07/08 - Estimados habitantes del submundo. ¡Aquí tenéis las noticias con las actualizaciones/nuevas propuetas/ideas del foro! ¡Pasaos cuanto antes a echar un ojo!


10/06 - Estimados habitantes del submundo. Ahora tenéis una forma de llevar el recuento de las habilidades especiales de vuestras armas. ¡Sólo tenéis que pasaros por este tema para tener al día el tiempo que os queda hasta la próxima recarga! ¡Pasáos cuanto antes!


04/06 - Estimados habitantes del submundo. Como habréis comprobado, la raza de los nefilim vuelve a estar abierta para todo el mundo <3 Y aunque aún no ha habido actualización de noticias... ¡no desesperéis! ¡Que antes de lo que podáis pensar estarán en vuestra bandeja de entrada ardiendo con el fuego celestial!


31/03 - Estimados habitantes del submundo. Como habréis comprobado, la raza nefilim tiene las letras en rojo en el censo del tablón. Eso indica que, hasta nuevo aviso, la raza está temporalmente cerrada por sobrepoblación. Sin embargo, antes de llevaros las manos a la cabeza definitivamente, esperad a tener un nuevo aviso por nuestra parte, pues estamos sopesando algunas cositas. ¡Un saludo! <3


07/03 - ¡¡Queridos habitantes del submundo!! ¡Aquí llegan las últimas noticias del foro! ¡Leedlas atentamente y no perdáis ni un solo detalle!


27/02 - ¡¡Queridos habitantes del submundo!! Queremos anunciaros que la limpieza de este mes de febrero se realizará entre los días 02 y 03 de marzo, para que tengáis tiempo de poneros al día. Así mismo, estimaremos que las noticias del mes saldrán esta misma semana, aunque sabemos que ya vamos con imperdonable retraso. ¡Perdón por las molestias y gracias por vuestra atención!


38 # 40
23
NEFILIMS
5
CONSEJO
11
HUMANOS
9
LICÁNTRO.
9
VAMPIROS
12
BRUJOS
5
HADAS
3
DEMONIOS
1
FANTASMAS

[Flashback] Skates and fairy dust || Derek F.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Skates and fairy dust
→ Domingo → 2:00 PM → Central Park  → ☀ Soleado, finales de Julio.


Estaba tumbada boca arriba, con un dolor cervical que bien podría dejar bastante alarmado a cualquiera, las ruedas de los patines seguían moviéndose dada la inercia y medio mocaccino con leche descremada y caramelo extra recorría el pavimento. Era un terrible desperdicio de cafeína y azucares pero aun así, con todo y que estaba llevando a cabo la escena mas embarazosa imaginable a tales horas del día y que bien podría relacionarse con el uso inapropiado de sustancias alucinógenas, Sugar Beth estaba riéndose a lagrima viva, con las mejillas enrojecidas y la voz entrecortada debido a la ausencia de oxigeno.

Se inclinó hacia adelante apoyándose en sus codos, un ligero siseo se escapo de sus labios cuando sintió el escozor en la parte baja de su espalda, aun así no menguaron las carcajadas. Burlándose de su propia y deliberada torpeza, era algo que ella misma había ocasionado al afanarse en comprar aquel par de patines que evidentemente no sabia utilizar. Aun así la idea se le había hecho demasiado emocionante y divertida como para dejarla de lado y el hada era lo suficientemente necia y potencialmente arriesgada como para  embargarse en una misión suicida entre los recovecos del central park dando maromas en sus patines, sin ningún tipo de protección mas que unas rodilleras que no habían hecho demasiado por ella cuando termino yéndose de espaldas.

Se sentó sobre el suelo, colocando las piernas en posición del loto  y se sacudió las mayas con dinamismo mirando hacia ambos lados para verificar que nadie hubiese presenciado aquella escena. Cualquiera que le viese lo afirmaría sin dudar; el hada no tenia juicio, y aunque en cierto modo aquello tenia algo de verdad la razón por la que se había puesto en aquella labor no era ni mas ni menos que el tan desesperante ocio, el no saber que hacer en su día libre. En circunstancias normales hubiese esperado hasta que cayese la noche para ir a Taki’s, unas cuantas pixies que ya conocía de primera mano siempre buscaban como pasársela en grande montando líos catastróficos con los clientes, y aunque Sugar Beth pasaba mucho de esos asuntos le gustaba echarse unas risas con ellas. Pero no tenia muchas ganas de pixies ni de licores mágicos que convirtiesen a inocentes mundanos en papagayos, puesto que había pasado todo la mañana practicando una pieza de Johann Pachelbel que no terminaba de interpretar correctamente en el segundo movimiento y había terminado exasperandose. Central Park era el primer lugar al que recurrían cuando New york le resultaba demasiado ruidosa o cualquier cosa en el mundo -incluyéndose ella misma- le perturbaba. Apoyó los codos sobre sus rodillas y acunó su rostro en las palmas de sus manos con la mirada ausente entre el basto verde del parque. Inconscientemente había comenzado a reproducir la sonata que había estado practicando tanto en su cabeza, la melodía fundiéndose como antagonista de sus pensamientos…

Estaba demasiado ensimismada como para percatarse de que alguien se acercó hasta ella, una figura que comenzó a hacerle sombra y que cuando Sugar Beth alzó la mirada para reconocerle no fue mas que una mancha oscura debido a la contraluz del sol. Se llevó una mano a a la frenté y entrecerró los ojos para agudizar su visión. Era consciente que aquella era una situación extraña, después de todo estaba sentada en medio de un sendero como si tal cosa y seguramente para la perspectiva de cualquier persona resultara un tanto incomodo, Sugar Beth frunció los labios. Había esperado que nadie hubiese visto su dramática caída pero tal parecía que no tenia tanta suerte, para variar –No estoy borracha si eso es lo que te estas preguntando...– dijo instantaneamente, en una via rapida de matar el silencio –Puede que lo parezca, pero realmente no lo estoy–


Never Enough Glitter
Periwinkle:
Besties for resties:
My ambivalence:
avatar
Mensajes : 348

Reliquias : 322

Temas : 6/8


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8255-ficha-sugar-beth-gwendolinehttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8345-relationships-and-ships-sugar-beth-gwendolinehttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8344-sweet-memories-sugar-beth-gwendoline#72101
Hijo/a de
Lylic

Volver arriba Ir abajo

Skates and fairy dust
→ Domingo → 2 pm → Central Park  → ☀ Soleado, finales de julio
Derek ha pedido el día libre, ¿por qué? Pues no es algo que divulgue tan fácilmente en el instituto. No es de la incumbencia de nadie lo que haga en su tiempo libre. Quizá de Lexi pero porque a ella no le esconde nada, pero tampoco quería involucrarla en algo tan tonto como una "celebración" de cumpleaños. Nunca había tenido a nadie que quisiese celebrar su cumpleaños, así que de niño siempre se prometió que se daría a sí mismo una pequeña indulgencia por el día de su nacimiento (aunque fuese tarde). Más que nada porque su cumpleaños fue en junio.

Se puede ver a Derek caminando por Central Park con una caja de cartón blanca en las manos. Quien presuponga que es una caja de donuts no se equivocaría, porque en realidad tampoco es que sea un secreto y la forma de la misma lo delata. El chico camina por uno de los senderos del parque, sin un destino en particular, suponiendo que lo encontrará cuando lo vea. Una escena de lo más cómica llama su atención y se detiene a observar. Una chica de cabello violeta sobre unos patines se cae de culo sobre el camino, derramando su café. El castaño siente la necesidad de correr a ella para asegurarse de que está bien, pero antes de hacerlo la escucha partirse el culo. ¿Se reirá de su propia torpeza? ¿O será más bien una de esas situaciones de "me río para no llorar"? La sigue observando con curiosidad, caminando sigilosamente para acercarse. La loca que acaba sentando con las piernas cruzadas y sujetándose la cara con las manos, tarareando una canción. Una vez está más cerca puede ver claramente unas halas iridiscentes, típicas de un hada. Debería haberlo supuesto solo por el color del cabello, pero hoy en día los mundanos se tiñen el pelo de colores tan llamativos que apenas se puede distinguir entre un hada/bruja y uno de ellos.

Ya se ha acercado lo suficiente para que su sombra la cubra y ella se dé cuenta de que está ahí. El hada levanta la vista y se excusa diciendo que no está borracha aunque lo parezca. -Porque sé que las hadas no podéis mentir, sino no te creería ahora mismo.- Derek le ofrece una mano para ayudarla a levantarse mientras con la otra sujeta la caja. -¿Estás bien? Esa caída ha sido cuando menos cómica, pero seguro que no placentera.- Esboza una sonrisa y espera una reacción por parte de ella.


Dereth(?):


Logros:





avatar
Mensajes : 104

Reliquias : 105

Temas : 1/2 + TG


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8459-derek-f-wilcox#73188http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8462-derek-s-relationships#73221http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8463-cronologia-de-derek-f-wilcox#73222http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8464-busquedas-de-un-nephilim-1-2#73225
Nefilim cazador/a

Volver arriba Ir abajo

Skates and fairy dust
→ Domingo → 2:00 PM → Central Park  → ☀ Soleado, finales de Julio.


Se lo pensó unos segundos antes de hacerlo, mientras pestañeaba reiteradas veces para entornar los ojos y ver con mayor claridad la figura masculina frente a ella, pero al final terminó aceptando la mano que le fue tendida y se incorporó con cierta brega –¿Que no podemos…? Oh…– Cuestionó confusa, para luego detenerse abruptamente. Las marcas inconfundibles del ángel sobre su piel morena le hicieron caer en cuenta de inmediato, lo que provocó que sintiese una ligera desconfianza posándose sobre sus hombros, la fuerza de unos prejuicios que habían sido infundados en ella después de los últimos acontecimientos que habían tenido a cada criatura del submundo temiendo de su propia sombra. El hada arqueó una ceja, no esperaba que después de todo aquello un nefilim se le acerase con aires de cordialidad por lo que la sonrisa del nefilim se reflejó en los labios de Sugar Beth.

Se tornó aun mas amplia al escuchar la pregunta del cazador. Su constante falta de prudencia siempre terminaba exponiéndola en situaciones como aquella y con el tiempo había aprendido a ignorar la sensación de bochorno. Se llevó la mano libre hasta el cabello, deslizándola entre las hebras violáceas  que se le pegaban al rostro y se lo peinó hacia un lado, mientras observaba al nefilim con una mirada inquisitiva. Como si tratase de hacerse un juicio sobre su persona con la primera impresión, pero el muchacho no perecía tener ganas de atacarle ni nada similar, y aunque a veces no funcionase demasiado bien, el hada tenia buen ojo para juzgar a aquellos que representaban una amenaza exponencial. Siempre evitaba a los hijos de el angel y sus estelas, porque por mucho que quisiera mantenerse al marguen ella seguía siendo una criatura mágica, y eso era un boleto seguro para que en cualquier momento se viese en medio de un altercado con alguno de ellos. Soltó la mano del nefilim y la colocó sobre su cintura mientras le dirigía una mirada fugaz al embace desparramado sobre el suelo –Las he tenido peores... yo y la tierra tenemos una conexión especial mas allá de la fuerza gravitatoria, estoy adaptada a vivir dándome traspiés– Respondió medio en broma, aunque el hecho de que no podía mantenerse completamente erguida delataba que la causa real eran su habilidad nula para andar en patines.

–Debo preguntar…¿Qué hace un nefilim por estos lares? ¿No deberías estar matando demonios o afilando cuchillas, mientras hablas sobre matar demonios?–
Preguntó en tono jocoso, mientras sonreía con cierta picardía. Nunca se lo había planteado realmente, pero no se imaginaba a los nefilims haciendo otra cosa que no fuese… eso. Sin duda alguna no se asociaban con los asuntos de los mundanos y ella nunca se había relacionado con ningún cazador de sombras como para comprender aquel exclusivo modus vivendi que poseían. Eso le generó cierta curiosidad, y sus ojos se plagaron de un brillo inusual mientras esperaba que el muchacho le respondiese.



Never Enough Glitter
Periwinkle:
Besties for resties:
My ambivalence:
avatar
Mensajes : 348

Reliquias : 322

Temas : 6/8


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8255-ficha-sugar-beth-gwendolinehttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8345-relationships-and-ships-sugar-beth-gwendolinehttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8344-sweet-memories-sugar-beth-gwendoline#72101
Hijo/a de
Lylic

Volver arriba Ir abajo

Skates and fairy dust
→ Domingo → 2 pm → Central Park  → ☀ Soleado, finales de julio
El hada acaba por aceptar la mano del nephilim para incorporarse, obviamente cayendo después en la cuenta de lo que es. En un principio el castaño piensa que ella enseguida le rechazará por lo sucedido entre sus razas y la desconfianza que se ha instaurado entre los seelies y los Cazadores de Sombras. Pero ese pensamiento desparece cuando ella le devuelve la sonrisa. Una sonrisa muy mona que de alguna forma le alegra. No deja de observarla, incluso cuando lo parece evaluar con la mirada, como si intentase adivinar lo que piensa o los motivos por los que la ayuda. Claro está que no todos los nephilims le dedicarían la misma cortesía, pero Derek no es un nephilim cualquiera.

Se acaba excusando con una broma sobre su buena relación con el suelo. -Ya veo. Se ve que te quiere mucho, te besa los pies a cada paso...- Bromea él, pero es una broma muy forzada y sin una pizca de gracia de la que no espera se ría la pelirrosa. No tarda en llegar la pregunta llena de prejuicios sobre los hijos de Raziel. ¿Acaso no pueden hacer otra cosa que no sea luchar con demonios? ¿Acaso debe estar las 24 horas del día, los 7 días de la semana, 365 días al año luchando contra demonios sin descanso? Tampoco puede juzgarla por pensar eso, pero sigue siendo molesto. Igual de molesto que cuando la tacharán a ella de engañabobos. -¿Y tú no deberías de estar engañando a inocentes mundanos por el simple placer de verles tan indefensos contra tus encantos?- Le dedica una mirada seria antes de volver a hablar. -Podemos seguir con los comentarios movidos por los prejuicios sobre nuestras razas, pero creo que eso no nos llevaría más que a una discusión innecesaria. Me llamo Derek.- Se presenta ofreciéndole la mano para que la estreche a modo de saludo. A continuación mira su caja de donuts y tiene una idea. -Creo que me he dejado llevar demasiado por la gula al comprar tantos donuts para mí solo. ¿Me dejas ofrecerte alguno? Para compensar la pérdida de tu bebida.- No se atreve a hacer una suposición sobre el tipo de bebida que es, aunque las probabilidades indiquen que es un café.


Dereth(?):


Logros:





avatar
Mensajes : 104

Reliquias : 105

Temas : 1/2 + TG


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8459-derek-f-wilcox#73188http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8462-derek-s-relationships#73221http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8463-cronologia-de-derek-f-wilcox#73222http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8464-busquedas-de-un-nephilim-1-2#73225
Nefilim cazador/a

Volver arriba Ir abajo

Skates and fairy dust
→ Domingo → 2:00 PM → Central Park  → ☀ Soleado, finales de Julio.


Las ojos violáceos del hada se ensancharon ligeramente, chispas como el halo de la estrellas parecieron recorrerlas cuando arrugó el ceño de forma casi imperceptible y su sonrisa se torno pálida, incrédula, observando la ligera transgresión en la actitud del nefilim luego de que ella soltase tal polémica pregunta. Ladeó ligeramente el rostro, ignorando los mechones de cabello que le rozaban los pómulos gracias a la brisa matinal –¡Oh! ¿Entonces crees que soy encantadora?– Comentó con una fascinación extraña en su voz, tan dulce y blanca como la de una infante. Sus orbes se detuvieron sobre los ojos pardos, con la sonrisa aun bailando en su rostro pero con menos ímpetu que antes.

El ligero murmullo de las ruedas de sus patines le acompañó cuando se dispuso a acercarse en dos sutiles pasos al nefilim, reduciendo la distancia de manera considerable. Hasta un ciego podía ver que no le había hecho ni pizca de gracia lo que el hada había dicho –Oh vamos, no te has molestado ¿O si? ¿Te has molestado?– preguntó con cierta carga de inocencia en su voz, cual fae, cualquier cosa que saliese de sus labios podía sonar a dulce prosa con su angelical encanto como arnés, pero de una forma particular Sugar Beth  resultaba mas dulce cuando se quedaba callada, cuando dejaba que la ternura de una inocencia inexistente con la que evocaba cada sonrisa diese respuesta en lugar de sus opiniones que podían descolocar a medio submundo. Pero así no era ella, no se quedaba callada –Júzgame si quieres pero ustedes los cazadores no son exactamente las personas mas simpáticas del mundo. Cualquiera creería que siempre están de mal humor… arrestando, cazando y fusilando… ¿No es agotador?– Cuestionó con genuino interés, para alguien como Sugar, que nunca había demostrado interés alguno en ningún tipo de combate y consideraba cualquier guerra como una absoluta perdida de tiempo, resultaba imposible comprender que a alguien le gustase aquel estilo de vida. Pero era curiosa, curiosa al punto de rozar lo indebido y los hijos del angel guardaban tantos secretos entre las paredes de sus temibles institutos como los mismos cortesanos que le habían visto crecer y convertirse en señorita.

Pero tampoco era ingenua, intuyó que al Nefilim le habían hecho suficientes veces aquella misma cuestión como para no disimular su desagrado de buenas a primeras. Se llevó las manos hasta la espalda y entrelazó los dedos, teniendo que inclinar ligeramente la cabeza hacia atrás para poder mirar a los ojos a aquel muchacho de angulado rostro, Sugar volvió a tomar la mano que le tendía y la estrechó con una sonrisa, los coloridos brazaletes que siempre llevaba consigo tintinearon golpeándose entre ellos cuando la agitó ligeramente –Yo creó que la gula es el mejor de todos los pecados, bueno… tal vez justo después que la lujuria– Desvió la mirada hacia la nada, como si verdaderamente estuviese meditando aquello con seriedad. Soltó su mano luego del fugaz apretón y comenzó a andar. Imaginando que el Nefilim también lo haría –¡Me encantan los donuts, asi que con gusto te acepto uno!– agregó finalmente, colocando las manos dentro de los bolsillos traseros de sus jeans –Mi nombre es Sugar Beth, por cierto…–



Never Enough Glitter
Periwinkle:
Besties for resties:
My ambivalence:
avatar
Mensajes : 348

Reliquias : 322

Temas : 6/8


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8255-ficha-sugar-beth-gwendolinehttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8345-relationships-and-ships-sugar-beth-gwendolinehttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8344-sweet-memories-sugar-beth-gwendoline#72101
Hijo/a de
Lylic

Volver arriba Ir abajo

Skates and fairy dust
→ Domingo → 2 pm → Central Park  → ☀ Soleado, finales de julio
La conversación se ha tornado un tanto incómoda, pero al hada no parece afectarle y solo se queda con que las hadas son encantadoras. -Todas las hadas lo sois, es lo que os hace... ya sabes, hadas.- No puede negar que las hadas son bonitas, incluso los chicos son atractivos. Es una de las características que hace que sea muy difícil decirles que no. La seelie intenta utilizar esos mismos encantos para aligerar la molestia que ella misma ha causado en el nephilim. -Me molesta que se hagan presunciones sobre mí por mi raza sin siquiera conocerme.- Puede parecer muy inocente pero Derek ya conoce lo suficiente de los suyos como para saber que no debe fiarse de esa fachada. Aunque con la del cabello violeta se le hace un tanto complicado.

No contenta con la pregunta anterior, vuelve a hacer comentarios prejuiciosos sobre él y los suyos. -¿Cómo sabes lo simpático que soy antes de conocerme? Deberías darme una oportunidad al menos, antes de asumir que soy como los demás.- El nephilim se ríe por una palabra en particular que ha usado ella. ¿Acaso piensa que los Cazadores usan armas de fuego? Eso son herramientas mundanas que no resultarían muy útiles contra demonios o subterráneos. -¿Fusilando? ¿Acaso has visto alguna vez a un Cazador con fusil?- No puede dejar de reírse imaginándose a Lex con una pistola. Le resulta muy cómica esa imagen.

Al fin el hadilla le estrecha la mano con una sonrisa, devolviéndole a él también la sonrisa al rostro. Por alguna razón no puede permanecer molesto ante lo adorable que es ella. Eso le traerá más de un problema al nephilim. -Pues no sé como está exactamente la política sobre los nephilim y los pecados capitales, pero tengo que elegir la gula.- Principalmente porque no sabría de qué va la lujuria al no haber tenido nunca relación alguna tanto carnal como amorosa. La seelie exclama que le encantan los donuts y comienza a andar, o mejor dicho patinar, por lo que Derek la sigue. Al fin le acaba diciendo su nombre, uno que el cazador no se esperaba. -¿Sugar Beth? No habías escuchado nunca un nombre igual. Cualquiera diría que conozco pocas hadas...- Aunque no se equivocarían al hacer esa suposición, pero ella no tiene que saber eso. Él puede mentir, ella no.


Dereth(?):


Logros:





avatar
Mensajes : 104

Reliquias : 105

Temas : 1/2 + TG


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8459-derek-f-wilcox#73188http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8462-derek-s-relationships#73221http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8463-cronologia-de-derek-f-wilcox#73222http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8464-busquedas-de-un-nephilim-1-2#73225
Nefilim cazador/a

Volver arriba Ir abajo

Skates and fairy dust
→ Domingo → 2:00 PM → Central Park  → ☀ Soleado, finales de Julio.

–¿Te cuento un secreto cazador?— La comisura de sus labios se tensaron mucho mas y su sonrisa se volvió irónica y ladina, era la misma que se contemplaría un ángel justo antes de caer hacia el abismo –No todas las hadas lo son…–

El hada lo observó brevemente sin decir nada, una mezcla de desilusión y diversión pareció popularizar  sus orbes violeta. No es que fuese muy sencillo hacer que un nefilim pescase un anzuelo tan simple como aquel, incluso le hubiese resultado desconcertante si así fuese. El cazador de sombras mantuvo el temple de alguien que no parecía ceder rápidamente a las tretas y Sugar Beth no pudo evitar pensar en lo tentador que era ver hasta que punto aquello funcionaba para el. Sugar dejó escapar un suspiro dramático, el leve ruido de sus patines contra el sendero rocoso competía con el murmullo de la brisa que golpeaba las copas de los arboles y agitaba las hojas con dinamismo. Central Park era una maravilla a tales horas de la tarde, a pesar de que el astro rey se mostraba perezoso en lo alto, prismas de luz se colaban entre las hojas de los arboles e iluminaban puntos inexactos en todo el lugar  –Oh bueno, tienes razón ¡Te daré el beneficio de la duda entonces!—

A raiz de su reacción Sugar no pudo hacer mas que soltar una carcajada y encogerse de hombros con autentica ingenuidad – Pues no, nunca los he visto. No me gusta mucho estar en medio cuando ustedes los cazadores están en plena labor asesinando demonios y esas cosas ¡Seria muy trágico si me alcanzara una de esas cuchillas!— exclamó con dinamismo –Y no es que yo sepa mucho de esas cosas pero ¿No se supone que las armas de fuego son mas efectivas? mas precisas por decirlo de algun modo… mas letales– se estremeció de forma imperceptible ante la sola imagen de si misma sujetando un arma de fuego ¡O disparando una si quiera!  un triste panorama que seguro terminaría en una tragedia. Al hada le daba un poco de pavor pensar en aquello puesto que su vida en la corte había estado por mucho lejos de involucrar armamentos de combate y en la gran manzana la cosa no había cambiado demasiado. Sugar arqueó una ceja ante la inverosímil respuesta del nefilim –Usted amigo mío, tiene preferencias muy extrañas… Pero no se lo discutiré–

Una de las cosas que mas le agradaba del inmenso parque era la basta cantidad de cosas que había en su interior; desde enormes lagos hasta espacios de césped donde tanto newyorkinos como turistas se sentaban a contemplar la bastedad del lugar. Sugar se rió cuando vio al nefilim sorprenderse por su nombre de pila –Un tanto peculiar, si lo es…– el Reservoir, uno de los lagos artificiales mas enormes del parque, se alzaba desde la lejanía. al final de el sendero a unos cuantos metros se encontraban varios bancos de piedra, Sugar le sonrió una ultima vez al nefilim antes de dirigirse hacia uno de ellos –Eso o que nunca habías conocido a un hada como yo, Derek…–






Never Enough Glitter
Periwinkle:
Besties for resties:
My ambivalence:
avatar
Mensajes : 348

Reliquias : 322

Temas : 6/8


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8255-ficha-sugar-beth-gwendolinehttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8345-relationships-and-ships-sugar-beth-gwendolinehttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8344-sweet-memories-sugar-beth-gwendoline#72101
Hijo/a de
Lylic

Volver arriba Ir abajo

Skates and fairy dust
→ Domingo → 2 pm → Central Park  → ☀ Soleado, finales de julio
El hada le informa de que no todas las de su raza son encantadoras y Derek no puede más que buscar en su memoria lo que ha aprendido de las fae en su entrenamiento como cazador. -Puede que algunas de forma natural no lo sean, pero de generalmente lo sois o por lo menos actuáis de esa manera hacia los demás. Mi pregunta es... ¿lo hacéis para conseguir lo que queréis o es que no podéis evitar ser así para no ser vulnerables por vuestra principal debilidad?- Quizá no sea la pregunta más adecuada, pero al castaño le causa real curiosidad y eso es algo que se nota en su tono de voz y expresión. Sus palabras no tiene ninguna connotación pasivo-agresiva, ni mucho menos. Solo simple curiosidad, como si fuese de vital importancia para demostrar sus teorías.

Las palabras del nephilim parecen haber tenido efecto porque la pelirrosa le da la razón y acepta darle una oportunidad antes de saltar a conclusiones sobre su personalidad. Ante la risa del hombre ella sucumbe y ríe también, dando explicaciones sobre su suposición de los nephilim y las armas de fuego. No tarda tampoco en hacer la pregunta del millón, a la cual el cazador se toma su tiempo para dar una respuesta satisfactoria. -En realidad no lo son. Las balas no harían daño alguno a los demonios al no ser de un material que les pueda herir y, si estuvieran hechas de adamas, resultaría un gran desperdicio de éste y no podemos permitísnoslo. Además de que no me imagino a nadie intentando forjar balas de adamas.- No puede evitar soltar otra carcajada al pensarlo. También prefiere evitar contestar al comentario de la chica por su preferencia de pecado, ya que seguramente acabaría dando más información de la que le gustaría los demás supiesen.

Derek sigue al hada hasta uno de los bancos de piedra del parque. Central Park era uno de sus lugares favoritos de New York, pero no lo conoce ni la mitad de bien de lo que le gustaría, por lo que no conoce los mejores jugares para simplemente sentarse y relajarse. Normalmente lo que hace es dejarse llevar por su instinto hasta encontrar un lugar en el que acomodarse de esa vasta zona verde. Se sienta en el banco, sopesando sus próximas palabras para su acompañante. -Para serte completamente sincero, eres la primera hada con la que tengo trato alguno. En nuestro entrenamiento nos dan mucha teoría pero no siempre práctica. Así que tampoco conozco tantos nombres de hada.- Tampoco es que este nephilim se haya relacionado lo suficiente con nadie que no fuese Lexi como para haber tenido la oportunidad de conocer a muchos otros subterráneos. Una vez acomodados el uno encarando al otro, el sangre de ángel coloca la caja de donuts entre ambos y abre la tapa para mostrar una docena de unidades de distintas clases, de diferentes colores, sabores y con toppings variados. Básicamente una verdadera demostración del poder de la gula y unos deseos de autocomplacencia evidentes. -Te doy la oportunidad de elegir primero el que más te apetezca.- Dice con amabilidad sin quitarle ojo a Sugar.


Dereth(?):


Logros:





avatar
Mensajes : 104

Reliquias : 105

Temas : 1/2 + TG


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8459-derek-f-wilcox#73188http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8462-derek-s-relationships#73221http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8463-cronologia-de-derek-f-wilcox#73222http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8464-busquedas-de-un-nephilim-1-2#73225
Nefilim cazador/a

Volver arriba Ir abajo

Skates and fairy dust
→ DÍA DE LA SEMANA → HORA → LUGAR  → CLIMA

 –La libertad de expresión es un derecho– Sugar se encogió ligeramente de hombros, mientras se deslizaba con cuidado sobre el asfalto procurando no repetir la trágica escena que había llevado a cabo minutos antes, sus mayas ya habían sufrido demasiado con aquel atropello como para que ella volviese a dar otro tras pies  –No tengo nada que corregirte, tienes un argumento muy bueno– agregó con completa seguridad, aquella imagen del pueblo mágico englobaba un carácter que era por mucho preciso pero no siempre acertado, sin embargo no se veía en la posición de empeñarse en hacerle cambiar de opinión a otra persona. A fin de cuentas, ella misma lo creía, incluso cuando existían excepciones, en toda su plenitud, las faes eran letales como la ambrosía de los dioses en los labios de un mortal. 

–Bueno, la próxima vez que vayas a cazar demonios prueba con el gas pimienta y ya luego me dices que tal te fue– comentó ella con su particular tono cantarín, esbozando una sonrisa que se transformó en una carcajada leve. Podia estar perfectamente burlándose sobre una situación como aquella, pero a decir verdad le tenia a los seres del averno, entre su caos desmedido y su maldad inconmensurable, no había mucho que Sugar pudiese hacer para elaborar una imagen mental positiva sobre ellos, sin excepción alguna, lastimaban todo lo que se encontraba a su paso y no sentían el menor atisbo de remordimiento. Ella podía compartir, según las mas viejas creencias, la sangre de un antepasado en común, pero eso no implicaba que le agradasen como tampoco le agradaban la mayoria de los cazadores de sombras con quienes absurdamente se suponía que también lo hacia. 

No solía pensar mucho al respecto, ella era Sugar Beth Gwendoline y eso era lo único que tenia que saber. Si sus antepasados habían sido los mismísimos serafines y las criaturas del averno era algo que desconocía y poco le importaba, sencillamente no le afectaba, eso no definía quien era ella. Se volvió hacia el neflim y entrecerró los ojos con suspicacia –Nuestros peores enemigos son los que se encuentran mas cerca– Alegó ella, con voz serena –¿Estas seguro que es correcto fiarte de todos los que te rodean? No deberías, podrias estar durmiendo al lado de un asesino sin siquiera saberlo, todo el mundo pelea por su propia causa…– comentó haciendo una pausa, deslizando la mirada hacia un grupo de infantes que correteaban a lo lejos, todos vestidos con lo que ella supuso eran uniformes de algún parvulario de la ciudad. Sus risas infantiles se perdían entre el ruido de la gran manzana y la melodía de la risa, completamente ajenos a el mundo de las sombras y los secretos siniestros que en ella aguardaba –…Y a veces eso implica traicionar a quienes estan a tu alrededor… No te preocupes, tengo una opinión imparcial sobre el asunto así que no me ofendo por ello–

con una leve teatralidad Sugar se llevó una mano al pechó, dibujando una falsa expresión de indignación en su rostro –¡Creo que soy lo suficientemente bonita para que alguien intente secuestrarme!– repusó ella, dejandose ganar por la risa instantes después. La verdad es que se le facilitaba imaginar una serie de distintos escenarios en un caso asi, pero no era algo que diría tan abiertamente. Cuando el se apropio de uno de los postres glaseados Sugar no pudo evitar quedársele mirando con una sonrisa de diversión mientras mordía el postre. Como si le resultara corriente ver a un ser que era capaz de destrozar a una criatura del averno hacer algo tan sencillo como devorar un donnut. No tardó demasiado en decidirse por uno con lo que parecía ser glaseado de moras, igual a los que solía llevar Winter de vez en cuando a casa luego de su jornada laboral, le dió un breve mordisco mientras escuchaba las respuesta del nefilim y sus cejas se alzaron, manifestando su sorpresa –¡Oh, vaya! En ese caso, feliz cumpleaños atrasado… ¿Y porque has venido tu solo a celebrar improvisadamente al parque? ¿Los nefilims no suelen hacer fiestas? Aunque bueno, imagino que siempre hay asuntos burocráticos o alguna misión que deban atender para tener tiempo para eso…– 



Última edición por Sugar Beth Gwendoline el Jue Mar 23, 2017 8:38 pm, editado 2 veces


Never Enough Glitter
Periwinkle:
Besties for resties:
My ambivalence:
avatar
Mensajes : 348

Reliquias : 322

Temas : 6/8


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8255-ficha-sugar-beth-gwendolinehttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8345-relationships-and-ships-sugar-beth-gwendolinehttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8344-sweet-memories-sugar-beth-gwendoline#72101
Hijo/a de
Lylic

Volver arriba Ir abajo

Skates and fairy dust
→ Domingo → 2 pm → Central Park  → ☀ Soleado, finales de julio
La pelirrosa parece tener que pensar la respuesta a la pregunta sobre su raza, aunque Derek no cree que sea tan difícil. Seguramente esté pensando en como responder sin desvelar demasiado, ya que no puede mentir. -Diría que sí que es esa vuestra principal debilidad, a menos que me quieras corregir.- Sería interesante conocer la perspectiva de un hada sobre ese mismo tema. Escucha lo que dice sobre las serpientes y no puede evitar hacer un comentario en alto que de normal solamente pensaría. -Colores hermosos para ser subestimadas por las inconscientes presas que se creen depredadores...- Dice de manera distraída mientras compara mentalmente a las hadas con esas serpientes. Los arrogantes siempre subestiman a quien no deben y el castaño es de los que prefiere pensar que todo el mundo siempre tiene un as en la manga, por lo que está siempre alerta. A veces es agotador.

-En mi línea de trabajo, como podrás imaginar, no me puedo permitir no pensar en estas cosas y mucho menos el ir desarmado y tan desprotegido.- Le ha faltado el "como tú" al final de la frase, pero es probable que se pudiese considerar como que la estaba llamando totalmente indefensa cuando seguramente no sea así. -La verdad es que no he usado nunca un spray pimienta con un demonio, pero no, seguro que no sirve de nada a la hora de acabar con uno.- El nephilim ríe con ella ante la improbable imagen de un demonio falleciendo ante el rociamiento de un spray de pimienta. El contacto con el banco se nota fresco porque, aunque sea un día soleado y caluroso, la piedra ha estado a la sombra de un árbol y no ha podido absorber el calor del sol. Para los donuts también es mejor estar a la sombra, así no se derriten tan fácilmente.

La chica dice no conocer a otros como él tampoco, considerándolo algo normal. Derek diría que es por su edad, pero con las hadas no puedes decir lo jóvenes que son solo con verlas, así que estaría haciendo una suposición con una baja probabilidad de acierto sin más parámetros en los que basarse. -Sigue sorprendiéndome que la reina Seelie piense que un Cazador de Sombras pueda haber matado a su hija. Es absurdo. Vale que el arma utilizada fuese una espada Serafín, pero no se puede descartar que fuese un miembro del Círculo que buscase quebrar los tratados...- Dice un tanto alterado y el cuerpo tenso. Este era una tema que enardece al nephilim desde que se enteró puesto que no cree que uno de los suyos pueda haber cometido tal atroz ataque sobre una de las razas aliadas más preciadas para la Clave. Al darse cuenta de esa alteración respira hondo para calmarse antes de disculparse. -Perdona si te he ofendido con mis palabras, no era mi intención. Solo que me enfurece bastante que culpen a los míos de algo así.-

Al abrir la caja, Sugar puede ver claramente a lo que se refería el castaño y a él le encanta verla reír. Escucha sus palabras y ahora es él quien ríe. -¿Por qué iba a montar todo este paripé para secuestrarte? ¿Qué iba a hacer yo con un hada secuestrada?- Intenta pensarlo pero inocentemente no se le ocurre nada. Sopesa el contarle la razón de haber comprado tantos donuts, si sería precavido que lo supiese o no. Tampoco cree que pudiese hacerle daño el decírselo. -¿No tengo cara de amante empedernido de los glaseados? Nah, en realidad los he comprado para autocelebrar mi cumpleaños. Ya ha pasado pero no he tenido un rato para mí mismo hasta ahora. Mi plan era tomarme alguna aquí solo y, si eso, luego llevar el resto al instituto para compartir con mi mejor amiga.- Derek coge uno de los donut con glaseado de chocolate y trozos de chips ahoy encima. Le pega un bocado antes de que el hada pueda hacer lo pertinente con el suyo, como demostrando que no ha drogado los dulces y que puede comer tranquila.


Dereth(?):


Logros:





avatar
Mensajes : 104

Reliquias : 105

Temas : 1/2 + TG


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8459-derek-f-wilcox#73188http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8462-derek-s-relationships#73221http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8463-cronologia-de-derek-f-wilcox#73222http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8464-busquedas-de-un-nephilim-1-2#73225
Nefilim cazador/a

Volver arriba Ir abajo

Skates and fairy dust 
 → DOMINGO → 2 PM → CENTRAL PARK  → ☀ SOLEADO, FINALES DE JULIO 

 –La libertad de expresión es un derecho– Sugar se encogió ligeramente de hombros, mientras se deslizaba con cuidado sobre el asfalto procurando no repetir la trágica escena que había llevado a cabo minutos antes, sus mayas ya habían sufrido demasiado con aquel atropello como para que ella volviese a dar otro tras pies  –No tengo nada que corregirte, tienes un argumento muy bueno– agregó con completa seguridad, aquella imagen del pueblo mágico englobaba un carácter que era por mucho preciso pero no siempre acertado, sin embargo no se veía en la posición de empeñarse en hacerle cambiar de opinión a otra persona. A fin de cuentas, ella misma lo creía, incluso cuando existían excepciones, en toda su plenitud, las faes eran letales como la ambrosía de los dioses en los labios de un mortal. 


–Bueno, la próxima vez que vayas a cazar demonios prueba con el gas pimienta y ya luego me dices que tal te fue– comento ella con su particular tono cantarín, esbozando una sonrisa que se transformó en una carcajada leve. Podía estar perfectamente burlándose sobre una situación como aquella, pero a decir verdad le tenia a los seres del averno, entre su caos desmedido y su maldad inconmensurable, no había mucho que Sugar pudiese hacer para elaborar una imagen mental positiva sobre ellos, sin excepción alguna, lastimaban todo lo que se encontraba a su paso y no sentían el menor atisbo de remordimiento. Ella podía compartir, según las mas viejas creencias, la sangre de un antepasado en común, pero eso no implicaba que le agradasen como tampoco le agradaban la mayoría de los cazadores de sombras con quienes absurdamente se suponía que también lo hacia. 

No solía pensar mucho al respecto, ella era Sugar Beth Gwendoline y eso era lo único que tenia que saber. Si sus antepasados habían sido los mismísimos serafines y las criaturas del averno era algo que desconocía y poco le importaba, sencillamente no le afectaba, eso no definía quien era ella. Se volvió hacia el neflim y entrecerró los ojos con suspicacia –Nuestros peores enemigos son los que se encuentran mas cerca– Alegó ella, con voz serena y resuelta, no era muy fan de hablar sobre aquellos asuntos. Todo el que le conociera minimamente bien sabia que siempre se mantenía al margen de los asuntos del submundo, pero eso no impicaba que no se hiciera sus propias ideas al respecto –¿Estas seguro que es correcto fiarte de todos los que te rodean? No deberías, podrias estar durmiendo al lado de un asesino sin siquiera saberlo, todo el mundo pelea por su propia causa…– comentó haciendo una pausa, deslizando la mirada hacia un grupo de infantes que correteaban a lo lejos, todos vestidos con lo que ella supuso eran uniformes de algún parvulario de la ciudad. Sus risas infantiles se perdían entre el ruido de la gran manzana y la melodía de la risa, completamente ajenos a el mundo de las sombras y los secretos siniestros que en ella aguardaba –…Y a veces eso implica traicionar a quienes estan a tu alrededor… No te preocupes, tengo una opinión imparcial sobre el asunto así que no me ofendo por ello–

con una leve teatralidad Sugar se llevó una mano al pechó, dibujando una falsa expresión de indignación en su rostro –¡Creo que soy lo suficientemente bonita para que alguien intente secuestrarme!– repusó ella, dejandose ganar por la risa instantes después. La verdad es que se le facilitaba imaginar una serie de distintos escenarios en un caso asi, pero no era algo que diría tan abiertamente. Cuando el se apropio de uno de los postres glaseados Sugar no pudo evitar quedársele mirando con una sonrisa de diversión mientras mordía el postre. Como si le resultara corriente ver a un ser que era capaz de destrozar a una criatura del averno hacer algo tan sencillo como devorar un donnut. No tardó demasiado en decidirse por uno con lo que parecía ser glaseado de moras, igual a los que solía llevar Winter de vez en cuando a casa luego de su jornada laboral, le dió un breve mordisco mientras escuchaba las respuesta del nefilim y sus cejas se alzaron, manifestando su sorpresa –¡Oh, vaya! En ese caso, feliz cumpleaños atrasado… ¿Y porque has venido tu solo a celebrar improvisadamente al parque? ¿Los nefilims no suelen hacer fiestas? Aunque bueno, imagino que siempre hay asuntos burocráticos o alguna misión que deban atender para tener tiempo para eso…– 


Never Enough Glitter
Periwinkle:
Besties for resties:
My ambivalence:
avatar
Mensajes : 348

Reliquias : 322

Temas : 6/8


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8255-ficha-sugar-beth-gwendolinehttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8345-relationships-and-ships-sugar-beth-gwendolinehttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8344-sweet-memories-sugar-beth-gwendoline#72101
Hijo/a de
Lylic

Volver arriba Ir abajo

Skates and fairy dust
→ Domingo → 2 pm → Central Park  → ☀ Soleado, finales de julio
Como es bien conocido sobre las hadas, las palabras de Sugar dicen una cosa pero se nota que no dice todo lo que piensa. Aunque con ese handicap de tener que decir siempre la verdad el nephilim también se guardaría muchas cosas. En realidad ya lo hace para evitar que hablen de él más de lo necesario. El castaño mira al hada con los ojos entrecerrados de forma acusadora, pero ella no lo ve porque va patinando por delante de él y le da la espalda. Sería sorprendente descubrir que también tienen ojos detrás de la cabeza. De todas formas tampoco es tan importante así que no preguntará sobre ello.

Derek se ríe por el consejo de la pelirrosa sobre probar a usar un spray pimienta con un demonio. -Creo que prefiero no descubrirlo, no vaya a reírse en mi cara por el intento y pase a ser el cazador que intentó matar a un demonio con un spray. Sería el hazmereír del instituto.- Aunque quizá sea mejor que ser "el hijo del Círculo". Esa es una carga muy pesada que ha llevado desde que le acogió la Clave. Eso le enfurece tanto o más que el hecho que comenta sobre la situación actual entre hadas y Cazadores. La respuesta de ella tampoco ayuda a calmarse. ¿Cómo no va a confiar en los suyos? Debe fiarse de los que están en su bando, si no... ¿en quién? -No puedo permitirme no confiar en los míos. Si no confío en ellos no puedo confiar en nadie.- Ese pensamiento realmente le aterra porque implicaría que quizá sus padres no se equivocasen al escoger bando y habría estado toda su vida negando lo correcto. Por eso Derek confía plenamente en la Clave y sus miembros. Tiene que estar convencido de que son el bando correcto.

Su indignación cambia por diversión por la exclamación del hada. -¿Quién ha dicho que seas fea? Simplemente he dicho que no veo utilidad a secuetrarte.- Ríe con ella antes de comenzar con el ataque a los dulces y explicar la razón de ese postre. -Grafiaf.- Dice con la comida aún en la boca, pero para su siguiente pregunta debe tragar antes de responder. Con algo de chocolate aún en la comisura después de engullir el donut de dos mordiscos, comienza a hablar. -Los cumpleaños se suelen celebrar en familia, así que los que no tenemos familia no tenemos a nadie con quien celebrar.- No va a dar más explicación, así que ataca a otro donut, esta vez con glaseado blanco y bolitas de colores. Ya se encargará de quemarlo entrenando esa misma noche en su sesión típica de insomnio antes de intentar dormir.


Dereth(?):


Logros:





avatar
Mensajes : 104

Reliquias : 105

Temas : 1/2 + TG


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8459-derek-f-wilcox#73188http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8462-derek-s-relationships#73221http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8463-cronologia-de-derek-f-wilcox#73222http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8464-busquedas-de-un-nephilim-1-2#73225
Nefilim cazador/a

Volver arriba Ir abajo

Skates and fairy dust 
 → DOMINGO → 2 PM → CENTRAL PARK  → ☀ SOLEADO, FINALES DE JULIO 
 El hada podía ser muchas cosas si se lo proponía, llevando al limite la definición de terquedad. Pero, como si se tratase de una manía impulsiva, había algo en su persona que era imposible de controlar incluso en las ocasiones en que se proponía transformar la verdad; la sinceridad tan cruda con la que solía exponer sus opiniones. Aquello era un rasgo tan predominante de su especie que evidenciaba la sangre de Fae que corría por sus venas y aunque en el pasado su forma tan transparente de decir las cosas le había traído mas de un inconveniente, hizo caso omiso a la vocecita juiciosa en lo mas profundo de su mente que le advertía que no iba por buen camino. Sugar Beth se enderezó en su asiento y su mirada se volvió cautelosa y digna  –Por supuesto que puedes confiar en alguien mas– replicó ella, llevándose las manos a la cintura con una amplia sonrisa plasmándose en sus labios, cargados de cierta soberbia inalterable –Puedes confiar en ti mismo ¿No debería ser suficiente con eso? La gente esta tan acostumbrada a mentir, a hacer lo que creen que es correcto en nombre de la libertad, la justicia y todas esas excusas absurdas cuando en realidad solo hacen lo que es mejor para si mismos. Todo el mundo lo hace, todos lo hacemos…– agregó escuetamente, moviendo los pies de un lado a otro. Miró al nefilim como si ella fuese la voz de la razón, por mucho que su opinión podría resultarle polémica al cazador de sombras -por no decir improbable- ella no se cortaría para debatirlo. Había confirmado en sus diecinueve primaveras que no existía alguien mejor en quien pudiese confiar ciegamente que no fuese su propia persona ¿Porque no pensaba todo el mundo de la misma manera? Para ella era una idea absurda pelear codo a codo con alguien a quien, en el menor de los casos, no se le ama profundamente y podía apostarse cada pizca de su polvillo a que la ultima cosa que movía a los nefilims era un sentimiento tan puro y bondadoso como el amor, al menos no a aquellos nefilims que se dedicaban a erradicar subterráneos como si tal cosa –…¿Que sentido tiene arriesgarte a ser apuñalado por la espalda? No puedes negarme que abría uno que otro nefilim fanático por alli, dispuesto a asesinar criaturas mágicas por placer y adquirir botines como si estuviésemos en la época medieval. Es mejor estar solo que mal acompañando y es por eso que estoy en el bando en el que estoy– comentó con una sonrisa picara –¡El bando de Sugar Beth Gwendoline!–

El hada enarcó una ceja, escuchado al nefilim refutar su anterior comentario. Sin duda alguna no era la respuesta que esperaba escuchar –Pues en las películas y los videojuegos siempre secuestran a las chicas lindas ¿No es así? Como en King kong Confesó, encogiendo los hombros y alzando las manos en el aire  –¡0 Bowser que siempre secuestra a Peach! aunque si me lo preguntas yo no le veo el atractivo…– Exclamó ella, llevándose el dedo indice al mentón en una expresión pensativa. Luego se volvió hacia el nefilim, imaginando la expresión de estupefacción que pondría y de inmediato se volvió a echar a reír –Tranquilo, estoy tomándote el pelo–

Frunció los labios ligeramente mientras escuchaba la respuesta de Derek,  inclinándose hacia delante a la vez que apoyaba los codos en sus piernas y reposaba su rostro entre sus manos –Lo siento por eso. Si te hace sentir mejor, yo tampoco tengo familia precisamente… algo así como que mate a mis padres– confesó a media voz, apartando la mirada ligeramente. Vio las diminutas figuras de los infantes alejarse cada vez mas y mas, hasta perderse en el frondoso Central park con una ligera chispa de nostalgia tiñendo sus orbes violeta. Su situación familiar era algo mucho mas complicada de lo que ella podía intentar plantear, puesto que también estaba el hecho de que había escapado del radar de su hermano mayor cuando  se había marchado del pueblo mágico sin siquiera mirar atras, pero aquello era un asunto en el que no le gustaba pensar demasiado y prefería postergar las emociones negativas que le generaban recordar a Lei –¡Simbólicamente hablando, claro!– Aclaró inmediatamente, dejando que una risotada se escapara de sus labios al percatarse de lo mal que había sonado aquello –Ya veo que ademas de no tener tiempo para fiestas, tampoco lo tienen para comer con prudencia…– Agregó en tono burlón y sin previo aviso, se acercó al rostro del nefilim para limpiarle la mancha oscura de la comisura le los labios con el dedo pulgar en un gesto fugaz. Una sonrisa volvió a dibujarse en su rostro, tras superado el breve momento de descontento que le produjo recordar a sus padres. Era un antiguo demonio que estaba evitando a toda costa, porque como en la mayoría del tiempo, se le daba mejor ignorar sus problemas que lidiar con las emociones que aquello acarreaba…




Never Enough Glitter
Periwinkle:
Besties for resties:
My ambivalence:
avatar
Mensajes : 348

Reliquias : 322

Temas : 6/8


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8255-ficha-sugar-beth-gwendolinehttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8345-relationships-and-ships-sugar-beth-gwendolinehttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8344-sweet-memories-sugar-beth-gwendoline#72101
Hijo/a de
Lylic

Volver arriba Ir abajo

Skates and fairy dust
→ Domingo → 2 pm → Central Park  → ☀ Soleado, finales de julio
Confianza. Un sentimiento tan complejo como un laberinto, que dependiendo del camino que escojas te llevará más cerca o lejos del objetivo. Una decisión puede conseguir que alguien confíe más o menos en ti y viceversa. Otra cosa es la autoconfianza, que es por lo que aboga Sugar. En el caso de Derek es bastante ausente, por mucho que pueda aparentar. -Confiar en mí mismo es confiar en los nephilim.- Aunque quizá también en el Círculo, que es de donde procede. Aparta ese pensamiento rápidamente de su mente. -Confío en Rosa, mi hermana y daría mi vida por ella. Igual con la Clave. Confío en ellos y daría mi vida por ellos. No creo que l pudieses entender.- Por lo dicho por ella, no confía en nadie más que no sea ella misma. ¿De verdad el triste le parece Derek? -En este mundo por desgracia hay de todo, desde nephilims que matarían a cualquier subterráneo hasta subterráneos que harían lo mismo con los nephilim y otros subterráneos.-

Tampoco le pasa por alto el nombre completo del hada, que le parece realmente curioso y, por qué no decirlo, gracioso. Intenta ocultar su sonrisa pero no lo consigue. -¿Acaso quieres que te secuestre?- Pregunta chupándose los restos de donut de los dedos. Por lo menos eso piensa hasta que dice que está de broma.

Con el donut blanco en la boca escucha lo que dice la pelimorada sobre matar a sus padres, a lo cual abre los ojos de par en par y deja de masticar. Se queda paralizado y pidiendo explicaciones con la mirada. La joven tarda poco en rectificar diciendo que no fue literalmente, evidenciando el alivio de Derek al escucharlo. -No es del todo cierto que no tenga familia, porque mi mejor amiga es mi hermana. Mi hermana en armas, pero mi hermana igual.- ¿Por qué se siente como si tuviese que darle explicaciones sobre ello? La mira con rostro extrañado cuando habla de prudencia. ¿A la hora de comer? Ninguna. ¿Quién puede resistirse a esos donuts? El castaño se pone en guardia cuando Sugar se le acerca, por lo menos hasta que nota que es solamente para limpiarle la comisura de los labios. Sin darse cuenta había tensado el cuerpo. -Gracias.- Le dice antes de seguir. Lo único que le falta es un poco de leche para bajar los donuts.


Dereth(?):


Logros:





avatar
Mensajes : 104

Reliquias : 105

Temas : 1/2 + TG


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8459-derek-f-wilcox#73188http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8462-derek-s-relationships#73221http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8463-cronologia-de-derek-f-wilcox#73222http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8464-busquedas-de-un-nephilim-1-2#73225
Nefilim cazador/a

Volver arriba Ir abajo

Skates and fairy dust
→ Domingo → 2:00 PM → Central Park  → ☀ Soleado, finales de Julio.

Sugar arqueó una ceja con una mirada que denotaba su escepticismo. Posiblemente esa fuese la primera vez que hablaba con un hijo del ángel por tanto tiempo sin que su vida estuviese en juego y aún más sobre un tema como aquel, por lo que todo le estaba resultando demasiado novedoso. En un contexto normal ni siquiera hubiese pensado demasiado en el asunto, por lo que su propia actitud le desencajó completamente. El hada no era la clase de persona que gastaba su aliento hablando sobre lo relacionado con el submundo y en cuanto alguien mencionaba a la clave de inmediato se salia de la conversación en menos de lo que canta un gallo,  por no decir que estaba ya bastante segura de que ninguno de los dos se marcharía de aquel parque con una opinión distinta. Lo más lógico es que diese el tema por zanjado y lo desviase hacia otra cosa mucho menos voluble, eso era lo que definitivamente hubiese hecho en circunstancias como esas... sin embargo tenía ese deseo apabullante de continuar con la discusión, era como si no pudiese limitarse a morderse la lengua y ni siquiera ella misma sabría decir el porque  –Crees que no puedo entenderlo porque no soy un nefilim ¿Cierto?– inquirió rápidamente, con el mismo tono que emplease alguien al encontrar respuestas a su propias preguntas – Si es así, te equivocas. Entiendo perfectamente de lo que estás hablando pero no comparto tu punto de vista, es tan simple como eso–

Se encogió de hombros con una pequeña sonrisa como para quitarle hierro al asunto y siguió devorando el postre. Tenía que admitir que aquellos postrecitos glaseados e increíblemente dulces le habían robado el corazón desde el momento en que había comenzado a vivir en la cosmópolis, si no fuese porque estaba segura de que sus caderas iban a llevarle la cuenta tarde o temprano,  podría fácilmente vivir de ellos sin quejarse –¡Vaya! ¿Algo así como una hermana adoptiva?– cuestionó pestañeando efusivamente, y algo nostálgico se instaló casi al instante en su mirada –Yo tengo…. bueno, no lo se, tenia un hermano también. No éramos hijos de los mismos padres pero éramos hermanos, me cuidó desde que era una niña– Casi ni se dio cuenta de la opresión que sintió en su pecho al pensar en Lei. Casi –¡No le veo desde hace cientos de lunas! Seguro que estará odiandome por ahí– no pudo evitar esbozar una sonrisa agridulce al imaginarse al hada frunciendo el ceño, maldiciendo su nombre cientos de veces a la espera de que mil infortunios le cayeran encima. ¡Si que había tenido sus ventajas haber cambiado su nombre más que por algo meramente simbólico! Los nombres eran peligrosos, ni siquiera las mismas criaturas mágicas podían ir en contra de ese hecho –Para ser sincera, no le culpo por hacerlo. Yo también me hubiese enojado desquiciadamente si el hubiera desaparecido de un dia para otro sin decirme nada pero ambos vivimos nuestras vidas de maneras diferentes y hay muchas cosas que no me permiten confiar en el, igual que hay muchas cosas que no le permiten confiar en mí ¡Pero no creo que lo pudieses entender!– Inquirió con un deje de ironía en sus voz ¿Que si estaba tratando de tomarle el pelo? Pues un poco, pero había tanta historia detrás de aquellas ambiguas palabras que prefería disfrazarlas con bromas y no escarbar más de lo necesario. Había enterrado muchas cosas de su pasado al mudarse en NY y no estaba segura de si algún dia estaría lista para hablar de ello, al menos no con cualquier persona...



Never Enough Glitter
Periwinkle:
Besties for resties:
My ambivalence:
avatar
Mensajes : 348

Reliquias : 322

Temas : 6/8


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8255-ficha-sugar-beth-gwendolinehttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8345-relationships-and-ships-sugar-beth-gwendolinehttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8344-sweet-memories-sugar-beth-gwendoline#72101
Hijo/a de
Lylic

Volver arriba Ir abajo

Skates and fairy dust
→ Domingo → 2 pm → Central Park  → ☀ Soleado, finales de julio
Solo por su pregunta se nota que Sugar no había entendido del todo a lo que se refería el nephilim. No, no es por no ser nephilim, sino por tus palabras. Hace un minuto has dicho que no confías en nadie más que tú misma. Eres una persona solitaria. Por eso es por lo que no lo entenderías. No quieres confiar en nadie más, algo que podría ser perfectamente respetable... si no fuese porque me da la sensación que es por los motivos equivocados.- Esto último lo dice como corazonada. Algo tiene que haberla hecho pensar que no podía confiar en otra persona. ¿Ni siquiera en las propias hadas? -Permíteme que te pregunte, ¿confías en los tuyos? ¿En las hadas? Te pediría sinceridad pero... ya sabes.- Pedirle sinceridad a una fae es como pedirle a un gato que maulle, pero en este caso Derek se refiere más a que no tergiverse la verdad como suelen hacer los de su raza. Tampoco es que pretendiese ponerse tan profundo en una situación tan espontánea como con la que se había topado.

Al hablar de Rosa no puede evitar pensar en ella, en que debería haberla invitado a disfrutar de los donuts con él. Le iba a guardar algunos y, por suerte, sus favoritos están semiocultos en el doble fondo de la caja, con esperanza de que quizá su gula se apacigüe antes de llegar a ellos. -Sí, algo así como adoptiva.- Por no explicar toda la situación de que Rosa es la primera persona que le aceptó dentro del mundo de los cazadores y con quien se crió desde entonces. Nunca se separó de ella, eran como uña y carne. El cazador escucha con detenimiento las palabras de la chica, notando que era un tema un tanto sensible. Sigue comiendo mientras ella habla, esta vez uno enteramente de chocolate, relleno de chocolate y cubierto de distintos tipos de lo mismo. ¿Muerte por chocolate? ¡Yes, please! No pasa desapercibida la tomadura de pelo del final, pero el castaño no iba a caer en esa trampa. -Sin más datos no puedo llegar a entenderlo. Pero tampoco te veo por el ánimo de compartir nada más sobre ello, así que no te forzaré a que lo hagas.- Ya notando el estómago más lleno que cuando había empezado, disminuye el ritmo con el que come y se permite el lujo de mirar a su alrededor. Hay niños jugando, parejas paseando, otros corriendo y varias personas sentadas de forma desperdigada por el césped del parque. Después levanta la cabeza para mirar el cielo despejado, inhalando una bocanada de aire fresco y limpio, como si eso fuese a ayudarle a digerir los dulces más rápido. Su ojos vuelven a posarse sobre el hada. La mira directamente a los ojos, estudiándola como si intentase adivinar lo que piensa. -Un penique por tus pensamientos.-


Dereth(?):


Logros:





avatar
Mensajes : 104

Reliquias : 105

Temas : 1/2 + TG


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8459-derek-f-wilcox#73188http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8462-derek-s-relationships#73221http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8463-cronologia-de-derek-f-wilcox#73222http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8464-busquedas-de-un-nephilim-1-2#73225
Nefilim cazador/a

Volver arriba Ir abajo

Skates and fairy dust
→ Domingo → 2:00 PM → Central Park  → ☀ Soleado, finales de Julio.

Había escuchado mil veces a la gente asegurar que los ojos son las ventanas del alma, el puente que les conecta con todo lo que son en realidad. Pues bueno, de ser ese su caso la suya se encontraba escondida en algún lugar remoto de su interior, negándose con mucha terquedad  a asomarse a través de sus pupilas amatistas que reflejaban un brillo peculiar a medida que escuchaba las palabras del nefilim. El único cambio en su expresión fue la sutil ceja arqueada y la manera en que se volvió ligeramente hacia el, actuando como si no le importara que le hubiese analizado de aquella forma. Nunca se había considerado como alguien solitaria en realidad, pero visto desde aquella perspectiva tenía algo de sentido –Eres bastante perspicaz, Derek– comentó el hada, observándolo por debajo de las largas pestañas rosadas y sacudiéndose las manos para limpiarse las migajas y los restos de azúcar glass  –Y no se si eso me gusta o me disgusta. Mira, creo que todos tenemos nuestros propios principios ¿Quien sabe? Tal vez esté equivocada, pero por mucho tiempo viví una vida basándose en lo que otros creían, en lo que otros me decían que estaba bien y como se suponía que funcionaba el mundo. Yo les creí porque era lo único que conocía,  hasta que termine cansándome y decidí vivir en base a lo que creo yo– hizo una pausa tan prolongada, que daba la impresión de que no tenia intenciones de seguir hablando aunque en realidad solo estaba buscando las palabras adecuadas, buscando los atajos de su propio acertijo.

Sabia que no le habia respondido al cazador, pero de hacerlo ¿No se estaría contradiciendo a si misma? ¿Como confiarle lo que pensaba sobre su propia gente a un completo desconocido? A pesar de que se sentía plácida a su lado, eso no significaba que bajara del todo la guardia –Y esto es lo que creo yo; Confiar demasiado en los demás es la forma en la que les damos armas para rompernos. ¿No era Valentine un miembro de la clave? ¿Podrías jurarme por el ángel, que estas completamente seguro que ninguno de los nefilims que habitan contigo en el instituto de Nueva York piensa del mismo modo que pensaba el? Yo creo Valentine es un reflejo, un reflejo de lo que puede suceder cuando confiamos demasiado– Dio un largo suspiro, por muy apetecible que le resultaran los postres incluso ella tenia sus limites. Había tantas cosas que no sabia, pero conocía perfectamente el sabor de la decepción y no le apetecía descubrirlo nuevamente.

Sabia que el nefilim tenia razón, sin mas información el no podría entender a lo que ella se refería, pero explicarle implicaba que  hablara sobre su familia y eso no le hacia ninguna gracia. Se volvió de forma inconsciente, observando fijamente los altos arboles del parque que se agitaban con la brisa por un largo momento. La interrupción del nefilim le hizo sonreír –Estaba pensando en una Silfidecontestó, medio perdida en el recuerdo –Cuando era pequeña, una de ellas me arrojó con un vendaval a un lago. Creía que había sido un accidente, pero ahora estoy casi segura de que solo estaba divirtiéndose– agitó la cabeza ligeramente, riéndose ante el recuerdo. La ingenuidad podia ser una cosa realmente peligrosa –Bueno, págame. Tu lo has pedido ¿No? Ahora me tendrás que pagar– Bromeó extendiendo la mano hacia el nefilim, esbozando una sonrisa divertida ¡Por supuesto que no esperaba que le diese un penique! Entendía la expresión, pero ella no iba a desperdiciar la oportunidad de bromear al respecto.



Never Enough Glitter
Periwinkle:
Besties for resties:
My ambivalence:
avatar
Mensajes : 348

Reliquias : 322

Temas : 6/8


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8255-ficha-sugar-beth-gwendolinehttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8345-relationships-and-ships-sugar-beth-gwendolinehttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8344-sweet-memories-sugar-beth-gwendoline#72101
Hijo/a de
Lylic

Volver arriba Ir abajo

Contenido patrocinado
está

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.