07/08 - Estimados habitantes del submundo. ¡Aquí tenéis las noticias con las actualizaciones/nuevas propuetas/ideas del foro! ¡Pasaos cuanto antes a echar un ojo!


10/06 - Estimados habitantes del submundo. Ahora tenéis una forma de llevar el recuento de las habilidades especiales de vuestras armas. ¡Sólo tenéis que pasaros por este tema para tener al día el tiempo que os queda hasta la próxima recarga! ¡Pasáos cuanto antes!


04/06 - Estimados habitantes del submundo. Como habréis comprobado, la raza de los nefilim vuelve a estar abierta para todo el mundo <3 Y aunque aún no ha habido actualización de noticias... ¡no desesperéis! ¡Que antes de lo que podáis pensar estarán en vuestra bandeja de entrada ardiendo con el fuego celestial!


31/03 - Estimados habitantes del submundo. Como habréis comprobado, la raza nefilim tiene las letras en rojo en el censo del tablón. Eso indica que, hasta nuevo aviso, la raza está temporalmente cerrada por sobrepoblación. Sin embargo, antes de llevaros las manos a la cabeza definitivamente, esperad a tener un nuevo aviso por nuestra parte, pues estamos sopesando algunas cositas. ¡Un saludo! <3


07/03 - ¡¡Queridos habitantes del submundo!! ¡Aquí llegan las últimas noticias del foro! ¡Leedlas atentamente y no perdáis ni un solo detalle!


27/02 - ¡¡Queridos habitantes del submundo!! Queremos anunciaros que la limpieza de este mes de febrero se realizará entre los días 02 y 03 de marzo, para que tengáis tiempo de poneros al día. Así mismo, estimaremos que las noticias del mes saldrán esta misma semana, aunque sabemos que ya vamos con imperdonable retraso. ¡Perdón por las molestias y gracias por vuestra atención!


38 # 40
23
NEFILIMS
5
CONSEJO
11
HUMANOS
9
LICÁNTRO.
9
VAMPIROS
12
BRUJOS
5
HADAS
3
DEMONIOS
1
FANTASMAS

-. TERROR.com .- (Alya Nathairgid)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

-. TERROR.com .- (Alya Nathairgid)

Mensaje— por Vitaly Minoson el Miér Ago 16, 2017 2:22 am


Terror.com


Watch me, like me, kill me.



Residencia Familiar — Sábado — 11:17 p.m.


¿Se ve? ¿Todo bien? Decidme si se ve bien o si os va con lag.

La historia comienza con una niña de entorno a los 12-14 años, fanática del ocultismo y de todo aquello que este de alguna u otra forma ligado a lo paranormal, al igual que tantos otros "creadores de contenido" que circulan por la red a día de hoy. Sus padres, a sabiendas de sus preferencias y aficiones, decidieron regalarle una cámara de vídeo de alta resolución por su cumpleaños, para que de esta manera pudiese subir vídeos de mayor calidad, de una manera más rápida y eficiente, sin hacer uso de su teléfono móvil. La niña fascinada no tardo ni un minuto en estrenarla, subiendo una especie de video blog a su canal relatando todo aquello que había acontecido en las últimas semanas así como los cambios que se verían evidenciados más adelante.

Sus amigos por su parte, le facilitaban contenido poco recomendable para chicos de esa edad, con sitios web prohibidos, leyendas o incluso cortos que lejos de poner en duda su veracidad o no, eran cuanto menos vomitivos y aterradores.

Sin embargo, esto no hacía más que forjarle un nombre y una entidad a su recinto web, atrayendo cada vez a más suscriptores, hasta el punto en que decidió hacer una sección de retos en donde retransmitiría en vivo y directo llevando a cabo diversos conjuros de invocación para fantasmas y demonios.

Su primer ensayo: "Baby Blue".

Bueno, en fin, aquí estoy.

Primero, antes que todo, disculpar la tardanza, sé que dije que el streaming empezaría a las 10 en punto pero poner todo esto en funcionamiento dentro de un baño, con un directo en alta definición para que todos podamos ver TODO, absolutamente TODO lo que pase o me pase, no ha sido nada fácil.


Además, me resulta extraño esto de hablarle a un espejo y es que hoy la historia va de eso. - Dice la niña mientras continua hablándole al espejo mientras la cámara lo filma todo.    

Es un ritual llamado Baby Blue que ya muchos conoceréis pero para los que no os diré que Baby Blue es una leyenda urbana que consiste en invocar al espíritu de un bebe al cual fue asesinado a manos de su madre en la bañera, de ahí lo de "blue", dado a que al morir por ahogamiento, la piel termina cogiendo ese color tan característico, medio azulado. La madre por supuesto acabó quitándose la vida posteriormente dentro del mismo baño usando trozos del espejo roto frente a ella para así cortarse las venas. ¿Como hemos de invocarlo? Fácil, diciendo las palabras clave que en este caso son "Baby Blue, Blue Baby" repitiéndolas un total de 13 veces consecutivas sin cometer ningún fallo mientras que simulamos estar sujetando un bebé, meciéndolo de un lado a otro, todo esto con las luces apagadas, por supuesto. Entonces, en teoría sentiremos, después de un rato, empezaremos a notar el cansancio a la vez que su peso situado justo sobre nuestros brazos. Posteriormente el niño en teoría comenzará a moverse y empezaremos a sentir sus manos frías intentando trepar hacia nuestra cara, y es en ese momento donde debemos de soltarlo antes de que su madre aparezca frente al espejo, gritando "¡Devuelveme a mi bebé!" para posteriormente acabar con nuestra vida. Se oye genial, ¿No? Pues eso....Vamos a ello.

La joven entusiasmada apaga las luces, tan solo para volverlas a encender rapidamente, haciendo un último comentario mirando directo a la cámara.

Por cierto, si oís algún golpe o algo, lo más seguro es que sea la tonta de mi hermana y sus amigas las retrasadas, teniendo una especie de reunion/fiesta de pijamas o algo así en el cuarto de al lado. Lo bueno es que he cerrado todo con llave, y no creo que se escuche nada de lo que este pasando allá afuera.

La inocente chica decide entonces apagar las luces y empezar con el ritual. La concentración, su respiración se hace cada vez más lenta a la vez que coloca sus brazos en la posición indicada simulando la acción de estar cargando a un recién nacido, conforme dice las palabras.

Baby Blue, Blue Baby...

La tensión va en aumento con cada repetición.

Baby Blue, Blue Baby. Baby Blue, Blue Baby. Baby Blue, Blue Baby...


La chica toma aire, tranquilizándose a si misma a la vez que intenta seguir adelante, repitiendo la frase una y otra vez, intentando no equivocarse, a la vez que el miedo va haciendo mella dentro de su subconsciente.

Baby Blue, Blue Baby....Baby Bu. No, joder. Lo siento, se me ha secado la lengua y me he trabado un poco.

La chica enciende la luz, y es ahí cuando sus seguidores se percatan de que hay una presencia en esa habitación además de la niña. Es un bufón, parado de brazos cruzados, apoyado en el marco de la puerta, mirando a la niña mientras esta se sirve un vaso de agua para calmar la sed usando el agua del grifo directamente.

Descuida...Suele pasar. - Dice Minoson.

La chica pegó un salto instantáneamente, abriendo los ojos como luna llena, soltando el vaso, observando la figura de Minoson a través del espejo.

La niña hizo un amago de gritar provocando que el demonio cortase las distancia súbitamente, tapándole la boca con una mano, y agarrándola fuertemente contra la otra, rodeando a la niña entre sus brazos, pegándose instintivamente a ella aprovechando su envergadura para someterla fácilmente, acallando sus gritos.

Shhh...No grites. Harás que nos descubran. Jajajaja. - Minoson hace una pequeña pausa, colocando su rostro justo al lado del de la niña, viéndose ambos en el espejo.

¿Que acaso no llevas días, o incluso meses esperando este momento, intentando contactar con el otro mundo? Pues bienvenida al otro mundo. Jajaja. Mi nombre es Vitaly Minoson, y hoy nos vamos a divertir mucho.

De repente, Vitaly se percata de la cámara que lo estaba filmando.

Uuh-uuuuhh ¿Que es esto? - Minoson estira el brazo y agarra la cámara con una mano, examinándola con cierta curiosidad.

¡OH DIOS! ¡ESTAMOS EN VIVO Y EN DIRECTO, SIN TRAMPA NI CARTÓN! ¿QUE TAL, CRIATURITAS DEL SEÑOR? AQUI VITALY777 COMENTANDO Y... AAUUU! HIJA DE ... - La niña aprovecha que Minoson parece estar entretenido hablandole a la camara y le muerde la mano intentando safarse.

Minoson la insulta, quitandole la mano de encima a la pequeña, antes golpearla en la cabeza con la otra mano usando cámara, haciendo que la niña terminase inconsciente en mitad del baño.

El demonio suspira y continua como si nada examinando la cámara.

Vamos a revisar cuantas personas tenemos en el streaming.....¡253 SUSCRIPTORES! ¿Y TU CON ESTAS PINTAS? - Exclama Minoson, mirando hacia abajo, viendo el cuerpo moribundo de la niña, para posteriormente pegarle una patadita de indignación por atreverse a ir mal peinada a pesar de ser él quien le dio un golpe en la cabeza despeinandola por completo, manchandola ligeramente de sangre.

Esto lo arreglo yo en un momento. - Comenta el demonio mientras pone la cámara sobre el lavabo asegurándose de que se ve todo bien enfocado, con el lente de la cámara apuntando en dirección váter/inodoro.

De repente, la trasmisión se corta súbitamente a la vez que sale el siguiente cartel con su respectiva canción de fondo.




Tras un par de minutos de dubstep de las tortugas ninja, volvemos a la retransmisión, mostrándose el baño de la niña, con el payaso de espaldas, "arreglando" un bulto que yace sentado encima del váter.

Ok...Listo.
- Minoson se da la vuelta, poniendose de cara a la cámara mientras se mueve hacia un costado, dejando que todo el mundo observe el cadáver de la niña con la cara maquillada de forma excesiva, pintada con polvo blanco y pintalabios rojo de furcia barata, pestañas postizas negras mal puestas, y la boca abierta con la quijada colgando de sobremanera, los ojos completamente en blanco y en el estomago una raja de arriba a abajo, con los intestinos emergiendo de la misma manchando el suelo de sangre.

¡TA-DAAAAA!  - Exclama el payaso exhibiendo su obra antes de acercarse él mismo a la cámara, haciendo un close-up a su rostro.

Y con esto, damas y caballeros, llegamos al final de nuestro tutorial de maquillaje semanal con...
- Minoson se gira para mirar a la niña muerta, y se da cuenta que ni siquiera sabe como se llama...Pero de repente se escucha la voz de su hermana llamándola desde el otro cuarto asegurándose de que esta bien.

Anaaaaaa....¿Estas bien? Todo el mundo en twitter me esta mandando mensajes muy extraños de un directo y de un payaso mutante.

Si, tranquila, esta todo bien. - Dice el propio Minoson, imitando la voz de la niña muerta, esperando así engañar a su hermana, a la vez que contiene la risa.

El demonio mira posteriormente a la cámara y deja escapar un susurro:

Permanezcan en sus asientos, amigos y amigas del terror, pues la función a penas está comenzando. Dross, toma nota. ¡IT'S SHOWTIME! JAJAJAJA. (Beetlejuice's reference)

Minoson se ríe a la vez que suelta la cámara, haciendo que esta se caiga al suelo y grabe de medio lado, observando como Minoson abría la puerta del baño, saliendo muy cuidadosamente, creando una guadaña a base de energía demoníaca mientras se hacia pasar una vez más por la niña que acababa de matar, imitando su voz a la perfección.

Hermana...Adivina ¿qué?

La toma final termina con Minoson saliendo del cuarto de la pequeña, mientras el lente de la cámara se va poniendo rojo debido a la sangre que sale de los intestinos de la difunta Ana cuyo cadáver termina precipitándose justo delante de la cámara, poniendo fin de esta manera tan abrupta a la transmisión.









avatar
Mensajes : 43

Reliquias : 31

Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9075-vitaly-minoson-id
Personaje inactivo

Volver arriba Ir abajo

Re: -. TERROR.com .- (Alya Nathairgid)

Mensaje— por Alya Nathairgid el Miér Ago 16, 2017 3:45 pm



✶ TERROR.COM ✶

El duplex de los Coleman era grande y con el toque justo de ostentación. Los padres de Charlotte y Ana eran abogados, ambos miembros de uno de los grandes bufetes de Manhattan, de esos que llevan las denuncias de actores y celebrities locale y se encargan de tapar los escándalos de los niños bien del Upper East Side para que sus expedientes estuvieran limpios cuando quisieran entrar en Harvard o Yale. A ojos de Alya, la joven de rizos morenos se había juntado con ella en un principio como parte de algún tipo de buena acción parroquial, por lo que se sorprendió gratamente al descubrir que toleraba bastante bien a la muchacha. Incluso tras el fallecimiento de su abuela, cuando la joven mestiza había marcado distancias con sus relaciones mundanas, se había permitido seguir en contacto con Lottie, quien no la agobiaba con las mismas miradas de compasión y pena que recibía en las ocasiones que asistía al instituto.

Por eso aceptó cuando Charlotte, toda sonriente e ilusionada, la abordó en un pasillo del Sacred Heart para proponerle nada más y nada menos que una fiesta de pijamas en su casa. La idea se le antojó algo infantil, sí, especialmente en esos días en los que todo lo humano corría el riesgo de resultarle simple y banal, sin embargo, era un hecho que apenas pasaba tiempo con sus antiguas (y únicas) amigas y que las pocas ocasiones en que las veía, casi no tenía tiempo de cruzar unas pocas palabras con ellas antes de volver al Instituto.

Así que aceptó. Sabiendo que al día siguiente debería compensar tanto el entrenamiento como el estudio que aquella tarde se iba a saltar, segura de que si no se llevaba una reprimenda por aquella decisión, sería gracias a alguna alineación inusual de los planetas y con la sensación de estar cometiendo un error. Pero, se dijo, si no se molestaba en aparentar una mínima normalidad, tendría que enfrentarse con mayor frecuencia a preguntas como la primera que recibió nada dejar la bolsa encima de la cama.

—Y el tío tuyo ese con el que vives ahora, ¿cómo es?— la versión oficial de su historia que habían difundido los miembros de la asociación de madres y padres del instituto era que se había mudado un tío segundo a las afueras de la ciudad y que, mientras hacía los trámites para cambiar de colegio, o conseguir una beca mejor en su actual escuela, alternaría sus clases con estudio a distancia. —Es majo— se encogió de hombros. En cualquier caso, lo mejor era no dar demasiada información y cambiar de tema rápido -Creo que todo esto le viene un poco grande y…- pensaba añadir algún vago detalle más, cuando por el pasillo vio pasar a una niña. Alzó una ceja -¿Por qué tu hermana carga un trípode abierto?

—Nada, que ahora es“youtuber dijo la morena, para después poner los ojos en blanco. —Tiene como 100 suscriptores, pero se cree la nueva Pewdiepie de lo oculto y se pasa el día haciendo retos— aquello era desidia de hermana mayor en estado puro y Alya no ocultó la media sonrisa que se dibujó en sus labios. La otra la vio —Ahora te ríes, cuando vengan a despertarte fantasmas no te va a hacer tanta gracia.

La muchacha se encogió de hombros. Fantasmas. Se preguntó vagamente si algún mueble de aquella casa sería de madera de serbal y antes de planteárselo siquiera, descartó la idea de hacer ningún comentario al respecto y comenzó a ponerse el pijama.


Había pasado apenas media hora, cuando empezaron a llegar los mensajes. Charlotte, que apenas había parado de hablar desde que ambas se sentaran en su cama, interrumpió su (también hay que admitirlo, exhaustivo) relato de los últimos sucesos de relevancia amorosa entre los alumnos de su clase para examinar su móvil, que reclamaba su atención. Al ver el cambio en su expresión, Alya habló —¿Qué pasa?— la otra le mostró la pantalla.



@LucasPic
Luca R. Corney
Hey!!

LOL @Lottie Dime que son efectos especiales




@Cat_Lyn
Catlyn Sorrow
Hey!!

@Lottie Has convencido a tu padre para que se disfrace de payaso?




@MBikes
Michael Lee

No os lo traguéis. Esa sangre es de pega XD #BabyBlueStreaming @ChanAnn


Al móvil sólo le faltaba echar humo por los altavoces: Twitter, Facebook y todos los servicios de mensajería se llenaron de mensajes en un tiempo récord. Hasta Alya echó mano al suyo, que había dejado olvidado en el fondo de su mochila junto a la base de maquillaje que usaba para cubrir sus pocas Marcas y un solitario cuchillo que había incluido a última hora. El streaming de la pequeña estaba siendo todo un éxito.

Se metió en el video y lo vio desde el principio, saltando de diez segundos en diez segundos para llegar cuanto antes a la emisión en directo. Con el rabillo del ojo vio como Charlotte se asomaba por la puerta para pedir explicaciones a la menor. Y todo hubiera seguido con total normalidad, de no ser porque pocos momentos después Alya llegó a la aparición del bufón en escena. Observó con horror la muerte de Ana casi al mismo tiempo que escuchaba su voz asegurando que todo iba bien a pocos metros de allí. Y sintió un miedo muy humano subirle por la espina dorsal.

—Hermana...Adivina ¿qué?—

No le dio tiempo a advertir a su amiga antes de que saliera de la habitación en busca de la que, creía, era su hermana pequeña. —Charlotte. Espera— tarde. Se sintió entonces desnuda, casi perdida durante unos instantes. No tenía el sensor. ¿o sí? ¿Lo había cogido? Se había llevado el maquillaje, pero… Demonios, ni siquiera sabía si no se trataba de un psicópata especialmente sigiloso, o un amigo, o un video hecho de antemano. Podía no ser nada, pero el miedo estaba allí, un instinto básico que le decía que aquello no era normal, que algo no encajaba. Chasqueó la lengua y agarró su teléfono una vez más para marcar uno de los pocos números que conocía —¿Hola? Soy Alya… Aquí ha pasado algo. No sé si es un demonio. No sé qué es. ¡Ahora saco el sensor!— susurró cortante. De acuerdo, quizá aquello era demasiado borde, pero aquel no era momento de repasar procedimientos —Venid para acá, ¿vale? Edificio Highstate, noveno piso.

Colgó sin despedirse y con la mano libre acercó su mochila. Tras vaciar todos los bolsillos topó con la superficie suave y pulida de su sensor, que vibraba furiosamente. Y cuando lo tuvo en la mano, se dio cuenta de que hacía rato (¿Treinta segundos? ¿un minuto? El tiempo parecía pasar más despacio en el torrente de pensamientos de la adolescente) que no escuchaba ningún ruido.

Cuando salió del cuarto, era demasiado tarde.


—Diálogos— | Narración | Pensamietos | #c797c7
avatar
Mensajes : 52

Reliquias : 142

Temas : 0/3


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8858-alya-nathairgid-idhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8883-alya-nathairgid-rhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8913-alya-nathairgid-cr#77155http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8862-a-tale-of-a-murder-busqueda-0-1-3
Nefilim cazador/a

Volver arriba Ir abajo

Re: -. TERROR.com .- (Alya Nathairgid)

Mensaje— por Vitaly Minoson el Miér Ago 16, 2017 7:14 pm


Terror.com


Watch me, like me, kill me.



Residencia Familiar — Sábado — 11:48 p.m.



¡AAAAAHHHHH! - Un grito desgarrador sacudió los cimientos del apartamento, justo antes de que el silencio volviese a reinar súbitamente sobre los pasillos de dicha construcción.

La paz era incómoda, mística e impropia de nuestra dimensión, de aquellas que comúnmente preceden a la tragedia, colándose por debajo de nuestras pieles con total facilidad, levantando consigo el nerviosismo y la desesperación presentes dentro de estas, dentro de nuestro subconsciente, induciendo a un estado de alerta y ansiedad ligado plenamente al instinto más básico y primario de todos, el de la supervivencia, desplegándose a lo largo y ancho de nuestras extremidades conforme las luces de la residencia se apagaron trayendo la oscuridad al interior del recinto.

El sonido de unos pasos tranquilos y armoniosos resonaban a lo lejos, paseando sobre la madera con la cual estaba recubierto el suelo del apartamento, levantando consigo la calma y el polvo de los solitarios y lúgubres pasillos al ritmo de unos cascabeles, tintineando y aproximándose cada vez más hacia la ubicación de la joven de rubios cabellos.

Una sombra delgada y esbelta emergió de una de las esquinas del apartamento, presidiendo aquel peculiar andar el cual terminó por detenerse justo antes de cruzar dicha intersección. La tensión iba en aumento mientras la presencia de aquel ser parado al otro la de la esquina se agigantaba, manteniéndose en el anonimato, sin emitir sonido alguno, sin dejar que Alya pudiese ver nada mas allá de su sombra, permaneciendo de pie, en silencio, prácticamente recostándose contra la pared.

Su respiración era inaudible. En su lugar, lo único que podíamos oír era el caer de unas gotas, precipitándose periódicamente contra el suelo.

Finalmente, tras unos segundos de incertidumbre, la cabeza de Charlotte emergió de dicha esquina, exclamando con una euforia que contrastaba ampliamente con la gravedad de la situación en la que ambas de encontraban.

Sus facciones eran difuminadas en gran medida debido a la intensa oscuridad que poblaba el pasillo, por lo que, por mucho que Alya forzace la vista, solo podía ver lo suficiente como para saber que algo no andaba bien.

¡Hey! ¡Amiga! ¡Ven a ver esto! - Dijo la niña con lo que parecía ser una enorme sonrisa en el rostro.

Mi hermana tenía razón. El show de hoy esta siendo fuera de este mundo. Tanto es así... - La voz de la niña hizo una pequeña pausa conforme la presencia optó por moverse unos centímetros más, mostrando como era Minoson quien sujetaba con una mano la cabeza de su amiga Charlotte recientemente degollada, dejando pequeñas gotas de sangre a su paso, con un semblante aterrador y una sonrisa de oreja a oreja.

El siniestro bufón enmascarado continúo con la frase, usando la voz de Charlotte.

Tanto es así que de verlo, probablemente termines perdiendo la cabeza...JAJAJA.

Vitaly soltó la cabeza de la niña, dejándola caer como si nada, haciéndola rodar en dirección a Alya deteniéndose a pocos centímetros de esta, lo suficiente como para que a pesar de la oscuridad y de las sombras, Alya pudiese detallar hasta la ultima imperfección presente en el rostro de su ex-mejor amiga.

Oh vamos, no pongas esa cara, estoy seguro de que con un poco de desinfectante y algo esfuerzo, el suelo volverá a estar igual de limpio y reluciente que hace un momento... - Dijo el demonio vestido de arlequín antes de ladear la cabeza hacia un costado, detallando lo que la joven cazadora tenía entre sus manos.

Espera...¿De donde sacaste eso? - Dijo Minoson a la vez que se acercaba lentamente, sujetando su guadaña con una mano, mientras con la otra señalaba el sensor de la niña.

¿Es tuyo? No me digas que tu...¿Tu también eres una de ellos? - Preguntó con un tono de burla y sorpresa mientras se llevaba la mano a la boca, tapandosela dando a entender lo sorprendido que estaba.

¡Eres una Netflix! ¡Una de las cazadoras esas que sueñan con acabar con todos los demonios y entes del mal que se manifiestan a lo largo y ancho del universo! OH - MY - GOD. No tenía ni idea de que las había desde tan  pequeñitas. - El demonio estaba visiblemente entusiasmado, sin creer la suerte que tenía.

¿Tienes runas? ¿Ya te marcaron como el ganado, ensuciándote el cuerpo con rotulador negro permanente o todavía sigues siendo virgen? - Minoson toma una profunda respiración intentando llenar sus pulmones con el aroma de aquella niña de cabellos dorados, suspirando, mientras se acercaba poco a poco. - OH POR FAVOR, DIME QUE SIGUES SIENDO VIRGEN...NO TIENES NI IDEA DE LO MUCHO QUE AMO A LAS VIRGENES...JAJAJA.








avatar
Mensajes : 43

Reliquias : 31

Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9075-vitaly-minoson-id
Personaje inactivo

Volver arriba Ir abajo

Re: -. TERROR.com .- (Alya Nathairgid)

Mensaje— por Alya Nathairgid el Jue Ago 17, 2017 2:04 pm



✶ TERROR.COM✶

Aquel grito la atravesó como si se tratara de una flecha, fría y ardiente como una tea al mismo tiempo. Tanto, que se quedó paralizada apenas tras cruzar el quicio de la puerta, como si temiera que, de dar un paso más, un millar de gritos como aquel inundaran el espacio hasta destrozarla en mil pedazos. Sin embargo, cuando volvió el sonido no lo hizo en forma de estertor, sino de suaves pasos contra el suelo de madera maciza de los Coleman. Tranquilos, demasiado, tan característicos de la calma que precede a la auténtica tormenta, que Alya ni siquiera pudo dejarse engañar por un segundo.

Y, con todo, la escena parecía suceder tras un manto de irrealidad. Estaba en peligro, lo sabía, lo sentía en cada una de sus fibras como sentía los pies en el suelo. No necesitaba saber si era cosa de su sangre feérica, angelical, el más básico instinto de supervivencia humano o los tres al unísono. ¡Y no necesitaba saberlo! En lo más hondo de su corazón sabía que aquel espeso goteo no era de agua y que lo que se acercaba por el final del pasillo no era Charlotte. Entonces, ¿por qué no salía corriendo? ¿Por qué seguía quieta como un pasmarote a la espera de que La Parca fuera a darle la manita?

La respuesta era simple también: miedo. El convencimiento de que su amiga había muerto hacía unos instantes y de que estaba sola, desarmada y completamente desprotegida ante un ser desconocido. Y era una sospecha tan certera que, cuando la grotesca cabeza llegó rodando hasta sus pies, siquiera se molestó en mirarla durante más de un instante a sus ojos vacíos de vida, parte de aquella grotesca sonrisa. Si le dejaba, el pánico se iría haciendo con ella poco a poco, lo sabía, lo sentía bullir dentro suya por primera vez en mucho tiempo; auténtico, primitivo y descarnado que le oprimiría el corazón, el estómago y, posiblemente todos y cada uno de sus órganos internos como si intentara convertirlos en una pastilla de caldo.

Si le dejaba, la destrozaría por dentro, dando al monstruo que tenía delante todo el tiempo del mundo para destrozarla por fuera. Y no podía dejar que ninguna de las dos cosas pasara… Bueno, porque quería seguir viviendo.  Así que agarró aquel dolor frío y lacerante, que también sentía, y dejó que ocupara gran parte del lugar que antes reclamaba el miedo. Y dio un paso hacia atrás; un movimiento ínfimo que, sin embargo, descongeló la escarcha que había parecido recubrir todo su cuerpo y terminó de traerla de vuelta a la realidad. Podía sentir dolor y culpa y seguir pensando con un mínimo de claridad para no salir de allí convertida en un montoncito de carne picada de nephilim.

Por si aquel paso no hubiera sido suficiente para volver a la realidad, las palabras del demonio terminaron de traerla de vuelta. Con las prisas, había salido de la habitación sin soltar antes el sensor, que todavía llevaba apretado en un puño con la suficiente fuerza para  dejar sus nudillos blancos.  —U-una… ¿Netflix?— pronunció, tras dar otro paso hacia atrás cuando él terminó de hablar. No supo cómo consiguió que sus palabras sonaran tan asustadas como confundidas, pero lo hizo; se las ingenió para hablar con el tono de la chiquilla humana y aterrorizada que, de no portar aquel artefacto en mano y las runas bajo el maquillaje, sería.

—¿Runas? ¿Si soy virgen? Yo...— No sabía cuántas posibilidades tenía de salir de allí con vida y quizá, por mentir sólo conseguiría reducirlas, pero sentía que lo que le venía encima sería más terrible si no conseguía convencer al contrario de que era mundana. No creía poder conseguir piedad, pero quizá sí tiempo, que bajara la guardia. Siguió apartándose de él, intentando mantener las distancias a sabiendas de que aquel pasillo no era infinito, mientras cada parte de su cerebro buscaba la manera de explicar aquella situación. A aquellas alturas, él estaba más cerca de la cabeza de la difunda Charlotte que ella.

Dio un nuevo paso hacia atrás.  —Si… Si lo que quiere es esto— y le mostró el sensor abriendo un poco la mano. Lo notaba caliente y furioso, como si deseara cobrar vida para saltar a la cara del demonio. No estaba mal, ya que así ocultaba el temblor de su mano  —Charlotte lo encontró en el cuarto de sus padres y…— su voz se rompió un poco con verdadera tristeza al pronunciar el nombre de su amiga fallecida. ¿Estaría llorando? Lo dudaba. Su aspecto, en pijama, temblorosa y con el pelo suelto cubriendo sus orejas con toda seguridad debía ser lo bastante indefenso para acompañar la fachada humana, pero temía mezclar aquella tapadera con sus auténticos sentimientos y verse inmersa de nuevo en la confusa vorágine del miedo que antes casi se la había tragado  —Puedo dárselo si lo quiere, pero, por favor, no me haga daño— pidió finalmente.

Ninguna de las hermanas había tenido oportunidad de suplicar por su vida como ella estaba haciendo ahora para conseguir algo de tiempo, y eso la enfermaba. Tampoco sabía cuánto tiempo podría seguir sosteniendo el sensor sin soltarlo. Había leído que frente a demonios mayores, los sensores podían llegar a estallar, pero apartarse de él por miedo a algo que, supuestamente, desconocía, la expondría todavía más.  




—Diálogos— | Narración | Pensamietos | #c797c7
avatar
Mensajes : 52

Reliquias : 142

Temas : 0/3


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8858-alya-nathairgid-idhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8883-alya-nathairgid-rhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8913-alya-nathairgid-cr#77155http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8862-a-tale-of-a-murder-busqueda-0-1-3
Nefilim cazador/a

Volver arriba Ir abajo

Re: -. TERROR.com .- (Alya Nathairgid)

Mensaje— por Vitaly Minoson el Jue Ago 17, 2017 9:08 pm


Terror.com


Watch me, like me, kill me.



Residencia Familiar — Domingo — 12:05 a.m.


Oh vamos, pequeña. ¿De verdad crees poder engañarme? ¿A mi, de entre todos los demonios? Si alguien sabe de mentiras y de engaños, si alguien conoce lo que es vivir ocultando su verdadera naturaleza detrás de una fría e insípida máscara, ese - soy - yo. - Replica el demonio, casi cantando el final de la oración mientras continua caminando hacia ella, acercándose a la joven a pesar de los débiles intentos de esta última por mantener las distancias, señalándose su cara e inclinándose ligeramente hacia adelante para que la línea de visión fuera la misma entre ambos, encadenando su mirada a la de ella, buscando perpetrar dentro de aquel frondoso bosque verde que habitaba detrás de sus córneas.

Sin embargo, no te culpo por intentarlo. Después de todo, dudo mucho que te interese eso de acabar degollada como tu EX-mejor amiga Chaaaarlotte, ¿verdad? - El siniestro arlequín apuntó a sus espaldas en dirección a la cabeza decapitada de la niña, riéndose , sin dejar de mirar a Alya.

Descuida, eso no pasará. - Minoson se detiene delante de la chica tras haberla arrinconado contra una pared, poniendo una de sus rodilla en el suelo, buscando reducir la diferencia de estaturas entre los dos. El sensor comienza a vibrar a un ritmo desesperante y errático como las palpitaciones de cualquier ser vivo ante el peligro inminente, desplegando un festival de luces, hasta que finalmente explota debido obviamente a la proximidad de entre Alya y Minoson. Sin embargo, tan pronto como esto ocurre, la mano de Minoson se precipita sobre la de Alya, forzándola a quedarse con el sensor en la mano conforme estalla, ejerciendo una fuerte presión, y obligando a la joven a seguir sujetando dicho aparato en contra de su voluntad a pesar del estallido, clavándose de esta manera las piezas rotas del sensor.

No tengo la intensión la más mínima intensión de matarte, querida mía.

Minoson escolta la mano de Alya a su boca, dándole un beso muy suave, casi imperceptible en el dorso de la misma, posando sus labios y arrastrándolos minimamente sobre la piel de la rubia conforme la calidez de su aliento la recubría. Acto seguido, el payaso susurra las las siguientes palabras, mirándola directo a los ojos.

En su lugar, te haré desear que así fuese. JAJAJAJA.

Finalmente, el bufón le soltó la mano, habiéndole así demostrado, en parte, su fortaleza física, sometiéndola con suma facilidad, poniendose de pie y dejando a la chica a un lado, como si nada de esto hubiese pasado.

Pero...Por supuesto...Quizás te estés preguntando, ¿Cómo es exactamente que planeo hacer una cosa así? Y lo cierto es que no es tan fácil como parece. Después de todo, la tortura lleva años existiendo, desde que el hombre tiene uso de razón, desafiando con ello su creatividad, capacidad de inventiva, su capacidad de infringir el mayor índice de dolor posible de maneras nunca antes vistas a sus semejantes haciendo de la muerte algo más, algo legendario, convirtiendo de esta forma algo tan sencillo y palurdo como el hecho de dejar de respirar en una lección para propios y extraños, en un obra de arte que perdurara tanto en sus familiares como en la piel de su ejecutor, y créeme, si crees que los humanos son buenos para estas cosas, los demonios estamos en una liga completamente diferente. JAJAJAJA. - El demonio se mueve de aquí para alla, haciendo una pequeña pausa antes de continuar con su oratoria.

Sin embargo, es debido a esto, a su historia y a su antiguedad, que cada vez resulta es más y más difícil sorprenderte.

Minoson chasquea los dedos, y de la nada, caer unos raíles así como unos carritos similares a los que se encuentran en las montañas rusas antiguas, sin ningún tipo de medida de seguridad y visiblemente afectados por el paso de los años, con parte de la pintura carcomida por el oxido de los barrotes y del metal con el que estaba hecho el carrito.




El tramo de dicha montaña rusa había caído súbitamente, clavándose en el suelo, rompiendo el parqué a escasos centimetros de Alya, a lo que Minoson mira a la chica una vez más.

Por suerte, pequeña, me tienes a mi. JAJAJA. Up - up. - Minoson le hace indicaciones a la niña para que se suba en los coches.

Vamos...Es hora de irnos.

Vitaly nota cierta duda en el ambiente a lo que inclina la cabeza hacia un costado, doblando su cuello minimamente.

¿Que pasa? ¿No te gusta o es que acaso tenías otras ideas en mente? Jajaja.

Minoson volvió a acercarse a la niña, y con un exceso de crueldad y desparpajo la agarro del pelo con una mano, tirando de ella, pegando su máscara a la cara de Alya.

Si yo fuera tu, subiría a ese tren inmediatamente, porque aunque parezca que haya vivido unos cuantos años más de la cuenta, mi oído sigue siendo lo suficientemente agudo como para escuchar los murmullos de una niña malcriada pidiendo ayuda desde el otro cuarto, y aunque no tengo mayores inconvenientes con quedarme de brazos cruzados hasta que la liga de los imbéciles haga su aparición estelar, créeme, si permanecemos en este lugar, lo único que conseguirás será que acabe con la vida de otros tantos inocentes manchándote las manos de sangre por segunda vez consecutiva en lo que llevamos de noche, con la única y pequeñísima diferencia de que, en lugar de ser la sangre de tu amiga y la su hermana, esta será la sangre de tus compañeros, aquellos con los que compartes  profesión, la sangre de todos aquellos idiotas que confiaron en ti alguna vez, cuidándote y velando por tu seguridad durante de años, meses o cuantas malditas tardes hayáis compartido hasta la fecha, confiándote un sin fin de secretos tan oscuros como útiles con el único incentivo de que no tuvieras la desdicha de usarlos, al menos no tan de momento, tratándote de igual a igual a pesar de que claramente estas a años luz de lo que son ellos. Dime, ¿Es eso lo que quieres? ¿Quieres que ellos también mueran por culpa una patética excusa de cazadora, incapaz de hacer su trabajo correctamente, mmhm? ¿Es eso lo que quieres? ¿No? ¡PUES ENTONCES ENTRA AHI DE UNA MALDITA VEZ!

Minoson la empuja con rabia hacia el interior del carrito, para posteriormente saltar y sentarse justo en el coche de adelante, junto con su osito de peluche, el cual tenía una sillita de bebe de color rosa amarrada en el asiento, manteniendolo sujeto en dicha posición, con su enorme cabeza caída hacia un lado.

La montaña rusa empieza a moverse lentamente, a lo que el payaso levanta las manos, estirando sus brazos en el aire, gritando: WIIIIII!! SALA DE JUEGOS, HERE WE GO!






Los carritos empezaron a agarrar una velocidad insana y cuando parece que se iban a estrellar con una de las paredes del apartamento, un portal de abrió justo delante de ellos, transportándolos a lo que parecía ser otra dimensión.

En su interior se podía ver una especie cuarto completamente en blanco, tan amplio como alcanzaba la vista , vacío, sin nada por dentro, ausente de color y sonidos.

Tras lo que pareció haber sido un intenso aunque turbio recorrido, pues los coches no hacían mas que tambalearse, y los raíles subían y bajaban todo el rato, los coches se detuvieron en mitad de aquel páramo desconocido.

Aquí es. Bienvenida a casa. - Dijo el demonio, bajándose del coche, para luego extenderle la mano a Alya para ayudarla a bajar.








avatar
Mensajes : 43

Reliquias : 31

Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9075-vitaly-minoson-id
Personaje inactivo

Volver arriba Ir abajo

Re: -. TERROR.com .- (Alya Nathairgid)

Mensaje— por Alya Nathairgid el Vie Ago 18, 2017 5:26 pm



✶ TERROR.COM✶

No le había engañado. Seguía tan perdida como lo estaba antes, con el aliciente de que ahora el otro la sabía una pobre mentirosa. Si a la muchacha no se le cayó el alma a los pies fue porque en el fondo sabíaque poco o nada podía empeorar toda aquella situación y porque, a continuación, él volvió a mencionar a Charlotte, con palabras que consiguieron sustituir durante unos instantes el miedo por ira y le hicieron desear poder sacarle ambos ojos ahora que se había puesto a su altura.

Sin embargo, no tuvo oportunidad de poner en práctica ninguna de las fugaces ideas que le vinieron a la mente antes de que el sensor, demasiado próximo al demonio, explotara en su mano. Entonces no hubo ni miedo ni odio, sólo dolor acrecentado por el agarre de Minoson. Distraída y arrinconada, no había tenido tiempo de soltar el artefacto antes de que se rompiera y ahora que el otro la sujetaba, sentía cómo los fragmentos se clavaban en su piel. Ahogó un chillido sintiendo como, ahora sí, lágrimas silenciosas llenaron sus ojos y quisieron derramarse por sus mejillas. Sería mucha su suerte si no se había roto nada importante en el proceso, algo que dudaba, pero que, por el dolor y la sangre que manaba de los cortes, no podría decir con seguridad hasta después.

Se irguió, para apartar las lágrimas de sus mejillas con la mano indemne, la zurda, en lo que el bufón seguía con su terrible discurso. Creía saber por qué el demonio se molestaba en hacer todo aquel paripé. Quería mostrarle su fuerza, ridiculizar sus intentos de mantenerse entera o recuperar su orgullo, algo que seguramente funcionaría la mar de bien con cualquier otro  cazador armado hasta los dientes. Pero Alya no era como otros nephilim; se sabía vulnerable y ya estaba asustada antes de que él besara el dorso de su mano. No necesitaba que le dijeran que lo que le esperaba iba a ser terrible, porque si el otro quisiera simplemente matarla, le hubiera cortado la cabeza nada más cruzar el pasillo o estar a su altura, sin molestarse en cruzar una sola palabra con ella. En la mente de la joven no cabía lugar a ninguna esperanza, así que también el miedo perdía paulatinamente su fuerza.  

Ahora bien, de ahí, a subirse de buena gana a los vagones de una montaña rusa recién salida de la pesadilla de un interno de psiquiátrico había todo un camino que tenía más reticencias en recorrer. Una cosa que su mente racional pudiera deducir el terrible destino que parecía esperarle y otra muy distinta era recibirlo con los brazos abiertos y sonrisa de imbécil.

Sus dudas no gustaron al demonio.

Así que terminó entrando en el coche de un empujón, no sin antes ver pasar por delante de sus ojos las posibles muertes de todos aquellos que se encaminaran al edificio. De nuevo, una vez sentada en aquella silla sin cinturón, temblaron la entereza y la lógica que antes tanto le había costado recabar, inalcanzables por un instante tras una nube de aroma a azufre. Entonces, el tren comenzó a moverse y dejó de notar el hedor del demonio, y el miedo por la vida del equipo de reconocimiento se convirtió en miedo por romperse la cabeza, que ya le dolía de sobra por el tirón de pelo que el otro le había propinado.

—WIIIIII!! SALA DE JUEGOS, HERE WE GO!—

Tampoco terminó su vida en un ridículo accidente de montaña rusa, si bien una parte de su mente sabía que en momentos posteriores se encontraría deseando que así hubiera sido. En vez de chocar contra la pared de ladrillo de un edificio de Manhattan, salieron de aquel túnel de pura locura para aterrizar en un desierto. En esta ocasión, no tardó en apearse del vagón, pero del lado contrario a donde estaba el otro ofreciéndole su ayuda. Sí, una mano amiga le hubiera venido bien… Y precisamente por eso rechazó la del demonio.

Cuando pisó el suelo (también blanco impoluto, por supuesto) todavía sujetaba, con extremo cuidado, la mano que el sensor había herido. No había tenido tiempo para olvidar aquel dolor pulsante ni él parecía dispuesto a abandonarla, pero, inmersos en aquel enorme vacío alejado de la mano de Dios, las heridas quisieron reclamar su atención con más fuerza que antes. No pronunció queja ninguna protesta, pues allí no había nadie a quien su integridad le importara y trató de distraer sus pensamientos examinando la dimensión en la que habían terminado.

Alya, que había permanecido en silencio desde antes de que aquel trayecto comenzara, pareció recuperar su voz. —Esto no puede ser real—  musitó. Se negaba a creerlo. Y su todavía escaso conocimiento del mundo de las sombras no la ayudaba a aclarar las dudas que la atormentaban en aquel momento; ¿podía un demonio hacer lo que acababa de ver con sus propios ojos? ¿Cómo podía ser todo aquello mentira si ella misma había sentido el viaje que los había llevado allí? Observó la sala a su alrededor. —¿Qué es este sitio?— Demasiado inmenso, demasiado vacío. El otro la había llamado su sala de juegos y una parte de ella, la que había esperado verse encerrada en una oscura mazmorra de tortura, con damas de hierro y marmitas de aceite hirviendo en los rincones, se sintió perdida. El poco color que quedara en sus mejillas terminó por evaporarse. Aquel lugar era peor que una sala de torturas. Sentía que, si tuviera fuerza para ello, podría correr durante días huyendo del demonio sin llegar a ningún sitio, encontrándose más y más blancura a cada paso que diera. ¿Podían los seres como el bufón a su lado crear espacios como aquel o era todo un truco?



—Diálogos— | Narración | Pensamietos | #c797c7
avatar
Mensajes : 52

Reliquias : 142

Temas : 0/3


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8858-alya-nathairgid-idhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8883-alya-nathairgid-rhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8913-alya-nathairgid-cr#77155http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8862-a-tale-of-a-murder-busqueda-0-1-3
Nefilim cazador/a

Volver arriba Ir abajo

Re: -. TERROR.com .- (Alya Nathairgid)

Mensaje— por Vitaly Minoson el Dom Ago 20, 2017 3:20 am


Terror.com


Watch me, like me, kill me.



Residencia Familiar — Domingo — 12:05 a.m.


Minoson observó como Alya despreciaba su mano, bajándose por el lado opuesto al suyo, provocando una risa contenida por parte del bufón, el cual bajaba la cabeza, sin moverse del sitio durante unos instantes asimilando la falta de respeto y osadía de la mocosa, mirando su mano, temblorosa de la emoción, antes de recogerla y girar su cabeza en dirección a la chica una vez esta última manifestó sus dudas con respecto al curioso e inhóspito paradero en el que ambos se encontraban.

—¿Qué es este sitio?—

Minoson caminó, bordeando los vagones conforme estos iban desapareciendo, pixelandose siguiendo las físicas de un videojuego antiguo hasta desvanecerse por completo.

Eso dependerá de ti. - Comentó de forma risueña el lúgubre arlequín de los infiernos.

Tras haberse evaporado su medio de transporte tan peculiar, una mesa de billar comenzó a manifestarse justo al lado del demonio mientras este andaba sin más. Minoson entonces pasó su mano, acariciando el borde de la mesa hasta llegar al final de la misma.

Aquí es donde la magia tiene lugar. Acércate. Te lo demostraré.




La mesa de pool parecía de lo más normal, al menos vista desde arriba, aunque la manera en la que estaba decorada así como sus detalles eran un tanto siniestros, acorde con la personalidad de su dueño, otorgándole un aire desolador que no inspiraba ningún tipo de confianza, teniendo calaveras metalizadas en cada una de las buchacas, así como unas piernas robustas con lineas talladas a mano, esculpidas de forma irregular y que parecían estar muy bien adheridas al suelo.

El demonio continuó sus andadas por las inmediaciones de la mesa, sin irse muy lejos, haciendo aparecer una estantería flotante con aproximadamente una decena de tacos o palos de billar de diferentes tamaños y colores a su disposición. Minoson se detuvo delante de ellos, llevándose la mano a la barbilla, pensativo, seleccionado cual de ellos sería el suyo justo antes de elegir uno cualquiera.

¿Has jugado alguna vez al pool, Miss ..... ? - Minoson sostuvo el "Miss" durante un largo período tiempo con la finalidad de que la pequeña se presentase por si misma, dándole un nombre o un apellido al menos con el cual poder dirigirse a ella, conforme el demonio se recostaba justo al lado de la estantería, dándole vueltas al taco de billar, sin mostrar ningún tipo de preocupación en el mundo y sin dignarse a observar a su acompañante, aunque claramente esperaba que además de presentarse, la chica seleccionase su "arma" de entre los diferentes palos de billar que tenía delante pues tampoco habías muchas otras opciones además de esa.













avatar
Mensajes : 43

Reliquias : 31

Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9075-vitaly-minoson-id
Personaje inactivo

Volver arriba Ir abajo

Re: -. TERROR.com .- (Alya Nathairgid)

Mensaje— por Alya Nathairgid el Jue Ago 24, 2017 7:02 pm



✶ TERROR.COM✶

Aquello no era real.

Como una letanía, aquella frase se repetía una y otra vez en el fondo de sus pensamientos a cada paso que daba. Y el problema era, que no tenía manera alguna de comprobar o desmentir aquello. ¿Qué podía creer a aquellas alturas? La muerte de Charlotte y su cabeza rodando pasillo abajo le habían dolido lo bastante para dudar de su buen juicio y aquel mundo que se extendía a su alrededor sólo parecía existir para mantener en cuestión la lógica de su mente. Pero si no estaban allí, si de verdad aquel lugar era producto de un truco, ¿quería decir que seguían en el mismo edificio que antes? Y si caminaba el tiempo suficiente por aquella sala infinita, ¿terminaría dándose de bruces con una pared que, en apariencia, no era capaz de ver? ¿Cómo iba a escapar si era incapaz de descubrir dónde estaba?

Como si todo estuviera conjugado para reírse de ella y de sus pobres intentos por aclarar sus ideas, según la vagoneta se deshacía en píxeles salidos de un juego de arcade, una tétrica mesa de billar se apareció de la nada. Alya la examinó, casi la devoró con los ojos en busca de cualquier detalle que desmintiera su existencia, pero no se atrevió a tocarla como había hecho el demonio, de hecho, mantuvo las cierta distancia con ambos, especialmente cuando él se armó con un palo de billar. Que ella supiera, el mueble podría tragársela o salir corriendo y el demonio, bueno, podía romperle la crisma de un solo golpe.

Y por un momento, temió verdaderamente que fuera atacarla, con la misma tranquilidad que mostraba dándole vueltas al palo, pero los segundos pasaron sin que el otro hiciera nada en su contra. Aquello la enfermaba casi más que cuando le había metido de un empujón en el vagón. Quizá por eso dejó que la última pregunta del más mayor se perdiera en el aire, antes de volver a hablar —Alya— prefería no dar su apellido. Simplemente no lo sentía como algo correcto. Daba igual lo mucho que les odiara, tuviera o no la suficiente suerte para salir de ahí con vida, no quería que cualquiera con su apellido tuviera problemas.

Comprendió que era su turno para elegir un palo, así que guardó sus reticencias en un cajón y se acercó al mueble. No dedicó demasiado tiempo a la elección, pero sí agradeció internamente que el la madera no se convirtiera en una serpiente cuando la tocó, pero siguió a una distancia prudencial —He jugado antes. Cuando tenía las dos manos para ello— su tono era cortante, sí. No creía que su situación pudiera ser mucho peor por poner en evidencia algo que ambos sabían ya. Y la elección del billar entre todos los juegos de la Tierra parecía un mal chiste.

—¿Dónde está el truco?— inquirió al final. Su tono había perdido cualquier duda, cualquier temblor, y había vuelto casi a su calma habitual, al menos exteriormente. No sabía si lo que tenía dentro era valor o la temeraria necesidad de que le cortara el cuello. Cuánto de aquello era cierto y cuánto una simple máscara para salir del paso, ni ella misma lo sabía; estaba demasiado acostumbrada a usar aquella expresión para no recurrir a ella a pesar de la tensión —Y ¿cómo esto es peor que la muerte?— después de lo que acababa de pasar, no podía creer que aquello pudiera ser tan sencillo como una partida de pool.



—Diálogos— | Narración | Pensamietos | #c797c7
avatar
Mensajes : 52

Reliquias : 142

Temas : 0/3


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8858-alya-nathairgid-idhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8883-alya-nathairgid-rhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8913-alya-nathairgid-cr#77155http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8862-a-tale-of-a-murder-busqueda-0-1-3
Nefilim cazador/a

Volver arriba Ir abajo

Re: -. TERROR.com .- (Alya Nathairgid)

Mensaje— por Vitaly Minoson el Sáb Ago 26, 2017 4:35 am


Terror.com


Watch me, like me, kill me.



Residencia Familiar — Domingo — 12:05 a.m.


Tras observar como la chica se hacia con uno de los tacos de madera, Minoson se encaminó una vez más hacia la mesa conforme  prestaba atención a los comentarios ponzoñosos de la joven Alya.

—He jugado antes. Cuando tenía las dos manos para ello—

Oh vamos, no me seas quejica, Alya. Imagina que es una manicura que salió mal, obra de alguna asiática borracha con problemas de visión y algo de parkinson.

—¿Dónde está el truco?—

¿Truco? No hay ningún truco. Esto, querida mía, es una mesa común y corriente. - Remarcó Minoson, pasando su mano abierta por encima de la mesa mientras sujetaba su palo con la otra.

—Y ¿cómo esto es peor que la muerte?—

Estas a punto de descubrirlo, A-ly-a. - Dijo el demonio, entre risas, cortando el nombre de su acompañante por silabas a la hora de pronunciarlo, tomándose su tiempo, mientras fijaba su vista en ella.

De repente, unas extrañas esferas comenzaron a aparecer, levitando encima de la mesa, formando una especie de triangulo el cual permanecía inquebrantable conforme descendía poco a poco. El demonio se apartó minimamente, dándole el suficiente espacio para que estas bolas aterrizaran cómodamente en su sitio sobre la mesa, listas para que el primer participante pueda partir, y dar comienzo, de esta manera, a la partida.




Las esferas se separaban mayormente en dos tonalidades completamente diferentes la una de la otra. En su interior, sin embargo, yacían diversos dibujos que al detallarlos más de cerca se asemejaban a diferentes órganos y ramificaciones del cuerpo humano.

Los dibujos eran los siguientes:

- Una mano.
- Un ojo.
- Un pulmón.
- Un hígado.
- Un corazón.
- Una médula espinal.
- Unos labios.

Y por último una bola negra, común para ambos equipos, con la figura de un cerebro.

Las inscripciones parecían tener vida propia, además de dar muy mala espina, emanando un aura oscura, moviéndose periódicamente, simulando la actividad que estos órganos tendrían de estar ligados a un ser vivo.

Verás...La muerte te priva de sentir, dejando atrás tanto sueños como pesadillas, arrebatándote tus metas, tus logros o incluso tus males. Imagínate ser incapaz de sentir dolor o desdicha, sin amores, sin angustias, que desolación, que desperdicio, sin duda, privándote además de todos los placeres, manipulaciones e ilusiones que puedan o no manifestarse dentro de ti, ahogándolas sin mostrar ningún tipo de misericordia o arrepentimiento, sumergiéndolas todas a una en un abismo negro e imperturbable, aquel donde yace el olvido, enmudeciendo consigo el sonido, las voces, el llamado implícito de un nuevo día, aquel que arrastra tu alma y te fuerza a abrir los parpados cada mañana al salir el sol, ahora ya nunca más.

El fin del trayecto, el fin del ser y del potencial del ser, de todo lo que pudo haber sido y no fue, y más triste aún, el fin de la diversión. MI diversión.


En otras palabras, la muerte es aburrida. Es un vacío que nos alcanzará tarde o temprano, y nos reducirá a todos a cenizas junto con nuestros legados y ambiciones.

Sin embargo, no tienes porqué preocuparte, planeo extender tu existencia tanto como sea necesario hasta exprimir la última gota de diversión de tu cuerpo llevándote consigo a un estado tal que hasta aquel vacío, aquella desidia, te parecerá paz y tranquilidad, un sueño al cual idolatrar mientras el dolor y la locura se hacen contigo, una y otra vez...Y es que así como el sentir puede llegar a ser algo maravilloso, sublime y especial...También puede llegar a ser muchísimo peor que el hecho no haber sentido nunca nada en absoluto en primer lugar. JAJAJA.


Minoson saca una bola blanca de la nada, como si se tratase de un truco de magia común y corriente, como si esta hubiese estado escondida en todo momento presente dentro de su vestuario, para posteriormente situarla con suma delicadeza sobre la mesa, a una cierta distancia con respecto a las demás esferas.

Y de hecho, esa será nuestra primera lección del día de hoy. Sentir.

Como podrás observar, hay un total de 15 bolas, sin contar la bola blanca, por supuesto. 7 bolas rojas, 7 azules, y 1 negra. Yo tomaré las rojas, y tú las azules, si te parece. El caso es que cada una de estas "bolas" está especialmente vinculada a nuestros cuerpos, y cada vez que una de ellas se pierda dentro de cualquiera de los diversos agujeros dispuestos entorno al borde de la mesa, el jugador rival sentirá un intenso dolor en dicha zona del cuerpo marcada o inscrita en el interior de la esfera, el cual que ira creciendo progresivamente conforme el juego avance, hasta terminar con nuestra existencia.

El ganador por tanto será aquel jugador que termine con vida tras haber introducido todas las bolas de su color correspondiente, y que posteriormente, introduzca la boca negra, ligada al cerebro del contrario, provocandole el mayor dolor que jamás haya sido concebido por la mente humana...o de cualquier otra raza que se llame a si mismo "pensante". ¿De acuerdo? ¿Lo has entendido todo?

Oh...Y en caso de que tu vida no valga lo suficiente como para esforzarte debidamente...
- Minoson saca dos piezas de ajedrez traslucidas, con una especie de luz brillante flotando sutilmente en su interior, colocandolas en el borde de la mesa.

Si ganas, no solo quedaras en libertad sino que también podrás llevarte el alma de tus amigas contigo. ¿No es genial? Después de todo, tengo que asegurarme de que darás lo mejor de ti para divertirme. Odiaría que por alguna extraña razón te rindieses antes de tiempo, privándome del placer de juguetear con tu cuerpo, aunque, claro, independientemente de tu esfuerzo, cabe destacar que yo jamás he perdido ni un solo partido en los últimos... - Minoson se pone pensativo, contando con los dedos de la mano - ¿700 u 800 años? Algo así....JAJAJAJA. Pero ¿Quien sabe?...Quizás hoy sea tu día de suerte, querida, después de todo, tienes más posibilidades de ganarme en un juego de billar MÁGICO de las que tendrías de tener que enfrentarme directamente en un uno contra uno, sin juegos de por medio. De hecho, de haber sido ese el caso, ya habríamos acabado hace un buen rato, y no estaríamos teniendo esta maravillosa conversación en estos momentos, debido mayormente al hecho de que ya estarías muerta, descomponiendote cual abono para plantas, al igual que tu amiga la sin cuello, por lo que...DE NADA. - Vitaly sonríe tras pronunciarse con tal entusiasmo y alegría, esperando que la joven se lo agradezca, a pesar de que el demonio solo velaba por su propio bienestar y por su diversión, a sabiendas de lo aburrido que hubiese sido tener que "luchar" contra aquella niña, siendo un completo sin sentido, un aburrimiento total, dada la enorme diferencia de poder existente entre ambos individuos. Una masacre que hubiese acabado mucho antes de empezar, como quien pasa los canales de la tele, tirado en el sofá, sin llegar a ver nunca nada en particular. Al menos de esta manera, Minoson podría juguetear un poco más con la inexperta cazadora antes de despedazarla, física y emocionalmente, como hizo con las tediosas mundanas de hace un momento.

Las damas primero. - Dijo el payaso, dejando que fuese Alya la que partiese, echándose un lado, haciendo una pequeña reverencia, estirando los brazos, invitándola a que de comienzo al sufrimiento.







avatar
Mensajes : 43

Reliquias : 31

Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9075-vitaly-minoson-id
Personaje inactivo

Volver arriba Ir abajo

Re: -. TERROR.com .- (Alya Nathairgid)

Mensaje— por Alya Nathairgid el Mar Sep 05, 2017 8:56 pm



✶ TERROR.COM ✶

Debería haberle dado un nombre falso. Quería creer que, de escucharle decir “Marie” o “Lacey” con el mismo tono, le importaría menos, a pesar de saber bien que aquella sensación de miedo y desagrado que sentía cada vez que el mayor abría la boca para hablar no desaparecería sin importar el nombre por el que la llamara. Al menos, de aquella manera respondería cada vez que la hablara, además, a saber qué otra parte del cuerpo le destrozaría si la pillaba de nuevo mintiendo. Podía soportar cierta irritación pues, por aquel momento, todo lo que podía pedir era sobrevivir el tiempo suficiente para que la encontraran… Si es que no terminaba destrozada jugando a aquel billar.

Y es que la medio hada no tenía ninguna esperanza en salir bien parada de todo aquello. Había que ser o muy idiota o muy ilusa para creer que tenía la más mínima posibilidad contra un demonio que llevaba jugando a aquello desde antes que ella hubiera nacido. Eso, con suerte. Y ella había sido ingenua de sobra por creer que podía tener una noche mundana, pero no lo suficiente para guardar esperanzas. Tenía serias dudas de que la runa de puntería que tenía escondida bajo el maquillaje pudiera ser de demasiada en un juego como aquel, que dependía de reacciones en cadena y no de simple tino.

Pero tampoco podía creer que aquello fuera a terminar pronto. ¿Cómo lo había dicho? La muerte era aburrida. Posiblemente el demonio buscara la manera de alargar aquel juego todo el tiempo posible, destrozándola poco a poco por el camino para sacarle el máximo partido a su dolor. Y aquella era su única esperanza, que el tiempo en aquel desierto de locos fuera tan real como en el exterior y que su tortura no terminara demasiado pronto. Se tragó las ganas de volver a atragantarse con lágrimas (más de rabia que de miedo) que querían ahogarla como antes no lo habían conseguido de puro milagro.

—Dices todo eso, pero, ¿cómo sé que tú también sentirás dolor alguno? Los demonios mentís, podrías fingir el dolor si yo consiguiera acertar una bola— si los planetas decidían alinearse y dejarle acertar un tiro. Por más cierto que fuera que en una auténtica pelea cuerpo a cuerpo no duraría ni un triste asalto, aquella situación tampoco era precisamente halagüeña la mirara por donde la mirase. Miraba ambas piezas de ajedrez con el rabillo del ojo cuando se acercó al lado más corto de la mesa. —Tampoco puedo saber si de verdad están ahí— suspiro, su inexperiencia en el mundo de las sombras era real, pero no podía creerle porque… Bueno, más por cabezonería adolescente que por otro motivo de mayor peso. —Creía que sólo tomaban almas de tratos, ¿cómo hacerlas físicas?

Con su izquierda sujetaba el taco mientras la derecha colgaba convaleciente. Si no la movía, casi hubiera podido ignorarla, pero tuvo que colocarla sobre el verdoso fieltro del billar y apoyar el palo en ella, ya que había descartado por completo guiar el taco con ella. Incluso sabiendo que era la opción más segura, cuando colocó el palo de madera entre índice y corazón para guiarlo hacia la blanca, sintió un eco del dolor anterior subirle por todo el brazo. Algunas gotas de sangre mancharon la verdosa tela cuando golpeó la blanca y abrió la partida.

Las bolas se dispersaron por toda la mesa, chocando contra los amortiguadores del borde. La joven sentía el pulso acelerado a pesar de haber realizado una acción tan irrelevante como era la de abrir la mesa. Y no tanto por aquel golpe inicial, como por el que venía a continuación. Rodeó el billar y volvió a inclinarse sobre las bolas, pero su golpe se desvió y no envió la bola azul si quiera cerca de uno de los bolsillos. En el segundo en que terminó su turno, sintió el sudor frío en sus manos  —Te toca— sentenció, con tono funesto.

Spoiler:
Quise que, al menos, las dos primeras tiradas fueran lo más azarosas posibles, así que agarré un simulador de billar, tiré dos veces y ese es el resultado, el que he explicado en el post. Las enteras (ahora azules) eran las de Alya y las a rayas (ahora rojas) las de Minoson. La negra la he dejado negra.

Dicho eso, siento mucho haber tardado tanto en responder, mil disculpas.



—Diálogos— | Narración | Pensamietos | #c797c7
avatar
Mensajes : 52

Reliquias : 142

Temas : 0/3


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8858-alya-nathairgid-idhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8883-alya-nathairgid-rhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8913-alya-nathairgid-cr#77155http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8862-a-tale-of-a-murder-busqueda-0-1-3
Nefilim cazador/a

Volver arriba Ir abajo

Re: -. TERROR.com .- (Alya Nathairgid)

Mensaje— por Alya Nathairgid el Lun Oct 16, 2017 9:36 pm



✶ TERROR.COM ✶

El juego avanzó, lento y torturoso, en especial para la joven aprendiz. Al fin y al cabo, toda aquella ilusión había sido creada para bailar a corde a las habilidades del demonio y, con la mano como la tenía, ni con todas las cartas de su lado hubiera podido igualarse al contrario. Miedo y dolor eran una peligrosa mezcla que jugó en contra de la joven durante una terrible partida que podría alargarse hasta la eternidad, o hasta que ella no fuera más que un saco de carne hundido en su propio sufrimiento. Y durante un tiempo, estuvo convencida de que eso es lo que iba a suceder. No había manera humana de ganar aquella partida. No, al menos, sin hacer trampas.

Y, como si el azar estuviera por un instante de su lado, la mesa pareció decirle lo que tenía que hacer. Durante toda la partida, el demonnio se las había ingeniado para manejar con el tablero a placer para dejarlo en las peores posiciones imaginables. Pero durante un momento de lucidez lo vio claro y supo qué podía hacer. Tiró el taco a un lado y, a toda velocidad, tomó una a una las pelotas de color azul que había sido incapaz.

A pesar de lo que había creído en su momento, aquella trampa para los sentidos sí afectaba al otro. Observó con una mezcla de terror y morboso disfrute los efectos de su propio juego en el otro y en el desierto blanquecino que los rodeaba. Instantes después, la ilusión a su alrededor se calló en mil pedazos y ambos volvieron a aparecer en el noveno piso de aquel edificio dle que no se habían movido. Antes de que la mesa de billar desapareciera también, la joven corrió para hacerse con las dos piezas de ajedrez que supuestamente contenían las almas de Charlotte y Ana  se las guardó.

Poco después, escuchó un estruendo a la entrada del apartamento y sintió como las rodillas le fallaban.

Una cuadrilla de nephilims se encargaría del lugar y de buscar una explicación al trájico fallecimiento de las dos jovencitas para que sus padres no tuvieran que saber qué había sucedido realmente. Algunos se separaron para rastrear la señal del demonio, pero fueron incapaces de encontrarlo y volvieron al poco tiempo con las manos vacías. A pesar de su pobre estado, Alya fue sometida a toda clase de preguntas que, sabía, le repetirían en cuanto estuviera más estable.

Desconocía si podían sacar algo de utilidad, pero no importaba cuántas veces le preguntaran o cuánto tiempo dedicaran a la investigación, aunque suponía que al final todo aquello terminaría archivado en un rincón húmedo del Instituto, la joven sería incapaz de olvidar nunca los sucesos de aquella noche.

✶TEMA CERRADO ✶



—Diálogos— | Narración | Pensamietos | #c797c7
avatar
Mensajes : 52

Reliquias : 142

Temas : 0/3


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8858-alya-nathairgid-idhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8883-alya-nathairgid-rhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8913-alya-nathairgid-cr#77155http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8862-a-tale-of-a-murder-busqueda-0-1-3
Nefilim cazador/a

Volver arriba Ir abajo

Re: -. TERROR.com .- (Alya Nathairgid)

Mensaje— por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
está

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.