02/12 ¡Atención, atención! ¡Aquí os dejamos las noticias recién salidas del horno! ¡Pasaos cuanto antes para echaros un ojo! Seguimos perpetrando maldades...


29/07 ¡Atención, atención! La limpieza por inactividad se realizará a partir de las 22:00 horas en adelante del día 31 de julio. ¡Aprovechad los últimos momentos!


06/06 ¡Atención, atención!¡El Staff os ha preparado una sorpresilla curiosa! ¡Pasaos cuanto antes para echaros un ojo! Seguimos perpetrando maldades...


01/05 ¡Atención, atención! ¡El Staff os ha preparado una nueva Trama Global! ¡Pasaos cuanto antes para echaros un ojo y apuntaros, adoradísimos habitantes del submundo! Las maldades vuelven a comenzar...


30/04 Aun con cierto retraso, el Staff de FdA no se olvida de sus queridos users <3 Así que por San Valentín os hemos preparado una cosita muy especial. ¡No perdáis tiempo y pasaos por aquí!


27 # 30
7
NEFILIMS
7
CONSEJO
6
HUMANOS
4
LICÁNTRO.
10
VAMPIROS
8
BRUJOS
4
HADAS
4
DEMONIOS
1
FANTASMAS

Every day is a chance to change the story ▼ Lena G. Pryot

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Every day is a chance
to change the story
→ 7 de septiembre, 2017 → 11:47 am → Bloque residencial
— 13 días desde el accidente —


Bip, bip, bip, bip. Bip, bip, bip, bip.

Crowley, con los ojos aún cerrados, alza una mano y busca a tientas el teléfono móvil por la mesita de noche. Tantea la tapa del libro que estuvo leyendo ayer por la noche, antes de quedarse dormido, por fin… Tantea la base del vaso de agua… Tantea el pastillero… Tantea las gafas… Y no encuentra más. ¿Y el móvil? Todavía muy dormido, entreabre los ojos y examina la mesita, donde, definitivamente, no está su móvil, aunque éste sigue sonando y vibrando irritablemente por alguna parte cercana a él. Después de incorporarse un poco en la cama, lo encuentra en el suelo, y en su pantalla lee borrosamente: 10:32, Descartar, Posponer. ¿¿Las 10:32?? Apaga la alarma y se sienta en el borde de la cama, inspeccionando el móvil con suma atención.

Seguramente, debería haber apagado instintivamente las alarmas de las 8 y de las 9 y, en el proceso, el móvil se debería haber ido al suelo. O eso espera. No se imagina tirando el móvil con desdén porque la alarma es demasiado irritable, ponga el tono que ponga. Cuando termina de analizar el cachivache y no encuentra ningún rasguño, suspira aliviado. No le gustaría que Daphne tuviese que comprarle uno nuevo, cuando el que posee no tiene ni 10 días; y más porque tuviese un rasguño en la pantalla o en uno de los bordes. Porque sí. Ha visto a la chica refunfuñar casi histérica cuando a varios objetos se les hacía muescas, por pequeñas que fuesen, y prefería comprar otro nuevo e impecable a tener algo mellado. Crow, en estas ocasiones, intenta hacerle entrar en razón, y está orgulloso de poder afirmiar que la mayoría de veces lo ha conseguido… Pero igualmente le es muy cansado tener que discutir por una cosa así.

Las 10:35…”, piensa mientras se levanta de la cama, y nota su pulso acelerarse.

Aunque en realidad es temprano, le gusta tomarse su tiempo por las mañanas. Darse una ducha relajante, prepararse el desayuno con mimo y desayunar con calma, ir a hacer las compras que Daphne le hubiese dejado encomendadas en una nota de la nevera, limpiar el apartamento —si es día de limpieza—, y luego dedicarse a leer o mirar Netflix con los gatos… Porque las prisas le producen ansiedad. Daphne le ha dicho que probablemente sea a raíz del accidente que tuvo, y que por ahora vaya lo más calmado posible, que haga las cosas a su ritmo, que no se fuerce, y que cuando haya pasado un poco más de tiempo, aborde el problema.

Sabe que debería hacerle caso, más que nada porque es quien lo está tratando… Pero si se toma su tiempo para ducharse y desayunar, y luego ir a hacer la compra, se le hará muy tarde, y se le solapará con preparar la comida, y… Más ansiedad.

Toma una gran bocanada de aire, y termina decidiendo mentalmente su plan. Ducharse a ritmo ligero, comprar un café de camino al centro comercal, y volver a casa. No le parece mal. Nada debería salir mal.

***

¿Recuerdas que pensó que nada debería salir mal? Bueno. Son las 11:47 de la mañana. Incluso ha llegado a casa diez minutos antes de lo previsto… Pero se ha dejado las llaves y el móvil dentro del apartamento. Y no, no puede entrar en él, ya ha tenido suerte de poder entrar en el edificio porque justo salía una vecina. No, tampoco puede llamar a Daphne para avisarla. Así que está frente a su puerta, con una bolsa del supermercado a sus pies, y una caja de una tostadora vintage rosa pastel bajo el brazo. Con suerte, Daphne no tardará en venir…

"Gracias por tanto, ansiedad", piensa con sarcasmo.

Saltarse su rutina y andarse con prisas, al final, le ha salido fatal.


avatar
Mensajes : 31

Reliquias : 199

Temas : 4/4


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9243-theres-nothing-left-but-im-not-leaving-crowley-a-ognyanov#80472http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9254-i-say-ya-kill-your-heroes-and-fly-fly-baby-don-t-cry-relaciones-de-crowley#80568http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9252-but-heroes-can-rise-again-and-shine-cronologia-de-crowley#80565http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9259-the-little-sister-the-parabatai-the-mistress-0-3-tramas
Personaje inactivo

Volver arriba Ir abajo

Every day is a chance
to change the story
7 de septiembre, 2017 — 11:47 am — Bloque residencial
→ San Antonio, Texas. 5:50 a.m.

Joe Abraham Jones era un hombre con el espíritu cansado.

Había trabajo casi toda su vida por un salario miserable, había perdido su único hijo por una guerra creada por la avaricia de unos pocos y ahora su esposa, aquella con la que había compartido sus angustias, lo abandonaba también. Los doctores habían dicho algo acerca de sus pulmones, que se habían llenado de líquido o algo. Él no era capaz de comprender sus palabras elegantes, pero si estaba seguro de algo. Cansado, estaba tan cansado. Cerrando la puerta tras él, Jones se quitó el sombrero y le echó una mirada a la casa que en esos momentos se sumía en un doloroso silencio. La soledad dándole la bienvenida a su nueva vida, invitándolo a hundirse en su miseria. Secándose las lágrimas con un torpe movimiento, se dirigía a comenzar sus labores en la granja cuando sintió un dejo de sándalo y jazmín en el aire. Se le heló la sangre cuando a su memoria llegó el nombre que se había jurado olvidar.

Lamento tu pérdida, Jones. — su voz, suave y delicada, no había cambiado ni un ápice; pero claro, ella jamás cambiaría. Tragando con dificultad, Joe se giró hacia la salita y cuando sus ojos lograron adaptarse a la oscuridad reinante, pudo distinguir claramente su figura sentada en el extremo del sillón. — Erika Weilmern. — Cuando la tenue luz de la lamparita de mesa se encendió, confirmó que ella seguía tan hermosa y jóven como la recordaba. Su presencia era un completo opuesto en la humildad de su hogar, el bonito azul oscuro de su vestido rompiendo contra el verde gastado de un sillón perteneciente a una era ya olvidada. En sus manos descansaba un ramo de lirios blancos… Las flores favoritas de su esposa. — Sabes a lo que vine, Joe. Dime donde está y te daré lo que tanto deseas. — Nada en ella había cambiado, ni siquiera su deseo de encontrarlo al parecer. Pero donde hubo lealtad, ahora solo quedaban recuerdos borrosos de un orgullo perdido. — Te prometo que no habrá dolor. Seré rápida. — Ya no hizo un intento de alejar las lágrimas que surcaban sus mejillas; dios, ni siquiera notó que su sombrero ahora descansaba en el raído suelo bajo sus pies. Solo fue consciente que esta vez aquellas lágrimas ya no eran por el luto de su fallecida esposa, ni tampoco eran por miedo a lo que iba a suceder en unos momentos más. Eran, porque dentro de él, donde su agotada alma se escondía… deseaba con todas sus fuerzas lo que aquella bruja le ofrecía.


{***}

→ XX, New York. 11:47 a.m.

Ahogando un bostezo con su mano, la Dra. Pryot subía lentamente la escalera cargando despreocupadamente sus tacones en su mano derecha. Era visible por las oscuras marcas bajo sus ojos que no había pasado una buena noche de sueño y necesitaba desesperadamente una ducha, pero al menos parecía animada. En sus labios se curvaba una sonrisa satisfecha y en su bolso se encontraba una pequeña nota con una dirección. Nada muy importante para quien lo leyese, pero para ella significaba progreso.

Llegó a su piso con más rapidez de lo que había esperado, buscando con su mano libre las llaves de su departamento, Lena se topó de frente con una figura familiar. Aquel día acabada de mejorar notablemente, al parecer. Cuando alcanzó sus llaves al fin, la doctora se detuvo frente a su puerta y se quedó mirando a su vecino unos segundos hasta que lo saludó sin más. — Buenos días. — dijo sonriente, rebuscando entre sus llaves por aquella que abriría su puerta. Pocas palabras había podido cruzar con aquel muchacho de mirada oscura desde que había arrendado el departamento a un lado del suyo, aunque era a la chica a la que le había podido sacar algo más que un "hola" de paso.— Mañana difícil, ¿eh? — comentó en un intento de atinarle a la razón de porqué seguía frente a su puerta con el rostro abatido. Su opción más segura era que se le habían olvidado las laves o que su novia había decidido dejarlo puertas afuera. Logrando al fin abrir la entrada de su "hogar", la doctora se dirigió a él nuevamente.—  Si gustas puedes esperarla en mi departamento, estarás más cómodo aquí adentro que sentado en el pasillo.— A pesar que el gesto desinteresado de Lena podría pasar por amable, sus intenciones distaban mucho de eso. Su curiosidad la llevaba a abrir las puertas de su nuevo hogar a un muchacho practicamente desconocido, pero claramente no era ella quien podría estar en peligro como muchos podrían creer. Era él quien debía sopesar aquella opción con cuidado, puesto la trampa había sido tendida frente a él. Y aquella bruja con mirada amable muy pocas veces perdía a una presa.



avatar
Mensajes : 32

Reliquias : 0

Temas : 3/3

Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9248-fire-in-her-eyes-lena-s-id#80528http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9265-lightning-in-her-soul-lena-s-rs#80685http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9264-chaos-in-her-bones-lena-s-cr#80684
Personaje inactivo

Volver arriba Ir abajo

Every day is a chance
to change the story
→ 7 de septiembre, 2017 → 11:47 am → Bloque residencial
— 13 días desde el accidente —


Así que ahí se queda, pasmado delante de la puerta con la bolsa de la compra y la caja de la tostadora junto a sus pies, mientras se repite un par de veces más un: «Con suerte, Daphne no tardará en venir»; pese a saber que necesitaría mucha, mucha, mucha suerte para que su esperanza se cumpla. Daphne suele ser una tardona.

En un acto instintivo, se lleva la mano izquierda al bolsillo del pantalón donde suele guardar el móvil, aunque sabe que se lo ha dejado en el apartamento, junto a las llaves. Siente la ausencia de sus pertenencias cuando pasea ligeramente los dedos por el bolsillo vacío, meditabundo. No puede permitir que la ansiedad empiece a corroerle hasta dejarlo hecho una pasta de lamentaciones y tembleques. Debe afrontarla. Debe… Debe…

Ogh, no. —Murmura por lo bajo cuando toda la tensión de su cuerpo hace que se le atenace el estómago, y le empiecen a temblar los hombros, los dedos. Prácticamente es capaz de escuchar un crack en su interior. Pero lo que sí escucha de verdad son los latidos de su corazón, que juraría que late desacompasado, y eso le alarma aún más.

En un movimiento robótico, se da la vuelta y apoya la espalda contra la puerta, para acto seguido abrazarse el abdomen suavemente. Lo del corazón no será nada. Es cosa de la ansiedad, que es así de maja ella. Primero debe recuperar el control de su respiración….

Inspira… Expira… Inspira… Expira… Inspira… Vale… Va… Veamos… 5 cosas que puedas ver, Crow… Ahm… La planta que hay frente al ascensor; el ascensor; la caja de la tostadora; la bolsa de la compra; esa mancha negra en el suelo… Bien, bien. Ahora, las cuatro cosas que siento o puedo llegar a tocar… Hm… Las gafas resbalando por mi nariz... La camiseta contra mi piel… El cabello rozándome la nuca… ¿C-cuántas cosas llevo…? Tres, vale… Ahm… La cuarta es el pomo de la puerta…”, piensa mientras enreda los dedos en el pomo de la puerta. Está frío en contacto con su piel, y eso le produce un ligero escalofrío. “Escucho los coches de la calle; la ligera música de un vecino; ¿un zumbido que quizás es del ascensor?... Huelo a…”.

Aún le falta pensar en dos cosas que puede oler y una que puede saborear, cuando aparece su vecina. Parpadea un par de segundos, confuso. No se imagina cómo se debe ver desde fuera. ¿Cómo un cachorro de gato perdido y asustado? ¿Cómo un maniático? Prefiere la primera opción, todo sea dicho. Pero en fin. Todo el autocontrol que poco a poco ha estado construyendo en estos últimos minutos, le alerta con darse a la fuga airosamente.

Oh, buenos… Buenos días. —Le responde con un intento de sonrisa tras carraspear. Acto seguido se sube las gafas de pasta negra hacia arriba de la nariz. En realidad, ¿por qué demonios las lleva ahora, si ni las necesita? Ni siquiera está Daphne para mirarlo. En fin. Termina quitándoselas con cuidado, y las deja colgando del cuello de su camiseta, mientras mira a su vecina hacer. Se llama… ¿¿Cómo se llama?? Demonios…—. Ah… No… No quisiera molestar, en realidad, pero aceptaré la oferta; muchas gracias. Necesito un poco de agua fría y usar el baño… —le dice educadamente, a media voz.

Entonces se agacha para recoger la caja, que se coloca bajo el brazo, y toma la bolsa de la compra por las asas, y se dirige hacia dentro del apartamento con su vecina. A decir verdad, Daphne apenas le ha hablado de los vecinos del bloque, exceptuando de unos que, antes de que ella tomase la decisión de insonorizar su piso al completo, escuchaba cada día y cada noche gemir como locos. Por lo visto, ya no están en el piso, o eso cree, porque claro, ya no es capaz de escuchar sus juergas.

Gracias por la cortesía, de verdad. ¿Dónde puedo dejar las compras? Oh, me llamo Crowley, por cierto. Encantado. —deja ir en una leve risa nerviosa.


avatar
Mensajes : 31

Reliquias : 199

Temas : 4/4


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9243-theres-nothing-left-but-im-not-leaving-crowley-a-ognyanov#80472http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9254-i-say-ya-kill-your-heroes-and-fly-fly-baby-don-t-cry-relaciones-de-crowley#80568http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9252-but-heroes-can-rise-again-and-shine-cronologia-de-crowley#80565http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9259-the-little-sister-the-parabatai-the-mistress-0-3-tramas
Personaje inactivo

Volver arriba Ir abajo

Every day is a chance
to change the story
7 de septiembre, 2017 — 11:47 am — Bloque residencial
Cuán irónica era la vida, pensaba en sus adentros Lena sin borrar de sus labios la perfecta sonrisa que allí se curvaba. Él, un hombre capacitado para superarla en fuerza física y lo bastante alto como para intimidarla, pero allí se encontraba... amable y casi dulce en sus maneras. Y ella, jugando el papel de ser la perfecta vecina, cuando en realidad lo estaba lentamente posicionando para poder jugar al titiritero a gusto. Casi se sintió mal al escuchar su respuesta. Casi...

No hay problema, siéntete como en tu hogar. — le dijo, haciéndose a un lado para dejarlo pasar. Ella lo siguió, dejando las llaves en una pequeña mesita a un lado de la entrada y abriendo el diminuto armario frente a esta donde dejó sus tacones y colgó su abrigo.— Déjalas aquí en la entrada si gustas. Yo tiendo a hacer eso para que no se me olvide nada antes de salir.— agregó con una sonrisa culpable, admitiendo su supuesta mala memoria. Haciendo ingreso al fin a la sala principal, Lena ni siquiera se tuvo que cerciorar de que todo estuviese ordenado puesto el lugar estaba impoluto desde el día en que se había instalado. De un estilo sobrio y minimalista, el departamento completo estaba decorado con una gama de blancos marfil, beige y grises pálidos, maximizando la limitada luminosidad que recibía de los ventanales. El único foco de color vibrante que había en el lugar era un ramo de rosas que decoraba una mesita arrimada a un rincón. Todo parecía salido de una revista.  Solo que el elemento que parecía destacar sin querer era la falta de cosas personales. Fotos, diplomas, la falta de ellos denotaban un hogar vacío. Casi como de una habitación de hotel.

Ya libre de la cosas que ocupaban sus manos, la bruja se dirigía hacia la cocina mientras respondía.— Un gusto igualmente, Crowley, soy Lena. Y pierde cuidado, que para eso estan los vecinos. Eso, si no cuentas el hecho que parece que están ahí solo para despertarte con sus pisotones cada fin de semana. Te lo juro, pienso que la señora del piso superior está tomando clases de flamenco cada sábado. — se quejó, confidente.— ¿Te gustaría una taza de café? — le ofreció, poniendo a calentar algo de agua y colocando en la encimera dos tazones. Fue rápida en llenar su máquina de café y mientras esta preparaba su tan necesitado brebaje, ella se dirigió al frigorífico y comenzó a sacar lo que se convertiría en su desayuno.— Sé que no es hora de desayuno, pero necesito algo de tocino y huevos. No comienzo bien mis mañanas sin ellos. — Dejando las cosas a un lado de la cocina, apuntó la barra que servía de división en su cocina.— Toma asiento donde gustes. — barboteó en su búsqueda por sus sartenes. No pasó mucho tiempo antes que el acaramelado aroma del café comenzó a llenar el ambiente, siendo seguido del tocino y su quedo crepitar en la sartén.

Lena, centrada en su revolver y mover no se giró hacia su nuevo invitado, pero de igual manera se dirigió nuevamente a él.— ¿Estuviste esperando mucho tiempo fuera de tu departamento? — Nada más que los sonidos de la cocina los interrumpía, además de los ocasionales barboteos de la ciudad que parecía lejana dentro de aquel departamento.



avatar
Mensajes : 32

Reliquias : 0

Temas : 3/3

Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9248-fire-in-her-eyes-lena-s-id#80528http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9265-lightning-in-her-soul-lena-s-rs#80685http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9264-chaos-in-her-bones-lena-s-cr#80684
Personaje inactivo

Volver arriba Ir abajo

Every day is a chance
to change the story
→ 7 de septiembre, 2017 → 11:47 am → Bloque residencial
— 13 días desde el accidente —


Tal y como su anfitriona le sugiere, deja con cuidado las bolsas y las compras en la entrada, junto a la puerta, procurando que no molesten ni obstruyan el paso, y entonces se pasa las manos suavemente por la parte de los muslos de sus pantalones, como secándoselas. Está un poco nervioso, pero a la vez la sensación le hace sentir… ¿vivo, despierto? Por suerte, la ansiedad se ha ido apaciguando hasta ser bastante llevadera, un eco lejano, y el carácter amable de su vecina ha ayudado muchísimo. No le cuesta imaginarse su reacción si, en vez de alguien amable, se hubiese cruzado con alguien borde que le hubiese dejado con una mala mirada y un mal comentario. Aunque no le extrañaría tal reacción de alguien de la gran ciudad, igualmente la falta de simpatía le hubiese dolido. Y eso le hace preguntarse si, antes del accidente, era así de sensible.

Ya… Muchas veces también hago esto de dejar las cosas junto a la puerta. Pero mira… Igualmente, hoy me he dejado las llaves y el móvil —suspira con una sonrisa resignada, mientras se pasa una mano por sus rizos. Intenta sonar un poco más despreocupado, porque no quiere parecer que solo sabe lamentarse de las malas experiencias. Se acerca poco a poco donde ella está—. Eso de ir con prisas no es lo mío… Algún día terminaré saliendo en pijama a la calle o algo —se ríe, ahora sí sacando más hierro al asunto que antes.

El piso le parece realmente precioso y agradable. El esquema de colores, los elementos en armonía con sí mismos… parece formar parte del catálogo de una revista. El piso de Daphne es ligeramente similar, aunque en el patrón de colores se añaden tonos pastel como el rosa y el azul, incluso el amarillo, y hay más elementos personales por aquí y allí. Aunque a muchas personas la falta de elementos personales en las viviendas, o el estilo minimalista en sí, les parece que proporciona un entorno frío, a Crowley no le desagrada. Para él, la mayoría de casas con acogedoras, y más si tienen café, alguna manta y un buen libro.

¿Oh, vaya, en serio? —se ríe por la broma de la vecina del flamenco—. Yo, por suerte, no tengo estos problemas… Daphne insonorizó el piso hace tiempo y nunca escucho nada. No sé si fue porque decía que había unos vecinos que exteriorizaban demasiado lo bien que se lo pasaban teniendo sexo… O algo así me comentó… —se le notaba ligeramente tímido al contarlo. Había escogido bien las palabras, pues decir directamente “se lo pasaban bien follando” le parecía maleducado, dada la falta de confianza con Lena—. Hace poco que he comido algo, pero café está bien. Aunque si tienes leche vegetal sería ideal, sino me lo puedo tomar solo sin problemas. —Respondió con una sonrisa amable, y tomó asiento en uno de los taburetes centrales de la barra que separa la cocina. La mira hacer, sumido en un silencio cómodo, mientras el olor a café empieza a inundar la estancia. En algún momento se pasa el dedo índice por el puente de la nariz con aire pensativo, como si intentara recolocarse unas gafas que no lleva, y solo vuelve a hablar cuando le pregunta—. Ah, no, para nada, hacía unos minutos que acababa de entrar. Me crucé con una persona que salía del edificio y pude pasar sin llamar a nadie, así que al menos no estaría en la calle cargando con todo. El problema era cuándo volvería Daphne… Aunque siempre intenta venir temprano, al final siempre termina llegando cuando cae la noche… Pobrecita, le hacen trabajar mucho al final… —suspira resignado. Es consciente de lo joven que es Daphne y, aún así, de lo buena que es en su trabajo y de cómo consigue tirar su piso, a él, y su nivel de vida adelante tras horas y horas extra en el hospital. Carraspea ligeramente—. El café huele estupendamente —añade con una sonrisa benevolente, mirándola.


avatar
Mensajes : 31

Reliquias : 199

Temas : 4/4


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9243-theres-nothing-left-but-im-not-leaving-crowley-a-ognyanov#80472http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9254-i-say-ya-kill-your-heroes-and-fly-fly-baby-don-t-cry-relaciones-de-crowley#80568http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9252-but-heroes-can-rise-again-and-shine-cronologia-de-crowley#80565http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t9259-the-little-sister-the-parabatai-the-mistress-0-3-tramas
Personaje inactivo

Volver arriba Ir abajo

Contenido patrocinado
está

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.