07/08 - Estimados habitantes del submundo. ¡Aquí tenéis las noticias con las actualizaciones/nuevas propuetas/ideas del foro! ¡Pasaos cuanto antes a echar un ojo!


10/06 - Estimados habitantes del submundo. Ahora tenéis una forma de llevar el recuento de las habilidades especiales de vuestras armas. ¡Sólo tenéis que pasaros por este tema para tener al día el tiempo que os queda hasta la próxima recarga! ¡Pasáos cuanto antes!


04/06 - Estimados habitantes del submundo. Como habréis comprobado, la raza de los nefilim vuelve a estar abierta para todo el mundo <3 Y aunque aún no ha habido actualización de noticias... ¡no desesperéis! ¡Que antes de lo que podáis pensar estarán en vuestra bandeja de entrada ardiendo con el fuego celestial!


31/03 - Estimados habitantes del submundo. Como habréis comprobado, la raza nefilim tiene las letras en rojo en el censo del tablón. Eso indica que, hasta nuevo aviso, la raza está temporalmente cerrada por sobrepoblación. Sin embargo, antes de llevaros las manos a la cabeza definitivamente, esperad a tener un nuevo aviso por nuestra parte, pues estamos sopesando algunas cositas. ¡Un saludo! <3


07/03 - ¡¡Queridos habitantes del submundo!! ¡Aquí llegan las últimas noticias del foro! ¡Leedlas atentamente y no perdáis ni un solo detalle!


27/02 - ¡¡Queridos habitantes del submundo!! Queremos anunciaros que la limpieza de este mes de febrero se realizará entre los días 02 y 03 de marzo, para que tengáis tiempo de poneros al día. Así mismo, estimaremos que las noticias del mes saldrán esta misma semana, aunque sabemos que ya vamos con imperdonable retraso. ¡Perdón por las molestias y gracias por vuestra atención!


38 # 40
23
NEFILIMS
5
CONSEJO
11
HUMANOS
9
LICÁNTRO.
9
VAMPIROS
12
BRUJOS
5
HADAS
3
DEMONIOS
1
FANTASMAS

[Flashback] Little girls just wanna have fun... ❦ Cherry D.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Little girls just wanna have fun
 → 7:00 AM → en algun lugar recondito de la corte → humedo


Una suave brisa batía las copas de los arbustos, el fresco y estremecedor suspiro de una sílfide en un manantial naciente que estaba llevando consigo las frágiles hojas cobrizas que caían sobre el mismo y  que eran demasiado débiles para sostenerse a sus raíces. Tan doradas como el oro mismo, conspiraban para sobre poblar el agua helada y flotar en ella de forma imperturbable. Estaba realmente helada, una pequeña promesa de los días fríos y albinos que reinaban en una lejana superficie y desde donde se originaba la tenue filtración.

El verde predominaba en el majestuoso paraje, motas anaranjadas y minerales reluciente tan resplandecientes y cambiantes como una aurora boreal   erosionaban del suelo, por allí donde unos delgados y pequeños pies corrían presurosos y descalzos. Moviéndose con una agilidad pasmosa a través de los tumultos y rocas con los que se encontraban, una respiración irregular les hacia compañía debido a su agitación y el peso del canasto que sus manitas cargaban. La errática respiración era interrumpida por diminutos hipidos de un llanto retenido, la niña se detuvo hasta llegar a un lugar gratamente familiar, pero a la vez demasiado inhóspito y oscuro para su gusto.

Y aunque había partido hacia allá con una emoción que parecía inamovible, ahora lucia una expresión lúgubre y deprimente. El pequeño rosto estaba bañado en lagrimas, enrojecido y sudoroso, provocando que los mechones violáceos se le pegasen al rostro. Soltó abruptamente la canasta, dejando que esta cállese a sus pies cuando sus pasos se ralentizaron hasta desaparecer, su efusividad habitual parecía haberse dado a la fuga.

Se llevó las manos al rostro y se lo restregó con fuerza, el repiqueteo de los brazaletes que llevaba en la mano -uno por cada color del arcoíris- fueron suficiente para callar los pasos de una nueva presencia, Sugar Beth no fue capaz de distinguirla hasta que la misma posó una mano sobre su hombro, tan pequeña y delicada como la propia. El hada dio un respingó y se volvió con brusquedad. El rostro infantil albergó sorpresa y pánico, pero al instante su expresión fue sustituida por la mas genuina de las sonrisas cuando reconoció de quien se trataba. Su compañera de juegos había llegado y el día podría transcurrir idílico y feliz –Me has asustado…– murmuró como si alguien fuese a escucharle, con aquella vocecilla infantil y aguda que seguiria intacta una decada despues –Que bueno que has llegado, no me gusta estar sola aquí…–

No sabia porque, no se atrevía a cuestionárselo tampoco, pero sus encuentro siempre se daban en recovecos desconocidos y oscuros. Allí donde nadie se imaginaria que dos niñas se reunirían a jugar o a compartir secretos, pero el hada era ingenua, inocente. Desconocía las verdades que albergaban detrás de esos encuentros…



Never Enough Glitter
Periwinkle:
Besties for resties:
My ambivalence:
avatar
Mensajes : 348

Reliquias : 322

Temas : 6/8


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8255-ficha-sugar-beth-gwendolinehttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8345-relationships-and-ships-sugar-beth-gwendolinehttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8344-sweet-memories-sugar-beth-gwendoline#72101
Hijo/a de
Lylic

Volver arriba Ir abajo

Little girls just wanna have fun
→ 7:00 AM → EN ALGÚN LUGAR RECÓNDITO DE LA CORTE → Húmedo

Ser demonio era realmente agotador... un día rajabas a alguien en canal, otro día ahogabas a una prostituta cualquiera en un callejón y otro día jugabas con un hada en el campo. Lo último era lo más aburrido de todo. Yo haciendo coronas de flores y comiendo galletas de mantequilla, era realmente irritante. Pero lo que peor llevaba era el tener que tomar la apariencia de una cría. Una maldita cría. Cualquiera de mis hermanos que me hubiera visto jugar a las muñequitas con un hada, se habría reído hasta perder el conocimiento. Pero yo sabía que algún día esa mocosa me serviría para algo. Seguro. Por otra parte, tenía demasiado tiempo libre y cuando digo demasiado hablo de mucho. De una eternidad.

Caminaba descalza por la hierba que era de un color tan verde que resultaba exasperante, dirigiéndome al sitio donde me encontraba con la tierna y pequeña Sugar. Aún no me había disfrazado de Cherry la pequeña y adorable hadita, y si no lo hacía pronto, podría ser descubierta. Y que quieres que te diga, pero que una mocosa te sorprenda es bastante deplorable. Cerré los ojos durante unos segundos y cuando los abrí, el suelo estaba demasiado cerca. Miré mi mano, que de normal luciría unos dedos largos y uñas perfectamente pintadas, ahora tenía dedos rechonchos.

Mi labio superior se elevó en una clara mueca de asco. ¿Por qué una niña no puede llevar las uñas largas? ¡Qué frustrante! Seguí paseando hasta aquel desolado lugar, obviamente no me iba a arriesgar que cualquier hada adulta con suficiente poder para saber que yo no era otra de sus congéneres, sino una demonio con muy malas intenciones, me viera. Qué matar a un hada era el menor de mis males. Asesinar me parecía muy entretenido. Salté la gruesa raíz de un árbol que había salido del suelo en un intento desesperado de conseguir espacio en el que poder seguir creciendo y ya estaba allí. Esperaba ver a la sonriente niña de pelo lila que siempre aguardaba a mi llegada.

En cambio, solo me topé con una chiquilla llorosa. No me malinterpretes, a mi me daba absolutamente igual si alguien le había hecho daño, pero en ese momento yo interpretaba el papel de su amiga secreta. Me acerqué a ella con una fingida sonrisa dulce y posé mi mano en su hombro. Llevaba tantos años ensayando esa sonrisa que ya parecía natural.
-Perdóname, no pretendía asustarte, ya lo sabes.- Los extremos de mis labios se curvaron hacia abajo, en un gimoteo.- ¿Por qué lloras?- Pregunté con voz infantil, sentándome a su lado y tomando su manita.



♥️ You know I’m gonna gonna get you.
The world is a tiny place, there’s nowhere you can hide ♥️ :


avatar
Mensajes : 34

Reliquias : 18

Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8404-bad-little-girl-i-m-so-bad-but-not-little-cherry-damage
Personaje inactivo

Volver arriba Ir abajo

Little girls just wanna have fun
 → 7:00 AM → en algun lugar recondito de la corte → humedo


Sugar se volvió para encontrarse de frente con la adorable criatura. Una niña de ojos enormes y largas pestañas, de su misma estatura y con una sonrisa tan cálida que podia iluminar el rostro de Sugar Beth con solo darle una mirada. Se habían conocido bajo extrañas circunstancias, en uno de esos momentos en los que a la pequeña Hada se le antojaba huir del mundo y escapaba allí donde el silencio solo fuese irrumpido por el canturreo de los grillos y el susurro de la brisa, lejos de las miradas reprobatorias de sus padres que parecían ser cada vez mas presentes a medida en que ella creía.

Alzó una mano y la deslizo por su mejilla, barriendo las lagrimas que le bañaban el rostro. Rapídamente fueron sustituidas por otras nuevas, como si los ojos violáceos de la pequeña se hubiesen transformado en cascadas –Es que...– titubeó, sosteniendo el ruedo de la la falda y retorciéndolo con evidente nerviosismo –Mi madre se ha vuelto a enojar conmigo y ha dicho que soy un fastidio–

Y allí estaba de nuevo, una nueva serie de llantos atacó el pecho de la pequeña Sugar Beth, de conciencia fragil y emociones desbordantes como solo podia ser en la infancia. Si su madre le hubiese visto en aquella situación, gritando a lagrima viva sin el menor decoro, hubiese perdido completamente la cabeza y le hubiese soltado otra regañína. Sugar lo sabia muy bien y por ello se había tragado cada una de sus lagrimas hasta haber salido de casa, allí en el refugio que le ofrecía Cherry nunca tenia porque guardarse nada. Con una paciencia arrolladora, la morena de ojos miel siempre había escuchado cada uno de sus malestares, susurrandole palabras de consuelo a cambio de lo que ella creía que no era nada. Se sentó a su lado, apoyando su cabeza en el hombro ajeno –Nuna te iras ¿Cierto Cherry? no vas a dejarme ¿Cierto?– pestañeó repetidas veces, apartando las lagrimas que se acumulaban en las largas pestañas que enmarcaban sus ojos  –Prometeme que si te vas un día, me llevaras contigo, sere buena ¡Lo juro! y hare todo lo que me pidas...– Suplicó el hada, mirandole como si depositara en ella toda la confianza que poseía. ¿Quien diría que aquello no era mas que un burdo espejismo, una mentira perfectamente maquinada por una hija de lilith en el cuerpo de una criatura dulce que representaba la inocencia del mundo?



Never Enough Glitter
Periwinkle:
Besties for resties:
My ambivalence:
avatar
Mensajes : 348

Reliquias : 322

Temas : 6/8


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8255-ficha-sugar-beth-gwendolinehttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8345-relationships-and-ships-sugar-beth-gwendolinehttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8344-sweet-memories-sugar-beth-gwendoline#72101
Hijo/a de
Lylic

Volver arriba Ir abajo

Little girls just wanna have fun
→ 7:00 AM → EN ALGÚN LUGAR RECÓNDITO DE LA CORTE → Húmedo

Miré a la pequeña hada por unos largos minutos. De sus ojos emanaban lágrimas sin parar, y estaba empezando a asfixiarse en sus propias emociones. Mi ceño se frunció molesta, por esa misma razón yo opinaba que los sentimientos eran estúpidos. ¿Qué utilidad podía tener algo que te hacía débil? De sus labios salieron esas palabras que yo me sabía de memoria, las que repetía siempre cuando venía llorando sin consuelo a mi lado. Su maldita madre. Qué mujer más molesta, que no le extrañase al hada si algún día se me ocurría rajarle la garganta y sacarle la lengua a modo de corbata por la brecha. A la mía, la había abierto en canal con un cuchillo carnicero y la había colgado con sus propios intestinos en una de las bigas decorativas del palacete dónde vivíamos. Esa zorra se lo tenía bien merecido, así aprendería a que no tenía que joderme.

- ¡Oh por dios! Claro que no sugar.- Murmuré con voz dulce mientras la abrazaba.- Yo nunca te dejaría.- Le limpié las lágrimas de las mejillas haciendo un tierno mohín con los labios que se podía interpretar como tristeza. ¡Por favor! Y que nadie me hubiera proclamado santa por hacer tales actos de caridad... Pero que puedo decir, las almas puras e inocentes eran mi debilidad... y si además me podían devolver un favor cuando me hiciera falta, pues mejor. Matar dos pájaros de un solo tiro. Vida 0- Cherry 2.

-Claro que te llevaría conmigo. Sabes perfectamente que soy la única que se preocupa por ti.- Pestañeé coquetamente un par de veces mientras acariciaba su pelo violeta de una forma que se podría tachar hasta de afectiva. Mi técnica era realmente increíble. ¿Cómo podía conseguir un hada como animal de compañía? Muy fácil, escogí al hada más singular, una a la que sus padres la veían como un bicho raro y le hice creer poco a poco que yo era la única que se preocupaba de su bienestar. Así es, con comentarios tan sutiles como ese, pero que a la larga resultan tan letales como el veneno de la viuda negra. -¿Harías cualquier cosa por estar a mi lado sugar?- Pregunté inocentemente. - Yo sé que me darás la espalda dentro de unos años...- No finalicé la frase, fingí una mueca de dolor al tiempo que llevaba una mano a mi pecho de manera sobreactuada.



♥️ You know I’m gonna gonna get you.
The world is a tiny place, there’s nowhere you can hide ♥️ :


avatar
Mensajes : 34

Reliquias : 18

Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8404-bad-little-girl-i-m-so-bad-but-not-little-cherry-damage
Personaje inactivo

Volver arriba Ir abajo

Little girls just wanna have fun
 → 7:00 AM → en algun lugar recondito de la corte → humedo


Los brazos de Cherry le envolvieron con rapidez haciendo que los gimoteos de la pequeña fae disminuyesen gradualmente. La niña pestañeó repetidas veces para despejar las lagrimas que se conglomeraban rápidamente en su mirada violeta, empañada por el triste velo del de la amargura y la corrupción infantil. Era demasiado pequeña para probar la fría hostilidad de una negligencia paternal injustificada, demasiado cruel para que su inestable moral se conservara intacta por mucho que la niña quisiese que todo aquello no le afectase, la mirada indiferente de su madre era calcinadora y las palabras hirientes de su padre destruían cualquier diminuto rayo de alegría. Con el tiempo el único refugio que encontraba cuando su hogar se volvía un tormento eran los brazos de su pequeña amiga, Cherry, que siempre murmuraba palabras de consuelo para hacer que el hada se sintiese mejor aunque la causa de sus lagrimas siempre fuese lo mismo.

Nunca imaginaria que cuando creciese, se hiciese mayor y comenzara a contemplar el mundo desde otra perspectiva, aquel trato despectivo de sus progenitores no seria mas que un recuerdo insustancial, que la parte mas fragil de su corazón se endureceria como una roca. No había remedio, estaba destinada a volverse la clase de persona que encerraba su corazón en una mazmorra donde nadie pudiese alcanzarlo. Pero por ahora no, por ahora seguia siendo una niña fragil que anhelaba fervientemente el afecto que se le negaba, que daria lo que fuese para que alguien le amase un poco, si quiera un poco...

Suspiró brevemente cuando escuchó las palabras de la castaña, esbozando una pálida sonrisa. Asintiendo completamente convencida de que ella poseía toda la razón, era a la unica que le importaba, la unica a la que toda su fe pertenecía. Los ojos del hada se abrieron de par en par al escuchar su pregunta –Por supuesto que si, eres mi mejor amiga en todo el mundo Cherry... yo haría lo que fuese– asintió efusivamente mientras se restregaba los ojos con el dorso de la mano –¿Quieres que haga algo por ti? yo... ¡Yo lo haré! ¡Puedes confiar en mi! ¡Jamas te dejaría, nunca! te lo prometo–




Never Enough Glitter
Periwinkle:
Besties for resties:
My ambivalence:
avatar
Mensajes : 348

Reliquias : 322

Temas : 6/8


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8255-ficha-sugar-beth-gwendolinehttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8345-relationships-and-ships-sugar-beth-gwendolinehttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8344-sweet-memories-sugar-beth-gwendoline#72101
Hijo/a de
Lylic

Volver arriba Ir abajo

Little girls just wanna have fun
→ 7:00 AM → EN ALGÚN LUGAR RECÓNDITO DE LA CORTE → Húmedo

Mis ojos que habían permanecidos cerrados, ensombrecidos por mi diestra cual había llevado a mi frente en un arrebato teatral, se abrieron lentamente. Mis labios se curvaron en una sonrisa complacida mientras mis manos tomaban las del pequeño hada. En un inicio pensé que ningún hada era tan tonta como para creerse todos mis numeritos de fatalidad, pero estaba claro que no había tenido en cuenta que hasta en la Corte había ovejas negras a las que repudiaban. Sus padres me la habían entregado en bandeja de plata (¡de oro no, por el amor de Lilith!) con esa indiferencia que procesaban hacia la inocente niña, quien solo quería alguien que la abrazara y le dijera que todo iba a estar bien. En definitiva, yo había tomado ese papel y ahora, tanto la chica como su alma me pertenecían.

-¿Harías lo que fuese? ¿De verdad?- Pregunté con aire infantil e ingenuo. Debía procurar mantener el papel a la perfección, el mínimo fallo podría echar por la borda todo el trabajo que había dedicado por tanto tiempo. El viento mecía las rosadas flores, haciendo que a mi nariz llegase ese característico olor primaveral que tanto me había gustado cuando tan solo era una mundanita débil. Pero en ese momento ya no era ni mundana ni débil y ese olor me provocaba náuseas, quizás era porque me traía demasiados recuerdos de una vida pasada consigo. - Pero necesito que me lo demuestres de verdad. ¿Me lo jurarías por tu vida?- Mi rostro reflejaba una expresión que yo nunca había sentido, tristeza. Básicamente si sabía expresarla era porque la había visto tantas veces reflejada en los demás que ya me la sabía de memoria.

Aún recordaba la cara de aquella que se proclamó mi madre por veintitrés años cuando me vio aparecer por la puerta del gran salón con el vestido manchado de sangre, cuchillo en mano y sosteniendo la cabeza de su marido en la otra. Le tiré el souvenir sangrante a los pies y ella chilló aterrada mientras se agarraba la falda en un intento de que el liquido escarlata no machara su ropa. Apartó su mirada de los ojos sin vida de mi padre y me miró con terror. Sin embargo, su además cambio al par de minutos, cuando comprendió que ella también iba a morir. Sus ojos se entristecieron y sus labios se curvaron hacia abajo. - Siempre supe que eras un monstruo Genevra, pero aún así, te amo. - Fueron las últimas palabras que salieron de sus labios rosas. - ¡Oh! Qué pena que yo a ti no.- Murmuré mientras le apuñalaba en el vientre. Sí, aún recordaba ese bonito día.

-¿Quieres que demos un paseo?- Me levanté con soltura, izándola a ella sin esperar respuesta. -Hoy es el perfecto día para hacer coronas de flores, ¿no crees?- Solté su cálida mano, saliendo a correr por el prado lleno de flores de colores y mariposas que viajaban transeúntes en su eterna búsqueda del mejor polen. Me agaché levemente hacia unas margaritas y  haciendo un movimiento con los dedos las mariposas que revoloteaban coquetas, fueron empujadas por una fuerza invisible varios metros más allá. Dejándolas desorientadas y obligándolas a posarse en cualquier roca para poder estabilizarse. Sonreí feliz.



Última edición por Cherry Damage el Vie Mar 03, 2017 11:25 am, editado 2 veces



♥️ You know I’m gonna gonna get you.
The world is a tiny place, there’s nowhere you can hide ♥️ :


avatar
Mensajes : 34

Reliquias : 18

Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8404-bad-little-girl-i-m-so-bad-but-not-little-cherry-damage
Personaje inactivo

Volver arriba Ir abajo

Sugar Beth Gwendoline escribió:
Little girls just wanna have fun
 → 7:00 AM → en algún lugar recondito de la corte → humedo


Las lagrimas comenzaron a disiparse de su rostro, dejando un tenue rastro de humedad entre las regordetas mejillas de la muchachita. Sus ojos enrojecidos y sus mejillas sonrojadas eran la única prueba que quedaba de que había estado llorando, una determinación ciega invadió a la pequeña criatura que asintió sin pensarselo dos veces ante la pregunta de su amiga. Era una fidelidad que no parecía quebrantarse con nada, porque ante los ojos de la joven hada Cherry era la única persona que se preocupaba por ella, la única que realmente le amaba como era, al menos así lo creía en ese entonces...

Y aun asi pareció dudar cuando Cherry le pidió que lo jurase. Era muy pequeña para comprender aun la importancia que implicaba unas palabras aparentemente inocentes pero que tenian una gran relevancia, tampoco es que fuese consciente del significado entre la vida y la muerte ¿Acaso lo sabia algun niño? Era parte de la inocencia de la juventud, de la incapacidad de distinguir entre el bien y el mal porque no se es consciente de la corrupción del mundo y la oscuridad. A esa edad sus únicas preocupaciones eran que no hubiesen monstruos debajo de su cama, aprender a atarse los cordones, no encontrar su caja de crayones para completar sus dibujos o que su padre no se olvidase de ajustar las cuerdas de su lira, pero por la forma en la que Cherry había hablado supo que era importante, Cherry era importante, era lo mas importante, y ella se lo daría todo si tuviese que hacerlo incluso sin saber que era lo que estaba entregando a aquel ser del averno con rostro de angel –¡Si, si! Te lo juro Cherry, por mi vida– respondió como quien hablase de entregar un par de estampillas y no su posesión mas preciada. Y no supo como describirlo, hasta el sol del hoy el hada realmente no sabría afirmar con precisión si aquella sensación fue real y no producto de su disparatada imaginación pero en ese momento sintió como si algo se apagase dentro de ella –Te prometo que no volveré a llorar Cherry, ya no lo haré mas... asi nunca mas te preocuparas por mi– dijo con seriedad, sus ojos de un violeta tan sombrio dejaron de cristalizarse en ese momento. 

–¡Oh! ¡Si! he aprendido un nuevo truco, ayer hice que unos rosales de mama brotaran... aunque a ella no le ha gustado mucho– comentó rapidamente mientras le seguia el paso a su compañera –¡Eran muy bonitas! De un rosa pálido, pero mama ha dicho que las rosas rojas son las unicas verdaderamente hermosas y las ha arrancado todas. No se porque se ha molestado tanto... ¿A ti te gustan las rosas, no es así Cherry?– Cuestionó sin detenerse, la niña hablaba tan apresuradamente que parecia que las palabras se atropellasen en sus labios y se fuese a quedar sin respiración en cualquier momento. Y asi seguiría siendo siempre, porque hay cosas que nunca cambian ni con el transcurso de los años...



Never Enough Glitter
Periwinkle:
Besties for resties:
My ambivalence:
avatar
Mensajes : 348

Reliquias : 322

Temas : 6/8


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8255-ficha-sugar-beth-gwendolinehttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8345-relationships-and-ships-sugar-beth-gwendolinehttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8344-sweet-memories-sugar-beth-gwendoline#72101
Hijo/a de
Lylic

Volver arriba Ir abajo

Little girls just wanna have fun
→ 7:00 AM → EN ALGÚN LUGAR RECÓNDITO DE LA CORTE → Húmedo
Una sonrisa abarcó mi rostro, cálida y amplia. No había ninguna sensación más placentera que la de salir ganando. El hecho de que la pequeña Permony hubiera jurado por su vida que jamás me abandonaría creaba un contrato no escrito que prácticamente nos unía en un lazo invisible. -¡Oh, Sugar! Llorar a veces nos hace bien.- Dije acariciando su mejilla con el dorso de mi mano con lentitud, obviamente yo pensaba que llorar era para los débiles, sin embargo, ella era una niña y por inercia era débil. Como también lo había sido yo en su día. -Yo siempre me preocuparé por ti, aunque no llores.

Las mariposas seguían desorientadas e intentaron emprender el vuelo nuevamente, mas yo volví a empujarlas con mis poderes. ¿En eso había quedado la gran Genevra de Médici? ¿En una mera marea-mariposas? Reprimí un suspiro de indignación. - ¿En serio?- Pregunté fingiendo exaltación. -Por supuesto que me gustan las rosas rosadas, aunque debo admitir que mi flor favorita es la flor de cerezo.- Añadí dándole un suave toquecito con el dedo índice en la punta de la nariz del hada.

Volví a agacharme para arrancar un buen puñado de flores de varios colores con las cuales hacer las coronas. -Realmente tu madre no parece un hada, sino le gustarían todas las flores.- Volví a su lado y me dejé caer al suelo abruptamente para poder trenzar bien las flores y que no se cayeran por todos los lados. El vestido pomposo que portaba paró el impacto de mi trasero contra el frío suelo.- A ver, ¿no te das cuenta de que a pesar de todos tus intentos por complacerla nunca es suficiente? Hazme caso Sugar, cariño... Yo soy la única que te entiende.- Conecté nuestras miradas y sonreí levemente.

Nunca había sido buena dando ánimos, seguramente por mi falta de empatía y comprensión hacia el resto de personas, así que el simple hecho de estar ayudando a la niña era nuevo para mí. Y sinceramente, no me gustaba. ¿Por qué la gente era altruista? ¡Si era un aburrimiento! Tener que estar atenta a las necesidades de alguien que no soy yo misma era agotador.



♥️ You know I’m gonna gonna get you.
The world is a tiny place, there’s nowhere you can hide ♥️ :


avatar
Mensajes : 34

Reliquias : 18

Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8404-bad-little-girl-i-m-so-bad-but-not-little-cherry-damage
Personaje inactivo

Volver arriba Ir abajo

Little girls just wanna have fun
 → 7:00 AM → en algun lugar recondito de la corte → humedo


   
Lo que mas disfrutaba la pequeña hada de aquellos momentos secretos, era disfrutar el rato con su insospechada amiga demonio que siempre estaba dispuesta a divertirse con ella y arrancarle una sonrisa incluso cuando las cosas parecían demasiado tristes. Cherry siempre había tenido ese efecto reparador en su autoestima y la pequeña Permony tal vez nunca hubiese sido la misma sin sus palabras de consuelo ni sus amables sonrisas, arena a que todo aquello no era mas que una sucia treta –Aun así no quiero que te preocupes por mi. Tu siempre estas sonriendo y estas contenta, yo quiero ser como tu Cherry…– argumento, ajena al menosprecio que mostraba su amiga con los diminutos insectos que bordeaban el campo.
 
–¡A mi también me gustan mucho!– corroboró la niña, esbozando una sonrisa de oreja a oreja mientras comenzaba a saltar de un lado a otro. Los vuelos de su vestido color pastel se agitaban con dinamismo y sus pies descalzos recorrían el húmedo pasto, se detuvo lánguidamente y se coloco en cuclillas provocando que el ruedo de la falda se manchase tenuemente. Extendió una de sus manos con sutileza y una pequeña mariposa que volaba erráticamente se posó con torpeza sobre la palma de su mano –Las rosas rosadas me gustan mucho, aunque a veces me pincho los dedos cuando las toco. Papa dice que… dice que son iguales que las Mujeres. Son muy bonitas, pero son peligrosas también– agregó , acercando su mano libre con la intención de rosas las delicadas alas de la mariposa pero la misma emprendió vuelo antes de que pudiese conseguirlo –La próxima vez que nos veamos te traeré algunas, así puedes llevarlas a tu casa–
 
Permony se volvió hacia su amiga cuando esta volvió a hablar, con una delicadeza tal que no le permitía entrever las maliciosas intenciones de sus palabras. El hada  se mantuvo estática,  observando como su amiga  entrelazaba las flores que antes había recogido con maestría, la pequeña hada dejo caer la mirada sobre su regazo y comenzó a jugar con sus dedos, entrelazados sobre sus piernas, el ligero temblor de su labio inferior anunciaba que las lagrimas no tardarían en llegar otra vez mas sin embargo, se contuvo –Ya… tienes razón. De todos modos me gusta estar mas contigo que con mis padres, ellos realmente siempre parecieran estar muy enojados y además no les gusta jugar conmigo. Papa siempre esta fuera de casa o fumando de esa horrible pipa y mama solo le hace caso a sus flores y a sus amantes comentó con una indiferencia alarmante, mientras tomaba unas cuantas flores e imitaba los movimientos de Cherry aunque el resultado no fuese igual de bueno. Cualquier persona se vería en descontento al escuchar a una niña tan pequeña hablar así e inclusive, conocer un termino que no parecía correcto formar parte de su vocabulario. Sin embargo Permony era una Fae, no una humana y su educación tenia muy poco que ver con lo moralmente aceptable para una niña de su edad. Aun así en ella persistía la inocencia y la bondad, porque sus ojos lavanda no habían visto realmente lo que era la maldad pura, incluso cuando tenia a su personificación justo frente a sus narices.



Never Enough Glitter
Periwinkle:
Besties for resties:
My ambivalence:
avatar
Mensajes : 348

Reliquias : 322

Temas : 6/8


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8255-ficha-sugar-beth-gwendolinehttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8345-relationships-and-ships-sugar-beth-gwendolinehttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8344-sweet-memories-sugar-beth-gwendoline#72101
Hijo/a de
Lylic

Volver arriba Ir abajo

Little girls just wanna have fun
→ 7:00 AM → EN ALGÚN LUGAR RECÓNDITO DE LA CORTE → Húmedo
Reprimí la risa que advertía con salir y que desmontaría todo el teatrillo que yo me había esforzado en montar, pero... ¿qué le iba a hacer? Me hacía demasiada gracia la idea de que la pequeña Permony siguiera mis pasos, sin lugar a dudas sería lo mejor que podía hacer. La estúpida y hueca de su madre no hacía otra cosa que estorbarme, porque, aunque la muy inútil me ponía en bandeja de plata a su propia hija, seguramente la reclamaría si ésta desaparecía de la nada. Y su padre... prefería no pensar en semejante zoquete, lo único que hacía era fumar y darle la razón a su señora esposa como buen borrego siguiendo al pastor. ¡Ripugnante!

-Oh, pequeña Sugar... cara e piccola Permony...- Susurré haciendo uso de mi originario y amado italiano mientras el dorso de mis dedos recorrían la mejilla del hada con lo que podría parecer afecto. - ¿Peligrosas?- Una risa agria y sin una pizca de humor brotó de mis labios e hizo retumbar mi pecho.- Son bonitas, sí. Pero ¿peligrosas? Lo dudo.- Me limité a comentar encogiéndome de hombros.-Nadie ha muerto por clavarse la espina de una rosa Sugar. Hazme un favor y nunca más escuches al viejo ignorante de tu padre. Al fin de cuentas, ¿cómo va a saber un hombre lo que cruza la mente de una mujer?- Finalicé con una sonrisita inocente. En mi regazo descansaba mi creación a medias, mi mirada marrón se posó en ella y mis manos tornaron a su anterior trabajo.

Me sorprendió la frialdad en que la pequeña mocosa afirmó que su madre tenía amantes. Volví a centrar mi atención en ella, mis labios creando un perfecto circulo cuando lo único que quería hacer era trazar la sonrisa más torcida y malévola. - ¿Tu madre tiene amantes?- Había juzgado demasiado pronto a esa stronzetta, era más lista de lo que yo había pensado. Una cálida brisa se levantó, haciendo volar algunas de las flores que yo había recolectado, pero por fortuna ya estaba acabando y no necesitaba tantas.  -¿Quieres que te haga un truco de magia?- Pregunté con los ojos muy abiertos, en cuánto la niña asintió intrigada yo moví mis manos con gracia, flexionando mis dedos con destreza. La corona de flores se elevó por los aires, posándose suavemente en la cabeza de Permony, ya previamente coronada por sus finas hebras violetas. Nunca le había mostrado mis poderes a la pequeña y aunque poseía muchos dones, la telekinesis no era uno de ellos.

-Estás tan bonita... algún día te convertirás en una preciosa damisela. Entonces estas flores no serán más que mera inmundicia comparada con tu esplendoroso encanto.- No era desconocedora de la belleza que las hadas adultas poseían. Incluso Francia era bonita, aún siendo improductiva para su raza.



♥️ You know I’m gonna gonna get you.
The world is a tiny place, there’s nowhere you can hide ♥️ :


avatar
Mensajes : 34

Reliquias : 18

Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8404-bad-little-girl-i-m-so-bad-but-not-little-cherry-damage
Personaje inactivo

Volver arriba Ir abajo

Little girls just wanna have fun
 → 7:00 AM → en algun lugar recondito de la corte → humedo
La pequeña hada vio a su amiga reírse desmesuradamente sin llegar a comprender pues ella no estaba ni cerca de imaginar las ideas que surcaban su mente. Se limitó a observarle esbozando una sonrisa, misma que se volvió mucho mas amplia cuando sintió el cálido tacto de su caricia en su mejilla. Era una situación sin duda preocupante para cualquiera que viese aquel escenario desde otra perspectiva, un ser del vacío apropiándose de la inocencia y la confianza de un hada para sus propios fines. Pero para Permony no era eso, eran solo dos niñas jugando a ser felices y no había nada oscuro que sus cálidos ojos violetas pudiesen detectar.

–Oh no, no Cherry ¡Si lo son!– repuso inmediatamente el hada, abriendo mucho los ojos y alzando las mano en señal de advertencia, alarmada por las palabras de su compañera –Papa sabe muchas cosas, tiene tooodos esos libros de pociones, pero nunca me deja tocarlos– Confesó en medio de su ingenuidad. La mayor parte del tiempo  en que su padre estaba en casa solía pasar el tiempo encerrado en su aposento, lleno desde el suelo hasta el techo de libros viejos y empolvados. Recordaba incluso haber visto un viejo grimorio de un brujo encima de un buró que seguramente su padre había conseguido de una forma poco ética y otros tantos diarios de campo su puño y letra –Una vez me dijo que no debo tocar las flores que mi mama planta en el jardin. Ni siquiera las rosas, porque podrían hechizarme y hacer que nunca vuelva a despertar si me pincho con ellas. Las hadas pueden hacer esas cosas ¿Sabes?, hacer cosas con las plantas–comentó con cierta ilusión plagando su voz, recordando la destreza de su madre para elaborar pociones que ella no era capaz de comprender su uso –Me ha dicho que cuando sea mayor me enseñara a hacerlo si me porto bien y dejo de molestarlo tanto mientras trabaja– agregó, llevándose detras de las orejas los mechones de cabello que insistentemente se desperdigaban por su rostro.

Sugar le miró con una sonrisita exceptiva y una exclamación de asombró se plasmo en su rostro cuando la corona se movió con el viento hasta posarse sobre su cabello. Se la acomodo con cuidado y una risotada se escapo de sus labios –¡Pues claro! Tiene un montón de ellos, le gustan mucho los humanos– Contestó descuidadamente, como si estuviese hablando de cualquier sencillez mientras jugueteaba con los pétalos caídos de un diminuto retoño que había sido aplastado en la marcha. Ella era demasiado joven aun para concebir ideas sobre lo que era correcto o no y Francia, que nunca se había preocupado realmente porque la niña no viese, no se reprimía al seducir inocentes mundanos hasta Feera y encantarlos con su magia –¿Tus papas no lo hacen? Creía que todos los papas lo hacian…–


Never Enough Glitter
Periwinkle:
Besties for resties:
My ambivalence:
avatar
Mensajes : 348

Reliquias : 322

Temas : 6/8


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8255-ficha-sugar-beth-gwendolinehttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8345-relationships-and-ships-sugar-beth-gwendolinehttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8344-sweet-memories-sugar-beth-gwendoline#72101
Hijo/a de
Lylic

Volver arriba Ir abajo

Little girls just wanna have fun
→ 7:00 AM → EN ALGÚN LUGAR RECÓNDITO DE LA CORTE → Húmedo

-Oh, Sugar...pero tú hablas de las rosas que pertenecen a las faes. No todas las rosas son iguales. Donde yo vivo, una rosa nunca es mortífera.- Moví mi mano un par de veces, restándole importancia al asunto. Era bobo generalizar, yo misma me había topado con mujeres muy buenas y con mujeres muy malas -o sea sólo hacía falta mirarme en un espejo para ver una-. Sin embargo, no podía tener en cuenta ese pensamiento de Permony ya que nunca había salido de la Corte, dónde todo, literalmente todo, estaba hechizado.

Mi dedo índice se posicionó en mi barbilla, adquiriendo un aire pensativo. La pregunta del pequeño hada me tomó por sorpresa, y su actitud tan pasiva más aún. ¿Pero qué clase de valores les inculcaban a las faes por el amor de  Lilith? Y sí, sabía que la cultura y la educación del pueblo fae era peculiar, ¿pero dejar que su propia hija viera que tiene amantes? Era consciente de que las hadas solían tener relaciones sexuales con otras personas que no eran sus parejas, y para ellos eso era normal. Sin embargo, el mero hecho de que dejaran que sus hijos vieran sus vaivenes románticos me causó repugnancia. No es que yo fuera la mejor persona -o demonio- para criticar, pero oye, yo siempre tuve mucha clase y no pueden decir de mí que no hubiera mostrado una educación excelsa en la vida pública.

El centro del asunto residía en que estaba segura que mi padre había tenido varias amantes, obviamente, siempre con la discreción que caracterizaba a cualquier poderoso gobernante de la República de la Florencia renacentista. ¿Qué cómo me había enterado? Pues francamente no lo sabía a ciencia cierta pero era obvio, era un hombre y todos sabemos que son muy susceptibles a caer en líos de faldas. ¡Bah! Pero mi madre era harina de otro costal, Clarisa siempre había profesado un amor sumamente exagerado por Lorenzo y prácticamente moría por que él le dedicara alguna mirada aprobatoria o le rozara la mano al pasar junto a ella. Con lo cual, dudaba que hubiera sido capaz tener algún amante.

-Pues no que yo sepa.- Respondí sinceramente, encogiéndome de hombros ligeramente.- Pero donde yo vivo no está bien que una persona le sea infiel a su pareja. A mi madre nunca se le habría ocurrido tener amantes, amaba demasiado a mi padre... además ¿sabes cual es el castigo para una mujer que ha sido adúltera?- Esperé alguna reacción de la menor y  proseguí.- Las encierran en un cuarto y enladrillan las ventanas y las puertas, a excepción de una pequeña rendija, por donde le pasan la comida. Como ves, es preferible la muerte.- Ahora era mi turno de explicar semejante tortura con una alarmante tranquilidad. Al fin de cuentas me había criado en la innovadora Florencia del siglo XV, la cual aún poseía algunas costumbres prehistóricas, así que para mí no era extraño. Ni una pizca.- Se está haciendo tarde, ¿qué tal si nos vamos ya a casa?




♥️ You know I’m gonna gonna get you.
The world is a tiny place, there’s nowhere you can hide ♥️ :


avatar
Mensajes : 34

Reliquias : 18

Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8404-bad-little-girl-i-m-so-bad-but-not-little-cherry-damage
Personaje inactivo

Volver arriba Ir abajo

Contenido patrocinado
está

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.