07/08 - Estimados habitantes del submundo. ¡Aquí tenéis las noticias con las actualizaciones/nuevas propuetas/ideas del foro! ¡Pasaos cuanto antes a echar un ojo!


10/06 - Estimados habitantes del submundo. Ahora tenéis una forma de llevar el recuento de las habilidades especiales de vuestras armas. ¡Sólo tenéis que pasaros por este tema para tener al día el tiempo que os queda hasta la próxima recarga! ¡Pasáos cuanto antes!


04/06 - Estimados habitantes del submundo. Como habréis comprobado, la raza de los nefilim vuelve a estar abierta para todo el mundo <3 Y aunque aún no ha habido actualización de noticias... ¡no desesperéis! ¡Que antes de lo que podáis pensar estarán en vuestra bandeja de entrada ardiendo con el fuego celestial!


31/03 - Estimados habitantes del submundo. Como habréis comprobado, la raza nefilim tiene las letras en rojo en el censo del tablón. Eso indica que, hasta nuevo aviso, la raza está temporalmente cerrada por sobrepoblación. Sin embargo, antes de llevaros las manos a la cabeza definitivamente, esperad a tener un nuevo aviso por nuestra parte, pues estamos sopesando algunas cositas. ¡Un saludo! <3


07/03 - ¡¡Queridos habitantes del submundo!! ¡Aquí llegan las últimas noticias del foro! ¡Leedlas atentamente y no perdáis ni un solo detalle!


27/02 - ¡¡Queridos habitantes del submundo!! Queremos anunciaros que la limpieza de este mes de febrero se realizará entre los días 02 y 03 de marzo, para que tengáis tiempo de poneros al día. Así mismo, estimaremos que las noticias del mes saldrán esta misma semana, aunque sabemos que ya vamos con imperdonable retraso. ¡Perdón por las molestias y gracias por vuestra atención!


07/01 - ¡¡Queridos habitantes del submundo!! Queremos anunciaros que hemos recuperado el dominio del foro satisfactoriamente, de modo que podéis volver a utilizar la dirección anterior, www.cazadoresdesombras-rpg.com, sin ningún problema. Por otro lado, hoy se han realizado las limpiezas del foro. ¡Sigamos trabajando y pasándolo bien como hasta ahora, y perdón de nuevo por las molestias!


02/01 - ¡¡Feliz año nuevo a todo el mundo!! Con motivo de la llegada del ansiado 2017, hemos decidido daros un pequeño regalito. Si miráis en vuestra reserva de reliquias... ¡veréis que han aumentado considerablemente! Es un premio a todos los usuarios que se registraron antes del 01 del 01 por vuestro apoyo ^^Recordaros, además, que las limpiezas se realizarán al final de esta semana. ¡Apurad los últimos post para no perder vuestro color!


38 # 50
26
NEFILIMS
6
CONSEJO
13
HUMANOS
11
LICÁNTRO.
8
VAMPIROS
13
BRUJOS
5
HADAS
5
DEMONIOS
1
FANTASMAS
Últimos temas

We aren't brothers[Christopher O'Dare]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

We aren't brothers[Christopher O'Dare]

Mensaje— por Adeline Geller el Mar Jul 26, 2016 6:23 pm

We aren't brothers
→ Martes → 18:00→ Jardines  → Frío
El frío de invierno cala mis huesos, y también mi corazón desde los acontecimientos vividos en Idris donde los traidores siervos de Valantine llevaron a cabo su masacre. Perdimos a muchísimos camaradas, casi a Robert, el director del instituto de Nueva York y también El Gard, que tantas veces nos ha servido de lugar de reunión para afianzar una paz que en estos momentos se ha derrumbado, como sus estructuras que se vinieron abajo a causa de la incesante batalla, y el fuego. Siento mucho odio y pena, tanto que no sé cómo puedo contenerla dentro de este cuerpo tan pequeño.  

Ha pasado cerca de una semana cuando las cosas están volviendo a su cauce. Los que prometimos defender Nueva York regresamos allí  después de asegurarnos que Idris volvía a estar segura y que muchos de nosotros tuviéramos que recuperarnos de nuestras heridas. Yo, gracias a Christopher no acabé herida pero él sí que necesitó que le intervinieran cuanto antes, como a mi padre. Así con la gran mayoría de los que allí luchamos contra los que en realidad son iguales a nosotros, solo que sus mentes están envenenadas con una idea antigua que pensaba desaparecida antes de que aquellos rumores lo presagiaran. Debimos haber actuado antes, desde el primer susurro porque tal vez, de esa forma, muchos nos lo habíamos tomado más en serio.

En este tiempo cambié ligeramente de imagen cortándome tan solo el pelo a la altura de los hombros, quería aparentar la madurez que ya me correspondía a pesar de haber cumplido ya los 19. ¿Por qué? Siempre dicen que los cambios físicos van de la mano de los psíquicos… y ese ataque ha hecho mella en mi. Tengo que asimilar lo que está ocurriendo. Que mis manos volverán a teñirse de mi misma sangre y que ya no puede quitarme más el sueño el haber eliminado de la faz de la tierra a aquel seguidor de Valentine que casi le arrebata la vida a mi padre. Soy una cazadora de sombras fuerte, da igual cuanto llorase después del desastre… Fui valiente porque reconocí y exterioricé lo que sentía. Por eso, porque mi persona se compone de tales virtudes que caracterizan a un buen nefilim, estoy preparada para formar parte del Consejo para así poder tomar decisiones difíciles que tal vez otros teman, y llevar a cabo tareas que en mi rango actual me son limitadas, bien lo dijo Robert Lightwood.

Esta mañana pasé una nota bajo la puerta de la habitación de Christopher para encontrarnos ahora en los jardines. No quería hablar en su habitación o en la mía, o en la biblioteca, no… quería un lugar al aire libre pero dentro del instituto y donde estuviésemos a solas; algo fácil en vista de las circunstancias actuales donde las actividades y misiones se han incrementado. Guardo mis manos en los bolsillos delanteros de mi chaqueta negra, y mis piernas, enfundadas en unos pantalones ajustados dan pasos de un lado a otro en el centro de los jardines, por lo cual podría ver llegar a Chris y tendría que pasear entre sus preciosos y laberinticos pasillos hasta darme encuentro.  

Quiero hablar de él de tantas cosas que no sé por cual empezar. De primeras, mi decisión de formar parte del Consejo no es algo que le guste aunque desconozco el motivo, pero le quería dejar claro que era irrevocable, y que una vez obtuviese tal rango él me acompañaría al Praetor y en búsqueda de otras manadas o aquelarres que hicieran falta para unificar y fortalecer nuevamente los acuerdos antes de que El Circulo lo destruyan en su totalidad. También se encuentra un tema que aunque trate de ocultar, refulge dentro de mi pecho. Tengo miedo de que nuestra relación peligre porque… ha dejado de ser una farsa. Es raro y contradictorio que diga esto pero es que no tengo otra manera de explicarlo.

Los sentimientos siempre son un impedimento para llevar a cabo las misiones, eso es siempre lo que me ha enseñado mi padre, pero lo que yo he aprendido por experiencia propia es que también ayudan a sacar fuerza y valentía donde no queda. Por eso soy de las que me dejo arrastrar por ellos, y en esta ocasión quiero pero siento una punzada de culpabilidad y también de temor, al fin y al cabo todo esto lo llevamos a cabo por mi insistencia para proteger a Mishka; alguien que amo pero del que no se nada desde hace meses y ese sentimiento que el licántropo me proporcionaba empiezo a sentirla por ese nefilim rubio que acaba de atravesar el umbral del jardín y que me mira con cara de asombro. No debo estar equivocada, ni tampoco puedo ser engañada, no cuando he sentido mi corazón saltar al verle y mis labios se han estirado en una dulce sonrisa.

Contenido de nota:

Necesito hablar contigo y con todo lo que ha pasado no he tenido tiempo de hacerlo antes.
Creo que es tiempo de cambiar muchas cosas...
A las 18:00 en el jardín del instituto. No tardes.

Adeline Geller



LOGROS:



GOATS TEAM:


My brother:



Regalitos:
" />
avatar
Mensajes : 610

Reliquias : 984

Temas : 3/3


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t4308-ficha-de-adeline-evanshttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t4317-relaciones-adeline-gellerhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t4316-cronologia-adeline-geller
Nefilim cazador/a

Volver arriba Ir abajo

We aren't brothers
→ MARTES → 18:00 → JARDINES  → FRÍO (INVIERNO)

"¿Qué es a lo que más temes, Christopher?, has visto perderse vidas a sangre fría en manos de asesinos, los viste, viste sus ojos con nada de humanidad en ellos y notaste el miedo paralizar tu cuerpo al enfrentarlos. Desconoces porqué en el mundo existe crueldad. Mármol manchándose de sangre, cuerpos amontonados, el fuerte olor a basura quemada, destrucción masiva y tragedia. Y el cielo de Alacante se tiñe con el color de la ceniza mientras los cuerpos de Nefilim son incinerados por la tarde."

Abro los ojos, ¿dónde estoy?, mi cuello lo tengo adolorido y entumido por dormir en una sola posición, estoy boca abajo abrazando la almohada con el brazo derecho y la mano izquierda sostiene a medias el Iphone con la pantalla congelada en el reproductor de música; claro que, no recuerdo cómo he llegado en una pieza a mi habitación después de las 16 horas de vuelo para llegar lo más cerca a Idris y luego regresar a E.U en menos de dos días. Pero tenía que ir. Debía regresar a Alacante lo más pronto posible después de avisarme que la limpieza de escombros en el Gard había terminado y más cuerpos fueron encontrados; tal vez no era obligatorio la presencia de todos los que estuvimos involucrados pero la pequeña y testaruda idea de no dar respeto a los más valientes por quedarse a luchar... al menos tendrían eso de mi, como miembro del Consejo, debió ser mi tarea guiarlos en la batalla y no cundir en pánico. Fue mi error.
Giro en la cama para quedar al centro, boca arriba y con los brazos extendidos de lado a lado, no siento que haya dormido en un colchón sino en el suelo y la luz del atardecer molesta mis ojos al frotarlos con los puños cerrados de ambas manos. Suspiro, me siento sobre la orilla y me pongo de pie tomando el Iphone para ver la hora: 17:30. Bueno, dormí 9 horas, no estuvo nada mal.

Voy a buscar ropa limpia en el armario con la mirada baja, todavía tengo la boca seca y la pesadilla vívida detrás de mis parpados, quería que mi problema de pesadillas fuera más controlado pero tal vez necesito preguntar a los Hermanos Silenciosos sí tienen una infusión para antes de dormir. En el armario me detengo tras abrir los cajones, veo una nota en el suelo a pasos de la puerta y juro por el ángel que no estaba ahí cuando llegué en la madrugada, ¿qué será?, la recojo del piso y leo sus pocas lineas. Siento que mi corazón se acelera de prisa, es la caligrafía inconfundible de Adeline sin embargo no razono a tiempo el significado de su cita al momento que estoy corriendo hacia la ducha después de tomar un conjunto rápido y darme una ducha rápida dado a que no creo que le guste verme con el traje blanco de luto.

Preparado para el encuentro salí de mi habitación cerrando con llave (costumbre rara), me traslado por los pasillos, ya pensé y continúo pensando porqué a las chicas les gusta torturarnos con la frase "necesitamos hablar" como sí creyeran que los hombres somos de un pensamiento super lineal para tomarlo a la ligera, obvio no, tememos el triple de posibilidades cuando se trata de la relación, situaciones familiares y/o errores que no se percibieron. El nudo en mi garganta es gracias a los nervios que dejó la nota, mientras bajo dentro del ascensor pulso incesantemente el botoncito dorado en la pared y deslizo brusco la rejilla escapando del compartimento con la meta de llegar a tiempo hacia los jardines.
-No temas, O'Dare, ella seguirá siendo tu amiga sí decide que ha sido suficiente para fingir algo que no son- Pero yo no quiero que sea una amiga, no podría vivir en el mismo lugar que ella esté y menos aún oprimir mis sentimientos al ver a otro tipo acercársele para besarla. Quiero ser el único que busque como ahora, quiero y me voy a declarar hoy mismo sí no tengo más alternativa, y no me siento aprovechado de que Mishka no se encuentre porque jamás estuvo con ella como yo. Adeline necesita a alguien sujetando su mano no un fantasma que ni sus luces se ven.

Cruzo la puerta noreste de los jardines, sí está en cualquier otra parte de afuera puedo buscarla desde allí y bajo de dos en dos los escalones del umbral pasando por alto a una chica que... No es cierto... ¡Por el Ángel, Adeline!. Estoy absorto, sin palabras, muy asombrado y mi corazón se dispara respondiendo a lo que aprecio de arriba a bajo. Ella se ve tan madura, tan linda, tan natural... y yo haciendo el ridículo avergonzado por mi aspecto ya que no puedo compararme con ella y su nuevo look. Olvido las palabras de la nota que me dejó mientras me acerco a ella sonriendo con alegría de verle, los días que estuvimos separados me tenían desesperado y no cavilaba el porqué hasta que se me ocurrió en ese momento estrecharla con suavidad entre mis brazos, mi cuerpo eliminó toda la tensión y no hubo nada que importara más excepto ése instante pasara lo que pasara con lo que ella tuviera que decir.
—Por el Ángel, mírate, Adeline Geller— Separo sin muchas ganas nuestro abrazo, te tomó de los hombros acariciando con los pulgares tu chaqueta y río grave —estás...— sacudo la cabeza con una pequeña sonrisa —hermosa, me gusta el corte de cabello aunque voy a extrañar esa melena salvaje— guiño travieso el ojo derecho, me apartó dando un paso atrás y con mucho autocontrol mantengo las distancias entre ambos debido a que 1) estamos solos en los Jardines, no hay nadie espiando para "fingir", 2) comienzo a tener miedo, lo que sea que planees nunca lo tuve contemplado pese al crecimiento de mis sentimientos por ti, y 3) sólo Raziel sabe cuánto quiero contemplar tu rostro después de ver docenas de cuerpos incinerarse en la necropolis de Alacante.

—Perdón por llegar 5 minutos tarde, no había agua caliente en la ducha y tuve que esperar— Esbozo un sonrisa tranquila. Mentira, no podía dejar de pensar en la nota y me distrajo —¿de qué deseas hablar, "patito"?, esa nota asustaría a cualquier chico normal, ¿lo sabías?— quiero bromear para romper el hielo. Hay algo en ti, no sé porqué tengo un mal presentimiento, y la pequeña alertita (sexto sentido de nefilim) me dice que prepare un escudo anti-drama amoroso. ¿Mishka regresó de nuevo?, ¿se trata de Jonas?, ¿su cambio de look es porque dejará N.Y?, ¿empezará con el típico "no soy tú, soy yo"?, ¿qué haré sí no quiere escuchar o tira mis sentimientos por la borda de la famosa "friendzone"? (muy de moda entre mundanos, por cierto). ¡Caramba, Geller, estás matándome!.



¡Visita mi  "Galerie Parisienne" !
We're a cool team, no?:
All begins like a normal relationship, don't you think? But...:

¡Patito, gracias por el regalo! :)
You're right, I was wrong, you never be my little sister and I love you for that.:
avatar
Mensajes : 786

Reliquias : 705

Temas : 8/8 (¡xD OUT!)


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t4395-let-me-show-again-chris-id-ficha-de-pjhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t4418-oh-come-on-im-ready-for-youhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t4478-well-done-mr-nephillim-cronologia
Miembro del Consejo

Volver arriba Ir abajo

Re: We aren't brothers[Christopher O'Dare]

Mensaje— por Adeline Geller el Mar Ago 02, 2016 1:37 pm

We aren't brothers
→ Martes → 18:00→ Jardines  → Frío
Mi sonrisa se incrementa al ver esa expresión atónita en su cara, se podría leer a kilómetros, con él siempre había sido así, fácil de deducir lo que piensa con solo mirarle como el libro abierto que es. Su capacidad expresiva podría resultarle excesiva a mi padre porque piensa que ocultar las emociones es una de nuestras mejores armas, pero yo no solo pienso en mis camaradas únicamente como compañeros nefilims -aunque no miento que en una larga temporada fue así debido a la influencia de mi padre- sino como personas cercanas a las que apreciar,  poder confiar plenamente en ellas, y expresar sin palabras que son importantes en mis vidas. Sin embargo con muy pocos me he atrevido abrirme así, el más destacable ha sido Chris pero por razones obvias.

Siempre tuvimos una conexión especial… aunque en un principio me pareció el miembro del consejo más tontorrón del mundo de las sombras. Hasta me llegué a preguntar cómo era posible que hubiera logrado tal puesto. Entonces era más joven, más ignorante y más desconfiada, que no dudaba en arremeter contra el consejo de La Clave porque les culpabilizaba de la pérdida de mi hermana. Gestioné muy mal el dolor. Doy gracias al ángel que esos tiempos pasaron.

Le debo gratitud a Mishka, que fue el mayor responsable de que moldear mi carácter, o más bien destacar capa a capa todas esas emociones negativas y dañinas que ocultaban mi verdadero yo y que se ocultaba por miedo a volver a sufrir. Fueron los mejores momentos de mi vida, porque de nuevo vi luz y color en ella. Me acostumbré al sonido de mi propia risa hasta que me pareció bella, todavía más cuando se sincronizaba con la suya.

Luego vino Chris… No, mentira. En realidad vino antes pero entonces no le daba importancia, no le quería aceptar por formar parte de ese grupo que necesitaba culpar,  pero sin saber muy bien como se ganó mi aprecio y mi amistad rápidamente; en aquella visita a la biblioteca del instituto con sus pies descalzos sobre el frío mármol y ofreciéndome aquel enorme libro sobre la licantropía y poco después los discos de Muse que aún no le he devuelto (qué desastre); en se entrenamiento divertido tan diferente a los que siempre tuve con mi padre, en aquel donde se colocó una bandana y me derribó para luego hacer que orinaba como perro. Tan subrealista... pero eso lo hacía digno de ser recordado y de que sonriera cada vez que lo hacía.

Miré divertida su induemntaria a medida que se acercaba a mí. Siempre había sido un nefilim muy ‘fashion’ siguiendo la moda como el que más sin olvidar en absoluto sus orígenes franceses. Todo le sentaba bien, y eso tenía que deberse a su atractivo natural. El día que me di cuenta de que le veía más como hombre que como hermano me empecé a temer lo peor porque sabía que a la larga desarmaría todo plan que había calculado meses atrás con una frialdad que jamás habría pensado que se podría desvanecer para convertirse en algo obsoleto.

Dejé escapar un suspiro cuando me abrazó. Le correspondí pasando mis brazos bajo los suyos y apretar su espalda contra mí. Le había echado de menos durante esa semana sin verle por todas las cosas que debía solucionar, y podía notarse ligeramente en su aspecto cansado que trataba de ocultar tras una expresión alegre y jovial. Amplié mi sonrisa ante su halago sin que se me coloreasen las mejillas, todo un logro que requeriría de gran esfuerzo mental. — Tranquilo, el corte de pelo no me ha hecho menos salvaje, eso se lleva dentro. — bromeé acariciando sutilmente con la yema de los dedos el extremo de un mechón suelto. — No importa, tan solo han sido 5 minutos de retraso, de haber sido el doble te habría dado un tirón de orejas en vez de un abrazo — alcé las cejas divertida pero mentía como una bellaca porque ese abrazo se lo hubiera dado de todas formas.

Llegaba el momento de hablar y me puse muy nerviosa aunque le ofreciera una sonrisa tras el modo tan gracioso de formular la pregunta. — Pero como no eres normal no tienes de sentir miedo — volví a bromear a medias porque para mi él no era uno más, un cualquiera y me encogí de hombros, alargando un poco más el momento de comenzar con el asunto más “fácil” de todos. Los nervios no ayudaban— Voy a ir al grano…  Son varias cosas pero voy a ir poco a poco a ver si voy sacando valor — sonreí un poco dubitativa y clavé mi mirada en la suya — La primera de ellas es que quiero que me ayudes, que me guíes para formar parte del Consejo de La Clave. Nadie mejor que tú puede hacerlo porque me sentiré cómoda y tranquila. Aunque algo en tu cara me dijo que no te gustaba la idea cuando Robert me lo propuso— le dediqué una mirada preocupada pero eso no iba a detenerme. Le agarré de sus manos, grandes y masculinas, apretándolas con suavidad con las mías. — Yo lo tengo muy decidido Chris, así que no estoy pidiendo tu permiso pero sí tu apoyo. La necesito. De verdad que la necesito. — hice énfasis en mi necesidad dando otro pequeño apretón a sus manos sin perder en ningún momento el enfoque de mis ojos en los suyos.




LOGROS:



GOATS TEAM:


My brother:



Regalitos:
" />
avatar
Mensajes : 610

Reliquias : 984

Temas : 3/3


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t4308-ficha-de-adeline-evanshttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t4317-relaciones-adeline-gellerhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t4316-cronologia-adeline-geller
Nefilim cazador/a

Volver arriba Ir abajo

We aren't brothers
→ MARTES → 18:10 → JARDINES  → FRÍO (INVIERNO)
Qué puedo decir, siempre has querido ser la más traviesa de los dos para molestarme juguetonamente y me gusta, me gusta la manera tan tuya de seguir la corriente con un humor impresionante que te marca en las mejillas unos lindos hoyitos a cada lado cuando sonríes ; sí, estoy perdiendo el titulo para mejor bromista del año por clavarme en tu sonrisa y la pregunta es sí me veo o no como el bobo enamorado de un cuento de hadas. ¿Qué diría el príncipe azul en una situación así?, supongo que sacar un ramo de flores y declarar su amor... lástima que a la mano sólo hay maleza y hierva mala en el jardín, y sería el matapasiones inolvidable.

—No me subestimes, podría salir corriendo como mariquita del miedo que me produces en este momento— Elevo el rostro al cielo sonriendo pícaro —¿te imaginas la cabecera del periódico?, "nefilim en pánico huye de una rubia malvada y su charla". Apuesto a que se venderían todos los ejemplares— bajo la mirada a tus hermosos ojos verdes, te da el sol en la espalda y tu rostro queda ahí y allá con destellos del cabello rubio como oro pulido. Trago saliva, me hubiera gustado tocarte el mechón que frotaste y en seguida colocarlo tras tu oreja...
-Pon atención, O'Dare, tiene cara de querer decir los secretos del universo y tú solamente divagando- Claro, claro, debo ocupar bien el papel de chico a punto de colapsar por los nervios porque su (me corrijo) la chica que le gusta quizás lo envíe muy lejos. Ah, qué nervios.
—No te preocupes, sabes que puedes hablar conmigo de lo que sea— Asentí con la cabeza, percibo ¿timidez en ti?, no todo el tiempo soy el houdini que me creo para leer las expresiones de tu cara o el lenguaje corporal cuando nos encontramos en privado y eso que ya ha sido más fácil entenderte, no obstante cada encuentro me sorprendes con algo por completo diferente; y tal vez mi habilidad de intuición la pierda al estar contigo o mi subconsciente se niega a analizarte. Genial, mi exclusiva teoría es que ambos morimos de nervios.

—Adel...— Me callo apretando los labios y mandíbula, unas manos invisibles las siento estrangulando mi cuello, no me fastidia el sol de atardecer en los ojos y menos aún la sangre tapando mis oídos del tráfico neoyorquino en la siguiente avenida. Podría decirte todo lo que no siento y lo que sí pero dejémoslo en que mi corazón va a mil por hora, ¿se notará debajo de la ropa?. Y en la punta de mis dedos advierto un millón de alfileres clavándose en lugar de tu tersa piel de las muñecas durante nuestras manos sujetas por ti.
Ya he tenido la visión de tu cuerpo tirado en medio de una catástrofe, escucharte gritar a todo pulmón mi nombre y tu bello rostro cubierto de polvo como raspones en las mejillas... la vida de un cazador de sombras jamás pasa de los 30 sin riesgos. Recuerdo decenas de cuerpos descansando al rededor del Gard destruido mientras otros más ayudan a sacar de escombros los hermanos que pueden, y sentir esa impotencia por contar muertos sin derramar una lágrima, ¿somos más parte de ángeles indiferentes que seres humanos?. No, no lo quiero, no lo deseo para nadie, de nadie más debe ser la carga sí puedo detenerlo; la necropolis de Idris ha tenido suficientes nombres en lápida como para ver el tuyo en una de ellas.

—Sed lex dura lex— Cierro los ojos torciendo el gesto con impotencia, pronuncié el lema arrastrando cada sílaba, exhalo mi aliento a un lado inclinando el rostro  y mis manos tiemblan al enlazar tus dedos con los míos —la ley es dura pero es la ley, Adeline, no hay... no existe marcha atrás para los que formamos parte del Consejo; actuamos respetando las leyes, llevándolas a cabo y vigilar que los Acuerdos no pasen por alto para cualquiera. Sí un amigo o conocido tuyo viola una sola Ley no podemos tocarnos el corazón y salvarlo, ¿porqué?, porque lo dicta la ley y tendrá el merecido castigo sea la muerte o prisionero en la Ciudad de Hueso. Nuestras manos se manchan de sangre, todo el tiempo, subterráneo, mundano o nefilim, ¿lo entiendes?— suelto tus manos mirándote con súplica y coloco las mías encima de tus hombros haciendo presión delicada Adeline, es una carga y responsabilidad enorme que puede destrozar quien eres realmente sí se te sale de control. Yo no quiero perderte— sí, se puede mal interpretar de muchas maneras, mi bocota y yo siempre nos metemos en los problemas más grandes y todo por no saber cuándo callar —pero no podría encerrarte en una celda para protegerte de los peligros que hay afuera y sí ese es el camino que quieres...—Por el ángel, no puedo decirlo, es imposible, mis labios no quieren moverse. El nudo en mi garganta es enorme, siento que no puedo respirar —bien tienes mi apoyo, sólo necesito que lo pienses, leas todos los Acuerdos y Leyes y, por el Ángel, deja en mis manos conseguir más votos de aprobación. Quizás con la buena opinión de Robert nos baste pero no te prometo nada, ¿Okey?— no espero para abrazarte con fuerza, tengo miedo, nunca he tenido lo que se llama un "seguidor o aprendiz" para que se inicie en el Consejo y sí mis esfuerzos no son lo suficiente entonces estarías en constante peligro; dios, ojalá no fueran tiempos de guerra.
—Y otra cosa, pato, para la próxima que quieras hablar de un tema así ¿porqué no mejor comemos antes?, tengo el estomago revuelto, y el Takis está muy lejos. Tranquila, yo cocino hoy— por favor, que sea todo lo que tengas que decir, no aguantaría más.

-Caramba, Jonas va a querer mi cabeza en su sala de trofeos- Mientras te miro de arriba a bajo, no siento el cesped debajo de mis pies y no llega el aroma metálico de los autos o la rebanada de pizza de 3 dólares; ¿alguna vez cometiste el mayor error de tu vida a pesar de que creías estar en lo correcto?.



¡Visita mi  "Galerie Parisienne" !
We're a cool team, no?:
All begins like a normal relationship, don't you think? But...:

¡Patito, gracias por el regalo! :)
You're right, I was wrong, you never be my little sister and I love you for that.:
avatar
Mensajes : 786

Reliquias : 705

Temas : 8/8 (¡xD OUT!)


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t4395-let-me-show-again-chris-id-ficha-de-pjhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t4418-oh-come-on-im-ready-for-youhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t4478-well-done-mr-nephillim-cronologia
Miembro del Consejo

Volver arriba Ir abajo

Re: We aren't brothers[Christopher O'Dare]

Mensaje— por Adeline Geller el Jue Ago 25, 2016 2:04 pm

We aren't brothers
→ Martes → 18:00→ Jardines  → Frío
Arquee mis cejas a la misma vez que mi labio también se curvó en una sonrisa divertida imaginándose también ese titular del periódico imaginario, porque nadie del submundo publicaría nada que revelase lo que al mundo humano se le llevaba ocultando desde hacía siglos. Pero era muy divertido pensar por unos instantes ver su fotografía con el ceño fruncido como la criminal responsable de haber espantado a Chris. Me encantaba. No sabía cómo tenía tanta facilidad  ser como es, me imagino que es innato ser tan espontáneo e imprevisible. Han pasado varios años desde que le conozco, pero me sigue sorprendiendo, fascinando, y hasta hace poco era culpable de la confusión de mis sentimientos. Pero ya no. En aquel lo tenía claro y negarlo sería mentirse a sí misma.

Así que sería yo la malvada ¿no? Bueno, mejor quedar de mala que de cobarde. — le sacó la lengua con diversión y le dio un suave golpe con su codo. Me sentí un poco cohibida por el modo en el que me miraba, no obstante siempre fue buena ocultando  gran parte de mis nervios e inseguridades y en aquel momento no iba a ser diferente. Ni se imaginaba cómo estaba latiéndome el corazón de rápido, o como andaba en deseos de llevarme la mano al pelo  para echarme los mechones tras la oreja aunque ya estuviesen ahí.

Qué fácil era decir que podía hablar con él de lo que sea, pero le estaba preparando unas buenas bombas informativas que no sabía cómo reaccionaría y eso me asustaba. Cuando le dije la primera de ellas la expresión de su rostro delató cierto descontento pero yo continué hablando para dar buenos argumentos pero por encima de todo informarle de que la decisión ya estaba tomada pero que le necesitaba, y no solo como mi guía en mi preparación como miembro del Consejo.  Le necesitaba a un grado que cruzaba los límites de lo que habíamos estipulado pero eso ya se lo diría.

No era idiota, sabía a dónde me estaba metiendo. Y sabía que iba a ser complicado, que si ya tenía grandes responsabilidades sobre mí, éstas se multiplicarían en cuanto formara parte del Consejo, pero yo las quería, me sentía preparada. Habíamos sufrido muchísimas bajas durante la batalla en El Gard, y cosas como estas hacían falta para volvernos a organizar y devolver a la Organización Nefilim su justo equilibrio. Esos seguidores de Valentine estarían también reparándose para su siguiente ataque y jugaban con ventaja porque a ellos nunca les había asustado obligar a mundanos transformarse en fieles servidores, por lo que sus filas crecerían más rápido que las nuestras, por eso no podíamos permitirnos dudar en llevar a cabo cambios difíciles. La situación lo requería así que no había más que hablar. A fin de cuentas, éramos instrumentos al servicio del Arcangel Raziel, nadie podía negarlo, se dijera de una forma u otra eso siempre iba a ser así.

—   Soy consciente de ello. Sé que después no podré retractarme de ningún modo pero no es esa mi intención. Sé lo que hacéis, sé qué consecuencias tiene y sé lo duro que es. Sé que es lo que quiero. — Sentía como si Chris no me viese capaz, relataba lo que hacía el Consejo como si yo no lo supiera, o más bien como recordatorio por si algo se me había olvidado, pero sus funciones estaban marcadas en mi mente.  La presión que ejercía sus cálidas manos sobre mis hombros no me tranquilizaba, solo me creaba más tensión y eso debía notarlo a través de la piel. Le miré a los ojos pero los desvié rápidamente para mirar distraídamente la solapa de su camisa. No es que no le prestase atención, ésta era plena, solo que me dolía ver el miedo y el sufrimiento en ellos.  — No vas a perderme. No voy a romperme en diminutos fragmentos, Chris. Soy más fuerte de lo que crees. A lo largo de mi vida ya he experimentado grandes pérdidas y he cometido muchos errores, tal vez porque en el fondo sabía que podía permitírmelos, y eso también me ayudó a tomar esta decisión, busco la perfección que ahora mismo se necesita. Y tú Chris, tú sigues siendo el mismo, no te he perdido y sé que jamás te perderé porque confío en ti, sé que eres válido.

Tragué saliva con dificultad cuando dio su valoración final y aceptó apoyarme y a ser la persona que me guíe en mi preparación. Ya estaba hecho. Aunque mi padre no lo quisiera, ya tenía dos votos; el que más me importaba era el de Chris pero el más valioso era el de Robert al ser el director. A la vez que él le abracé, rodeé su cuerpo con mis pequeños brazos y ejercí la fuerza necesaria como para escuchar el latir de su corazón que como el mío estaba desbocado. Me sentía feliz y aunque él quizá tuviera sus dudas sobre mis capacidades, le demostraría que estaba preparada tanto en cuerpo como en mente.

¿Ah?... ¿Comer? ¿Ahora? Yo… no había acabado. — me separé lentamente de él con cara de susto y sintiendo cierta presión para contarle la siguiente bomba. Había ensayado varias veces pero estaba tan nerviosa que ni recordaba la primera palabra que le diera paso a las siguientes y con ellas… todo el discursillo que casi se había aprendido de memoria. — Pero no es malo lo que voy a contarte, no creo, bueno, no lo sé si lo es para ti. Si puede limitarte de alguna forma a las relaciones que puedas tener o no… Yo no quiero atarte de ninguna forma, esto te lo tengo que decir porque no lo puedo aguantar más. — me encogí de hombros y ladee el rostro para atreverme a mirarle otra vez a los ojos. Sus manos aún se mantenían apoyada sobre sus hombros después del abrazo pero fue bajándolas hasta agarrarle las suyas y  juguetear ejerciendo suaves caricias con sus dedos. — Esto que tenemos tú y yo a ojos de los demás… Ha dejado de ser una farsa. Tal vez dejó de serlo hace semanas pero no lo quería ver. En fin… nunca fui de irme por las ramas…, siempre fui directa a la hora de decir las cosas. — cual cierto era eso, pero con Chris le estaba costando ser sincera porque tenía miedo que cambiara su forma de tratarla, e incluso de mirarle de manera distinta. Dejé escapar un suspiro y volví a esquivar sus ojos para centrarme en sus ojos, no quería encontrar una mala reacción en ellos.  — Que tengo sentimientos muy fuertes hacia ti. No puedo verte como un hermano mayor, ni solo como un amigo y esta mentira ya empieza a dolerme, a parecerme insostenible. — Repentinamente me volví abrazar a él, a agarrarle con fuerza y pegar mi cara sobre su pecho. — No quiero que cambies conmigo después de esto, por favor. No quiero perder lo que ya tengo, pero... es que debía decírtelo




LOGROS:



GOATS TEAM:


My brother:



Regalitos:
" />
avatar
Mensajes : 610

Reliquias : 984

Temas : 3/3


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t4308-ficha-de-adeline-evanshttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t4317-relaciones-adeline-gellerhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t4316-cronologia-adeline-geller
Nefilim cazador/a

Volver arriba Ir abajo

Re: We aren't brothers[Christopher O'Dare]

Mensaje— por Christopher O'Dare el Sáb Ago 27, 2016 4:30 pm

We aren't brothers
→ MARTES → 18:30→ JARDINES  → FRÍO
¿Cuántas veces he estado a solas con la chica que me gusta y cuántas de ellas he sido rechazado o usado sólo como un hombro dónde llorar?, tal vez chicos como yo que creen en relaciones estables estamos en peligro de extinción, somos el bichito raro de la sociedad que nadie quiere por  tomarlos demasiado románticos y con expectativas muy altas, o dependiendo del lugar que seas siempre habrá diferencias pero el objetivo es el mismo: "encontrar tu chica ideal". No es mentira que el lugar donde me críe la mayor parte de mi vida se te eduque con modales, integridad, generosidad y un alto respeto a las mujeres que se dan su lugar, e igualmente mostrar siempre un nivel de organización/entendimiento. "La mente francesa es estrictamente organizada y no se agobia", el único buen consejo que mantengo de mi tutor. Entonces te imaginarás que de una ciudad donde los niños regalan rosas a sus maestras en lugar de manzanas, el primer beso de un adolescente es en la mejilla de una chica y todo el publico que se encuentre a un matrimonio recién casado lo felicitan en las calles sin ser familia, no por nada París es la ville de l'amour. Y al final de cuentas nada de lo que te enseña estar rodeado de amor en el aire, te enseña cómo levantarte de cada decepción o ruptura con tu pareja.
Alguna vez creí que las mujeres eran ese ser indomable, misterioso, apasionado e inentendible que probaban a los mejores chicos para pertenecer a un cachito de la vida de ellas pero lo que nadie te explica es que o serás el primero en su vida o nunca de los nunca superarás al primero. ¿Cruel?, un poquito realista. Aprendí lo divertido que era andar como abeja en día de primavera, ya sabes, de flor en flor y sólo recogiendo un poco de polen mientras disfrutaba el día igual que el último de mi pequeña existencia... hasta que se me atravesaba la flor más hermosa del mundo en la que primero debía caer y atravesar las redes de una araña para después toparme con que una pared invisible (vidrio) me separaban de ella; no hay más bonita analogía en la vida.
-Amelia, Kiara, Bethany, Danielle... ¿qué tienen en común, bobo enamoradizo?- Jamás me pertenecieron y nunca les pertenecí, sí comparara la lista de las personas que me han amado a las que no, la segunda sería el pergamino de 1 km. Lo sé, sé que estarás pensando, todo un dramático hasta mi último aliento.

Y eras tú la que se robó mi atención en el momento que llegué a la escandalosa N.Y, tú, la que bromeó con Van Hellsing e hizo callar al director del Instituto; con esa valentía, pensé que jamás encontraría a otra chica igual y no me equivoqué. Por muchas aventuras en la ciudad que nunca duerme y encuentros a muerte siempre hubo un momento en que pensara en esa sonrisa tuya risueña, los discos de Muse o mi tonta insistencia en pasar tiempo a tu lado donde me sentía menos forastero que allá afuera expuesto a miradas de desconfianza por pertenecer al grupo más cerrado de Nefilim y aún en la calle sí hablabas con un acento diferente al neoyorquino el trato era diferente (para bien o mal, no todo es color de rosa). Pero, ¿qué me hizo cambiar de opinión y esperar algo más grande de la amistad?, una oportunidad, así es, la oportunidad única. ¡La gran semilla de la esperanza!. Qué grave error.

Ya no me siento el mismo que antes, estoy cansado, deprimido algunas veces, y la confianza que apuestas en mi es dolorosa cuando quise alejarte desde un principio de Mishka por celos a que alguien más pasara tiempo contigo, que escucharan tu risa y que intentaran dañarte. Pero no podía decirlo, por el ángel, era imposible decir un discurso explosivo de lo que callé por meses cuando tu pequeño cuerpo se aferra al mío tal como siempre quise mientras identifico rápidamente el paso que darás a una conversación mucho más seria y de la que no estoy preparado para abordar. Por dios, el dolor en mi pecho es intenso, no es emoción ni alegría, todo lo contrario, es una sensación de pérdida. No tengo nada que decir mientras escucho una explicación que yo ya sabía, una verdad tan oculta que quise dejarla intocable y todo por miedo a ser siempre el reemplazo de un fantasma; ¿qué hago?, ¿porqué no se me ocurre una broma para detenerte y cambiar de tema?, ¿qué me mata de nervios?, ¿esto es realmente lo que quieres sin farsas?.
—Solo dilo, Adeline, no te estoy juzgando ni lo haría nunca— Diablos, lo que salió de mi garganta no reconozco como mi voz, más bien, es un lamento seco, resignado y sin emoción de alegría; perfecto, queriendo evitar un drama vespertino y no uso la cabezota con algo mejor que decir, ¿qué hace falta para poner los pies en la tierra?, un ovni aterrizando en el jardin, ¿un...?. Contengo la respiración, no fui yo quien se declaró, no estaba en mis manos partir mi corazón en pedacitos ni hacer a un lado el pánico para decir lo que siento; estoy tan impresionado de lo que salió de tu pequeña boca, es imposible creer lo que ocurrió, mis labios se quedan entre abiertos cambiando la cara de semi-agonía amorosa a la verdadera sorpresa inesperada.

—¿Entonces porque siento que te despides de mi para no volverme a ver?— Trago saliva, a pesar de que correspondí tu abrazo me siento con un puñal enterrándose en el corazón, tendría que estar feliz pero no puedo saltar de alegría, es la manera en que lo has dicho que me dejó helado —¿porqué tengo la sensación de ser yo el que te pierde o te perdió?— me lastima respirar, no es por la fuerza de tu abrazo, es un dolor interno muy en el fondo —cómo podría... ¿cómo no podría pensar que seré una segunda opción cuando toda la farsa fue para ayudarte con el chico que realmente amabas o sigues amando a pesar de haberse ido?— el puñetazo imaginario que llegó a la boca de mi estomago lo sentí tan real e insoportable, no podía seguir abrazándote más tiempo sí eso no me permitía ver tu rostro y me alejé apartando tus brazos de mi; controlando el impulso, dando espacio, ¿qué diablos se supone que debería hacer para tener la cabeza fría?. Me paso una mano por el costado de mi cabeza peinando el fleco del cabello húmedo de lado, me hace falta un corte y es complicado tenerlo uniforme todo el tiempo, bajo la mirada al pasto seco mientras siento la tensión invadir nuestro espacio íntimo del que tal vez sea el último que compartamos sí no me ocurre la mejor manera de afrontar la verdad.

—Y, ¿sabes qué es lo que me da más miedo?— Cierro los puños de mis manos frunciendo el ceño con impotencia, molesto conmigo mismo, veo tu rostro pero a la vez estoy perdido en mis pensamientos —ser yo el que te ame más de lo que alguna vez podrán corresponderme porque soy el tonto que cree que el amor lo es todo cuando encuentras a esa persona especial— bajo la mirada exhalando con suavidad, ya está lo arruiné, sí me detengo ahora no podré hablar de nuevo con el mismo razonamiento —y además que sea mi culpa el que tú sientas algo hacía mi por orillarte a quererme. Porque acepté esa farsa a pesar de que un día él volvería pero al menos te tuve conmigo un tiempo. Al menos te enseñaría a disfrutar momentos en pareja donde el chico jamás te lastimaría y mucho menos te usaría para llevarte a la cama después de horas de conocerse. Y quizás... sólo quizás a... tener la esperanza de que tus sentimientos hacia mi fueran reales en lugar de agradecimiento por no dejarte cuando él sí lo hizo— mi voz casi se quiebra con la última frase. No quiero pensar que estoy siendo cruel, no lo soy, eso espero, mi bomba de tiempo interior se hizo añicos después de tanta presión y cuando por fin me siento libre de expresar lo que realmente pensaba y sentía... ¿porqué entonces duele tanto?. Al contemplar tu rostro no puedo decir sí he roto una parte de ti o soy yo el que se ve reflejado en tus pequeños ojos verdes con sentimientos encontrados después de la mega declaración; no me di cuenta que seguía con los puños cerrados hasta que me dolieron los nudillos que tenía blancos por la fuerza y los solté lentamente sintiéndome como un muñeco de trapo sin vida.

—Lo lamento, he sido un estúpido— Con ambas manos me peino el cabello hacia atrás, estrujándolo en la nuca —perdóname, s'il vous plait suspiro rendido girando el cuerpo lentamente, me doy la vuelta caminando de vuelta al Instituto pero cambio de curso hacia un costado donde puedo ir al acceso de la verja y salir a la avenida. Cada paso que doy es más pesado que el anterior, me voy a desmoronar en cualquier momento, ya no puedo voltear atrás, no quiero ver otra vez tu rostro, no así.
-¿Qué haces?, vuelve con ella, maldita sea, vuelve. No puedes abandonarla, ¡vuelve ya!-


¡Visita mi  "Galerie Parisienne" !
We're a cool team, no?:
All begins like a normal relationship, don't you think? But...:

¡Patito, gracias por el regalo! :)
You're right, I was wrong, you never be my little sister and I love you for that.:
avatar
Mensajes : 786

Reliquias : 705

Temas : 8/8 (¡xD OUT!)


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t4395-let-me-show-again-chris-id-ficha-de-pjhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t4418-oh-come-on-im-ready-for-youhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t4478-well-done-mr-nephillim-cronologia
Miembro del Consejo

Volver arriba Ir abajo

Re: We aren't brothers[Christopher O'Dare]

Mensaje— por Adeline Geller el Mar Ago 30, 2016 3:51 pm

We aren't brothers
→ Martes → 18:00→ Jardines  → Frío
Se lo había dicho. Había expresado mis  sentimientos como nunca, aunque no sabía que lo había hecho tan malamente. Tenía sujeto entre mis pequeños brazos el cuerpo de Chris que jamás me había parecido una figura intimidadora hasta esos momentos por el temor que me causaba pensar que se pudiera alejar de mi, o que me trataría diferente por no sentir lo mismo. Podía soportar no ser correspondida pero no que aquella amistad se rompiera. Me conformaba con ella con tal de seguir estando a su lado. Sufriría al verlo con otra pero aprendería a sobrellevarlo.

Cuando por primera vez me enamoré de verdad, no pensé que podía resultar tan doloroso, eso lo descubrí cuando Mishka desapareció de mi vida y tuve que aguantar el dolor de su pérdida. Controlar esas voces de mi cabeza que me decían que se había marchado porque su amor hacia mí no era suficiente para sobrellevar la amenaza constante que mi padre ejercía sobre él. O simplemente porque ya no me quería y que prefería irse antes de enfrentarse a mi sufrimiento porque él siempre fue débil de conciencia… Pero tampoco era un cobarde. Otros de los murmullos que torturaban mi mente me contaban que tal vez hubiese muerto allá en Ucrania y que por eso jamás me había vuelto a escribir ningún mensaje telefónico o llamado. Aún me dolía desconocer qué había ocurrido con él, pero el amor que le profesaba había sido sustituido por la más absoluta desilusión.

Sentí el incremento de velocidad de las pulsaciones su corazón en la mejilla derecha que tenía pegada sobre su pecho. Tragué saliva imaginándome esperanzada, al menos durante unos segundos,  de que esos latidos me pertenecían después de haber declarado mis sentimientos hacia él. Deseaba que cada uno de sus fuertes latidos fueron empujados por la ilusión y la grata sorpresa. Pero sus cuestiones me desconcertaron. Sin poderle ver el rostro, y escuchando una voz un tanto desconocida, pues no parecía suya, fruncía el ceño con extrañeza y también con cierto temor, como si algún sentido extra de mi organismo me alertara de que algo malo iba a suceder. No lo creí de verdad hasta que deshizo nuestro abrazo con suavidad pero a la misma vez con frialdad, esa fue mi percepción la cual se incrementó al poderle ver su rostro ensombrecido y serio.

La garganta se me secó al igual que mis labios que se entreabrieron de la incredulidad. Estaba tan bloqueada que no podía responder a ninguna de sus preguntas aunque tampoco tenía intención de permitírmelo ya que seguía hablando sin cesar continuando con ese timbre de voz tan impropia del Chris que conocía. Fue su tercera pregunta la que proyectó sobre mí un ataque que abrió un pozo negro en mi pecho. Abrí los ojos de par en par sintiéndolos bañados de una capa acuosa que amenazaba por desbordarse en cualquier momento y los vellos de mis brazos se estiraron del desagradable estremecimiento que me recorrió todo el cuerpo. Chris se consideraba una segunda opción y bajo todo el dolor que sentía en mi pecho, se asomaron las frías garras de la culpabilidad aferrarse en él… Casi sentía como me atravesaban la carne. No podía sentirme ofendida, ya que me acababa de dar cuenta de que tenía razón, que podía sentirse así… aunque había tenido un atisbo de esperanza de que no pensara así de mí.

Seguía sin decir nada. La perplejidad me había poseído al igual que el frío al encontrarme lejos de sus brazos que tanta calidez me transmitían en cada uno de sus abrazos. Descendí la mirada hacia ellos que en esos momentos se dejaron caer a cada lado de sus costados. No hacía falta que él hiciera más preguntas para darle pie a responderlas, ya lo hacía él mismo para proseguir con mi bien merecido castigo. Supongo que fui bastante ilusa al pensar que… de haberme correspondido alguna vez, lo hubiera hecho sin haberme echado en cara todo el daño que le había estado haciendo aunque sin darme cuenta. Le miré a los ojos con verdadera impotencia cuando confesó que me amaba, si antes lo había dejado entre ver, ya no quedaba ninguna duda. Nunca había pensado en la posibilidad de que tuviese sentimientos románticos hacia mí antes de que le hubiese sugerido aquel plan tan egoísta, porque de haberlo sabido jamás lo habría hecho… ¿O tal vez sí? Ya lo dudaba mucho… pues me sentía la persona más despreciable del mundo.  

Agaché la cabeza para que no pudiera ver como empezaba a derramarse las lágrimas que había estado conteniendo durante tanto rato. No quería porque Chris era tan bondadoso que se sentiría culpable por hacerme llorar cuando yo era quien le había estado haciendo daño. Negué con mucha suavidad el rostro y apreté los dientes de la impotencia cuando su baja autoestima se personaba en forma de palabras. ¿Cómo podía si quiera insinuar que me había obligado a quererle? Nadie puede ser obligado a amar. Estaba ciego. Se infravaloraba demasiado, eso era algo que yo bien conocía de él pero jamás pensé que llegara a tales extremos, de haberlo sabido habría intentado ayudarle porque eso debía estar matándole por dentro.

No lo pude soportar más, tuve que enterrar mi rostro entre mis manos temblorosas mientras mis hombros no dejaban también de vibrar. Sentía muchísimo que él tuviese que presenciar tal espectáculo pero la tristeza que me estaba invadiendo no solo había ganado la batalla sino que se estaba ensañando conmigo aun derrotada. Sentía que me faltaba el oxígeno de haber estado reprimiendo los jadeos y gimoteos que en aquellos instantes se escapaban de mis labios. Quería pedirle perdón por no haberme dado cuenta de lo que sentía, de haberme aprovechado de su amistad…  pero quería jurarle que jamás lo habría hecho si hubiese sabido lo que sentía su corazón cada vez que le daba aquellos castos besos en los labios, cada vez que le abrazaba y le decía que le quería cuando había público. Sus palabras habían hecho mella en mí, no había nadie que pudiera dudarlo solo con echarme un ligero vistazo. Me había destrozado.

No me percaté del repentino silencio que dominó mi alrededor hasta que solo pude escuchar mi lamentación y me sentí en soledad. No había podido oír su despedida, ni visto cómo se había vuelto para alejarse de mí porque mis sentidos estaban colapsados de tanta pena y remordimiento. Por ello, cuando alcé la cabeza y su figura se alejaba, mis piernas se movieron por sí solas aunque temblorosas y torpes... como un pato cruzando tierras inhóspitas. No quería que me dejara. No quería que me abandonara. ¿Por qué lo hacía? ¿Pero por qué debía extrañarme? Ese era el primer paso para sentirse mejor consigo mismo y quererse un poco más. Pero… eso significaba que lo perdería, y aunque sentía en parte que lo tenía bien merecido me sentiría perdida si ese iba a ser el desenlace de una historia que habíamos construido juntos desde hacía unos años.

Me atreví a ponerme delante de él, no le quise tocar, me horrorizaba la idea de que sus manos que siempre me habían acariciado y tocado con gran calidez y suavidad, lo hicieran con desprecio y frialdad. Al menos quería quedarme con el mejor de los recuerdos.

No me dejes, Chris. Yo… Lo siento. Lo siento mucho. — tragaba saliva y tomaba aire por la nariz hasta llenar completamente los pulmones en un intento vano de controlar el llanto que atenazaba con crudeza mi calma. — Nunca me obligaste a nada, mucho menos a amarte. ¿Cuándo vas a darte cuenta de que eres digno de ser amado incondicionalmente? ¿Cuándo? — pregunté impotente pues era muy triste que tuviese ese nefasto concepto de sí mismo. — No es justo. No te lo mereces. — pasé mis manos por el rostro para despejarlo de lágrimas aunque otras siguieran descendiendo — Te quiero sencillamente porque… porque eres tú, porque cuando se trata de ti no hay razones. No tienes idea de lo especial que eres, Chris. Pero me di cuenta cuando esas lecciones que me diste… aquellas que comentaste antes, las quise hacer realidad. Pero acepto esto, acepto que rechaces lo que siento por ti, sin embargo… no quiero que nuestro lazo de unión se rompa. Duele demasiado. — no conseguía calmarme a medida que hablaba así que no estaba pensando en lo que decía, solo hablaba tal como lo sentía — Me disculpo si te sentiste ninguneado por mis sentimientos hacia Mishka y lo que te pedí por él, y que te creas una segunda opción, pero entonces no te veía más que como un amigo como tú me veías a mi, y si no era así, ¡debiste habérmelo dicho!— de pronto una parte orgullosa de mi emergió de los más profundo de mi ser al sentir que eso último no era del todo justo para mi, no era culpable de haberme  enamorado antes del licántropo que de él. Lo único de lo que era culpable fue de haberle pedido ese favor que desencadenó todo lo que estaba ocurriendo en esos momentos entre los dos. — Y haciendo referencia a los puestos del podium ¿Yo en cual estoy? ¿Soy tercera?, ¿Tal vez la cuarta? — eso podía sonar a reproche pero ya estaba dicho. Fue lo único que sentía que no merecía pero por lo demás… Era culpable. — Ya… no me queda más que decirte, solo repetirte que lo siento, y si necesitas tiempo para aclararte te daré. — y tras acabar de hablar, di un paso al lado para quitarme de su camino.



LOGROS:



GOATS TEAM:


My brother:



Regalitos:
" />
avatar
Mensajes : 610

Reliquias : 984

Temas : 3/3


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t4308-ficha-de-adeline-evanshttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t4317-relaciones-adeline-gellerhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t4316-cronologia-adeline-geller
Nefilim cazador/a

Volver arriba Ir abajo

We aren't brothers
→ MARTES → 18:45→ JARDINES  → FRÍO
¿Qué hice?, ¿porqué lo hice?, oh dios mío, estoy en el callejón sin salida más largo que he tomado en toda mi vida. No siento el cuerpo como mío, controlo el temblor de mis labios, en cada parpadeo veo tus mejillas sonrojadas y húmedas por las lágrimas, todavía puedo escuchar el ahogado llanto que te negabas a dejar libre; rompí tu corazón, maldita sea, soy el imbécil más despreciable de la tierra y todo por no quedarme callado. Todo por quitar el filtro de mi cabeza a la bocota y mira lo que provoco. Sí tan sólo tuviera el poder de regresar en el tiempo para disfrutar tus pequeños brazos alrededor de mi apretando ambos cuerpos, caramba, entregaría mi propia vida sí eso me permitiera revivir la noche que dormimos juntos riendo con el famoso "gosiluz" y, en lugar de aceptar el gran plan para Mishka, declarar mis sentimientos para impedir el mayor error que destrozaría el corazón de los dos.
-¿Qué rayos creíste que pasaría?- Freno mi cuerpo, el bajón de adrenalina me estremece todos los sentidos, ya no recuerdo porqué quería alejarme de ti, no puedo ubicar el mapa mental que tengo de la ciudad para salir huyendo porque es lo que estoy haciendo, ¿verdad?. Huyendo cobardemente. No soy un niño de 15 años asustado del amor ni de sus complicaciones; olvido constantemente que sí han roto mi corazón fueron por peores situaciones que declarar sentimientos a la chica con la que quiero pasar el resto de mi vida... espera... ¿será un enamoramiento real?, ¿eres tú LA chica?. Bien, ahora el colapso en toda mi mente no me deja pensar con sensatez más al centro de mi pecho nace una calidez extraña que se enfría al recordar que me encuentro lejos de ti y sí no vuelvo jamás lo haré, echaría todo por la borda, todo por una estupidez que fue culpa mía. Todavía puedo volver, tengo tiempo para explicarme, para pedir perdón. Sí, aún no es demasiado tarde y quizás tú y yo...

No puedo regresar, lo impides, estas ahí delante de mi con tu pequeño rostro enrojecido y los ojos hinchados. Suelto un poco mi boca, ¿en el nombre del ángel, qué haces?, reprimo la respiración doliéndome imaginariamente las costillas,, no acabas de decir lo que creo que dijiste, ¿sí pasó o sólo es una alucinación?. No, dios, me paraste sólo para atravesar mi corazón con palabras tan bellas y tan puras pero a la vez desgarradoras; de acuerdo, me tienes escuchando y petrificado mientras debo soportar el verte destrozada sentimentalmente pero ¿qué deseo hacer primero?. De primeras no llevo el pañuelo en mi bolsillo para ofrecerlo a la damisela en peligro, no tengo a la mano la lista de "mejores halagos" para levantar la moral y sí pudiera ser ahora la mitad de bueno que soy para conquistar a las chicas que me gustan ya me las habría ingeniado. Sin embargo tengo una cara de espanto o estar a punto de vomitar (todo en el buen sentido, prometido) caminando sobre la delgada linea bipolar entre sentirme feliz y como el chico más afortunado a pasar por desgraciado desconsiderado de tus sentimientos. Sí, toda un dilema dramático.
-Está claro que ninguno de los dos se quiere perder ni podría vivir el uno sin el otro, ¿tendrá duración?, mírala, dale como date una oportunidad de ser felices con todo lo que ambos perdieron. Ya dijo que eres especial, ten fe por una vez- ¿Pero especial en qué?, ya he visto que soy especial para estropearlo todo, sí esto sucedió sin tener nada como una relación real, ¿qué podría pasar después en un lazo tan frágil y lleno de dudas existenciales entre ambos?. Tal vez tengo miedo, puede ser, sí, mi miedo a perderlo todo no me deja avanzar para ver lo que tengo en mis narices y siempre lo desperdicio. Oh, "el tonto del año".

—Quería hacerlo....— Murmuré fijando mis ojos en los tuyos, tu última exclamación desbloquea el shock del que me hallaba, ahora estás furiosa poniendo por delante el orgullo Geller que no te había visto desde la reunión en el Gard. ¿Cuántas veces no quise decir lo que en verdad sentía hacia ti?, perdí la cuenta, todo aumentó después de la desaparición completa de Mishka y me sentí me siento culpable porque el peso de esa oportunidad aprovechándola en mi beneficio me disfrazó como un patán. Aguanta un segundo, ¿qué?. Paso del asombro al horror, no imaginé que usaras la palabra "podium" como el despreciable lugar que tú crees... que te aventuras a creer estar en un sitio como trofeo; perdiste la cabeza. ¡Indignado es poco lo que me describe!. Muerdo ligeramente la lengua repitiendo en mi cabeza la frase: "no digas nada, no digas nada, es lo que te mereces" mientras veo tu aspecto de pies a cabeza, la luz del día se transformó opaca y acuosa que la poca sombra del Instituto sobre nosotros no me permite ver a detalle la expresión de tu rostro al hacerte a un lado.

Adel Exhalo débilmente tu nombre con el acento francés (sí, aveces no controlo cuándo usarlo), suficiente de tensión, estoy preparado —no vuelvas a preguntar en cuál nivel del "Podium" te encuentras, por favor— bajo los hombros, la calma que siento es de cansancio, me suelto la bufanda del cuello sujetándola con una mano y reduzco el espacio de ti conmigo con un paso; pasé la mitad de la bufanda detrás de tu nuca apartando el cabello que quedó debajo acariciando con los dedos la delgada y tersa piel bajo tu mandíbula al hacer un nudo sencillo de la bufanda que al finalizarlo descansaba sobre el pecho de tu chamarra —no quisiera que pienses de mi así porque tú y yo sabemos que estás equivocada al sentir eso. No es por ese camino— elevo las manos de la bufanda a tu rostro, mis pulgares puestos en las mejillas limpiando el sendero de lagrimas a ambos lados, duele todavía mirarte desprotegida sin esa coraza que le muestras al mundo y una que hice añicos sin que esas fueran mis intenciones. Cierro los ojos un segundo suspirando rápidamente para abrirlos con el valor para todas mis acciones. —Lo lamento, no puedes ser la única en cargar con una culpa que tuvimos ambos, y sí hablas de justicia entonces es justo que yo tambien pida tu perdón porque fui arrogante en no decir hasta hoy los sentimientos de mi para ti. Porque fue una bomba de tiempo que yo no quería tocar por miedo, Adeline. Y tambien me aterra la idea de romper lo que nosotros... lo que yo...— No, no es tiempo para titubear, se me estruja el corazón dentro del pecho sintiéndome nervioso como sí fuera la primera vez que lo hago, y la realidad es que sí dejo ir algo tan valioso no podría perdonarme, es muy diferente e íntimo de lo que jamás probé quizás con la excepción de que sólo fue una ocasión cuando nada existía pero igual había sido una mentira que duró lo que un parpadeo. Esta vez no era así. El tiempo y el espacio eran la fantasía de otra dimensión mientras la besaba porque me entregaba a ella, lo hacía sin ataduras o remordimientos, era un acto natural.

Recuerdo mi rostro inclinado al tuyo, tocando nuestras narices, percibiendo la respiración, el suave aroma de tu piel al tocar nuestros labios con la finura de besar un pétalo y te sentía tan idéntica a mi mientras agachaba el cuerpo a tu alcance para en seguida acomodar mis propias manos sobre tus hombros, y bajarlas a los costados de la cintura oprimiendo delicado el relleno de la chamara porque quería sentirte. Confieso que en mucho tiempo no había besado con los ojos cerrados, me reservaba las emociones para el "momento indicado y para la chica indicada", más no me sorprendió tenerlos así contigo disfrutando cada centímetro. En N.Y había anochecido.



¡Visita mi  "Galerie Parisienne" !
We're a cool team, no?:
All begins like a normal relationship, don't you think? But...:

¡Patito, gracias por el regalo! :)
You're right, I was wrong, you never be my little sister and I love you for that.:
avatar
Mensajes : 786

Reliquias : 705

Temas : 8/8 (¡xD OUT!)


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t4395-let-me-show-again-chris-id-ficha-de-pjhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t4418-oh-come-on-im-ready-for-youhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t4478-well-done-mr-nephillim-cronologia
Miembro del Consejo

Volver arriba Ir abajo

Re: We aren't brothers[Christopher O'Dare]

Mensaje— por Adeline Geller el Mar Nov 01, 2016 11:36 am

We aren't brothers
→ MARTES → 18:45→ JARDINES  → FRÍO
Todo el mundo, especialmente en el mundo de los humanos, siempre se había dicho que el amor era algo que había que sentir para poder ser feliz, que era una sensación maravillosa y que no había nada que se igualase a la sensación que otorgaba el cosquilleo provocadas por las típicas mariposas en el estómago… Pero no siempre era verdad, yo lo estaba sintiendo en mis propias carnes en aquellos precisos instantes. El amor también dolía, y en extremo. Dolía más que una puñalada certera en el pecho, y no hacía falta que las manos del enemigo se cerraran alrededor de mi garganta para cortarme la respiración; con saber que perdía a Chris me bastaba.

Lo había intentado todo y me había olvidado del filtro a la hora de decirle todo lo que pensaba y sentía hacia él porque  ya no tenía miedo, porque si lo perdía, ya había perdido todo lo que me importaba. Las lágrimas seguían en su cruel descenso acariciando mis sonrojadas mejillas hasta que caían al vacío o se colaban por la comisura de mis labios. Sabían a sal, la misma sustancia que parecía que Chris había espolvoreado sobre viejas heridas cuando me había contado cómo se sentía. Yo había sido culpable por haberle hecho muchísimo daño pero él me lo había permitido al haber callado.

La visión de su espalda alejarse de mi me había roto por completo, por eso le dije todo lo que le dije, por eso confesé como nunca antes lo había hecho a pesar de que si había quedado con él esa tarde era precisamente para eso aunque lo tenía ensayado de los nervios que sentía, por el temor de decir las cosas mal que llevaran a una mala interpretación, sin embargo no hizo falta eso por su inesperada e hiriente intervención por lo que tuve que apoyarme en la improvisación que ofrece el temor a perderlo todo.

Di un paso a un lado para que se marchar si aún lo consideraba como su mejor opción. Su bienestar compensaba el terrible dolor que estaba oprimiendo mi pecho y que además provocaba que mis piernas temblasen. Faltó confianza y sinceridad en nuestra amistad si nuestra relación se estaba derrumbando. A él también le bloqueó el miedo pero yo tampoco pude verlo… Tan solo tenía un objetivo sin pensar en lo que la otra persona podía esconder, pero estaba tan, ¡tan! Convencida de que no le estaba haciendo daño…

Supe que me miraba fijamente porque notaba su rostro girado hacia mí, pero no era capaz de percibirlo de manera nítida a causa del velo acuoso que permanecía en mis ojos. No obstante, un solo parpadeo aclaró mi visión al despojarse de aquel velo transformándolas en lágrimas. Mi orgullo se sentía herido, avergonzado y humillado por verme delante de la persona que tanto admiraba y amaba con un aspecto tan patético. El rojo de mis mejillas ya no se debía solamente a las lágrimas, también al sofoco, la impotencia y la vergüenza.

Repentinamente, cuando comenzó a hablar me pidió algo que, si siguiese con el tema, dudaba mucho que pueda cumplir. Yo también podía sentirme en parte una segundona en toda la vida amorosa que Chris había tenido a lo largo de su vida, porque si me comparaba con las despampanantes chicas francesas con las que él seguramente habría estado en su ciudad natal, yo no era más que una pequeña mojigata. Pero alejé esos pensamientos de mi cabeza, todos esos complejos que siempre me habían perseguido pero se intensificaban cuando se trataba de Chris… porque… porque me aferré a sus palabras pero más que a ellas, al modo en que me miraba. Proyectaba muchísimo miedo por ellos, muchísima inquietud pero también un amor que creía no merecer. No pude recriminarle nada, no pude contestarle porque tenía razón; los dos sabíamos que me equivocaba.

Noté la suavidad y  calidez de su bufanda alrededor de mi cuello, también un discreto escalofrío recorriéndome todo el cuerpo cuando apartó con sus manos algunos de mis cabellos que se vieron apresados por la prenda. Fueron caricias indirectas que hicieron que los bellos de mis brazos se pusieran de punta. Dejé fluir por mis labios un pequeño suspiro para intentar relajarme y que la tensión que mi cuerpo sentía no se notara en demasía. Me dejé llevar por su atención. Cerré los ojos al notar sus pulgares limpiar mis lágrimas, sintiendo con mayor magnitud el tacto de su piel sobre mis mejillas. Ya no estaba segura de que pudiera conformarme con su amistad después de experimentar lo que provocaba en mí su cercanía y un sutil roce. Pero me esforzaría al máximo con tal de no verme alejada de él. Esos pensamientos tan negativos se desaparecen cuando volvió a hablar llenando mi corazón de una dulce esperanza. Mis ojos se abrieron de par en par, y mi boca se entreabrió de la grata sorpresa. No me hubiera importado que negara parte de su culpa en todo lo acontecido, solo quería seguir con él, pero aun así lo hizo, pero además dejaba entender que tampoco quería verse alejado de mí. Entonces… eso significaba…

Mi razón se apagó repentinamente, como mi percepción del tiempo pues no me había percatado de lo cercano que le tenía hasta que sentí sus labios sobre los míos. Aún estaba ocupada digiriendo la posibilidad de que todo se hubiese arreglado como para asimilar también aquel gesto, aquel que activó cada una de las terminaciones nerviosas que mis labios ligeramente resecos y temblorosos poseían. Era una sensación familiar pero a la vez diferente. ¿Cuántas veces nuestros labios se habían unido? Aunque se basase en un simple roce para aparentar un amor que en realidad dormía. Entonces estábamos en el escenario, pero en esos precisos instantes en los que él me estaba rodeando la cintura, estábamos entre bastidores. Estábamos siendo quienes éramos en la realidad, no había ningún tipo de actuación. Mis manos tímidas y temblorosas subían por sus brazos,  sus hombros,  hasta terminar amoldándose en su nuca, donde los dedos se enterraban en sus rubios cabellos. Mi espalda se arqueaba ligeramente por la suave opresión que sus manos en mi cintura hacían acercarme a él notando mi pecho pegado al suyo. Le besaba con suavidad, con sumo cuidado como si tuviese miedo a que se desmoronara. Y también lo hacía con incredulidad, pues pensaba que lo había perdido todo; que le había perdido a él.

Nuestros rostros se alejaron lentamente, sintiendo la última caricia de mis labios sobre su labio superior, y quedándome muy cerca de su rostro le miré a los ojos directamente cuando estos por fin se abrieron. — Esto… Entonces… — titubee entre susurros. — Entonces te quedas… Pero de verdad… — dije dubitativa y tragando saliva. Sentía miedo que a Chris le quedasen dudas y que cediera solamente por el amor que sentía por mí. Mientras esperaba su respuesta, mis manos se dejaban posar sobre ambos lados de su rostro notando el tacto rasposo de su barba.

Off: Te copio el gif porque es demasiado tierno >O<



LOGROS:



GOATS TEAM:


My brother:



Regalitos:
" />
avatar
Mensajes : 610

Reliquias : 984

Temas : 3/3


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t4308-ficha-de-adeline-evanshttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t4317-relaciones-adeline-gellerhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t4316-cronologia-adeline-geller
Nefilim cazador/a

Volver arriba Ir abajo

Re: We aren't brothers[Christopher O'Dare]

Mensaje— por Christopher O'Dare el Sáb Nov 26, 2016 12:35 pm

We aren't brothers
→ MARTES → 18:55→ JARDINES  → FRÍO
Es como pertenecer a otra dimensión, te entregas a la persona que más amas, no hay marcha atrás, nada que genere estrés y preocupaciones; vives el momento sin pensar más que en la felicidad del quien tienes entre tus brazos para olvidar que hubo un tiempo donde la veías como tu pequeña hermana y la protegerías con tu vida para no verla nunca lastimada por otros. Entonces llegas tú a darte cuenta que lo último que quieres es dejarla sin compañía y que te pertenezca el primer pensamiento que pase por su cabeza al despertar. No amamos como los humanos, no, nuestra manera de vivir es fugaz y como la luz de una vela puede desaparecer en segundos, por eso que nos enamoremos a temprana edad y, sí el destino quiere, concebir nuestros propios hijos quienes continuarían con el deber sagrado para salvar el mundo.

Lo que me hace pensar, ¿estamos obligados a amar una sola vez en la vida y para la eternidad?, qué sucede con chicos o chicas que en "una edad avanzada" mueren sin dar su amor a la persona indicada porque jamás la encuentran o no están listos para sentar cabeza. La fortuna que tenemos para amarnos y un descuido injusto nos arrebatara la vida.

"Haría todo lo que fuera" la frase cursi que me prometí nunca usar ¿pero porqué?, no entendía el significado ni lo menso que era aferrarse a la felicidad de esa persona por encima de tus propios intereses por egoísta que me escuche. En el pasado me dejé atraer por relaciones sin compromisos y ahora sé que fue uno de los errores más grandes de mi vida no experimentar la calidez del sentimiento más complejo e increíble. Sí, aquí es donde empiezo a vivir por ella... por ti... un sueño en del que no quiero despertar y tampoco que se me arrebate.

Nace muy en el fondo de mis instintos el deseo de sentir tu tersa y suave piel en lugar de los pliegues arrugados de la chamarra; mi teoría cobra sentido, esa vez al dormir juntos estaba ciego sin embargo en el presente nuestros cuerpos regresan a la posición como piezas de puzzle tomando su lugar. Robo y robas mi aliento en medio de delicados movimientos. La dulzura que posees para besar me conmovía, expresabas tu miedo con ternura, verguenza reemplazada por amor, -¿y yo?- yo lo recibía todo demostrando que la caballerosidad no era atención perdida.

...Pero de verdad— Imito la última frase con un susurro ronco, agitado y parpadeando para enfocar la vista sobre tus hermosos ojos verdes mientras mis mejillas congeladas agradecen tu cálido tacto en ellas. Yo lo agradezco, sentía que iba a despedirme para siempre sí no te besaba —Adeline, no te puedo prometer una eternidad juntos o morir lado a lado pero... toma mis armas y tendrás mi compañía por siempre. Te protegeré con mi vida así el mundo se acabe mañana, y aunque la guerra nos pueda separar, yo nunca dejaré de amarte, ¿escuchaste?. Lo juro por el Ángel, te amo— no me importaba sí era muy pronto para decirlo o el momento exacto. Ya estaba hecho, qué más daba. Suspiro exhalando el aire por la nariz, controlo mi respiración pero no mi desbocado corazón, y sonrío con la comisura derecha para crear un guiño con el ojo. Elevo la mano izquierda, la interno en medio de tus delgados brazos para acariciar delicadamente el pómulo de tu mejilla con mi pulgar e índice; no he separado mucho la cercanía de nuestros rostros para seguir con la mirada el movimiento de mis dedos en la mejilla y bajar las caricias a tus labios más el pronunciado mentón que siempre quise tocar sin broma o en actuación.

Sshh, por favor, te lo ruego, no digas nada— Murmuro sutil e inclino el rostro al lado contrario —no ahora, patito— mi segunda mano sube el trazo de tu espalda hacia los omóplatos y queda bajo la base de tu nuca —deseo disfrutarlo aunque sea un poco más...— corto mi exhalación usando una pequeña risa silenciosa, no sé cómo describir esa cara tuya pero sé con seguridad que no quieres huir y dejar abandonado a un chico que se entregó en bandeja de plata. No me culpes a mi, culpa a tus labios carnosos e irresistibles.—S'il vous plait— Eres una pequeña muñeca de porcelana, bella, única en su tipo, no es posible contener todos los impulsos con semejante belleza más no quiero presionar lo que acaba de empezar con pureza para transformarlo en pasión incalculable. ¿Te deseo en otros términos?, por supuesto, pero soy respetuoso.

Ah, al demonio la discreción.

Atrapo tus labios en un suave roce, al principio domino el beso con ternura, doy avance al segundo paso para buscar lento el indicio de tu pequeña lengua a la que no tenso u obligo mientras indico a tu rostro con mi mano sobre la mejilla en cómo alzarse por sí fue demasiado atrevida la acción. Se acelera mi respiración y pulso, ¿qué pretendo?. Sin ti me falta el aliento, sin tu cuerpo cerca me siento congelado, ¿esto es lo que se siente encontrar a "la chica"?. La sensación es nueva y no sólo es deseo carnal sino una simple pasión espontánea que -no mentiré- va incrementando.

Reflexiono en las opciones, no son muchas, y a menos que estés tan hambrienta -aclaro, de comida- igual que yo no me gustaría romper el ambiente que costó transformar después de sentimientos acumulados saliendo a la superficie. Te tengo conmigo, lo único que más importa sí tu no estás lista y es completamente entendible.  



¡Visita mi  "Galerie Parisienne" !
We're a cool team, no?:
All begins like a normal relationship, don't you think? But...:

¡Patito, gracias por el regalo! :)
You're right, I was wrong, you never be my little sister and I love you for that.:
avatar
Mensajes : 786

Reliquias : 705

Temas : 8/8 (¡xD OUT!)


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t4395-let-me-show-again-chris-id-ficha-de-pjhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t4418-oh-come-on-im-ready-for-youhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t4478-well-done-mr-nephillim-cronologia
Miembro del Consejo

Volver arriba Ir abajo

Re: We aren't brothers[Christopher O'Dare]

Mensaje— por Adeline Geller el Dom Dic 18, 2016 9:44 pm

We aren't brothers
→ MARTES → 18:45→ JARDINES  → FRÍO
Sus palabras que se dedicaron a repetir mis últimas palabras me tranquilizaron de una manera increíble. Sentí verdadera paz en mi interior al saber que él se quedaba conmigo, pero mi corazón seguía latiendo rápidamente después de haber experimentado ese miedo atroz a la posibilidad de perderle y luego por todas esas emociones y sensaciones que  él me provocó cuando nos besamos. Aún sentía en mis labios humedecidos el aleteo que sus labios habían ejercido en los míos. Cerré los ojos muy despacio para prestar mayor atención al alivio que regeneraba las heridas que mi corazón había recibido escasos minutos antes cuando creyó que todo estaba perdido. Ya no había nada más que temer, solo disfrutar. Él se quedaba conmigo ‘de verdad’. Porque de haberse quedado con nuestra relación rota por completo, habría sido como ver una dolorosa ilusión pululando por el instituto, destinada a castigarme con su sola imagen cada vez que nos cruzáramos por los pasillos, porque sabría que jamás volvería a ser como antes, que lo había perdido de ese modo que había soñado desde hacía tiempo aunque mi mente se resistiera a ocultarlo en sus profundidades para que mi corazón no lo viese.

Sonreía con los ojos correspondiendo a su mirada tan clavada en la mía  que me hacía estremecer de un modo que me incitaba a ponerme de puntillas para volverle a besar. Pero no, me contuve para escucharle decir. Lo amaba. No había más dudas. Escucharle hablar sin dar aquellas promesas típicas de enamorados me enterneció, porque era sincero, y ambos sabíamos que como Cazadores de Sombras nuestras vidas siempre penderían de un hilo durante todo el tiempo que nos quedara por vivir. Lo sabía pero no me importaba, porque era mejor tener una vida corta y plena, que una larga y amarga; que así hubiera sido de no haberle tenido como lo tenía en esos momentos, abrazado a mí, muy próximo, tanto que podía sentir su cálido aliento resecar mis labios.  Tragué saliva. Escuchar esa declaración que ya me había demostrado con su beso me emocionaba y me llenaba de dicha. Llenaba con creces todos esos huecos de mi corazón que poco a poco- con desilusiones, traiciones, abandonos…- habían estado destrozándolo por completo, creyendo que jamás volvería a tener la facultad de sentir. De amar.

Me silenció con el tacto de su pulgar al pasar por mis labios y su petición de silencio, pero yo quería decirle abiertamente con más claridad que antes lo que sentía por él como él lo había hecho, aunque supiera que era muy torpe al hacerlo, estaba comprobado… Por eso mis cejas se curvaron en una expresión lastimera pero accedí a su ruego y no dije nada pero sí que esbocé una dulce sonrisa, lo que hizo que mis ojos se achinaran un poco. Di rienda suelta a mis manos que como las de él, se paseaban por su espalda sin embargo las mías tomaron un rumbo diferente, directas a su pecho, ascendiendo desde sus costados hasta la zona donde su corazón tamborileaba con el mismo frenesí que el mío.  

Noté entonces su proximidad que finalmente desencadenó en un nuevo beso que recibí con gusto y tranquilidad, siendo un poco egoísta, estaba dejando que él tomase el control para sentir su beso porque, por el mismísimo Raziel… Cómo besaba… Eso me hacía sentir un poco de vergüenza porque nunca tuve tanta práctica como él, que siempre fue un hombre experimentado en el terreno amoroso, pero estaba dispuesta a entregarme, sin miedo, o bueno, pudiera ser que un poco sí. Me dejaba guiar como una hoja al viento pero entonces empecé a sentir su exploración y una corriente atravesó mi espalda haciéndome estremecer de pies a cabeza. Sentía que mis mejillas se caldeaban y mis fosas nasales se llenaron del aire porque de pronto sentí que me faltaba la respiración. Yo empezaba a reaccionar de manera instintiva, como si un ente invisible me manejara; invisible sí, pero también candente. También me zambullí en su boca a la par que mis manos se aferraron a su cuello, ejerciendo una ligera opresión en su nuca y con mis dedos pulgares también trataba de mover su rostro para acomodar mis labios sobre los suyos y seguir con la esa danza húmeda que llevaban a cabo nuestros labios. No era consciente en ese momento, pero cuando me separa de él me avergonzaría por haberme dejado llevar, mas no podía evitarlo. Él me encendía de una manera que casi me resultaba desconocida, o quizá no la recordaba, no lo sabía, tampoco pensaba en ello, solo procuraba sentirle a él y que esa sensación se prolongara todo lo posible. Sin darme cuenta pegaba mi cuerpo al suyo y continuaba, mostrándole esa faceta pasional que nunca antes habría visto ni seguramente imaginado que tenía, ni yo tampoco, la verdad.

De pronto, mi sentido del oído registró un sonido no muy lejano de una rama romperse pero no estuve atenta para reaccionar, quién lo estaría en esa situación… Y justo cuando estaba totalmente aferrada a Chris, devolviéndole todo lo que él me daba, totalmente entregada… algo cayó sobre mí quedándose aferrado sobre mi cabeza y emitiendo un sonido que por el susto no logré identificar en ese preciso momento. Asustada, me separé bruscamente de Christ lanzando a la par un pequeño grito y llevando mis manos hacia esa masa peluda que tenía en la cabeza. Cuando la separé y lo vi… me quedé con los ojos totalmente abiertos de par en par, y qué decir de mis cabellos… totalmente despeinados. Se trataba de Iglesia, ¡ese maldito gato había osado de interrumpir uno de los mejores momentos de su vida!, pero… bueno… ¿tenía que pensar que era mejor así? Porque de no haber ocurrido, ¿qué?... Yo nunca fui buena en el autocontrol. ¿Y Chris?. ¡¡Chris!!. Bajé al gato al suelo a la par que farfullaba una maldición, seguidamente y muy poco a poco, dirigí una mirada tímida y vergonzosa hacia Chris después de lo que había pasado entre nosotros y ese maldito gato.

Cre…Creo que Iglesia nos ha dado un toque de atención, un tanto inadecuado pero… — carraspeé — en fin. Podemos ir a la cocina a darle de comer y de paso cenamos algo. ¿Te parece?— traté de mostrar normalidad a la hora de dirigirme a él, pero mi voz temblorosa delataba mis nervios, y qué decir de mi cara, totalmente roja como un tomate, y por qué no decirlo, sintiéndome un poco estúpida, razón por la que por unos escasos segundos mi gesto se ensombreció.




LOGROS:



GOATS TEAM:


My brother:



Regalitos:
" />
avatar
Mensajes : 610

Reliquias : 984

Temas : 3/3


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t4308-ficha-de-adeline-evanshttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t4317-relaciones-adeline-gellerhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t4316-cronologia-adeline-geller
Nefilim cazador/a

Volver arriba Ir abajo

Re: We aren't brothers[Christopher O'Dare]

Mensaje— por Christopher O'Dare el Miér Ene 25, 2017 10:52 am

We aren't brothers
→ MARTES → 19:00→ JARDINES  → FRÍO
No es que yo sea un pervertido, no, nunca lo he sido, pero quizás sea como la fama que en general todos los franceses aceptaron e incrementaron para ganarse la mejor referencia a un enamoramiento pasional, romántico y entregados de 100 a 100. ¿Qué tiene que ver?, sencillo, imagíname a mi con el profundo deseo de llevarte en brazos a la habitación de alguno de los dos, juguetear en el camino, llegar a una cómoda cama y todo para obsequiarte uno de los mejores momentos que se pueden disfrutar con tu pareja ideal... no hablo sólo de sexo, no, un instante especial en el que se comparten muestras de afecto como los besos, caricias, miradas enternecedoras. Una bonita visión de jóvenes enamorados, pero ¿y sí es demasiado rápido?, ¿pensarías mal de mi?, ¿cómo debo actuar con la chica a la que me he declarado? y ¿qué puedo hacer para no lastimarte o llevarnos a malas interpretaciones?. Uff, me temo que tengo tanto que aprender de "Relaciones Estables y Duraderas Vol. 1".

-Pero antes- Claro, vivir el momento, dejar de pensar y no dar círculos al mismo punto que se supone ya no tiene porqué aparecer en mi cabeza.

Que qué, estaba avergonzado, dejar que me sintieras tan fuera de control, presionando tu cuerpo al mío para fusionarnos, nuestra respiración más ahogada que cuando inicié el segundo beso y tus tan pequeñas manos aferrarse en mi de la manera en que un superviviente es salvado del salvaje mar por un salvavidas. Por favor, te ruego para demostrar al menos que yo no era el único incapaz de separar labios y saliva. Exhalaba suave sobre tus labios en cuanto necesitaba recuperar el aliento de nuevo tomando más iniciativa a nuestros imparables besos, no estoy dispuesto a dejarte ir a menos que fuera con el consentimiento de ambos, y con los movimientos de todo mi cuerpo podría haber exclamado a los 4 vientos la felicidad que me recorría después de que tras tantos años había encontrado lo que siempre quise desde la idea obstinada de encontrar a aquella con quien... Dios santo, mírame, de nuevo divagando. Pero, ¿haberme imaginado que por el destino de Raziel -o quien quiera que tuviera los dados- nos llegara una llamada de atención literalmente caída del cielo?. No, ni en un millón de años.

Fue instinto, lo juro por el ángel, lo que ocurría y pasó fue como la cadena de mala suerte para tourtereaux chauds. Y, ciertamente, un mundano habría interpretado el grito de alerta como una chica atacada o con pánico a las arañas -muy común, según las novelas populares para adolescentes- sin embargo, ¿y para un Cazador de Sombras?. Ese gritito de sorpresa/horror/ataque y mezclado con el verdadero empujón -que de haber estado en otra posición me hubiera tirado de sentón como un pato- ocasionaron mi propia reacción como el resorte de adrenalina lista para dar frente a la batalla. Entonces, para resumir, todo mi cuerpo se entumió en una posición de contraataque con una mano cerrada en vano sobre el costado de mis pantalones creyendo que llevaba uno de mis típicos cuchillos serafines y la otra mano apretada fuertemente enterrando las uñas en la palma... hasta que mis ojos se toparon con una cola herizada y dos patitas traseras/esponjosas colgar del rostro de la chica que amo pero que me acababa de dar un susto de muerte.

¿Huh...?
Mi cerebro quedó en blanco, no procesaba que veía mientras bajabas de tu cabeza a la mal humorada bola de pelos aka "Mr. Bigotes Mata~pasiones" con refunfuños, mala actitud y casi deseándole una muerta lenta al animal. ¿Qué rayos?. Fue tu mirada en la mía la que me hizo cavilar lentamente la escena de pelicula más espontánea que había visto en todo el año que llevamos hasta ahora y no había sido mi intención ser mal educado tras escuchar la bonita sugerencia de ir a la cocina pero... mi primer honesta reacción fue soltar una carcajada enorme doblándome un poco al frente mientras sostenía mi abdomen con ambas manos.

¡Mais quoi...— Exclamo con tanta fuerza por la risa que no me deja pronunciar una oración más larga, intento incorporar, no lo logro, el gato y tú siguen ahí tan estáticos y eso sólo me causa más gracia de la que no he podido disfrutar —...je ne peux pas le croire!— sacudo la cabeza pasando de la frente a mi nuca la mano zurda mientras los admiro. La sonrisa es capaz de partir mi rostro en dos, simplemente no le encontraba sentido ni tampoco de porqué no dejaba de reír, me limpiaba las mejillas con los hombros de mi abrigo para secar las lágrimas de esa carcajada tan grande que lentamente controlaba y después de serenarme un poco más pude darme cuenta que el chip Francés-Inglés(Español) lo había desactivado sin que pudiera evitarlo. Era tan irreal, me hubiera gustado haber tenido el Iphone para grabarlo todo. Suspirando, te vi con una sonrisa más pequeña con algo entre disculpa, agradecimiento y diversión no burla a la vez que le cerraba el paso a la esponjosa bola de pelos que ya no sabía donde meterse para huir de más regaños bien merecidos.

A dónde crees que vas, ¿"Pelusa Matapasiones"?— Riendo en silencio, ruedo los ojos mientras lo cargo con firmeza sobre mi antebrazo izquierdo antes de darle un toquesito en la nariz por más que ruja mal humorado y rezongue en protesta de querer ser bajado de nuevo —no, ni lo pienses, nos acabas de arruinar la tarde, ¿escuchaste bigotón?— exhalo por la nariz, levanto la mirada hacia tu rostro enrojecido de pena, siento una pequeña punzada de culpa por dejarte pensar que me "burlaba" de ti y tu aspecto pero me volví a acercar sin reír más que mostrar una sonrisa llena de cariño —Te propongo un plan, Adel, preparamos gato al horno, bebemos champaña hasta mirar las estrellas en el techo de la habitación y después de encontrar un estilista para arreglar ese segundo nuevo look que te dejó este pillin, ¿quieres pasar el resto de la noche conmigo encerrados sin tener a ningún invitado inoportuno?— sujeto y acaricio tu muñeca derecha con una nueva descarga eléctrica que me hace controlar el impulso de no arrojar el gato a la avenida frente al Instituto para tomarte a ti en brazos. Estoy perdido sin ti, como puedes notarlo. No espero una negación como respuesta o que creas un doble sentido a la propuesta -ok, tal vez sí- sin embargo, contigo tomada de la mano y enlazando nuestros dedos, comencé a caminar de nuevo al interior del Instituto con la promesa a mi mismo de que jamás estaría tan lejos de ti a menos que fuese la obligación divina lo que nos deparara diferentes caminos en las siguientes noches.



¡Visita mi  "Galerie Parisienne" !
We're a cool team, no?:
All begins like a normal relationship, don't you think? But...:

¡Patito, gracias por el regalo! :)
You're right, I was wrong, you never be my little sister and I love you for that.:
avatar
Mensajes : 786

Reliquias : 705

Temas : 8/8 (¡xD OUT!)


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t4395-let-me-show-again-chris-id-ficha-de-pjhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t4418-oh-come-on-im-ready-for-youhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t4478-well-done-mr-nephillim-cronologia
Miembro del Consejo

Volver arriba Ir abajo

Re: We aren't brothers[Christopher O'Dare]

Mensaje— por Adeline Geller el Lun Ene 30, 2017 10:15 pm

We aren't brothers
→ MARTES → 19:00→ JARDINES  → FRÍO
Maldije a esa bola de pelo con todo mi odio hacia ella. Quise darle una patada directamente en su trasero y mandarla lejos, muy lejos, pero no tardé en deducir que eso no haría gracia ni a Chris ni a ni a nadie. Los gatos son animales astutos y yo pensaba, con toda la certeza del mundo, que Iglesia me la había jugado adrede; tal vez no por fastidiar, porque la maldad no creo que exista en un animal, pero sí la supervivencia, pues debía tener hambre. Así pues, esa fue su mejor manera de llamar la atención: ridiculizarme.

Para colmo, se escuchaba frente a mí una sonora carcajada proveniente de Chris. Se estaba riendo de lo lindo, inclinándose incluso de la gracia que le había causado la poca vergüenza de Iglesia. Yo me sonrojé entera; sentía las mejillas ardientes y sentía el corazón latiéndome a una velocidad vertiginosa. Quedé callada, esperando que se le pasara porque no podía reaccionar de ninguna manera; solo voltear mi mirada de sus ojos al suelo del pudor que estaba pasando. Por fortuna, el francés dijo algo que reventó aquella opresión que me estaba paralizando y rompí a reír también. Tal vez no con la misma fuerza que él, pues la vergüenza todavía me tenía presa, pero fue suficiente para sentirme un poco más liberada y “normalizar” la situación.

“Pelusa Matapasiones”. Desde luego que ese mote jamás se nos olvidaría mientras viviéramos. De hecho, yo me juré en ese preciso instante que no lo volvería a llamar ‘Iglesia’ sino tal como él dijo: “Pelusa Matapasiones” al completo. Observé aún en silencio y habiendo calmado mi risa su forma de tratar al animal y esa visión me relajó. Los gestos que ejercía hacia el animal eran realmente adorables y amables, a la par que divertidos. Obvié que le molestara al animal, pero me daba igual, es más, me alegraba, así sufría un poco después de lo que me la había hecho pasar.

“Arruinar la tarde”… ¿Habría ido a más? Mi corazón reaccionó a esa pregunta con un vuelco de los nervios. Más aún con la propuesta que me hizo. Me daba vergüenza reconocerlo, pero eso me asustaba un poco; esos instintos que me habían poseído hasta el punto de no pensar. Era evidente, yo no he tenido demasiadas experiencias amorosas tirando a… sexuales, y era precisamente esa inexperiencia lo que me hacía sentir pequeña como una hormiga… y patética… y ridícula… El pensar que le pudiera desencantar me atravesaba el alma, porque seamos sinceros, él siempre había sido un profesional en ese terreno y yo… ni siquiera amateur…  Sin embargo, me obligué a no pensar en ello y a reaccionar rápidamente a lo que me decía pero sin evitar mostrarme un poco confusa y distraída.

Ah…. Claro, sí, me parece un plan aceptable. — desvié la mirada hacia la pelusa animada que Chris llevaba encima a la par que trataba de peinarme los cortos cabellos con los dedos. Me pregunté si había pensado bien la respuesta a su propuesta, y lo cierto era que no. Fue un impulso, de igual manera, de haberlo pensado, aunque estaba más asustada que nunca, no podía negarle estar juntos, aunque sonara tan… tan… extremadamente… sugerente… ¿Él se habría dado cuenta de ello? ¿O era yo la mal pensada y su proposición era de lo más inocente? No pensé más, le agarré de la mano y me dejé guiar por sus pasos hacia la salida de los jardines para dirigirnos a la cocina y tras cenar todo se vería.



LOGROS:



GOATS TEAM:


My brother:



Regalitos:
" />
avatar
Mensajes : 610

Reliquias : 984

Temas : 3/3


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t4308-ficha-de-adeline-evanshttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t4317-relaciones-adeline-gellerhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t4316-cronologia-adeline-geller
Nefilim cazador/a

Volver arriba Ir abajo

Re: We aren't brothers[Christopher O'Dare]

Mensaje— por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
está

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.