07/08 - Estimados habitantes del submundo. ¡Aquí tenéis las noticias con las actualizaciones/nuevas propuetas/ideas del foro! ¡Pasaos cuanto antes a echar un ojo!


10/06 - Estimados habitantes del submundo. Ahora tenéis una forma de llevar el recuento de las habilidades especiales de vuestras armas. ¡Sólo tenéis que pasaros por este tema para tener al día el tiempo que os queda hasta la próxima recarga! ¡Pasáos cuanto antes!


04/06 - Estimados habitantes del submundo. Como habréis comprobado, la raza de los nefilim vuelve a estar abierta para todo el mundo <3 Y aunque aún no ha habido actualización de noticias... ¡no desesperéis! ¡Que antes de lo que podáis pensar estarán en vuestra bandeja de entrada ardiendo con el fuego celestial!


31/03 - Estimados habitantes del submundo. Como habréis comprobado, la raza nefilim tiene las letras en rojo en el censo del tablón. Eso indica que, hasta nuevo aviso, la raza está temporalmente cerrada por sobrepoblación. Sin embargo, antes de llevaros las manos a la cabeza definitivamente, esperad a tener un nuevo aviso por nuestra parte, pues estamos sopesando algunas cositas. ¡Un saludo! <3


07/03 - ¡¡Queridos habitantes del submundo!! ¡Aquí llegan las últimas noticias del foro! ¡Leedlas atentamente y no perdáis ni un solo detalle!


27/02 - ¡¡Queridos habitantes del submundo!! Queremos anunciaros que la limpieza de este mes de febrero se realizará entre los días 02 y 03 de marzo, para que tengáis tiempo de poneros al día. Así mismo, estimaremos que las noticias del mes saldrán esta misma semana, aunque sabemos que ya vamos con imperdonable retraso. ¡Perdón por las molestias y gracias por vuestra atención!


38 # 40
23
NEFILIMS
5
CONSEJO
11
HUMANOS
9
LICÁNTRO.
9
VAMPIROS
12
BRUJOS
5
HADAS
3
DEMONIOS
1
FANTASMAS
Últimos temas

Ojos que no ven | Flashback | CERRADO

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Ojos que no ven | Flashback | CERRADO

Mensaje— por Alya Nathairgid el Vie Jun 23, 2017 7:23 pm



✶ OJOS QUE NO VEN ✶

3 de marzo de 2017

Meses antes de que todo se fuera al traste, antes de que un malnacido entrara en su casa y matara fríamente a su abuela, Alya tenía una vida normal. Asistía a un colegio privado de esos con código de vestimenta, monjas yendo de un lado para otro y niños que veraneaban en los Hamptons. Sacaba buenas notas, tenía amigos, vivía una vida normal de adolescente común y corriente. Tan común que en ocasiones se cuestionaba si no había excedido su límite permitido. Si jugabas con la suerte, se te acababa, y a Alya le quedaba apenas un mes de buena fortuna antes de echar de menos lo cotidiano.

Solía pensar que la normalidad era algo que pocas personas apreciaban. La mayoría buscaban emociones hasta debajo de las piedras y buscaban la mínima excusa necesaria para saltar por un puente, o hacer rafting, como si aquellas emociones no fueran más que placebos para soportar la monotonía que ofrecía normalmente la vida mundana. Para Martha, su compañera de clases y con quien solía ir a piano, una semana en la que no vieran una pelea en el instituto, o un coche de policía yendo a toda velocidad por la amplia avenida que separaba la casa de ambas jóvenes, era una semana perdida. Ella se conformaba con ser una mirona de la emoción ajena, hasta ese punto la invariabilidad de la existencia en la secundaria la tenía frita. No disfrutas de la vida, solía decir ¿Qué hay de malo en enterarse de las pocas cosas de interés que pueden pasar cerca nuestra?

La rubia, por su parte, era más tranquila. Más precavida. Estaba conforme con su rutina y la agradecía casi diariamente. Posiblemente, la satisficiera por completo el hecho de poder ver auténticos seres sobrenaturales por el rabillo del ojo en enfrentamientos de mayor calado del que un ratero y su cartera recién robada podían ofrecer. O quizá se creía superior a su amiga por saber más que ella, como le había sucedido en sus años de escuela primaria. En cualquier caso, sus motivos no importaban, pues no era un tema del que pudiera discutir con la otra. Además, si por algo se caracterizaba la joven, era por su capacidad para fingir interés hacia los devaneos amorosos y otros dramas propios de los jóvenes de su instituto.

El problema comenzaba a la hora de recordar tantas tragicomedias de patio de colegio sin que otros se percataran de lo poco que le importaban en realidad. Alya, por suerte, era también lo bastante espabilada para saber cómo cambiar de tema sin que se notaran sus motivos. Hacía unos instantes, por ejemplo, se había perdido en sus pensamientos mientras Martha y otra chica hablaban de algún cotilleo no demasiado jugoso y, sin embargo, cuando se despidieron, su amiga no tenía ni idea de que la mitad del tiempo.

Despidió a sus amigas con un gesto y una sonrisa antes de seguir su camino. Era la tarde de un viernes cualquiera y, en aquel momento, su mejor plan consistía en volver a casa antes de que su abuela se pusiera nerviosa por tardona. En pocas ocasiones podía salir a la calle sola cuando anochecía, por lo que en aquella época del año, a partir de las seis la señora comenzaba a irritarse exponencialmente hasta límites insospechados. Y como Alya era la única allí para escuchar sus preocupaciones, prefería no arriesgarse demasiado o muy posiblemente terminara castigándola.

Caminaba calle abajo esquivando gente con la maestría de quien evita a ocupados trabajadores cada día. A su cuello colgaba el anillo familiar y la coleta que se había hecho al salir de clase le golpeaba ocasionalmente la espalda. Fue entonces cuando vio caer el móvil, a menos de medio metro de sus narices.

No supo, cuando se agachó a recoger el aparato para tendérselo a su propietario, que aquello podía ser un riesgo. Porque desconocía que no debía de haber visto lo que acababa de ver. Solía pasar de largo a la mínima rareza, pero en aquella ocasión estaba distraída, con demasiada gente a su alrededor. —Se le ha caído esto— dijo, con el teléfono ya en la mano. No mirar lo que se suponía que no debía ver era más complicado de lo que parecía.



Última edición por Alya Nathairgid el Lun Jun 26, 2017 11:03 pm, editado 3 veces
avatar
Mensajes : 52

Reliquias : 142

Temas : 0/3


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8858-alya-nathairgid-idhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8883-alya-nathairgid-rhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8913-alya-nathairgid-cr#77155http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8862-a-tale-of-a-murder-busqueda-0-1-3
Nefilim cazador/a

Volver arriba Ir abajo

Re: Ojos que no ven | Flashback | CERRADO

Mensaje— por Thomas Blue el Vie Jun 23, 2017 8:13 pm

OJOS QUE NO VEN

→Viernes →Tarde →Calles de la ciudad →Clima frío

Llevo unos días de lo más extraño. Hasta ahora pensaba que era otro de esos bajones, pero esta vez, algo es distinto, tengo sensaciones algo distintas. ¿Será por el ataque del otro día? Aunque sospecho que no es precisamente el suceso en sí lo que me está causando estas emociones… En fin, será mejor que intente despejar mi mente y me centre en la realidad, de lo contrario, acabaré chocándome con alguien y, la verdad, sería muy extraño para un mundano chocarse con algo que ni siquiera ve. Hablando de mundanos, aún recuerdo aquel día, cuando me topé con aquella chica rubia…

Iba por la calle con mi cabeza bien alta, el cuerpo recto y mi media sonrisa encantadora. Iba mirando a todas aquellas personas con las que me cruzaba, gente que, debido a mi glamour, eran incapaces de verme. Como siempre, llevaba mi móvil en el bolsillo derecho del pantalón, pero una vez fui a echar mano de él, me di cuenta de que no estaba. Un pequeño escalofrío recorrió todo mi cuerpo y, al girarme, vi a una chiquilla de cabello rubio con mi teléfono en sus manos. Por lo visto, se me cayó sin darme cuenta, y ella lo recogió para devolvérmelo. La miré a los ojos, extrañado. ¿Una humana con la capacidad para ver a través del glamour? Pocos de esos existen, pero sería extraño ver a una joven nefilim como ella deambulando por las calles, fuera del Instituto. Sin embargo, cierta aura angelical la rodeaba.

- Muchas gracias, jovencita -le guiñé un ojo-. Si no hubiera sido por ti, probablemente me hubiera tenido que comprar otro aparato…

En ese momento, intenté pasar por alto la situación, al fin y al cabo, siempre he intentado permanecer alejado del mundo de los nefilims, simplemente me acercaba a ellos cuando me apetecía pasar alguna noche en compañía. Pero entonces no era así, de forma que preferí guardarme el móvil y seguir con mi camino.



Última edición por Thomas Blue el Sáb Jun 24, 2017 12:35 pm, editado 1 vez
avatar
Mensajes : 99

Reliquias : 204

Temas : 2 abiertos


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8822-thomas-blue-id?highlighthttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8826-thomas-s-relationshipshttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8827-thomas-s-record
Hijo/a de
Lylic

Volver arriba Ir abajo

Re: Ojos que no ven | Flashback | CERRADO

Mensaje— por Alya Nathairgid el Sáb Jun 24, 2017 1:01 am



✶ OJOS QUE NO VEN ✶

Alya se había quedado mirando aquel par de orbes durante un instante. Casi prendida, distraída del resto de cosas que la rodeaban. Un gesto torpe como mínimo, bastante absurdo si se pensaba bien. ¿Cómo una pareja de írises tan comunes como los de cualquier otro viandante podía, a la vez, ser tan diferente? La joven mestiza frunció levemente el ceño —De nada— musitó en respuesta al agradecimiento del mayor, con un tono casi estupefacto. Desconocía por completo la imagen que debía de estar dando en aquel momento; una chica, entregándole un móvil al aire y hablándole a la nada sólo podía parecer estar ida de la cabeza.

Intuyó, más que supo, que aquel hombre no era un humano normal. Como por un susurro en lo más profundo de sus pensamientos seguido de un escalofrío que le recorrió de arriba a abajo la espina dorsal, algo que sabía sin saber nada en realidad y hubiera sido incapaz de describir porque ni ella misma comprendía del todo. Lo cual, dicho sea de paso, era más un inconveniente que otra cosa. Porque en el instante en que sintió (más que supo) que aquel no era humano, dudó. ¿Y si le estaba viendo sólo ella?

Y se preguntó (sin atreverse a comprobarlo) si alguien la estaría mirando, si había hablado con alguien visible ante los ojos humanos o había cometido un terrible error. Pero girarse a contar cuánta gente dudaba de su cordura en cinco metros a la redonda no le hubiera servido de mucho así que, en vez de eso, se recompuso e hizo lo menos sensato que a nadie podía ocurrírsele hacer; seguirle.

Al principio no fue intencional. Sólo estaba siguiendo el camino hacia su casa, pero después se encontró a sí misma buscando al desconocido con la mirada. Como si tratara de encontrar una manera de saber qué había visto exactamente, o si otros eran capaces de verlo también. Pero los segundos pasaron y los viandantes no le dieron las respuestas que quería, porque en aquella ciudad la gente se ignoraba en todo momento, ¿qué había que hacer para conseguir que un neoyorquino prestara atención a algo más allá de sus propias narices?

¿Cuán lejos estaba dispuesta a llegar para confirmar sus sospechas? Porque no podía patearse toda la ciudad sólo para saciar una malsana curiosidad. Cerró los ojos un instante, el tiempo suficiente para que uno de esos ocupados trabajadores se chocara contra ella. Aquello no tenía sentido, su abuela la estaba esperando, lo más sensato hubiera sido darse media vuelta y buscar una alternativa a aquella idiotez.

Aquel día no debía estar especialmente brillante.

Y no sólo por ello, sino también porque llevaba unos pocos metros andados, cuando reconoció al tipo. Quizá por la confusión inicial, por tenerle de cerca, o por el escalofrío sin sentido que la había sumergido en aquella vorágine de pensamientos contradictorios e impedido que viera más allá. Conocía a aquel hombre. De verlo en carteles y en televisión. Martha tenía un flechazo por la mitad de los modelos masculinos de la Gran Manzana y la tenía frita a comparar fotografías y vídeos que en Alya despertaban poco o nulo interés.

—Disculpe— dijo, demasiado bajo —¡Disculpe!— repitió, algo más alto, mientras aceleraba el paso. ¿Comenzarían las personas a su alrededor a mirarla como a una lunática por hablarle a la nada? Llegó a la altura del (ya no tan) desconocido —¿Es usted Thomas Blue? ¿El modelo?— aquello no tenía sentido, ni era seguro. Y jamás se le ocurriría decírselo a su abuela, porque ésta la colgaría de sus puntiagudas orejas, pero si con ello podía saber algo más, seguiría adelante. Además, si no se equivocaba, querría decir que estaba frente a un top model, y si podía conseguir una fotografía o autógrafo, se ganaría e eterno favor de más de una.


Última edición por Alya Nathairgid el Lun Jun 26, 2017 10:53 pm, editado 2 veces
avatar
Mensajes : 52

Reliquias : 142

Temas : 0/3


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8858-alya-nathairgid-idhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8883-alya-nathairgid-rhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8913-alya-nathairgid-cr#77155http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8862-a-tale-of-a-murder-busqueda-0-1-3
Nefilim cazador/a

Volver arriba Ir abajo

Re: Ojos que no ven | Flashback | CERRADO

Mensaje— por Thomas Blue el Sáb Jun 24, 2017 12:35 pm

OJOS QUE NO VEN

→Viernes →Tarde →Calles de la ciudad →Clima frío

Seguí paseando por la calle, dirección a mi empresa, una especie de loft de estilo moderno, que previamente fue una vivienda, pero lo reconstruí y lo convertí en la sede de mi negocio. Tenía una pequeña reunión con los jefes de otra empresa que quería establecer relaciones económicas con la mía, así que no podía llegar tarde.
Entonces, para mi sorpresa, una voz empezó a resonar por la calle, se dirigía a mí, aunque en ese momento no lo tenía muy seguro. Así que decidí alejarme un poco de la vista de los viandantes, para así poder hacer desaparecer mi invisibilidad. Tras eso, la misma voz volvió a sonar, esta vez más cercana a mí. Era la misma chiquilla de antes, que por lo visto me había reconocido y, probablemente, me estuviera siguiendo para pedirme un autógrafo o una foto conmigo. Fuera cual fuera el caso, eso se alejaba bastante de la realidad de los nefilims, ellos no solían involucrarse en temas de los humanos, no tenían los mismos ídolos y referentes que ellos, así que supongo que realmente, la chica que tenía enfrente se trataba de una mundana con visión, y nada más. Por lo tanto, podía actuar con normalidad, nada malo podía ocurrir.

- Sí, soy yo. Ya me extrañó que no me reconocieras antes… -me acerco a su oído para susurrarle-. Y tranquila, nadie pensará que estás loca, ya no soy invisible para ellos -le guiño un ojo y retomo mi caminata de nuevo, esta vez acompañado por la chica.

Ciertamente, tenía un encanto especial, como una adolescente que todavía no ha salido de su cascarón. Sin embargo, eso podía ser simplemente una apariencia, y esconder en su interior a alguien totalmente distinto. Por eso, decidí seguir charlando con ella para ver que no supusiera ningún peligro, ya que, cualquiera que pueda ver el mundo de las sombras, tiene altas probabilidades de estar involucrado en asuntos de los que prefiero alejarme.

- Y dime, ¿cómo es posible que una humana como tú sea capaz de ver… ciertas cosas?

No quería nombrar ninguna raza ni palabra que pudiera resultarle desconocida, quizá simplemente poseyera esa capacidad, pero realmente no conociera nada más. Así que preferí ser un poco indirecto, igual que siempre que intento descubrir algo acerca de cualquier persona que despierte mi interés.

avatar
Mensajes : 99

Reliquias : 204

Temas : 2 abiertos


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8822-thomas-blue-id?highlighthttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8826-thomas-s-relationshipshttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8827-thomas-s-record
Hijo/a de
Lylic

Volver arriba Ir abajo

Re: Ojos que no ven | Flashback | CERRADO

Mensaje— por Alya Nathairgid el Sáb Jun 24, 2017 10:49 pm



✶ OJOS QUE NO VEN ✶

No se molestó en contener el suspiro de alivio. Así, al menos, dejaría de sentir la mirada de los viandantes acuchillando su nuca. Relajó también los hombros cuando reinstauró la distancia entre ambos —Muchas gracias— Aquello no sólo quería decir que otros no la tomarían por loca, sino que no se había equivocado al suponer que el contrario estaba usando un truco para no dejarse ver por la gente que les rodeaba. sin embargo, seguía sin saber cómo lo había notado, o si el percibir lo raro de su presencia allí había sido producto de un golpe de suerte.

La creía humana. Lógico, por otro lado, nada en ella sugería lo contrario. Al fin y al cabo, sólo era una cría vistiendo uniforme con falda a cuadros, polo blanco y corbata granate. Dudaba que ningún nephilim que se preciara se dejara vestir de aquella manera ni borracho. Y no sería ella quien le sacara de su error. Si bien aquella no era una de las situaciones de las que su abuela le había advertido en su infancia, el guion y las respuestas necesarias para saciar la curiosidad del desconocido en cuestión eran siempre las mismas.

—Es un defecto familiar— repuso, sin molestarse en corregirle con respecto a su presunta humanidad. Defecto era, además, una palabra más sencilla que “don” o “habilidad”, más humana. Al fin y al cabo, a efectos prácticos era, por norma general, tan mundana como las compañeras de las que se había despedido algunas calles atrás.  —Mi abuela también lo tiene— aquello también era cierto. Al fin y al cabo,  con un gesto distraído, se apretó el lóbulo de su oreja derecha. Un gesto sin importancia, pero tampoco del todo fortuito, ya que si el otro se servía de aquel detalle para creer que en su familia había algo de sangre feérica, su curiosidad se satisfaría sin que ella tuviera que explicarse.

Con toda la sutileza que pudo, examinó de reojo al hombre junto al que caminaba. No podía evitar preguntarse qué clase de ser tenía a su lado. Y no tanto porque temiera por su seguridad ya que estaban en mitad de la calle y rodeados de gente, sino por pura curiosidad. A pesar de poder verlos, en ninguna ocasión se acercaba a los seres del submundo. Por el amor de Dios, si incluso, por la advertencias de su abuela, evitaba las zonas colindantes a Central Park.

—Perdone que se lo pregunte, pero usted parece completamente normal, ¿por qué se oculta?— inquirió, sin tenerlas todas consigo, pasados unos segundos de sus últimas palabras. Sabía de sobra que la explicación podía ser perfectamente normal: no tenía delante a un cualquiera, sino a alguien más o menos conocido. Aunque desconocía la masa de fans que pudieran echársele encima al modelo, posiblemente, de poder y necesitarlo, ella misma echaría mano de un truco como aquel.



Última edición por Alya Nathairgid el Lun Jun 26, 2017 10:54 pm, editado 2 veces
avatar
Mensajes : 52

Reliquias : 142

Temas : 0/3


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8858-alya-nathairgid-idhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8883-alya-nathairgid-rhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8913-alya-nathairgid-cr#77155http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8862-a-tale-of-a-murder-busqueda-0-1-3
Nefilim cazador/a

Volver arriba Ir abajo

Re: Ojos que no ven | Flashback | CERRADO

Mensaje— por Thomas Blue el Dom Jun 25, 2017 12:53 am

OJOS QUE NO VEN

→Viernes →Tarde →Calles de la ciudad →Clima frío

La chiquilla parecía más tranquila a partir del momento en que establecimos una distancia moderada, y tras saber que nadie la tomaría por una chiflada que hablaba con amigos imaginarios. Pocas veces había conocido a nadie que categorizara su Visión como un defecto, aunque, ciertamente, apenas he conocido gente con esa capacidad y con la que haya conversado sobre ella. Aun así, me pareció curioso, además del hecho de que la recibiera por herencia incrementó más mi curiosidad. Entonces, con un gesto me lo dejó todo claro. No me había fijado en sus orejas terminadas en punta que, aunque poco marcada, es típica de las hadas. Por lo tanto, deduje que debía pertenecer a mi raza o, como mínimo, tener sangre feérica, por lo que ya no sería una simple mundana con la capacidad de la Visión.

- ¿Por qué me escondo de la vista de los humanos? Pues verás, cuando uno tiene cierta fama, hay ciertas masas de fans que es mejor evitar, pero dudo que conozcas tal sensación.

Esa chiquilla parecía una muchacha normal, con su uniforme escolar típico de los institutos privados o concertados, aunque en su interior corriera esa sangre tan especial. Sin embargo, ciertas palabras luchaban por escapar de mi boca, palabras que debía retener para que la chiquilla no se asustara y, primordialmente, para que no volviera a mí mente todo aquel reguero de pensamientos e imágenes que prefería mantener bien tapados. Así que tuve que buscar otra forma de decirlo.

- Además, hay ciertos aspectos de mí que a los mundanos les costaría… comprender. Así que prefiero ocultarme a menudo de ellos.

Sobre todo, lo hago en esas temporadas en las que me da el bajón, temporadas parecidas a la que estoy pasando actualmente, aunque en la de ahora hay algo distinto… Algo que, por el momento, no soy capaz de describir.

- Por cierto, es curioso que una chica de tu edad no busque una fotografía o un autógrafo, la mayoría andan como locas por mí…

Ese era un aspecto que me sorprendió de la muchacha, además de todo lo que ya sabía de ella. ¿Habría algo más acerca de ella por descubrir?

avatar
Mensajes : 99

Reliquias : 204

Temas : 2 abiertos


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8822-thomas-blue-id?highlighthttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8826-thomas-s-relationshipshttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8827-thomas-s-record
Hijo/a de
Lylic

Volver arriba Ir abajo

Re: Ojos que no ven | Flashback | CERRADO

Mensaje— por Alya Nathairgid el Lun Jun 26, 2017 2:23 am



✶ OJOS QUE NO VEN ✶

Masas de fans. ¿Era realmente tan importante? Nueva York era un hervidero de famosos, celebridades y personas que aspiraban a conseguir su minuto de gloria, bien fuera televisiva o en un tetrizucho en los últimos números de Broadway. Sí, sus amigas eran, hasta cierto punto, fans de Blue, pero también sentían admiración por otra docena de hombres con los pectorales en su sitio, de uno o dos grupos de música y de los actores que salían en sus series favoritas. Sin embargo, le costaba mucho imaginárselas subiéndose a la espalda de dichos personajes, no, ellas eran más del tipo que hacían carteles y se quedaban en segunda fila, agitándolos con emoción, aspirando a verles de reojo. Mientras tanto, Alya permanecía apartada, sin formar parte de la histeria colectiva, como un miembro inerte de la marabunta.

Pero suponía que parte del ego de los artistas se sustentaba en esa aspiración, en buscar y disfrutar el que les vieran. Y lo mismo debía pasar con los modelos, que literalmente vivían de su imagen. Desconocía si las fans de Blue le robarían los pantalones a la mínima oportunidad, pero sabía cómo podían ser, podía entender el interés de poder pasar desapercibido. Ya que el hombre que caminaba a su lado tenía un arma para ocultarse con que pocos más contaban, ¿por qué no usarla? -Disculpe, ahora creo que era una pregunta algo personal- no lo sentía tanto realmente y había conseguido saciar parte de la curiosidad que le inspiraba aquel hombre a su lado, principal motivo por el que dejaba las preguntas al respecto a un lado, pero ambos eran detalles que nadie más a parte de ella precisaba saber.

—Yo no soy tan… Bueno, tan fan como otras. Le conozco y he visto su imagen en muchos sitios, pero son mis amigas las que de verdad le admiran— “admirar” era una palabra maravillosa para aquella situación, sonaba con más fuerza que otras y, por suerte, no se alejaba demasiado de la realidad —Es por ellas que le he reconocido— admitió tras un instante de silencio. En su fuero interno, surgió la duda. Siempre podía suceder que toda la amabilidad y el encanto anteriores no fueran más que una fachada dispuestas a desmontarse a continuación para darle la patada por verla, de alguna manera, como una extraña, una desagradecida hacia su amabilidad, pero, incluso aunque fuer así no creía que nadie se expusiera de una manera como aquella en mitad de la calle.  

Así que siguió hablando con la misma tranquilidad de antes —Lo cierto es que no me lo perdonarán si se me ocurre decirles que le he visto y no les llevo un autógrafo— ladeó levemente la cabeza —De hecho, es posible que les coma la envidia sin importar cuántos autógrafos les lleve, pero una simple firma me asegurará una pena menor— sonrió, su voz teñida de un tono de disculpa inconfundible que llegó también a sus siguientes palabras. —Verá, no quiero entretenerle, pero le agradecería que me firmara ese par de autógrafos— pidió finalmente, alzando la vista para encontrar los azulados ojos del mayor.

—Si no quería que le vieran supongo que es porque tiene prisa, ¿no? Ha sido muy amable conmigo y no quisiera causarle problemas— quizá estaba siendo fría, o muy seca. Quizá el otro quería escuchar algún alabo más entre sus comentarios, pero dudaba que ni siquiera la más simple de las adolescentes fuera capaz de algo así. Además, ni él parecía el típico famoso, ni tampoco ella era una chica normal de su edad.

O quizá lo era, quizá era la cría más simple que uno pudiera imaginarse, una cría empeñada en creerse distinta al resto, en comportarse de manera diferente a la mínima oportunidad sin otra intención que convencerse y convencer a los pocos con la capacidad de atención para verla. No sabía si prefería pensar de aquella manera, o dejarse llevar por la mentalidad de colmena adolescente y convertirse en una gritona más entre el gentío de un concierto abarrotado o un pase de modelos mínimamente accesible. Fuera lo que fuese, no creía razonable dar demasiadas pistas sobre la respuesta a un completo desconocido que acababa de cruzarse y cuanto más tiempo pasara, más sabría.


Última edición por Alya Nathairgid el Lun Jun 26, 2017 10:56 pm, editado 2 veces
avatar
Mensajes : 52

Reliquias : 142

Temas : 0/3


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8858-alya-nathairgid-idhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8883-alya-nathairgid-rhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8913-alya-nathairgid-cr#77155http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8862-a-tale-of-a-murder-busqueda-0-1-3
Nefilim cazador/a

Volver arriba Ir abajo

Re: Ojos que no ven | Flashback | CERRADO

Mensaje— por Thomas Blue el Lun Jun 26, 2017 10:46 am

OJOS QUE NO VEN

→Viernes →Tarde →Calles de la ciudad →Clima frío

¿Admiración? Cómo iba alguien a admirar a una persona que ha visto su vida resuelta como por arte de magia y que presume de su cuerpo en carteles y spots publicitarios, yo no admiraría a tal persona, simplemente podría sentir cierta atracción por su belleza, pero nada más. Ciertamente, no creo que tales masas de fans sientan admiración por mi persona, sino obsesión por mi físico. Así que, en cierto modo, me alegré de saber que la chica medio hada no era parte de esas masas.

- Por supuesto, no hay problema, así puedes darles a esas amiguitas tuyas un golpe en los morros con los autógrafos -le guiñé un ojo y le sonreí de forma picarona.

Agarré el par de cartulinas que la chica me entregó y con un par de movimientos rápidos dejé mi firma grabada en los folios.
Ciertamente, si tenía prisa, casi olvidé que debía asistir a una reunión con unos futuros asociados a mi empresa, y no creo que les gustase que el interesado en tales acuerdos llegara tarde a tal reunión, así que, tras ese ratito, tuve que despedirme de la muchacha.

- Bueno guapa, debo marcharme a una reunión importante -le entregué una tarjeta de mi empresa, en la que tenía apuntado mi número de móvil-. Y si alguna vez vuelves a necesitar darles con algo en las narices a tus amigas, avísame -vuelvo a guiñarle el ojo y me marcho a toda prisa.

El hecho de ayudar a alguien por el hecho de hacerle sentir superior ante otras personas que te tratan como diferente por el hecho de no sumarte a las masas es algo que siempre me ha sentado bien. Quizá sea consecuencia del rechazo y el maltrato que sufrí cuando era pequeño, por ser distinto a los demás, quién sabe.

avatar
Mensajes : 99

Reliquias : 204

Temas : 2 abiertos


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8822-thomas-blue-id?highlighthttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8826-thomas-s-relationshipshttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8827-thomas-s-record
Hijo/a de
Lylic

Volver arriba Ir abajo

Re: Ojos que no ven | Flashback | CERRADO

Mensaje— por Alya Nathairgid el Lun Jun 26, 2017 10:39 pm



✶ OJOS QUE NO VEN ✶

Examinó los autógrafos en sus manos con una mirada casi analítica, a pesar de saber que no le aportarían más información de aquel tipo de la que conseguiría al mirar una de sus fotografías o carteles. Después, sonrió, con amabilidad auténtica —Muchas gracias— no había nada que más odiara una joven como Alya que ser tratada como una chiquilla, pero lo cierto es que al día siguiente planeaba avisar a sus amigas de aquella adquisición para tenerlas en vilo hasta el lunes. Por favor, sabía que no iba a esperarse al día siguiente. Posiblemente lo primero que hiciera nada más entrar por la puerta de casa fuera agarrar el móvil y avisarlas de la sorpresa que guardaba, justo después de contarle una excusa convincente a su abuela para justificar el retraso en su retorno.

No podía negar que el modelo era amable y sabía ganarse a la gente. Ella misma casi había enterrado el hecho de saber que lo que tenía delante era casi cualquier cosa menos un ser humano y eso que hacía nada que le conocía en persona. Si trataba la mitad de bien a las que sentían mayor interés hacia los de su gremio, podía asegurarse la fidelidad de bastantes de las que ya le siguieran.

Leyó de una pasada la tarjeta y se la guardó en un bolsillo de la chaqueta del uniforme, junto al móvil. Tendría que buscar un lugar donde guardarla en su habitación. No creía que su abuela decidiera de un día para otro convertirse en una madre helicóptero de las que buscan droga hasta en la pasta de dientes, pero tampoco estaba de más cubrirse las espaldas y tener el papel a buen recaudo. —Lo haré, gracias. Espero que le vaya bien en su reunión— se despidió lo bastante alto para que la escuchara, pero casi demasiado tarde, cuando ya estaba alejándose.

No permaneció más de un par de segundos en el sitio, observando cómo se alejaba e intentando intuir si había vuelto a hacerse invisible, antes de que el gentío a su alrededor volviera a ser tan ruidoso como siempre y la gente volviera a esquivarla entre sonidos de molestia por estar casi en medio de la calle sin moverse. Dio media vuelta sobre sus talones y empezó a caminar para deshacer el corto paseo recorrido con el modelo, sin prisa, porque ya llegaba tarde y un minuto más o menos no iba a cambiar demasiado la cara que le pondría.

Y así, la chica en uniforme se perdió en la marea humana de las calles de Manhattan.

✶ TEMA CERRADO ✶

avatar
Mensajes : 52

Reliquias : 142

Temas : 0/3


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8858-alya-nathairgid-idhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8883-alya-nathairgid-rhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8913-alya-nathairgid-cr#77155http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8862-a-tale-of-a-murder-busqueda-0-1-3
Nefilim cazador/a

Volver arriba Ir abajo

Re: Ojos que no ven | Flashback | CERRADO

Mensaje— por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
está

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.