07/08 - Estimados habitantes del submundo. ¡Aquí tenéis las noticias con las actualizaciones/nuevas propuetas/ideas del foro! ¡Pasaos cuanto antes a echar un ojo!


10/06 - Estimados habitantes del submundo. Ahora tenéis una forma de llevar el recuento de las habilidades especiales de vuestras armas. ¡Sólo tenéis que pasaros por este tema para tener al día el tiempo que os queda hasta la próxima recarga! ¡Pasáos cuanto antes!


04/06 - Estimados habitantes del submundo. Como habréis comprobado, la raza de los nefilim vuelve a estar abierta para todo el mundo <3 Y aunque aún no ha habido actualización de noticias... ¡no desesperéis! ¡Que antes de lo que podáis pensar estarán en vuestra bandeja de entrada ardiendo con el fuego celestial!


31/03 - Estimados habitantes del submundo. Como habréis comprobado, la raza nefilim tiene las letras en rojo en el censo del tablón. Eso indica que, hasta nuevo aviso, la raza está temporalmente cerrada por sobrepoblación. Sin embargo, antes de llevaros las manos a la cabeza definitivamente, esperad a tener un nuevo aviso por nuestra parte, pues estamos sopesando algunas cositas. ¡Un saludo! <3


07/03 - ¡¡Queridos habitantes del submundo!! ¡Aquí llegan las últimas noticias del foro! ¡Leedlas atentamente y no perdáis ni un solo detalle!


27/02 - ¡¡Queridos habitantes del submundo!! Queremos anunciaros que la limpieza de este mes de febrero se realizará entre los días 02 y 03 de marzo, para que tengáis tiempo de poneros al día. Así mismo, estimaremos que las noticias del mes saldrán esta misma semana, aunque sabemos que ya vamos con imperdonable retraso. ¡Perdón por las molestias y gracias por vuestra atención!


07/01 - ¡¡Queridos habitantes del submundo!! Queremos anunciaros que hemos recuperado el dominio del foro satisfactoriamente, de modo que podéis volver a utilizar la dirección anterior, www.cazadoresdesombras-rpg.com, sin ningún problema. Por otro lado, hoy se han realizado las limpiezas del foro. ¡Sigamos trabajando y pasándolo bien como hasta ahora, y perdón de nuevo por las molestias!


02/01 - ¡¡Feliz año nuevo a todo el mundo!! Con motivo de la llegada del ansiado 2017, hemos decidido daros un pequeño regalito. Si miráis en vuestra reserva de reliquias... ¡veréis que han aumentado considerablemente! Es un premio a todos los usuarios que se registraron antes del 01 del 01 por vuestro apoyo ^^Recordaros, además, que las limpiezas se realizarán al final de esta semana. ¡Apurad los últimos post para no perder vuestro color!


38 # 50
26
NEFILIMS
6
CONSEJO
13
HUMANOS
11
LICÁNTRO.
8
VAMPIROS
13
BRUJOS
5
HADAS
5
DEMONIOS
1
FANTASMAS

Don't fear the reaper | Priv. Lee Barker | FB

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Don’t fear the reaper
→ Callejón sin salida → Otoño → 03:42 am

Si hacía frío en aquellos momentos, el cuerpo de Kieran había dejado de notarlo hacía varios minutos. No notaba el entumecimiento de sus brazos, ni el dolor de las heridas de las que seguía manando la poca sangre que le quedase dentro del cuerpo, ni siquiera sabía cuánto tiempo había pasado tirado en aquel callejón. ¿Cómo había acabado en aquella situación? La mente del cazador se bloqueó momentáneamente y luego los recuerdos volvieron a acudir a él lentamente, como si los estuviera viviendo en tercera persona.

Había estado muy seguro de sí mismo al perseguir a unos hombres lobo que sabía con seguridad que estaban infringiendo los Acuerdos. Lo sabía porque habían sido investigados varias veces y técnicamente aquella noche era a él a quien le tocaba seguirles de manera disimulada y únicamente observar. Pero todo se había torcido de mala manera en el momento en el que una mundana se había cruzado en su camino por error y ellos habían decidido divertirse con ellas. Quizás, y sólo quizás, Kieran aceptaba que había sido una mala idea hacerse visible y enfrentarse a ellos él solo en un arrebato de salvar a la mundana.

¿Qué le había pasado? Se había enfrentado a situaciones peores con anterioridad. Estaba entrenado para sobrevivir en la gran mayoría de batallas. Estaba instruido en el combate con cientos de tipos de armas distintas. Sabía las debilidades de casi todos los seres… y eso era lo que provocaba que no llegase a comprender qué había pasado exactamente.

Le habían dejado tirado y herido grave en un callejón. Los muy cabrones habían sido lo suficientemente listos como para dejarle sangrando en un territorio frecuentado por vampiros. Al principio había tratado de pedir ayuda, pero su mente iba y venía entre la consciencia y la inconsciencia y era realmente difícil resistirse a dejar la mente en blanco y dejarse llevar.  Pero al final había hecho caso al cansancio que le pesaba en todos y cada uno de los huesos de su cuerpo, que le rogaban que dejara de arrastrarse por el suelo y recuperase fuerzas. Quizás, si cerraba los ojos sólo un rato…

avatar
Mensajes : 21

Reliquias : 333

Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9110-kieran-whitaker-idhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9149-kieran-s-journalhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9147-kieran-s-timeline
Nefilim cazador/a

Volver arriba Ir abajo

Re: Don't fear the reaper | Priv. Lee Barker | FB

Mensaje— por Lee Barker el Vie Ago 18, 2017 12:59 pm

Don’t fear the reaper
→ CALLEJÓN SIN SALIDA → OTOÑO → 03:42 AM

Había cerrado el herbolarío hacía horas, su único plan era ir a casa a tomarse una taza de chocolate caliente y leer un libro nuevo sobre remedios naturales del siglo XXI que se había comprado, pero por el caminó se había encontrado con unos conocidos que se habían empeñado en tomar un par de copas y no pudo decirles que no, hacía demasiado tiempo que no salía de fiesta.

Cuando vio la hora que era, tuvo que despedirse muy a su pesar. Era tarde y apenas en unas horas tenía que volver trabajar, así que era mejor ir a casa y conseguir algo de descanso, pero no había contado con un ligero imprevisto a mitad camino. Casi estaba en su pequeño apartamento, solo le separaba un par de calles de su destino, pero en un callejón a su izquierda le pareció oír algo, además de que le llegaba un ligero olor a metal, a sangre. Sin pensárselo dos veces, entró directa a socorrer a cualquier mundano que estuviera allí, quizá le habían atracado o se había producido una pelea.

En unos cuantos pasos encontró a un chico joven, lleno de heridas, golpes y una cantidad alarmante de sangre. Lee se agachó a tomarle el pulso y comprobar que seguía respirando, aunque pesadamente. Fue en ese momento cuando se fijó en que no era un mundano, llevaba marcas, runas, y una vestimenta que ella conocía muy bien. Era un cazador de sombras, un néfilim. Alguien que había hecho la vida imposible a las criaturas del submundo como ella. Lo primero que se le pasó por la cabeza era dejarlo ahí a su suerte, al fin y al cabo no le quedaba mucho de vida con la cantidad de heridas y la sangre perdida, por otra parte se planteó acabar con su sufrimiento, pero eso conllevaba algún que otro riesgo, y, por último, se sorprendió a si misma sintiendo compasión por el muchacho. Dado al poco tiempo del que disponía, decidió salvarlo, después de todo, era un simple crío sin culpa de nada. Mas tarde se arrepentiría de sus actos.

Cómo moverlo en su estado podía ser peligroso, Lee tuvo que hacerle una curación improvisada gracias a su magia. Le puso las manos en el pecho y paró, al menos por el momento, las hemorragias. Eso lo mantendría por el momento. Irguió al muchacho, cogió su brazo y se lo pasó por el cuello, lo agarró con la cintura y lo levantó, no sin la ayuda de su magia, ya que el crío le sacaba una cabeza y era el doble que ella. ¿Que demonios le daban de comer a los cazadores?

Lo llevó a su apartamento como pudo, y lo dejó tumbado en el sofá. Cómo la camisa del joven estaba toda rasgada y llena de sangre, prefirió cortarla y quitársela, así podría curarle mucho mejor. Se fue directa a su escritorio donde tenía unos bocetos muy malos de las criaturas que solía invocar para que le ayudasen. Eran como seres imaginarios infantiles, con forma oblonga, extremidades y unas alitas en la espalda que les proporcionases mejor acceso a todos los lugares, ya que median poco más de un palmo. Chasqueó los dedos y tres de ellos cobraron vida, más que suficientes, se encargaron de limpiar las heridas y coserlas, para evitar que se desangrará más, además de limpiar la sangre que cubría el cuerpo del néfilim. Mientras, Lee hacía gel de Aloe vera, un ungüento simple pero maravilloso para desinfectar las heridas y molía Hamamelis para conseguir su jugo, una planta perfecta para los cardenales, pues el muchacho iba bien servido de ellos.  

Cuando sus pequeños ayudantes terminaron con su tarea, Lee se sentó al borde del sofá con los ungüentos fabricados y los dejó en la mesita próxima a este, examinando el trabajo que habían hecho. Estaba todo perfecto, o todo lo perfecto que podía estar un cazador de sombras medio muerto. Para acelerar el proceso, la bruja puso de nuevo las manos en el pecho del joven y murmuró unas palabras, un hechizo que ayudara al desconocido a coger algo más de fuerzas y sanar un poco más rápido. De que esperaba a que recuperase el conocimiento, cogió el gel de Áloe vera y se lo empezó a poner en las heridas, ya cosidas.


avatar
Mensajes : 27

Reliquias : 22

Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9112-lee-barker-id#79096http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9152-relaciones-de-leehttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9132-cronologia-de-lee
Hijo/a de
Lilith

Volver arriba Ir abajo

Don’t fear the reaper
→ Callejón sin salida → Otoño → 03:42 am

No sabía si realmente escuchaba los pasos de alguien o su mente estaba comenzando a volverle loco antes de matarle por completo. Todo sonido que llegaba a sus oídos era lejano y denso, como si tuviese la cabeza metida dentro del agua y todo aquello no fuese con él. Perdía constantemente la noción del tiempo y cada vez le costaba más respirar. Toda la vida entrenando para ser un cazador de sombras y pensando que si tenía que morir, moriría en batalla junto a sus compañeros. Y ahora resulta que iba a morir de manera anónima en un callejón. De haber tenido fuerzas, a Kieran se le había escapado una risotada.

Volvió a tener conciencia sobre sí mismo en cuanto notó que había alguien allí con él que le miraba las heridas. ¿Qué cojones…? El sistema de alerta de Kieran se disparó inmediatamente como si aquella persona fuese el enemigo y trató de atacarle de manera instintiva, horrorizado al comprobar que únicamente mover un par de dedos le suponía un coste de energía que en su estado actual su cuerpo no era capaz de asumir. La ansiedad fue abriéndose paso en su interior conforme la otra persona le colocaba las manos en el pecho y dejaba fluir su magia a través de él. Un par de segundos después el cazador comenzó a notar el calor que fluía por su cuerpo, sus heridas más importantes cerrándose, su mente despejándose de esa neblina tan incómoda y comenzando a centrarse de nuevo. No fue hasta que la otra persona cargó con él como pudo para ayudarle a salir de allí que quien le estaba ayudando era una bruja con apariencia de una chica joven.

Se había obligado a permanecer perfectamente consciente todo el trayecto hasta el apartamento de la bruja por si era necesario recordar el camino, pero aquello le había pasado factura a su mente. Pidiéndole un descanso, Kieran se dejó vagar de nuevo entre la consciencia y la inconsciencia una vez estuvo tumbado en lo que parecía ser un sofá. Sus sentidos parecían haber perdido la conexión entre ellos: su vista estaba completamente en negro, en ocasiones le parecía escuchar un aleteo y no dejaba de sentir pinchazos ocasionales en su cuerpo.

Había perdido la noción del tiempo por completo de nuevo, pero volvió en sí poco a poco al notar de nuevo una fuente de calor que le recorría el cuerpo. Era agradable después de todo lo que le había pasado aquella noche. Era como un pequeño recordatorio de que realmente no había muerto, y de que poco a poco el joven cazador volvía en sí mismo. Comenzó moviendo los dedos y comprobó con sorpresa que ese movimiento ya no era un derroche de energía como antes, que respirar ya no era una carga pesada y que tenía la mente perfectamente despejada. Era capaz de notar las manos de la bruja sobre sus heridas y el frío del ungüento que le estaba poniendo. Kieran abrió los ojos poco a poco y fijó la vista sobre la lámpara del techo que iluminaba la habitación en la que estaban. Acalló la alarma que tensaba todos y cada uno de sus músculos y se obligó a mantenerse quieto mientras dejaba trabajar a la desconocida.
avatar
Mensajes : 21

Reliquias : 333

Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9110-kieran-whitaker-idhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9149-kieran-s-journalhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9147-kieran-s-timeline
Nefilim cazador/a

Volver arriba Ir abajo

Don't fear the reaper
→ Apartamento de Lee→ Otoño → 4:00 am


Sus pequeñas creaciones seguían revoloteando alrededor de Lee mientras esta terminada de aplicar el gel en las heridas del muchacho, de esa forma evitaría infecciones mayores. No fue hasta que terminó cuando se dio cuenta que el joven había abierto los ojos y miraba la lámpara sin inmutarse. La bruja esperaba que su despertar fuese algo más escandaloso, que se resistiese, que hiciera preguntas,  incluso se había planteado la posibilidad de tener que inmovilizarlo, pero no, ahí estaba, tumbado, quieto y callado.  Lee dejó el recipiente con la Aloe vera en la mesa para coger el otro cuenco, el que contenía aceite de Hamamelis, una sustancia de color ámbar que le ayudarían con los moratones.

-Hola- Saludó Lee sin saber muy bien que decir. No solía tratar mucho con néfilim, y mucho menos de buena manera- Te voy a poner esto por los cardenales, probablemente te duela, pero intenta no moverte- dijo - Vosotros. Preparad dos infusiones. Una de romero con sauce, y otra simplemente con romero- añadió chasqueando los dedos, dirigiéndose a sus criaturas, las cuales se marcharon volando. La bruja procedió a poner el nuevo ungüento en el chico, pero ahora que estaba despierto la cosa era mucho más incómoda, sobre todo porque a parte de tener en el torso, también tenía algunos por la cara.

En esos momentos se estaba arrepintiendo de sus acciones, debería haberlo dejado muriendo en el maldito callejón, así no tendría que lidiar con esa incomodidad. ¿Era muy tarde para dejarlo a su suerte? ¿Podía matarlo ahora, cuando ya estaba consciente? ¿Y si le ponía un poco de veneno en la infusión? Seguramente se metería en líos con la clave. Había sido capaz de evitar la clave durante años y ahora no iba a arriesgarse por un estúpido crío, así que tocaba hacer frente a la situación.

-He tenido que romperte la camiseta para poder curarte bien, lo siento- empezó diciendo de que terminaba de poner el aceite. No era la mejor manera de sacar conversación, pero era mejor que nada- La tenías llena de sangre y destrozada, así que te hubiera tocado tirarla igualmente- continuó. Las criaturas llegaron en ese momento con dos tazas humeantes, una de un tono más anaranjado, la que llevaba sauce y romero, y otra completamente verde, compuesta simplemente por romero. Las colocaron en la mesa y se marcharon a revolotear de nuevo- Bien, ya he terminado con esto. Por favor, incorpórate lentamente y tómate esto. Es para aliviarte el dolor y darte algo de energía, después de la pérdida de sangre estarás un poco débil- comentó, dándole la bebida anaranjada mientras ella cogía la otra. Después de estar casi 24 horas despierta, todo el día trabajando, y encima haber usado magia, se notaba cansada- ¿Cómo te encuentras? - preguntó, pegando un pequeño sorbo a su bebida y poniendo una ligera mueca. Adoraba la medicina natural pero el sabor era horrible la mayor parte del tiempo.




avatar
Mensajes : 27

Reliquias : 22

Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9112-lee-barker-id#79096http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9152-relaciones-de-leehttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9132-cronologia-de-lee
Hijo/a de
Lilith

Volver arriba Ir abajo

Don’t fear the reaper
→ Apartamento de Lee → Otoño → 4:00 am

La bruja comenzó a hablar al darse cuenta de que Kieran había despertado. Tenía una voz bonita pero marcada por la incomodidad, tensa. El joven cazador trató de tomar nota mentalmente de aquello, de los olores que desprendían los ungüentos de la bruja y del apartamento en el que estaba; pero toda aquello era todavía demasiada información en muy poco tiempo para su sobresaturado cerebro.

-Hey –respondió al saludo de ella, dejando arrastrar la única palabra y notándose la boca tremendamente seca. Se aclaró la garganta mientras la bruja cambiaba el tono de su voz para ordenarles a quien quiera que estuviera con ella en esa misma habitación que les preparase dos infusiones. Estuvo tentado de decir algo más, pero ¿qué?. Kieran obedeció el consejo de la desconocida y no trató de moverse en ningún momento.

Cada segundo que pasaba era casi más incómodo que el anterior. El joven cazador de sombras comenzó a notar demasiado cosas que en condiciones normales habría pasado por alto: la textura del sofá bajo las yemas de sus dedos, el murmullo apagado del ventilador que había en el techo y del cual él no despegaba la vista, las manos de la chica sobre su piel. Kieran no era una persona terriblemente pudorosa y no le avergonzaba estar con el pecho al descubierto, mucho menos si aquella persona le había salvado la vida. Pero el contacto físico era otra cosa más incómoda. Por suerte para él y para la incomodidad del momento, ella rompió el hielo de nuevo.

-No te preocupes por lo de la camiseta –negó con la cabeza suavemente ante la disculpa de la bruja.- Te habría costado más romperla si hubiese llevado todas las protecciones del equipo de caza –seguramente si hubiese estado bien equipado desde el principio, ahora no estaría en aquella situación.- Aprecio más mi vida que esa camiseta, que agradezco lo que has hecho.

Kieran se incorporó lentamente en el sofá haciendo caso a sus indicaciones una vez la desconocida hubo terminado don los ungüentos. Fue entonces cuando tuvo una mejro vista del sitio en el que se encontraba. El salón del apartamento era amplio y espacioso pero oscuro, lleno de plantas aromáticas que él mismo no habría sabido diferenciar correctamente a la primera. Parecía un apartamento normal excepto por aquellos seres alados que revoloteaban cerca de ambos. Kieran frunció el ceño al verlos y al no reconocerlos como ningún tipo de demonio que hubiese estudiado a lo largo de los años.

-Mejor. Estoy mucho mejor –comentó mientras alargaba una mano para coger la infusión que le ofrecía la bruja. Era de color ámbar, estaba caliente y olía realmente bien. - Todavía me da vueltas la cabeza pero al menos estoy vivo. Gracias. -Kieran le dio un sorbo a la bebida lentamente para saborearla y se arrepintió al momento. Luchando contra todas sus ganas de dejar de beber aquello, frunció el ceño ocultando la mueca de desagrado y fijó la vista en los seres alados, señalándolos con un suave movimiento de cabeza.- ¿Qué son esas cosas? No recuerdo haber visto nada parecido antes.
avatar
Mensajes : 21

Reliquias : 333

Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9110-kieran-whitaker-idhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9149-kieran-s-journalhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9147-kieran-s-timeline
Nefilim cazador/a

Volver arriba Ir abajo

Re: Don't fear the reaper | Priv. Lee Barker | FB

Mensaje— por Lee Barker el Jue Ago 24, 2017 12:05 am

Don't fear the reaper
→ APARTAMENTO DE LEE → OTOÑO → 4:00 AM

Asintió con una sonrisa al escuchar que estaba mejor, pero aún así Lee no pensaba quitarle el ojo de encima. Mientras le curaba las heridas, se había fijado en que se parecían a las marcas que dejan los hombres lobo, y aunque no había ningún mordisco, si que había una mínima posibilidad de que el joven pudiese transformarse. Además, para más inri, aquella noche había luna llena, lo que aceleraría el proceso, en caso de estar contagiado.

No se le escapó la pequeña mueca del chico al probar la infusión, aunque la ocultó rápidamente, acto que le pareció casi adorable sino fuese un cazador de sombras. Un cazador de sombras descamisado en su salón y musculoso, pero cazador de sombras.

-¿Esos bichitos?-dijo, siguiendo la mirada del muchacho- La verdad es que no les he puesto nunca nombre...Son invocaciones que se hacer, me resulta más fácil si las dibujo en un papel, pero también puedo crearlas de la nada. Me ayudan mucho con esto- añadió señalando a las heridas del chico con la cabeza y las infusiones. También sabían hacer otras cosas menos legales pero no se lo pensaba comentar a un néfilim desconocido-Tenía poco tiempo para actuar y necesitaba varias manos, pero ahora no las necesito y me hacen gastar energía- continuó, chasqueando los dedos y haciendo desaparecer a las criaturas. No era necesario que usara los chasquidos cada vez que usase magia, pero su padre le había enseñado a usar como una muletilla para que le fuese más fácil y rápido hacer las cosas.

-Esto...por cierto, creo que no me he presentado. Me llamo Amelie Barker, pero todo el mundo me llama Lee- se presentó- Quizá te suene algo descarado, pero me gustaría que pasases la noche aquí.  Quiero decir, no te pienses lo que no es, pero por tus heridas asumo que te han atacado hombres lobo con muy mala leche y existe el riesgo de contagio, a pesar de no haber encontrado ninguna mordida. Cómo es luna llena, los síntomas, como fiebre y delirios deberían mostrarse hoy. Y es mejor que alguien como yo esté aquí solo por si acaso- dijo, tomando un sorbo de su té, algo sonrojada, pues le estaba ofreciendo dormir en su casa, cuando iba medio desnudo. En principio la bruja se lo preguntaba por cortesía, pero si se empeñaba en irse, Lee tendría que echar mano de la magia para retenerlo, pues no se iba a arriesgar a dejar a un hombre lobo recién transformado a sus anchas.







avatar
Mensajes : 27

Reliquias : 22

Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9112-lee-barker-id#79096http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9152-relaciones-de-leehttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9132-cronologia-de-lee
Hijo/a de
Lilith

Volver arriba Ir abajo

Don’t fear the reaper
→ Apartamento de Lee → Otoño → 4:00 am

¿Los bichitos eran invocaciones que la propia bruja… dibujaba? Kieran alzó una ceja lentamente mientras observaba a los seres alados con cuidado y se debatía internamente sobre si eso era considerado legal en los términos de los Acuerdos o se salía por fuera de ellos. Aunque si los había empleado para que le ayudaran a coserle las heridas y por lo tanto salvarle la vida a él entonces aquello era completamente legal.

De todas formas no tuvo mucho más tiempo de contemplar a los seres. Con un chasquido de sus dedos la bruja hizo desaparecer a sus sirvientes y Kieran volvió a desviar la mirada de nuevo hacia ella. Ciertamente se sentía mucho menos inquieto sin esas cosas revoloteando a su alrededor y haciéndose que tuviese que estar alerta y pendiente de ellos todo el rato.

Fue entonces cuando ella comenzó a hablar presentándose y sin más rodeos le dijo que quería que él pasase la noche allí. La expresión de Kieran se desencajó momentáneamente a una de completa incredulidad ante la situación antes de que Lee aclarase qué quería decir. Así que además de haberle salvado la vida, la joven parecía extremadamente confidente de que, en el hipotético caso de que Kieran se convirtiese en un lobo rabioso, ella podría retenerlo.

Interesante.

-No hay riesgo de que me convierta en hombre lobo, Lee –vaciló apenas unas décimas de segundo al decir el nombre de la chica.- Pretendían la diversión de matarme, no convertirme en uno de ellos. No me han mordido –no al menos que él recordase- y de haberlo hecho sólo hay la mitad de probabilidades de que fuese efectivo. Y esa mitad de las probabilidades seguramente se había manifestado ya con la luna llena.

A pesar de su apariencia de seguridad, Kieran no estaba del todo convencido de que no le habían mordido realmente. Recordaba casi toda la batalla y ahí sí que podía saber con seguridad que no había sido mordido. Pero, ¿y los momentos que había estado inconsciente? Tampoco había tenido tiempo para revisar sus propias lesiones y curarlas.

-Necesito llegar al Instituto cuanto antes. Tengo que informar a la Clave de lo ocurrido, tengo que pasarme por la enfermería, tengo que seguir investigando a los que me atacaron… -se levantó lentamente mientras hablaba ignorando el dolor punzante que sentía por todo el cuerpo, buscando entre los bolsillos su estela para dibujarse sobre la piel un iratze que le ayudase a cerrar las heridas. Frunció el ceño y murmuró una maldición para sí mismo cuando no la encontró y repentinamente cayó en la cuenta de que se le había caído en el callejón en el que había sido atacado.

Genial. Estaba completamente jodido.

Un escalofrío le recorrió la espalda al tiempo que volvía a dejarse caer lentamente en el sofá. Esta vez no escondió la mueca de dolor que le produjo el movimiento y se llevó las manos a la cabeza para masajearse las sienes con aire derrotado. Había perdido su estela. Había una posibilidad de que se convirtiese en hombre lobo. No tenía la fuerza suficiente como para llegar por sí mismo al Instituto en aquel momento y no tenía manera de avisar a cualquiera de sus compañeros de lo que estaba ocurriendo. Y en caso de que realmente le hubiesen mordido y se transformase… ¿qué mejor manera de introducirse en el mundo de los subterráneos que haciéndole creer a una bruja que confiaría en ella?

-… creo que será mejor que acepte tu oferta de pasar la noche aquí. Me llamo Kieran.
avatar
Mensajes : 21

Reliquias : 333

Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9110-kieran-whitaker-idhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9149-kieran-s-journalhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9147-kieran-s-timeline
Nefilim cazador/a

Volver arriba Ir abajo

Don’t fear the reaper
→ APARTAMENTO DE LEE → OTOÑO → 4:15 AM


Escuchaba atenta al chico sin quitarle el ojo de encima, alternando pequeños sorbos de la infusión, el efecto no era inmediato pero entre el calor de la bebida y que por fin estaba sentada y calmada, Lee empezaba a encontrarse con algo más de energía, aunque no le vendría mal dormir unas cuantas horas, lujo que ahora mismo no podía permitirse.

Aun le costaba procesar el hecho de que en el salón de su apartamento había un cazador de sombras, vivo gracias a ella. No podía creer que al final se hubiera decidido a echarle una mano, quizá con el paso de los años se había ablandado. Aunque la bruja tenía que admitir que se alegraba de haberlo hecho, especialmente después de oír la historia del muchacho. Por lo visto unos hombres lobos estaban algo fuera de control y eso a Lee no le hacía gracia, pues aunque le importase más bien poco la salud en general de los néfilim, los mundanos podían correr peligro.

Por otro lado no se le escapó la prepotencia del chico. No importaba que la posibilidad de conversión fuese pequeña, el no era inmune completamente, además de que los efectos varían en cada persona. Odiaba esa actitud de los cazadores, en plan "no me va a pasar nada, tengo sangre del ángel" Por favor, si le dieran dinero cada vez que veía esa seguridad y luego terminaban muertos o transformados en criaturas del submundo, Lee sería más rica de lo que es ahora. Encima, por si fuera poco, el muchacho quería irse, a las 4 de la mañana, después de haber perdido sangre y haber recibido una señora paliza. Su actitud era tan admirable como estúpida.

La bruja estuvo a punto de replicarle, pero el chico cambió de opinión. Por la mueca de dolor, el joven no estaba tan bien como quería creer.  A Lee se le dibujó una sonrisa, como siempre, tenía razón.

-Encantada, Kieran- empezó diciendo, dejando su taza sobre la mesita- Primero, tómate la infusión. Se que está asquerosa, pero cuanto antes te la tomes, antes empezarás a sentirte mejor. Segundo, podría utilizar mi magia para dejarte como nuevo enseguida, pero eso me agotaría y, existiendo la posibilidad de que te conviertas en un hombre lobo enloquecido, prefiero reservar esa energía para lo que pueda surgir- no quería decir que tendría que matarlo, probablemente. No debería ser algo tranquilizador- Tercero, voy a darte una camiseta. Debo tener alguna de tu talla por mi habitación, espera aquí. No me importa que andes por el salón, pero no toques ninguna planta, por favor, algunas son verdaderamente delicadas- dijo, levantándose y subiendo las escaleras de detrás del sofá.

Subió a su cuarto, la primera puerta nada más subir. La habitación estaba decorada al estilo del salón, todo en tonos oscuros, con plantan por las esquinas, un escritorio con varios cajones, un armario enorme y una cama de matrimonio perfectamente hecha con sábanas blancas. Abrió el armario en busca de la prenda de ropa y encontró una camiseta azul marino de manga corta que podría servirle al muchacho. No recordaba de quien podría ser la camiseta, ¿Del vampiro de hace dos semanas? ¿Del mundano? Quizá de aquel simpático cliente o del brujo que conoció en Long Island... En fin, a esas alturas daba lo mismo. Agarró la camiseta y bajó de nuevo con su invitado.

-Toma, creo que puede servirte perfectamente- dijo, tendiéndole la prenda- Por cierto, quizá no sea de mi incumbencia, pero esos hombres lobo...¿Eran muchos? ¿Siguen sueltos sin más? ¿Ibas tu solo cuando te atacaron?- preguntó, realmente curiosa. Le gustaría reunir información, ya que no era lo mismo que cuatro lobos imbéciles se dedicaran a poner las cosas más difíciles, a que una manada organizada cometieran agresiones y perjudicaran más la situación de tensión actual.








avatar
Mensajes : 27

Reliquias : 22

Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9112-lee-barker-id#79096http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9152-relaciones-de-leehttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9132-cronologia-de-lee
Hijo/a de
Lilith

Volver arriba Ir abajo

Don’t fear the reaper
→ Apartamento de Lee → Otoño → 04:15 pm

Casi, casi parecía que la bruja estaba más que complacida de que Kieran acabase aceptando la oferta de pasar la noche en aquel apartamento. La sonrisa que ella tenía pintada en la boca era una muy semejante a las que él mismo ponía con suficiencia cuando tenía la razón (y mira que la solía tener en una gran cantidad de ocasiones, aunque no se mofaba de ello por lo general). Si hubiese tenido más ganas, habría puesto los ojos en blanco ante la actitud de ella. Pero en aquellos momentos lo único de lo que tenía ganas era de que su cabeza dejase de querer explotar.

Gruñó de manera afirmativa para ahorrar su propia energía mientras escuchaba a Lee darle instrucciones. Que se bebiera la infusión para sentirse mejor (por el ángel, ¿en qué se había convertido? ¿En su madre?), que no iba a utilizar su magia para dejarle como nuevo por si acaso se transformaba en un hombre lobo enloquecido (vaya hombre. Y él que se pensaba que ella se las daba de bruja todopoderosa con un apartamento seguramente más caro que la casa heredada de sus padres) y que iba a traerle una camiseta. Kieran alzó una ceja ante la mención de que ella tuviese camisetas de su talla en su habitación. La vida privada de aquella desconocida no era cosa suya pero hasta aquel entonces no se había planteado que, además de que Lee le hubiese ayudado salvándole la vida y cosiéndole las heridas, le diese además ropa de repuesto que seguramente perteneciese a su novio o a cualquier tío que hubiese pasado por su cama. El joven cazador de sombras le siguió con la mirada en silencio hasta que ella desapareció escaleras arriba y entonces se levantó del sofá haciendo acopio de sus fuerzas, poniendo a prueba de nuevo su propio umbral del dolor y su capacidad de resistirlo.

Obviamente no iba a dedicarse a cotillear entre las cosas de aquella chica que le había salvado la vida. Pero no todos los días uno tenía acceso a la casa de un brujo… y bueno, nunca estaba de más trabajar un par de minutos extra y hacer un breve reconocimiento del terreno desconocido. En pocos segundos había barrido con la vista todo el salón para hacerse un mapa mental de aquello que veía, y poco después se había acercado a una de las pocas plantas que reconocía para disimular mientras Lee bajaba las escaleras con la camiseta en una mano.

-Gracias… -murmuró mientras alargaba una mano para coger la camiseta que ella le ofrecía. Se hizo el despistado unos segundos y se dedicó a ponérsela de manera lenta, alargando un poco más el momento de tener el torso al descubierto. No se le había pasado por alto las miradas furtivas que le había lanzado la bruja. Tras aquello volvió a sentarse en el sofá mientras cavilaba si estaba permitido revelar información de sus misiones a una subterránea.- No es una manada si es a lo que te refieres, son unos pocos bastante desorganizados –obvió por completo la pregunta de si iban sueltos, sabiendo que responder que sí haría un poco de daño en su orgullo.- Si me han hecho esto es porque yo ofrezco más diversión que un mundano. Nada mejor que apalizar a un cazador de sombras para levantarte la moral, por lo visto –gruñó.- De todas maneras no hay por qué ahondar más en esto. A partir de mañana será un asunto más oficial para la Clave y quedará en manos de otros cazadores -aquello era una verdad a medias, porque iba a continuar siendo asunto suyo en parte. Pero la bruja no tenía por qué inmiscuirse en todo aquello.
avatar
Mensajes : 21

Reliquias : 333

Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9110-kieran-whitaker-idhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9149-kieran-s-journalhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9147-kieran-s-timeline
Nefilim cazador/a

Volver arriba Ir abajo

Re: Don't fear the reaper | Priv. Lee Barker | FB

Mensaje— por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
está

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.