07/08 - Estimados habitantes del submundo. ¡Aquí tenéis las noticias con las actualizaciones/nuevas propuetas/ideas del foro! ¡Pasaos cuanto antes a echar un ojo!


10/06 - Estimados habitantes del submundo. Ahora tenéis una forma de llevar el recuento de las habilidades especiales de vuestras armas. ¡Sólo tenéis que pasaros por este tema para tener al día el tiempo que os queda hasta la próxima recarga! ¡Pasáos cuanto antes!


04/06 - Estimados habitantes del submundo. Como habréis comprobado, la raza de los nefilim vuelve a estar abierta para todo el mundo <3 Y aunque aún no ha habido actualización de noticias... ¡no desesperéis! ¡Que antes de lo que podáis pensar estarán en vuestra bandeja de entrada ardiendo con el fuego celestial!


31/03 - Estimados habitantes del submundo. Como habréis comprobado, la raza nefilim tiene las letras en rojo en el censo del tablón. Eso indica que, hasta nuevo aviso, la raza está temporalmente cerrada por sobrepoblación. Sin embargo, antes de llevaros las manos a la cabeza definitivamente, esperad a tener un nuevo aviso por nuestra parte, pues estamos sopesando algunas cositas. ¡Un saludo! <3


07/03 - ¡¡Queridos habitantes del submundo!! ¡Aquí llegan las últimas noticias del foro! ¡Leedlas atentamente y no perdáis ni un solo detalle!


27/02 - ¡¡Queridos habitantes del submundo!! Queremos anunciaros que la limpieza de este mes de febrero se realizará entre los días 02 y 03 de marzo, para que tengáis tiempo de poneros al día. Así mismo, estimaremos que las noticias del mes saldrán esta misma semana, aunque sabemos que ya vamos con imperdonable retraso. ¡Perdón por las molestias y gracias por vuestra atención!


07/01 - ¡¡Queridos habitantes del submundo!! Queremos anunciaros que hemos recuperado el dominio del foro satisfactoriamente, de modo que podéis volver a utilizar la dirección anterior, www.cazadoresdesombras-rpg.com, sin ningún problema. Por otro lado, hoy se han realizado las limpiezas del foro. ¡Sigamos trabajando y pasándolo bien como hasta ahora, y perdón de nuevo por las molestias!


02/01 - ¡¡Feliz año nuevo a todo el mundo!! Con motivo de la llegada del ansiado 2017, hemos decidido daros un pequeño regalito. Si miráis en vuestra reserva de reliquias... ¡veréis que han aumentado considerablemente! Es un premio a todos los usuarios que se registraron antes del 01 del 01 por vuestro apoyo ^^Recordaros, además, que las limpiezas se realizarán al final de esta semana. ¡Apurad los últimos post para no perder vuestro color!


38 # 50
26
NEFILIMS
6
CONSEJO
13
HUMANOS
11
LICÁNTRO.
8
VAMPIROS
13
BRUJOS
5
HADAS
5
DEMONIOS
1
FANTASMAS
Últimos temas

Reforzando el equilibrio |Private for Mirko Mainz|

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

El autor de este mensaje ha sido baneado del foro - Ver el mensaje

Reforzando el equilibrio
→INSTITUTO DE NUEVA YORK →SALA DE ENTRENAMIENTO → MADRUGADA

Mirko no lograba conciliar el sueño. Hacía al menos una hora que estaba dando vueltas en la cama sin poder caer en la inconsciencia y con el paso de los minutos esto empezaba a molestarle. Necesitaba descansar: pronto saldrían de misión y siempre era mejor estar bien descansado y con un buen nivel de energías cuando eso sucedía.

Fastidiado, terminó por levantarse de la cama y vestirse la ropa de entrenamiento. Quizás moverse un poco, agotar las energías de su cuerpo, despejar su mente haciendo actividad física lo ayudara esa madrugada a encontrar el camino hacia los dulces sueños.

Salió de su dormitorio. Los pasillos estaban bastante silenciosos, la mayoría de los nephilims dormían a esas horas. Mirko solía entrenar con su parabatai, pero esta vez no fue a buscarlo. Killian le había comentado más temprano que saldría esa noche y eso había terminado en una discusión entre los dos. Otra vez. Mirko estaba negado en ir a buscarlo. No iba a correr detrás de él. Necesitaba tener un poco de orgullo a veces. Por eso decidió ir a entrenar solo.

Esto del insomnio y las pesadillas estaba volviendo a ser un problema. Por un tiempo había estado bien, descansaba como cualquier otra persona normal, pero algo había cambiado. Por algo las secuelas de lo que había vivido en la Guerra Mortal estaban volviendo a dominarlo. Iba a tener que pasar por la enfermería para volver a tratarse de sus problemas de sueño. No le hacía ninguna gracia tener que tratarse, pero esto no podía continuar.

Avanzó por el último pasillo que conducía a la sala de entrenamientos pensando en que últimamente había estado usando mucho los cuchillos, pero estaba descuidando el uso de otras armas. Teniendo en mente un entrenamiento diferente entró en la sala, quitándose el abrigo. Los pasillos del instituto eran fríos, pero en la sala de entrenamiento uno tomaba calor enseguida.

Se detuvo de repente al notar que no estaba solo. El rubio (*John. su nombre es John*, recordó), aquel que había llegado recientemente al instituto estaba allí, mostrando su cuerpo sin camiseta puesta y ondeando un látigo en el aire. Mirko no pudo evitar quedarse en la sombra, en el más absoluto silencio, observando con detalle ese cuerpo frente a sus ojos y sus movimientos. Una pequeña sonrisa apareció en sus labios -Veo que ya te liberaste de estar atrapado en la enfermería-comentó finalmente en voz alta. Dejó su abrigo sobre un banco y caminó por la sala, paseándose por la exposición de armas. -Voy a suponer que estás mejor de la herida, sino no deberías estar aquí- le dio la espalda cuando se detuvo, concentrándose por un momento en las espadas expuestas. -Espero que no te moleste compartir la sala, yo también necesito entrenar-
avatar
Mensajes : 70

Reliquias : 42

Temas : 5/5


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8805-mirko-mainzhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8829-mirko-rs#76461
Nefilim cazador/a

Volver arriba Ir abajo

El autor de este mensaje ha sido baneado del foro - Ver el mensaje

Reforzando el equilibrio
→INSTITUTO DE NUEVA YORK →SALA DE ENTRENAMIENTO → MADRUGADA

Mirko sonrió de lado- Ya veo, eres de los nephilims inquietos. Como mi parabatai- comentó mientras pasaba una de sus manos por las empuñadoras de las espadas. No conocía mucho a John, apenas se habían visto hasta entonces. Pero lo poco que había podido observar en él le hacía creer que se parecía bastante a Killian en algunas cosas. Probablemente ellos pudieran ser amigos, si el ego se lo permitía. - Siempre hay maneras de sortear la vigilancia- comentó- Deberías quedarte. No todos los días llegan nephilims de otros institutos- detuvo su mano al reconocer una espada familiar. -¿Sabes? si quieres calentar, podríamos entrenar juntos... - dijo. Había sido un impulso, nada premeditado. Siempre prefería entrenar solo o con su parabatai en la medida de lo posible, pero algo le había incitado a decir aquello. Frunció el ceño sorprendido por su propio atrevimiento. Pero pronto se olvidó de eso, pues su mente quedó bloqueada con lo que ocurrió después.

Su mano se había cerrado en la espada que había pertenecido a su padre, cuando sintió esa presencia en su espalda. John estaba demasiado cerca de él, tan cerca que podía sentir la respiración acariciando la piel de su nuca. Sintió algo parecido a electricidad en su cuerpo debido a esa cercanía. Los brazos del rubio pasaron por sus lados y por un momento se sintió atrapado entre las espadas y su cuerpo. Tembló ligeramente y se mordió el labio. Bueno, no se había esperado nada de esto al entrar en aquella sala. ¿Era su imaginación o el joven estaba coqueteando con él? Su cuerpo estaba tenso mientras intentaba comprender lo que estaba ocurriendo. No iba a sacar conclusiones precipitadas. Podía ser peligroso.  Miró al muchacho por encima de su hombro.

- ¿Espadas? no son mi fuerte pero hace tiempo que no uso el arma de mi padre- le dedicó una pequeña sonrisa, intentando dejar pasar el momento recién vivido. Se movió quitando el arma de su lugar. Haciendo un movimiento con ella, se dirigió al centro de la sala. Se detuvo frente a John, a cierta distancia mirándolo fijo sin decir nada por un momento. Solo lo miraba. Luego relajó sus facciones y se puso en posición- Estoy listo. ¿Crees que puedas atacarme?- provocó, retorciendo su sonrisa. Juntarse tanto con Killian derivaba en esas actitudes que Mirko no tenía años atrás.
avatar
Mensajes : 70

Reliquias : 42

Temas : 5/5


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8805-mirko-mainzhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8829-mirko-rs#76461
Nefilim cazador/a

Volver arriba Ir abajo

El autor de este mensaje ha sido baneado del foro - Ver el mensaje

Reforzando el equilibrio
→INSTITUTO DE NUEVA YORK →SALA DE ENTRENAMIENTO → MADRUGADA

El joven de cabellos oscuros asintió al rubio- Sí, y mi abuelo antes de él... creo que yo he roto la tradición- rió por lo bajo, pero luego su rostro se volvió más serio. Recordó a su hermano, Frederic. A él sí que se le daba muy bien el uso de la espada. Bajó la mirada, intentando desviar sus penas- Prefiero otro tipo de armas a decir verdad. Los cuchillos son mis armas favoritas, pero también me agradan mucho las lanzas- echó una mirada de reojo a las lanzas con runas grabadas que estaban expuestas relativamente cerca- Aún así, soy de los que tratan de evitar la violencia en la medida de lo posible- reconoció y lo miró con curiosidad - Eso es bueno. Yo no he visitado Alacante en años- Era cierto. No había vuelto desde la Guerra Mortal, pero cada vez estaba más convencido de que iba a tener que regresar allí más pronto que tarde.

Su mirada se concentró por escasos segundos en el sudor que hacía brillar la piel de su contrincante bajo las luces de la sala de entrenamientos. Intentaba no distraerse por el hecho de que el joven estaba sin camisa, pero no era tarea sencilla. Su concentración regresó dandole menos tiempo de reacción frente al primer ataque de John.  Su espada golpeó apenas el arma del rubio, quedando sus rostros a una distancia tan escasa que puso nervioso a Mirko por un breve instante.- ¡Vaya! disculpe señor arrogancia - dijo con cierta diversión- No vuele tan alto, no vaya a ser que el sol queme sus alas como al confiado Icaro- señaló.

Apenas terminó de decir eso que John se movió atrapando a Mirko y haciéndolo caer al piso con él encima. Sus armas chocaron en la caída, pero el moreno consiguió desviar su espada para que no quedara prisionera entre ellos dos. Respiró con cierta agitación sintiendo el peso del cuerpo ajeno sobre él. Su mirada estaba atrapada por la de John. La sonrisa del invitado le incomodaba algunas veces, pero no entendía por qué. Mirko movió un poco su cabeza hacia atrás, observando los ojos de John con intensidad y desafío. Podía sentir la punta de su espada, amenazante, rozando su piel.- Bueno, creo que al menos puedo intentarlo- respondió, entrando poco a poco en sus juegos. Abrazó el cuerpo del rubio con sus piernas y apretó con fuerza, tomando impulso y girando para quedar sobre John. Su brazo se movió en el trayecto, tomando con firmeza el arma hasta dejar la punta de su espada rozando el lado izquierdo del pecho ajeno, en una postura amenazante.  

Mainz sonrió con osadía- Quizás deberías cuidar mejor tu corazón- Se movió con rapidez hacia atrás, apartándose de John e incorporándose antes de que pudiera recibir un nuevo ataque. Marcó una distancia prudente entre ellos, la que creyó suficiente para poder defenderse si el otro joven volvía a atacar.
avatar
Mensajes : 70

Reliquias : 42

Temas : 5/5


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8805-mirko-mainzhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8829-mirko-rs#76461
Nefilim cazador/a

Volver arriba Ir abajo

El autor de este mensaje ha sido baneado del foro - Ver el mensaje

Reforzando el equilibrio
→INSTITUTO DE NUEVA YORK →SALA DE ENTRENAMIENTO → MADRUGADA

Mainz llegó a escuchar aquel susurro realizado por John, por eso se quedó mirándolo entre curioso y apenado- Lamento oír eso. Las heridas del corazón son las peores- comentó, como un pensamiento confirmado en voz alta. El también las había sufrido. En más de una ocasión.- Pero aún así, tu corazón sigue latiendo. Deberías protegerlo mejor ahora que sabes lo sensible que es- concluyó.

El rubio se puso de pie y Mirko observó el serpenteo de su látigo. Sonrió divertido por las palabras de su contrincante, pero luego chasqueó la lengua- Creí que sería un duelo de espadas...- cortó el hilo de sus palabras al sentir el látigo enredándose en su tobillo. Fue tan rápido que no le dio tiempo a nada. Frunció el ceño mirando hacia el sitio donde el látigo lo había tomado prisionero y devolvió la mirada al rubio- podría cortar tu arma con esta espada si yo quiero. Pero no lo haré- arrojó la espada de su padre al suelo - No deseo dañar tu arma predilecta en un simple entrenamiento- sintió el tirón del látigo empujando su cuerpo hacia su rival.

Por un instante parecía rendido a su destino, a las acciones de John. Y a la vez comprendía que el rubio estaba disfrutando bastante el tenerlo así. Para su sorpresa, él también lo estaba disfrutando. Creía que solo era típica diversión de nephilims al entrenar, pero ahora sospechaba que había algo más en el medio. Había algo allí, en ese extraño, que le atraía más de lo que hubiera esperado.
Probablemente le estaba dando una decepción al dejarse vencer así. Pero desde el primer momento todo se trataba de una trampa.

Se rió por la provocación y se movió con la agilidad que lo caracterizaba. Saltó por encima del látigo con su pierna libre apoyándola luego en el piso del otro lado y tomó ese apoyo como punto de equilibrio mientras su espalda se arqueaba y sus brazos se extendían hacia atrás, hasta el muestrario de lanzas a su espalda, quitando la más cercana para utilizarla a su favor. Un movimiento arriesgado que por suerte salió bien.  Sonrió, antes de moverse otra vez con rapidez. En dos segundos se colocó frente a John, atrapando a su rival con la lanza en horizontal presionando el cuello del joven. No lo estaba asfixiando, por supuesto, pero la presión llegaba a un nivel de molestia- Si quieres ganar, tendrás que desarmarme – susurró demasiado cerca de su rostro.
avatar
Mensajes : 70

Reliquias : 42

Temas : 5/5


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8805-mirko-mainzhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8829-mirko-rs#76461
Nefilim cazador/a

Volver arriba Ir abajo

El autor de este mensaje ha sido baneado del foro - Ver el mensaje

Reforzando el equilibrio
→INSTITUTO DE NUEVA YORK →SALA DE ENTRENAMIENTO → MADRUGADA

Mirko nunca espero esa reacción por parte de John. Estaba esperando que lo atacara con su látigo, que forcejeara con él intentando quitarle la lanza de sus manos, que lo empujara o golpeara, pero nunca lo que en realidad ocurrió. La sorpresa lo paralizó, dejándolo por completo sin reacción. Al menos en un primer instante se quedó quieto, mirando fijamente al rubio, como si pudiera hallar una explicación en su mirar. Pero aquellos ojos claros ardían con un fuego que lograba quemarlo. Pudo sentir al muchacho acercándose peligrosamente a él, advirtió la mano de John colándose por debajo de su ropa rozando su cintura. Cerró los ojos y tembló. Sus manos eran tan cálidas que lo hicieron estremecer. No podía entenderlo. Esto no tenía sentido alguno. Hechizado por lo que estaba ocurriendo, se dejó desarmar sin darse cuenta en ningún momento de que lo estaba dejando ganar.

- John-
llegó a murmurar intentando regresar a la realidad pero el rubio cortó toda distancia que pudiera quedar entre ellos y sintió los labios de John sobre los suyos. Sin comprender lo que estaba pasando y por qué estaba haciendo esto, le respondió el beso, con timidez, con duda ... porque sabía que estaba mal. Eso no debería estar pasando. ¿Acaso se habían alineado los planetas o había un extraño suceso astrológico? Mirko no estaba acostumbrado a llamar la atención de alguien, no de esa manera. No solía recibir besos de extraños y nunca se había pensado a sí mismo deseando a alguien que no fuera su parabatai. La persona que le estaba prohibida. Esos no eran los besos de Killian. Una parte de sí mismo consideraba esto traición a sus sentimientos por su compañero.

Se separó de John al mismo tiempo que él lo hacía, mirándolo con debilidad y confusión. Por dentro, estaba más vulnerable que nunca. - esto no está bien ... - respiró agitado y apartó la mirada de él, sonrojado como no lo había estado en mucho tiempo. - yo ... - Intentaba enojarse con el rubio, expresarle por qué todo eso era un enorme error ... pero las palabras no llegaban a él. Claramente lo había descolocado: era como si de repente se hubiera sacudido la tierra bajo sus pies y todo su mundo hubiera quedado irreconocible.

Lo que acababa de ocurrir no estaba tan mal en realidad. No podía verlo como algo malo, por más que se esforzara. John le agradaba, aunque no lo conocía y su voz interior siempre lo invitaba a desconfiar de las personas que recién llegaban a su vida. Aún así, esta vez no lograba ser desagradable o pensar mal de aquel extraño. Le parecía guapo, terriblemente encantador y no podía negar que le atraía. Antes no se había detenido a pensar lo que pasaba y definitivamente no hubiera creído que a John podría atraerle alguien como él.

Dubitativo, Mirko miró a John. Sus ojos se clavaron en los del rubio ganando seguridad. Quizás debía aprovechar esta oportunidad que se le presentaba. Era un buen momento para saber que se sentía ... si había una oportunidad ... cortó el hilo de sus pensamientos y avanzó. El moreno intentó no razonar nada y dejarse llevar.  Sus manos dejaron caer la lanza y tomaron el rostro de John, acariciando sus mejillas y esta vez fue él quien lo besó. Empezó despacio, siendo lo más suave que podía permitirse un cazador, pero poco a poco fue dejándose incitar por el calor que sentía, volviéndose tan atrevido como John en su momento. Impulsado por el beso, bajó una de sus manos por el pecho de su compañero acariciando su piel. Sus dedos rozaron el dibujo de una de sus runas y siguieron más abajo, disfrutando el contacto con su cuerpo. Había tenido la necesidad inconsciente de rozar ese cuerpo desde que había entrado en aquel salón para entrenar. O quizás desde mucho antes.

avatar
Mensajes : 70

Reliquias : 42

Temas : 5/5


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8805-mirko-mainzhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8829-mirko-rs#76461
Nefilim cazador/a

Volver arriba Ir abajo

El autor de este mensaje ha sido baneado del foro - Ver el mensaje

Reforzando el equilibrio
→INSTITUTO DE NUEVA YORK →SALA DE ENTRENAMIENTO → MADRUGADA


Mirko no sabía cómo iba a reaccionar John. Pero se acercó confiado a besarlo, después de todo, el otro había iniciado el momento y eso algo debía significar, ¿verdad? se dejó llevar por sus instintos, apagando poco a poco la voz en su cabeza. Los besos entre los dos se volvieron apasionados y tan ardientes que podía sentir el fuego en sus labios y el calor quemando agradablemente en su interior. Su respiración y los latidos de su corazón se descontrolaron por completo a medida que se dejaba llevar.

De repente John lo elevó haciendo que rodeara su cuerpo con las piernas y Mirko afirmó sus manos en los hombros del otro nephilim, volviendo a atacar su boca con descontrol. No podía razonar todo esto, pero sí que podía disfrutarlo. Y eso era precisamente lo que estaba haciendo. Dejando que su mente se durmiera y sus pasiones tomaran el control de su cuerpo. ¿Cuándo había sido la última vez que había hecho esto? No se permitió pensar en eso. En nada.

Mirko gimió con dolor y placer al ser empujado contra una columna, pero no le importó la brusquedad. Estaba acostumbrado a ella siendo un cazador. Sus manos bajaron por la espalda de John hundiendo sus dedos en la piel del rubio, queriendo aprender cada detalle de su espalda a través del tacto, mientras mordía el labio inferior de John y lo miraba deslumbrado, tentado por sus provocaciones. Al sentir su boca desviándose hacia su cuello, cerró los ojos y movió lentamente su cabeza hacia un lado dándole mayor acceso a la zona. Se le escapó un pequeño gemido de placer.

Abrió sus ojos luego y le dedicó una leve sonrisa- Aún no te he dado la victoria... solo cambiamos de disciplina- susurró agitado, respondiendo con cierto atrevimiento. Miró con intensidad a su compañero sintiendo como lo apretaba más contra la columna. Todo en Mirko evidenciaba lo mucho que le estaba gustando eso... para su sorpresa, John lograba encenderlo demasiado. Le estaba dando más calor que cualquier otro entrenamiento que pudieran realizar juntos.

- Cállate y bésame- le ordenó con voz firme y atrapó sus labios en un beso furioso, rozando su cuerpo contra el de John con total intención. Mantuvo la presión en sus piernas. Su mano derecha se dirigió a su nuca y tomó algunos cabellos rubios tironeándolos suavemente, acompañando los besos que se daban. Su mano hábil se escabulló entre ambos cuerpos, bajando hasta llegar al borde de su pantalón. Acarició la zona con tentación, sintiendo como el calor se concentraba en sus mejillas.



- || Mirko Lisander Mainz || -

avatar
Mensajes : 70

Reliquias : 42

Temas : 5/5


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8805-mirko-mainzhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8829-mirko-rs#76461
Nefilim cazador/a

Volver arriba Ir abajo

El autor de este mensaje ha sido baneado del foro - Ver el mensaje

Reforzando el equilibrio
→INSTITUTO DE NUEVA YORK →SALA DE ENTRENAMIENTO → MADRUGADA

El reloj de la gran sala siguió marcando el tiempo, avanzando varios minutos en los que Mirko se entregó a vivir el momento que estaba pasando sin pensar en nada más.  Le dio vía libre a su curiosidad, sin saber bien porque hacía esto, pero dejando que John lo guiara hacia el placer. Se entregó a ese nephilim desconocido en muchos sentidos para él, dejándole que por esa noche fuera el dueño de su cuerpo y de sus gemidos. Sumiso a los deseos del rubio había terminado tumbado en el suelo con John sobre él.  

La ropa había volado pronto de sus cuerpos, quedando desparramada por el salón, salvo la camiseta del otro nephilim.  La mirada que John le dirigía mientras acariciaba su cuerpo le encendía como si una fogata estuviera ardiendo en su interior. Cada roce de sus manos enviaba una corriente por su cuerpo, peligrosa y agradable a la vez, que avivaba esa fogata interna en Mirko. El moreno cerró los ojos respondiendo a los besos del rubio con la misma intensidad, al menos hasta dónde se pudo permitir antes de gemir, entregado a los movimientos de John.

Podía sentir sus caderas presionando su cuerpo, su miembro entrando cada vez más fuerte y seguro, como si no pensara detenerse hasta dejarlo bien encajado contra el suelo del salón de entrenamientos. Mirko se deshacía de placer con cada embestida rozando su cuerpo con el ajeno y disfrutando demasiado cada sensación. Sus manos se iban afirmando cada vez más en la espalda de John, marcando sus dedos en su piel. Estos eran rozados por las pequeñas gotas de sudor que recorrían la piel del rubio, a medida que sus manos bajaban hasta el trasero ajeno.

La velocidad iba cada vez más en aumento, Mirko miraba complacido al otro nephilim, sus ojos cafés brillaban por la excitación. De repente el rubio aprisionó sus manos contra el suelo, sin permitirle que lo tocara y Mirko no tardó mucho en moverse inquieto bajo su cuerpo, deseando más. Se sentía preso bajo su poder, dominado e indefenso, pero eso hacía que se excitara el doble.  Su cuerpo sudaba y temblaba masoquista, mientras sus labios rogaban por sentir los ajenos una vez más, aunque estuviesen hinchados de tanta pasión.

Rendido por completo a las sensaciones que John provocaba, siguió moviéndose cada vez más ansioso bajo su cuerpo, sintiendo como su cuerpo perdía fuerzas, su excitación se descontrolaba por completo y sus gemidos sonaban cada vez más fuertes, sin que pudiera acallarlos. No hasta que la velocidad con la que John se adueñaba de él se redujo y finalmente salió de su cuerpo.

Por unos instantes dejó a Mirko agotado, incapaz de levantarse del suelo. Desde allí se daba el lujo de ver a John en gran parte desnudo, luciendo aun más atractivo y sexual después de hacerlo. Mirko se mordió el labio, sintiendo su rostro arder en fiebre y su respiración agitada. Le costó un momento más encontrar su voz.

Le sonrió a su compañero- empate...- repitió, estando de acuerdo con sus palabras. Su mano tomó al rubio por la nuca y se inclinó hacia él robándole un beso bastante sensual, a la vez que bajaba su mano hasta el miembro de John, rozándolo con suavidad. Se apartó lentamente de sus labios y lo miró intensamente- Creo que otra noche nos debemos la revancha- susurró en su boca y sonriendo con rebeldía se apartó para buscar su ropa.  Quizás era buena idea vestirse: empezaba a amanecer y pronto habría más movimiento en el instituto.


- || Mirko Lisander Mainz || -

avatar
Mensajes : 70

Reliquias : 42

Temas : 5/5


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8805-mirko-mainzhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8829-mirko-rs#76461
Nefilim cazador/a

Volver arriba Ir abajo

El autor de este mensaje ha sido baneado del foro - Ver el mensaje

Reforzando el equilibrio
→INSTITUTO DE NUEVA YORK →SALA DE ENTRENAMIENTO → MADRUGADA

Se levantó del suelo, buscando las distintas prendas de ropa que habían quedado por el suelo momentos antes. Encontró la parte de arriba de su ropa de entrenamiento, las zapatillas y John le alcanzó sus pantalones. Le sonrió tomando las prendas inferiores y poniéndoselas primero. Se vistió con cierta lentitud, porque estaba agotado, aunque quizás era mejor apurarse, por si alguien entraba pronto a la sala de entrenamiento. Mejor que los hallaran vestidos si así ocurría.

Terminó de colocarse los pantalones y estaba vistiéndose la parte de arriba cuando sintió a John pegado a su espalda, abrazándolo por la cintura. Rozó esa parte de su piel que aún permanecía desnuda provocándole un cosquilleo agradable por todo su cuerpo. Sentirlo tan cerca de él murmurando a su oído le robo una pequeña sonrisa- Bien, la próxima quizás podamos ir a tu habitación...- susurró complacido y llevó una mano hacia atrás, acariciando la nuca de John antes de apartarse para terminar de vestirse. Observó  al rubio mientras se alejaba de la sala, sonriendo.

El moreno se sentó para poder colocarse bien las zapatillas. Estaba cansado, pero no podía negar que le había gustado ese momento compartido con John. Había querido tener esa experiencia, se había dejado llevar... pero ahora estaba entendiendo de a poco por qué. No pudo evitar pensar en Killian.  Poco después se levantó del suelo y tomó su abrigo, pensando en lo mucho que quería y necesitaba una cama en ese momento. Se alejó de la sala de entrenamiento hacia su habitación, dispuesto a dormir toda la mañana.


- || Mirko Lisander Mainz || -

avatar
Mensajes : 70

Reliquias : 42

Temas : 5/5


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8805-mirko-mainzhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8829-mirko-rs#76461
Nefilim cazador/a

Volver arriba Ir abajo

Contenido patrocinado
está

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.