10/06 - Estimados habitantes del submundo. Ahora tenéis una forma de llevar el recuento de las habilidades especiales de vuestras armas. ¡Sólo tenéis que pasaros por este tema para tener al día el tiempo que os queda hasta la próxima recarga! ¡Pasáos cuanto antes!


04/06 - Estimados habitantes del submundo. Como habréis comprobado, la raza de los nefilim vuelve a estar abierta para todo el mundo <3 Y aunque aún no ha habido actualización de noticias... ¡no desesperéis! ¡Que antes de lo que podáis pensar estarán en vuestra bandeja de entrada ardiendo con el fuego celestial!


31/03 - Estimados habitantes del submundo. Como habréis comprobado, la raza nefilim tiene las letras en rojo en el censo del tablón. Eso indica que, hasta nuevo aviso, la raza está temporalmente cerrada por sobrepoblación. Sin embargo, antes de llevaros las manos a la cabeza definitivamente, esperad a tener un nuevo aviso por nuestra parte, pues estamos sopesando algunas cositas. ¡Un saludo! <3


07/03 - ¡¡Queridos habitantes del submundo!! ¡Aquí llegan las últimas noticias del foro! ¡Leedlas atentamente y no perdáis ni un solo detalle!


27/02 - ¡¡Queridos habitantes del submundo!! Queremos anunciaros que la limpieza de este mes de febrero se realizará entre los días 02 y 03 de marzo, para que tengáis tiempo de poneros al día. Así mismo, estimaremos que las noticias del mes saldrán esta misma semana, aunque sabemos que ya vamos con imperdonable retraso. ¡Perdón por las molestias y gracias por vuestra atención!


07/01 - ¡¡Queridos habitantes del submundo!! Queremos anunciaros que hemos recuperado el dominio del foro satisfactoriamente, de modo que podéis volver a utilizar la dirección anterior, www.cazadoresdesombras-rpg.com, sin ningún problema. Por otro lado, hoy se han realizado las limpiezas del foro. ¡Sigamos trabajando y pasándolo bien como hasta ahora, y perdón de nuevo por las molestias!


02/01 - ¡¡Feliz año nuevo a todo el mundo!! Con motivo de la llegada del ansiado 2017, hemos decidido daros un pequeño regalito. Si miráis en vuestra reserva de reliquias... ¡veréis que han aumentado considerablemente! Es un premio a todos los usuarios que se registraron antes del 01 del 01 por vuestro apoyo ^^Recordaros, además, que las limpiezas se realizarán al final de esta semana. ¡Apurad los últimos post para no perder vuestro color!


25/12 - ¡Por fin se ha abierto el panel de inscripción para moderadoras/es! ¡Apuntáos cuanto antes! Además, administración quiere dejar constancia de que, con motivo de las fiestas, la nueva limpieza por inactividad se realizará entre los días 03 y 04 de enero. ¡¡De nuevo, Felices Fiestas, submundis!!


19/12 - ¡Las noticias de final de 2016 están recién sacaditas del horno! ¡Felices fiestas!


04/10 - ¡Aquí llegan el inicio oficial de la Trama Global! Seguid este caminito de baldosas amarillas para saber dónde están vuestros temas, quiénes participan y decidir en cual entrar. ¡Esperamos que lo disfrutéis mucho!


06/09 - ¡Aquí llegan los cambios en la ambientación y la trama y las noticias de agosto y septiembre! No dejéis de leerlas, porque dentro hay muchos cambios importantes.


31 # 39
22
NEFILIMS
4
CONSEJO
9
HUMANOS
9
LICÁNTRO.
6
VAMPIROS
11
BRUJOS
4
HADAS
5
DEMONIOS
0
FANTASMAS
Últimos temas

Un cliente poco frecuente [Zoe Nightale]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Un cliente poco frecuente [Zoe Nightale]

Mensaje— por Invitado el Lun Nov 09, 2015 5:35 pm

Nephthys estaba esa noche como otra cualquiera trabajando en aquel cochambroso bar que cada día odiaba más. En ese momento, estaba cambiando el canal del televisor porque al parecer había partido de baseball y ya más de un cliente se lo había insinuado. "Nenaaa... ¿Qué pasa...? ¿Que hoy no hay partido...?" Rumió más de uno con la voz aguardientosa que suelen tener todos los borrachos que frecuentan aquel lugar. La chica, hizo zapping durante unos minutos, buscando el canal donde se retransmitía el partido mientras oía murmullos de fondo. "Está muy buena, pero... es más tonta...." Y un coro de risas.

Resopló, cansada de aguantar aquel tipo de comentarios, menos mal que estaba de espaldas a ellos y no podían verle la cara de asco que estaba poniendo en ese momento. Al fin, encontró el canal y todos empezaron a silbar y aplaudir. Ella, rodó los ojos resignada, y dejó el mando de televisión bajo la barra para acercarse a los vasos y seguir secándolos con el trapo que colgaba de su pantalón.
avatar
Invitado
Invitado
está

Volver arriba Ir abajo

Re: Un cliente poco frecuente [Zoe Nightale]

Mensaje— por Invitado el Lun Nov 09, 2015 8:52 pm



Me faltaba la inspiración y eso es lo peor que le puede pasar a cualquier artista, ya sea compositor (como yo, bueno en este caso compositora), actor, escritor y una larga lista de etcétera. Así me dirigí hasta un bar que estaba lo suficientemente cerca como para que me apeteciera ir, para tomarme unas cuentas copitas y que me viniese la maldita inspiración. Tenía que escribir una obra con la maldita textura contrapuntística imitativa, es decir, las voces se imitan entre sí. Además de eso, también tenía que escribir una obra para la siguiente actuación que diéramos los de la banda. Si chavales, me meto en muchos líos.

Abrí la puerta de bar y me decepcioné bastante. Mis compañeras de piso me habían dicho que este bar era genial y que merecía totalmente la pena entrar. Malditas estafadoras y menuda puta mentira.
Resoplé al estar tan indignada, pero me quedé al final, pensando en que si quería encontrar otro bar tendría que andar más y no es que me apeteciera demasiado.
Me senté en una silla enfrente de la barra de aquel local, sintiendo en mis nalgas la dureza del asiento. Me acomodé varias veces, aunque mi culito seguía estando incómodo.
Saqué mi cuaderno en el cual escribía siempre para comunicarme y mi otro cuaderno de pentagramas en el que escribía mis composiciones, abriéndolo por las últimas, dentro de pronto me tendría que comprar otro nuevo. Lo dejé en la mugrienta barra de aquel bar cutre.
Vamos a ver, puse todas las puñeteras claves y tonalidad (Si b M) en el pentagrama, esperando a una atisbo de inspiración. Como si me apareciese Jesús del cielo. Bah, mentiras. Cristianos hipócritas.

Por fin escribí la primera nota. ¡Yijaaa! Vale no, eso lo hacen los vaqueros. ¡Qué bien! Llevo una puñetera nota de... ¿Cuántas? Dios mío, espero que hayáis pillado la ironía chavales. En fin, que como la inspiración no me llegaba, iba a pedirme algo de bebida para ver si lo hacía. ¿Qué pasa? No penséis mal. Por ejemplo, los filósofos se drogaban para inventar sus teorías descabelladas y sin pies ni cabeza (al menos es lo que pienso yo) y Mozart o Beethoven (sí sí, voy a lo fácil). No me digáis que no alguna vez no habéis pensando que se chutaban algo para crear esas obras tan buenas. En fin, que por un poco de alcohol no pasa nada. Hacía cosas peores que pedirme un poco de alcohol en un cochambroso bar.

La querida camarera estaba dada la vuelta y parecía que no se enteraba ni de el nodo. Estaba secando unos vasos, mientras los viejos verdes y borrachos miraban inquietados el partido de baseball. ¿Cómo les podía gustar ese deporte?
Total, que no me quedó otra que hacer mi silbido estrella de siempre, un silbido con los dedos. Me salía solo, porque siempre estaba acostumbrada a hacerlo. Esperé a que se girara para luego señalarle mi garganta haciendo alusión a que no podía hablar y enseñándole una nota que escribí a la velocidad de la luz en mi cuaderno.

Nota:
Buenas. Como ves no puedo hablar, estoy jodidamente muda. Quiero un chupito de vodka a palo seco. Gracias. Y diles de mi parte a estos gilipollas que no griten tanto y que cierren la maldita boca. El por qué no es asunto tuyo ni suyo. Gracias.
S
avatar
Invitado
Invitado
está

Volver arriba Ir abajo

Re: Un cliente poco frecuente [Zoe Nightale]

Mensaje— por Invitado el Mar Nov 10, 2015 8:06 pm

Neph que estaba absorta en sus cosas vio entrar a una chica en el bar. Las pintas de la muchacha no parecían ser de alguien que frecuente aquel lugar. ¿De veras entraba allí por elección propia? Debía ser una turista que se había perdido y venía a preguntar algo, sin duda. Observó mientras ella secaba una jarra con el trapo como la chica que entró, se sentó en una butaca en la barra. Wow. O sea, que se quedaba. No podía creérselo. Una chica, con aquella indumentaria, en aquel bar. Algo extraño estaba pasando. O los planetas debían de haberse alineado. La miró unos segundos, de soslayo, no quería ser demasiado descarada, pero lo cierto es que le llamaba la atención su cabello, era bonito y alegre.

Uno de los viejos que chillaba mirando la pantalla se giró para llamarla y pedirle otra jarra de cerveza. Ella, suspiró cansada de servir malditas birras y asintió sin más, se giró para accionar el grifo de cerveza y llenar la jarra que hacía segundos estaba secando. Escuchó entonces un silbido, se iba a girar con mala cara para mandar a la mierda al cabrón que la llamaba de aquella forma, ya sabían todos que odiaba que silbaran para llamar su atención, no era un jodido perro.

Al girarse, observó que quien la llamaba era la chica que estaba sentada en la barra. Sorprendida, intentó disimular la expresión de su rostro, quizá no con demasiado éxito, aunque realmente. ¿Qué demonios? ¿Qué le importaba darle una mala imagen a alguien desconocido? Además, no era mala imagen, ella era así de susceptible. Dejó la jarra al viejo verde que le sonrió y la cogió, y fue hacia la chica.

Esta, le dejó una nota en la barra. La leyó con una ceja alzada, sin comprender el por qué no hablaba sin más. Una vez lo leyó, emitió una sonrisa nasal, aunque ligeramente notable en la comisura de sus labios. Alzó la vista y miró a la chica. — Chupito de vodka. Okay. — Murmuró antes de girarse hacia el botellero. Sacó la de vodka y cogió un vaso de chupito. Lo puso sobre la barra, ante ella y lo llenó. — Ahí tienes. En cuanto a lo de hacerlos callar... Creo que la única forma es que se atraganten con los cacahuetes y rezo todos los días para que eso pase, y Dios no parece estar de mi parte. Es un maldito cabrón. — Se encogió de hombros y cerró la botella de Vodka dejándola a un lado. Apoyó los ante brazos en la barra y observó el cuaderno de pentagrama de la chica. — ¿Compones? — Preguntó, curiosa. Ya que era tan aburrido pasar más de 9h diarias allí, tendría que buscarse algo para entretenerse y conversar con aquellos borrachos, no parecía demasiado interesante.
avatar
Invitado
Invitado
está

Volver arriba Ir abajo

Re: Un cliente poco frecuente [Zoe Nightale]

Mensaje— por Invitado el Mar Nov 24, 2015 6:29 pm



Aquella chica se giró para verme y me miró muy sorprendida. ¿Qué narices le impresionaba tanto de mí? ¿Mi belleza? Claro que sí, a todo el mundo le impresiona mi belleza. Ems... Zoe... Bájate de la nube ahora mismo... Sinceramente no sabía por qué me miró así de sorprendida. Puede que fuera por mi silbido estrella que resonó por encima del ambiente del bar e hizo que los viejos que estaban cerca de mí me mirasen.
Leyó la nota que le dejé y mientras lo hacía, alzó una ceja y formó una sonrisa con las comisuras de sus labios. Me pareció bastante enrollada y maja. Más maja me pareció cuando llenó el vaso de chupito de vodka delante de mis narices. Ya que estábamos me podría invitar al chupito, ¿no? Como era obvio, formé con las comisuras de mis delgados labios una sonrisa cuando llenó el vaso.
Las palabras siguientes que dijo me hicieron sonreír aún más, tanto que se me llegaron a ver los dientes, estando perfectamente colocados. De pequeña llevé aparato en los dientes y no se lo deseo a ningún ser viviente, ni siquiera a mi peor enemigo.
La verdad es que la muchacha me hacía bastante gracia con aquellos comentarios. Dejé de lado escribir en la libreta, me pareció mejor premiarla con una sonrisa en vez de escribir una gilipollez en una libretita de mierda.

Observó con cierta curiosidad mi cuaderno de pentagramas. Sí chavales, me conozco esa mirada, es la que todo ser no músico le hace a un músico, para después preguntar: ¿Tocas -inserta cualquier instrumento musical existente-? ¿Haces -inserta cualquier sustantivo que tenga que ver con la música-? ¿-inserta cualquier acción o por defecto verbo que tenga que ver con la música-?
En este caso la chica había realizado el tercer modelo de mis llamadas Preguntas que un no músico le hace a un músico.
Asentí con rapidez ante la respuesta de la chica, para después beberme magistralmente el chupito de un trago. Sí chavales, de un trago. ¡Soy la ama!
Me entraron unas ganas terribles de mear, por lo que le escribí a la chica una nota a la velocidad de la luz, arrancando la hoja correspondiente de la libreta. Dejé la nota en la barra, muy cerca de ella.

Jadeé al echar el chorro al retrete. Mear cuando te estás meando es el mayor placer del mundo, ni punto de comparación con el sexo y la comida.
Abrí la puerta con las manos mojadas de habérmelas lavado antes y de camino a la barra me choqué con un hombre que parecía un jodido  armario y que me sacaba dos cabezas. Él iba en sentido contrario al mío, seguramente al baño a echar toda la pota, porque tenía una cara de mareado que no podía. Me gritó zorra -intuí que por haberme chocado con él- y como tantas veces a lo largo de mi vida, deseé tener una voz como dios manda y dejarle las cosas claras a ese cabrón. ¿A qué no sabéis dónde echó la pota? EN MIS JODIDAS NIKES. Sí sí, en esos zapatos tan caros y tan sagrados. Tuve el error de darle una bofetada y dejarle la mejilla izquierda roja, ya que me lo devolvió con un buen puñetazo en las narices. Me caí al jodido suelo y me tanteé la nariz, totalmente ensangrentada. La sangre salía de mi nariz como si de una cascada se tratase.

Nota:
Bueno, me voy a mear. Cuando vuelva quiero otro chupito de vodka. Gracias.
PD: Y sí, compongo, estoy en la Uni estudiando composición, si alguna vez quieres hacer un musical de tu vida ya sabes a quién llamar. Luego te doy mi tarjeta VIP (?)
S
avatar
Invitado
Invitado
está

Volver arriba Ir abajo

Re: Un cliente poco frecuente [Zoe Nightale]

Mensaje— por Invitado el Mar Nov 24, 2015 8:09 pm

Estaba apoyada sobre la barra con los dos antebrazos apoyados, para observar el cuaderno de pentagramas que la chica tenía abierto sobre esta, cuando ella le respondió con un energético asentimiento de cabeza. Sonrió muy levemente, casi de forma impercetible. Al ver como se bebía de un trago el chupito sin inmutarse, alzó una ceja, casi de forma inconsciente, pues a pesar de no quererlo, usaba demasiado el lenguaje no verbal. "Wow.." Le pareció bastante interesante aquello. Entonces, fue cuando la chica escribió una nota bastante rápido, la arrancó y se levantó corriendo, para ir dirección al baño. Nephthys alargó una mano y cogió la nota para girarla y leerla. Le pareció bastante graciosa la forma tan vulgar que tenía la chica de expresarse. Iba a decir de hablar, pero claro, no hablaba, se comunicaba a base de notas. Posiblemente, estuviera afónica, ya que componía y eso... Sería cantante, o eso supuso Neph. Se dispuso a coger de nuevo la botella de Vodka, para girarse y volver a llenar el vaso de chupito mientras la chica se encontraba dentro del baño.

Vio bajarse del taburete a uno de los clientes frecuentes de aquel lugar, Phil. Se encaminó hacia el baño, tambaleándose y bastante pálido después de tragarse una jarra de cerveza casi de un trago, bebía cual cosaco. Se imaginó que iría a vomitar como siempre y cerró los ojos en un suspiro, rezando porque al menos, lo echara dentro del váter y no fuera, o le tocaría limpiarlo a ella y... Era asqueroso, Dios.
Fue entonces cuando, escuchó a Phil gritar "Zorra". Neph, miró hacia el lugar de donde procedía aquel grito, y vio a Phil frente a la muchacha de pelo colorido, para a continuación vomitarle en las zapatillas. Sus ojos se abrieron como platos, iba a ir corriendo hacia el cubo de la fregona, pero todo ocurrió demasiado rápido. Observó como la chica le daba una bofetada en la cara, y este, sin pensárselo, le asestó un puñetazo en la cara, para a continuación la chica caer al suelo.

Nephthys ni siquiera dio la vuelta a la barra. Saltó por encima, ignorando la botella de Vodka que estaba en la barra y que cayó al suelo haciéndose añicos, cuando ella le dio con el pie. Corrió hacia la chica y metió el brazo izquierdo bajo su cuello y el derecho bajo sus rodillas, la levantó y la llevó hacia una de las butacas bajas que había en mesas más alejadas. La cogió de la cara, mirándole la herida. Estaba todo lleno de sangre y no podía ver con claridad, cual había sido el origen de aquella hemorragia. La dejó ahí, ignorando totalmente a Phil, ahora mismo le parecía muchísimo más importante y se sentía muchísimo más preocupada, por la chica. Fue rápido a la barra, y reclinándose sobre ella cogió el trapo limpio y lo mojó, en una postura casi imposible para llegar al grifo, con tal de no dar la vuelta a la barra.

Volvió con el trapo mojado y empezó de forma muy ligera a limpiarle toda la sangre, para llegar a ver la herida. Vaya, el tabique estaba bastante hinchado y tenía una raja, que no era demasiado grande, pero claro, la sangre escandalosa. Lo que sí, era el golpe en sí. — ¡Me cago en la puta, Phil! — Gritó, tras ver aquello, estaba realmente nerviosa y preocupada, y la chica parecía estar inconsciente. Empezó a mojarle la frente, con la parte que no estaba manchada de sangre a la chica. — Por favor, abre los ojos. Abre los ojos... — Murmuraba casi para ella, temblaba como un flan y sentía la sangre hirviéndole bajo las venas, necesitaba una sola pista de que la chica estaba consciente para encarar a Phil. Iba a matarlo.
avatar
Invitado
Invitado
está

Volver arriba Ir abajo

Re: Un cliente poco frecuente [Zoe Nightale]

Mensaje— por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
está

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.