07/08 - Estimados habitantes del submundo. ¡Aquí tenéis las noticias con las actualizaciones/nuevas propuetas/ideas del foro! ¡Pasaos cuanto antes a echar un ojo!


10/06 - Estimados habitantes del submundo. Ahora tenéis una forma de llevar el recuento de las habilidades especiales de vuestras armas. ¡Sólo tenéis que pasaros por este tema para tener al día el tiempo que os queda hasta la próxima recarga! ¡Pasáos cuanto antes!


04/06 - Estimados habitantes del submundo. Como habréis comprobado, la raza de los nefilim vuelve a estar abierta para todo el mundo <3 Y aunque aún no ha habido actualización de noticias... ¡no desesperéis! ¡Que antes de lo que podáis pensar estarán en vuestra bandeja de entrada ardiendo con el fuego celestial!


31/03 - Estimados habitantes del submundo. Como habréis comprobado, la raza nefilim tiene las letras en rojo en el censo del tablón. Eso indica que, hasta nuevo aviso, la raza está temporalmente cerrada por sobrepoblación. Sin embargo, antes de llevaros las manos a la cabeza definitivamente, esperad a tener un nuevo aviso por nuestra parte, pues estamos sopesando algunas cositas. ¡Un saludo! <3


07/03 - ¡¡Queridos habitantes del submundo!! ¡Aquí llegan las últimas noticias del foro! ¡Leedlas atentamente y no perdáis ni un solo detalle!


27/02 - ¡¡Queridos habitantes del submundo!! Queremos anunciaros que la limpieza de este mes de febrero se realizará entre los días 02 y 03 de marzo, para que tengáis tiempo de poneros al día. Así mismo, estimaremos que las noticias del mes saldrán esta misma semana, aunque sabemos que ya vamos con imperdonable retraso. ¡Perdón por las molestias y gracias por vuestra atención!


07/01 - ¡¡Queridos habitantes del submundo!! Queremos anunciaros que hemos recuperado el dominio del foro satisfactoriamente, de modo que podéis volver a utilizar la dirección anterior, www.cazadoresdesombras-rpg.com, sin ningún problema. Por otro lado, hoy se han realizado las limpiezas del foro. ¡Sigamos trabajando y pasándolo bien como hasta ahora, y perdón de nuevo por las molestias!


02/01 - ¡¡Feliz año nuevo a todo el mundo!! Con motivo de la llegada del ansiado 2017, hemos decidido daros un pequeño regalito. Si miráis en vuestra reserva de reliquias... ¡veréis que han aumentado considerablemente! Es un premio a todos los usuarios que se registraron antes del 01 del 01 por vuestro apoyo ^^Recordaros, además, que las limpiezas se realizarán al final de esta semana. ¡Apurad los últimos post para no perder vuestro color!


31 # 44
23
NEFILIMS
3
CONSEJO
11
HUMANOS
10
LICÁNTRO.
8
VAMPIROS
9
BRUJOS
4
HADAS
5
DEMONIOS
0
FANTASMAS

Miss Dior y un crucifijo [Azazel]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Miss Dior y un crucifijo [Azazel]

Mensaje— por Invitado el Sáb Feb 13, 2016 12:58 pm

Miss Dior y un crucifijo
→ Sábado → 08:45 PM  → Apartamento de Rosalie


El montículo de ropa aglomerada en el piso de su dormitorio estaba alcanzando niveles insospechados, era increíble cómo aquel volumen de prendas cabía en su reducido closet. En la cima de éste Hermès, su perro mascota, dormitaba plácidamente sobre un tapado de faux fur negro. No es que estuviera nerviosa, en lo absoluto, simplemente estaba desorientada con el asunto de salir a cenar con un hombre al que acababa de conocer. Sobretodo por lo inconcluso que era aquello, es decir, ¿era una cita? Azazel no se había vuelto a contactar con ella más que para anunciarle el horario en que la pasaría a buscar y, en vista de que la cena era idea suya, Rosalie decidió no mensajearlo. No quería quedar como una cría inmadura e insegura, agobiándolo de preguntas. Sobretodo a él, que desprendía ese aura de confianza y seguridad como si fuera su colonia de cabecera. La carencia de especificaciones, por lo tanto, la habían puesto en un aprieto. ¿A dónde irían a cenar? ¿Sería un lugar privado? ¿Un restaurante? ¿Su casa? ¿Qué debía ponerse? Sus experiencias pasadas con chicos se limitaban a ir a por un café en Starbucks, degustaciones de vino en galerías de arte y, como mejor exponente de citas, una linda cena a la que su novio del colegio la había invitado en Blue Hill.

La blonda se detuvo en el espejo de cuerpo entero una vez hubo terminado de plancharse el cabello y puesto una sombra de ojos oscura. Llevaba un conjunto de lana color mármol compuesto por una ceñida falda hasta las rodillas y un top corto, que iba de su cuello al busto y allí se detenía, dejando una franja de piel entre las dos piezas. Se sentía muy Balmain, muy Kim Kardashian. A decir verdad, se sentía guapa. Quería compensar la horrible imagen que había dado a Azazel el día anterior. Para ello, agregó sus únicos dos accesorios al look: su fina cadena de oro con una diminuta cruz como dije y una generosa cantidad de perfume Miss Dior. Una vez lista, se puso un bonito blazer sobre los hombros y se sentó a esperar en el comedor, tamborileando con los dedos sobre la mesa con un curioso nudo en el pecho. ¿Ansiedad, tal vez?

avatar
Invitado
Invitado
está

Volver arriba Ir abajo

Re: Miss Dior y un crucifijo [Azazel]

Mensaje— por Invitado el Sáb Feb 13, 2016 2:59 pm

Miss Dior y un Crucifijo
→ Sabado→ 20:45  → Apartamento de Rosalie


El techo se movía y se veía algo borroso, el ambiente era armónico, pacifico. Un silencio que me envolvió por completo, un lugar donde los sonidos cotidianos no me atormentaban. Estaba tan relajado y tranquilo que la hora se paso casi “volando”, pero la verdad era que no podía evitarlo. Me gustaba llenar la bañera y sumergirme en ella, aquello me ayudaba a pensar con mas claridad o simplemente dejarme divagar por los confines de mi mente. Casi como si se tratara de un laberinto intrincado y complejo, donde las paredes se modifican todo el tiempo con el solo fin de desorientar a todo aquel que quisiera entrar. Allí en el centro del mismo una celda la cual protege, dentro de ella algo que quería guardar muy bien. Un calabozo que mantenía prisionero a aquello que había decidido dejar de ser, el hogar la bestia que había sido una vez y que prefería dejar en el olvido. Lo cierto es que a veces se me hacia difícil mantenerla allí encerrada, lejos de la sociedad. Después de todo eso era yo y quien mejor que yo mismo para vencerme.

Salí del agua lentamente, parándome casi en cámara lenta como si no tuviera ánimos de hacerlo. Pero había algo que me motivaba a moverme, mejor dicho, alguien. Lo primero que hice después de ducharme fue afeitarme, era hora de recortar un poco esa barba. De forma tal que luego de un par de minutos solo deje un bosquejo de ella para que decorara mi rostro. Parecía la barba de unos días, arreglada, a decir verdad no me quedaba mal. Cepille mis dientes mirándome desnudo delante del espejo, casi como si no pudiera dejar de observarme. ¿Estaba bien que me amara tanto? Sonreí divertido por esos tontos pensamientos para luego escupir y enjuagarme la boca. Al llegar a la habitación abri el guardarropas y no tarde mucho en escoger unas cuantas prendas. Quería algo informal pero elegante, de esta forma seleccione unos vaqueros negros, una camisa blanca y una chaqueta del mismo color que el pantalón bastante moderna.

Desabotone los dos primeros botones de mi camisa para sentirme algo mas “libre”. Mientras tanto colgaba en mi cuello aquel amuleto que nunca dejaba en casa, no por su función sino por ser un recuerdo de Isaacaron. Una vez listo me eche un poco de una fragancia Hugo Boss y salí del cuarto. Mientras bajaba las escaleras me llevaba las manos a los bolsillos recordando no olvidar nada, al estar todo listo simplemente me dirigí a la cochera y tome las llaves del Lamborghini – No, no… - Murmure para mi mismo teniendo un flash de las palabras de Rosalie “Nada de Lamborghinis”. Sonreí divertido y tome las llaves del Audi R8 de color negro para subirme a el y en segundos irme de allí.

Al llegar a la puerta de su casa estacione el auto y me baje de el para apoyarme en la puerta a esperarla. Mis dedos rebuscaron en el bolsillo del pantalón hasta allá el móvil y la busque en el whatsapp para escribirle.


Azazel Palace escribió:Baja  ^3^

Vestimenta:

avatar
Invitado
Invitado
está

Volver arriba Ir abajo

Re: Miss Dior y un crucifijo [Azazel]

Mensaje— por Invitado el Sáb Feb 13, 2016 3:53 pm

Miss Dior y un crucifijo
→ Sábado → 08:45 PM  → Apartamento de Rosalie


Una sonrisa se dibujó en la comisura de sus labios al ver el emoji que Azazel había usado. Un tipo tan serio y elegante como él, enviando caritas sonrientes con los mensajes. Rosalie se echó un último vistazo en el espejo antes de abandonar el apartamento y encontrarse con él en la acera. Desde la noche anterior había repasado su fortuito encuentro una y otra vez en su cabeza y aún así, no pudo evitar buscar el aerodinámico diseño del Lamborghini Reventon. Debido a que la calle en la que vivía era muy comercial, la mayoría de los automóviles aparcados eran camionetas de carga y fletes, por lo que la joven esperaba ver un taxi amarillo aparcado frente a su edificio. Para su sorpresa, allí había un opulento Audi con aspecto a nuevo y luces encendidas. Miró en todas direcciones para corroborar que ningún vecino estaba husmeando por la ventana antes de tocar la ventanilla del copiloto con los nudillos y acto seguido, subirse.

Aquello era totalmente inverosímil. Le había dicho que nada de Lambos a modo de broma, ¿cómo iba a saber ella que el tío tenía otro jodido autazo como aquél? Aún no lo había saludado y miraba estupefacta el reluciente tablero del Audi. Nuevamente, el olor a perfume masculino, cuerina y auto nuevo le embriagaron el sentido del olfato. —¿En serio?— Lo miró sonriendo, entre divertida y exasperada. —¿Otro deportivo?— Se acomodó el lacio cabello detrás de la oreja, dirigiendo su mirada hacia el frente. —¿Si sabes que vas a tener que decirme a qué te dedicas, no? Digo, te conozco hace menos de un día y ya te he visto conduciendo dos autazos.

A decir verdad, esa había sido la incógnita a la que más Rosalie le había dado vueltas. En su círculo íntimo conocía gente de todo tipo de backgrounds, desde artistas viviendo en Queens con otras tres personas a compañeros de clase que vacacionaban en la Toscana. Pero dos autos de alta gama que no eran rentados (sí, se había fijado si tenían el calco de alguna compañía)...eso era de otro mundo. Azazel probablemente jugaba para las ligas mayores y Rosalie desconocía si podría mantenerlo entretenido durante toda una cena. En Estados Unidos, la mayoría de los restaurantes de buena cocina (por las pintas y el autazo, estaba segura que Azazel no la llevaría al AutoMc) dividían la cena en cuatro etapas, o como le llamaban en inglés, courses. La etapa de los cocktails, la etapa de los apetizers, la etapa del plato principal y la etapa del postre. A Rosalie le preocupaba que su conversación no diera para más que un par de tragos y Azazel se ofreciera a llevarla a casa bajo la excusa de "mira la hora" o "me ha entrado este mensaje del trabajo". —Por cierto, ¿a dónde me llevas? Mira que me he arreglado, Palace.— Preguntó, intentando llevar el hilo de sus pensamientos en otra dirección, entrar con pesimismo a una ¿cita? no le resultaría en lo más mínimo.

avatar
Invitado
Invitado
está

Volver arriba Ir abajo

Re: Miss Dior y un crucifijo [Azazel]

Mensaje— por Invitado el Sáb Feb 13, 2016 6:36 pm

Miss Dior y un Crucifijo
→ Sabado→ 20:45  → Calle


Mientras esperaba a la jovencita no pude evitar ponerme a tontear con el móvil. Revise mensajes, correos, hasta me había dado el gusto de revisar el facebook. Si, yo también tenia facebook, me resultaba particularmente interesante todo lo que podía encontrar ahí dentro. Podía ser viejo, anticuado en algunas cosas, sin embargo me gustaba disfrutar de los avances tecnológicos que facilitaban el día a día de uno. El mundo evolucionaba y todos debíamos mutar con el, de otra forma nos volveríamos algo descartables. Dejaríamos de ser funcionales para la sociedad y terminaríamos en un bote de basura. También existía la realidad de que el futuro nos estaba devorando. Maquinas que remplazaban la mano de obra, gente que en vez de ir al medico consultaba por internet sus síntomas, un sinfín de cosas que poco a poco nos iban desplazando a un lado. No es como si todo esto me importara, después de todo tenia la eternidad comprada y no tenia necesidades que no pudiera satisfacer con el dinero que tenia.

Entonces ella bajo y los ojos se me perdieron en su cuerpo, bella. Sus piernas, su vientre, la forma en que estaba peinada, completamente diferente a la noche anterior. Casi como si se hubiese transformado completo, aun recuerdo aquello que pensé en su momento. Que si ella era bella de forma natural, como seria si se arreglara mas de la cuenta. La boca se me hizo agua mientras la escaneaba con los ojos mientras se acercaba al coche. Cuando se subió le regale una sonrisa para luego reír por su comentario – Eso seria simple y aburrido, tienes toda la noche para averiguarlo tu misma –Comente a modo de desafío mientras –Yo no quise alardear, pero tu me dijiste que no querías Lamborghinis – Dije con picardía para encender el motor del coche y empezar a conducir con toda la tranquilidad del mundo. Saque el movil del bolsillo de la chaqueta y puse un poco de música clásica como ella lo había hecho antes para luego detenerme en una luz roja – No necesitas decirlo, me doy cuenta… Y la verdad es que estas muy bonita –Dije sincero mirándola nuevamente solo que esta vez mis ojos se detuvieron en su cuello notando aquella horrible cruz que llevaba colgando. Seguramente si hubiese sido otro vampiro eso hubiese sido un problema, pero para su mala suerte nunca fui creyente por lo que no me afectaba en lo mas mínimo.

Sinceramente no tengo idea que clase de comida te gusta, sin embargo hice una reservación en un restaurante de comida japonesa – La informe de cuáles eran los planes para esa noche, seguí manteniendo la mirada al frente procurando no provocar otro accidente como el del día anterior – Por cierto, en la guantera tienes un regalo – Comente casi al pasar con media sonrisa. Me había tomado el trabajo de comprarle otro perfume Bulgari ya que el que ella tenia se había roto. También, dentro de aquella caja negra con moño rojo, había un teléfono nuevo. No me gustaba estropear cosas ajenas, justamente porque no me gustaba que rompieran las mías. En ese sentido era bastante considerado, me molestaba que se metieran con lo mío así que intentaba no hacerlo con lo que no me pertenecía -Por cierto, ¿como estuvo tu dia?


avatar
Invitado
Invitado
está

Volver arriba Ir abajo

Re: Miss Dior y un crucifijo [Azazel]

Mensaje— por Invitado el Dom Feb 14, 2016 11:15 pm

Miss Dior y un crucifijo
→ Sábado → 08:45 PM  → Calle


Rosalie alzó las cejas a la par de un encogimiento de hombros. Tipo misterioso aquél Azazel, aunque simpático. Todo lo que decía lo transmitía con un ápice de sorna en el tono de voz, como si estuviese disfrutándo en serio aquel intercambio. Parte de las preocupaciones que tenía al subirse al auto se habían esfumado.  —Gracias, tú...tu hueles muy bien— Lo aduló torpemente. Hacer ademán de halagar a un hombre así era como felicitar a Monet por "dibujar bonito", obvio y redundante. Claro que estaba guapo y por la confianza que desprendía probablemente él fuera bastante consciente de cuán guapo estaba. De ahí a decirle que "olía bien"...no podía ser más imbécil. Por suerte Azazel tomó las riendas de la conversación una vez más. A Rosalie le gustó aquello, que una vez (para variar) alguien que no fuera ella comandase la batuta de la charla.

Se volvió una vez más en su dirección cuando le anunció a qué clase de restaurante iban. Del mismo modo que el día anterior, sin importar cuan ceñidas sus ropas fueran, Rosalie subió inconscientemente las piernas al asiento, haciéndose un ovillito, mientras respondía satisfecha.  —¡Me encanta! Con este trabajo que tengo en el restaurante italiano últimamente solo como past...— Las palabras se le atragantaron como si hubiera comido una albóndiga de wasabi y no pudo evitar lucir estupefacta. —Un, un, un...¿qué?— A esta altura, Azazel debía pensar que Rosalie era estúpida; desde que se habían conocido la rubia había balbuceado más que su sobrino de un año. En su defensa, no era culpa suya de que aquél hombre se las ingeniara para sorprenderla con cada cosa que le decía. Anonadada y con cierta desconfianza en su mirar, abrió la guantera del auto. Rosalie se quedó mirando fijamente el perfume y el teléfono sin atreverse a tocarlos. —¿Qué...? ¿Cómo...?— Nuevamente, el inconcluso balbuceo. Su hermana, Anielka, ya estaría poniéndose perfume y tomando fotos con aquel teléfono nuevo para Instagram pero ella se quedó tiesa en el asiento. Esos regalos no podían ser para ella. ¿Cómo era posible que aquél tío hubiera detectado qué perfume era el que se le había roto cuando se habían conocido? Y, la peor parte, ¡¿un teléfono?! ¡Un jodido teléfono!

Azazel...— Era la primera vez que lo llamaba por su nombre. Se sintió rara diciéndolo en voz alta. Su tono de voz era pacífico, cauteloso. —No puedo creer que...¿Cómo se te ocurre...?— Incapaz de concretar una expresión, bufó y negó con la cabeza, ocasionando que sus largos mechones rubios serpentearan en su rostro. —Habíamos acordado que esto no sería como Mujer Bonita y tu vienes y te comportas como un completo y jodido Richard Gere.— Bromeó, cerrando la guantera con fuerza, sin siquiera tocar los obsequios. —No sé cómo supiste que ese era mi perfume pero no puedo aceptarlo y...¿un celular? ¿En serio? ¿Vas de coña? Ni siquiera me conoces. ¿Es que tu regalas cosas así a cualquier chica que se te cruza frente al coche?— Aparcaron y a penas el auto se detuvo del todo, Rosalie se bajó y cerró la puerta, alejándose lo más posible de los presentes. La ponía nerviosa que la gente le regalase cosas, sobretodo cosas caras. —Eres increíble.— Confesó, con cierto deje de exasperación aunque sin que dejase de ser un halago.

avatar
Invitado
Invitado
está

Volver arriba Ir abajo

Re: Miss Dior y un crucifijo [Azazel]

Mensaje— por Invitado el Lun Feb 15, 2016 3:27 pm

Miss Dior y un Crucifijo
→ Sabado→ 20:45  → Restaurant


Me causo mucha gracia su voz nerviosa, sobre todo aquellas palabras que habían salido de su boca. Casi como si no hubiese sabido que decir ante mi comentario, como si eso fuera lo primero que se le vino a la mente -Gracias... -pronuncie levantando una ceja con sorpresa ya que no me esperaba que me dijera exactamente eso. Sin embargo era agradable saber que la colonia no solo me agradaba a mí, sino que a ella también. La conversación continúo y casi tan torpemente como antes termino balbuceando, denostando sorpresa y nervios. Era muy bonito verla de esa forma, como si cualquier cosa que hiciera o dijera le afectara demasiado - Un regalo, es cuando una persona le entrega algo a otra de forma desinteresada... bueno generalmente -dije replanteándome la última palabra. Los vampiros teníamos los sentidos mucho más desarrollados que los humanos. Por esa razón, en medio del accidente de la noche anterior había podido ver algo de la botella de su fragancia. Aunque la marca fue algo que no pude leer, sin embargo el perfume llego a mis fosas nasales como una ventisca. Luego solo tuve que juntar ambas cosas para encontrar el suyo.

Sus preguntas sueltas me hicieron reír- Es un perfume y un teléfono - dije respondiendo a sus preguntas retoricas molestándola - uno sirve para oler bien y el otro para comunicarte - dije casi tomándole el pelo como a una niña. Me gustaba la forma en que mi nombre sonaba en sus labios, casi como si aquello fuera complaciente. Sabía que reaccionaria de esa manera, no podía esperar menos de aquella humilde e inocente muchacha que había conocido. Toda aquella escena me hizo sonreír ampliamente - Rosalie, no estamos en una película. Ni te estoy regalando tres mil dólares... -dije para que se calmara un poco- Además no te estoy dando nada que no merezcas. Ayer en el accidente fueron dos cosas que se te rompieron y la verdad es que quería recompensarte... -le explique muy calmado mientras aparcaba el auto viendo toda su escenita - Ros, no le regalo cosas a cualquiera... - dije mientras me bajaba y luego activaba la alarma siguiéndola. Cuando llegue a ella deje salir un suspiro - simplemente es otra forma de disculparme por lo de tus cosas. No seas exagerada, son solo dos tonterías - agregue a todo aquello caminando junto con ella dirección a la elegante entrada del restaurant- Dime algo que no sepa - respondí a su "eres increíble" tan egocéntrico como siempre pero sin dejar de bromear.

No me gustaba deberle nada a nadie, mucho menos meterme con las cosas de los demás. Aquello era simplemente un detalle que se me había ocurrido tener con la muchacha. Si, debo reconocer que en parte es porque me interesaba conquistarla. Por otro lado no podía dejar de ser como era, además tampoco tenía nada de malo. Cuando llegamos a la entrada nos topamos con el tipo de la recepción al cual antes que pudiera decir algo lo anticipe - Konbawa, kyō wa yoyaku o suru tame ni yobidashimasu namae ni Azazel Palace- pronuncie en japonés a lo que este se quedo mirándome sorprendido. Seguramente no se esperaba eso de un occidental, mucho menos de alguien con mis pintas. El punto era que no mentía cuando dije que me gustaba viajar y recorrer el mundo. Tampoco perdía el tiempo cuando estaba en un lugar, se podía decir que se me daba bien aprender. Era importante saber comunicarse se estuviera donde se estuviera, además uno nunca sabía cuando estas cosas podrían resultarle útiles.

El acomodador nos guio hacia nuestra mesa, en ese trayecto mis ojos recorrieron rápidamente el lugar. Como era de esperarse todo estaba decorado de forma muy oriental, el rojo, el negro y el dorado predominaban sobre los demás colores. Cuando llegamos a nuestro lugar aquel tipo se retiro, mientras tanto yo me pare detrás de la silla de Rosalie y la hice a un lado para ayudarla a sentarse- Su majestad -dije con media sonrisa invitándola a que tomara asiento mientras la miraba a los ojos fijamente.


Off: Disculpa si no es tan bueno, pasa que lo escribi desde el movil en el trabajo ya que ando sin mucho tiempo u.u
avatar
Invitado
Invitado
está

Volver arriba Ir abajo

Re: Miss Dior y un crucifijo [Azazel]

Mensaje— por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
está

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.