03/12 - Estimados habitantes del submundo. ¡Los nefilims vuelven a estar disponibles!


07/08 - Estimados habitantes del submundo. ¡Aquí tenéis las noticias con las actualizaciones/nuevas propuetas/ideas del foro! ¡Pasaos cuanto antes a echar un ojo!


10/06 - Estimados habitantes del submundo. Ahora tenéis una forma de llevar el recuento de las habilidades especiales de vuestras armas. ¡Sólo tenéis que pasaros por este tema para tener al día el tiempo que os queda hasta la próxima recarga! ¡Pasáos cuanto antes!


04/06 - Estimados habitantes del submundo. Como habréis comprobado, la raza de los nefilim vuelve a estar abierta para todo el mundo <3 Y aunque aún no ha habido actualización de noticias... ¡no desesperéis! ¡Que antes de lo que podáis pensar estarán en vuestra bandeja de entrada ardiendo con el fuego celestial!


31/03 - Estimados habitantes del submundo. Como habréis comprobado, la raza nefilim tiene las letras en rojo en el censo del tablón. Eso indica que, hasta nuevo aviso, la raza está temporalmente cerrada por sobrepoblación. Sin embargo, antes de llevaros las manos a la cabeza definitivamente, esperad a tener un nuevo aviso por nuestra parte, pues estamos sopesando algunas cositas. ¡Un saludo! <3


07/03 - ¡¡Queridos habitantes del submundo!! ¡Aquí llegan las últimas noticias del foro! ¡Leedlas atentamente y no perdáis ni un solo detalle!


36 # 36
22
NEFILIMS
5
CONSEJO
8
HUMANOS
11
LICÁNTRO.
8
VAMPIROS
13
BRUJOS
5
HADAS
3
DEMONIOS
0
FANTASMAS

Because I wasn't there when you needed me... [Scarlett]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo


Because I wasn't there when you needed me...
→ Miércoles → 00:12 → Base de los Praetor lupus→ Frío  

Porque no estuve cuando me necesitabas...

Ese era el único motivo, el único pensamiento que desfilaba por mi mente como el coche fúnebre que pudo haber cargado su féretro directo a Nueva Jersey. Ya no sería Scarlett sino sus restos. Ya habría acabado con un rotundo fracaso mi cometido, y habría pasado de velar por su vida... por su cuerpo. Era incapaz de levantar cabeza aún sabiendo que, aunque mal herida, saldría hacia adelante como siempre lo había hecho. Era una luchadora nata al fin y al cabo, pero saber eso no me aliviaba solo pensaba en lo que pudo haber sido.

El coche volaba por el asfalto y cuando aparqué por las cercanías del edificio salí velozmente de allí para adentrarme en el.No recuerdo la última vez que había corrido tanto como esa noche. La noticia de que Scarlett había sido atacada por un nefilim y que, según aquel novato, pensaba que estaba muerta activó todos mis temores. Todos mis demonios que habían esperado pacientemente a la espera de atormentarme pues sabían que era ella mi punto débil. Mi responsabilidad. Y cuando la vi allí tirada...despojada de sus ropas y de cualquier señal de vida sentí que el mundo se derrumbaba. Grité su nombre tan fuerte que creí que el edificio temblaba. Me acerqué aún con al respiración entrecortada por la carrera, colocándome a su lado, tomando entre mis manos su rostro para buscar una mirada que estaba totalmente perdida y que sus parpados terminaron por sepultar. De nada sirvió volver a gritar su nombre mas lo hice. Rápidamente inspeccioné su cuerpo cubierto de sangre, sudor y dolor, que  tal vez por ello olvidé su desnudez. Entonces encontré la herida más grave, la que tenía en su pecho habiendo atravesado uno de sus senos y presioné con unas vendas para cortar la hemorragia.

Me sentía perdido, desorientado, sin saber si seguía viva, por lo que el siguiente sentimiento que me asaltó fue el pavor. Con él sobre mis hombros acerqué mi dedo índice y corazón a su cuello para comprobar su pulso, el cual percibí, sintiendo un escalofrío extraño e  indescriptible. Me quité la sudadera y se la eché por encima antes de cogerla en brazos para montarla en el vehiculo y llevarla rápidamente hacia nuestra base. Mis pasos resonaron por los amplios pasillos hasta morir en la enfermería donde la atendieron no sin echarme antes. En el pasillo no dejaba de dar vueltas de un lado para otro, llevándome las manos a la cabeza enterrándolos con fuerza entre mis cabellos. La angustia se había apoderado de mi ser con mejor dominio que la bestia cuando lo hacía en luna llena. Pensé que nunca jamás volvería a sentirme manejado de esa forma.

No sé cuanto tiempo pasó cuando me avisaron de que ya podía pasar. Crucé el umbral velozmente y me dirigí hacia la cama donde se encontraba. Parecía dormir profundamente y su semblante estaba tan sereno que me asustaba. Estaba acostumbrado a encararme con su rostro ceñudo por mis constantes pero falsos desprecios, y ahora estaba tranquilo. Al lado de la cama descansaba una bolsa con mi sudadera manchada de su sangre en su interior, además de las vendas que usé. Al otro una silla donde me senté para velar todo el tiempo que hiciera falta hasta que despertase. Ni siquiera me preocupé en cómo reaccionar cuando me viese allí puesto que yo debía seguir desempeñando el papel de borde y ruin.  Pero en esos momentos sería incapaz...

Apoyando mis codos sobre mis rodillas, sostuve mi rostro con mis manos tapando parcialmente mi boca y nariz con la mirada fija en ella.


You:
avatar
Mensajes : 228

Reliquias : 572


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t6279-alaric-levinson#54541http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t6329-alaric-levinson-rshttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t7132-alaric-levinson-crono#62243
Hijo/a de
la Luna

Volver arriba Ir abajo


Because I wasn't there when you needed me...
→ Miércoles → 00:16 → Base de los Praetor lupus→ Frío  


En realidad, era difícil decir lo que sentí durante el tiempo que duró mi inconsciencia.

Después de decirle al chaval que cogiese mi móvil de entre mi ropa destrozada y llamase al Praetor, me desvanecí. Lo supe porque no fue hasta que escuché mi nombre entre gritos que no comprendí que ahora había una persona más en la habitación, y que por lo tanto, el tiempo había pasado. Porque ni el niño tenía esa voz o esa fuerza, ni el puto nefilim de los cojones que me había dejado jodida a base de bien sabía mi nombre. Mucho menos habría intentado ayudarme. Me costó separar los párpados para mostrarle que estaba viva, aunque no precisamente bien, y a pesar de la oscuridad reinante en la habitación, hubo un haz de luz que me deslumbró durante un segundo.

Unos brazos me rodearon, cálidos, y durante un segundo creí que Thomas estaba recogiéndome la noche en la que nos atacaron en la Universidad, tal era mi momento de delirio. Eso lo sabría después al recordarlo, claro, porque en ese momento sólo se me escaparon dos lágrimas al creer que él había vuelto. Que nunca había muerto. Que los últimos años habían sido poco más que una terrible pesadilla. Pero un olor que no era el suyo me rodeó –podría recordarlo toda la vida–, forzándome a abrir los ojos entre parpadeos exageradamente cortos. Estaba agotada. Sólo quería descansar. Y entonces me pareció atisbar un rostro detrás de la oscuridad.

«Joder, no puede ser este capullo.»

Y luego me desmayé.

Desperté horas después. Eso también lo supe porque estaba vestida y vendada, a pesar de que las heridas de plata escocían y que la perforación del pecho ardía como pocas cosas he sentido. Sin embargo, me resistí a abrir los ojos de nuevo. No me apetecía. Era mejor volver a dormirme lentamente, dejándome llevar por los mares de los sueños, en los que realmente no había habido transformación nunca y Thomas y yo ya estaríamos casados y probablemente con algún hijo. La idea me formó un nudo en la garganta. Mierda, esa alucinación me había dejado jodida de verdad. No había podido verle ni fumando marihuana, ni tomando setas alucinógenas; había tenido que estar a punto de morirme para creer que estaba conmigo. Joder, ni que fuese esa niñata de mierda de Crepúsculo.

Decidí, entonces, que no separaría los párpados. Que volvería a dejarme llevar para regresar al mundo más tarde, cuando me sintiese más preparada. Pero entonces ese olor volvió a golpearme –cálido, masculino, tan denso y agradable como el del café recién hecho–, y la imagen del rostro de ese gilipollas que siempre era desagradable conmigo me volvió a la mente. No podía ser. Él no podía haberme salvado. No él de entre todos los putos miembros del Praetor. Además, ¿desde cuándo me parecía que olía bien? Siempre apestaba a cerveza y a sudor. Me removí entre las sábanas, ahora inquieta ante la idea que me había regresado al subconsciente, y después de unos pocos gemidos, conseguí abrir los ojos.

Tardé un poco en acostumbrarme a la luz, pero cuando lo hice, vi que estaba en la enfermería. Bueno, desde luego alguien me había sacado de allí, pero en el lado en el que estaba enfocando, no había nadie. Así que me giré.

Mierda, de verdad eras tú.

Lo dije sin pensar. La voz me salió ronca, reseca; tanto que incluso me hizo algo de daño en la garganta. La boca me sabía todavía a sangre y ciertamente el esfuerzo de girar la cabeza me había despertado dolor en músculos y partes del cuerpo que no sabía que tenía. Pero ahora le enfocaba directamente con los ojos abiertos. Mierda. Qué puta mala suerte la mía, joder. Como siempre digo, estrellada, coño. Estrellada contra la pared.

¿Dónde está el mocoso? —fue lo primero que pregunté. No había terminado en ese estado para que el mierda del nefilim ese hubiese terminado haciéndole daño.


Última edición por Scarlett J. Williams el Mar Mar 24, 2015 4:43 pm, editado 2 veces



Us:
avatar
Mensajes : 162

Reliquias : 196

Temas : 1/3


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t5621-scarlett-j-williamshttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t5623-solo-doy-lo-que-recibo-a-cambio-asi-que-ya-sabes-cielo-dame-amor-scarlett-j-williamshttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t5624-quiero-que-mi-vida-sea-algo-mas-que-vivi-naci-y-mori-scarlett-j-williams#47615
Hijo/a de
la Luna

Volver arriba Ir abajo


Because I wasn't there when you needed me...
→ Miércoles → 00:17 → Base de los Praetor lupus→ Frío  

Aunque mi mirada la enfocaba a ella, fija y casi sin pestañear como la estatua que vigila con solemnidad su avenida o plaza, mi mente volvía a divagar. Trataba de adelantarse a los acontecimientos. Se preguntaba cual sería la mejor forma de reaccionar cuando despertase y todas, absolutamente todas las respuestas entraban en discordia con lo que sentía. Pero eso no era nuevo en mi, siempre entraba en conflicto porque jamás sentía ninguna de los desprecios que le dedicaba, ninguna de las malas miradas que le echaba, ningún mal gesto. Cada día me era más fácil porque me había hecho a la idea y podía sobrellevarlo por su bien y por el mío pero no ahora. No ahora que tenía el corazón tan encogido que percibía su latir sin necesidad de llevarme la mano al pecho.

Entonces advertí un movimiento frente a mis ojos que me hicieron reaccionar, hasta encontrarme con los suyos tan fijos en mi... tan sorprendidos. Su voz áspera  y débil expresaba su desconcierto al verme allí. No la culpaba, después de todo nuestra relación era... una autentica mierda como diría ella. Me levanté automáticamente del asiento con un gesto en la cara que declaraba un alivio que ella no debía deducir.

Está bien — Responde lo más estoico que pude, corto y preciso para que mi voz no se quebrase y se desmoronara mi rol de cabrón. Lo increíble es que lo estaba consiguiendo al menos de palabra porque el sentía que no era capaz de fruncir el ceño, y para más inri, de pronto sentí el cuerpo tan relajado que tuve que volverme a sentar para que las piernas no me fallaran. Estaba tranquilo, en paz porque ella estuviese bien y mi organismo se había despojado de toda la tensión acumulada, pero no mi cabeza que continuaba atormentada.

¿Cómo te encuentras? — me pasé la palma de la mano por mis ojos con intención de distraer la mirada de Scarlett, un tiempo que también dediqué a pensar algo rápido que acompañar esa pregunta desinteresada — Te necesitamos activa lo más rápido posible. También necesitamos saber quién te hizo esto y esto ya es cosa mía, saber por qué demonios no avisaste con una llamada — a lo mejor ella  no tuvo ocasión de dar aviso pero yo debía culpabilizarla.

Cuando sentí que ya se me había pasado la flojedad, volví a levantarme para dirigirme a la mesilla que había al lado de su cama donde había una jarra de agua. Le serví un vaso y se lo ofrecí con toda la cara agria que pude poner.


You:
avatar
Mensajes : 228

Reliquias : 572


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t6279-alaric-levinson#54541http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t6329-alaric-levinson-rshttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t7132-alaric-levinson-crono#62243
Hijo/a de
la Luna

Volver arriba Ir abajo


Because I wasn't there when you needed me...
→ Miércoles → 00:19 → Base de los Praetor lupus→ Frío  


Por un segundo casi me pareció que en el rostro de ese imbécil se dibujaba una mueca de alivio al ver que abría los ojos y que le hablaba tan secamente como siempre. Pero debió de ser, sin lugar a dudas, producto de mi imaginación, porque nunca le he caído bien a este idiota. Y juro que nunca le he hecho nada que provoque ese rechazo en mí. Pero bueno, está claro que eso no le hace falta a todo el mundo.

A lo mejor, pensé, si yo no me despertaba le caería un marrón de campeonato y por eso parecía casi satisfecho. Bah, de haberlo sabido me habría hecho la muerta un poco más. No tenía ni pies ni cabeza esa idea, porque esto no es una puta guardería y aquí nadie tenía la responsabilidad de hacerse cargo de nadie, pero de sueños se vive. O eso dicen, ¿no?

Se puso de pie antes de contestar. 'Está bien'. Maldita fuese mi estampa aquella noche. ¿Es que sólo iba a toparme con rubios cretinos? ¿¿Pero qué mierda de respuesta era esa?? ¿¿Está bien?? ¡¡Detalles, joder, detalles! Que me había jugado el pellejo por ese niñato llorón de mierda, maldita sea. Al menos podía llegar a tener la decencia de confirmarme que se habían hecho cargo de él, o al menos de contarme dónde y cómo estaba. Mas noooo, no. El señorito consideró más oportuno desviar la atención de mi pregunta, porque sin duda, esta era muuuucho más importante. Vale, sí, quizás. Porque ciertamente era algo jodido para Los Acuerdos que me hubiese peleado hasta casi la muerte por pelearme con un nefilim por defender a un adolescente con problemas de autocontrol. Pero joder, que el crío en sí también era importante, mierda. Resoplé sin disimulo alguno antes de contestarle.

Perdona, pero ni siquiera recuerdo tu nombre, macho. El por qué no avisé realmente no es asunto tuyo, pero mira, si te hace ilusión ocuparte del papeleo y rellenarlo todo por mí...

Me senté como pude sobre la cama y cogí el vaso antes de que se le ocurriese que era una buena idea el tirármelo a la cara, porque ganas no parecían faltarle. Sin embargo pronto me arrepentí de lo brusco de mis movimientos, porque decir que me rechinó todo el cuerpo y que sufrí por cada herida era quedarse corto. Resultó terriblemente doloroso para mí cada gesto, pero mantuve el rostro todo lo estoico que pude, dadas las circunstancias, mientras me llevaba el líquido a los labios. Hablar me resultaba difícil y necesitaba pequeñas pausas, como esa, pero ni así pensaba quedarme calladita.

Para tu información, si así lo quieres, no pude avisar antes porque todo fue muy rápido. Estaban persiguiendo al crío y tuve que ayudarle a despistarle, aunque al final sirvió de poco, como puedes ver. Nos encontró, peleamos y me dio una paliza de campeonato, aunque él también salió muy mal parado. —Volví a beber, intentando digerir lo que tenía que decir—. Era un nefilim. Uno con experiencia; no sé si de La Clave o no, pero diestro en la lucha. Perseguía al niño porque se vio envuelto en un barullo en el que hubo heridos. O muertos, no lo recuerdo muy bien. Por eso te repito, ¿y el crío? ¿Dónde está? Y tranquilo, me encontraré lista para patear culos en pocos días. Un pinchacito en la teta no me dejará inválida. —Aunque dolía para todas sus muelas.



Us:
avatar
Mensajes : 162

Reliquias : 196

Temas : 1/3


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t5621-scarlett-j-williamshttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t5623-solo-doy-lo-que-recibo-a-cambio-asi-que-ya-sabes-cielo-dame-amor-scarlett-j-williamshttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t5624-quiero-que-mi-vida-sea-algo-mas-que-vivi-naci-y-mori-scarlett-j-williams#47615
Hijo/a de
la Luna

Volver arriba Ir abajo


Because I wasn't there when you needed me...
→ Miércoles → 00:22 → Base de los Praetor lupus→ Frío  

La reacción de Scarlett a mi actitud y palabras era más que esperada, por lo que podía estar satisfecho de que todo seguía como siempre, bajo mi control. Por un momento había pensado que mi inquebrantable conducta hacia ella fuese a cambiar por la gravedad de sus heridas, por la ínfima posibilidad de que ella apenas reaccionara con la fuerza que la caracterizaba. Pero no. Ella seguía en su línea, siguiendo mi hostilidad; tan dura, terca y tosca como siempre había sido desde la "primera" vez que nos vimos, en el Praetor.

Alaric. Y sí es asunto mío porque ambos somos miembros del Praetor, deja de decir idioteces. Por supuesto que me encargaré del papeleo no vaya a ser que la cagues — espeté con la brusquedad que marcaba el propio protocolo que me había creado desde hacía tiempo. Cada palabra dañina que le dedicaba la sentía yo también en forma de profunda puñaladas de las cuales ya me había acostumbrado al dolor mas seguían lastimando.

Sin que ella lo supiese, había estado tan tentado a contarle la verdad... sobretodo al principio porque en ese entonces todo eso era más costoso y el daño que me hacía era insoportable. Había estado pensando hasta las palabras exactas en las que imploraba un perdón que dudaba mucho que llegase, por el contrario me pudo haber llegado un irreparable odio  incluso la muerte a través de sus propias manos. Pude haberlo merecido aunque a veces pienso que no, justo cuando trato de ver las cosas con lógica en la que me doy cuenta que todo ocurrió porque yo no tenía control sobre mis acciones, mas cuando la miro a los ojos, esa racionalidad se derrumba. No queda ni los cimientos.

Ese era el poder que Scarlett ejercía sobre mi y por ello yo me defendía de la mejor forma posible; alejarla de mi haciendo que me deteste, que me odie pero siendo consciente de que ese odio no es real, doliendo mucho menos. Era horrible ser el causante de esa sensación de rechazo que yo le había impuesto a la fuerza sin razón alguna, causarle desprecio sin merecerlo pero sabía que a la larga a ella llegaría a darle igual y terminar a mandarme a paseo como ya lo había hecho infinidad de veces. Me convertía en el imbécil de turno que era mejor no cruzarse.

Mientras ella continuaba relatando lo ocurrido, bebiendo a duras penas el agua que le habría dado metí una de mis manos en el bolsillo de mi pantalón agarrando el contenido entre mis dedos. Una de las cosas que contenía era el colgante de Scarlett, el cual acaricié con el pulgar antes de sacarlo y ofrecérselo; la cuerda estaba rota pero tenía arreglo.

Tendrás que dar una descripción física sobre ese nefilim para identificarle, para facilitarnos mejor la investigación pues solo tenemos la posibilidad de que formara parte de La Clave si es que era tan experimentado como dices — Sabía que era algo que debíamos contemplar con el resto de los miembros del Praetor pero, a pesar de estar fallando al grupo, quería encontrármelo yo y acabar con su vida. Era lo que deseaba porque se había convertido en un asunto personal después de lo que le había hecho a Scarlett además de lo que pudo haberle hecho al chico, lo único que me paraba ligeramente era la fotografía que llevaba entre mis manos.

El crío está aquí, fue conmigo con quién dio. Está en otra sala con otro de los nuestros tratando que se relaje antes de que pueda hablar más sobre lo ocurrido por si pudiera darnos más datos. Después de eso formará parte del Praetor y le ayudaremos con su descontrol como siempre hacemos para evitar que esto vuelva a ocurrir... — musité sin apenas darme cuenta la última frase, con aire distraído porque me recordaba que conmigo habían llegado tarde antes de haber ocasionado una desgracia que me marcaría a mi y a Scarlett de por vida — Acuéstate — imperé de repente después de que hubiese bebido lo necesario. Debía permanecer tumbada hasta que se recuperase aunque su cabezonería no lo permitiese por lo que me apoyé en mis manos para guiarla hasta conseguirlo. Lo hice con cuidado, con unos gestos delicados que no correspondían a ese ceño tan perfectamente entrenado que seguía entre ceja y ceja cada vez que me dirigía a ella — Ese pinchacito como tú lo llamas es grave, no seas niña. Ahora mira esto. ¿Las conoces? Estaba no muy lejos de tu posición, seguramente sea de aquel nefilim — le mostré la foto. Sería una buena pista para hallar a ese desgraciado. Era increíble que tuviese una familia que le quiera siendo tan repugnante.  


You:
avatar
Mensajes : 228

Reliquias : 572


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t6279-alaric-levinson#54541http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t6329-alaric-levinson-rshttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t7132-alaric-levinson-crono#62243
Hijo/a de
la Luna

Volver arriba Ir abajo


Because I wasn't there when you needed me...
→ Miércoles → 00:19 → Base de los Praetor lupus→ Frío  


Joder, en serio, cómo le odiaba.



Vale, quizás no era odio en sí, porque se trata de un sentimiento realmente destructivo, pero vaya, le detestaba verdaderamente.

En realidad no recuerdo cuándo fue la primera vez que nos topamos, este cretino y yo, pero sí sé que fue desagradable, porque desde el mismo instante en que nuestros ojos se cruzaron pude ver en ellos que no le gustaba tenerme cerca. Lo cual fue cojonudo, por cierto, aunque menos mal que no se trató de mi época de recién-transformada, porque habría sido como un chute de odio directo a mi sistema y probablemente me habría lanzado sobre él para rajarle la yugular. Sin conseguirlo, claro, pero ey, la intención es siempre lo que cuenta.

Desde entonces no ha habido un segundo en que no hayamos tropezado en que no me haya enseñado las garras y los dientes. Me detesta desde el minuto uno y nunca he sabido por qué; y claro, eso en lugar de provocarme una mínima aflicción, sólo consigue que yo sienta lo mismo por él. ¡Pero era lo que se había buscado, mierda! Sé que no soy precisamente la persona más agradable del mundo cuando estoy con las narices hinchadas, y en la época en la que me uní al Praetor no era lo que se dice muy sociable, pero coño, es que no me dio ni una triste oportunidad.

Así que lo único en lo que pensaba mientras hablaba con ese tono petulante era que si de no estuviese herida, me habría lanzado ahora sobre él para arrancarle la yugular. Claro que si no hubiese estado herida, probablemente él no se habría visto obligado a tratar conmigo. Meh. Menudo cretino. Aunque tengo que reconocer que me divirtió imaginar su cara de asco cuando le dijeron que tenía que pasar a buscarme a ese cuchitril asqueroso y mugriento.

«¡¡SCARLETT!!»

Fruncí el ceño. Entonces, ¿por qué le escuché gritar mi nombre con tanta desesperación? Bebí agua de nuevo mientras reflexionaba que, obviamente, también debía de haberlo imaginado. Sí, probablemente era la voz de Thomas, el último grito que escuché antes de su muerte, lo que me había llegado a los oídos antes de desvanecerme presa del dolor. Sí, debía de haber sido por algo así. Ese capullo… ¿Alaric?... no podía preocuparse por mí hasta esos niveles cuando prácticamente me escupía con cada palabra que me dedicaba.

Tendí la mano cuando me alargó el colgante, disfrutando de lo terso del metal entre mis dedos. Aquello me había aplacado en mi juventud, y aún hoy en día me servía para tranquilizarme, porque me recordaba que si me desbocaba, que si perdía mis cabales, podía condenar a alguien a terminar siendo como. Si era justa conmigo misma, la verdad es que dentro de lo malo, prefería haber terminado con la vida de mis víctimas en su momento que haberles hecho lo que me hicieron a mí. Lo menos malo de dos cosas horribles, desde mi punto de vista.

Sé que sólo es una posibilidad, pero se baraja, igualmente. Y la daré, no te preocupes. —Hice una pausa consciente de varias preguntas—. Si el tipo en cuestión no nos odiase tanto seguro que os llevaríais bien; los dos igual de capullos —no tendría que haberlo dicho pero mierdas, su presencia me irritaba.

Me alegró saber que el niño estaba bien, que no había terminado en las manos de ese loco y que le ayudaríamos a controlarse para que no se viese envuelto en más problemas. No era más que un muchacho tonto, estúpido, alocado y hormonado, y no merecía que fuese sacrificado como un perro rabioso. Ninguno lo merecemos, en realidad…

¿Eh? —espeté como una estúpida cuando me exigió que me acostase—. Vete al carajo. No me da la gana… ¡¡Eh!! ¿¿Qué coño te crees que haces?? Sin mi permiso, remarquemos, SIN MI PERMISO, puso las manos sobre mí para obligarme a terminar tendida sobre la cama. De no haber estado tan dolorida probablemente habría mostrado más resistencia, pero joder, aquello me estaba causando más sufrimiento que otra cosa. Frustrada y humillada, casi, me dejé hacer al final, refunfuñando—. Esta me la pagas, imbécil. —Sin embargo, sí que tengo que reconocer que me sorprendió la delicadeza con la que me obligó a yacer en la cama. Qué tipo tan raro… Giré el rostro para ver la foto que me mostraba y negué con la cabeza—. No, no me suenan de nada. —Alargué la mano y la cogí sin permiso para observarla bien. De pronto me sentí mal conmigo misma, porque había estado a punto de dejar a esas niñas huérfanas, como había sucedido conmigo y con mis hermanos. Vale que yo no había querido matarle, pero en la forma de lobo una nunca sabía qué podía terminar sucediendo. Suspiré antes de dejar caer la cabeza del todo sobre la almohada—. Bueno, ahora me alegra no haber acabado con él. No querría que esas crías terminasen sin su padre… —fue una reflexión en voz alta, más que otra cosa. Ni siquiera recordé que ese cretino estaba ahí, y tampoco me importó mucho, la verdad.



Us:
avatar
Mensajes : 162

Reliquias : 196

Temas : 1/3


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t5621-scarlett-j-williamshttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t5623-solo-doy-lo-que-recibo-a-cambio-asi-que-ya-sabes-cielo-dame-amor-scarlett-j-williamshttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t5624-quiero-que-mi-vida-sea-algo-mas-que-vivi-naci-y-mori-scarlett-j-williams#47615
Hijo/a de
la Luna

Volver arriba Ir abajo


Because I wasn't there when you needed me...
→ Miércoles → 00:22 → Base de los Praetor lupus→ Frío  


No te retrases demasiado en dar la descripción — repliqué bruscamente, en mi línea pero también porque me sentía ansioso por saber más de ese nefilim para ser yo quien le diese caza, sin matarle pero para dejarle algunas cosas claras antes de que el Praetor hiciera algo oficialmente. Tenía que adelantarme a eso para calmar la rabia que me recorría por dentro.

Entonces Scarlett soltó una estocada verbal que se clavó bien profundo, el pasmo se dio lugar en mi rostro. Acababa de asemejarme feamente con el nefilim. Apreté visiblemente la mandíbula  y mis labios. Había sido hiriente pero debía mostrarme como si me hubiese ofendido, que también, pero todo lo que me dijese estaba más que justificado, pues al fin y al cabo era lo que me estaba buscando desde el primer instante que nos conocimos.  

No vuelvas a compararme con ese miserable, nunca — amenacé clavándole la mirada, mostrándome molesto, aunque sabía que ella no se dejaba intimidar por nadie, mas debía continuar con mi rol de... capullo.

En el momento en que la obligué a acostarse se me puso hecha una fiera. Si no fuese porque había estado a punto de morir, me habría costado horrores mantener esa actitud ruda y brusca con ella, porque el impulso de reírme habría sido demasiado poderoso. La conocía; era terca, bruta, impulsiva, una mal hablada de cuidado y era capaz de repartir hostias a diestro y a siniestro a quién se lo mereciese, que por cierto, aún no comprendo cómo no me había llevado una ya aunque ya me había convertido en todo un experto evitándolas o bloqueándolas. Era leal. Una luchadora nata... Me fascinaba. Por eso costaba tanto no poder disfrutar de su compañía estando de buenas.

Después de la lucha que mantuve con su orgullo, conseguí que se recostase, entonces le mostré  la foto por si podía arrojar un poco de luz sobre la identidad del nefilim. Dejé que tomara la fotografía para verla más de cerca pero no las conocía de nada. Chasqueé la lengua y dejé escapar aire por la boca con frustración. En silencio recuperé la imagen y escuchaba atento aquella reflexión que hizo, como si se lo hubiera dicho a sí misma. Es cierto que, el que tuviese familia me paraba los pies para darle muerte, aunque conociéndome seguramente fuese sólo de palabra porque yo desde... desde lo que hice era incapaz de matar. No quería cargar con más muerte; no quería cargar con todo el dolor que se propagaba después de ella.

Tuviste suerte, difícilmente se puede controlar al lobo. Debiste haber tomado el control, no eres ninguna novata... — aunque mis palabras fueron duras, no fui capaz de decirlas mirándole a la cara. No podía. No de lo ridículo que me sentía de ser precisamente yo quien le diese lecciones sobre autocontrol  —  pero da igual ya, lo hecho, hecho está, al menos no ha habido nada que lamentar — musité en el tiempo que guardaba la foto en el bolsillo trasero del pantalón y me volvía dándole la espalda, moviéndome por la habitación para alejarme de la cama.

Ya estaba todo dicho y era ahora cuando debía marcharme sin despedirme. Dejarla sola.  Eso era lo que se esperaba de mi, pero me resistía a cumplir con ese papel de hijo de puta; lo que quería era permanecer allí a su lado, velando por su sueño y recuperación. Me pasé una mano por la cara hasta cerrarla en mi barba, y me giré hacia ella.

¿Tienes algo más que decir?— reaccioné rápido y lo aclaré, porque sabía como Scarlett se las gastaba, aunque si quería decir algo, lo haría de todas maneras—Más detalles sobre lo ocurrido, nada de chorradas — apoyé las manos en el pie de la cama, mi mirada se paseaba a lo largo de la sábana o ropa que la cubría sin ver ni un rastro de sangre como la había visto horas antes. Me quedé unos instantes algo  pillado por culpa de esa lúgubre imagen que solo existía en el pasado, en mis recuerdos.



You:
avatar
Mensajes : 228

Reliquias : 572


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t6279-alaric-levinson#54541http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t6329-alaric-levinson-rshttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t7132-alaric-levinson-crono#62243
Hijo/a de
la Luna

Volver arriba Ir abajo


Because I wasn't there when you needed me...
→ Miércoles → 00:19 → Base de los Praetor lupus→ Frío  


Esbocé una sonrisa casi satisfecha al darme cuenta de que mi comparación con el nefilim le había ofendido visiblemente. Vamos, tanto que apretó la mandíbula y los puños, probablemente reprimiéndose para no golpearme debido al estado en el que me encontraba. Nadie te miraba bien si herías a una persona indefensa como yo, ¿verdad? Y aunque fuese un imbécil de categoría, tampoco era estúpido. Además, si de verdad le habían asignado mi vigilancia, no le haría ningún bien que yo apareciese con la mejilla hinchada y enrojecida. Ventajas. Todo eran ventajas.

Salvo por el hecho de que estaba enclaustrada en una cama, por cierto.

Tardaré lo que tarde —espeté, alzando los hombros.

Cama que comenzaba a agobiarme, todo fuese dicho. Había cedido a la hora de tumbarme porque mantenerme sentada había hecho que las zonas heridas de mi cuerpo ardiesen considerablemente, especialmente la del pecho, pero tampoco me apetecía precisamente quedarme ahí, quieta, sin poder mover un maldito músculo hasta que se me cerrase del todo. Sí, no es como si fuese a permanecer ahí durante días pero la perspectiva de tener que aguantar uno solo prácticamente me asfixiaba.

Le miré con verdadera ira, no obstante, cuando habló del control en la transformación. Pero bueno, ¿quién demonios se creía este imbécil que era para decirme nada? Apreté los puños yo en esa ocasión. Después de más de diez años luchando contra el lobo que había dentro de mí, violento, irascible e irritable, era algo que aún me aterraba, en el fondo, a pesar de que había aprendido, en la medida de lo posible, a imponerme al animal por encima de su propia conciencia. Sin embargo, obviamente, no siempre podía conseguirlo, por lo que intentaba usarlo cuanto menos mejor. Afortunadamente sólo me había ido de mí cuando había otros del Praetor que podían pararme, en muy pocas ocasiones, y de ello hacía ya bastante tiempo.

Tú qué coño sabes. Tomé el control cuanto pude, gilipollas. Aunque no te creas, generalmente puedo con mi lobo —casi rugí, enfadada—, y ese retrasado no me hizo perder los estribos más de lo que lo has tú normalmente, así que no le maté como no te he matado a ti desde que te conozco. Y no es porque no me faltasen ganas. En ninguno de los dos casos.

Giré el rostro en otra dirección cuando terminé de hablar, notando casi el sabor de la bilis en la lengua. Joder. Su última pregunta, no obstante, me hizo retumbar por dentro. ¿¿Nada de chorradas?? Mierda, ¿por qué carajo seguía aguantando a ese gilipollas indeseable?? Es más, ¿por qué carajo seguía molestándome? Respiré con fuerza antes de volver a sentarme con trabajo sobre el colchón, mirándole con malicia en los ojos.

Pues mira, sí. Tengo algo que añadir que no es una gilipollez. Me gustaría saber exactamente qué coño te he hecho para que me trates como una puta mierda desde el momento en que nos cruzamos. ¿Es que estás reprimido? ¿Quieres ser mujer y no te dejó tu papá? ¿O simplemente eres un amargado que no tiene nada mejor en que volcar su frustración que en mí? Porque sinceramente, amigo, me tocas los cojones y mucho. Así que venga, si me respondes te prometo que te daré la descripción del nefilim para que te vayas contentito a arreglar los informes que te mueres por completar. ¿Tenemos trato?


Última edición por Scarlett J. Williams el Miér Abr 08, 2015 11:29 pm, editado 2 veces



Us:
avatar
Mensajes : 162

Reliquias : 196

Temas : 1/3


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t5621-scarlett-j-williamshttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t5623-solo-doy-lo-que-recibo-a-cambio-asi-que-ya-sabes-cielo-dame-amor-scarlett-j-williamshttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t5624-quiero-que-mi-vida-sea-algo-mas-que-vivi-naci-y-mori-scarlett-j-williams#47615
Hijo/a de
la Luna

Volver arriba Ir abajo


Because I wasn't there when you needed me...
→ Miércoles → 00:27 → Base de los Praetor lupus→ Frío  


Esta vez sí que solté un suspiro de frustración sincero ante su contestación de que tardaría lo que tardara. Era lo malo de ser un hijo de puta con ella, sin importar con qué intenciones lo hacía, pero era lo que tocaba aguantar. Mi disgusto fue fácilmente perceptible, solapándose con el disgusto que me llevé con la comparación de antes. Lo hacía por putear y sacarme de mis casillas, cosa obvia después de todo. Ya no sabía como sacarle dicha información, de verdad que no. Necesitaba con auge que lo hiciera pronto para mover ficha antes que el resto del grupo, pero bien sabía que ella iba hacer lo que le viniese en gana, es más, lo haría peor todavía cuanto más necesitado me viese por tener esa descripción en mi conocimiento.  

Entonces opté por callar, no iba arriesgar que lo retrasase todavía más por joderme. Si ella supiese... si supiese el por qué, sería diferente, todo lo sería. Pero no, debía borrar esos pensamientos de mi mente porque eso no se iba a dar nunca. Pasé por recriminarle, para variar, el poco control que había tenido. En ese momento se me había removido el estómago de aversión que sentí al escucharme decirle decir eso, pero mi semblante no demostró tal emoción.

Sé mucho más que tú, estúpida insolente. Me parece que exageras con tu "generalmente". Vaya por Dios, que esta ha sido una excepción — respondí con cruel cinismo, haciéndola creer que no me la creía, y que la consideraba una novata, a ella precisamente, porque sabía que eso le tocaba la moral a base de bien. Sin embargo sus siguientes palabras fueron lacerantes, volviéndome a comparar con el nefilim pero esta vez con un enfoque que me hacía todavía más daño, declarando que él no le hacía enfurecer más que lo hacía yo y que no lo mató como tampoco a mi. Tuve que retirar la mirada hacia otro lado, todo mi rostro, conteniendo la respiración que terminó saliendo con un sonoro quejido parecido a un gruñido. — ¡Te he dicho que no vuelvas a compararme con él! — alcé la voz, frustrado, dolido, pero mi semblante se mantenía irascible que a su vez escondía una mirada brillante y sufrida.

Pero ahí no acabó todo, además de que volvió a levantarse y por lo tanto, perjudicar su estado, lo siguiente que dijo me dejó con la misma expresión de antes pero congelada durante varios segundos en los que trataba de asumir lo que me estaba proponiendo. Mis manos se aferraron al pie de la cama con tanta fuerza que mis nudillos se volvieron completamente blancos, y la tensión provocaba que los músculos de mis brazos se hinchasen ligeramente.

¡¿Qué...?! — me dejó estupefacto. No me hubiera sorprendido tanto que me preguntara el motivo de mi trato hacia ella si no hubiese añadido ese convenio. ¿Qué podía decirle? Ni siquiera lo había pensado antes. Mis ojos se perdieron sin saber dónde mirar, recorriendo las sábanas arrugadas, mis propias manos apretadas haciéndome conciente de ello, por lo que me esforcé por aflojar un poco. Los segundos transcurrían y yo no encontraba nada que decirle. ¿Le daba la razón a algunas de sus suposiciones? Obviamente había eliminado el que quería ser mujer pero mi padre no me lo permitió. Cualquier cosa que no sirviese para que pudiera sentir cierta compasión, o empatía hacia mi. No podía acercarla a mi de ninguna de las maneras—. ¡Porque desde que te conocí supe que serías un grano en el culo!¡Y lo demuestras cada vez que te veo esa cara de maldita zorra que tienes! — Grité con furia, pero no hacia ella sino de la impotencia de que todo tuviese que ser así. La notaba revolviéndose dentro de mi cual fiera, como el lobo que en una ocasión se había descontrolado y había originado todo mi mal como el suyo — ¡Chantajeando con un tema de extrema importancia como es la de dar con ese cabrón! ¡Y por un tema personal! — golpeé el pie de la cama con mi puño, escuchándose el desagradable chirrido de la cama al arrastrarse solo unos escasos centímetros de la fuerza con la que le había dado — ¡Eres miserable! ¡Aquí tienes tu puta respuesta, y  ahora da de una maldita vez la descripción para dejar de verte la cara! — acabé de soltarle todo eso, respirando agitádamente con mis ojos iracundos clavados en ella, enrojecidos, habiendo intentado desoír todo lo que le dije pero fue imposible.  



You:
avatar
Mensajes : 228

Reliquias : 572


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t6279-alaric-levinson#54541http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t6329-alaric-levinson-rshttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t7132-alaric-levinson-crono#62243
Hijo/a de
la Luna

Volver arriba Ir abajo


Because I wasn't there when you needed me...
→ Miércoles → 00:35 → Base de los Praetor lupus→ Frío  


Quizás hubiese sido mucho mejor que le hubiese dicho que no había nada más que añadir a esa conversación para que pudiese largarse y dejarme en paz. Mejor… en el sentido de que no debía ser para nada bueno cómo se estaba cargando el ambiente poco a poco entre ambos, volviéndose tenso e insoportable, al menos para mí. Incluso respirar costaba cada vez más. Pero nunca he destacado por ser alguien templado ni sumiso. No puedo dejar pasar una oportunidad para golpear con los puños o con las palabras a quien creo que merece mi desprecio. Por eso no me callé. Por eso, cuando gritó pidiendo que no le comparase más con el nefilim que había estado a punto de matarme, sólo sonreí de nuevo con satisfacción, porque ese gilipollas se merecía cada pequeña puñalada que pudiese pegarle.

Cosa que sólo corroboré cuando comenzó a responder a la pregunta que le había hecho… Y aunque siempre había querido saberlo, y aunque siempre supe que en el fondo era por algo así, me sorprendí sintiendo rabia dentro de mí. Rabia, dolor, humillación e impotencia. Porque durante muchos años me había sentido como un grano en el culo de mi familia, de la gente que me rodeaba, hasta que Thomas me hizo ver lo contrario. Incluso hoy en día aún me considero una molestia, a veces, pero nunca digo nada al respecto porque al menos a Derek se le ilumina la cara siempre que me ve.

Sé que de no haber estado herida, en ese momento me habría lanzado sobre él definitivamente para arrancarle la cara a arañazos. Maldito imbécil, cretino, descerebrado, gilipollas, capullo… De hecho, hice el amago. No pude evitarlo, porque el impulso fue más poderoso que cualquier otra cosa, aunque al final me viese frenado el movimiento brusco que llevé a cabo por el dolor que me recorrió por las zonas heridas. Me llevé la mano a la herida del hombro, cubriéndola con fuerza, porque se había abierto de nuevo. Noté la sangre caliente manar de entre mis dedos, pero tampoco me importó demasiado. Sólo gemí de dolor antes de alzar el rostro y mirarle con verdadera rabia impresa en ellos.

¿Qué había esperado, no obstante, al hacerle esa pregunta? A veces creo que soy imbécil. A veces creo ingenuamente que hay cosas que tienen una explicación, cuando la única respuesta posible es la más sencilla, la más directa, y la más desagradable. En mi caso, también lo fue.

Vete a tomar por culo —fue lo único que le respondí, casi silbando, negándome a darle la información que le había prometido a cambio de su respuesta.


Última edición por Scarlett J. Williams el Mar Mayo 19, 2015 10:16 am, editado 2 veces



Us:
avatar
Mensajes : 162

Reliquias : 196

Temas : 1/3


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t5621-scarlett-j-williamshttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t5623-solo-doy-lo-que-recibo-a-cambio-asi-que-ya-sabes-cielo-dame-amor-scarlett-j-williamshttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t5624-quiero-que-mi-vida-sea-algo-mas-que-vivi-naci-y-mori-scarlett-j-williams#47615
Hijo/a de
la Luna

Volver arriba Ir abajo


Because I wasn't there when you needed me...
→ Miércoles → 00:35 → Base de los Praetor lupus→ Frío  


Contemplaba como su rostro se iba deformando por cada injuria que soltaba por la boca, con el ceño totalmente fruncido hasta el punto en que mis pestañas rozaban mis pobladas cejas y con la nariz totalmente arrugada hacia arriba, mostrándole así los dientes. Como un animal. Me puse como el lobo que era, como una bestia incontrolable pero todo fingido. Era muy real, porque en parte sentía mucha rabia pero hacia mi persona, jamás hacia ella que no era más que la victima de mis errores.

Con los ojos entrecerrados, atravesando todo su ser con ellos, observé como se había inclinado violentamente para tratar de abalanzarse sobre mi, hasta lo noté bajo mis manos que aún agarraban con fuerza los pies de la cama por la sacudida. Sustituí lo que posiblemente sería un gesto de preocupación al detectar como la sangre de su herida volvía a empapar las gasas, por una de frustración, apretando con fiereza los dientes. Definitivamente tenía que marcharme de allí. No quería perjudicarla físicamente, a pesar de que mentalmente la estaba fastidiando pero era lo que debía, era... lo mejor para los dos.

Entonces, a la par que me dedicaba una de las miradas más duras que me había echado hasta ahora, me mandó a paseo sin respuesta. De forma natural solté un rugido gutural por la impotencia, por haberme obligado a darle una respuesta que todavía me carcomía para no sacar nada cambio. Golpeé violentamente los pies de la cama haciendo que ésta temblase como ya había hecho antes.

Tendré que pedírselo al chico que tanto te preocupa. Una lástima que pase un mal trago por tu culpa — la miré con todo el desprecio que pude imaginar que sentía por mi mismo. Me di la vuelta dándole la espalda y mis pasos se dirigieron a la salida de la habitación, cerrando tras de mi con un portazo. Se me había olvidado coger la bolsa de basura donde estaba mi sudadera pero no pensaba entrar más ahí, no tenía ese planeamiento sino otro de mayor importancia, y esa era la de encontrar a ese mal nacido.  No importaba cuanto tiempo me costara encontrarle; días, semanas... pero si empezaba hoy el tiempo se acortaría.

Avisé a la misma persona que le había atendido la herida para que se la volviese a arreglar, y a continuación fui donde había dejado al chico. Parecía algo más tranquilo después de haber hablado con uno de los nuestros, un estado que se difuminó un poco cuando me vio el rostro al pararme delante de él. Me obligué a calmarme porque el chico no era culpable de nada. Reprimí las ganas de preguntarle directamente lo que venía a buscar, ya que empecé preguntándole cómo se encontraba y si ya le habían contado todo sobre nosotros, pero tras le formulé la pregunta que cuya respuesta me lanzaría en la caza del nefilim. Me lo describió con pelos y señales, haciéndome nota mental de su imagen en mi cabeza, se lo agradecí con un apretón en su hombro, me levanté y salí de allí a toda prisa. Hoy empezaba mi primer día de cacería.



OFF: He conseguido algo de tiempo para responderte >_< Sorry, tanto por la tardanza, pero los estudios me tienen ocupada.


You:
avatar
Mensajes : 228

Reliquias : 572


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t6279-alaric-levinson#54541http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t6329-alaric-levinson-rshttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t7132-alaric-levinson-crono#62243
Hijo/a de
la Luna

Volver arriba Ir abajo

Contenido patrocinado
está

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.