03/12 - Estimados habitantes del submundo. ¡Los nefilims vuelven a estar disponibles!


07/08 - Estimados habitantes del submundo. ¡Aquí tenéis las noticias con las actualizaciones/nuevas propuetas/ideas del foro! ¡Pasaos cuanto antes a echar un ojo!


10/06 - Estimados habitantes del submundo. Ahora tenéis una forma de llevar el recuento de las habilidades especiales de vuestras armas. ¡Sólo tenéis que pasaros por este tema para tener al día el tiempo que os queda hasta la próxima recarga! ¡Pasáos cuanto antes!


04/06 - Estimados habitantes del submundo. Como habréis comprobado, la raza de los nefilim vuelve a estar abierta para todo el mundo <3 Y aunque aún no ha habido actualización de noticias... ¡no desesperéis! ¡Que antes de lo que podáis pensar estarán en vuestra bandeja de entrada ardiendo con el fuego celestial!


31/03 - Estimados habitantes del submundo. Como habréis comprobado, la raza nefilim tiene las letras en rojo en el censo del tablón. Eso indica que, hasta nuevo aviso, la raza está temporalmente cerrada por sobrepoblación. Sin embargo, antes de llevaros las manos a la cabeza definitivamente, esperad a tener un nuevo aviso por nuestra parte, pues estamos sopesando algunas cositas. ¡Un saludo! <3


07/03 - ¡¡Queridos habitantes del submundo!! ¡Aquí llegan las últimas noticias del foro! ¡Leedlas atentamente y no perdáis ni un solo detalle!


36 # 36
22
NEFILIMS
5
CONSEJO
8
HUMANOS
11
LICÁNTRO.
8
VAMPIROS
13
BRUJOS
5
HADAS
3
DEMONIOS
0
FANTASMAS
Últimos temas
» Sombras bajo acecho
Hoy a las 2:03 pm por Aiden E. Blake

» Petición de personajes canon
Hoy a las 6:03 am por Christopher O'Dare

» Registro de avatar
Ayer a las 7:31 am por Emily Yates

» [Trama global] Sigue las migas, lobito feroz |Laila VanMaxwell y Lizzie Peyton|
Jue Dic 14, 2017 10:29 pm por Arcángel Raziel

» [Flashback] Skates and fairy dust || Derek F.
Jue Dic 14, 2017 9:32 pm por Sugar Beth Gwendoline

» ¿SABÍAS QUÉ...?
Jue Dic 14, 2017 2:43 pm por Alabaster C. Torrington

» Time to rewind || Jeremy A.
Jue Dic 14, 2017 2:27 pm por Jeremy Aston

» ¡Busco compis de piso! (1/2)
Jue Dic 14, 2017 5:20 am por Ulises Rodriguez

» HEY YOU! [flashback] ~ Alabaster
Jue Dic 14, 2017 12:26 am por Alabaster C. Torrington

» Stupid Coffe (Libre)
Miér Dic 13, 2017 5:41 pm por Osian Hughes

» Assholes are always accompanied by problems [Priv]
Miér Dic 13, 2017 5:30 pm por Michael Stenberg

» The little sister, The Parabatai & The Mistress (2/3) + Tramas
Miér Dic 13, 2017 4:29 pm por Lucca D'Altrui

» Don't worry is not my blood [Libre]
Miér Dic 13, 2017 4:08 pm por Bianca Salvatore

» Strikeout [Priv]
Mar Dic 12, 2017 9:02 pm por Aiden E. Blake

» Pro Infinite [Privado]
Mar Dic 12, 2017 8:28 pm por Bianca Salvatore


No toda la oscuridad esconde monstruos (Gustave N. Grey)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

NO TODA LA OSCURIDAD ESCONDE MONSTRUOS
→ Playa de Coney Islad, noche fría

Le encantaba el sonido del mar, ese vaivén armónico era relajante y reconfortante, parecía como si el sonido de las olas lo embriagase y lo absorbiese e incluso parecía como si pudiesen llevarse todos los problemas con ellas cuando regresaban a los más profundo... quizá podría regresar un día para desconectar, pasar un buen rato allí, bañarse y hacerse en muerto en el agua mientras la corriente lo lleva donde le plazca... quizá otro día... otra noche como aquella mientras la playa esta practicamente desierta, sólo ocupada por los grupitos de mundanos que hacían botellón en la orilla, tocaban música y reían a carcajadas ajenos a todo.

Quizá otra noche... pero sin duda no aquella. Zack se había ofrecido voluntario para un reconocimiento rutinario en las afueras. no era ningún secreto para los nefilims que Coney Island era en cierta medida territorio de los lobos, y sin duda él no quería darles a entender que estaba allí de visita hostil, sólo pretendía esclarecer cierta actividad que había hecho saltar la alarma en el Instituto. Últimamente se estaban sucediendo más ataques y problemas en la ciudad, sus compañeros cada día le contaban enfrentamientos con los demonios pero también con otros subterráneos. El submundo estaba revuelto y debían de encontrar la forma de restablecer la estabilidad o todo se iría al traste.

Caminó hasta la orilla y fue dando un paseo concentrado en el sensor, que había comenzado a vibrar sutilmente mientras se adentraba en la arena. Qué haría un demonio en la playa? Era un poco extraño... No pasó mucho rato hasta que el sensor comenzó a dar señales muy claras de presencia demoníaca, Zack sacó su estela y activó algunas runas que creyó importantes para luego desenfundar su cuchillo serafín y aprovechar la oscuridad de la noche para pasar desapercibido, aunque en un espacio tan abierto iba a ser complicado...

Recorrió varios metros sin encontrar nada hasta encontrar una hoguera y un grupo de chicos peleándose entre ellos, al nefilim no le importó demasiado lo que discutían, sólo le importaron los tres demonios araña gigantes que rondaban entre ellos... Kuri...
Cuando los demonios se percataron de la presencia del cazador se lanzaron a por él sin reparo, alzando todos sus brazos dispuestos a agarrarle con las pinzas y desgarrarle con los colmillos.
Zack esquivó sus ataques aunque con tantos brazos era difícil centrarse en uno. Ocho por demonio, lo que suponía veinticuatro extremidades que querían matarlo. Con la ayuda del cuchillo serafín fue cortando una a una los brazos que tenía oportunidad, cabreando al demonio del que eran parte. Ya había luchado en el pasado con ese tipo de demonios, debía de tener cuidado con el veneno de sus colmillos, asi que mejor no dejarse morder.

Uno de ellos le golpeó con fuerza con varios brazos a la vez y lo lanzó al suelo, mientras otro de los Kuri se abalanzaba contra él dando un salto. Zack aprovechó el movimiento para rodar hacia delante, colocandose bajo el cuerpo del Kuri que todavía no había llegado al suelo, sacó otro de sus cuchillos durante el movimiento y clavó ambos en el vientre del demonio, desgarrandolo debido al impulso. El Kuri profirió un grito gutural, se estremeció en el suelo y se desvaneció entre la arena.
Se incorporó de inmediato y encaró a los dos Kuri que quedaban, sonriendo con cierto cinismo, emocionado. Dio un salto colocandose entre ambos demonios y loas tres se sumergieron en un baile de golpes, bloqueos y movimientos dificiles de percibir para cualquiera, Zack había perdido facultades debido al tiempo que había estado disperso en sus problemas personales, era consciente de haber perdido facultades y se había comprometido a enmendarlo, pero quizá había sido un poco prepotente comenzar patrullas en solitario siendo consciente del bajo nivel físico que ahora tenía.
Y si alguno de aquellos kuri decidía atacar a los mundanos? Podría Zack defenderse de ellos y a la vez proteger a los humanos? Por suerte ninguno de los demonios parecía prestarle atención ya a los mundanos, que habían dejado de pelearse y comenzaba a recoger sus cosas abandonando el lugar mientras el nefilim seguía combatiendo y buscaba una zona suficientemente alejada como para que ningún mundano estuviese cerca.

Entonces uno de los Kuri lo agarró por el hombro con una de las pinzas y lo tiró al suelo, se puso encima de él y abrió las fauces para clavarle los colmillos, que goteaban el veneno viscoso, Zack interpuso sus dos cuchillos serafin entre los dientes afilado y él aunque algo del veneno le cayó en la mejilla mientras intentaba alejar las fauces del kuri de su cara.
El otro demonio se acercó por un lateral dispuesto a ayudar a su compañero y en ese momento Zack pensó lo estúpido que había sido por ir solo.

avatar
Mensajes : 159

Reliquias : 208

Temas : 4/5


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8836-zach-cooperhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8857-zack-s-worldhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8856-agenda-de-zack
Nefilim cazador/a

Volver arriba Ir abajo

NO TODA LA OSCURIDAD ESCONDE MONSTRUOS
→ Playa de Coney Islad, noche fría

El mar por las noches era un buen sitio para reflexionar. Tranquilo, no del todo silencioso pero tampoco ruidoso en extremo, con el delicado sonido de las olas alejándose y acercándose a la orilla, era el lugar perfecto para detenerse a pensar. Y era la única manera en la que el vampiro podía visitar la playa, de noche, bañado por la luz de la luna, protegido por la oscuridad nocturna de los rayos solares que tan mortales eran para él ahora.
Y ciertamente Gustave tenía muchas cosas en las que pensar.

Para empezar, su familia. Había vuelto del extranjero, sí, pero ¿lo recibirían con los brazos abiertos? Gus estaba convencido de que no, al menos no su padre, que le había dejado bien claro lo que pensaba en la época en la que el joven se marchó a vivir con el Aquelarre de Dakota. ¿Y sus hermanos?
Conocía muy bien a Rossem como para pensar que lo perdonaría con facilidad por haber desaparecido sin explicación alguna. Solo esperaba que tarde o temprano lo hiciera; realmente le tenía mucho cariño a sus hermanos como para vivir con uno de ellos, o ambos, odiándolo. Bueno, vivir, lo que se dice vivir... era solo un decir.

Dakota. Esa era otra cosa en la que tenía que pensar. No se había puesto en contacto con ella, ni tenía la intención o las ganas de hacerlo, desde aquella vez en la que sus caminos se separaron por siempre. y si bien una parte de él no quería guardar relación alguna con la vampiresa, había un atisbo de curiosidad en lo profundo de su ser lo suficientemente grande como para preguntarse qué habría sido de ella en todo éste tiempo, aunque más no fuera que por simple empatía.

En tercer lugar, necesitaba con urgencia informarse de los sucesos del "mundo de las sombras" al que aún era bastante ajeno. Siendo como era parte de él ahora, sentía que no le quedaba más opción que conocer su nuevo mundo lo máximo que le fuera posible, si bien estaba seguro de que muchas cosas que descubriera no le harían mucha gracia. Ni siquiera acababa de comprender del todo sus propios poderes; no sabía cómo funcionaban, o por qué; no le gustaba no saber por qué debía alimentarse de otras personas para sobrevivir, aunque, claro, lo hacía sin dudarlo. Quería saber. Tenía demasiadas preguntas, y no sabía a quién acudir para conseguir respuestas.

Continuó caminando durante un rato a la luz de la luna, sin rumbo fijo, en una posición relajada pero sin dejar de pensar ni por un segundo. Y de repente, cortando la tranquilidad de la noche con un murmullo creciente que claramente indicaba pelea, Gustave se encontró con una escena de lo más peculiar, en la cual un chico luchaba cuerpo a cuerpo contra... bueno, el vampiro no tenía ni la menor idea de qué eran aquellas cosas contra las que el chico estaba peleando, pero parecían tenerlo acorralado.
Miró a un lado y al otro de la playa para corroborar que nadie más hubiera sido atraído por los sonidos de la pelea. Estaban solos.

Sabiendo que posiblemente estaba por hacer algo increíblemente estúpido, Gus se adelantó unos cuantos pasos para acercarse a la acción y sujetó con fuerza a una de aquellas criaturas, que estaba encima del chico desconocido y a punto de atacarlo, y la arrojó lejos para darle al muchacho la oportunidad de levantarse, o defenderse, o lo que fuera.

avatar
Mensajes : 36

Reliquias : 28

Temas : 2/3

Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8821-my-fault-my-punishment-ficha-de-gustave
Hijo/a de
la Noche

Volver arriba Ir abajo

NO TODA LA OSCURIDAD ESCONDE MONSTRUOS
→ Playa de Coney Islad, noche fría

La presión del kuri era considerable, ya le estaba costando a Zack mantenerla posición y viendo que otro de los kuri se acercaba para terminar el trabajo tuvo que obligar al cerebro a pensar con una rapidez asombrosa. Sin emabrgo antes de que pudiese plantearse cualquier opción, la presión del demonio sobre él desapareció, lo vio salir en volandas y gracias a eso pudo mover los brazos e interceptar al segundo kuri que ya se había lanzado hacia él.

Zack aprovechó el impulso del propio kuri para levantarlo un poco y hacerlo volar por encima, se incorporó a la vez que el demonio caía al suelo, sacó su aegis de la funda de la pierna y la clavó en lo que debería de ser el cuello del kuri. Volvió a incorporarse y giró sobre él mismo para buscar al demonio que faltaba, que estaba enzarzado con un chico que había salido de la nada.
El canadiense no se paró demasiado a pensar qué hacía aquel tipo allí, sólo le importó verle pelearse contra el kuri, comprendiendo entonces por qué de pronto había dejado de sentir la presión del demonio sobre él. Era más que seguro que aquel desconocido se lo había quitado de encima, eso al menos significaba que no lo quería muerto.

Se apresuró a dar varias zancadas hasta alcanzarlos y aprovechó que el kuri estaba totalmente centrado en el otro adversario para realizar varios cortes limpios en su cuerpo de nuevo con el aegis en la mano, haciendo que se desvaneciese en el acto. Adoraba ese cuchillo, era la mejor adquisición que había podido hacer en años.
Cuando los demonios se hubieron esfumado y sólo quedaba de ellos el ligero polvillo que dejaban al desaparecer, Zack buscó con la mirada al chico desconocido que le había ayudado, quería agradecerle y advertirle de que tuviese cuidado en el futuro. Sin embargo cuando sus ojos encontraron los de él, comprendió nada más verle que no era un nefilim lo que tenía delante, sino un vampiro.

No iba a ser maleducado pensando que quizá su pelea no había terminado, aquel vampiro le había ayudado y eso bien merecía un agradecimiento. En los últimos meses Zack había podido comprobar como no todos los subterráneos eran trigo sucio y, en ocasiones, era mejor dejar los prejuicios a un lado. Sin embargo algo sí le inquietó, estaban muy cerca del territorio de los Praetor, y si algo era bien sabido era que los licántropos y los vampiros no se llevaban demasiado bien. Qué hacía él entonces por Coney Islad?
 
  - Gracias... creo que te debo una, si no hubieses llegado en ese momento ahora mismo sería pasto de kuri - decidió finalmente enfundar aegis y sus otros dos cuchillos serafines, uno de los cuales se había quedado tirado en la arena al desenfundar su más reciente arma. Se acercó al arma, le sacudió un poco la arena y la guardó - Ha sido todo un momentazo ese de hacer volar al demonio, empezaba a ahogarme - rió levemente quitandole hierro al asunto - ¿Qué haces por esta zona? No es el mejor lugar para pasear para ti... dime, estas solo?

La idea de un clan vagando por la costa de la isla le produjo un escalofrío... y si acababa de descubrir a algún informador secreto que controlaba los movimientos de los licántropos? Sacudió un poco la cabeza para quitarse aquella idea y de paso para sacarse los granos de arena que se le habían colado entre el pelo. Lo miró después y espero a ver si tenía intención de contestarle.

avatar
Mensajes : 159

Reliquias : 208

Temas : 4/5


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8836-zach-cooperhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8857-zack-s-worldhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8856-agenda-de-zack
Nefilim cazador/a

Volver arriba Ir abajo

NO TODA LA OSCURIDAD ESCONDE MONSTRUOS
→ Playa de Coney Islad, noche fría

Una vez que las criaturas hubieron desaparecido gracias al chico desconocido que ahora Gus tenía enfrente, el vampiro se acercó con la intención de preguntar si aquel joven se encontraba bien. Mas cuando lo vio más de cerca se dio cuenta de que aquella pregunta estaba fuera de lugar: claramente aquel joven estaba entrenado para enfrentarse a aquel tipo de cosas, emanaba un aura fuerte, de luchador; claramente no era la primera vez que vivía una situación similar. En lo más recóndito de su mente, una voz femenina cargada de desprecio se hizo escuchar. Nefilims, dijo la voz, el recuerdo de la voz de Dakota hablando. No recordaba mucho más que eso y el hecho de que todos ellos llevaban tatuajes negros por toda la piel, "runas", les llamaban, que su tarea era luchar contra demonios y que aparentemente odiaban a los subterráneos, que era el nombre que se les daba a todas las criaturas como Gus, criaturas que hasta antes de conocer a la vampiresa él negaba que existieran.

Y allí estaba ahora, como uno más de ellos, paseando bajo la luz de la luna porque de salir en pleno día se vería reducido a cenizas, intentando aprender todo lo posible de un mundo al que se veía obligado a pertenecer a la fuerza, un mundo que le era prácticamente desconocido.

-No hay de qué...- dijo con modestia cuando el otro joven le agradeció por ayudarlo, y recibió los cumplidos de manera igualmente modesta, ya que aún no se terminaba de formar una idea de qué pensar acerca de sus nuevos poderes y capacidades. ¿Eran algo bueno, o, por el contrario, lo volvían más peligroso?
-¿Por ésta zona...?- repitió confundido, mirando alrededor en busca de algún indicio que le dijera por qué estar solo en aquel lugar se convertía en algo extraño. No encontró nada que así se lo indicara. Supuso que el chico sabía más de lo que él mismo conocía, y cierta curiosidad comenzó a despertar en su interior. ¿Por qué la playa sería un sitio peligroso para él?

-Disculpa, pero no comprendo de lo que me estás hablando- dijo con corrección pero manteniendo ligeramente su tono señorial, aquel que parecía darle un aspecto sublime y principesco, mas no arrogante en absoluto, el que hacía parecer que conocía todas las respuestas aunque claramente no fuera así. Solía utilizarlo inconscientemente para evitar demostrar que estaba en situación de desventaja frente a las personas que sabían más que él sobre el asunto que se estuviera tratando en el momento. Lo había aprendido de su padre.

avatar
Mensajes : 36

Reliquias : 28

Temas : 2/3

Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8821-my-fault-my-punishment-ficha-de-gustave
Hijo/a de
la Noche

Volver arriba Ir abajo

NO TODA LA OSCURIDAD ESCONDE MONSTRUOS
→ Playa de Coney Islad, noche fría

Frunció el ceño al darse cuenta de la confusión del vampiro, ¿realmente era posible que no supiese donde se encontraba? El territorio de los Praetor no era el mejor sitio para él pero sin duda, por sus ojos y la forma en que lo miraba, no tenía ni la menor idea de dónde estaba.
  - ¿Eres nuevo en Nueva York? Deberías unirte a algún aquelarre o al menos buscar a alguien que te informe... los lobos y los tuyos no se llevan nada bien, y resulta que ahora mismo estas en territorio de una de las organizaciones lobunas. No es que sean una manada... son más bien un grupo que trabaja como "puente" para los recién convertidos... pero no creo que sea bueno que vayas sólo por ahí. Los Praetor son buena gente pero mejor que te busquen ellos a encontrartelos de bruces.

Zack nunca se había encontrado con un subterráneo nuevo, ni si quiera le había pasado en Quebec, los recién llegados siempre se buscaban la vida intentando unirse a los grupos y con el tiempo todos parecían ser el mismo, pero aquel chico estaba realmente desconcertado, casi parecía que acabase de aterrizar de quién sabe dónde y estuviese ubicandose en la zona.
  - Soy Zack... eres de la isla o has llegado de fuera?

El sensor emitió un sutil pitido que hizo reaccionar al nefilim casi al instante. Lo cogió con ambas manos y lo estuvo observando durante unos segundos pero, a pesar de la tensión que había creado, no volvió a emitir sonido alguno. Le dio un par de golpecitos con la mano por si se había estropeado pero parecía estar perfectamente así que volvió a guardarlo sin preocuparse demasiado.
  - Parece que no hay de que alarmarse más. Esos demonios se habrán separado de algún grupo que rondará por la isla. Debería ir a echar un vistazo por el resto de la playa por si aparece alguno más, si quieres puedes venir conmigo así si nos encontramos con algún lobo no habrá problemas.

Se ajustó las armas mientras esperaba que el vampiro decidiese acompañarle o no. Nunca había compartido camino con un hijo de la noche... de hecho nunca se había relacionado con ninguno de ellos, pero estaba dispuesto a cambiar su vida, dejar el pasado atrás. El Zack de Quebec debía de dejar de existir, con todo lo que ello suponía, y qué mejor forma para empezar que caminar junto a un vampiro?

A Nate le hubiese dado un ataque si lo hubiese visto...

avatar
Mensajes : 159

Reliquias : 208

Temas : 4/5


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8836-zach-cooperhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8857-zack-s-worldhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8856-agenda-de-zack
Nefilim cazador/a

Volver arriba Ir abajo

NO TODA LA OSCURIDAD ESCONDE MONSTRUOS
→ Playa de Coney Islad, noche fría

Lobos.
Gus se había olvidado casi por completo de los lobos. Nunca tuvo la (mala) suerte de tener que enfrentarse a uno de ellos, sus caminos nunca se habían cruzado. Solo sabía de sus enemigos naturales lo que le habían contado en el aquelarre de Dakota; y, al igual que con los Nefilim, no había sido una conversación particularmente extensa.
Sí, Gustave sabía muchas cosas de ellos, como por ejemplo debilidades, fuertes, algunas características que los identificaban, pero nunca había sido informado de sus territorios. Supuso que Dakota jamás pensó que se pasearía solo por las poco iluminadas calles de Nueva York, sin su compañía.

Cuando el chico se presentó, el vampiro, por costumbre, le tendió la mano con formalidad.
-Gustave- se presentó, sin mencionar su apellido. El nombre "Grey" era demasiado conocido como para lucirlo sin llamar la atención. Y ante la pregunta de Zack sobre su tiempo en el lugar, no pudo evitar sonreír un poco.
-Nací aquí. Viví toda mi vida en éste lugar. Literalmente- añadió al recordar (solía olvidarlo, a veces) que ya no estaba vivo, que había muerto.

Oyendo hablar al muchacho, Gustave se dio cuenta de lo mucho que tenía aún por aprender, de que su situación en relación al mundo de las sombras era la misma que la de un infante intentando aprender a caminar en el mundo que aún le era desconocido.
En definitiva, no era tan todopoderoso como le habían hecho creer cuando le convencieron de transformarse. Tenía enemigos naturales, reglas que seguir, debilidades. El poder que le habían prometido venía defectuoso.
Intentó enfadarse con Dakota al respecto. Era culpa suya después de todo, por convencerlo, por engatusarlo, por embriagarlo con promesas. Pero... Había algo en Dakota que impedía que te enfadaras con ella por cosas como esas. Al menos, él no era capaz de hacerlo.

Curioso y un poco confundido cuando Zack habló de demonios y le ofreció dejarlo acompañarle en caso de que los lobos aparecieran por el lugar, Gus vio una oportunidad para comprender mejor la situación en la que se encontraban tanto él como el resto del mundo. Además, no quería problemas con nadie.
De modo que lo siguió, acoplando su ritmo de caminata al de él, observándolo con moderada intriga.
-Hablas de demonios como si se tratase de algo muy normal... ¿A qué te refieres exactamente?
avatar
Mensajes : 36

Reliquias : 28

Temas : 2/3

Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8821-my-fault-my-punishment-ficha-de-gustave
Hijo/a de
la Noche

Volver arriba Ir abajo

NO TODA LA OSCURIDAD ESCONDE MONSTRUOS
→ Playa de Coney Islad, noche fría

Torció el gesto ante la referencia a su vida, sin duda debía de ser extraño para un vampiro rememorar sus años con vida y más aún pasear por las zonas por las que lo había hecho mientras aún respiraba. Supuso que sería algo "parecido" a lo que sentiría él si regresase a los sitios que había compartido con Nate, las vistas le revolverían el estómago seguramente y le harían sentirse peor de lo que ya estaba.

Tuvo el impulso de sacar su teléfono del bolsillo y mirarlo como tantas veces llevaba haciéndolo desde que había llegado a Nueva York, pero se limitó a respirar hondo, habían Kuris por la zona y seguramente el grupo con el que acababan de enfrentarse no sería el único, por lo que mejor moverse. Echó a andar hacia el norte, mirando de vez en cuando el sensor y otras tantas de veces al vampiro, extrañado por el desconocimiento de éste tenía sobre su mundo. Quizá Gustave fuese un vampiro reciente y por eso no sabía demasiado de nada y, aunque no era su trabajo ponerlo al día tampoco iba a pasear en silencio el resto de la noche.
  - Llevas poco siendo vampiro? Me sorprende que nadie te haya "introducido". Los demonios son el pan de cada día aqui... bueno aqui y en todas partes, les gusta entrometerse en el mundo real y hacer de las suyas a parte de los idiotas que los convocan por voluntad y nos dan trabajo extra.

A pesar de caminar con normalidad, Zack no bajó la guardia ni un sólo segundo. No sería la primera vez que lo atacaba un vampiro a traición pero con los Acuerdos se le estaba permitido tener cierto grado de confianza ahora hacia los subterráneos, eran pocos en realidad los que desafiaban a la Clave y menos aún los que lo hacían en solitario, pero eso no significaba que no fuese posible así que nunca estaba de más mantenerse alerta.
  - Esos que me han atacado antes se llaman Kuri, sus brazos son molestos pero lo peligroso son los colmillos, si te muerden su veneno te corroe la piel y créeme, duele, además que si te inyectan demasiado puede ser letal... si te encuentras más de esos trata de que no te muerdan... aunque... supongo que en tu caso no te mataría...

"...porque ya estás muerto..." quiso decir, pero le pareció un poco maleducado. Le había ayudado a deshacerse de los kuri y él le había invitado a caminar juntos asi que mejor ahorrarse cosas evidentes que podrían causar silencios incómodos. Anduvieron un rato más sin que el sensor diese señales extrañas y al final Zack empezó a creer que realmente ese grupo sería el único que rondase la playa, sin embargo le parecía raro porque por lo general solía encontrar siempre dos o tres grupitos cerca cada vez que se enfrentaba a ese tipo de demonios. Quizá, después de todo, esos tres sólo habían sido incautos y se habían alejado de su grupo para "divertirse" un poco, y les había costado caro.
Desvió la mirada hacia Gustave y frunció el ceño pensando en lo extraño que le resultaba que no supiese demasiado del submundo.
  - No sé muy bien cómo funciona vuestra... bueno, vuestra jerarquía. No os enseñan los veteranos las cosas básicas? No aprendéis del resto del aquelarre? - alzó una ceja levemente al dar con algo que no se le había ocurrido y se rascó la nuca en un gesto despreocupado - O eres de esos que van por libre?

No le gustaban demasiado los liberales, prefería los vampiros de aquelarre, porque al menos aunque no conociese al susodicho sí sabía qué normas se regían en los aquelarres de Nueva York y en base a eso sabía qué podía esperar del vampiro en sí. Pero si Gustave era de esos que prefería no unirse a un grupo y sobrevivir sólo... qué podía esperar de él?

avatar
Mensajes : 159

Reliquias : 208

Temas : 4/5


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8836-zach-cooperhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8857-zack-s-worldhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8856-agenda-de-zack
Nefilim cazador/a

Volver arriba Ir abajo

NO TODA LA OSCURIDAD ESCONDE MONSTRUOS
→ Playa de Coney Islad, noche fría

Gustave asintió repetidas veces a medida que asimilaba la información que el chico le estaba ofreciendo tan amablemente. Le inquietaba especialmente la frase "Los demonios son el pan de cada día aqui... bueno aqui y en todas partes"; no pudo evitar pensar en sus hermanos, quienes estaban allí fuera, rodeados de un mundo cuya existencia desconocían, pero casi tan en peligro como los que sí estaban al tanto de todo...
-Sé una cosa o dos acerca de los demonios- explicó -Pero me temo que soy relativamente nuevo en éste mundo y no sé tantas cosas como quisiera. Tres años, nada más- añadió, quedándose momentáneamente en silencio tras decir lo último. Había hecho tantas cosas, descubierto tanto, en esos tres años, que se sentían más bien como tres siglos.

Gus continuó caminando junto a Zack sin decir nada, recordando que en alguna que otra ocasión le habían advertido no confiar en aquellos que se hacían llamar Nefilims, que despreciaban a los de su clase, que se creían superiores, que cortaban las libertades de los subterráneos como si de verdad tuvieran derecho a hacerlo. Sin embargo, hasta el momento el joven no había presentado ningún rasgo de arrogancia, de maltrato hacia su persona o ningún intento de reprimirlo, lo que al vampiro le llevó a pensar que seguramente en más de una ocasión esas advertencias en contra de los Cazadores de Sombras eran fruto del rencor y el odio hablando, y no de la razón y la lógica.
Él entendía perfectamente lo que era dejarse llevar por el rencor, pero también comprendía que no podía juzgar a una sola persona por la manera general de actuar de su gente, y, por lo tanto, decidió confiar en su acompañante en la medida de lo posible. Tenía bastante fe en sus propios poderes como para imaginar que de complicarse la situación podría escapar sin mayores problemas.

Cuando el chico preguntó si estaba en un aquelarre o por el contrario era de esos que preferían no estar atados a ningún grupo, las imágenes de sus primeros dos años como vampiro se amontonaron en su cabeza. Aquel tiempo en el que había vivido con Dakota y los suyos, lejos de su familia. Su decisión definitiva de mudarse a Europa tras descubrir los actos ilegales que su aquelarre realizaba a espaldas de la ley; su distanciamiento del aquelarre y su decisión de vivir por su cuenta a partir de entonces. Lamentablemente ya no confiaba en los grupos de vampiros como lo había hecho en un principio, cuando, si bien se había mostrado bastante suspicaz, había aceptado la situación con considerable rapidez.

-No pertenezco a ningún aquelarre- informó sin entrar en mayores detalles, y continuando su caminata en silencio luego de hacerlo.
avatar
Mensajes : 36

Reliquias : 28

Temas : 2/3

Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8821-my-fault-my-punishment-ficha-de-gustave
Hijo/a de
la Noche

Volver arriba Ir abajo

NO TODA LA OSCURIDAD ESCONDE MONSTRUOS
→ Playa de Coney Islad, noche fría

Asintió lentamente mientras escuchaba al vampiro sin dejar de mirar el sensor por si aparecía alguna señal, aunque parecía que esa noche no iban a haber más problemas en la playa. Se quedó pensando unos minutos sobre lo de ser "nuevo" en el mundo de la noche, él nunca había experimentado un cambio así en su vida, había nacido nefilim y eso es lo que sería por el resto de sus días, por lo que la idea de ser un mundano corriente y de pronto verte inmerso en un mundo oscuro que desconoces era algo difícil de imaginar... y difícil de digerir.
Miraba a Gustave de vez en cuando mientras este hablaba, suponía que tendría familia, amigos, una pareja que le estuvo esperando durante un tiempo... ¿cómo explicarle a toda esa gente que ya no eres quién conocían? Sabía que había un vampiro que visitaba el instituto de vez en cuando aunque no le había conocido en persona, un amigo de los Ligthwood que parecía tener carta blanca a la hora de entrar en su hogar, pero salvo él Zack no conocía a ningún otro vampiro que siguiese viviendo entre los mundanos de su entorno de cuando era humano.
  - ¿Y tu familia? ¿Saben lo que te ha pasado? - En realidad Zack no sabía muy bien cómo abordar aquella situación, ¿debía de enviarlo a los Praetor? Al fin y al cabo ellos se encargaban de acoger a los nuevos hijos del submundo pero siendo lobos no estaba muy seguro de si acogerían a un vampiro - ¿No hay nadie que te acompañe o que te ayude en el tiempo que te ubicas?

¿Estaba él acaso obligado por los Acuerdos a prestarle ayuda? Lo cierto era que no lo sabía y, aunque acababa de conocerle, tampoco le transmitía malas vibraciones. No sería la primera vez que sabía de un vampiro que no era todo sangre y destrucción. Sus instintos estarían ahí, claro, pero era decisión de cada uno en qué quería convertirse.
No le gustaba que fuese por libre pero tampoco podía obligarle a unirse a ningún aquelarre... y conociendo los que había igual mejor que estuviese solo, así al menos ninguno le llenaría la cabeza de tonterías.

Tras unos segundos en silencio y bastantes metros de playa recorridos, Zack decidió que no iban a tener problemas con más demonios, quizá el pequeño grupo que había encontrado al poco de llegar sería uno descarriado de un grupo más grande, pero Coney Island era territorio de los Praetor y él no iba a meterse allí sin un motivo más grande que un puñado de demonios deambulando por las playas. Los licántropos estaban más que preparados para enfrentarse a eso.
Se detuvo cuando llegaron a una empalizada que conducía hacia el paseo marítimo, dudó durante unos segundos pero finalmente sacó un papel y escribió en él su teléfono.
  - Toma... este es mi número, supongo que te irá bien tener a un nefilim al que acudir si te metes en líos o necesitas algo. Yo... debería regresar al Instituto e informar de los demonios.

Le pasó el teléfono y esperó a que lo cogiese mientras se preguntaba si, después de todo, aquello era buena idea. En los últimos meses su vida había cambiado demasiado, había pasado de ser un cazador cegado por las leyes a uno que se relacionaba con los subterráneos... y más aún, que tenía hadas como amigos... Durante una fracción de segundo Zack se preguntó qué estaría haciendo Thomas aunque la curiosidad se vio disipada al notar cómo le vibraba el móvil en el pantalón. Lo sacó del bolsillo y lo miró con rapidez para leer el mensaje que le habían enviado, sonreír sutilmente y volverlo a guardar.

Su hermano siempre encontraba graciosas las cosas más absurdas.

avatar
Mensajes : 159

Reliquias : 208

Temas : 4/5


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8836-zach-cooperhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8857-zack-s-worldhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8856-agenda-de-zack
Nefilim cazador/a

Volver arriba Ir abajo

NO TODA LA OSCURIDAD ESCONDE MONSTRUOS
→ Playa de Coney Islad, noche fría

Gus estuvo a punto de perder un poco -solo un poco- los estribos cuando el Nefilim le preguntó acerca de su familia, principalmente porque no creía que ese fuera una asunto que le competiera en lo absoluto, pero también porque en el fondo, muy en el fondo, aquellas palabras eran para él como echar jugo de limón sobre una herida aún abierta.
-Disculpa, no quiero sonar grosero, pero no creo que ese asunto en particular sea de tu incumbencia- dijo intentando sonar lo más respetuoso posible. Tampoco quería ofender a alguien que tan abiertamente se había brindado a prestarle ayuda, pero su familia era un tema muy personal del que no estaba dispuesto a hablar aún. No, al menos, hasta que no reuniera el valor suficiente como para volver a ponerse en contacto con ellos. No hasta que no considerara que hacerlo no supusiera ponerlos en peligro.

No obstante haber intentado no sonar ofensivo con sus palabras, el silencio previo a que Zack le ofreciera su número telefónico se le figuró bastante incómodo a Gustave, no sabiendo qué decir y temiendo haber provocado cierta tensión en el aire. Por ello mismo agradeció las palabras del chico, no solo por su amable gesto sino también porque rompieron el ambiente que se había creado.
-Gracias- dijo tomando el papel que el muchacho le ofrecía y guardándolo en su bolsillo con mucho cuidado para no perderlo luego -Prometo no ponerme en contacto a menos que sea una urgencia realmente importante- aseguró. Después de todo, habiendo trabajado él mismo en la organización de grandes empresas, sabía mejor que nadie la incordia que era cuando los empleados se comunicaban cada dos minutos para consultar qué debían hacer sobre ésta o aquella situación. Ser Nefilim no era lo mismo que estar al frente de una organización, pero debía asemejarse en algunas cosas, como, por ejemplo, tener que soportar a los neófitos del mundo de las sombras haciendo consultas y cometiendo errores de novato constantemente.

Le tendió su mano formalmente, de nuevo, para despedirse de él.
-Un placer haber coincidido aquí contigo. Espero que la próxima vez que nuestros caminos se crucen sea bajo circunstancias un poco más relajadas- su pensamiento lógico de empresario, ese que se había arraigado en él desde pequeño, comenzó a funcionar de inmediato. No le vendría mal tener un contacto entre los cazadores, por si alguna vez necesitaba de su ayuda, o consejos, o recursos.
En éste nuevo mundo que comenzaba a conocer, no le vendría mal un poco de ayuda.
avatar
Mensajes : 36

Reliquias : 28

Temas : 2/3

Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8821-my-fault-my-punishment-ficha-de-gustave
Hijo/a de
la Noche

Volver arriba Ir abajo

NO TODA LA OSCURIDAD ESCONDE MONSTRUOS
→ Playa de Coney Islad, noche fría

Zack alzó una ceja ante la respuesta del vampiro, no pretendía sonar grosero pero aún así le sentó un poco mal al nefilim, no había sido una pregunta por cotillear sino más por interés, quizá una pizca de preocupación, ignoraba lo que les sucedía a los nuevos vampiros que andaban solos y sin protección. Pero el canadiense siempre había sido cordial en el trato con los demás así que hizo como si no tuviese importancia en pequeño momento tenso que acababa de suceder.
  - No te preocupes, puedes escribirme si necesitas cualquier cosa, no seré el primer ni el último nefilim que trata con los tuyos. Quizá te fuese bien si encontrases a Simon, es buen tio y tiene el respeto de los vampiros aqui en Nueva York. Yo no lo conozco personalmente pero he oído hablar de él y varios de mis compañeros lo ven a menudo. Seguro que te echa un cable.

Se despidió con un gesto despreocupado de la mano y echó a andar por la empalizada hacia el paseo marítimo, más iluminado que la playa debido a las farolas que lo recorrían. Mientras se acercaba activó su glamour haciéndose "invisible" para los mundanos, sin duda la imagen de un chico armado y con aquellas ropas raras no ayudaría a hacerle pasar desapercibido.

La idea de mantener una comunicación con un vampiro no le era tampoco desagradable, había decidido hacía tiempo que iba a dejar de ser el típico nefilim frío y cuadriculado que sólo se relaciona con los suyos, sobretodo después de haber comprobado la variedad de subterráneos que habían en aquel mundo oscuro en el que se movían. Ni todo lo blanco era blanco ni todo lo negro era negro, pero eso era algo que sólo podía descrubir si se dejaba conocer y si empezaba a conocer a más gente fuera de su círculo.

La ruptura con Nate había supuesto un antes y un después para él, un par de años atrás no hubiese creído que le acabaría dando su móvil a un vampiro y mucho menos que acabaría sintiendo algo por un hada. Era él que estaba cambiado o era Nueva York que lo trastornaba?

De momento a Zack sólo le quedaba esperar para ver cómo todas aquellas locuras acababan.

avatar
Mensajes : 159

Reliquias : 208

Temas : 4/5


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8836-zach-cooperhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8857-zack-s-worldhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8856-agenda-de-zack
Nefilim cazador/a

Volver arriba Ir abajo

NO TODA LA OSCURIDAD ESCONDE MONSTRUOS
→ Playa de Coney Islad, noche fría

Gustave se despidió de su acompañante con un asentimiento cuando él comenzó a marcharse, agradeciendo con una sonrisa amable la información brindada por el Nefilim acerca del otro vampiro. Simon... creía haber oído su nombre con anterioridad. No sabía de donde, pero tenía la sensación de que no era la primera vez que ese nombre llegaba a sus oídos.

Una vez que se separó de Zack, intentó volver a concentrarse y pensar en las cosas que ocupaban su mente antes de su encuentro con el joven. ¿Qué debería hacer respecto a su familia?
Una gran parte de él quería permanecer apartado de ellos para no ponerlos en mayor peligro, pero, por otro lado, sus hermanos siempre habían sido su mayor debilidad, y Gus era plenamente consciente de ello. Sabía que no aguantaría por mucho tiempo en la misma ciudad que ellos sin hacer acto de presencia tarde o temprano. Se conocía, no podría evitarlo.
A lo mejor debería escribirle a Ross, aunque fuera una pequeña carta para indicarle que había vuelto. Pero, ¿qué poner en ella?
"Hey, sorpresa, estoy muerto. ¡Pero he vuelto a la ciudad!" ...no, claro que no.

El joven suspiró. Tendría que pensar una mejor manera de hacer oficial su regreso si no quería que Ross le partiera la nariz.
Pero eso ya sería un problema para el Gustave del futuro. Ahora, lo principal era salir de la playa antes de que el sol brillara en lo alto del firmamento, o de lo contrario un Rossem enfadado por su desaparición sería el menor de sus problemas.
avatar
Mensajes : 36

Reliquias : 28

Temas : 2/3

Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8821-my-fault-my-punishment-ficha-de-gustave
Hijo/a de
la Noche

Volver arriba Ir abajo

Contenido patrocinado
está

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.