10/06 - Estimados habitantes del submundo. Ahora tenéis una forma de llevar el recuento de las habilidades especiales de vuestras armas. ¡Sólo tenéis que pasaros por este tema para tener al día el tiempo que os queda hasta la próxima recarga! ¡Pasáos cuanto antes!


04/06 - Estimados habitantes del submundo. Como habréis comprobado, la raza de los nefilim vuelve a estar abierta para todo el mundo <3 Y aunque aún no ha habido actualización de noticias... ¡no desesperéis! ¡Que antes de lo que podáis pensar estarán en vuestra bandeja de entrada ardiendo con el fuego celestial!


31/03 - Estimados habitantes del submundo. Como habréis comprobado, la raza nefilim tiene las letras en rojo en el censo del tablón. Eso indica que, hasta nuevo aviso, la raza está temporalmente cerrada por sobrepoblación. Sin embargo, antes de llevaros las manos a la cabeza definitivamente, esperad a tener un nuevo aviso por nuestra parte, pues estamos sopesando algunas cositas. ¡Un saludo! <3


07/03 - ¡¡Queridos habitantes del submundo!! ¡Aquí llegan las últimas noticias del foro! ¡Leedlas atentamente y no perdáis ni un solo detalle!


27/02 - ¡¡Queridos habitantes del submundo!! Queremos anunciaros que la limpieza de este mes de febrero se realizará entre los días 02 y 03 de marzo, para que tengáis tiempo de poneros al día. Así mismo, estimaremos que las noticias del mes saldrán esta misma semana, aunque sabemos que ya vamos con imperdonable retraso. ¡Perdón por las molestias y gracias por vuestra atención!


07/01 - ¡¡Queridos habitantes del submundo!! Queremos anunciaros que hemos recuperado el dominio del foro satisfactoriamente, de modo que podéis volver a utilizar la dirección anterior, www.cazadoresdesombras-rpg.com, sin ningún problema. Por otro lado, hoy se han realizado las limpiezas del foro. ¡Sigamos trabajando y pasándolo bien como hasta ahora, y perdón de nuevo por las molestias!


02/01 - ¡¡Feliz año nuevo a todo el mundo!! Con motivo de la llegada del ansiado 2017, hemos decidido daros un pequeño regalito. Si miráis en vuestra reserva de reliquias... ¡veréis que han aumentado considerablemente! Es un premio a todos los usuarios que se registraron antes del 01 del 01 por vuestro apoyo ^^Recordaros, además, que las limpiezas se realizarán al final de esta semana. ¡Apurad los últimos post para no perder vuestro color!


25/12 - ¡Por fin se ha abierto el panel de inscripción para moderadoras/es! ¡Apuntáos cuanto antes! Además, administración quiere dejar constancia de que, con motivo de las fiestas, la nueva limpieza por inactividad se realizará entre los días 03 y 04 de enero. ¡¡De nuevo, Felices Fiestas, submundis!!


19/12 - ¡Las noticias de final de 2016 están recién sacaditas del horno! ¡Felices fiestas!


04/10 - ¡Aquí llegan el inicio oficial de la Trama Global! Seguid este caminito de baldosas amarillas para saber dónde están vuestros temas, quiénes participan y decidir en cual entrar. ¡Esperamos que lo disfrutéis mucho!


06/09 - ¡Aquí llegan los cambios en la ambientación y la trama y las noticias de agosto y septiembre! No dejéis de leerlas, porque dentro hay muchos cambios importantes.


31 # 39
22
NEFILIMS
4
CONSEJO
9
HUMANOS
9
LICÁNTRO.
6
VAMPIROS
11
BRUJOS
4
HADAS
5
DEMONIOS
0
FANTASMAS
Últimos temas

[Trama global] Accidente en el puente de Brooklyn (COMPLETO)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

ACCIDENTE EN EL PUENTE DE BROOKLYN
Diciembre de 2015.

Era una de las horas punta en la ciudad de los rascacielos. En el Puente de Brooklyn se cruzaban aquellos que iban del barrio más famoso de la ciudad hasta Manhattan. Personas que volvían a sus casas después de una jornada laboral, otros que ,en cambio, iban a cumplir con sus labores y algún que otro autobús escolar que transportaba a un gran número de niños. Además, unos obreros echaban nuevo asfalto sobre la carretera para eliminar esa imperfecciones producidas por el desgaste. El tráfico no llegaba a ser tan lento como otras veces, pero si que se notaba el ajetreo que dificultaba alcanzar la velocidad estimada para aquella zona.

El clima estaba perfectamente, con un poco de viento tal vez, pero nada preocupante. Los rayos del Sol impactaban contra los allí presentes, haciendo que la temperatura subiese con respecto a los días anteriores e hiciese posible dejar a un lado los abrigos y gorros más invernales. En definitiva, era un día más en la vida normal de la ciudad que nunca duerme.

Sin embargo, algo ocurría unos metros más adelante. Un vehículo tenía una fuga de gasolina en su depósito que iba regando todo a su paso. A simple vista no llamaba la atención, pero si que iba aumentando el riesgo para los que venían detrás. Unos minutos parado debido al tráfico hizo que bajo dicho coche se formase un charco de gasolina, el inicio de todo. Una moto ,en un intento de adelantar, cruzó por el charco. Perdió el equilibrio y cayó al suelo, desplazándose por este para impactar contra otro coche. Un giro de volante produjo otro choque al que se unieron otros tantos. El conductor de la moto fue atropellado por un pequeño coche que fue sin control contra la zona peatonal. Un par de personas que pasaban por ahí se lanzaron contra el suelo, al contrario de otro señor que no corrió la misma suerte y fue aprisionado contra la vaya del límite del puente. El siguiente fue el autobús escolar que recibió colisiones por varios lados y acabó quedando suspendido; con cuatro ruedas apoyadas en la carretera y otras cuatro en el aire. En su interior los niños gritaban atemorizados sin poder moverse para mantener el equilibrio del bus. El efecto dominó producido por el primer choque llegó hasta el camión cuyo depósito estaba lleno de asfalto ardiendo que los obreros estaban poniendo en el suelo. El golpe creó una abertura en el depósito y aquella viscosa sustancia a tantos grados comenzó a recorrer la carretera.

Las primeras llamadas a los servicios de seguridad comenzaron a llegar a las centrales de la policía, los bomberos y el hospital, con el problema de que aquella caravana de coches hacía imposible la llegada de los profesionales.


ACLARACIONES
— Es una trama  destinada a cualquier subterráneo y humano.

— Solo se admiten a 4 usuarios como mínimo y 5 usuarios como máximo.

— Tenéis que empezar a rolear el cómo llegáis al puente y a partir de ahora desarrollar como vive vuestro personaje lo que ve.

—  Interactuad también entre vosotros. 'Ambientación' intervendrá cuando vea preciso pero dándoos tiempo para interactuar entre vosotros, y a la vez hacer que la trama avance.

— Pedimos que no se hagan post demasiados extensos para agilizar el tema. Se entiende que tal vez el primero sea más largo para introduciros en el mismo.

—  Con respecto a los turnos, los usuarios pueden volver a postear cuando hayan intervenido al menos 3 usuarios entre un post y otro.

— Si tienen cualquier duda o sugerencia no duden en contactar con nosotros.

— Se requiere actividad constante para finalizar esto en un período de tiempo no excesivamente largo. Por ese motivo pedimos post más cortos.

PARTICIPANTES

Thalia Akrab
Andrómeda Birdwhistle
Alaric Levinson
Emily Yates




Última edición por Arcángel Raziel el Miér Abr 13, 2016 8:45 pm, editado 1 vez
avatar
Mensajes : 4472

Post de rol : 77


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario
Personaje de
ambientación

Volver arriba Ir abajo

Re: [Trama global] Accidente en el puente de Brooklyn (COMPLETO)

Mensaje— por Invitado el Jue Feb 11, 2016 12:17 am

Había pasado toda la mañana en Manhattan, apenas hacia un poco de viento y el sol iluminaba la ciudad, mis andaduras por Manhattan eran simples, tras tantos días fuera era agradable volver a pasear por la isla, pase unas horas simplemente vagando por las calles hasta que decidí tomar mi moto, quería pasar a Brooklyn y de hay ya iría a Nueva York teletransportandome, pero de momento solo quería sentir la velocidad y el viento acariciándome con fuerza, me coloque el casco, monte en la moto y decidí dirigirme hacia el puente de Brooklyn, estaba justo en la entrada del puente cuando se escucho el ruido, me detuve al ver varios vehículos chocar, me había detenido a pocos metros de un rastro de aceite, retire mi casco y baje de la moto, había aceite por todo el puente, vehículos destrozados, personas heridas e incluso muertos, el atasco de coches hacia difícil la entrada de bomberos y policías ‘Sera mejor ayudarles’ pensé, rescatar a los mundanos, aproveche para activar mi glamour, de esa manera me mantendría invisible excepto para otros seres sobrenaturales o para humanos con la visión, pues no deseaba llamar la atención de humanos corrientes, por todo el puente se oían los pitidos de las alarmas de varios coches, al igual que el de las pisadas sobre el aceite de los que estábamos ahí, en estos momentos me preocupaba el autobús que prácticamente se suspendía en el vacío, un autobús con niños, además de coches y motos accidentados, me acerque a uno de los coches.

Era momento de decidir, observé un auto, había chocado con una moto, encontré al motero quejándose de dolor pues una rueda le chafaba la pierna, decidí usar el viento levemente, solo para levantar el coche unos centímetros, agarre al motero y lo arrastre lejos de ambos vehículos ‘¿Dónde están los Nefilim cuando se les necesita?’ pensé para mi misma, mientras alejaba al motero, tras ponerlo a resguardo decidí sacar al conductor del coche, era un hombre de mediana edad, lo aparte mientras observaba el autobús el cual estaba a punto de caer, podía ver a los niños aterrorizados así que decidí hacerlo, la zona de mi camisa que tapaba mis escapular se rompió, de mi espalda salieron alas de hadas ‘tengo la experiencia, la edad y el poder’ pensé para mi misma, aunque sabía que acabaría exhausta, me eleve unos metros en el aire con mis brazos estirados y mis manos abiertas, use mi control elemental, en esta ocasión Con el viento, me concentre en aumentar su velocidad y fuerza para empujar el autobús hacia dentro del puente y ponerlo a salvo, ¿Cuánto tiempo estuve?, ni idea, un poco de sangre empezaba a salir de mi nariz mientras un frío sudor empezaba a recorrer mi cuerpo el cual descendía de altitud mientras despacio movía el autobús, lo estaba consiguiendo cuando mis pies tocaron el aceitoso suelo haciendo un peculiar sonido, logre alejar el bus del vacío cuando mi rodilla se poso en el suelo produciendo salpicaduras de aceite, jadee algo cansada.
avatar
Invitado
Invitado
está

Volver arriba Ir abajo

Cruzaba el puente como cualquier otro día, en dirección a Brooklyn; se encontraba emocionada porque había localizado a una vieja amiga y quedaron de verse ese día. Ya iba tarde, se encontraba ocupada mandándole un mensaje diciendo que estaba en el puente y ya iba en camino, cuando el caos se desató.

Todo pasó muy rápido que Andromeda no tuvo tiempo para actuar. Alzaba la vista de la pantalla del celular y de repente un coche tras otro chocaban con el de ella, perdió el control del volante intentando esquivarlos, las  violentas sacudidas, el estruendoso reventar de los cristales y los golpes de los coches al impactar con el suyo hacían de ella un títere demasiado lento para defenderse. La bolsa de aire accionó y cuando todo paró, a duras penas Andromeda lograba mantenerse consciente.

Un zumbido sonaba fuerte en su cabeza, la sien le sangraba, tenía el labio roto y la bolsa de aire le había hecho daño; miró, aturdida, que el parabrisas estaba roto y la ventana de al lado, con lo que varios vidrios le habían hecho múltiples cortes y se encontraba sumamente adolorida. Con dificultad bajó del coche, se encontraba tambaleante y herida, la cabeza le dolía y todo el ruido que hacía no ayudaba.

Recuperándose poco a poco del impacto, puso más atención a lo que sucedía. Claramente muchos coches habían chocado entre sí, había aceite derramado en el suelo, ¿tal vez se resbalaron con eso? Era difícil, dolía hasta solo pensar, había gente llorando, herida, gritando, corriendo, incluso vio personas inconscientes que parecían muertas, pero no quería avergiuarlo. Comenzó a caminar con lentitud, debido a la intensa desorientación y ese zumbido que no dejaba sus oídos, temía caer inconsciente en cualquier momento, se sentía débil y estaba lívida, sabía que debía buscar ayuda, como todos y mantenerse lejos del peligro, ¿pero cómo cuando éste estaba en todas partes?

Algo que robó su atención, la detuvo en seco, fue la visión del autobús de los niños, levantado por una extraña mujer ¡con alas! Paralizada donde estaba, sin aliento, pasmada, no le quitó el ojo de encima mientras salvaba a los niños y no reaccionó hasta que la vio mejor cuando finalizó su tarea. Era uno de los seres que tanto misterio albergaba, esos que siempre quiso saber qué demonios eran y por qué sentía una conexión y familiaridad tan rara con ellos. ¡Era un hada! ¡Imposible!

Un grito rasgó su garganta, arraigado en el mayor terror y completamente inadvertido, un reflejo. Con ojos llenos de espanto, comenzó a retroceder sin poder dejar de verla. Una suerte que, con tanto caos que sucedía alrededor, su grito pasó por alto al no ser el único entre todos los que se oían por el pánico ante la catástrofe.
avatar
Mensajes : 59

Post de rol : 32


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t7402-will-you-still-love-me-when-i-m-no-longer-young-beautifulhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t7846-i-am-fucking-crazy-but-i-am-freehttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t7503-you-like-your-girls-insane
Personaje inactivo

Volver arriba Ir abajo

Me encuentro conduciendo por el popular puente de Brooklyn con la radio puesta, escuchando “The show must go on” de Queen mientras vuelvo a "casa". sigo en ese tugurio enfrascado en semanas de soledad y decadencia. No es para menos después del encuentro en el cementerio con Scarlett.

Sigo cargando con la culpabilidad y no puedo dejar de pensar en lo que hice cada vez que cruzamos nuestras miradas. A veces me pregunto si alguna vez me tratará como una persona normal, aunque posea una gran deuda que saldar.

Un estímulo olfativo bastante fuerte y característico distrae mis pensamientos. No tardo en detectar de dónde proviene ese olor, exactamente de dos vehículos por delante mía pues tiene un escape de gasolina que está embadurnando  todo el camino a su paso. Comienzo a tocar el claxon un par de veces para trata de llamarle la atención pero no lo consigo, de hecho creo que lo empeoro porque veo que las personas que se encuentran en el interior del coche de enfrente se vuelven hacia mi con cara de muy pocos amigos. Intento de hacer señales pero nada, no sirve de nada.

Entonces ocurre.

Un derrape de una moto que termina en caída. Un choque. Otro. Atropellos. Y hasta yo sufro un fuerte golpe a un costado de mi vehículo saltando así el airbag que me salva de sufrir daños peores. Cuando levanto la mirada me percato de que me encuentro rodeado y bloqueado por otros coches que han sufrido peor suerte que el mío. Abro la ventanilla y salgo por ella ya que la puerta se encuentra bloqueada. Al salir y barrer el panorama con mis ojos me hace bloquearme durante unos largos segundos pues la imagen que se me presenta delante es escalofriante. Agradezco enormemente que Scarlett no estuviera conmigo.

¿Habéis llamado ya a los servicios de seguridad? — alzo la voz preguntando a algunas personas que como yo han salido de la carretera, y afirman con la cabeza dándome a entender que sí lo han hecho.

Me horroriza ver en peligro todos esos niños encerrados en el autobús que en cualquier momento pueden caer al vacío, y a unos metros más allá se está esparciendo el asfalto ardiente que poco a poco va consumiendo todo a su paso. De pronto veo a una figura femenina alzarse en el aire, un hada para mi sorpresa,  y a su vez al grande autobús retrocediendo varios metros gracias a su influencia para acabar entero sobre el puente, de ese modo ya no hay peligro de que caiga, pero aún hay riesgo de que el asfalto ardiente llegue hasta él.

Se escuchaban gritos, llantos, personas al lado de otras que se encontraban en el suelo sin sentido... Ha sido de agradecer la intervención del hada pero su actuación ha llamado la atención de algunas personas que la miran, entre ellas una mujer que como yo se ha quedado mirándola fijamente, eso delata que es portadora de la visión. Pero no debe estar acostumbrada a ver seres sobrenaturales pues un grito desgarrador fluye de su garganta, espantada de lo que acaba de ver. Corro hacia ella porque debo tratar de calmarla pues el pánico la puede hacer correr hacia el lugar equivocado, así que al llegar a su lado,  la agarro delicadamente de sus brazos. — Calma, tranquila. — al verle el rostro me doy cuenta que estoy herida pero por fortuna no es nada grave— Mira, hay muchos heridos y también muchos niños en el autobús, ayúdame a sacarlos ¿de acuerdo? — no es el momento de hablarle sobre lo que ha visto.

Rápidamente me muevo hacia donde se encuentra en autobús esperando que la muchacha me siga. Paso por al lado del hada para ayudarla a levantar — Ayúdanos a sacar a los niños, por favor. — Le pido momentos antes de enfrentarme a la primera puerta que parece bloqueada, y al comprobar la siguiente también está igual. Suspiro y uso la fuerza característica de mi especie para jalar fuera y abrirla completamente. Algunos niños salen, pero otros parecen estar demasiado asustados para reaccionar.


Última edición por Alaric Levinson el Jue Jul 28, 2016 1:16 pm, editado 1 vez


You:
avatar
Mensajes : 217

Post de rol : 135


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t6279-alaric-levinson#54541http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t6329-alaric-levinson-rshttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t7132-alaric-levinson-crono#62243
Hijo/a de
la Luna

Volver arriba Ir abajo

Bendita había sido la hora que se había dejado convencer por Sarah para ir al otro lado de New York a dar un 'paseo de chicas', pensó Emily, mientras observaba la larga cola de coches que se abría paso ante el taxi en el que estaba montada y el otro lado del puente de Brooklyn. En serio, ¿por qué? Dejó caer la cabeza hacia detrás, exasperada; estaba convencida de que el chófer debía de estar tocando las palmas internamente, pues todo eso significaba que le iba a cobrar un auténtico pastizal por todo el trayecto que les quedaba por recorrer. Se pasó los dedos por los ojos, intentando pensar con algo de claridad mientras se los masajeaba suavemente.

Miró hacia un lado de la ventana y hacia el otro, viendo que había algunas personas que, impacientes, habían comenzado a salir de vehículos como el suyo para recorrer a pie la distancia, que no era tanta. Y con el atasco que había, probablemente incluso tardarían menos. Resultaba un poco imprudente, pero como Jackson no le dejaba coger siempre la moto -cosa que comprendía porque no tenía carnet- y tampoco podía volar -y no podía hacerlo en público, todo fuese dicho-, decidió que ella les imitaría. Se lo comunicó al conductor, quien pareció un poco sorprendido e irritado al mismo tiempo, le pagó lo que le debía y se bajó sin esperar a que se despidiese de ella. Probablemente debía de estar acordándose de toda su parentela, y la idea le hizo gracia porque el tipo no tenía ni idea de que estaba cagándose en las castas de un demonio.

Con las manos en los bolsillos y rogando para no congelarse, empezó a caminar a paso rápido por el asfalto, intentando mantenerse pegada a la baranda del puente y lejos de la mayoría de los coches en la medida de lo posible. Bastante insegura se sentía ya haciendo eso como para empeorarlo; y era cierto que podía activar el escudo y simplemente protegerse, pero hacerlo delante de tanta gente tampoco era precisamente lo más apropiado. Caminó con cautela, sin ponerse los cascos para escuchar mejor su alrededor, y deseó con todas sus fuerzas que el trayecto fuese más corto de lo que aparentaba.

Pero no lo fue.

Todo sucedió demasiado rápido para la mayoría de ojos que estaban observando la escena. Lo único que la joven pudo pensar cuando vio estrellarse la moto fue que había hecho bien al acercarse más al lado con baranda, y mal al ir a pie porque podía haberle pillado de por medio. Tampoco le dio más importancia. Corrió hacia el foco del accidente y empezó a rodear los vehículos para llegar al lugar donde estaban los heridos. Se detuvo durante un segundo en seco al ver que un hada estaba ayudando a la gente; no le gustaban demasiado las de su raza, pero si estaba obrando bien tampoco iba a detenerla. Un joven rubio se lanzó hacia el autobús acompañado de otra chica para sacar a los niños que ya estaban a salvo. Y Emily se quedó mirando la escena durante unos segundos, sin tener demasiado claro qué hacer al respecto para ayudar. El fuego se extendía tan deprisa...

«¡El fuego!»

Se escondió detrás del autobús, cerca de algunos coches vacíos, pues la gente había empezado a correr en otra dirección, y empezó a concentrarse, apretando los puños fuertemente contra el cuerpo. El calorcillo que le provocaba la magia dentro del cuerpo empezó a bullir en ella, a lanzar oleadas por todas partes, y pronto sintió, como siempre, que se escapaba de su ser para obedecer las órdenes que le estaba dando. Hacía ya más de un año que estaba entrenándose con Danielle, aprendiendo a usar sus poderes, y desde el encuentro con el dragón sentía que tenía un cierto dominio sobre el fuego, que en cierto modo le fascinaba. Pero como su maestra y amiga se empeñaba en recordarle, ella no era fuego. Era agua, tranquila y terrible al mismo tiempo. Y aunque podría haber hecho que todo el río Hudson cayese sobre ellos, su mente se concentró en hacer desaparecer las llamas. Asegurándose de que se apartasen de los vehículos poco a poco, dándoles suficiente tiempo como para salvar a los niños del autobús.


Última edición por Emily Yates el Mar Feb 23, 2016 10:35 am, editado 1 vez


There's a lady who's sure all that glitters is gold, and she's buying a stairway to heaven

Emily Yates
Don't mess up with us!:
avatar
Mensajes : 1121

Post de rol : 239

Temas : 5/4


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t5208-emily-yateshttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t5234-emily-yates#43065http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t5233-emily-y-sus-encuentros-poco-oportunos
La
Matadragones

Volver arriba Ir abajo

ACCIDENTE EN EL PUENTE DE BROOKLYN
Diciembre de 2015.

Todo estaba sumido en un completo caos permanente; Muchos de los transeúntes que pasaban por allí buscaban huir a través de fuertes empujones o incluso pasando por encima de los que estaban tendidos en el suelo, mientras que otros llegaban para ayudar a los heridos. Como era de esperarse el ambiente estaba muy tenso, la gente gritaba como si se encontrasen en el mismísimo Infierno, y en parte lo estaban, puesto que las imágenes de tal desgracia parecían provenir de ahí. Pero no había acabado, otra colisión se llevó a cabo, por suerte, lejos del terrible caos que ya había. Sin embargo igual de fatal. El choque fue provocado por nada más y nada menos que un coche sin frenos, justo contra el servicio sanitario y los policías que buscaban llegar a pie hacia la zona afectada, llevándose por delante a cuantos pudo. Más gritos de desesperación se dieron a la vez que el asfalto ardiendo continuaba avanzando con lentitud, ocultando bajo esta masa algún que otro despedazado cadáver que se encontraba cerca de la zona de rotura. Cuanto más avanzaba, la gente más buscaba retroceder.

Paralelamente, en un lado del puente, el autobús que había derrapado hasta quedar estancado mitad fuera de la estructura y mitad dentro, volvió a la carretera de forma "sobrenatural" aunque, por suerte, pocas personas se percataron de ello debido a la situación que se vivía. Entonces fue cuando un grupo se acercó hasta el gran vehículo con el fin de salvar a los heridos, encontrándose con una imagen aún más desgarradora si cabía la posibilidad. Dentro del autobús algunos niños pudieron salir por su  propia cuenta mientras que otros gemían adoloridos, atrapados la gran parte por los sillones que, debido a las vueltas habían acabado fuera de su lugar. — ¿M-mamá? — una débil voz se hizo de notar entre los gemidos, sacando su pequeña manita por uno de los espacios que tenía libre. Estaba ensangrentada y casi ni la podía mover. Enseguida otra mano se aferró a la tela trasera de la camisa de [Andromeda] , obligándola a darse la vuelta por la brusquedad empleada por el desconocido. Cuando lo hizo pudo encontrarse con un hombre de mediana edad que parecía encontrarse bien, sí no fuera porque, al mirar su rostro podías darte cuenta de que la mitad de su cara estaba llena de asfalto ardiendo, teniendo por ello esa parte del rostro en yaga viva, con el ojo derecho colgando por el nervio óptico. — ¿P-puedes ayudarme? No encuentro a mi mujer....— le preguntó el hombre desconociendo que su propia cara estuviese así. La imagen era realmente impactante, y no fue la única. Algunos niños que, físicamente parecían encontrarse bien parecían no reaccionar, encontrándose en las esquinas mirando a la nada, sin saber muy bien donde se encontraban.

Fuera del autobús, las llamas habían parecido ser extintas por fin. Una buena noticia que logró salvar muchas vidas de ser quemadas y poder ser salvadas de los coches atrapados. Los servicios de emergencia seguían sin poder llegar directamente hacia la zona así que por ahora todo seguía siendo un descontrol. Aún seguían habiendo personas atrapadas que estaban al borde de ser atrapadas bajo aquel líquido negro viscoso y que pedían ayuda con gritos o, simplemente sacando cualquiera de sus articulaciones por los huecos que tenían libres.



ACLARACIONES
— Es una trama  destinada a cualquier subterráneo y humano.

— Solo se admiten a 4 usuarios como mínimo y 5 usuarios como máximo.

— Interactuad también entre vosotros. 'Ambientación' intervendrá cuando vea preciso pero dándoos tiempo para interactuar entre vosotros, y a la vez hacer que la trama avance.

— Pedimos que no se hagan post demasiados extensos para agilizar el tema. Se entiende que tal vez el primero sea más largo para introduciros en el mismo.

—  Con respecto a los turnos, los usuarios pueden volver a postear cuando hayan intervenido al menos 3 usuarios entre un post y otro.

— Si tienen cualquier duda o sugerencia no duden en contactar con nosotros.

— Se requiere actividad constante para finalizar esto en un período de tiempo no excesivamente largo. Por ese motivo pedimos post más cortos.

avatar
Mensajes : 4472

Post de rol : 77


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario
Personaje de
ambientación

Volver arriba Ir abajo

Fue interrumpida en su arrebato de histeria de golpe, y sin perder el estupor en su rostro se volteó al hombre que la había tomado por los brazos, tratando de prestar atención a lo que le decía y asintió dando a entender que captaba el mensaje; realmente intentaba hacer lo que le sugería, aunque se le dificultaba tomando en cuenta todo lo que sucedía. Se dirigió al autobús siguiendo a aquel desconocido a ayudar a los niños, mas miraba de hito en hito a la presunta hada, a quien pudo reconocer como aquella que vio en el teatro, pero eso no la sacaba de lo pasmada que seguía con lo ocurrido. No todos los días ves a una mujer con alas que levanta un autobús lleno de niños ella sola.

Vio como el hombre batallaba para abrir las puertas, claramente trabadas. Se preocupó de que los niños quedaran atrapados, pero la sorprendió el que aún así las abriera a la fuerza de un jalón.

-Eres un licántropo-murmuró sin creerlo. Ya se había cruzado con otros antes, sabía diferenciarlos de los vampiros (estaban a plena luz del día, para empezar), pero nunca los había visto en acción... no en esa clase de acción, vaya.

Vio a los niños salir, y su primer instinto fue detenerlos. Era una terrible idea dejarlos solos en aquel caos.

-No, no, no-detiene interponiéndose en su camino. Puede que tuviera terror a ser una madre, pero eso no significaba que sintiera la necesidad de proteger aquellos infantes en tal situación de riesgo-. Van a quedarse conmigo, ¿si? En lo que llega la ayuda, ustedes deben mantenerse a salvo y por lo pronto ese lugar es aquí.

Tuvo que agarrar a algunos para que no se escaparan, presas del pánico, y se esforzó mucho para mantener sus ojos en ella y no hicieran alguna locura. Se volteó al licántropo, rogándole ayuda con esto. Tomó la iniciativa, sí, pero realmente no tenía mucha idea de cómo contener a niños aterrados para que no huyeran y corrieran más peligro del que ya había.

-Necesito que me ayudes. No podemos dejarlos solos, y y no sé si el autobús sea muy seguro para dejarlos ahí. Si sucede algo, podrían quedar atrapados con escasas vías de salida.-al decir esto se volteó al autobús y vio cómo aún quedaban algunos niños demasiado asustados para salir.- Entra y saca a los que quedan-agregó mientras la idea se formaba en su cabeza, y se volteó a verlo-. Lo primordial es sacarlos de aquí.

Oía quejidos desde el interior del autobús, quiso ir pero un niño la jaló demandando atención; estaba por atenderlo y enseguida otra mano jaló su camisa con más fuerza, obligándola a voltearse y encontrarse con un hombre cuya mitad del rostro estaba desfigurada por quemaduras y asfalto ardiendo. Horrorizada en su lugar se quedó, le tomó un poco más de tiempo para salir de su estupor y entender lo que le suplicaba. Era claro que no estaba consciente de su estado, así como Andromeda tampoco de sus numerosas heridas, gracias a la adrenalina que no dejaba de correr por sus venas, con el objetivo de mantenerla en movimiento para sobrevivir.

-S-si, señor...-parpadeó repetidas veces tratando de ignorar su rostro demacrado, tarea ardua la verdad-¿d-dónde estaban cuando... cuando todo ocurrió?-fue lo único que se le ocurrió preguntar, accediendo a ayudarlo.

No tenía el corazón para negarse, quería ayudar con los niños pero había tantas personas que necesitaban ayuda y ella era tan inexperta, que no sabía qué priorizar. Trató de consolarse con que el licántropo serviría mejor de soporte para los niños, y con la hada que parecía esta para brindar ayuda también, se convenció de que no pasaba nada si se iba con ese hombre en busca de su esposa. Aun así, le dedicó una mirada aprehensiva al licántropo, como si le pidiera permiso de irse, como si preguntara "¿no habrá problema?", aunque era claro que podría con aquello con sus habilidades y la hada como compañera.
avatar
Mensajes : 59

Post de rol : 32


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t7402-will-you-still-love-me-when-i-m-no-longer-young-beautifulhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t7846-i-am-fucking-crazy-but-i-am-freehttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t7503-you-like-your-girls-insane
Personaje inactivo

Volver arriba Ir abajo

Re: [Trama global] Accidente en el puente de Brooklyn (COMPLETO)

Mensaje— por Invitado el Lun Feb 22, 2016 12:05 pm

800 años a mis espaldas hacía que el cansancio no fuera a más, no tarde en incorporarme y en observar, la humana que había conocido semanas atrás, asenti al joven lobo que me hablaba -vamos- susurre calmada, observaba el aceite, arrojarlo crearía un desastre ambiental con graves consecuencias, un fuego surgido fue apagandose por la mano de una bruja, lo cual significaba que no era necesario molestar al agua, entre en el bus -al carajo el glamour- susurre pasando cerca del lobo, observé y escuche chillidos, una niña llamando a su madre, otros niños inconscientes, podían tener daños medulares así que los moví en bloque usando el aire, los saque con suavidad meciendolos hasta ponerlos a salvo, mire a la bruja -un poco de sanación- exclame manteniendo la serenidad, puse a los niños a cubierto.

Me acerque a los vehículos observando, restos de cerebro bajo una rueda, como motorista me dolía la visión, pero más dolía los lloros que escuchaba, mire a través de la rota ventana de un coche, en la parte trasera un bebé de apenas un año había sobrevivido protegido por el cuerpo de la madre la cual estaba destrozada, abrí la puerta y saque al bebé, lloraba pero estaba ileso, lo lleve junto a Andromeda ahora recordaba el nombre -tómalo- pedí entregándose lo mientras veía algo de fuego surgir de otro coche, del río hice surgir una una columna de agua que use para apagar el fuego, algo de sudor se hacía notar en mi frente, usar los elementos hacia mella aun con mi poder, edad y experiencia, escuchaba sirenas demasiado en la lejanía, me acerque a la bruja -todos sabemos que puede pasar si se junta el fuego y el aceite, debemos intentar apartar los vehículos del aceite, tal vez elevarlos y apartarlos- sugerí, entre las dos podríamos acerlo, ganar tiempo y evitar un infierno de grandes dimensiones
avatar
Invitado
Invitado
está

Volver arriba Ir abajo

Sin saber muy bien como, una gran ola de agua cae sobre las llamas que lamen la parte delantera del autobús y otros vehículos cercanos hasta que consigue extinguirlas. No me entretengo en buscar la causante de tal hallazgo, pues el murmullo de la humana hace que regrese mi atención a ella. Su susurro me es suficiente para oírla, no puede pasar desapercibido para mis oído privilegiado. Aún no habiéndome convertido, ni siquiera parcialmente en lobo lo ha debido presentir por el uso de mi fuerza o la esencia que debo transmitirle. Desvío la mirada con cierta vergüenza pues no me siento orgulloso de lo que soy pero hoy me va a valer para ayudar a salvar a estos niños.

Voy ayudando a salir a los pequeños de entre los asientos, algunos aprisionados por los mismo, pero que usando mi fuerza consigo que se liberen y se acerquen a la mujer para quedarse bajo su protección. — Tranquilos, ella os cuidará. — les aseguro con voz calmada y casi paternal. En cada uno de los infantes veo el futuro hijo o hija que Scarlett va a tener y que yo voy ayudar a criar, si es cierto que me permitirá ayudarla en ello. Es entonces cuando puedo sentir el verdadero terror que ha de sentir unos padres cuando su pequeño está en peligro.

Asiento a lo que me propone y la ayudo a agrupar a los niños a su alrededor. — Eh, eh, shhh tranquilo — murmuro a un pequeño cuando he conseguido alcanzarle por su hombro cuando intentaba huir despavorido, y lo acerco a la humanaElla va cuidar de ti, como está haciendo con el resto ¿de acuerdo?. Hazle caso. — le sonrío y le doy una pequeña palmadita en la espalda y vuelvo al autobús junto con el hada que se ha prestado a ayudar para hacer lo mismo. Vamos sacando con cuidado a los niños, entonces me encuentro con un  discreto llamamiento de una niña hacia su madre, y lo que veo me deja durante unos cortos instantes paralizado. La sangre baña por completo el rostro de una niña que veo entre el recoveco de unos asientos que la tienen aprisionada. Con ansiedad empujo a ambos lados los sillones logrando sacarla de ahí y sosteniéndola entre mis brazos observo la gravedad de sus heridas. Miro a la humana y a la hada con una expresión que representa la desesperanza, pero ella justo se ha volteado hacia atrás hacia otro herido que no alcanzo a ver desde mi posición. Sigo con mi tarea de sacar niños del autobús. Con mi mano libre los incito a salir pero algunos de ellos se presentan confusos, como si no supieran donde están, y ni aunque les hable parecen reaccionar.

Yo me quedo con ellos. Ve, pero ten cuidado. — No me fio demasiado en dejar a la mundana irse sola, es frágil e indefensa si la comparábamos con un subterráneo, pero tampoco puedo pretender privarla de su libertad y deseo de ayudar a los heridos. Por ello cuando la veo marcharse, trato de acelerar el proceso de sacar a los niños del autobús para darle encuentro.

Incito a algunos niños mayores a que me ayuden con los más pequeños, les pido que sean valientes por ellos y de la mayoría lo consigo, siendo quienes sirven de guía. Se toman de las manos y siguen mis pasos. Mis brazos están ocupados cargando a dos pequeños muy mal heridos, y uno de ellos es la pequeña niña. — ¡Necesitamos ayuda! — alzo la voz por si alguien más que pueda me ayude. Esto es un desastre porque muchos de los niños que he conseguido sacar y que se mantienen en pie, se encuentran muy mal heridos, lloran de dolor y de puro terror. Para mas inri, la pequeña que tengo en brazos no parece reaccionar lo cual me hace tenderla en el suelo para tratar de reanimarla ajeno de que una bruja se encuentra entre los vehículos, la misma que consiguió apagar unas llamas. Masajeo el pequeño pecho de la pequeña con treinta compresiones y realizo dos suflaciones— Vamos... vamos... — ruego para mis adentros. Realizo varias tandas más pero la pequeña no reacciona. Alzo el rostro mientras continuo con al serie de compresiones buscando ayuda con la mirada con desesperación, pero en la siguiente suflación consigo hacer reaccionar a la pequeña, que llora desconsolada volviendo a llamar a su madre. — Ya estás de vuelta. — Murmuro y la recojo del suelo para estrecharla entre mis brazos dejando que ella también se aferre a mi, y con una mano libre guío al resto de niños a una zona segura de paso que busco con la mirada a la mundana u otros accidentados que necesiten de ayuda.


You:
avatar
Mensajes : 217

Post de rol : 135


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t6279-alaric-levinson#54541http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t6329-alaric-levinson-rshttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t7132-alaric-levinson-crono#62243
Hijo/a de
la Luna

Volver arriba Ir abajo

La cabeza no empezó a dolerle desde el primer momento, pero sí sentía una especie de bruma nublándole ligeramente el juicio, como siempre que ejercía su magia tan seguido sin hacer ningún tipo de descanso entre medio. No es como si no pudiese pensar, como si no pudiese reaccionar o como si estuviese ida, pero sentía que algo le pesaba dentro del cráneo, y asumió con resignación que probablemente tendría que estar un buen rato así, porque una vez que el fuego desapareciese tendría que seguir ayudando a los demás, de una forma u otra.

Sin embargo, aunque no distraída, sí que estuvo muy centrada en su afán, hasta que las llamas se hubieron apagado por completo. Emitió un suspiro de alivio antes de dejarse caer levemente contra la carrocería del autobús, notando que el corazón le iba en ese momento mucho más rápido de lo normal. ¿Cuándo había empezado? Ni idea, pero probablemente la adrenalina y el estrés del momento estaban haciendo que todo su cuerpo funcionase más deprisa de lo habitual. Por desgracia, el tiempo no parecía querer seguir el mismo ritmo.

De pronto, le pareció que una voz le llamaba desde el interior del vehículo, y al girarse vio que el hada la observaba, impenetrable, desde dentro. Con las piernas algo temblorosas aún, y no estando muy segura de qué podía querer de ella, empezó a moverse, temerosa todavía de lo que podía seguir encontrándose al otro lado del autobús, que en ese momento casi se podía decir que le estaba protegiendo contra lo que podía haber al otro lado.

El espectáculo seguía siendo tan horrible como lo recordaba. Se pasó el puño cerrado por la frente y oteó el puente para hacerse una idea de cómo estaba la situación. Aún había coches que ardían en algunos puntos, y contempló con asombro que había un nuevo foco que antes no le parecía haber percibido. ¿Tan centrada había estado en usar su magia que se había aislado del resto durante esos minutos? Chasqueó la lengua, notando la culpabilidad agolparse dentro de su cuerpo, cuando el rostro moreno de la subterránea apareció de nuevo ante ella.

Justo segundos después de que viese al hombre rubio rodeado de un montón de niños pequeños, que sangraban, que lloraban, que se mantenían en el suelo como pueden. La mundana pasó por su lado acompañando a un hombre con el rostro deformado, y tardó un poco en asimilar que le estaban hablando y lo que le estaban diciendo. Emily sólo podía pensar en los niños cubiertos de rojo y en la pequeña a la que intentaban devolverle la vida, y todo su cuerpo tembló ante la imagen. Incluso se le escapó una lágrima furtiva. Tantos... tantos de ellos...

Discúlpame —farfulló al fin, sin centrar los ojos sólo en el hada. ¿Puedes intentarlo tú sola un momento? Yo... los niños. Tengo que curar a los niños.

Y sin esperar una respuesta se dirigió hacia el grupo de los pequeños. Algunos se quedaron mirando con pasmo su pelo de color azul. Otros sólo giraron el rostro en otra dirección, asustados y doloridos. Los mayores continuaban sacando a los que quedaban dentro, que ya no debían de ser demasiados. Y el hombre los alejó lo que pudo del vehículo para que estuviesen más a salvo. Emily se relamió los labios mientras se colocaba al lado del adulto y le ponía una mano en el hombro para detenerle, para llamar su atención. Le observó con sus ojos castaños llenos de determinación.

Por favor, déjalos conmigo un segundo.

Tampoco aguardó a que le contestase. Echó una mirada a todos los pequeños y se acercó al que parecía más grave. Un niño mayor lo llevaba en la espalda, con una enorme brecha en la cabeza que no dejaba de sangrar. Tenía la mirada perdida y balbuceaba. A Emily se le partió el corazón en dos.

No podéis contarle esto nunca a nadie, ¿entendido? Porque si no, no podré volver a ayudaros.

Estaba tan nerviosa que podría haber vomitado de verdad. La única persona mundana a la que había curado alguna vez había sido a Jack, y en aquel momento preferiría haber muerto despedazada por la presión que sentía. En ese instante estaba más o menos igual, pero su miedo no iba a hacer que aquellas inocentes criaturas muriesen, así que colocó la mano sobre el menor y soltó aire lentamente. La niebla le rozó la mente, la magia hormigueó en sus dedos, el niño se estremeció un poco por el escozor, pero poco a poco su herida se fue cerrando, sin dejar muestra siquiera de que alguna vez estuvo ahí. El resto le contempló con una expresión mezcla de miedo y estupor. Emily, roja y blanca al mismo tiempo, se puso de rodillas.

Si me dejáis os ayudaré también a los demás.

Pasaron diez interminables e insoportables segundos hasta que una niñita rubia se aventuró a acercarse a ella. Tenía un feo corte en el brazo. Se lo tendió. Emily sonrió. Y volvió a empezar.


There's a lady who's sure all that glitters is gold, and she's buying a stairway to heaven

Emily Yates
Don't mess up with us!:
avatar
Mensajes : 1121

Post de rol : 239

Temas : 5/4


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t5208-emily-yateshttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t5234-emily-yates#43065http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t5233-emily-y-sus-encuentros-poco-oportunos
La
Matadragones

Volver arriba Ir abajo

Su cuerpo se crispó al recibir al bebé en brazos, sentía como los nervios se abrían paso en ella; parecía ridículo cuánto pavor le tenía Andromeda a lo relacionado con maternidad, niños, una familia, que cargar simplemente a un bebé ya la tensaba, pero así sucedía.

Claro que no estaba para rechazarlo, como cada vez que tenía un infante cerca, dada la situación, el que llorara tan desconsolado no ayudaba a calmarla pero asintió a la mujer cargando al bebé y no quiso ponerle mucha atención. No lo vio hasta que, mientras lo mecía para callarlo, caminó con el hombre a iniciar la búsqueda y entonces dejó de llorar.

Movida por la curiosidad de por qué se había detenido de repenteo, miró hacia abajo y se encontró con unos enormes ojos azules, como el más hermoso mar, cuyas pestañas estaban tan rizadas y negras que parecían postizas. El bebé tenía algunos cortes superficiales en el rostro y los brazos, pero nada grave; sus ojos la observaban con tal atención y profunidad que daban una mirada más adulta de la que debería, se veía que apenas tenía un par de meses de vida.

Andromeda se había detenido en seco, hundida en un trance donde la conexión de miradas fue el inicio de una mucho más profunda; en esos momentos, sólo miraba sin entender a un niño que despertó algo muerto en ella, que disipó toda duda y sólo podía pensar en que daría su vida como la madre del niño, sólo para asegurar su bienestar.

Hasta ese momento, había sido como si todo se hubiera apagado alrededor y sólo estuvieran ellos dos en el puente, mas los llamados del señor la sacaron de su ensimismamiento.

-... por favor, necesito encontrarla-oyó decir al señor mientras parpadeaba regresando poco a poco a la realidad.

Asintió varias veces, abrazó más al niño hacia sí y fueron a donde el hombre decía que se había accidentado con su esposa. Conforme avanzaba y revisaba los coches, se horrorizaba más con el baño de sangre que había, los miles de heridos que agonizaban y otros que lloraban desgarradoramente sobre cadáveres. No se había dado cuenta que estaba llorando hasta que se le escapó un sollozo ahogado, al presenciar la escena de un niño que sacudía los cuerpos inertes de sus padres, confundido porque no despertaban.

-Ella estaba conmigo-explicaba el hombre angustiado, regresando de revisar otro auto-, desperté en el suelo y ella no estaba en el coche, debió...-contuvo un sollozo, pasándose las manos por el cabello, con una mueca de dolor-debió creerme muerto.

Se cubrió el rostro con las manos mientras lloraba, pero las apartó gimiendo de dolor. Así se dio cuenta del estado de su rostro y abrió los ojos con espanto al ver su mano manchada de su sangre. Conmovida, Andromeda aún con el bebé en brazos, se inclinó hacia él, que se había sentado en el capó de un coche y lo miró a los ojos.

-Va a estar bien, señor, seguiremos buscando, pero primero hay que atenderle la herida.-calmó con voz serena, y le dedicó una amable sonrisa, aunque un poco entristecida.

Miró a su alrededor y vio cómo una mujer se había unido al hada y el licántropo; no tardó en identificar lo que hacía. Curaba a los niños. La reconoció como una bruja, y sonrió aliviada; siempre llegaban cuando más se les necesitaba. Se volteó de nuevo con el hombre y lo tomó de la mano mientras cargaba al diminuto bebé con un brazo.

-Venga conmigo-dijo mientras lo jalaba con los otros. Una vez llegó con la bruja, llamó amablemente su atención-. Necesito su ayuda-pidió a la vez que le mostraba al hombre, con la mitad de su rostro desfigurado por quemaduras de asfalto ardiendo. Era algo fuerte de ver, con las yagas y la piel en carne viva, cualquier estómago débil habría sacado todo lo que albergara.
avatar
Mensajes : 59

Post de rol : 32


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t7402-will-you-still-love-me-when-i-m-no-longer-young-beautifulhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t7846-i-am-fucking-crazy-but-i-am-freehttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t7503-you-like-your-girls-insane
Personaje inactivo

Volver arriba Ir abajo

ACCIDENTE EN EL PUENTE DE BROOKLYN
Diciembre de 2015.

Quizás todo habría sido diferente en otras circunstancias, diría más adelante los informativos, pero en realidad podían darse todos por afortunados de que las bajas hubiesen sido tan pocas como estaban descubriéndose ser. O al menos era lo que parecía en la distancia, porque la policía y los bomberos seguían intentando avanzar por entre los coches derrumbados para poder llegar hacia donde estaba el foco más grande del accidente.

De pronto, uno de ellos pisó un charco. El sonido del líquido retumbó curiosamente en sus oídos, preguntándose de dónde había salido algo de agua en ese momento en el puente. Tampoco tuvo mucho tiempo para pensar. Lo único que pudo hacer mientras veía extenderse el charco de, mezcla de aceite del motor y de la gasolina, fue abrir los ojos desmesuradamente y emitir un grito que no tuvo sentido. Una columna de fuego se abrió paso de forma horizontal ante ellos, dividiendo la estructura en dos, alcanzando a muchas personas que aún no habían podido ser rescatadas y a algunos de los valientes que habían avanzado a ayudarles.

Afortunadamente no causó muchos más estropicios, pero hubo gente atrapada dentro o debajo de los vehículos que sintieron parte de su carne arder. La situación empezaba a ser cuanto más que exasperante y para los pobres mundanos no había ya desgracia que no esperasen fuese a suceder. Qué poco podían saber de lo que se estaba gestando en otros puntos de la ciudad, o que se gestaría esa misma noche...

Pocas personas se dieron cuenta, pero de pronto varias figuras se quedaron quietas en mitad del puente, con la vista pendiente en la nada absoluta. El ajetreo era demasiado grande y aún había muchas cosas que hacer; muchas personas a las que salvar. Pero estaban ahí, inquietantes, en silencio, sin mover un músculo o mostrar expresión alguna por lo que estaban viendo. Estando casi sin estar.

¿Qué podéis hacer ahora mismo?

—Intentar ayudar a aproximarse a los servicios de rescate.
—Intentar rescatar al resto de personas que están atrapadas.
—Intentar apagar el fuego.
—Intentar acercaros a la gente que está sin hacer nada para evitar que corran más peligro.

ACLARACIONES
— Es una trama  destinada a cualquier subterráneo y humano.

— Solo se admiten a 4 usuarios como mínimo y 5 usuarios como máximo.

— Interactuad también entre vosotros. 'Ambientación' intervendrá cuando vea preciso pero dándoos tiempo para interactuar entre vosotros, y a la vez hacer que la trama avance.

— Pedimos que no se hagan post demasiados extensos para agilizar el tema. Se entiende que tal vez el primero sea más largo para introduciros en el mismo.

— Con respecto a los turnos, los usuarios pueden volver a postear cuando hayan intervenido al menos 3 usuarios entre un post y otro.

— Si tienen cualquier duda o sugerencia no duden en contactar con nosotros.

— Se requiere actividad constante para finalizar esto en un período de tiempo no excesivamente largo. Por ese motivo pedimos post más cortos.

avatar
Mensajes : 4472

Post de rol : 77


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario
Personaje de
ambientación

Volver arriba Ir abajo

Otra persona interviene en esta catástrofe. De primeras se ve como una simple mujer que no destaca más que por tener los cabellos teñidos de azul, un hecho que agradezco porque de pronto parece distraer a todos los pequeños que me rodean cuando he conseguido volver a la vida a la pequeña. Pero no es simple. No es cualquiera. Porque la petición desesperada que me hace me incita a sospechar que no es una mujer común. Yo en respuesta solo asiento con la cabeza y la dejo hacer.

¿Cómo no me he podido dar cuenta antes? El poder que emana de su mano pronto cierra la brecha de uno de los pequeños que acababa de salvar pero que no me había podido ocupar de su herida, como tantas que llevan consigo el resto. No es algo que pueda hacer solo y menos aún sin la facilidad de poseer poderes curativos. Es una bruja. Imagino que mi privilegiado olfato ha debido verse confundido con la cantidad de estímulos olfativos que me han llegado y siguen llegando; sangre, sudor, más sangre, gasolina, asfalto y ruedas quemadas… Lo que ha impedido que la identificara en un primer instante.

Gracias. — Agradezco de corazón su ayuda con la mirada fija en ella. No digo nada más para no desconcentrarla pues sé que los brujos tienen que esforzarse mucho en usar sus poderes cuando ya han prolongado su uso un buen tiempo. Y curar graves heridas debe desgastar muchísimo. Desde lo que pasó en la reunión de los licántropos… incluyendo la muerte de nuestro líder no he podido pensar en los brujos de la misma manera. Todavía me siento mal por ello pero me es inevitable aunque sé casi a ciencia cierta que eso es lo que buscan aquellos que nos están haciendo esto.

Descansa unos minutos. — Le digo al verla casi desfallecer y quedar en el suelo de rodillas. — No podrás ayudar si estás agotada. Voy a moverlos hacia un lugar seguro. — Eso es lo que hago con aquellos niños que ya han sido sanados por la bruja para que no sigan expuestos a posibles nuevos accidentes, pero hasta que esto no acabe no estarán completamente seguros. Sin embargo encuentro un camión que no llevaba ninguna carga consigo que pudiera suponer un problema, tampoco su conductor, el cual seguramente haya huido. — Quedaros aquí atrás del camión, sentaditos. — Algunos entre lágrimas llaman a sus padres, otros preguntan por la mujer de pelo azul y yo les respondo como puedo. Les doy esperanzas de que sus padres vendrán pronto pues esta catástrofe estarán dándolas en las noticias y no debe faltar mucho para que vengan a ayudarnos, si no es por carretera, por aire.

Cuando vuelvo hacia donde estaba la bruja me cuesta localizarla pues por unos instantes la mundana la oculta con su cuerpo. Pronto me doy cuenta que le lleva otra persona que se encuentra mal herida pero una enorme llamarada me hace dar varios pasos hacia atrás y ocultar mi cuerpo con los brazos. Otra explosión. No me ha pillado ni a mí ni al grupo que nos hemos ido reuniendo para ayudar a cualquier superviviente que quede entre el amasijo de metales que antes fueron vehículos, pero en cualquier momento sí que puede llegarnos.  No quiero pensar en la cantidad de personas que acaban de morir en esta explosión, ni lo mal que me siento por no haber podido hacer nada.

¿Cómo es posible? — musito para mi mismo aunque pueden oírlo perfectamente los demás. Esa pregunta surge al ver aquellas figuras  totalmente quietas en el puente y me daban la sensación de estar literalmente… derretidas por el asfalto líquido o chamuscadas por las explosiones que acaban de suceder, pero ahí están… en pie. — ¿Qué está pasando?.

De pronto logro escuchar el sonido lejano de los servicios de rescate que están intentando llegar hacia nosotros pero que se lo impiden la cantidad de vehículos que entorpecen su llegada. Sin decir una palabra, me vuelvo hacia donde me llega el sonido y usando toda mi fuerza empiezo a empujar y así apartar los vehículos que encuentro a mi paso para abrir la carretera con intención de que los servicios de emergencias lleguen.

Decisión que tomo:
- Intentar ayudar a aproximarse los servicios de rescate apartando vehículos. Para eso tengo superfuerza (?)


You:
avatar
Mensajes : 217

Post de rol : 135


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t6279-alaric-levinson#54541http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t6329-alaric-levinson-rshttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t7132-alaric-levinson-crono#62243
Hijo/a de
la Luna

Volver arriba Ir abajo

«Concéntrate» se dijo. «Concéntrate y no pienses en nada más.»

Danielle nunca le había dicho que usar sus poderes le provocase algún tipo de dolor, pero quizás era porque se trataba de una bruja antigua y ella era muy joven y sólo llevaba un año o así usando sus poderes de verdad. Pero conforme la columna de niños avanzaba, la leve y sutil presión que sentía en las sienes se fue haciendo cada vez un poco más intensa. No era realmente un padecimiento muy punzante, como aquella vez, cuando retuvo al demonio dentro del escudo para que Danielle pudiese preguntarle cosas. Pero le costaba un poco mantener la concentración con la sensación acrecentándose, el humo, la peste a carne quemada y la presión de que nadie más le viese hacer eso. Suficiente era el hombre que estaba a su lado. Suficiente...

Ya está... —le dijo con una sonrisa cansada al último de los pequeños—. ¿Os encontráis ahora todos bien?

Asintieron con su cabecita. Unos asustados. Los otros realmente fascinados. Emily intentó huir de sus miradas porque no quería sentir vergüenza ni tampoco dejarse llevar por la ternura que solía invadirle al respecto con los pequeños. Tenía que mantenerse fuerte. Ya había hecho bastante alarde de debilidad por ellos apartándose del hada y corriendo a socorrerles a ellos. Hablando del hada, ¿dónde estaba? Oteó el horizonte intentando encontrarla sin éxito. ¿Dónde...?

La gratitud del rubio hizo que girase la cabeza. Le dedicó también a él una sonrisa agotada y afirmó cuando le comentó que se quedase allí. Sí, iba a ser lo mejor, de momento. No iba a ayudar a nadie caminando a traspiés por el puente sin aire en los pulmones y con el corazón encogido y agotado. Tomó aire profundamente y cerró los ojos un segundo. ¿Qué estaría haciendo Jack? ¿Se encontraría bien? Cuantísimo le echaba de menos en esos momentos...

La aparición de la humana a su lado le desconcertó. El bebé en sus brazos lloraba a ratos y el señor que la acompañaba... Emily tuvo que aguantar las náuseas. Tenía un aspecto tan horrible... No se preguntó cómo pudo saber que era una bruja. Ahora ya estaba acostumbrada a que la gente la reconociese, o quizás era que le había visto curando a los niños y por eso lo había sabido. Asintió con la cabeza sin entusiasmo pero con firmeza. Le indicó al hombre que se sentase a su lado y le puso las manos en la cara, intentando contener la comida en el estómago. Su rostro se estaba recomponiendo poco a poco cuando el estallido de una nueva columna de fuego le sobresaltó, haciéndole darse cuenta de que tenía que apresurarse. Sino, la cosa podía ir aún a peor...

«Dan y Jack me van a matar...» pensó con desesperación. Pero no podía perder más el tiempo.

Alzó la mano en dirección hacia el río y se concentró con tanta fuerza que en esa ocasión la cabeza sí que le iba a estallar del dolor. Intentó remover las aguas del río para simular el oleaje, así podía hacer que el fuego desapareciese cuanto antes...
Intento apagar el fuego.


There's a lady who's sure all that glitters is gold, and she's buying a stairway to heaven

Emily Yates
Don't mess up with us!:
avatar
Mensajes : 1121

Post de rol : 239

Temas : 5/4


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t5208-emily-yateshttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t5234-emily-yates#43065http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t5233-emily-y-sus-encuentros-poco-oportunos
La
Matadragones

Volver arriba Ir abajo

ACCIDENTE EN EL PUENTE DE BROOKLYN
Diciembre, 2015.

Alaric empezó a avanzar entre los coches, apartándolos con su fuerza sobrehumana para que los mundanos pudiesen empezar a hacer acto de presencia en los terribles acontecimientos del puente. Poco importaba, o quizás nada, que la gente viese el despliegue de cosas sobrenaturales que se estaban llevando a cabo allí, pues lo importante era salvar a los demás. Pronto descubrirían que en realidad poco habría importado si hubiesen andado con cuidado, pues no eran los primeros, ni los únicos, que estaban sufriendo extrañas circunstancias aquel día.

Emily consiguió, no sin esfuerzos, que las llamas restantes terminasen de apagarse, pero quedó completamente exhausta en el lugar en el que se encontraba, donde tuvo que tomar aire y reposo durante algunos minutos. Si intentaba levantarse, caía desplomada al suelo, y ni siquiera entendía por qué todo aquello le estaba costando tanto. Quizás porque estaba procurando que la gente no lo tomase por algo salido de la nada, sino por algo normal, y el cielo y las aguas intentaban responder en la medida de lo posible a sus acciones.

Tampoco entendía por qué hacía tantísimo frío...

De pronto algo llamó la atención del grupo de supervivientes. Un hombre completamente chamuscado, casi derretido contra el suelo, empezó a tener espasmos, y sus ojos, hasta el momento idos, parecieron recobrar vida de nuevo. Parpadeó  un par de veces antes de empezar a gritar descontroladamente. Y como él, otros tantos. Uno se aferró a la pierna de Alaric mientras avanzaba. Y las figuras del puente que habían permanecido quitas, sin moverse, como cuerpos sin vida, comenzaron a dirigirse hacia ellos. Fue entonces cuando todos pudieron percatarse que eran translúcidas.

Eran fantasmas.

«Elección libre. Narrad lo que hacéis en este momento al ver lo que está sucediendo a vuestro alrededor.»


ACLARACIONES

— Aclarar en primera mano que Andrómeda puede continuar interviniendo en la trama. Mientras no esté, su personaje pasará a ser un pnj y ninguna acción recaerá sobre ella. Será como si hubiese permanecido inerte todo el tiempo. Podrá retomar sus acciones desde el momento en que decida intervenir de nuevo.

— Es una trama  destinada a cualquier subterráneo y humano.

— Solo se admiten a 4 usuarios como mínimo y 5 usuarios como máximo.

— Interactuad también entre vosotros. 'Ambientación' intervendrá cuando vea preciso pero dándoos tiempo para interactuar entre vosotros, y a la vez hacer que la trama avance.

— Pedimos que no se hagan post demasiados extensos para agilizar el tema. Se entiende que tal vez el primero sea más largo para introduciros en el mismo.

— Con respecto a los turnos, los usuarios pueden volver a postear cuando hayan intervenido al menos 3 usuarios entre un post y otro.

— Si tienen cualquier duda o sugerencia no duden en contactar con nosotros.

— Se requiere actividad constante para finalizar esto en un período de tiempo no excesivamente largo. Por ese motivo pedimos post más cortos.

avatar
Mensajes : 4472

Post de rol : 77


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario
Personaje de
ambientación

Volver arriba Ir abajo

Entre tantas cosas que sucedían a su alrededor, había demasiadas reacciones en ella que luchaban por presenciarse. Quería gritar y salir huyendo de ahí, salvar su vida, quería tirarse al suelo hecha un ovillo y llorar, quería socorrer a los heridos, ayudar a esos niños, y en ella había nacido una nueva necesidad de proteger aquel bebé que yacía en sus brazos, tan feroz que podía asegurar que por primera vez en su vida estaba dispuesta a dar la vida por alguien en caso de ser necesario, con tal de asegurar su bienestar. Jamás en ella se había disparado tal instinto maternal, al menos no tan intenso.

Una nueva ola de gritos se alzó entre las multitudes, algo que la obligó a buscar la causa, sólo para encontrarse columnas de fuego que se abrían paso sin aviso entre las personas, sin importar que se llevara a incautos en el camino, vidas, lo que fuera que se cruzara y no se quitara a tiempo. Aunque todo era impactante, y el reino del terror parecía no tener fin, llamó la atención en Andromeda algo en particular, que sacaba escalofríos cuando te prestabas atento.

Estaban estas personas, inmóviles, mirando a la nada, que parecían tan ajenas a lo que sucedía a su alrededor, de una manera poco natural. Podría concluirse que estaban paralizadas por el miedo, si no fuera por sus rostros inexpresivos, y el que parecieran estar... en otro lado. Entonces fue cuando la gente pareció comenzar a enloquecer de una manera distinta, un hombre bastante malherido pareció comenzar a convulsionarse, sólo para recobrar el sentido con el único propósito de rasgar su garganta con alaridos aturdidores. Otros más fueron imitándolo, algunos se iban acercando a Andromeda y ella, tratando de evitar volverse presa del miedo, el cual ya sentía invadirla, trastabilló hacia atrás queriendo alejarse de todo ello.

Abrazó al bebé con fuerza contra su pecho, escondiendo su pequeño rostro en él, como queriendo alejarlo de tanta tragedia, esconderle tales horrores, salvaguardarlo de cualquier peligro. Miró a su alrededor buscando sacarla a ella y al pequeño de ahí, no podía asegurar si estas personas que gritaban como enloquecidos eran peligrosas, pero no pensaba arriesgarse.

Se fue abriendo paso entre la gente, cuidando de mantenerse lejos de las garras de los que se arrastraban y gritaban, hasta acercarse a unos metros de las personas que hacían de "estatuas". Tenía la intención de dirigirse a ellos, tratar de sacarlos de su trance, o lo que fuera por lo que pasaban, pero antes de que pudiera acercarse más éstas comenzaron a moverse. No parecía que hubieran salido de algún modo de su estado ausente, se deslizaban sin consciencia o expresividad, lo que hacía todo más estremecedor.

Mientras más se acercaban, más retrocedía Andromeda, prendida al bebé lloroso como si su vida dependiera de ello, y también pudo notar el horrible, horrible detalle. Podía ver a través de ellos, en el acto entendió que estaban lejos de ser humanos, o seres vivos tan siquiera.

Ahogando un grito de espanto, sin atreverse a darles la espalda se apresuró a alejarse lo más posible de aquellas criaturas, muerta de miedo. Y como si el bebé sintiera su miedo, comenzó a llorar, mientras Andromeda lo mecía sin separarlo de ella, tratando de calmarse para calmarlo también, en vano. Ella también quería llorar, no entendía lo que pasaba, sólo quería irse de ahí. De repente, la invadió un desesperado sentimiento, seguido de un implorante pensamiento, casi susurrado con temor a ser oído en su mente.

No quiero morir.
avatar
Mensajes : 59

Post de rol : 32


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t7402-will-you-still-love-me-when-i-m-no-longer-young-beautifulhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t7846-i-am-fucking-crazy-but-i-am-freehttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t7503-you-like-your-girls-insane
Personaje inactivo

Volver arriba Ir abajo

Aunque mi fuerza era inmensa y retiraba los vehículos con suma facilidad, mi energía se iba desgastando poco a poco. El estrés, el agotamiento y también la preocupación de que hubiese más muertes hacían mella en todo mi organismo, y no solo yo era el afectado, sino todos los que allí ayudábamos. Me dejé apoyar sobre uno de los vehículos para descansar un breve momento, solo necesitaba unos segundos antes de continuar, un tiempo que aproveché para echar un vistazo a mi alrededor, especialmente a lo que había dejado atrás.

Mis orbes azules sobrevolaron con su visión hacia los pequeños que poco a poco iban regenerando sus heridas gracias a la bruja, pero tras ellos pude contemplar nuevamente a aquellas figuras escalofriantes que se habían alzado en mitad de la carretera completamente invadida por el fuego. Pero me centré especialmente en uno de ellos. Parecía un hombre… muerto, porque su piel estaba completamente negra al haber sido consumido por las llamas, pero seguía en pie y como si se hubiese percatado él mismo de tal hecho, empezó a gritar como un loco. ¿Qué estaba pasando allí? ¿Qué ocurría?

No me dio tiempo a preguntarme nada más ni tratar de buscarle la lógica a todo lo que ocurría porque sentí una opresión en mi pierna, y cuando bajé la mirada para saber qué era lo que me había agarrado descubrí que se trataba de uno de esos… entes, o… personas chamuscadas. No tenía idea de cómo podía llamarlo. Algo pude comprender cuando las figuras  empezaron a moverse, eran traslucidas… por tanto… se trataba de fantasmas. No sabía muy bien cómo podía sorprenderme ese hecho si en el mundo existían seres sobrenaturales, pero lo hizo.
No pude hacer otra cosa que alejar mi pierna de aquel fantasma… o persona que no sabía cómo podía seguir con vida, pero al poco reaccioné con mayor solidaridad por inercia, aunque no supiera exactamente qué era, así que traté de ayudarla y examinar sus heridas ya que el terreno estaba ligeramente despejado. Solo esperaba que llegasen de una vez los servicios de emergencia.


You:
avatar
Mensajes : 217

Post de rol : 135


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t6279-alaric-levinson#54541http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t6329-alaric-levinson-rshttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t7132-alaric-levinson-crono#62243
Hijo/a de
la Luna

Volver arriba Ir abajo

«Oh, por favor, era lo que nos faltaba. Los fantasmas no existían, ¿por qué de pronto ahora sí?»

Apagar las llamas supuso el esfuerzo más grande que recordaba en mucho tiempo. Quizás porque ya lo había hecho antes. Quizás porque había tenido que curar a un montón de niños. O quizás porque se estaba esforzando en que los mundanos no se percatasen que había columnas de agua que salían del río en dirección al fuego porque ya era todo demasiado sospechoso como para que encima le añadiese más leña al asunto. Se quedó donde estaba durante casi un minuto entero, notando que el corazón le golpeaba con fuerza en el pecho y sintiéndose patética y triste. ¿¡Qué clase de bruja era, por favor!? Había visto a Danielle hacer cosas increíbles y ella no era más que una pobre muñeca que se cansaba con nada. Pateó el suelo con los talones, frustrada, e intentó centrarse en que al menos había conseguido apagar los rescoldos que quedaban, por lo que nada más estallaría ni saldría ardiendo.

Entonces les vio.

Las figuras se mantenían quietas en mitad de la nada, observando su alrededor como auténticos zombies que no eran capaces de ubicar dónde se encontraban ni qué estaba sucediendo. Emily se estremeció de pies a cabeza al percatarse de que eran completamente translúcidas, y entonces pensó que no podía haber peor suerte en el mundo que el añadirle la existencia de espíritus a un universo ya lo bastante colapsado de criaturas extrañas. Frunció los labios mientras con todo el esfuerzo del mundo se ponía de pie, queriendo alejarse de aquellas cosas que amenazaban con moverse de un momento a otro.

Entonces vio a la muchacha que había llevado al bebé en brazos todo el rato y al hombre desfigurado, quien había salido corriendo en cuanto había terminado de curarle, probablemente a buscar a alguien querido. Parecía estar huyendo de los fantasmas, que, como ella había temido, comenzaban a avanzar hacia donde notaba que había vida. Impulsada por una fuerza que no tenía, salió corriendo desde donde estaba hacia la muchacha -afortunadamente no había una distancia exagerada que les separaba-, la cogió por los brazos y empezó a retroceder con ella para que no estuviese sola, pues no era más que una joven mundana y si no estaba segura de que siendo bruja pudiese hacerles frente, un ser humano normal y corriente no quería ni imaginarlo.

Tranquila  —le susurró a la joven (Andrómeda) intentando sonar todo lo convincente que pudo, aunque le temblaban los labios—. Tranquila, verás como todo sale bien.

Abrazó su cuerpo delgado, apretó al bebé contra su pecho y continuó retrocediendo, cada vez más y más aterrada por lo que podía llegar a sucederles a todos.


There's a lady who's sure all that glitters is gold, and she's buying a stairway to heaven

Emily Yates
Don't mess up with us!:
avatar
Mensajes : 1121

Post de rol : 239

Temas : 5/4


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t5208-emily-yateshttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t5234-emily-yates#43065http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t5233-emily-y-sus-encuentros-poco-oportunos
La
Matadragones

Volver arriba Ir abajo

Por mas que intentaba,mano podía apartar sus ojos de aquellas criaturas, con el terror estático impregnado en su rostro, con pasos torpes se dejó llevar por la bruja lejos de... Los espíritus, Dios, soñaba demasiado increíble pensar en la existencia de esas cosas, pero ya había vivido suficientes cosas como para saber que en cierto modo... Todo era posible.  Incluso ni siquiera parpadeaba, la tenía como hipnotizada el detalle de que pudiera ver a través de ellos, de que se acercaran y todo lo que se cruzara en su camino los atravesaba, incrementando el pavor que daba su aspecto, sus rostros inexpresivos, no podías adivinar cual era su propósito, qu sucederia una vez te tuvieran, si iban por ti, si te causarían daño, ¿qué? ¿Qué? ¿Qué? No podía saberlo, pero a juzgar por la insistencia de la bruja por alejarla de su alcance, sabía que no podía esperarse nada bueno. Finalmente se atrevió a mirarla, sin que el miedo abandonar sus ojos aunque no fuera causado por la peliazul. La observó con detenimiento, sintió la urgencia compartida con ella de proteger al infante, aunque fuera entre los cuerpos de las mujeres, bebé que lloriqueaba con pucheros y respiraba agitado, pudiendo sentir de algún modo tal vez el miedo que las envolvía, el peligro que se avecinaba.

-Estás cansada... ¿Es la magia? ¿Usaste demasiada?-preguntó, sin mucho conocimiento sobre el tema, pero había salido con suficientes brujos para saber el detalle por la superficie. No sabía qué tan agotado podía dejarte el exceso de su uso, pero podia darse una idea al ver la fatiga use la bruja trataba de disimular. Dio un vistazo por encima de su hombro hacia los fantasmas-¿Vienen por nosotros? ¿A qué?-se volvió de nuevo, tratando de controlar su terror-¿Hay algún modo de que se vayan? ¿Pueden herirnos?

Nunca había lamentado tanto su ignorancia sobre esas cosas, no obstante, ¿cómo iba a adivinar que le pesaría tanto en tal momento de necesidad?
avatar
Mensajes : 59

Post de rol : 32


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t7402-will-you-still-love-me-when-i-m-no-longer-young-beautifulhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t7846-i-am-fucking-crazy-but-i-am-freehttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t7503-you-like-your-girls-insane
Personaje inactivo

Volver arriba Ir abajo

1º tirada para Alaric
2ª tirada para Andromeda
3ª tirada para Emily
avatar
Mensajes : 4472

Post de rol : 77


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario
Personaje de
ambientación

Volver arriba Ir abajo

El miembro 'Arcángel Raziel' ha efectuado la acción siguiente: Lanzada de dados


#1 'El Karma' : 13

--------------------------------

#2 'El Karma' : 7

--------------------------------

#3 'El Karma' : 28
avatar
Mensajes : 252

Post de rol : 225

Ver perfil de usuario
Demonios menores

Volver arriba Ir abajo

ACCIDENTE EN EL PUENTE DE BROOKLYN
Diciembre, 2015.

El fuego seguía lamiendo el asfalto, los vehículos que se habían quedado estancados sin sus dueños y las personas que aunque tenían una expresión horrorizada en sus caras seguían con vida sin que eso tuviese lógica alguna. Todos aquellos que mantuvieran la sangre fría posible como para servir de ayuda a los que habían perdido la cordura o los heridos se pudieron percatar de ello. Pero no solo de gente que desafiaba a la parca, también entes translucidos que comenzaron a cruzar la carretera acercándose peligrosamente a los pequeños. Uno de esas figuras transparentes se fijó en la bruja que los protegía. Le miró fijamente a los ojos pudiéndose dar cuenta de su bondadoso corazón, y sin más dilación se metió dentro de su cuerpo pues temía que pronto no tendría tiempo para hacerse notar. Para que el mundo entendiera la gran amenaza que estaba sacudiendo al mundo humano y al de las sombras. Una amenaza que podría romper los límites de ambas.

Estamos anclados... en este mundo, no podemos ir más allá... ¡¡Estamos perdidos sin nuestro guía!! — gritaba Emily con la desesperación que le transmitía el fantasma — Alguien se ha estado ocupando de dejarnos aquí bloqueados para sembrar el caos, alguien. Necesitamos ayuda. Es él. ¡¡Ayuda!! ¡¡AYUDAAAA!! — su último grito sonó tan fuerte que su garganta se vería resentida durante un buen rato. El cuerpo de la pequeña bruja cayó al suelo frente el horror de los pequeños que tenía a su cargo.

Por fortuna, los servicios de emergencia lograron acceder por fin a la zona gracias a la participación de Andromeda y Alaric. Los entes translúcidos se alejaron impotentes a medida que el equipo paramédico se acercaba pero al menos se habían dejado oír lo suficiente para alarmar a los que pudieran atar cabos ante los acontecimientos ocurridos en el último año.
Los servicios de emergencia se ocupaban de las personas heridas, ignorando a aquellos que aún en condiciones nefastas seguían respirando. Era como si no fuesen capaz de verlos, como si estuviesen ocultos por el glamour al formar parte de algo antinatural, pero alguien debía estar protegiendo las mentes débiles de los mundanos. Alguien poderoso y oculto entre tanto caos.


ACLARACIONES

Aquí acaba la trama. Dejamos que escribáis si queréis un desenlace para vuestro personaje. Dejamos exactamente una semana pues el día 1 de Julio cerramos el tema. Espero que lo hayáis pasado bien :)

— Es una trama  destinada a cualquier subterráneo y humano.

— Solo se admiten a 4 usuarios como mínimo y 5 usuarios como máximo.

— Interactuad también entre vosotros. 'Ambientación' intervendrá cuando vea preciso pero dándoos tiempo para interactuar entre vosotros, y a la vez hacer que la trama avance.

— Pedimos que no se hagan post demasiados extensos para agilizar el tema. Se entiende que tal vez el primero sea más largo para introduciros en el mismo.

— Con respecto a los turnos, los usuarios pueden volver a postear cuando hayan intervenido al menos 3 usuarios entre un post y otro.

— Si tienen cualquier duda o sugerencia no duden en contactar con nosotros.

— Se requiere actividad constante para finalizar esto en un período de tiempo no excesivamente largo. Por ese motivo pedimos post más cortos.

avatar
Mensajes : 4472

Post de rol : 77


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario
Personaje de
ambientación

Volver arriba Ir abajo

No podía creer lo que mis ojos veían y mis oídos escuchaban. Cualquier grito de dolor o terror, cualquier sonido del fuego devorando los vehículos que me rodeaban, o el desbordamiento de algún otro por el puente fue capaz de amortiguar la suave voz de aquella muchacha que me había estado ayudando a salvar a los niños. Pero ya no era ella, lo podía ver en su cuerpo extremadamente tenso casi de una manera antinatural, y en esos ojos tan extraños y vacíos, como si no el perteneciesen a ella.

Era la primera vez que presenciaba una posesión, tan impresionado me hallaba que me costaba seguir el hilo de lo que decía, que tampoco lograba explicarse bien como para conocer con todo detalle lo que estaba pasando, pero una cosa estaba clara, y es que los espíritus se quedaban en este mundo sin poder regresar al suyo por culpa de alguien. Entonces gritó, con tanta fuerza que tuve que llevarme las manos a las orejas para taparlas por mi alta sensibilidad a los sonidos fuertes. Estaba acostumbrado a soportarlos pero el suyo era totalmente natural.

En cuanto la muchacha cayó al suelo fui corriendo a socorrerla. Los paramédicos que empezaron a rodear el lugar se fueron llevando en camillas a los más graves mientras que los bomberos lograron hacerse un pequeño hueco entre la carretera gracias a que aparté varios vehículos. — Eh, eh! ¿Estás bien? — pregunté con ansiedad alternando mi mirada entre su rostro y los alrededores. — Debemos irnos — le informé poniéndome en pie y ayudándola a ella pasándole el brazo tras mi cuello, o tomarla en brazos si fuese necesario. También me preocupé de que aquella humana estuviese a salvo para salir de allí, y una vez aseguradas me marcharía a informar de lo ocurrido en el Praetor.


You:
avatar
Mensajes : 217

Post de rol : 135


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t6279-alaric-levinson#54541http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t6329-alaric-levinson-rshttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t7132-alaric-levinson-crono#62243
Hijo/a de
la Luna

Volver arriba Ir abajo

Emily la observó de reojo cuando le preguntó si estaba agotada por haber usado demasiada magia. Una gota de sudor recorrió su sien derecha, su mejilla derecha y se coló más allá de su barbilla, dejando un rastro húmedo y realmente incómodo que no se molestó en limpiar. Sí, estaba muy cansada, pero sobre todo muy frustrada, porque estaba claro que tras un año de entrenamiento sus habilidades seguían siendo muy limitadas. Como siempre, intentó convencerse de que se trataba de su juventud, y que conforme fuese pasando el tiempo, iría mejorando cada vez más y más. A fin de cuentas, ahora era capaz de hacer cosas que meses atrás jamás habría soñado siquiera con realizar. Tenía que aferrarse a eso.

Probablemente sea por eso, sí. Pero tranquila —le sonrió—. No tengo intención de desmayarme. —Sólo le había sucedido una vez y había sido por algo realmente concreto. Frunció el ceño al escuchar la nota de terror en su voz, intentando controlar sus propios miedos—. No lo sé. Nunca había visto fantasmas... No sé qué buscan en nosotros ni cómo evitarles.

«Danny lo sabría», se dijo. Pero Danny no estaba. Se encontraba sola en una situación que se le escapaba y no sabía cómo actuar. Se sentía tan inútil, tan desvalida...

Entonces uno de los fantasmas se fijó en ella. Emily sintió que un escalofrío le recorría la columna vertebral, y llevada por un impulso que no supo entender, hizo que la muchacha (Andrómeda) se apartarse de ella en el momento justo en que la figura se lanzó contra su cuerpo. Abrió los ojos de par en par, sintiendo un frío en su cuerpo que le cortó la respiración, y de pronto se encontró con que en su cabeza, en su mente, cientos de escenas confusas se desdibujaban, mezclándose con las suyas propias. Su conciencia quedó relegada a un rincón de su ser, y se preguntó entre susurros a sí misma si eso era lo que habían sentido Jack y Mishka cuando les habían poseído.

Porque no tenía ninguna duda de que era eso lo que le acababa de suceder.

Palabras que no eran suyas salieron de su boca. Incluso desde donde estaba podía oírlas, aunque su desconcierto era exactamente igual que los que estaban pudiendo escucharlas. "Estamos perdidos" decía. Perdidos. ¿Por qué? De pronto se encontró lanzando un alarido tan grande que el escozor que le dejó en la garganta hizo que le lagrimearan los ojos, y lo siguiente que supo fue que estaba en el suelo, con el lado derecho del cuerpo dolorido y los ojos claros del licántropo (Alaric) observándole con preocupación.

«Jack... Te debo un par de cervezas...» pensó con incoherencia mientras el licántropo la ayudaba.

Sí, vámonos... —Se dejó apoyar en él, sin fijarse realmente en nada más, débil. Aún sentía frío, pero el calor del licántropo se le hizo agradable—. Recuérdame evitar este puente de aquí a un tiempo, por favor... —dijo, bromeando como pudo en esas condiciones, pensando sólo en su enorme cama y en los dos días que iba a dormir sin que nadie pudiese despertarla después de informar pertinentemente a las demás brujas como Danielle le había enseñado en su momento.

¿Serviría de algo?


There's a lady who's sure all that glitters is gold, and she's buying a stairway to heaven

Emily Yates
Don't mess up with us!:
avatar
Mensajes : 1121

Post de rol : 239

Temas : 5/4


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t5208-emily-yateshttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t5234-emily-yates#43065http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t5233-emily-y-sus-encuentros-poco-oportunos
La
Matadragones

Volver arriba Ir abajo

Contenido patrocinado
está

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.