10/06 - Estimados habitantes del submundo. Ahora tenéis una forma de llevar el recuento de las habilidades especiales de vuestras armas. ¡Sólo tenéis que pasaros por este tema para tener al día el tiempo que os queda hasta la próxima recarga! ¡Pasáos cuanto antes!


04/06 - Estimados habitantes del submundo. Como habréis comprobado, la raza de los nefilim vuelve a estar abierta para todo el mundo <3 Y aunque aún no ha habido actualización de noticias... ¡no desesperéis! ¡Que antes de lo que podáis pensar estarán en vuestra bandeja de entrada ardiendo con el fuego celestial!


31/03 - Estimados habitantes del submundo. Como habréis comprobado, la raza nefilim tiene las letras en rojo en el censo del tablón. Eso indica que, hasta nuevo aviso, la raza está temporalmente cerrada por sobrepoblación. Sin embargo, antes de llevaros las manos a la cabeza definitivamente, esperad a tener un nuevo aviso por nuestra parte, pues estamos sopesando algunas cositas. ¡Un saludo! <3


07/03 - ¡¡Queridos habitantes del submundo!! ¡Aquí llegan las últimas noticias del foro! ¡Leedlas atentamente y no perdáis ni un solo detalle!


27/02 - ¡¡Queridos habitantes del submundo!! Queremos anunciaros que la limpieza de este mes de febrero se realizará entre los días 02 y 03 de marzo, para que tengáis tiempo de poneros al día. Así mismo, estimaremos que las noticias del mes saldrán esta misma semana, aunque sabemos que ya vamos con imperdonable retraso. ¡Perdón por las molestias y gracias por vuestra atención!


07/01 - ¡¡Queridos habitantes del submundo!! Queremos anunciaros que hemos recuperado el dominio del foro satisfactoriamente, de modo que podéis volver a utilizar la dirección anterior, www.cazadoresdesombras-rpg.com, sin ningún problema. Por otro lado, hoy se han realizado las limpiezas del foro. ¡Sigamos trabajando y pasándolo bien como hasta ahora, y perdón de nuevo por las molestias!


02/01 - ¡¡Feliz año nuevo a todo el mundo!! Con motivo de la llegada del ansiado 2017, hemos decidido daros un pequeño regalito. Si miráis en vuestra reserva de reliquias... ¡veréis que han aumentado considerablemente! Es un premio a todos los usuarios que se registraron antes del 01 del 01 por vuestro apoyo ^^Recordaros, además, que las limpiezas se realizarán al final de esta semana. ¡Apurad los últimos post para no perder vuestro color!


25/12 - ¡Por fin se ha abierto el panel de inscripción para moderadoras/es! ¡Apuntáos cuanto antes! Además, administración quiere dejar constancia de que, con motivo de las fiestas, la nueva limpieza por inactividad se realizará entre los días 03 y 04 de enero. ¡¡De nuevo, Felices Fiestas, submundis!!


19/12 - ¡Las noticias de final de 2016 están recién sacaditas del horno! ¡Felices fiestas!


04/10 - ¡Aquí llegan el inicio oficial de la Trama Global! Seguid este caminito de baldosas amarillas para saber dónde están vuestros temas, quiénes participan y decidir en cual entrar. ¡Esperamos que lo disfrutéis mucho!


06/09 - ¡Aquí llegan los cambios en la ambientación y la trama y las noticias de agosto y septiembre! No dejéis de leerlas, porque dentro hay muchos cambios importantes.


31 # 39
22
NEFILIMS
4
CONSEJO
9
HUMANOS
9
LICÁNTRO.
6
VAMPIROS
11
BRUJOS
4
HADAS
5
DEMONIOS
0
FANTASMAS
Últimos temas

E•MO•TION || ft. Naiara H. Lowell

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

E•MO•TION || ft. Naiara H. Lowell

Mensaje— por Laila VanMaxwell el Mar Mayo 24, 2016 2:34 am

E•MO•TION
→ Sábado → 8:24 PM → Lucky Strike Lanes

Un día abrumador, malas ofertas por todos lados, pocas oportunidades. Se le agotaban las ideas. Hacía menos de una hora que había aparcado su motocicleta fuera del local y se había dirigido directamente, y sin titubeo alguno, a las mesas de billar, ubicadas en el otro extremo del lugar, que, por el día de la semana, se hallaba plagado de todo tipo de personas, algunas dispersas en el bar, otras jugando bolos, y algunas quedándose estáticas, admirando un buen juego de billar o aguardando a que alguna mesa se desocupara. Los ojos de la pelirroja se entornaban y se abrían, todo dependiendo la perspectiva con la que mirara la bola, mientras sus gélidos dedos trataban de mantener una trayectoria fija, más allá del ruido tras de ella y los gritos de victoria provenientes de otras partidas.
La goma de mascar en su boca había perdido el sabor, y en efecto comenzaba a dolerle la mandíbula, sin embargo no iba a alejarse de la mesa, no hasta que terminara su juego en solitario, golpeando la bola blanca, dejándola ir a dónde fuese, con tal de hacer algo. El taco se deslizaba entre sus dedos, justamente entre el puente que creó de manera sosa, yéndose por lo clásico en lugar de innovar sus tiros de algún modo. No era una experta en el juego, mas no iba a dejar que le llamasen novata, ya que en más de una ocasión había llevado la victoria a casa. ¿Que si le gustaba apostar? definitivamente, en efecto, ese podía denominarse un problema en ella. Las apuestas le hacían convertirse en una persona el doble de competitiva, y, por ende, más insoportable.
Su entrecejo se frunció cuando uno de sus tiros falló, dirigiendo la bola negra directamente hacia una tronera, tragándose una maldición al su objetivo ser introducir ésta hasta el final, cuando el resto de las bolas hubieran caído en los agujeros. Ahora debía comenzar de nuevo.
Su noche se estaba consumiendo, y, en efecto, no sabía una razón verdadera para esto, excusándose con que debía pensar un poco, despejar su mente de los fracasos del día y huir del dueño del edificio dónde rentaba su departamento, ya que le andaba pisando los talones desde que había perdido su empleo hacía un par de semanas. Básicamente su vida se iba dentro de las troneras de la mesa, golpeando las bolas una y otra vez, en esta ocasión, sin ningún objetivo fijo, solamente golpeando por golpear, dejando esperar al resto de personas que también querían una mesa, y que tenían con quién jugar, sobretodo.


Última edición por Laila VanMaxwell el Miér Mayo 25, 2016 12:02 am, editado 1 vez


Aspecto actual Hey:
avatar
Mensajes : 100

Post de rol : 60


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t7989-theres-a-time-and-a-place-to-die-and-this-aint-it-laila-vanmaxwellhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8029-the-lone-wolf-shall-rise-once-more-laila-s-chronology#69636
Hijo/a de
la Luna

Volver arriba Ir abajo

Re: E•MO•TION || ft. Naiara H. Lowell

Mensaje— por Invitado el Mar Mayo 24, 2016 12:21 pm

EMOTION
→ Sábado → 8:30 pm → Lucky Strite Lanes → Nublado con luna nueva

   Era sábado por la tarde-noche. Y eso, en el Instituto, equivalía a una cosa: pasillos desiertos. Todos desaparecían para abosrberse en sus propios asuntos. Durante los dos primeros meses, Naiara se preocupaba, ¿acaso los demonios dejarían de asomar la cabeza porque los Cazadores no estaban atentos? Pero, poco a poco, se fue dando cuenta de que no había que preocuparse tanto. Aquellos que salían, estaban armados y preparados por si aparecía un contratiempo. En resumidas palabras, pese a su salida por ocio, no descuidaban la atención de capturar demonios.
Y Naiara, sin intención de desentonar en aquella rutina, también comenzó a hacer lo mismo.
Así es como llegó al día presente, un sábado a las ocho de la noche. Con unos pantalones oscuros, muy probablemente, negros; unas botas bajas; un jersey de algún tono que ella no podía distinguir; y una chaqueta de cuero con bolsillos interiores para guardar sus cuhillos serafín, caminaba por las calles de Nueva York sin ningún destino fijo. Entraría a cualquier tienda que le llamara la atención, comería en un restaurante pintoresco o se subiría a alguna atracción prometedora. No tenía ningún plan fijo, haría lo que le apeteciera.
Paso tras paso, a un ritmo moderado, llegó a la zona de entretenimiento de la gran ciudad. Bares, discotecas, salas de juego, lugares de apuestas… Debía admitir que aquellos sitios no eran sus favoritos, pero no era mala idea echar un vistazo, quizás encontrara algo que valiera la pena.

Casi treinta minutos después, a las ocho y media, halló un lugar interesante. Su letrero rezaba: Lucky Strate Lanes. La primera impresión que tuvo la chica fue que no parecía tener mal ambiente.  Parecía un lugar animado, aunque tampoco estaba repleto.
La zona del bar tenía mucha más luz que las demás, por motivos obvios. Asimismo, la zona de billar tenía una luz permanente sobre las mesas, mientras que el resto estaba en penumbras. Y, la parte más alejada a la entrada principal, era la bolera, la cual estaba simplemente iluminada por las luces de neón de los carteles en las paredes.
La primera idea que se le pasó por la cabeza fue el sentarse en alguna mesa y tomar algo, pero la zona de juegos la había encandilado. Tenía ganas de alguna partida.
Lo normal, para ella, habría sido ir a la bolera, ya que allí no tenía que preocuparse de distinguir los colores. Pero todas las pistas estaban llenas y, además, era muy aburrido hacerlo solo.
Por ello, si ninguna otra opción, se dirigió a las mesas de billar. No era la primera vez que jugaba, pero no le había agarrado el gusto. Sí, era un juego tranquilo, que requería concentración y habilidad. Con esas características, debería gustarle. Pues no, muy probablemente fuera porque su acromatopsia jugaba en su contra. Las bolas eran de colores y, según el reglamento, no podía meter la bola blanca y la bola negra 8. ¡Pero para ella todas eran blancas y negras! Pese a que esa bola blanca no tenía número y la bola negra tenía pintado el 8, seguía siendo difícil para ella. Al menos, el inventor del juego había pensado en los demás y había dividido las bolas en enteramente de color o a rayas. Al menos así, Naiara podría diferenciarlas.
Con tranquilidad, cogió uno de los pocos tacos que quedaban y se posicionó en un lugar donde pudiera ver las mesas. Todas estaban ocupadas. Algunas con un grupo grande de gente, otras con tríos o parejas y solo una, con una chica jugando.
A la Nefilim no le pasó desapercido las malas miradas que le echaban un grupo de chicos de no más de veinticinco años a la solitaria jugadora, detrás de ella, esperando impacientes a que se fuera de una vez. Naiara no necesitaba ver el futuro para saber que aquello podía terminar muy mal.
Por ello, con toda la tranquilidad del mundo se acercó a ellos y le explicó la falsa situación: aquella desconocida, lal cual indentificaba como su amiga, la había estado esperando y, mientras tanto, había estado calentado en solitario.
Quizás fuera por su tono aterciopelado, quizás por su amable sonrisa o, quizás, por su calmado aspecto, pero los chicos simplemente bufaron y se marcharon. Al parecer, habían entendido que aquello iba para largo y decidieron buscar otro sitio con menos gente.
Cuando la Nefilim se giró, vio como la solitaria chica metía una bola. Al parecer, no era la correcta, porque soltó una maldición. No parecía de buen humor… y una partida perdida no podía causar eso.
Se acercó a ella con la misma serenidad con que la que se había aproximado a los chicos.
- Disculpa, ¿te importa si juego contigo? – el mismo tono cortés y formal que utilizaba con todo el mundo, adornado por una cálida y sosegada sonrisa. No, ella no intentaba hacerse la importante ni nada por el estilo, simplemente, era su forma de ser -. Podemos apostar algo si quieres – se encogió de hombros.
A Naiara no le importaba, a decir verdad. No era una persona competitiva y, muchos menos, dada a las apuestas. Pero un poco de diversión no hacía mal a nadie.

   
avatar
Invitado
Invitado
está

Volver arriba Ir abajo

Re: E•MO•TION || ft. Naiara H. Lowell

Mensaje— por Laila VanMaxwell el Miér Mayo 25, 2016 1:12 am

E•MO•TION
→ Sábado → 8:30 PM → Lucky Strike Lanes

Masticó otro par de veces, cambiando el ángulo con el que miraba la bola pálida frente a su taco, creando un nuevo puente con el pulgar y el índice. Dio un suspiro, frunciendo los labios. Se le daba muy mal asimilar cuando alguien le estaba hablando, en efecto, se le daba muy mal cualquier cuestión que implicara socializar. Detuvo voluntariamente la fricción entre sus dedos, restándole importancia a su partida cuando una interrupción la atacó de frente, frenándola en seco antes de dar un último golpe a la bola blanca, justo cuando estaba por rendirse y abandonar el sitio. Sus orbes verdes se clavaron en las ajenas, mientras elevaba el rostro lentamente, tal cual un corto circuito ocurriera en su cuello, admirando, bajo la constante iluminación del área, el rostro de aquella persona que finalizó automáticamente su partida. Observó con detenimiento cómo los labios de aquella fémina se movían, escuchando atentamente lo que le decía, sin dejar ver alguna señal de aprobación o desaprobación, tiñendo su rostro con la más común de las indiferencias. No buscaba un compañero, mucho menos alguien con tan encantadora presentación, solamente buscaba algún refugio temporal, un lugar que la acogiera mientras estuviese abierto.
VanMaxwell bajó de nuevo la mirada, ignorando a la otra en cuanto terminó de hablar, haciendo aquel tiro que había dejado pendiente antes de la interrupción. Las bolas se dispersaron una vez más sobre la mesa, y la inglesa creó un gesto de disgusto, volviendo la mirada al frente, apoyando el taco en el suelo, sujetándolo con firmeza. Escrutó los ojos ajenos, disparando una ceja hacia arriba, crispando las comisuras mientras la palabra "apostar" brillaba con todas sus letras frente a la chica, resplandeciente, tal cual un letrero con luces de neón sobre un motel mediocre: sabía que sería algo inadecuado el ingresar, mas el aspecto le tentaba a hacerlo.
—¿De cuánto estamos hablando?— cuestionó, centrando su atención por completo en la dama posada frente a ella en la mesa, dejando el palo sobre ésta última, escudriñando de la nada entre los bolsillos de su chaqueta, finalizando en los de los pantalones. No le molestaría apostar de buenas a primeras, en efecto, se le hacía algo interesante y atrevido que una chica con aquella actitud y aspecto quisiera apostar en un juego donde la pelirroja fácilmente podía hacer trampa, ya fuese con algún salto o un cambio de puente, teniendo cientos de posibilidades para ganarle. Sus dedos se atoraron sobre un par de billetes, depositándolos sobre la superficie frente a ella de golpe —Pongo cincuenta, tu dices si pones más que esto— una vez dejó todo lo que tenía, posó ambas manos sobre los bordes de la mesa, apoyándose con firmeza.
Una vez pudieron llegar a un acuerdo, Laila acomodó las bolas en la posición adecuada, en el centro, alargando el brazo hasta alcanzar su tiza —La cosa está así: voy sobre las lisas, tu sobre las rayadas, quién meta todas sus bolas correspondientes primero, gana, pero si metes la negra te jodes automáticamente, ¿eso se te hace muy difícil?— dejó la tiza cuando terminó de usarla en su taco, apartando el rack de su lugar, colocando la bola blanca —Sacas— anunció, haciéndole un gesto con el mentón a la chica.



Aspecto actual Hey:
avatar
Mensajes : 100

Post de rol : 60


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t7989-theres-a-time-and-a-place-to-die-and-this-aint-it-laila-vanmaxwellhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8029-the-lone-wolf-shall-rise-once-more-laila-s-chronology#69636
Hijo/a de
la Luna

Volver arriba Ir abajo

Re: E•MO•TION || ft. Naiara H. Lowell

Mensaje— por Invitado el Miér Mayo 25, 2016 1:39 pm

EMOTION
→ Sábado → 8:30 pm → Lucky Strike Lanes → Nublado con luna llena

  Naiara no era una persona manipuladora. Pero, algunas veces, le hacía gracia la facilidad con que se podía llamar la atención de los demás. Dinero, poder, fama… cosas tan banales, tan… genéricas, podían controlar a cualquier ser.
Era increíble cómo la sociedad, tanto humana, subterránea o nefilim, daba tanta importancia a esto. El dinero para conseguir algo; el poder para imponerse frente a otros; la fama para ser oído.
Pero aquella Nefilim no había sido una excepción. Ella también había sucumbido frente al dinero. Aquellos pequeños papelitos habían hecho que ella consiguiera todos los libros que quisiera. Lamentablemente, parte del conocimiento que tenía sobre las distintas culturas era gracias a esos libros que habían sido comprados con dinero.
Pero no, no lo iba a negar. En aquel presente, esos papeles impresos eran necesarios para vivir, desgraciadamente; así como la fama daba poder; el poder, dinero; y el dinero, la fama. Era una rueda interrminable.
Por eso, cuando su compañera detuvo su juego al oír la palabra apuesta, no le sorprendió nada. Algunas personas preferían tener un objetivo que cumplir al juegar a algo. Una meta más real que la simple diversión.
Dejó el el palo sobre la mesa de billar y rebuscó en su bolsillo derecho. Sacó varios billetes hasta encontrar uno de cincuenta y lo puso sobre los de su contrincante, sin hacer ningún ruido.
- Yo también voy con cinquenta – aceptó con un leve asentimiento de cabeza, sin cambiar su expresión de calma.
Para ser sinceros, a Naiara le daba igual ganar o perder. Ella solo había ido allí a divertirse un poco. Aunque eso no quería decir que no se lo fuera a tomar en serio, no sentía ninguna presión.
Mientras la otra chica ordenaba las bolas, la Nefilim se rascó la ceja izquierda para después coger su palo.
Escuchó con antención las indicaciones. Al menos, no tendría tantos problemas por su acromatopsia. Podría distinguir las bolas. Teniendo que golpear las rayadas, sabría identificarlas.
- Más claro que el agua – asintió con una pequeña sonrisa de lado.
Al oír su declaración, Naiara simplemente dio un paso adelante y se echó hacia adelante, con el dedo índice y anular sosteniendo la parte delantera del palo.
Se quedó un momento mirando la bola blanca.
Aquello no era billar, era pool. Su compañera estaba equivocada, no podían simplemente elegir qué bolas iban a tocar, sino que las reglas dictaban que la primera bola que metieras, esas serían las que tuvieras que hacer entrar en las troneras. Pero Naiara no era una persona dedicada a las discusiones, así que lo dejaría pasar. Simplemente, esperaba que ella no dijera nada por golpear las de color en el primer tiro… al fin y al cabo, no le quedaba otra opción: las rayadas estaban al final y, teniendo en cuenta que la bola blanca solo podía ser disparada desde ese lugar, se tenía que aguantar.
Fue un tiro limpio, pero simple. Nada del otro mundo.
Las bolas se dispersaron y, antes de que se detuvieran, la Nefilim se echó hacia atrás para dejarle espacio a su compañera:
- ¿Podría saber tu nombre? – inquirió, cogiendo la tiza para limpiar el extremo del taco -. Es mejor que referirme a ti simplemente como Persona A.
Respetaría su decisión si no quería decirlo, pero, ya que estaban juntas, lo mínimo sería conocer sus nombres. Tampoco le estaba pidiendo su dirección o su número de teléfono.

   
avatar
Invitado
Invitado
está

Volver arriba Ir abajo

Re: E•MO•TION || ft. Naiara H. Lowell

Mensaje— por Laila VanMaxwell el Jue Mayo 26, 2016 5:45 am

E•MO•TION
→ Sábado → 8:35 PM → Lucky Strike Lanes

Golpeando constantemente con la yema de los dedos la superficie frente a ella, observaba con atención a la otra, contemplando cada uno de sus movimientos, acariciando con la mirada la jugada ajena, arqueando una ceja con marcado disimulo, tratando de no incomodar a la chica con cualquier gesto que pudiese hacer, por muy normal que fuese. La joven loba meditó un instante la situación, admirando desde todos los ángulos lo que podría salir, perdiéndose entre aquella lluvia de ideas, refugiándose en la misma idea de siempre, aquella que rondaba por su cabeza al tratar con algún desconocido: ¿subterráneo, Nefilim o mundano? La pregunta le taladró la cabeza, mientras las bolas se dispersaban sobre la mesa, clavando sus ojos en la bola blanca, que rodó lejos de su posición. La pelirroja pestañeó, aún sin poder sacar la duda de su cabeza, sin decir absolutamente nada, permaneciendo en el mismo punto de partida respecto al orden de sus cavilaciones.
Se movió hasta dónde la bola, junto a la fémina de castaños cabellos, inclinándose al frente, acercando la punta del palo a la misma, aparentando prestar atención a lo que la chica le decía, tirando primero, volviéndose hacia ella con expresión indiferente, tal cual no buscase una conversación profunda mientras jugaba, y es que realmente así era, sin embargo, se veía que las intenciones ajenas no eran del todo malas, además de que quizá podría sacarle algo de interés a aquella desconocida, que llegó de la nada, o bueno, al menos así fue para Laila, quién jamás esperó que alguien realmente se acercara a ella para una partida, y no para soltarle un par de insultos por no dejar libre la mesa.
Por el momento no quería irse por algo más complejo, aunque el juego en sí podría serlo debido a las reglas que ella misma mencionó, y que simplemente aplicó para ver cómo se movían las cosas. Sabía que era posible meter una bola contraria por error, lo que lo hacía el doble de complejo. Busco una pocisión que no afectara tanto su tiro, moviendo algunas rayadas en el intento, acercando una bola roja a una tronera, mas no logró que entrara al realizar un tiro sutil, sólo para evitar un error que pudiera costarle su dinero. Una vez admiró el desastre que había hecho, clavó su mirada sobre la ajena por un minuto, sin evitar caer en la trampa que representaba el color de aquellos ojos, la profundidad de estos mismos y la serenidad que transmitían, contradiciendo el lío en la cabeza de VanMaxwell, misma que frunció débilmente el entrecejo —¿Mi nombre? ¿Es que acaso no me conoces?— la ironía con la que revelaba aquellas palabras quedó plasmada en el aire, mientras que con su sonrisa burlona ponía un punto final, la cereza del pastel —Que decepción que no sepas de mí— giró el taco entre sus dedos un par de veces, desviando la trayectoria de su mirada. Estaba mintiendo.
—Estás tratando a una artista como una simple mundana— posó una mano sobre uno de los bordes de la mesa, observando por el rabillo del ojo a la chica a su lado, sintiendo el aroma dulce que emanaba de la misma, un olor tan penetrante que le tentaba a algo más que una partida de un raro juego que se inventó de la nada; bien era sabido que en la forma humana de un licántropo, el sentido del oído y el olfato mejoraban un poco, no tanto como en su forma lupina, pero si de manera significativa a comparación de un humano como cualquier otro, siendo aquella pequeña "mejora" un castigo para la loba que se ocultaba dentro de la inglesa. Frunció los labios, tratando de alejarse de aquel cuerpo, antes de no poder controlar sus impulsos lupinos. Por algún extraño motivo, algo en su acompañante no le daba confianza, tenía algo que retenía a la loba, no obstante, esta última no estaba ni por enterada de qué era aquello que le incomodaba de su contrincante, así que aparentó que no pasaba nada.
Ladeó la cabeza, seguido de un chasquido que emanó de su cuello y alguna que otra vértebra al estirarse, dejando su taco a un lado, entrelazando sus dedos, tomando su distancia con la castaña —Mi nombre es Laila VanMaxwell, cantante y actriz, sobretodo actriz... ¿cómo es que jamás me habías visto?— se inventó un carné de identidad muy poco creíble para ella, tomando dos cosas que se le daban bien, convirtiéndolas en su fuente de ingresos. Estaba riendo internamente con todo lo que decía.
La fama que comentó tener no existía, nisiquiera entre los subterráneos, por lo que eso le convertía en un cero a la izquierda, fuese a dónde fuese. Jamás había hecho un acto relevante que le diera una fama considerable, algo que le hiciera ganarse el respeto de un pequeño grupo de seres vivos, simplemente era una loba sin manada que jamás había interactuado con el mundo de las sombras por completo: se hacía pasar por una humana cualquiera, tenía las preocupaciones de una humana cualquiera y se desplazaba como una humana cualquiera, haciendo solo hincapié al hecho de que debía encadenarse en cualquier sitio sólido cada luna llena, mas de allí no pasaba su lista de deberes como licántropo.
Deshizo el gesto aparentemente indignado en su rostro, mirando a la chica de forma inexpresiva —Tu turno: identifícate— comentó, frotándose la nuca, dando la oportunidad para oir alguna presentación por parte de su enemiga en el juego, proporcionándole una oportunidad que mas vale aprovechara, mientras aguardaba a que llegara su turno de tirar de nuevo.


Aspecto actual Hey:
avatar
Mensajes : 100

Post de rol : 60


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t7989-theres-a-time-and-a-place-to-die-and-this-aint-it-laila-vanmaxwellhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8029-the-lone-wolf-shall-rise-once-more-laila-s-chronology#69636
Hijo/a de
la Luna

Volver arriba Ir abajo

Re: E•MO•TION || ft. Naiara H. Lowell

Mensaje— por Invitado el Dom Mayo 29, 2016 5:49 pm

EMOTION
→ Sábado → 8:35pm → Lucky Strite Lanes → Nublado con luna nueva

  Había causado un desastre. Las bolas se habían esparcido por toda la mesa, acercando una bola de color a la tronera. Se quedó cerca, pero no consiguió entrar.
Al acabar su turno, su contrincante se dignó a empezar a responder su pregunta.
Esa chica había cometido un grave error al intentar mentir a Naiara: desvelar su farsa en las primeras palabras. La ironía con la que había hablado era muy evidente, eso jugaba en su contra.
Quizás había querido hacerse la importante ante la Nefilim, quizás solo quería mostrar su orgullo o su actitud altanera, pero eso había destruido por completo su mentira. Si vas a mentir, debes mantener un perfil bajo.
Ante esta inmediata revelación, la descendiente de Raziel se quedó callada. Quería ver cuán lejos llegaba su mentira. Su tranquilidad era evidente, así como su mirada amable.
Había un detalle que la chica no entendía: ¿por qué le mentía? La Cazadora de  Sombras no había dado muestras de ser alguien peligrosa o con quien tener cuidado, así que, ¿por qué? ¿Se debía a la molestia que había visto Naiara en su compañera antes de empezar el juego?
La contrincante siguió hablando, y la Nefilim se preguntó si ella misma se estaba dando cuenta que revelaba sus propias cartas. No solo había dejado claro que no era artista, sino que también era una Subterránea. ¿Cómo lo sabía? Demasiado fácil. ¿Cuántas personas en el mundo utilizaban la palabra mundano? Quizás, bastantes, quién sabe, pero ninguna persona de ese tipo se acercaría a un bar como aquel. En otras palabras, ella no era y, mucho menos, parecía una erudita. Solo aquellos que utilizaban la palabra mundano de forma seguida la incluían en su vocabulario. ¿Y cómo usarla de forma constante? Era obvia la respuesta… Cuando te refieres a alguien muchas veces.
Entre tantas mentiras, Naiara no sabía si creer en el nombre dado, pero, a falta de otra forma de referirse a ella, aceptó sus palabras.
- Lo siento, con todos mis labores, casi no tengo tiempo para el ocio – su voz fue pausada, sosegada, pese a que la disculpa solo fuera un formalismo.
No mentía. Normalmente estaba de aquí para allá en el Instituto. Si no era cazando demonios, era entrenando o estudiando runas. Pocas eran las veces en que podía sentarse o tumbarse para leer un libro sin ninguna preocupación encima.
Se rascó el hombro por sentir la simple necesidad de hacerlo, sumiendose un momento en sus pensamientos.
Naiara Lowell no era alguien que inspirara amenaza o peligro. Todo lo contrario. La gente tendía a confiar en ella al primer momento. ¿Razones? Muchas. Su cortesía, su educación, su amabilidad… La lista era demasiado larga. Pero, en cierta forma, Laila hacía bien en desconfiar de ella. Porque, en realidad, Naiara no era alguien en quien se debiera confiar. Atada a la oscuridad, encandenada a la desgracia, pronto, destruiría todo lo bueno que la rodeaba. Lo sabía. A la hora siguiente, el día de después, dentro de una semana, en un mes, en un año… nadie sabía la fecha exacta pero, en algún momento, aquella buena chica se convertiría en un peligro para todos los que la rodeaban.
- Mi nombre es Naiara Lowell, un placer conocerte – se identficó de forma educada, con una pequeña inclinación de cabeza.
Terminado el tiro de su contricante, la Nefilim se acercó a la bola blanca. Delante de ella, se agachó y miró los ángulos que tenía para tirar. Tras hacer algunos cálculos rápidos mentales, hizo chocar el extremo del palo con la bola blanca. Colisionó con algunas, dispersándolas, hasta que llegó a una rayada, que chocó con el borde de la tronera, rebotó con el otro lado y volvió a la mesa. Aunque no había entrado, le dejaba un tiro limpio para su próxima jugada. Esa era su esperanza.
Con el turno en Laila, la Cazadora de Sombras se apartó de la mesa como signo de la total libertad para jugar.
Aún así, no había olvidado su mentira. Ella no era una persona rencorosa, no era ese el motivo por lo que recordaba sus falsas palabras. Simplemente, las tenía en su cabeza para preguntarle más tarde por sus razones para ocultar información. Los motivos podían ser buenos o malos, Naiara aceptaría ambos, pero no quería que le mintiera.

   
avatar
Invitado
Invitado
está

Volver arriba Ir abajo

Re: E•MO•TION || ft. Naiara H. Lowell

Mensaje— por Laila VanMaxwell el Miér Jun 01, 2016 5:52 am

E•MO•TION
→ Sábado→ 8:40 PM → Lucky Strike Lanes

Sus pensamientos no estaban del todo claros, mas no pudo evitar sentirse a gusto con la situación, más apegada, más satisfecha. Había colocado los ojos en una sola cosa, y nada le impediría conseguir lo que había comenzado a anhelar desde hacía unos momentos. Disimuló su manera de pensar con un suspiro, evadiendo, de algún modo, cualquier plan interno que pudiera seguirse formulando. Sus ideas caían sobre su cabeza como una lluvia de flechas, mas prefirió ignorarlas mientras pudiese hacerlo, centrándose en el juego antes que otra cosa. Cerrar la boca fue algo que no le costó trabajo, aunque aún llevaba consigo aquel falso carné, del cual tenía el presentimiento no había sido del todo convincente, sin embargo, ¿realmente eso le importaba? posiblemente jamás volvería a ver a esa chica... o se volvería en un fantasma que le seguiría hasta hallar la verdad, tal como su propia sombra, adherida a ella; el futuro era incierto, y ella no podía ponerse a pensar el algo realmente certero, ya suficiente había hecho con emplear un par de mentiras para ver qué salía. Su expresión seria retornó cuando la cálida voz de la fémina inundó el espacio entre ambas, provocando en la inglesa un entrecejo fruncido, fusionado con un gesto agridulce, tal cual dos sentimientos colisionaran y debatieran sobre quién se mostraba primero.
Contempló atentamente los movimientos de su acompañante, sosteniendo su taco firmemente, manteniéndose en silencio, observando al frente como si jamás hubiera adoptado una personalidad alterna, siendo ella realmente, con ojos penetrantes y poca voluntad, conviviendo, ahora, por compromiso. Ya suficiente había escuchado... ¿o no?
—¿Labores?— sus cejas se arquearon hacia arriba, acto seguido, se recogió un par de mechones rojizos, colocándolos tras la oreja en un sólo y rápido movimiento, tratando de tener la mirada más clara que nunca. La loba sentía algo, tenía un presentimiento extraño, mas la poca atención que ponía nublaba su panorama, y bloqueaba por un instante sus cavilaciones, que jamás llegaron a ser profundas en realidad. Aparentaba estar interesada, lo que por ende hacía cambiar su manera de moverse, eliminando la rigidéz en su cuerpo, elevando el rostro, no obstante, le tomó demasiado tiempo eliminar los rastros de indiferencia en su semblante. Algo andaba mal. Sonrió —¿Cómo es que alguien tan joven puede tener tantos labores?— no era una pregunta retórica, iba con toda la intención del mundo, una posible curiosidad que sonaba a querer tener algo de qué hablar, en lo cual era pésima.
Bostezó después de tener su tiro realizado, escuchando previamente el nombre ajeno, justo cuando ella lo solicitó, tratando de demostrar con aquella acción que algo se le escapaba, que necesitaba más, que exigía algo más que eso. Las bolas se movieron sobre la mesa, y estuvo atenta para planear su próximo tiro, o, al menos, lo que podría salir de él, ya que nada estaba completamente seguro en un juego tan inusual como aquel.
—Naiara...— repitió aquel nombre, sólo para tratar de darle relevancia -y además para no olvidarlo, ya que tenía tendencia a hacerlo- girando entre sus dedos el palo, evadiendo algún objeto cercano, sólo para evitar una catástrofe —Me suena tu nombre... ¿no te conozco de algún lado?— claro que no la conocía de ninguna parte, mas eso es lo que usualmente tiende a decir alguien cuando ha oído un nombre similar en algún sitio, y en eso no mentía; posiblemente no había escuchado el mismo nombre, quizá algo parecido, mas su oxidada memoria trataba de darle un pequeño impulso. Se encogió de un hombro, restándole importancia a aquello en todo caso —¿A qué te dedicas, Naiara? Me pregunto que es aquello que provoca el tener tantos... labores entornó los ojos, buscando los contrarios bajo la iluminación de la mesa, agitando el taco con cada palabra que decía —No quiero sonar como una acosadora, es sólo una pregunta de carácter social, nada de interés personal...
Se acercó a la mesa un poco más, rozando la superficie de la misma con la punta del taco, una y otra vez, dejando por un momento de lado su preocupación primordial. Elevó el rostro momentáneamente, irguiéndose un poco debido a esto, sólo para ganar una mejor perspectiva —Tengo muchas cosas que preguntarte, jamás había sostenido una conversación con alguien 'normal', quizá saliendo de aquí podamos ir a otro sitio...— no estaba sintiendo empatía, simplemente trataba de comportarse como una persona normal, ocultando su indiferencia costosamente, omitiendo uno que otro gesto o frase irónica, intentando ganarse aunque fuese un ápice de confianza. Después de aquellas palabras, procedió a golpear la bola blanca.




Aspecto actual Hey:
avatar
Mensajes : 100

Post de rol : 60


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t7989-theres-a-time-and-a-place-to-die-and-this-aint-it-laila-vanmaxwellhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8029-the-lone-wolf-shall-rise-once-more-laila-s-chronology#69636
Hijo/a de
la Luna

Volver arriba Ir abajo

Re: E•MO•TION || ft. Naiara H. Lowell

Mensaje— por Laila VanMaxwell el Miér Jun 01, 2016 6:01 am

Off:
Lanzo dados


Última edición por Laila VanMaxwell el Miér Jun 01, 2016 6:43 am, editado 2 veces


Aspecto actual Hey:
avatar
Mensajes : 100

Post de rol : 60


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t7989-theres-a-time-and-a-place-to-die-and-this-aint-it-laila-vanmaxwellhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8029-the-lone-wolf-shall-rise-once-more-laila-s-chronology#69636
Hijo/a de
la Luna

Volver arriba Ir abajo

Re: E•MO•TION || ft. Naiara H. Lowell

Mensaje— por Monstruos el Miér Jun 01, 2016 6:01 am

El miembro 'Laila VanMaxwell' ha efectuado la acción siguiente: Lanzada de dados


'Acierto/Fallo' :
avatar
Mensajes : 252

Post de rol : 225

Ver perfil de usuario
Demonios menores

Volver arriba Ir abajo

Re: E•MO•TION || ft. Naiara H. Lowell

Mensaje— por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
está

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.