07/08 - Estimados habitantes del submundo. ¡Aquí tenéis las noticias con las actualizaciones/nuevas propuetas/ideas del foro! ¡Pasaos cuanto antes a echar un ojo!


10/06 - Estimados habitantes del submundo. Ahora tenéis una forma de llevar el recuento de las habilidades especiales de vuestras armas. ¡Sólo tenéis que pasaros por este tema para tener al día el tiempo que os queda hasta la próxima recarga! ¡Pasáos cuanto antes!


04/06 - Estimados habitantes del submundo. Como habréis comprobado, la raza de los nefilim vuelve a estar abierta para todo el mundo <3 Y aunque aún no ha habido actualización de noticias... ¡no desesperéis! ¡Que antes de lo que podáis pensar estarán en vuestra bandeja de entrada ardiendo con el fuego celestial!


31/03 - Estimados habitantes del submundo. Como habréis comprobado, la raza nefilim tiene las letras en rojo en el censo del tablón. Eso indica que, hasta nuevo aviso, la raza está temporalmente cerrada por sobrepoblación. Sin embargo, antes de llevaros las manos a la cabeza definitivamente, esperad a tener un nuevo aviso por nuestra parte, pues estamos sopesando algunas cositas. ¡Un saludo! <3


07/03 - ¡¡Queridos habitantes del submundo!! ¡Aquí llegan las últimas noticias del foro! ¡Leedlas atentamente y no perdáis ni un solo detalle!


27/02 - ¡¡Queridos habitantes del submundo!! Queremos anunciaros que la limpieza de este mes de febrero se realizará entre los días 02 y 03 de marzo, para que tengáis tiempo de poneros al día. Así mismo, estimaremos que las noticias del mes saldrán esta misma semana, aunque sabemos que ya vamos con imperdonable retraso. ¡Perdón por las molestias y gracias por vuestra atención!


07/01 - ¡¡Queridos habitantes del submundo!! Queremos anunciaros que hemos recuperado el dominio del foro satisfactoriamente, de modo que podéis volver a utilizar la dirección anterior, www.cazadoresdesombras-rpg.com, sin ningún problema. Por otro lado, hoy se han realizado las limpiezas del foro. ¡Sigamos trabajando y pasándolo bien como hasta ahora, y perdón de nuevo por las molestias!


02/01 - ¡¡Feliz año nuevo a todo el mundo!! Con motivo de la llegada del ansiado 2017, hemos decidido daros un pequeño regalito. Si miráis en vuestra reserva de reliquias... ¡veréis que han aumentado considerablemente! Es un premio a todos los usuarios que se registraron antes del 01 del 01 por vuestro apoyo ^^Recordaros, además, que las limpiezas se realizarán al final de esta semana. ¡Apurad los últimos post para no perder vuestro color!


36 # 39
21
NEFILIMS
6
CONSEJO
12
HUMANOS
9
LICÁNTRO.
9
VAMPIROS
10
BRUJOS
4
HADAS
3
DEMONIOS
1
FANTASMAS

A este ritmo le cojo manía a Central Park |Lei Haydn|

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

A ESTE RITMO LE COJO MANÍA A CENTRAL PARK
→ SÁBADO → 22:03 → CENTRAL PARK  → CÁLIDO
«¿¿Por qué demonios habré vuelto a venir a Central Park a estas horas de la noche?»

Emily pateó un arbusto con más fuerza de la que había pretendido en un principio, con la secreta esperanza, no podía negarlo, de golpear algo más que simple foresta a su paso; si se topaba con la cabeza de un puñetero elfo, habría estado realmente contenta, porque, ya no tanto por su condición de bruja, sino por todo lo demás, lo cierto era que el pueblo de las hadas en esos días no se encontraba en su lista de visitantes preferidos. Precisamente por eso no era capaz de entender qué demonios le había llevado a perderse por las estribaciones de una de las entradas a la Corte Seelie, pero prefería no darle demasiadas vueltas, ya que si no, sólo podía recordar la vez aquella en que había intentado salvarle la vida a un nefilim y el idiota de Christopher se le tiró encima casi con intenciones de matarla porque no había sido capaz de distinguir lo que estaba pasando.

En realidad, la idiota era ella. Jack se habría cagado en sus castas de saber que se estaba perdiendo porque le había parecido escuchar un gemido de auxilio por la zona cuando rodeaba el parque de camino a casa después de haber ido al apartamento de un cliente a entregar el último pedido que había tenido. Incluso a través de las verjas le había parecido ver una figura moverse y bueno, el resto, como se dice, era historia. Ahora se encontraba perdida entre los árboles porque no era capaz de estarse quieta y de pasar por el lado de una posible llamada de auxilio por temor a que esa muerte cargase en su conciencia. ¿¿Dónde había quedado la Emily que huía de cualquier altercado que pudiese implicarle problemas?? Definitivamente se había vuelto imbécil…

Sólo espero, por favor, no toparme con ningún hada. Cretinadas las mínimas…

Estaba más enfadada consigo misma que con el resto del mundo, ¿pero qué se le podía hacer? Era el resto del mundo el que iba a pagar por su mal genio, aunque al final siempre era ella la que salía perdiendo por ser incapaz de no actuar como una buena samaritana. De hecho, ¿cuánto rato llevaba dando vueltas por ahí? Al mirar su reloj de pulsera se exasperó. Casi media hora sin ver una sola alma que pudiese indicarle que ahí acababa de pasar algo malo, de modo que, tras patear el suelo una vez, se giró con intención de marcharse de allí de una maldita vez, convenciéndose a sí misma de que había hecho todo lo posible y que no iba a quedar sobre su conciencia el no haberlo intentado.

Pero Emily había nacido con mala estrella para estas cosas, al parecer, y siempre que iba buscando sucesos en los que intervenir, al final, terminaba encontrándolos.

Había sido al girarse cuando le había parecido percibir una sombra en movimiento a la derecha, acompañada de uno de los ruidos más desagradables que había escuchado en toda su vida. Con los pelos como escarpias y los ojos entrecerrados, avanzó lentamente hacia el punto de donde creía que provenía el sonido, haciendo caso omiso a sus instintos, que le pedían que saliese de allí corriendo. Se relamió los labios mientras caminaba intentando hacer el menor ruido posible, con el corazón latiendo cada vez más deprisa en su pecho desbocado, y rezando porque fuese cualquier estupidez no peligrosa, aunque con su suerte…

Cuanto más se acercaba, más escalofríos le entraban, y más temblaba su cuerpo, porque aunque no recordaba haber escuchado nada así antes en la vida real, le llegaba un eco de haber visto demasiadas series sangrientas y demasiadas películas de vísceras. A pesar de todo, el impacto fue tan grande que nunca habría podido estar preparada del todo.

Desde detrás de un viejo árbol tuvo la perfecta panorámica de un pequeño claro donde un demonio que no supo reconocer estaba jugando a los médicos con el cadáver de lo que parecía un joven hada, cuya ausencia de brillo en sus ojos de colores atestiguaba que, en efecto, se encontraba más que muerta. Emily se llevó una mano a la boca para intentar no producir ningún sonido que pudiese alertar al bicho de su presencia, entre otras cosas, al vomitar, por ejemplo, y agachó la mirada, notando que el estómago se le revolvía y que los miembros se le enquistaban por la inminente cercanía del peligro. Estuvo tentada de golpearse la cabeza con el tronco del árbol, notando el amargo sabor de la culpabilidad subiéndole por la garganta, junto a la bilis. ¡Si no hubiese dado tantas vueltas! Apoyó la frente contra la madera, aún caliente del día, y reflexionó sobre qué hacer. La chica ya estaba muerta, por lo que ayudarla estaba fuera de juego; pero no podía dejar a un demonio suelto por Central Park. Aquella vez había sido un hada, pero, ¿y si la próxima era una pareja mundana que sólo quería dar un paseo?

Tan concentrada estaba que no se percató de nada de lo que estaba sucediendo a su alrededor que no fuese el desagradable sonido de las garras del demonio abriendo en canal el cuerpo de la pobre hada.


There's a lady who's sure all that glitters is gold, and she's buying a stairway to heaven

Emily Yates
Don't mess up with us!:
avatar
Mensajes : 1162

Reliquias : 1326

Temas : 5/4


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t5208-emily-yateshttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t5234-emily-yates#43065http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t5233-emily-y-sus-encuentros-poco-oportunos
La
Matadragones

Volver arriba Ir abajo

A ESTE RITMO LE VAS A COGER MANÍA A CENTRAL PARK
→ SÁBADO → 22:03 → CENTRAL PARK  → CÁLIDO
No estaba de buen humor. Y esta vez no tenía nada que ver con el mierdoso microclima de Nueva York. Poco me podía importar la llegada del buen tiempo y el aumento de horas de sol cuando me encontraba cada dos por tres rodeado de nephilims que me tocaban los cojones a más no poder, y no, no es que me hicieran nada directamente, pero me echaban miraditas fulminadoras como si a mi me importara un reverendo pepino lo que ellos quisieran y/o pensaran. Por mi parte, me limitaba a actuar como lo hacía de costumbre. Cabe destacar que normalmente no fastidiaba demasiado, tenía demasiadas cosas que hacer como para ponerme a tocarle la moral a un cazador manisuelto y acabar con una buena puñalá angelical en las costillas. No, no le tenía miedo a los hijos de ángel, pero me evocaba tal repulsión el simple hecho de pensar que llegasen a tocarme, que lo mejor era evitarlos a toda costa.

Había pasado todo el día con Dennis, mi sobrino, en el parque de atracciones. Podía asegurar con toda la certeza del mundo que me había subido en todas las atracciones habidas y por haber de ese infierno y quemado más de cincuenta veces gracias al hierro que las constituía. ¿Qué había de divertido en quemarse de esa manera? Nunca me había alegrado tanto de que los mundanos lo forraran todo con plástico, creo que mi trasero se libró por pura chiripa. Cuando dejé al crío en casa de Ellette (mi señora hermana) tenía dos opciones, o irme con mis hermanas pequeñas a algún club a liarla un poco y hacer honor a lo que se solía decir de mi raza, o hacer un rato el moñas por Central Park con el fin de purificar la mierda que estaba acumulando gracias a la contaminación ambiental, las pocas horas de sueño y el estrés sufrido por perseguir a un crío de siete años por todo el condenado parque de atracciones.

Caminé entre los árboles que sumidos en la oscuridad, poseían un aire lúgubre... el perfecto lugar para relajarse y no pensar en nada. Posé mi mano derecha en el grueso tronco de un árbol que parecía tener bastantes años encima y cerré los ojos a la espera de conseguir alguna sensación que no fuera frustración e irritabilidad. Sin embargo, lo que aquel ser vivo me dijo fue muy distinto a la paz que había esperado oír.  Algo no iba bien. Me interné más en la arboleda, esta vez ya ni molestándome en cursiladas faéricas, solamente siguiendo a mi instinto. Entrecerré los ojos, alerta, en cuánto percibí un ruido desagradable que se mezclaba con ese olorcillo que tienen esos seres venidos de la otra dimensión y que resultaban ser primos lejanos míos. Siguiendo la brisa de aire que transportaba el tufo, avancé sigilosamente hasta una pequeña zona que era alumbrada por la luna debido a la falta de árboles.

Aguanté el desagrado que me produjo la situación, porque sí, uno está acostumbrado a las matanzas pero no es algo que te agrade encontrarte en plenas vacaciones. El demonio había abierto en canal a una de mis hermanas (metafóricamente hablando, claro), y no solo contento con eso, removía con gusto entre las tripas.- Eh, bicho infernal. ¿Qué coño esperas encontrar? ¿Oro?- Definitivamente oro era lo último que él quería tener en sus asquerosa manos. Pero... ¡por la Reina Seelie! Yo sí que deseaba tener una buena daga de oro para apuñalarle hasta que no fuera más que un montón de carne picada. El monstruo me miró cuando mi voz hizo eco entre la pacífica y silenciosa naturaleza. Estando allí plantado a la espera de un posible ataque, me percaté que no éramos los únicos que estaban en la escena del crimen. Escudriñé entre las sombras con aparente irritación, no tenía tiempo para jugar al escondite. Sin esperar mucho más, el demonio se me echó encima con las garras preparadas para despedazarme. -No esta noche.- Respondí a su silenciosa amenaza de muerte mientras lo esquivaba con facilidad.- Fuera.- Respondí moviendo bruscamente la mano, aprovechando el aire que se había levantado varios minutos antes para crear una esfera compacta que impactó contra su pecho y lo lanzó a varios metros, estrellándolo contra un viejo árbol.



avatar
Mensajes : 26

Reliquias : 325

Temas : 2/3


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8502-ego-veto-ficha-de-lei-haydn
Hijo/a de
Lylic

Volver arriba Ir abajo

A ESTE RITMO LE COJO MANÍA A CENTRAL PARK
→ SÁBADO → 22:03 → CENTRAL PARK  → CÁLIDO
Pegada contra el tronco del árbol que le hacía de pantalla, Emily maquinaba rápidamente con su cerebro qué podía hacer para librarse de aquel demonio. Pero estar escuchando cómo destripaban a una persona no le ayudaba a concentrarse en cuáles eran las más factibles en ese momento.

Por supuesto podía hacer cientos de cosas con ella para convertirlo en poco más que un rastrojo inservible que no sirviese ni de abono para las plantas: fuego, viento, remover la tierra, telekinesis, crear criaturas para enfrentarse a él y que le pateasen el trasero mientras la ilusión durase... Pero el oro era mucho más eficaz en esas circunstancias, desde luego, y lo único ofensivo que poseía de dicho material estaba escondido en uno de los cajones de su habitación. Sin embargo, eso no lo hacía inaccesible.

Míralo, quiero que te aprendes los más posibles detalles que puedas. Como es, que tan grande, todo lo que puedas. —La voz de Danielle se coló en sus oídos, despertando un pinchazo de nostalgia y de dolor; aún estaba lidiando con su desaparición, incluso años después, porque el sentirse abandonada de nuevo no era algo que le resultase precisamente fácil de llevar, y con Danielle se había sentido profundamente traicionada, dolida y abandonada. Pero a pesar de todo, seguía queriéndola, y seguía usando sus enseñanzas para su vida diaria. Para cada pequeño encuentro donde la magia era la única opción de sobrevivir—. Quiero que imagines que puedes hacer que objetos atraviesen paredes. Que podrías traerlo a ti aún si estuviera en Alemania. Ahora, recuerda todo lo que viste e imagina que le pides que venga.

Así, dibujó en su mente el cuchillo que tiempo atrás le había regalado Jackson por su cumpleaños. Cuando aprendió a invocar cosas, fue lo primero que se aseguró de memorizar; cada línea, cada filo, cada pequeño rasgo... Pensó en él, en su tacto, en su olor, e imaginó que no había distancia que les separase lo suficiente, que los muros de su dormitorio eran de papel y que ella podía alargar el brazo todo lo que quisiese para traerlo hacia sí misma. Con un susurró suave dijo ven, y el cuchillo apareció en su mano derecha sin la más mínima dificultad. No recordaba haber cerrado los ojos, pero los abrió cuando sintió el frío del metal, y ahogó un suspiro que le hizo volver a respirar con normalidad. Lo contempló durante unos segundos antes de engancharlo en el cinturón de su falda vaquera.

Entonces oyó la otra voz.

Con un parpadeo y la extrañeza flotando en sus ojos, Emily asomó el rostro para ver cómo un hada había aparecido de la nada. Bien, estaba claro que iba a tener compañía en semejante lugar. Maldijo de nuevo su suerte, y mientras veía cómo lanzaba al demonio con sus poderes, fraguó en su mente qué podía hacer. ¿Dejarle luchar? ¿Aparecer? Lanzarse no parecía lo más oportuno. Así que esperó. La criatura del averno surgió de entre los árboles con una expresión bastante más enojada que momentos antes -acababan de lanzarlo por los aires, era normal...-, y observaba con odio al hada, que mantenía las distancias. Emily apretó los puños, pensando con rapidez, aunque en el fondo sabía lo que iba a hacer. Era su forma de entrometerse en combates ajenos, se dijo, esbozando una sonrisa un tanto macabra, pero era un método bastante bueno para aturdir al adversario y darle a los defensores un momento para pensar.

De modo que cuando el demonio cargó, la joven bruja salió de su escondite, alzó la mano e interpuso una barrera entre el hada y el resto, contra la cual el demonio chocó estrepitosamente, dejándole atontado durante unos segundos. Con la otra mano hizo un gesto de barrido y amplió la zona de la barrera, creando un habitáculo cuadrangular en torno al demonio. No tardaría demasiado en espabilarse y empezar a golpear las paredes para romper el hechizo, pero mientras tanto...

¿Tienes alguna buena idea? —le preguntó al hada mientras se acercaba sin bajar los brazos y sin apartar la mirada del demonio—. Porque esto no durará tanto como pueda parecer, y aunque lo hiciese, no tengo intención de agotarme conteniéndole. Así que dime que se te ocurre algo que sea útil para mandar a esta cosa al lugar de donde vino...


There's a lady who's sure all that glitters is gold, and she's buying a stairway to heaven

Emily Yates
Don't mess up with us!:
avatar
Mensajes : 1162

Reliquias : 1326

Temas : 5/4


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t5208-emily-yateshttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t5234-emily-yates#43065http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t5233-emily-y-sus-encuentros-poco-oportunos
La
Matadragones

Volver arriba Ir abajo

Contenido patrocinado
está

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.