07/08 - Estimados habitantes del submundo. ¡Aquí tenéis las noticias con las actualizaciones/nuevas propuetas/ideas del foro! ¡Pasaos cuanto antes a echar un ojo!


10/06 - Estimados habitantes del submundo. Ahora tenéis una forma de llevar el recuento de las habilidades especiales de vuestras armas. ¡Sólo tenéis que pasaros por este tema para tener al día el tiempo que os queda hasta la próxima recarga! ¡Pasáos cuanto antes!


04/06 - Estimados habitantes del submundo. Como habréis comprobado, la raza de los nefilim vuelve a estar abierta para todo el mundo <3 Y aunque aún no ha habido actualización de noticias... ¡no desesperéis! ¡Que antes de lo que podáis pensar estarán en vuestra bandeja de entrada ardiendo con el fuego celestial!


31/03 - Estimados habitantes del submundo. Como habréis comprobado, la raza nefilim tiene las letras en rojo en el censo del tablón. Eso indica que, hasta nuevo aviso, la raza está temporalmente cerrada por sobrepoblación. Sin embargo, antes de llevaros las manos a la cabeza definitivamente, esperad a tener un nuevo aviso por nuestra parte, pues estamos sopesando algunas cositas. ¡Un saludo! <3


07/03 - ¡¡Queridos habitantes del submundo!! ¡Aquí llegan las últimas noticias del foro! ¡Leedlas atentamente y no perdáis ni un solo detalle!


27/02 - ¡¡Queridos habitantes del submundo!! Queremos anunciaros que la limpieza de este mes de febrero se realizará entre los días 02 y 03 de marzo, para que tengáis tiempo de poneros al día. Así mismo, estimaremos que las noticias del mes saldrán esta misma semana, aunque sabemos que ya vamos con imperdonable retraso. ¡Perdón por las molestias y gracias por vuestra atención!


07/01 - ¡¡Queridos habitantes del submundo!! Queremos anunciaros que hemos recuperado el dominio del foro satisfactoriamente, de modo que podéis volver a utilizar la dirección anterior, www.cazadoresdesombras-rpg.com, sin ningún problema. Por otro lado, hoy se han realizado las limpiezas del foro. ¡Sigamos trabajando y pasándolo bien como hasta ahora, y perdón de nuevo por las molestias!


02/01 - ¡¡Feliz año nuevo a todo el mundo!! Con motivo de la llegada del ansiado 2017, hemos decidido daros un pequeño regalito. Si miráis en vuestra reserva de reliquias... ¡veréis que han aumentado considerablemente! Es un premio a todos los usuarios que se registraron antes del 01 del 01 por vuestro apoyo ^^Recordaros, además, que las limpiezas se realizarán al final de esta semana. ¡Apurad los últimos post para no perder vuestro color!


36 # 39
21
NEFILIMS
6
CONSEJO
12
HUMANOS
9
LICÁNTRO.
9
VAMPIROS
10
BRUJOS
4
HADAS
3
DEMONIOS
1
FANTASMAS

Someone help me with my desperation // (Milan)

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Someone help me with my desperation
→ DOMINGO → AL ANOCHECER → BOSQUE  → CLIMA FRESCO

Aquella noche decidí ir a dar una vuelta por el bosque, pues desde que dejé de ser Nefilim que no había ido a dar un paseo por mis zonas favoritas, y aunque ahora me era imposible ya ver los atardeceres, al menos podía pasear de noche. Además, podía aprovechar que allí había más facilidad para encontrar animales que en la ciudad, y tenía muchísima sed.
Pero antes de nada, me senté en una roca cerca de un pequeño río, a observar la naturaleza a la luz de la luna. No solía yo venir tan tarde por aquí, pero tendré que acostumbrarme a ello. Los colores de las plantas, los árboles, el agua... era realmente distinto a cómo se ven durante el día. No me parecía ni más bonito ni más feo, eran dos cosas totalmente distintas. Los sonidos también cambiaban, se podía escuchar en momentos concretos sonidos como el ulular de algún que otro búho.
Mi garganta dolía cada vez más, reseca por la falta de sangre, y me levanté para cazar algún animal. Una de las pocas cosas buenas que tenía ser vampiro, era la increíble agilidad, así que me era más fácil atrapar a los pobres desdichados. Conseguí hacerme con dos conejos, un mapache y un gato. ¿Será suficiente esta vez?
Después de hincarle el diente a todos ellos, los deposité entre la maleza, y me alejé de aquella zona del bosque siguiendo el río. Encontré otro lugar bastante agradable y volví a sentarme. Esto no es... Yo no quiero esto.  Al principio agradecí estar solo, me gustaba la tranquilidad, pero cuanto más tiempo pasaba y más me sumía en mi desesperación, más pensaba que mi decisión no había sido la correcta. Pero estaba lejos ya de cualquier bar que no cerrara en toda la noche, por lo que me quedé ahí tal como estaba. Me quedaré aquí esta noche... Y antes de que amanezca, me iré a casa.
No, definitivamente aquello no era lo que quería, pero no lo había elegido: me había sido impuesto. ¿Cómo podían otros vampiros disfrutar tanto de su existencia? ¿Me acostumbraría algún día a ello?

Unos ruidos me alertaron y alejaron todo pensamiento de mi cabeza. ¿Un lobo? Miré al cielo; no había luna llena. Por lo menos no será un licántropo.
-¡¿Qué... quién hay ahí?! Seas lo que seas, soy más ágil que tú, seguro. -me levanté, atento a cualquier movimiento.





--
Two darned fated souls (by Milan):

Regalito de Sugar:
avatar
Mensajes : 75

Reliquias : 411


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9010-andreas-lightbound-id#78032http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9013-andreas-relationshipshttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9023-andreas-journal-cronologia#78117
Hijo/a de
la Noche

Volver arriba Ir abajo

Someone help me with my desperation
→ DOMINGO → AL ANOCHECER → BOSQUE  → CLIMA FRESCO

No estaba acostumbrado a recibir tanta atención, Milan se había negado rotundamente a recibir ayuda de la clave cuando había tenido su accidente, no quería siquiera que sus compañeros lo vieran en su silla, los Hermanos Silenciosos no habían podido hacer nada por él y listo, no necesitaba de la lástima de nadie. Se había encargado por si mismo de contratar a un chofer mundano que no le hacía demasiadas preguntas cuando quería ir a algún sitio y ahora recibía las visitas de una nueva enfermera que se encargaba de la fisioterapia que necesitaba su cuerpo, le parecía que el día anterior ella no había merecido como la había tratado, pero no podía con su genio, Parker era amable, pero no era nada tonta, sabía que se había metido en un trabajo difícil.

Aquella noche y luego de darse un baño el rubio se cambió y le dijo a su chofer, Julien que lo llevara hacia el bosque, sin mucho preámbulo el hombre había asentido y preparado el automóvil para llevarlo, ayudandolo, bajo el ceño fruncido de Milan, a sentarse en el asiento de adelante y ponerse el cinturón. - Sé ponerme un maldito cinturón..-  masculló con los dientes apretados. Julien le pidió perdón por su error y cerró la puerta para rodear el automóvil y sentarse en el asiento del conductor.

Media hora tardaron en llegar al linde del bosque y Julien bajó la silla, acomodandola a su lado para que él pudiera sentarse, el rubio se encargaba cada día de sus ejercicios, sus brazos habían adqurido gran fuerza luego de aquellos años en los que eran los únicos capaces de alzar su cuerpo sin ponerse de pie. - Te llamaré cuando me aburra..- Milan se acomodó el bolso de libros sobre sus piernas, solía ir a la soledad de aquel bosque para poder estudiar y concentrarse en su investigación para la clave. Llegó andando casi al límite donde podía ver una porción de laguna, las piedras eran el problema, al igual que las raíces de los viejos árboles que hacían que las ruedas crujieran y se parasen cada tanto, claramente el rubio soltaba un par de maldiciones cada tanto, intentando dejar aquella maldita silla escondida tras un árbol y desplazarse hasta llegar a la orilla del lago, acomodandose como si estuviera por tomar el sol  en esa bendita medianoche, él estiró su cuello, soltando una risa sarcástica al escuchar la voz cerca de él, ¿había alguien mas ágil que él? - No me hagas reír, tu, quien seas, vete a joder a otro sitio, este sitio es mio.. - masculló, como si hubiera comprado ese sitio hacia tiempo. Sus ojos celestes buscaron a su acompañante, la runa de la visión nocturna en la muñeca de su brazo dejaba a la vista a cualquier ser de las sombras que pudiera esconderse por allí.



Pride & Prejudice.:


avatar
Mensajes : 53

Reliquias : 209


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario
Nefilim cazador/a

Volver arriba Ir abajo

Someone help me with my desperation
→ DOMINGO → AL ANOCHECER → BOSQUE  → CLIMA FRESCO

Para alivio mío, no era ninguna bestia, pues no me apetecía nada pelearme con ningún animal. Pensé en la posibilidad de que fuera un demonio, pero... con aquella contestación, o era uno que iba bastante a su bola, o directamente no lo era. Bajé un poco la guardia, lo justo para no estar a la defensiva, y me acerqué al lugar de donde procedía la voz.
Me eché a reír en cuanto lo vi.
-¿Tuyo? Claro, enséñeme usted los papeles sellados que indican que este lugar es de su propiedad. -Volví a reír, con ironía. Luego vi el lomo de un libro asomarse por la obertura del bolso que tenía encima.- ¿De camping, a estas horas? O acaso... ¿te escondes de alguien?
Después de tanto rato deprimiéndome con mis pensamientos, necesitaba sacar el humor de donde fuera. Quizá aquel chico rubio resultaba ser del bando de la oscuridad y nos íbamos a enzarzar en un odioso combate. Deseé que no, no tenía fuerzas psicológicamente para ello. De todas formas, siempre que no fuera demonio o licántropo, me daba realmente igual quien fuera, fuese del bando que fuese.
Parecía que el destino había querido librarme de aquella solitaria noche. ¿Ahora de repente la suerte me ilumina? Llegas un poco tarde... No me hizo falta ir a ningún lugar, allí mismo tenía a alguien de nuevo. Era como si el mundo tuviera miedo de lo que pudiera llegar a hacer, en caso de alcanzar algún nivel de depresión o desesperación concreto, y procuraba evitar que aquello pasase.
O quizá simplemente daba la casualidad, y durante el resto de noches de mi vida me tocaba estar solo siempre. Suspiré. Bueno, para eso estaban los bares... ¿no? El problema era que estaban llenos de mundanos y de gente en general, y eso a mi dolor de garganta no le ayudaba en nada.
De repente caí en la cuenta de que estaba demasiado tranquilo frente a un desconocido, no sabía quién ni qué era, ¿cómo podía ir tan despreocupado?
-Oye, no eres un demonio, ¿no? -señalé a la luna.- ¿Ni un licántropo? -me apoyé de pie sobre un árbol, de cara a él pero no demasiado cerca.- No me llevo muy bien con ninguno de ellos.
Me quedé a la expectativa, en guardia por si pasaba cualquier cosa.






--
Two darned fated souls (by Milan):

Regalito de Sugar:
avatar
Mensajes : 75

Reliquias : 411


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9010-andreas-lightbound-id#78032http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9013-andreas-relationshipshttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9023-andreas-journal-cronologia#78117
Hijo/a de
la Noche

Volver arriba Ir abajo

Someone help me with my desperation
→ DOMINGO → AL ANOCHECER → BOSQUE  → CLIMA FRESCO


La mirada queda del rubio fue descubriendo la figura del hombre que caminaba hacia él, esperaba que no se acercara demasiado respetara su espacio personal, Milan al final no tendría su momento de tranquilidad esa noche, él lo escrutó, su rostro era demasiado pálido, un subterraneo estaba parado en aquel árbol, a escasos pasos de él e incluso se reía como si él hubiera hecho una broma, el rubio alzó una ceja, el vampiro - Milan podía reconocerlo a simple vista - parecía que no lo reconocia como un hijo del ángel a pesar de que su cuerpo estuviera marcado de las runas de éste, la camisa negra que llevaba tenía dos de sus botones desabrochados, rebelando su pálida piel dejando a la vista una runa negra del Equilibrio, y la de la visión. - No doy explicaciones a un vampiro..- le dijo con desdén. Milan así se comunicaba con los desconocidos, luego de su "accidente" el rubio huía casi siempre de cualquier contacto, mucho más con sus compañeros nefilim, era un vergüenza no haber podido salvar a su parabatai en aquella misión.

El vampiro parecía conocer la naturaleza de ninguno de aquellos a los que nombraba. Un demonio? Ja, se hubiera matado primero. Un licantropo? Esos solo servían para aullarle a la luna y lamentarse.

- No te llevas muy bien y no sabes reconocerlos, es que acaso recién te han convertido? -
Milan tenía la mano detras de su chaqueta, aferrando el cuchillo serafín que siempre llevaba en caso de emergencia, al igual que las dagas que estaban en.. la maldita silla de ruedas. El rubio maldijo, sentándose bien y acomodando sus piernas a lo largo, si llegaban a estar mucho tiempo en la misma posición se acalambraban y el dolor era insoportable por la noche en su espalda.



Pride & Prejudice.:


avatar
Mensajes : 53

Reliquias : 209


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario
Nefilim cazador/a

Volver arriba Ir abajo

Someone help me with my desperation
→ DOMINGO → AL ANOCHECER → BOSQUE  → CLIMA FRESCO

Como ya era rutina cada vez que me encontraba con alguien, aquel desconocido ya había averiguado mi raza sin necesidad de decírselo yo mismo. Me jodía bastante, pero mi glamour no era lo suficientemente poderoso como para evitar que me descubrieran los subterráneos. Y luego caí en que había sido un idiota; ¿cómo no me di cuenta de sus runas? Se veían sin demasiada dificultad. Me intenté convencer a mí mismo de que aquel desliz se debía a mi estado de ánimo general y, ya de paso, a la oscuridad de la noche, aunque esto último no tuviera mucho sentido.

Un hijo del ángel...
Por un lado me alegraba que aquel tío no fuera de alguna de las razas que menos me gustaban, como un licántropo o una hada, pero por el otro deseaba que no tuviera ningún tipo de relación con nadie mínimamente cercano a mí, pues el mundo es un pañuelo dicen, y no me apetecía acabar ser reconocido por nadie con mi nueva condición de vampiro.
-Ha sido un simple despiste, ya veo que eres nefilim. Y al igual que tú, yo tampoco doy explicaciones a los demás, en especial a desconocidos amargados como tú. -dejé de apoyarme en el árbol y pasé a quedarme de pie, quieto, con los brazos cruzados.- Y para estar tan a la defensiva, te veo bien tranquilo sentadito ahí.

Era un tío bastante raro, no había conocido a muchos nefilims con un carácter como el suyo, y en pequeña parte, me entró la curiosidad. Además, estaba solo y aburrido, y me venía bien distraerme, por lo que decidí averiguar hasta dónde podía llegar aquel encuentro.

-Resulta que no tengo gran cosa para hacer, ya he saciado mi sed y no me apetece ir a ningún otro sitio ahora. -lentamente me senté en el mismo lugar en el que me hallaba, con una distancia segura respecto a él, por si acaso.- Así que, si te quieres ir tú, que te vaya bien. Siento estropearte la fiesta, pero me he encaprichado con este sitio ahora.





--
Two darned fated souls (by Milan):

Regalito de Sugar:
avatar
Mensajes : 75

Reliquias : 411


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9010-andreas-lightbound-id#78032http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9013-andreas-relationshipshttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9023-andreas-journal-cronologia#78117
Hijo/a de
la Noche

Volver arriba Ir abajo

Someone help me with my desperation
→ DOMINGO → AL ANOCHECER → BOSQUE  → CLIMA FRESCO

El día anterior había tenido que jugar con un licántropo perdido, y esa noche no sería una mas tranquila, el vampiro parecía reacio a irse de su lugar, burlandose incluso por echarlo tan tranquilamente allí sentado, ese hombre era un caprichoso, aunque ya por sus acciones podía decir que no veía malas intensiones, seguramente fuera un neófito. Él se miró el pecho al escucharle decir que era un nefilim, orgullosamente lo era y jamás renegaría de la sangre de ángel que le habían dado sus padres para cumplir con su misión, aunque la había dejado a medias, como un soldado y medio caído luego de esa misión que le había quitado la sonrisa.

Milan miró el agua de la laguna,  siempre lo había relajado ese sitio, en especial cuando iban de acampada con Damon y sus amigos, del otro lado de esa zona de bosque había un claro donde siempre hacían fogatas y acampaban los fines de semanas, recordaba haberse lanzado desde uno de los árboles más altos tomado de una liana hacia el lago. Aquello había sido todo tan diferente.. Y ahora mismo tenía a pocos metros un vampiro encaprichado que no dejaría que continuara su lectura y estudios.

- Bien, has lo que quieras.. - murmuró negando con la cabeza, Milan se sostuvo de sus brazos para levantar su torso y acercarse más a la orilla, quitandose los zapatos y la camisa, necesitaba saber que aún podía lograrlo, y si no lo hacía, aquello le demostraría que no valía para nada. El rubio terminó de quitarse los pantalones y cuando ya estuvo solo con los boxers negros volvió a arrastrarse hasta poder desaparecer en el agua de la laguna, deleitandose de sentir el agua en su cuerpo mientras se sostenía con sus manos, Milan comenzó a hacer brazadas para alejarse hasta una cierta distancia y regresar para tomar aire en la orilla, mirando al vampiro con un brillo especial en su mirada, como si entendiera su solitaria presencia. - Hey tu vampiro caprichoso, te juego una carrera hasta el otro lado.. - lo retó, señalandolo, así mismo se retaban con su parabatai cuando él aun estaba vivo. Esperaba poder lograr su cometido, la esperanza del rubio era poder superar todos sus temores.



Pride & Prejudice.:


avatar
Mensajes : 53

Reliquias : 209


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario
Nefilim cazador/a

Volver arriba Ir abajo

Someone help me with my desperation
→ DOMINGO→ AL ANOCHECER → BOSQUE  → CLIMA FRESCO

Por lo visto, el nefilim se resignó a mi presencia, y luego se levantó. Pero no se levantó como lo haría cualquier otra persona, sino apoyándose en los brazos. Y una de dos, o tenía una manera muy rara de "caminar", o no podía usar sus piernas. Lógicamente, me incliné más por la última opción. Lo que no entendía, era cómo había llegado hasta allí, pues no veía ninguna silla de ruedas ni nada parecido ahí al lado. Quizá alguien lo ha traído hasta aquí, quién sabe.
Tenía la cabeza girada, mirando hacia al lugar en el que él había estado sentado anteriormente, hasta que oí un splash. ¿Splash? Busqué con la mirada la laguna y vi al rubio metido en el agua. ¿Pero qué...?
-Pero a ti se te va la pinza, ¿o qué?
No obstante, vi que se alejaba nadando y volvió tranquilamente, y me fijé mejor en sus brazos, realmente fuertes. Bueno, hacer aquello tenía mérito, la verdad.

Me levanté y me lo quedé mirando.
-Hey tú, aunque te importe una mierda, tengo un nombre. Me llamo Andreas. Llámame así. -odiaba esa palabra. Vampiro...- ¿Una carrera? Jé... No pienso tomar como excusa, cuando pierdas, el hecho de que no puedas usar las piernas o que el agua esté realmente fría.

Ni se me habría ocurrido en ningún momento que yo iba a acabar metido en el agua aquella noche.
Me quité la camiseta que llevaba, y luego deshice los cordones de mis zapatos para poder quitármelos. Una vez hecho eso, me quité los pantalones para quedarme en boxers. Me acerqué a la orilla, y estuve a punto de tirarme de cabeza... pero estaba demasiado oscuro para ver la profundidad, y no me apetecía quedarme K.O ahí, sería el hazmereír. Así que decidí tirarme pero de pie, para poder caer sobre mis piernas en caso de poca profundidad.
Para mi sorpresa, el fondo estaba bastante lejos, pues solo podía tocarlo muy de puntillas.

¿Hace cuánto que no me meto yo en el agua? No era yo mucho de ir a lagos o playas anteriormente, incluso visitando bosques, como mucho me paseaba por los ríos, pero el agua apenas me llegaba por las rodillas.

-Vale, no me voy a cortar ni un pelo, amargado. Desde aquí hasta esa roca de allí, y volver.
-después de señalarle la referencia, apoyé la mano en la orilla, para prepararme.- A la de tres. Uno... Dos... -tardé un poco más en decir lo último:- ¡Y tres!

Salí escopeteado, dejando algo atrás al nefilim, y nadando con energía.





--
Two darned fated souls (by Milan):

Regalito de Sugar:
avatar
Mensajes : 75

Reliquias : 411


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9010-andreas-lightbound-id#78032http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9013-andreas-relationshipshttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9023-andreas-journal-cronologia#78117
Hijo/a de
la Noche

Volver arriba Ir abajo

Someone help me with my desperation
→ DOMINGO → AL ANOCHECER → BOSQUE  → CLIMA FRESCO


Parte de su ejercitación había sido en una pileta en el centro de rehabilitación para mundanos, Milan se había encargado de practicar, el agua era su elemento y si antes de su accidente era bueno en ello ahora podía decirse que no se quedaba atras pero haciendo cortas distancias. Antes de que el vampiro le respondiera él ya había tomado su estela de la orilla para dibujar en su brazo izquierdo la runa de la resistencia, el agua estaba demasiado fría, el clima no era el ideal para jugar carreras en una laguna a la luz de la luna, claro estaba.

Milan terminó con su trabajo y dejó su estela junto a su pantalón mientras una sonrisa victoriosa se le hacía en los labios, el vampiro, el que ahora sabía que se llamaba Andreas había aceptado su juego. No le quitó la mirada de encima mientras el tipo se desvestía allí, tenía que admitir que el castaño tenía su presencia, seguramente por el efecto que tenían los vampiros con los demás, su magnetismo. - Ya veremos si ganas, deja de alardear.. - le dijo llevandose el cabello hacia atras, acomodandose a un lado de él antes de que él diera la señal para arrancar. En lugar de hacer envión con sus pies Milan se metió de lleno dentro del agua y comenzó a bracear de lado a lado, su cuerpo ligero apenas llegó hasta donde Andreas lo había adelantado cuando sacó la cabeza a la superficie, su expresión liberadora antes de dejarlo atras y llegar a la roca, jadeando al volver a tomar aire y regresar hacia la misma orilla con poca diferencia del vampiro. El rubio se tendíó apenas con su torso fuera del agua, intentando recuperar la respiración de tan agitada que la tenía. - Milan, el nombre del ganador es Milan.. Black.. - murmuró, presentandose por primera vez al abrir por fin los ojos, victorioso.




Pride & Prejudice.:


avatar
Mensajes : 53

Reliquias : 209


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario
Nefilim cazador/a

Volver arriba Ir abajo

Someone help me with my desperation
→ DOMINGO→ AL ANOCHECER → BOSQUE  → CLIMA FRESCO

Me relajé mentalmente en cuanto vi que lo había adelantado, además... ¿cómo no iba a ganar? ¡Él sólo podía nadar con los brazos! Pero en cuanto me di cuenta, tocó con su mano la roca antes que yo, y aunque procuré coger más impulso e ir más rápido, llegó antes que yo a la orilla. ¡¿Pero qué?! Vale, eso no me lo esperaba. Pensaba que aquello iba a terminar de manera muy distinta. Me sentí un poco... inútil.
Cierto era que no era muy asiduo a nadar yo, tampoco tenía una técnica perfecta, pero... joder. Qué humillación.

El nefilim se echó, tumbado, fuera del agua a la vez que dejaba al descubierto su nombre. Y no sólo eso; puede que me sintiera fatal por haber perdido, pero al menos podía disfrutar un poco de las vistas, y sería absurdo mentir y decir que Milan estaba mal físicamente.

-¿Seguro que no has hecho trampas, Milan? -dije mientras salía del agua, quedándome sentado en la orilla cerca de él. Aunque sabía que la respuesta era no, o al menos eso creía yo.- ¿Cómo narices has hecho para nadar tan rápido? ¿Eras nadador profesional en tu otra vida, o qué?

Me fijé un poco más en él, ahora que lo tenía al lado. Tenía unos ojos muy azules, demasiado azules para un tipo amargado como él, sencillamente no le iban. Qué tío más raro... La verdad, al principio pensaba que iba a salir a atacarme o algo, y luego todo resultó en retarnos a una carrera nadando. Si por alguna casualidad de la vida, aquel encuentro daba lugar a algún tipo de amistad o compañerismo, o alianza, sería una historia divertida de contar. "Cómo nos conocimos Milan y yo".
Pero, ¿qué haces, Andreas? Cierto... se me estaba yendo la olla imaginándome gilipolleces. Alguien como yo era mejor que pasase el resto de la vida solo, y tener como mucho a conocidos en los que poder confiar vagamente... aunque no demasiado. Me consideraba un monstruo, un horror de ser. La única razón por la que seguía "viviendo" era mi sed de venganza, y en cuanto la hubiese saciado, ya me encargaría yo de no ocupar lugar en este mundo.
Y de nuevo, aunque estuviera acompañado, pensamientos de mierda que no me apetecía atender.

-Oye... Eres cazador, ¿no? ¿Cómo lo haces, en tus condiciones? -luego me vino otra pregunta a la mente:- ¿Naciste así?

Me empezó a venir de nuevo aquel leve dolor de garganta. Qué harto estaba...





--
Two darned fated souls (by Milan):

Regalito de Sugar:
avatar
Mensajes : 75

Reliquias : 411


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9010-andreas-lightbound-id#78032http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9013-andreas-relationshipshttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9023-andreas-journal-cronologia#78117
Hijo/a de
la Noche

Volver arriba Ir abajo

Someone help me with my desperation
→ DOMINGO → AL ANOCHECER → BOSQUE  → CLIMA FRESCO


El muchacho se había confiado, era simple, claramente había creído que por poseer dos piernas útiles iba a salir primero pero Milan lo había conseguido y sonreía después de varias semanas sin soltar las comisuras de los labios, era una sonrisa extraña, sus ojos parecían no acompañarla, había perdido hacia mucho tiempo el brillo en sus ojos celestes. - Solo he practicado mucho, no he tenido otra vida, no soy como tu, cabrón.. - murmuró y aunque lo hubiera insultado no había enojo en su mirada, solo resignación. El rubio terminó de subir a la orilla y se recostó allí, tenía varios raspones en las rodillas por las piedras que se le habían cruzado en la laguna al nadar pero nada de lo que él estuviera consciente. Seguramente al día siguiente Noa lo regañaría por no cuidarse, pero que más daba.

La mirada del castaño parecía soñadora mientras lo miraba, quizás estaba pensando en su antigua vida? La añoraría como él añoraba salir a cazar demonios de misión en misión? - Eras un mundano.. antes de.. ser un chupasangre? - le preguntó intentando captar su atención y que dejara de mirarlo de esa manera tan incómoda.

- Ya no voy a las misiones, no puedo hacerlo..  -
su trabajo era un martirio, la investigación era algo que había disfrutado en su momento pero hasta el día en que se había convertido en todo lo que podía hacer como cazador de sombras ya había dejado de ser interesante para convertirse en tedioso.  

- Hace seis años nos atacaron, a mi parabatai y a mi, pero no eramos lo suficientemente fuertes.. -
murmuró, no sabía porque estaba contandole parte de su vida a un desconocido pero lo estaba haciendo, quizás porque era completamente desconocido y no alguien de su grupo anterior era todo más fácil. - Él murió, a mi me dejaron sin movilidad en las piernas.. - terminó apretando el puño con fuerza.



Pride & Prejudice.:


avatar
Mensajes : 53

Reliquias : 209


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario
Nefilim cazador/a

Volver arriba Ir abajo

Someone help me with my desperation
→ DOMINGO → AL ANOCHECER → BOSQUE  → CLIMA FRESCO

El comentario que hizo sobre "otra vida" me hizo poner una mueca en la cara... no es como si yo quisiera tener esta otra vida. Luego me hizo una pregunta que de primeras, no supe cómo responder. No iba explicando la historia de mi vida así porque sí por ahí, y no estaba seguro qué contarle y qué no.

-Mundano...
-dejé de mirarlo y alcé la vista a los árboles, para quitarle importancia a lo que iba a decir.- En realidad, no. Para serte sincero, era subterráneo, como tú.
Decidí por el momento no explicarle nada más, pues no podía confiar tan fácilmente en nadie.

Por otro lado, Milan parecía más abierto que antes a hablarme y contestar mis preguntas.
Claro, es imposible para él ir a las misiones en su estado actual... Tenía sentido. Pero debía ser una putada ser cazador y no ejercer como tal, en el sentido estricto de la palabra.
Pero cuando me explicó lo que les pasó a él y a su parabatai, me vino una sensación que hacía mucho que no notaba. Sentí cierta... empatía. Me fue fácil ponerme en su lugar teniendo en cuenta que me había pasado algo similar. Ambos éramos cazadores, perdimos a alguien muy importante para nosotros y luego eso resultó en un destino de mierda que nos hizo abandonar nuestra profesión, ya sea en su totalidad o en parte.
No sé si fue debido a ese sentimiento, que empecé a coger un poco más de confianza en él. Quizá... no sea tan mala idea contarle un poquito de mí.  Al fin y al cabo... él se había abierto a mí, y no parecía ningún mentiroso.

-Vaya... -volví a fijar mis ojos en los suyos.- Lo siento. Qué mierda, ¿no? -moví de nuevo mi mirada a los árboles.- Antes te he dicho que no fui mundano, pero no he especificado más. Igual no debería, pero me apetece decírtelo. Antes de que me convirtieran en esta asquerosa raza, bueno... era nefilim cazador, como tú. -me encogí de hombros.- Casualidades de la vida. En mi caso es al revés, soy yo quien ha "muerto", -añadí las comillas con un gesto con ambas manos- y no sería capaz de decirle al que fue mi parabatai, lo que soy ahora.

Me repugnaba solo decirlo. Solo con pensar que Yale se enterara de todo aquello, me daba malestar.

-¿De dónde eres? No me suena tu cara... -no recordaba haberlo visto durante ninguna misión, ni tampoco en los entrenamientos- De haberte visto, lo recordaría.

Me percaté de una olor que se iba pronunciando cada vez más. Resultaba agradable, pero no conseguía distinguir qué era.



Última edición por Andreas Lightbound el Mar Ago 29, 2017 5:17 pm, editado 5 veces




--
Two darned fated souls (by Milan):

Regalito de Sugar:
avatar
Mensajes : 75

Reliquias : 411


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9010-andreas-lightbound-id#78032http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9013-andreas-relationshipshttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9023-andreas-journal-cronologia#78117
Hijo/a de
la Noche

Volver arriba Ir abajo

Someone help me with my desperation
→ DOMINGO → AL ANOCHECER → BOSQUE  → CLIMA FRESCO


Recordar a su parabatai al día de hoy aun sonaba doloroso, Damon no había merecido ese destino, su parabatai siempre había sido su otra mitad. Perderlo había sido como perderse a si mismo, y de alguna forma había sido así.

Milan se sentó contra la manta que había puesto en el suelo y se sacudió los cabellos, llenando de agua a su paso y llevandoselo hacia atras luego, como casi siempre hacía. No entendía demasiado si el vampiro lo estaba tratando de idiota al principio, pues le había mentido diciendole que era un mundano, con los años de entrenamientos y de cazador de sombras el rubio podía identificar por simples detalles aquello, el hombre parecía confundido, algo en él le daba la sensación de que necesitaba ayuda.

- Aun no has dado con el Preator? Se que ellos estan dispuestos a ayudar a los vampiros huérfanos, por así decirlo.. -
Murmuró pensando en aquello, aun no podía creer que aquella organización donde casi todos eran licántropos ayudaran a los vampiros, el mundo realmente estaba cambiando luego de tantas guerras.

El rubio tambien miró hacia arriba, las copas de los árboles se balanceaban bastante amenazantes, su cuerpo se estremeció de frío allí mojado y decidió que era hora de cambiarse, de su bolso sacó una toalla y se secó la piernas antes de ponerse los pantalones y luego los hombros para ponerse nuevamente su camisa. Le pasó la toalla al vampiro mientras escuchaba su historia, algo en común tenían, ambos habían perdida a sus parabatai.

- Soy Ingles, pero he venido aquí cuando era pequeño, quizás no nos vimos antes de.. bueno, de que nuestras vidas cambiaran... -
el rubio se encogió de hombros. Ya estaba vestido nuevamente. Su móvil sonó dentro de su bolso y el nefilim se apuró a sacarlo de allí y atenderlo, era Martha, su ama de llaves y cocinera, estaba bastante alterada, había recibido la llamada de policias mundanos donde el edificio donde vivía, le decían que Julian había sido encontrado dentro del automóvil que manejaba, que estaba muerto, no pudo escuchar más porque la mujer se largó a llorar. Milan miró al vampiro. - Tengo un problema y voy a necesitar tu ayuda.. - murmuró señalando la silla que se encontraba detras del árbol donde la había dejado. - Han atacado a mi chofer, debo ir al centro de Nueva York, los mundanos no pueden encargarse de ello.. - estaba bastante alterado, no le gusta pedir favores pero se veía a si mismo con toda la responsabilidad, aquel muchacho era bastante bueno en lo que hacía, no sabía porque o quieres lo habían podido asesinar.



Pride & Prejudice.:


avatar
Mensajes : 53

Reliquias : 209


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario
Nefilim cazador/a

Volver arriba Ir abajo

Someone help me with my desperation
→ DOMINGO → AL ANOCHECER → BOSQUE  → CLIMA FRESCO

Ya era raro que tardaran en mencionármelo, desde que había empezado mi nueva vida, todavía nadie me había comentado nada sobre el Preator.
-El Preator... -realicé una mueca sin darme cuenta.- Tengo entendido que son ellos los que encuentran a gente como... yo. No obstante, me alegra no haberme encontrado con esos licántropos. Ahora mismo no me apetece nada encontrarme con ningún lobo. -por otra parte, sabía que era un poco irresponsable por mi parte aquello, pero prefería tener más libertad y no ser vigilado, ya procuraba no hacer nada en contra de la ley y de momento me apañaba bien, pero claro estaba que necesitaba algún tipo de ayuda en cuanto al tema de la sangre.- Si acaban dando conmigo, quizá acepto su ayuda, pero ya veremos.

Milan debió de empezar a coger frío, pues se apresuró en secarse con una toalla que había sacado de su bolso, para luego vestirse. Era curioso cómo funcionaba el cuerpo, pues debido a la inactividad de sus piernas, éstas se notaban bastante delgadas en comparación al resto de su cuerpo, notablemente fuerte. Me pasó la toalla para que pudiera secarme también.
Mi cabello no era largo, por lo que solo me pasé la mano por él para expulsar el exceso de agua que pudiese haber, y luego utilicé la toalla para el cuerpo. Obviamente no tenía nada de frío, no podía sentirlo, pero no pretendía ponerme la ropa encima de la piel mojada.
Una vez vestido de nuevo, el rubio mencionó que era inglés, pero que había venido aquí de pequeño. Bueno... la ciudad es grande, es totalmente factible que no nos hayamos visto antes.  
-¿Inglés? Vaya... no parece que tengas acento ing-
Una llamada inesperada al móvil de Milan interrumpió mi frase. Mientras hablaba por el teléfono, vi que se puso algo nervioso, y al colgar me pidió un favor.
Miré hacia el lugar donde me había señalado, y vi parte de una silla de ruedas, la cual no había visto antes por la perspectiva. ¿Ha entrado al bosque con la silla? Increíble que no cayera durante el trayecto.

-¿A tu chófer? -primero me sorprendió el hecho de que tuviera chófer, pero luego caí en la cuenta de que él no podía conducir, por lo que tenía sentido.- Pues... no tengo nada que hacer, realmente. Mientras termine antes del amanecer... -o como mínimo, me encontrara en un lugar cerrado para entonces.

No estaba seguro de cómo iba a llegar a la silla sin ayuda, por lo que decidí echarle una mano, ya que me la había señalado antes. Me acerqué a él, me colgué su bolso, y me agaché enfrente suyo con intención de subírmelo a la espalda.

-Supongo que no pretenderás arrastrarte solito hasta ahí, ¿verdad? Parece que tienes algo de prisa, y creo que esta es la mejor manera.

Agarré sus brazos con fuerza alrededor de mi cuello y me levanté, sintiendo un gran peso detrás. Caminé con cuidado de no tropezar con nada hasta llegar a la silla, y lo ayudé a sentarse.  ¿Llevaba algún tipo de colonia o algo?

-Bueno, ¿hacia adónde hay que ir?
-me puse detrás, agarrando el "vehículo", preparado para empujarlo.





--
Two darned fated souls (by Milan):

Regalito de Sugar:
avatar
Mensajes : 75

Reliquias : 411


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9010-andreas-lightbound-id#78032http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9013-andreas-relationshipshttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9023-andreas-journal-cronologia#78117
Hijo/a de
la Noche

Volver arriba Ir abajo

Someone help me with my desperation
→ DOMINGO → AL ANOCHECER → BOSQUE  → CLIMA FRESCO



No hubiera imaginado que ese vampiro fuera de esa manera, pues ni bien le pidió ayuda él asintió sin grandes problemas, incluso lo levantó del suelo, Milan se aferró a su cuello, pues no veía otra manera, aunque su ceño estaba ligeramente fruncido el cuerpo frío del hijo de la noche no le pareció helado en ese momento, había algo en él que hacía que todo fuera más fácil. Milan se soltó de él para acomodarse en la silla, poner sus pies de manera que no cuelguen demasiado. Desde que había dejado de asistir a las fisioterapias sus piernas estaban bastante más delgadas, le habían dicho que el ejercicio era fundamental para mantenerlas en formas pero había dejado de asistir por cuenta propia.

Andreas se puso detras suyo y el rubio movió su cuello para mirarlo. - El centro de NY no está muy lejos de aquí, lamento tener que molestarte con esto..  - se estaba disculpando si, su temperamento era mucho más cálido antes de perder la movilidad de sus piernas. Milan miró hacia los árboles y puso las manos sobre las ruedas de su silla para guiar al vampiro hacia la salida del bosque, había conseguido que un brujo animara su silla para hacerlo todo más fácil, al rubio poco le agradaba tener a alguien detrás que lo llevara por lo que ni bien llegaron a la carretera le pidió que lo dejara ir solo, que él podía llevarse a si mismo y ambos comenzaron a andar de lado a lado, la velocidad del vampiro en conjunto con su silla "animada" logró que ambos no tardaran demasiado en llegar a la escena del crimen.


Dos patrullas de policias habían parado el tráfico y el automóvil negro estaba estacionado a un lado de la acera, ya sin nadie en su interior. Milan se apresuró a llegar al lugar donde los médicos de la ambulancia llevaban la camilla con el cuerpo de su fallecido chofer. - Saben que ha pasado? El muchacho trabajaba para mi.. - les preguntó a uno de los oficiales quien comenzó a hacerle preguntas sobre el chico, si tenía familia y donde podría encontrarla, le enseñó el cuerpo ensangrentado, le habían cortado la garganta con algún arma blanca. Instantáneamente Milan miró al vampiro que lo había acompañado, su mirada le advertía que por su bien no se acercara al cuerpo. No podría llevarse el automóvil hasta que averiguaran que era lo que había sucedido. El rubio le entregó al oficial los teléfonos de la familia de Julian, alejandose para observar la puerta delantera de su automóvil en busqueda de algunas pista que diera con el asesino.



Pride & Prejudice.:


avatar
Mensajes : 53

Reliquias : 209


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario
Nefilim cazador/a

Volver arriba Ir abajo

Someone help me with my desperation
→ DOMINGO → POR LA NOCHE → CENTRO DE NY  → CLIMA FRESCO

Aquella silla no parecía una silla de ruedas normal y corriente, tenía algo distinto. Parecía que tenía algún tipo de... poder, que hacía más fácil su movilidad. Podría ser... ¿magia? Sí... posiblemente sería algún tipo de hechizo de algún brujo, es lo único que se me podía ocurrir.

A Milan no parecía gustarle pedir ayuda, pues nada más pisar la carretera, me pidió que dejara de empujar, para poder continuar avanzando por sí mismo. En parte lo entendía; si estuviera en su situación, tampoco me gustaría que estuvieran constantemente pendiente de mí, y más habiendo sido Cazador.
Se movía con bastante agilidad, lo que acabó de convencerme sobre la magia que había en ella, y a mí no me costaba nada moverme con rapidez, por lo que no tardamos demasiado en llegar al centro de Nueva York.

No era difícil adivinar dónde estaba la "escena del crimen". Había varios policías y tenían acordonada la zona. Un coche oscuro estaba aparcado en la acera, y por la actividad que había cerca de él, di por hecho que era el automóvil de Milan (o del chófer, quién sabe).
El rubio se acercó a ellos para preguntar, y empezaron a hacerle a él diversas preguntas personales sobre la pobre víctima. Lo que no me esperaba fue lo que pasó después. Mostraron el cuerpo del hombre a Milan, y aunque no estaba tan cerca como él, pude vislumbrar que tenía un profundo corte en la garganta. Pero mi vista no era lo que más me preocupaba en aquel momento. De repente, fue como si todo lo que hubiera bebido hasta entonces, era tan solo una gota en un vaso enorme, como si no hubiera comido en días. La sed que sentí fue enorme, una cosa era evitar e ignorar a la gente en general saciando mi sed con animales, pero encontrarme de pleno con un buen corte lleno de...
La vista se me empezó a nublar por los alrededores, sólo podía fijar la mirada en el cuello de aquel mundano, que para mí ya no era más que un apetitoso tentempié. Noté cómo empezaba a salivar, con la boca abierta, preparándome para saltar hacia él.

¡ANDREAS, NO! Mi subconsciente me dio la alarma que necesitaba, y sin pensarlo un segundo más, me giré y salí corriendo hacia el lado contrario, dejando a Milan y a los policías allí.

Llegué jadeando a una zona nada transitada, pues lo que menos me convenía en ese momento era tener a alguien cerca. Me había alejado lo suficiente como para dejar de notar aquel olor, pero no demasiado, pues tampoco quería dejar tirado al chico que acababa de conocer.
Aunque ya no olía a sangre, mi garganta seguía doliendo, debía calmarla como fuera. Miré con rapidez los alrededores de donde me encontraba, buscando algún callejón donde pudiera resguardarse alguna colonia de gatos o cualquier otro animal. Después de echar un buen vistazo, y de mirar en dos lugares distintos, ¡bingo! Lo encontré.
Arrinconé a los pobres peludos para que no pudieran escapar, y los maté lo más rápido que pude, no quería tampoco hacerlos sufrir. Una vez muertos, cogí uno a uno y fui bebiéndome la sangre de todos.

No puedo más... con esto. Puse las manos en mi cabeza, desesperado, y pegué un grito de pura rabia.

¡Yo no quería aquella vida! ¿Cuánto tiempo tenía que seguir así? ¿Cuánto tiempo aguantaría sin morder a nadie? Debía encontrar alguna solución, ya.





--
Two darned fated souls (by Milan):

Regalito de Sugar:
avatar
Mensajes : 75

Reliquias : 411


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9010-andreas-lightbound-id#78032http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9013-andreas-relationshipshttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9023-andreas-journal-cronologia#78117
Hijo/a de
la Noche

Volver arriba Ir abajo

Someone help me with my desperation
→ DOMINGO → AL ANOCHECER → BOSQUE  → CLIMA FRESCO


Estaba seguro que aquel asesinato había sido de un subterraneo, Julian había sido un simple mundano, ni siquiera pertenecía al país, era de Venezuela y había llegado a NY huyendo de los problemas de su país, Milan le había dado un trabajo para que pudiera pagarse los estudios, y el muchacho siempre era puntual, no había merecido aquello. El rubio les entregó su credencial a los oficiales, alegando que se encargaría de su defunción y del entierro con los gastos y demás. Era lo mínimo que podía hacer por aquel hombre. Al volver a ver el cuerpo se dio cuenta de que de su boca salia una especie de hedor que conocía demasiado, algo le habían dado, allí había algún hada metida. Maldijo para si dejando que la ambulancia se llevara el cuerpo y los oficiales lo dejaran entregandole las llaves del automóvil.

Milan esperó que estos se marcharan, debía avisar a la clave de aquel suceso cuanto antes, el rubio se volteó recordando que había dejado al vampiro y no le estaba prestando atención, pero él no se encontraba donde pensaba lo había dejado.

Maldición.. Pensó en su fuero interno dando vueltas en su silla para observar la calle, sintiendo el aroma, buscandolo con su mirada azulada.

- Vampiro, será mejor que no estes jugando a las escondidas.. - murmuró llegando al callejón, el edor a sangre llamó su atención al instante, descubriendo la escena de Andreas alimentándose de los gatos callejeros del lugar, su expresión fue mucho más relajada de lo que se esperaba, de las tantas veces que había tratado con vampiros aquel muchacho parecía querer comportarse y no violar los Acuerdos, para ser un renacido lo estaba haciendo bastante bien.

- Tienes a donde quedarte? - le preguntó adentrandose en el callejón, observando al gato muerto tirado a un lado. - Ese pobre animal merece un un funeral digno... - Milan tomó su estela de su bolsillo y dibujo en el aire una runa frente al gato, una alta llama de fuego lo envolvió por un instante y luego desapareció, dejando al felino solo en cenizas. - Vamos, te invitaré un whisky.. bueno quizás no.. vamonos antes del amanecer, a no ser que quieras que te rosticen.. - Milan le tiró las llaves de su automóvil y se volteó para salir de allí, ese muchacho necesitaba ordenar su cabeza y lo único que podía hacer es ofrecerle un sitio por aquel día para que estuviera a salvo.



Pride & Prejudice.:


avatar
Mensajes : 53

Reliquias : 209


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario
Nefilim cazador/a

Volver arriba Ir abajo

Someone help me with my desperation
→ DOMINGO → DE NOCHE → CENTRO DE NY  → CLIMA FRESCO

Justo después de mi momento de desesperación, apareció Milan, que por lo visto me había estado buscando. Su mirada no fue nada alterada ni de sorpresa, a pesar de encontrarme rodeado de animales muertos y ensangrentados, y de alguna manera aquello me calmó un poco. No parecía enfadado conmigo por haber salido corriendo de repente, o de tener ante él aquella horrible visión llena de sangre. Aunque siendo cazador, estaría acostumbrado a todo tipo de situaciones. Pero el hecho de haber venido a por mí... bueno, me quitó aunque fuera un poco del estrés que llevaba encima en ese momento.

Luego me hizo una pregunta que no esperaba para nada. Casi parecía que me estaba ofreciendo un lugar donde quedarme, algo que me pareció extraño por una parte, pero agradecido por la otra. ¿No le importa lo que soy? ¿Es que no me ha visto bien? Y bueno... técnicamente sí tenía un lugar, mi apartamento, pero debido a todo lo ocurrido habíamos terminado bastante lejos de allí, y no estaba yo muy seguro de poder llegar a tiempo. Bueno, quizá en taxi...
Vi como cogía una estela y dibujaba una runa con ella, frente al gato que yacía muerto cerca de mí, y le hizo un rápido funeral con fuego. De lo que fue un pobre animal cuyo futuro no parecía muy esperanzador, ahora solo quedaban cenizas.

-Mmm... -me daba algo de reparo hablar delante de él, me intenté limpiar lo mejor posible la zona de la boca con la manga larga de la camiseta, pero aún quedaban restos de sangre. Me pasé la lengua varias veces por los dientes, con la boca cerrada.- Tengo un apartamento, lo que está lejos de aquí. Aún así... podría pedir un taxi o algo, para que no me pille el amanecer de sorpresa.
Me invitó a tomar un whisky, pero claramente no era posible. Entonces me lanzó unas llaves, y al mirarlas caí en la cuenta de que Milan tenía coche. Y también entendí, con aquel gesto y lo que había dicho anteriormente, que realmente me estaba ofreciendo un lugar donde quedarme.

Quién iba a pensar... que el amargado este tendría un lado compasivo.
O quizá simplemente necesitaba a un chófer, pues el que tenía lo acababan de asesinar. En fin, fuera por lo que fuera, no iba a negar que me iría bien estar acompañado un poco más, por lo que acepté.

Me levanté y me dispuse a seguir a Milan, que avanzaba rápido gracias a su silla de ruedas mágica.

-Gracias.
-no era yo mucho de decir aquella palabra, así que no sabía qué más decir después de eso.- Tendrás que hacerme de GPS, me fío de ti, ¿eh? A ver a dónde me llevas.

Continuamos andando hasta llegar a la antigua escena del crimen, ya vacía de policías, donde tan solo quedaba el coche aparcado en la acera.





--
Two darned fated souls (by Milan):

Regalito de Sugar:
avatar
Mensajes : 75

Reliquias : 411


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9010-andreas-lightbound-id#78032http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9013-andreas-relationshipshttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9023-andreas-journal-cronologia#78117
Hijo/a de
la Noche

Volver arriba Ir abajo

Someone help me with my desperation
→ DOMINGO → AL ANOCHECER → BOSQUE  → CLIMA FRESCO

Por un momento sus ojos se habían quedando mirando la mandíbula manchada del vampiro, aquella sangre manchando su rostro pálido y había tenido que apartar su mirada para no quedar como un idiota mirón. Su ceño se había fruncido mientras iba hacia el automóvil, abriéndolo y bajando la rampa para poder subir la silla en el asiento de atras. Ya dentro del automóvil y con el vampiro en el asiento de adelante el rubio se cruzo de brazos.

- No te acostumbres, será por este día y solo porque me has ayudado.. -
tampoco iba por la vida ofreciendo asilo a los subterraneos que encontraba por allí, mucho menos a los vampiros, ellos tenían algo que lo hacían desconfiar, más Andreas no parecía mezclarse demasiado con los de su clase, por lo que deducía y él le había relatado.

- Mi apartamento está a unas pocas cuadras aquí, debes doblar a la izquierda, seguir derecho.. -
el rubio miró hacia adelante para poder guiarle, su mirada fue varias veces hacia el espejo retrovisor, para mirar el rostro de su acompañante. Un par de cuadras más adelante se dio cuenta que ya se habían pasado, todo por andar haciendo el tonto. - Tendrás que dar marcha atras, es en la cuadra que ya hemos pasado.. - le dijo, explicandole y señalando un edificio no muy alto, pero si bastante elegante.

Al aparcar el rubio se bajo del automóvil y avanzó con su silla, el portero del edificio lo saludo y él prácticamente le gruñó en respuesta, odiaba tener que saludar a ese idiota, entró al ascensor, aquel en el que debían estar demasiado cerca del vampiro para su suerte, él no pronunció palabra, incluso le pareció el viaje más largo hacia el octavo piso. ¿Era descabellado ofrecer su apartamento a un vampiro que acababa de conocer? Realmente si, solo esperaba que no causara problemas.



Pride & Prejudice.:


avatar
Mensajes : 53

Reliquias : 209


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario
Nefilim cazador/a

Volver arriba Ir abajo

Someone help me with my desperation
→ DOMINGO → DE NOCHE → CENTRO DE NY  → CLIMA FRESCO

El coche tenía una rampa para que el rubio pudiese subir la silla y sentarse en el asiento de detrás. Era una buena idea, y el tío era bastante independiente, realmente no parecía gustarle pedir ayuda a nadie. Abrí la puerta del conductor y me senté, a la espera de que Milan me dijera hacia adónde ir. Eché un vistazo al automóvil por dentro; era elegante y estaba limpio y ordenado. El asiento era cómodo, ya me entraban ganas de conducir solo con encontrarme allí sentado.
-Tranquilo, no me acostumbraré. -contesté a la última frase que me había dirigido el nefilim.- Tampoco me gusta que la gente me vaya ayudando y ofreciendo favores. No quiero deberle nada a nadie.
Y era verdad, en ocasiones más normales no habría aceptado su oferta. No obstante, ya no era sólo por todo lo que había ocurrido, sino que aquel tipo empezaba a llamarme la atención, me entraba curiosidad por él.
Me puse el cinturón y encendí el motor, y comencé a conducir siguiendo las instrucciones de Milan. Las calles en general estaban tranquilas, a aquellas horas no había prácticamente nadie por la zona, tan solo algún que otro borracho buscando el mejor sitio en el que vomitar.
Al cabo de un rato, mi acompañante me dijo que nos habíamos pasado, y que diera marcha atrás. ¿Por qué no me ha avisado antes?
Después de hacerlo, aparqué prácticamente enfrente del edificio que me había señalado, el cual era elegante como el coche, y bastante más que mi apartamento, que tiraba más a cutre que a otra cosa.

Seguí a Milan hacia la entrada, saludando a la vez al portero que a pesar de ser de noche, cumplía su jornada, y nos adentramos en el ascensor. Milan no parecía el típico vecino simpático que la gente solía tener, era más parecido al vecino gruñón cascarrabias, y me hizo algo de gracia. Éste picó el número 8, y se cerraron las puertas.
Subiendo lentamente, ambos en silencio, volví a notar de nuevo, y con más claridad, un particular olor... Joder, no era colonia. Estaba claro, aquello que entraba por mis fosas nasales y llegaba a mi garganta con dulzor, era su olor, más concretamente la de su sangre. Miré hacia arriba, como si con aquel gesto el ascensor de repente fuera más rápido. Y, después de lo que para mí fue una eternidad, se paró y se abrieron las puertas.
Salí directo hacia el rellano, pasando por delante de él, y quedando como un completo maleducado. Pero necesitaba salir ya de aquel lugar tan pequeño y cerrado.
Esperé a que él también saliera, mientras miraba hacia otro lugar, no me venía muy bien mirarlo a los ojos en ese momento.






--
Two darned fated souls (by Milan):

Regalito de Sugar:
avatar
Mensajes : 75

Reliquias : 411


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9010-andreas-lightbound-id#78032http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9013-andreas-relationshipshttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9023-andreas-journal-cronologia#78117
Hijo/a de
la Noche

Volver arriba Ir abajo

Someone help me with my desperation
→ DOMINGO AL AMANECER → APARTAMENTO BLACK  → CLIMA FRESCO

Al menos Andreas sabía lo que hacía al volante, sabía manejar siguiendo indicaciones y era lo que contaba. Su rostro se encontró con el suyo y el rubio miró a las paredes de asensor aquel en el que estaban metidos, el tipo parecía igual de incómodo que él,al menos no se quedo allí para cederle el lugar cuando las puertas se abrieron, muchas veces Milan odiaba cuando tenían aquella atención con él, su orgullo se veía herido cada vez que alguien le cedía el paso o le quería ayudar. El rubio avanzó y abrió la puerta con la llave mundana, pero luego utilizó su estela para destrabar la puerta. No necesitaba que interrumpieran en su hogar. La seguridad de aquel sitio era lo que hacía que todo se mantuviera en orden.

Al abrir la puerta se pudo apreciar a primera vista una cómoda sala de estar, minimalista en su totalidad, muebles y un gran televisor de pantalla plana  - al que jamás usaba a no ser que su padre fuera a visitarlo. Separada por la barra de desayuno estaba la cocina y dos habitaciones a los costados, ambas con las puertas cerradas. Milan ya había dejado pasar a su invitado, ya se había pasado de su hora de dormir y estaba bastante cansado de todo eso.

- Te ofrecería algo, pero no puedes comer.. y no tengo bolsas de sangre.. como haces para alimentarte? Espero que no estes rompiendo los Acuerdos..-
le preguntó mientras pasaba hasta su pequeña bodega y llenaba un vaso de whisky para luego darle un trago a la bebida. Si bien aquello se había convertido en todo un ritual antes de dormir debía dejarlo algun día.



Última edición por Milan I. Black el Lun Ago 21, 2017 5:40 am, editado 1 vez



Pride & Prejudice.:


avatar
Mensajes : 53

Reliquias : 209


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario
Nefilim cazador/a

Volver arriba Ir abajo

Someone help me with my desperation
→ DOMINGO → DE NOCHE → APARTAMENTO DE MILAN  → CLIMA TEMPLADO

Milan salió del ascensor y se dispuso a abrir la puerta de su apartamento. primero utilizando una llave normal y corriente, y después usando una estela para terminar de abrirla. La seguridad ante todo.  
Nos adentramos en el lugar y me concedí la libertad de pasearme un poco por la estancia. Era una sala de estar bastante moderna, minimalista pero bonita, y sencilla. No parecía haber gran cosa, y lo que más destacaba del lugar era un enorme televisor que obviamente estaba apagado en aquel momento. Me entretuve un poco mirando los lomos de unos libros que descansaban en uno de los muebles, cuando el rubio fue a una pequeña bodega para servirse un whisky y hacerme una pregunta.
-¿Para alimentarme? -genial, algo de lo que me encantaba hablar, mi fuente de energía y lo que más odiaba de ser vampiro. Suspiré.- Bueno... ya lo has visto. -sí, era algo triste alimentarme de aquella manera... pero, ¿qué más podía hacer? Prefería aquello a ir atacando a la gente por la calle.- No es algo de lo que sentirme orgulloso, sinceramente. De momento mi única salida es utilizar a los animales que me encuentro o que cazo para saciar mi sed... Aún así, soy consciente de que no es lo más apropiado, pues no sacian al 100%. Estoy buscando alternativas, y no te preocupes, no pretendo romper los Acuerdos, suficientes problemas tengo ya. -odiaba sentirme así, como una bestia, teniendo que alimentarme de aquella forma. Casi parecía más un hombre lobo que un vampiro, argh.

No obstante, no había tenido mucho éxito últimamente intentando obtener información. Cada vez veía más claro que tendría que hacer lo que más odiaba: acercarme a algún aquelarre y pedir ayuda. ¡No quiero hacer eso! Mierda, ya estaba estresándome otra vez. No me gustaba pedir ayuda, pero es que ya de por sí no quería tener nada que ver con ningún aquelarre... pero la otra única solución que me quedaba, era encontrarme de casualidad con algún vampiro que se mantuviera dentro de la Ley y me proporcionara información sobre dónde conseguir bolsas de sangre. No era tan fácil como ir al hospital más cercano y decir: "Oye, sí mira, es que necesito sangre para vivir, ¿me das un poco?"

Milan seguía con el vaso de alcohol en la mano, y me lo quedé mirando un rato. Echaba algo de menos el poder tomarme un vaso de esos de vez en cuando, en ocasiones me ayudaba con la mierda con la que tenía que lidiar día a día.
-Qué lástima no poder tomarme uno de esos ahora mismo, me vendría bien.
Me acerqué a una de las dos puertas cerradas que había, y sin abrirla, le pregunté:
-¿Tienes dos habitaciones? ¿O quizás una de ellas es para alguna historia rara...? -mi tono de voz era medio en burla y sorpresa.- O puede que tengas una camada de gatitos o de perritos que estuvieran esperando con ansia tu llegada. -me reí por la absurda idea, era obvio que no pues ni se escuchaba nada ni sentía yo el olor de ellos.- Es coña, y aunque no lo fuera tampoco iría a por ellos, no voy asesinando mascotas de la gente que conozco...
Me apoyé en la puerta, mirándolo fijamente, atento a su reacción.





--
Two darned fated souls (by Milan):

Regalito de Sugar:
avatar
Mensajes : 75

Reliquias : 411


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9010-andreas-lightbound-id#78032http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9013-andreas-relationshipshttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9023-andreas-journal-cronologia#78117
Hijo/a de
la Noche

Volver arriba Ir abajo

Someone help me with my desperation
→ DOMINGO AL AMANECER → APARTAMENTO BLACK  → CLIMA FRESCO

El alcohol paso por su garganta haciendo que el rubio soltara un leve suspiro al quemarle de aquella manera tan placentera el organismo. Su mirada clara estaba puesta en los movimientos de su invitado que estaba claramente curioso con su apartamento. Que tenía de especial aquel? Milan había ahorrado lo suficiente para tener un buen pasar económico, su familia estaba bien acomodada y podían permitirse ciertos lujos, más aquel sitio era bastante simple. Lo único que podía decir que disfrutaba era esa bodega que había mandado a hacer con los mejores licores y whiskys de colección. Colección que se estaba acabando.

El lo escuchaba con atencion, al parecer tenis ciertos problemas con la alimentación, problemas que podían ser solucionados realmente si pertenecía al preator o a algún aquelarre conocido.

- Siempre puedes utilizar tu control mental para convencer a alguien que te obsequie un poco de su sangre.. -
le dijo, media sonrisa en su rostro denotaba que acababa de hablar para joderlo nada más, para el control mental de un vampiro se requería gran práctica y aquel que tenía allí en frente no tenía gran experiencia.

Andreas le pregunto de las habitaciones y el alzó una ceja. - La única mascota que me he permitido tener es un árbol de bonsái, los conoces? - Milan avanzo hacia el balcón que daba a una vista panorámica de NY y tomo su bonsái al que solo necesitaba regar pocas veces a la semana y siempre se mantenía de igual manera. - Esto es un bonsái y.. no tiene sangre.. - le explicó como si el fuera un niño pequeño.



Última edición por Milan I. Black el Jue Ago 31, 2017 4:34 am, editado 1 vez



Pride & Prejudice.:


avatar
Mensajes : 53

Reliquias : 209


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario
Nefilim cazador/a

Volver arriba Ir abajo

Someone help me with my desperation
→ DOMINGO → AMANECER → APARTAMENTO DE MILAN  → CLIMA FRESCO


Después de explicarle mi ortodoxa forma de alimentarme, Milan me sugirió con una media sonrisa una de las diversas formas que tenían los vampiros de conseguir sangre. Claro estaba que no era una opción viable para mí, pues era recién convertido y todavía no tenía el poder de controlar las mentes, y él lo sabía.
-Bueno, puede que no pueda usar el control mental, pero tengo el don natural de los vampiros, que es seducir... -me acerqué a él lo suficiente como para percibir con excesiva intensidad el olor a whisky que emanaba de su vaso.- Podría hacerlo contigo, igual consigo un poco de sangre fresca... -después de unos segundos mirándolo fijamente, me aparté riendo- Es coña, no te me vayas a enfadar ahora...

Cuando me enseñó su mascota, me pareció algo curioso, la gente por lo general solía tener pequeños animales mamíferos, o roedores, incluso peces o pájaros enjaulados. Pero él tenía un mini árbol. Sí, había oído hablar de ellos, pero no los había visto más que en fotos.
-Sé lo que es un bonsái, y tengo conocimientos suficientes como para saber qué seres tienen sangre y cuáles no. -era consciente de que me lo había dicho a modo de broma/burla, así que contesté de la misma forma.- No está mal tu hierbajo, parece que lo tienes bastante cuidado. Un animal sería demasiada faena, ¿no?

Yo nunca había tenido ninguna mascota, me había pasado demasiado tiempo entrenando y después me encontraba realmente ocupado buscando información para vengar a mis padres. De hecho, tampoco era yo de tener muchos amigos directamente, el único al que podía verdaderamente considerar amigo, era a Yale, más que un amigo un hermano. Mierda, me lo tengo que sacar de la cabeza.

No sabía cómo lo hacía, que siempre acababa encontrándome nefilims desde mi transformación. Pero Milan era algo distinto a los que estaba acostumbrado a conocer, ya no sólo por su problema con las piernas, sino en general, en actitud y demás...

-Igual es demasiado tarde para ti, ¿no? Eres un ser diurno, al contrario que yo, supongo que tendrás bastante sueño a estas horas ya... - me apoyé en una de las paredes, de pie, mirándolo con los brazos cruzados.





--
Two darned fated souls (by Milan):

Regalito de Sugar:
avatar
Mensajes : 75

Reliquias : 411


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9010-andreas-lightbound-id#78032http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9013-andreas-relationshipshttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9023-andreas-journal-cronologia#78117
Hijo/a de
la Noche

Volver arriba Ir abajo

Someone help me with my desperation
→ DOMINGO AL AMANECER → APARTAMENTO BLACK  → CLIMA FRESCO

Parecía ser que al vampiro le gustaba jugar, Milan alzó una ceja a su manera de "seducir" de éste, acercándose a él y riendo como si nada, claramente al rubio se le secaron los labios por un momento, a su garganta le costó un par de segundos tragar saliva en esos pocos minutos que Andreas se acercó a él. Hasta que le dijo que era una broma y él suspiró aliviado, creía haber hecho una mueca de desencanto y esperaba que él no se diera cuenta de ello. Apoyó el vaso de whisky medio vacío en la mesada y lo observó acomodando la maceta de su bonsai donde el alfeizar del balcón de su apartamento.

- No me gustan los animales..-
murmuró encogiéndose de hombros a la pregunta, seguir los rastros de las necesidades de un animal no era para una persona como él, y los pelos, odiaba los pelos en el sofá que tenía su madre en casa por el maldito gato detestable, se creía el dueño del lugar. Y el aprovechaba cuando iba para tirarlo al suelo, ambos tenían una relación de odio infinito, aunque Milan intentaba disimularlo cuando su madre preguntaba que hacía.

- Realmente es hora de dormir, no tengo un ataud, pero puedes utilizar el sofá si quieres.. -
le dijo mientras avanzaba hacia su habitación y abría el armario para sacar una manta negra y suave, adoraba esa manta. Milan se la ofreció al vampiro. - Buenas noches, si necesitas algo.. no me despiertes.. - él alzó una ceja, no se sabía si se trataba de una advertencia o una invitación a despertarlo para romperle los cojones. Lo cierto es que había chispa desconcertante en aquella frase y en esa sonrisa de medio lado que le ofreció antes de cerrarle la puerta de su habitación en las narices.




Pride & Prejudice.:


avatar
Mensajes : 53

Reliquias : 209


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario
Nefilim cazador/a

Volver arriba Ir abajo

Someone help me with my desperation
→ DOMINGO A LUNES → AMANECER → APARTAMENTO DE MILAN  → CLIMA FRESCO


El hecho de que no le gustasen los animales ayudaba a no sentirme tan mal por alimentarme de ellos. Y supuse que tampoco me habría llevado a su apartamento en caso de tener alguno, quizá por miedo a quedarse sin mascota.
Cuando mencionó lo del ataúd, me entró la risa.
-Tranquilo... con el sofá me apaño, eso de los ataúdes no va conmigo. -mientras me sentaba en el sofá con una sonrisa en la cara, Milan me dio una manta negra, realmente agradable al tacto.
Lo que me dijo después me dejó algo desconcertado, y me había cerrado la puerta en las narices antes de que pudiera contestar. Bueno, eso ya lo veremos...

Miré hacia las ventanas, que empezaban a tener un color menos oscuro debido a la salida del sol, y me dispuse a bajar las persianas y correr las cortinas para evitar que cualquier atisbo de luz solar pudiera entrar en aquella estancia. Había apurado bastante aquella noche, pero ya estaba a salvo.
Era un asco tener que ir con tanto cuidado por eso, ya no era sólo el tema de vivir de noche, que dentro de lo que cabía aún podía soportarlo. Era el problema de tener que evitar el jodido sol o me quemaría vivo. Y una vez estaba en un lugar a partir del amanecer, ahí tenía que permanecer hasta que volviera a ser de noche.
Busqué por la sala alguna luz no muy potente que pudiera dejar encendida, pues Milan debería salir en algún momento de su habitación y no era muy buena idea que estuviese todo a oscuras. Encontré una pequeña lámpara, y la encendí antes de apagar la luz general que iluminaba toda la estancia por completo.
Me dirigí de nuevo al sofá, y después de quitarme las deportivas, dispuse los cojines de la manera más cómoda posible, utilizando el más fino de almohada. La verdad es que no necesitaba nada para taparme, en el sentido de que no podía sentir frío, pero me era más fácil dormir con alguna sábana o parecido, pues inconscientemente me recordaba a la cama y por lo tanto, a la hora de dormir.
Me tapé con la manta y me tumbé como pude, cerrando los ojos para dejarme vencer por el sueño.

Me desperté con la imagen de aquella mujer muerta en mis brazos. ¿No se me iba a terminar nunca aquella pesadilla, o qué? Miré la hora, pero como no la había mirado al irme a dormir, no sabía exactamente cuánto había dormido. Pero teniendo en cuenta que me había acostado al amanecer, supuse que habría dormido unas... 2 horas aproximadamente. Suspiré. Ya empezaba con mi insomnio...
Estuve dando vueltas en el sofá durante un rato, intentando encontrar de nuevo la posición perfecta, pero era consciente de que aquello no iba a ocurrir. Y cuanto más rato estuviera, peor sería. Me quedé sentado un rato, con la manta aún encima mío, mirando hacia donde estaba la tv apagada. Aquella manta tenía un olor particular, a pesar de haber pasado tan solo unas horas con él, ya recordaba su olor corporal. Se me hacía raro notarlo tan cerca a pesar de no estar cerca suyo. Claro estaba que la prenda también desprendía olor a detergente, pero aún así podía percibir el suyo. ¿Estaría durmiendo él? Supuse que sí.
Era un tipo raro... vaya nochecita habíamos pasado. Digna de ser contada. Primero el lago, luego lo del chófer asesinado y toda aquella... sangre, y finalmente había terminado en su apartamento. Cuanto más rato pasaba con él, más curiosidad me entraba, no estaba acostumbrado a la gente como él y me llamaba mucho la atención.
Pasaba el tiempo y me desvelaba cada vez más. Me incorporé y volví a echar una ojeada por las estanterías, pero no me apetecía leer ningún libro, y encender la televisión quizá no sería buena idea, podría despertarlo.
¿Podría despertarlo...? Una idea se me pasó por la mente. Aunque si lo pensaba fríamente era de capullo, pues me había acogido en su casa y me había pedido expresamente que lo dejara dormir, pero aún así me aburría demasiado, y me apetecía ver qué cara ponía al despertarlo.
Me enfrentaba a la posibilidad de que me echara de allí, y en ese caso estaría jodido; no había lugar a donde ir durante el día para mí. Pero aunque ello pasara, me negaría rotundamente a hacerlo, y dudo que Milan tuviera ganas de pelear conmigo y menos aún en su propia casa, así que proseguí con mi idea.

Me acerqué a su puerta y la abrí con cuidado, alegrándome de que no tuviera puesto el pestillo. Ahí estaba él, tumbado en su cama con los ojos cerrados. Qué pacífico parecía de aquella manera, daba hasta pena despertarlo. Me lo quedé mirando un rato, hasta que me sentí un poco raro por lo que estaba haciendo, y me acerqué a su oreja para susurrarle:

-No puedo dormir y me aburro.
No era capaz de distinguir si estaba despierto o durmiendo, pero en caso de lo último, debía de estar en un sueño muy profundo para no despertarse. En ese caso, volvería al sofá a intentar dormir otra vez, no era plan de despertar a la bestia en su peor momento. Pero en mi interior deseaba que se despertara. Me quedé mirándolo con mi cara cerca de la suya, a la expectativa.





--
Two darned fated souls (by Milan):

Regalito de Sugar:
avatar
Mensajes : 75

Reliquias : 411


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9010-andreas-lightbound-id#78032http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9013-andreas-relationshipshttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9023-andreas-journal-cronologia#78117
Hijo/a de
la Noche

Volver arriba Ir abajo

Contenido patrocinado
está

Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.