07/08 - Estimados habitantes del submundo. ¡Aquí tenéis las noticias con las actualizaciones/nuevas propuetas/ideas del foro! ¡Pasaos cuanto antes a echar un ojo!


10/06 - Estimados habitantes del submundo. Ahora tenéis una forma de llevar el recuento de las habilidades especiales de vuestras armas. ¡Sólo tenéis que pasaros por este tema para tener al día el tiempo que os queda hasta la próxima recarga! ¡Pasáos cuanto antes!


04/06 - Estimados habitantes del submundo. Como habréis comprobado, la raza de los nefilim vuelve a estar abierta para todo el mundo <3 Y aunque aún no ha habido actualización de noticias... ¡no desesperéis! ¡Que antes de lo que podáis pensar estarán en vuestra bandeja de entrada ardiendo con el fuego celestial!


31/03 - Estimados habitantes del submundo. Como habréis comprobado, la raza nefilim tiene las letras en rojo en el censo del tablón. Eso indica que, hasta nuevo aviso, la raza está temporalmente cerrada por sobrepoblación. Sin embargo, antes de llevaros las manos a la cabeza definitivamente, esperad a tener un nuevo aviso por nuestra parte, pues estamos sopesando algunas cositas. ¡Un saludo! <3


07/03 - ¡¡Queridos habitantes del submundo!! ¡Aquí llegan las últimas noticias del foro! ¡Leedlas atentamente y no perdáis ni un solo detalle!


27/02 - ¡¡Queridos habitantes del submundo!! Queremos anunciaros que la limpieza de este mes de febrero se realizará entre los días 02 y 03 de marzo, para que tengáis tiempo de poneros al día. Así mismo, estimaremos que las noticias del mes saldrán esta misma semana, aunque sabemos que ya vamos con imperdonable retraso. ¡Perdón por las molestias y gracias por vuestra atención!


07/01 - ¡¡Queridos habitantes del submundo!! Queremos anunciaros que hemos recuperado el dominio del foro satisfactoriamente, de modo que podéis volver a utilizar la dirección anterior, www.cazadoresdesombras-rpg.com, sin ningún problema. Por otro lado, hoy se han realizado las limpiezas del foro. ¡Sigamos trabajando y pasándolo bien como hasta ahora, y perdón de nuevo por las molestias!


02/01 - ¡¡Feliz año nuevo a todo el mundo!! Con motivo de la llegada del ansiado 2017, hemos decidido daros un pequeño regalito. Si miráis en vuestra reserva de reliquias... ¡veréis que han aumentado considerablemente! Es un premio a todos los usuarios que se registraron antes del 01 del 01 por vuestro apoyo ^^Recordaros, además, que las limpiezas se realizarán al final de esta semana. ¡Apurad los últimos post para no perder vuestro color!


36 # 39
21
NEFILIMS
6
CONSEJO
12
HUMANOS
9
LICÁNTRO.
9
VAMPIROS
10
BRUJOS
4
HADAS
3
DEMONIOS
1
FANTASMAS

Wish you weren't here |Victoire C. Wintercloud|

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

WISH YOU WEREN'T HERE
→ Miércoles → 20:50 → Sótano del Scarlett's  → Cálido
Mientras estaba tirado en el sofá, me di cuenta de que había una mancha reseca en el techo del despacho de Jannik.

Lo había descubierto el otro día, mientras esperaba pacientemente a que terminase con uno de sus clientes. Aunque aquella noche no teníamos planes ni nada por el estilo, había ido a visitarle después de acordar cosas yo con mi propio cliente -una madre, una mundana, que me había contratado para que asustase al acosador de su hija; nada que me fuese a suponer demasiado esfuerzo- para charlar un rato, para distraerme, porque había estado soberanamente aburrido en mi apartamento toda la mañana.

Esa noche había pasado más o menos lo mismo. Durante el día había localizado al tipejo que se dedicaba a ir detrás de adolescentes para empezar a establecer su ruta diaria y poder pillarle en el momento más inesperado en el sitio más tranquilo que pudiese buscar para nosotros dos. Casi como una cita. Resultaba romántico, ¿no? Luego había decidido pasarme a ver al brujo. No había sido en absoluto porque hubiese recibido una llamada de mi madre esa misma tarde preguntándome cuándo pensaba volver, ni por la discusión que habíamos mantenido, casi a gritos, sobre que mi deber era estar a su lado; tampoco porque el colofón de la misma hubiese sido el llamarme desagradecido y me soltarme, frustrada, que era un fracaso como hijo, para luego ponerme esa voz de súplica que sabía adoptar también cuando sabía que me había herido en lo más profundo.

No había sido porque le hubiese colgado mientras me hablaba con voz vacilante -søn, me había llamado, hijo, como sólo hacía cuando estaba al borde del llanto- pidiéndome perdón. Ni porque no soportase la idea de haber dejado a mi madre llorando en el rincón más oscuro de nuestra casa, sola, ni porque en el fondo aquello no me removiese en lo más profundo para volver junto a ella. Siempre he querido a mi madre más que a mi padre, pero cuando me ofrecieron el trabajo en New York me di cuenta de cuantísimas ganas tenía de marcharme de allí, porque ella seguía siendo ese peso que me hacía ahogarme en lo más profundo sin posibilidades de escapar a ningún otro lugar. Tanto, que ni siquiera ahora que ya había llamado para informar de que no lo aceptaba, se me pasaba por la cabeza la idea de regresar.

Lo siento, madre. Mor. No volverás a asfixiarme tanto nunca más.

Cerré los ojos con pasotismo y suspiré, pasándome la mano derecha sobre los párpados, agotado después de todo. Conté hasta diez lentamente y luego volví a enfocar la mirada sobre el techo, pero la mancha seguía ahí. Igual que el dolor en el pecho, que me hizo plantearme no volver a coger el teléfono si reconocía el número de mi madre. Al menos no durante una temporada. Pero luego sonreí, desganado, sabiendo perfectamente que eso no podría pasar; a la mañana siguiente contactaría con ella para pedirle disculpas por la discusión -porque ella no lo haría, nunca le había visto pedirle perdón a nadie- y el asunto quedaría zanjado. Al menos de momento.

El silencio del despacho acompañaba mis pensamientos. Jannik había tenido que subir un momento por la puerta trasera a buscar a no sé qué otra persona que había solicitado su ayuda hacía un buen rato. Por el tono de voz que había puesto al teléfono debía de haber sido alguien que le cayese en especial gracia, pero no había dicho nombres. Eso no era especialmente extraño; ese maldito brujo era muy dramático y le encantaba crear la sensación de desconocimiento y de misterio cuando sabía que dos personas iban a conocerse. Sin embargo ya estaba tardando. O eso, o la persona a la que estaba esperando había tardado. Tamborileé los dedos sobre el vientre, cantando entre dientes una canción de Pink Floyd que habían puesto en la radio a la hora de comer; Wish you were here, creía recordar que se llamaba. Supongo que era muy oportuna para el momento que estaba viviendo. Volví a colocar el brazo sobre los ojos mientras los acordes de la guitarra resonaban en mis oídos casi como si la estuviese escuchando en esos momentos; esa canción me hacía sentir casi como si estuviese siendo mecido en una hamaca por el compás del viento, a pesar de lo triste que era.

How I wish, how I wish you were here.
We're just two lost souls
Swimming in a fish bowl,
Year after year,
Running over the same old ground.  
What have we found?
The same old fears.
Wish you were here.

La voz de Jannik empezó  a sonar por las escaleras mientras bajaba, hablando probablemente con la persona que había ido a buscar. Dejé de cantar. La puerta se abrió, y Jannik lo inundó todo con su presencia, como siempre; podía sentirlo incluso estando de espaldas a él en ese momento. Y tras él...

Oh, sigues aquí —dijo con un deje divertido en la voz que me hizo enarcar una ceja. ¿Eing?— . Pensé que te habías ido.

Jannik, ¿qué chorradas dices? ¿La edad te pasa factura? —me senté en el sofá y le dirigí una mirada que pretendía ser burlona, pero que se congeló en el momento en que vi a la persona que estaba detrás de él. Entonces le lancé una mirada de odio tal que sólo le provocó una risotada que murió detrás de sus dientes—. Vaya. Cuánto tiempo, rubia.

Ahí estaba Victoire, de pie tras él, tan blanca, tan rubia y con los ojos tan azules como siempre. No la veía desde febrero, más o menos, y su rostro casi se me había olvidado, al igual que el calor de sus labios, pero las heridas que me había hecho protegiéndola habían resultado en nuevas cicatrices y la sensación que me había acompañado al besarla seguía ahí, dentro de mí, guardado bajo llave tras una puerta que no debía de volver a abrir. Había tenido suerte de no toparme con ella en todo ese tiempo, incluso aunque me debía una, según ella. Pero no quería cobrármela. No quería volver a verla. Pero Jannik era un cabrón y siempre lo sería, y ahí estaba, riéndose de mí en mi cara y yo sin poder rompérsela.

En realidad no contaba con que estuviese aquí, Victoire, querida. —puto mentiroso. Se apoyó en su mesa con las caderas y se cruzó de brazos, contemplándola como quien mira una pintura especialmente hermosa—. Pero siempre puede sernos de utilidad. Bueno, decías que me necesitabas para algo. Por favor, procede. Para mí será un placer ayudarte.
avatar
Mensajes : 50

Reliquias : 543

Temas : 3/3


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8246-michael-stenberg-id#71144http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8247-lista-de-contactos-de-michael-stenberg#71145http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8248-michael-stenberg-s-chronology#71146
Mundano/a, con La Visión

Volver arriba Ir abajo

WISH YOU WEREN'T HERE
→ Miércoles → 20:50 → Sótano del Scarlett's  → Cálido
Le había dado muchas vueltas al asunto. Por demasiado tiempo.

Su madre no hablaba de ello. Hablar del padre de Victorie era tema terminantemente prohibido, de pequeña su madre se mostraba más paciente a la hora de responderle, pero desde que había cumplido los quince años, la rubia había aprendido que preguntar sobre su padre sólo generaría que su madre reaccionara como si la hubieran abofeteado, la mirase con dolor y respondiera de forma seca "No me gusta hablar de Richard, Victorie" No de tu padre, no de tu papá, no de mi esposo. A Suzzette Wintercloud no le gustaba hablar de aquel hombre en ningún término que estableciera algún tipo de relación con ellas. Le parecía extraño, que pese a eso, su madre no se hubiera cambiado el nombre a su apellido de soltera, o que ella en lugar de tener el elegante apellido de su madre Schreave, usara el apellido de la familia de su padre; ni porqué su abuelo parecía tenerle tanto cariño, mientras que a Suzette la trataba con más delicadeza de la que la mujer aparentaba. La única que alguna vez le había dado respuestas había sido Claire, su abuela; y había respondido como sólo las hadas podían hacer, diciendo que su madre siempre había cargado el peso del rechazo en sus venas, que con Richard había permitido que su fortaleza se debilitara y que aquello le había costado caro.

Ella siempre había asumido que su madre había dejado a su padre. Es lo que todos parecían pensar, por como trataban a su madre en las reuniones cuando salía el tema de su matrimonio con su padre, pero empezaba a creer, que había sido él quien se había ido. La idea le dolía más, y le había dolido todavía más cuando se había enterado de Christopher. Algo en ella se había tranquilizado al saber que al igual que ella, su hermano no tenía ni la más remota idea de porqué se había ido o que su padre había tenido una familia antes de él. Pobre de su hermano, había llegado a su vida solo a darle el golpe de que su padre había tenido una familia antes, y dejarlo tan confundido como ella misma estaba. Y ese era el problema, estaba cansada de estar confundida. Había hablado con uno o dos fantasmas -cosa que era totalmente extraña, pues los fantasmas estaban poco acostumbrados a que hubiera gente que pudiera verlos y cuando se encontraban con alguien, se entusiasmaban demasiado- y uno de ellos, un antiguo brujo le parecía, le había comentado que había piedras que podía usar para invocar a un fantasma en concreto, pero no eran cosas que vendieran en cualquier lado y había hecho mucho énfasis, burlón, sobre la posible "ilegalidad" de aquello.

Así que Victorie había acudido al único brujo que conocía en aquella ciudad. Irónico, puesto que había sido por culpa de ese brujo que ella había sido secuestrada (bueno, más que por su culpa, por culpa de los imbéciles que tenía trabajando para él) y si bien uno pensaría que Victorie jamás habría querido tener nada que ver con él de nuevo, en aquel pequeño intercambio que habían tenido, la tensión que el brujo le había provocado había sido suficiente como para que no se la pensara demasiado y salieran aquella vez a cenar. De vez en cuando lo veía, pues disfrutaba de su compañía y tener aliados en el submundo, le venía bien, como era evidente en aquel caso. Una llamada había sido suficiente para que Jannik acordara verla en un lugar a "tomar algo" había dicho, antes de pasar a los negocios como tal. Victorie había aceptado sin muchos problemas, se había puesto lo que denominarían "un típico atuendo en ella" (con el añadido de unas bonitas botas, que le permitían poder pelear sin necesidad de morir en el intento, de ser necesario) y tras un café, varios panecillos y una charla para ponerse al día, se habían encaminado al club donde se habían conocido la primera vez.

Empiezo a pensar, que deseas secuestrarme de nuevo, Jannik— comentó riendo, mientras bajaban las escaleras. El brujo le contestó sugerente y ella rodó los ojos, mientras sonreía pícara. No pensaba seguir con aquel intercambio, o no terminarían nunca, o por lo menos, acabarían haciendo otra cosa que no fuera lo que se habían propuesto en primer lugar. Atravesaron la estancia y ella percibió el típico olor que soltaba la magia de los brujos, como a azufre y a fuego. Había alguien acostado en el sofá, pero ella no pudo dar con quien era, no hasta que Jannik comentó de forma casual aquello, logrando que el individuo se incorporase indignado -o eso le pareció a ella- y cuando le pudo ver el rostro, maldijo en voz baja.

Era Michael.

Al parecer, así como ella, no esperaba su presencia. No es que a Victorie le molestase estar a su alrededor, no. Era peligroso. Había quedado demostrado tras ese beso que ella bien sabía, pudo haber terminado de forma muy diferente de no ser porque ambos estaban heridos y cansados. Y no podía permitirse ese tipo de confusiones, no alrededor de él, porque vamos, el tipo era completamente insoportable a veces, como quedó demostrado en aquel momento —Que decepción— dijo ella burlona —Creí que ya habíamos superado esa fase donde te empeñabas en decirme rubia, ¿No eramos muy buenos amigos y todo eso? Creo que me siento ofendida.

No dijo nada más. De hecho aquel comentario era sólo, palabras dichas con la intención de molestar al mundano haciendo alusión a lo que había pasado entre ellos aquella noche. No pensaba decirlo en voz alta, su orgullo se lo impedía, pero sacarlo a colación con la intención de irritarle, era suficiente para ella. Se volvió a Jannik desdeñando su disculpa —Oh, no te preocupes Jannik— dijo divertida —Necesito conseguir información de un nefilim que falleció. Tengo la vista espectral, por lo que puedo ver a los fantasmas— comenzó explicándoles a ambos la situación lo más neutral que le fue posible, no quería que ninguno sospechase lo personal que era para ella —Y uno de ellos me comentó que hay formas de conseguir un tipo de gema o mineral especial, como el de mi anillo— y mostró a ambos aquella pieza de joyería —Este detecta demonios. Pero aquel fantasma me dijo que podía conseguir alguna que invoque a un fantasma, así haya "pasado" ya. Hizo mucho énfasis en lo ilegal del asunto, así que evidentemente, no puedo pedir ayuda a la Clave y no tengo ni idea de donde buscar— admitió a regañadientes.

Quería saber si tenías alguna idea de donde podía conseguir alguna. O si existían siquiera, bueno, cualquiera de los dos— aún que si Michael no hubiera estado ahí, ella jamás le habría pedido ayuda de nuevo. Pero vaya, el destino estaba en su contra y se empeñaba en unirlos una y otra vez.




- One Woman Army -:
avatar
Mensajes : 92

Reliquias : 684

Temas : 3/6


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8381-love-is-a-beautiful-fear-victorie-c-wintercloud-idhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8423-nothing-but-i-m-damn-sure-it-s-more-than-you-victorie-c-wintercloud-rshttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8441-lights-will-guide-you-home-victorie-c-wintercloud-chronology
Miembro del Consejo

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.