hacerle un regalo así.
Ese si era algo más serio. Una caja de madera con lápices de colores de Faber Castell.
La verdad es que no sabíamos muy bien qué podíamos regalarle. Los nefilim eran raros, no me cansaría de decirlo, pero recordaba el bloc de Adeline y lo bien que se le daba dibujar...
-Por si te entran ganas de darle un poco de color a tu bloc...aunque mi dibujo lo puedes dejar en blanco, para más realismo.
Me encogí de hombros y me llevé una mano a la nuca. No tenía problemas en reírme de mi mismo.

avatar
Invitado
Invitado
está

Volver arriba Ir abajo

Re: Happy Birthday [Mishka]

Mensaje— por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
está

Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.