07/08 - Estimados habitantes del submundo. ¡Aquí tenéis las noticias con las actualizaciones/nuevas propuetas/ideas del foro! ¡Pasaos cuanto antes a echar un ojo!


10/06 - Estimados habitantes del submundo. Ahora tenéis una forma de llevar el recuento de las habilidades especiales de vuestras armas. ¡Sólo tenéis que pasaros por este tema para tener al día el tiempo que os queda hasta la próxima recarga! ¡Pasáos cuanto antes!


04/06 - Estimados habitantes del submundo. Como habréis comprobado, la raza de los nefilim vuelve a estar abierta para todo el mundo <3 Y aunque aún no ha habido actualización de noticias... ¡no desesperéis! ¡Que antes de lo que podáis pensar estarán en vuestra bandeja de entrada ardiendo con el fuego celestial!


31/03 - Estimados habitantes del submundo. Como habréis comprobado, la raza nefilim tiene las letras en rojo en el censo del tablón. Eso indica que, hasta nuevo aviso, la raza está temporalmente cerrada por sobrepoblación. Sin embargo, antes de llevaros las manos a la cabeza definitivamente, esperad a tener un nuevo aviso por nuestra parte, pues estamos sopesando algunas cositas. ¡Un saludo! <3


07/03 - ¡¡Queridos habitantes del submundo!! ¡Aquí llegan las últimas noticias del foro! ¡Leedlas atentamente y no perdáis ni un solo detalle!


27/02 - ¡¡Queridos habitantes del submundo!! Queremos anunciaros que la limpieza de este mes de febrero se realizará entre los días 02 y 03 de marzo, para que tengáis tiempo de poneros al día. Así mismo, estimaremos que las noticias del mes saldrán esta misma semana, aunque sabemos que ya vamos con imperdonable retraso. ¡Perdón por las molestias y gracias por vuestra atención!


07/01 - ¡¡Queridos habitantes del submundo!! Queremos anunciaros que hemos recuperado el dominio del foro satisfactoriamente, de modo que podéis volver a utilizar la dirección anterior, www.cazadoresdesombras-rpg.com, sin ningún problema. Por otro lado, hoy se han realizado las limpiezas del foro. ¡Sigamos trabajando y pasándolo bien como hasta ahora, y perdón de nuevo por las molestias!


02/01 - ¡¡Feliz año nuevo a todo el mundo!! Con motivo de la llegada del ansiado 2017, hemos decidido daros un pequeño regalito. Si miráis en vuestra reserva de reliquias... ¡veréis que han aumentado considerablemente! Es un premio a todos los usuarios que se registraron antes del 01 del 01 por vuestro apoyo ^^Recordaros, además, que las limpiezas se realizarán al final de esta semana. ¡Apurad los últimos post para no perder vuestro color!


31 # 44
23
NEFILIMS
3
CONSEJO
11
HUMANOS
10
LICÁNTRO.
8
VAMPIROS
9
BRUJOS
4
HADAS
5
DEMONIOS
0
FANTASMAS

Todos nos ocultamos detrás de mascaras // Emily Yates // Privado

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Todos nos ocultamos detrás de mascaras // Emily Yates // Privado

Mensaje— por Invitado el Lun Ago 31, 2015 4:26 pm

Todos nos ocultamos...
→ Sabado → 20:00 → Teatro  


*~*~*~*~*~*~*~*~*~*~*~*~*
Una hora atrás

- ¿Como me veo?- le pregunte a la humana que estaba detras de mi, esta era una de las pocas criaturas esclavizadas que poseia. Recordé con una sonrisa como aquel demonio me habia indicado que mi gusto particular por tener esclavos humanos se parecia mucho al estilo de los vampiros pero no me molestaba en lo absoluto. Incluso me eran de gran utilidad porque eran humanos que poseían la visión

- Se ve como usted madame LeBlois pero a la vez no- dijo la humana ladeando la cabeza

- Explícate- le ordene girándome para verla, pregunte ocultando el talismán que colgaba de una cadena de oro en en amplio escote y este descanso oculto entre mis senos, la mujer bajo la mirada asustada

-Pues, mi señora- dijo titubeante antes de alzar la mirada- sus alas ya no se ven negras como las de un cuervo, en realidad están algo coloridas parecen los colores de una guacamaya, tiene plumas verdes, rojas, anaranjadas, amarillas, incluso algunas blancas. Su piel se ve color azul y no blanco marfil y su cabello tiene esas mismas tonalidades de sus alas; no se ve como usted mi señora

Asentí de forma apreciativa a su descripción. Yo no podía ver el efecto del talismán que habia comprado en mi misma pero la humana me era de ayuda. Sin duda alguna no me veía como un demonio tal cual habia aseverado la fantasma y eso era bueno- Retírate, ya sabes lo que debes hacer cuando ella llegue

La humana hizo una leve reverencia y se retiro dejándome sola para terminar mi vestuario. Sin duda mi colorido aspecto seria ocultado a los humanos por mi glamour pero la bruja me vería como una igual a sus ojos y eso era lo que yo deseaba

*~*~*~*~*~*~*~*~*~*~*~*~*

El teatro era una de las cosas que mas me apasionaban, un arte al cual habia admirado como humana, como ángel y ahora como demonio. La capacidad de convertirte en otra persona, de ser alguien que no eres y que de cierta forma anhelas ser, el teatro es un mundo expuesto al mundo, donde las mascaras ocultan los defectos y los diálogos enamoran al publico, de esa forma era que habia logrado amar a los humanos en el pasado y que en el presente me hacia perdonarles su sucia existencia.

Aquella noche en particular, se representaba en el teatro  una obra la cual ame al verla escrita y que fue una de mis favoritas por su veracidad en cuanto al contenido, podia decirse incluso que el escritor habia sido dirigido por un ser celestial y por uno infernal al escribirla, La Divina Comedia de Dante Alinghieri...

Había hecho que el director del grupo de teatro versionara aquella novela en la cual Dante descendía a los infiernos acompañado del poeta y filosofo Virgilio, su paso a través del Purgatorio y su posterior ascenso a los cielos de la mano de su amada Beatriz, un ángel de luz, habia instruido al director también que yo seria la única que representaría a aquel personaje, seria mi chiste particular ya que la mayor parte de aquellas almas ya me pertenecían y ahora en lugar de llevarlas al camino de la redención yo era el ángel que los llevaba al camino de la perdición. Aquella obra tenia un matiz especial para mi también pues atraería a aquella bruja que habia despertado mi curiosidad y que me resultaba bastante molesta ya que se habia atravesado en mis planes, le habia enviado una entrada de la zona VIP en los palcos para que apreciara en toda su belleza la representación así como una nota a la cual la convocaba una amiga y la que firme con el nombre de una antigua y desaparecida bruja a la que muchos brujos conocían solo de referencia pero que hacia siglos no se habia dejado ver ni se habia escuchado mas de ella. Las versiones sobre dicha bruja es que habia muerto a manos de cazadores o de brujos, pero la verdad era solo una; la misma se habia cansado de la vida inmortal con ya 400 años de existencia y convoco a su progenitor para venderle su inmortalidad y así librarse de las cadenas que al ataban a este mundo, la bruja ahora tendría casi 900 años de existencia inmortal y yo le habia conocido así que no me seria dificil usurpar su identidad aquella noche ya que después de todo se trataba de un mito al cual yo podría usar a mi favor, el nombre de aquella bruja habia sido Monique Latiffe y habia sido hija de una demonio y Lord del antiguo reino Franco, siendo humana habia escuchado historias de aquella noble baronesa mas cuando ascendí como ángel supe que se trataba de una bruja.

Cuando estala obra termino y después de recibir los aplausos y ovaciones del publico una de las humanas a mi cargo se me acerco - Madame LeBlois, ella la esta esperando- mire a la chica y asentí despidiendola con un gesto de mi mano, elogie a los actores y con paso seguro me dirigí a mi camerino privado donde la bruja me aguardaba, abrí la puerta y sonreí abiertamente mientras parte de mi rostro aun se encontraba oculto tras la mascara- Madame Yates, un placer conocerle por fin en persona- dije con un marcado acento francés el cual no debía fingir ya que se trataba de mi lengua materna- Victorique LeBlois, por lo menos en esta vida, aunque ya he tenido tantos nombres que a duras penas puedo recordarlos- me presente extendiéndole mi mano, aquel era el nombre falso que usaba en el mundo de los humanos, un nombre que habia pertenecido al ultimo miembro de mi linaje y cuya hija ahora estaba en mis manos; me quite la mascara y camine hasta el mini bar que estaba en la oficina - ¿Deseas algo de beber  Matadragones?- pregunte mirando a la chica de cabellos azules

avatar
Invitado
Invitado
está

Volver arriba Ir abajo

Todos nos ocultamos...
→ Sabado → 20:00 → Teatro  
Era el día acordado, y Emily observó aquella invitación con la misma desconfianza que en el momento en que la había recibido.

El mensajero que la había traído hasta su puerta había observado con cierto asombro el ceño fruncido, la mirada inquisitoria y los labios que se habían apretado en su rostro generalmente calmado, suave, tranquilo y sonriente. El pobre hombre probablemente había intuido que no suponía nada bueno para la joven bruja, e incluso había comenzado a excusarse estúpidamente con cosas que no venían a cuento. La joven había tenido que tranquilizarle diciéndole que no sucedía nada, que simplemente no se esperaba algo así tan repentinamente, y después le había despedido sin darle mucha opción a responder.

Había caminado sin mirar hacia el salón, donde Dina veía una película, y se había dirigido hacia su habitación para examinar más detenidamente la nota. Estaba firmada por una bruja que se había firmado como LeBlois, que la invitaba la ópera para ver la representación de la Divina Comedia porque quería tratar de algún tema con ella que no especificaba. Sonaba tan tremendamente sospechoso todo que no supo qué pensar, y durante los primeros días se había limitado a dejarla encerrada dentro de uno de los cajones de su escritorio. Únicamente la extraía para intentar ver algo acerca de la historia de la tarjeta, pero sus visiones nunca eran claras, lo que la tenía horriblemente desconcertada. No es que fuese la bruja más poderosa del mundo, pero su poder nunca le había fallado; mucho menos en circunstancias relajadas, como aquella.

El tiempo se había ido sucediendo, y Emily no había tenido muy claro qué hacer hasta el último momento, cuando se había encontrado mirándose al espejo. ¿Debía ir a esa cita tan sospechosa o no? Con el labio inferior mordisqueado por los nervios y el corazón latiéndole con fuerza dentro del pecho había optado por no hacer caso de su sentido común, que le decía que no se embarcase en semejante operación estando sola, sin garantías de nada. Pero tenía la desazón, la mala sensación de que si no acudía a ese encuentro, LeBlois podía llegar a tomar represalias. Y estaba claro que sabía dónde vivía...

Con cierto revuelo e intentando ignorar las insistentes preguntas de Dina, que no hacía más que querer saber a dónde iba y por qué se estaba arreglando tanto, Emily se enfundó en el vestido que había llevado la fatídica noche de San Valentín, los mismos zapatos, y cambió el color de su cabello gracias a su magia. Volvía a parecer la misma chica del instituto que iba haciendo que sus odiosas compañera se cayesen de la silla, pero cerca de los treinta ya. También se había puesto el elegante collar que le había regalado Layla, y le había dicho a su abuela que no la esperase despierta.

Antes de salir de su habitación, no obstante, había memorizado el cuchillo que le había regalado Jackson por su cumpleaños el año anterior con todos los detalles que podía, para hacerlo aparecer una vez hubiese superado la seguridad de la entrada del teatro. Tenía su magia, sí, pero nunca se sabía qué podía suceder.

El trayecto hacia el teatro se le pasó tan rápido que ni se dio cuenta. Se limitó a mandar un par de mensajes: uno a Jack a través del móvil, banal y estúpido, para que supiese que estaba bien, y otro a Danielle, que informándole de que estaría fuera y que si le hacía llegar algún mensaje más con fuego que intentase dar con ella. No quería preocuparle, pero tampoco se sentía bien si no alertaba a alguien de que quizás iba a terminar metida en algún embrollo. Sólo esperaba que el rapapolvo que le iba a caer luego de su maestra y amiga no fuese demasiado grande.

La obra, por el contrario, le resultó insoportablemente larga. Casi parecía que los actores estaban yendo despacio a propósito, porque Emily no podía creer que el tiempo pudiese pasar tan despacio, por muy bruja que fuese. No hubo suficientes aplausos que dar cuando por fin terminó el tedio, y con el corazón de nuevo latiéndole rápidamente dentro del pecho, salió del palco donde le habían reservado el asiento para encontrarse con que una joven humana le estaba esperando. Sin muchas indicaciones, casi sin cruzar una palabra con otra con ella, le indicó hacia dónde debía dirigirse, y con la misma carencia de sentimientos le pidió que aguardase, que su anfitriona no tardaría en llegar. La joven bruja chasqueó la lengua dentro de la boca, se quitó el abrigo, se aseguró el cuchillo debajo del vestido, en uno de los muslos, y se soltó el peinado, permitiendo que su pelo adquiriese el color habitual. Cada vez estaba más largo, se dijo mientras lo acariciaba con los dedos. Pronto tendría que cortarlo otra vez...

Entonces las puertas se abrieron, y tras ella apareció una hermosa mujer con el cabello realmente colorido, la piel azul y unas bonitas plumas en la espalda que hacían juego con su melena. Emily respiró lentamente, guardando la compostura, tranquilizándose y escondiendo cualquier muestra de que pudiese estar nerviosa tras una coraza. No fue difícil para ella. Era algo que había descubierto recientemente que podía hacer con relativa facilidad; a fin de cuentas, llevaba escondiendo sus sentimientos debajo de una cúpula desde que era una niña. Aquello no difería demasiado.

Emily Yates. Aunque está claro que usted ya sabe quién soy.

Sonrió brevemente, por cortesía, y tras estrecharle la mano un escalofrío le recorrió el cuerpo como una exhalación. Una pulsación empezó a golpearle de forma casi dolorosa en la sien, advirtiéndole de algún peligro que a simple vista no había podido percibir. Su presencia le incomodaba tanto que la piel se le erizaba. Un hedor, familiar y desagradable, le llegó a la nariz. En ese momento no supo ubicarlo, porque no lo percibía claramente al estar disimulado bajo el aroma de la habitación, el perfume que debía de llevar la mujer y el suyo propio. Pero estaba allí, debajo de toda la amalgama de olores que se mezclaban en el ambiente. Resultaba difícil de soportar, pero intentó disimularlo. ¿Dónde he olido yo antes algo así? Intentó recordarlo mientras la observaba pulular por la habitación, con los dedos entrelazados frente al regazo. Cuando utilizó su apodo Emily frunció ligeramente el ceño, pero habló con tranquilidad.

No, gracias, estoy bien. No quisiera ser descortés, señorita LeBlois, pero me gustaría saber por qué me ha invitado a la ópera y qué quiere de mí exactamente. Si fuese cualquier otro tipo de subterráneo lo entendería, porque suelen venir a mí buscando de mi magia. Pero, ¿usted?

El tacto frío del cuchillo contra el muslo le otorgaba cierta tranquilidad, y al mismo tiempo la mantenía alerta. ¿Quién demonios era esa mujer, por qué la había citado y por qué no podía dejar de sentirse alerta en su presencia?


Última edición por Emily Yates el Miér Feb 24, 2016 3:31 pm, editado 1 vez


There's a lady who's sure all that glitters is gold, and she's buying a stairway to heaven

Emily Yates
Don't mess up with us!:
avatar
Mensajes : 1123

Post de rol : 1320

Temas : 5/4


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t5208-emily-yateshttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t5234-emily-yates#43065http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t5233-emily-y-sus-encuentros-poco-oportunos
La
Matadragones

Volver arriba Ir abajo

Re: Todos nos ocultamos detrás de mascaras // Emily Yates // Privado

Mensaje— por Invitado el Sáb Ene 23, 2016 11:21 pm

Todos nos ocultamos...
→ Sabado → 20:00 → Teatro  


- Por favor, llámame Victorique o Vic como prefieras. Creo que podemos hablarnos con confianza siendo quienes somos después de todo- dije en toda respuesta sonriendo con diversión. debia de recordarme que aquella triste bruja era la que se interponía en mi camino hacia el alma de Jackson, no era sencillo el corromper aquella alma y yo muy bien lo sabia. Podía ver en sus ojos su férrea determinación y por lo que habia escuchado e investigado de ella era alguien bastante tenaz y testarudo. Tome asiento frente a ella con una copa de vino en mi mano- Te invite a la opera porque esta casa de opera me pertenece, desde hace siglos me ha pertenecido aunque suele cambiar de nombre de propietarios para no llamar la atención de los mundis, esta es mi casa cariño es mas fácil pasar desapercibido de tanto humanos como subterraneos en este lugar, cuando no estoy aqui puedes conseguirme en Idris, aunque no podemos entrar en Alacante o vivir entre los cazadores tengo una hermosa casa de campo en ese lugar - me encogí de hombros como si le restara importancia a aquel hecho, bebí un sorbo del vino tiempo en mi copa cuando al puerta se abrió y mi asistente entraba para traernos una bocadillos y retirarse silenciosamente- Gracias cariño- le dije sonriendo a la humana la cual se retiro ruborizada, era fácil atraer a los humanos con los encantos demoníacos que poseía

- Como has dicho, no entiendes porque te he llamado. No deberías ser tan modesta Emily- le regañe divertida riendo por lo bajo- Una bruja tan joven como tu haber alcanzado tal renombre luego de los sucedido en el hotel de ese vampiro, tu reputación te precede y mas en este mundo de inmortales ¿Cuantos años tienes?, por lo que veo no debes tener aun ni media centuria de vida, quizás hasta tienes menos. Tu maestra si es que la posees debe estar muy orgullosa de ti, yo lo estaría particularmente- volví a beber un trago de mi copa de vino y tome unos dátiles de la bandeja que habia traído la humana- Por favor sírvete- le invite- ¿Donde te vez dentro de docientos años cariño? - pregunte fingiendo interes - Siento interes, espero que no te moleste no todos los siglos se ve a alguien como tu, conozco la reputación de algunas brujas poderosas incluso estuve al corriente de que muchos de los brujos mas antiguos se reunieron en el hotel de aquel vampiro. Pero eres un diamante en bruto Emily y para mi seria un placer verte brillar,a mas la inmortalidad no es para todos, algunos brujos se han perdido en el paso de los siglos y las joyas son las mas rápidas en perder su belleza, quizás su poder radica en su humanidad y esta es una atadura muy poderosa a las puertas del dolor

Aquella pregunta tenia un propósito concreto, el que ella meditara abandonar su inmortalidad. Brujos mas antiguos lo hacian pero el perder la humanidad después de docientos años de existencia era perder la vida misma, habían brujos que no resistían el peso de esto y terminaban otorgando su inmortalidad a sus progenitores. esta era una de las razones por las cuales los demonios tenían hijos con los humanos, cuando estos alcanzaban cierta edad acudían a sus llamados para liberarlos de sus ataduras inmortales y ellos desaparecer en el olvido

avatar
Invitado
Invitado
está

Volver arriba Ir abajo

Todos nos ocultamos...
→ Sabado → 20:00 → Teatro  
Emily frunció los labios levemente de forma inconsciente, aunque enseguida disimuló la mueca y pasó el peso de una pierna a la otra mientras observaba a la bruja que estaba frente a sí. Victorique o Vic, ¿eh? En realidad siempre había llamado a la gente por su nombre aunque fuesen de una edad bastante más avanzada que la suya, y no tenía por qué desconfiar de ella, salvo por ese pulso que tenía en las sienes. Suspiró, intentando tranquilizarse. La paranoia le estaba persiguiendo a base de bien y tampoco tenía motivos para sospechar de esa mujer, aunque toda esa invitación le siguiese pareciendo de lo más sospechosa. Tomó asiento cerca de ella cuando la mujer hizo lo propio, pero no hizo ademán de querer vino ni nada parecido. Tenía la boca del estómago cerrada a cal y canto en esos momentos.

Le sorprendió saber que los subterráneos podían tener casa en Idris, aunque tampoco sabía demasiado del tema. Danielle le había explicado brevemente algunas cosas acerca de los nefilim en su momento; ideas básicas sobre los Acuerdos y demás, pero tampoco habían ahondado demasiado en eso porque lo principal era aprender sobre magia... y sobre ellas mismas. En ese momento la echó de menos más que nunca, y se preguntó si se enfadaría mucho al saber que había acudido a semejante cita sin decirle absolutamente nada. Ella probablemente habría estado relajada, sonriendo con esa tranquilidad que le adornaba el rostro al saberse antigua y poderosa. Emily, aunque controlaba cada vez mejor su magia, se encontraba algo tensa, con las piernas cruzadas y la mirada distraída por el camerino cuando su anfitriona no hablaba. Respiró profundamente e intentó comportarse un poco como ella creía que lo haría su amiga; relajó los hombros y se reacomodó en su asiento, dispuesta a prestarle atención.

Quiso no sonrojarse cuando alabó el renombre que poseía, y no por falsa modestia; a ella nunca le había gustado llamar la atención, y lo que había hecho en el hotel aquella noche había sido para salvar a los demás, para ayudarles, no para ganarse la fama que al parecer tenía ahora. Detestaba que la gente le siguiese, que le pidiese favores con ojos suplicantes o que le implicase emocionalmente en algún tipo de situación sólo porque creyesen que su magia podía hacerles las cosas más fáciles. No se consideraba digna de admiración como tampoco consideraba haber hecho nada loable. Únicamente había salvado a la gente que quería en esa sala, y ya está. Las consecuencias seguían sin ser de su agrado, aunque le alegraba haber sido capaz de acabar con los problemas que les habían atormentado ese San Valentín.

No, no tengo ni cincuenta años. —Tampoco le dijo su edad exacta, pero la aproximación era cierta. De hecho, ni siquiera llegaba aún a los 30...

No parpadeó siquiera ante la mención de Danielle, aunque algo se movió dentro de ella. Ojalá estuviese orgullosa de su alumna; ojalá hubiese podido hacerle sentir orgullosa. Dan era siempre amable con ella, y había alabado siempre sus progresos, lo que siempre había entendido como una forma de decirle 'estoy orgullosa' sin hacerlo. A ella tampoco le había importado que no fuese explícito, porque entendía que había cosas que no siempre se conseguían decir. Prefería su amistad y su cariño por encima de todo lo demás.

No, gracias. No tengo hambre —rechazó su oferta—. Y lo cierto es que no me lo había planteado —contestó rápidamente a su pregunta, porque era cierto.

Generalmente no quería pensar en el futuro, porque el futuro implicaba soledad. No estaría su abuela, ni Charlie, ni Sarah, como tampoco estarían Mishka... ni Jack. La sola idea le desgarraba el corazón y prefería centrarse en el presente, porque si no, era capaz de hundirse de nuevo en la tristeza, en la oscuridad, y reptar de nuevo hacia la soledad. Y se había prometido que nunca volvería a apartarse de la gente que le quería y a la que quería. Las palabras de Victorique le sacaron de sus pensamientos, no obstante, haciéndole enarcar una ceja y vibrar, nerviosa, por dentro. ¿De qué estaba hablando? No entendía demasiado a qué se refería. ¿Acaso insinuaba que era poderosa porque tenía mucha humanidad en su interior, y que esa, al mismo tiempo, le haría sufrir? La segunda parte la conocía e intentaba asumirla para el devenir de los años, pero jamás se habría llegado a plantear que lo que para otros brujos y para los demonios era un defecto, fuese algún tipo de virtud. Desvió la mirada hacia la bandeja con dátiles, preguntándose de soslayo si debería coger uno.

No quiero ser descortés después de tus amables palabras, Victorique, pero no me considero un diamante en bruto, ni me considero especial ni diferente. Sólo soy una bruja más. Como has dicho, si yo no hubiese destruido al dragón de fuego -que yo considero fue más bien suerte que otra cosa-, cualquier otro de los brujos que había en la sala lo hubiese conseguido. Y tampoco creo, en el caso de que lo fuese, que eso tuviese que tener con mi mayor o menor grado de humanidad. Y, como te he dicho, no sé dónde estaré en doscientos años. Ni siquiera sé dónde estaré dentro de cincuenta, o de cinco. Es algo que he decidido no plantearme.


There's a lady who's sure all that glitters is gold, and she's buying a stairway to heaven

Emily Yates
Don't mess up with us!:
avatar
Mensajes : 1123

Post de rol : 1320

Temas : 5/4


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t5208-emily-yateshttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t5234-emily-yates#43065http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t5233-emily-y-sus-encuentros-poco-oportunos
La
Matadragones

Volver arriba Ir abajo

Contenido patrocinado
está

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.