07/08 - Estimados habitantes del submundo. ¡Aquí tenéis las noticias con las actualizaciones/nuevas propuetas/ideas del foro! ¡Pasaos cuanto antes a echar un ojo!


10/06 - Estimados habitantes del submundo. Ahora tenéis una forma de llevar el recuento de las habilidades especiales de vuestras armas. ¡Sólo tenéis que pasaros por este tema para tener al día el tiempo que os queda hasta la próxima recarga! ¡Pasáos cuanto antes!


04/06 - Estimados habitantes del submundo. Como habréis comprobado, la raza de los nefilim vuelve a estar abierta para todo el mundo <3 Y aunque aún no ha habido actualización de noticias... ¡no desesperéis! ¡Que antes de lo que podáis pensar estarán en vuestra bandeja de entrada ardiendo con el fuego celestial!


31/03 - Estimados habitantes del submundo. Como habréis comprobado, la raza nefilim tiene las letras en rojo en el censo del tablón. Eso indica que, hasta nuevo aviso, la raza está temporalmente cerrada por sobrepoblación. Sin embargo, antes de llevaros las manos a la cabeza definitivamente, esperad a tener un nuevo aviso por nuestra parte, pues estamos sopesando algunas cositas. ¡Un saludo! <3


07/03 - ¡¡Queridos habitantes del submundo!! ¡Aquí llegan las últimas noticias del foro! ¡Leedlas atentamente y no perdáis ni un solo detalle!


27/02 - ¡¡Queridos habitantes del submundo!! Queremos anunciaros que la limpieza de este mes de febrero se realizará entre los días 02 y 03 de marzo, para que tengáis tiempo de poneros al día. Así mismo, estimaremos que las noticias del mes saldrán esta misma semana, aunque sabemos que ya vamos con imperdonable retraso. ¡Perdón por las molestias y gracias por vuestra atención!


07/01 - ¡¡Queridos habitantes del submundo!! Queremos anunciaros que hemos recuperado el dominio del foro satisfactoriamente, de modo que podéis volver a utilizar la dirección anterior, www.cazadoresdesombras-rpg.com, sin ningún problema. Por otro lado, hoy se han realizado las limpiezas del foro. ¡Sigamos trabajando y pasándolo bien como hasta ahora, y perdón de nuevo por las molestias!


02/01 - ¡¡Feliz año nuevo a todo el mundo!! Con motivo de la llegada del ansiado 2017, hemos decidido daros un pequeño regalito. Si miráis en vuestra reserva de reliquias... ¡veréis que han aumentado considerablemente! Es un premio a todos los usuarios que se registraron antes del 01 del 01 por vuestro apoyo ^^Recordaros, además, que las limpiezas se realizarán al final de esta semana. ¡Apurad los últimos post para no perder vuestro color!


31 # 44
23
NEFILIMS
3
CONSEJO
11
HUMANOS
10
LICÁNTRO.
8
VAMPIROS
9
BRUJOS
4
HADAS
5
DEMONIOS
0
FANTASMAS

Two Idiots. One long night || Ft. Sugar Beth Gwendoline

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Recuerdo del primer mensaje :

Two Idiots. One Long Night
→ SÁBADO→ 21:44→ CALLEJONES → FRÍO

Con una sonrisa ladina y un intenso sonrojo en las mejillas, la inglesa se movía con avidez por las calles que conformaban toda la zona de vida nocturna, que, en lo más personal, era de toda la ciudad su parte favorita, debido a la gran cantidad de vandalismo que solía presentarse en los callejones, que era de mayor notoriedad a esas horas, y un poco más en aquella zona, aunque se dispersaba de igual modo por toda la ciudad. Algo había hecho mal que ahora tras de ella corría un grupo de cuatro chicos, con una chica de rubios cabellos pisándole los talones, maldiciendo y vociferando a los cuatro vientos el odio que ahora sentía por la pelirroja, imitando cada movimiento de la misma, que se colaba entre los callejones hábilmente, usando sus sentidos lupinos para no llevarse una paliza. ¿El motivo? Bastante simple: Laila, que se había metido en un juego clandestino de póker llevado a cabo en un callejón, irrumpió abruptamente en medio de la partida, con un falso interés en lo que estaba ocurriendo, enfocándose en ganar un lugar en todo el desorden, lográndolo sin problema, puesto que había llegado alegando ser su primera vez en el juego, empleando sus encantos de actriz para así persuadir hasta al más astuto. Hasta ese momento todo iba considerablemente bien, hasta que comenzaron las apuestas y la intensidad del juego se vio por aumentada. VanMaxwell lo tenía más que claro, llevaba las de ganar, así que todo riesgo era aceptado, al menos para ella, que estaba totalmente segura de lo que estaba haciendo. Todo había transcurrido con normalidad, el tiempo había pasado, y los jugadores iban saliendo uno a uno, retirándose voluntariamente ante la complejidad del juego, hasta que de todos el círculo se cerró, quedando una partida que se disputaba entre la rubia y la pelirroja, quedando como finalista y, después de todo, coronándose como victoriosa, llevando consigo sus respectivas ganancias, entre ellas un costoso collar, propiedad de su última contrincante.

Y allí se vuelve al inicio.
Acusándola de haber mentido, y, además, de ser una estafadora por mucho profesional, la rubia exigía aquello que había apostado y perdido, siendo ayudada por el resto de perdedores en la competencia.

La persecución había terminado en otro de los callejones, a dos cuadras adelante del inicio de todo, con los corazones de todos apresurados y sus respiraciones agitadas, se miraban frente a frente, acorralando a la loba, cubriendo toda escapatoria para ella —¡Devuélvemelo, ahora!— jadeó la rubia, acomodando mechones sueltos de su dorada melena, dando un paso al frente con determinación. Por otro lado, la inglesa, con una gran confianza, y aún con aquella amplia y burlona sonrisa, sacó de su chaqueta el collar, guardándose el resto de pertenencias, dinero en su mayoría, sujetando aquel costoso accesorio en una mano, y mostrándolo a sus atacantes —¿Es esto lo que quieres?— inquirió la muchacha de rojos cabellos, arqueando una ceja —Pues tendrás que quitármelo— finalizó, dando un paso hacia atrás, chocando contra la pared tras de ella, deteniéndose en seco. No quería ese collar, en efecto le parecía realmente horrendo, y a pesar de aparentar ser muy costoso, tampoco necesitaba venderlo; no estaba necesitada de dinero al ya tener un empleo, así que, ¿por qué no lo entregaba y se marchaba? Sencillamente porque, de hacerlo, se perdería toda la diversión que implicaría entregarlo por las malas.



Aspecto actual Hey:
avatar
Mensajes : 105

Post de rol : 62


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t7989-theres-a-time-and-a-place-to-die-and-this-aint-it-laila-vanmaxwellhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8029-the-lone-wolf-shall-rise-once-more-laila-s-chronology#69636
Hijo/a de
la Luna

Volver arriba Ir abajo


Two Idiots. One Long Night
→ Sabado → 21:44 → Frio  
A medida en que el hada relataba su enrevesado plan, fue capaz de percibir la reacia actitud que comenzaba a tornarse alrededor de su acompañante, pero eso no detuvo su cháchara verbal ni por un solo minuto. Tras finalizar la emisión de su plan, esbozó una sonrisa maliciosa y se cruzó de brazos, resistiéndose a las ganas de tiritar. Llevar micro shorts en una motocicleta a mil por hora cuando hacia una brisa tan endiabladamente helada era sin duda alguna un método eficaz para morir de hipotermia –Si, eso es precisamente lo que estoy haciendo… ¡Venga ya, esto es pan comido! Es estadísticamente imposible que sean mas astutos que yo: soy encantadora, tengo magia, y tetas ¡El chiste se cuenta solo!– Argumentó en el acto, aquel comentario podía haber sonado excesivamente pedante si no fuese porque estaba demasiado concentrada defendiendo su punto como para pavonearse sobre ello o mínimamente evocar su habitual tono jocoso. Se llevó las manos a las caderas, sintiéndose ligeramente exasperada ¿Eran todos los lobos tozudos o acaso había tenido la suerte de toparse exclusivamente con aquellos que lo eran? El hada puso los ojos en blanco cuando las protestas de la pelirroja continuaron, aunque con menos fuerza que antes –¿Vas a decirme que te atemoriza ser atrapada por un par de mundanos sin un gramo de materia gris? Porque no me lo creo– Finalizó, dedicándole una mirada inquisitiva.

Una amplia sonrisa se dibujó en su rostro cuando finalmente la pelirroja cedió a su plan; en su cabeza ya había comenzado a formar las innumerables opciones que tenia a la mano para llevarlo a cabo y hubiese sido una decepción amarga si hubiese tenido que adecuarse al plan convencional. –¡Muy bien!— respondió con aire victorioso, juntando las palmas frente a su pecho con una emoción infantil. Debía admitir que hacia mucho tiempo no se divertía de aquel modo ¿Y para que negarlo? No existía cosa que divirtiese mas a un hada que las jugarretas y las trampas, aquella sensación de caótica aventura les arrastraba como abejas seducidas por la miel, ni mas ni menos. Y aunque en mayor medida podía contener las partes siniestras de lo que implicaba ser una criatura mágica, habían momentos indispensables en donde, simplemente, tenia que “dejarlo salir” –Tu ve por el coche y en cuanto este dentro de la casa, tendrás unos cuantos minutos a partir de entonces así que no te vayas a distraer con un extintor o algo así ¿Bien?– bromeó, aunque procurando tener el suficiente juicio como para comenzar a movilizarse y no ser víctima del resultado de aquella broma. Un zarpazo de un hijo de la luna debía ser muy doloroso, En repiqueteo de sus botas se hizo cada vez mas constantes mientras avanzaba en dirección a la puerta principal, para volverse justo cuando estaba a unos metros de la entrada –¡Show time!– exclamó, para acto seguido desprenderse del abrigo de pelo que había estado defendiendo a capa y espada y lo arrojó junto a una maceta del jardín, a penas iluminado. Avanzó rápidamente por la pequeña vereda que comunicaba con la puerta y tocó insistentemente el timbre.

Instantes después un titán colosal –o al menos eso parecía desde la perspectiva de Sugar Beth- apareció frente a ella, con el ceño fruncido y una mirada desagradable. Era caucásico, estampado de tatuajes por doquier y con un rapado militar que parecía haberse hecho recientemente, el estereotipo de matón de la cuadra que tenia demasiado ego acumulado. Sugar esbozó una sonrisa cálida y sus pestañas aletearon como las alas de una mariposa cargadas de sensualidad. El profundo ceño del sujeto se transformo en una sonrisa desagradable y el hada se rodeó a si misma, frotándose los brazos con las manos. Porque si, hacia un frío de cojones –Ay... disculpa que te moleste, es solo que he visto las luces encendidas e imagine que abría alguien en casa…– un escaneo rápido le permitió ver que había otro sujeto sentado en un enorme sofá, embelesado con una pantalla plasma que reproducía una pelea de la NBA pre grabada. Sus palabras estaban siendo meticulosamente pensadas, de modo que pudiese sonar convincente sin tener que recurrir a la mentira, cosa que naturalmente no podía hacer… Al menos no de la manera tradicional –Me he separado de mi amiga y realmente no conozco el barrio, así que me preguntaba si podría usar tu teléfono ¡A menos claro que fuese demasiado pedir!– agregó finalmente, adelantándosele al granulón que parecía estar bastante confundido con la situación. Notó que el otro sujeto se había acercado para escuchar la conversación con un aire mucho mas descuidado, inclinándose sobre el hombro de su compañero –Por supuesto preciosa, pasa. Tienes que estar congelándote allí afuera ¡Tomate algo con nosotros! ¿Quieres?– interrumpió el morocho, casi tan alto como su compañero.

–Bueno, ya que insistes– y dicho aquello, el hada se abrió paso dentro de la casa a sus anchas, dejándolos estupefactos mientras le seguían con la mirada. Sus ojos violetas se deslizaron aquí y alli, y concluyó que si no fuese por todos los horribles decorativos deportivos, la casa incluso pudiese tener algo de encanto. Mentalmente comenzó a cronometrarse, y si tenia suerte podría tener a los bobalicones un buen rato entretenidos antes de que se percatasen de que alguien estaba moviendo su coche y pudiesen darse a la fuga –Y bien… ¿Tienen brandy o algo así? Aunque me conformaría con una cerveza, no soy muy exigente–





♥:
Besties for resties:
My ambivalence:
avatar
Mensajes : 291

Post de rol : 292

Temas : 6/8


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8255-ficha-sugar-beth-gwendolinehttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8345-relationships-and-ships-sugar-beth-gwendolinehttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8344-sweet-memories-sugar-beth-gwendoline#72101
Hijo/a de
Lylic

Volver arriba Ir abajo

Two Idiots. One Long Night
→ SÁBADO → CALLES → FRÍO

La forma ajena de persuadir era por mucho particular, lo suficiente como sacarle una sonrisilla a la pelirroja, que parecía poner resistencia, mas poco a poco se fue relajando, o eso quería aparentar, aunque de cierto modo el plan de la muchacha aún le hacía tener pequeños conflictos internos, que poco a poco fue superando hasta que el momento llegó —Entendido... aunque me gustan mucho los extintores— comentó bromeando al oír lo último que la pelivioleta le dijo, y en cuanto ésta se puso en acción, la loba le siguió muy de cerca, hasta que tuvieron que separarse ya que Laila corrió a esconderse tras del auto. Tenía la mejor perspectiva de todas, porque desde su lugar se veía y se oía absolutamente todo lo que la joven pudiera decir o hacer, debido a que el vehículo estaba aparcado fuera de aquella casa, en la que se veía mucho dinero invertido, siendo el coche la cereza en el pastel. La forma en que su compañera se deshizo de su abrigo, tan teatral y brillante le hizo rodar los ojos, conformando después una sonrisa torcida. Su ingenio le hacía sentir más unida a ella, pensando seriamente en considerarla como una amiga si las cosas salían bien esa noche, porque se divertía mucho con aquella muchacha, por mucho que a veces no coincidieran en ideas, siendo aquello lo divertido.

Los ojos de Laila se fueron entornando poco a poco, mientras en silencio, y asegurándose de no poder ser vista, observaba aquella improvisación por parte del hada, convenciéndose por completo de sus habilidades teatrales, provocando cierto interés por parte de la hija de la luna. ¿Habría Sugar tomado clases o algo similar? porque eso no se aprendía de un día para otro, la licántropo lo sabía de sobra al ser la actuación uno de sus pasatiempos ocultos. Podía ser eso o que la chica fuera una mentirosa muy buena. No lo sabía con certeza. Reconoció enseguida a los sujetos que estaban en la puerta, siendo consciente de lo estúpidos que eran, sabiendo que jamás rechazarían la presencia de una chica en casa. Los conocía, y cualquier oportunidad que tuvieran para pasar la noche con alguien la tomaban y se aferraban a ella hasta conseguir lo que querían. VanMaxwell entornó más sus orbes, hasta convertirlas en un par de rendijas que con desdén observaban a aquellos hombres. Solo esperaba que no fueran a hacerle algo al hada, porque se vería en la obligación de interferir y no quería volver a toparse con esos tipos de nuevo. Sugar había logrado entrar, y la pelirroja esbozó una sonrisilla torcida —Si te hacen algo no será mi culpa...— musitó, poniéndose lentamente de pie. No sabía que estaba ocurriendo allí dentro, por ende debía darse prisa, en caso de que a aquellos degenerados se les ocurriera hacer algo más. La joven de rojizos cabellos entró de un salto al auto, ocurriéndosele solo a ellos dejar la capota abajo a esas horas, pasando rápidamente a lo importante, que era encender el coche. El no tener las llaves no era ningún impedimento, de hecho de todo el plan era la parte más fácil, al menos para la inglesa, que podía hacer dicha tarea sin esfuerzo alguno, y no, no es porque fuera una criminal y supiera todas las técnicas existentes para cometer un robo, sino porque básicamente ese era su trabajo. Pasaba casi todo el día encerrada en un taller reparando y dando mantenimiento a distintos tipos de vehículos, así como a otros objetos que estuvieran averiados en el restaurante para el que trabajaba: a veces ese tipo de empleos tenían sus beneficios.

Laila accedió al cableado ubicado bajo el volante, haciendo aparecer sus garras lupinas para facilitar todo al no contar con las herramientas para hacerlo, usándolas durante todo el proceso ya que necesitaba cortar algunos cables para unirlos y arrancar el auto. Era algo demasiado fácil a comparación de otras cosas que había hecho, tomándole menos de cinco minutos hacer rugir el motor de aquel bonito Mercedes-Benz, que oficialmente ya era suyo. Esbozó una amplia sonrisa manchada de perversidad, y tan rápido como le fue posible se puso tras el volante. No sabía cuanto tardarían en darse cuenta, aunque era imposible ignorar el ronroneo del coche, que aguardaba pacientemente por la pelivioleta para hacer una salida triunfal. 


Aspecto actual Hey:
avatar
Mensajes : 105

Post de rol : 62


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t7989-theres-a-time-and-a-place-to-die-and-this-aint-it-laila-vanmaxwellhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8029-the-lone-wolf-shall-rise-once-more-laila-s-chronology#69636
Hijo/a de
la Luna

Volver arriba Ir abajo

Two Idiots. One Long Night
→ Sabado → 21:44 → Frio  
 La agradable sensación de la calefacción sustituyó rápidamente la sensación helada que estaba calandole hasta los huesos en el exterior, de sobra estaba decir que su compañía actual no le agradaba demasiado y tenia que hacer un esfuerzo sobrehumano (¿O sobrenatural?) para evitar mirar con repudio a los dos mastodontes que rebozaban testosterona por cada pequeño poro de sus gigantescos cuerpos. El que parecía poseer una habilidad de razonamiento mas desarrollada se acercó hasta a ella en grandes zancadas con los brazos colgando a cada lado de su cuerpo en una actitud increíblemente altanera, como si estuviese pavoneándose frente a ella  al mismo tiempo en que esbozaba una sonrisa tan artificial como desagradable –¿Y que hace una chica tan guapa como tu rondando por estas calles?– cuestionó, reposandose sobre la carísima encimera de la cocina donde se encontraban actualmente. El hada fijó su mirada sobre las anchas botellas bañadas de sudor que el sujeto numero dos -al que alguien parecía haberle comido la lengua recientemente- destapaba con movimientos lentos y taciturnos. La muchacha reprimió un bufido, enmascarandolo con una carcajada desarmonizada y tomó una de las bebidas sin demasiadas pretenciones.

Si tenia que elegir una bebida mundana en especifico que no le hacia justicia alguna a su paladar tan exigente, definitivamente era la cerveza. Pero incluso tomar acido le parecía una idea mucho mas atractiva que continuar el rumbo de aquella conversación “¿Se puede ser mas pelmazo en la vida?” se cuestionó para sus adentros, mientras se deslizaba en una de las altas butacas del desayunador –¡Oh! bueno ya sabes… conociendo la ciudad, aventurándome un poco– Sus dedos tararearon impacientes sobre la superficie de caoba y sus ojos, radiantes y alarmados, lanzaron un fugaz vistazo por la ventanilla de la cocina cuando un ruido se alzo por encima de la tv plasma, ignorando la respuesta superflua del hombre. Seguramente su secuaz del crimen ya había logrado hacer arrancar el coche y a pesar del ruido en el interior de la casa, si prestaban la suficiente atención, los propietarios de tan lujosa propiedad podrían percatarse de que estaban robándoles justo debajo de sus narices y la cosa podía terminar bastante mal.

En un movimiento gracil pero perfectamente calculado, golpeó la helada botella y la misma se deslizó terriblemente hacia el suelo, estallando en miles de trocitos y alarmando a los anfitriones Uno de ellos (no sabría decir cual) dejo escapar una maldición por lo bajo y el hada se levantó como un resorte de su asiento, mordiéndose el interior de la mejilla para contener una carcajada siniestra dada la efectividad de su cometido ¡Ay nooo! mil perdones, pero que torpe soy…– otra mirada furtiva le permitió observar el juego de luces del vehículo poniéndose en movimiento y supo entonces que debía apurarse. En cualquier momento se terminarían por percatar de que algo estaba mal –Me siento tan avergonzada ¿Saben que? es mejor que me vaya– comentó con un aire tan apesadumbrado que cualquiera se tragaría el teatro sin mas. Las replicas no tardaron en llegar mientras el hada caminaba con determinación hacia la salida, alcanzada por el moreno que se había mantenido en silencio –Ehh!! ¿te vas tan rápido?–

–Si, es lo mejor–
musitó en respuesta, apartándose un mechón imaginario del rostro y en el instante en que abrió las puertas de par en par. La actitud altanera de los sujetos se transformo en horrorosa confusión; no solo por la visión de la pelirroja metida sobre el lujoso coche justo frente a la entrada de la morada, si no porque cada músculo de sus cuerpos se había soldado al suelo impidiendo que se moviesen. Aquello no tenia que ver con ninguna poción o hechizo en si, una simple y sencilla ilusión que no tardaría demasiado en desvanecerse cuando rompiese el contacto visual –¿No les importa que me lleve su choche cierto? Es que a mi amiga le gusta mucho y ya que en primer lugar ustedes, grandísimos tontos, se lo arrebataron, seria lo mas justo ¿No?– comentó con una sonrisilla ladina. Los aludidos parecían atacados por el pánico y la ira, pero sin importar cuantos esfuerzos hicieran sus cuerpos continuarían entumecidos –Oh ¿Se sienten mal? ¿No pueden moverse? Creo que se me ha ido un poco la mano…– comento mientras comenzaba a alejarse caminando hacia atrás –¡Chao!– grito al viento, cuando solo quedaban unos metros de distancia entre ella y el coche.

Cual gacela perseguida por algún rabioso depredador -en este caso dos, que habían comenzado a liberarse de  su ilusión cuando se dio la vuelta- Sugar Beth rodeó el capó del coche y se lanzo sin mas dilataciones en el asiento del copiloto, gracias a la burbujeante adrenalina que circulaba por sus venas –¡Arranca! ¡Arranca!– Exclamó hacia su compañera lupina , en una conminación de un chillido y una risa nerviosa, observando como los dos sujetos se acercaban corriendo hacia el auto dispuestos a reclamar lo que creían suyo…




♥:
Besties for resties:
My ambivalence:
avatar
Mensajes : 291

Post de rol : 292

Temas : 6/8


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8255-ficha-sugar-beth-gwendolinehttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8345-relationships-and-ships-sugar-beth-gwendolinehttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8344-sweet-memories-sugar-beth-gwendoline#72101
Hijo/a de
Lylic

Volver arriba Ir abajo

Two Idiots. One Long Night
→ SÁBADO → CALLES → FRÍO

Tratando de captar cualquier sonido con atención, hizo uso de sus sentidos desarrollados para procurar adivinar qué era lo que ocurría allí dentro, cosa que para ella era un total misterio. La pelirroja, ansiosa por completo, clavó su intrigada mirada en dirección al hogar del grupo de degenerados que allí dentro habitaban, fallando a la hora de escuchar algún sonido puesto que el televisor hacía imposible mencionada misión. Se propuso a sí misma que, si la chica no salía por esa puerta dentro de cinco minutos, entraría y la sacaría de allí, porque vete a saber que estaba pasando. Conociendo a esos hombres, estaba más que segura que harían lo posible por retenerla el mayor tiempo posible: lo que ellos no sabían es que la loba le hacía compañía, y eso ya significaba una paliza segura si tocaban al hada. Afortunadamente la pelivioleta abandonó el lugar en menos tiempo que el estimado, siendo seguida por tan despreciables personas, mismas a la que la joven licántropo dirigió una mirada desdeñosa, mas enseguida reaccionó, y la adrenalina comenzó a correr por sus venas al percatarse de lo que estaba pasando. Dirigió rápidamente una mano al volante, y con la otra hizo una seña obscena a sus perseguidores antes de que pudieran empezar a moverse. No le sorprendía que algo como eso les pasara, es decir, estaban lidiando con un hada: ese tipo de cosas eran lo suyo.

—¡Date prisa!— exclamó, en medio de una risa burlona y nerviosa al mismo tiempo, viendo cómo, con un salto apresurado, la muchacha entró en el vehículo. Laila, dejándose llevar por aquella orden, miró por última vez al grupo de hombres, que se veían bastante enfadados, y enseguida puso en marcha el costoso vehículo, que soltó un rugido y dejó rápidamente el lugar. La loba, consumida por una inexplicable alegría, soltó una carcajada, aferrando ambas manos al volante mientras pisaba el acelerador —¡Que mierda! ¡¿Viste sus caras?! — lanzó una rápida mirada por el retrovisor, asegurándose de que no les seguían, aunque era imposible que les alcanzaran: iban a una velocidad muy alta, por ende se habían librado en definitiva de ellos, o al menos por un rato. Ya una vez estando fuera de peligro, la pelirroja redujo la velocidad, exhalando un suspiro para recuperarse de aquel momento donde perdió ligeramente la cordura, conduciendo con mayor precaución —¿Qué pasó allí dentro, eh? Veo que los dejaste impresionados— esbozó una sonrisa ladina y se acomodó un mechón rojizo tras una oreja, ya que su melena volaba salvajemente con el viento.



Aspecto actual Hey:
avatar
Mensajes : 105

Post de rol : 62


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t7989-theres-a-time-and-a-place-to-die-and-this-aint-it-laila-vanmaxwellhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8029-the-lone-wolf-shall-rise-once-more-laila-s-chronology#69636
Hijo/a de
la Luna

Volver arriba Ir abajo

Two Idiots. One Long Night
→ Sabado → 21:44 → Frio  

La burbujeante adrenalina que había sido su motor de impulso para echarse a correr fue disminuyendo a medida en que se alejaban del recinto a una velocidad que superaba por mucho lo prudente, dejando una sensación de extraña plenitud y alivio en el pecho del hada ¿Esa que uno siente cuando sabe que se acaba de escapar de un desastre monumental por los pelos? Precisamente esa…

Entre intentar recuperar el aliento y estar partiéndose de risa, a penas podía hablar pero atisbo a dejar salir alguna palabras cargadas de emoción –Eso fue… ¡Dioses, demasiado genial!– hizo una pausa y se volvió a reír, mirando nerviosamente por el retrovisor como si acaso los dos monos estuviesen persiguiendoles mientras su cabello se agitaba furiosamente contra el viento. Para ser la segunda vez en un vehículo conducido por la hija de la luna a Sugar se le veía demasiado plácida, como si no le diese mayor importancia a la endiablada forma en la que su acompañante pisaba el acelerador –¡Dios, podría hacer esto todo el dia!– vociferó, con la mandibula entumida de tanto sonreír.

Pronto se perdieron entre las abundantes calles de la cosmopolis que nunca duerme, dejando atrás el recinto de sus víctimas sin el menor indicio de culpabilidad. Sugar, que se había abrochado el cinturón de seguridad a las prisas, apoyó ambos codos en la puerta y sacó ligeramente la cabeza por la ventana. Respirando el aire gélido de la noche, las luces de los faros bailaban una canción de pura alegría. El hada se sentía en su elemento en ese momento, parte de una liberación que la sobrecogía y le hacia recordar que todo lo que habia dejado atras alguna vez valía la pena para vivir sensaciones como aquellas donde no estuviese atada a nada,  como una hoja arrastrada por el viento sin saber a dónde iría a parar durante su efímera existencia. Suspiró y se volvió hacia la muchacha cuando escucho su interrogante alzando ambas cejas y esbozando una sonrisita cómplice –Ya sabes, una chica tiene sus encantos...– comentó con un sarcasmo descarado, para luego echarse a reír  nerviosamente –Aquí entre nos no estaba segura de que funcionaria, pero valió la pena el riesgo ¡Fue mas sencillo de lo que pense que seria! ¿Acaso todos los mundis son tan confiados o tuve la suerte de toparme con dos descerebrados?– cuestionó esta vez ella, volviéndose hacia su compañera con una sonrisa pizpireta que anunciaba nuevos problemas –Y bien ¿Ya ha sido suficiente aventura para ti por hoy o soportas otra ronda mas?–




♥:
Besties for resties:
My ambivalence:
avatar
Mensajes : 291

Post de rol : 292

Temas : 6/8


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8255-ficha-sugar-beth-gwendolinehttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8345-relationships-and-ships-sugar-beth-gwendolinehttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8344-sweet-memories-sugar-beth-gwendoline#72101
Hijo/a de
Lylic

Volver arriba Ir abajo

Two Idiots. One Long Night
→ SÁBADO → CALLES → FRÍO

Había pasado mucho tiempo desde que había sentido algo como eso. La emoción y la adrenalina invadían el cuerpo de la muchacha, quién había dado un drástico giro a su personalidad con la hazaña de esa noche, que seguro se quedaría en su memoria durante el resto de su aburrida vida. Muy pocas veces había tenido el apoyo de alguien más para hacer ese tipo de cosas, porque nadie se atrevía a ello al ser algo ilegal… por así decirlo. Lo cierto es que Laila tenía sus propias leyes, y si el llevar a cabo tal acción servía para vengarse, era totalmente aceptable, además, se estaba divirtiendo, ¿tenía acaso eso algo de malo? No es algo de todos los días para ella. La loba, llena de una energía que surgió de la nada, codujo como una desquiciada hasta que se aseguró de que no podrían atraparles, soltando fuertes carcajadas que demostraban su satisfacción. Enseguida, desvió la mirada hacia su compañera en el crimen, reparando en aquel momento donde parecía liberarse de todo, disfrutando del viento en su rostro y de aquel paseo que se había empezado a tornar agradable en lugar de frenético. La pelirroja reflexionó durante un momento, e hizo lo mismo, conduciendo con una mano para sacar la otra por la ventanilla del auto, cortando el aire con sus dedos y sintiendo la brisa en su piel, relajándose, liberando toda esa adrenalina que se disparó dentro de ella, como una explosión que le hizo reaccionar por instinto. No tenía nada más en que pensar, ahora que era el momento de hacerlo su mente se había quedado en blanco, y no fue que volvió hasta que escuchó la respuesta a su pregunta, misma que estaba empezando a olvidar ―Bueno, tuviste la suerte de que tuviera problemas con un grupo de idiotas y no con miembros de la mafia: estaríamos las dos descuartizadas en su sótano y nadie lo sabría― ladeó ligeramente la cabeza y arqueó una ceja, posando la mirada en el camino mientras conducía con una mano.

Su mente volvió a funcionar con normalidad, y enseguida se recuperó de aquel golpe de energía, adoptando una postura más cómoda en el asiento y mirando de soslayo al hada, quién le dirigió la palabra. Laila esbozó una sonrisa amplia por primera vez, pero aquel encanto murió rápidamente cuando dicho gesto comenzó a llenarse de malicia, dándole a la muchacha su tan característico aspecto de ser oscuro de siempre: fácilmente se le podía confundir con un demonio cuando sonreía de esa manera ―No lo sé… pensaba embriagarte y grabarte mientras hacías alguna estupidez, pero ahora que lo veo no te lo mereces… por ahora― le guiñó un ojo y se adentró en una calle poco transitada, simplemente para no lidiar con el tráfico y no alterar su velocidad ―Dudo que esos imbéciles llamen a la policía en realidad, pero por si las dudas hay que estar atentas― con una gran habilidad, la licántropo encendió la radio del auto, y bajó el volumen, ignorando por completo la música que sonaba en ese momento, desconociendo de igual modo la estación sintonizada, siendo solo una acción que llenaría posibles silencios entre ambas ―¿Quieres ir a beber algo o prefieres que te deje en tu casa?― rebasó un par de coches y, sin previo aviso, llevó una de sus manos hasta la cabellera de la chica, despeinándola para fastidiarla ―¿O es que acaso quieres robar otro auto? ―.


Aspecto actual Hey:
avatar
Mensajes : 105

Post de rol : 62


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t7989-theres-a-time-and-a-place-to-die-and-this-aint-it-laila-vanmaxwellhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8029-the-lone-wolf-shall-rise-once-more-laila-s-chronology#69636
Hijo/a de
la Luna

Volver arriba Ir abajo

Contenido patrocinado
está

Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.