07/08 - Estimados habitantes del submundo. ¡Aquí tenéis las noticias con las actualizaciones/nuevas propuetas/ideas del foro! ¡Pasaos cuanto antes a echar un ojo!


10/06 - Estimados habitantes del submundo. Ahora tenéis una forma de llevar el recuento de las habilidades especiales de vuestras armas. ¡Sólo tenéis que pasaros por este tema para tener al día el tiempo que os queda hasta la próxima recarga! ¡Pasáos cuanto antes!


04/06 - Estimados habitantes del submundo. Como habréis comprobado, la raza de los nefilim vuelve a estar abierta para todo el mundo <3 Y aunque aún no ha habido actualización de noticias... ¡no desesperéis! ¡Que antes de lo que podáis pensar estarán en vuestra bandeja de entrada ardiendo con el fuego celestial!


31/03 - Estimados habitantes del submundo. Como habréis comprobado, la raza nefilim tiene las letras en rojo en el censo del tablón. Eso indica que, hasta nuevo aviso, la raza está temporalmente cerrada por sobrepoblación. Sin embargo, antes de llevaros las manos a la cabeza definitivamente, esperad a tener un nuevo aviso por nuestra parte, pues estamos sopesando algunas cositas. ¡Un saludo! <3


07/03 - ¡¡Queridos habitantes del submundo!! ¡Aquí llegan las últimas noticias del foro! ¡Leedlas atentamente y no perdáis ni un solo detalle!


27/02 - ¡¡Queridos habitantes del submundo!! Queremos anunciaros que la limpieza de este mes de febrero se realizará entre los días 02 y 03 de marzo, para que tengáis tiempo de poneros al día. Así mismo, estimaremos que las noticias del mes saldrán esta misma semana, aunque sabemos que ya vamos con imperdonable retraso. ¡Perdón por las molestias y gracias por vuestra atención!


07/01 - ¡¡Queridos habitantes del submundo!! Queremos anunciaros que hemos recuperado el dominio del foro satisfactoriamente, de modo que podéis volver a utilizar la dirección anterior, www.cazadoresdesombras-rpg.com, sin ningún problema. Por otro lado, hoy se han realizado las limpiezas del foro. ¡Sigamos trabajando y pasándolo bien como hasta ahora, y perdón de nuevo por las molestias!


02/01 - ¡¡Feliz año nuevo a todo el mundo!! Con motivo de la llegada del ansiado 2017, hemos decidido daros un pequeño regalito. Si miráis en vuestra reserva de reliquias... ¡veréis que han aumentado considerablemente! Es un premio a todos los usuarios que se registraron antes del 01 del 01 por vuestro apoyo ^^Recordaros, además, que las limpiezas se realizarán al final de esta semana. ¡Apurad los últimos post para no perder vuestro color!


31 # 44
23
NEFILIMS
3
CONSEJO
11
HUMANOS
10
LICÁNTRO.
8
VAMPIROS
9
BRUJOS
4
HADAS
5
DEMONIOS
0
FANTASMAS

♠ SAN VALENTÍN SANGRIENTO [ TRAMA GLOBAL ] ♠ PARTE I

Página 3 de 3. Precedente  1, 2, 3

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

♠ SAN VALENTÍN SANGRIENTO [ TRAMA GLOBAL ] ♠ PARTE I

Mensaje— por Invitado el Vie Feb 13, 2015 11:11 am

Recuerdo del primer mensaje :


San Valentín Sangriento

 

Trama Global ~ Parte I


El Restaurante

 
Explicación de la Trama

 
Al principio de la fiesta, todos los asistentes invitados se encontrarán en el gran salón del restaurante que hay dentro de la cadena de hoteles de Adrien. De fondo podemos encontrar a una orquesta de música tocando varias canciones para amenizar la velada, y numerosos camareros a la atención de todos los clientes.
Un entorno aparentemente idílico e idóneo para el día de San Valentín, que parece transcurrir en un lugar aparentamente tranquilo. De igual forma, al evento han acudido grandes celebridades como Ministros, alcades y todos los altos cargos de Gobierno. Un maître les recibirá en el hall del hotel para después conducirles hacia el restaurante. Al inicio del hotel se ha habilitado una alfombra roja en la que recibir a todos los asistentes, en la que los paparazzis se agolpan para conseguir la mejor foto de éstos.

 
Menú

 

~ Entrante ~
Crema de patatas trufada, huevo de codorniz y foie fresco de pato.
Corazones de alcachofa fresca floreada a la parrilla.

~ Primer Plato (A elegir) ~
Centro de solomillo a la pimienta exótica.
Rissotto de carnarolli con teja de Parmesano Reggiano.
Lubina de pincho horneada con suspiros de calabacín y verduras.

~ Postre ~
Mousse de fruta de la pasión y teja de caramelo.
Tejas de almendra Marcona y trufas de cacao.
Café arábigo e infusiones naturales.

~ Bodega (A elegir una botella por cada 2 comensales) ~
Cava Pinot Noir Rosé.
Vino blanco Villa Narcisa - Verdejo.
Vino tinto Ribera del Duero - Celeste - Crianza - Tinto Fino
Cerveza, refresco y agua mineral.



Aclaraciones Off-Rol

 

» En principio, éste post permanecerá abierto durante todo el evento, para que os podáis incorporar más tarde o más temprano al mismo.
» Dado que aún no tengo la contraseña de la cuenta de Monstruos, en éste post, si tiene que pasar algo relevante lo narraré yo mismo con mi cuenta de Adrien en letra mayúscula y entendible para todos -o éso espero-.
» Os dejo libre imaginación para el rol, no hay ningún tipo de norma ni orden para rolear porque si no ésto será un caos. Os recomiendo posts no muy extensos para que todo se lleve a cabo de la forma más fluida posible, pero ésto os lo dejo a vuestro gusto.
» Seguramente haya personajes que no se hayan apuntado a la trama y quieran asistir al evento aún así. En ése caso, os pido por favor que primero paséis por éste post, os apuntéis y después procedáis a rolear. No es por nada, sino para llevar un control dentro del rol que nos ayude después a la hora de las votaciones y demás.
» La otra zona de rol -es decir, el baile- se habilitará mañana.
» ¡Disfrutad~! Y ya sabéis, cualquier pregunta / duda / sugerencia / queja, Mensaje Privado al canto.


 By Maika
avatar
Invitado
Invitado
está

Volver arriba Ir abajo


Re: ♠ SAN VALENTÍN SANGRIENTO [ TRAMA GLOBAL ] ♠ PARTE I

Mensaje— por Invitado el Sáb Feb 21, 2015 5:38 am


San Valentín sangriento parte I
→ Trama global {parte I} → San Valentín → With: Aldair&Lizzette → Restaurante

El suelo del callejón estaba frío y sucio a pesar que la cuadra en la que estaba era la misma del lujoso hotel del vampiro... ese cuyo nombre nunca se molestó en aprender por mucho que Xillya se hubiera esforzado en que lo hiciera. Solo había que doblar la esquina y llegar a la puerta trasera para que la elegancia desapareciera. Sin embargo, al hada le importaba muy poco que el diminuto esmóquin que sus tutoras le habían obligado a ponerse fuera carísimo, que según ellas lo era. Estaba aburrido, quería sentarse, no había sillas a la vista... pues al suelo. Con traje o sin el, sin siquiera pensarlo ¿qué esperaban? Era un niño después de todo.

No quería estar ahí, una fiesta llena de adultos que no conocía y sin posibilidades de hacer "experimentos" debido a la cantidad de nephilims presentes, era su propia definición de aburrimiento total. Entonces ¿Por qué estaba allí? Por sus encantadoras tutoras. "Si invitan a la Reina a un evento, le dan pase libre para que o bien vaya o bien envíe a alguien que ella desee. En este caso eres tú, Meelo. Y lo que la Reina manda, nosotras lo cumplimos." Le había dicho Andora mientras anudaba su corbata {Ni en sueños el niño sabría cómo rayos hacer aquello solo}. Al menos era bonita, color naranja intenso, como sus ojos, e igual que el antifaz que le escogieron. Si que les gustaba resaltar esa parte de él.

"No lo logrará." Se dijo mentalmente.- Shhh, hay que esperar un poco. -Se susurró en respuesta. No sabía cómo tomaban Aldair y Lizzette {jamás le diría "Lizzie" ¡puaj!} el que hablara consigo mismo. Aún así, su preocupación por ello era absolutamente ninguna, por lo que, como siempre, no disimulaba sus conversaciones consigo mismo. Eran parte de Meelo. En el más literal de los sentidos. "Tarda demasiado, patéalo. Así quizá haga explotar la cerradura ¡o mejor! ¡La puerta entera!" ... esa no era una mala idea, hay que ver que de vez en cuando su mente y él se ponían de acuerdo...

¡Click!

La puerta se abrió para ellos, la niña hada y el niño brujo sonrieron, el niño hada maldijo por lo bajo.

Entecerró los ojos hacia Aldair, ya era suficiente el estar en dónde no quería, encima debía reprimirse.- Envenenaré a quién yo quiera, porque odio esta estúpida fiesta. -Dijo mientras hacía pucheros. Si, pucheros, con apenas diez años de existencia eso todavía se permite ¿bien? Bien. Sumando a su actitud infantil, siguió a sus compañeros arrastrando los pies.- Si esto no se pone divertido, me voy, no me importa que Xillya se enoje. -Se dijo a sí mismo. "Tu puedes volverlo divertido, Meelo, tienes los bolsillos repletos de veneno." Era cierto, todo su traje tenía ocultos muchísimos frasquitos con distintas esencias. Si quería, podía volver esa aburrida reunión en un caos. Sonrió mientras pensaba en ello.

Pensando en lo que podría causar con sus especias, se distrajo completamente de la situación y, para cuando volvió a la realidad, ya habían llegado a una especie de salón comedor, dónde todo relucía y las personas que comían aparentaban ser de alta sociedad. "Rápido, encuentra a los que estén mejor arreglados y empieza por ellos. De seguro serán los más divertidos de molestar."

Seeh, su mente tenía buenas ideas esa noche. O malas, dependiendo de a quién le preguntes...



Última edición por Meelo Ricino el Miér Abr 01, 2015 9:04 pm, editado 1 vez
avatar
Invitado
Invitado
está

Volver arriba Ir abajo

Re: ♠ SAN VALENTÍN SANGRIENTO [ TRAMA GLOBAL ] ♠ PARTE I

Mensaje— por Invitado el Sáb Feb 21, 2015 12:52 pm


Trama global San Valentín {parte I}| Hetera Greyjoy | Restaurante Hotel Blair
 


Llego tarde, mierda
Ese fue el pensamiento que recorrió la mente de la cazadora al observar por quinta o sexta vez el reloj de bolsillo que llevaba. La morena había quedado con su parabatai para ir a un evento; les habían pedido que vigilasen lo que podía suceder en aquel evento que al parecer organizaba un vampiro bastante importante en el mundo subterráneo. Ambas cazadoras se habían ofrecido para asistir como vigilantes o guardianas al evento y poder así controlar lo que pudiera suceder allí.

Habían quedado en que se reunirían en cuanto ambas pudieran ocuparse de sus tareas pendientes que tenían para esa tarde. Hetera se había adelantado a Katerina, comunicándole que ella marchaba al lugar del evento y que se verían allí puesto que la morena aun no había conseguido poder librarse de todas las tareas que tenía pendientes.

De eso hacía tres horas... Y aún seguía en Idris resolviendo un par de asuntos con unos nephilims jóvenes y bastante traviesos que habían intentado fastidiar la tranquila tarde. Katerina había tenido que intervenir como miembro de la clave y tratar de descubrir que es lo que había sucedido para que aquellos dos jovenes nephilims se estuvieran peleando entre ellos y causando alborotos.
La cazadora oía primero los argumentos de uno y después los del otro para así intentar contrastar las informaciones que cada uno les daban y poder hacerse una idea de que era lo que había sucedido realmente.
Una hora más tarde Katerina pudo poner fin al enfrentamiento entre ambos jóvenes y tras observar que ambos se marchaban de forma apacible y tranquila, se marchó corriendo a su residencia. Allí se cambió rapidamente, colocándose unos pantalones de cuero, una camiseta sin tirantes elegante y encima una chaqueta vaquera donde poder esconder entre sus ropajes armas, por si en algún momento tenía que intervenir. Se había arreglado el cabello, dejándolo caer en ondulaciones y se colocó un zapato con tacón elevado, de esos que le gustaba a ella llevar. No en vano, tenía que pasar desapercibida y ser una más de los invitados que acudían a la fiesta del señor Blair.

Subida en su moto, se marchó rapidamente a donde tenía lugar el evento, sabía que llegaba tarde, pero es que no fuera demasiado y poder entrar en la fiesta. Llevaba la invitación escondida dentro del bolsillo de su chaqueta y cuando llegó al lujoso hotel donde se celebraba, aparcó un par de calles para atrás su vehículo. Se bajó de la moto, comprobando que llevase todo lo que podría necesitar para actuar en caso de que fuera necesario y tras volver a consultar su reloj de bolsillo, caminó con paso firme hasta la puerta del hotel. Llevaba unas gafas de sol protegiendo sus ojos de los flashes que lanzaban los papparazis que aún quedaban agolpados en los laterales de la entrada al hotel. Katerina no había caído en lo que significaba aquella fiesta y en cuan importante era hasta que había entrado en la recepción y había visto todo el tinglado.

Camareros y mayordomos ayudando a los distintos comensales, camaras por todos lados y un ambiente que le resultaba algo cargado. No en vano, Katerina odiaba este tipo de fiestas y sólo estaba aquí por trabajo. Se fue adentrando en el gran comedor y observó que no quedaba mucha gente. Quizás, si que había llegado tarde.... Algo confusa, se acercó a uno de los camareros que estaban en la sala y con voz tranquila y fina le preguntó.


Perdone, ¿podría indicarme dónde está todo el mundo? He llegado tarde a la fiesta y no encuentro al resto de invitados- preguntó con un tono bastante encantador para tratarse de ella y mirando al joven camarero.
Este le indicó que todos se habían desplazado a la sala contigua, la de baile, ya que iba a empezar un evento que había preparado el señor Blair.
Con una sonrisa, la cazadora agradeció la respuesta al joven y comenzó a caminar hacia la otra sala. Por el camino, observó unos antifaces que habían colgados en un expositor y cogió el de color rojo que le pareció menos ostentoso y se colocó.

Volvió a reanudar su marcha hasta la sala de baile y estaba a punto de abandonar la sala cuando descubrió   a su compañera. Se acercó rapidamente a ella y se colocó a su lado sonriéndole y mirando el vestido que llevaba su parabatai. Se comportó como si fuera una persona normal y corriente y le habló con un tono más dulce de lo normal; como el que había empleado anteriormente con el camarero. Como si aquella fiesta fuera lo mejor de lo mejor y se lo fuera a pasar pipa en ella.
Wow, estás impresionante Hetera. No sabía que había que vestirse tan arreglado; si lo llego a saber me pongo otra cosa.- dijo Katerina a su compañera riéndose y bajándose el antifaz para que pudiera verla bien y guiñarle el ojo, haciéndole ver que esa forma de comportarse era parte de su tapadera.
- Siento haber llegado tarde. Se me complicaron las cosas en el trabajo y no pude escaparme antes.- respondió encogiéndose de hombros y colocando su cabello de forma correcta.

Echó un vistazo rápido al resto de invitados, tratando de ver con que personas se iba a encontrar en aquella fiesta y si sentía algo fuera de lo normal. Tras no descubrir nada fuera de lo corriente, volvió a colocarse el antifaz y comenzó a caminar hacia la otra sala.  -¿Algo que tenga que saber?- susurró en su tono de siempre, aquel educado, correcto y serio que indicaba que volvía a comportarse como la nephilim de la clave que era y no una simple mundana que se lo estaba pasando genial en la fiesta.
avatar
Invitado
Invitado
está

Volver arriba Ir abajo

Re: ♠ SAN VALENTÍN SANGRIENTO [ TRAMA GLOBAL ] ♠ PARTE I

Mensaje— por Invitado el Dom Feb 22, 2015 2:29 pm




 

El encaje del vestido, el precioso antifaz y los altos tacones negros. Me miro en el espejo de nuevo, como si el ir perfecta esta noche fuese una cuestión de vida o muerte.
Está bien, me digo a mi misma, estoy bien. Intento controlar los nervios evadiendo mi mente en otra cosa. Camino hacía el fondo de mi habitación y me guardo un par de dagas debajo del vestido y un cuchillo serafín en una liga que tengo expresamente para eso. No voy de caza, pero nunca sabes en que momento vas a necesitar matar algún demonio.

Cojo el pequeño bolso de fiesta que tengo encima de la cama y la chaqueta de piel. Llego tarde, pero Ethan ya está acostumbrado a eso.
Todavía sigo sin creerme que mi cita de San Valentín sea mi hermano. A ojos de todo el mundo somos solo dos hermanos solteros que acuden juntos a una fiesta. Pero para nosotros es algo más, una locura, pienso, de nuevo, mientras bajo los escalones que me llevan al salón, donde sé que él me está esperando.

El corazón comienza a latirme descontroladamente como hace ahora cada vez que le veo. Le miro de arriba a abajo  y no puedo evitar sonreír al verle de traje porque, de alguna manera, eso es mío.
No es que hayamos quedado en nada, no es que seamos “hermanovios” ni nada de eso, simplemente íbamos a intentar estar bien. Ninguno de los dos sabe qué significa eso, pero necesitamos engañarnos de alguna manera, hasta que vuelva a estallar.
Así que al conocer a cerca de la fiesta de máscaras, no pude evitar poner ojitos a Ethan hasta que accedió a ir conmigo.

***
La fiesta es en el hotel de un famoso empresario así que todo está lleno de cámaras y paparazzis y, aunque un nefilim no está acostumbrado a eso, ignoro a las cámaras sin darle más importancia de la que tienen. Miro a mi hermano, le sonrío tímidamente y me pongo la máscara, entrando por fin.

Ya hay mucha gente dentro del restaurante y me sorprendo al ver que entre ellos se encuentra la pequeña Destiny, cojo a Ethan del brazo y lo conduzco con pasos suaves hasta el lado de la niña. Esta preciosa y no quiero molestarla en  su cita pero me veo en la obligación de hacer algo.
Saco la máscara de pestañas que llevo en el bolso y la dejo caer en el bolso de la niña. No me paro a saludarla pero cuando me estoy alejando me vuelvo y le dedico media sonrisa, solo para que sepa que he sido yo.

Me olvido de la niña cuando estoy sentada en la mesa en frente de Ethan. ¿Y ahora qué? Pienso jugueteando nerviosa con la servilleta sobre mis piernas.
avatar
Invitado
Invitado
está

Volver arriba Ir abajo

Re: ♠ SAN VALENTÍN SANGRIENTO [ TRAMA GLOBAL ] ♠ PARTE I

Mensaje— por Invitado el Dom Feb 22, 2015 4:15 pm


SAN VALENTÍN SANGRIENTO

  



—Esto es una locura — murmuró mientras daba vueltas en el hall, con las manos en los bolsillos y esperando a que bajara. Llegaban tarde, pero ese no era el motivo de su impaciencia, Juliet siempre lograba hacerse esperar.  No era la primera vez que iban como “pareja” a una fiesta, pero tenía la extraña sensación de que a todo el mundo le iba a parecer extraño, como que nada más verlos juntos sabrían todo lo que habían hecho. Como si aquella noche fuera a descubrirse su historia.

Y pese a todo, se moría de ganas por ir. Tenía todo preparado y estaba ilusionado, como un niño pequeño esperando a los Reyes Magos. Por fin bajó y su nerviosismo se detuvo al instante dejando todo el protagonismo a Juliet. Estaba preciosa, pero eso es algo que ambos sabían. La rodeó con dulzura por la cadera atrayéndola hacia él y depositó un suave beso en su mandíbula —Me alegro que la espera haya merecido la pena — dijo susurrando a su oído, como único halago antes de emprender la marcha hacia el baile.


***


Ethan había optado por su clásica elegancia sobria; llevaba un traje simple con camisa oscura sin corbata, y antifaz negro, pequeño, que dejaba ver en gran medida su cara. Cualquier persona que le conociera, podía reconocerlo al instante, y bueno… eso es lo que quería. Para variar esa fiesta derrochaba billetes por doquier, la gente lucia sus mejores galas y sonreía de aquí para allá con sus miradas falsas y palabras corruptas. Miró alrededor, esperando encontrar a alguien al que mínimamente soportase pero suspiró resignado; quizás debería intentar mejorar su vida social.

Se dejó guiar por Juliet hasta una mesa y se sentó a su lado, a escasos centímetros de ella, observando el resto de la sala con atención —Lo bueno de ser una fiesta de máscaras es que me voy a ahorrar ver muchas caras desagradables — susurró para que solo lo escuchara su hermana. Colocó una mano por debajo del mantel, acariciando la pierna de ella donde jugueteaba con la servilleta — Cualquiera que no te conozca podría pensar que estas nerviosa hermanita — le dijo girando la mirada hacia ella divertido, subió un poco más su mano por el muslo sin poder evitar dibujar una gran sonrisa al ver su cara —Y como dices, ¿compartimos mesa o tenemos intimidad? — .


avatar
Invitado
Invitado
está

Volver arriba Ir abajo

Re: ♠ SAN VALENTÍN SANGRIENTO [ TRAMA GLOBAL ] ♠ PARTE I

Mensaje— por Invitado el Dom Feb 22, 2015 9:20 pm


SAN VALENTÍN SANGRIENTO
→ Trama global {parte I} → San Valentín → Restaurante → With: Caleb T. Vanderburg.

El empleado con el falso acento francés miró a Caleb directamente al hacer la pregunta, suponiendo desde un principio que era a él al que debía dirigirse por ser el hombre de la pareja. Si pudiera ser ella misma, le habría clavado su mirada de hielo para petrificarlo en el lugar, así poder bombardearlo con una serie de argumentos que habrían terminado por causarle una fuerte migraña, la cual le duraría toda la noche. Un ataque verbal, por supuesto, sería muy propio de la castaña.

Pero no podía delatarse así, ni llamar tanto la atención. Así que se limitó a sonreír con inocencia, a mantener la mirada suave, y a esperar a que su acompañante hiciera las presentaciones. Sostuvo el personaje todo el camino en el que fueron guiados hasta su mesa, incluso se contuvo de sentarse por si misma y esperó a que el nephilim corriera la silla para ella. Venus no era una persona impulsiva, ni nerviosa, o fácil de enfadar, pero esa misión realmente estaba poniendo a prueba su control. Aún así, el personaje que representaba seguía siendo impecable. Después de todo, la Haberkorn amaba los desafíos.

Una vez ubicados el hombre les extendió dos menúes.- Pronto vendrán a traerles le dîner, mientras tanto, s'il vous plaît, revisen le menú. -Hizo una elegante reverencia, lo único creíble de su actitud en opinión de la castaña, y luego se alejó con paso apresurado. Venus sonrió levemente, esta vez de verdad, aunque fuera una sonrisa de lado al menos era sincera.- Tu acento lo ha intimidado, supongo que no esperaba encontrarse con alguien que realmente supiera el idioma y lo pronunciara correctamente. -Comentó mientras revisaba disimuladamente la sala en la que estaban, analizar el escenario era una de sus prioridades siempre. Sin embargo, dejó lo que estaba haciendo para mirar con hastío a su acompañante luego de escuchar su comentario.- Por supuesto que no es necesaria esa aclaración, Caleb, ya lo sabes ¿cuándo voy desinformada a una misión? -Le respondió secamente, casi con sarcasmo.

Pudo notar cuándo el vampiro responsable de aquella absurda noche hizo aparición incluso antes de que el nephilim hiciera referencia hacia el mismo. ¿Cómo? Sencillo, porque todas las cabezas de los invitados estaban de repente vueltas hacia un solo lado y los flashes de algunos afortunados periodistas que habían logrado burlar la seguridad resonaban dentro del restaurante, interrumpiendo la relajante música de piano que había de fondo. Venus echó solo un simple vistazo, el cual le fue suficiente para evaluarlo al completo, y luego desvió la mirad a la joven mundana para hacer lo mismo.- Desconozco quién es ese tal Christian Grey, pero deduzco que es un personaje ficticio, el cual has usado o bien como insulto o bien como alago. -Comentó más para sí misma que para su acompañante, aún con la vista clavada en la chica. Estaba estudiándola mientras intentaba descifrar algo que ninguna de las investigaciones previas que había realizado de la asistente del vampiro, porque claro que los había investigado a ambos a fondo, le había sabido informar.- No lo sabe. -Decidió, esta vez si, hablando completamente consigo misma.

Tras confirmar aquello volvió a darse vuelta para encarar a Caleb.- Se llama Mia Evike Kosztka, tiene veintiséis años y es una mundana, por lo que se, carente de La Visión. Sin embargo eso aún no lo sé al cien por ciento. Trabaja para Blair hace casi dos años, aproximadamente. -Le comunicó con voz calmada, negándose a caer en su provocación. Tomó la carta que le tendía y comenzó a revisarla.- Y a mi, a diferencia que a ti, no me preocupa ninguno de los dos. -Continuó mientras pasaba las páginas y leía la elegante caligrafía impresa en ellas.- Blair ha organizado esta fiesta con la intención de ganar más prestigio, de reafirmar su puesto como empresario de gran categoría, o como forma de demostrar su poder. Puede que todas, también. Sin embargo, el motivo es el mismo: vanidad. Si algo sucede esta noche que le cause problemas con La Clave, no estará contento. -Cerró la carta y la dejó sobre la mesa, ya la había memorizado.- A su vez, la mundana es ya una figura pública, trabaja para aun importante empresario, y resulta ser además un vampiro, no es una mujer anónima. Si algo le sucede, repercutirá demasiado tanto para la policía como para los nephilims. -Volvió a echarles un vistazo a la singular pareja.- Así es que, no estoy de acuerdo con ninguna de tus afirmaciones. A excepción, claro, de que esto es una tontería. -Concluyó con su infaltable fría lógica.

Una camarera se acercó a su mesa, papel y bolígrafo en mano, y les sonrió.- Buenas noches ¿Qué desean ordenar? -Incluso si el largo cabello verde y las alas del mismo color no fueran un indicador de que ella no era una mundana, el aura que desprendía el hada ya la delataba. Venus la miró con la mayor calma que pudo reunir, y hasta le devolvió la sonrisa. Sin embargo, la camarera no la vio... porque estaba comiéndose con los ojos a Caleb.- ¿Puedo recomendarles el vino especial? Es una de nuestras mejores selecciones, muy romántica. -Dijo con voz cantarina, aún mirando al nephilim.- Yo quiero agua mineral. -Anunció. Luego esperó a que el rubio hiciera su pedido. El hada anotó todo en su libreta y se fue a la cocina, no sin antes guiñarle un ojo a Caleb. Cuando estaba segura de que no los oía, Venus habló.- Ella ha notado que eres atractivo, eso puede sernos útil si esto se pone feo. -Le dijo con su voz, como siempre, carente de emoción. La camarera trabajaba en el hotel del vampiro, podría tener información valiosa y la castaña nunca desaprovechaba oportunidades.

avatar
Invitado
Invitado
está

Volver arriba Ir abajo

Re: ♠ SAN VALENTÍN SANGRIENTO [ TRAMA GLOBAL ] ♠ PARTE I

Mensaje— por Invitado el Mar Mar 10, 2015 1:12 pm


SAN VALENTÍN SANGRIENTO
→ Trama global {parte I} → San Valentín → Restaurante → With: Venus Haberkorn.

Si había algo en este mundo que molestara a Caleb de verdad; aparte de las hadas, por supuesto; era que lo tomaran por estúpido, algo que la Haberkorn, consciente o inconscientemente hacía continuamente.
Y es que había una gran diferencia entre ser imbécil, o comportarse como tal cuando la situación lo requería, o lo que era lo mismo, cuando su humor retorcido lo embargaba por completo, como le sucedía cada vez que estaba junto Venus, algo que no podía fastidiar más al ojiverde, ya que en ningún momento y por más que se lo propusiera, podía demostrar indiferencia alguna hacia ella.

Si bien era cierto que su personalidad destilaba tintes de cierto narcisismo en todos los sentidos, e incluso llegaba a rozar en ocasiones la chulería, también era cierto, que ésa era su peculiar estrategia para intentar ocultar ese espeso y burbujeante desprecio, que en situaciones como aquella, en las que notaba que era de lo más vulnerable, sentía hacia sí mismo.

Envidiaba a Venus, envidiaba su frialdad, su capacidad para no sentir, y para hacer que nada le afectara, y eso no dejaba de resultarle curioso. ¿Cuántos sentimientos tan dispares y encontrados podía despertarle aquella mujer témpano?

La amaba,¡oh, por el Ángel!, ése era un hecho que no podía negar, pero también la detestaba al mismo tiempo y a partes iguales, como ocurría en ese mismo instante, en el que ella había comenzado con su particular perorata, demostrando una vez más, que no había nada en este mundo que se le escapara o pasara por alto…Pero no sabía cuánto se equivocaba.

No dijo nada, no la interrumpió, únicamente se limitó a alzar una ceja divertido y a observar el rostro de la muchacha. Por supuesto, toda la información dada era cierta, Venus no se dejó nada en el tintero, nada, salvo lo más importante.

— ¿De verdad no sabes quién es Christian Grey? —El rubio dejó escapar una carcajada. Sin duda Venus debía ser la única mujer del planeta que desconocía las andanzas de aquel personaje salido de una, sin duda, pésima literatura. Y no es que el nefilim hubiese tenido tiempo de leer aquellos dichosos libros, pero tenía hermanas, se rodeaba de chicas a cada cual más extravante, y de subterráneas que le pedían cosas…cosas extrañas en lo que a las artes amatorias se refería…—Oh, cielo, eso explica muchas cosas. —Una sonrisa pícara, incluso lasciva, bailó en sus labios. —Prometo llevarte al cine en cuanto acabemos con esta tediosa misión, quizá salgas de allí más relajada y distendida…Quizá incluso sonrías. Y ahora vamos con lo que realmente importa...

Caleb volvió su rostro hacia el vampiro y lo miró con una extraña fijeza. Sus ojos refulgían como dos antorchas en la oscuridad, cargados de desconfianza y furia innata. La mirada ardiente de un guerrero que se prepara para una cruenta batalla.
Se mantuvo así durante un par de minutos, y después clavó sus pupilas por unos segundos en la mundana.

—Has hecho bien los deberes, Haberkorn, como era de esperar. Sin embargo…— El nefilim volvió a centrarse en su compañera, a la que miraba sonriente, ladeando la cabeza. — Sin embargo has pasado por alto lo más importante…los sentimientos. — Al pronunciar esa última palabra, Caleb, instintivamente, apartó la mirada de la morena.
—No hay que ser muy listo, para darse cuenta de que esa preciosa chica está loca por su jefe…Y las personas, aunque te cueste creerlo, “cariño", hacen las cosas más estúpidas por amor…Matan y mueren por amor…El amor mueve el mundo…— El hombre se dio cuenta de que aquellas palabras salieron de su boca cargadas de solemnidad, y como era habitual en él, trató de restarle importancia.

— ¿Ves? De ahí la importancia de que te lleve al cine a conocer al señor Grey. —Dedicó un guiño divertido a la nefilim mientras la señalaba con el dedo índice. Ahí estaba de nuevo el chico que no se tomaba nada en serio.

—Lo que quiero decir, es que la chica está completamente obnubilada por ese vampiro, lo mira como si cuanto menos fuese un Dios, y eso nos lleva no sólo a preocuparnos por su vida; ya que estoy completamente seguro de que si ella supiera lo que es él, se le ofrecería como si fuese un simple plato de comida; también a que se interponga en nuestro camino, si al final resulta indispensable atravesar el corazón de su jefe con una estaca. Lo defenderá con su vida, y tendremos que lidiar con ella, lo cuál no deja de ser un problema.— Caleb suspiró, y volvió a mirar al Hijo de la Noche, que hacía como cenaba con aquella encantadora chica, que se había convertido en su perrito faldero, en su más ferviente admiradora, algo que cuanto menos, le resultó patético y curiosamente familiar.

—Y en lo que respecta a Blair, se nota a leguas que desea a su secretaria en más de un sentido. Y no querrás saber lo que es capaz de hacer un vampiro apasionado y lujurioso. — El nefilim lo sabía de primerísima mano, pues en más de una ocasión había tenido algún que otro percance con más de una vampiresa que se había emocionado demasiado ante sus encantos y el sabor de la sangre de ángel.

—Por otro lado Venus, — Esa era la primera vez que la llamaba por su nombre de pila y no por su apellido, lo cual hizo que se removiera incómodo en su silla…Por un instante, el recuerdo de un tiempo pasado, que como suelen decir, fue mejor, acudió a su mente. —no creo que el vampiro haya montado toda esta estúpida parafernalia únicamente por vanidad. Ése tipo ya tiene suficiente prestigio, y atención por parte de los medios de comunicación. Mira a tu alrededor, la gente lo adora, probablemente lo lleven haciendo desde su renacer. No Venus, ése tipejo busca algo más, por no mencionar que lo que piense o haga La Clave le importa una puta mierda, como a la mayoría…— Caleb no pudo ocultar su desprecio hacia el Cónclave, ni siquiera delante de uno de ellos.

Su rostro se tornó serio, demasiado…De nuevo los recuerdos…Recuerdos desagradables…Sangre, gritos…Los inexpresivos ojos azules de su madre mientras se le escapaba la vida…El recuerdo de Anaïs, el rechazo de una hermana perdida.

Afortunadamente, aquel ambiente tan tenso, que ni el más afilado cuchillo hubiese sido capaz de cortar, fue roto por una dulce voz femenina.
Un hada, una preciosa, tan bonita que incluso dolía.

Caleb la observó con los ojos entrecerrados. El cabello verde caía en cascada por detrás de su espalda formando  bucles y ondas indescifrables, y sus dorados ojos, sólo eran comparables con el oro líquido o con el Sol cuando se encontraba en el cénit. Sin duda se trataba de una criatura espectacular, de senos firmes y silueta perfecta, pero aún así, siendo tan magnífica como era, en el nefilim se despertó cierto sentimiento de aversión.

De todos era sabido la tolerancia que Caleb sentía hacia los subterráneos, hubiese sido hipócrita por su parte continuar rechazándolos, como aún hacían mucho de los suyos, tras haber luchado mano a mano, espalda contra espalda con ellos en el campo de batalla en Idris. Allí se derramó mucha sangre, sangre de todas las especies, y aunque no hubo lágrimas por los subterráneos caídos, el muchacho nunca olvidaría, que sus desgastadas manos se mancharon con el color escarlata de aquel líquido vital de muchos valientes submundanos, que nunca serían llorados, pero sí recordados.

Sin embargo, en lo tocante a las hadas, su tolerancia se veía considerablemente reducida. No las despreciaba, tampoco las odiaba como podía hacerlo su pareja, que sin duda estaba realizando un enorme ejercicio de contención hacia la muchacha, pero tampoco se fiaba de ellas y nunca lo haría… ¿Qué se podía esperar de aquellas criaturas fruto de la unión de los seres más despreciables que poblaban la Tierra, y el mal llamado Paraíso? No, por supuesto Caleb odiaba a los demonios y su maldad intrínseca, pero en igual medida, o incluso más, odiaba a aquellos que simplemente se limitaban a observar la destrucción que éstos primeros causaban sin poner impedimento.

Caleb Vanderburg, era un chico ángel, y aunque no renegaba de su naturaleza, sí lo hacía del creador de su estirpe, que había dejado sobre ellos todo el peso del mundo…

El alemán, al igual que la castaña, dedicó una sonrisa forzada a la Hija del bosque, y cómo ella le había aconsejado, se decantó por el vino de la casa. Por supuesto, no pasó por alto las miradas que le dedicó la chica, pero ninguna de ellas fue correspondida. Era bonita, era preciosa, pero teniendo frente a frente a la mujer que hacía que el corazón le palpitara demasiado deprisa en el pecho, contrayéndole con fuerza la diástole de la aorta, todo eso quedaba más que eclipsado y oculto, de la misma forma que el Sol eclipsaba a la Luna durante las primeras horas del amanecer.

Fue por ello, por lo que las palabras de la Haberkorn, cayeron sobre él como un cubo de agua fría…helada, sería lo correcto, mas supo disimularlo, emulando una falsa carcajada.
—Todas lo notan, cielo. No es culpa mía resultar tan irresistible para las mujeres. — Se le alzaron las comisuras de los labios. —Aunque he de reconocer que me sorprende tu insinuación… ¿De verdad quieres que pase por un prometido adúltero y seduzca al hada sólo para sonsacarle una información que sabes que no tiene? — Caleb clavó sus pupilas en los avellanados ojos de la chica y se mantuvo así, mirándola fijamente y sonriendo con cierta amargura, durante un tiempo indefinido…

Segundos, minutos, horas…Poco le importaba…En aquellos momentos el concepto del tiempo se le antojaba un mero tecnicismo irracional.
Segundos, minutos, horas, que se deslizaban por la superficie de un reloj con el segundero golpeando a cada pulsación de su corazón e inhalación pausada hasta que la comprensión de aquello que se negaba a creer, lo golpeó con la misma intensidad y fuerza de mil agujas clavándose al mismo tiempo en su piel.

No le importaba…No le importaba nada en absoluto, nunca lo había hecho…Para ella el fin justificaba los medios, y no había nada –salvo su adorado hermano y la relación malsana que ambos mantenían- que no arriesgaría con tal de ganar la partida.

—Estaré encantado de hacerlo. Quizá esta fiesta no resulte tan aburrida después de todo. — Sentenció, al tiempo que se incorporaba de la silla, y se acomodaba la pajarita, que ya había comenzado a molestarle.

—Dame quince minutos…O, no, mejor dame sólo diez. — Y tras estas palabras, el muchacho se puso en pie y se perdió entre el gentío…

avatar
Invitado
Invitado
está

Volver arriba Ir abajo

Contenido patrocinado
está

Volver arriba Ir abajo

Página 3 de 3. Precedente  1, 2, 3

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.