10/06 - Estimados habitantes del submundo. Ahora tenéis una forma de llevar el recuento de las habilidades especiales de vuestras armas. ¡Sólo tenéis que pasaros por este tema para tener al día el tiempo que os queda hasta la próxima recarga! ¡Pasáos cuanto antes!


04/06 - Estimados habitantes del submundo. Como habréis comprobado, la raza de los nefilim vuelve a estar abierta para todo el mundo <3 Y aunque aún no ha habido actualización de noticias... ¡no desesperéis! ¡Que antes de lo que podáis pensar estarán en vuestra bandeja de entrada ardiendo con el fuego celestial!


31/03 - Estimados habitantes del submundo. Como habréis comprobado, la raza nefilim tiene las letras en rojo en el censo del tablón. Eso indica que, hasta nuevo aviso, la raza está temporalmente cerrada por sobrepoblación. Sin embargo, antes de llevaros las manos a la cabeza definitivamente, esperad a tener un nuevo aviso por nuestra parte, pues estamos sopesando algunas cositas. ¡Un saludo! <3


07/03 - ¡¡Queridos habitantes del submundo!! ¡Aquí llegan las últimas noticias del foro! ¡Leedlas atentamente y no perdáis ni un solo detalle!


27/02 - ¡¡Queridos habitantes del submundo!! Queremos anunciaros que la limpieza de este mes de febrero se realizará entre los días 02 y 03 de marzo, para que tengáis tiempo de poneros al día. Así mismo, estimaremos que las noticias del mes saldrán esta misma semana, aunque sabemos que ya vamos con imperdonable retraso. ¡Perdón por las molestias y gracias por vuestra atención!


07/01 - ¡¡Queridos habitantes del submundo!! Queremos anunciaros que hemos recuperado el dominio del foro satisfactoriamente, de modo que podéis volver a utilizar la dirección anterior, www.cazadoresdesombras-rpg.com, sin ningún problema. Por otro lado, hoy se han realizado las limpiezas del foro. ¡Sigamos trabajando y pasándolo bien como hasta ahora, y perdón de nuevo por las molestias!


02/01 - ¡¡Feliz año nuevo a todo el mundo!! Con motivo de la llegada del ansiado 2017, hemos decidido daros un pequeño regalito. Si miráis en vuestra reserva de reliquias... ¡veréis que han aumentado considerablemente! Es un premio a todos los usuarios que se registraron antes del 01 del 01 por vuestro apoyo ^^Recordaros, además, que las limpiezas se realizarán al final de esta semana. ¡Apurad los últimos post para no perder vuestro color!


25/12 - ¡Por fin se ha abierto el panel de inscripción para moderadoras/es! ¡Apuntáos cuanto antes! Además, administración quiere dejar constancia de que, con motivo de las fiestas, la nueva limpieza por inactividad se realizará entre los días 03 y 04 de enero. ¡¡De nuevo, Felices Fiestas, submundis!!


19/12 - ¡Las noticias de final de 2016 están recién sacaditas del horno! ¡Felices fiestas!


04/10 - ¡Aquí llegan el inicio oficial de la Trama Global! Seguid este caminito de baldosas amarillas para saber dónde están vuestros temas, quiénes participan y decidir en cual entrar. ¡Esperamos que lo disfrutéis mucho!


06/09 - ¡Aquí llegan los cambios en la ambientación y la trama y las noticias de agosto y septiembre! No dejéis de leerlas, porque dentro hay muchos cambios importantes.


31 # 39
22
NEFILIMS
4
CONSEJO
9
HUMANOS
9
LICÁNTRO.
6
VAMPIROS
11
BRUJOS
4
HADAS
5
DEMONIOS
0
FANTASMAS
Últimos temas

You are gonna go far, Kid ➵ Christopher O'Dare

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

You are gonna go far, Kid
→ con Christopher O'Dare → 22:00 → Instituto de Nueva York  


"Señorita Wintercloud somos conscientes de su posición de miembro del Consejo pero espero entienda la urgencia de nuestro mensaje;  hemos dispuesto nuestras fuerzas a patrullar la ciudad de Nueva York y adyacentes cuando hemos recibido cierta información de gran valor. Necesitamos que en conjunto con otro cazador de sombras se dirija a la guarida de unos hijos de la noche que ayudados por un demonio eidolon han secuestrado a un niño del instituto de Chicago y que residen actualmente en un edificio abandonado. Por favor repórtese en el Instituto de forma inmediata.



- Robert Lightwood, Director del Instituto de Nueva York"





Victorie dejó el mensaje de fuego apenas termino de leerlo. Cerró los ojos mientras se frotaba las sienes; hacía aproximadamente dos semanas que su llegada a Nueva York era conocida de forma "pública" por así decirlo; pues si bien había estado recibiendo instrucciones pues Amelia le decía donde estaban concentrando los "refuerzos" nunca habían ido dirigidos hacia ella en específico. Ahora la familia Lightwood y casi todos los nefilims del Instituto seguramente (Gracias, Christopher) sabían que la rubia residía temporalmente en la ciudad y la misma francesa había ido a ofrecer explicaciones a los directores del Instituto explicando el motivo de su venida -por lo menos uno de ellos claro- y que por cualquier cosa ella estaba a sus órdenes pero dejando explícito que ella no deseaba quedarse en el Instituto como era normal en los nefilims. Había tenido que usar cada gramo de persuasión que poseía pero finalmente -aún que de forma desganada- ambos directores habían aceptado su petición por lo que Victorie podía seguir residiendo en su apartamento en Upper West Side. La única diferencia es que ahora ella estaba al servicio de los directores y por supuesto al estos ganarle en rango no podía negarse.

Cambió su pijama por el flexible y rígido conjunto de los nefilims mientras se trenzaba el cabello en un moño elegante que evitaba que sus rizos dorados le disminuyeran la visión. Llevaba su estela en el cinturón de armas; en sus brazos y clavícula -y realmente en cualquier parte de piel despejada- relucían con intensidad las nuevas runas que acababa de aplicarse con monotonía y la habilidad de alguien que hace esto cada vez que va a salir. En su brazo tenía enroscado un látigo de oro que era un arma inusual en ella pero hacía poco se la había regalado Claire, a la que siempre llamaba por su nombre pues pensar en ella como su abuela era bastante... Extraño, la hada pasaba perfectamente por su hermana o por lo menos como la hermana menor de su madre. El mismo tenía motivos de enredaderas en el mango y parecía más bien algún tipo de liana enroscada en su muñeca. Sus chakrams estaban de igual forma en su cinturón así como varios cuchillos serafín y por último su espada. Lo básico para matar como diría su antiguo compañero de caza en Cannes.

Diez minutos después se encontraba frente al Instituto. La gótica edificación como siempre imponente se alzaba sobre ella mientras con una elegancia y soltura la rubia caminaba por los pasillos, como si los hubiera recorrido mil veces. Algunas cabezas se giraron para verla pero por lo que podía ver Robert no había mentido; el instituto estaba casi vacío en ese momento. Girando la cabeza siguió el camino que había seguido la última vez que había puesto pie en aquel lugar hasta llegar a la oficina del director. La rubia entró esperando encontrar la  director pero en su lugar en la habitación había otra persona que era imposible de no reconocer. Incluso de espadas el cabello y aquella figura eran inconfundibles y estaba segura de que en cuanto hiciera un mínimo ruido vería aquellos ojos claros tan similares a los suyos propios...

¿Por qué? ¿Qué había hecho para que Raziel la odiara tanto? Apretó los dientes mientras sentía el sabor metálico de la furia sólo del recuerdo de su encuentro, pues incluso sin su memoria fotográfica, las palabras de aquel nefilim se habían grabado a fuego en cada fibra de su cuerpo. Apenas dio un paso dentro de la habitación podía sentir sus músculos tensos por la anticipación. Casi estuvo tentada a darse media vuelta e irse pero en su lugar entró desganada —Christopher— dijo con una mezcla de frustración, irritación y resignación en su voz, escondidas en un tono ligeramente inflexible —El Director Lightwood me pidió que viniera, ¿Sabes donde está? Me enviaron un mensaje de fuego sobre un niño nefilim secuestrado— Casi deseaba que el rubio le dijera donde podía encontrarlo, que ella se pudiera marchar y no tener que verle porque verle dolía demasiado y también para que negarlo; hacía que le hirviera la sangre.

 —No respondas— dijo mientras sentía la imperiosa necesidad de frotarse las sienes y golpear su cabeza contra la pared ¿Ese efecto tenía su medio hermano en ella? Magnífico, simplemente magnífico. —Sólo dime que pasó y lo que supongo tenemos que hacer o no estarías aquí esperando— no era su intención analizarlo, de verdad que no, era algo que hacía casi de forma involuntaria, no podía evitar fijarse en como prácticamente el francés era un reflejo de ella misma; misma molestia y enojo, mismas ganas de irse, no hacía falta ser una experta para leer su lenguaje corporal como seguramente él podía leer el suyo. Dios santo pero si tendrían suerte si no se mataban ¿Cómo demonios iban a trabajar juntos?





- One Woman Army -:
avatar
Mensajes : 73

Post de rol : 33

Temas : 3/6


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8381-love-is-a-beautiful-fear-victorie-c-wintercloud-idhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8423-nothing-but-i-m-damn-sure-it-s-more-than-you-victorie-c-wintercloud-rshttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8441-lights-will-guide-you-home-victorie-c-wintercloud-chronology
Miembro del Consejo

Volver arriba Ir abajo

You are gonna go far, Kid
→ VIERNES → 22:00 HRS → Insituto de N.Y → Frío-Nevadas Intensas (7° G)
Al menos me puede decir, ¿porqué hace esto?— He repetido la misma pregunta por tres veces en diferente contexto y durante las mismas no hay cambio en la sombría expresión del director que no deja el gesto de padre sin arrepentir después de poner el castigo más odiado por el "adolescente rebelde" que tiene a su cargo. Sé que le estoy haciendo perder el tiempo; yo mismo perdería la paciencia sí un subordinado se negara a la tarea que le he encomendado y sólo porque el acompañante que le tocó no puede verlo ni en pintura. Ése es mi caso, ¿qué no fue suficiente mala suerte por una semana?.

Los detalles de la misión fueron concisos, no existían opciones -según Lightwood- para dejar pasar una oportunidad como tener las pistas del paradero de los secuestradores pero no descartamos que pudiera ser una trampa de los chupasangre. Y sí, de acuerdo, me preocupaba lo suficiente el niño para olvidarme del inconveniente con Victorie, mi posiblemente hermana/prima/familiar, aunque lo que no soportara era la disposición y confianza a ciegas del director con ella porque, a ver, ¿quién llevaba más tiempo conociendo N.Y?. Lamentablemente mis ruegos por cambiar de compañero se pasaron por el Arc de Triomphe tan veloz cuando mencioné que prefería mil veces a Adeline Geller en lugar de la "femme de chambre parisienne".

Y ahí estaba yo, solo en la oficina de Lightwood después de un "llamado urgente" que debía atender personalmente -o francamente, se desesperó de lo renuente que fui por aceptar- estar en silencio me permitió analizar la situación, de mi lado tenía que, gracias al Ángel, nadie más aparte de Adeline y los Directores sabían mi verdadero apellido, y no tendría porqué mal interpretarse que especialmente a mi se me diera el honor de "guiar a una recién llegada" en la ciudad. Punto para mi. El otro lado de la moneda era soportar a la única persona en el planeta con un endemoniado carácter tan semejante al mío y regresar en una sola pieza con el niño a salvo. Punto para ella, "odiaba" su obstinación tan exageradamente irritante.

Exhalo por la nariz, exasperado, mis ojos fluyen la lectura en el archivo (un folder grueso; papeles, fotografías de escenas, descripciones, cartas de los testigos y la orden emitida de emergencia tras la desaparición) que me hizo entrega el Director, cuesta leer el inglés cuando te has acostumbrado la mitad de tu vida en aprender el francés perfectamente. Casi 3 años en Nueva York y me sigo sintiendo el extranjero perdido. Demoro mi lectura en la fotografía y descripción del infante desaparecido; un nudo en la garganta obstruye el aire a mis pulmones, cierro el archivo velozmente al escuchar el pomo de la puerta girar, aclaro la garganta y recupero el estado sereno. Preparo el folder bajo mi hombro creyendo que se trata del Director con más información o quizás el regaño final para aceptar a... ¿y esa voz?.
-Merde- Maldigo cerrando los ojos, es decir, ni siquiera se dignó la princesa en saludar, no, inició con ese tonto tan soberanamente superficial que ni a mi abuela -sí tuviera- podría ocultarle lo mucho que desea NO estar ahí conmigo. Bien, el sentimiento es mutuo. Inhalo profundamente, me apoyo del escritorio frente a mi para ponerme de pie, giro apretando a mi costado el archivo bajo mi brazo izquierdo y encuadro la mandíbula mientras elevo el rostro con seriedad. ¿Qué, es la única que cree que puede ser indiferente?. Muerdo mi lengua, la dejo hablar, es obvio que ya pintamos nuestra raya pero, ni hablar, trabajo es trabajo; sin embargo, cuando la veo de arriba a bajo y lo que se ha decidido por vestir, me pregunto sí yo me siento tan extraño como ella de no usar siempre la etiqueta "Nefilim" con el cuero, cinturones y a saber dios qué más escondites secretos para las armas. Sin ofender pero prefería más mi "style de haute couture".

Joshua Aldertree— Hincho el pecho cuando llevo las manos a mi espalda —es el chico que buscaremos— no escucho mi voz como mía, diablos, las "dos rayitas" de paciencia que debía usar se fueron por el garete sí quería "parley" entre ambos. Frunzo el ceño, detesto tanto las manías que Brenand me dejó. Avanzo a la puerta abierta pasando junto a ella, suponiendo que me sigue, en el camino por los pasillos hojeo una vez más el archivo —14 años de edad, hijo de Jean y Hanna Aldertree, la última vez que se le vio fue en el Instituto de Chicago cuando sus padres le negaron salir con su amigo más cercano, Roger Silverstone, al centro de diversiones y videojuegos en el sur de la ciudad. Ambos escaparon a las 17:00 hrs, o al menos eso se estima, y se envió una patrulla de 4 Nefilim en su búsqueda a las 21:00 hrs— cierro el archivo para abrir la reja del ascensor con una fuerza innecesaria, la molestia que me dejaba Victorie y hacer un nuevo recuento de la información me provocaban dolor de cabeza como estrés mientras entraba al espacio después de que ella lo hiciese. Cierro la reja, aprieto el botón y espero el horroroso estremecimiento del metal peligrosamente oxidado para continuar con el informe aunque me cueste hablar con la garganta ronca—En el centro de diversiones encontraron un cuerpo sin vida y drenado de toda su sangre, se trataba del pequeño Roger pero no se halló a Joshua. Y, con la esperanza de encontrarlo como ruego de sus padres, más aparte todas las pruebas, la Clave decidió que era mejor dejar ésto en manos de miembros del Consejo en lugar de Cazadores que por lo visto no son lo suficientemente especiales— hago entrega del archivo a la rubia sin dirigirle la mirada, evito ver su reflejo en las paredes doradas del incómodo elevador y estuve por suspirar de alivio cuando llegamos a la planta de la Iglesia. Retiro la reja, cedo el paso una vez más, hago una mueca por el penetrante perfume picar mi nariz, salgo y me apresuro en caminar por el centro de la nave con el pequeño tic nervioso de mi pulgar en la mano derecha que ocurre siempre al encontrarme en ése espacio tan frío, sombrío, oscuro... diminuto...; escucho pero no presto atención en ella, me tiembla la mano cuando la meto en el bolsillo de mi abrigo sacando la única llave electrónica en el llavero con la Torre Eiffel a escala de un meñique. Entono la garganta.

Ya que un taxi privado o de la comunidad nos podría llevar sin cobrarnos la millonada y sospechar que somos potenciales asesinos seriales, iremos en mi auto— Anuncio enseguida de dejar atrás la verja del Instituto, bajo de la banqueta, cuido que en ningún flanco venga cualquier loco conductor neoyorquino y atravieso la calle avanzando a la recién adquirida "discreta camioneta". ¿Qué, un nefilim no puede transportarse con clase?, -podría haberlo dicho-. Uso la llave electrónica para abrir las puertas del copiloto y piloto, rodeo el auto, subo al piloto y cierro suavemente la puerta; el olor a nuevo lastimó mi nariz, digo, qué bueno y distintivo el aroma de cuero casi pulido pero no era el momento para apreciarlo, no cuando un niño posiblemente estaría muerto... Encendí el motor apretando el famoso botón automático y conduje a la avenida.
-Raziel, dame paciencia-



¡Visita mi  "Galerie Parisienne" !
We're a cool team, no?:
All begins like a normal relationship, don't you think? But...:

¡Patito, gracias por el regalo! :)
You're right, I was wrong, you never be my little sister and I love you for that.:
avatar
Mensajes : 776

Post de rol : 207

Temas : 8/8 (¡xD OUT!)


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t4395-let-me-show-again-chris-id-ficha-de-pjhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t4418-oh-come-on-im-ready-for-youhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t4478-well-done-mr-nephillim-cronologia
Miembro del Consejo

Volver arriba Ir abajo

You are gonna go far, Kid
→ con Christopher O'Dare → 22:00 → Instituto de Nueva York  
Ladeó la cabeza ligeramente observándole con detalle. Christopher era bastante alto seguramente le sacaría por unos ¿Diez centímetros? ¿Cinco? Ella no podía estar segura en aquel momento, tenía los mismos ojos que ella, azules como el mar, pero mientras los de ella eran de un azul cristalino tirando a violeta, algo innaturales por su sangre feérica, él los tenía de un apacible color azul mar, a veces verdes, a veces azules, ¿De verdad eran parientes? Fuera de uno que otro detalle en los rasgos y aquella obstinada y terca personalidad, ella no encontraba ningún parecido entre ambos... Suspiró, regresando su atención al cazador de sombras parpadeando mientras escuchaba el nombre. ¿Aldetree? ¿Cómo el antiguo Inquisidor? Curioso, tal vez por eso la Clave estaba tan empeñada en encontrarlo. Lo observa pasar y sin poderlo evitar aprovecha para hacer la comparación, seguramente eran siete centímetros, diablos, odiaba esa manía suya de no poder dejar una cosa en paz una vez se le metía en la cabeza.

Dando una media vuelta, empezó a seguir a su hermano por los pasillos del Instituto mientras trataba de captar cualquier detalle que podía de aquel lugar. Todos los Institutos eran bastante parecidos supuso, porque fuera de la disposición de las habitaciones, el color de las paredes y uno que otro detalle, aquel lugar era exactamente igual al lugar del que había escapado, simplemente perfecto. Lo escuchó con atención mientras la escena fluía en su mente y ella intentaba poner en orden la información que poco a poco se iba introduciendo a su memoria, recordaría cualquier detalle por supuesto, eran las ventajas de tener una mente como la suya, donde cualquier detalle se fijaba y una vez dentro sería imposible sacarlo. Estaba intentando con todas sus fuerzas morderse la lengua para decirle a su hermano que si tanto le molestaba, le dejara el archivo y ella se iría sola. Incluso pensó en disculparse, pero en ese momento la mera idea le parecía tonta, se limitó a suspirar mientras mantenía un semblante tranquilo, ignorando olímpicamente la clara molestia del rubio. Miró el archivo y estuvo tentada a pedírselo, pero decidió esperar a que este terminase por lo menos de explicarle lo que él había leído. Muerto, un niño muerto, así que los vampiros de verdad no sabían controlarse últimamente, el espacio antes suficiente repentinamente empezó a ahogarla mientras recordaba la mirada de aquel vampiro mientras le decía de una forma implícita lo que planeaba hacer con ella. Las náuseas se apoderaron de ella y se apoyó en la pared del ascensor mientras aquel estúpido ataque de estrés postraumático la dejaba. Ella era una nefilim y las amenazas de un puñado de hijos de la noche no le afectaban menos cuando tenía que concentrar todos sus esfuerzos en ocultar lo irritada que estaba ¿No eran lo suficientemente especiales? Vaya, pero si a alguien no le hacía falta autoestima. Recibió el archivo tranquilamente y se dispuso a darle una rápida leída mientras los diferentes detalles de la investigación se grababan en su mente, observó la foto del chico y luego las otras fotos de la escena del crimen de su amigo, que terrible, ella no entendía como algo tan malo le podía haber sucedido a aquellos niños, ojalá el pequeño estuviese bien. Salió en cuanto el ascensor dejó de moverse, dedicándole una última mirada a aquel montón de papeles antes de pasárselo de nuevo al rubio, no olvidaría ni un detalle de él así que no lo necesitaba más.

Una risa se escapó de sus labios que apenas logró ahogar ante aquel comentario, si, ella había tenido una mala experiencia como aquella en los primeros días que había recorrido la ciudad, había decidido pedir un Taxi después de que un demonio Oni le hubiese dado pelea, tenía la sangre del cabrón en su chamarra y había limpiado la hoja del cuchillo en ella antes de enfundarlo y subirse a la unidad. Había acabado en la estación de policía donde había permitido que le quitasen todas las armas y tras determinar que la sangre era de "algún animal que no lograban identificar" ella se había aplicado un glamour y había tomado todas sus armas ante la incredulidad de los mundanos, abrió la boca dispuesta a contarle aquello pero la cerró de golpe, no, no podía bromear de esa forma con él, seguramente, no se lo tomaría a bien —Por supuesto, no creo que un viaje al departamento de policía sea lo que necesitemos en este momento— se dispuso a seguirlo mirando aquella camioneta, vaya que era hermosa, ella siempre había amado más los coches de carrera pero podía apreciar la belleza de aquel vehículo. El aroma, una mezcla de cuero, productos de fábrica y algo que sólo podía definir como "a coche nuevo" la envolvió y con un dedo recorrió aquellos asientos de cuero maravillada —Debes ser como parte del elitista grupo de diez nefilims en todo el mundo que sabe conducir— soltó sin poderlo evitar y casi se arrepintió al momento, pues posiblemente ese tipo de bromas estaban fuera de lo que se consideraría aceptable entre dos personas que apenas pueden mirarse el uno al otro. Se mordió el labio y la tensión se volvió a apoderar de ella.

Ojalá le cayera un rayo en ese momento, para evitarse la tortura que seguramente le procedería.

*****

Estoy segura de que es por acá— dijo ella por ¿Segunda? ¿O ya era la tercera vez? Ella y Christopher se encontraban frente a una división del camino que ambos estaban siguiendo; teniendo en cuenta que rastrear vampiros era extremadamente difícil (para empezar, con las runas era imposible y los malditos casi no dejaban olor) saber hacia a donde se habían ido era más una cuestión de analizar el terreno, atar cabos, ojalá tuvieran algo del niño, así podrían rastrearle. Señaló el túnel y con tranquilidad se puso a decir en voz alta sus observaciones —El otro tiene huellas en el polvo, huele a sangre si, pero... se acercó y rascó un poco de la pared con un cuchillo revelando las capas de pintura con extraños símbolos —Estoy segura que estos son símbolos de bandas mundanas o algo así, a menos que quieras desmontar un cartel de drogas... En cambio el otro túnel— dijo ella, señalando el que a su parecer deberían seguir —Míralo, casi no tiene huellas y si que tiene polvo hay un montón de ratas— Victorie frunce el ceño. un tanto asqueada —Si, no huele a sangre pero no creo que los vampiros fueran a dejar un rastro obvio para que siguiéramos.

Sacó su piedra runa de luz iluminando el otro camino buscando otra pista que la ayudase a descartarlo, su anillo no detectaba ninguna presencia demoníaca pero como no detectaba tampoco subterráneos no es como que fuera de mucha ayuda. Ella seguía viendo lo mismo, incluso le parecía detectar un aroma muy fuerte a muerte, tal vez si que había un nido de demonios delante, razón de más para que los vampiros evitasen ese camino ¿No? —Creo que hay un nido de Raums o algo así, apesta a demonio ahora que lo pienso. Pero no es lo que estamos buscando, estoy segura.





- One Woman Army -:
avatar
Mensajes : 73

Post de rol : 33

Temas : 3/6


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8381-love-is-a-beautiful-fear-victorie-c-wintercloud-idhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8423-nothing-but-i-m-damn-sure-it-s-more-than-you-victorie-c-wintercloud-rshttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8441-lights-will-guide-you-home-victorie-c-wintercloud-chronology
Miembro del Consejo

Volver arriba Ir abajo

Contenido patrocinado
está

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.