07/08 - Estimados habitantes del submundo. ¡Aquí tenéis las noticias con las actualizaciones/nuevas propuetas/ideas del foro! ¡Pasaos cuanto antes a echar un ojo!


10/06 - Estimados habitantes del submundo. Ahora tenéis una forma de llevar el recuento de las habilidades especiales de vuestras armas. ¡Sólo tenéis que pasaros por este tema para tener al día el tiempo que os queda hasta la próxima recarga! ¡Pasáos cuanto antes!


04/06 - Estimados habitantes del submundo. Como habréis comprobado, la raza de los nefilim vuelve a estar abierta para todo el mundo <3 Y aunque aún no ha habido actualización de noticias... ¡no desesperéis! ¡Que antes de lo que podáis pensar estarán en vuestra bandeja de entrada ardiendo con el fuego celestial!


31/03 - Estimados habitantes del submundo. Como habréis comprobado, la raza nefilim tiene las letras en rojo en el censo del tablón. Eso indica que, hasta nuevo aviso, la raza está temporalmente cerrada por sobrepoblación. Sin embargo, antes de llevaros las manos a la cabeza definitivamente, esperad a tener un nuevo aviso por nuestra parte, pues estamos sopesando algunas cositas. ¡Un saludo! <3


07/03 - ¡¡Queridos habitantes del submundo!! ¡Aquí llegan las últimas noticias del foro! ¡Leedlas atentamente y no perdáis ni un solo detalle!


27/02 - ¡¡Queridos habitantes del submundo!! Queremos anunciaros que la limpieza de este mes de febrero se realizará entre los días 02 y 03 de marzo, para que tengáis tiempo de poneros al día. Así mismo, estimaremos que las noticias del mes saldrán esta misma semana, aunque sabemos que ya vamos con imperdonable retraso. ¡Perdón por las molestias y gracias por vuestra atención!


07/01 - ¡¡Queridos habitantes del submundo!! Queremos anunciaros que hemos recuperado el dominio del foro satisfactoriamente, de modo que podéis volver a utilizar la dirección anterior, www.cazadoresdesombras-rpg.com, sin ningún problema. Por otro lado, hoy se han realizado las limpiezas del foro. ¡Sigamos trabajando y pasándolo bien como hasta ahora, y perdón de nuevo por las molestias!


02/01 - ¡¡Feliz año nuevo a todo el mundo!! Con motivo de la llegada del ansiado 2017, hemos decidido daros un pequeño regalito. Si miráis en vuestra reserva de reliquias... ¡veréis que han aumentado considerablemente! Es un premio a todos los usuarios que se registraron antes del 01 del 01 por vuestro apoyo ^^Recordaros, además, que las limpiezas se realizarán al final de esta semana. ¡Apurad los últimos post para no perder vuestro color!


31 # 44
23
NEFILIMS
3
CONSEJO
11
HUMANOS
10
LICÁNTRO.
8
VAMPIROS
9
BRUJOS
4
HADAS
5
DEMONIOS
0
FANTASMAS

Well, well, well... Look who's here. || Sugar Beth.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

No prestaba atención a lo que sucedía a mi alrededor. Era de esos días en que todo me importaba poco tirando a nada, vale, sí, esos días se habían convertido en años y tampoco ayudaba tener que andar vigilando a la cabecita loca de la hija menor de los Rosewood. Es verdad que a veces era un poco acosador... pero yo no tenía la culpa de que ella se pareciera a su difunta abuela, con quien yo había tenido un romance. Caminaba por la avenida enfundado en un elegante traje y mi, ya usual, actitud altiva. ¿Se podía saber por qué las mujeres eran tan masocas? Cuánto más capullo eres, más les gustas. Un estruendo notable y voces gritando me hizo desviar la mirada hacia la derecha. Una pelea de bar. ¿En serio? ¿Era necesario ser tan vulgar?

La zona, que estaba frecuentada por muchos seres del submundo, estaba infestada de vampiros aquel día. ¿Qué pasaba? ¿Sangre gratis? Enarqué una ceja con curiosidad, me estaba planteando la idea de quedarme y averigüar sobre el asunto. ¿Noche del orgullo vampírico? Nah, sonaba a chiste malo. Mi mente seguía maquinando hipótesis, hasta que un cartel captó mi atención, ponía "Noche de chicas, copas gratis". Había que joderse. Los chupasangres estaban esperando a las chicas borrachas como cubas, presas perfectas para drenar. ¡Venga ya! Un poco más de clase, por favor. Negué con la cabeza un par de veces, algo indignado con los de mi propia raza. Decía raza por no decir que éramos sanguijuelas todos, porque sinceramente yo no había elegido mi condición, si Alice me hubiera avisado de que iba a devenir en esto la primera vez que me dio a probar su sangre, la hubiera mandado a pasear de un modo muy cortés. No obstante, teniendo en cuenta que ese pequeño detalle habría cambiado mi vida totalmente, yo era bastante considerado no dando mi reluciente y maldita sangre a las damas de las que me alimentaba. No era mi estilo tener una mascota, requería de atención, la atención de tiempo y yo no tenía de eso, aunque sea irónico. Seguí caminando con algo de pereza, con las manos metidas en los bolsillos del pantalón y maldiciéndome por no haber descubierto que era lo que rondaba a las encantadoras chicas Rosewood. Oh, espera... La mayor era una White. Menudo desastre.

Como por arte de magia o por casualidad (más bien la primera), me encontré con alguien que no esperaba ver pulular por la zona de los restaurantes y bares. Vaya, vaya, vaya... que hadita más adorable había hallado. Si era la amiguita de la última White... Miré a su alrededor, intentando descubrir si venía con alguien. No, estaba sola. Me acerqué a ella tranquilamente, pero salvaguardé la distancia prudencial para no hacerla sentirse incómoda. Pensaba sonsacarle la máxima información posible.
-Buenas noches.- Le saludé sonriendo levemente.- Disculpe mi osadía, pero no he podido resistir la curiosidad. Es usted amiga de la señorita White, ¿verdad? Yo soy un viejo amigo de la familia, me llamo Liam Reed.- Hice una pequeña reverencia.- Sólo me preguntaba si tendría tiempo para charlar. - Alcé las manos en señal de paz. No iba a hacerle nada a la muchacha, nunca fui de esos.-No se preocupe, me mantendré en mi lugar.
avatar
Mensajes : 125

Post de rol : 704

Temas : 4/4

Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8340-una-historia-para-no-dormir-liam-reed?highlight=liamhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8492-lazos-de-sangre-liam-rls#73448http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8493-el-tiempo-es-oro-liam-crono#73451
Hijo/a de
la Noche

Volver arriba Ir abajo

El bullicio de la polis había empujado a la joven hada a abandonar la comodidad de su mullido sofá y aventurarse hacia el centro de la gran manzana. Había sido un día bastante largo para Sugar, demasiado. Dado a que no tenia que  trabajar en East Village  y se había pasado todo el día encerrada en casa, las cuatro paredes terminaron por resultarle demasiado asfixiantes y por ello decidió ataviarse en un sencillo vestido de encaje negro y se ató la melena violácea en una apretada coleta que exponía sus elficas orejas llena de pendientes dorados ante aquellos con la capacidad de ver mas allá. Avanzó un largo rato a pie a través de la urbe, sumiéndose en el mar de transeúntes que corrían a conglomerados hacia sus respectivos destinos. Finalmente la chica se dejo caer allí donde se desembocaba con furor la vida nocturna, refugio de los hijos de la noche y destino para humanos ociosos en busca de un poco de emoción entre la cotidianidad de sus vidas.

No podría catalogársele como una noctambula, mas bien todo lo contrario; Sugar prefería el resplandor amarillo del sol en su cenit que el brillo tenue del astro gris y perezoso, pero tampoco le gustaba sujetarse a costumbres y para variar, decidió que esa noche era ideal para ponerse un tanto espontanea.

Al final dio con un local que tenia cualidades prometedoras: Open bar y buena música. La naturalidad con la que avanzó a través de la taberna la hacia lucir a sus anchas, con la misma soltura de un cliente habitual, aunque resultaba ser que nunca había visitado aquel establecimiento, especialmente concurrido por cierto especie de subterráneos que no era exactamente de sus favoritas. No tenia nada en contra de los vampiros mas bien les eran completamente indiferentes, pero al hada siempre les resultaban desconcertantes. En cierto modo eran como sus antítesis; ella era una criatura colorida, llena de vida y chispa mientras que los hijos de la noche siempre estaban rodeados de aquel aire oscuro, lánguido y frio que profesaba su inmortalidad. Cualquiera con dos dedos de frente hubiese notado que el hada hacia un extraño contraste con la sobriedad del ambiente.

Mientras avanzaba a través del local, evitando rosarse demasiado con clientes excesivamente alterados, reconoció el estribillo de Born to be wild de Steppenwolf. Cuando el muchacho se acercó, el hada tenia la mirada ausente y una leve sonrisa en los labios por lo que no fue consiente de su presencia hasta que comenzó a hablar. Se volvió extrañada solo para comprobar si el muchacho que parecía haber sido sacado de un catalogo de Calvin Klein realmente estaba dirigiéndose a ella. Enarcó una ceja mientras lo escuchaba sin demasiado interés puesto que no le tomó demasiado percatarse de su raza. Sin embargo la mención de cierta agente pareció ser suficiente motivo para que el moreno obtuviese su atención–¿White? ¿Winter White? Si, podría decirse que si. Soy Sugar Beth– repuso el Hada, alzando ligeramente la voz dado al bullicio del local. No le daba demasiada buena espina, pero en efecto la mención de su amiga había despertado su curiosidad. Se cruzó de brazos con una sonrisa contemplativa –Muy bien, no tengo ningún problema si como dice usted es amigo de Winter... ¿Y como es que me reconoció? no recuerdo haberle visto de nada–



♥:
Besties for resties:
My ambivalence:
avatar
Mensajes : 292

Post de rol : 293

Temas : 6/8


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8255-ficha-sugar-beth-gwendolinehttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8345-relationships-and-ships-sugar-beth-gwendolinehttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8344-sweet-memories-sugar-beth-gwendoline#72101
Hijo/a de
Lylic

Volver arriba Ir abajo

El hada me miró con recelo y no la podía culpar, los vampiros no nos caracterizábamos por ser seres confiables, pero las hadas tampoco es que tuvieran buena fama en lo que confianza se refería. Le sonreí de medio lado, esa era la idea, pasar desapercibido.
- Encantado, Sugar Beth.- hice un leve movimiento de cabeza en asentimiento.- Le vi con la señorita Winter hace unos días, y no es que su colorido pelo y sus ojos puedan pasar inadvertidos. -mis hombros se encogieron despreocupados. No tenía intención de incomodar a la pequeña, solo estaba siendo sincero. Aunque en realidad casi todas las hadas tenían algunos rasgos en común, como el cabello de color fantasía o unos grandes ojos sin pupila, la dulce Sugar Beth poseía unos rasgos delicados y un cabello a la par de su belleza.

Antes de que me transformaran en un hijo de la noche, no había sido capaz de ver a los seres del submundo que habitaban a mi alrededor. No obstante, ahora podía ver todo lo que antes había sido invisible para mí. - ¿Le apetecería sentarse?- Pregunté acercándome levemente para que me escuchara por encima del bullicio del local. Le señalé una mesa que estaba relativamente cerca de nosotros, podríamos sentarnos y charlar sobre el asunto, aunque no sabía bien como debía abordar el tema de que las hermanas Rosewood tenían algo detrás de aura oscura e intenciones no muy buenas.

Caminé hasta la mesa y moví una de las sillas para que el hada pudiera sentarse sin problema, haciendo acopio de la caballerosidad que mi madre me había inculcado muchos años atrás, cuando tan solo era una crio. Después de asegurarme que la muchacha estuviera cómoda me acomodé en el sitio que tenía justo enfrente. - Y dígame... ¿Ha notado algo extraño en la señorita Winter? Quiero decir, hace unos días cuando la ví, noté algo oscuro a su alrededor y me gustaría saber si usted también lo ha percibido.- Me apresuré a explicarme, pues sabía que la primera pregunta era bastante escalofriante. Había abordado el tema más rápido de lo que había planeado, pero la muchacha parecía realmente curiosa por lo que pudiese saber de su amiga. No debía ser muy divertido que te dijeran: Hola,  hay algo oscuro que persigue a tu amiga y a su hermana. Adiós. Habría carecido de tacto si hubiera hecho eso, quien sabe...  Sugar podría salir corriendo o tal vez, ayudarme a descubrir que es lo que estaba pasando.
avatar
Mensajes : 125

Post de rol : 704

Temas : 4/4

Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8340-una-historia-para-no-dormir-liam-reed?highlight=liamhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8492-lazos-de-sangre-liam-rls#73448http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8493-el-tiempo-es-oro-liam-crono#73451
Hijo/a de
la Noche

Volver arriba Ir abajo

El hada apretó los labios y entrecerró los ojos de forma casi imperceptible, como si estuviese haciéndole un juicio al vampiro con solo mirarle. Sentía las preguntas  conglomerándose en la punta de su lengua mas aun no estaba segura de cómo debía de abordar la situación ¿El vampiro realmente era digno de confianza o todo formaba parte de una fachada impecablemente elaborada por el elegante individuo que se identifico como Liam Reed? Optó por darle el beneficio de la duda, a fin de cuentas no podía dejarse llevar por sus prejuicios.

Hizo un chasquido con la lengua que se perdió entre el ruido de la estridente música y la platica ajena, el DJ había colocado algo de música indie que Sugar no fue capaz de reconocer y el entorno de la pista pareció cobrar vida –Bueno, tienes un buen punto ahí. Prefiero no ostentar mucho del glamour, es mas practico ir a cara lavada…– Aunque cualquiera pudiese interpretarlo como un acto de rebeldía de la chica, sus palabras eran completamente ciertas. Podía fácilmente lograr una apariencia monótona y mucho menos llamativa que no indujera a las personas a identificarla con tanta facilidad, incluso resultaba mas juicioso que ir por la vida ostentando rasgos tan anormales ante los mundanos. La única razón por la que Sugar se negaba a lucir tonos “naturales” era porque le gustaba verse así, además, era fácilmente justificable con la moda actual por lo que simplemente había decidido no tomarse la molestia. El suave glamour se limitaba a esconder la forma puntiaguda de sus orejas y plasmar iris allí donde supondría debían ir, pero nada mas.

Asintió brevemente cuando Liam propuso que se desplazaran a una mesa y cruzó los brazos con rigidez sobre su pecho mientras se disponía a avanzar tirando de una sonrisa en su rostro. Se sentó rápidamente una vez el hijo de la noche hubo realizado el gesto cortes de desplazarle el asiento. Escuchó cada palabra con cierto escepticismo y no fue hasta que Liam hubo realizado la interrogante que Sugar pareció mostrar un indicio de abandonar aquella postura reacia, sus ojos se abrieron ligeramente y el ceño fruncido se relajó; tal parecía que no había sido la única en percibir  el extraño aura que circulaba cerca de Winter. No había sabido darle nombre, era mas como un vago presentimiento de que algo no andaba bien, estaba segura de haber percibido algo oscuro en su visita a la residencia de la agente y ahora el vampiro se lo confirmaba; no eran ideas suyas, algo no andaba bien –A decir verdad no fui capaz de darme cuenta inmediatamente pero si noté algo extraño la ultima vez que le vi, era una sensación bastante tenue, como el residuo de una presencia maligna…– balanceó ligeramente la cabeza, mirando directamente al vampiro. Tenia sospechas de que podría tratarse pero primero quería tantear el terreno, ver si realmente las intenciones de Reed eran tan genuinas como aparentaba –...Pero no tengo idea de que se trate ¿Acaso sabe algo al respecto?–



♥:
Besties for resties:
My ambivalence:
avatar
Mensajes : 292

Post de rol : 293

Temas : 6/8


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8255-ficha-sugar-beth-gwendolinehttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8345-relationships-and-ships-sugar-beth-gwendolinehttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8344-sweet-memories-sugar-beth-gwendoline#72101
Hijo/a de
Lylic

Volver arriba Ir abajo

Miré de reojo la pista de baile, que se había llenado notablemente de gente danzando, bueno, y de otros que más bien parecían sufrir ataques epilépticos. Volví a centrarme en mi bonita acompañante, sin el glamour, podía admirar sus ojos violetas sin pupila o su pelo morado con reflejos rosáceos. Pero lo que me tenía más intrigado era si la hermana mayor de Cathy sabía que el ser que ella consideraba su amiga era en realidad un hada. Un hada. ¡Venga ya! Era una raza jodidamente poderosa, muchísimo más que un vampiro o un licántropo.

Sonreí de lado ante la confesión de la adorable Sugar. Claro que lo había notado, cualquiera perteneciente al submundo lo hubiera hecho. Lo que llevaba su rubia amiga encima era grande, y era algo bastante obvio teniendo en cuenta la presencia demoníaca que la rodeaba el último día que la había visto. Me encogí de hombros ante la pregunta de la joven. - Pues sí que lo noté, era bastante evidente. ¿Acaso no sabía que su amiguita solía verse con un demonio?- No tenía intención alguna de sembrar discordia entre ambas, no obstante, me parecía muy divertida la situación. Me podía imaginar con todo lujo de detalle la cara que pondría Sugar al escuchar que su dulce Winter Juliet había tenido como amigo a un habitante del infierno. No le pegaba la verdad, aún así, ¿qué pensaría mi acompañante de algo así?

Tener a un demonio tres meses a su lado había provocado que la esencia de la inspectora se hubiera contaminado de una manera casi brutal, y para que se fuera tal pestilencia de su piel haría falta un buen baño en agua bendita. Eso sí, no quería estar yo por los alrededores, fuera a ser que me cayera a mí de ese asqueroso liquido encima. ¡Já! ¡Qué el omnipotente nos pillara confesados! Ah, ese maldito bastardo que juega a su antojo con nuestras vidas como si fuéramos solo meros títeres.- Pero el punto, señorita Gwendoline, es que su encantadora amiga ahora tiene otra cosa rondando y esta vez no tengo ni la más remota idea de lo que podría ser. Es por eso que necesitaría su ayuda. ¿Quiere algo de beber?- Le pregunté suavemente, lo que le acababa de decir era fuerte, a lo mejor con algo de beber lo podría digerir mejor.
avatar
Mensajes : 125

Post de rol : 704

Temas : 4/4

Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8340-una-historia-para-no-dormir-liam-reed?highlight=liamhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8492-lazos-de-sangre-liam-rls#73448http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8493-el-tiempo-es-oro-liam-crono#73451
Hijo/a de
la Noche

Volver arriba Ir abajo

No era un secreto para nadie que podía considerarse conocido al Hada, que la misma tenia una tendencia irracional a tomarse todo cuanto podía como si de un burdo chiste se tratase, su misma vida citaba de ser una satira sin mucho sentido. Cuando entrecerró los ojos sin dejar de mirar al vampiro en ningún momento, los orbes violáceos a penas dejaban ver mas que las desconcertantes iris de la muchacha, parecía buscar atravesar al hombre con la mirada ¿Era esa su intención? Posiblemente. Lo que si resultaba una gran cuestion era el hecho del porque había comenzado a reír tan descaradamente.

Su pecho se agitó con cada carcajada, breves pero efusivas. El Hada alzó una mano como buscando silenciar al vampiro pero sin desdibujar la sonrisa que ahora se dibujaba en su rostro con cierta sorna. La situación parecía haberse tornado lo suficientemente descabellada como para que no pudiese procurar el aire enigmático que hasta ahora se esforzaba por mantener –Para, para…–  repuso ella, mientras intentaba hacer que el aire volviese a circular por sus pulmones. Las luces parpadeantes del local le daban un brillo antinatural a su cabello, contribuyendo con el aspecto estrafalario que se veía completamente desencajado con el aire gótico del local. La miraba que le dirigió al vampiro estaba cargada de escepticismo, como un niño al que tratan de convencer de que una visita al dentista puede ser divertida –¿Winter viéndose con un…? ¡Venga ya, por favor! Estamos hablando de Winter Juliet– pronunció el nombre de la rubia de una forma bastante contundente, como si con ello dejase bastante claro que las teorías del moreno no tenían pies ni cabeza –Es la ultima persona en el mundo que veo relacionándose con un demonio por voluntad propia. No puede ser, te has de haber equivocado…–


Para cuando el vampiro pronunció las palabras finales, la sonrisa que perlaba el rostro del hada vió su final gradualmente, desdibujándose hasta desaparecer completamente. Repentinamente ya no le estaba pareciendo tan gracioso todo aquello, sus dedos que lucían un esmalte cereza chillón tamborilearon varias veces sobre la mesa –Y… ¿Exactamente donde entro yo en todo esto? Lamento decirte que no tengo en mis manos ningún detector para criaturas malignas acosadoras– Se limitó a asentir ante la propuesta de un trago, repentinamente sintió que no le vendría nada mal un poco de alcohol para digerir el asunto. No le gustaba inmiscuirse en líos como los de aquella índole, pero tratándose de la agente la situación había acaparado la atención del hada –Dime entonces ¿Qué es lo que tienes pensado mi querido Liam?–



♥:
Besties for resties:
My ambivalence:
avatar
Mensajes : 292

Post de rol : 293

Temas : 6/8


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8255-ficha-sugar-beth-gwendolinehttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8345-relationships-and-ships-sugar-beth-gwendolinehttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8344-sweet-memories-sugar-beth-gwendoline#72101
Hijo/a de
Lylic

Volver arriba Ir abajo

Esperé a su reacción. Mientras ella reía a carcajadas yo mantenía mi sonrisa más arrogante y mi ceja arqueada. Y no me malinterpretéis, de verdad e divertía la situación. De gran manera. Pero no me permití reír porque me parecía un tanto descortés encontrarle gracia a la ignorancia de alguien, y más si se trataba de una dama. Pero igualmente, los extremos se mi sonrisa no flaquearon. Yo pensaba que ella realmente  creía que saber más que yo. ¡Tsk! Podía ser un hada y ser poderosa como raza, pero yo era antiguo y ya sabes... sabe más el demonio por viejo que por malo.

Observé con cierta diversión como de repente ya no le parecía tan gracioso el asunto, como casi por arte de magia su sonrisa altanera se congeló para ir desvaneciéndose hasta dejar un destello de temor en sus preciosas orbes moradas.  Su pobre amiga... una "mundanita" desvalida que cualquier ser del submundo podría merendarse. Normal que estuviera preocupara, yo también lo estaría si fuera cercana a la agente White. pero sinceramente, ella me era indiferente, pero su infructuosa relación con el bichejo del maldito infierno había desatado algo que había hecho enloquecer a Catherine por unas horas.  No, no quería que se volviera a repetir. Si hubiera hecho falta, habría avisado a un grupito de nefilims para que se pasaran por la casa de la señorita White, ya que no iba a dejar sola a Catherine. Pero el demonio se había evaporado y lejos de aliviarme, me había preocupado aún más. ¿Por qué había desaparecido de la noche a la mañana? Nada bueno se avecinaba.

Hice un gesto con la mano y el camarero se acercó a paso ligero. Miré cordialmente a mi preciosa acompañante, haciéndole un gesto con la mano, dándole a entender que tenía la prioridad, podía pedir lo que se le antojase. Esperé a que la joven pidiese su bebida para hacerle un gesto negativo al muchacho. No iba a tentar la suerte. Hacía unos días había comprobado que podía beberme una copa sin que me sentara mal pero no iba a volver a arriesgarme. Cuando el camarero se marchó para preparar la orden de la señorita Sugar, yo me eché hacia atrás, apoyando la espalda cómodamente en el respaldo de la silla. - Mi querida señorita Sugar Beth, me ofende. -Fingí indignación exagerada.- Su amiguita se ha relacionado con un demonio durante meses, creo que eran amigos. Como si un indeseable monstruo del averno pudiese sentir algo bueno por alguien...- Comenté con ironía. - Lo que quiero de usted es que se quede con ella, el tipo ha desaparecido y no quiero que vuelva. Aparte del otro asunto turbio que tengo pendiente. Necesito cubrir flancos, saber que esa humana tiene alguien que la protege. Las hadas tenéis la reputación de ser poderosas. - Siendo totalmente realista conmigo mismo, ella era solo una cría, pero una cría con previos conocimientos del submundo y muy buena intuición, captaría cualquier presencia en la casa.
avatar
Mensajes : 125

Post de rol : 704

Temas : 4/4

Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8340-una-historia-para-no-dormir-liam-reed?highlight=liamhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8492-lazos-de-sangre-liam-rls#73448http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8493-el-tiempo-es-oro-liam-crono#73451
Hijo/a de
la Noche

Volver arriba Ir abajo

Sus dedos repiquetearon con mas fuerza sobre la superficie de la mesa mientras miraba al vampiro, ahora con una sonrisa osada dibujandose en sus labios. El breve momento de absoluto desconcierto en el que se había imaginado a Winter rodeada de demonios menores, con sus garras afiladas destilando veneno y aquel apestoso olor a icor que les caracterizaba habia menguado. Winter era alegre y jovial, extremadamente gentil y peligrosamente inocente. Sugar lo sabia, le había abierto las puertas de su casa y ella podia haberse aprovechado de ingenuidad.

Pero Winter era su amiga, posiblemente su unica y verdadera amiga luego de que se marchara de su hogar. Sumado a eso ella era un hada, no un demonio lujurioso con viles intenciones de arrebatarle su vitalidad a alegres rubias que poblaban Nueva York.

Sacudió ligeramente la cabeza, un gesto casi imperceptible para librarse de sus propias ideas tormentosas. Era sin duda una jugarreta de su propia imaginación, volvió mirar al hijo de la noche con el escepticismo aun vislumbrandose en sus irises violetas, sus intenciones parecían pulcras pero había algo que no terminaba por comprender y mucho de ello tenia que ver con el hecho de que se encontrase tan interesado por el bienestar de una mundana tratandose de un vampiro. ¿Que otro interes podia tener el en una criatura como Winter si no era cortejarla a la hora del almuerzo? Enarcó una ceja, dubitativa, tal vez estaba dejandose llevar demasiado por sus propios prejuicios, pero sin duda alguna aquella era una situación sin presedentes.

El camarero se acercó diligente hasta su mesa y Sugar Beth se decidió por un mojito sin muchas ganas, aunque las ultimas novedades traídas por el hombre acontecían algo mas fuerte, como un tequila doble. Pero tampoco estaba tan chiflada para perder la modestia con un completo desconocido con tendencias alimentarse de sangre, podria ser atractivo y todo un caballero, pero Sugar Beth sabia muy bien que las apariencias eran lo ultimo de lo que uno debia fiarse –¿Y tu no vas a tomar nada?— comentó cuando el camarero termino de tomar nota y se marchó, aquello era una pregunta capciosa. Aunque sabia de buena fuente que a los Vampiros les fascinaba el vino –Vamos a ver... ¿Entonces tu idea es que vigile a Winter para saber que cosa esta detras de ella? Me parece buena idea, si, pero no creo que sea suficiente con ello. En el peor de los casos que se trate de algun demonio e intente atacarle, yo solo estaré en medio cual aperitivo antes de que logre servirse el plato principal – comentó con cierta sorna en su tono de voz –No se si te abras fijado, pero no cumplo con el estereotipo de caballero de reluciente armadura. Soy mas bien de romper tazas y correr antes de que todo se vaya al caño–



♥:
Besties for resties:
My ambivalence:
avatar
Mensajes : 292

Post de rol : 293

Temas : 6/8


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8255-ficha-sugar-beth-gwendolinehttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8345-relationships-and-ships-sugar-beth-gwendolinehttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8344-sweet-memories-sugar-beth-gwendoline#72101
Hijo/a de
Lylic

Volver arriba Ir abajo

Negué con la cabeza repetidas veces.- No. Por si no lo sabías los vampiros bebemos sangre.- Comenté en tono jocoso. Estaba bromeando, aunque no sabía si mi acompañante lo captaría. Yo sabía que los vampiros más experimentados y con mayor edad sí podían beber y comer, pero a los más jóvenes no les sentaba bien. Y sí, había bebido alcohol hacia muy poco, cuando salí con Catherine, pero sencillamente no me quería tentar a la suerte. Hacía mucho tiempo, cuando solo llevaba treinta años convertido se me ocurrió la brillante idea de tomar una cerveza. Vomité durante todo el día. Al final de la noche el estomago me dolía y tenía la garganta reseca. Lo pasé fatal. No gracias.

Reí ante su ocurrencia. Debía admitir que la chica poseía ingenio, algo admirable. La miré fijamente con una sonrisa ladina.- Mi muy querida señorita Sugar Beth, no va a enfrentarse a nada. Ese trabajo le corresponde a los caballeros. Usted solo va a ser mis oídos y mis ojos, si ve algo que está fuera de lugar me avisará inmediatamente y yo haré el trabajo sucio.- Aclaré con voz lenta y grave. Le estaba diciendo la verdad, en el momento en que todo se pusiera difícil yo intervendría. Yo tampoco tenía nada que hacer frente a un demonio, pero por lo menos le daría más tiempo al hada de mover esas halas de mariposa y huir con la rubia. Podía ser que mi última afirmación sonara algo machista, y claramente lo era. Yo había sido educado en una época donde los hombres se hacían cargo de las situaciones difíciles, y para mí era inconcebible que una dama se viera en la necesidad de luchar. Que había mujeres que peleaban bastante bien, empezando por la inspectora a la cual tratábamos como si estuviera hecha de porcelana.  Por lo que había escuchado, había rociado con agua bendita al demonio que había tenido por mascota, aparte de asestarle un buen golpe con la culata de una pistola. Muy inofensiva no era.

Apoyé mi codo el la mesa y mi barbilla en la mano, adquiriendo un aire pensativo. -Pero también puede negarse. No hace falta que me ayude... ahora que sería terrible que a su amiga la destripase algún demonio sin corazón... ¿Se imagina lo que podría hacer un ser tan vil con una joven tan inocente y buena como la señorita Winter Juliet? -Fingí una mueca de desagrado, como si hubiera recreado la dantesca imagen en mi cabeza y me hubiera revuelto el estómago. Para empezar, sabía que el hada no dejaría a su amiga al descubierto pero por si acaso, solo por si no estaba del todo segura, había decidido exagerar la situación un poco. El camarero llegó, colocando delante de mi acompañante su mojito. Yo le tendí un billete al muchacho, poniendo una mueca que se podría catalogar como asqueada. ¿Por qué demonios era eso tan verde? Le murmuré que no hacía falta que trajera el cambio para que se marchara rápido, y él se fue sonriendo de oreja a oreja.- A propósito... ¿Sabe su amiga que usted es un hada?- Pregunté rascándome la barbilla y mirando hacia otro lado. No obstante, noté sus ojos fijos en mí. Había activado la bomba y era cuestión de segundos que ésta explotase.



BUT FAKE HAPPINESS IS STILL THE WORST SADNESS.:


Gracias Señorita TinkerBell.
avatar
Mensajes : 125

Post de rol : 704

Temas : 4/4

Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8340-una-historia-para-no-dormir-liam-reed?highlight=liamhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8492-lazos-de-sangre-liam-rls#73448http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8493-el-tiempo-es-oro-liam-crono#73451
Hijo/a de
la Noche

Volver arriba Ir abajo

–¡Por supuesto! Casi olvido la exclusividad de esa dieta suya…– repuso ella ante su respuesta, le gustó que se hubiese tomado aquel comentario en broma. No siempre tenia el placer de encontrarse con un individuo cuyo sentido del humor hacia presencia  mas de lo necesario. Se había topado con muchos hijos de la noche cuyo sentido del humor brillaba por su ausencia pero Liam Reed no parecía la clase de sujeto que se lanzaba a tu yugular por un inocente juego de palabras. Aquello facilitaría mucho las cosas, porque Sugar nunca se guardaba las nada por mas peliagudos que resultaran sus comentarios –Mi muy querido señor Liam Reed, por mucho que me guste la parte en la que sea usted el que se ensucie las manos con sangre de demonio y no esta servidora…– comentó procurando mantener un volumen de voz prudente. Era un establecimiento a reventar de personas y la música era estruendosa, pero las paredes escuchaban la mayoría del tiempo cuando los secretos involucraban al mundo de las sombras –…creo que hay un ligero fallo en su plan– no es que ella desconfiara del vampiro – Que si lo hacia, parcialmente– pero sabia que los demonios actuaban rápido y la mayoría de las veces, cuando los hijos de Raziel no rondaban por allí, solían ser realmente efectivos; por muy rápido que corriese un vampiro y muy ágil que resultaba ser, necesitaba un comodín que le asegurase que todo saldría bien en caso de que las cosas se le salieran de las manos; no iba a ponerse a husmear buscando a un demonio sabrá dios salido de donde sin nada que le asegurase. Era tan ridículo como meterse en medio de un tiroteo sin  camisa de fuerza.

A pesar de las palabras del Vampiro, ella sonrió como si se tratase de un burdo chiste. Sabia muy bien leer entre líneas y supo que Liam quería despertar su preocupación, el instinto del hada por salvaguardar a su amiga. El Camarero dejó el mojito frente al hada y ella se hizo rápidamente con la bebida, agitando el sorbete y meneando las hojas de menta que se mezclaban con el hielo y el licor. Le dio un breve sorbó y se mordió el labio, dubitativa; aquello no estaba en absoluto relacionado con si estaba planteándose ayudarle al vampiro o no, ya había decidido que lo haría aunque no denotara la preocupación que sentia. Mas bien era el como encajaría las piezas de aquel extraño rompecabezas sin exponerse demasiado a las consecuencias lo que le hacia dudar. No podía permitirse que los cazadores de sombras intervinieran en ello, entrando como una redada de SAWTS con sus cuchillos serafines en alto a la residencia White para hacerse con lo que sea que estuviese rondando a la agente.

Su miranda, ahora posada sobre la bebida cuyo cristal polarizaba con las luces del local se deslizó hasta su propia mano, allí donde un aro dorado descansaba sobre su dedo angular. Fino, sencillo y casi imperceptible, de una delicadeza tan frágil que parecía capaz de romperse en cualquier momento, aunque la magia que poseía impedía algo como eso –Por supuesto…– murmuró para ella misma, y sonrió mientras jugueteaba con el anillo en su dedo –Creo, mi querido Sherlock Holmes, que si vamos a embargarnos en una misión de espionaje entonces debemos hacerlo correctamente– comento con una sonrisa en el rostro. Se levantó de la silla con extrema solutra, acomodándose la falda del vestido –Pero vas a tener que acompañarme a un lugar. Tranquilo, que no pienso morderte ni nada parecido–



♥:
Besties for resties:
My ambivalence:
avatar
Mensajes : 292

Post de rol : 293

Temas : 6/8


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8255-ficha-sugar-beth-gwendolinehttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8345-relationships-and-ships-sugar-beth-gwendolinehttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8344-sweet-memories-sugar-beth-gwendoline#72101
Hijo/a de
Lylic

Volver arriba Ir abajo

- No hay fallo alguno en mi plan, querida señorita Sugar Beth.- Repliqué divertido. Era normal que el hada se preocupara por su propia seguridad, era un acto tan natural como podía serlo respirar o comer. Pero claro, yo sabía cosas que ella no y francamente, no tenía ni la más mínima intención de contarle más de la cuenta. Por el momento solo sabía que el hada era amiga de la hermana mayor de Cath y que parecía preocuparse por ella, aunque fingiese demasiado bien la indiferencia. Obviamente, no le iba contar sobre lo poco que sabía del revuelo que había gracias a la reaparición de Valentine. ¿Por qué ese maldito desgraciado no se moría de una bendita vez? Seguramente el demonio que había rondado a la Inspectora White por meses había huido con sus congéneres para ayudar en su lucha de implantar el caos mundial.

-No le va a pasar nada, créame.- La observé llevarse la bebida a los labios, en cierto modo me daba envidia ver a los otros seres beber y comer sin temer vomitar hasta el alma algunas horas después. Me quedé impasible, esperando apoyado en el respaldo de la silla a que la muchacha de pelo lila decidiese que opción tomar, si la de seguir fingiendo que todo le importaba un comino o aceptar ayudarme.  Los ojos violetas se posaron en su propia mano, donde jugueteaba con un anillo muy fino, seguramente cargado con magia. La música estridente que teníamos de fondo era un poco irritante y estaba llegando al punto de molestarme, aún así, no me perdía ni uno de los gestos y microexpresiones que hacía mi acompañante.

Sonreí complacido al escucharla. Me encantaba salir ganando de las situaciones, que claro, no se podía decir como que yo estuviera ganando completamente. Para colmo, la señorita Sugar Beth se levantó misteriosa y yo tracé mi mejor sonrisa traviesa. Me encantaban los juegos, ¿para que negarlo? - Usted no muerde, pero también puede ser muy peligrosa.- Afirmé siguiéndola y observando como se ajustaba el vestido en sus bonitas piernas. ¿A dónde me llevaba?



BUT FAKE HAPPINESS IS STILL THE WORST SADNESS.:


Gracias Señorita TinkerBell.
avatar
Mensajes : 125

Post de rol : 704

Temas : 4/4

Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8340-una-historia-para-no-dormir-liam-reed?highlight=liamhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8492-lazos-de-sangre-liam-rls#73448http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8493-el-tiempo-es-oro-liam-crono#73451
Hijo/a de
la Noche

Volver arriba Ir abajo

No pudo evitar sonreír con genuina emoción mientras se llevaba las manos a las caderas tras escuchar la afirmación del hijo de la noche. Que a pesar de mostrarse un tanto confuso, no disminuyó la medida del humor con el que se estaba tomando toda aquella situación. Eso le agradaba al hada, porque si algo había en el mundo mas desagradable para ella era una persona estirada sin sentido del humor o peor; un vampiro estirado sin sentido del humor –¡Ah, que bueno que lo sepas encanto!– Comentó con tono jocoso mientras apuraba un ultimo sorbo de la bebida que le había dejado un tenue sabor a menta y limón en el paladar para acto seguido abandonarla sobre el extremo de la mesa que había estado ocupando.

No era un secreto para nadie que Sugar siempre se mostraba huidiza de los lios, involucrarse en asuntos del submundo a menos que no fuese estrictamente necesario no era cosa de su modus vivendi. Había aprendido a vivir de esa manera desde hace mucho tiempo y resultaba bastante conveniente para contenerse así misma; no podía negarlo por mucho que quisiese, la sangre Faerie caótica y resonante siempre la empujaba a las situaciones mas oscuras y enrevesadas y aunque en cierto punto se permitía ceder a la emocionante sensación que apremiaban sus mas primigenios instintos, procuraba siempre ser cerebral y pensarse las cosas dos veces antes de actuar.

Era muy posible que si la agente White no estuviese involucrada directamente en todo aquel asunto no le hubiese dado cabida a explicaciones al vampiro. Por muy simpatico y encantador que resultase el buenmozo ella tenia suficientes dedos de frente para saber que las criaturas del averno eran cosa de los hijos de Raziel, muy a pesar del juicio negativo que tenia de la gran mayoría de los individuos que componían las filas de los cazadores de sombras sabia que llevaban mejor ese tipo de cosas. Pero por alguna razón el vampiro había recurrido a ella y no a los nefilims y aquello le había dado muchos puntos a su favor; el imaginarse la residencia White atestada de nefilims y convertida en area de observación le daba muchisimo repelus, así que ya había decidido que se ensuciaría las manos, al menos solo aquella vez...

Se embargó en la tarea de esquivar a la gente que atestaba el local, volviéndose de vez en cuando para asegurarse de que Liam le estuviese siguiendo aunque era algo que hacia mas por acto reflejo; Era un vampiro después de todo ¿Que le iba a costar seguirle el rastro a un hada en medio de un local repleto de mundanos y otras criaturas de la noche?. Esbozó una sonrisa complaciente cuando salieron del establecimiento, recibidos por la fría ventisca  nocturna que reinaba en las noches de la agitada polis y se adentró apurando el paso en un callejón desolado en la misma esquina del local. Enarcó una ceja mirando al vampiro, que seguramente se estaba preguntando que se traía entre manos –Espero que no seas de los que se les revuelve el estomago con los portales– comentó con cierto deje de sarcasmo mientras movía ligeramente la manos. un halo luminiscente que sobrepasaba por mucho la altura de la fae surgío en medio del callejón, mismo que procuro fuese invisible ante las criaturas sin la visión –¿O acaso prefieres tomar el metro?– cuestiono nuevamente mientras avanzaba en dirección al portal, esperando que el vampiro le siguiese



♥:
Besties for resties:
My ambivalence:
avatar
Mensajes : 292

Post de rol : 293

Temas : 6/8


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8255-ficha-sugar-beth-gwendolinehttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8345-relationships-and-ships-sugar-beth-gwendolinehttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8344-sweet-memories-sugar-beth-gwendoline#72101
Hijo/a de
Lylic

Volver arriba Ir abajo

Sonreí ladino mientras acortaba las distancias. No temía perderla de vista durante los escasos minutos que podíamos tardar en salir del local, la podría rastrear rápidamente, era el tema de los demonios. Últimamente parecían estar en todas partes y no me generaba confianza la situación. Nos colamos por la muchedumbre, algunos bailaban, otros bebían... pero me sorprendió lo felices que eran los humanos. Tan ajenos a los desafortunados incidentes que estaba sufriendo la gran ciudad que nunca duerme... Todos los seres estábamos expectantes, asustados de la que nos podía caer encima, sin embargo ellos, a pesar de que eran el eslabón más débil y que deberían ser los primeros en ser avisados para que actuaran con precaución, permanecían ignorantes, sumidos en la rutina de sus vidas.

Arrugué la nariz cuando percibí el olor a sudor mezclado con alcohol. Tenía muchas ventajas tener el olfato de un vampiro, pero en ese preciso momento no era más que una molestia. Seguía el rastro del fresco perfume que dejaba el hada tras de sí, ella de vez en cuando se iba girando. No supe si era porque no se fiaba de mí, o porque realmente quería continuar la conversación. En cualquiera de los dos casos, hubiera estado en su pleno derecho. Porque... ¿qué clase de loco aborda a una extraña para hablarle de su humana amiga? Pues yo, que realmente nunca he sabido cuando no debo entrometerme en los asuntos ajenos.

Salimos del pub y yo inhalé profundo, intentando quitarme ese desagradable olor que se había quedado patente en mi nariz. El aire helado de Nueva York nos dio la bienvenida, yo no tenía problema alguno. Hacía demasiados años que no tenía frío. La señorita Sugar siguió caminando hasta un callejón que tenía una pinta horrible, pero yo no era humano y no me daba miedo algo tan inverosímil como un ladrón o un chucho. Observé como la muchacha movía las manos y una luz gigante se formó de la nada. ¡Genial un portal! Y sí, era ironía porque yo no era muy amigo de los agujeros negros que te podían llevar hasta China si el hada de turno decidía gastarte la broma. Y lo peor, es que las congéneres de la preciosa Sugar Beth eran muy dadas a ese tipo de bromas, cuanto más pesada era, mejor se lo pasaban. -¿A dónde vamos?- Rompí la magia del momento, respondiéndole su pregunta con otra pregunta.- Yo no voy en metro, señorita Sugar Beth.- Contesté siguiéndola a través del portal.



BUT FAKE HAPPINESS IS STILL THE WORST SADNESS.:


Gracias Señorita TinkerBell.
avatar
Mensajes : 125

Post de rol : 704

Temas : 4/4

Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8340-una-historia-para-no-dormir-liam-reed?highlight=liamhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8492-lazos-de-sangre-liam-rls#73448http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8493-el-tiempo-es-oro-liam-crono#73451
Hijo/a de
la Noche

Volver arriba Ir abajo

–Liam...– Sugar Beth se llevó una mano al pecho, fingiendo una expresión de aflicción inconmensurable –...me hieres con tu desconfianza– Respondió rapidamente, mientras se daba la vuelta en la brevedad de tiempo que le otorgó la vacilación del Vampiró para tomar su mano y tirar de el en dirección al resplandeciente halo de luz, aunque claramente no hubiese logrado moverle ni centímetro hacia el circulo que transgredía con su resplandor la oscuridad del callejón si este se hubiese resistido –No te voy a llevar hasta el amazonas si eso es lo que estas pensando, te doy mi palabra–

La noche era húmeda y fría en la cosmopolis, haciendole sentir como la piel se le ponía de gallina ante el roce del viento. Sugar esbozó una leve sonrisa –Bueno, de todos modos no le imagino utilizando el transporte publico, señor Reed– fue lo ultimo que dijo, antes de que atravesaran el portal. En menos de un segundo el ruido de la urbe y los pasos de los transeúntes, el olor a humo y civilización, el frío de la noche y el barullo de la brisa fueron drásticamente sustituidos por un silencio absoluto y un tenue aroma a incienso. La habitación estaba a penas iluminada por una pequeña lampara de mesa y aun quedaba una que otra caja de la reciente mudanza desperdigada por el cuarto, el edredón anaranjado hacia contraste con las paredes saturadas de posters. Siempre que utilizaba la magia de aquella forma, solía pasarle factura de forma inmediata, sin embargó la aparición había implicado un destino que conocía demasiado bien como para costarle tanto, por el mismo el traslado hubo sido inmediato y no había implicado inconveniente alguno, como aquella ves que había aparecido accidentalmente en el puente de Brooklyn mientras utilizaba sus habilidades no encontrandose en sus cinco sentidos.

Sugar dió un paso hacia delante y se volvió hacia el vampiro, esbozando una sonrisa pizpireta –Bienvenido a mi habitación. Ponte cómodo, aunque no demasiado... no vaya a ser cosa de que llegue Winter– Soltó repentinamente, esperando que el vampiro reaccionara ante tan polémica afirmación mientras ella se ponía en cuclillas frente a su cama y sacaba de debajo de la misma un baúl antiguo, el mismo se encontraba amparado bajo magia de sangre, de modo que solo ella pudiese abrirlo. Hubo sido cosa de un impulso habérselo llevado pero estaba segura de que en algún momento lo necesitaría, el antiquísimo baúl se abrió ante el solo contactó y el hada extrajo un pequeño bolso de seda el cual contenía un aro plateado idéntico al suyo –No estoy segura de cuan efectivos sean, pero se supone que podremos contactarnos en cualquier momento a traves de esto– repuso rápidamente y al instante le lanzó la pequeña bolsa al vampiro, esperando que este la atrapase en el acto –Es una reliquia familiar, así que ten cuidado de perderlo– comentó con cierta burla tiñendo sus palabras. Con reliquia familiar se refería a que se lo había robado a sus padres el dia en que se había marchado de la corte y considerando la situación, le había parecido el momento apropiado para usarlo.



♥:
Besties for resties:
My ambivalence:
avatar
Mensajes : 292

Post de rol : 293

Temas : 6/8


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8255-ficha-sugar-beth-gwendolinehttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8345-relationships-and-ships-sugar-beth-gwendolinehttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8344-sweet-memories-sugar-beth-gwendoline#72101
Hijo/a de
Lylic

Volver arriba Ir abajo

Arqueé la ceja esbozando una sonrisa divertida ante el arrebato de dramatismo que había interpretado el hada. - Pues me siento mucho más tranquilo ahora que sé que no me devorará un caimán.- Apunté con sarcasmo mientras notaba como ella tomaba mi mano y me animaba a entrar en el halo de luz. Y siendo muy franco, si me llevaban al Amazonas no sabría como demonios volver a Nueva York, o sea, que sí que al final llegaría a la ciudad, pero después de varios meses andando y acordándome de aquel día que se me ocurrió fiarme de un hada que me llevó a la selva. Caminé a través del portal, cambiando la espantosa vista del callejón de mala muerte por la de un dormitorio con olor a incienso y perfume floral. Las paredes estaban llenas de posters de grupos musicales que tenían más años de los que podía tener la muchacha de pelo violeta. Un edredón anaranjado descansaba en la cama de cualquier manera, como si el hada hubiera puesto poco interés en la faena. La luz, tenue pero que alumbraba lo suficiente como para ver todo con cierta claridad.

De fondo pude captar una ligera esencia a vainilla, la típica que desprendía cierta inspectora rubia.- Vaya, vaya... así que ahora vive con la inspectora White. ¿Eh?- Pregunté observando discretamente toda la decoración de la habitación. Sugar llamó mi atención, desviándola del panorama para enfocarla en ella. ¿Un anillo? La joven tiró la joya al aire y yo la tomé inmediatamente con una sola mano. Volví a enarcar una caja con una sonrisa ladina.- ¿No cree que es demasiado pronto como para que me pida matrimonio?- Bromeé mirando con detenimiento la pieza de incalculable valor. Ya había oído hablar de los anillos de las hadas, servían para comunicarse telepáticamente. - Descuide, iré con cuidado.- Murmuré.- No quiero ganarme la ira de ninguna fae. Al contrario de los otros seres, yo creo que un hada puede ser casi igual de peligroso que un demonio. Así que no, gracias. Prefiero llevarme bien con usted.- Le guiñé el ojo de manera traviesa.

Realmente me asombraba la mala percepción que tenían de las hadas en el submundo. Porque las tomaban por seres inofensivos que solo sabían gastar bromas a los humanos. Menuda ignorancia. - Y... ¿Cómo es vivir con una humana?- Inquirí sentándome en la cama con total confianza. - Por lo que tengo entendido la señorita White es muy dada a elaborar dulces.- Mi mirada de posó en unas pequeñas bombillas blancas que decoraban el cabecero de la cama, si hubieran estado encendidas habrían dado un toque mágico al dormitorio. - ¿Ha notado alguna presencia demoníaca desde que está viviendo aquí?- Le pregunté llevando mi diestra a mi mentón con aire desinteresado, cuando obviamente quería saber si aún quedaba algún rastro de aquel demonio en la casa.



BUT FAKE HAPPINESS IS STILL THE WORST SADNESS.:


Gracias Señorita TinkerBell.
avatar
Mensajes : 125

Post de rol : 704

Temas : 4/4

Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8340-una-historia-para-no-dormir-liam-reed?highlight=liamhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8492-lazos-de-sangre-liam-rls#73448http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8493-el-tiempo-es-oro-liam-crono#73451
Hijo/a de
la Noche

Volver arriba Ir abajo

–Has acertado mi buen amigo Reed... ¿Ves como voy un paso delante tuya? soy muy eficiente– comentó con un evidente tono jocoso, mientras se disponía a inclinarse otra vez para volver a guardar el ligero baúl debajo de su cama. Reforzado de áspero cuero, el baúl podía fácilmente tener mas años existiendo que ella, sencillamente no sabia de donde o como lo habían conseguido sus padres y siempre, desde que era una niña, había deseado tomarlo para si misma. No se reprimió para llevárselo consigo la noche en que "abandonó el nido" incluso sin saber lo que yacía en su interior por lo que  todavía se sorprendía a si misma sonriendo  de vez en cuando al imaginar la cara de fastidio de ambos progenitores al descubrir que la muchachita les había robado. se sacudió las manos un par de veces y se echó a reir –¡La vida es corta Liam! ¿Para que dilatarnos?– exclamó pícaramente. La verdad es que todo aquello tenia una pinta muy extraña ¿Quien hubiese imaginado que su noche daria aquel giro tan dramático? La verdad es que el hada tenia una gran fascinación por los giros sorpresivos y mas si aquello incluían la agradable compañía de un individuo como el vampiro.

La forma en la que el vampiro había hablado de sus congéneres le hizo alzar las cejas, porque lo que menos se esperaba escuchar de un hijo de la noche era aquella simpatía para con las criaturas magícas, cosa completamente comprensible; las seelies guardaban secretos sobre todo y la accesibilidad a sus tierras brillaba por su ausencia. Era una actitud que incluso la misma Sugar Beth profería, siempre reservada con sus propios asuntos al punto de no rebelarle su verdadera naturaleza a su compañera de piso. Aquello le hizo sentir cierta punzada de remordimiento en el pecho -cosa que sucedía de forma muy poco constante– y sus labios trazaron una mueca cuando ocupó el espació libre sobre el edredón junto al vampiro. Se había debatido ese asunto un millón de veces y siempre volvía a la misma resolución; no, definitivamente no podía contarle pero no podía dejar de sentir que eso le superaba –Bah... se esta muy bien ¡Winter es encantadora! Aunque a veces no entiendo muchas cosas de las costumbres de los humanos...— Sus ojos se entrecerraron ligeramente y sus labios esbozaron una sonrisa pizpireta –¿A ademas de mi? No... Pero si es cierto que la primera vez que visite a Winter senti que algo no andaba muy bien– contestó vagamente, desviando la mirada y frunciendo el ceño. La mañana en la que habian quedado para que Winter le mostrase la residencia White resultó llena de un sinnúmero de sorpresas, entre ellas la desagradable y pestilente aura que aun continuaba fresca en su memoria –No creo que haya ningún bicho de satán merodeando la casa, pero no estoy del todo segura–



♥:
Besties for resties:
My ambivalence:
avatar
Mensajes : 292

Post de rol : 293

Temas : 6/8


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8255-ficha-sugar-beth-gwendolinehttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8345-relationships-and-ships-sugar-beth-gwendolinehttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8344-sweet-memories-sugar-beth-gwendoline#72101
Hijo/a de
Lylic

Volver arriba Ir abajo

Debía admitir que no tenía planes de casarme con una fae, pero ni ahora ni nunca. Y no, no era una cuestión de clases o algo relacionado con no mezclar estirpes, sencillamente éramos razas muy diferentes como para poder convivir en un espacio cerrado todos los días por demasiados años. Igualmente ese no era el caso, ya que ni la señorita Sugar Beth ni yo estábamos interesados el uno en el otro. No obstante, yo no era ciego y podía admirar la belleza desmesurada de su rostro o la elegancia innata en sus movimientos. Hadas. Esos seres eran realmente misteriosos, dotados de rasgos insólitos: pieles de colores nacarados, cabellos sedosos y llamativos, ojos de ensueño... que solo servían para embelesarte y hacer que pasaras por alto la astucia e inteligencia que poseían. Todo en su conjunto formaban la trampa mortal perfecta. Aún me sorprendía como los otros seres del submundo las infravaloraban, al punto de considerarlas seres libidinosos y simples, casi inofensivos. Ellas poseían esa picardía natural mezclada con un encanto embriagador, una dulce destrucción.

Como era de esperar, la bonita y jovial Sugar Beth no era la excepción. A través del glamour podía ver sus adorables orejas puntiagudas, sus ojos violetas carentes de pupila pero con vetas rosadas que recorrían todo el iris haciéndolos parecer los pétalos de alguna flor exótica, como también el entramado de venas azul brillante que se hacían visibles en sus muñecas. Parecía el idilio personificado. Sugar se sentó a mi lado con aire desenfadado y con la confianza de una colega de muchos años. Su expresión hizo que una risa brotara sin posibilidad de reprimirla.- ¿Le parecen raras las costumbres humanas? - Negué con la cabeza un par de veces, aún sonriendo. - Vuestro pueblo tiene costumbres muchísimo más complicadas... Aunque eso puede ser porque yo crecí en sociedad mundana.- La palabra salió con cierto desprecio, y no por el contexto de la oración, sino porque ese término me generaba cierta rabia.

-¿Bicho de satán?- Repetí estático con deje sorprendido antes de volver a reír. ¿De dónde sacaba esas cosas la pequeña hada? - Perdón por reírme pero me ha hecho gracia la expresión.- Me pasé la mano derecha por el pelo intentando serenarme y poder entablar una conversación seria. -Debió haber mucha pestilencia a demonio porque ya le digo, la última vez que vi a Winter estaba besando a esa "cosa". Me extraña que no apestase hasta ella.- Me levanté de la cama de un solo movimiento. - No creo que vuelva ese ser, señorita Sugar, sino no le encomendaría esta ardua tarea. No obstante, me quería asegurar que la señorita White estaba en buenas manos.- Le eché otro vistazo a la peculiar habitación y sonreí. Aún recordaba aquel tiempo en el que yo estaba vivo, cuando mi corazón latía, comía dulces hasta hartarme y no debía embaucar mujeres para robarles sangre.


Última edición por Liam Reed el Mar Feb 28, 2017 11:49 pm, editado 1 vez



BUT FAKE HAPPINESS IS STILL THE WORST SADNESS.:


Gracias Señorita TinkerBell.
avatar
Mensajes : 125

Post de rol : 704

Temas : 4/4

Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8340-una-historia-para-no-dormir-liam-reed?highlight=liamhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8492-lazos-de-sangre-liam-rls#73448http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8493-el-tiempo-es-oro-liam-crono#73451
Hijo/a de
la Noche

Volver arriba Ir abajo

El vampiró tenia una risa vibrante, cálida y profunda. Como la marca, el recuerdo vivencial de que en otorra su corazón había latido con fuerza y su pecho se agitaba, clamando el oxigenó que toda criatura viva, completamente viva, necesitaba constantemente para poder subsistir. En ningún momento se hubo cuestionado su edad, básicamente porque la manera en la que Liam Reed se expresaba y sus ademanes tan propios y galantes le hicieron ver con claridad que tenia ante sus ojos una hijo de la noche con muchos mas años de los que ella hubiese atisbado a imaginar. Cuando se es inmortal, sin importar la especie, uno carece de la particularidad de las criaturas mortales, se tiene todo el tiempo del mundo. Uno se mueve con elegancia y parsimonia sin tomar en cuenta las manecillas del reloj  que aterran a aquellos con los días contados y uno aprende a ver las cosas de un modo muy distinto que el resto de las personas, el mundo deja de de girar en tornó a la importancia del mañana y el presente es lo único que importa, lo único real.


 La sonrisa de Sugar se torno mas amplia, sincera y agradable. De aquellas que no estaban pobladas de un encanto faeerico y eran verdaderamente suyas; blancas y sencillas, nobles como la primera risa de un neonato, la inocencia de la sangre del angel manifestándose. Desde que había llegado a New york constantemente se encontraban con subterráneos que le cuestionaban el porque de sus acciones, porque había decidido marcharse de la corte, como habia sido criada en una tierra mágica y luego había decidido abandonarla, como esto, como aquello…. Pero era la primera vez que alguien le preguntaba como se sentía vivir aquella vida y a Sugar aquello le hizo sentir feliz –Tu mismo lo has dicho, lo que es extraño para ti es normal para mi, y viceversa. Hay muchas costumbres humanas que no dejan de sorprenderme ni siquiera con el pasar del tiempo. Supongo que es normal cuando uno esta adaptado a una sociedad como lo es la corte Seelie, pero no me arrepiento de mudarme a NY. Me gusta estar aquí…–  Repuso pausadamente el hada, mientras levantaba las piernas y las acomodaba sobre la cama poniéndolas en la posición del loto. Apoyó uno de sus codos sobre la rodilla par y reclinó la cabeza hasta apoyas su rostro en su palma abierta, observando a Liam –Tal vez ella no sabia que se tratase de un demonio, tal vez le había mentido… No seria la primera vez que pasa algo así– comentó haciendo un mohín. Los demonios disfrutaban de un sin numero de distintas formas en las que torturar o apoderarse de las almas de los seres humanos y una forma sencilla de apoderarse de alguien era sin duda a traves del romanticismo, de aquel sentimiento tan puro que movia ideales en masa. Sugar volvió a sentir abalanzarse aquellas imágenes desagradables de la agente White sucumbiendo ante las garras de un ser tan depravado como lo era un demonio y aquello le hizo estremecerse –Estaré pendiente del asunto y si me entero de algo te avisaré de inmediato– agregó rápidamente. Has hecho bien, no le quitare los ojos de encima. Al menos hasta estar segura de que no volverá en incordio aquel–



♥:
Besties for resties:
My ambivalence:
avatar
Mensajes : 292

Post de rol : 293

Temas : 6/8


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8255-ficha-sugar-beth-gwendolinehttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8345-relationships-and-ships-sugar-beth-gwendolinehttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8344-sweet-memories-sugar-beth-gwendoline#72101
Hijo/a de
Lylic

Volver arriba Ir abajo

¡Bueno! Las cosas no marchaban tan mal... por ahora había conseguido que la hermana de Catherine estuviese segura. El hada de ojos amatista parecía realmente interesada en el bienestar de la policía, y ese hecho era bastante insólito para mí. No es que fuera ignorante del hecho de que las hadas normalmente tenían algún que otro affaire con los humanos, se sentían atraídas hacia ellos con una curiosidad y fascinación algo obsesiva. Llegué a escuchar que podían llegar a secuestrarlos por "amor"... pero la joven y bonita Sugar parecía no solo estar marcando a la última White como suya, es que realmente parecía preocuparse por ella.

Vaya, vaya... no eran tan crueles como yo había escuchado. En realidad siempre he pensado que para juzgar un libro hace falta leerselo y a falta de haber coincidido en mis 135 años con una fae pues había intentado no hacerme ideas preconcebidas. Que sí, no lo voy a negar, uno escucha demasiadas cosas sobre ellas pero yo no me solía creer nada. Todo ser con dos dedos de frente sabría que las hadas son más complejas de lo que parecen... todos somos más complejos de lo que parecemos, incluidos los perruchos ratoneros que se hacían llamar hijos de la luna. Chuchos.

-Pues me deja más tranquilo, señorita Sugar Beth.- Le respondí volviendo a adoptar mi actitud formal pero con esa mueca en mi rostro que delataba que ya había algún tipo de intimidad entre los dos. -Confío en usted.- Me agaché para tomar la mano de la muchacha de pelo lila  y acercarla a mis labios que rozaron su piel levemente, más cortesía y agradecimiento que cualquier alarde de pedante galantería. -Ahora, ¿me haría usted el favor de indicarme la puerta? No me gustaría asustar a la señorita White.

La casa era grande y con una decoración sencilla pero elegante. Se notaba que tras cada mueble, cada figurita de porcelana, cada lámpara... había una cantidad indecente de dinero invertido. Realmente habían hecho un buen trabajo fusionando el antiguo estilo de la buena de Marjorie White con la esencia dulce y delicada de la joven Winter Juliet. Por no decir que toda la casa tenía ese particular olor dulce que la caracterizaba, en cambio, ahora se mezclaba con el aroma floral que despedía Sugar Beth, haciendo que ambos se unieran resultando en algo sublime. Salí de la casa con la calma que siempre me precedió y me fundí con las sombras de la noche. La oscuridad era mi vieja amiga.



BUT FAKE HAPPINESS IS STILL THE WORST SADNESS.:


Gracias Señorita TinkerBell.
avatar
Mensajes : 125

Post de rol : 704

Temas : 4/4

Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8340-una-historia-para-no-dormir-liam-reed?highlight=liamhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8492-lazos-de-sangre-liam-rls#73448http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8493-el-tiempo-es-oro-liam-crono#73451
Hijo/a de
la Noche

Volver arriba Ir abajo

Contenido patrocinado
está

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.