07/08 - Estimados habitantes del submundo. ¡Aquí tenéis las noticias con las actualizaciones/nuevas propuetas/ideas del foro! ¡Pasaos cuanto antes a echar un ojo!


10/06 - Estimados habitantes del submundo. Ahora tenéis una forma de llevar el recuento de las habilidades especiales de vuestras armas. ¡Sólo tenéis que pasaros por este tema para tener al día el tiempo que os queda hasta la próxima recarga! ¡Pasáos cuanto antes!


04/06 - Estimados habitantes del submundo. Como habréis comprobado, la raza de los nefilim vuelve a estar abierta para todo el mundo <3 Y aunque aún no ha habido actualización de noticias... ¡no desesperéis! ¡Que antes de lo que podáis pensar estarán en vuestra bandeja de entrada ardiendo con el fuego celestial!


31/03 - Estimados habitantes del submundo. Como habréis comprobado, la raza nefilim tiene las letras en rojo en el censo del tablón. Eso indica que, hasta nuevo aviso, la raza está temporalmente cerrada por sobrepoblación. Sin embargo, antes de llevaros las manos a la cabeza definitivamente, esperad a tener un nuevo aviso por nuestra parte, pues estamos sopesando algunas cositas. ¡Un saludo! <3


07/03 - ¡¡Queridos habitantes del submundo!! ¡Aquí llegan las últimas noticias del foro! ¡Leedlas atentamente y no perdáis ni un solo detalle!


27/02 - ¡¡Queridos habitantes del submundo!! Queremos anunciaros que la limpieza de este mes de febrero se realizará entre los días 02 y 03 de marzo, para que tengáis tiempo de poneros al día. Así mismo, estimaremos que las noticias del mes saldrán esta misma semana, aunque sabemos que ya vamos con imperdonable retraso. ¡Perdón por las molestias y gracias por vuestra atención!


38 # 40
23
NEFILIMS
5
CONSEJO
11
HUMANOS
9
LICÁNTRO.
9
VAMPIROS
12
BRUJOS
5
HADAS
3
DEMONIOS
1
FANTASMAS

Juego de sombras // Jackson Evans

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Juego de sombras // Jackson Evans

Mensaje— por Invitado el Dom Abr 05, 2015 2:46 am

Aquí estaba yo, de pie nuevamente donde muchas cosas habían dado inicio, hacia ya un año de mi descenso a la tierra con una nueva misión pero las cosas en ese tiempo habían dado un giro de 360º y ya nada era igual. Alce la mirada a los cielos oscurecidos, la vez anterior que había estado ahí había podido observar el amanecer y tenderme en la grama con mis alas desplegadas para sentir las caricias del astro rey en mi piel, mas aquella noche la luna brillaba en lo alto del cielo y se reflejaba de forma fantasmagórica en la superficie en calma del agua mas abajo.  

Sonreí a los cielos pues sabia que alguno de mis antiguos hermanos podía estarme observando, viendo como mi plan se llevaba a cabo y como ninguno de ellos intervendría ya que no estaba en sus manos evitar que los demonios tentáramos el alma de los humanos, especialmente de este que estaría vinculado emocionalmente a mi ya que en nuestro ultimo encuentro con mi antigua naturaleza le había dado un regalo que le protegería eternamente de mi hermana y de otros seres infernales - Vamos Raziel... no bajaras a impedirme que me lo lleve- dije en un susurro a los cielos mientras sonreía de forma soberbia al líder de los ejércitos celestiales

Volví mi cabeza por encima de mi hombro escuchando los autos a lo lejos, había enviado aquel recado para verme ahí con el aquella noche. Sabia de sus deseos y no me había sido difícil saberlo ya que al haber sido su guardiana conocía de sus sentimientos. Me quede ahí de pie siendo bañada por la luz de la luna cuando escuche sus pasos acercarse; hacia un par de meses que no lo había visto, me había costado encontrarle por ese sello en su pecho, me alegraba que así fuera pero me había sido de un gran inconveniente - Buena noches Jackson- le dije volviendo mi rostro por encima de mi hombro dedicándole una amplia sonrisa, me gire lentamente ocultando en todo momento mis alas tras mi nuevo glamour. el era un humano con la visión y seguramente notaria un aura extraña en mi, pero esperaba que tuviera a bien de escucharme para plantearle mi propuesta antes de que en los cielos eligieran otro guardián para el
avatar
Invitado
Invitado
está

Volver arriba Ir abajo

Re: Juego de sombras // Jackson Evans

Mensaje— por Jackson Evans el Dom Abr 05, 2015 10:30 pm


Juego de sombras


Estaba batiendo huevos cuando oí que llamaban a la puerta. Chasqueé la lengua fastidiado porque odiaba que me interrumpiesen; que si llaman al teléfono en plena "evacuación"; al timbre justo cuando me había sentado en el sofá para ver un partido; o como ahora, cuando me encontraba con las manos en la masa, literalmente — ¡Ya va! — alcé la voz con el bol sujeto con un brazo  y el batidor con la otra mano. Me dirigí hacia la puerta pero frené de inmediato en cuanto vi en el suelo un sobre; seguramente lo habrían pasado por la puerta una vez llamaron.

Dejé los utensilios de cocina sobre  la encimera y rápidamente regresé a la entrada para coger el sobre que se trataba de una misiva perfectamente lacrada ¿Pero quién coño hacía eso hoy en día? La sorpresa aumentó en cuanto vi el nombre de Inocence escrito en ella. La respiración se me cortó, y mi corazón dio un vuelco. Inocence... creí que había... desaparecido después de que me hubiese defendido de Justine. Inconscientemente me llevé una mano al pecho, justo donde tenía aquella marca protectora que repelía al demonio.  La abrí y la leí; me citaba en el mismo lugar donde nos habíamos conocido por primera vez, entonces los recuerdos me golpearon de golpe. Estaba en el lago. Aquel momento lo recordaba como si fuese ayer, básicamente por lo mal que la traté puesto que no estaba en mi mejor momento...

La tarta de chocolate iba a esperar. Metí el bol con los huevos a medio batir en la nevera, e ignorando a Sandor que como siempre estaba entre mis piernas, y salí de casa. Sentía que volaba mientras conducía por la gran avenida, donde la luna se alzaba sobre mi cabeza tan majestuosa y digna de reinar durante la noche; una noche especial pues iba a reencontrarme con aquella que fue mi ángel guardián y a la que le debía mi vida.

Dejé la Harley aparcada a una zona cercana pero lejos de la tierra y rocas que empezaban a verse por el camino. A mi me daba igual caminar por esos lares, pero mi moto era sagrada. Cuando me aproximé, logré ver su figura. Poco a poco se me fue abriendo una sonrisa; bien sabía dios lo aliviado me sentía que estuviese bien pues me temí lo peor. No sonreía desde el comienzo de aquella fiesta de San Valentin, porque no tuve mucha ocasión después de que un brujo atacara en ella, y tampoco lo hice cuando todo terminó. Mis sentimientos no llegaron a ser correspondidos ni tampoco rechazados, por lo cual,  yo estaba en "modo espera" hasta que Emily me dijese algo. Me encontraba algo desesperado y ansioso, pero el presenciar que Inocence se encontraba bien estaba sirviendo de bálsamo temporal ante tal situación.

Ella se giró al sentir mi proximidad, saludándome con sosiego, dedicándome una bonita sonrisa. La sentía algo diferente a la última vez pero lo atribuí al tiempo que hacía que no la veía, o ante la posibilidad de que ya no formara parte de los cielos. Tal vez le habían perdonado al vida y tan solo la desterraron a la tierra, como una humana más. Estaría dispuesto a ayudarla y hacerle ver que ser mundano no era tan malo.

Inocence, no sabes cuanto me alegro de saber que estás bien. Creí que... — negué la cabeza sin atreverme a decir que la creí muerta. Entonces, una vez tan cerca que podía tocarla, la estreché entre mis brazos bajo la luz de la luna, que gracias al agua del lago, amplificaba su iluminación



I Hate you, pelusilla ¬¬:
avatar
Mensajes : 578

Reliquias : 319


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t4552-jackson-evanshttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t4556-rs-jackson-evans#36615http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t4570-jackson-evans-cronologia
Mundano/a, con La Visión

Volver arriba Ir abajo

Re: Juego de sombras // Jackson Evans

Mensaje— por Invitado el Sáb Abr 25, 2015 12:18 am

Lo mire con mi sonrisa en los labios y deje que me abrazara. Aquella sensación me resulto extraña, no me molestaba y tampoco me disgustaba era solo que ya no me proveía de ningún placer o confort. En mi antigua naturaleza quizás habría sentido algo mayor pero ahora en esta nueva sentía que estaba muerta hacia todos los sentimientos positivos. antes solo estaba helada y carecía de aquellos afectos, podía sentir cariño y bondad, así como devoción y entrega pero no eran emociones completamente mías, eran emociones que se habían visto amplificadas en mi antigua naturaleza. Me separe de el tomándolo de los hombros y ladeando la cabeza para observarlo con detenimiento

- Estoy bien, solo algo diferente pero mejor que nunca Jackson- le respondí ya que bien sabia que aquel humano estaría pensando que habría caído en desgracia y me habrían rebajado a la categoría de un ser humano. En el pasado habría abrazado aquel destino gustosa, cuando Jason era un humano pero lo habría perdido en nada en aquella naturaleza y habría terminado sufriendo aun mas- Pero tu no lo estas. estas algo diferente ¿Que a sucedido?- pregunte mirándolo a los ojos, no sabia nada de aquel mortal desde que había caído, necesitaba saber que había sucedido, para poder atacar. Jackson seria mio y lo que venia a ofrecerle era algo que sin duda el no se negaría a darme- Ven conmigo Jack, le invite tomándolo de la mano y caminando hacia la orilla del lago- elegí este lugar para nuestro reencuentro porque tiene un significado grato para mi ahora. Recuerdo como te negaste en rotundo a lo que te decía y como me trataste, así como aun te costaba el creer en el mundo sobrenatural; es una lastima haber adormecido tu don aunque ahora es como una especie de bendición para ti ¿No es así?

Lo mire de reojo y le sonreí divertida sabiendo que aquel recuerdo pesaría amargo en su mente y su conciencia luego de nuestro ultimo encuentro - No pienses en ello Jackson, el pasado es el pasado y ahora es mucho mejor- dije volviendo mi mirada al frente- Yo estoy bien desde nuestro ultimo encuentro. Sucedieron muchas cosas pero ahora estoy mejor, me siento mucho mejor y lo que mas me alegra es que a pesar de todo, a pesar de que muchas cosas cambiaran en mi sigo siendo yo y seguiré manteniendo mi promesa de protegerte, solo que ahora tengo mas libertad para hacerlo y tengo un mayor poder para ayudarte- dije de forma misteriosa mientras observaba la luna. Llegamos a la orilla después de caminar un par de metros para estar cerca de ella y tome asiento en la grama invitándolo con mía mano a que hiciera la mismo- Dime algo- dije volviendo mi mirada a su rostro- de venir yo aqui esta noche, a proponerte que sigas bajo mi proteccion pero con un nuevo acuerdo ¿Te negarías a mi?
avatar
Invitado
Invitado
está

Volver arriba Ir abajo

Re: Juego de sombras // Jackson Evans

Mensaje— por Jackson Evans el Miér Jun 03, 2015 11:51 am

JUEGO DE SOMBRAS

Ya cuando la abracé había notado la falta de la calidez y dulzura que había caracterizado a Inocence tiempo atrás, cuando la conocí e incluso antes de ver como el cielo se la tragaba. ¿Qué te han hecho, Inocence? Quise preguntar, pero no lo hice, me separé del abrazo mostrándole una suave y triste sonrisa porque aunque parecía estar bien, había algo que no me encajaba en ella. Y justo entonces me respondió que estaba diferente pero que no había que preocuparse porque se encontraba muy bien. Mis ojos azul la escudriñaban con gran incertidumbre.

— ¿Eh? ¿Yo? También he cambiado, sólo es eso... — musité algo apurado, y como sabía que ni un niño pequeño se lo creería, proseguí — temas del corazón... pff, te sonará a chiste viniendo de mi ¿verdad? Ríete, tienes pleno derecho después de todo — sonreí con resignación, y encogiéndome de hombros. Me dejé guiar por ella, tomándola de la mano y caminar hasta la orilla donde ella empezó a hablar sobre nuestro primer encuentro. Tal como hablaba, parecía que me recriminaba lo mal que me porté con ella, lo que produjo que me la quedase mirando impactado pues no lo habría esperado de ella nunca jamás, sí que había cambiado.

Bueno... tanto como una bendición... — no, tanto como para eso no era la visión, digamos que había conseguido aceptarlo pero seguía en mis trece de que me había destrozado tanto ese dichoso don que jamás lo llamaría "bendición".

La forma de mirarme, de sonreír, me desorientaba. Esa mujer no era la Inocence que había conocido, y esa sensación que desprendía de ella empezó a resultarme... escalofriante. Me alarmé unos instantes al creer que pudiera ser Justine, pero no podía ser ella porque solo Inocence conocía de nuestro pasado. Estaba claro que ya había perdido su condición de ángel, humana tampoco podía ser porque percibía esa especie de vibración o aura invisible que la rodeaba, no sabía cómo explicarlo.

Continuaba hablando de todo lo que había cambiado pero que seguía siendo ella, y por tanto, todavía se mantenía la promesa de protegerme, alardeando de la libertad que tenía ahora a diferencia de cuando era ángel. Empecé a sentir que mis piernas temblaban porque parecía que mi cuerpo sabía que estaba pasando antes que mi mente. Estaba bloqueado, no quería creer lo que poco a poco iba entendiendo. Fue una fortuna que me hiciera sentarme en la arena para que no se notase demasiado el temblor.

Desmond, Emily... ambos me habían dicho una y otra vez que ante la presencia de un demonio huyera lo más rápido posible, que no hablase con ellos porque eran unos expertos embaucadores... hasta la propia Inocence me lo había dicho. Me pedía palabras, mientras depositaba esa mirada suya sobre la mía, me preguntaba si aceptaría un nuevo acuerdo para protegerme. No quería que notase la tremenda inseguridad que había nacido de mi hacía ya un rato, tenía que ser valiente.

¿Qué te han hecho, Inocence? No... no se lo negaría a quien conocí, y tú no pareces la misma — respondí con precaución, del mismo modo que la miraba fijamente a los ojos. ¿Sería capaz de hacerme daño? ¿De matarme allí mismo si me negaba? Tragué saliva y en la única que podía pensar era en Emily — Siento la misma sensación contigo ahora que con tu hermana la tarde en la que el cielo te tragó — dije dejándole claro que percibía su verdadera naturaleza, porque la sentía en la piel.




I Hate you, pelusilla ¬¬:
avatar
Mensajes : 578

Reliquias : 319


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t4552-jackson-evanshttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t4556-rs-jackson-evans#36615http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t4570-jackson-evans-cronologia
Mundano/a, con La Visión

Volver arriba Ir abajo

Re: Juego de sombras // Jackson Evans

Mensaje— por Invitado el Sáb Jul 04, 2015 4:01 am

Miedo... Era una emoción extraña la que me embargaba ahora, podía percibir su temor aunque fuera mínimo. En el pasado aquellos me habría causado dolor, un profundo dolor pero ahora era como si me alimentara con el, fue entonces cuando me di cuenta que en mi pasada esencia las emociones que tanto me habían afectado ahora me otorgaban poder y eso me hizo sonreír internamente al darme cuenta de aquello. Ladee mi cabeza estudiando su rostro, estudiando sus palabras y alimentándome de su temor. Que, aunque no era algo para alimentarme realmente era placentero

Rei bajo desviando la mirada al frente cuando dijo aquello - Asi que te sientes conmigo como cuando estaba Justine contigo- dije como si meditara que respuesta darle- Y si te dijera que no estas equivocado, si te dijera que ya no soy la misma Jackson ¿Que harías?- pregunte girando mi rostro para observarlo- ¿Te marcharías corriendo de aquí y jamas me verias?, ¿Me temerías de la misma manera que le temes a mi hermana?- suspire he hice una pausa antes de iniciar con mi plan- Es difícil que entiendas las razones por las que estoy aquí ahora, se que no podrás jamas creer en mis palabras ya que no soy quien conociste en el pasado, ya no soy la misma Jackson y aun así estoy aquí por ti. Porque de alguna manera aun estoy atada a mi promesa y deseo cumplirla, pero ahora ya no me atan los mismos atenuantes que en el pasado

Me puse de pie y camine hacia la orilla de aquel lago alzando mi mirada a los cielos oscuros- Ya no soy un ángel, aunque el que lo diga ya no tiene ningun tipo de importancia porque ya te lo habrás imaginado- volví mi rostro para observarlo por encima de mi hombro derecho, para después darme la vuelta lentamente despojándome de mi glamour para que observara mis alas negras como las de un cuervo. Lo mire detenidamente unos segundos y camine hacia el lentamente hasta quedar de cuclillas frente a el - Se lo que piensas. Crees que esta nueva condición es mi castigo porque me negué a matar a mi hermana.Pero déjame decirte que no es así, perdí mi antigua naturaleza porque descubrí que los cielos durante toda mi eternidad me mintieron, Dios y mis antiguos hermanos me mintieron, caí porque descubrí que el hombre que habia amado, aquel que me obligaron a abandonar porque de seguir a su lado o de tomar la forma humana como habría deseado hacer solo por el hubiera muerto aya que el habria perdido sus runas ya que era un nephilim y yo habria descendido con mi antigua naturaleza, la de una simple humana y esa union estaba prohibida- baje la mirada ocultando mis falsas lagrimas- Le abandone porque lo amaba, porque me obligaron y quinientos años después descubro que por el dolor que le cause y por odio hacia mi persona, vendió su alma a un demonio para lograr vengarse de mi ya que conocía mi verdadera naturaleza- reí con sorna alzando la mirada de nuevo a los ojos de Jackson- ¿Sabes lo que es mas divertido?- pregunte tiñendo mi voz con un frió sarcasmo, espere un segundo su respuesta para después decirle- Que al demonio al que le vendió su alma, no fue otro que a Justine ¿Que te parece esa jugada de Dios?

Me puse de pie de golpe como si aquello me molestara y me di la vuelta nuevamente cruzándome de brazos como si necesitara darme calor- Quinientos años después me reencuentro con el, y nuevamente me dieron a elegir entre el amor de mi eterna existencia o mi estadía en el cielo... Y como vez ahora decidí rendirme, fue una dura eternidad de sufrimiento, creyendo que el habia muerto, pero que habia seguido con su vida de alguna forma feliz para luego descubrir que no fue así- me gire para enfrentarlo de nuevo- Se que quizás no me creas Jackson, no te miento. Aunque bien sabes que los demonios podemos mentir pero yo no lo hago contigo porque te lo debo, te debo la verdad sobre mi antes de dejarte marchar o por el contrario seguir con mi deber, te lo debo y me lo debo a mi misma porque eres el ultimo humano que me conoció con mi antigua naturaleza. También lo hago porque deseo que te des una oportunidad con Emily, ya que si no lo haces lo lamentaras; la inmortalidad es un peso muy grande y desearía que ella y tu experimentaran lo que es el amor verdadero durante las pocas décadas de vida que tengas, porque tu morirás Jackson pero ella no, ella es inmortal como yo sal ser una bruja y seria bueno que le obsequiaras ese regalo antes de que abandonaras este mundo. He visto tantos brujos entregarles su inmortalidad a sus progenitores demoníacos luego de sufrir 300 o 400 años de soledad y condena, solo pocos brujos que se atreven a vivir y sufrir son los que se mantienen completos en este mundo

Me lo quede mirando esperando a que atrapara aquel señuelo que le habia lanzado
avatar
Invitado
Invitado
está

Volver arriba Ir abajo

Re: Juego de sombras // Jackson Evans

Mensaje— por Jackson Evans el Mar Jul 14, 2015 12:27 pm

JUEGO DE SOMBRAS

Algo dentro de mi lo sabía. Sabía que no estaba equivocado cuando percibía que la Inocence que tenía delante no era la que conocí; lo sentía en la piel que se me erizaba cada vez que hablaba; lo sentía en la opresión en el pecho; y lo sentía en el nudo que se me hacía en el estómago que para nada era la misma sensación que podías tener cuando estabas enamorado porque ésta era muy desagradable, tanto que hasta llegaba a doler. Entonces, cuando con sus palabras reconfirmó mis sospechas sentí un golpe helado que me congeló por completo, hasta el punto de llegar a sentir el vaho invisible y gélido salir de mis labios.

"Y si te dijera que no estas equivocado, si te dijera que ya no soy la misma Jackson ¿Que harías?"

Nada. No podía hacer nada solo corresponder a su mirada ero mis ojos estaban teñidos del más puro terror aunque a simple vista no se pudiese observar. Ella seguramente lo  notaría con facilidad porque estaban acostumbradas a provocar toda calase de emociones negativas y desesperantes. Sí, me escaparía corriendo si mis piernas me respondieran, y si no temiera porque me las cortara si lo intentaba. No se podía confiar en un demonio tuviera la imagen que tuviese, aunque fuera la de una amiga porque la esencia de esa persona a la que querías había desaparecido. Decía que estaba allí por mi, para continuar con la promesa de protegerme pero yo no quería que me protegiera, no bajo su nueva condición ¿pero cómo decírselo?

No era capaz de mediar palabra, me limitaba a mirarla hablar y a levantarse cuando se alejó un poco de mi ya que se dirigió al lago al que se quedó observando. No duró demasiado tiempo así, se volvió hacia mi desplegando de su espalda unas alas inmensas tan oscuras como la maldad que emanaba todo su ser. Todo mi cuerpo se tensó, mis manos se aferraron a la arena y con mis piernas me arrastré hacia atrás pero no alcancé ni medio metro. Me contó la historia de cómo y el por qué se convirtió en un demonio pero de mi no se me despegaba la culpabilidad porque fui yo el último en verla como ángel, y que por protegerme se vio en unas dificultades que le impidieron salvarse a sí misma. Fue también culpa de su afán de no dañar a su hermana cuando en su naturaleza estaba escrito matarla. Asimismo la venganza y el odio hacia los cielos también ayudó para terminar de desarrollarse como demonio.

No soy nada religioso... Dios me importa una mierda porque jamás me ha echado una mano y cuando me la echó me la arrebató... — me refería a la Inocence ángel, que había bajado de los cielos con la misión de proteger a un humano que entonces estaba demasiado perdido como para conocer los peligros que le acechaban — pero Dios no es culpable de la cobardía de tu amado por dejarse vencer por la desesperación y optó por la vía fácil. Debió haberse mantenido fuerte y continuar su vida como nefilim cuya misión por lo visto es sagrada. Me parece muy irónico que Justine obtuviese su alma pero no es cosa de Dios, sino de las personas, de los seres humanos...o no tan humanos si hablamos de cazadores de sombras, o subterráneos. A veces se nos va la boca demasiado rápido y culpamos a la divinidad para sentirnos mejor con nosotros mismos, para no ver con nuestros propios ojos el verdadero culpable — las palabras surgían de mi boca sin dejar que nada los procesara, como si en esos momentos no temiera las represalias pero sí las temía. Me horrorizaba la idea de que la hiciera enfadar y me destrozara sin apenas esforzarse en ello sin embargo... algo me empujaba a seguir hablando — Elegiste abrazarte a una vida en la que solo harás daño a gente inocente por amor. Es cierto que en esta vida hay que ser egoísta pero lo que hiciste en esa elección fue despreciable, así que no me das ninguna lástima... Inocence, no es precisamente ese sentimiento lo que nace de mi al mirarte — me callé la boca cuando nombra a Emily, ¿qué y cómo sabe de ella? Cierro con fuerza los labios y mi ceño se frunce. Me habla de  la inmortalidad porque sabe que nuestra unión sin ella no durará demasiado ya que a mi tarde o temprano me espera la muerte. Algo en mi se rompió cuando me hizo recordar nuestro desdichado futuro juntos a pesar de que me esforzaba siempre en pensar en el presente, pero tiene razón... llegará un día en que... la abandone. Aparto la mirada y me llevo ambas manos a los ojos que de pronto me escuecen demasiado.

La inmortalidad es la única solución e Inocence quiere seducirme con esa idea, quiere que caiga bajo el peso de mi propio deseo ¿a cambio de qué? ¿de mi alma? No podía dársela porque entonces decepcionaría a Emily, pero sobretodo a mi mismo. No sería inmortal pero sería siendo yo y tendría tiempo suficiente para pensar otra solución. No quería convertirme en el monstruo similar a Inocence. No sabía si Emily terminaría rechazando mi amor, pero estaba claro que si aceptaba la "sugerencia" de Inocence, Emily sin lugar a dudas me rechazaría y la perdería para siempre.

Es muy sucio por tu parte hacerme ese chantaje emocional. No sé cómo sabes todo esto pero no voy a aceptar. Emily es más fuerte de lo que ella cree, y... y yo le habré regalado los mejores años de mi vida porque son los que pasaré con ella. No hay mejor ofrenda que esa. Hacer un trato así contigo solo me llevará a  su desprecio y prefiero la mortalidad. De todas formas todavía tengo tiempo para pensar en otras posibilidades. Vender mi alma como hizo tu amado y convertirme tarde o temprano en lo que tú eres no es la única alternativa ¿sabes? — no era la única pero tampoco me fascinaba la idea de que mi corazón se paralizase y mi piel se congelase.




I Hate you, pelusilla ¬¬:
avatar
Mensajes : 578

Reliquias : 319


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t4552-jackson-evanshttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t4556-rs-jackson-evans#36615http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t4570-jackson-evans-cronologia
Mundano/a, con La Visión

Volver arriba Ir abajo

Re: Juego de sombras // Jackson Evans

Mensaje— por Invitado el Vie Jul 17, 2015 5:46 pm

- Me diviertes Jackson- le dije al escucharle defender a dios de esa forma tan vehemente. Era verdad en parte lo que decía, el libre albedrío le daba a los seres humanos y demás criaturas un abanico único de oportunidades para hacer lo que se le viniera en gana - Dices que no crees en Dios pero le defiendes ¿Te has dado cuenta de ello?- maldije mentalmente a Emily ya que ella le habia dado la fuerza a Jackson para resistirse a mi, pero ya en mi mente estaba puesto un segundo plan en marcha, todas las criaturas tenían debilidades y esa bruja tenia una muy particular.

-¿Que sientes hacia mi, ademas de miedo?- acote ladeando mi cabeza, el debía saber que yo podía percibir su temor, lo que hacia era alimentarme y darme mas poder, podría usar su temor en su contra para romper su voluntad- Tienes razón, haré daño, tomare la justicia en mis manos como lo hice siendo ángel al asesinar a dos violadores - mire la expresión de su rostro y arquee mi ceja- Si, como ángel también era capaz de sentir ira, una ira que fue despertando en mi desde mi primer encuentro con Justine, que se volvio mas poderosa cuando intento atacarte y que llego a limites s alla de la razon cuando descubrí que el hombre que habia amado años atrás se habia convertido en un demonio y Dios me habia mentido, aquel dios a quien serví durante siglos- desvié la mirada al lago- Los ángeles también podíamos sentir ira pero estas nos dañaba y nos envenenaba al ser un pecado capital, pagábamos condena y castigo por sentirla y ascendíamos al purgatorio para purificarnos, pero al ver esa injusticia y que Dios no hacia nada para detenerla, no lo pensé dos veces y tome la justicia en mis manos arrebatandole la vida a dos criaturas que hacian el mal a una pobre e inocente mujer. Haré daño y castigare a los que hagan el mal, así de simple por eso deseo que estés conmigo Jackson, tienes la capacidad de crear y yo sobre todas las cosas deseo proteger esa capacidad, podrás tener la vida que desees tener, no todos los demonios deseamos la destrucción de la humanidad. Si así fuera, esta ya no existiría

Ya estaba empezando a perder la paciencia pero al escucharle hablar en sus palabras me dio una herramienta ineludible y que yo usaría, rodé los ojos hasta ponerlos en blanco y negué con la cabeza mientras le escuchaba hablar- Conozco tu historia con Emily, incluso conozco el deseo de ella porque jamas deje de vigilarte siendo ángel, estuve contigo observándote y manteniendote a salvo durante Halloween ¿Crees que no vi eso Jackson? - suspire como si hablara con un niño pequeño y ya me estuviera cansando- Lo se, lo se muy bien. Dices que vivirás como humano, pero también dices que buscaras otra manera seras vampiro o licantropo ya que en un hada no te puedes convertir y para ser un brujo tu padre o madre debe ser un demonio, pero hagas lo que hagas y aunque pases tu eternidad como vampiro o licantropo al lado de Emily jamas podrás darle lo que ella desea mas que nada en este mundo, y eso es algo que quizás un demonio si pueda ser alcanzado

Aquella seria una carta cruel de jugar, tentarlo con darle a su amada lo que mas deseaba mi deseo era solo uno y era poseer el alma de Jackson, si de ello dependía tentar también a la tal Emily lo haría, sabia que aquel podía ser un juego divertido, el podría convencerla a ella o ella podría convencerlo a el, todo esto era un delicioso juego para mi
avatar
Invitado
Invitado
está

Volver arriba Ir abajo

Re: Juego de sombras // Jackson Evans

Mensaje— por Jackson Evans el Mar Jul 21, 2015 8:34 pm

JUEGO DE SOMBRAS

Inocence estaba despertando mi genio. Me empezaba a tocar los cojones al mismo nivel que miedo el que me infringía. Era peligrosa, lo sentía en el ambiente como si se tratase de un misteriosa y escalofriante soplo de aire helado que me calaba los huesos y el alma. Su sola presencia era imperante, dominaba toda mi atención sin apenas esforzarse al hablar o dirigiéndome la mirada. ¿Debía aceptar lo que fuera por miedo a que me hiciera daño? Porque por supuesto que no me creía que me protegería, no sin rendirme a sus pies y hacer lo que quisiera — Sí, me estoy dando cuenta de eso. Defendería lo más insignificante e inexistente antes que a ti. No te engañes, Inocence, ya no nos une nada.

¿Qué sentía hacia ella? La pregunta resultaba difícil de responder en un principio, pero a medida que iban pasando los minutos y la escuchaba, cada vez se iba haciendo más clara. Pero también me entristecía, porque había perdido a Inocence; mi ángel guardián, mi amiga a la que debí haber tratado mejor, aquella que murió por mi — Decepción por haberte rendido a la desesperación, furioso por haber sido infiel a tus principios y porque hables y te parezcas a Inocence... la cual está muerta. Desilusionado al creer que habías vuelto, tal vez como humana y habiendo tenido la ocasión de pagarte con buenos momentos lo mal que te hice pasar... pedirte perdón — la miraba fijamente con la rabia y la tristeza brillando en unos ojos que se iban cargando de lágrimas pero ninguna se atrevió a abrirse paso por mis mejillas.

¡No me valen tus excusas! Si dejaste que la ira te consumiera no fue culpa de las circunstancias, ni de nadie ajeno a ti, Inocence. No fuiste fuerte y punto. ¡Y debiste morir cuando se te tragó el cielo al salvarme! Mucho mejor eso que verte convertida en esto que eres ahora. — resoplé con fuerza, soltando el aire por la boca — Te justificas diciendo que Dios es injusto... ¿Y te diste cuenta ahora? ¿después de... no sé, 500 años? Y creo en Dios desde que te conocí, que no sea muy amigo suyo es otra cosa. Alardeas de que protegiste a esa mujer, pero lo que has hecho ahora es ceder a todo lo malo de este mundo por puro egoísmo. Pensándolo fríamente, los humanos nos merecemos esto ¿sabes?. El libre albedrío es nuestra bendición a la vez que nuestra maldición. Dios decidió dárnosla porque como la historia demuestra, no dejamos de matarnos los unos a los otros por recursos, por tierras y por lo más insignificante de todo, por ideología. Ha presenciado como su defectuosa creación se destruye desde el principio por lo que ha decidido quedarse como observador, pero aún así ha seguido dando oportunidades no solo en vida; mandando a la Tierra a los ángeles para protegernos, y a los descendientes de éstos, los nefilims para ese mismo fin; sino también en la muerte donde se juzgara por sus acciones si su última estancia será en el cielo o en el puto infierno. No se tú, pero creo que es lo que nos hemos ganado y podría haber sido peor — consigo levantarme gracias a que me estoy calentando del coraje — Al final voy a saber más historia divina que tú, y puedo reconocer que en un principio me equivoqué al decir que Dios me arrebató la ayuda cuando se te llevo. La culpable fuiste tú. Fracasaste como Ángel por negarte a matar a un demonio, fuese tu hermana o tu vecina del quinto, me da igual, la que erró fuiste tú y de lo que eres también eres responsable.

No dije nada cuando dijo que hará daño a todo aquel que haga el mal ¿quién se creía que un demonio, un ente maléfico por excelencia,  acabara con el mal del mundo? ¿Se estaba riendo de mi? Además, me olvidé de esa absurdidad cuando me dice que sabe de mi y de Emily —. Una buena forma de justificar que me estabas espiando — ironicé. Notaba su falta de paciencia pero eso no me inquietaba, no cuando había metido a Emily y estaba metiéndose en un terreno demasiado delicado que ella quería utilizar para seguir chantajeándome. Ya había comprobado que podía aguantar mis propias tentaciones, pero fue audaz usando las de Emily.

"Jamás podrás darle lo que ella desea mas que nada en este mundo"

Eso era verdad. Ese era lo que Emily ansiaba con todas sus fuerzas pero que su naturaleza se lo impedía. Dudé. Permanecí en silencio un rato, notando calambres en mis manos de lo fuerte que las tenía cerradas, sintiendo mareos y nauseas, percibiendo como  el pecho  me dolía como si me hubieran clavado una daga ardiente. Bajaba la mirada confuso, con los ojos tristes y rebosantes de lágrimas que esta vez sí que se desbordaron por mis mejillas. Tal vez fuese esa la primera vez que lloraba en demasiado tiempo y  se lo debía a la crueldad de Inocence.

No... — susurré tan bajo que supe que ella no me había oído —No — dije en un hilo de voz pero logrando que la negación llegara a sus oídos —. Bajo esa condición ella jamás aceptaría engendrar un hijo sin importar cuanto lo desee, porque era al contrario que tú, es buena y no se dejaría arrastrar por la desesperación ni por egoísmo a sabiendas de que hay un trato demoníaco de por medio. Es mucho más fuerte que tú y yo me apoyo en ella, porque de no hacerlo y ... aceptar lo que me propones jamás me lo perdonaría. Es más, me odiaría. Quiero que me quiera, quiero ser su alternativa para ser feliz — limpié bruscamente con el dorso de mi mano mis ojos, despojando de paso esa mirada lastimera y convertirla en una de odio — Ah, por cierto. Mi alma no está en venta, le pertenece a ella como habrás deducido.  



I Hate you, pelusilla ¬¬:
avatar
Mensajes : 578

Reliquias : 319


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t4552-jackson-evanshttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t4556-rs-jackson-evans#36615http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t4570-jackson-evans-cronologia
Mundano/a, con La Visión

Volver arriba Ir abajo

Re: Juego de sombras // Jackson Evans

Mensaje— por Invitado el Jue Jul 23, 2015 6:18 pm

Ya aquel maldito humano me estaba sacando de mis casillas, y eso era algo que no podía evitar. Como demonio ahora pesaban en mis hombros los siete pecados capitales que son los antagónicos a las siete virtudes celestiales.

Quiero que me quiera, quiero ser su alternativa para ser feliz

¿El muy bastardo se estaba sacrificando por la bruja?, aquello hizo sacar toda mi esencia demoníaca, haciéndome extender mis alas y que mis ojos se volvieran completamente negros, así como mis manos se volvieran dos garras de largas uñas negras- ¿Te sacrificas por ella?- dije de forma siseaste ya que mis dientes estaban muy apretados por la fuerza que imprimía en mi mandíbula mientras me acercaba lentamente a el, el viento soplaba con fuerza a aquella hora de la noche haciendo que mi cabellera florara a mis espaldas, se estaba sacrificando. Dios le habia dado las herramientas a Jackson para combatirme, pero en aquel juego, a la larga yo seria la ganadora, no le permitiría arrebatarme aquella alma y de no poder poseerla la destruiría por completo.

Ah, por cierto. Mi alma no está en venta, le pertenece a ella como habrás deducido.

Aquellas palabras hicieron que mi ira se remontara a consecuencias apocalípticas, sin pensarlo dos veces estire mi brazo para apresar su cuello en mi garra, pero nada mas mi piel toco la suya sentí como esta comenzaba a quemarse, aun asi no lo solte y atraje su rostro cerca del mio mientras aguantaba aquel dolor tan grande- ¿Crees que tu alma le pertenece a ella, pero tu alma es mía Jackson Evans, recuerda mis palabras- lo solté con fuerza imprimiendo buena parte de mi poder actual haciéndole caer de bruces al suelo, camine hacia el mirándolo con desprecio- Enhorabuena- dije con sarcasmo patente- la maldita marca que imprimí en ti funciona, me a dolido los mil infiernos por intentar partirte el cuello, pense que no servia cuando me abrazaste pero ya veo que funciona diferente, ningun demonio podrá tocarte si desea lastimarte- dije mostrando mi mano quemada, la runa estaba activa, a pesar de ya no poseer mi antigua naturaleza- Pero ahora te diré que tu alma sera mía de una maldita forma u otra ¿Sabes porque Jackson?- pregunte mirándolo con diabólica diversión- Porque eres un maldito humano, y aunque has elegido sacrificarte por amor a tu brujita, llegara un tiempo en que dejaras de ser humano. Un vampiro o un licantropo, sabes cual es tu problema con ello que al infectar tu cuerpo con esa naturaleza tu alma sera corrompida a los ojos del creador y esta estará condenada inmediatamente al infierno y ahí seré yo la que te hará desear durante toda la eternidad haber hecho un trato conmigo

En ese momento entendí el placer de mi hermana al torturar almas en el infierno. Esa era su forma de vengarse de los hombre. De mi garganta broto una terrible carcajada al comprenderlo ya que entendí que yo también disfrutaría torturando el alma de aquel mortal de caer esta al infierno - Manten tu alma humana Jackson y muere como humano y no podre tener tu alma, pero tampoco te atrevas a tener descendencia alguna porque vendré por ellos a tentarlos igual que lo he hecho contigo. Sigue siendo humano y no tengas vida alguna y así lograras salvar el futuro de tus hijos porque ten en cuenta esto. Dios me puso en tu camino para salvarte, es gracias a mi influencia que haz sido capaz de negarte a mi pero ¿de llegar a tener hijos podrán ellos negarse a mi cuando tu ya no existas?
avatar
Invitado
Invitado
está

Volver arriba Ir abajo

Re: Juego de sombras // Jackson Evans

Mensaje— por Jackson Evans el Jue Jul 30, 2015 10:54 am

JUEGO DE SOMBRAS

Mis mejillas continuaban húmedas y brillantes bajo la escasa luz de luna que se proyectaba sobre nosotros. Algunas lágrimas habían sido absorbidas  por la comisuras de mis labios... sabían a sal y a dolor; aquel tipo de sabor que deseaba que Inocence experimentara otra vez, o que intentara recordar para que supiera lo que se sentía, pero era inútil, ella ya había perdido su empatía y su amor hacia la humanidad. Mis ojos vidriosos se clavaron en los suyos para responder a la pregunta que formuló entre dientes, frustrada. Estaba empezando a enfadarse, lo sabía, aún así le respondí.

Hasta el fin de mis días — dije de forma desafiante, tratando de imitar ese siseo y deformando todo mi rostro mientras dejaba escapar esas palabras. Ella explotó. Todo su ser se despojó del camuflaje que había estado usando para que yo confiara en ella, caminó lentamente y entonces sus manos se abalanzaron hasta aprisionar mi cuello. De mi garganta surgió un gorgojeo, me asfixiaba. Removía con fuerza todo mi cuerpo, mis manos se colocaban por inercia alrededor del brazo del demonio para intentar en vano apartarla de mi. Mi pecho ardía sediento de aire, dolía, si no me soltaba pronto estaba seguro que me desmayaría en poco tiempo pues a causa de mi enfermedad respiratoria no duraba demasiado tiempo en esa clase de amenazas...

Por fortuna me soltó pronto lanzándome un par de metros hacia atrás, la arena pudo amortiguar un poco el golpe pero aún así me hice daño en la espalda. Mareado me llevé ambas manos al cuello masajeando su fina piel y dando bocanadas desesperadas como la de un pez  cuando sale del agua. Mientras intentaba recuperarme escuchaba el fiero discurso de Inocence. Parecía que la marca que me otorgó para prometerme de Justine también lo hacía de ella... irónico, Inocence me salvó de sí misma —. Eso de tocarme... es relativo — repliqué muy frustrado entre toses al decir que ninguno me podría tocar. Joder, vaya que no. Aunque no me pudo romper el cuello, todavía sentía el ardor de sus garras sobre mi cuelo y mi espalda recordará éste momento. Estaba enfadado pero ese sentimiento volvió a retroceder para dar paso de nuevo al miedo, no, más que miedo, horror. Le miré desde el suelo,  semitumbado en la arena, escuchando la cruda promesa de que volvería a por lo que según ella era suyo: mi alma. A sus palabras mi cuerpo reaccionó, los vellos de mi piel se erizaron y mi corazón continuaba latiendo a una marcha insana. Mi respiración tampoco iba bien, cada vez que cogía aire se escuchaba un desagradable pitido y mis pulmones sentían que lo que llegaba no era suficiente, necesitaban ayuda. Con lentitud cogí el inhalador y lo usé hasta tres veces.

Así que me esperaba una eternidad en los infiernos si me convertía en vampiro, ser licántropo lo había desechado porque no otorgaba la inmortalidad sino que me haría más longevo. ¿Qué había de verdad en sus palabras? El cuerpo de Emily también estaba infectado por ser bruja, ¿ella también iría al infierno a pesar de ser todo bondad? Era una selección bastante injusta pero de ser cierto no podríamos evitarlo. De todas formas no tenía nada decidido de momento, aún quedaba mucho tiempo pues tenía miedo; yo no... quería perder mi humanidad pero lo terminaría haciendo para estar con ella.

Si es verdad lo que dices y no te lo estás inventando... búscate un sillón cómodo ahí abajo porque tardaré mucho tiempo en bajar. Siendo inmortal será difícil morir y obviamente no voy a permitir que eso ocurra, es por eso precisamente por lo que me  planteo la inmortalidad. Ésta vida sí que me parecerá un infierno si no la paso con ella.

Me fui levantando poco a poco, apretaba la mandíbula del dolor que sentía en la espalda pero al menos pude ponerme en pie, eso sí, mis piernas parecían dos gelatinas de lo que temblaban. El sonido de su maléfica carcajada me abofeteó pero fueron sus palabras las que me apuñalaron el corazón. Dudaba mucho que tuviese descendencia si no era con Emily, si ella me aceptaba... claro... pero imaginarme lo que haría Inocence de ser posible me hizo estremecer. Entonces me di cuenta... qué estúpido fui, mi antigua protectora acababa de anular la posibilidad de seguir siendo humano y rehacer mi vida si Emily rechazaba mi amor, porque de hacerlo, de tener hijos, éstos quedarían condenados a una vida de calamidades pues serian perseguidos por ella hasta el final de sus días. Habría creado seres para que sufrieran y yo con ellos como padre. Inocence me estaba reconduciendo hacia una vida sobrenatural para que terminase con esencia demoníaca en mis venas y ser suyo algún día. Daba igual el tiempo que pasara, doscientos, quinientos, miles de años... que ella esperará por mi.

Viviría con miedo como humano y como ser inmortal porque por ambos caminos ella me daría caza para torturarme, por haberla retado de esa manera y haberle negado mi alma que ya ni siquiera a mi me pertenecía. Con gesto lastimero la miré con desesperación, negando con la cabeza y llevándome una mano a la altura del pecho para agarrar con fuerza la camiseta, como si eso fuese aliviar la opresión que sentía. Toda valentía se había desvanecido — Me estás arrebatando el sentido de querer seguir viviendo... ¡Joder, Inocence! ¡¿Por qué me haces esto?! — volví al estado de negación irremediablemente porque sentía tanta impotencia y pavor que ya no podía pensar con claridad — Déjame ir, déjame... — murmuré cansado  caminando hacia atrás despacio al principio pero luego empecé a correr. Se acabó. No quería seguir allí porque me estaba consumiendo.


OFF: Está en tus manos si lo dejamos aquí o no, ya que Jack no lo soporta más por lo que intenta huir. chan chan chan!




I Hate you, pelusilla ¬¬:
avatar
Mensajes : 578

Reliquias : 319


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t4552-jackson-evanshttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t4556-rs-jackson-evans#36615http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t4570-jackson-evans-cronologia
Mundano/a, con La Visión

Volver arriba Ir abajo

Re: Juego de sombras // Jackson Evans

Mensaje— por Invitado el Miér Ago 05, 2015 5:50 pm

Su miedo era como una droga que comenzaba a causar adicción a mi ser, el miedo me alimentaba y me hacia mas fuerte, me llenaba de placer y poder y esa sensación era excitante y agradable. Poder, quien diría que yo, un antiguo ángel de los cielos ahora anhelara el máximo poder, pero aquello era verdad y ahora mas que nunca entendía el porque mis antiguos colegas habían descendido al infierno. Dios deseaba ser el único ser omnipresente y omnipotente, el muy maldito arrogante deseaba ser el único ser poderoso en el mundo. Se jactaba de haber creado a todos los seres a su imagen y semejanza pero esa era la mayor falacia en el universo

-Oh Jackson ¿Crees que no puedo ser paciente? ¿Crees que solo esperare a que seas inmortal para venir tras de ti?- pregunte impreimiendole toda la maldad posible a mi voz- No cariño, esperare a que disfrutes y te adaptes a tu inmortalidad, a que saborees las mieles de la felicidad, a que creas que estas a salvo y cuando ya disfrutes de todas y cada una de esas cosas atractivas de la vida inmortal te las iré arrebatando una por una- dije sonriendo en un tono de voz suave y dulce, si.. la venganza, yo era un demonio de la venganza y disfrutaría vengándome de aquel humano que se habia atrevido a salvar su alma y no entregarmela

"Ésta vida sí que me parecerá un infierno si no la paso con ella. "

Sonreí al recordar sus palabras, esa frase final, no podría vivir sin ella y yo seria feliz de arrebatarle su razón de vivir. El muy idiota me habia dado el arma con la cual destruiría su existencia. Su desesperacion era musica para mis oídos, el sentirla me hacia desear reír de forma cruel pero solo le dedicaba una amplia sonrisa

"Me estás arrebatando el sentido de querer seguir viviendo... ¡Joder, Inocence! ¡¿Por qué me haces esto?!"

Ahí estaba, la frase que necesitaba, su rendición, su negación... el que pensara que no tenia salvación... Oh, nuevamente le podía ganar la partida a Dios, un alma llena de desesperación, un alma que no veía luz tras el túnel de oscuridad, solo un destello habia en la vida de Jackson Evans y ese destello tenia nombre y apellido y se llamaba Emily Yates. Alce la mirada a los cielos burlándome de aquellos que alguna vez fueron superiores en rango a mi, podía escuchar como Jackson se alejaba torpemente por la arena- No me haz ganado dios, aun puedo condenar esta alma- reí divertida y alce el vuelo para caer ante Jackson nuevamente frente a el. Lo observe con mis ojos oscuros, debía darle una ultima estocada, debía minar su fe y sencillamente destruiría al espíritu guerrero que se habia empezado a formar dentro de el. Extendi mis alas negras como la media noche, mi glamour habia vuelto a cubrir mi cuerpo menos mis ojos, era casi la representación del ángel de la muerta ante el - Recuerda estas palabras Jackson Evans. dios no da segundas oportunidades- dije mintiendo de manera bellaca ya que bien sabia yo que si las daba- pero yo si las doy. Conozco tu deseo, conozco el deseo de la bruja que amas, aun puedes cambiar de parecer en cuanto a mi propuesta; si es así dile a ella que me invoque, ve con tu bruja y dile que puedo darle su humanidad para estar contigo hasta que la muerte los separe- le dije de forma teatral- oh puedo darte a ti la inmortalidad... solo por un simple precio, algo nimio - lo sujete de la barbilla y esta vez su piel no me quemo, mi ira homicida habia pasado, ese era un dato interesante, le di un beso en los labios y después me separe de el, para ascender en vuelo a los cielos nocturnos y dejarlo ahí con sus cavilaciones
avatar
Invitado
Invitado
está

Volver arriba Ir abajo

Re: Juego de sombras // Jackson Evans

Mensaje— por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
está

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.