07/08 - Estimados habitantes del submundo. ¡Aquí tenéis las noticias con las actualizaciones/nuevas propuetas/ideas del foro! ¡Pasaos cuanto antes a echar un ojo!


10/06 - Estimados habitantes del submundo. Ahora tenéis una forma de llevar el recuento de las habilidades especiales de vuestras armas. ¡Sólo tenéis que pasaros por este tema para tener al día el tiempo que os queda hasta la próxima recarga! ¡Pasáos cuanto antes!


04/06 - Estimados habitantes del submundo. Como habréis comprobado, la raza de los nefilim vuelve a estar abierta para todo el mundo <3 Y aunque aún no ha habido actualización de noticias... ¡no desesperéis! ¡Que antes de lo que podáis pensar estarán en vuestra bandeja de entrada ardiendo con el fuego celestial!


31/03 - Estimados habitantes del submundo. Como habréis comprobado, la raza nefilim tiene las letras en rojo en el censo del tablón. Eso indica que, hasta nuevo aviso, la raza está temporalmente cerrada por sobrepoblación. Sin embargo, antes de llevaros las manos a la cabeza definitivamente, esperad a tener un nuevo aviso por nuestra parte, pues estamos sopesando algunas cositas. ¡Un saludo! <3


07/03 - ¡¡Queridos habitantes del submundo!! ¡Aquí llegan las últimas noticias del foro! ¡Leedlas atentamente y no perdáis ni un solo detalle!


27/02 - ¡¡Queridos habitantes del submundo!! Queremos anunciaros que la limpieza de este mes de febrero se realizará entre los días 02 y 03 de marzo, para que tengáis tiempo de poneros al día. Así mismo, estimaremos que las noticias del mes saldrán esta misma semana, aunque sabemos que ya vamos con imperdonable retraso. ¡Perdón por las molestias y gracias por vuestra atención!


38 # 40
23
NEFILIMS
5
CONSEJO
11
HUMANOS
9
LICÁNTRO.
9
VAMPIROS
12
BRUJOS
5
HADAS
3
DEMONIOS
1
FANTASMAS

I did something bad

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

I did something bad

Mensaje— por Aiden E. Blake el Dom Nov 12, 2017 2:42 am

I did something bad
→ Insituto de NY/Casa Unifamiliar White → Por la noche

Se le había hecho tarde. A pesar de que habían quedado en que él iría a visitarla esa misma noche, Aiden no había podido librarse de las tareas de cazador, ni siquiera durante el turno previo a la hora en que debería estar en camino hacia la casa de Winter. El patrullaje había tardado más de lo que esperaba, además de que el cazador que cubriría el segundo turno se retrasó, haciendo que Aiden se tuviera que quedar esperando más tiempo del que había calculado. Le había enviado un mensaje a Winter avisándole que llegaría algo tarde por la noche y que no llegaría para la cena, pero al menos si estaría para el almuerzo al otro día. Aiden no era alguien quien se caracterizara precisamente por ser puntual, pues tenía la mania de llegar o muy sobre la hora, o pasados unos minutos. Pero no con Winter, con ella no quería llegar tarde. Aún así, esta vez no había tenido más opción. Pero al menos le había avisado, se repetía el muchacho intentando no sentirse mal por ello.

Al regresar al Instituto, el cazador pasó por su habitación a ducharse y a preparar una pequeña mochila con las cosas que necesitaría para pasar la noche en la habitación que la Inspectora había preparado para él en su casa, gesto que no solo le había enternecido, sino también afianzado el cariño que ya le tenía. Intentó no perder mucho tiempo y volvió a salir como una ráfaga por las enormes puertas, con las llaves de la motocicleta en mano y la mochila colgada en el hombro.

Ya había pasado la media noche y a medida que el muchacho se alejaba de aquella parte de Nueva York que nunca parecía dormir, las calles comenzaron a estar cada vez más vacías. Todos los coches que veía se encontraban parados y estacionados en los laterales y por lo demás, Aiden iba totalmente solo. Y aún seguía llegando tarde.

Un semáforo le hizo detener el paso y la motocicleta fue reduciendo la velocidad hasta parar justo detrás de la línea. El silencio era casi sepulcral. Aiden miró a su alrededor. Las luces de las casas y los edificios se encontraban apagadas, las mismas luces de la calle eran tan tenues que apenas podía verse con claridad entre la oscuridad, no parecía escucharse nada o nadie en metros a la redonda y su mirada sobre lo que le rodeaba parecía estar buscando posibles testigos que presenciaran aquella idea que estaba comenzando a aparecer en su cabeza.

Aiden no podía contar la cantidad de veces que había roto las leyes de tránsito por la noche. Ninguna había sido realmente intencional, incluso, a pesar de sonar como una excusa barata, de igual forma tampoco se había dado cuenta en el momento, pues seguramente estuviera concentrado en algo más importante. Pero esta vez si fue intencional. No había absolutamente nadie. No quería llegar tan tarde a la casa de Winter y no quería despertar a nadie al llegar. Y además, estaba cansado. Así que se fijó una última vez que no hubiera nadie y aceleró, cruzando la calle con la luz del semáforo aún en rojo.

Cuando la casa de Winter comenzó a hacerse visible, el cazador sintió un tremendo alivio, aunque lo primero que noto desde afuera fue que todas las luces de adentro estaban apagadas. Frunció los labios y se dijo que entraría directo a su habitación, pues Winter ya se la había mostrado antes y le enviaría un mensaje avisándole que había llegado. Con suerte solo se despertaría para leerlo y luego continuaría durmiendo.

Dejó la motocicleta afuera y caminó hacia la puerta de la casa. Tocó un par de veces, intentando no hacerlo muy fuerte, sino más bien con la intención de que si de casualidad alguien estaba despierto del otro lado, le evitara tener que enviarle otro mensaje a Winter. Sin embargo nadie respondió, pero al girar el pestillo de la puerta se encontró con que estaba abierta. El cazador decidió entrar, a la vez que sacaba su teléfono celular para seguir con el plan que había pensado. Cerró la puerta detrás de si y había abierto la aplicación de los mensajes, haciendo que la luz del aparato fuera lo único iluminando dentro del salón, cuando escuchó un par de pasos y al levantar la cabeza vio una silueta en la oscuridad.



Picspam de la Fairy On Fire:


avatar
Mensajes : 245

Reliquias : 1858

Temas : 7/7


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8783-aiden-blakehttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8833-relaciones-de-aiden#76504http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8825-cronologia-de-aiden
Nefilim cazador/a

Volver arriba Ir abajo

Re: I did something bad

Mensaje— por Winter J. White el Jue Nov 16, 2017 5:23 pm

I did something bad
→ Casa Unifamiliar White → Por la noche
Winter tiró el móvil en la cama, negando una y otra vez con la cabeza. ¿Qué demonios había hecho esta vez? En un gesto de evidente frustración se pasó las manos por la cara hasta rozar sus hebras doradas, ¿alguien le podía explicar por qué Ross estaba tan raro? Estaba… distante, como si el mero hecho hablar con ella le ocasionara pereza: Monosílabos, resoplidos y silencio tenso. Y sí, era consciente que a esas alturas debería estar curada de espanto, que no era la primera vez que desaparecía. Pero ese era el caso, Winter sabía que Rossem era de meditación profunda y que se metía en sí mismo para preservar la cordura, pero ahora no había nada que cavilar. Cuando se había enterado de la existencia del mundo de las sombras había estado una semana encerrado en su casa, sin coger el teléfono, sin responder mensajes… pero es que ahora sí le estaba respondiendo y mal, siendo precisos.

Por tercera vez consecutiva en esa semana trató de hacer memoria, recordar hasta el mínimo ademán, expresión, palabra que pudiera haberlo ofendido o irritado, no obstante, no halló pista alguna. Con un resoplido volvió a tomar el pequeño aparato para enviarle un mensaje a Aiden y preguntarle si le faltaba mucho para que llegara, no obstante, para su sorpresa el cacharro vibró iluminandose y notificando un nuevo mensaje de “Aidenuchi Puchi Muchi”. Trazó una sonrisa mientras desbloqueaba la pantalla y entraba a la aplicación de mensajería. La alegría duró apenas unos segundos, hasta que leyó que él iba a llegar tarde. Hizo una mueca interrogante al mismo tiempo que alzaba ambas manos. ¿Qué le había hecho a Raziel para que le sucedieran estas cosas?

Suspiró sonoramente, saliendo de su dormitorio y topándose de lleno con Alana, quien llevaba un refresco en una mano y en la otra una bolsa de snacks. La inspectora White y la joven se miraron fijamente, hasta que la primera se empezó a reír escandalosamente. Alana parecía un cachorrito al que habían descubierto mordiendo el bajo del sofá, supuso que la castaña no esperaba que ella decidiera salir de la habitación en ese preciso instante. - No veas películas de miedo, Alanis.- Murmuró acariciándole el cabello suavemente antes de seguir su camino. Con el suceso que había vivido, no era buena que viera ese tipo de films. Se le había antojado té frío con limón y si su memoria no fallaba, esa misma mañana había visto que quedaba una botella en la nevera. Llegó hasta la cocina y abrió el refrigerador, vislumbrando al instante dicha botella y alcanzándola en un movimiento decidido, escaneando inconscientemente el resto de alimentos que había en la repisa inferior. No fue hasta que volvió a centrarse en la botella que reparó en la fabulosa caja de Cookie Dough. ¿De quién era eso? Ella no lo había comprado... No supo cómo acabó sentada al lado del horno encendido, bebiendo té frío y leyendo Jane Eyre. El reloj del recibidor sonó, dando las diez y recordándole que las galletas ya estaban listas. Esperó a que se enfriaran y puso una docena en una pequeña bandeja dorada, que luego subió al dormitorio de Alana. Allí estaba ella, viendo Netflix tumbada en la cama. Sus brillantes ojos verdes se clavaron en ella con curiosidad, pero en cuanto vio la bandeja entendió a que se debía la interrupción.

Tampoco supo como acabó en su balcón con el telescopio que ella misma le había comprado a Aiden, observando las estrellas con la fascinación de quien es testigo de la belleza del universo. Todas las luces de las casas estaban apagadas y la única luz procedía de las farolas que alumbraban la pacífica calle y de la luna, cosa que hacía posible observar los pequeños puntos brillantes que decoraban el firmamento como miles de diamantes descansando en la más tersa y bella seda negra. Un ruido a lo lejos la hizo dejar de contemplar el cielo para enfocar toda su atención a una luz a lo lejos, parecía una moto. Una idea cruzó su mente, tomó el telescopio y lo ajustó hasta distinguir la figura del cazador en el semáforo que había en la entrada de la pequeña urbanización . Estaba en rojo, así que conjeturó que tardaría un poco más mientras esperaba a que el verde le diera paso. Pero no fue así, su mandíbula cayó mientras era partícipe de la falta a las normas viales. ¡¿Pero es que no la había escuchado el otro día?! ¿Ya se le había olvidado la multa que le había puesto a aquel alocado al que habían seguido?

Se puso la bata de seda rosa pastel que su hermana le había comprado en su último viaje a París y salió en su búsqueda con un retorcido plan en mente. Esperó agazapada en las sombras de la escalera hasta que después de escuchar el ruido del motor cesar, la puerta principal se abrió revelando a Aiden. El muchacho se adentró en el salón, probablemente para mandarle un mensaje a quien creía que estaba durmiendo plácidamente. - Con que saltándote semáforos...- Dijo muy seria dando un paso hacia delante, dejando que la luz de luna que se colaba por la ventana la alcanzara e iluminara su serio rostro.





:


Gracias Chiaruchi, eres mi bruha favodita ♥️

:

avatar
Mensajes : 692

Reliquias : 2271

Temas : 13/13.


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8166-winter-j-whitehttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8193-winter-s-lovers-nah-just-be-my-friendhttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8288-tempus-fugit-winter-s-chrono?highlight=winter
Mundano/a, sin la Visión

Volver arriba Ir abajo

Re: I did something bad

Mensaje— por Aiden E. Blake el Sáb Nov 18, 2017 2:30 am

I did something bad
→ Insituto de NY/Casa Unifamiliar White → Por la noche
–Winter– Fue lo primero y lo único que pudo decir en ese primer instante, quedándose completamente petrificado y con los ojos muy abiertos como un animal asustado. Su teléfono, aún apoyado con la pantalla hacia arriba sobre su mano, brilló solamente por un par de segundos más antes de volver a apagarse automáticamente, haciendo que toda la sala volviera a sumirse en la oscuridad total, salvo por la tenue luz blanca que entraba por una de las ventanas y que bañaba parte del rostro de Winter dando un aire tenebroso. No era la primera vez que la veía mirar a alguien con una seriedad fulminante, pero si era la primera vez que lo miraba a él así. Fue entonces cuando comprendió el poder que realmente tenían aquellos ojos azul zafiro y no le hubiera extrañado en lo absoluto que alguien no pudiera sostenerle la mirada. Él no pudo hacerlo. Y no estuvo seguro si fue por miedo, pues sabía que no debía temerle, no siendo ella alguien tan especial para él y viceversa, supuso o si fue por vergüenza. Sabía que lo que había hecho había estado mal y lo había hecho a posta. Bajó la mirada hacia la alfombra delante de sus pies, mientras guardaba su teléfono de regreso en el bolsillo y usaba su mano libre para rascarse el cuello en un gesto nervioso ¿En que había pensado? ¿Saltarse una ley de tránsito cuando vas de camino justamente a la casa de un agente de policía? ¿Se podía ser acaso más tonto? Se la había buscado, definitivamente.

El muchacho no supo que decir. Las palabras se le mezclaban en la cabeza al punto de no permitirle decir ninguna. No tenía forma alguna de explicarse sin que pareciese una excusa pobre, pero al menos podía dar a entender que no había tenido malas intenciones y supuso que eso Winter ya lo sabría de todas formas –Yo.. – Comenzó –Lo siento. Solo quería llegar rápido– Murmuró al tiempo que volvía a bajar su brazo, uniendo sus manos al frente al tiempo que jugueteaba con las llaves de su motocicleta. Sus labios volvieron a separarse levemente, como si hubiera estado a punto de decir algo más. Sin embargo guardó silencio. No quería decir que nunca más se pasaría una luz roja, pues ya lo había hecho antes y sabía que de ser necesario, lo haría de nuevo. Y entonces se dio cuenta ¿Cómo demonios sabía ella que se había pasado un semáforo? ¿Habría cámaras en la calle por la que paso? ¿Winter podría ver esas cámaras desde su casa? ¿O tal vez le habían informado desde la comisaria? –Espera ¿Cómo sabes que me salté un semáforo? – Preguntó volviendo a alzar la vista, elevando una ceja con curiosidad.


Picspam de la Fairy On Fire:


avatar
Mensajes : 245

Reliquias : 1858

Temas : 7/7


Hoja de personaje
Inventario:
Ver perfil de usuario http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8783-aiden-blakehttp://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8833-relaciones-de-aiden#76504http://www.cazadoresdesombras-rpg.com/t8825-cronologia-de-aiden
Nefilim cazador/a

Volver arriba Ir abajo

Re: I did something bad

Mensaje— por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado
está

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.