07/08 - Estimados habitantes del submundo. ¡Aquí tenéis las noticias con las actualizaciones/nuevas propuetas/ideas del foro! ¡Pasaos cuanto antes a echar un ojo!


10/06 - Estimados habitantes del submundo. Ahora tenéis una forma de llevar el recuento de las habilidades especiales de vuestras armas. ¡Sólo tenéis que pasaros por este tema para tener al día el tiempo que os queda hasta la próxima recarga! ¡Pasáos cuanto antes!


04/06 - Estimados habitantes del submundo. Como habréis comprobado, la raza de los nefilim vuelve a estar abierta para todo el mundo <3 Y aunque aún no ha habido actualización de noticias... ¡no desesperéis! ¡Que antes de lo que podáis pensar estarán en vuestra bandeja de entrada ardiendo con el fuego celestial!


31/03 - Estimados habitantes del submundo. Como habréis comprobado, la raza nefilim tiene las letras en rojo en el censo del tablón. Eso indica que, hasta nuevo aviso, la raza está temporalmente cerrada por sobrepoblación. Sin embargo, antes de llevaros las manos a la cabeza definitivamente, esperad a tener un nuevo aviso por nuestra parte, pues estamos sopesando algunas cositas. ¡Un saludo! <3


07/03 - ¡¡Queridos habitantes del submundo!! ¡Aquí llegan las últimas noticias del foro! ¡Leedlas atentamente y no perdáis ni un solo detalle!


27/02 - ¡¡Queridos habitantes del submundo!! Queremos anunciaros que la limpieza de este mes de febrero se realizará entre los días 02 y 03 de marzo, para que tengáis tiempo de poneros al día. Así mismo, estimaremos que las noticias del mes saldrán esta misma semana, aunque sabemos que ya vamos con imperdonable retraso. ¡Perdón por las molestias y gracias por vuestra atención!


07/01 - ¡¡Queridos habitantes del submundo!! Queremos anunciaros que hemos recuperado el dominio del foro satisfactoriamente, de modo que podéis volver a utilizar la dirección anterior, www.cazadoresdesombras-rpg.com, sin ningún problema. Por otro lado, hoy se han realizado las limpiezas del foro. ¡Sigamos trabajando y pasándolo bien como hasta ahora, y perdón de nuevo por las molestias!


02/01 - ¡¡Feliz año nuevo a todo el mundo!! Con motivo de la llegada del ansiado 2017, hemos decidido daros un pequeño regalito. Si miráis en vuestra reserva de reliquias... ¡veréis que han aumentado considerablemente! Es un premio a todos los usuarios que se registraron antes del 01 del 01 por vuestro apoyo ^^Recordaros, además, que las limpiezas se realizarán al final de esta semana. ¡Apurad los últimos post para no perder vuestro color!


31 # 44
23
NEFILIMS
3
CONSEJO
11
HUMANOS
10
LICÁNTRO.
8
VAMPIROS
9
BRUJOS
4
HADAS
5
DEMONIOS
0
FANTASMAS

Digamos que tienes razón y atrapaste al "chico malo". With Winter J. White

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Digamos que tienes razón y atrapaste al "chico malo"
→ VIERNES → 22:17 → CHINATOWN  → FRÍO HÚMEDO (14°)
Conservo la calma, está a dos metros delante de mí, sí hago un movimiento demasiado rápido o brusco le provocaré y definitivamente no tengo muchas opciones para escapar sin llamar la atención de todo Chinatown -y aquellos poseedores de la Visión- con una bestia como él corriendo como poseído tras de mí, además ni siquiera estamos en luna llena, ¿por qué entonces se le ocurrió que era una magnífica idea el transformarse sí lo único que pedía eran respuestas a unas preguntas muy sencillas?. Hombres lobos exagerados, ni que fuéramos cazando a diestra y siniestra a cuánto pulgoso tuviéramos en nuestras manos. Al menos, no de mi parte, no sé en qué grado de violencia hayan llegado los Seguidores de Valentine pero con tal reacción que estoy presenciando... es seguro que hay muchos y desagradables rumores respecto a los malditos traidores.

-Observa las patas traseras, O'Dare, esas siempre indican la dirección de su ataque- Maldita sea, ojala fuera así de fácil poder conseguir ver debajo de todo ese pelaje y barrigota. ¿Alguna otra idea, vocecita de mi conciencia, que no me involucre a mí en misiones suicidas?.

¡Mis intenciones no son herirte!— Levanto el volumen de mi voz por encima de las estruendosas vías del tren en el segundo piso a las espaldas del callejón, se supone que es el último de la línea E que pasa a estas horas de la noche, no habrá más ruido e iluminación, estamos a oscuras en el angosto callejón al final del barrio donde al parecer funge como basurero de los principales restaurantes pues el apestoso olor de los cubos de basura es una mezcla entre mariscos, pollo echado a perder, basura quemada y orines. Dios santo, neoyorquinos asquerosos, cómo pueden generar esa cantidad de basura en un solo día de venta.

No debiste huir así sí no tienes nada que ocultar— Avanzo un paso rompiendo con la suela del zapato la boquilla de una botella y escucho el fuerte rugido de advertencia que me da el enorme lobo arrinconándose más en el callejón —hey, está bien, no tengo ningún arma, ¿ves?— elevo las manos con las palmas extendidas, trago saliva lentamente, aguardo pacientemente por una respuesta menos amenazante pero sus caninos de fuera no convencen a nadie con sentido común y menos acciones suicidas. Frunzo el ceño, su actitud me confunde, no está asustado, al contrario, mantiene la defensiva como sí fuera yo el que tiene rabia en lugar de él. Por el resplandor que la luna nos ofrece sé que uno de sus ojos lo tiene ciego, eso no estaba especificado en el reporte, sin embargo no me sirve de nada sí escapa o me ataca; tiene que ser él quien ha estado descontrolado por Central Park y persiguiendo a mundanos con un susto casi de muerte -literal, a un adolescente casi se lo come vivo-. Él tendrá que decidir si sale caminando conmigo o como costal de papas sobre mi hombro.

Allez, sérieusement?— Remilgo por lo bajo cuando sus dos patas delanteras rascan el piso y basura delante de él, es obvio que se prepara para atacar, exhalo por la nariz con fuerza, de mi abrigo saco mi cuchillo Serafín al que nombro "Edriel" con un susurro cerca de la empuñadura, y busco en los bolsillos de mi pantalón la estela para... ¿Qué?, no, no, tiene que ser una broma... tiento los bolsillos del pantalón, las bolsas del abrigo y también entre los pliegues de las mangas. ¡Por el santísimo Ángel, no tengo mi Estela! Es inútil, maldición, no recuerdo dónde la he dejado o sí la tomé cuando salí por las prisas del Instituto. Merde. Eso explica porque me sentía observado mientras caminaba de Soho a Chinatown con todas las miradas mundanas sobre mis hombros, con razón, ellos -sin excepción- me estaban viendo -más bien- me ven sin el glamour, ¿qué rayos estaba pensando?.

-Descuida, ¿qué malo podría pasar sí no tienes Glamour?, eres un miembro del Consejo. Se Valiente-Mentalizo y preparo mi cuerpo para el duelo, sería más sencillo sí vistiera el traje de combate que un Nefillim por obligación tendría que usar en éste tipo de situaciones, y sin en cambio el plan de la noche no era "Ve, busca y persigue a un loco pulgoso "rabioso" que atormenta a los mundanos en N.Y"; no, se suponía que era una noche de cita con Adeline y heme aquí, todo un parisino con sus bonitas ropas de temporada que va a ensuciar por gusto con un mugriento lobo enfurecido.

Sí así lo quieres, ¿qué esperas?, ¡ven aquí, loup féroce!— Su ladrido hace eco en el callejón cuando se abalanza hacia mí con un salto grande, antes yo blandía mi cuchillo Serafín en la mano derecha, preparando y deduciendo la trayectoria de su ataque con un método de observación en sus extremidades traseras. Entonces había logrado adivinar cuáles eran sus intenciones de ataque. Lo que faltaba para esquivarlo debía ser velocidad, ser más rápido que la bestia aunque fuera por centésimas de segundo, bastaría con ello, más los movimientos con uno en falso terminaría el resultado de la batalla con graves heridas.
Gire sobre mi cuerpo al costado izquierdo con el cuchillo en lo alto para que la bestia pasara encima dé, en cuanto sentí su sangre escurrir por el cuchillo y el alarido gemido lobuno, supe que él terminó herido en su ingle izquierda... no obstante... empeoró la visión de lo que presencié cuando en el aire se liberó de su transformación lupina y cayó en el suelo transformándose en un hombre corpulento de piel oscura como el carbón, pantalones hechos jirones así como heridas en el dorso añadiéndose a la rajada en su pierna izquierda.

Vous êtes un imbécile!— Insulté con toda mi ira y frustración, no entendía que sucedió perse a sentir un incómodo y latente pánico subir por mi espinilla dorsal antes de poder reaccionar que el hombre lobo podría morir de desangrado. Con el cuchillo Serafín avanzo de cuclillas a su posición, lo empujo del hombro izquierdo recostándolo boca arriba y le doy palmaditas en las mejillas en caso de que quiera echarse a dormir —Oye, oye, no te duermas, por el Ángel, ¡tú me atacaste primero!. No cierres los ojos, dime con quién estabas en Central Park, ¿cuántos lobos eran?, ¡habla!— mi atención estaba en él, no entendía que decía, su balbuceado y rasposo Inglés es confuso pero de la última palabra descifraba un nombre que me dejó helado "...Lockwather".

 


¡Visita mi  "Galerie Parisienne" !
We're a cool team, no?:
All begins like a normal relationship, don't you think? But...:

¡Patito, gracias por el regalo! :)
You're right, I was wrong, you never be my little sister and I love you for that.:
avatar
Mensajes : 783

Post de rol : 703

Temas : 8/8 (¡xD OUT!)


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t4395-let-me-show-again-chris-id-ficha-de-pjhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t4418-oh-come-on-im-ready-for-youhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t4478-well-done-mr-nephillim-cronologia
Miembro del Consejo

Volver arriba Ir abajo

Digamos que tienes razón y atrapaste al "chico malo"
→ VIERNES → 22:17 → CHINATOWN  → FRÍO HÚMEDO (14°)
Esa noche hacía horas extras y no como inspectora. Smith había sido disparado estando de servicio esa misma mañana, con lo cual, significaba que tenían una baja laboral en la una de las temporadas más críticas del año. El superintendente había pedido a Winter que sacrificara su día libre, se enfundara en su antiguo uniforme azul y saliera a patrullar. Y ella, que no tenía nada mejor que hacer y básicamente no sabía decir "no" cuando de ayudar se trataba, había aceptado con una sonrisa en el rostro. ¡Encima con una sonrisita en el rostro! Sabía lo que le había pasado a su compañero y también que para esa misma noche no tendrían un sustituto, así que decidió que debía hacer lo correcto, aunque esa noche ya hubiera quedado con su mejor amiga para cenar.

Se duchó lo más rápido que pudo, aunque siendo sincera tardó más en ponerse el body milk y después la ropa interior. Debido a los restos de la crema que habían quedado en la piel, la lencería se pegó molestamente a su cuerpo. Rodó los ojos frustrada, ahora aparte de oler a vainilla en cantidades industriales, la tela le molestaba. ¡Genial! Nótese la ironía. Lo mejor que podía hacer era esperar a que la piel absorbiera un poco la loción antes de ponerse el uniforme policial. Mientras, ella se paseaba en braguitas y sujetador por todo el dormitorio y el cambiador, preparando el cinturón repleto de armas por si llevaba a cabo una detención, cosa que deseaba no tener que hacer. Miró el reloj que había en la mesita de noche, si no se daba prisa llegaba tarde.

Se puso el uniforme policial a una velocidad admirable, se abrochó el cinturón y se colocó la placa en el bolsillo de la camisa. Contempló el reflejo que le devolvía el espejo. Sólo quedaba una cosa. La gorra. Repasó su atuendo detenidamente. Como siempre, su fiel glock 17  y las gruesas esposas plateadas descansaban en su cinturón. El walkie talkie tenía la batería recargada, para no encontrarse con problemas indeseados y por último sus ojos. Tenían un brillo melancólico, nostálgico. ¿Echaba de menos su anterior rango? Estaba claro. En ese entonces no conocía lo acechaba Nueva York, ni por asomo podía imaginar que por las calles de la gran ciudad se paseaban vampiros, licántropos... ¡hasta demonios! Frunció el ceño al tiempo que negaba con la cabeza con la esperanza se que sus pensamientos no se tornaran tan lúgubres.

La habían ascendido porque creían que podía hacer algo más que atender urgencias. Habían puesto en sus manos pistas y papeles confidenciales con el fin de atrapar a criminales sin escrúpulos. No podía pensar eso. No ahora que ya había dado el paso hacia delante. Después de todo lo acontecido en los últimos meses, realmente le costaba creer que ella fuera capaz de parar todo el asunto sola. Necesitaba ayuda y no solo hablaba de Sigrún. Si lo que había ido descubriendo en sus inmersiones en el submundo de los sábados era correcto, se acercaba una buena. ¿A quién le pedía ayuda? Recordó que su amigo Ronnie era un nephilim de esos... Sí, esos cazadores que mataban demonios... Pero no sabía nada de él desde que la ascendieron. No obstante se mantenía positiva, porque iba a encontrar refuerzos, alguien que la ayudara a parar lo que se les venía encima y después... pararían lo que dios quisiera que estaba pasando. Esta vez sus labios dibujaron una sonrisa. Lo iba a conseguir.

Salió de su casa tomando su chaqueta azul oscuro y gritando un "¡Hasta mañana Sweetie!" dedicado a su mejor amiga, Sugar Beth, antes de cerrar la puerta tras de sí.  Winter no se dio la vuelta antes de tomar el coche, sino habría visto a su compañera de casa observándola desde la ventana del salón, con un brillo temeroso tiñendo sus ojos violetas. Condujo hasta la comisaría y allí hizo el cambio de vehículo privado por el de la policía. Su jefe le dijo la sección que debía patrullar y ella asintió, presionando el acelerador del coche para encaminarse a Chinatown.

Todo estaba siendo normal, bueno, todo lo normal que te podías esperar de ese lugar por la noche. No obstante, esa noche no iba a ser como las otras. Cerca de las diez y diez recibió un aviso por la radio del coche, le dijeron que un anónimo había llamado para notificar un crimen que se estaba llevando a cabo en un callejón. Dicho esto colgaron. Obviamente se dirigió lo más rápido al lugar, pero antes de bajarse del coche se pudo el chaleco anti balas y desenfundó su pistola. Entró en la estrecha calle sin salida, y la poca luz que entraba le reveló la imagen de un hombre de piel oscura tirado en el suelo y otro dándole golpecitos con una mano en la cara y en la otra un cuchillo sangrante.

-¡Policía de Nueva York! Suelte el arma y levante las manos!- Gritó la inspectora agente White. El arma apuntaba directamente al hombre.- Póngase de pie con las manos alzadas, no haga ninguna estupidez o disparo.- La rubia estaba horrorizada, pensaba que ojalá hubiera llegado antes. Tan solo para evitar que ese hombre que yacía en el suelo se  encontrara con vida. Sacó el walkie talkie, aún con la glock 17 levantada.- Aquí, agente White, hombre herido en la 517 de Chinatown. Solicito ambulancia.- Se escuchó una respuesta afirmativa. Volvió a dejar el aparato en su cinturón.- Bien, tú. Contra la pared. Y las manos quietecitas o te enteras.- Ordenó mientras lo tomaba por el cuello de la chaqueta y prácticamente lo apretaba de cara a la pared, de modo que le diera la espalda a ella. Rápidamente enfundó la pistola y sacó las esposas, colocándoselas en las muñecas. Winter podía tener un carácter dulce y risueño, sin embargo, cuando trabajaba se transformaba en una verdadera tipa dura.
 




Besties for resties.:


avatar
Mensajes : 587

Post de rol : 1729

Temas : 13/13.


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8166-winter-j-whitehttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8193-winter-s-lovers-nah-just-be-my-friendhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8288-tempus-fugit-winter-s-chrono?highlight=winter
Mundano/a, sin la Visión

Volver arriba Ir abajo

Digamos que tienes razón y atrapaste al "chico malo"
→ VIERNES → 22:25 HRS → CHINATOWN  → FRÍO HÚMEDO (14°)
No ha pasado mi primera impresión, lo que me rodeaba se vino a mis pies con la sensación fría que comenzaba como un ardor en mi garganta, la sangre calentando mis sienes por la ira y frustración para que después la confusión nublara todos los pensamientos golpeándose en mi pobre cabeza que ya bastante tenía que procesar con el peligro de una guerra inminente a la que nos estábamos enfrentando no solamente los nefilim, también subterráneos y -muy desafortunadamente- los mundanos igualmente involucrados. ¿El destino de la bendita humanidad era tener un tirano psicópata acompañado del pirómano cada ciertas décadas?, ¿porqué nos estaba tocando ésta etapa?. Por el Ángel, lo que daría por una noche sin pensar en guerras o amenazas.

¿Qué sabes de Lockwather?— Titubeo la pregunta con los labios resecos igual a mi boca, el nudo obstruyendo mi garganta para respirar sé que lo estoy imaginando al pronunciar el nombre del que en su día fue un hombre admirable y ahora un monstruo —demonios, di algo más, necesito saberlo— exhalo con frustración conteniendo la hemorragia de la herida con mi mano zurda por más desagrado que me cause sentir la piel quemada y rajada en una fea herida del cuchillo Serafín. Me preocupa el sangrado cuando hago presión en la herida, sé que sí hago un torniquete podría retenerla hasta que él pueda regenerarse pero ¿qué pasaría sí muere por desangrado?. No, tengo que hacer algo para mantenerlo vivo tan siquiera para que me dé lo que estoy buscando y en defensa él atacó primero, no tendría porqué tener problemas con mis superiores sí... ¿Qué?.

Un grito y orden de tono femenino me hicieron girar el rostro a la boca del callejón donde un par de luces rojas y azules me lastimaron la vista desenfocando a la figura esbelta que avanzaba en mi dirección con el tonto mastodonte tirado en el suelo. Parpadeo confundido cuando mi cerebro capta la frase amenazante pero tardo más en darme cuenta que no se trata de una mundana cualquiera sino una agente de policía. ¡En el nombre de Raziel, una señorita policía en medio de Chinatown y justo la noche que olvidé el bendito glamour!. No podía creerlo, tardé en reaccionar cuando vi que ella llevaba una de esas armas de fuego apuntando NO al verdadero tarado sí no en mi dirección; siento una alarma de peligro entumir mi cuerpo, levanto despacio la mano zurda ensangrentada de la herida que trataba de retener y mi otra la bajaba al suelo para dejar el cuchillo Serafín recostado horizontalmente.

-Maldita sea, demonios, ¿cómo puedo explicarle?. Rápido, piensa, O'Dare. Es la ley mundana, algo se te tiene qué ocurrir- Mis pensamientos van a mil por hora, no tengo nada a favor para hacerle creer a la ¿rubia? que yo no he cometido ningún delito con toda la buena "escena del crimen" en la que estoy parado, y se me agota el tiempo.

No, aguarda— Desciendo las manos con las palmas viendo al suelo con un gesto de rendición —s'il vous plait, no es lo que parece, de verdad, ¡todo tiene una explicación!— pronuncio la última frase después de ser sujeto toscamente por mi delicada chaqueta francesa -¿acaso no le habían enseñado a ser cuidadosa con ropa tan cara?-, gruño frustrado mientras soy llevado contra el muro más higiénico de todo Chinatown y mi mandíbula choca de costado en tal asquerosa pared. Porque claro, no soy tonto, si ofrecía resistencia entonces pasaría como en esos programas de agentes especiales donde me puede ir peor cuando sea el interrogatorio y los benditos cargos en mi contra, muy válido, ¿no?. Al instante siento un pellizco desconocido en mis muñecas con la más incómoda posición para mantenerme siquiera erguido, jadeo con fuerza, intento mirar por encima del hombro hacia el rostro de la policia tan ruda que me tocó y resoplo mal humorado.

¡Es un grave error lo que está haciendo!— Remilgo con una comezón en la garganta que me provoca una pequeña tos —ese loup stupide es una amenaza para la ciudad— intento separarme del muro, quiero girar y mostrarle al moribundo hombre —escuche, tiene al chico equivocado, de verdad, ¿al menos está haciendo caso a una palabra de lo que digo?— forcejeo contra las "ataduras" de mis muñecas y el pellizco que genera es más doloroso mientras sé perfectamente cuál es mi destino con semejante vehículo esperando por la tosca agente que lleva al Nefilim inocente. Miro de reojo al mastodonte de color que emite un gruñido de entre satisfacción como dolor al saber que es a mi quién lleva una mundana y no él sobre su propio charco de sangre que ni le presta la más mínima atención. ¿Se está burlando?, ¿cómo demonios la rubia no puede ver el gozo de ese idiot pestilentiel? y ¿cuándo es que los mundanos son tan despistados?.




¡Visita mi  "Galerie Parisienne" !
We're a cool team, no?:
All begins like a normal relationship, don't you think? But...:

¡Patito, gracias por el regalo! :)
You're right, I was wrong, you never be my little sister and I love you for that.:
avatar
Mensajes : 783

Post de rol : 703

Temas : 8/8 (¡xD OUT!)


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t4395-let-me-show-again-chris-id-ficha-de-pjhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t4418-oh-come-on-im-ready-for-youhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t4478-well-done-mr-nephillim-cronologia
Miembro del Consejo

Volver arriba Ir abajo

Digamos que tienes razón y atrapaste al "chico malo"
→ VIERNES → 22:17 → CHINATOWN  → FRÍO HÚMEDO (14°)
Su glock apuntaba a la cabeza del sujeto, a la mínima estupidez que cometiera apretaría el gatillo. Lo agarró de la chaqueta para poder pegarlo a la pared de una manera tosca y frívola. El tacto de la tela en su mano la confundió, había crecido en la alta sociedad y sabía reconocer una chaqueta de diseñador hasta en un callejón oscuro y apestoso. Sí, claro que la aristocracia también podía asesinar pero no manchaban sus propias manos, sencillamente contrataban a sicarios. - Pues tu explicación me encantará escucharla en comisaría, porque estás detenido.- Advirtió escuetamente y sin ganas de entrar en detalles. El hombre tenía un fuerte acento francés y algunas palabras eran en lo que parecía su idioma natal, aún así Winter entendía perfectamente lo que le estaba diciendo.

En ese momento daba gracias a la insistencia de su madre de apuntarla a todos los idiomas posibles cuando iba al instituto. En su momento, había pensado que era un fastidio tener que acudir a clases de francés o de español en vez de invertir su tiempo en aprender pintura, que era lo que realmente quería hacer. Pero no, Scarlett la había apuntado a lo que le había dado la real gana sin escuchar lo que su primogénita deseaba. Gracias mamá. pensó con notorio alivio. Atrapó las muñecas del joven con las esposas y la inspectora no pudo quitarse la sensación de que algo no marchaba bien, él estaba siendo muy dócil, demasiado...

Estaba sopesando las posibilidades de no estar arrestando al verdadero culpable del crimen, pero... todas las pruebas lo incriminaban a él. Bastaron dos palabras nacidas de los labios del castaño al que estaba deteniendo para llamar su atención. Loup stupide. Lobo estúpido... pero lo que había en el suelo era un hombre, no un lobo... Se tensó súbitamente, cuando una macabra y alocada idea cruzó su mente, miró el perfil del hombre que intentaba razonar con ella. Por unos segundos solo se pudo escuchar las respiraciones agitadas de ambos y la pesarosa del hombre que yacía cerca de la muerte en el suelo.- Sí, te estoy escuchando pero para un momento, por favor.

Winter giró su cabeza levemente, observando el desolador paisaje que había a su espalda. Su mirada azul se posó en el cuchillo brillante que había dejado en el suelo unos minutos antes el modelo de Versace. Tardó varios segundos en reconocerlo ya que la primera y última vez que había visto uno, había sido en casa de su amigo Ronnie tres meses atrás. ¿No era eso un arma de los nephulum? No, era ¿Nephilum? ¿Nephulim? Bueno, un arma de los que cazaban demonios... Sacó su pañuelo de tela del bolsillo de la chaqueta y con una rapidez envidiable para ser una mundana agarró el cuchillo separándose unos metros de ellos como medida preventiva, necesitaba espacio para poder apreciar el preciado objeto, aunque para su suerte el modelito seguía esposado. -¿Esto es tuyo?

No se atrevía a tocar el arma con las manos desnudas, sabía que estaban hechas especialmente para ellos. ¿Y si le quemaba? Miró el cuchillo, al respectivo dueño y al herido alternamente. Trataba de descubrir por cuenta propia si era un cazador, últimamente estaba volviéndose loca y veía seres del submundo por donde quiera que fuese. Precipitadamente se acercó peligrosamente al muchacho que estaba de pie y le abrió los dos primeros botones de la camisa de manera poco delicada. Como era de esperar no vio nada. Ella no tenía la Visión, no era capaz de ver las runas y se molestó por eso. En ese jueguecito de ángeles contra demonios ella tenía las de perder. Frunció el ceño y apretó los labios tan fuerte que pasaron a ser una fina linea rosada. Sus ojos se encontraron con los de él.- ¿Cómo te llamas?- ¿Era muy tarde para intentar llevarse bien?




Besties for resties.:


avatar
Mensajes : 587

Post de rol : 1729

Temas : 13/13.


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8166-winter-j-whitehttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8193-winter-s-lovers-nah-just-be-my-friendhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8288-tempus-fugit-winter-s-chrono?highlight=winter
Mundano/a, sin la Visión

Volver arriba Ir abajo

Digamos que tienes razón y atrapaste al "chico malo"
→ VIERNES → 22:30 → CHINATOWN  → FRÍO HÚMEDO (14°)
Al parecer tenía un don para ser un imán para los eventos desafortunados que lograban que una noche complicada -¿Hombres lobo? ¡Por favor!- pasara a ser un completo desastre, vamos que si yo no fuera tan olvidadizo y hubiera recordado que debía de salir con una runa de Glamour no tendría que estar buscando una manera de librarme de que me lleves a la comisaría pero últimamente con todo lo que ha pasado creo que mi mente está más preocupada por la posible guerra contra Valentine-Sebastian-sabrádiosqué que en fijarme en detalles básicos que como parte de mi entrenamiento sabía desde que era un niño. ¿Detenido? Genial, no es que esperaba que prestaras atención a mis intentos de explicarme, pero la seguridad de saber que tendría que perder la noche intentando convencer a unos mundanos que las armas que tenía eran "para su propia protección" no sería tan efectivo. -"¿Qué cosa mala podría pasar si no llevaba glamour dije? Bueno,  evidentemente acabo de descubrirlo- pienso respondiendo sin quererlo siquiera a la pregunta que anteriormente había pasado por mi mente.

Decido no replicar cuando aquella inoportuna mundana me pide guarde silencio. Sé que no estoy del mejor humor posible y seguramente se nota en mi rostro la expresión de "me gustaría estar en cualquier lado menos aquí" junto con un poco de asco porque las paredes de aquel callejón no eran algo que quería tener en mi mejilla y cerca de mi nariz. Por los dioses, ¿Es que nunca lavaban aquellos muros? Casi podía jurar que aquel pequeño bulto que veía era un chicle masticado.

Tan absorto estaba en mis pensamientos que la pregunta me hace voltear a mirar a la chica como un verdadero idiota, por un segundo casi se escapa un ¿Ah? De mi boca pero en su lugar me concentro en lo que tenía en la mano ¡Por el ángel! Casi quiero decirle que lo suelte porque si no hubiera tenido la sensatez... ¿Espera, porqué lo había envuelto en un pañuelo? ¿De donde venía ese tan acertado instinto de precaución? —Ahm...— empiezo sin saber muy bien que decir ¿Debería admitir que llevaba un arma claramente "peligrosa" ante un oficial de policía? -¡Vamos O'Dare, piensa!-Hum... ¿Si?— digo dubitativo esperando que esa sea la respuesta correcta, pues ya era demasiado tarde para arrepentirme y cambiar la afirmación que había salido de mis labios.

-¡Respuesta equivocada!- pienso al ver como la rubia se lanza a ¿Desabrocharme la camisa? Parpadeó confundido sin saber si esto es un asalto acosador o la esbelta figura frente a mi está buscando algo en específico porque juro que leo la frustración en aquellos ojos azules. —¿Pero qué demo...?— atino a decir ligeramente molesto por aquella invasión a mi privacidad que se sumaba a la lista de cosas que me pasan en una sola noche sin que yo lo hubiera pedido. En fin, lo único que me consolaba es que a menos que el mundo de verdad me odiase no podía empeorar aquella movidita noche. ¿O si? La oficial se veía bastante molesta, ¿Qué estaba acaso esperando encontrar? Bajé la vista y vislumbré las marcas negras que se enroscaban sobre mi piel producto de el paso de la estela. Si pudiera verlas seguramente pensaría que soy algún tipo de maleante con tatuajes por todo mi cuerpo, pero estoy casi seguro de que son invisibles para sus ojos, ¿Las estaría buscando? Arqueo la ceja y abro la boca para contestar cuando una nueva voz corta nuestra "amigable" conversación.

"Agente White, escuchamos su llamada a la ambulancia y me enviaron a ver si tenías problemas"

Por alguna razón aquella voz aparentemente normal consigue hacer que todos mis músculos se tensen automáticamente. Mi cuerpo se mueve siguiendo aquella nueva voz para ver a un humano de piel gris como si estuviera muerta con ojos negros como túneles oscuros y vestido de oficial, aparentemente normal. ¿Espera qué? Aprieto la mandíbula con fuerza mientras mi nariz detecta aquel horrible tufo de muerte y basura que caracteriza a los demonios -Debes de aprender a cerrar la boca, al parecer cada vez que dices que las cosas no pueden empeorar, ¡Pum!- me recrimino mentalmente mientras noto como aquellos inhumanos ojos se clavan en mi con una sonrisa que escondía cierta malicia, tenía la esperanza de que la humana lanzara un grito espantada, pero ella seguramente vería a Parker el de las multas o cualquier oficial baboso que conociera del trabajo.

Eh... ¿Mademoiselle White?— me humedezco los labios mientras intento pensar en alguna forma de librarnos de aquel inesperado invitado que con todo el descaro del mundo se acerca mirando el arma que me quitaron anteriormente con repugnancia, lo que daría por poder clavarla en su cuello, pero claro, las esposas me tenían convenientemente indefenso contra él lo que seguramente estaba disfrutando —Tengo cosas mejores que hacer, así que ¿Podría llevarme a la comisaria, soltarme o lo que sea para terminar con esto?— digo con mi mejor tono arrogante y petulante con la esperanza de que mi nueva actitud haga que nos podamos alejar del demonio.



¡Visita mi  "Galerie Parisienne" !
We're a cool team, no?:
All begins like a normal relationship, don't you think? But...:

¡Patito, gracias por el regalo! :)
You're right, I was wrong, you never be my little sister and I love you for that.:
avatar
Mensajes : 783

Post de rol : 703

Temas : 8/8 (¡xD OUT!)


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t4395-let-me-show-again-chris-id-ficha-de-pjhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t4418-oh-come-on-im-ready-for-youhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t4478-well-done-mr-nephillim-cronologia
Miembro del Consejo

Volver arriba Ir abajo

Digamos que tienes razón y atrapaste al "chico malo"
→ VIERNES → 22:17 → CHINATOWN  → FRÍO HÚMEDO (14°)

Winter sabía que la pregunta que había formulado sobre el arma era como mínimo estúpida. ¡Claro que era suya! La había tenido en la mano hasta el momento en que ella había llegado, y la rubia tenía entendido que solo que los que tenían sangre de ángel eran capaces de empuñarla. Su frustración no hizo nada más que aumentar cuando comprobó que no era capaz de vislumbrar las runas en la piel de el modelito parisino. ¿En serio no podía tener al menos la Visión? Le sería muy útil en su trabajo... ya no sabía si con quien trataba era humano, licántropo, brujo, demonio o un duende de la Pampa argentina. Resoplaba indignada cuando una voz la pilló por desprevenida.

-No te preocupes Smith, está tod-- Comenzó a explicar cuando apartó la mirada del rubio y la fijó en la figura que estaba en la entrada del callejón. Había reconocido al hombre alto de hombros anchos y cabello pelirrojo, y no se habría extrañado de verlo allí como refuerzo sino fuera porque esa mañana le habían disparado tres veces y se encontraba en el hospital encamado. De hecho, ella estaba sustituyéndolo. ¿Qué demonios? Cerró la boca y frunció el ceño contrariada, sin entender nada de lo que estaba pasando. Sus ojos azules se centraron en el hombre que tenía relativamente cerca y al que prácticamente había acosado, estando tan cerca de él pudo apreciar la tensión que se había formado en sus hombros y en el músculo de su mandíbula. A su mente llegó un flash del día que supo que existían otros seres que ella creía ficticios, aquel en que Rowan adquirió su propia apariencia con todo lujo de detalles. Delante tenía una copia exacta de sí misma y eso era bastante espeluznante. Entonces, todo cobró sentido. Era un demonio.

Se sorprendió gratamente al comprobar que aún bajo circunstancias extremas tenía su gran poder de deducción, y lo mejor... Era rápida. Las palabras del joven cazador llegaron a sus oídos y ella lo miró de arriba abajo con cierta soberbia mientras apretaba el cuchillo que estaba cubierto por el pañuelo de seda. ¿Por qué era tan pedante? No obstante, sabía que estaban en peligro y que tenía que actuar correctamente. Y además en dos contextos: Primero, debía anteponer la idea de salvarlos a ambos a su orgullo y al odio visceral que sentía por los nephilims, y segundo, debía interpretar el papel de agente de policía boba que no sabía de la existencia del submundo. - Descuida Charles, yo me encargo de este. Y tú te vas a comisaría ahora mismo. - Comentó empujando al sospechoso de homicidio y situándose a sus espaldas, fingió que se aseguraba de que las esposas estuvieran bien apretadas pero lo que en realidad estaba haciendo era abrirlas y colocar el cuchillo en su mano derecha. Le estaba dando al asesino la única prueba que lo podía inculpar, además de que podía huir y dejarla a ella tirada... pero Winter solía pensar que mientras se salvara una vida, su muerte no sería en vano. - Haz lo que debas hacer shadowhunter, pero si la cosa se pone difícil, huye. No te preocupes por mí.- Retiró del todo las arandelas de metal y dio un paso atrás. Al fin y al cabo, ella había prometido el día en que le otorgaron su placa de agente, que protegería a todo ciudadano del mal.

Y Winter Juliet White siempre cumplía sus promesas.




Besties for resties.:


avatar
Mensajes : 587

Post de rol : 1729

Temas : 13/13.


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8166-winter-j-whitehttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8193-winter-s-lovers-nah-just-be-my-friendhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8288-tempus-fugit-winter-s-chrono?highlight=winter
Mundano/a, sin la Visión

Volver arriba Ir abajo

Digamos que tienes razón y atrapaste al "chico malo"
→ VIERNES → 22:45 HRS → CHINATOWN  → FRÍO HÚMEDO (14°)
Un momento, alto ahí, ¿de verdad había ignorado mi comentario tan sutilmente desesperado que estaba confiando en el tarado ése enfrente de nosotros?. Bueno, tengo que admitir lo interesantes y ciegos que son los mundanos sin la bendita Visión que puedan ayudarlos justo cuando su vida pende del hilo más delicado; me hace fruncir el ceño, buena jugada, imbécil, le tengo que dar créditos al demonio por infiltrarse en el departamento de policias ¿pero no era mucha coincidencia que después de -casi- asesinar al lobo llegara un maldito como él?. Nueva York comienza a darme más mala espina.

Sí, haz caso a la oficial White, largo de aquí petulante oficial, ella tiene mejores habilidades que tú, zoquete— Sigo el juego que al principio me podría haber dado la suficiente indirecta a la rubia a mis espaldas, trago saliva, percibo la sonrisita burlona del demonio cuando ella afirma estar de su lado, exhalo pesadamente, cierro mis puños conteniendo el impulso de golpear mi frente en el asqueroso muro del callejón pero el "Clic" que sentí en las esposas no fue el que yo esperaba. Desapareció el pellizco de mi piel en las esposas, consternado, su murmullo me estremeció hasta la nuca, asiento con la cabeza en señal de que estoy listo para tomar el cuchillo Serafin con mi mano diestra sin embargo antes de abalanzarme al demonio, eché la mano zurda hacia atrás para empujar a la rubia lo más lejano del "campo de batalla" e inmediatamente corrí con la velocidad que me favorecían las runas y mi condición física para hacer una estocada limpia al disque oficial de policia. —¡Castiel!— Proclamé el nombre del cuchillo y su luz fue cegadora con la potencia de su llamado pero no tanto como el asqueroso gruñido del demonio en el instante que fue atravesado además de empujado contra el cofre de la ambulancia donde llegó la rubia. Sentí las convulsiones características del demonio bajo mi cuerpo aprisionándolo, cierro los ojos evitando ver la transformación de su verdadero rostro, sello mis labios y aguanto el hedor del icor (sangre del demonio) que se escurre como mancha mi bonito saco antes de que deje de sentir su cuerpo "físico". El demonio desapareció, lo que quedaba en el cofre era la ropa, icor y un cuchillo serafín sin vida del que estaba aferrado aún.

Jadeo con fuerza, abro los ojos, miro el cuchillo Serafín bajo mi cuerpo, encuadro la mandíbula y me aparto del auto retirando el cuchillo Serafín para enfundarlo en el interior el saco... ¡Mi saco!. Un caso perdido. Ya de por sí sucio por el encuentro con el lobo, el poco higiénico muro del callejón y el icor tipo ácido comenzando a corroer la tela; no hay nada que hacer, me quito el saco, le sigo dando espaldas a la rubia, la sangre corriendo en mis oídos la siento como un sonido mudo que me aturde los pensamientos y, sí, seguramente provocado por la adrenalina. Frunzo el ceño, lo que escucho no es un agradecimiento ni comentario efusivo felicitando mi esfuerzo, no, es el gruñido familiar del lobo que yo había tomado por muerto tras el tiempo que transcurrió. Y la alarma volvió a mi cuerpo tensándose por completo.

¡Señorita White!—  Advierto temeroso de que ella no se haya dado cuenta, giro la cabeza a ella, miró la escena en cámara lenta: el hombre, transformado nuevamente en lobo, se abalanzó sobre la oficial con sus fauces abiertas y las patas delanteras apuntando a ella. No me quedó tiempo para pensar en la lógica de mi siguiente movimiento, abandoné mi saco en el suelo, corrí a ella justo para tomarla de la cintura y el hombro. Sin detener, la empujé a sus espaldas cayendo aparatosamente conmigo protegiéndola del lobo que pasó por encima de nosotros no obstante la garra de una de sus patas rozó mi sien a milímetros de mi párpado y en el suelo sentí la sangre caliente correr por mi ojo además de escurrir al rostro de ella. El lobo no regresó a nosotros, el muy maldito sabía bien que yo no dejaría que atacara a una mundana... ¿cualquiera?... y esa fue su distracción para poder largarse sin mi pisándole los tacones.

Merde...— Gimo adolorido, la rodilla de ella quedó incómodamente golpeando mi entepierna exactamente en el lugar donde a un hombre le duele como los mil demonios, agacho la cabeza a ella recargando un segundo mi frente en su hombro —...s'il vous plait, tu pierna— exhalo apretando los labios, giro para tirarme de costado junto a la rubia, cubro mi entrepierna con ambas manos y saco el aire lentamente por la boca —Jamás... jamás confíes en hombres lobo y demonios, ¿quieres?. No siempre puedes ser la heroína del cuento. Auch...


¡Visita mi  "Galerie Parisienne" !
We're a cool team, no?:
All begins like a normal relationship, don't you think? But...:

¡Patito, gracias por el regalo! :)
You're right, I was wrong, you never be my little sister and I love you for that.:
avatar
Mensajes : 783

Post de rol : 703

Temas : 8/8 (¡xD OUT!)


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t4395-let-me-show-again-chris-id-ficha-de-pjhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t4418-oh-come-on-im-ready-for-youhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t4478-well-done-mr-nephillim-cronologia
Miembro del Consejo

Volver arriba Ir abajo

Digamos que tienes razón y atrapaste al "chico malo"
→ VIERNES → 22:17 → CHINATOWN  → FRÍO HÚMEDO (14°)

El demonio no tenía ni idea de que había sido descubierto, y eso jugaba al favor de ambos. La rubia cedió el "cuchillo mágico que se ilumina" (como habría dicho ella) a su originario dueño y acto seguido, fue empujada un metro más allá por el nephilim. A ver, no es que se fuera a poner delicada, pero tampoco hacía falta tirarla por los suelos de ese mugriento callejón. ¿Verdad? No supo cómo había conseguido mantener el equilibrio, seguramente gracias a que había dado tantos pasos atrás que había topado con la pared de ladrillo dónde minutos antes había acorralado al pobre cazador con síndrome de modelo de Gucci. Le bastó con observar la lucha dos segundos para corroborar sus sospechas: Se trataba de un nephilim y de un demonio, y ciertamente se sintió mucho más aliviada cuando se percató de que el cazador parecía tener mucha experiencia en el campo de batalla. Su mirada abandonó el barullo para viajar hasta el suelo, donde yacía el licántropo. Transformandóse. ¿En serio? ¡Venga ya! ¿Es que todos los seres peludos con dientes afilados y ojos de bicho loco debían atacarla a ella?

Su respiración se pausó y sus ojos azules se quedaron fijos en el enorme lobo que la miraba con furia. Su mente se quedó en blanco mientras el miedo inundaba su cuerpo. No había sentido temor cuando había visto al demonio, sin embargo tan solo había hecho falta un gruñido para tenerla asustada como un niño a las doce de la noche. Tragó saliva, el animal saltó en su dirección. Bien, su hora había llegado. Por lo menos podría decir que había sido feliz y desde ese preciso instante, le cedía el deber de velar por los ciudadanos de NY al resto de sus compañeros. Quizás a Kibo que era el que estaba más capacitado... No obstante, algo cálido rodeó su cintura, atrapó su hombro y la empujó con fuerza al suelo. El cuerpo del cazador cubrió el suyo en un desesperado intento de protegerla del hijo de la luna y Winter se agarró a su camisa de manera inconsciente mientras sentía su espalda chocar contra el hormigón. Algo espeso y caliente salpicó su cara, la inspectora agente no fue capaz de definir tal liquido hasta que vio la herida que decoraba la sien del rubio. El líquido escarlata caía libremente y descendía por su rostro, desembocando en la nívea piel del pómulo de la rubia, creando así un inmenso contraste.

El licántropo huyó de la escena como alma que lleva el demonio y Winter se sentó en el frío suelo mientras bajaba la rodilla que tanto había herido al shadowhunter. -Lo siento, no era mi intención dejarte sin posible descendencia.- Se disculpó posando levemente la mano en el hombro de él, mientras éste se retorcía en el suelo cubriéndose la entrepierna. - Discúlpame pero es que yo no poseo la Visión, así que sólo percibía un asesinato. Mi deber es velar por la seguridad y evitar que se cometan delitos.- Esta vez parecía un poco molesta. Rebuscó apresuradamente en los bolsillos de la chaqueta azul oscuro hasta que sus dedos rozaron el pañuelo de tela en el que su abuela había bordado en hilo azul cielo un: "Winter Juliet Rosewood", y lo acercó al párpado del joven. -Para un segundo que te limpie la sangre.- Colocó su mano izquierda en su mejilla con el fin de hacer más fácil la tarea.- Gracias por salvarme del licántropo. Me he quedado en blanco... me dan pánico desde que... bueno, desde que tuve un incidente con uno.- La confesión había salido de sus labios como un leve murmullo.

-¿Puedes levantarte? Dios mío, voy avisar al centro de mando. - Se levantó de un salto y tomó el walkie talkie.- Aquí agente White, falsa alarma. La víctima no era más que un hombre demasiado ebrio.- En breves instantes oyó una respuesta afirmativa.. - ¿Estás bien, nephulum? De verdad, los demonios y los licántropos deberían dejarme en paz.-Suspiró cansada.- Si quieres te pago la blazer (o saco, como se prefiera decir) ya que te la he fastidiado cuando te he detenido.



FDR:
Winter no recuerda que la palabra correcta es nephilim, por eso siempre dice nephulum, nadie la ha corregido xD




Besties for resties.:


avatar
Mensajes : 587

Post de rol : 1729

Temas : 13/13.


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8166-winter-j-whitehttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8193-winter-s-lovers-nah-just-be-my-friendhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8288-tempus-fugit-winter-s-chrono?highlight=winter
Mundano/a, sin la Visión

Volver arriba Ir abajo

Contenido patrocinado
está

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.