07/08 - Estimados habitantes del submundo. ¡Aquí tenéis las noticias con las actualizaciones/nuevas propuetas/ideas del foro! ¡Pasaos cuanto antes a echar un ojo!


10/06 - Estimados habitantes del submundo. Ahora tenéis una forma de llevar el recuento de las habilidades especiales de vuestras armas. ¡Sólo tenéis que pasaros por este tema para tener al día el tiempo que os queda hasta la próxima recarga! ¡Pasáos cuanto antes!


04/06 - Estimados habitantes del submundo. Como habréis comprobado, la raza de los nefilim vuelve a estar abierta para todo el mundo <3 Y aunque aún no ha habido actualización de noticias... ¡no desesperéis! ¡Que antes de lo que podáis pensar estarán en vuestra bandeja de entrada ardiendo con el fuego celestial!


31/03 - Estimados habitantes del submundo. Como habréis comprobado, la raza nefilim tiene las letras en rojo en el censo del tablón. Eso indica que, hasta nuevo aviso, la raza está temporalmente cerrada por sobrepoblación. Sin embargo, antes de llevaros las manos a la cabeza definitivamente, esperad a tener un nuevo aviso por nuestra parte, pues estamos sopesando algunas cositas. ¡Un saludo! <3


07/03 - ¡¡Queridos habitantes del submundo!! ¡Aquí llegan las últimas noticias del foro! ¡Leedlas atentamente y no perdáis ni un solo detalle!


27/02 - ¡¡Queridos habitantes del submundo!! Queremos anunciaros que la limpieza de este mes de febrero se realizará entre los días 02 y 03 de marzo, para que tengáis tiempo de poneros al día. Así mismo, estimaremos que las noticias del mes saldrán esta misma semana, aunque sabemos que ya vamos con imperdonable retraso. ¡Perdón por las molestias y gracias por vuestra atención!


07/01 - ¡¡Queridos habitantes del submundo!! Queremos anunciaros que hemos recuperado el dominio del foro satisfactoriamente, de modo que podéis volver a utilizar la dirección anterior, www.cazadoresdesombras-rpg.com, sin ningún problema. Por otro lado, hoy se han realizado las limpiezas del foro. ¡Sigamos trabajando y pasándolo bien como hasta ahora, y perdón de nuevo por las molestias!


02/01 - ¡¡Feliz año nuevo a todo el mundo!! Con motivo de la llegada del ansiado 2017, hemos decidido daros un pequeño regalito. Si miráis en vuestra reserva de reliquias... ¡veréis que han aumentado considerablemente! Es un premio a todos los usuarios que se registraron antes del 01 del 01 por vuestro apoyo ^^Recordaros, además, que las limpiezas se realizarán al final de esta semana. ¡Apurad los últimos post para no perder vuestro color!


31 # 44
23
NEFILIMS
3
CONSEJO
11
HUMANOS
10
LICÁNTRO.
8
VAMPIROS
9
BRUJOS
4
HADAS
5
DEMONIOS
0
FANTASMAS

[Trama global] Sigue las migas, lobito feroz |Laila VanMaxwell y Lizzie Peyton|

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

SIGUE LAS MIGAS, LOBITO FEROZ
Agosto, 2016.

La luna brillaba en el firmamento de forma pálida, casi tímida, y ofrecía resguardo en la oscuridad a quienes no querían ser vistos, ya fuese por sus actividades, probablemente ilícitas, o por su naturaleza, seguramente demoníaca. Y en las calles de New York habitaban muchas de estas criaturas, escondidas entre los mundanos que hacían sus vidas con la tranquilidad que da la ignorancia. Las luces comenzaban a encenderse, los coches se deslizaban por el pavimento, la gente volvía a sus casas...

Sin embargo y a pesar de su apariencia normal, aquella no era una noche como las otras. Con la última luz del ocaso, los hijos de Raziel salieron del Instituto como una exhalación, silenciosos, con una sola finalidad en mente: asegurarse de que podían reunir el mayor número de aliados posibles. Tras varios meses de estudio y de observación rigurosa habían conseguido reunir una serie de nombres cuyas lealtades aún no estaban claramente definidas y que podían ser un potencial apoyo en la lucha que se aproximaba. Muchos en La Clave aún desconfiaban de brujos y hadas, después de los últimos acontecimientos, mas, ¿qué otra cosa podían hacer, sino intentarlo?

Por eso se dispersaron por los diferentes puntos de la ciudad donde era más habitual encontrarse con sus objetivos, en aras de dar con ellos cuanto antes posible. No obstante, y para su desgracia, no eran los únicos que estaban al acecho...



-x-x-x-x-x-x-


Cuando había querido darse cuenta, Laila se encontraba en el linde de la zona boscosa que delimitaba con la Gran Manzana, y no podía dejar de preguntarse por qué. En un principio no había un motivo claro, o si lo había, no podía discernirlo. Resultaba muy extraño, pero la pregunta que de verdad le rondaba la cabeza era... ¿entrar o no? Ya que estaba allí...

Por su parte, Lizzie la había visto salir de la ciudad en una de sus rondas ocultándose a simple vista de los demás. Aburrida, sin nada mejor que hacer y con el ánimo resuelto a investigar (o a hacer alguna trastada) fue tras ella sin más. ¿Asustarla en la oscuridad del bosque? ¿O ver qué iba a hacer para divertirse esa noche? Buena cuestión. Buena pregunta...

ACLARACIONES


— Como ya comentamos en el post para apuntarse, es una trama global que continúa con la historia original del foro en la que el punto principal de desarrollo será conseguir que todo aquel que se considere neutral termine formando parte de un bando o de otro.

— Este es un post introductorio. Administración va a estar pendiente de las tramas, pero intervendrá sólo y cuando le encuentre absolutamente necesario. El desarrollo de los acontecimientos es plenamente vuestro, ¡así que llevadla como queráis! Lo único que informamos es que la primera persona que tiene que postear es la citada en el susodicho.

— Para que haya dinamismo, no tenéis por qué respetar los turnos de posteo, pero sí deben de haber contestado al menos 2 personas más antes que vosotros. Si el número de participantes fuese de 4 o menos, esta norma queda anulada y podríais seguir el orden que quisieseis.

— Viendo la participación que hemos tenido (14 personas a favor y en contra) y la cantidad de personajes neutrales (7) que han decidido apuntarse, hemos optado por hacer que en cada trama se encuentren al menos dos personajes neutrales para que los post estén más llenos, en general. Así, encontraréis 3 temas con dos personajes neutrales y 1 tema con tan solo uno. Todo ha sido seleccionado al azar, ¡así que no nos apedreéis! >.<

— A partir de entonces podrán entrar hasta 4 usuarios más para intentar convencer al susodicho de que debe unirse a su facción. ¡¡Pero cuidado!! De esas cuatro personas, una puede ser del bando opuesto... o incluso un demonio con ganas de fastidiar la situación. ¡Así que andaos con ojo, porque puede que haya pelea! Revisad el grado de daño que el resto de personajes están dispuestos a sufrir (heridas leves, mutilaciones, muerte, etc.) en el tema de inscripción, para que a la hora de jugar y rolear, no nos encontremos con desgracias innecesarias.  

— No se puede estar en dos tramas o más a la vez. ¡Agradecemos el entusiasmo, pero todos debemos participar! Y, del mismo modo, aunque pueden entrar hasta 4 personas más, por favor, aseguraos antes de ser el número 4 en un post que el resto están adecuadamente equilibrados. No dejéis un tema con sólo los 2 neutrales o 1, y el resto a rebosar de personajes a favor o en contra de la Clave. Vamos a ser puntillosos con esto.

— Os recordamos que pedimos, por favor, compromiso y seriedad, así como la sanción a quien decida apuntarse pero luego desaparezca.
avatar
Mensajes : 4486

Post de rol : 77


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario
Personaje de
ambientación

Volver arriba Ir abajo

Un extraño escalofrío invadió el cuerpo de la confusa pelirroja en cuanto su mirada se clavó en aquello que estaba frente a ella, admirando, con aparente indiferencia, todo el panorama desde su posición, perdiéndose en la inmensidad del bosque por un momento, sin saber exactamente como es que se le había ocurrido ir hasta allí, sobretodo esa noche, que mucha desconfianza había despertado en ella de la nada. Elevó el rostro, perdida entre cavilaciones, pudiendo así divisar la pálida luna dibujada en el firmamento, misma que se convertía en su leal enemiga cuando era llena y provocaba en ella un cambio más que inevitable. A decir verdad, ya era una costumbre para la loba salir a dar una vuelta por la ciudad si no tenía nada que hacer o se encontraba aburrida, hallando, de vez en cuando, algo interesante en lo cual invertir su tiempo, no obstante, ¿cómo es que llegar hasta ese sitio se convirtió en una opción? Tal vez fue su instinto hablando por sí solo...

La cuestión ya estaba formulada, mas la respuesta aún no se encontraba danzando sobre la punta de su lengua, ¿sería buena idea innovar, o mejor buscar diversión a la antigua en un callejón o un bar? Nada le parecía realmente trascendental al final de cuentas, por lo que bajó de su motocicleta -que previamente había apagado- y le permitió a sus pies guiarla al interior de la zona boscosa sin apenas reparar en ello, dejándose llevar, siendo atraída por una extraña fuerza superior a ella. Como depredadora natural que era, sus pasos eran dirigidos cautelosamente hacia adelante, evitando hacer alguna clase de ruido, por mucho que nadie estuviera rondando por esos lares, era mucho mejor tener algún tipo de precaución.


Aspecto actual Hey:
avatar
Mensajes : 105

Post de rol : 62


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t7989-theres-a-time-and-a-place-to-die-and-this-aint-it-laila-vanmaxwellhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8029-the-lone-wolf-shall-rise-once-more-laila-s-chronology#69636
Hijo/a de
la Luna

Volver arriba Ir abajo

No siempre encontraba que hacer, no siempre la gente me veía, no siempre encontraba a otros para charlas conmigo y no siempre me sentían...era una larga lista de "no siempre" la que pensaba, pero era algo a lo que ya estaba acostumbrada. De vez en vez las mediums eran capaces de verme y escucharme y charlaban conmigo, aunque ninguna era capaz de ayudarme, había otras ocasiones en que tomaba desprevenidos a los charlatanes que decían podían hablar con los muertos, lo cual era bastante divertido cuando salían huyendo despavoridos después de ver una verdadera demostración de poder fantasmal. Pero esta noche no era una de esas noches, así que me dedique a pasear por la ciudad acercándome a las zonas mas solitarias de la ciudad, los últimos sitios que recorri cuando vivía, en ese sitio pase los últimos días con el club de los perdedores al cual pertenecía, eran esos lugares donde íbamos a jugar a los pistoleros, a los exploradores, donde una vez el sr. Grennee, policía de la zona nos había regañado por obstruir una de las coladeras de aguas residuales...pero lo mas importante...era donde habíamos construido nuestra casa club bajo tierra...

Claro no se le podía llamar casa club cuando realmente era solo un cuadro de tierra de metro y medio de profundidad con las paredes revestidas de tablas de madera que fueron ilegalmente sustraídas de la casa del viejo Nell, gruñón de lo peor y que probablemente se las había robado a alguien mas, y claro, su puerta-trampa hecha con una vieja puerta de caoba que alguien tiro al vertedero de la ciudad y la cual arrastramos hasta ese sitio para cortarla y pegarle hojas para difuminarla con el paisaje, era nuestra gran obra maestra con un diseño hecho por el chico mas listo del grupo...me preguntaba si seguiría allí el club de los perdedores....después de tantos años.

Asi caminaba por el linde les bosque cuando vi a alguien en una motocicleta, la segui, no era raro que alguien sospechoso entrase en el bosque, pero por que no iba sobre la motocicleta??? por que empujarla apagada?? tal vez fuera una mafiosa que escondía su dinero allí, o una asesina "cereal" que ocultaba los cuerpos de sus victimas en ese sitio...o...peor!!! tal vez era una ladrona que usaba el club de los perdedores como su bodega!!!! No!! eso si que no!!!, no dejaría que usara el club de los perdedores como su escondite!!!. La seguí corriendo un poco entre los arboles y moviéndome por las sombras como estaba acostumbrada, el aire bajaría de temperatura donde estuviese yo.
avatar
Invitado
Invitado
está

Volver arriba Ir abajo

Su paso era lento, bastante tranquilo a comparación de lo que tenía catalogado como normal, evadiendo las ramas de uno que otro árbol con ayuda de las manos, haciendo a un lado aquellas que interrumpían su camino, todo esto tratando de hacer el menor ruido posible. Su visión comenzó a ser limitada, y por ello, con el tiempo que ya poseía de experiencia, le fue posible emplear una media-transformación para así aclarar el panorama, aunque fuera un poco. Realmente no estaba segura sobre lo que allí podría encontrar, sin embargo, a veces cosas muy buenas ocurrían haciendo ese tipo de actividades, siendo un buen ejemplo la vez que se encontró con un viejo colega. La pelirroja comenzó a sopesar la posibilidad de tomar su forma lupina, siempre y cuando nadie estuviera rondando cerca; a veces el poseer una entidad animal le hacía tomar ciertas medidas para dejarla ser libre, ya que no toda la vida podía contenerla, era algo totalmente imposible, sobretodo si aquel álter ego es de actitud naturalmente salvaje y exige su libertad de vez en cuando.

Ahora sus orbes distaban de lo que eran antes, siendo bastante evidente el cambio, no obstante, algo le hizo retractarse de haber llevado a cabo esa acción, sintiendo un terrible escalofrío en todo el cuerpo, mismo que le recorrió de pies a cabeza, provocando que se detuviera en seco, además de que se deshiciera de aquella media-transformación al instante, sin tener una total seguridad sobre lo que había provocado aquello, percibiendo un repentino cambio en la temperatura, en efecto, era un marcado descenso en ésta misma, además de que casi pudo asegurar escuchar ruidos. ¿Qué se suponía que estaba ocurriendo? Era la primera vez que se veían inmersa en algo como eso, y, por ende, la extrañeza era más que obvia en ella, aunque no estaba asustada, al contrario, estaba lista para enfrentarse a lo que fuera que estuviera ocurriendo, en todo caso de que no fuera producto de su imaginación todo aquel acto: aunque nada era del todo normal en ese momento.


Aspecto actual Hey:
avatar
Mensajes : 105

Post de rol : 62


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t7989-theres-a-time-and-a-place-to-die-and-this-aint-it-laila-vanmaxwellhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8029-the-lone-wolf-shall-rise-once-more-laila-s-chronology#69636
Hijo/a de
la Luna

Volver arriba Ir abajo

Sigue las migas lobito feroz
Trama global


Los días habían pasado de forma pesada ante nuestros ojos, las tareas de siempre se habían visto aumentadas; Patrullas, cacerías, interrogatorios, incluso ataques coordinados contra escondites de demonios. La Clave había intensificado la actividad Nefilim en Nueva York. Pasaron unas cuantas semanas después del ataque al Gard, la mayoría de mis compatriotas seguían sufriendo la perdida de su hogar seguro, les repercutía de forma diferente a cada uno.

A todos menos a mi, yo había perdido Alacante hace mucho, había logrado superar poco a poco el sentimiento de inseguridad.

Entonces la noche por fin había llegado, nuestro servicio de inteligencia había estado recolectando información sobre individuos destacables, subterráneos que podrían prestar una ayuda invaluable a nuestra causa, estábamos debilitados y no conocíamos los limites de nuestros enemigos, si queríamos triunfar necesitábamos aliados. No herramientas, no soldados; Aliados.

Era el momento, había memorizado los archivos de cada objetivo poniendo énfasis en su apariencia y partí camino a la ciudad, la noche estaba tranquila aunque eso no me tranquilizaba, siempre se estaba mas tranquilo antes de una tormenta. Envuelta en las ropas de cacería, con mi carcaj lleno de flechas y mi ardo de plata a mi lado salí del Instituto en busca de los objetivos. No me preocupaba por lo que pudiera suceder, si todo iba bien con palabras razonables ellos estarían de nuestro lado o, en su defecto, demostrarían estar del otro. Todo el submundo sabia lo que estaba por venir, eso simplificaba todo el asunto de la reclutación.

Mi camino me llevo hacia las afueras de la ciudad, todos mis compañeros estarían ocupados dentro de esta pero las afueras... No había escuchado a nadie decir que estaría ahí por lo que era mi deber ir ahí y asegurarme de que no hubiera nadie de interés y, en caso contrario, si lo había cumplir la misión que me habían encomendado.

Estaba a punto de terminar, a unos segundos de regresar al interior de la ciudad cuando la vi, aquella chica de cabellos rojos que caminaba hacia el bosque como si algo dentro de este le estuviera llamando, era sin duda la licántropo que había visto en uno de los últimos expedientes que me dieron esta mañana.

Apresure el paso siguiendo el rastro de la chica, el bosque estaba bastante tranquilo y una ligera neblina dificultaba el ver de lejos, lo único que alcanzaba a ver era una silueta que esquivaba los arboles. De repente el ambiente comenzó a enfriarse bastante, los bosques eran mas frescos que la ciudad pero esta temperatura no era normal, saque mi sensor de demonios y nada, la zona estaba limpia, tal vez... Un fantasma, había escuchado que el glamour que los escondía estaba debilitado y ahora eran visibles para la mayoría de nosotros.

La chica se había detenido así que me quede a unos metros detrás de ella - ¿Señorita Vanmaxwell? - Hable con suavidad intentando no sobresaltarla, un licántropo que se siente amenazado es sin dudas un mal compañero de baile - Soy Amelia Silverbow, me gustaría hablar con usted - Mire a mi alrededor, la temperatura seguía bajando haciendo que ligero vaho saliera de entre mis labios al hablar - Tal vez no estemos solas - Susurre para mi misma.



C'est la vie

Cosa bella (Gracias Sugar):

Cosas preciosas hechas por Christopher O´Dare:




Regalitos lindos de Seth:
[/url]
avatar
Mensajes : 143

Post de rol : 105

Temas : 7/5 + Trama Global... I´m On Fire!!


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8095-amelia-silverbowhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8141-enchante-relaciones-de-amelia#70438http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8142-c-est-la-vie#70439
Nefilim cazador/a

Volver arriba Ir abajo

El silencio se adueñó por un momento de los alrededores, provocando que se creara una atmósfera cargada de tensión, más para la pelirroja, que, con los ojos bien abiertos, esperaba la llegada de algo que le hiciera sobresaltarse, o peor aún, luchar sin tener en mente hacerlo. Se estremeció, el frío había penetrado en lo más profundo de su cuerpo, a pesar de llevar puesta una chaqueta de cuero, pareciendo no ser suficiente para bloquear la gélida sensación del exterior. Su entrecejo se frunció, y la sorpresa le golpeó enseguida cuando una cálida voz femenina surgió a sus espaldas de manera sutil, tan suave que la conmoción fue nula en su totalidad, girando sobre sus talones, divisando con escasa nitidez una sombra que con lentitud se acercaba a ella. ¿Acaso lo que había oído fue su apellido? Sí, nada de eso era una alucinación o un extraño sueño, en efecto, era tan real que le pareció increíble, ¿cómo había llegado a ese punto? la imaginación de una persona cuando no tiene nada que hacer es completamente ilimitada, y eso mismo era lo que la arrastró hasta el bosque. Sus labios, que estaban sellados gracias al estar secos, se separaron lentamente, manteniendo grabada en su semblante esa expresión malhumorada, clavando los ojos en aquella distante silueta, dicha que gradualmente fue tomando claridad ante su persona, aunque no la suficiente como para identificar a la chica frente a ella —¿Hmm? ¿Hablar? ¿Sobre qué?— masculló en un tono que denotaba altanería en escasas proporciones, incluso parecía ser un poco desafiante. La dura expresión de la loba comenzó a desvanecerse paulatinamente, mientras dirigía ambas manos a los bolsillos del pantalón.

El siguiente comentario por parte ajena le fue claramente audible, incluso estando en su forma humana, ya que el oído era, además del olfato, uno de los sentidos que aumentaban al contraer la licantropía, aspecto que a veces le hacía tomar ventaja en distintas situaciones, sobretodo en las de riesgo —Ah, ¿tú crees?— agregó de forma irónica, frunciendo después los labios —Qué es lo que quieres— su voz sonó áspera, bastante hiriente para la situación, sin embargo no sabía con quién estaba lidiando, por lo que no quiso andar con formalismos, teniendo poca oportunidad de escudriñar a aquella chica debido a la neblina, convirtiendo en ese momento el más inadecuado para examinar a alguien. No tenía pensando acercarse, todo gracias a su latente desconfianza, que iba incrementándose segundo a segundo —¿Me has estado siguiendo?— sus párpados cayeron despacio, dándole a sus orbes el aspecto de rendijas.


Aspecto actual Hey:
avatar
Mensajes : 105

Post de rol : 62


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t7989-theres-a-time-and-a-place-to-die-and-this-aint-it-laila-vanmaxwellhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8029-the-lone-wolf-shall-rise-once-more-laila-s-chronology#69636
Hijo/a de
la Luna

Volver arriba Ir abajo

Sigue las migas lobito feroz
Trama global


El frio a nuestro alrededor estaba muy lejos de ser natural, eche un vistazo a mi alrededor buscando alguna presencia pero lo único que la niebla dejaba ver era la silueta desdibujada de la licántropa frente a mi. Por un momento jugué con la idea de trazar una runa de calor en mi antebrazo pero rechace la idea de forma casi instantánea.

Las primeras palabras de la chica me hicieron voltear a ver su silueta de nuevo, por lo menos parecía estar dispuesta a hablar aunque el tono de su vos no era exactamente el mas amigable de todos. Ignore el hecho hasta que la chica volvió a hablar, primero de forma irónica y después con una vos muy áspera, la clásica hospitalidad norteamericana por desgracia.

- No, no la he estado siguiendo, por lo menos no toda la noche - Mi vos salió de nuevo tranquila y cálida, si quería que me escuchara lo suficiente lo menos que podía hacer era responderle de la misma forma - Pero es cierto que le he estado buscando y da la casualidad de que la vi entrar al bosque - Di un par de pasos sacando mi luz mágica de la cazadora, al cerrar un poco la mano sobre ella la piedra se ilumino y de entre mis dedos escapo una luz blanca que alcanzaba a alumbrar alrededor de las dos, la niebla aun difuminaba el bosque pero por lo menos ya podía ver a la licántropo bien y ella a mi.

- Supongo que esta al tanto de lo que esta ocurriendo en el submundo ¿No es así?



Offrol:
Bueno, en vista de que Lizzie no respondió me tome la libertad de continuar la trama aprovechando que la fantasma aun no ha interactuado con ninguna de las dos. Cualquier cosa estoy a un MP



C'est la vie

Cosa bella (Gracias Sugar):

Cosas preciosas hechas por Christopher O´Dare:




Regalitos lindos de Seth:
[/url]
avatar
Mensajes : 143

Post de rol : 105

Temas : 7/5 + Trama Global... I´m On Fire!!


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8095-amelia-silverbowhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8141-enchante-relaciones-de-amelia#70438http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8142-c-est-la-vie#70439
Nefilim cazador/a

Volver arriba Ir abajo

La manera en la aquella chica llevaba la situación comenzaba a parecerle un tanto sobre-actuada, sin embargo a esas alturas no se atrevía a lanzar conclusiones, aunque tenía parte de cierto que las personas demasiado tranquilas tendían a desatar cierta impaciencia en la inglesa, siendo ese el sentimiento que comenzaba a invadirla, no obstante, se mantuvo inexpresiva, dándole su espacio a la otra muchacha de tomar la palabra, puesto que ella ya lo había hecho previamente. Podía ser altanera e irrespetuosa en ciertas ocasiones, pero al menos sabía distinguir en que momento estaba superando los límites, evitando gracias a ello ganarse una buena paliza de vez en cuando.

Escuchó con atención sus primeras palabras, sin dar alguna de vuelta, sumiéndose en un profundo silencio digno de un depredador al acecho. El hecho de saber que habían estado buscándola le provocó cierta intriga pasajera, misma que se deshizo instantáneamente ante la aparición de una intensa luz, que de buenas a primeras logró cegarla, al menos hasta que sus ojos se adaptaron a ella, manteniéndolos entornados un momento, abriéndolos poco a poco, mientras su cerebro generó una idea que tomó como realidad enseguida: la chica era una nefilim. Tenía más que sabido las cosas que ellos podían hacer, dejando de lado su teoría de que era alguien a la que había estafado alguna vez en el pasado y había vuelto para buscar venganza, estando levemente anonadada con lo que estaba comenzando a ocurrir. Su mirada instantáneamente se clavó en el cuerpo de la fémina, observándola de pies a cabeza, asegurándose de no haberla visto anteriormente (aunque su voz ya había sido una pista para descartar eso desde el principio), fijándose en su rostro una vez escuchó le dirigía la palabra de nueva cuenta —¿El submundo? Hmm, la verdad nunca me ha interesado lo que ocurra ahí— comenta con indiferencia, siendo completamente sincera, frunciendo levemente el entrecejo. No es que realmente tuviera algo en contra, pero en realidad pasaba sus días evadiendo los asuntos que pudieran desarrollarse en el submundo, en efecto, trataba de llevar una vida normal, incluso siendo algo completamente absurdo e imposible —¿A qué se supone que vienes?— si ella buscaba algo, lo más que podía pedir es que dejara de dar tantos rodeos y fuera al grano, o sino la loba terminaría por cansarse y optaría por marcharse sin decir una sola palabra más.


Aspecto actual Hey:
avatar
Mensajes : 105

Post de rol : 62


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t7989-theres-a-time-and-a-place-to-die-and-this-aint-it-laila-vanmaxwellhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8029-the-lone-wolf-shall-rise-once-more-laila-s-chronology#69636
Hijo/a de
la Luna

Volver arriba Ir abajo

Sigue las migas lobito feroz
Trama global


Al acostumbrarse a la luz la mirada de la loba paseo por mi ser, como si me midiera o quisiera reconocerme, cosa que seria imposible ya que era la primera vez que nos hablábamos. Así mismo también la mire de pies a cabeza, buscando cualquier indicio de agresividad pues su comportamiento no había sido exactamente amistoso hasta el momento; lo que había en mi era una chica normal, joven y de cabellos rojos que parecía estar fastidiada por la situación, como si no le interesara estar ahí. ero había algo mas, siempre lo había, la licantropía le ofrecía a sus huéspedes cierto aspecto peligroso, como si siempre estuvieran al asecho.

Sus palabras confirmaron su falta de interés, ella era la clase de subterráneo que prefería saber lo menos posible del submundo y aunque podía comprender esa postura el tomarla podría ser mas perjudicial que benéfica y mas en tiempos de guerra - Vengo a hablar con usted, así de simple - Respondí ante su pregunta - Tal vez no este enterada y es muy posible que no le interese, pero una guerra acaba de explotar señorita Vanmaxwell y es un asunto que nos concierne a todos -

Tome una pausa separando mis palabras, manteniendo mi vos tranquila - En venido a ofrecerle una alianza-




C'est la vie

Cosa bella (Gracias Sugar):

Cosas preciosas hechas por Christopher O´Dare:




Regalitos lindos de Seth:
[/url]
avatar
Mensajes : 143

Post de rol : 105

Temas : 7/5 + Trama Global... I´m On Fire!!


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8095-amelia-silverbowhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8141-enchante-relaciones-de-amelia#70438http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8142-c-est-la-vie#70439
Nefilim cazador/a

Volver arriba Ir abajo

Como si un incendio acabara de desatarse tras el sorpresivo sonido de una explosión en medio del bosque, el comentario por parte de la muchacha se tornó para VanMaxwell realmente hilarante, invocando en su rostro una sonrisa torcida, acompañada de una risa socarrona, mostrando ese característico gesto desdeñoso en su pálido semblante —¿Estás hablando en serio? ¿una alianza?— sus risas se fueron desvaneciendo gradualmente, aunque la divertida gesticulación se mantuvo en su semblante durante unos segundos más. Realmente no lograba comprender la situación, sin embargo su actitud no podía pasar desapercibida, dejando ver su mera opinión acerca de la idea ajena, que, si bien no entendía a qué venía todo eso, no le fue difícil mostrar un desacuerdo de manera casi instantánea. Después de un momento, pudo retomar el control en sí misma, clavando su filosa mirada en la de la nefilim, tiñendo de seriedad su rostro nuevamente —Escucha, antes de soltar algo como eso, al menos dame un motivo que me haga pensar un poco— habló con dureza, pero cierta minuciosidad, tal como si no quisiera provocar en la chica una mala reacción o hacer de la situación algo contraproducente, más para sí misma —Voy a escucharte: te doy el tiempo que quieras para persuadirme de estar de tu lado, pero si al final me niego, vas a dejarme en paz y te irás por donde veniste, ¿entendido?— pareció más abierta al diálogo, pero mas bien quería saciar su curiosidad, puesto que desconocía lo que ocurría en el submundo, por mucho que se suponía debía estar por enterada —Además, ni siquiera me has explicado a detalle que ocurre— agregó como último punto, para de ese modo no tener que decir nada más después.


Aspecto actual Hey:
avatar
Mensajes : 105

Post de rol : 62


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t7989-theres-a-time-and-a-place-to-die-and-this-aint-it-laila-vanmaxwellhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8029-the-lone-wolf-shall-rise-once-more-laila-s-chronology#69636
Hijo/a de
la Luna

Volver arriba Ir abajo

Sigue las migas lobito feroz
Trama global


La reacción de la loba fue inesperada cuando menos, la noticia de una guerra no era algo de risa sin importar en que momento o con que circunstancias exteriores se diera ¿Probablemente no había vivido una y por ello la minimizaba con esa risa?

Una cosa era el reírte de la noticia de una guerra (Cosa que seguía sin tener sentido para mi) pero otra era reírte de una alianza que se te ofrecía en dichos tiempos. El estar solo en tiempos como estos solo complicaba las cosas de sobremanera, se necesitaba aliados, un bando para tener mas probabilidades de sobrevivir, sin importar si era el bando correcto o no.

Espere a que la mujer recobrara la compostura, si bien seguía con una imagen general de tranquilidad el comportamiento de esta comenzaba a molestarme un poco. Cuando por fin volvió a hablar esa molestia se vio remplazada por perplejidad ¿Hablaba en serio? Me costaba un poco el creer que un subterráneo no estaba enterado de lo que sucedía y aun mas, un licántropo, una de las especies que mas perdieron al inicio de esta situación.

- Claro - Respondí recuperándome de la confusión inicial - He venido a ofrecerte una alianza, no a obligarte a ella. Si al final decides no unirte me iré por donde regrese y no volverás a saber de mi por iniciativa mía-

Me acerque un poco mas a la chica cuidando el espacio entre las dos, me molestaba el estar demasiado alejadas pero tampoco me acercaría demasiado a ella, no quería ponerla incomoda o hacer que se pusiera a la defensiva - Disculpa el que no haya explicado desde un principio pero no creí que hubiera un subterráneo en esta ciudad que no conociera lo que estaba pasando -

- Hace meses que comenzaron a haber incidentes demasiado raros; Asesinatos, incremento de demonios en la zona, desapariciones de subterráneos. Los rumores en el submundo apuntaban a que algo grande estaba por suceder. En respuesta a ello tres razas reunieron a sus semejantes en reuniones: Vampiros, Licántropos y Brujos. Fueron emboscados y lideres fueron asesinado>>

Los ataques hacia los subterráneos continuaron, el submundo estaba sumiéndose en el caos y todo parecía apuntar a que los atacantes eran hijos de Raziel, renegados obviamente, La Clave no haría algo así. Nosotros, los Nefilim, fuimos convocados a nuestro lugar mas seguro para decidir lo que haríamos. Fue ahí, en el corazón de nuestro hogar, donde fuimos atacados. Nefilims, traidores fueron los que lo hicieron. Mataron a muchos y lograron escapar -

Camine un poco, pasando a un lado de la loba y mirando hacia el interior del bosque, algo entre los arboles había llamado mi atención, algo se había movido ¿O acaso era mi paranoia la que me gastaba una mala jugada? - Este asunto no es solo problema de los subterráneos, tampoco es exclusivo de nosotros. Es un asunto que nos concierne a todos. La Clave nos ha ordenado que consigamos aliados. Ni subterráneos ni Nefilims podremos sobrevivir a esto por nuestra cuenta - Volví mi atención a la chica - Eso es lo que esta sucediendo en el submundo, es esa la razón por la que estoy aquí. Tal vez ha vivido apartada del submundo señorita Vanmaxwell, pero en tiempos como estos el cerrar los ojos y esperar a que todo pase es una imprudencia. Debe elegir un bando.



C'est la vie

Cosa bella (Gracias Sugar):

Cosas preciosas hechas por Christopher O´Dare:




Regalitos lindos de Seth:
[/url]
avatar
Mensajes : 143

Post de rol : 105

Temas : 7/5 + Trama Global... I´m On Fire!!


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8095-amelia-silverbowhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8141-enchante-relaciones-de-amelia#70438http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8142-c-est-la-vie#70439
Nefilim cazador/a

Volver arriba Ir abajo

LO QUE LA OSCURIDAD DEJÓ
TRAMA GLOBAL: SIGUE LAS MIGAS, LOBITO FEROZ

"¡Te odio a ti, traidor, que trajiste la verguenza a nuestro linaje y aún así osas presentarte como sí tu casa se tratare!. [...] ¡Largo, demonio, largo y únete a los caídos como tú que jamás volverán a su gracia o afecto del creador!"

Lo que es salir de noche a la mitad de la nada, en el bosque y lejos para pedir quién llevara a ambas de vuelta a la ciudad donde quizás estuvieran más seguras a esas horas;. Su conversación para convencimiento de una y negación de la otra estaba tan enfrascada que no percibieron cuándo descendió la temperatura para que la densa neblina comenzara a cubrir los suelos del bosque y fuera aproximándose o rodeando ya a la Loba de frente a la Nefilim.

Son contradictorias las sensaciones que deja aquella neblina, un frío que terminaría la tensión e ironía de un encuentro demasiado inoportuno que no es en las mejores circunstancias. Las aves que se suponía ya deberían haber estado profundamente dormidas, se despiertan con un revoloteo repentino y graznidos que, todas en grupo, aturden el oído para aquellos cuyo ése sentido es más desarrollado. No hay razón visible para que las aves despertaran tan asustadas. Tampoco existía la lógica para una bandada de murciélagos volando tan bajo que casi rozaban las cabezas de las pelirrojas en plena conversación. ¿Instinto de Supervivencia o alerta de peligro?, lo peor, para ellas, era encontrarse solas sin apoyo al cual recurrir.

De lejos, lentamente avanzando el sonido al punto de reunión, se escuchaban las ramas caídas de los árboles crujir, graznidos desesperados de los cuervos elevándose al cielo y cubriendo la luna algunas veces, igualmente se hizo presente la marcha de por lo menos una veintena de hombres dirigirse en dirección a la carretera. No era una estampida, depende del punto de vista, pero la Loba y Nefilim estaban en medio de la trayectoria en la que con más cercanía se oían esas veloces zancadas aplastando todo a su paso y al mismo tiempo murmullos como órdenes/indicaciones que mezcladas todas no se podía definir el qué decían o sí hablaban el idioma de la región.

Sin embargo lo que es, absoluta y completamente, familiar resulta ser el resplandor de 5 cuchillos Serafines blandirse en lo alto con una coordinación de temer pues los que corrían en dirección de las mujeres,  ya que otros más seguramente se habían dividido en grupos, ataviados en túnicas largas con capucha sobre la cabeza para evitar ser reconocidos, no tenían un aire de amistad y alianza, todo lo contrario, su propio porte indicaba amenaza como el grito silencioso de guerra aunque después de las indicaciones que se dieron ya no hablaron más y era un silencio sepulcral con el que avanzaban rápidamente.

Escapar, esconderse o dar batalla... el tiempo se agotaba para la Lobo y Nefilim. Qué hacer dependería de ellas y sus decisiones.
avatar
Mensajes : 11

Post de rol : 11

Temas : 1/- (Tramas Globales)

Ver perfil de usuario
Personaje de
ambientación

Volver arriba Ir abajo

Las orbes de la muchacha se mantuvieron fijas sobre la otra pelirroja, observándola con un pequeño aire indiferente, manteniendo en su rostro una gesticulación que era demasiado clara, escuchando atentamente, sumida en un gélido silencio, tan frío como el ambiente, mismo que le llevó a acomodarse el cuello de la chaqueta, tratando de cubrirse un poco más, aunque esa pequeña acción no era suficiente para erradicar la sensación en su cuerpo. La loba movía de vez en cuando la cabeza, ya fuese para asentir, o para seguir con la mirada a la nefilim, la cual se movía de vez en cuando, percibiendo que trataba de mantener cierta distancia con ella, acción que no estaba de más, sobretodo con alguien como la inglesa, que, a aquellas alturas, aún desconfiaba un poco de la otra, por mucho que sus intenciones ya hubieran sido aclaradas previamente. Le dio el privilegio de la explayación, algo que pocas veces otorgaba puesto que era una persona impaciente, demostrándolo de vez en cuando al entrelazar sus dedos y hacer rápidos movimientos con ellos, concentrando toda su energía en esas imperceptibles acciones, que parecían irrelevantes, pero que para ella eran casi vitales —Mhm, entiendo...— retomó la palabra, frunciendo el ceño con rectitud, adoptando una postura exactamente igual, como si las palabras ajenas hubieran dado un giro drástico a la historia, en un esfuerzo, casi desesperado, por hacerle cambiar de actitud y acoplarse a la situación, no obstante, le costaba un poco asimilar el hecho de que realmente debía comenzar a involucrarse en el submundo, y, por ende, abandonar su satisfactoria vida de loba solitaria. Un suspiro huyó de entre sus labios, y sus ojos se entornaron lentamente —Honestamente no me siento obligada a involucrarme, porque no me importa, pero si no tengo opción...— rodó los ojos, ladeando la cabeza un par de grados, dispuesta a ceder, incluso a quedarse en un bando del que realmente no se sentía parte, sin embargo, algo comenzó a tornarse extraño. El ambiente, que había permanecido constantemente silencioso, comenzó a martirizar sus oídos, lamentando allí el tener más desarrollado ese sentido, llegando, ante el molesto ruido, a cubrirse con las manos durante un instante con una expresión de dolor plasmada en el rostro, pasando después a mirar de un lado a otro, completamente perpleja, sin saber exactamente que estaba ocurriendo.

A pesar de no percibir la presencia de algún otro ser, si que notó el revuelo de la fauna, inclinándose un poco cuando parte de ésta misma pasó sobre las cabezas de ambas. La neblina comenzó a adueñarse de gran parte de su campo de visión, a lo cual tuvo que recurrir a una media transformación, haciendo visibles sus orbes animales, pensando seriamente en tomar la forma de su álter ego si la situación se tornaba más anormal, incluso peligrosa —¿Pero qué está ocurriendo...?— masculló, girando su cuerpo en dirección a un nuevo sonido, uno que captó más su atención, ignorando ahora el extraño comportamiento de las aves y centrando su atención en lo que, si su oído no le engañaba, eran pasos, una gran cantidad al mismo tiempo, todos dirigiéndose hacia ellas sin posibilidad de cambiar su trayectoria, despertando sus sentidos, preparando su cuerpo ya fuera para huir o para pelear, fuera con lo que fuera, sin mostrar ni un ápice de temor, aparentando más valor del necesario. Aquella situación hubiera encajado a la perfección por si en algún momento no hubiera llegado a creer todo lo que la nefilim le había dicho, pero realmente había considerado cada una de sus palabras, sobretodo por el hecho de no estar relacionada con el submundo. Con un par de pasos, logró acercarse otro poco a la chica, mirándola de soslayo, volviendo a centrarse en un breve resplandor, que divisó en un segundo de confusión, imaginando que fue producto de su imaginación, pero, al mirar con más detenimiento, reparó en que aquel brillo en la lejanía era tan real, como la cantidad de éstos mismo. Cinco. Contó con rapidez al dejar pasar un momento, mostrándose tan firme como una roca, sin exponer un indicio de querer correr, volviendo a dirigirle una mirada a su acompañante —Creo que nos vamos a ir a la mierda si esos resplandores son lo que creo que son...— sus extremidades estaban tensas, esperando una reacción por parte de la nefilim, misma que podría alterar los eventos dependiendo de qué escogiera hacer. Laila, por su parte, no tenía miedo de afrontar aquel posible riesgo, manteniéndose aparentemente calmada, aunque con un disturbio en su interior. ¿Deberían huir, ya que estaban a tiempo? ¿o pelear, aún teniendo pocas oportunidades de salir intactas? —Acobardarnos o pelear, ¿qué ves mejor, nefilim?— El destino descansaba en las manos ajenas: por su parte, la loba no tenía mucho que hacer, al fin y al cabo, necesitaba un incentivo para así poder inclinarse hacia un bando, luchando contra el tiempo y contra aquella decisión.


Aspecto actual Hey:
avatar
Mensajes : 105

Post de rol : 62


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t7989-theres-a-time-and-a-place-to-die-and-this-aint-it-laila-vanmaxwellhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8029-the-lone-wolf-shall-rise-once-more-laila-s-chronology#69636
Hijo/a de
la Luna

Volver arriba Ir abajo

Sigue las migas lobito feroz
Trama global


Las palabras cruzaban la distancia entre las dos llegando hacia los oídos de la chica que estaba junto a mi, su expresión y su postura, a veces cambiante, reflejaba que estaba poniendo un verdadero esfuerzo para quedarse callada y escuchar mi explicación, un detalle que realmente contaba si la persona con la que hablaba era de las que no acostumbraban quedarse quietas por mucho tiempo. Por ello mismo apresure mi explicación, evite dar detalles específicos para no alargarlo de forma innecesaria y resumí meses de conflictos lo mejor que pude, sin restarle importancia a nada.

Al terminar y quedar en silencio mis labios la loba retomo la palabra, de forma lenta y bastante diferente a como había hablado antes, parecía estar digiriendo la información que había recibido, era normal, si habías pasado tu vida apartada de cierto mundo el recibir de golpe la noticia de una guerra en la que era necesaria tu participación debía de resultar... Abrumador por lo menos. Las palabras de la loba, las cuales se encaminaban a aceptar mi propuesta, fueron cortadas de raíz cuando el ambiente había cambiado de nuevo, la niebla que había ido disminuyendo aumento de nuevo su intensidad, encerrándonos a ambas en el claro en el que estábamos, sin dejarnos ver mas haya de los arboles próximos.

Los animales del lugar, los pocos que había parecían haberse vueltos locos, voltee a ver a la loba la estaba pasándola mal por culpa de los pájaros recién despertados y agache la cabeza antes de que algún murciélago quedara enredado en mi cabellera. La confusión fue reemplazada en un instante por tensión. Pude escucharlos, aquellos pasos que anunciaban la estampida de lo que parecía por lo menos un batallón ¿Demonios? ¿Subterráneos cazando? No, aquel brillo que cortaba la niebla era inconfundible. Nefilims.

Traidores.

La mayoría de ellos pasaron a nuestro alrededor, ignorándonos, pero varios de ellos se habían detenido, armados con serafines y cubiertos con capuchas que ocultaban sus identidades, todo lo que venia de ellos demostraba agresividad, podía sentir su sed de sangre, al sentir que la loba se acercaba a mi hice lo mismo, poniéndome en guardia y barajeando las posibilidades, un Nefilim nunca se acobardaba, compartía eso en mi sangre al igual que mis hermanos pero la prudencia nunca venia de mas, no pensaba ofrecer mi vida a lo idiota.

Quedarnos a pelear o huir, siendo Nefilims sabrían como combatir sin problemas a un subterráneo y por muy prodigiosa que fuera con el arco en combate cercano me superarían en numero, además no sabíamos si vendrían refuerzos. Estábamos en total desventaja - Por mucho que me gustaría acabar con esos traidores... - Susurre hacia mi compañera, confiando en su sentido del oído mejorado - ...Estamos en desventaja, tenemos que retroceder por lo menos hasta que la situación mejore - Tome mi arco y una flecha tensando el primero - Y permanecer juntas, si nos separan estaremos prácticamente muertas ¿Lista?

- Ahora - Confiando mi vida en una subterránea prácticamente desconocida solté la flecha la cual corto la neblina con un silbido, se escucho el crujir de varias ramas de árbol las cuales cayeron sobre los Nefilims, una pequeña distracción que en el mejor de los casos nos compraría unos cuantos segundos. Unos muy valiosos segundos, mire a la licántropa a tiempo que me daba la vuelta y comencé a correr, confiada en que me seguiría de cerca, por el momento debíamos salir del bosque.




C'est la vie

Cosa bella (Gracias Sugar):

Cosas preciosas hechas por Christopher O´Dare:




Regalitos lindos de Seth:
[/url]
avatar
Mensajes : 143

Post de rol : 105

Temas : 7/5 + Trama Global... I´m On Fire!!


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8095-amelia-silverbowhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8141-enchante-relaciones-de-amelia#70438http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8142-c-est-la-vie#70439
Nefilim cazador/a

Volver arriba Ir abajo

La loba parecía aturdida en un inicio, pero gradualmente fue tomando un valor bastante extraño, que no lograba explicar de donde lo estaba sacando. Había sido bastante directa, había dejado en claro que, pasara lo que pasara, y tomasen la decisión que fuese, ella estaría dispuesta a hacerlo. Ambas mujeres estaban tan juntas, que a la vista de sus enemigos (que ahora parecían rodearles) daban el aspecto de tener un plan de defensa bien elaborado, sin embargo todo era una gran falacia, debido a que estaban más que perdidas al tratar temas que parecían más importantes que pensar qué hacer si el peligro llegaba a presentarse, pero eso a nadie se le cruza por la cabeza. Para nada. Laila escuchó con atención cada una de las palabras de Amelia, agudizando más el oído para no perderse de nada, con sus ojos firmemente enfocados al frente, frunciendo levemente el entrecejo, adoptando una postura decidida, preparándose para recibir una señal. La opción había sido huir, muy astuto por parte de la chica, aunque para la pelirroja eso se le antojó como algo extraño, puesto que los nefilims solían darse a conocer como seres que peleaban hasta el final, pero tal parecía que el asunto se salía de las manos de la muchacha. No es que la loba pudiera hacer mucho tampoco; eran más enemigos de los que podía contar con los dedos, además de que fácilmente podrían acabarla. Un licántropo no representaba mayor problema si se sabía lidiar con él de la forma adecuada, y, desde el punto de vista de la inglesa, el quedarse implicaba una muerte segura.

Enseguida reparó en la señal. Era bastante clara. Sus ojos siguieron con rapidez la dirección de aquella flecha hasta que desapareció de su campo de visión, y, un segundo después, sus pies comenzaron a dirigirse tras la nefilim, aumentando la velocidad con la que se movía su cuerpo gradualmente, hasta que logró igualar a la muchacha —¡Hay que cubrirnos mutuamente!— exclamó, sin jadear todavía, ya que apenas habían corrido un pequeño tramo, cosa que no lograría cansarla, aunque estaba consciente de que aún les quedaba un largo camino por recorrer, cuestión de varios minutos, incluso yendo a la velocidad que iban. VanMaxwell maniobraba entre los árboles, y a su vez, luchaba contra las ramas que se atravesaban en su camino, haciéndose pequeños cortes de baja gravedad en el rostro, mismos que pronto comenzarían a cerrarse gracias a su capacidad de regeneración. Durante un instante, prestó atención al entorno, y sus oídos captaron un suave murmullo a unos metros más atrás, tomando consciencia enseguida —¡Nos están siguiendo, debemos darnos prisa!— elevó la voz lo suficiente como para solo ser oída por Silverbow, mientras aún mantenía su paso apresurado, mas sabía de sobra que tarde o temprano tendrían que ir más rápido. Como licántropo, Laila podía transformarse en plena carrera y superar aún más su velocidad, no obstante, en caso de hacerlo, dejaría atrás a su compañera, y, por mucho que no la conociera, o que no estuviera del todo de acuerdo con sus ideales, no iba a dejarla morir allí. No de una forma tan ridícula como esa. Quería al menos darle el privilegio de morir peleando, y no en manos de traidores, como les había llamado.


Aspecto actual Hey:
avatar
Mensajes : 105

Post de rol : 62


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t7989-theres-a-time-and-a-place-to-die-and-this-aint-it-laila-vanmaxwellhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8029-the-lone-wolf-shall-rise-once-more-laila-s-chronology#69636
Hijo/a de
la Luna

Volver arriba Ir abajo

LO QUE LA OSCURIDAD DEJÓ
TRAMA GLOBAL: SIGUE LAS MIGAS, LOBITO FEROZ

"¡Te odio a ti, traidor, que trajiste la verguenza a nuestro linaje y aún así osas presentarte como sí tu casa se tratare!. [...] ¡Largo, demonio, largo y únete a los caídos como tú que jamás volverán a su gracia o afecto del creador!"

La seguridad de ambas chicas estaba ahora mismo en entredicho. Fueron inteligentes al querer huir de allí y buscar una forma de salvarse. Sin embargo, eso no iba a ser fácil. Aquellos Nefilims estaban entregados ahora mismo a la que era su misión. Tal vez no vinieron a por ellas y las encontraron por casualidad. Tal vez no. Pero lo que estaba claro es que no iban a dejar lo que para ellos eran dos cabos sueltos. Sí, iban a ir a por ellas. Cuando vieron que empezaban a correr, ellos hicieron lo mismo. Las Runas le ayudaban a ver en la oscuridad, a ser capaz de mantenerse concentrados y, sobretodo, a correr más rápido de lo normal.

No iban a dejarlas escapar, pues tarde o temprano iban a morir, así que mejor cuanto antes. Unos arqueros prepararon sus arcos, apuntaron, y dispararon con la intención de matarlos. A Laila le impactó una en su brazo izquierdo. Una herida limpia producida por un simple arañazo porque no llegó a penetrar demasiado, pero que igualmente escocía bastante en la piel de la loba. Amelia no tuvo tanta suerte, ya que una flecha se clavó en su gemelo izquierdo. Ahora sí que estaban perdidas. Laila debía decidir si ayudarla, y posiblemente morir, o huir, teniendo así mas posibilidad de sobrevivir.

Pero no todo era tan malo. Frente a ellas cruzaba un pequeño río repleto de vegetación y una cavidad utilizada para uno de los tubos de residuos de la ciudad. En él cabían ambas perfectamente y las ramas lo tenían prácticamente cubierto. Tal vez no fuese el lugar más lujoso del mundo, ni el más seguro. Pero esa flechas  tenían que ser sacadas cuanto antes. No estaban envenenadas, pero eso era algo que obviamente ellas no sabían. Lo único de lo que estaban seguras era de que dolían. Así que, seguir huyendo o aprovechar esa oportunidad para esconderse.

avatar
Mensajes : 11

Post de rol : 11

Temas : 1/- (Tramas Globales)

Ver perfil de usuario
Personaje de
ambientación

Volver arriba Ir abajo

Su respiración no sufrió alteración alguna al haber corrido un par de metros, sin embargo, conforme pasaba el tiempo, y la presión y la adrenalina iban en aumento, sus pulsaciones también lo hacían. Sus acelerados latidos resonaban en su cabeza una y otra vez, mientras su velocidad aumentaba gradualmente. Con frecuencia desviaba la mirada hacia su compañera, esforzándose por no perderla de vista, y, a su vez, por esquivar la mayor cantidad de ramas y obstáculos posibles. El bosque estaba plagado de cosas que podrían detenerlas, y si no prestaban atención, sus rivales no serían quienes provocarían su ruina exactamente. La chica se mantenía atenta, todos sus sentidos estaban alertas, y sus pies no dejaban de moverse al ritmo de Amelia, igualándola para no separarse mucho. Podría ser la persona más egocéntrica sobre la faz de la tierra, pero lo cierto era que en ese momento se necesitaban mutuamente —¡Muévete, Amelia, deprisa!— exclamó con tono dominante, a modo de orden para la nefilim, convirtiendo ambas manos en puños y exhalando varias veces, tratando de regular su respiración y su ritmo cardíaco. Faltaba mucho para que llegara a cansarse realmente, sin embargo su lado humano, el menos ágil y más débil, debía manifestarse de alguna manera. La joven loba recurrió a una segunda media-transformación, haciendo visibles, además de sus brillantes orbes animales, un par de orejas lupinas que rápidamente mejoraron su audición, sintiendo por completo el entorno. Lo oía casi todo con detalle, podía incluso oír los pasos de sus enemigos. Y de pronto la sorpresa le asaltó. Varios zumbidos rasgaron el aire, los percibió claramente, además de que varios impactos en los árboles despejaron cualquier duda. Arqueros. Estaban disparando en su dirección, y las flechas cada vez se acercaban más —¡Cuidado!— advirtió Laila, mas eso no pudo evitar lo que pasó después.

Una flecha impactó en su brazo, y un fuerte alarido junto a una maldición emanó de entre sus labios. El filo había logrado traspasar el cuero de su chaqueta, y le hizo una herida que no demoró en empezar a sangrar. La muchacha disminuyó el ritmo de su carrera, guiando la mano contraria hacia el área afectada, manchándose los dedos enseguida. La desesperación le consumió cuando se percató de que había perdido de vista a la otra chica, y rápidamente frenó en seco, sintiendo como otra flecha pasaba junto a su rostro, ocultándose tras de un gran árbol, mientras con la mirada buscaba a la pelirroja —¡M-Mierda!... ¡Amelia!— su corazón parecía querer salirse de su pecho, y sus ojos no dejaban de buscar, hasta que divisó el cuerpo ajeno, y luego reparó en la flecha que había recibido. Laila volvió a maldecir: su aliada no podría caminar, era algo bastante obvio. En ese momento tuvo que decidir, mientras su mirada se mantenía fija en ella, ¿debería salvarse y dejarla morir, o poner su vida en riesgo para intentar salvarla? Tenía el tiempo encima, y la presión hacía que sus manos temblaran.

Decidió jugar a ser una heroína.

La inglesa corrió con rapidez hasta otro árbol más cercano a su objetivo, protegiéndose por si volvían a disparar, tratando de llamar la atención de la joven, indicándole que iba en su rescate. Al asegurarse de que era seguro, acudió a llevar a cabo aquel descabellado rescate, mirando de un lado a otro mientras le brindaba a la nefilim su ayuda para ponerse de pie —¿Puedes caminar?— su voz sonó entrecortada, presa de la tensión y de su mismo dolor, apretando los dientes al sujetar a Silverbow con un brazo —Tenemos que movernos, rápido: están cerca. Los oigo— el frenesí con que su par de orejas se movían era inquietante, eran tantos sonidos que no sabía en cual concentrarse. Los pasos, ya estaban más cerca, les alcanzarían —Nefilim: vas a viajar como toda una princesa— e instantáneamente cambió de plan. A pesar de su herida en el brazo izquierdo, y lo mucho que le dolía, sujetó a la cazadora y hábilmente la elevó del suelo, cargándola entre sus brazos tal cual fuera una pequeña niña. Los ojos de la loba se cerraron con fuerza, y un jadeo se le escapó cuando tuvo que aplicar toda su fuerza en el brazo izquierdo, sintiendo como la herida sangraba más, y un terrible escalofrío la recorrió de pies a cabeza, una descarga eléctrica para nada satisfactoria, llena del más profundo sufrimiento. Sentía como si su herida se abriera más y más, incluso sin ser tan profunda la sensación era terrible. Debía darse prisa antes de que fuera peor. La licántropo tragó saliva, volviendo al camino, corriendo lo más rápido que podía, frunciendo el entrecejo con cada paso y agudizando más el oído.

Su esperanza estaba comenzando a perderse, hasta que un llamativo sonido le hizo cambiar la trayectoria de sus pasos. Agua, la escuchaba correr a un par de metros: aquello podría ser su salvación si había un buen sitio donde ocultarse. La adrenalina la condujo a aumentar la velocidad, hasta que los pasos parecían más distantes y una posible vía de escape estaba más cerca. Tenían que ocuparse de sus heridas, sobretodo de la de Amelia, ¿y si las flechas estaban...? La loba comenzó a sudar, y se detuvo al llegar hasta un río. Sus instintos le habían llevado al lugar indicado. La vegetación era abundante, podrían ocultarse en algún lugar —E-Este parece un buen sitio...— miró por última vez hacia atrás antes de desaparecer del camino principal, adentrándose en el agua sin previo aviso a su compañera. VanMaxwell se estremeció y volvió a blasfemar: el agua estaba helada, justo lo que le faltaba —Debe haber un lugar donde ocultarnos antes de que estos malditos nos metan más flechas por lugares donde no te gustaría...— Estaba alterada, demasiado, y cualquier solución le serviría siempre y cuando estuviera dentro de sus posibilidades. Como un reloj en su cabeza, los pasos sonaban una y otra vez, sin saber si eran reales, o solo un producto de su imaginación, empleando todas sus fuerzas para no dejar caer a la chica. Pestañeó varias veces y entornó los ojos, sin creerse lo que estaba viendo, ¿era acaso eso una tubería? Sin dudarlo un instante, se puso en marcha hacia aquel refugio que acabó de localizar, apartando a como le fuera posible las ramas y plantas que cubrían la entrada. Era perfecto —Bienvenida al castillo— comentó malhumoradamente, adentrándose allí con prisa, sin preguntarle a la muchacha si realmente quería estar allí, o si quería huir. Ahora fue su turno de decidir.


Aspecto actual Hey:
avatar
Mensajes : 105

Post de rol : 62


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t7989-theres-a-time-and-a-place-to-die-and-this-aint-it-laila-vanmaxwellhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8029-the-lone-wolf-shall-rise-once-more-laila-s-chronology#69636
Hijo/a de
la Luna

Volver arriba Ir abajo

Sigue las migas lobito feroz
Trama global


Eche por un segundo la vista detrás de mi para asegurarme de que la loba estaba siguiéndome, en pocos segundos la chica estaba ya a mi lado cosa que no me sorprendía, los licántropos eran realmente rápidos aun en su forma humana. Con la mirada escudriñe la niebla, veía sombras que nos seguían mas cerca de lo que me gustaría, la pequeña distracción que había lanzado no había hecho casi nada por detenerlos o distraerlos, cuando mucho nos había comprado un par de segundos. Segundos que fácilmente podrían ser la diferencia entre la vida y la muerte en una situación como esta.

Las palabras de la loba hicieron que volviera mi atención a ella, definitivamente teníamos que cubrirnos entre nosotras, el no hacerlo implicaba una muerte casi segura. No solo nos superaban en numero, también lo hacían en preparación; Yo había salido con la intención de negociar y VanMaxwell parecía estar paseando cuando la había encontrado. En cambio los traidores habían salido con la intención de hacer la guerra, lo mas seguro era que estaban preparados para enfrentarse a cualquier enemigo que se interpusiera en su camino.

El sonido de las ramas al romperse sonaba a nuestro alrededor. De nuevo voltee detrás mío al escuchar la vos de mi compañera, ya no veía las sombras detrás nuestro ni escuchaba a nuestros perseguidores, cosa que los sentidos de VanMaxwell si habían logrado. Las palabras que salieron en forma de orden hicieron que esforzara mas el paso, seguramente ella podría ir mas rápido pero yo estaba al limite de velocidad que podía alcanzar en este momento, una runa de velocidad y agilidad me vendría de maravilla en este momento.

Como antes la loba había escuchado el peligro antes que yo, varios silbidos rasgando el aire hicieron que mis sentidos se pusieran alerta, reconocía perfectamente aquel sonido; Flechas fueron clavándose en los arboles a nuestro alrededor, en el suelo y hacían crujir las ramas sobre nuestras cabezas, un alarido de dolor acompañado por maldiciones fueron lanzadas por la pelirroja la cual, para cuando voltee a buscarla, ya no estaba. El silbido de las flechas continuaba por lo que me cubrí en un grueso tronco que estaba caído mientras buscaba con la mirada a la loba, no podía estar lejos, prácticamente le había oído a mi lado ¿Cómo pude perderla de vista?

Después de los pocos segundos mas largos de mi vida pude encontrar a la pelirroja, la sangre que le escurría por el brazo era una mala señal, debíamos salir de ahí pronto antes de que otra herida nos frenara aun mas; Salte el tronco con el que me cubría y corrí lo mas rápido que pude hacia la chica. No fui lo suficientemente rápida. Una flecha se clavo en mi gemelo izquierdo haciéndome caer al suelo mientras soltaba una maldición, la sangre comenzaba a salir por el agujero en el pantalón. Apreté con fuerza, debía de detener el sangrado, sacar la flecha. Pero no aquí, las flechas seguían cayendo sobre cerca de mi.

Me arrastre a la cobertura mas cercana mientras veía como la loba se acercaba a mi cuidándose también de las flechas, solté un suspiro de alivio, fácilmente pudo haberme dejado atrás, abandonarme a mi suerte o usarme como carnada para así poder escapar. Pero no lo había hecho, había elegido arriesgarse por mi. Estaba en deuda con la pelirroja.

Negué con la cabeza como respuesta, en esta condición me era difícil caminar, imposible el salir corriendo. Tampoco podría luchar muy bien y los pasos se escuchaban cada vez mas cerca, seria solo una carga, haría que nos mataran a ambas. Antes de que pudiera decir algo al respecto unas palabras apresuradas y el sentirme repentinamente en brazos de la loba hicieron que soltara una pequeña exclamación - Lo siento - Fue lo único que atine a decir mientras veía como la herida de su brazo comenzaba a sangrar por el esfuerzo exigido.

La dirección cambio de forma repentina, como si alguna señal se lo hubiese indicado la chica apresuro el paso hacia otra dirección, pocos segundo después pude escuchar el sonido de agua corriendo, había un rio cerca y si ahí encontrábamos un lugar para escondernos podríamos tratar las heridas, incluso podríamos perder de forma definitiva a nuestros perseguidores. La esperanza era lo ultimo que moría ¿No?

La suerte, por muy buena o mala que fuera, nos llevo al interior de una tubería. La entrada estaba escondida al ojo común por ramas y hojas, el olor a tierra mojada y residuos de la ciudad escondía nuestro rastro y el sonido del agua corriendo podría ocultar fácilmente nuestras palabras susurradas. Con un gesto pedí ser bajada para después acomodarme como pude en la tubería - Esto es perfecto - No había sarcasmo en mi vos, para la situación en la que estábamos no podía pedir mejor escondite.

Tome aire un par de veces y mordí mi labio inferior, debía de quitarme la flecha o nunca sanaría la herida - Bueno, ahora viene lo desagradable. He de curarme la herida, si no saco la flecha no podre hacerlo, necesito tu ayuda, necesito que la saques tu- Me acomode de forma que la flecha quedaba frente a la pelirroja - Al mal paso mejor darle prisa ¿No?

Pude sentir como la punta desgarraba mi carne al salir, podía sentir cada movimiento por muy pequeño que fuera, el dolor era realmente desagradable, cerré con fuerza mis puños y mordí mi labio inferior callando por las malas cualquier grito que quisiera salir de mi, podía sentir un hilito de sangre bajar por mi barbilla. Cuando la flecha por fin estaba fuera sentía como la zona palpitaba por el dolor acompañado por un ardor bastante desagradable. Recargue mi espalda contra la pared de concreto de aquella tubería y desgarre la tela del pantalón haciendo mas grande el hoyo que había dejado la flecha, con estela en mano comencé a dibujar en mi piel; El escozor de la piel al quemarse por el contacto era bastante familiar y el entumecimiento que le seguía era bastante agradecido - Un iratze, una runa de sanación. Con esto estaré como nueva dentro de poco - Al terminar la runa la herida comenzó a sanarce lentamente, el alivio era cada vez mas notorio.

Guarde de nuevo la estela en mi cinturón y abrí un pequeño bolsillo donde guardaba varias cosas de utilidad - Tengo una venda, no seria mala idea cubrir tu brazo en lo que se recupera - Tome el pequeño rollo de vendas y se lo ofrecí a la chica, era poco pero serviría para darle dos o tres vueltas al brazo - No te doblaste por el dolor así que la flecha no tenia polvo de plata, seguramente no pensaban enfrentarse a un lobo lo cual es bueno para nosotras

Al sentir mejor la herida volví a tomar la estela y abrí un poco la cazadora de cuero que me protegía, entre el cuello y el hombro trace una runa de visión la cual comenzó a hacer efecto al instante, el interior de la tubería no era ya un vacío sin fin, podía ver varios metros dentro antes de que la oscuridad se tragara lo demás - Tenemos dos opciones VanMaxwell, probar suerte en el bosque de nuevo o seguir la tubería, lo mas probable es que lleve directo a las alcantarillas de la ciudad. Debo regresar al Instituto, informar lo que vi, estar ahí para el contraataque - Regrese la mirada a mi compañera - Me has salvado la vida esta noche, eres una aliada de la Clave. Pero no he olvidado mi promesa, llegado el momento en el que estemos a salvo te llevare conmigo o te dejare ir por tu cuenta, la decisión es tuya.




C'est la vie

Cosa bella (Gracias Sugar):

Cosas preciosas hechas por Christopher O´Dare:




Regalitos lindos de Seth:
[/url]
avatar
Mensajes : 143

Post de rol : 105

Temas : 7/5 + Trama Global... I´m On Fire!!


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8095-amelia-silverbowhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8141-enchante-relaciones-de-amelia#70438http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8142-c-est-la-vie#70439
Nefilim cazador/a

Volver arriba Ir abajo

Con cuidado la pelirroja bajó a Amelia, buscando no lastimarla más, haciendo movimientos sutiles hasta que se aseguró de que estuviera en una posición adecuada, adentrándose ella después dentro de aquella tubería. La combinación de aromas fue un golpe terrible para su sentido del olfato, que en esas situaciones era lamentable que estuviera tan desarrollado, porque nada de lo que captaba era del todo agradable. Creó un gesto malhumorado por un instante, pero enseguida se volvió hacia su compañera, entornando ligeramente sus brillantes ojos lupinos. VanMaxwell rápidamente frunció notoriamente el entrecejo al oír las palabras ajenas, ¿acaso no le había bastado ya que hubiera puesto su vida en riesgo para salvarla? ¿pensaba que Laila era una persona amable, que gozaba de andar por la vida haciendo favores? No la había rescatado porque quisiera reivindicarse con la vida, o algo similar, si no que lo hizo por puro sentido común. No es algo muy coherente el tener la posibilidad de salvar a alguien y dejarlo morir por simple pereza o por evitar luchar contra los principios propios. No era una heroína, o alguien que sintiera agrado haciendo cosas buenas, al contrario. La joven de rojizos cabellos exhaló un suspiro, limitándose a observar en silencio como Amelia adoptaba una posición más adecuada para llevar a cabo la extracción de la flecha. La loba tragó saliva y asintió, guiando ambas manos hasta aquella intrusa, comenzando a sacarla lentamente, con sumo cuidado, midiendo su fuerza y tratando de hacer la menor cantidad de movimientos posibles para que de ese modo ella no sufriera demasiado, aunque por sus acciones demostraba que la estaba pasando bastante mal.

Al por fin haber sacado la flecha, la loba la dejó a un lado, y su mirada se clavó con expectación sobre la nefilim mientras la misma trazaba una runa sobre su piel —Mhm, que interesante— murmuró con cierta indiferencia, entrecerrando los ojos. No tenía mucho interés en lo que los nefilims hicieran con sus estelas, y mucho menos tenía la intención de prestar atención a sus runas y las funciones de las mismas, simplemente era algo que pasaba desapercibido para ella, pero de todos modos demostró a la chica que la estaba escuchando. La inglesa guió los dedos de su mano derecha hasta su propia herida, examinándola en silencio, apretando los dientes y soltando un suave gemido al tocarla accidentalmente, sintiendo un terrible ardor que le hizo estremecer, preguntándose porqué no estaba empezando a sanar todavía: los licántropos tenían la habilidad de regenerarse con cierta rapidez, y heridas como esas no eran de mucha importancia. Las peludas orejas de la muchacha se sacudieron ligeramente cuando captaron la voz de la cazadora, observando con cierta duda la venda que se le estaba ofreciendo, dudando por un instante, aunque al final accedió y la tomó, quitándose la chaqueta y dejándola cerca, pasando a vendar la herida, que con cada roce ardía y le causaba terribles oleadas de sufrimiento. Logró detener el sangrado un poco, lo cual ya era una gran ventaja, volviendo a ponerse la chaqueta, que ahora estaba rasgada por el brazo izquierdo, siendo una gran pena para la muchacha —G-Gracias...— alcanzó a decir de manera notoriamente forzada, haciendo saber que lo hacía por cortesía, prestando atención a lo que su acompañante tenía que decirte. Ladeó la cabeza un par de grados y frunció los labios, tal cual tratara de convencerse a sí misma de algo —Tengo un día más asegurado en este mundo: qué bien— se llevó ambas manos al rostro, recuperándose por completo del esfuerzo que llevar a Silverbow en brazos había implicado; de no tener el brazo herido todo habría sido más sencillo, ya que la chica no pesaba nada, pero su condición hacía parecer como si hubiera sido todo lo contrario.

Hacía un rato que Laila había dejado de percibir el sonido de las pisadas de sus enemigos, pero eso no significaba que debía bajar la guardia, de hecho estaba más atenta que nunca, por si alguien les encontraba y debían huir. Su atención volvió a enfocarse en la pelirroja, de la cual ahora debía confiarse —Al bosque no vuelvo ni de chiste: no quiero que me claven una flecha en el trasero— en ese instante sus miradas chocaron, y la loba arrugó el entrecejo marcadamente —¿Aliada de la Clave? Oh, vamos...— farfulló, volviéndose a la infinidad de la oscura tubería —Aún no me consideraría una aliada— penetró con la mirada a la nefilim, y liberó un suspiro fatigado —Mejor avancemos: luego llegamos a un acuerdo— evadió el tema enseguida, esperando a la chica.


Aspecto actual Hey:
avatar
Mensajes : 105

Post de rol : 62


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t7989-theres-a-time-and-a-place-to-die-and-this-aint-it-laila-vanmaxwellhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8029-the-lone-wolf-shall-rise-once-more-laila-s-chronology#69636
Hijo/a de
la Luna

Volver arriba Ir abajo

Sigue las migas lobito feroz
Trama global


Mire con detenimiento como la loba vendaba su herida, curioso el que aun no terminara de sanar al ser una herida, tome la flecha que me había sacado y mire la punta con detenimiento; Una punta normal y corriente, nada fuera de lo común en ella. La deje caer a un lado mientras pensaba en la posible razón de que la sanación no funcionara ¿Polvo de plata? No le había quemado el tejido ¿Veneno? Desconocía el si había algún veneno que pudiera afectar a los licántropos en una dosis tan pequeña ¿Algún hechizo o maldición?

Salí de mis pensamientos regresando mi mirada a la chica frente a mi, su brazo vendado resaltaba por el agujero que tenia la chaqueta recién puesta, respondí a su agradecimiento con una ligera sonrisa aun cuando estaba claro que había sido por cortesía y que la chica no tenia realmente un interés en agradecer el gesto, en vez de eso sus palabras sonaban sarcásticas y estaban enmarcadas por el cansancio que había sido el llevarme en brazos teniendo aquella herida, sumado a aquello un sentido de vergüenza nació dentro de mi pecho tras las siguientes palabras de la loba, el recibir una flecha en el trasero nunca había estado dentro de mis planes y, tras la desagradable experiencia, no tenia intensión alguna de repetirlo.

Comencé a caminar detrás de la chica guardando silencio, a todas luces ella había evadido el tema de la alianza y prefería centrarse en lo que nos acontecía ahorita, bien, podía dejar el tema de lado, por lo menos hasta que ambas estuviéramos ya seguras y lejos de nuestros cazadores. El constante sonido de agua corriendo y el olor a desperdicios que reinaba el lugar se hacían mas fuertes conforme nos adentrábamos en el túnel, la oscuridad también se hacia mas espesa hasta el punto en el que, aun con la runa de visión, no podía ver mas haya de mi nariz, no sabíamos lo que había mas adelante y el ir a tientas en la oscuridad podría incluso perdernos mas, el sistema de alcantarillado de Nueva York era como un laberinto subterráneo donde uno podía perderse fácilmente si tomaba el camino equivocado.

Tantee en mi cinturón de armas hasta dar con uno de los cuchillos serafín que colgaban, lo acerque a mi rostro y en un susurro lo invoque - Ezequiel - Al instante apareció una hoja afilada frente a mi, dicha hoja despedía un tenue brillo que, agregado a la visión mejorada de ambas, no permitiría ver unos cuantos metros a nuestro alrededor, levante un poco el brazo llevando el cuchillo frente a mi, como si de una lampa se tratara, y retome el paso. A nuestro alrededor el alcantarillado se ensanchaba y las paredes, antes de liso concreto gris, eran ahora de ladrillos gastados y cubiertos por aquí y por haya por porquería - Bueno, por lo menos ya llegamos al subterráneo de la ciudad, de aquí podríamos llegar a alguna alcantarilla y salir a las calles, incluso podríamos toparnos con el sótano de algún edificio grande - Di unos pasos mas hasta quedar frente a dos caminos diferentes - ¿Cuál es tu lado favorito? - Mire con detenimiento ambos lugares, ambos caminos parecían estar ocupados solo por basura y ratas.




C'est la vie

Cosa bella (Gracias Sugar):

Cosas preciosas hechas por Christopher O´Dare:




Regalitos lindos de Seth:
[/url]
avatar
Mensajes : 143

Post de rol : 105

Temas : 7/5 + Trama Global... I´m On Fire!!


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8095-amelia-silverbowhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8141-enchante-relaciones-de-amelia#70438http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8142-c-est-la-vie#70439
Nefilim cazador/a

Volver arriba Ir abajo

Tan rápido como su conversación se vio por finalizada, Laila comenzó a moverse con pasos sigilosos y decididos, palpando con ambas manos las paredes del alcantarillado para de esa manera guiarse entre la oscuridad, que poco a poco iba en aumento, reparando en que su visión ya no era mucho de ayuda en esos casos: que mejorara no implicaba que podía ver en la oscuridad. De igual modo, los terribles olores que habían allí dentro le hicieron lamentar aún más el que sus sentidos estuvieran desarrollados —Agh, maldición... esto es asqueroso— se quejó, intentando contener a veces la respiración, cosa que era imposible por mucho tiempo. Podía oír sus propios pasos y los de su compañera con claridad, lo que era una ventaja, además de que escuchaba más allá de eso, manteniéndose alerta hasta que Amelia empleó uno de sus cuchillos para iluminar el camino, cosa a la cual la loba le dedicó un rápido gesto aprobatorio, volviendo la vista al frente, divisando todo con más claridad. No sabía por cuanto tiempo tendrían que caminar, o hasta donde llegarían, de lo único que estaba segura era de que entre más pronto salieran de allí, mucho mejor: solo se estaba torturando a sí misma, aunque era consciente de que no había otra salida más que esa. 

Escuchó atentamente a la chica que iba tras de ella, soltando un suspiro —Tenemos que salir de aquí de alguna manera— fue su única conclusión antes de quedar frente a dos caminos, mismos que, de hacer la elección correcta, les llevarían a una salida, o a un lugar menos desagradable según fuera el caso. La loba echó un vistazo en ambas direcciones, sin ver mucha diferencia entre uno u otro puesto que eran exactamente iguales, no obstante, la decisión estaba en ella ahora, así que no sería algo que se tomaría a la ligera. Permaneció en silencio un momento, escuchando con atención, tratando de captar algún sonido sospechoso, sin embargo no ocurrió absolutamente nada. Entornó los ojos, tal cual como si con esa acción pudiera ver más allá, hasta que al final retomó la palabra —Hacia la derecha— hizo un gesto con la mano, señalando dicha dirección, volviéndose hacia Silverbow —¿Estás de acuerdo? De ser así hay que movernos, y rápido— señaló, casi de manera autoritaria, dándole su tiempo a la muchacha de ser necesario. En cuanto llegaran a un acuerdo, se pondría en marcha.


Aspecto actual Hey:
avatar
Mensajes : 105

Post de rol : 62


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t7989-theres-a-time-and-a-place-to-die-and-this-aint-it-laila-vanmaxwellhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8029-the-lone-wolf-shall-rise-once-more-laila-s-chronology#69636
Hijo/a de
la Luna

Volver arriba Ir abajo

Sigue las migas lobito feroz
Trama global


Espere en silencio mientras alzaba el cuchillo serafín, iluminando todo lo que pudiera. Ambos túneles se veían exactamente igual para mi, entorne los ojos tratando de ver mas haya y sentí como la runa de visión ardía en mi piel mejorando todo lo posible mis ojos. Nada, solo podía ver ladrillos con manchas extrañas y una oscuridad absorbente. Puse la decisión en las manos de la licántropa, tus sentidos eran mejores que los míos y ella vería, olería o escucharía lo que yo no podría. Después de unos segundos la loba por fin hablo, dando una señal con su mano - Estoy de acuerdo - Respondí mientras asentía lentamente, mire el camino señalado y comencé a caminar, rápido, siguiendo el ritmo de la loba.

El silencio a nuestro alrededor era interrumpido solo por el sonido del agua debajo de nosotras y el de las ratas que merodeaban en la oscuridad. Nuestro caminar se alargo por varios minutos aumentando la tensión cada segundo, nos habíamos librado de nuestros perseguidores por el momento pero si aquella gran cantidad de Nefilims renegados que habíamos visto en el bosque iban a la ciudad entonces, probablemente, nos encontraríamos con el caos en cuanto saliéramos de el laberinto subterráneo de Nueva York.

De mis pensamientos me saco una interrupción en la continua pared de ladrillos: Se abría otro túnel a nuestra derecha pero este era diferente, su forma era rectangular a diferencia del túnel circular en el que nos encontrábamos. Y no solo eso, se podía ver a lo lejos un pequeño resplandor - Deberíamos de ir por aquí - Dije al estar ya frente al nuevo túnel, espere a que la loba estuviera de acuerdo y comencé de nuevo a caminar. Las paredes eran de ladrillos delgados color gris y, a diferencia de las paredes de ladrillo rojo de atrás, aquí no había porquería pegada por todos lados. En realidad solo había polvo y una que otra telaraña y mientras mas nos adentrábamos el olor a alcantarilla comenzaba a disminuir.

A pocos segundos la luz que veíamos ya iluminaba nuestro alrededor, era un pequeño foco que brillaba en el techo. Al fondo del túnel había unas escaleras metálicas que llevaban hacia arriba, el hueco de dichas escaleras también estaba iluminado desde arriba, camine un poco y puse mi pie derecho en el primer escalón, alce la vista para encontrarme con el marco de una puerta abierta al final de dichas escaleras - Bueno, hay vía libre por las escaleras. Puede que sea un pasillo de mantenimientos, si tenemos suerte puede que conecte directamente con el metro subterráneo de la ciudad- Regrese la mirada hacia atrás para centrarme en la loba y baje el pie del escalón - ¿Tu que opinas?




C'est la vie

Cosa bella (Gracias Sugar):

Cosas preciosas hechas por Christopher O´Dare:




Regalitos lindos de Seth:
[/url]
avatar
Mensajes : 143

Post de rol : 105

Temas : 7/5 + Trama Global... I´m On Fire!!


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8095-amelia-silverbowhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8141-enchante-relaciones-de-amelia#70438http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8142-c-est-la-vie#70439
Nefilim cazador/a

Volver arriba Ir abajo

No esperó demasiado para recibir una respuesta positiva, cosa que la llevó a ponerse en marcha enseguida, tomando ella la delantera al ser quién había tomado la decisión. Asumiría cualquier responsabilidad y además se haría cargo de cualquier peligro que surgiera. Por otra parte, llevaba la ventaja al ser quien más desarrollados tenía sus sentidos, pudiendo oír, ver y oler cualquier peligro que estuviera cerca, o incluso no tanto. El camino no era para nada distinto al anterior en el que estaban, pasando un largo rato en silencio, escuchando sus pasos y torturándose pensando que hacer en caso de ser atacadas allí mismo: eran casi indefensas ante la carencia de luz, y lo más importante en una batalla es poder ver al enemigo para poder contraatacar. La loba estaba atenta, siguiendo adelante con total precaución, tratando de mirar en todas direcciones... o lo poco que pudieran ver sus ojos, por mucho que una media transformación le estuviera ayudando en ese instante. Esperaba encontrar una salida pronto, debido a que no podía soportar más aquellos terribles olores, aunque en cierto modo le preocupaba que lograran salir en un lugar poco oportuno y fuesen atrapadas sin así quererlo.

La licántropo divisó a la lejanía una luz, que poco a poco fue tomando intensidad, hasta que ambas mujeres se posaron frente a ella para analizar de qué se trataba. Para su fortuna (o desgracia) se trataba de otro túnel, que poseía un mejor aspecto e iluminación, lo cual le daba puntos extras —Entremos: podría llevarnos hasta una salida— agregó asintiendo, estando totalmente de acuerdo con las palabras ajenas. Al poner un pie allí dentro su mirada viajó de un lado a otro, escudriñando cada rincón con detenimiento, reparando en que aquel sitio era una vía de escape segura. Fue un alivio poder ver más allá de su propia nariz, agradeciendo la presencia de aquel foco en el techo, desviando un momento la mirada hasta su herida, de la que se había olvidado, percatándose de que ésta ya había sanado por completo, cuestionándose porqué había tardado más de lo habitual en regenerarse, ¿acaso esas flechas tenían algo? lo dudaba mucho, pero podía ser una posibilidad. VanMaxwell se volvió hacia su compañera, posando su atención por completo en las escaleras que le mencionó, y regresando luego hasta su compañera, en la que debía confiar a pesar de todo —Vamos por las escaleras— aceptó enseguida, y con pasos firmes se acercó a la nefilim, sin dejar de observarla —No veo otra salida por aquí, así que ésta es nuestra única opción— frunció ligeramente el entrecejo, e instantáneamente fijó la vista al frente, dispuesta a seguir avanzando —Solo espero que no salgamos en el sitio equivocado—.


Aspecto actual Hey:
avatar
Mensajes : 105

Post de rol : 62


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t7989-theres-a-time-and-a-place-to-die-and-this-aint-it-laila-vanmaxwellhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8029-the-lone-wolf-shall-rise-once-more-laila-s-chronology#69636
Hijo/a de
la Luna

Volver arriba Ir abajo

Sigue las migas lobito feroz
Trama global


- Bueno, por lo menos podremos ver lo que hay delante de nosotras - Respondí a las palabras que la loba había soltado cuando vio el túnel iluminado, el ambiente se sentía menos pesado conforme me acercaba a las escaleras y al estar ya en ellas podía escuchar un susurro en la parte mas alta ¿Una tubería tal vez? Eche la vista hacia atrás cuando la loba que me acompañaba volvió a hablar, guarde silencio mientras las palabras salían de su boca y la seguí con la mirada cuando paso a mi lado, directo hacia las escaleras. Eche de nuevo la mirada hacia arriba tratando de encontrar otro ángulo, uno que me dejara ver algo mas de aquel túnel que nos esperaba en lo alto de las escaleras metálicas pero seguía viendo el mismo techo cuarteado con aquella pintura afectada por la humedad.

Comencé a subir por las escaleras de metal detrás de la pelirroja, su andar no hacia ruido y sus movimientos eran fluidos, sin duda una característica dada por la licantropía, por mi parte debía de caminar como me habían enseñado años atrás en Alacante, la forma de pisar y de moverme para hacer el ruido mínimo era un entrenamiento bastante básico para los Nefilims y con el paso del tiempo se volvía algo tan natural en nosotros como la gracia de los lobos. Llegamos hasta la parte superior de las escaleras y pasamos por el marco de la puerta, lo que encontramos del otro lado era otro túnel; Las paredes eran de concreto solido y liso cubierto por una pintura clara descarapelada por aquí y por haya debido a la humedad justo como en el techo, a nuestros lados habían varias tuberías y de una de ellas salía una fuga de vapor cuyo sonido era el mismo susurro que había escuchado minutos atrás.

No había nada extraño, las luces puestas en el techo y separadas por unos cuantos metros iluminaban hasta el polvo y los papeles abandonados en las esquinas del túnel el cual se alargaba bastante hasta terminar en una vuelta escondiendo de nuestra vista lo que había mas haya - Un túnel de mantenimiento... Supongo. Había escuchado que el sistema subterráneo de Nueva York es bastante extenso y que en este hay gran cantidad de alcantarillas, desagües y túneles de mantenimiento, todos conectados en algún punto - Eche un rápido vistazo hacia atrás encontrándome con una pared a unos cuantos metros - Supongo que solo nos queda seguir avanzando...




C'est la vie

Cosa bella (Gracias Sugar):

Cosas preciosas hechas por Christopher O´Dare:




Regalitos lindos de Seth:
[/url]
avatar
Mensajes : 143

Post de rol : 105

Temas : 7/5 + Trama Global... I´m On Fire!!


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8095-amelia-silverbowhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8141-enchante-relaciones-de-amelia#70438http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8142-c-est-la-vie#70439
Nefilim cazador/a

Volver arriba Ir abajo

Con un predecible sigilo, y una determinación bastante usual, la joven de cabellos rojizos subió hábilmente las escaleras, una a una, mirando en varias direcciones y asegurándose de que seguir adelante era seguro, más que nada porque ahora ella fungía como líder, y no podía dejar a su acompañante en peligro pudiendo evitarlo. La loba, una vez llegó al final del camino, abrió bien los ojos para ver con claridad la nueva ruta frente a ella, escudriñando en silencio, agradeciendo que en esa zona la iluminación era abundante. No tanto como desearía, pero si lo suficiente como dejarle ver más allá de sus narices. Se fijó con atención en las paredes, en las tuberías y captó sin demora el aroma a humedad y… algo incluso peor que eso, volviendo a fruncir el entrecejo notoriamente. Amelia dijo algo, pero Laila, distraía completamente, solo logró escuchar casi el final de su oración —Eh, si, esta basura es un laberinto…— escuchó, esta vez con más atención, sacudiendo sus orejas lupinas (recordemos que siguen expuestas), fijándolas en la pelirroja, a pesar de no mirarla directamente —No tenemos otra opción, a menos que quieras quedarte aquí por el resto de tu miserable vida— comentó, sin intención de insultar a la muchacha, dando el primer paso al frente, mismo que se escuchó en todo el túnel —Ugh, andemos con cuidado por aquí…— advirtió, y siguió adelante, fijando su mirada en varios puntos aleatorios mientras avanzaba.

Un túnel de mantenimiento no era el lugar más agradable para pasar la noche, de hecho, esa noche no había sido para nada agradable desde que comenzó, así que simplemente no podía opinar nada positivo al respecto. Con cada paso, el túnel parecía alargarse más y más, y la licántropo empezaba a perder la paciencia, tomando ella la delantera sin saber porque —Tenemos que encontrar una salida o el punto donde todo esto se conecta: quizá esa sea la verdadera vía de escape, aunque tiene que haber varios puntos por donde podamos huir— se volvió hacia la nefilim un momento, aunque sin detenerse, dando zancadas más largadas para poder llegar más rápido al final… si es que había uno, porque en realidad el camino parecía extenderse más —Este lugar es deprimente— creó un gesto de desdén, y se centró nuevamente en su objetivo. Les tomó un par de minutos atravesar aquel infinito túnel, alcanzado el “final”, el cual solamente era una continuación que se ocultaba desde la lejanía, doblando en esa esquina. VanMaxwell pareció más enfadada que antes al percatarse de que debían seguir caminando —Oh, vamos…— dio media vuelta, y solo halló más tuberías con fugas, algo que en parte le alarmaba un poco —Supongo que estamos obligadas a seguir por un solo camino, aunque no se ve una mierda en algunas partes…— y es que una cantidad considerable de los focos que iluminaban el resto del túnel estaba fundidos, lo que reducía su campo de visión a un porcentaje mayor. Exhaló un suspiro, haciéndole un gesto a la joven cazadora para que le siguiera. No es que tuvieran más rutas para elegir, por ende, estaban limitadas a seguir una sola, quisieran o no.


Aspecto actual Hey:
avatar
Mensajes : 105

Post de rol : 62


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t7989-theres-a-time-and-a-place-to-die-and-this-aint-it-laila-vanmaxwellhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8029-the-lone-wolf-shall-rise-once-more-laila-s-chronology#69636
Hijo/a de
la Luna

Volver arriba Ir abajo

Contenido patrocinado
está

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.