07/08 - Estimados habitantes del submundo. ¡Aquí tenéis las noticias con las actualizaciones/nuevas propuetas/ideas del foro! ¡Pasaos cuanto antes a echar un ojo!


10/06 - Estimados habitantes del submundo. Ahora tenéis una forma de llevar el recuento de las habilidades especiales de vuestras armas. ¡Sólo tenéis que pasaros por este tema para tener al día el tiempo que os queda hasta la próxima recarga! ¡Pasáos cuanto antes!


04/06 - Estimados habitantes del submundo. Como habréis comprobado, la raza de los nefilim vuelve a estar abierta para todo el mundo <3 Y aunque aún no ha habido actualización de noticias... ¡no desesperéis! ¡Que antes de lo que podáis pensar estarán en vuestra bandeja de entrada ardiendo con el fuego celestial!


31/03 - Estimados habitantes del submundo. Como habréis comprobado, la raza nefilim tiene las letras en rojo en el censo del tablón. Eso indica que, hasta nuevo aviso, la raza está temporalmente cerrada por sobrepoblación. Sin embargo, antes de llevaros las manos a la cabeza definitivamente, esperad a tener un nuevo aviso por nuestra parte, pues estamos sopesando algunas cositas. ¡Un saludo! <3


07/03 - ¡¡Queridos habitantes del submundo!! ¡Aquí llegan las últimas noticias del foro! ¡Leedlas atentamente y no perdáis ni un solo detalle!


27/02 - ¡¡Queridos habitantes del submundo!! Queremos anunciaros que la limpieza de este mes de febrero se realizará entre los días 02 y 03 de marzo, para que tengáis tiempo de poneros al día. Así mismo, estimaremos que las noticias del mes saldrán esta misma semana, aunque sabemos que ya vamos con imperdonable retraso. ¡Perdón por las molestias y gracias por vuestra atención!


07/01 - ¡¡Queridos habitantes del submundo!! Queremos anunciaros que hemos recuperado el dominio del foro satisfactoriamente, de modo que podéis volver a utilizar la dirección anterior, www.cazadoresdesombras-rpg.com, sin ningún problema. Por otro lado, hoy se han realizado las limpiezas del foro. ¡Sigamos trabajando y pasándolo bien como hasta ahora, y perdón de nuevo por las molestias!


02/01 - ¡¡Feliz año nuevo a todo el mundo!! Con motivo de la llegada del ansiado 2017, hemos decidido daros un pequeño regalito. Si miráis en vuestra reserva de reliquias... ¡veréis que han aumentado considerablemente! Es un premio a todos los usuarios que se registraron antes del 01 del 01 por vuestro apoyo ^^Recordaros, además, que las limpiezas se realizarán al final de esta semana. ¡Apurad los últimos post para no perder vuestro color!


38 # 50
26
NEFILIMS
6
CONSEJO
13
HUMANOS
11
LICÁNTRO.
8
VAMPIROS
13
BRUJOS
5
HADAS
5
DEMONIOS
1
FANTASMAS
Últimos temas

¿Porqué estaría mintiendo?, ella es lo único que me importa. With Jonas Geller [FLASHBACK]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Mis puños lo siento adoloridos, el sudor de mi nuca corre a la espalda baja y con cada rodillazo/patada al costal de arena suspendido de la cadena me libero de toda la frustración incluyendo la furia que recuerdo de éstas últimas semanas; no tengo una noción exacta del tiempo que paso en la sala de entrenamientos y sé que posiblemente soy capaz de quedarme hasta el amanecer gracias al bendito insomnio de cada noche pero no sé sí sea muy saludable estar trabajando con RedBull en el estomago por dos días seguidos y muy poca comida durante el día o noche. Del mareo a dolor de cabeza medio constante, no pretendo suicidarme pero sí alguien tomara mi lugar por un par de minutos podría comprender qué rayos está pasando por mi inútil cabeza.
-Respira hondo, cuenta hasta diez. Patea, destruye, golpea, resignate y vive solo el resto de tu miserable vida. ¡Mierda!.- Silbo silencioso entre gancho y patada veloz al pobre saco de arena, combino movimientos de boxeo y kung-fu con práctica de sobra pero al terminar la serie de golpes lanzo mi cuerpo al frente abrazando en una llave al saco empujándolo de embestida contra el muro continuo. Jadeo llenando de mi propia saliva la lona, oculto el rostro y aferro mis manos a los costados del saco sintiéndome mucho peor que antes de llegar a la sala. Y mi mente en lugar de vaciar las imágenes de conocidos como de personas preciadas, hace todo lo contrario como un karma instantáneo no dejándome olvidar que tengo grabada a fuego en mi cuerpo y alma a una bruja pelirroja de curvas condenadamente sexys... sin embargo la calidez de mi pecho regresa como un pequeño cosquilleo hasta que se convierte en tontas mariposas en el estomago cuando cierro los ojos y pienso en esa pequeña sonrisa tímida, grandes ojos verdes, sedoso cabello rubio y... manos tan delicadas que quiero tener sobre mi cuerpo acariciándolo algún día sin mentiras.. sin fingir relaciones.
-Aunque ella no te ame y jamás lo haga- ¡Dios santo, cállate de una maldita vez!. Mi puño derecho lo estampo con todas mis fuerzas en el costal y estoy por seguro de dar en la misma abolladura donde terminan todos mis ataques porque la arena me salpica cuando se rompe la desgastada lona.

—¡Merde, claro, lo único que faltaba!— Quito mi puño del interior del saco retrocediendo un poco, suspiro resignado mirando el montoncito de arena caer como en un reloj de arena bajo el saco, niego con la cabeza secando el sudor de mis sienes sobre el hombro de la camiseta, contengo la respiración observando mis uñas rotas en ambas manos y peino mi cabello para atrás con la izquierda. Perfecto, no tengo la menor idea de qué decir al Director por destrozar 2 costales seguidos. Querrá matarme, seguro. Doy una patada inofensiva al saco divirtiéndome por las figuras de la arena en el suelo y empiezo a quitarme los guantes/vendajes de mis manos estirando una y otra vez los dedos para no adormecer mis nudillos o vaya que dolerán horas después; imagino la arena como sangre de mis oponentes pero en especial de un subterráneo desconsiderado de su novia que probablemente dejó olvidada para andar jugando con sentimientos de otras chicas porque así son... todos esos patanes... y ése loup vaniteux ya tiene un lugar en la lista V.I.P.

—¿Porqué te fijaste en ése imbécil?— Murmuro pensando en alto no conteniendo ni la rabia o bilis que me provoca tan sólo darle de mi tiempo pensando en él y sus tontas acciones; descuelgo mientras el saco de la cadena y lo acomodo en el suelo junto al muro pisando con los pies descalzos la arena. Auch, tiene piedritas. Sacudo mis manos atravesando la sala hacia la otra esquina tomando mi toalla colgada en un par de lanzas afiladas y de una mesa junto a ellas levanto la botella de agua tomando la mitad del liquido en unos cuatro tragos sin ahogarme. Echo la toalla sobre mis hombros jadeando un poco pero por el rabillo del ojo un movimiento en la puerta de la sala capta toda mi atención entrecerrando los ojos algo extrañado porque nadie en su sano juicio se pasa por estas horas para entrenar. Suspiro más desganado, no tengo ninguna intención de soportar preguntas y estoy tan cansado que sí cierro los ojos puedo ver mi cómoda cama Kingsize literalmente sin usar.

—Quien quiera que seas, por favor, no reportes los sacos rotos— Me agacho para tomar mis Converse del suelo, manteniendo el equilibrio me los pongo en mis pies sin amarrar las agujetas para no ir descalzo por todo el instituto dejando huellitas de arena —yo hablaré con el Director del material, la sala es toda tuya...— secando mi sudor comienzo a caminar importándome un reberendo pepino sí la ropa que traigo puesta desde ayer se ve o no se ve tan arrugada como presiento aunque la mirada que percibo desde la puerta me indica algo no muy bueno como malas noticias tan graves que el mundo podría acabarse en ése mismo instante. ¿Quién demonios es para quedarse así?. Ay dios...

—¿Señor Geller?— Caramba, qué mala suerte, no estaba preparado para esto.


¡Visita mi  "Galerie Parisienne" !
We're a cool team, no?:
All begins like a normal relationship, don't you think? But...:

¡Patito, gracias por el regalo! :)
You're right, I was wrong, you never be my little sister and I love you for that.:
avatar
Mensajes : 786

Reliquias : 705

Temas : 8/8 (¡xD OUT!)


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t4395-let-me-show-again-chris-id-ficha-de-pjhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t4418-oh-come-on-im-ready-for-youhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t4478-well-done-mr-nephillim-cronologia
Miembro del Consejo

Volver arriba Ir abajo

La luna llena había llegado y se había ido con rapidez durante casi un año, pero no así las pesadillas que me habían estado acosando desde que ese maldito lobo rubio me había mordido. Sueños tortuosos en los que me veía a mí mismo retorciéndome de dolor mientras el pelo recubría cada pequeña porción de mi piel, alterando mi apariencia y transformándome en una odiosa criatura cuya sangre estaba manchada por la presencia del demonio. Me veía corriendo, aullando, sangrando, mientras el desgraciado que me había marcado y su compañera me perseguían, me acosaban, riéndose, señalándome; diciéndome entre susurros que pronto sería uno de ellos. Al final de mi trayecto por el bosque sentía una punzada de dolor en el pecho, y ante mí se erguía la figura de Adeline, que me observaba con ojos fríos, carentes de emoción, y con una daga de plata ensangrentada en la mano derecha. No había nada en su mirada. Ni siquiera odio. Sólo la más brutal de las indiferencias.

Me dijiste que había que matarlos a todos y lo he hecho, padre. —A su lado yacía el cuerpo de ese chico, Mishka, con quien ella había entablado una relación tiempo atrás. Estaba muerto—. Así que ahora te toca a ti.

Alzaba el brazo al aire. Yo sentía una corriente de hielo que me paralizaba las piernas, que ya no eran peludas, sino que estaban desnudas, como todo yo, incapaz de moverme ante la terriblemente hermosa imagen de la hija que llevaba años intentando moldear para que fuese más poderosa, más rápida, más fuerte. Incluso más fuerte que yo mismo. Y cuando la hoja del arma estaba a escasos milímetros de atravesar la piel de mi pecho, siempre me despertaba, sudando y jadeando, e incluso a veces con lágrimas en los ojos, completamente devastado y desolado.  

Aquella noche no fue diferente.

Me encontré a mí mismo a altas horas de la madrugada encogido sobre mi cuerpo, con las manos sobre los ojos e intentando tranquilizar mi fatigada respiración. No soñaba todas las noches con esas imágenes; de hecho la cantidad de veces había ido disminuido con el tiempo, pero seguía apareciendo con mayor asiduidad de la que yo desearía, haciendo que me sintiese horriblemente viejo y cansado. Miserable. Casi no recordaba la última vez que había visto algo plácido que me había permitido descansar toda la noche sin sobresaltos, y quizás me lo merecía, después de todo, pero aún así continuaba anhelándolo, como un pecador ansía el perdón.

Tras limpiarme el sudor de la frente decidí levantarme de la cama, demasiado incómodo para continuar durmiendo. Me puse una chaqueta para protegerme del frío exterior, aunque en ese momento tenía una hoguera hirviendo dentro de mi cuerpo, y tras calzarme, salí de la habitación que tenía en el Instituto para perderme de sus pasillos, deseando que algo de la paz y del silencio que inundaba el edificio entrase en mí para alejar los fantasmas que me perseguían. ¿De verdad temía tantísimo que al final Adeline se volviese en mi contra e intentase acabar con mi vida? Durante los sucesos de El Gard ella me había abrazado, y yo había sentido renacer una tímida y estúpida esperanza de que quizás quedase algo de aprecio por mí en su corazón, cerrado a cal y canto. Ahora ya no sabía qué pensar, porque ella seguía comportándose como si nada, pero yo no podía dejar de pensar que en los peores momentos había acudido a mí, como cuando era pequeña. Entonces, ¿por qué temía que asestase esa puñalada en mi corazón?

«Quizás porque ahora que has visto el sol, temes que te queme» me dije, frunciendo los labios en una mueca. ¿Tristeza? ¿Horror? ¿Cansancio? A veces se mezclaban tanto que no sabía diferenciarlos.

De pronto unos golpes me sacaron de mis pensamientos, seguidos de varias imprecaciones. Venían de la sala de entrenamientos. Mis pensamientos seguían prendados en Adeline, así que lo primero que imaginé es que debía de ser ella, quizás también con problemas de sueño, y movido quizás por los pies de un padre que en el fondo no deja de preocuparse por su hija, me acerqué para cerciorarlo. Me sorprendí al encontrarme con la figura alta de ese chico que hacía tiempo que era su pareja, Christopher, y me encontré sintiéndome decepcionado. En seguida lo borré. Prefería no encontrarme con ella, en el fondo. No sabía si me encontraría lo suficientemente fuerte como para no sentirme herido por su odio.

Buenas noches, Christopher —respondí, llevando las manos a la espalda y adentrándome en la sala. Desvié la mirada hacia el saco roto—. No tenía intención de utilizarla, pero tú deberías canalizar mejor tu rabia y tu frustración para no destrozar todo lo que está a tu alcance.

De eso sabía mucho. La había experimentado con creces cuando mi hija había muerto, y había sido tan demoledor como un huracán.




Jonas Geller
avatar
Mensajes : 113

Reliquias : 536

Temas : 1/3


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t4813-jonas-geller-idhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t5206-jonas-geller-relationship#42780http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t5207-chronology-jonas-geller#42781
Miembro del Consejo

Volver arriba Ir abajo

—Mon dieu— Murmuro lo más bajito que puedo, detengo mi camino a mitad de la sala mientras la adrenalina de mi cuerpo se va desvaneciendo lentamente, me siento entre nervioso y tenso cuando pienso que mi contestación al padre de Adeline debió ser el primer y último paso para ganarme un boleto directo al infierno. Recuerdo que los compañeros de mi generación al entrar en el Consejo siempre comentábamos los nombres de esos Cazadores de Sombras más veteranos dentro del grupo al que acabábamos de entrar y todo el tiempo aparecían menciones del severo Jonas Geller como del "Perro del Consejo" (Brenand), sin embargo cuando llegué a N.Y para apoyo al Instituto y saber que ése hombre temible lo tendría como compañero prácticamente a la vuelta de la esquina... bien, me hizo casi devolver el estomago, sin contar que actualmente nuestra única relación deberían ser esos incómodos saludos por los pasillos o miradas de advertencia como si yo fuera el nefilim "desafortunado" de salir con su única hija como si fuera el error más grande de mi vida. Bueno, el día de encontrarnos frente a frente tendría que llegar, creo, aunque no me sienta completamente estable en éste momento. Y mientras veo acercarse la silueta de su figura, paso un trago amargo de saliva, mi sudor ha comenzado a ser frío mientras lo siento escurrir de mis sienes y nuca; limpio impacientemente el sudor con las orillas de la toalla sobre mis hombros.

—Disculpe que lo confundiera con otra persona, señor Geller— Titubeo un momento después contemplando ése típico gesto severo que tienen todos los demás miembros del Consejo en la cara de Jonas y ver en lo que me puedo convertir es un fuerte golpe a mi pequeña realidad que puedo cambiar sí continúo el camino que escogí —¿puedo llamarlo por "Jonas"?, siento que el "señor" es demasiado formal para los compañeros que somos, espero que no le incomode— uff, que no se moleste, por el ángel. Tiento un camino que seguramente muchos chicos con buen sentido común no tomarían así de la nada porque creen tener la confianza ganada al 100% pero sí sólo ha venido él por coincidencia a la Sala de Entrenamiento entonces no tendría de qué preocuparme. Suspiro mirando por encima del hombro los costales amontonados y en el fondo las colchonetas que un día ocupé en el entrenamiento/práctica/diversión con Adel... que me provoca una pequeña sonrisa divertida todo el tiempo que recuerdo esa tontería de hacer el acto como sí marcara mi territorio, y en ése momento nunca pensé en ella como algo más que la compañera de locuras para salir a hacer rondines o protegerla de su estricto padre amargado. Pero ahora, tengo sentimientos encontrados los cuales apuñalan el centro de mi pecho cuando pienso en las veces que he podido besarla cuando estamos a solas sin tener que fingir o estrecharla entre mis brazos para sentir su delicado cuerpo compactarse a la perfección con el mío como cuando dormimos juntos en su habitación.

—¿En qué le puedo ayudar?— Pregunta un poco capciosa pero sí no ¿porqué rayos estaría a las 5 a.m en la Sala de Entrenamiento?, me pone más nervioso que se quede ahí como buitre esperando a ver a que hora caigo rendido de agotamiento y pueda lanzarme por la ventana. Ok, mucha imaginación. —Sí sufre de insomnio como yo, le recomiendo destrozar uno que otro costal de boxeo o lanzar cuchillos a las dianas para afinar cualquier sentido. Funciona muy bien, al menos para mi— Y estoy hablando demasiado, caramba, ojalá tuviera un interruptor para saber cuándo necesito dejar de parlotear como perico porque sólo me estoy metiendo en más problemas sin darme cuenta o quizás sea el mal presentimiento que dejan todos los hombres pasados de los 30'as como Geller.
-No te confíes de él- Dice la vocecita de mi cabeza pero no escucho la irritable voz que me pertenece sino la de ella, dios santo, ahora tengo su tono de voz grabado en mi memoria pero ¿desconfiar de qué?. Puedo notar a 100 km que Jonas no es nada comparado con Brenand y su presencia de alerta continua; no, con el padre de Adel es una tranquilidad rara que he visto anteriormente en hombres lobos cuando se les ha retado a un duelo por honor/hembras y etc, sin embargo no me siento seguro de bajar la guardia con alguien de "mayor rango" que yo por la mega experiencia de diferencia. Tenerlo ahí me recuerda a las pruebas de entrenamiento para un Cazador promedio sólo que yo nunca estuve involucrado directamente, siempre observaba.
—Acepto cualquier propuesta que guste, todavía tengo tiempo de sobra— Veamos, sí, estoy seguro que su hija podría tener una postura como la que acabo de tomar, ¿no?. O acabo de meter de manera épica la pata.


¡Visita mi  "Galerie Parisienne" !
We're a cool team, no?:
All begins like a normal relationship, don't you think? But...:

¡Patito, gracias por el regalo! :)
You're right, I was wrong, you never be my little sister and I love you for that.:
avatar
Mensajes : 786

Reliquias : 705

Temas : 8/8 (¡xD OUT!)


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t4395-let-me-show-again-chris-id-ficha-de-pjhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t4418-oh-come-on-im-ready-for-youhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t4478-well-done-mr-nephillim-cronologia
Miembro del Consejo

Volver arriba Ir abajo

Los ojos azules de Christopher me observaban con cautela. No exactamente como un animalillo asustado y nervioso, sino más bien como uno que sabe que tiene ante sí a un depredador más grande pero ignora si se encuentra hambriento o no. Como si nos hubiésemos topado en medio del bosque por pura casualidad, y él no tuviese demasiado claro cuáles eran mis intenciones ni por qué me he cruzado en su camino. Le contemplé con la misma expresión tranquila, mas no relajada o despreocupada. ¿Desde cuándo un nefilim puede darse el lujo de no estar alerta a cada paso que da, por mucho que se encuentre protegido por las paredes del instituto. No habría sido la primera vez que alguien hacía caer nuestras salvaguardas, después de todo...

Continué avanzando hacia el centro de la sala, echando una ojeada a mi alrededor, como si quisiese comprobar que todo estaba en su perfecto sitio. Inmaculado. Salvo el desperfecto creado por el muchacho que estaba frente a mí, todo parecía normal. Él me seguía con la mirada, tenso. «¿Por qué haces esto?», me pregunté a mí mismo mientras volvía a colocar mi atención en él. «¿Por qué? ¿No era esto lo que querías? ¿Que Adeline estuviese con alguien digno de ella? ¿Alguien como vosotros?» Me coloqué sobre la colchoneta, enarcando una ceja ante la familiaridad con la que pretendía tratarme ese muchacho. Lo cierto es que en ese momento no supe qué decir. Quizás me sentía vulnerable por la pesadilla que llevaba persiguiéndome desde que me mordieron, o quizás aún estaba algo dormido y no coordinaba, a fin de cuentas, demasiado bien. Respiré profundamente.

No tienes nada que disculpar, Christopher. Puedes llamarme Jonas, pero no puedes tutearme.

Fui bastante claro al respecto. Una cosa era que usase mi nombre de pila y otra que le diese la suficiente confianza como para ofrecerle la posibilidad de un trato de igual a igual. Ambos éramos miembros del Consejo, sí, pero yo tenía más edad y más experiencia. Y sobre todo, no éramos amigos como para que le permitiese tratarme con tanta familiaridad. Y debo reconocer que me complace ver que me hace caso; en todo momento me trata de usted y no pretende traspasar esa línea que he establecido. Querría esbozar una sonrisa, pero hace tanto tiempo que no lo hago que creo que mis labios se cuartearían si lo intentase. Respiro con fuerza sin que él se dé cuenta, o quizás sí, demasiado metido en mis propios pensamientos como para percatarme o siquiera que pueda importarme lo más mínimo que se percate. Estoy cansado pero no puedo descansar. ¿Es ese acaso mi castigo por las cosas que vengo haciendo desde que era joven?

Sí que sufro de insomnio, sí.

Mentalmente sopeso sus propuestas, pero todas me parecen insatisfactorias, y de nuevo centro la mirada en los ojos del chico que supuestamente se ha ganado un sitio en el corazón de mi hija, y de pronto noto que la envidia me corroe, porque sé que de algún modo u otro ella le quiere. Yo he sido siempre cruel por protegerla, por entrenarla, por prepararla para la lucha, y por eso sólo he conseguido desprecio. Aparto esos pensamientos oscuros de mi cabeza, porque el único culpable de mi situación soy yo mismo, y me cruzo de brazos frente a él.

Sí que tengo una propuesta que hacerte, Christopher. Entrena conmigo. Pero cuerpo a cuerpo. —No quiero lanzar cuchillos ni quiero pegarle a un saco muerto lleno de tierra. Quiero poner a prueba de nuevo mi resistencia, mi aguante, mi físico. Quiero sentir que me chirrían las heridas que me hicieron los dos lobos para que nunca vuelvan a suponer una desventaja en mis enfrentamientos. Pero sobre todo, ahora mismo necesito sentir dolor físico. Algo que me aleje del rostro pálido de Adeline que me mira sin sentimientos en mis sueños. Algo que me haga dejar de pensar que es posible que la esté transformando en un monstruo—. ¿Qué me dices?




Jonas Geller
avatar
Mensajes : 113

Reliquias : 536

Temas : 1/3


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t4813-jonas-geller-idhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t5206-jonas-geller-relationship#42780http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t5207-chronology-jonas-geller#42781
Miembro del Consejo

Volver arriba Ir abajo

¿Porqué estaría mintiendo?, ella es lo único que me importa
→ Viernes → 4:45 Hrs → Salones de Entrenamiento  → Fresco (18° G)
El desconsierto de su propuesta me dejó helado un par de segundos en la posición que me encontraba, seré honesto, no esperaba que una invitación de combate cuerpo a cuerpo se presentara de buenas a primeras porque sí él quería fingir modestia no debería de tomarse tantas molestias cuando ambos sabíamos perfectamente quién ganaría el primer encuentro con un K.O. ¿Y quién de los dos despertaría en la mañana con el ojo morado?, heme aquí. Me seca la garganta, ojalá pudiera ser como esos adolescentes de 15/16 años que se niegan a un entrenamiento con el maestro más severo de la clase y poder dar cualquier excusa como "estoy muy cansado, hagámoslo más tarde cuando no muera de sueño", sin embargo, fui yo y mi bocota que hablaron sin pensar bien la situación donde accidentalmente he terminado.

Noto la desventaja de nuestro encuentro, ¿tengo posibilidades de acertar el primer golpe sin desencadenar la ira de Geller por venganza?, no debo impacientarlo y tampoco tentar el humor con el que se haya parado de la cama. Observo el porte de su cuerpo, por ahora se encuentra tranquilo, quito de mis hombros la toalla mojada del sudor para tirarla a un costado de mi pie zurdo junto con la botella de agua vacía, permanezco silencioso mientras paso por encima de la cabeza mi camiseta que doblo por la mitad en el instante que desenfundo los pies de mis converse. Inhalo profundamente, percibo la mirada de Geller en mis movimientos (¿o será mi pánico imaginario?) saco de los bolsillos de mis jeans las 2 vendas de 1m cada una, tomo mi tiempo para enrollarlas y después hacer el sencillo vendaje tipo de boxeo en ambas manos para procurar que mis nudillos no obtengan más daño hasta que pueda usar un iriatze.

Bueno, realmente no puedo decir que sea una propuesta indebida, considerando que entrenamos casi 24/7— Cierro y abro los puños con firmeza para asegurar que los vendajes hayan tenido la suficiente tensión aunque no para cortar la circulación principalmente en los tendones —pero como yo lo veo, Jonas, ambos sufrimos de insomnio— exhalo suavemente relajando la rigidez en los músculos de mi espalda cuando tomo una posición derecha teniendo la barbilla en alto igual que me enseñó Brenand para demostrar cierta seguridad que me está costando de mantener frente al otro Nefilim más experimentado en combate que yo en éste tipo de entrenamientos —y ambos queremos algo de acción, entonces porqué no aceptar— elevo los hombros con ademán despreocupado aligerando la tensión antes del combate. Siempre me enorgullecí de ser autodidacta, fui enseñado de tal manera, no tenía porqué molestar a los entrenadores o mi propio tutor para hacer una rutina diaria que me ayudaría a aprender técnicas de diferentes tipo de pelea; kick boxing, un poco de pelea callejera, karate, defensa propia, llaves de sumisión y... etc, etc, toda una variedad que me ayudaría en no quedarme con un sólo estilo como tieso de una posición.

¿Cómo desea que sea el combate de entrenamiento, Jonas?— Hago la pregunta usando un tono moderado, no quiero que piense estar subestimándolo, que Raziel me libre de ello —quizás, ¿primer golpe gana?, o podríamos incluso intentar un ejercicio que trabajé con Adeline que fue "Mide fuerzas, demuestra tu autocontrol", ¿alguna vez lo hizo, Jonas?— avanzo al centro de la estancia al lugar donde se encuentra el imponente Cazador de Sombras, permito que él escoja mientras dejo una distancia prudente entre ambos mirándolo ahora a su altura usando de mi determinación en todo lo que estoy demostrando, sin titubeos o cabizbajo. Giro en retroceso los hombros para hacer calentamiento de los brazos y articulaciones, inclino de lado a lado la cabeza, respiro hondo esperando las respuestas de Geller y sujeto mis manos a mis espaldas para estirar la columna.



¡Visita mi  "Galerie Parisienne" !
We're a cool team, no?:
All begins like a normal relationship, don't you think? But...:

¡Patito, gracias por el regalo! :)
You're right, I was wrong, you never be my little sister and I love you for that.:
avatar
Mensajes : 786

Reliquias : 705

Temas : 8/8 (¡xD OUT!)


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t4395-let-me-show-again-chris-id-ficha-de-pjhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t4418-oh-come-on-im-ready-for-youhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t4478-well-done-mr-nephillim-cronologia
Miembro del Consejo

Volver arriba Ir abajo

El muchacho empezó a moverse antes de decir nada, así que pude adivinar su respuesta sin necesidad de que la afirmación saliese de sus labios. Sin embargo, al principio no hice ademán de acercarme al centro de la zona de entrenamiento; continué quieto en la misma posición estudiando el físico de mi oponente, su forma de andar, de moverse, para hacerme una idea previa de sus cualidades y de la fuerza de sus golpes. Brenand había entrenado a ese muchacho en su momento, y Adeline le había escogido como pareja, así que la primera idea con la que contaba era con que no iba a ser moco de pavo. No iba a subestimarle aunque sólo fuese un chiquillo, porque las dos últimas veces que lo había hecho, en cierto modo, había terminado en la enfermería.

No fue hasta que su voz se alzó de nuevo, confirmando mis suposiciones, cuando yo accedí a acercarme a él. Cada movimiento por mi parte también estaba estudiado, la seguridad que manaba al andar, los pasos calculados... Me quité también yo la camiseta, aunque no me puse vendas en los nudillos; no porque no creía que me hiciesen falta, sino porque no tenía y no me sentía con ánimos de buscar alguna posibilidad por la zona. No había venido preparado al combate, de modo que tenía que hacerme cargo de mis desventajas. Los zapatos se quedaron colocados a cierta distancia mientras me aproximaba al muchacho, que continuaba hablando.

No —dije de forma tajante—. No va a ser a un solo golpe ni va a ser un juego de autocontrol. No lo necesito para saber dónde están mis límites ni hasta qué punto puedo llegar, pues eso es algo que pulí hace mucho tiempo, y si no se siente la emoción del miedo en tus propias carnes no se da todo en la lucha. No sé qué te enseñaron tus tutores, pero yo no soy un hombres suave ni paciente, sino que entiendo y entreno con la sangre. Mía y de mis contrincantes. —Empecé a mover mis articulaciones para calentarlas y no sufrir las consecuencias. Cuando terminé, volví a encarar al muchacho—. Así que lo haremos así: —alcé la mano con la palma abierta— cinco caídas. El primero que toque el suelo cinco veces será el perdedor de este combate. Si sientes que no eres capaz de aguantar eso entonces continua con tus pasos y márchate a tu habitación.

Fue absolutamente claro y conciso. No quería enfrentarme con alguien que se arrepintiese de sus propias palabras ni de sus propias decisiones. No quería que Adeline estuviese con una persona que no era capaz de llegar hasta el final cuando había escogido, tampoco, por no sufrir hasta las últimas consecuencias. Sin embargo... tampoco quería que fuese alguien como yo. Mi hija ya se había hecho fuerte por su cuenta, y me atormentaba claramente el hecho de que se hubiese transformado en algo peor que yo mismo. Me cuadré en posición de ataque y esperé a que él se decidiese, respirando sonoramente.

Tú dirás, muchacho. O te quedas aquí conmigo o atraviesas esa puerta y hacemos como que este encuentro nunca ha tenido lugar entre nosotros.




Jonas Geller
avatar
Mensajes : 113

Reliquias : 536

Temas : 1/3


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t4813-jonas-geller-idhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t5206-jonas-geller-relationship#42780http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t5207-chronology-jonas-geller#42781
Miembro del Consejo

Volver arriba Ir abajo

¿Porqué estaría mintiendo?, ella es lo único que me importa
→ VIERNES → 5:00 HRS → SALONES DE ENTRENAMIENTO  → FRESCO (18° G)
Levanto las cejas consternado, no lo creía, al menos había considerado 3 caídas en lugar de 5 como sugirió Geller pero ¿qué no se trataba de eso un entrenamiento?, llevarte al límite, sangrar sudor, odiar a tu contrincante pese a que seamos del mismo bando; antes Adeline me advirtió que su padre era el hombre más temible en lugares privados que en público, y lo entendía, ahora entendía que los rumores de su imponente carácter no eran cosa para pasar por alto pero lo que temí no fue mi propia salud sí no la de su hija por todas las pruebas que debió haber pasado con alguien tan... ¿seco?. Ya sé, ya sé, ni hablar del tipo -yo- que se entrenó y fue cuidado por el traidor más odiado después de Valentine sin embargo se trataba de Adeline. Cómo rayos no la conocí antes para protegerla de su propio padre.

Geller, ¿no eso nos diferencia de nuestros hermanos Cazadores?— Pregunto con naturalidad y no una provocación que podría haber utilizado después de su cínico comentario soberanamente prepotente, ya entendía que juego íbamos a tomar —somos miembros del Consejo— levanto los puños cerrados al nivel de los pómulos en mis mejillas. Posición de defensa en artes marciales mixtas. Tomo aire, comienzo a rodear a Geller, analizo y calculo la velocidad de sus movimientos usando como referencia la masa muscular además de añadir con ello la experiencia que él ha adquirido en todos sus años. "Jamás subestimes a tu oponente; piensa que, es contra ti la batalla. Tú mismo eres el oponente a vencer", es lo único bueno que te agradezco, Brenand.

Cierro mis labios, en mi mente y lo que observo comienzo por trazar puntos de ataque, patadas, piruetas, golpes verticales. Lo tengo en mi cabeza. Controlo mi respiración, acompaso mi ritmo cardíaco, exhalo suavemente por la boca e igual a un rayo me abalanzo de derecha a izquierda para confundir a mi oponente en sí usaré golpe de puños o piernas. A favor tengo la longitud de mis piernas que uso en la patada diagonal de arriba a bajo con la derecha pero no dejo que su alcance permita tomarme por sorpresa sino tomo impulso con mi  pierna izquierda flexionada, salto, giro y vuelvo a usar el ataque de mi pierna derecha para un ataque indefinido en el costado de su cuerpo.

Siendo que haya acertado o no en mi primer movimiento, quedé desprevenidamente dándole la espalda unos instantes cuando recupero la compostura y posición, cometí el error de bajar mi retaguardia pero en respuesta aún podía usar el codo diestro para propinar un golpe en lateral o vertical dependiendo de donde se encontrara Geller. Oh si, maldita sea.


¡Visita mi  "Galerie Parisienne" !
We're a cool team, no?:
All begins like a normal relationship, don't you think? But...:

¡Patito, gracias por el regalo! :)
You're right, I was wrong, you never be my little sister and I love you for that.:
avatar
Mensajes : 786

Reliquias : 705

Temas : 8/8 (¡xD OUT!)


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t4395-let-me-show-again-chris-id-ficha-de-pjhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t4418-oh-come-on-im-ready-for-youhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t4478-well-done-mr-nephillim-cronologia
Miembro del Consejo

Volver arriba Ir abajo

¿Porqué estaría mintiendo?, ella es lo único que me importa
→ VIERNES → 5:00 HRS → SALONES DE ENTRENAMIENTO  → FRESCO (18° G)
Y porque somos miembros del Consejo nuestra obligación es ser mejores que el resto —terminé, colocándome en posición de batalla después de hacer una leve inclinación de cabeza como saludo.

Mientras él me rodeaba, yo me mantenía quieto, con los puños alzados, observando cada pequeña inflexión de sus músculos; cada movimiento; cada respiración; cada parpadeo. Con Adeline nunca había realizado juegos tan brutales como este, a puñetazo limpio, sin ningún objetivo más allá de sentir los golpes en la carne desnuda; cuando entrenaba con ella siempre intentaba enseñarle algo, aunque fuese estúpido o nimio: esquiva, no te fíes, más alto, más fuerte. Con Christopher no hay nada de eso. Sólo buscaba el dolor reconcentrado en el cuerpo, en los puños, en los tendones al estirarse demasiado o al contraerse con rapidez. Y el chico era bueno. Al menos se movía como un oponente con dignidad, con experiencia. Brenand debía de haber hecho barbaridades también con él, podía verlo en sus ojos claros.

«Bien, demuéstrame que mi hija no está perdiendo el tiempo contigo.»

Una finta. No consiguió engañarme. Conseguí apartarme dando un pequeño paso hacia atrás, pero sus piernas son largas, y él lo sabía, de modo que intentó asestarme una patada con la derecha que me dio en el hombro, aunque eso no me hizo caer. Sin embargo consiguió ponerme en guardia lo suficiente como para que pudiese prever el golpe que debía de ir dirigido a mis costillas, y lo detuve sin demasiados problemas, aunque la vibración me recorrió todo el brazo. Sentí en mi boca el regusto amargo de la adrenalina recorriéndome el cuerpo; él era más joven y más rápido, sí, pero yo era mayor y tenía más experiencia. Sin demasiados esfuerzos aproveché el haber parado su pierna para girar sobre mí mismo, manteniendo los brazos en alto para parar futuros golpes, y aprovechar la dinámica de su movimiento para imprimirle fuerza a una patada destinada a golpearle en la cabeza como para desequilibrarle y apartarle de mí, quizás incluso tirarle al suelo, previendo que pudiese darme con el codo derecho si me movía demasiado. Tras eso me aparté de él de un salto y volví a guardar las distancias.

Sentí los músculos oxigenándose, moviéndose, mientras volví a adoptar una pose de guardia. La corva se había resentido con ese ataque pero no pensaba dejar entrever ni un ápice del dolor que me había provocado para que no pudiese aprovecharse de ese punto. Por el contrario cargué el peso en la otra pierna y me deslicé despacio hacia el lado derecho, comenzando a rodearle del mismo modo en que lo había hecho él segundos antes. Prefería que fuese él quien diese los primeros golpes, porque así podía controlar la fuerza con la que devolvérselos; contaba, de hecho, con la impaciencia propia de la juventud para desesperarle y que fuese él quien quisiese atacar en todo momento.

Yo no tenía prisa ninguna por terminar aquello, desde luego.

Respiré profundamente a la par que volvía a centrar toda mi atención en cada pequeño movimiento del joven, a cada inflexión de sus articulaciones, intentando, así, prever cada nuevo golpe que estuviese dispuesto a cargar contra mí. La pregunta era, ¿lo conseguiría de verdad?




Jonas Geller
avatar
Mensajes : 113

Reliquias : 536

Temas : 1/3


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t4813-jonas-geller-idhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t5206-jonas-geller-relationship#42780http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t5207-chronology-jonas-geller#42781
Miembro del Consejo

Volver arriba Ir abajo

Contenido patrocinado
está

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.