29/07 ¡Atención, atención! La limpieza por inactividad se realizará a partir de las 22:00 horas en adelante del día 31 de julio. ¡Aprovechad los últimos momentos!


06/06 ¡Atención, atención!¡El Staff os ha preparado una sorpresilla curiosa! ¡Pasaos cuanto antes para echaros un ojo! Seguimos perpetrando maldades...


01/05 ¡Atención, atención! ¡El Staff os ha preparado una nueva Trama Global! ¡Pasaos cuanto antes para echaros un ojo y apuntaros, adoradísimos habitantes del submundo! Las maldades vuelven a comenzar...


30/04 Aun con cierto retraso, el Staff de FdA no se olvida de sus queridos users <3 Así que por San Valentín os hemos preparado una cosita muy especial. ¡No perdáis tiempo y pasaos por aquí!


29/03 Estimados habitantes del submundo. La limpieza de este mes se hará el día 31 de marzo. ¡Aprovechad los últimos ratitos para postear y no perder color!


26/02 Estimados habitantes del submundo. Atendiendo al hecho de que febrero no tiene treinta días, la limpieza de este mes se hará el día 02 de marzo. ¡Aprovechad los últimos ratitos para postear y no perder color!


38 # 37
18
NEFILIMS
7
CONSEJO
11
HUMANOS
5
LICÁNTRO.
12
VAMPIROS
13
BRUJOS
6
HADAS
3
DEMONIOS
1
FANTASMAS
Últimos temas

Oro y fuego (Arthur y libre)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Oro y fuego (Arthur y libre)

Mensaje— por Amelia Silverbow el Sáb Ago 19, 2017 4:42 am

Oro y fuego
→ Lunes → 9:43 Hrs → Instituto de Nueva York, sala de entrenamiento  → Humedo


El golpeteo del metal resonó por toda la estancia, la rutina matutina se había convertido de repente en un combate de practica con mi compañero rubio. Tome otra de las flechas de punta chata y tense mi arco de plata, con un ligero movimiento de dedos deje que la flecha surcara el espacio entre los dos, una cuantas chispas y el sonido de un golpe metalico inundaron la sala cuando el proyectil fue rechazado por mi contrincante, como todo cazador de sombras su musculatura no le impidió moverse como el rayo, en instantes había atravesado dicha distancia como si se tratara de una de mis flechas y lanzo una estocada con su arma, las chispas hicieron de nuevo acto de presencia cuando bloquee el ataque con mi arco y un chirrido taladro mis oídos al deslizarse el costado del arma contraria contra el costado de mi arma personal.

Sin aviso previo sentí como la presión subía desde abajo apuntando a mis costillas y para evitar cualquier rose aplique una presión controlada en mi arco deteniendo el avance, nos quedamos frente a frente en un constante forcejeo. Mire a mi alrededor por unos segundos, la sala de entrenamiento en la que nos encontrábamos estaba en el centro de la catedral que escondía al Instituto por lo que la única luz del lugar era proporcionada por luces mágicas, las pareces no tenían ninguna ventana y solo había una puerta grande de madera que conducía al pasillo. En varios puntos a nuestro alrededor se habían juntado compañeros Nefilims, algunos mas jóvenes y otro incluso mas viejos que el rubio y yo. Habíamos empezado en solitario y conforme pasaban los minutos se habían sumado poco a poco los espectadores como si la vos se fuera pasando.

Y frente a mi Arthur Edgeworth, imponente en su físico y en la fiereza con la que combatía, cuando habíamos empezado el combate había sido de forma tranquila pero poco a poco el fuego dentro de ambos había empezado a calentar el combate.

Mis pensamientos me traicionaron.

Esos breves segundos que me distraje fueron aprovechados por Arthur haciéndome perder el equilibrio, en el ultimo momento me impulse con las piernas esquivando un rodillazo que se dirigía a mi estomago y pase por un lado del hombre, rodando en el suelo y recuperando el equilibrio, todo en pequeños y veloces segundos. Me levante de nuevo sacando otra flecha y apuntándole al cazador que se daba la vuelta en ese momento. Mi corazón latía a mil por hora mientras sentía el sudor correr por mi piel y mi respiración agitada dificultaba el mantener la puntería, debía de recuperar la compostura. Una pequeña sonrisa se abría paso entre mis labios mientras mantenía la posición, esperando el siguiente movimiento enemigo.

Esta era la clase de entrenamiento que me gustaba.




C'est la vie

Cosa bella (Gracias Sugar):

Cosas preciosas hechas por Christopher O´Dare:




Regalitos lindos de Seth:
[/url]
avatar
Mensajes : 189

Reliquias : 72

Temas : 7/5 + Trama Global... I´m On Fire!!


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8095-amelia-silverbowhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8141-enchante-relaciones-de-amelia#70438http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8142-c-est-la-vie#70439
Nefilim cazador/a

Volver arriba Ir abajo

Re: Oro y fuego (Arthur y libre)

Mensaje— por Invitado el Miér Sep 20, 2017 9:59 pm

Había estado entrenando contra un poste de madera del cual sobresalían varios cilindros del mismo material, el poste estando articulado de manera que cualquier golpe que se le diese provocase un movimiento destinado a no dejar a quien entrenaba bajar la guardia hasta separarse por completo. Esto era mi método de entrenamiento preferido para poner a punto mis habilidades de combate cuerpo a cuerpo, y probablemente habría continuado con aquello de no ser por la joven que ingresó en el área de entrenamiento silenciosamente, pero que debido a tantos años de estar siempre alerta noté con el rabillo del ojo. Se trataba de Amelia, la compañera pelirroja con quien había tenido una misión más bien "diplomática" algunas semanas atrás.

Después de breves saludos habíamos convenido en compartir un sparring que si bien había empezado de manera tranquila pronto había empezado a hacerse más intenso hasta el punto en el que nos encontrábamos ahora, haciendo saltar chispas en la espada que yo estaba usando cada vez que deflectaba las flechas que la arquera iba soltando en mi dirección con una velocidad notoria. Más de una vez tuve que apartarme haciendo uso de mis reflejos, apenas a tiempo para no terminar con una herida, o directamente como un árbol de navidad, y si ella se tomaba en serio todo aquello, yo no dejaba de hacerlo. Por supuesto, mi elección de arma me obligaba a acercarme todo lo posible, mientras que ella trataba de mantener las distancias pues le convenía mucho más.

Finalmente la alcancé, chocando mi espada contra su arco, y aproveché unos instantes de distracción por su parte en lo que buscaba algo con la mirada para buscar quién sabía qué cosa, descendiendo sobre mi centro de gravedad para realizar una barrida que la dejó sin equilibrio por unos instantes, yendo por el golpe de gracia cuando usó ese mismo momentum para impulsarse un poco más y evitar mi rodillazo y salir un poco del alcance. Sin embargo, no podía dejar que volviera a quedar a suficiente distancia como para poder hacer uso de su arco, ya que si bien no era Legolas, sus flechas aún no se habían terminado y seguían siendo tan agudas como al principio. Me lancé contra ella como para clavarla contra el suelo con mi espada, sabiendo que se protegería y aprovechando ese reflejo para intentar meter la hoja entre la cuerda y la parte más sólida del arma, haciendo que efectivamente la mía quedase atorada en el piso, siendo la idea que ambos quedásemos desarmados.


OFF:
"Todo Nefilim que esté por los alrededores y que esteéinteresado en ver el entrenamiento es bienvenido, sea menor, mayor o incluso del Consejo. Aquellos que sean solo espectadores pueden postear cuando quieran y en la cantidad que deseen pero si quieres participar en la pelea o el entrenamiento entonces te pido que respetes el turno, irías despues de los dos principales. Si son muchos los que entran en el entrenamiento Amelia se encargará de publicar en su siguiente post un orden de respuesta."
avatar
Invitado
Invitado
está

Volver arriba Ir abajo

Re: Oro y fuego (Arthur y libre)

Mensaje— por Amelia Silverbow el Mar Nov 07, 2017 8:04 pm

Oro y fuego
→ Lunes → 9:43 Hrs → Instituto de Nueva York, sala de entrenamiento  → Húmedo


Justo cuando había logrado recuperar el equilibrio vi como el rubio se lanzaba a toda velocidad hacia mí, siendo yo una arquera y él un espadachín estaba más que claro las intenciones de cada uno, en pocos segundos su espada ya bajaba hacia mí a una velocidad pasmosa limitando mi respuesta a meter el arco entre los dos, deteniendo el ataque en seco, sentí la fuerza del golpe recorrer mis brazos y un dolor bastante molesto se hizo presente en las palmas de mis manos. El golpe no vino solo pues la presión comenzó a aumentar, tense lo mejor que pude mis músculos tratando de resistir el empuje a sabiendas de que tarde o temprano la musculatura del hombre frente a mi haría mella en la mía, pero no fue por ahí por donde fueron las cosas.

Con un rápido movimiento el arma enemiga se coló entre la parte rígida y la cuerda de mi arco y bajo con rapidez al suelo, chocando ambas armas en el suelo, los ojos del rubio se encontraron conmigo mientras ambos manteníamos las manos ocupadas en nuestras armas, trabados en un forcejeo sin vencedor; Ambos quedaríamos desarmados, supongo que tenía bastante confianza con su combate cuerpo a cuerpo para hacer algo así. Fue en este momento en el que recordé todas aquellas lecciones que mi padre me había dado, lecciones sobre cómo luchar con distintas armas y que hacer en caso de perder mi arco, una pequeña sonrisa se dibujó en mis labios mientras mi mano derecha se movía veloz hacia el carcaj, me quedaban la mitad de las flechas pero necesitaría solo una para lo que tenía pensado hacer.

Tomé una de las flechas y la moví, con la habilidad propia de quien utilizaba dicho instrumento todos sus días, dentro de mi mano, acomodándola entre mis dedos, la parte de punta chata, donde originalmente va la parte peligrosa, sobresalía entre mis dedos. Solté el arco lanzándome hacia adelante, mi puño con la flecha se acercó rápido hacia uno de los costados del rubio, el ataque fallo por escasos milímetros por lo que aproveche el impulso para quedar detrás del hombre, debía mantener una distancia mínima por lo menos hasta que recuperara mi arco pero también debía de mantenerme en movimiento, si me quedaba quieta el combate podría terminar con un solo golpe del cazador frente a mí. Cambie de nuevo mi posición, quedando esta vez a su lado derecho, lanzando otro golpe hacia sus costillas.




C'est la vie

Cosa bella (Gracias Sugar):

Cosas preciosas hechas por Christopher O´Dare:




Regalitos lindos de Seth:
[/url]
avatar
Mensajes : 189

Reliquias : 72

Temas : 7/5 + Trama Global... I´m On Fire!!


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8095-amelia-silverbowhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8141-enchante-relaciones-de-amelia#70438http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8142-c-est-la-vie#70439
Nefilim cazador/a

Volver arriba Ir abajo

Re: Oro y fuego (Arthur y libre)

Mensaje— por Invitado el Lun Dic 18, 2017 6:43 pm

El choque de las armas resonó por todo el ambiente, produciendo incluso un eco que se apagó en cuanto los chirridos de metal contra metal empezaron a hacer su aparición al producirse el forcejeo entre las armas, cada uno empujando intentando desarmar al otro. Sin embargo, desde ya podía ver por mi parte que la manera en que se habían enganchado arco y espada no podría desarmarla sin quedar desarmado yo mismo, así que quedaba básicamente la ventaja en quién reaccionaría más rápido una vez que ambos las perdiésemos, sin poder tampoco optar ninguno por soltarla antes de que fuese la última instancia porque implicaría una desventaja entregada sin necesidad, algo que no podíamos permitirnos, ya fuese un entrenamiento o una instancia real.

Nuestros ojos se enzarzaron en una batalla de voluntades, en una búsqueda de tratar de adivinar cuándo sería que el otro dejaría que el arma le estorbase para poder pasar al siguiente movimiento. Podía asumir por mi parte que, si ella estaba principalmente habituada a atacar a distancia, en una lucha cuerpo a cuerpo podría tener cierta ventaja por mi parte, pero no podía confiarme ni aún así en que eso sería el resultado hasta no haberlo experimentado, especialmente al observar la sonrisa que hizo acto de aparición sobre los labios de la pelirroja, siendo lo suficientemente ágil como para alcanzar una de sus flechas y atacarme con ella casi en el mismo instante en que la espada y el arco caían finalmente al suelo con un sonido metálico.

Se trataba de una prueba de reflejos y agilidad, finalmente, y apenas fui capaz de evitar el ataque que bien podría haberme dejado como mínimo con un corte en mi piel o directamente con la flecha sobresaliendo entre mis costillas. No podía quedarme simplemente a su merced, así que mientras ella cambiaba de posición mi pie derecho se deslizó ligeramente hasta posicionarse entre el piso y el arco contrario, elevándolo para coger el arma y deflectar el ataque con la parte rígida del arco, haciendo que su puño rebotase lo suficiente como para poder usar el arma como si se tratase de una vara curva, en lugar de dirigirla hacia su cuerpo haciéndolo hacia su brazo dominante, buscando deshabilitarla. Aún así, si lo lograba sabía que ella no se daría por vencida tan fácilmente.
avatar
Invitado
Invitado
está

Volver arriba Ir abajo

Re: Oro y fuego (Arthur y libre)

Mensaje— por Amelia Silverbow el Dom Mar 11, 2018 5:41 pm

Oro y fuego
→ Lunes → 9:44 Hrs → Instituto de Nueva York, sala de entrenamiento  → Húmedo


Los movimientos que cada uno hacíamos duraban escasos segundos, el ojo no entrenado podría tener problemas para seguirlos apropiadamente, pero para nosotros aquellos movimientos se veían claramente. Con sorpresa vi como el rubio tomaba mi arco y detenía mi ataque con la parte dura, el impacto fue tal que de nuevo salieron chispas. Mi brazo se deslizo hacia la izquierda por la energía restante y, antes de que hiciera otro movimiento, Arthur lanzo su propio ataque, sirviéndose de mi arco como si fuera una vara para atacar mi brazo, puse sentir el choque de la plata contra la placa de cuero endurecido de protegía esa sección de mi cuerpo. En vez de hacer fuerza en el brazo que habia recibido el golpe, deje que este siguiera la dirección del arco, aproveche la fuerza para girar mi cuerpo entero y lanzar una patada, apuntando con el talón al hombro de mi contrincante; Originalmente dicho golpe iba directo a la mandíbula, pero mi intensión era entrenar, no noquear.

Tras lanzar dicho ataque me aparte de un salto consiguiendo algo de distancia entre el rubio y yo. Mire por unos segundos a mi alrededor, el usar mi arco como una vara le daba mucho mas alcance que a mi y eso era un problema. O lo seria, si no tuviera nada a mi alcance, la flecha que tenia en la mano la lance a modo de daga contando con que me regalara unos cuantos segundos de distracción, en vez de lanzarme hacia el rubio fui hacia mi derecha y sin detenerme tome la espada de mi compañero, levantándola y apuntando con el otro extremos al Nefilim que se ponía en guardia, sentía el peso del metal en mis manos, una espada creada pensando en alguien con mas musculatura que yo. Si, podría blandir la sin problemas, pero mientras mas se alargara el combate el cansando pasaría factura en mis brazos, no podía abusar de esta arma, debía recuperar mi arco.

Me lance hacia el frente con una estocada, esto debía de terminar en los próximos movimientos. La punta fue directo a uno de los costados y soltó un par de chispas al encontrarse de frente contra la plata de mi arco, sentí la fuerza del choque subir por toda mi diestra y un dolor bastante molesto apareció en la palma de mi mano. Tras el choque hice para atrás el brazo y resistiendo el impulso lance otro ataque, esta vez el ataque fue un corte dirigido directamente al arco, pensado para desarmar al oponente, en cuanto escuche y sentí el choque de metales solté la espada y lance mi cuerpo hacia adelante, recudiendo casi todo el espacio entre el rubio y yo, desde abajo lance un golpe doble con ambos puños directo al abdomen, esto era todo, habia sacrificado mi defensa por este ataque, o asestaba o quedaba a merced del rubio.

Léeme rubio ewe:
Tengo pensado que el combate termine en este movimiento, como Amelia es especialista a distancia tienen una obvia desventaja cuerpo a cuerpo y mas contra un espécimen como Arthur así que puedes derrotar tranquilamente a la pelirroja.




C'est la vie

Cosa bella (Gracias Sugar):

Cosas preciosas hechas por Christopher O´Dare:




Regalitos lindos de Seth:
[/url]
avatar
Mensajes : 189

Reliquias : 72

Temas : 7/5 + Trama Global... I´m On Fire!!


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8095-amelia-silverbowhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8141-enchante-relaciones-de-amelia#70438http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8142-c-est-la-vie#70439
Nefilim cazador/a

Volver arriba Ir abajo

Re: Oro y fuego (Arthur y libre)

Mensaje— por Invitado el Mar Mar 20, 2018 3:19 am

Toda aquella escena parecía estar perfectamente coreografiada para una película de acción, cosa que bien podía ser y que era una idea que había sacado después de ver las primeras cintas de ese género años atrás. Sin embargo, fuera de lo que era el entrenamiento, en aquellos movimientos bien podía irnos la vida por lo que cada uno dependía de su experiencia e instinto para sobrevivir a lo que pudiese venir en su dirección. Era nada más que natural que eso se extendiese a esas instancias, aunque de éstas se restasen las oportunidades de hacer daño verdadero por el simple hecho de que a fin de cuentas se trataba de compañeros en la misma lucha que entrenaban para tener una mejor oportunidad contra sus verdaderos objetivos, y dañarse entre ellos terminaba siendo un contratiempo, un soldado menos en aquella guerra que llevaba siglos de historia.

El golpe dirigido hacia mi hombro conectó ligeramente al seguir la fluidez de aquel movimiento, pero antes de que pudiese responder con un ataque similar la pelirroja puso distancia entre ambos. A partir de los pocos golpes intercambiados había podido apreciar que si bien podía manejarse en el combate cuerpo a cuerpo, lo había puesto en un segundo lugar con respecto a la lucha a distancia, por lo que no podía permitir que recuperase el aliento manteniéndose lejos de mí. Amelia no fue lenta en ir a buscar mi espada, quedando cada cual con el arma del otro, el arco sintiéndose ligero en mi mano mientras lo blandía, llevándolo al encuentro contra el metal celestial.

Ella, así como su arma de elección, era ligera y rápida, así que podía notar el coste extra que le significaba manejar la espada, teniendo por mi parte cierta facilidad para predecir sus ataques y desviarlos. Lo que no me esperaba era que se deshiciera de pronto de la hoja, apresurándose con un fuerte golpe en la boca del estómago que me dejó sin aire. No era la primera vez que me había ocurrido, y entrenábamos justamente para sobreponernos a nuestras limitaciones, por lo que aproveché el mismo impulso en el que me había levantado unos milímetros del suelo al conectar el golpe para ejercer la reacción correspondiente, usando uno de mis codos en el descenso para aterrizar con mi peso en el punto entre su hombro y su nuca. Eso fue todo, el enfrentamiento terminó ahí con la joven derrumbada en el piso y yo con una rodilla a su lado. No pasó más de uno o dos segundos antes de que, ya habiendo recobrado algo de mi aliento, me inclinase un poco más para revisar su estado. -¿Te sientes bien?- le pregunté, mi voz un poco rasposa por aquella última dificultad, esperando una respuesta para proceder a ayudarla.
avatar
Invitado
Invitado
está

Volver arriba Ir abajo

Re: Oro y fuego (Arthur y libre)

Mensaje— por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
está

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.