07/08 - Estimados habitantes del submundo. ¡Aquí tenéis las noticias con las actualizaciones/nuevas propuetas/ideas del foro! ¡Pasaos cuanto antes a echar un ojo!


10/06 - Estimados habitantes del submundo. Ahora tenéis una forma de llevar el recuento de las habilidades especiales de vuestras armas. ¡Sólo tenéis que pasaros por este tema para tener al día el tiempo que os queda hasta la próxima recarga! ¡Pasáos cuanto antes!


04/06 - Estimados habitantes del submundo. Como habréis comprobado, la raza de los nefilim vuelve a estar abierta para todo el mundo <3 Y aunque aún no ha habido actualización de noticias... ¡no desesperéis! ¡Que antes de lo que podáis pensar estarán en vuestra bandeja de entrada ardiendo con el fuego celestial!


31/03 - Estimados habitantes del submundo. Como habréis comprobado, la raza nefilim tiene las letras en rojo en el censo del tablón. Eso indica que, hasta nuevo aviso, la raza está temporalmente cerrada por sobrepoblación. Sin embargo, antes de llevaros las manos a la cabeza definitivamente, esperad a tener un nuevo aviso por nuestra parte, pues estamos sopesando algunas cositas. ¡Un saludo! <3


07/03 - ¡¡Queridos habitantes del submundo!! ¡Aquí llegan las últimas noticias del foro! ¡Leedlas atentamente y no perdáis ni un solo detalle!


27/02 - ¡¡Queridos habitantes del submundo!! Queremos anunciaros que la limpieza de este mes de febrero se realizará entre los días 02 y 03 de marzo, para que tengáis tiempo de poneros al día. Así mismo, estimaremos que las noticias del mes saldrán esta misma semana, aunque sabemos que ya vamos con imperdonable retraso. ¡Perdón por las molestias y gracias por vuestra atención!


38 # 40
23
NEFILIMS
5
CONSEJO
11
HUMANOS
9
LICÁNTRO.
9
VAMPIROS
12
BRUJOS
5
HADAS
3
DEMONIOS
1
FANTASMAS

Everybody has their issues || Jeremy A.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Everybody has their issues || Jeremy A.

Mensaje— por Rosalia E. Labarth el Mar Oct 17, 2017 6:02 pm

Everybody has their issues
→ Jueves → 22:00 Hrs → El dragón de Jade → Frio


En el momento en que las suelas de sus zapatos comenzaron a repiquetear sobre el asfalto de la concurrida calle Batxer, comenzó a lamentarse rápidamente de su irreflexiva decisión.

El aire nocturno de Manhattan se elevaba desde hacia horas, horas que había necesitado para empujarse a si misma fuera del instituto de los Lightwood eludiendo a los demás cazadores para no tener que dar ninguna clase de explicación, incapaz de ignorar por mas tiempo la realidad que se planteaba justo frente a ella y que amenazaba con poner su mundo del revés.  Alzó ligeramente la cabeza, lo justo para permitirse apreciar la bóveda celeste que se alzaba sobre ella en un extraordinario juego de luces, como si en ella pudiera encontrar todas las respuestas del universo.

Hacia tantísimos años que  no escuchaba en boca de otro el nombre de Viena Fabre. Aquel era un nombre que evocaba todos los recuerdos lacerantes de su infancia, misma etapa que siempre le producía un regusto agridulce y desolador de solo recordarla, por lo que había decidido mantenerla confinada en lo mas profundo de su mente. Pero hacia un par de semanas aquello había acabado; puesto que los rumores en el submundo corren tan de prisa como la pólvora, era cuestión de tiempo para que se enterara de lo que estaba pasando y a pesar de no ser alguien que poseía una cantidad significativa de conexiones, no tardó en escuchar los rumores sobre una fata que había tenido una confrontación con un grupo de ifrits en Taki’s debido a desacuerdos comerciales. Ella no demostraba demasiado interés en esos aspectos, pero escuchar el nombre de su tía emerger en la conversación fue el detonante para que comenzara a indagar al respecto, cuestionando a los presentes durante el altercado para poder obtener cualquier mínima información que pudiese estar vinculada con el paradero de Viena. No resulto sencillo, tomando en cuenta que pocos subterráneos estaban dispuestos a facilitarle información a una cazadora curiosa, pero terminó dando con una ondina de carácter fácil que a pesar de no saber demasiado si pudo darle un nombre, el nombre de un hijo de la luna que se hacia llamar Hakkan. Ni siquiera estaba segura de que fuera un nombre real, pero las criaturas mágicas no podían mentirle y confió en la certeza de la ondina cuando le dijo que era un miembro de la manada de Luke.

Era su punto de partida, pero sabia que tampoco podía aparecer frente a la manada como una cazadora sin el nombre de la clave, pasarían de ella completamente. Por primera vez en su vida, decidió esconder sus marcas del ángel. Lo cual no supuso un gran dilema, debido al uso limitado que hacia de las runas, esconderlas debajo de un vestido tipo suéter que le llegaba a la altura del cuello fue mas que suficiente y dejó al descubierto deliberadamente sus rasgos de fae. Tras varios minutos divagando, la cazadora aspiró hondo y luego soltó el aire con un suspiro explosivo, atravesando la avenida para llegar hasta a la vieja comisaria que habitaba la manada, cuyo glamour daba la ilusión de un restaurante de comida rápida.

–Eh, tu ¿Qué estas buscando?–
Exclamó una voz tosca en cuanto puso un pie en la escena. Rosalía se volvió de inmediato, y sus ojos se encontraron con los de una muchacha de aparecía juvenil, pero que indudablemente debía de ser una mujer lobo. Otros dos sujetos, que parecían estar haciéndole compañía fuera de la estación, se acercaron con curiosidad a la escena –¿Eres un hada o algo así?– escupió uno de sus compañeros que casi le doblaba la altura a la muchacha, pero en ningún momento la cazadora de sombras pareció perturbarse –Si, algo así… Estoy buscando a uno de los suyos. Su nombre es Hakkan. Necesito hablar con el–

Se hizo un tenso silenció por varios segundos, en los que los tres lobos compartieron una serie de miradas desconfiadas. Finalmente la chica volvió a mirar a Rosalia, quien estaba comenzando a dudar si podría ser lo suficientemente veloz para hacerse con la cuchilla que llevaba escondida debajo de la falda, en el caso de que a la licantropía se le ocurriera la idea de abalanzarse sobre ella. Sin embargo, la chica se limitó a cruzarse de brazos y mirarle con extrañeza –No se encuentra aquí ¿Quién eres tu, de todos modos?–



FAEERIES CAN FIGHT:
avatar
Mensajes : 102

Reliquias : 253

Temas : 1/3


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8524-rosalia-e-labarth-idhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8528-rosa-relationships#73851http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8529-rosa-chronology#73852
Nefilim cazador/a

Volver arriba Ir abajo

Re: Everybody has their issues || Jeremy A.

Mensaje— por Jeremy Aston el Vie Oct 20, 2017 7:01 pm

Everybody has their issues
→ Jueves → 22:00 Hrs → El dragón de Jade → Frio

Iba tapado hasta las cejas cuando comenzó a apreciar las puertas del Dragón de Jade, pretendía acercarse de forma discreta, intentando pasar desapercibido pues no era normal en él llegar a esas horas, y no porque fuese tarde sino precisamente por todo lo contrario. Jeremy acostumbraba demasiado a pasear y perderse por las calles de Nueva York cuando terminaba de trabajar, pero aquella noche su trabajo no había acabado como siempre y aunque la noticia no le había pillado por sorpresa porque era algo que, en el fondo, sabía que acabaría sucediendo, le había dejado bastante decaído.
Su supervisora le había llamado para pedirle que fuese a las oficinas centrales al terminar el último informativo y allí, tras hacerle esperar media hora sentado en una silla de lo más incómoda, le había pedido que entrase en el despacho. Demasiado serio y demasiado frío para lo que él estaba acostumbrado, prefería el aire libre y los espacios abiertos a los despachos cerrados a cal y canto, pero eso eran sus gustos y no los de su jefa.

Mientras la mujer, de forma muy simple y con un deje de cierta superioridad le informaba de su despido Jeremy intentaba concentrarse en sus palabras y se esforzaba por no echarse a reir y más que por la situación en sí era por los motivos que le estaba dando. Era cierto que faltaba en ocasiones a los reportajes y algún compañero tenía que suplantarlo en el último momento, era cierto que a veces llegaba tarde y era cierto que a veces desaparecía sin más... su jefa atribuía todo aquello a una falta de interés y de profesionalidad que no encajaba con el perfil de cámara que ellos necesitaban y Jeremy sólo pudo quedarse callado y asentir puesto que explicarle a un mundano sencillo que en todas aquellas ocasiones había estado ocupado persiguiendo demonios o vampiros no era muy aconsejable.

Cuando atravesó las grandes puertas del edificio y comenzó a caminar por Wall Street sintió esa presión en el pecho que sentía en ocasiones cuando fracasaba en algún proyecto. Desde que se había transformado su vida había dado un giro de 180 grados y, a pesar de que había intentando mantener una vida "mundana", le estaba costando demasiado hacerse un hueco entre la gente. Quizá después de todo su destino no era ser un nombre más en una plantilla de trabajadores pero tampoco quería pasarse los días tirado en alguno de los sillones desgastados de la vieja comisaría.

Sus divagaciones se esfumaron en cuanto escuchó al grupito que conversaba frente a la puerta, no era muy normal que los lobos hablasen delante de lo que para ojos humanos sólo era un restaurante chino, siempre preferían estar dentro donde la intimidad y la seguridad de la manada era más fuerte e intensa. A medida que se fue acercando se dio cuenta de que una de las figuras no encajaba entre los que conocía y si esperaba encontrar un lobo nuevo aquella noche frente a las puertas del Jade sin duda no podía estar más equivocado.
Aquella extraña le resultaba familiar y por algún motivo se quedó medio escondido entre las sombras de la propia noche mientras agudizaba su oído y cotilleaba la conversación de manera descarada. La chica preguntaba por Hakkan lo que arrancó de los más profundo de su garganta un deje despreciativo. Parecía como si aquella noche el universo estuviese en su contra pues de todos los lobos de la manada ese era el único con el que Jeremy no se llevaba bien, demasiadas trifulcas y demasiadas rivalidades aunque en el fondo Jeremy sabía que Hakkan sólo sentía celos de la cercanía que, con el tiempo, había creado con Luke.

La desconocida volvió a hablar y hubo algo en aquella voz que despertó todas las alertas de él convencido casi en su totalidad de que ya había escuchado esa voz no hacía mucho... en un lugar un poco más hostil que aquel en el que ahora estaban. Decidido a descubrir quién era aquella chica cuyo olor y porte tanto le sonaban salió de las sombras y se acercó con paso decidido aunque despreocupado hacia el grupo. Su intención en realidad era más hacer creer que simplemente pasaba por allí pero cuando los alcanzó sus ojos se encontraron con los de Rosalía y por muchos rasgos de hada que hubiese dejado florecer esos ojos no se olvidaban.

Sus camaradas le saludaron y él tardó unos segundos en contestar preso aún de la sorpresa de encontrarse a la cazadora frente a ellos sin ninguna de sus marcas a la vista y con todo su esplendor fae al descubierto. La miró en silencio durante unos segundos antes de separar los labios y saludar a los tres que allí estaban plantados.
  - Si que vienes pronto hoy, Jer, se acabaron los reportajes por hoy? - preguntó Juddy que sólo había desviado la mirada de la nefilim durante los segundos necesarios para darle a entender que sabía que estaba allí.
  - Se acabaron... si. Veo que tenemos visita, y vosotros en la calle, vaya modales.
  - Me guardo los modales para ocasiones especiales, ya lo sabes. Está buscando a Hakkan aunque ahora iba a decirnos quién es, verdad guapa?

Jeremy desvió la mirada de nuevo hacia Rosalía esperando que contestase a aquella pregunta aunque un sinfín de otras distintas atestaban ahora su cabeza: Estaba allí en calidad de Cazadora? Estaba allí en calidad de hada? Podía un nefilim separar ambas cosas? Sabía Luke que había un cazador merodeando por su sede a medio escondidas?
Se quedó callado sin dar muestra alguna de que ya conocía a la mujer que tenían delante pero por descontado que lo último que le faltaba aquella noche era tener a un nefilim metiendo las narices en su manada.

avatar
Mensajes : 29

Reliquias : 172

Temas : 3/4

Ver perfil de usuario
Hijo/a de
la Luna

Volver arriba Ir abajo

Everybody has their issues
→ Jueves → 22:00 Hrs → El dragón de Jade → Frio

La cazadora sostuvo la mirada de la licántropo por un largo instante, debatiéndose en que respuesta debería darle. Por supuesto, no podia simplemente revelarle su identidad ¿De que hubiera servido todo aquel teatro entonces? Estaba determinada a pasar desapercibida, conseguir lo que estaba buscando y marcharse sin que ningún integrante de la manada reparara demasiado en su presencia, pero de momento, aquello no estaba funcionándole muy bien –Solo soy alguien que necesita hablar con el, no necesitan mas información que esa. ¿Tienen idea de donde pueda encontrarse?– inquirió con evidente insistencia, cruzandose de brazos y conteniendo el impulso de ponerse a golpetear el suelo nerviosamente con un pie. Podia escuchar el ruido imaginario de un reloj en su cabeza; mientras mas tiempo pasaba allí, mas posibilidades tendría de que las cosas salieran terriblemente mal.

La chica,  asombrada y ofendida en mismas proporciones se limitó a soltar una breve carcajada de incredulidad, observando a Rosalía de los pies a la cabeza –No voy a decirte donde esta uno de los miembros de nuestra manada sin que antes me respondas quien eres y porque lo estas buscando– Contestó con brusquedad y Rosa pudo observar por el rabillo del ojo como uno de sus compañeros asentía con efusividad, de acuerdo con las palabras de la joven loba. Rosa cerro los ojos e inspiró, obligandose a si misma a no salirse de su postura relajada y calmada. Era terriblemente mala para las mentiras y ya estaba dándose cuenta de que no seria fácil sacarle información al grupo si no decía nada mas.

Abrió los labios nuevamente mirando a la muchacha, dispuesta a argumentarle, cuando vio como la actitud de los presentes cambiaba ante la nueva aparición de alguien en escena. Se volteó bruscamente sin pensarselo y su mirada se quedó atrapada en los ojos color miel del lobo, haciendo que todas las ideas y los argumentos que tenia pensados se evaporaran de su mente y la dejasen completamente en blanco, reconociendo instantaneamente a Jeremy. Parpadeó sin poder evitarlo, observando en un profundo silencio el intercambio de palabras que se estaba llevando a cabo justo frente a ella ¡Por supuesto! ¿Como podia haber olvidado algo tan importante? El pertenecía a la manada de Luke, era evidente que si se lo encontraba podia reconocerle pero había estado tan preocupada con el asunto de Viena que no había reparado en eso. Se Llevó las manos a la cintura en un gesto nervioso y alzó la mirada otra vez cuando el otro sujeto se dirigió a ella llamándole "guapa", Rosa frunció el ceño y se planteó la posibilidad de decirle dos o tres verdades. Pero en ese momento se suponía que era un hada, no una cazadora de sombras y parecía que Jeremy no se había propuesto a revelar su identidad.

Conteniéndose, esbozó una diminuta sonrisa –No importa, no he venido de visita solo necesito saber donde se encuentra Hakkan y me marcharé– contestó con toda la calma que fue capaz de evocar en esa situación. Uno de los lobos le lanzó una mirada inquisitiva y comenzó a acercársele, haciendo  que Juddy se encogiera de hombros  y rodara los ojos –Venga, si solo es un hada nada mas... Yo se donde esta ese condenado ¿Porque no te vienes conmigo y te lo muestro?– le propuso esbozando una sonrisa socarrona que le dieron ganas de golpearse la cabeza contra una pared. Ni corto ni perezoso estiró una de sus manos y tomó de la muñeca a Rosalía, haciendo que esta se tensara al instante. Era perfectamente capaz de soltarse de su agarre y dejarle las cosas bien claras al licantropo, pero nada de eso serviría para disimular su verdadera naturaleza –No, gracias. Solo tienen que decirme donde está y me marcharé, no quiero problemas con ustedes y ustedes no quieren problemas conmigo ¿De acuerdo?– contesto cortante, soltandose de la mano del licantropo intentando no ser demasiado brusca.


FAEERIES CAN FIGHT:
avatar
Mensajes : 102

Reliquias : 253

Temas : 1/3


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8524-rosalia-e-labarth-idhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8528-rosa-relationships#73851http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8529-rosa-chronology#73852
Nefilim cazador/a

Volver arriba Ir abajo

Re: Everybody has their issues || Jeremy A.

Mensaje— por Jeremy Aston el Dom Oct 22, 2017 7:45 pm

Everybody has their issues
→ Jueves → 22:00 Hrs → El dragón de Jade → Frio

Alzó una ceja ante la respuesta de la cazadora, que no importaba? Claro que importaba! Entrecerró los ojos sin quitarle la mirada de encima, teniendo que morderse la lengua y controlarse para no cogerla del brazo y empujarla lejos del Jade, pero antes de que él pudiese si quiera en pensar en reaccionar uno de los matones de Juddy se acercó simulando un baile de cortejo de lo más patético. Tobias no era precisamente famoso por sus dotes para ligar sobretodo porque le fallaba la sutileza de forma estrepitosa, sin embargo Jeremy no supo qué le molestó más si que se le insinuase o que la cogiera del brazo de aquella forma tan atrevida.

Rosalía se escabulló de su agarre sutilmente, haciendo gala de una delicadeza que un lobo brusco sólo podía imaginar, y antes de que la situación se desviase más decidió intervenir. No es que le hiciese gracia que la mestiza estuviese allí, desde luego por su cabeza pasaban un sin fin de opciones, pero tampoco quería problemas aquella noche y mucho menos con una nefilim.
  - Qué cabeza la mía, Juddy, ahora recuerdo que Luke me ha dicho que quería hablar contigo - los tres licántropos desviaron automaticamente la atención hacia Jeremy, que fingía estar desorientado de forma preocupantemente creíble. Chasqueó la lengua y la miró con expresión de culpabilidad - Perdona, dijo que te reunieras con él en los embarcaderos, algo de una pelea o algo así...

Tobias se alejó de Rosalía en un rápido movimiento y se colocó junto a Juddy, no hacía muchas noches el lobo se había metido en una pelea con un mundano y las cosas para éste último no habían acabado muy bien. Era cierto que Luke había comentado algo sobre una seria conversación pero no había especificado lugar ni hora ni nada por el estilo, sin embargo si Jeremy quería sacar de la ecuación al trio era la excusa perfecta.
  - Es culpa mia, Juddy, iré yo a dar explicaciones.
  - Iremos los dos, idiota, si te dejo solo hablando con Luke acabaras sirviendo chino el resto de tu vida.
  - Si os parece bien - intervino Jeremy de nuevo - yo acompañaré a la visita hasta Hakkan. Quién sabe, quizá le de un par de tortazos y eso me alegre el día - los dos lobos rieron aunque en la expresión de Juddy se pude leer a la perfección que no tenía claro si se refería a Hakkan o al hada.

El trio se despidió, Juddy y Tobias se marcharon con aire nervioso y el tercer lobo, que había permanecido en un segundo plano casi toda la conversación, se metió en el Jade y se perdió entre el barullo que allí había. Cuando Jeremy tuvo claro que ninguno de sus camaradas andaba cerca y que nadie más podía molestarlos se giró hacia Rosalía.
La mirada que le dirigió fue cristalina, una mezcla de desconfianza absoluta y nervios controlados. Ya venía dolido del trabajo y la rabia y frustración que había conseguido calmar durante el paseo amenazaba con salir dirigido hacia ella, sin embargo por suerte para ambos Jeremy tenía un gran autocontrol, porque sin duda descargar todas aquellas emociones hacia una cazadora sería la idea más estúpida que podía tener.

Alzó un brazo señalando el camino justo tras ella mientras entornaba los ojos y con todo el reproche que pudo despegaba los labios.
  - Después de ti, fae.
avatar
Mensajes : 29

Reliquias : 172

Temas : 3/4

Ver perfil de usuario
Hijo/a de
la Luna

Volver arriba Ir abajo

Everybody has their issues
→ Jueves → 22:00 Hrs → El dragón de Jade → Frio

Llegados a aquel punto, la cazadora de sombras estaba totalmente convencida de que su plan desembocaría en un catastrófico debacle y tendría que abandonarlo de inmediato. Sabia que aquella era la única oportunidad que tenia para conseguir la información que necesitaba de Hakkan directamente de los miembros de su manada, ya que seria demasiado ingenuo de su parte volver a presentarse en aquel lugar como si todo aquello no hubiese sucedido nunca. Supuso que habría tenido suerte de que el licántropo no decidiera exponerla de inmediato ante sus congéneres, pero algo en su mirada le hizo estar completamente segura de que no tendría la misma suerte una segunda vez. Apretó los puños a sus costados, sintiendo como las uñas se enterraban en las palmas de sus manos y dibujaban líneas blancas con forma de media luna sobre la piel, en un gesto de puro nerviosismo, aunque fue lo suficientemente razonable para no exteriorizar sus emociones de otra manera.

Se obligó a si misma a guardar la compostura, a respirar sosegadamente e ignorar el golpeteo nervioso de sus pulsaciones. Estaba rodeada de cuatro lobos perfectamente capaces de reconocer, gracias a su instinto depredador, el estado de animo que reflejaba otra persona si se concentraban en la labor y además de lucir condenadamente sospechosa ante sus ojos, no podía sumarle a ello que se percataran de su actual estado de ansiedad. El licántropo que le había abordado con un miserable intento de galantería se retiró instantáneamente en cuanto Jeremy mencionó a Luke y una conversación pendiente a la que ella no dedicó demasiada importancia. La actitud del trio que se había acercado  en primer lugar se transformó notablemente y mantuvieron una breve discusión sobre lo que sucedería, justo antes de marcharse cabizbajos y atormentados. Rosa no tenia ni la mínima idea de que iba todo el asunto, pero supuso que no les esperaba nada agradable para digerir aquella noche. Aunque por supuesto desconfiaba de las finalidad del licántropo, puesto que resultaba demasiado conveniente que Luke les hubiera convocado justo en ese momento...

Se volvió cuando sintió el peso de los ojos de Jeremy sobre ella, conteniendo la respiración de una forma tormentosamente dolorosa. Su mirada era afilada y criptica, y le hizo pensar que si se hubiera presentado ante la puerta del lobo de jade cargando la cabeza cercenada de algún animal salvaje el tono tan displicente que envolvía aquella orden tácita hubiese sonado mucho mas leve. Había visto miradas similares a aquella cientos de veces, miradas que le reprochaban lo que era sin ningún atisbo de pudor, pero con el tiempo había aprendido a ignorarlas como uno aprende a tolerar el dolor... Una parte de ella consideró que aquella reacción podía justificarse; el le había visto con runas sobre la piel, portando un cuchillo xerafín y blandiéndolo en nombre de la clave, pero ahora estaba parada frente a la guarida de su manada luciendo como una criatura mágica. Se negó rotundamente a dar su brazo a torcer y entornó los ojos de forma casi imperceptible, manteniéndose en aquella postura por varios instantes con los brazos cruzados sobre el pecho y una mirada tan fría como analítica –No– argumentó instantes después. Su expresión era inescrutable y su voz parecía carecer de cualquier tipo de emoción –Llegaré al lugar por mi propia cuenta. Se lo he repetido mil veces a tus amigos,  solo quiero saber en donde se encuentra Hakkan y no volveré a molestarles– Lo ultimo que necesitaba era a mas personas en una situación que, francamente, ni ella comprendía del todo…



FAEERIES CAN FIGHT:
avatar
Mensajes : 102

Reliquias : 253

Temas : 1/3


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8524-rosalia-e-labarth-idhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8528-rosa-relationships#73851http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8529-rosa-chronology#73852
Nefilim cazador/a

Volver arriba Ir abajo

Re: Everybody has their issues || Jeremy A.

Mensaje— por Jeremy Aston el Miér Oct 25, 2017 11:07 am

Everybody has their issues
→ Jueves → 22:00 Hrs → El dragón de Jade → Frio

Frunció el ceño al escucharla mientras bajaba lentamente el brazo y metía las manos en los bolsillos traseros del pantalón, estaba haciendo acopio de toda su energía para aguantar las ganas de pegarle un grito y decirle que se largase de allí. Quién se había creído que era? Suspiró y dejó que el frío de la noche lo despejase un poco sin embargo la imagen de su ex jefa diciéndole que ya no iban a contar más con él mientras ordenaba un taco de papeles y ni si quiera le miraba a la cara pasó fugaz por su cabeza y le despertó el mal humor que había arrastrado desde Wall Street.

No tenía ninguna intención de decirle dónde estaba Hakkan, por muy mal que le cayese el lobo y por muchos problemas que estuviese dando ultimamente cualquier "castigo" debía venir de mano de los suyos, pero también veía en los ojos de Rosalía la cabezonería y desde luego que no se iba a mover de allí sin una respuesta.
  - No creo que estés en disposición de ir exigiendo, cazadora. Para mi tienes dos opciones, o vienes conmigo o entramos los dos ahí dentro, les digo quién eres en realidad y vemos si alguno quiere volver a ayudarte alguna vez en la vida... por lo hablar del conflicto que aparecerá cuando Luke descubra que has venido a la puerta de su casa ocultando tu condición de nefilim y preguntando por el lobo más conflictivo que actualmente tenemos en la manada.

Sin esperar respuesta alguna Jeremy echó a andar y se separó de ella varios pasos en dirección contraria a la entrada del Dragón de Jade, parecía un farol pero estaba dispuesto a delatarla si creía que la manada corría peligro y sin duda a ninguno de los licántropos que había aquella noche en la vieja comisaría le haría ninguna gracia la escena. En qué narices estaban pensando ella y todos los cazadores? Es que se había olvidado que él podía reconocerla? Bueno, aquello era más que evidente sino no estarían teniendo aquella conversación.

Cuando había dado cuatro pasos se giró de nuevo hacia ella y la miró con seriedad, aún dolido por la situación y con la desconfianza más arraigada si era posible. No tenía ningunas ganas de aquello, esa noche sólo quería llegar a casa y tomarse algo calentito para después meterse en la cama y regodearse en su miseria... aunque bueno, tampoco era tan mísero pero le apetecía un poco de melodrama después de tanto tiempo siendo fuerte. El problema era que la sensación de decepción había dado paso a la incredulidad al verla allí hablando con Juddy y los demás y toda la frustración que había podido sentir se había transformado en mal humor casi en el acto.

Mientras esperaba una respuesta por su parte la recordó en aquel edificio, con sus runas y su arma golpeando a los aracnes con una determinación exquisita. Aquella noche llegó a sentir cierta admiración por ella, lamentó tener que separar sus caminos e incluso deseó en silencio que volviesen a encontrarse... pero así no, no de aquella forma tan fea, y eso en el fondo también le jodía.
  - Usted decide, señorita Labarth.

avatar
Mensajes : 29

Reliquias : 172

Temas : 3/4

Ver perfil de usuario
Hijo/a de
la Luna

Volver arriba Ir abajo

Everybody has their issues
→ Jueves → 22:00 Hrs → El dragón de Jade → Frio

Algo, no supo decir precisamente el que, pero algo le estaba haciendo pensar a la cazadora de sombras que sus palabras no valdrían de nada. El temple obstinado que reflejaba el licántropo no pareció disminuir en lo mas mínimo pese a que ella se había esforzado en mantener la compostura y dirigirse a el con neutralidad, haciendo gala de la capacidad diplomática que poseía y que podia poner en practica en situaciones de tensión. Le vio suspirar en un profundo silencio, distinguiendo en brillo feroz y tozudo en sus ojos miel, la mirada de alguien que no estaba dispuesto a dar su brazo a torcer con tanta facilidad y mucho menos con explicaciones escuetas, por no decir inexistentes. Sin embargo ante los ojos de la joven ella no tenia porque darle ninguna clase de explicación al lobo  y aunque ese fuera el caso, no podia permitírselo; implicaba exponerse demasiado y desde su llegada a la gran manzana, había aprendido a avanzar con sigilo y cuidado, de modo que nadie reparara en sus características que dejaban en completa evidencia su ascendencia Feerica. Tener la sangre de las hadas corriendo por sus venas y el don del mismísimo ángel era una especie de blasfemia para muchos de sus congéneres, que no repararían en apuntarle con un dedo critico si tenían la oportunidad. Todo lo que ella era y sabia, se lo debía a la clave, y poner en riesgo su posición no era algo a lo que estaba dispuesta.

Escuchó cada palabra con una preocupante neutralidad, aunque la pequeña esperanza que había estado augurando comenzó a apagarse irremediablemente, como una zafra expuesta a una ventisca. Había un significativo tono despectivo en las palabras del hijo de la luna que hasta la persona mas distraída podía ser capaz de notar, y aunque no lo reflejó, aquello le dejó una sensación amarga y desagradable en la boca del estomago. Por unos segundos Rosalía se sintió tentada a darse la vuelta y volverse por donde había venido, ignorando la pequeña irritación que comenzaba a ensombrecer su juicio, pero sabia muy bien que eso implicaría mandar al traste sus esfuerzos.

Asi que, en contra de todo pronostico,  la cazadora de sombras le miro fijamente cuando el lobo se dio la vuelta y procuró hablar sin titubeos –No estoy exigiendo nada, estoy pidiéndotelo como una persona razonable. Se que esto puede verse bastante mal porque sabes que soy una cazadora de sombras pero no he venido en nombre de la clave ni el pueblo mágico, es por eso…– solo ella podia saber que le estaba costando dios y ayuda no sonar tan indignada como se sentía, no porque el licántropo parecía afanado en enterarse de sus razones, si no por la manera en que parecía observarle con una extraña decepción. Podía tolerar que otras personas sintieran desagrado por que ella fuese una mestiza, mas sin embargo, aquella amenaza implícita terminó por derribar su estabilidad –Es obvio que has decidido por mi– argumentó, haciendo una pausa extremadamente larga para digerir lo que le había dicho Jeremy, pero entre mas transcurría el tiempo mas molesta se encontraba.

Se sentía pequeña e impotente sin sus armas, sin su traje de combate y todas aquellas cosas que demostraban que llevaba las marcas del ángel. Pero debió recordarse a si misma que esa también era ella, la chica de orejas peculiares y una mirada ambar imposible por mucho que ella no hubiese elegido ser mitad hada, y aunque no le hiciera sentir orgullosa, no pensaba tolerar que alguien quisiera amedrentarla por ello –¿Sabes que, Jeremy? Puedes hacerlo si quieres, llevarme allí y exponerme ¿Qué precisas conseguir con eso? ¿Qué se den cuenta de lo que soy? ¿Ridiculizarme ante tus amigos? Intentalo entonces, ya ni siquiera se si me importa– Exclamó dando varios pasos hacia adelante, y aquella vez no fue capaz de disimular su indignación –Mi asunto no es contigo ni con tu manada, así que solo planeo darle razones a Hakkan del porqué estoy buscandole. No permitiré que me sugestiones ni mucho menos me amenaces como si tuvieras algún derecho solo porque me niego a responderte algo que no es de tu incumbencia– Siempre se había caracterizado a si misma por no precipitarse a la hora de decir las cosas, pero en ese momento había perdido completamente la compostura. Fácilmente podia haberle contado la verdad, podia haberle hablado de Viena y porque necesitaba hablar con el lobo antes de que su tía volviera a desaparecer de su radar, pero de por si era un secreto demasiado intimo del que nunca se había planteado hablar con nadie y el hecho de que quisiera persuadirle a hacerlo no mejoraba en absoluto las cosas.



FAEERIES CAN FIGHT:
avatar
Mensajes : 102

Reliquias : 253

Temas : 1/3


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8524-rosalia-e-labarth-idhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8528-rosa-relationships#73851http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8529-rosa-chronology#73852
Nefilim cazador/a

Volver arriba Ir abajo

Re: Everybody has their issues || Jeremy A.

Mensaje— por Jeremy Aston el Jue Oct 26, 2017 11:12 am

Everybody has their issues
→ Jueves → 22:00 Hrs → El dragón de Jade → Frio

Aquello le sacó de quicio, todo el esfuerzo que había estado acumulando para no transformarse en lobo y ponerse a destrozarlo todo estalló como un castillo de fuego en su máximo apogeo. En el fondo, muy en el fondo había una vocecita que le gritada de forma ahogada que no descargase la rabia y la frustración contra ella porque en realidad nada de lo que sentía en ese momento era culpa suya y en el fondo, muy en el fondo, él sabía que cualquier otro día incluso se hubiese alegrado de verla y le hubiese divertido la situación. Pero Rosalía había elegido la peor noche para hacer acto de presencia en su puerta y con un Jeremy fuera de control es difícil negociar.
  - Me importa una mierda lo que tengas con Hakkan, ¿es que no lo entiendes? Lo que me toca las narices es que te presentes aquí en mitad de la noche disfrazada rebuscando entre los míos. ¿Es que no eres consciente de lo estúpidamente raro que es esto? Si buscabas a ese imbécil por qué no acudiste a mi y ya está? No prestas atención a las conversaciones o te importó un carajo cuando te dije que era de esta manada? O podrías haberle preguntado a Luke directamente y no me digas que no es posible porque sabes perfectamente que se pasa más tiempo con los tuyos que con nosotros.

Jeremy dejó escapar un diminuto deje de reproche en aquella última frase, nunca dudaba sobre el compromiso y la preocupación que su alfa volcaba en ellos pero en ocasiones incluso él había sentido ciertos recelos hacia los nefilims dados los lazos emocionales tan fuertes que el ex cazador tenía con ellos.
Lo que había dicho era cierto, si Rosalía únicamente quería hablar con Hakkan podría habérselo pedido a Luke, podría habérselo pedido a él pero dado que sólo se habían visto una vez y un reencuentro fortuito era casi improbable la opción de Luke habría sido la mas sensata. Sin embargo allí estaba, al amparo de la noche con un aura enigmática difícil de ignorar y levantando sospechas entre todos. Jeremy no era el único al que no le había hecho gracia su presencia, Juddy también lo había manifestado en su forma de mirarla y eso que ella ni si quiera sabía que era una cazadora.

La noche iba haciéndose paso frente a la vieja comisaría y Jeremy cada vez estaba más cansado, tanto física como mentalmente. Ya no tenía ganas de seguir discutiendo ni de involucrarse en nada esa noche, los ojos ambar de la cazadora brillaban con una furia contenida que sólo amenazaba con estallar en cualquier momento y convertir aquella pelea en algo mucho más grande, y a pesar de todo ambos mantenían un tono razonable por lo que ninguno de los lobos del interior del Jade se había sentido tentado a asomarse para ver qué sucedía.
A Hakkan le gustaba descansar en el puente de Brooklyn, nadie sabía por qué aunque algunos tenían sus sospechas, pero se pasaba largas horas durante la noche en algún hueco abierto que encontrase bebiendo cerveza y fumando. Nunca se había llevado bien con Jeremy, quizá porque le gustaba bastante sacarle de quicio y casi siempre acababan peleándose llegando incluso en alguna ocasión a las manos (o a las zarpas), y aunque nunca había sido nada tan importante como para que Luke se interpusiese había una tensión desafiante entre ambos desde hacía tiempo.
Cuando comprendió que por mucho que dijese, que por mucho que hiciese, Rosalía seguiría terca y no le daría ni si quiera un pequeño respiro para que pudiese entender qué hacía allí se llevó una mano a la cara y resopló cansado.
  - ¿Sabes qué? Haz lo que quieras, Hakkan estará seguramente en el puente de Brooklyn, vete a buscarlo pero lárgate de nuestro territorio y no vuelvas a venir fingiendo ser lo que no eres, nefilim.

En aquel último gesto no trató de bajar la voz ni ser discreto, realmente le molestaba la situación y cargó la última palabra con más desprecio del que hubiese querido o del que ella merecía. Pasó por su lado sin volver a mirarla y entró en el Jade cerrando de un portazo, dejándola fuera en silencio y con el frío ya asentado seguramente en su cuerpo. Nada más cruzar el umbral y dejar aquella puerta como separación entre ellos sus ojos vislumbraron automáticamente a Hakkan, que aquella noche había decidido pasarla entre los suyos y estaba en la esquina más alejada inmerso en una partida de cartas. No sintió remordimiento alguno al ignorar su presencia y hacer como si no le hubiese visto, lo único que quería era que Rosalía se marchase aunque un par de horas después sí se sintió culpable por todo lo sucedido.

avatar
Mensajes : 29

Reliquias : 172

Temas : 3/4

Ver perfil de usuario
Hijo/a de
la Luna

Volver arriba Ir abajo

Everybody has their issues
→ Jueves → 22:00 Hrs → El dragón de Jade → Frio
La fría indignación que había comenzado a apoderarse de ella se transformó rápidamente en una furia impresionante. La sintió envolverla tan de prisa, que fue capaz de notar como la sangre se calentaba en sus venas y comenzaba a erizarle el vello de los brazos, sin advertir apenas que había comenzado a retroceder varios pasos cuando el licántropo explotó contra ella. A decir verdad, no se había sentido lo suficientemente amenazada como para desenvainar la delgada cuchilla que se escondía sigilosamente debajo de su falda, pero fue bastante consciente de ella, como un peso ardiente. No era ingenua como para subestimar las habilidades de un hijo de la noche y agradeció haber procurado llevar al menos una cuchilla aquella noche, incluso si no se había planteado utilizarla en ningún momento, le brindaba cierta seguridad.

La boca le supo a sal y hierro cuando se mordió la lengua, obligandose a si misma a ser lo suficientemente sensata como para no responderle. Su coraza imperturbable había palidecido hasta reducirse a la nada y ahora su expresión denotaba toda la indignación que sentía. ¿Porque se suponía que debía ella depositar su confianza en el? Sabia muy bien que los acuerdos solo eran eso, política y diplomacia; Siempre había existido aquella tensa desconfianza entre cazadores y subterráneos, negados a confiar plenamente en las intenciones del otro. Solo bastaba a que uno de los dos cometiera la mínima acción errática, la mas diminuta equivocación para que toda aquella desconfianza que intentaban disimular se expusiera nuevamente.

Apretó los puños y calló, calló incluso aunque eso supusiera un esfuerzo sobrehumano para ella puesto que hablar dejándose arrastrar por la cólera no le llevaría a ningún lado –Lo tienes garantizando, no volveré– fue lo único que se atrevió a articular, dándose la vuelta cuando el hijo de la luna cruzó velozmente por su lado en dirección al Lobo de Jade. Incluso su postura denotaba lo molesto que estaba y Rosalía permaneció allí, completamente quieta observándole desaparecer por las puertas. Cuando finalmente se encontró completamente sola, dejó escapar ruidosamente todo el aire que estaba conteniendo y se dio la media vuelta, avanzando sin demasiada convicción por la oscurecida avenida en dirección a Brooklyn.  La discusión no le había permitido percatarse de que la noche comenzaba a volverse mas fría con el pasar de el tiempo y para cuando llego a su destino, se impresionó mas por el hecho de que estaba tiritando que la evidente ausencia del licántropo. Resignada tras aquella estafa, se dio la vuelta y se dirigió al instituto de los Lightwood sin mirar atrás, consciente de que necesitaría un nuevo plan y lamentandose en el fondo porque aquel encuentro había resultado tan amargo...



FAEERIES CAN FIGHT:
avatar
Mensajes : 102

Reliquias : 253

Temas : 1/3


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8524-rosalia-e-labarth-idhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8528-rosa-relationships#73851http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8529-rosa-chronology#73852
Nefilim cazador/a

Volver arriba Ir abajo

Re: Everybody has their issues || Jeremy A.

Mensaje— por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
está

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.