10/06 - Estimados habitantes del submundo. Ahora tenéis una forma de llevar el recuento de las habilidades especiales de vuestras armas. ¡Sólo tenéis que pasaros por este tema para tener al día el tiempo que os queda hasta la próxima recarga! ¡Pasáos cuanto antes!


04/06 - Estimados habitantes del submundo. Como habréis comprobado, la raza de los nefilim vuelve a estar abierta para todo el mundo <3 Y aunque aún no ha habido actualización de noticias... ¡no desesperéis! ¡Que antes de lo que podáis pensar estarán en vuestra bandeja de entrada ardiendo con el fuego celestial!


31/03 - Estimados habitantes del submundo. Como habréis comprobado, la raza nefilim tiene las letras en rojo en el censo del tablón. Eso indica que, hasta nuevo aviso, la raza está temporalmente cerrada por sobrepoblación. Sin embargo, antes de llevaros las manos a la cabeza definitivamente, esperad a tener un nuevo aviso por nuestra parte, pues estamos sopesando algunas cositas. ¡Un saludo! <3


07/03 - ¡¡Queridos habitantes del submundo!! ¡Aquí llegan las últimas noticias del foro! ¡Leedlas atentamente y no perdáis ni un solo detalle!


27/02 - ¡¡Queridos habitantes del submundo!! Queremos anunciaros que la limpieza de este mes de febrero se realizará entre los días 02 y 03 de marzo, para que tengáis tiempo de poneros al día. Así mismo, estimaremos que las noticias del mes saldrán esta misma semana, aunque sabemos que ya vamos con imperdonable retraso. ¡Perdón por las molestias y gracias por vuestra atención!


07/01 - ¡¡Queridos habitantes del submundo!! Queremos anunciaros que hemos recuperado el dominio del foro satisfactoriamente, de modo que podéis volver a utilizar la dirección anterior, www.cazadoresdesombras-rpg.com, sin ningún problema. Por otro lado, hoy se han realizado las limpiezas del foro. ¡Sigamos trabajando y pasándolo bien como hasta ahora, y perdón de nuevo por las molestias!


02/01 - ¡¡Feliz año nuevo a todo el mundo!! Con motivo de la llegada del ansiado 2017, hemos decidido daros un pequeño regalito. Si miráis en vuestra reserva de reliquias... ¡veréis que han aumentado considerablemente! Es un premio a todos los usuarios que se registraron antes del 01 del 01 por vuestro apoyo ^^Recordaros, además, que las limpiezas se realizarán al final de esta semana. ¡Apurad los últimos post para no perder vuestro color!


25/12 - ¡Por fin se ha abierto el panel de inscripción para moderadoras/es! ¡Apuntáos cuanto antes! Además, administración quiere dejar constancia de que, con motivo de las fiestas, la nueva limpieza por inactividad se realizará entre los días 03 y 04 de enero. ¡¡De nuevo, Felices Fiestas, submundis!!


19/12 - ¡Las noticias de final de 2016 están recién sacaditas del horno! ¡Felices fiestas!


04/10 - ¡Aquí llegan el inicio oficial de la Trama Global! Seguid este caminito de baldosas amarillas para saber dónde están vuestros temas, quiénes participan y decidir en cual entrar. ¡Esperamos que lo disfrutéis mucho!


06/09 - ¡Aquí llegan los cambios en la ambientación y la trama y las noticias de agosto y septiembre! No dejéis de leerlas, porque dentro hay muchos cambios importantes.


31 # 39
22
NEFILIMS
4
CONSEJO
9
HUMANOS
9
LICÁNTRO.
6
VAMPIROS
11
BRUJOS
4
HADAS
5
DEMONIOS
0
FANTASMAS
Últimos temas

Some kind of madness is starting to evolve. [Samantha Willer]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Some kind of madness is starting to evolve. [Samantha Willer]

Mensaje— por Invitado el Mar Dic 29, 2015 5:24 pm

Un día corriente. Un día normal y corriente, y sobretodo, una noche como todas las demás. Huir, esconderse, agazaparse en una esquina no era lo suyo. Le iba la adrenalina, le gustaba sentirla corriendo por sus venas y salir por cada poro de su cuerpo en forma de sudor cada vez que corría, huyendo de los súbditos de Lilith que me perseguían constantemente. Y su diversión sólo se iba a terminar el día que uno de los dos bandos cazara al otro. O Porthos llevaba a cabo algún plan para escalar peldaños o se lo cargarían no demasiado tarde. Pero no era momento de pensar en ello. Era momento de divertirse, de salir, de buscar a alguna mujer con la que entretenerse un rato, de ganar algo de dinero, de beber, de bailar, de cantar... De lo que fuera. Pero sabía que necesitaba ya algo de entretenimiento o acabaría pegándose cabezazos contra las paredes de cada callejón oscuro de Nueva York. Así que se limitó a vagar por las calles con más ambiente de la ciudad, buscando en cuál había más gente, no sin antes encenderse un pitillo. No podía vivir sin fumar. Y tampoco es que siendo un demonio se fuera a morir de un cáncer de pulmón, así que no tenía miramientos a la hora de fumarse un cartón entero en una noche si era necesario. Y podía permitírselo.

Al final se decantó por una discoteca al azar, una que tenía la música tan alta que se oía desde fuera y él podía distinguirla como para saber si le gustaba lo suficiente o no para adentrarse allí. No le costó mucho camelar a los gorilas con una cantidad de dinero razonable para entrar allí dentro instantáneamente sin que hubiera ningún problema. Y el panorama no pintaba nada mal. Sobretodo porque el sitio estaba en un 90% lleno de subterráneos. Aquel era el ambiente que buscaba. Decidió irse directo a la barra a por algo de beber y ya decidiría cuál sería su próxima víctima. Pero la noche no había empezado nada bien. Oyó una voz detrás de él.

-Porthos... Hyde...

El chico frenó en seco. Reconocía la voz. Le habían pillado. Respiró hondo. Miró alrededor, buscando una vía de escape. Pero no una literal, algo que pudiera entretenerlo cualquier mínima tontería.

La había encontrado. Y no le hacía ninguna gracia. Ella no. Ella era capaz de delatarle. Pero era un intento desesperado de huir. Probablemente si no creaba alguna distracción sería inútil intentar huir. Valía la pena intentarlo. Así que se limitó a girarse a la voz.

-Creo que se confunden, señores. Me llamo Jim. Y si me disculpa, mi novia, Sammy está esperándome en la barra, acabo de salir de trabajar y está ansiosa por verme. -Les explicó con una enorme sonrisa, la mejor que pudo imitar puesto que él rara vez sonreía de corazón.- ¡Permiso!

Se giró y fue hacia la chica. Hacía meses que no la veía e iba a tener que rezar para que no le diera un bofetón nada más verle o le tirara la copa encima. O ambas. Se puso al lado de la chica y le rodeó las caderas con el brazo izquierdo.

-¡Samantha! ¡Te he echado de menos! Estaba deseando salir del trabajo para verte. Pero no te preocupes, tu querido Jim ya está aquí junto a ti! -Le decía a la chica con voz suficientemente alta como para que sus perseguidores le oyeran. Luego alzó la cabeza para ver que le seguían mirando y no parecían muy convencidos. Se giró de nuevo a la chica y le susurró al oído.- De acuerdo, me llamo Jim, no Porthos. No conoces a ningún Porthos. ¿Porthos? ¿Qué Porthos? Llevamos saliendo dos años, somos amigos desde pequeños de Nueva Jersey y nuestras familias se mudaron juntas aquí, tengo un perro que se llama Jekyll, NO MEJOR, KAI, y una gata que se llama Piper. Nos queremos mucho, nos adoramos, luego te pondré al día, si quieres luego follamos para que la coartada sea más real y luego ya si eso te pongo al día, te invito a un piti, a una cerveza o lo que sea. Y me vas a hacer caso porque conozco a esos gilipollas y son capaces volar todo este puto antro y reventarnos a todos los que estamos dentro solo por mi culpa. -Intentó decirlo todo de carrerilla, lo más rápido que pudo, e intentar que la chica asimilara la información, pero en el fondo tenía miedo de la reacción que podía tener.
avatar
Invitado
Invitado
está

Volver arriba Ir abajo

Re: Some kind of madness is starting to evolve. [Samantha Willer]

Mensaje— por Invitado el Mar Dic 29, 2015 9:52 pm

¡Por fin un poco de marcha! Después de estar dos semanas sin parar, entre compromisos con la manada y trabajos para tocar, había estado liadísima. Ya era hora de un día libre, que se traducía en irse de fiesta al mejor local que conocía. Buena música, buen ambiente, y las bebidas eran la mierda más seria del planeta.  Con energía en el cuerpo y ganar de divertirse, Sammy cogió uno de sus conjuntos favoritos, sexy, pero no provocador, unos pantalones de cintura alta color carmín, un top negro intenso, y su chaqueta de cuero favorita, la cual poseía unas tachuelas color plata en los bordes del cuello. Puestos sus botines negros de tacones y cogida su cartera, con bastante dinero suelto, puso rumbo al local.

Por la misma calle ya podía oír la música, quizás por sus sentidos mejorados, o porque estuviera bastante alta. Probablemente ambas opciones. Observaba a la gente tambalearse por las esquinas, signo de que más de uno ya llevaba un pedal en el cuerpo importante. No era una meta de la muchacha esa noche, pensaba beber, evidentemente, le apasionaba el alcohol, pero no le gustaba ir borracha, prefería ser plenamente consciente de sus actos y, por ello, su plan era conseguir a algún chico y disfrutar como solía hacer.

Dentro del local el volumen de la música era exageradamente alto, algo que le encantaba. Las luces parpadeaban en distintos colores, la gente bailaba sin parar, y, por lo visto, habían colocado alguna máquina de humo para dar ambiente. Era la noche perfecta, así que fue a la barra a pedir su primera bebida y analizar la gente que había por ahí. A ver a que chico le echaba el guante.  Terminándose la copa, y escogido el chico, un chaval joven y moreno, bastante mono, y a punto de salir en su busca, una mano le envolvió la cadera. Por un momento se quedó pasmada ¿Quién era el tonto del culo que le estaba poniendo una mano encima sin su permiso? Cuando alzó la cabeza la pregunta se respondió sola.

Todo ocurrió muy rápido pero lo entendió a la perfección. Porthos, o Jim, estaba jodido, y Sammy tenía la decisión de delatarle y quitárselo de encima rápido, o jugar un poco con él y amargarle la existencia un mínimo. Se decantó por la segunda.

-Oh, Jimmy, cielo- dijo con una sonrisa falsa- te estaba esperando- añadió mientras se tiraba a su cuello para envolverlo con sus brazos, en lo que intentaba ser un abrazo cariñoso. Aunque la chica se estaba muriendo del asco y la rabia por dentro- Escúchame, capullo- dijo a su oreja con tono amenazante- pienso seguirte el royo, pero nada de besitos ni de mariconadas, como te pases un pelo te rajo la garganta en un abrir y cerrar de ojos.- le soltó el cuello y se quedó enfrente suya. Le cogió la parte de delante de la camiseta con sus garras desenfundadas, clavándoselas ligeramente en el pecho, menos mal que el chico era más ancho que ella y los tipos que le perseguían no podían verla con claridad- ahora vamos a ir ahí detrás y me vas a contar que cojones hacer aquí y por qué te siguen esos subnormales- continuó mostrándole una sonrisa que dejaba al descubierto sus colmillos de lobo.

Le agarró del brazo y lo arrastró a la parte del fondo del local, donde no pudieran verlos. Sammy no podía creerse que tuviera en la palma de su mano al tío que llevaba odiando años, quizás la noche prometiera más de lo que se esperaba.
avatar
Invitado
Invitado
está

Volver arriba Ir abajo

Re: Some kind of madness is starting to evolve. [Samantha Willer]

Mensaje— por Invitado el Jue Ene 07, 2016 12:36 am

Al menos la chica le estaba siguiendo el rollo. Al menos se había dado cuenta de la gravedad de la situación. La verdad es que se esperaba una bofetada y un "Apáñetalas como puedas, capullo". Aunque cierto es que la chica habría estado a punto de hacerlo. No iba a hacer preguntas sobre por qué había decidido ayudarle.  Ya las haría más tarde cuando estuviera libre de problemas y de gente queriendo meterle una espada mata-demonios por el culo. Ahora que tenía un poco más de tiempo tenía que buscar una vía de escape y una forma de hacer que Sammy entendiera cada uno de sus gestos para poder librarse fácilmente. Aunque con unas garras de loba clavadas en el pecho era difícil pensar, tal vez por el dolor, tal vez por la excitación o tal vez porque le ponía nervioso saber que la chica se moría por desgarrarle la garganta con los dientes. Fuera como fuera, la situación no ayudaba y a Porthos, a pesar de que no le costaba pensar bajo presión, se le hacía difícil concentrarse cuando tenía que trabajar por salvarse el culo con una tía que quería más bien lo contrario. Tenía que confiar en ella y confiar en que no le arrojaría a sus perseguidores cuando tuviera la mínima oportunidad. O eso o idear un plan en el que ella no tuviera esa oportunidad.

Aunque todo lo que podía haber pensado se fue al garete cuando ella decidió alejarse un poco. Claro. Eso no era nada sospechoso. Porthos volvió a levantar la cabeza por encima de la gente para ver si todavía les seguían. Y la respuesta no era agradable puesto que les estaban intentando rodear y habían acelerado la marcha. Ahora las excusas no iban a valer. O luchaban o huían, pero no tenían tiempo para hablar. Los demonios y los caza-recompensas eran así, por suerte o por desgracia. Se giró a Sammy desesperadamente y la cogió de los hombros.

-Vale, te resumo. ¡Hola! Soy Porthos, soy un demonio rebelde, los demonios me persiguen por traidor. Y los cazarecompensas. Y todo el que quiera una suma de dinero considerable. Soy muy cotizado qué se le va a hacer. Ahora eres mi cómplice. Si no quieres mancharte las manos con esta mierda te sugiero que sigas mis pasos. Eso te convertirá en una pura rehen. ¿De acuerdo? -Porthos hablaba cada vez más deprisa, todo debido a la adrenalina.

Eso era justamente lo que quería. Empezaba a sentirse bien de nuevo. Empezaba a sentirse vivo. A sentirse como si pudiera cargarse a todos sus perseguidores. Aunque era obvio que no podía y no tenía ninguna posibilidad contra ellos. Pero sí que podía distraerlos de alguna forma. Solo tenía que pensar algo. Algo que no fuera simplemente correr. Y se maldijo a sí mismo al ver cual era la mejor opción que tenía. Una que no le gustaba para nada usar pero que era el mejor recurso que tenía. Se volvió a girar a la chica, como buscando su aprobación.

-Ahora, necesito saber que confías en mí. Aunque sea solo un poquitín. Con eso me sirve. Luego... Te invito a un cigarro o a una cerveza como te he dicho. O incluso a un polvo si te portas lo suficientemente bien, ¿de acuerdo, lobita mía? -Su voz, como siempre, estaba cargada de humor, un humor sarcástico y frío que no hacía nada más que poner aún más a la gente en su contra.
avatar
Invitado
Invitado
está

Volver arriba Ir abajo

Re: Some kind of madness is starting to evolve. [Samantha Willer]

Mensaje— por Invitado el Jue Ene 07, 2016 1:21 am

La idea de alejarse para que se pensaran que eran una parejita feliz en busca de intimidad no había funcionado del todo, pues lo tipos empezaron a rodearlos. Genial. Maravilloso. El plan era torturar un poquito al chico, por venganza y esas cosas, pero no. Por culpa de esos tíos todo se estaba yendo a la mierda, cosa que estaba cabreando a Sammy mucho.

Atendió a todo lo que le dijo el muchacho de carrerilla, sabía de sobra quien era, aunque eso de que era un demonio rebelde era información nueva, la cual la pillo de improvisto, pero al menos explicaba el por qué le perseguían.

-Ya sé quién eres, gilipollas- le espetó la chica, mostrándose enfadada- Un demonio rebelde…chaval, no sólo te persiguen los cazadores de sombras sino también los de tu propia especie, que listo que eres- añadió con ironía, sonriendo con sus colmillos. No pensaba ni guardarse las uñas ni los afilados dientes, sólo por si acaso las cosas se complicaban. ¿Tenían posibilidades de ganar en una batalla, en esas condiciones? Lo dudaba, pero tenía una ligera idea en la cabeza.

Se había quedado con la frase de “una suma de dinero considerable”, a unas malas podría entregarlo ella misma, no le hacía falta ni mucho menos el dinero, estaba forrada, para que negarlo, pero tener el placer de joder a ese ser era tentador, muy tentador. El problema era que tendría que pasar por encima de los tipos que le seguían primero. Evidentemente luchar no era una opción, la chica no era estúpida, podía ver perfectamente que le ganaban en número y posiblemente en fuerza. Si esos tipos eran unos cazarecompensas serían huesos duros de roer, así que mientras pensaba en cómo se las apañaba para sacarlo de ahí, sin pelear, descubrir a quien entregarlo y  conseguir la recompensa decidió seguirle el rollo.

-Hecho, confiaré mínimamente en ti, pero que no se te olvide que te rajaré la garganta como te pases un pelo, así que nada de “lobita mía” ni mierdas similares- le dijo amenazante, aceptando su propuesta- pero no quiero tus cigarros, y mucho menos echar un polvo contigo, tan bajo no caigo, pero el alcohol si te lo acepto- los vicios eran vicios, y si encima los podía sacar gratis, pues perfecto.
avatar
Invitado
Invitado
está

Volver arriba Ir abajo

Re: Some kind of madness is starting to evolve. [Samantha Willer]

Mensaje— por Invitado el Jue Ene 07, 2016 3:04 am

Aquello era medianamente bueno. Uno podía confiar en el otro para salvarse mutuamente, pero era una putada que lo del polvo no hubiera colado. Y tampoco podía pedirle un beso para disimular porque sino era hombre muerto. Pero tenía años y años para seguir intentándolo. Por mucho que se odiaran, ambos sabían que era inevitable que acabaran juntos en la cama. O al menos eso pensaba Porthos. Y en eso estaba pensando cuando volvió en sí mismo y vio que los caza-recompensas estaban pisándoles los talones. Casi literalmente. Los tenían a pocos metros de distancia y necesitaba poner su plan en ejecución. Se iba a llevar mínimo un guantazo por aquello pero era lo único que se le había ocurrido. Suspiró. Sin pensárselo dos veces, rodeó fuertemente la cintura de la chica y la miró con una amplia sonrisa, de esas tan suyas que indicaban a la perfección que iba a pasar algo malo y eso le hacía feliz.

-Cógete lo más fuerte que puedas porque esto va a ser movidito, ¿de acuerdo lob... digo... Sammy. -Le lanzó una última mirada sonriente antes de iniciar su viaje.

Se oyó un desgarro, concretamente el de la camiseta de él y aparecieron inmediatamente de su espalda dos enormes alas negras. Al instante, un montón de gente en aquel antro giró la vista, todos subterráneos y, a juzgar por las poses defensivas, un par de cazadores de sombras también. Él lanzó un beso general para todos, guiñándole el ojo a uno de sus perseguidores y emprendió el vuelo hacia la puerta de salida entre miradas de asombro, insultos varios y sonidos de sorpresa de la gente. Le encantaba ser el centro de atención y más en aquellas condiciones.

Una vez fuera, se dirigió como una bala hacia el cielo, ganando bastante altitud, más o menos la de un piso 50 o así. Una vez a esa altura, se dedicó a ir esquivando edificios, puesto que estaba prácticamente seguro de que le iban a seguir y no iba a ser fácil deshacerse de sus perseguidores. Tal vez Sammy no era muy fan de aquello, pero tampoco había tenido tiempo para preparar nada mejor así que si se atrevía a quejarse no iba a ser demasiado agradable con ella y menos estando tan tenso como estaba por intentar dar esquinazo a los caza-recompensas.

-No crees que sea el momento más adecuado para cantar Un Mundo Ideal, ¿no?
avatar
Invitado
Invitado
está

Volver arriba Ir abajo

Re: Some kind of madness is starting to evolve. [Samantha Willer]

Mensaje— por Invitado el Jue Ene 07, 2016 12:30 pm

El chico estaba en su mundo mientras los caza-recompensas se acercaban, Sammy empezaba a ponerse nerviosa y miraba a todos los lados buscando una vía de escape, el asunto estaba poniéndose feo, pero de repente notó la familiaridad de un brazo rodeándole la cintura. Cuando se giró para ver al chico este la miraba con una sonrisa en la cara que no le indicaba nada bueno a Sammy, y, efectivamente, nada bueno ocurrió.

No le dio tiempo a decir absolutamente nada, sólo a cogerse al muchacho con fuerza, pasándole de nuevo los brazos por el cuello, para que acto seguido este echara a volar y todas las miradas del local se posaran en ambos. Genial. Cuanta sutileza. En el momento en el que el chico pedía un voto de confianza, Sammy tenía la esperanza de que tuviera un plan sensato, no eso. Y encima el tonto del culo se regodeaba de que fuese a escapar. Bravo.

Mientras Porthos volaba como un loco a bastante velocidad, Sammy le daba vueltas al hecho de que, probablemente, le tacharan de cómplice o algo así, del demonio, y por tanto se ganaría problemas. Muchos problemas, sobretodo con la manada. Oficialmente ella estaba de parte de los nefilim y toda esa basura, aunque tuviera sus dudas, y verse envuelta en un altercado con un demonio no le iba a beneficiar en nada.

-Vete a la mierda- dijo a modo de respuesta al ingenioso comentario del chico. Sammy estaba muy enfadada y mareada, producto de tanto movimiento y viraje del chico- Me acabas de joder una noche de diversión, y como esos tíos me relacionen contigo, también me has jodido la vida, otra vez- decía, gritando cabreada- así que ya puedes rezar para que te encuentren ellos, porque te juro que serán más indulgentes en comparación con lo que tengo pensado hacer yo- Se estaba yendo de la lengua, pero le daba igual. Era posible que el chico simplemente la soltara y la dejara caer al vacío, pero estaba cogida con fuerza y antes de caer podría intentar darle un señor mordisco en la garganta-!Y por Dios santo, deja de moverte tanto, me estás mareando!- chilló cansada. Quería bajar. En el suelo podría defenderse mejor en caso de pelea con los caza-recompensas, era su territorio natural, quizás incluso transformarse para sacar máximo partido a sus habilidades. Y, sobre todas las cosas, dejar de estar tan pegada al el, eso era lo que más le molestaba sin duda alguna.
avatar
Invitado
Invitado
está

Volver arriba Ir abajo

Re: Some kind of madness is starting to evolve. [Samantha Willer]

Mensaje— por Invitado el Jue Ene 07, 2016 11:25 pm

Adoraba aquello. Adoraba volar, sentir la velocidad en su cuerpo. Sentir que era él el que estaba tomando velocidad, no un vehículo. No un coche, no una moto, sino él mismo con el batir de sus alas. Para él no había mejor sensación en todo el mundo. Sentir el aire en su cara le hacía sentirse grande, le hacía sentirse como nunca. Y más todavía si la adrenalina recorría su cuerpo dándole más poder, el saber que en cualquier momento podían pillarle, y no el volar por volar. Aquellas sensaciones eran por las que él se desvivía, por las que todavía merecía la pena levantarse de la cama, por sentir sus cabellos rebotar por todas las partes de su cabeza. Cualquiera pensaría que estaba loco, pero era simplemente un amante de lo arriesgado. Y mucho se estaba arriesgando aquella noche. Eso la estaba convirtiendo en una de las mejores experiencias de su vida.

Quería probar una cosa. El movimiento definitivo para despegarse de todos esos demonios que le estaban persiguiendo, pero si lo hacía probablemente Sammy le mataría al instante. Tuvo que meditarlo durante el camino hacia ninguna parte, mientras esquivaba edificios. Y todo mientras su acompañante le perforaba el oído, gritando y chillando tonterías y memeces. ¿Acaso no se lo había dejado ya claro unos minutos antes?

-Escucha. No te van a relacionar conmigo. -Dijo, en un tono más frío de lo que pretendía.- Primero, saben que actúo solo. Y segundo, ya te he dicho que eres una rehén. Lo único que tienes que hacer es llegar a tu manada esta noche y decir que un demonio gilipollas te ha secuestrado. No va a desencadenar una guerra entre razas. Espero. -Y en ese instante la idea se le pasó por la cabeza.- Aunque ahora que lo dices tal vez eso podría usarlo a mi favor... Sea como sea, te debo una y te voy a dar esta noche lo que quieras. Te mereces una noche de diversión, supongo... -En realidad Porthos estaba un poco reacio a tener que soportarla más rato.- Pero no te acostumbres a que esté tan simpático contigo. Es solo que odio deber favores y cuanto antes me lo quite de encima mejor. -Empezó a mover la espalda como si se estuviera cansando de cargar con ella.- Y ahora agárrate fuerte porque quiero acabar esto cuanto antes, ¿de acuerdo?

Y sin previo aviso, dejó de batir las alas para descubrirse cayendo en picado hacia el suelo, con la cabeza por delante y lo más recto que podía para coger velocidad. Nunca lo había hecho, pero su intención era hacer lo que hacen en las películas de recular en el último momento. Cabía decir que tampoco sabía muy bien cómo hacerlo, pero intentarlo no le iba a costar nada. Solo un guantazo bien guapo a unas malas. La velocidad aumentaba a cada metro recorrido, y al final, con un ágil movimiento de alas consiguió recular y escabullirse de nuevo entre edificios, ganando algo de tiempo.
avatar
Invitado
Invitado
está

Volver arriba Ir abajo

Re: Some kind of madness is starting to evolve. [Samantha Willer]

Mensaje— por Invitado el Vie Ene 08, 2016 12:18 am

Claro que se merecía una puta noche de diversión. Él no tenía ni idea del trabajo que ha estado haciendo y de cómo ese día era su único momento libre desde hacía tiempo. Por eso estaba tan enfadada, pero a él no parecía importarle lo más mínimo, aunque claro, era un demonio ¿Acaso a un demonio le importa algo más que no sea sí mismo?

Por lo menos tenía la decencia de devolverle el favor, oportunidad que Sammy iba a aprovechar para sacarle algo de información. A la chica se le dibujó una sonrisa en la boca, algo perversa. Tendría que planearlo bien, con calma. Si le iba a devolver el favor, la muchacha dedujo que no se iría nada más “aterrizar”, se quedaría con ella o eso esperaba al menos. Quizás podría hasta cautivarlo un poco para ver que le podría sacar de utilidad, pero sin pasarse, no quería dar señales excesivamente equivocadas a alguien como él.

Gruño un “vale” cuando este le pidió que se agarrara fuerte, ya iba a empezar a volar como un loco de nuevo, genial. Más mareo para la chica. Pero, eso no ocurrió, sino que empezaron a caer en picado, hacia el suelo, ganando cada vez más y más velocidad. A Sammy le iba a mil el corazón, no pudo evitar agarrarse más fuerte al cuello del chico y cerrar los ojos.

La chica estaba rezando internamente para que Porthos no perdiera el control y se estamparan contra el suelo, ya que podría ser que por su naturaleza de demonio este sobreviviera, pero Sammy tenía muy claro que, a tal altura, se quedaría pegada en el suelo como una pegatina, y poco le iba a servir su habilidad para curarse si estaba muerta. Este era otro de los motivos por los que su rabia interior y sus ganas de destrozar a semejante capullo iban en aumento, que no tenían ningún cuidado por ella, con tal de salvarse su culo era suficiente.

-En algún punto de mi vida pienso matarte, que lo sepas- dijo la chica sin abrir los ojos ni aflojar los brazos del cuello del otro, mientras agradecía mentalmente a todos los dioses que se le ocurrieron que no estuviera muerta- ¿Podríamos bajar ya, por favor? No creo que nos sigan  y estoy muy mareada de tanta vuelta, por si no lo sabías soy una loba, no estoy acostumbrada a volar- continuó, con claro tono de enfado- Y encima estamos en el lado contrario de donde está mi manada ¿Tienes idea del pateo que me espera para volver?- dijo, levantando la cabeza para mirarle a la cara, o al menos intentarlo, pues con tanto viento era difícil.
avatar
Invitado
Invitado
está

Volver arriba Ir abajo

Contenido patrocinado
está

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.