07/08 - Estimados habitantes del submundo. ¡Aquí tenéis las noticias con las actualizaciones/nuevas propuetas/ideas del foro! ¡Pasaos cuanto antes a echar un ojo!


10/06 - Estimados habitantes del submundo. Ahora tenéis una forma de llevar el recuento de las habilidades especiales de vuestras armas. ¡Sólo tenéis que pasaros por este tema para tener al día el tiempo que os queda hasta la próxima recarga! ¡Pasáos cuanto antes!


04/06 - Estimados habitantes del submundo. Como habréis comprobado, la raza de los nefilim vuelve a estar abierta para todo el mundo <3 Y aunque aún no ha habido actualización de noticias... ¡no desesperéis! ¡Que antes de lo que podáis pensar estarán en vuestra bandeja de entrada ardiendo con el fuego celestial!


31/03 - Estimados habitantes del submundo. Como habréis comprobado, la raza nefilim tiene las letras en rojo en el censo del tablón. Eso indica que, hasta nuevo aviso, la raza está temporalmente cerrada por sobrepoblación. Sin embargo, antes de llevaros las manos a la cabeza definitivamente, esperad a tener un nuevo aviso por nuestra parte, pues estamos sopesando algunas cositas. ¡Un saludo! <3


07/03 - ¡¡Queridos habitantes del submundo!! ¡Aquí llegan las últimas noticias del foro! ¡Leedlas atentamente y no perdáis ni un solo detalle!


27/02 - ¡¡Queridos habitantes del submundo!! Queremos anunciaros que la limpieza de este mes de febrero se realizará entre los días 02 y 03 de marzo, para que tengáis tiempo de poneros al día. Así mismo, estimaremos que las noticias del mes saldrán esta misma semana, aunque sabemos que ya vamos con imperdonable retraso. ¡Perdón por las molestias y gracias por vuestra atención!


07/01 - ¡¡Queridos habitantes del submundo!! Queremos anunciaros que hemos recuperado el dominio del foro satisfactoriamente, de modo que podéis volver a utilizar la dirección anterior, www.cazadoresdesombras-rpg.com, sin ningún problema. Por otro lado, hoy se han realizado las limpiezas del foro. ¡Sigamos trabajando y pasándolo bien como hasta ahora, y perdón de nuevo por las molestias!


02/01 - ¡¡Feliz año nuevo a todo el mundo!! Con motivo de la llegada del ansiado 2017, hemos decidido daros un pequeño regalito. Si miráis en vuestra reserva de reliquias... ¡veréis que han aumentado considerablemente! Es un premio a todos los usuarios que se registraron antes del 01 del 01 por vuestro apoyo ^^Recordaros, además, que las limpiezas se realizarán al final de esta semana. ¡Apurad los últimos post para no perder vuestro color!


31 # 44
23
NEFILIMS
3
CONSEJO
11
HUMANOS
10
LICÁNTRO.
8
VAMPIROS
9
BRUJOS
4
HADAS
5
DEMONIOS
0
FANTASMAS

Just a coincidence || Jeremy A.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Just a coincidence || Jeremy A.

Mensaje— por Rosalia E. Labarth el Sáb Ago 12, 2017 4:28 pm

Just a coincidence
→ Viernes→ 21:00→ suburbios  → Cálido


Era una noche sin estrellas y a pesar de que había una tenue brisa que le removía la melena trenzada, el verano comenzaba a manifestarse y la nefilim imaginó que pronto habría una oleada de calor lo suficientemente bochornosa como para que pronto los ciudadanos de Nueva York se vieran atacados por una pereza generalizada, las calles se volviesen menos pobladas y el bullicio habitual de la urbe se apagase notablemente. Los faroles en la calle bañaban su figura sin sombra gracias a la magia rúnica que le impedía ser percibida por aquellos que no fuesen capaces de ver más allá del glamour, caminando con sigilo y evitando rozarse con los transeúntes apresurados o algún que otro sujeto con las nariz clavada en la pantalla de su teléfono móvil. Había algo que le resultaba tranquilizador de salir a patrullar a solas, incluso cuando las calles estaban plagadas del ruido del tráfico le solía invadir una agradable sensación de aislamiento.  Llevaba su habitual traje de combate oscuro y el mínimo equipamiento, aunque siempre cargando consigo su fiel naginata a todas partes. Se suponía que esa noche solo tendría que hacer un monitoreo de la zona y asegurarse de que no hubiese actividad demoníaca en la zona, los sucesos en los últimos meses tenían patas arriba a lo moradores del instituto y todos sabían que no hacía falta otro ataque devastador para comenzar a tomar medidas de seguridad mucho más estrictas...

Se permitió cerrar los ojos por un momento e inspiró profundamente, percibiendo el olor a humo y civilización. Había estado caminando durante media hora por la Wall Street, hasta que su sensor le indicó un rastro de energía demoníaca y comenzó a seguirla a través de un condominio de apartamentos ejecutivos que parecía haber sido inaugurado recientemente invitándole a seguir calle abajo, guiada por un rastro apenas perceptible. Lo más probable es que fuese cosa de nada, pero no perdía nada con asegurarse.

Antes de que se diese cuenta ya estaba a una manzana del muelle No.11 de la Wall Street, lo que le hizo caer en cuenta de lo mucho que había estado cambiando. Frunció el ceño cuando el sensor inesperadamente se detuvo y sus ojos color ámbar reflejaban su frustración. Se llevó una mano a la cadera con exasperación ¿como había podido desaparecer el rastro sin más? Volvió sobre sus pasos y rodeó un alto edificio en obras que parecían haber sido suspendidas hace tiempo. El edificio parecía constar de unos once pisos y el rastro se hizo mucho más fuerte en cuanto se hubo acercado.

Sin más pretensiones, decidió adentrarse en la edificación para verificar que no hubiese ningún bicho del averno utilizándolo como su nueva morada, vislumbrando una vieja grúa estacionada muy cerca del edificio. Solo hizo entrar al lugar para percatarse casi al instante de que las vigas del techo se veían inestables y a medida en que se adentraba al lugar también notó algunos cristales rotos de las ventanas desperdigados por el suelo de cualquier manera, una planta eléctrica se encontraba en el piso inferior y la ausencia del ruido le indicó a la cazadora que hacia mucho que no estaba en funcionamiento. surcó como un rayo los escalones del primer piso y comenzó a percibir un ligero hedor a Icor en el ambiente a medida en que avanzaba, el sensor le indicaba que el rastro era más fuerte a medida en que subía por lo que imaginó que si había algo escondiéndose allí debía encontrarse entre los pisos superiores . Al llegar al tercer piso guardó el sensor y comenzó a avanzar más lentamente, desenvainando la naginata que colgaba de su espalda en el proceso. El edificio permanecía terroríficamente silencioso y la escasez de luz hacía que las sombras de las columnas se tornasen ligeramente macabras, uno de los extremos estaba completamente descubierto y los marcos que iban del techo a la pared indicaba que el plan era colocar unos ventanales con una vista esplendorosa a la ciudad.

Y tal vez si no hubiese visto como algo se deslizaba por el techo, se hubiera detenido a apreciar el panorama.

Un chillido agudo surgió de la criatura y al instante Rosalía se puso en guardia, el arma cortó el aire en un segundo cuando la blandió para atacar al monstruo que se precipitaba sobre ella con sus múltiples extremidades en dirección a su cuerpo, dispuesta a acribillarla. Retrocedió un par de pasos y observó al demonio, histérico, revolcarse debido al corte de la hoja celestial. Cuatro mas entraron en su campo de visión como surgidas de las mismísimas sombras y se dispusieron a atacar en el mismo instante. Las aracnes no eran demonios muy inteligentes, pero sus extremidades arácnida les volvía ágiles e impredecibles. La cazadora de sombras arremetió contra ellas, retrocediendo para ganar espacio y cuando  una de ellas logró impactarle empujándola  hacia atrás, a penas tuvo tiempo de sujetarse del marco de la pared para no caer al vacío.

Usó el largo mango de su arma para sujetarse y no terminar cayendo, mientras esquivaba a una de las criaturas que se había ensimismado con sus ojos, pero en un golpe de suerte -Porque ninguna de esas criaturas podía ser lo suficientemente lista para planear algo así- la aracne golpeó la naginata con una de sus patas y el único soporte que le mantenía en pie se fue a pique enviando hacia atrás en una caída que, si no resultaba letal, termina dejándola fuera de combate...


FAEERIES CAN FIGHT:
avatar
Mensajes : 76

Post de rol : 227

Temas : 1/3


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8524-rosalia-e-labarth-idhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8528-rosa-relationships#73851http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8529-rosa-chronology#73852
Nefilim cazador/a

Volver arriba Ir abajo

Re: Just a coincidence || Jeremy A.

Mensaje— por Jeremy Aston el Mar Ago 15, 2017 12:08 pm

Just a coincidence
→ Viernes noche en los suburbios

El día había sido duro, muchas noticias que grabar y muchos altercados que transmitir, aunque nada suficientemente interesante como para que despertase el instito lobuno de Jeremy, por lo que podía decirse que ese día había sido un simple mundano más. A pesar de todos los problemas y altercados que estaban aconteciendo en Nueva York en los últimos años, ese viernes parecía que todos los hijos del submundo estaban tranquilos. No es que quisiera que hubiesen problemas, de hecho agradecía bastante los días tranquilos en los que no tenían que involucrarse en los asuntos de la Clave... no es que fuese a menudo pero dado la posición de Luke entre ellos no eran pocos los que le prestaban su ayuda cuando el líder necesitaba algo.
Jeremy había demostrado que era fiel incondicional, incluso en situaciones donde la autoridad de Luke se había visto comprometida él nunca había faltado a su palabra para con él. Le debía demasiado como para darle la espalda.

El camino hacia la vieja comisaría era bastante sencillo pero a Jeremy le gustaba perderse entre las calles de la gran ciudad, observando el gentío e incluso saludando a los pocos que conocía. Nada quedaba ya del Jeremy tímido e introvertido que lo había estado atormentando durante toda su vida de humano, ahora era confiado y creía en sí mismo. Era un lobo! Cómo no iba a sentirse "grande"?
Aquella tarde, mientras el sol comenzaba a ponerse y las farolas de las avenidas empezaban a encenderse tenuemente, Jeremy decidió adentrarse en Wall Street, caminando con tranquilidad mientras se fijaba distraidamente en algunos escaparates o en todos los hombres trajeados que salían de los edificios con sus maletines, como si fuesen copias baratas unos de otros.

Perdió un poco la noción del tiempo y cuando se quiso dar cuenta estaba ya casi cerca de los muelles, rodeado de edificios más antiguos e incluso algunos aún por construir que claramente habían sido olvidados. Se dispuso a torcer por una de las encrucijadas cuando un fuerte olor a azufre le vino de golpe, giró sobre él mismo dando una vuelta completa para intentar localizar la dirección del olor y finalmente encontró el rastro. Parecía que después de todo aquel viernes aburrido iba a acabar con un poco de movimiento.

Se abrochó un poco la chaqueta de cuero marrón y aumentó el paso dejando que su olfato lobuno le guiase en lo que ya comenzaba a ser la oscuridad de la noche. Un olor diferente se mezcló con el azufre pero no supo distinguir bien de qué o quién se trataba. Puede que algún brujo estuviese convocando demonios... o algún mundano idiota se hubiese metido donde no debía.
El rastro lo llevó relativamente cerca, hasta un edificio del que apenas se veía un poco más que el esqueleto, sin duda las obras llevaban paradas años y eso había hecho que la estructura se oxidase y fuese altamente inestable, si los demonios estaban ahí dentro podía caerse el edificio entero encima de ellos que a Jeremy poco le importaba, sin embargo algo en una de las paredes abiertas llamó al instante su atención.

Varios pisos de altura por encima de él apareció una chica entre el hierro y cemento que recubría lo poco construido del edificio. Llevaba un arma con ella y parecía avanzar precavida. Él se había quedado agazapado entre algunos escombros y desde su posición pudo reconocer la vestimenta de los nefilims, comprendiendo entonces que no era el único que había ido a cazar esa noche.
Por lo general los Cazadores de Sombras se las apañaban bastante bien sin ayuda y no a todos les gustaba que un subterráneo colaborase con ellos por lo que la primera intención de Jeremy fue darse la vuelta y dejar a un más que preparado nefilim ocuparse del demonio que estuviese allí, sin embargo al ver que cuatro aracnes reptaban hacia la posición de la nefilim, no le pareció tan loco intervenir. No es que no creyese en sus capacidades, gracias a Luke había comprobado de primera mano la fuerza y el entrenamiento de los nefilims, pero por muy preparados que estuviesen no eran inmortales, y él no podía quedarse allí escondido mirando arriesgándose a que cuatro contra uno fuese un problema.

En cuanto aquel pensamiento le cruzó la mente, la chica dio un traspiés y quedó suspendida en el aire, sujeta al edificio únicamente por su arma. Ladeo la cabeza para observar a su alrededor, asegurándose de que no había nadie más en el lugar, se quitó la chaqueta tirándola a un lado y echó a correr hacia el edificio.
La sujeción de la cazadora falló dejándola completamente vendida, Jeremy aceleró el paso y a mitad de carrera su cuerpo convulsionó hasta que sus brazos tocaron el suelo, su cuerpo se cubrió de un pelaje marrón claro y su rostro se desfiguró para dar paso a un hocico alargado y unos dientes afilados. Justo al llegar a la base del edificio el licántropo, ahora transformado completamente, dio un salto con verdadero impulso, apoyándose en varios salientes hasta alcanzar a la nefilim que caía al vacío.

Consiguió interceptarla cuando sólo había caído un par de metros, cruzándose en su camino y haciendo que cayese sobre su lomo. El impulso último fue suficiente para llevarlos a ambos a una zona del edificio más estable, pero el choque de ella en caída libre desestabilizó al lobo y al llegar a suelo firme ambos rodaron.
Jeremy se incorporó de inmediato y se sacudió intentando recuperar la concentración. Buscó a la cazadora con la mirada encontrándola a sólo unos pasos de él, de cuclillas, mirándole. Los ojos claros del lobo permanecieron fijos en los de ella durante unos segundos mientras su pelo se erizaba por completo y un gruñido amenazador comenzaba a salir de su garganta. Jeremy giró el rostro en dirección a la pared abierta por la que se habían colado y enseñó los dientes mientras las cuatro aracnes reptaban por la abertura y avanzaban hacia ambos.
avatar
Mensajes : 11

Post de rol : 5

Temas : 3/3

Ver perfil de usuario
Hijo/a de
la Luna

Volver arriba Ir abajo

Re: Just a coincidence || Jeremy A.

Mensaje— por Rosalia E. Labarth el Jue Ago 17, 2017 7:06 pm

Just a coincidence
→ Viernes→ 21:00→ suburbios  → Cálido



El golpe que amenazaba con estremecerla hasta los tuétanos dejándole fuera de combate y culminando su misión en un triste debacle jamás llegó. Algo había interrumpido su aparatosa caída cuando solo le quedaban unos metros para dar contra el suelo, interponiéndose en el último instante para luego perder el el equilibrio provocando que ambos cayesen de forma inevitable y rodaran por la grava. En vano intentó protegerse el rostro con las manos flexionadas, ya que de todos modos se llevó uno que otro rasguño en los pómulos, la barbilla y los codos, por no hablar del cardenal que le recorrería el hombro en pocos instantes debido al golpe que se había llevado tras en improvisado aterrizaje. El cabello se le enroscó por el rostro y tuvo una repentina sensación de asfixia, observando el cielo nocturno mientras se libraba del estupor que le había provocado la caída.

Pero claro, todo eso era mucho mejor que una columna rota.

La chica soltó una bocanada de aire que no había advertido que estaba conteniendo, mientras se colocaba de rodillas quejumbrosamente, sintiendo una avalancha de adrenalina recorriendo hasta la punta de sus dedos cuando se percató de la presencia de quien había evitado su caída. Dio un respingo y miró al lobo, claramente anonadada: tenía un aspecto sobrenatural, su mirada resultaba sorprendentemente humana  y aquellas proporciones para nada asociadas con un lobo corriente dejaban en claro que  era un hijo de la luna. La cazadora respiró con dificultad mientras le miraba a los ojos, buscando algún indicio de rabia dirigido hacia su persona cuando le escuchó gruñir de manera amenazadora en su dirección ¿Había sido un accidente? ¿Acaso había saltado con el propósito de atacar y no salvarle? Sus ojos se entornaron, estudiando al licántropo, pero la duda de si planeaba atacarla se desvaneció de inmediato cuando advirtió que las criaturas del averno abandonaban el edificio para encontrarse con ellos. Sus formas arácnidas les hacían mas tenebrosas y la extraña cosa por la que estaba compuesta su epidermis estaba bañada de un color azulado que refulgía con la luz de la luna, dándole un aspecto metálico y siniestro.

La cazadora de sombras se irguió a una velocidad envidiable, buscando con un destello de alarma en su mirada la ubicación de su naginata. Para su mala suerte se encontraba a varios metros desperdigada sobre el suelo, demasiado lejos de ella y demasiado cerca de los seres demoníacos como para improvisar algún movimiento intrépido y recuperarla. Se suponía que solo estaba haciendo patrullaje y a penas llevaba unas cuantas cuchillas cortas escondidas estratégicamente, la Luz runa, su estela y el sensor. De algún modo tendría que hacer que aquello valiese para algo, aunque si el licántropo estaba en disposición de auxiliarla una vez más, la situación no resultaría tan desproporcionada. Rápidamente la cazadora extrajo un par de cuchillas cortas escondidas en sus botas,  fijando su objetivo en la bestia más cercana que parecía lista para atacar, haciendo  ruidos guturales presa de la ira.  Sin demasiadas pretensiones la chica  lanzó la primera hoja seráfica hacia la criatura del averno, quien furiosa y herida, se abalanzó sobre la nefilim siendo impactada por una segunda cuchilla en el pecho, matándola en el acto y provocando que su cuerpo se evaporara en el aire nocturno. Aprovechando la minúscula ventaja y esperando que más demonios no surgieran de entre las sombras, Rosalia corrió tan rápido como pudo y se hizo con la naginata, dándose la vuelta en el momento justo en que una de las criaturas volvía al ataque.

El impacto fue demasiado para ella y la aracne logró derribarla, haciendo que su espalda golpeara el suelo. El peso de la criatura le impidió retorcerse para escapar debajo de ella y tuvo que usar el mango de la naginata para impedir que clavase sus horripilantes fauces en su rostro. Rosalia tomó impulso y usó ambas piernas para golpear a la criatura, haciendo que esta perdiese el equilibrio y cayese hacia atrás. La cazadora no perdió tiempo para volver a levantarse y enarbolar su alma, golpeando al ser del averno que desapareció en una esencia oscura sin dejar rastro.  Alzó la vista precipitadamente, buscando al licántropo y a las otras dos criaturas, lista para lanzarse sobre cualquiera que quedase en pie.



FAEERIES CAN FIGHT:
avatar
Mensajes : 76

Post de rol : 227

Temas : 1/3


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8524-rosalia-e-labarth-idhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8528-rosa-relationships#73851http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8529-rosa-chronology#73852
Nefilim cazador/a

Volver arriba Ir abajo

Re: Just a coincidence || Jeremy A.

Mensaje— por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
está

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.