07/08 - Estimados habitantes del submundo. ¡Aquí tenéis las noticias con las actualizaciones/nuevas propuetas/ideas del foro! ¡Pasaos cuanto antes a echar un ojo!


10/06 - Estimados habitantes del submundo. Ahora tenéis una forma de llevar el recuento de las habilidades especiales de vuestras armas. ¡Sólo tenéis que pasaros por este tema para tener al día el tiempo que os queda hasta la próxima recarga! ¡Pasáos cuanto antes!


04/06 - Estimados habitantes del submundo. Como habréis comprobado, la raza de los nefilim vuelve a estar abierta para todo el mundo <3 Y aunque aún no ha habido actualización de noticias... ¡no desesperéis! ¡Que antes de lo que podáis pensar estarán en vuestra bandeja de entrada ardiendo con el fuego celestial!


31/03 - Estimados habitantes del submundo. Como habréis comprobado, la raza nefilim tiene las letras en rojo en el censo del tablón. Eso indica que, hasta nuevo aviso, la raza está temporalmente cerrada por sobrepoblación. Sin embargo, antes de llevaros las manos a la cabeza definitivamente, esperad a tener un nuevo aviso por nuestra parte, pues estamos sopesando algunas cositas. ¡Un saludo! <3


07/03 - ¡¡Queridos habitantes del submundo!! ¡Aquí llegan las últimas noticias del foro! ¡Leedlas atentamente y no perdáis ni un solo detalle!


27/02 - ¡¡Queridos habitantes del submundo!! Queremos anunciaros que la limpieza de este mes de febrero se realizará entre los días 02 y 03 de marzo, para que tengáis tiempo de poneros al día. Así mismo, estimaremos que las noticias del mes saldrán esta misma semana, aunque sabemos que ya vamos con imperdonable retraso. ¡Perdón por las molestias y gracias por vuestra atención!


07/01 - ¡¡Queridos habitantes del submundo!! Queremos anunciaros que hemos recuperado el dominio del foro satisfactoriamente, de modo que podéis volver a utilizar la dirección anterior, www.cazadoresdesombras-rpg.com, sin ningún problema. Por otro lado, hoy se han realizado las limpiezas del foro. ¡Sigamos trabajando y pasándolo bien como hasta ahora, y perdón de nuevo por las molestias!


02/01 - ¡¡Feliz año nuevo a todo el mundo!! Con motivo de la llegada del ansiado 2017, hemos decidido daros un pequeño regalito. Si miráis en vuestra reserva de reliquias... ¡veréis que han aumentado considerablemente! Es un premio a todos los usuarios que se registraron antes del 01 del 01 por vuestro apoyo ^^Recordaros, además, que las limpiezas se realizarán al final de esta semana. ¡Apurad los últimos post para no perder vuestro color!


31 # 44
23
NEFILIMS
3
CONSEJO
11
HUMANOS
10
LICÁNTRO.
8
VAMPIROS
9
BRUJOS
4
HADAS
5
DEMONIOS
0
FANTASMAS

Mercado Navideño |Lancelot|

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Mercado Navideño |Lancelot|

Mensaje— por Ary Nasser el Mar Dic 27, 2016 11:50 am

Navidad nocturna
→ SABADO → 8:45 PM → MERCADO AMBULANTE HELL'S KITCHEN  → FRÍO

Las calles rebosaban de vida y colorido a pesar de las bajas temperaturas. Las familias paseaban por las calles, con los niños corriendo de tienda en tienda, cuando alguna llamaba su atención. Los padres caminaban detrás de ellos, algunas veces dejando que corrieran pero sin perderles de vista y otras, sujetándolos fuertemente de sus manitas para evitar que se separasen de ellos.

En el mercado ambulante, el ambiente era tan animado como en el Ethereal Night, pero con una aglomeración de personas levemente menor, cosa que facilitaba el caminar. Y Ary no podía más que agradecer que la gran mayoría de los neoyorquinos, prefirieran los grandes centros comerciales antes que los tradicionales al aire libre.

Con las menos dentro de los bolsillos de su chaqueta negra, y su mochila bandolera ferreamente cruzada sobre su pecho, Ary paseaba entre los puestos con paso calmo. Cada pocos minutos se detenía en uno u otro puesto a curiosear lo que vendían, pero en poco tiempo perdía el interés. Los objetos que encontraba eran, en su gran mayoría, antigüedades que no encontraba atractivas, ni para ella misma, ni como regalo de Navidad para sus padres. Zapatos, muebles, libros... estos últimos eran la única razón por la que Ary se detenía más tiempo en un puesto u otro, mientras los examinaba con cuidado. La joven profesora no solo miraba el titulo, la sinopsis o quien era el autor del libro -aunque era lo primero que hacía-, sino que también miraba su estado de conservación, que no estuvieran escritos en los margenes de las páginas o que le faltasen. Pero hasta el momento, ninguno de aquellos libros habían pasado todas sus pruebas con buenas notas.

Con un suspiro de cansancio, se acerco a una pequeña furgoneta aparcada cerca de los puestos y que vendía chocolate caliente. En situaciones normales, se abstenía de tomar cualquier bebida que pudiera contener leche -a menos que fuera a la cafetería que estaba cerca de su piso-, pero el frío le estaba empezando a entumecer los dedos, y su cuerpo necesitaba entrar en calor, por lo que se acerco a la furgoneta. Un hombre mayor, de aspecto amable y disfraz de Santa Claus, la recibió con una sonrisa cálida.

¿Un chocolate caliente, duendecillo?—Ary sonrió ante el mote y paseó sus ojos por el interior de la furgoneta, rápidamente.

Si, me encantaría pero...¿no tendrá, por casualidad, leche sin lactosa?—preguntó, notando un sonrojo en sus mejillas. Por culpa de la vergüenza o por el frío aire invernal, no lo sabía.

El Santa Claus sonrió y se dió media vuelta para prepararle la bebida caliente, mientras le comentaba que siempre guardaba un poco de todo para todas aquellas personas, alérgicas a cualquier ingrediente de los productos que ofrecía. Cuando cinco minutos más tarde, Ary se alejó de la furgoneta, una sonrisa aún más grande adornaba sus labios. Se encaminó de nuevo entre la multitud, para seguir curioseando los puestos, rezando por no chocar con nadie y derramar su recién adquirido chocolate.




I am a mundane:



avatar
Mensajes : 133

Post de rol : 43

Temas : 6/4


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8392-ary-nasser#72515http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8409-quod-ties-in-cor-nostrumary-relation-s#72638http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8410-ary-nasser-cronologia#72639http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8602-me-secuestran-y-no-me-dejan-escapar-ausencia
Personaje inactivo

Volver arriba Ir abajo

Re: Mercado Navideño |Lancelot|

Mensaje— por Lancelot Van Daele el Mar Dic 27, 2016 4:50 pm

Navidad nocturna
→ SABADO → 8:45 PM → MERCADO AMBULANTE HELL'S KITCHEN  → FRÍO

Había estado caminando perdido por Nueva York durante un buen rato, el laberinto de edificios y autopistas que se alzaban en forma de cuadrícula le causaban gran confusión. Parecía que ya había dado varias vueltas en círculo, intentando alternar su dirección, para finalmente volver al mismo lugar donde había estado unos minutos antes o a uno muy similar. Ya estaba muy exhausto, no físicamente, pero sí a nivel mental pues no había encontrado nada interesante en horas y tampoco había conseguido conocer nada turístico ni innovador. Solamente concreto y más concreto dividido por grandes vidrios industriales ¿era eso todo Nueva York? No se parecía en nada a aquellas ciudades europeas donde se conservaban fachadas históricas de roca y madera. Pensó lo desagradable que debía ser vivir dentro de paredes que abarcaban metros de altura. Era desagradable él mismo lo estaba experimentando, se sentía algo claustrofóbico, las olas de personas que caminaban por el andén no eran de mucha ayuda para guardar el espacio personal. Es más, muchos caminaban propinando golpes con sus hombros y codos para abrirse paso entre la multitud, golpes que Lance les devolvía con una fuerza mucho mayor. Había llegado a un callejón algo oscuro, iluminado por LEDS azules que causaban una iridiscencia bastante atractiva en aquel espacio. Guiado por la curiosidad o más bien el aburrimiento atravesó el callejón que desembocaba en una autopista peatonal con carpas blancas a lado y lado. Parecía haber llegado a un mercado de las pulgas altamente visitado por mundanos, concluyó tras no ver pista de ningún subterráneo en el área. Conglomeraciones de personas se movían en direcciones aleatorias, chocando unos contra otros como olas que rompen contra un acantilado rocoso. La situación era muy desagradable para él, ya estaba cansado de tan poco espacio que se dispuso a volver por el callejón azul. Justo cuando se dirigía hacia aquel, desvío su mirada para ver en una caseta blanca lo que parecía una estela.

Se preocupó un poco por ver un instrumento de tan alto poder dispuesto a ser vendido como chocolate caliente en Navidad. Tuvo varias dudas sobre quien compraría y vendería eso ¿siquiera era eso legal? Se movió rápidamente serpenteando entre la multitud hasta el otro lado de la avenida donde pudo detallar el objeto. Resultó ser un simple bolígrafo roller de color gris, simulando algún tipo de piedra bastante extraña. Se percató muy tarde de que había avanzado demasiado rápido, alejándose del callejón por el que había llegado, estaba atrapado entre la multitud. Agobiado por el aliento de todos los mundanos respirándole al cuello se dispuso a desaparecer por un momento para buscar salida de aquel lugar. Desde la cazadora café oscura que llevaba tomó su estela, que se encontraba escondida en un bolsillo interior. La empuñó con suavidad mientras se movía hacia la parte trasera de la tienda que le cubriría mientras se marcaba la respectiva runa. Siempre se la hacía en el pectoral superior derecho pues generalmente hacía aquella marca antes de salir de casa, tal vez justo ahora no era el momento más indicado para hacérsela en aquel lugar pero no iba a perder la estética que guardaba entre sus tatuajes y las runas que se marcaba. Dejó que la cazadora se deslizara por sus brazos hasta que esta se posara en el suelo y posteriormente se alzó la camiseta con la mano izquierda, dejando al descubierto su marcado abdomen. Mientras mantenía la camiseta en posición dibujó la runa Mendelin con suavidad por encima de uno de sus tatuajes. Un haz de luz y calor fue emanado por la estela, causándole una pequeña molesta quemadura que tomaba forma lentamente. Se volteó para ver si alguien le estaba observando, que fue efectivamente el caso, un grupo de adolescentes se habían quedado acosándolo con su mirada, mientras los hombres que las acompañaban les recelaban. Aprovechó la escena, miró a la que le parecía más bonita y le guiñó el ojo pícaramente mientras se desvanecía.

Recogió su chaqueta del suelo, guardó su estela y se acomodó la ropa nuevamente mientras salía de la supuesta oculta ubicación. Se sentía más tranquilo y libre, era un alivio no ser observado por cientos de personas en varios minutos, además parecía que la gente guardaba su espacio. Eran como imanes, donde había mucha gente llegaba más y más hasta que tornarse intransitable. Siguió caminando por aquel mercado en línea recta por un borde menos transitado, siendo invisible para los ojos mundanos comunes. Llevó su mirada al cielo, quería asegurarse que no fuese a llevar o aún peor… nevar, aquel clima y el hecho de estar perdido no eran una buena combinación. Una lámpara cercana lo cegó y de repente se tropezó con una chica que venía caminando en dirección opuesta con un chocolate caliente en la mano. Reaccionó rápidamente con sus sentidos nefilim para evitar que la bebida caliente manchara su ropa, fue lo suficientemente rápido para evitar esto exceptuando ciertas gotas que caerían sobre sus botas –¿Qué te ocurre? Por el Ángel, ten cuidado por donde caminas– dijo con tono de fastidio -Esa bebida está muy caliente ¿Y si me hubiese caído a mi o alguien más en lugares sensibles?- musitó las últimas palabras con tono burlesco y pícaro. Antes de terminar de hablar se había fijado que era una chica bastante atractiva aunque algo mayor, tal vez 1 o 2 años diría él. Se quedó perplejo al ver que aquella chica parecía observarlo a los ojos después del choque. Giró su cabeza para ver si había alguien más atrás de él que la chica pudiese observar pero solo había un muro negro. Estaba casi seguro que la chica podía verlo pero ella no tenía ninguna característica de subterráneo ¿cómo era esto posible?



Victory at all costs, victory in spite of all terror, victory however long and hard the road may be ♔:


avatar
Mensajes : 90

Post de rol : 56

Temas : 7/8


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8389-lancelot-van-daele-shadowhunterhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8427-lancelot-van-daele-relations#72751http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8426-lancelot-van-daele-chronology#72750
Nefilim cazador/a

Volver arriba Ir abajo

Re: Mercado Navideño |Lancelot|

Mensaje— por Ary Nasser el Mar Dic 27, 2016 6:35 pm

Navidad nocturna
→ SABADO → 8:45 PM → MERCADO AMBULANTE HELL'S KITCHEN  → FRÍO

El frío iba en aumento, al igual que el número de personas que se congregaban a su alrededor. Durante una fracción de segundo, Ary temió haberse alejado del mercado para terminar en una de las atestadas calles principales, pero ver el conocido puesto de antigüedades de los años 20' la hizo suspirar de alivio. El puesto era como los demás, con una carpa blanca y un millar de figuras decorativas, muebles e incluso vajillas de la década de 1920, pero lo que Ary reconoció en aquel lugar fue una figura de porcelana , que un par de horas atrás había logrado ver durante unos segundos, antes de ser arrastrada por la multitud.

Abriéndose paso mediante algunos empujones y codazos, se acercó al puesto. Aun mantenía su chocolate caliente entre sus manos, pero eso no le impidió el poder examinar aquella figura. Era una representación bastante fiable de las estatuas en honor al dios Anubis, de la mitología egipcia. Como hija de una arqueólogo, no podía pasar por altos que los colores eran más pálidos que los que usaban en la realidad los egipcios de hacía cinco mil años atrás, pero la amante de aquella cultura que se encontraba dentro de su alma, no podía negar que era una verdadera obra de arte. Algo bastante raro de ver en un mercado al aire libre. Después de estar diez minutos discutiendo con el vendedor -un hombre bajito, de pelo negro y cara de rata-, se alejó del puesto con su nueva adquisición dentro de una bolsa de papel, y diez dolares menos en su cartera.

Dio una vuelta rápida por los puestos que le habían llamado la atención con anterioridad y, cuando decidió que no había nada por lo que perder su tiempo, se giró y comenzó a andar hacia la salida. Lo malo de aquel tipo de mercados, se dijo mientras se hacia a un lado para evitar tropezar con una señora, era la facilidad para entrar y la dificultad para salir. Recordaba perfectamente haber entrado por una de las calles laterales, por la que podía salir cerca de una estación de tren, pero en aquellos momentos no sabía donde se encontraba. Estaba perdida entre un mar de gente que iba y venía, sin ton ni son, y sin importarle nada más que ellos mismos y sus asuntos.

Tropezó con un niño, casi chocó contra una pareja y tuvo que desviarse de su camino inicial varias veces por culpa de personas que se negaban a dejarla pasar. Al final, con un suspiro de frustración pugnando por salir de sus labios, se dirigió hacia una parte menos transitada del mercado.

Los puestos de carpas blancas seguían presentes, pero de una manera más dispersa que por donde ella había paseado. El aire se sentía menos pesado, y las personas que paseaban por allí parecían más dadas a respetar el espacio vital de los demás. Se colocó mejor su chaqueta, se quitó un mechón rebelde de su cabello que se negaba a mantenerse dentro de su coleta, y miró directamente al cielo al notar como el viento soplaba aun más frío que antes. La luz de las farolas le molestaba en los ojos, y le dificultaba el poder ver el cielo con claridad, pero al haber crecido en Nueva York le facilitaba saber cuando el tiempo estaba por cambiar. Y el frío viento y las nubes grises dejaban en claro que en poco tiempo comenzaría por nevar. Hacía demasiado frío como para que lloviera.

Bajo su mirada hacia el frente y apenas tuvo unos pocos segundos para evitar el choque. Intentó dar un paso atrás a la vez que movía sus manos en un intento de evitar derramar su caliente bebida y dio gracias al cielo por no haberse quemado ella, ni la otra persona.

Lo siento, lo siento, estaba distraída—se disculpo rápidamente. Sus ojos repararon en la cazadora oscura y la camiseta, y no pudo evitar suspirar de alivio al ver que no había manchado al chico, que en aquellos momentos le recriminaba. Sus cejas se fruncieron al escuchar el tono de burla con el que le hablaba y alzo sus ojos para enfrentarse a aquel extraño. Era apenas media cabeza más alto que ella y por lo que parecía, rondaba su edad o un par de años menos, pero eso no engañó a Ary. Conocía a varias personas que pasaban de los treinta y tenían el aspecto de una persona de veinte años.—Te aseguró que, de haberte caído en algún otro lugar más sensible, yo misma hubiese llamado a la ambulancia y hubiese sostenido tu mano hasta que llegaras al hospital.—le respondió, burlona y sin apartar sus ojos de los del chico. Tomó un poco de su bebida y sintió como el calor se esparcía por todo su cuerpo—Por suerte para ambos, estas perfectamente y mi chocolate también, por lo que no debemos amargarnos por lo que pudo haber sido y no fue, ¿verdad?

Alzó una ceja y sonrió levemente al verlo confundido. Si era por sus palabras o por otra cosa, no lo sabía, pero no podía negar que aquella expresión en el rostro -atractivo, todo había que decirlo- de aquel chico, le hacia un poco de gracia. Pero solo un poco.




I am a mundane:



avatar
Mensajes : 133

Post de rol : 43

Temas : 6/4


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8392-ary-nasser#72515http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8409-quod-ties-in-cor-nostrumary-relation-s#72638http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8410-ary-nasser-cronologia#72639http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8602-me-secuestran-y-no-me-dejan-escapar-ausencia
Personaje inactivo

Volver arriba Ir abajo

Re: Mercado Navideño |Lancelot|

Mensaje— por Lancelot Van Daele el Miér Dic 28, 2016 11:40 pm

Navidad nocturna
→ SABADO → 8:45 PM → MERCADO AMBULANTE HELL'S KITCHEN  → FRÍO

Las pequeñas guirnaldas que colgaban entre carpa y carpa creando una especie de túnel verde con manchas rojas tenían cascabeles colgando. La ventisca que las empujaba de forma sincronizada creaba armoniosas melodías que deleitaban los oídos de aquellos amantes de la navidad. Había un fuerte olor a canela cargado en el aire, característico de los múltiples postres navideños que se vendían en aquella noche a todos los transeúntes. La calle del mercado carecía de un alumbrado público muy efectivo. La iluminación de aquella calle se debía en su mayor parte a las luces multicolor que emanaban los edificios circundantes. Esta poderosa y multicromática luminiscencia se reflejaba en los rostros de vendedores y compradores que corrían de aquí a allá buscando agotar la mercancía del día o conseguir buenos descuentos de último momento. Los inquilinos de las carpas comenzaban a recoger sus ganancias y productos restantes para dar entrega a un nuevo vendedor su respectiva carpa. La vida nocturna comenzaba aflorar mientras pequeños vendedores de licor artesanal y uno que otro industrializado comenzaban a tomar su lugar en aquella transitada calle. Todo estaba cambiando, la gente de mayor edad comenzaba ser reemplazada por adolescentes y una que otra persona extraña.

La chica se había dirigido directamente a él tras chocarse eso estaba muy claro. Había quedado atónito por el hecho que esta pudiese verle cuando él tenía una runa de Mendelin activa. Por un momento creyó que se había hecho la runa mal o que simplemente había imaginado hacérsela por lo tanto se levantó la camiseta por encima del pectoral para revisar que la tuviese allí. Efectivamente esta seguía visible, había transcurrido poco tiempo desde que se la había hecho y seguía teniendo aparente efecto. En el proceso había dejado al descubierto una de sus tatuajes que incluía la frase en Latín “Vires acquirit eundo” que era bastante visible. Por un breve momento había olvidado que aquella chica estaba frente a él cuando mostró su abdomen, cosa que le hizo sentir algo exhibicionista, como una mezcla de picardía con un poco de vergüenza. Confirmó sus sospechas de que solo ella podía verle cuando la gente que transitaba por los lados volteó a ver a aquella chica hablando sola, como si ella estuviese loca. No se había topado con muchos mundanos que fuesen capaces de verle, no era un panorama para nada común, mucho menos esperaba tener una experiencia con este tipo de personas al  recién llegar a Nueva York. Se agachó lentamente hasta apoyar su rodilla con el piso y tomó una rama caída que se encontraba allí. Se levantó y posteriormente comenzó a tocar repetidamente a la chica con aquella rama -¿A qué no eres real?- dijo con una voz extraña -Eres solo una ilusión o una proyección de algún miembro de La Clave que me está dando caza- mencionó algo confundido. La vara parecía no traspasar a aquella chica, en definitiva sí que era alguien real, muy posiblemente una mundana. Enfocó sus ojos en aquella chica para mirarla de pies a cabeza, no logró distinguir ningún rasgo subterráneo en ella –En teoría debería disculparme por lo que acabo de hacer pero no hago parte de ese tipo de convenciones sociales- dijo mientras formaba una mueca con su cara.

Le habían surgido muchas dudas y tenía cosas por responderle a aquella enigmática y atractiva chica. Le causaba interés que ella tuviese tantos secretos además de que era muy linda físicamente. En esos momentos su curiosidad se fundió con sus ganas de divertirse un poco –Pues estar perfectamente no es del todo cierto- dijo mientras señalaba hacía sus manchadas botas –Supongo que deberás reponérmelo invitándome a un chocolate…- cortó la frase cuando cambió de opinión –Quizás a un Whiskey o un trago de Vodka, son botas bastante caras- dijo mientras le guiñaba el ojo. Se había distraído un poco sobre el importante hecho de aquella mundana poseyese la visión así que se vio forzado a hablar nuevamente, rompiendo un pequeño silencio incómodo –Supongo que sabes por qué ha sido todo esto del palo y de la runa que tengo en el pecho… ¿cómo es que puedes verme?- dijo dubitativo y con gran entusiasmo.



Victory at all costs, victory in spite of all terror, victory however long and hard the road may be ♔:


avatar
Mensajes : 90

Post de rol : 56

Temas : 7/8


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8389-lancelot-van-daele-shadowhunterhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8427-lancelot-van-daele-relations#72751http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8426-lancelot-van-daele-chronology#72750
Nefilim cazador/a

Volver arriba Ir abajo

Re: Mercado Navideño |Lancelot|

Mensaje— por Ary Nasser el Jue Dic 29, 2016 2:06 pm

Navidad nocturna
→ SABADO → 8:45 PM → MERCADO AMBULANTE HELL'S KITCHEN  → FRÍO

El aire helado se colaba entre la ropa, adentrándose más allá de la camisa negra y acariciando su piel. En sus oídos, resonaba el sonido de las campanillas que tintineaban al son del viento. Sus ojos eran capaces de distinguir el blanco de las carpas y el verde de las guirnaldas entre el mar de gente. La gran mayoría de aquellas personas tenían abrigados gorros de lana y coloridas bufandas, mientras que una minoría, entre la que se encontraba ella, prescindía de aquellos accesorios. No era que no sintiera frío, sus manos congeladas y la piel tirante de sus mejillas era una fiel prueba de que si lo sentía, sino que con las prisas de salir para terminar sus compras navideñas, había olvidado ambos accesorios encima de su cama. Por suerte para ella, tenía una gran resistencia al frío, aunque solo fuera por las noches pasadas en las frías arenas del desierto.

A medida que el cielo se iba oscureciendo, Ary podía apreciar como la edad de los transeúntes también cambiaba. Las personas mayores eran sustituidas por jóvenes, y las familias eran cada vez menos, mientras que las parejas de enamorados parecían abundar. Esto hacía que la profesora se sintiera un tanto fuera de lugar, entre tantos grupos de amigos y parejas, aunque sabía que no podía hacer nada para remediarlo. Siempre había tenido cierta tendencia a la soledad y nunca le había molestado. Aun así, el poder entablar conversación -si a eso se le podía llamar conversación, que lo dudaba- con otra persona, aunque fuera un chico desconocido y extraño, lograba que no se sintiera tan fuera de lugar en aquel ambiente. Estaba por pedirle que se apartara para poder continuar con su paseo cuando su garganta se negó a pronunciar sonido alguno. ¡El chico se estaba levantando la camisa! Ary pudo sentir como el frío de sus mejillas era sustituido por un inesperado calor e intentó mirar hacía otro lado. Sus ojos cayeron en un par de chicas de no mas de quince años, que la miraban con sendas sonrisas burlonas mientras cuchicheaban entre ellas y se alejaban entre risas. Ary no sabía de que se reían, pero aquel comportamiento la había molestado.

Cogió aire y volvió a mirar al chico. Seguía con la camisa levantada, examinando algo en su pecho y la castaña no pudo evitar mirar también. Lo que vio, la dejo de nuevo sin respiración. Tenía la piel cubierta de tatuajes, cada uno diferente del anterior pero conviviendo en perfecta armonía, convirtiéndolo en una verdadera obra de arte. Ary entendía de eso, pues ella misma poseía varios tatuajes en su brazo derecho, que representaban su amor por Egipto. Sin embargo, un tatuaje en especial capto su interés. Avanzó un paso mas y posó su helada mano encima del tatuaje.—Vires acquirit eundo... La fuerza se adquiere avanzando. Es una frase de Virgilio y una gran verdad, si puedo decirlo.—comentó, más para sí misma que para el chico. Un par de segundos más tarde, aparto la mano del pecho del chico y se hizo un par de paso hacia atrás.—Lo siento, ha sido.. un impulso.

Estaba por dar media vuelta cuando el desconocido hizo algo que la confundió. Recogiendo una rama del suelo, empezó a tocarla, como cuando un niño quería saber si el bicho que estaba en el suelo, estaba muerto o no. Su ceño se frunció y tuvo que detenerse a si misma de caer en la tentación de tirarle su chocolate caliente a la cara. —Primero, soy tan real como tu, y segundo... ¿Que es la Clave y por que te esta buscando?—terminó preguntando mientras le quitaba la rama de la mano y la tiraba al suelo de nuevo. El que no pensase disculparse por la grosería que acababa de hacer, solo lograba enfadar un poco más a Ary. Y que le dijese que tenía que invitarle a algo, solo por manchar levemente sus botas de chocolate, solo lograba confundirla.

Espera, para el carro chico... me armas un escándalo por casi tirarte mi chocolate encima, después decides quitarte o levantarte... lo que sea, la camisa, me tocas con un palo, no te disculpas y ahora... ¿quieres que te invite a un vodka?—Ary no sabía si reírse, enfadarse o directamente llamar al psiquiátrico. Se decantó por la opción más pacifista y dejó que una sonrisa surcara sus labios.—Vale, vale... al menos podrías decirme tu nombre y...—se detuvo y lo miro con cierta sospecha—¿Que tonterías preguntas sobre si puedo o no verte?



I am a mundane:



avatar
Mensajes : 133

Post de rol : 43

Temas : 6/4


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8392-ary-nasser#72515http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8409-quod-ties-in-cor-nostrumary-relation-s#72638http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8410-ary-nasser-cronologia#72639http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8602-me-secuestran-y-no-me-dejan-escapar-ausencia
Personaje inactivo

Volver arriba Ir abajo

Re: Mercado Navideño |Lancelot|

Mensaje— por Lancelot Van Daele el Dom Ene 01, 2017 5:01 pm

Navidad nocturna
→ SABADO → 8:45 PM → MERCADO AMBULANTE HELL'S KITCHEN  → FRÍO

Parecían llamar la atención de muchos compradores navideños que caminaban por aquí y allá buscando el regalo indicado para sus seres queridos. Ellos que se encontraban estáticos entre olas de personas en movimiento, ellos llamaban la atención pues eran un obstáculo en medio de una vía de paso. La gente vestida con aspecto invernal se movía intentando evitarlos, chocando contra otras personas y mirándoles de re-ojo por su mal posicionamiento. Muchos se habían quedado observándolos por la escena que algo exhibicionista que resultaba específicamente muy curiosa en aquella fría época. Sumándole a esto, la interactividad de ambos individuos era muy llamativa para los transeúntes. Lance se había detenido justo debajo de una farola, que con su luz le delineaba sus marcadas facciones. La situación le tenía un poco tenso y el clima no era muy de su ayuda, tenía todos los músculos tensos y una sensación de vacío en su interior.

Tras examinar su abdomen para revisar la existencia de la runa, se había olvidado de la presencia de aquella chica por un momento. Sus ojos habían captado con su visión periférica que esta se había ruborizado y que había cambiado el punto focal de su visión. Ella parecía intentar disimular su pena sin mayor éxito pues su tez clara era potenciada por el frío que solamente resaltaba más con sus emociones. No consideraba grosero el hecho de que girase su cara para no mirarlo, aunque parecía más como si quisiese observarle con cierto disimulo. Este desafío a sus instintos femeninos le parecía interesante, convertía a aquella chica es una especie de reto especial para él, aunque esto no durase mucho. Pues ella había perdido a sus impulsos, se había quedado observando su torso desnudo con algo de fascinación. Había caído en su improvisado juego, cosa que la causo una gran satisfacción tal que llegó al punto de hacerle esbozar una pícara sonrisa asentada en el lado derecho de su cara. Había estado observando la expresión de aquella chica con respecto a su abdomen. Se encontraba inmerso en intentar descifrar sus pensamientos, lo suficiente para no reaccionar ante el súbito movimiento de mano que hizo esta. Su helada mano al contacto con su piel le causo un pequeño sobresalto que reprimió para que esta no se asustase ni pensara que lo que hacía estaba mal. El contacto entre ambos le había tensado más los músculos del abdomen y a su vez cierta plenitud, de tal modo que completo la media sonrisa que mantenía desde minutos antes. Al escuchar sus palabras le había parecido que aquella chica era bastante inteligente, aunque no es que aquello le importase mucho -¿Por qué me lo dices?- espetó dubitativo –No creerás… que soy de esos que se tatúan sin saber el significado de las cosas ¿eh?- dijo a modo de reclamo.

Al ver que la chica se había sentido mal y comenzaba a alejarse este se había sentido algo culpable por aquella situación –No te preocupes que yo, encantado- le dijo con una sonrisa. Quizás lo que había dicho no había sido de mucha ayuda, tal vez sólo empeoraba la situación pero era lo único que se le había ocurrido en aquel momento. La situación era lo bastante buena como para ser verdad y sería una lástima que aquella terminara de una forma tan aburrida. Pero no fue el caso pues aquella chica se había enojado un poco por sus movimiento con la rama, algo que Lance esperaba parcialmente, en caso de que ella si fuese real. Tal vez si había cruzado un poco la raya con aquello de la rama pero en definitiva aquel acto caricaturesco había sido bien entretenido. La fuerza y determinación con el que la chica había tomado la rama y la había arrojado molesta le había causado un escalofrío por la espina dorsal. Aquella mezcla de la suavidad con la que lo acarició y luego la fuerza con la que arrojó la rama le parecía muy enigmática y atractiva. La chica se mostraba algo confundida por toda aquella situación tan extraña, que sintiese esto era totalmente normal y además era un objetivo de Lance. Pensaba que como reaccionaban las personas en situaciones extrañas y nunca antes vistas mostraban mucho de cómo eran. No es que hubiese orquestado todo aquello pero si lo había reflexionado.  En esos momentos estaba lleno de satisfacción, la chica había reaccionado de formas que eran complacientes para él. Estaba impresionado de que aquella chica poseyese la visión y que a su vez no tuviese ni idea de que ocurría alrededor, no era un caso muy común. Generalmente este tipo de personas eran tomadas por locas y eran medicadas o algo por el estilo.

Al escuchar su pregunta que denotaba confusión este puso una pequeña mueca de fastidio. No quería ser él el que le explicase todo acerca del mundo de las sombras y no sabía siquiera si eso era legal. Era una tarea tediosa explicar aquella cosa además de que ella resultaría negándolo todo y bla bla bla –No me están buscando- dijo con un tono bastante serio –Te explicaré todo si llego a estar lo suficientemente emocionado tras un par de tragos- mencionó mientras le guiñaba el ojo. Se volteó para ver cuanta gente había mirándolos, bueno más bien a aquella chica que los transeúntes observaban hablar sola. Parecía que sólo había un grupo de adolescentes que estaban distraídos con aquella escena. Volvió a enfocar su mente en el reclamo que ella le estaba haciendo –Pues muy bien has puesto los eventos en orden cronológico y a forma de reclamo- dijo en forma sarcástica –Pero sí has entendido bien, aunque si no me quieres invitar tú te puedo invitar yo…- se acercó un poco a su oído para decirle. Había olvidado en medio de todos aquellos eventos extraños presentarse, un poco grosero pero digamos que no es como si ellos dos estuviesen siguiendo normas de socializar muy comunes. Volteó su cara para mirarle fijamente y esbozó una leve sonrisa –Oh claro, soy Lance, Lance Van Daele- dijo –El apellido es algo complicado pero con Lance me conformo- informó de forma sistemática.



Victory at all costs, victory in spite of all terror, victory however long and hard the road may be ♔:


avatar
Mensajes : 90

Post de rol : 56

Temas : 7/8


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8389-lancelot-van-daele-shadowhunterhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8427-lancelot-van-daele-relations#72751http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8426-lancelot-van-daele-chronology#72750
Nefilim cazador/a

Volver arriba Ir abajo

Re: Mercado Navideño |Lancelot|

Mensaje— por Ary Nasser el Dom Ene 01, 2017 9:54 pm

Navidad nocturna
→ SABADO → 8:45 PM → MERCADO AMBULANTE HELL'S KITCHEN  → FRÍO

La castaña no entendía que ocurría a su alrededor. Aunque ambos se encontraban hablando, en mitad de la calle, y obstaculizando el paso de algunas personas, no era razón suficiente como para crear aquella conmoción. Podía escuchar algunos cuchicheos que se referían a ella, provenientes de las carpas cercanas a ellos. Dependientes hablando con sus clientes en voz baja sobre "gente sin consideración" mientras la miraban, sin ningún tipo de disimulo o pudor. Personas que no evitaban el chocarse con ella y que, en vez de formular una disculpa, la miraban reprobatoriamente. E incluso una señora mayor había susurrado un "loca" al pasar por su lado, sin importarle si la escuchaba o no.

No lo comprendía. Parecía que toda aquella gente la encontraban molesta a ella, pero no parecían reparar en el chico que, de pie frente a ella, también impedía el paso de algunas personas. Los transeúntes no parecían reparar en él, solo fijándose en ella. Solo molestándose con ella. Inspiro hondo y contó hasta diez mentalmente en un intento de tranquilizarse. Lo último que deseaba era crear un espectáculo en mitad de la calle por culpa de personas sin educación. Tomo de un solo trago lo que quedaba de su chocolate caliente y pudo sentir como sus nervios se calmaban. La morena aun se sorprendía de lo que una simple bebida caliente era capaz de hacer. Dejo de lado sus pensamientos sobre el chocolate y la gente que paseaba a su alrededor y se centró en el chico.

Siendo sincera consigo misma, la situación la había abstraído lo suficiente como para no reparar demasiado en los rasgos del chico que, bajo la luz blanquecina de la farola, eran mucho más visibles. Ary debía admitir que era un joven atractivo pero que emanaba un aura extraña. Era una sensación que ya había notado con anterioridad, cuando en su niñez y adolescencia se encontraba con personas extrañas que nadie, a parte de ella, parecían ver. Personas con orejas puntiagudas, con ojos extraños o tatuajes similares al que había podido ver tatuado en el pecho del chico, destacable incluso entre todas las imágenes que exhibía sobre su piel. Y aquel símbolo, había sido otro detonante para acercarse a él e incluso, tener la osadía de tocar su piel, aun cuando esa simple acción podía causarle varios problemas. Para su suerte, el chico no parecía mostrar indicios de incomodidad ante su contacto -la sonrisa que podía verle dibujada en el rostro, era un claro de ejemplo-, aunque eso no evitó que la vergüenza anidara en ella, causándole un molesto sonrojo.

Al oír su reclamó ante un simple comentario que su vena de profesora le había empujado a expresar en voz alta, no pudo evitar sonreír con cierta burla y cruzarse de brazos, divertida.—Encanto, era un simple comentario pero, ya que has sacado el tema y, puesto que todos tus tatuajes tienen un significado en especial...—volvió a posar su mano sobre el cuerpo del chico, justo donde se encontraba aquel dibujo tan parecido a aquellos que veía de pequeña—.¿Que significado tiene este?

Ary era curiosa, desde que tenía uso de razón se dejaba llevar por la curiosidad, razón principal por la que siempre iba a las expediciones de su padre. Por ello, había dejado de lado el comentario del chico junto con su sonrisa al igual que el descortés acto de tocarla con una rama, para centrarse en lo importante. ¿Que era esa Clave que había mencionado y porque lo buscaban? Ary no pensaba dejar pasar el tema y, si de algo estaba segura, era de que iba a obtener las respuestas a sus preguntas. Aunque el chico le había dado a entender que no pensaba contestar a sus preguntas, a menos que ella se las ingeniara para sonsacarle las respuestas, la morena no se preocupo. Cuando ella quería algo, no paraba hasta obtenerlo. —Mientras así respondas a mis preguntas...—murmuró por lo bajo.

Un escalofrió bajo por su espalda al notar el cálido aliento del chico rozar la fría -y sensible- piel de su oído y parte de su mejilla. Miró a su alrededor -en parte para evitar pensar en el desconocido que invadía su espacio vital-, y se encontró con las miradas burlonas de unos adolescentes. Para su suerte, y desgracia de aquellos chicos, eran estudiantes suyos y les dedico su mejor sonrisa. Una sonrisa que dejaba bien en claro una cosa: una sola burla y estarían suspendidos todo el curso. Los chicos captaron la indirecta y, nerviosos, dieron media vuelta y se alejaron de su vista. A su vez, la morena clavo sus ojos en los del chico.—Ary Nasser—y, harta de las miradas burlonas, cogió de la mano al chico y tiró de él para empezar a caminar.—Y ahora, mi querido arcanum peregrinus yo tengo preguntas, tu respuestas y me las vas a decir. Vamos

No sabia muy bien a donde ir, solo caminaba a través del mar de gente sujetando fuertemente la mano del chico para evitar que se escapase, mientras buscaba algún bar o cafetería donde poder tener una conversación sin curiosos de por medio.




I am a mundane:



avatar
Mensajes : 133

Post de rol : 43

Temas : 6/4


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8392-ary-nasser#72515http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8409-quod-ties-in-cor-nostrumary-relation-s#72638http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8410-ary-nasser-cronologia#72639http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8602-me-secuestran-y-no-me-dejan-escapar-ausencia
Personaje inactivo

Volver arriba Ir abajo

Re: Mercado Navideño |Lancelot|

Mensaje— por Lancelot Van Daele el Vie Ene 06, 2017 8:03 pm

Navidad nocturna
→ SABADO → 8:45 PM → MERCADO AMBULANTE HELL'S KITCHEN  → FRÍO

Había estado observando las delicadas facciones características de aquella chica que gesticulaban constantemente denotando confusión. Parecía que ella no estaba nada consciente de la existencia del mundo de las sombras, algo que es poco común. Los mundanos con la visión no tenían la visión agudizada y tendían a ver contadas cosas pero aun así eso debía ser suficiente para notar que algo anda mal. Por un momento sintió algo de pena por aquella chica, era injusto que le trataran como si estuviera loca solamente por el hecho de ser especial. Él podía ver que ella pasaba por un gran estrés y presión social en aquel momento, víctima principalmente de que él se hubiese ocultado a los ojos de los mundanos comunes. Pero desde luego no se culpaba, no debería ocultarse si los mundanos no fuesen tan agobiantes a todo momento. Aunque él esperaba que aquella chica entendiera pronto la razón por la cual ella era tan especial y ojalá fuese por sus propios medios. Desde luego que no podía pasarse toda la vida confundida y marginada por su don. Sus pensamientos sobre la situación de la chica se desvanecieron a medida que aparecía un ligero rubor en su cara que parecía causado por cierta incomodidad. A él no le importó mucho, si le ponían la posibilidad de ser algo descarado en una bandeja de plata se iba a aferrar a ella

Se había quedado observando un poco por debajo de la clavícula de la chica mientras se perdía en sus pensamientos durante un par de minutos. Seguramente este era el lugar no más indicado para aquel momento pero le permitió ver como la chica se cruzaba de brazos y sonreía. Aquel gesto le había parecido algo confuso pues la gente se cruzaba de brazos al sentir molestia y sonería al sentir felicidad. Para enmarañar más sus pensamientos esta posó nuevamente su mano en su pecho, causándole un pequeño escalofrío que le recorrió todo el abdomen. La mano de ella ya no estaba gélida como la primera vez que le había tocado pero aún seguía fría a comparación con la temperatura que tenía su cuerpo. La sensación de frío comenzó a desaparecer a medida que se contraían los músculos en sus pectorales y su temperatura corporal comenzaba a alzarse, especialmente donde aquella tenía su mano. Sintió como su pulso se aceleraba levemente mientras ella apoyaba más sus manos en su piel desnuda –Es una runa, un símbolo angelical- dijo suavemente. Tomó la mano de la chica y la arrastró por su abdomen hacía la parte baja, donde la dejo. La sensación de que aquella mano le recorriese el torso solamente ayudó a que se incrementara el calor que se desvanecía a pocos centímetros por la fría atmósfera. Cruzó su mirada con la de la chica –Acá tengo otra, no sé si la puedas ver con claridad- dijo mientras bajaba su mirada hacía la mano apoyada en la runa ubicada en sus abdominales inferiores.

Después de aquella escena toda pareció normalizarse un poco, entonces él desvió su mirada junto a la de ella que se dirigía hacia la de un grupo de jóvenes que parecían conocerla o algo por el estilo. Intentó analizar un poco sobre ellos pero fue distraído por el nombre de la muchacha cuyo apellido era peculiar. Sonaba árabe, tenía cierta experiencia como Nefilim en Emiratos Árabes Unidos donde tuvo experiencias no tan positivas. No quería revivir en su mente aquellos desagradables recuerdos, menos en aquel momento. Aunque quisiese recordar, sus pensamientos se esfumaron por una sacudida que tenía epicentro en uno de sus brazos. No se movió mucho con el tirón pues era fuerte y pesado pero esto si le impulsó a caminar detrás de ella. Había escuchado sus palabras con dificultad pues pasaron al lado de una carpa con gigantescos parlantes de los que emanaban sonidos irregulares. Había escuchado las distorsionadas palabras en latín como para comprender únicamente la palabra desconocido. A todo Cazador de Sombras se le enseñaba latín desde una temprana edad pero él no era exactamente un prodigio de las lenguas. Aun así lograba entender lo básico y una que otra cosa. Paró un momento, frenando a la chica para analizar que era muy extraño que ella se fijara tanto en todo lo que parecía de origen latín. Además de este dato ella poseía la visión, cosa que era bastante extraña, esto parecía apuntaba a que era una Nefilim exiliada cuyos recuerdos fueron borrados. Debía buscar marcas o cicatrices de runas en su cuerpo para comprobar si la sangre de Raziel corría por sus venas o no –Está bien, pero será con un par de tragos como ya te lo había dicho- dijo de forma sistemática mientras se aventuraba de sus hipótesis.




Victory at all costs, victory in spite of all terror, victory however long and hard the road may be ♔:


avatar
Mensajes : 90

Post de rol : 56

Temas : 7/8


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8389-lancelot-van-daele-shadowhunterhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8427-lancelot-van-daele-relations#72751http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8426-lancelot-van-daele-chronology#72750
Nefilim cazador/a

Volver arriba Ir abajo

Re: Mercado Navideño |Lancelot|

Mensaje— por Ary Nasser el Vie Ene 06, 2017 10:45 pm

Navidad nocturna
→ SABADO → 8:45 PM → MERCADO AMBULANTE HELL'S KITCHEN  → FRÍO

Laenat faduli...—murmuró en voz baja, refiriéndose a todas aquellas personas que se fijaban en ella, que la miraban descaradamente de una forma que Ary empezaba a aborrecer. No solía hablar en árabe a menos que la ocasión lo meritase -como cuando se encontraba en alguna exploración o cuando discutía con su padre, en donde era casi un acto inconsciente- , pero su paciencia parecía ser escasa en aquella ocasión y había sido algo involuntario. Igualmente no le importaba. La gente no solía conocer sobre sus raíces árabes a menos que ella misma se lo dijese, pues no solía presentarse con su nombre completo. Era Ary, simplemente Ary. O profesora para aquellos a los que daba clase.

Para su sorpresa, el joven apenas y si había reaccionado  a su comentario, aunque no podía dejar pasar por alto que no la miraba a los ojos. Ni siquiera a la cara. Aunque sabía que su atención estaba puesta en ella. Su cuerpo lo podía notar. Al igual que pudo notar el calor que emanaba del cuerpo masculino cuando posó su mano, por segunda vez, sobre la piel del chico. El contraste de temperaturas, entre el frío de su mano contra el calor del pecho masculino, causo que un escalofrío recorriera, en sentido inverso, su columna vertebral. Sus ojos clavados en el tatuaje que sus dedos habían rozado, mientras que su boca buscaba alguna frase, por estúpida y sin sentido que fuera, para poder cortar el silencio que se había creado tras su pregunta e inesperado acto. El sentir, como la piel bajo sus dedos aumentaba, de forma lenta pero constante su temperatura, solo logró ruborizar un poco más las mejillas de la castaña. Se paso la lengua por los fríos labios y su ceño se frunció, levemente. —¿Runas angelicales? Sé de la existencia de runas celtas pero...— sin darse cuenta, acarició levemente el tatuaje. Nunca en su vida, había escuchado de runas angelicales, ni en todos sus años de estudio las había visto. Aunque bien era cierto que era exactamente del mismo estilo que los tatuajes que tenían aquellos seres extraños de su niñez. Parpadeo e hizo el intento de retirar su mano, pero el chico se lo impidió. Su mano se vio apretada contra la piel del chico con una de las manos del mismo, siendo arrastrada con suavidad sobre el pecho masculino hasta el abdomen. La morena ni parpadeo mientras sentía el contacto suave del cuerpo del chico. Para cuando la caricia se detuvo, bajo su mano se encontraba otro tatuaje, parecido pero diferente a la vez del anterior. Se asemejaba a la escritura arabica, pero no le encontraba traducción, por lo que dedujo que no era ninguna palabra o frase. Parpadeo repetidamente para centrarse en lo que el chico le estaba diciendo, y asintió quedamente con la cabeza para darle a entender de que si era capaz de ver el tatuaje.

Ary agradeció internamente cuando el chico se bajo la camiseta y la situación tomo un tinte más normal. Inspiró profundamente para controlar el rojo en sus mejillas y, tras serenarse, pudo notar que el nombre del chico no era neoyorquino. Lancelot era el nombre de uno de los caballeros de la mesa redonda del Rey Arturo, y aunque no era capaz de determinar el origen del apellido, estaba casi segura de que no era estadounidense. Su mente catalogó esa pequeña parte de la información en un cajón de su cerebro y se concentró en lo realmente importante en aquel momento: salir de aquel laberinto de carpas y, recién colocados juegos ambulantes. Pasaban justo por delante de una tómbola, que a través de los altavoces enumeraban los múltiples regalos que ofrecían, cuando el chico decidió detenerse y junto con él, ella. Ary dio un pequeño traspiés y lo fulmino con la mirada. La frase que dijo después del parón, solo hizo que quisiera en verdad tener el poder de matar a la gente con solo mirarla mal. Elevó sus ojos al cielo, suplico paciencia, y volvió a mirar a Lancelot. —Si prometes contestarme a todas mis preguntas, sin excepción ni evasivas... —lo miró de arriba abajo, frunció el ceño y se mordió el labio inferior—.Mi apartamento se encuentras a dos manzanas de aquí, son diez minutos caminando a buen ritmo.

Su padre la hubiese matado en aquel mismo instante por habersele ocurrido la idea de invitar a un completo extraño a su casa, a los pocos minutos de haberse presentado ambos, pero Ary sabía que no tenía opción. En un bar se encontrarían rodeados de personas y con elementos que la pudiesen distraer y que causaran que perdiese información vital. En cambio, en su apartamento, ella mantenía la situación controlada en un espacio libre de distracciones y perfectamente controlado. O al menos, eso era lo que esperaba.

Tiro de la mano del chico, instándolo a avanzar junto con ella y empezó a abrirse paso entre la multitud. Estaba empezando a hartarse de aquel mar de gente, en donde solo recibía empujones y golpes al intentar avanzar.

Glosario:

Laenat faduli siginifica Puñeteros cotillas.




I am a mundane:



avatar
Mensajes : 133

Post de rol : 43

Temas : 6/4


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8392-ary-nasser#72515http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8409-quod-ties-in-cor-nostrumary-relation-s#72638http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8410-ary-nasser-cronologia#72639http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8602-me-secuestran-y-no-me-dejan-escapar-ausencia
Personaje inactivo

Volver arriba Ir abajo

Re: Mercado Navideño |Lancelot|

Mensaje— por Lancelot Van Daele el Mar Ene 10, 2017 10:55 pm

Navidad nocturna
→ SABADO → 8:45 PM → MERCADO AMBULANTE HELL'S KITCHEN  → FRÍO

Por un momento creyó que Ary había desaparecido pues un pequeño grupo se atravesó entre los dos y parecieron empujarles. Cuando las personas pasaron pudo escuchar a la chica susurrar unas palabras que distinguió eran en latín o quizás árabe, pero esto no importaba pies no entendía muy bien ninguna de las dos lenguas por lo tanto no se molestó en hacer un esfuerzo para comprender aquellas palabras. Su expresiva cara parecía decirlo todo, se encontraba un poco disgustada en aquel momento. Mucha gente había reparado en ellos dos, en realidad solamente en ella dado al glamour del que ella carecía aquella noche. Una parte de él sentía no poder acompañarle en su aflicción pero otra lo sentía como un alivio, había demasiadas personas y muy poco espació. Puso una pequeña mueca de fastidió y exhalo fuertemente mientras observaba sus botas negras. Había escuchado su voz por entre la multitud mientras ella rozaba su piel con suavidad. Entonces bajó la mirada hacía su pecho –No sabes de su existencia porque casi nadie la sabe- dijo mientras elevó su mirada hacía los ojos de Ary –Y quizás es mejor no saber- dijo mientras descendía su tono de voz. Se pasó los dedos por su flequillo en un rápido movimiento para acomodarse, el viento se había incrementado los últimos minutos y su peinado estaba sufriendo un poco. Su visión fue reemplaza en ese instante por una gran oscuridad, característica de que su pelo le obstaculizara su campo de visión. Cuando pudo volver a ver se topó con que la mundana se había sonrojado, era sin duda algo que ya parecía bastante común en ella y que denotaba cierta dulzura. Cerró sus ojos y pintó una sonrisa en su boca al recordar cuando sintió el contacto de la mano de ella minutos antes. En medio de sus ocupados pensamientos se fijó en la afirmación de que si veía la runa pero no le dio mayor importancia en aquel momento.

Seguían caminando a través de aquel mercado por unos estrechos andenes juntos, sin dirigirse mucho la palabra y sin un rumbo fijo. Pero fue en ese momento cuando él se detuvo que notó como la chica perdía cierta estabilidad. Entonces la jaló desde el brazo por el cual la tenía sostenida para evitar que se cayese pero uso una excesiva cantidad de fuerza que provocó que ella fuese halada hacía su cuerpo. El pelo de Ary acarició el mentón de Lance mientras su cuerpo caía hacía su abdomen. Pudo sentir que sus cuerpos apenas se rozaron y encajaron por un momento como si fuesen un rompecabezas. Como reflejo abrió sus brazos para atraparla en un intento fallido por reducir el impacto del cuerpo de ella. Entonces se fundieron en algo similar a un abrazo que duró un corto momento pues él tambaleó dando un par de pasos atrás, víctima de la inestabilidad causada por el choque. Entonces sacudió levemente la cabeza con el propósito de volver a alejar su molesto cabello de su cara y de volver al ruedo de la conversación. Volvió a cruzar su mirada con la chica mientras ella hablaba y ladeó su cabeza como reacción a la gran curiosidad encarnada por ella que le cautivaba. Bajó un poco sus ojos para ver cómo ella se mordía su carnoso labio mientras le hacía una invitación a su apartamento. En aquel momento una pequeña llama se avivó dentro de él que fue representada en sus ojos que se abrieron más de lo normal y brillaron tenuemente.

Quizás era algo extraño para muchos que ella le hiciese una invitación a alguien que acababa de conocer pero Lance sabía que esto era normal dada su gran atractividad, desde luego que ya había estado en esa situación incontables veces. Pero aquella noche sentía algo especial quizás era aquel misterio, aquella curiosidad y la confianza corporal que existía entre ellos dos lo que hacía todo un poco diferente. Con su cabeza aún ladeada miró desde su ángulo el cuello de la chica –Si tú insistes…- susurró con picaría. Pero él tenía ganas de un trago desde hace ya un buen rato, de hecho tenía la garganta seca y fría. No sabía si ella era el tipo de persona que tendría suficientes botellas como para alegrarle la noche y eso desde luego podía ser un problema no sólo para él si no para los dos. Además de que una vez llegaran no tenía la intención de volver a salir al frío de la noche. Sintió un fuerte tirón en el brazo derecho que jalaba de forma insistente su cuerpo hacía adelante, se relajó y se dejó guiar por el cuerpo de Ary entre la multitud. Con su brazo libre le posó la mano encima de la clavícula y se la apretó con un poco de fuerza buscando llamar su atención -¿No quieres que compremos un par de botellas antes de ir? Ya sabes me gustaría colaborar un poco- dijo mientras dibujaba una sonrisa que mostraba sus dientes en el rostro. Definitivamente era un gesto no muy característico de él, siempre sonreía con la boca cerrada, él mismo se estaba preguntando porque había hecho ese gesto pero no pudo hallar ninguna explicación.




Victory at all costs, victory in spite of all terror, victory however long and hard the road may be ♔:


avatar
Mensajes : 90

Post de rol : 56

Temas : 7/8


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8389-lancelot-van-daele-shadowhunterhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8427-lancelot-van-daele-relations#72751http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8426-lancelot-van-daele-chronology#72750
Nefilim cazador/a

Volver arriba Ir abajo

Re: Mercado Navideño |Lancelot|

Mensaje— por Ary Nasser el Jue Ene 12, 2017 10:32 pm

Navidad nocturna
→ SABADO → 8:45 PM → MERCADO AMBULANTE HELL'S KITCHEN  → FRÍO

Ary se consideraba una mujer paciente, o al menos debía serlo siendo que tenía bajo su cuidado varios alumnos adolescentes, cuyas hormonas se encontraban en un permanente estado de revuelo y exaltación. Si era capaz de mantener un relativo control sobre más de veinte alumnos, durante dos horas, sin tener que levantar la voz, era capaz de mantener su temperamento bajo control a pesar de los sentimientos claustrofobicos que empezaba a experimentar. La gente a su alrededor, empujándola de un lado a otro, entrometiéndose en su camino, invadiendo su espacio personal... Ary no era claustrofobica -y lo agradecía ya que eso le habría dificultado mucho el poder ayudar a su padre dentro de una pirámide-, pero en aquellos momentos, empezaba a sentir que le faltaba un poco el aire. Inspiro hondo, mentalmente contó hasta diez e intento controlar los latidos de su corazón que parecían haberse incrementado de forma alarmante. Cuando la gente dejó de interponerse entre ella y el chico, dio un paso adelante en una muda señal de que nadie más iba a poder pasar por allí. El chico le decía que nadie sabía sobre la existencia de aquellas runas y que era mejor que siguiera así, pero eso solo hacia que la curiosidad de Ary se incrementara. No le gustaban los misterios y, si por alguna casualidad de la vida se encontraba con alguno, hacia todo cuanto pudiera y más para resolverlo.

En un intento de avanzar entre la gente que se amontonaba a su alrededor, Ary no pudo mantener el equilibrio cuando Lancelot decidió detenerse en mitad de aquella marea de personas.  La gravedad hizo su efecto y cerró los ojos fuertemente en un acto reflejo antes del golpe. Esperó el dolor agudo de caer al suelo adoquinado, pero en cambio, todo cuanto pudo sentir fue calor y como su cuerpo fue acomodado torpemente en un intento de abrazo. Abrió sus ojos y se mordió la lengua en un intento de controlar el sonrojo que pugnaba por invadir sus mejillas. Se negaba sonrojarse por el simple hecho de estar semi abrazada por un chico. Murmuro un simple "gracias" y se separo del chico, no demasiado rápido como para que pensase que se encontraba incomoda o nerviosa, y tampoco demasiado despacio como para que se hiciese alguna idea errónea.  Se colocó la chaqueta y su bolso, y alzo la mirada para poder verlo directamente a los ojos. Pudo distinguir como, de un momento a otro, los ojos verdes del chico se avivaron y empezaron a brillar de forma tenue pero notoria.

¿Que si ella insistía? La verdad era que su plan inicial para aquella noche, era sentarse en su sillón, taparse con una manta y ponerse a ver viejas repeticiones de la serie FRIENDS en su televisor. EL invitar a un chico a tomarse unos tragos era lo último que se le habría pasado por la cabeza, pero querías respuestas y estaba dispuesta a sacrificar su noche en pijama para conseguirlas. Tomo con fuerza la mano del chico y se relajó un poco al ver que este no oponía resistencia a seguirla. Tuvo que abrirse paso a empujones y hasta tuvo que clavarle el codo a un chico que se negaba a dejarla pasar. El chico se quejo con un "Hey" que Ary paso por alto. Una mano en su clavícula llamo su atención y, sin dejar de caminar, miró al chico. Para suerte de ambos, habían logrado salir de la marea de gente y se encontraban en la calle, fuera del mercado. Giró a la derecha y siguió su camino. Sonrió un poco al ver la sonrisa del chico y negó la cabeza, divertida. No había conocido nunca a alguien capaz de hacerla cambiar de estado de un momento a otro.

Tengo vodka en mi casa y justo debajo, hay un 24h en donde venden un buen whisky, podemos comprar ahí si quieres.—le respondió, mientras giraba otra vez y se adentraba por un estrecho callejón entre dos grandes edificios de piedra gris. Al salir, estaba en una parte menos transitada de gente, y con edificios de piedra rojiza. Cruzó la carretera hasta la escalera del edificio número 42 y abrió la puerta, dejandole entrar primero. Antes siquiera de que intentara tomar el ascensor, lo volvió a tomar de la mano.—No funciona, así que por las escaleras.

Le sonrió, antes de empezar a subir.

Su apartamento se encontraba en la quinta planta, la última de todas. La primera semana después de su mudanza, había odiado cada escalón que debía subir, pero con el paso del tiempo, sus piernas agradecieron el ejercicio diario. Sobre todo por que Ary podía entrar y salir de su casa unas diez veces al día, tranquilamente.

El rellano de su piso era pequeño, con desnudas paredes de ladrillo rojizo y suelo de madera desgastado. Su puerta, ha diferencia de la de los demás apartamentos, era nueva, robusta, oscura y blindada. Un regalo de su padre para que desalentara a cualquier posible atracador. Metió la llave -la media luna que colgaba de su llavero, balanceándose suavemente- y después de dos vueltas y que sonara un 'clic', abrió la puerta. Se hizo a un lado y dejó que el chico pasara antes que ella.

No tenía recibidor. En un espacio reducido era algo que no necesitaba, aunque si disponía de una pequeña mesita justo al lado de la puerta en donde podía dejar sus llaves, el móvil y las cartas. El salón era luminoso, con las paredes pintadas de blanco y color crema, y grandes ventanas con cortinas semi transparentes blancas, que dejaban entrar la luz solar, aunque a aquella hora, tuvo que encender las pequeñas lamparas de techo de estilo vintage. Un sofá chester, de múltiples y vividos colores contrastaba con la pequeña mesa de cristal que tenía delante y la televisión de plasma -que se había comprado las Navidades pasadas- que se encontraba en un mueble de madera vieja -del llamado estilo vintage- que había encontrado en una tienda de segunda mano. El suelo de madera flotante blanca, que conectaba el salón, el pequeño comedor -que hacía las veces de despacho- y la cocina con barra americana que compartían el mismo espacio. Una sola puerta cerrada, en la pared del fondo, entre la cocina y el comedor, llevaba a su habitación y al único baño que tenía.

Cerró la puerta, se quito el abrigo y lo dejó encima de su sofá, mientras esperaba cualquier tipo de reacción del chico.



I am a mundane:



avatar
Mensajes : 133

Post de rol : 43

Temas : 6/4


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8392-ary-nasser#72515http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8409-quod-ties-in-cor-nostrumary-relation-s#72638http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8410-ary-nasser-cronologia#72639http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8602-me-secuestran-y-no-me-dejan-escapar-ausencia
Personaje inactivo

Volver arriba Ir abajo

Re: Mercado Navideño |Lancelot|

Mensaje— por Lancelot Van Daele el Mar Ene 17, 2017 8:29 pm

Navidad nocturna
→ SABADO → 8:45 PM → MERCADO AMBULANTE HELL'S KITCHEN  → FRÍO

Se abría paso repartiendo un par de codazo entre las transitadas calles mientras se alejaba a grandes zancadas del mercadillo, guiado por Ary. Escucho su voz de forma clara pues esta había girado su cara para dirigirse a él. Fue un gran alivio porque había mucho ruido y temía ignorarla de forma involuntaria. Fue fugazmente halado hacía un pequeño callejón que se encontraba entre lo pintoresco y lo peligroso, había grandes torres bastante uniformes donde solo podía divisar poca gente. No se preocupaba, estaba en Manhattan y ya se había cruzado con un par de ejecutivos que le proporcionaban cierta tranquilidad. No sentía miedo, tenía demasiado estrés acumulado y no quería tener que desquitarse con nadie, pero si le daban una razón no le tendría opción. Echó una ojeada a ver si por el camino encontraba aquel supermercado, le preocupaba que no hubiese suficiente alcohol para saciar su sed y mente. Una sed que se incrementaba a medida que su garganta se secaba por producto del movimiento. Él era un gran bebedor, aunque disfrutaba de aquel elixir de forma ocasional y no lo hacía a diario, era algo que valía la pena aclarar. No se puede ser Nefilim y alcohólico a la vez, son dos cosas que no van juntas de la mano. Se preguntó qué clase de Vodka tendría Ary en su casa ¿Quizás algo común y corriente? En realidad le gustaría una bebida con algo más de sensación como un Smirnoff saborizado con arándanos. Quizás estaba siendo demasiado exigente en su mente, se había distraído y olvidó responderle a la chica. Asintió en señal de afirmación, esperando Ary le hubiese podido ver. Le hubiese gustado responderle pero como estaba de espaldas era una tarea bastante complicada por la contaminación auditiva.

Llegaron a un edificio color carmín donde ella le abrió la puerta formalmente y le invitaba a seguir. En respuesta a esto se quedó parado mirándola e hizo un ademán con la mano insistiendo para que pasara. Cerró los ojos por un momento y dado que nadie parecía moverse tomó la iniciativa y entro primero al recibidor. Vio unas escaleras que rodeaban la pared y en el centro un elevador al que se dirigió directamente al entrar. No se encontraba cansado tras la caminata por su buen estado físico pero si tenía gran pereza de subir aquella tortuosa escalera. Suspiró hondo y se volteó a verla –Creo que tendré que posponer mi día de pierna en el gimnasio ¿no?- dijo de forma sarcástica mientras le dedicaba una sonrisa. Inicio el ascenso de forma lenta por la escalera que producía un fuerte sonido con cada pisada que hacía. Llegaron finalmente a una puerta similar a la de un bunker que no hacía conjunto con las otras que se encontraban dispuestas alrededor. Supuso que era algún tipo de forma de llamar la atención o mostrar originalidad, en realidad no le importó mucho. Esta vez no esperó a que le ofrecieran entrar, apenas se abrió la puerta se precipitó adentro de forma rápida. Al entrar se quedó de pie en el centro del salón mientras observaba el interior. No pudo ver mucha cosa desde la entrada ni reflexionar sobre el aspecto del apartamento –Muy lindo, que buen gusto- dijo con tono afable. No tendía a seguir mucho las formalidades pero quizás era el momento adecuado para hacer un pequeño cumplido y dar paso a algo de confianza. Se movió hacía adelante y comenzó a girar sobre si mismo mientras miraba todas las cosas de arriba abajo.

Se quedó observando un poco todos los muebles que se hallaban distribuidos alrededor del pequeño espacio. Todo parecía algo viejo pero se veía limpio, era seguramente de esos trends hípsters siempre presentes en Tumblr o ese tipo de cosas mundanas. No entendía muy bien aquello, no le gustaba que mezclaran lo antiguo con lo moderno. Había vivido gran parte en Europa, rodeado por grandes libreros de robles que databan de épocas medievales y aquello nunca le había molestado. Pero en lo personal prefería el mármol, las paredes negras y combinaciones de colores puramente neutros. Se inclinaba más hacía los diseños modernos que aunque no fuese experto en el tema prefería. Siempre había vivido en institutos que tienden a tener el mismo aire pero esto no significaba que tuviese mal gusto. Dio un paso atrás para acercarse al perchero que había en la entrada con el propósito de dejar su chaqueta. Se detuvo y observó a Ary luchando por deshacerse de su abrigo. Se hizo casi contra la puerta y luego avanzó, llegando por detrás de la chica. Se acercó demasiado a ella, lo suficiente como para que sus cuerpos se tocaran por un segundo antes que él diese un pequeño pasó atrás. Tomó la parte frontal de la chaqueta y tiró de ella suavemente hacía atrás, mientras sus brazos se deslizaban junto a los de ella desde el centro de su abdomen hacía los lados. Su rostro había quedado cerca al cuello de Ary, casi que sentía un instinto vampírico por morderla y recorrer aquella parte de su cuerpo con su mano u otra parte de su cuerpo. Pero aquello sería demasiado al grano para él y quitaría mucho entretenimiento de por medio, además quizás era demasiado atrevido para una desconocida. Y el alcohol, faltaba alcohol de por medio casi lo había olvidado. –Linda estancia la que tienes aquí, ¿no me vas a dar un tour?- susurró a su oído de forma lenta. Posteriormente terminó de deslizarle la chaqueta por los brazos y la colgó en el perchero. Se movió por el lado de ella mientras salía de su posición donde Ary le daba la espalda. Caminó en línea recta y se lanzó encima del sofá, cayendo de forma desorganizada y ocupándolo casi todo. En todo aquel ajetreo había olvidado quitarse su propia chaqueta. Suspiró en señal de descanso –Lo suficientemente cómodo como para que alguien duerma- dijo con tono burlón y poco modesto.



Victory at all costs, victory in spite of all terror, victory however long and hard the road may be ♔:


avatar
Mensajes : 90

Post de rol : 56

Temas : 7/8


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8389-lancelot-van-daele-shadowhunterhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8427-lancelot-van-daele-relations#72751http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8426-lancelot-van-daele-chronology#72750
Nefilim cazador/a

Volver arriba Ir abajo

Re: Mercado Navideño |Lancelot|

Mensaje— por Ary Nasser el Jue Ene 19, 2017 6:28 pm

Navidad nocturna
→ SABADO → 8:45 PM → MERCADO AMBULANTE HELL'S KITCHEN  → FRÍO

Aquel apartamento era su refugio. Recordaba claramente lo que le había costado convertir aquel apartamento en lo que era en aquellos momentos. Recordaba las largas horas que había invertido en pintar cada pared, en colocar suelos nuevos, en conseguir cada mueble. Aun era capaz de sentir la euforia que sintió la primera vez que se sentó en su sillón, después de haber terminado todas las reformas, que entre sus viajes a El Cairo y las pocas horas libres que tenía debido a su trabajo de profesora, se había convertido en toda una odisea.

Mientras cerraba la puerta, su atención se encontraba puesta en el chico que curioseaba el lugar. No sabía discernir en el semblante del chico si le gustaba lo que veía o no. Supuso que el ambiente -que claramente mostraba únicamente el toque femenino-, lo haría sentirse cómodo o al menos eso esperaba. Le gustaba que las personas que iban a visitarla se sintieran cómodas en su apartamento. Negó levemente con la cabeza y le dio la espalda. Dejó su móvil en la pequeña mesilla y colgó su mochila del perchero de madera verde que se encontraba justo al lado. —Gracias, fue una completa odisea convertir este destartalado apartamento en algo habitable, pero el esfuerzo valió la pena.—comentó, agradeciendo internamente el alago hacia su hogar. Lo miró por encima del hombro. Lancelot daba vueltas sobre si mismo, mirando todo a su alrededor. Se paso la mano por el pelo, intentando librarlo de la humedad que hubiese podido coger por el aire nocturno. Se desabrocho el botón de la chaqueta negra e intento bajar la cremallera.

Nada.

Dejando escapar un leve gruñido de irritación, tironeó de la cremallera con todas sus fuerzas. Siempre que se ponía aquella chaqueta tenía la misma pelea. Y aunque intentaba una y otra vez recordar que debía llevarla a arreglar, siempre se olvidaba. Y volvía a repetirse una y otra vez la escena que estaba teniendo en aquellos momentos. Dio un tirón más y la cremallera bajo hasta la mitad de la chaqueta, negándose a ir más allá. Tras dos tirones más, consiguió bajar del todo la cremallera y suspiro de alivio. No había notado cuando Lancelot se le había acercado y su primer instinto fue el de pegarle en cuanto notó unas manos masculinas tomando la parte delantera de la chaqueta, abriéndola y ayudándola a quitársela. Se mordió el labio inferior e inspiró hondo para controlar los latidos de su corazón, que aun se encontraba acelerado por el pequeño susto que le acababa de dar aquel chico. Se giró en cuanto se sintió libre de la chaqueta y lo miró directamente a los ojos.—No hay mucho más que mostrar que mi cuarto, y quizás después te lo enseñe... Si me das lo que quiero.—le respondió, haciendo referencia al porque se encontraban allí. Preguntas. Respuestas. Y nada más, o al menos, esa era la idea original.

Si, es mucho más cómodo de lo que parece—comentó como si nada mientras se encaminaba a la cocina. Las paredes pintadas de color crema, los muebles blancos y verdes, y la barra americana de mármol blanco. Abrió uno de los gabinetes superiores y tomó dos vasos que puso encima de la barra, quitando de en medio el libro que aquella misma mañana había estado leyendo mientras desayunaba. Aquel libro en concreto- titulado Un amante de Ensueño- era uno de sus favoritos y era la séptima vez que lo leía. Se agachó para abrir la mini nevera que tenía justo debajo de la barra y sacó una botella de Whisky puro de Malta, junto con dos cubitos de hielo que colocó, cada uno en un vaso. Llevó los vasos junto con la botella hasta el salón y los dejó encima de la mesita, mientras se sentaba en el reposa brazos del sillón, a los pies del chico.

Ahora si me vas a decir quien eres, ¿verdad? Y me refiero a que me expliques que son esos tatuajes, que es esa Clave que has mencionado y el por qué te persigue. Y no quiero mentiras.—le dijo, recogiendo su largo cabello castaño sobre su hombro derecho y sin quitar sus ojos del rostro del chico.



I am a mundane:



avatar
Mensajes : 133

Post de rol : 43

Temas : 6/4


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8392-ary-nasser#72515http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8409-quod-ties-in-cor-nostrumary-relation-s#72638http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8410-ary-nasser-cronologia#72639http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8602-me-secuestran-y-no-me-dejan-escapar-ausencia
Personaje inactivo

Volver arriba Ir abajo

Re: Mercado Navideño |Lancelot|

Mensaje— por Lancelot Van Daele el Dom Ene 22, 2017 3:48 pm

Navidad nocturna
→ SABADO → 8:45 PM → MERCADO AMBULANTE HELL'S KITCHEN  → FRÍO

El ambiente finalmente se había relajado drásticamente, habían pasado de miles de personas en un solo lugar a ellos dos en un apartamento. La situación se había tornado más cálida y familiar para Lance. Todo parecía ponerse más agradable, algo que añoraba hacía varias horas. La tenue lámpara de araña iluminaba su rostro, enmarcando sus cuadrados rasgos mientras se encontraba detrás de Ary. Sintió el sobresalto de la chica cuando se hizo detrás de ella –Tranquila…- susurró suavemente en su oído. Tras pasar sus manos detrás de ella pudo notar como esta se volvía en dirección a su rostro a pesar de estar a escasos centímetros. Movió sus brazos hacía atrás para apoyarse contra la puerta de entrada, manteniéndose a la misma distancia que ella. Cerró sus ojos lentamente –Yo te puedo dar todo lo que tú quieras- susurró mientras abría sus ojos y le dedicaba una pícara mirada. Dio un pequeño empujón con sus brazos hacía adelante, rozando su cuerpo con el de ella a mientras pasaba a su lado y se alejaba para recostarse sobre el sofá. Apoyó su cabeza contra uno de los brazos del sofá y se quedó observando a Ary de pies a cabeza, mientras paseaba su mirada lentamente por todo su cuerpo. Se deleitaba con aquella buena vista permitida por el diseño abierto y el reducido espacio del apartamento.

Notó como ella apoyaba los vasos sobre una mesa y curvó una pequeña sonrisa, poder tomar algo se había tardado un poco más de lo que esperaba. Se enderezó para poder alcanzar el vaso dispuesto frente a él, cerró su mano sobre el contenedor y lo llevó bruscamente hacía sus labios. Antes de que el líquido entrara en contacto con su lengua rio un poco -¿Con hielo?- musitó divertido para sus adentros. El hielo lo usaban para diluir el licor, generalmente hecho por adolescentes o mujeres que casi no tomaban. Inclusive se hacía por popularidad o etiqueta pero él prefería la botella entera, los vasos sobraban. Tomó un profundo sorbo, causando que el líquido café descendiera hasta la mitad. Sintió como su garganta sentía el cambio de temperatura y sensación, esta se tornó húmeda y cálida. Aspiró hondo y cerró los ojos mientras pasaba su lengua por toda su boca para que esta se impregnase de aquel sabor. Mantuvo el whiskey en su mano, cuando quiso volver a su posición inicial notó que allí se encontraba el regazo de Ary, pero ya había apoyado su cabeza sin darse cuenta de que efectivamente no era el sofá si no el regazo de ella. Alzo su cabeza hacia arriba para encontrarse con su mirada de forma perpendicular. Levantó el vaso con whiskey y lo señaló con su otra mano –Creo que medio vaso no me ha hecho mucho efecto, necesitarás más que esto- dijo sonriente.

El vaso se había humedecido en el exterior como causa del hielo en su interior, el recipiente que estaba a medio llenar se deslizó desde su mano en la altura hacía su pelo y las piernas de Ary. El vaso pasó por encima de su cara para posteriormente dar una vuelta, mientras el líquido se vertia en su cabeza que posteriormente escurrió en el pantalón que llevaba la chica donde su cabeza descansaba. El vidrio hizo contacto con el suelo de forma casi inmediata, rompiéndose en diminutos cristales mientras producía un desgarrador sonido. Como reflejo se levantó de forma rápida para observar toda la escena con los ojos abiertos. Sintió su pelo húmedo, se llevó la mano hacia este donde lo sacudió vigorosamente. Pasó sus dedos frente a su nariz donde olfateo confirmando que aquello era whiskey, asintió para sí mismo. Miró el suelo con rabia -¡Demonioosss!- exclamó molesto –Lo siento mucho, no ha sido mi intención- dijo apenado mientras observaba a Ary –¿Qué puedo hacer para compensártelo?- musitó mientras exhalaba pesadamente.  No esperaba que todo aquello llegase a ocurrir, definitivamente la suerte no estaba de su lado aquella noche. Apenas acababa de llegar a su casa y ya había hecho un pequeño desastre.




Victory at all costs, victory in spite of all terror, victory however long and hard the road may be ♔:


avatar
Mensajes : 90

Post de rol : 56

Temas : 7/8


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8389-lancelot-van-daele-shadowhunterhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8427-lancelot-van-daele-relations#72751http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8426-lancelot-van-daele-chronology#72750
Nefilim cazador/a

Volver arriba Ir abajo

Re: Mercado Navideño |Lancelot|

Mensaje— por Ary Nasser el Miér Ene 25, 2017 3:04 pm

Navidad nocturna
→ SABADO → 8:45 PM → MERCADO AMBULANTE HELL'S KITCHEN  → FRÍO

Una parte de Ary -la que siempre le decía que se arriesgaba mucho en sus investigaciones, que era demasiado confiada a veces y que carecía de total sentido de supervivencia- le recriminaba mentalmente que hubiese accedido a llevar a un completo extraño a su casa. Que hubiese dejado de lado la precaución para dejar entrar en su vida a alguien que bien podía ser una buena persona, o un asesino en serie.  La castaña encerró esa molesta voz en lo profundo de su mente y se centro en el chico, que le susurraba al oído. Cuando se giro, pudo apreciar que la tenue luz de la lampara colgante le dejaba discernir rasgos del chico que con la luz de las farolas, no había podido siquiera notar. Cuando Lancelot cerró los ojos y le dijo aquella frase, que dejaba en el aire una pícara proposición, Ary rezó por que sus mejillas no adquirieran el color de los tomates.

Ary frunció el ceño al escuchar su pregunta. No entendía que era lo divertido en añadirle hielo a una bebida. Su padre siempre se había servido el whisky de esa forma y ella había tomado esa costumbre de él. —Si quieres, te puedo poner tabasco en vez de hielo.—le propuso. Una vez había probado aquella extraña combinación en la casa de un amigo de su padre, y aunque le había costado bastante encontrarle el gusto, debía admitir que cuando uno era capaz de acostumbrarse al impacto sensorial, era una bebida muy buena. Aprovechando que Lancelot se encontraba sentado, disfrutando -o al menos eso esperaba- de la bebida que acababa de servirle, dejó su sitio en el reposa brazos y se acomodo en donde al principio descansaba la cabeza de Lancelot. Tomando un poco de su propia bebida, dejo que su mirada vagara por el apartamento, en busca de su gato. Le resultaba extraño que no hubiese salido a recibirla o a enterrar sus afiladas garras en las piernas del desconocido. —Gato tonto...—murmuro por lo bajo—Ramses, ¿donde...?—.Se calló en cuanto sintió un peso en sus piernas. Miró hacia abajo y, durante una fracción de segundo estuvo tentada de tirarle su propio whisky en la cara, pero se contuvo al encontrarse con los ojos del chico.—Ahora mismo tengo un poco difícil el levantarme a servirte... ¿Estas cómodo?— le preguntó, alzando una ceja y tomando de su whisky. Se terminó de un solo trago lo poco que le quedaba y estiro el brazo sobre la cabeza del chico para dejar su vació vaso encima de la mesita. Su camiseta negra se le levantó un poco y pudo sentir el cabello masculino acariciando la pequeña parte de su abdomen que quedo al aire libre.

Carraspeo y, antes de que pudiera procesar si quiera lo que ocurría, escucho el "crash" característico del cristal al estrellarse contra el suelo y pudo sentir como Lancelot se alejaba de sus piernas para dejar paso a la sensación de mojado. Bajo sus ojos a sus pantalones y murmuró un maldición, mientras se levantaba a toda prisa del sillón. Sus pantalones se encontraban mojados en parte de sus muslos. Abrió y cerró la boca un par de veces antes de hablar, negando con la cabeza ante las disculpas del chico. —No te preocupes, ha sido un accidente. Deja...—miró su ropa e hizo una mueca—Deja que me cambie de ropa y enseguida limpio esto.—.Miró el pelo mojado del chico—Y de paso te dejo una toalla para que te seques el pelo. Ahora vuelvo.

Se dirigió a su cuarto y al abrir la puerta corredera, una pequeña, alargada y negra sombra paso entre sus piernas y se subió a la barra de la cocina. Con un maullido, el gato negro saludo a la castaña antes de fijar sus ojos verdes en el chico desconocido. Ary rezó mentalmente para que su gato no saltara sobre Lancelot en busca de sangre. Diez minutos más tarde salió con un pantalón corto y una camiseta de tirantes roja, con el cabello recogido en un desarreglado moño y con una toalla azul en sus manos. Le tiro la toalla al chico y cogió una pequeña bolsa de la cocina, junto al cepillo y la pala para recoger los trozos de cristal que se esparcían por el suelo. Se arrodillo en el suelo y empezó a recoger los pedazos más grandes de cristal y a tirarlos dentro de la bolsa blanca.



I am a mundane:



avatar
Mensajes : 133

Post de rol : 43

Temas : 6/4


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8392-ary-nasser#72515http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8409-quod-ties-in-cor-nostrumary-relation-s#72638http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8410-ary-nasser-cronologia#72639http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8602-me-secuestran-y-no-me-dejan-escapar-ausencia
Personaje inactivo

Volver arriba Ir abajo

Re: Mercado Navideño |Lancelot|

Mensaje— por Lancelot Van Daele el Dom Ene 29, 2017 10:31 am

Navidad nocturna
→ SABADO → 8:45 PM → MERCADO AMBULANTE HELL'S KITCHEN  → FRÍO

Notó una sombra moverse de forma rápida y ligera por el suelo lo que le causo un leve sobresalto. Se hubiese preocupado más de no ser por el pequeño tamaño que tenía aquella figura que había aprovechado la apertura de la puerta para entrar. Bajó su mirada hacía el bolsillo derecho de su pantalón, esperando ver si alguna luz emanaba de este pues allí se encontraba su sensor. No estaba de más revisar que no le asechases ningún demonio aquella noche. Pero no fue el caso y al volver a levantar su cabeza supo que era un gato negro posado encima de la encimera. Recordó que minutos atrás ella se encontraba buscando a su mascota así todo tuvo más sentido. Enarcó una ceja, no le gustaban mucho los gatos era una persona que tenía preferencias sobre los caninos. Los perros, siempre más fieles y colaboradores que los gatos que hacían su vida de forma separada a su dueño. Dijo lo primero que se le vino a la mente -¿Qué no son los gatos negros de mala suerte?- musitó imitando aires de duda –Es sólo un chiste de mal gusto- se arrepintió mintieras asentía con su cabeza. No se había fijado en que Ary se había puesto un atuendo más relajado y que mostraba de mejor forma su cuerpo hasta aquel momento. Se mordió la parte del labio inferior con fuerza y sonrió mientras la miraba con disimulo. Dispuesto de tal modo que ella viese su perfil, ocasionalmente voltearía sus ojos hacía donde ella estaba para verla. En realidad no encontraba mucho de qué hablar con ella, menos en aquel momento cuando limpiaba los cristales rotos. Se acercó a la chica y se puso en cuclillas justo a su lado, frente a la mayor concentración de cristales rotos. Agarró con cuidado los más grandes y los depositó de forma cuidadosa en la bolsa –Enserio lo siento mucho… menudo lío he formado- dijo con cierta vergüenza mientras alzaba sus ojos hacía Ary que se encontraba hora muy cerca de él.

Sintió como el cabello le comenzaba  gotear, soltando pequeñas gotas de whiskey en su rostro que se deslizaban por todas partes causándole cierta molestia. Se pasó la toalla que le habían dado por la cara y luego se sacudió el pelo con fuerza, intentando sacar sin mayor éxito los restos del líquido etílico. Se levantó del suelo con su mirada congelada en Ary, solamente que ahora tenía una vista aérea caracterizada por la buena vista que permitía en conjunto con la ropa que se había puesto y la perspectiva desde que la miraba. Tomó la botella de Whiskey que se encontraba casi llena y vertió una parte del líquido en el vaso que restaba, llenándolo de forma que casi rebosa. Levantó su cara hacia arriba en un movimiento brusco y puso la boca de la botella encima de sus labios sin que estos entraran en contacto. Elevó la parte baja de la botella con una sola mano mientras el líquido ámbar salió por la boquilla y cayó en su boca directamente. Engulló con rapidez y cierta practica la gran cantidad de alcohol que llegaba de forma constante. Paró y cerró los ojos con fuerza mientras se creaban varias arrugas en la cara como respuesta al sabor del whiskey. Le dedicó una rápida mirada a Ary -¿Qué? Ya que no hay vaso… pues qué más da- dijo con un tono rebelde. Acompañó su frase de una mueca en la que abrió la boca y sacó su lengua para que esta quedase apuntando en diagonal hacía abajo. Dejó la botella aplicando cierta presión contra la mesa de vidrio, de tal forma que el choque de ambos materiales produjo un pequeño sonido que resonó por el apartamento.

Se pasó la mano por su cabellera e hizo una mueca de disgusto, este estaba muy grasoso y húmedo. Pintó una amplia artificial  -Oye no quiero sonar abusivo pero…- dudó si debía terminar la frase por un momento -¿podrías prestarme tu ducha? Para quitarme el whiskey del pelo digo- dijo mientras fluctuaba de un tono apenado a coqueto. Sin esperar a una respuesta se movió directamente hacia una puerta que parecía ser el bañó, haló de la manija y miró adentro. No era el baño, parecía ser una especie de cuarto para guardar objetos, algo similar a una bodega. La cerró y se dirigió a otra puerta gemela que abrió de un portazo, aplicándole una fuerza de apertura más de la necesaria por error. Entro en ella y deslizó su mano por toda la pared en busca del switch de la luz que finalmente pudo encontrar, iluminando el pequeño baño. Se asomó afuera para darle una última mirada a Ary y luego cerró la puerta con suavidad para que no ocurriera lo que hizo al abrirla, sin agregar seguro. Colgó la toalla que tenía en su mano dentro de una vertiente con ese propósito al interior del baño. Inició a desvestirse con el pantalón para posteriormente quitarse la camiseta con cierto esfuerzo. Deposito toda su ropa de forma desordenada encima de una mesita que había dispuesta en una esquina. Se miró al espejo y se dedicó un guiño a si mismo mientras paseaba la mirada por todo su cuerpo a medida que daba una vuelta sobre sí mismo. Entró en la ducha y abrió la llave de la derecha que intuyó era la del agua caliente. La abrió a fondo y una gélida agua salpico por la regadera que chocó con su desnudo cuerpo. La cerró rápido y tiritó, se había equivocado de llave y como consecuencia le había envuelto un gran frío. Giró la otra a la espera de agua caliente pero no fue el caso, más agua que parecía recién extraída del polo norte bañó su cuerpo. Supuso que tendría que darse la ducha con agua fría, tomó un bote que parecía indicar ser shampoo y lo oprimió. No logró extraer ni una sola gota de ese contenedor por más que lo sacudiera enérgicamente y lo golpeara fuertemente contra la pared –Lo que me faltaba, no hay shampoo- dijo para sí mismo enfadado de forma entrecortada mientras su mandíbula temblaba por el frío. Se enroscó la toalla con ligereza por debajo de su ombligo, casi donde convergían sus oblicuos y se dispuso a salir.



Última edición por Lancelot Van Daele el Jue Feb 02, 2017 10:23 pm, editado 1 vez


Victory at all costs, victory in spite of all terror, victory however long and hard the road may be ♔:


avatar
Mensajes : 90

Post de rol : 56

Temas : 7/8


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8389-lancelot-van-daele-shadowhunterhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8427-lancelot-van-daele-relations#72751http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8426-lancelot-van-daele-chronology#72750
Nefilim cazador/a

Volver arriba Ir abajo

Re: Mercado Navideño |Lancelot|

Mensaje— por Ary Nasser el Lun Ene 30, 2017 9:18 pm

Navidad nocturna
→ SABADO → 8:45 PM → MERCADO AMBULANTE HELL'S KITCHEN  → FRÍO

El gato negro se paseo rápidamente por el apartamento antes de sentarse en la encimera. Erguido, con los ojos verdes fijos por completo en cada mínimo movimiento por parte de Lancelot, y con la cola moviéndose de un lado para otro, despertaba en la castaña unas irrefrenables ganas de tomarlo entre sus brazos y acariciarlo. Adoraba a los gatos, sobre todo a aquel que, a pesar de no parecerlo, había sido un gato callejero hasta el momento en el que ella se mudó a su apartamento. Un día, al salir de su habitación para desayunar se lo encontró, acurrucado en su sillón. Apenas la había mirado cuando se había acercado y, cuando consiguió de la castaña un poco de leche y una lata de atún, volvió a desaparecer. Dos meses más tarde, Ary lo llamó Ramses y no volvió a vivir en la calle.—Alfireawn alssaghira, la tahtamm dayfna—fue todo lo que le dijo al gato antes de desaparecer dentro del cuarto. Salió de esté, toalla en mano, justo cuando el chico le hacía aquella pregunta.Sonrió.—Eso es un mito, una superstición absurda creada por la Iglesia, igual que los viernes que caen en trece son días de mal augurio o que si se te rompe un espejo, tendrás siete años de mala suerte—acaricio la negra cabeza del animal, centrándose detrás de las orejas—Los gatos eran los guardianes del inframundo en el Antiguo Egipto y eran venerados como dioses. Por eso, este granuja se llama Ramses.

Negó con la cabeza al darse cuenta de que, al final, había terminado hablando de un tema que, seguramente, carecía de importancia para el chico sentado en su sillón. Se centró en recoger los cristales del suelos, teniendo cuidado de donde ponía sus rodillas y metiendo su mano debajo del sofá en busca de los pedazos que se hubiesen dispersado más. Unas manos masculinas se sumaron a las suyas y levantó sus ojos hacia el rostro del chico. El aire se le atascó levemente en la garganta al darse cuenta de lo cerca que estaban ambos, pero se obligo a expulsarlo al ver el arrepentimiento en los ojos del chico.—De verdad, no te preocupes.—le dijo en un tono de voz más suave, intentando que notara que no estaba enfadada ni disgustada por el accidente.

Terminó de recoger los trozos más grandes y cerró la bolsa, antes de barrer el polvo de cristal y los pedazos más pequeños, amontonándolo todo dentro de la pala, que dejó -junto a la bolsa y el cepillo- en un rincón de la cocina. Tomó uno de los paños húmedos que tenia dentro del fregadero y regresó hasta donde aun se encontraba el chico. Se agachó de nuevo y limpió cuanto pudo el lugar, que quedó con un leve aroma a whisky. Alzó los ojos justo en el instante en el Lancelot dejaba la botella y la miraba. Se encogió de hombros y negó con la cabeza. Poco le importaba el como se tomase el whisky, siempre que se centrara en contestarle sus preguntas. —Bien, Lancelot..—se detuvo y lo miró de arriba abajo desde su posición en el suelo. Alzó una ceja y se levantó—No te importara que te llame Lance, ¿verdad? Ahora, me gustaría que nos centrásemos en...—la voz del chico la interrumpió. Y la pregunta la dejó levemente desconcertada.—¿La ducha? Bueno, si.. pero no tengo ropa de hombre y...¡Espera!

Corrió detrás de él, dejando el paño en la encimera. Cerró la puerta de su despensa -que había dejado levemente abierta- y lo siguió dentro del dormitorio. La puerta de su baño  se encontraba abierta -justo al lado de su armario, pegada a la pared del fondo de su habitación- y para cuando llegó hasta ella, el chico se asomo, la miró y volvió adentro antes de cerrar la puerta.

Miró fijamente la puerta blanca, incrédula.—Es broma, ¿verdad? Digo..¿Madha? ¿Kyf?—murmuró para si misma. Dio media vuelta y camino hacía la primera puerta que el chico había abierto. Ary aun no se creía que hubiese invadido su baño, sin apenas esperar su autorización. Tomó de la pequeña despensa un bote de champú con olor a cítricos, de su armario una toalla limpia, y con una mueca se detuvo en la puerta del baño—Bien podría dejar que se le congelara el trasero, ¿no?—Un maullido a sus pies la hizo reír, antes de abrir la puerta.

Un pecho cubierto de tatuajes fue todo lo que Ary pudo ver al entrar en el pequeño espacio. Más tatuajes de los que se había pensado en un principio que podía tener, y cada uno, sin tener una conexión aparente con el anterior. Parpadeó un par de veces, carraspeó y alzó los ojos. —El agua caliente tarda cinco minutos en salir, abriendo la llave de la derecha...—cogió aire y dejó de mirar el rostro del chico para centrarse en la pared detrás de este.—Aquí te dejó champú y una toalla, aunque parece que no la vas a necesitar.—terminó en un murmullo. Sus ojos regresaron al pecho masculino sin que ella quisiera y examinó los tatuajes.—Si quieres o necesitas otra cosa...

Negó con la cabeza y se dio media vuelta con la intención de salir del baño.


GLOSARIO:

Alfireawn alssaghira, la tahtamm dayfna.—Pequeño faraón, no molestes a nuestro invitado.
¿Madha? —¿Que?
¿Kyf?—¿Como?



I am a mundane:



avatar
Mensajes : 133

Post de rol : 43

Temas : 6/4


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8392-ary-nasser#72515http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8409-quod-ties-in-cor-nostrumary-relation-s#72638http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8410-ary-nasser-cronologia#72639http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8602-me-secuestran-y-no-me-dejan-escapar-ausencia
Personaje inactivo

Volver arriba Ir abajo

Re: Mercado Navideño |Lancelot|

Mensaje— por Lancelot Van Daele el Sáb Feb 04, 2017 12:03 am

Navidad nocturna
→ SABADO → 8:45 PM → MERCADO AMBULANTE HELL'S KITCHEN  → FRÍO


Había posado su mano en la parte superior del picaporte, disponiéndose a salir con el propósito de pedirle a Ary un poco de shampoo. La puerta se abrió de súbito, sobresaltando a Lance que dio un paso atrás y devolvió su mano hacía la convergencia entre la toalla y su piel. Dejó su mano apoyada contra el lateral de su pelvis, con su codo doblado casi noventa grados al lado de su torso. Inclinó su cabeza hacia el lado opuesto de su brazo flexionado, se quedó en esta posición observando a Ary. Escuchó sus palabras con poca atención, se había distraído observando la sensual figura de la chica justo frente a él. Seguía un poco sorprendido con el hecho de que ella no hubiese tocado, algo que pudo haber termina en una muy agradable sorpresa para ella. No la culpaba por no haberlo hecho, sabía muy bien que el juicio de las chicas se nublaba al estar con él. Sus ojos seguían clavados en los de ella, podía ver como oponía cierta resistencia, en aquel momento supo que debía ayudarle a vencer aquella resistencia. Siguió la mirada de Ary que se perdió en su pecho, bajó su mentón y con sus ojos revisó que no tuviese nada fuera de lo normal allí que estuviese llamando su atención de forma indeseada. Levantó su cara para volverse a encontrar con la faz de Ary por un brevemente momento antes de notar que esta se volteaba, disponiéndose a salir del cuarto de baño.

Dio un paso hacia adelante, tan largo como la toalla que tenía enrollada le permitía, estiro un brazo hacía Ary que cruzaba por el marco de la puerta. Tocó con suavidad su mano antes de cerrar sus dedos en la muñeca, jalándola hacia él con fuerza y precisión. La presión ejercida en una parte lateral del cuerpo de la chica produjo que esta se girase mientras era catapultada hacía el cuerpo casi desnudo de Lance. Su pecho había quedado a la altura de la cara de ella, esperaba que sus músculos hubiesen amortiguado el golpe para que a ella no le doliese. Ascendió con su mano por el brazo del que había tirado, rozando su tersa piel con las yemas de sus dedos hasta llegar a la unión entre su hombro y espalda donde la apoyó con suavidad. Abrió ligeramente sus piernas para ganar estabilidad y dobló un poco sus rodillas para quedar a una altura más pareja con ella. Pasó su otra mano hacía la parte baja de la femenina espalda, del lado opuesto con el que tenía su hombro. Impulso el cuerpo de ella hacía de él con sus extremidades apoyadas en su espalda mientras dejaba vislumbrar una pequeña sonrisa mezcla de picaría y ternura. Entreabrió los labios y movió su cara hacia los de ella, dejando que estos se rozaran por un corto instante antes que él la presionara más hacia su cuerpo. Con la cabeza ligeramente de lado encajó sus labios con los de ella, mientras mantenía sus ojos estáticos en su mirada. Acarició con su lengua la parte exterior de la boca de Ary, deslizándolos lentamente hacia el interior mientras hacía pequeños movimientos circulares. Abrió su boca un poco más, movía su cabeza de un costado a otro dándole un ritmo pausado al beso. Cerró los ojos y se retiró un par de centímetros –Hay algo que quiero…- susurró entre diente mientras le dedicaba una mirada cargada de lujuria –A ti- dijo antes de volver a lanzarse contra los carnosos labios de Ary.

Su respiración y pulso se habían acelerado de forma que se sincronizaba junto al ritmo del apasionado beso que se incrementaba en intensidad exponencialmente. Su mano apoyada contra el hombro de ella jugaba contra el tirante de su camiseta mientras que a su vez le proporcionaba suaves caricias que le proporcionaba en el hombro. Presionaba suavemente la palma de su mano contra la camiseta de Ary con su otra mano, mientras la movía en un esfuerzo de colarla para hacer contacto con la piel que cubría debajo de la camiseta. La empujó con su cuerpo contra la pared, dejando su sus manos se clavaran contra la espalda de Ary al quedar atrapadas entre su cuerpo y el muro. Intentó decir algo pero sus palabras se ahogaron en su boca y sólo salió un prolongado suspiro hacía la cara de ella. Sonrió mostrando los dientes mientras sentía una caricia en la parte baja del cuerpo causada por el nudo de la toalla que se había desecho y que se precipitaba lentamente hacía el suelo.



Victory at all costs, victory in spite of all terror, victory however long and hard the road may be ♔:


avatar
Mensajes : 90

Post de rol : 56

Temas : 7/8


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8389-lancelot-van-daele-shadowhunterhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8427-lancelot-van-daele-relations#72751http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8426-lancelot-van-daele-chronology#72750
Nefilim cazador/a

Volver arriba Ir abajo

Re: Mercado Navideño |Lancelot|

Mensaje— por Ary Nasser el Sáb Feb 04, 2017 4:43 pm

Navidad nocturna
→ SABADO → 8:45 PM → MERCADO AMBULANTE HELL'S KITCHEN  → FRÍO

Quizás debería haber tocado. Aquella duda asalto su mente en cuanto se encontró con el muro de músculos que era el pecho de Lancelot. Pero siendo sincera con ella misma, había dado por hecho que el chico aun se encontraba vestido o, en su defecto, dentro de la ducha, con su cortina de flores azules y amarillas entre ambos. No había esperado encontrárselo de pie detrás de la puerta, con una toalla atada a la cintura. Solo una toalla. Se maldijo mentalmente mientras su conciencia la tachaba de imprudente. ¿Que sabía de aquel chico salvo su nombre? Absolutamente nada y, aun así, lo había dejado entrar en su casa, ocupar su baño y, en aquellos momentos, no podía evitar mirar su pecho como si fuera una obre de arte o un jeroglífico recién descubierto. Ary no podía culparse, amaba los tatuajes casi tanto como amaba Egipto. Pero ese amor no implicaba quedarse como una tonta mirando el pecho desnudo del chico, por lo que, después de decirle todo cuanto tenía que decir, se dio media vuelta con intención de salir del baño.

No había logrado dar dos pasos antes de que lo sintiera. Una suave caricia en su mano antes de ser sujetada con fuerza de la muñeca. Sintió una especie de deja vu cuando fue tirada hacia atrás, girando sobre si misma, para caer entre los brazos del chico. Su muñeca apresada por la mano de Lancelot y la otra, sujetándose del brazo libre del chico para no caer. El pecho del chico evitó lo que podría haber sido una dolorosa caída, y sin siquiera quererlo, volvía a encontrarse contra aquel solido muro lleno de tatuajes.

Alzó la mirada y abrió los labios para quejarse, pero las manos de Lancelot -una, la que la había sujetado con fuerza, subiendo por su brazo hasta su hombro y la otra, anclándose en la parte baja de su espalda- le borraron de la mente cualquier palabra de queja. Se sintió jalada de nuevo contra el y notó como el rostro masculino se encontraba más cerca de ella. Una sonrisa, otro pequeño acercamiento y Ary se encontraba siendo besada. No cerró los ojos, los mantuvo fijos en los del chico pero aun así, correspondió al beso. Solo cuando Lance ladeó la cabeza entre el beso, se permitió cerrar los ojos. Para abrirlos de nuevo al escucharlo hablar.—¿Que quieres?—su respiración se encontraba levemente agitada. Los ojos de Ary se encontraban empañados de deseo y era ese mismo sentimiento lo que le impido responder a aquel comentario antes de ser besada nuevamente.

Sus manos escalaron por lo brazos del chico antes de cerrarse entorno al cuello de Lancelot. Su cuerpo se arqueo de forma automática contra el masculino, su respiración se aceleró y un jadeo escapo de entre sus labios sin que pudiera evitarlo.  Chocó contra la fría pared del baño y el contraste entre el frió del azulejo y el calor que desprendía el cuerpo masculino logro que un escalofrío corriera por toda su cuerpo. Gimió cuando Lancelot separó sus labios de los de ella y abrió los ojos para encontrarse con la sonrisa del chico. Acercó sus labios a los de él y le mordió el labio inferior con suavidad. Tiró de este justo cuando pudo sentir que la toalla se deslizaba sobre su pierna desnuda por culpa del pantalón corto y caía, hecha un trapo, al suelo. Le soltó el labio inferior, alzó una ceja y sonrió, coqueta.

Después, colocó una de sus piernas entre las de Lancelot, tiró de él con fuerza y lo besó.



I am a mundane:



avatar
Mensajes : 133

Post de rol : 43

Temas : 6/4


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8392-ary-nasser#72515http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8409-quod-ties-in-cor-nostrumary-relation-s#72638http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8410-ary-nasser-cronologia#72639http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8602-me-secuestran-y-no-me-dejan-escapar-ausencia
Personaje inactivo

Volver arriba Ir abajo

Re: Mercado Navideño |Lancelot|

Mensaje— por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
está

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.